You are on page 1of 0

3 1 5 Cunto cambio requiere la paz?

Volumen 62 Nmero 701-702


eca
Estudios Centroamericanos
Comentarios
Cunto cambio requiere
la paz? Las experiencias
de El Salvador y
sus enseanzas
Heidrun Zinecker*
1 . Peacemaking: el caso modelo de El
Salvador
Con los A cuerdos de Paz de Chapultepec,
rmados el 16 de enero de 1992 por el
G obierno de El Salvador y el FM LN, se puso
n a doce aos de guerra civil; una guerra
que se cobr la vida de 75, 000 vctimas,
es decir, el 1. 4% de la poblacin de aquel
entonces. Esta cifra corresponde a una tasa
anual promedio de 139 homicidios por cada
100, 000 habitantes. A ttulo de comparacin:
en G uatemala, donde, en nmeros absolutos,
el conicto armado dej 150, 000 muertos,
es decir, el doble, pero en un perodo tres
ve ces mayor, la tasa anual correspondiente
no alcanz ni la mitad (59. 5 vctimas/ ao).
El conicto armado en El Salvador, por lo
tanto, no solamente fue un coni cto con
estructuraci n especi al y bi furcado en dos
frentes claros, sino que tambin tuvo una in-
tensidad de violencia especialmente alta; por
ende, se trataba de una guerra civil clsica. El
proceso de paz (llamado peacemaking en la
literatura anglosajona) que condujo al n de la
guerra fue igualmente clsico en cuanto a su
transcurso y a su constante y creciente com-
ponente de cooperacin. Fue tan clsico que
en la literatura pertinente es tratado como un
caso modelo.
La tendencia hacia la paz de las dos par-
tes de la guerra civil, el FM LN y las Fuerzas
A rmadas del G obierno, se volvi dominante
cuando, una vez terminada la G uerra Fra,
despus del derrumbe del socialismo euro-
peo y en el contexto de la tercera ola de
democratizacin, sus posibilidades de obtener
nanciacin desde el exterior se minimizaron
denitivamente, sin que estuvieran a la vista
otras alternativas nancieras. Para ambos ban-
dos, la capacidad de reclutamiento de nuevos
combati entes se hab a reduci do, especi al-
mente despus de la ofensiva guerrillera de
* I nvestigadora de la Fundacin de Hesse para la I nvestigacin sobre Paz y Conictos, de Alemania. Correo
electrnico: zinecker@ hsfk.de