You are on page 1of 221
2. VALOR SIGNIFICATIVO DE LAS LINEAS. 24, TIPOS Y SIGNIFICADO, 22, REPRESENTACION DE CUERPOS. 2.3, DIFERENTES PASOS EN LA EJECUCION DE UN DIBUJO. Explicaciones 2. VALOR SIGNIFICATIVO DE LAS LINEAS. 2.1. Tipos y significado. Dado que, para el trazado de los dibujos, el elemento de expresion es la linea, es impres- cindible el conocimiento previo del valor representativo de los distintos tipos de ellas. EI cuadro siguiente expone los tipos y significados de las mismas: Tipo Representacién Linea continua gruesa. Aristas vistas. Contornos aparentes vistos. — Linea de trazos. Aristas ocultas. Contornos aparen- tes ocultos. Se ee Linea de trazo y punto al- Bjes de simetria. Ejes de revolu- ternativamente. cin. Circunferencias primitivas de engranajes. Trazas de los pla: nos seccionadores. Linea continua delgada. Lineas de cota. Lineas de referen- cia. Rayado de las superficies seccionadas. Contornos de super- ficies abatidas. Fondos de ros- ca. ————— Linea sinuosa delgada. Contorno de roturas. 19 m/2 DIBLUO TECNICO El espesor de la Ifnea continua gruesa, definida en primer lugar, y que marca el patron para el de las restantes, se adecuaré al tamafio y caracteristicas del dibujo que haya de realizarse, dentro de la siguiente gama, expresada en décimas de milimetro: 12108643, y tendiendo a adoptar el tipo més grueso posible compatible con una representacién cla- ra y bien definida de la pieza o mecanismo de que se trate. Para la linea de trazos, resefiada en segundo lugar, se ha de emplear un espesor de aproximadamente % del tomado para las anteriores. Los trazos han de ser de una lon- gitud cuddruple o quintuple del espacio comprendido entre dos consecutivos. Ha de cui- darse de que la discontinuidad de estas I{neas no pueda originar errores de lectura, para Jo que han de tenerse presentes las normas expuestas en las figuras 2.1 a 2.6. BIEN MAL Fig, 2.1.—La intersecci6n de arista vista con arista oculta t i] aay Fig. 2.2—lgualmente ha de ! co quedar definida ta intersec- ' cidn de arista oculta con aris- 1a oculta, Fig. 23—Si una arista es en parte vista y en parte oculta al paso de una a otra ha de quedar definido por un espa- cio en la linea de trazos. Fig. 24.—Cuando dos aristas ‘ocultas son paralelas y préxi- ‘mas en su representacion, se contrapearin los trazos' de ambas. 11/3 Fig. 2.—Todos los casos an- teriores son de aplicacion igualmente a las lineas ocul- tas curvas. Fig. 26.—Si en el dibujo de una pieza han de aparecer su- erpuestas una arista vista y otra oculta, prevalece la ré- presentacion de la vista. Las Iineas resefiadas en el cuadro general en tercer lugar, si bien se definen como de trazo y punto, se representan, para una mayor facilidad y rapidez de ejecucién, por una sucesién alternativa de trazos largos y trazos muy cortos, sustituyendo estos uiltimos a los puntos. El trazo largo ha de tener una fongitud sensiblemente igual al doble de la de los empleados para las aristas ocultas, y el espesor de las lineas ha de ser de 1/3 aproximadamente del tomado como base, esto es, del adoptado para las aristas vivas. La discontinuidad de este tipo de lineas obliga a adoptar precauciones en su trazado similares a las indicadas al tratar de las Ifneas ocultas, segin se indica seguidamente en las figuras 2.7 a 2.11. MAL BIEN — Fig. 27.—Los centros deter- minados por la interseccién de dos ejes, han de quedar defi- rnidos por el cruce de dos tra- 208 largos, no por el de dos cortos, 21