You are on page 1of 13

La Armadura de Dios

El escudo de la Fe.

Sobre todo tomad el escudo


de la fe, con que podáis
apagar todos los dardos de
fuego del maligno.
Efesios 6:16
Un estudio acerca de los
escudos de los ejércitos
del pasado, nos enseña
que cada pueblo y
nación tenían diferentes
formas de hechura, la
Biblia nos describe que
el escudo de Goliat era
muy grande, al grado de
tener su propio
escudero.
(1ª. Samuel 17:7-58)
Ø Muchos escudos
llevaban el marco de
oro o de otro metal,
como lo fue el caso
del escudo de
Salomón, y
posteriormente los de
Roboam (1ª. De
Reyes 10:16-17).
Ø El escudo que
describe Pablo era
grande, defensivo, o
en el idioma griego
transliterado al
Estos escudos enormes
tenían dos capas de
madera, forradas de piel,
pegadas entre si. Esto era
porque los flecheros
enemigos mojaban la
punta de su flecha en brea,
se le prendía fuego y la
lanzaban contra el ejército
contrario. Y es que además
de esta doble madera,
también le ponían aceite y
clavaban tachones o discos
Estos escudos tenían
enganches para unirse al
escudo de su compañero
y juntarse en un gran
escudo en el avance
hacia el enemigo
(Filipenses 1:27). El
significado alegórico de
este escudo espiritual es
muy grande. El texto
sagrado dice que ésta
protección “apagará las
flechas incendiarias de
satanás”
Los dardos de fuego o
flechas incendiarias de
satanás son:
El desaliento (1ª.
Samuel 17:4-11)
El miedo (Salmos 56:3;
2ª Timoteo 1:7)
Tentaciones (1ª-
Corintios 10:13)
Pruebas (2ª. Corintios
6:4-10)
Pérdidas importantes
I. EL ESCUDO DE LA FE SIGNIFICA
QUE TENEMOS LA ABSOLUTA
CONFIANZA Y UNIDAD EN CRISTO

Cuando el creyente
toma este escudo y
confía plenamente
en el Señor, le trae
como consecuencia
lo siguiente:
La justicia de Dios
aplicada a su ser. (2ª
Corintios 5:21; Filipenses
3:9-10).
La plenitud de Dios en su
vida (Efesios 3:12, 17-19).
Queda completamente
libre de toda condenación
(Romanos 8:1).
Se libra del dominio del
pecado (1ª. De Juan 3:5).
Es una nueva criatura (2ª
II. EL ESCUDO DE LA FE SIGNIFICA QUE
TENEMOS LA ABSOLUTA CERTEZA DE TODO
LO QUE ESTA ESCRITO EN LA PALABRA DE
DIOS
Otras de las flechas encendidas del
maligno pueden ser las dudas e
incredulidad a lo que Dios dijo.
Recordemos cuál fue el argumento de
la serpiente en el Edén: “¿Con que
Dios os ha dicho?” Esta estrategia del
diablo de meter dudas en el corazón
de la humanidad, la ha usado desde el
principio. Por tal razón debemos tomar
el escudo de la fe y tener certeza en
Tener la certeza y creer la palabra
de Dios nos dará:
Un nuevo nacimiento (Santiago
1:18).
Sabiduría (Salmos 19:7).
Guía infalible (Salmos 25:8-10).
Limpieza de pecado (Juan 15:3).
Apartarnos del mal camino
(Salmos 17:5).
Alegría al corazón (Salmos 19:8).
Salvación (2ª Timoteo 3:15).
III. EL ESCUDO DE LA FE SIGNIFICA
QUE TENEMOS LA ABSOLUTA
SEGURIDAD QUE DIOS ESTÁ CON
NOSOTROS
En última instancia, nuestra
fe es en Dios. Por tanto él es
el Escudo Espiritual que nos
da la victoria. Desde el
principio de la humanidad
aquellos que amaban a Dios,
así lo entendían:
Abrham (Génesis 15:1).
Moisés (Deuteronomio 33:29).
Todos estos textos
nos revelan que en
esencia, el escudo
espiritual es Dios
mismo, quien nos
guarda y defiende. Y
es por ese escudo de
fe, que obtenemos la
victoria, pues está
escrito: “¿Quién es el
que vence al mundo,
sino el que cree que
Jesús es el Hijo de
Que Dios te bendiga