You are on page 1of 1

Giovanni Bocaccio (1313-1375)

El Decamerón

Bocaccio, junto con Dante y Petrarca, es el gran autor de las letras italianas y uno de los
creadores de la prosa renacentista.
En el contexto del relato europeo, Bocaccio es uno de los grandes autores de relatos en
el s. XIV, junto con Don Juan Manuel en España y Chaucer en Inglaterra.

Fue el primer estudioso de la obra de Dante. Tuvo una educación esmerada marcada por
los clásicos y por su aceptación de la literatura románica de la época. En Nápoles inició
su obra literaria; pero volvió a Florencia donde trabajó como diplomático. La peste que
asoló la ciudad en 1348 y su amistad con Petrarca marcaron su vida y su obra. Fue
embajador ante los papas en Roma y Aviñón. Murió retirado en su casa en 1375.

Bocaccio no sólo se dedicó a la creación sino a la edición erudita.

Entre sus obras destacan las siguientes:

En La Fiammetta relata una aventura amorosa juvenil, pero en este caso la abandonada
es la muchacha. Se trata, según la crítica, de una “novela psicológica”, aunque tiene
forma epistolar.

En El Corbaccio se desahoga de un desengaño amoroso fustigando los defectos


femeninos.

Su obra más destacada es la colección de cien cuentos titulada Decamerón. Con ella la
literatura se despega de la moral medieval y se adentra en el vitalismo renacentista.

La obra comienza con una descripción de la peste que asoló Venecia en 1348. Para
escapar del contagio, siete damas y tres caballeros se retiran diez días a una casa de
campo. Allí se entretienen contando cuentos. Hay un contraste entre las circunstancias
que llevan a los jóvenes a aislarse (la peste, la enfermedad, el dolor) y la diversión y la
alegría que destilan de las propias narraciones y del encuentro.

Los temas esenciales alrededor de los que giran las narraciones son el culto a la
inteligencia, el amor, a veces trágico y de corte noble y otras de tono cómico y
desvergonzado, también sensual, sin complacerse en lo obsceno, y la crítica de ls
costumbres sociales La obra está estructura en diez jornadas. Al comienzo del día, el rey
o la reina que se nombra marca el asunto sobre el que tienen que girar los cuentos.
La mayoría de los cuentos (cien) están ambientados en la época contemporánea de la
obra y suceden en el Mediterráneo (Florencia y Nápoles).

Se trata de una obra fundamental en la historia de la literatura universal por varias


razones: el realismo del marco en el que transcurren la mayoría de los cuentos, el
vitalismo y la alegría y la calidad de su prosa. Tuvo un éxito inmediato entre la
burguesía. Su influencia llega a los cuentos de Canterbury, de Chaucer y a algunas
obras de Shakespeare.