You are on page 1of 3

Volviendo a lo sencillo

con Louise L. Hay

Ana Postigo
Hay Teacher,
certificada por Louise L. Hay

Todavía recuerdo cuando no era fácil encontrar libros de autoayuda. Había que
recorrerse las librerías especializadas de Madrid y no siempre tenían aquello que
se estaba buscando.

Esto sucedía hace muchos años. hoy, Louise L. Hay, es una de las autoras que
más libros de autoestima vende, y esa sencilla filosofía ha ayudado a cambiar la
vida de muchas personas en todo el mundo.

Yo no fui una excepción. La primera vez que tuve en mis manos un libro de
Louise, estaba escrito en francés. Las dificultades del idioma y el contenido casi
terminan por volverme loca ¿Cómo era posible que sólo por cambiar mis
pensamientos pudiera cambiar mi vida?.

Leía una página y tenía que volver atrás, a releerla, para conseguir enterarme de
algo. Me enfadaba mucho y me daban
ganas de no seguir leyendo ¿Cómo voy a ser responsable, yo sola, de todo lo que
me pasa en la vida? ¡Era lo que me faltaba! me parecía increible que los demás
no tuvieran nada que ver.

Con el tiempo, me hice con la bibliografía completa de Louise y me dediqué, un


buen día a recordar todas las enfermedades que había tenido desde pequeña y a
buscar en el libro "sana tu cuerpo" el equivalente mental.

Con sorpresa, pude darme cuenta de que esas enfermedades se correspondían,


casi fielmente, con la pauta mental que tuve en aquellos momentos. Realmente
me convenció y me dedique a estudiar y a practicar sus ideas y puntos de poder:

1.Todo lo que damos recibimos. Nosotros contribuimos a crear las experiencias


que tienen lugar en nuestra vida.
2. Todo lo que pensamos va creando nuestro futuro. Lo que creamos sobre
nosotros mismos y la vida se convierte en nuestra realidad. Nuestros
pensamientos son creativos.
3. El momento de poder es siempre el presente.
4. Sólo es una idea, y las ideas se pueden cambiar.
5. El resentimiento, la critica y la culpa son las actitudes más nocivas. Liberarse
de ellas puede llegar a disolver enfermedades.
6. Cuando verdaderamente nos amamos a nosotros mismos, todo nos funciona
en la vida. El amor es la fuerza de sanación más poderosa que existe.
7. Hace falta que dejemos atrás el pasado y que perdonemos a todo el mundo, a
los demás y sobre todo a nosotros mismos. El perdón abre la puerta al amor.
8. Hemos de estar dispuestos a comenzar a amarnos. Nos merecemos amor y
respeto ahora mismo.
9. Aceptarnos a nosotros mismos tal como somos, ahora, es la clave, para
realizar cambios positivos.
10. No hace falta saber cómo hacerlo, tan solo estar dispuestos.

Al cabo del tiempo, todo es tan sencillo, se me quedaba pequeño. Sentía que
necesitaba algo "mas fuerte", que me hiciera "moverme mas". Contacté con
numerosas técnicas, conocí a muchas personas y me metí en lo que yo
necesitaba en ese momento. Dolor, dolor y más dolor.

Si no dolía, me parecía que no estaba sanado nada. Necesitaba esa catarsis,


manejar la patata caliente de una mano a otra para no quemarme, como la mejor
de las malabaristas.

Fueron muchos años de técnicas, de todos aprendía algo, pero lo pasaba


francamente mal. Tenía la sensación de no encontrar lo que verdaderamente era
para mí aquello que estaba destinado a "salvarme". Encontraba la razón de
muchas cosas en mi vida, pero no sabía que hacer con ello, retenía mucho
conocimiento pero no era capaz de cambiar.

Después de dar muchas vueltas, volví a releer "Usted puede sanar su vida" y me
di cuenta de que era eso, para mi era eso, volver a lo sencillo. Pasión había
tenido demasiada.

Cuando tomé conciencia de cómo amarme a mí misma y empece a incorporar a


mi vida los puntos siguientes, cambié de verdad. En unos temas más rápido y en
otros lentamente, pero estaba mejorando mucho.

Es sencillo pero funciona.


1. No te critiques. Las criticas nunca cambian nada. Acéptate ahora tal como
eres.
2. No te des miedo a tí mismo. Deja de asustarte con tus propios pensamientos.
3. Se amable y paciente contigo mismo. Trátate como a alguien a quien quieres.
4. Sé amable con tu mente. Cambia suavemente tus pensamientos.
5. Elógiate. Reconoce lo que estas haciendo bien en cada pequeña cosa.
6. Date apoyo. Busca amigos, terapeutas, encuentra formas de apoyarte. Se
fuerte.
7. Ama tu negatividad. Reconoce que la has creado para cubrir una necesidad.
8. Cuida tu cuerpo. Aprende sobre nutrición y ejercicio. Ama el templo en el que
vives.
9. Utiliza el espejo. Al menos una vez al día S "te quiero, te quiero tal comer
es".
10. Amate, házlo ahora. No esperes a que las cosas te vayan mejor. Empieza
ahora.

Volver a lo sencillo, para mí es volver a Louise L. Hay.

Ana Postigo
Hay Teacher,
certificada por Louise L. Hay

Related Interests