You are on page 1of 0

143 Algunos ret os de la invest igacin de las migraciones

Volumen 62 Nmero 699-700


eca
Est udios Cent roamericanos
Coment arios
Algunos ret os de la
invest igacin de las
migraciones. Reflexiones
desde Cost a Rica
Carlos Sandoval Garca,
Universidad de Costa Rica
Esta contribucin procura identificar al gunos
retos de la i nvesti gaci n de las mi graci ones.
Se trata de sealar, desde las i n vesti gaci ones
en curso, i nsumos teri cos y experi enci as de
contacto personal con comuni dades de emi -
grantes, las necesi dades del conoci mi ento y
los desaf os ti co-pol ti cos. En parti cular, se
discuten cuatro retosprincipales. El primero es
la necesidad de profundizar el anlisisentre los
procesos de reestructuraci n de la econom a
y las di nmi cas mi gratori as. El segundo es
la necesi dad de pensar una ci udadan a ms
all de la naci onali dad. El tercero remi te a la
i mportanci a de reconocer la formaci n de un
tercer espacio entre lascomunidadesemigran-
tes, es deci r, un espaci o donde las personas
no se reconocen como parte de la soci edad
de procedenci a, ni como parte de la soci edad
de desti no. En cuarto lugar, hay que explorar
la consti tuci n de las subjeti vi dades en los
contextos mi gratori os. En otras palabras, se
trata de explorar losretosen loscamposde la
econom a, la pol ti ca, la cultura y la subjeti vi -
dad.
1. La emigracin como fact or est ruct u-
ral
Hasta hace poco, la emi graci n era consi -
deraba como un asunto de mi nor as; sus
protagoni stas era reconoci dos i ncluso como
mi nor as tni cas , como si las mayor as no
tuvi esen etni ci dad. Buena parte de la di scu-
si n se concentraba en descri pci ones demo-
grfi cas, si empre i ndi spensables, pero que,
tarde o temprano, dejaban la i nterrogante de
cmo i nsertar los datos en una perspecti va
i nterpretati va de mayor alcance. Una de las
conclusi onespri nci palesde la i nvesti gaci n es
que la emigracin se ha vuelto una dimensin
estructural de la soci edad contempornea.
La ci rculaci n de mano de obra se i ntegra en
los ci rcui tos transnaci onales de acumulaci n
y consti tuye un rasgo estructural del si stema
global ( Robi nson, 2003, p. 270) .
pp.143-149