You are on page 1of 22

SUPLEMENTOS DE

NUESTRO MINISTERIO DEL REINO


PARA GUARDAR
Presentaciones recomendadas para el
servicio
del campo (km 01/05)

Las siguientes sugerencias le ayudarán a prepararse para presentar la publicación que


corresponda.

Acerquémonos a Jehová
"A muchas personas que creen en Dios les gustaría sentirse más cerca de él. ¿Sabía
usted que Dios nos invita a acercarnos a él? [Lea Santiago 4:8.] Esta publicación se ha
preparado para que la gente utilice su propia Biblia para acercarse a Dios." Lea el
párrafo 1 de la página 16.
"Hoy día abundan las injusticias. Sucede tal como dice aquí [lea Eclesiastés 8:9b].
Muchas personas se preguntan si a Dios le importa lo que pasa [lea las dos primeras
oraciones del párrafo 4 de la página 119]. Este capítulo explica por qué ha permitido
Dios temporalmente las injusticias."

¿Existe un Creador que se interese por nosotros?


"¿Dónde podemos encontrar el mejor consejo sobre cómo resolver nuestros problemas
más desconcertantes? [Permita que responda. A continuación lea Mateo 7: 28, 29.] Este
pasaje describe cómo respondió la gente al Sermón del Monte de Jesús. Fíjese en lo que
han comentado algunas personas [cite algunos comentarios de la página 152]. Este
capítulo trata de la vida y las enseñanzas de Jesús."
"¿Se ha preguntado alguna vez si Dios hará algo para quitar el sufrimiento y la injusticia
del mundo? [Permita que responda. A continuación lea Revelación 21:3, 4.] Este libro
explica lo que va a hacer Dios para erradicar el sufrimiento y sus causas." Muestre el
capítulo 10.

¡Manténgase alerta!
"A muchas personas les preocupan los conflictos graves y los sucesos terribles que son
comunes hoy día [mencione un ejemplo que se conozca en la localidad]. ¿Sabía usted
que estas cosas son parte de una señal mundial que muestra que el gobierno de Dios
tomará pronto el control de la Tierra? [Deje que responda. Luego lea un texto
relacionado, como Mateo 24:3, 7, 8; Lucas 21:7, 10, 11, o 2 Timoteo 3:1-5.] Este folleto
explica por qué es particularmente urgente ahora estar alerta al significado de dichos
sucesos."

"Mucha gente está angustiada por los sucesos aterradores de la actualidad o por
tragedias personales. Algunos se preguntan por qué Dios no interviene para impedir
estas desgracias. La Biblia nos asegura que Dios pronto tomará medidas para erradicar
el sufrimiento de la humanidad [lea Revelación 14:6, 7]. Observe lo que significará para
los seres humanos el juicio de Dios [lea 2 Pedro 3:10, 13]. Este folleto suministra más
información sobre este importante tema."
El conocimiento que lleva a vida eterna
"Si alguien le invitara a vivir en un lugar tan bonito como este, ¿aceptaría? [Muestre el
dibujo de las páginas 4 y 5, y permita que responda.] Observe lo que dice la Palabra de
Dios que hace falta a fin de disfrutar para siempre de una vida así [lea Juan 17:3]. Este
libro le ayudará a obtener el conocimiento que lleva a vida eterna." Dígale que en la
siguiente visita analizarán los cinco primeros párrafos del capítulo 1.

Abra el libro en el dibujo de las páginas 188 y 189 y, usando las palabras del epígrafe,
pregunte: "¿Espera usted vivir en el Paraíso, cuando la Tierra esté llena del conocimiento
de Dios? [Permita que responda. Luego lea Isaías 11:9.] Este libro le ayudará a saber lo
que dice la Biblia acerca del Paraíso y qué podemos hacer para estar allí". Dígale que en
la siguiente visita analizarán los párrafos 11 a 16 del capítulo 1.

Aprendamos del Gran Maestro


"¿Cree usted que el mundo sería un lugar mejor si las personas siguieran este consejo?
[Lea Mateo 7:12a. Luego permita que responda.] En este libro se incluyen muchas
lecciones del mayor maestro de todos los tiempos." Diríjase al capítulo 17 y destaque los
dibujos y sus respectivos comentarios.

"La mayoría de los padres de hoy día tratan de inculcar buenos valores en sus hijos.
¿Cree que esto es importante? [Permita que responda. Luego lea Proverbios 22:6.] Fíjese
en que se anima a los padres a iniciar la educación de sus pequeños a temprana edad.
Este libro se ha preparado con ese propósito." Resalte los dibujos y los epígrafes del
capítulo 15 o el 18.

"A menudo las preguntas de los hijos sorprenden a sus padres. Y algunas son difíciles de
contestar, ¿no cree? [Permita que responda. Luego lea Efesios 6:4.] Este libro puede
ayudar a los padres a dar respuesta a las preguntas de sus hijos." Muéstrele unos
cuantos dibujos y los comentarios que los acompañan de los capítulos 11 y 12 o 34 a 36.

La vida...
¿cómo se presentó aquí?
¿Por evolución, o por creación?
"A todos nos preocupan el delito y la violencia de esta zona. ¿Cree usted que alguien
tiene la verdadera solución al problema? [Permita que conteste.] La solución está en
manos de Dios." Abra el libro en la página 196; lea Proverbios 2:21, 22 directamente del
párrafo 19 y coméntelo. Muestre el título del capítulo 16 y ofrezca el libro.

Abra el libro en la página 6 y diga: "Mucha gente cree que nuestro bello planeta y la vida
que hay en él son producto de la casualidad. ¿Cuál sería para usted una explicación
razonable de cómo llegó a existir todo lo que vemos? [Permita que conteste.] Muchas
pruebas confirman el relato bíblico acerca de un Creador muy poderoso que tiene un
gran amor por nosotros. Él es el Dios verdadero, y su nombre es Jehová". Lea Salmo
83:18, y explique en pocas palabras Su propósito de transformar la Tierra en un paraíso.

El hombre en busca de Dios


"Con tantas religiones que hay hoy día, ¿se ha preguntado alguna vez cómo podemos
saber cuál tiene la aprobación de Dios?" Después de que responda, abra el libro en la
página 377, destaque el punto número 7 y pregunte al amo de casa si está de acuerdo
en que la religión verdadera debería unir a todas las razas de la humanidad. Busque uno
de los textos bíblicos citados, y si tiene tiempo, comente otros puntos de la lista. Si la
persona muestra verdadero interés, ofrezca el libro. Antes de marcharse, pregúntele:
"¿Qué efecto debería tener la religión verdadera en el comportamiento de una
persona?". Quede en volver para darle la contestación.

Si quien lo atiende se identifica como miembro de una religión importante, pudiera decir:
"Es interesante conocer personas de otras religiones. El hombre ha buscado a Dios de
muchas maneras distintas [si lo ve oportuno, lea Hechos 17:26, 27]. La gente
acostumbra practicar la religión de sus padres [lea el párrafo 12 de la página 8]. Apren-
der de otras religiones nos instruye y educa. Este libro explica el origen, las prácticas y
las enseñanzas de las principales religiones del mundo". Muestre algún ejemplo de lo
que contiene el libro acerca de la religión de la persona, según se ve en las siguientes
páginas: sikhismo (100, 101); hinduismo (116, 117); budismo (141); taoís-mo (164-166);
confucianismo (177); sintoís-mo (190-195); judaismo (220,221); islam (289).

Apocalipsis... ¡se acerca su magnífica culminación!


"Seguramente oyó hablar acerca de [mencione la noticia]. Cuando una tragedia termina
con la vida de las personas, muchos se preguntan qué consuelo puede brindarse a las
familias de las víctimas. ¿Qué cree usted?" Deje que responda. A continuación, abra el
libro en la página 299 y muestre la lámina de la resurrección. Continúe diciendo: "A
muchos les sorprende saber que tanto los justos como los injustos volverán a la vida en
el Paraíso en la Tierra [lea Hechos 24:15 según se cita en el párrafo 9 de la página 297, y
luego lea la explicación del párrafo 10]. Este libro analiza muchos otros detalles in-
teresantes sobre el propósito de Dios para el futuro".

La Biblia... ¿la Palabra de Dios, o palabra del hombre ?


"Casi todos afrontamos problemas serios en estos tiempos. Muchas personas recurren a
toda clase de consejeros en busca de orientación. Algunos consultan a videntes. ¿Dónde
cree usted que podemos hallar buenos consejos que nos ayuden de verdad? [Permita
que responda.] La Biblia expresa un hecho importante que todos debemos saber [lea 2
Timoteo 3:16. Luego abra el libro en la página 187 y lea el párrafo 9]. Este libro permite
comprobar que poner en práctica los consejos de la Biblia siempre produce los mejores
resultados."

El hombre más grande de todos los tiempos


"En esta época del año mucha gente piensa en Jesús. No obstante, están sucediendo
tantas cosas malas en el mundo que algunos se preguntan si realmente le importamos.
¿Qué opina usted?" Permita que responda. Abra el libro en el capítulo 24 y explique
brevemente por qué vino Jesús a la Tierra. Después lea Juan 15:13, haciendo hincapié en
el amor de Jesús por los demás.

"Cuando se habla de Jesucristo, muchas personas se lo imaginan como un bebé o como


un hombre agonizante. La idea que tienen de Jesús se limita a su nacimiento y a su
muerte. Con frecuencia pasan por alto las cosas maravillosas que dijo e hizo en el
transcurso de su vida. Lo que él logró afecta a toda persona que ha vivido sobre la faz de
la Tierra. Por tal motivo, es vital que aprendamos cuanto podamos acerca de las cosas
maravillosas que hizo en favor de nosotros." Lea Juan 17:3. Muestre la primera página de
la introducción y lea el cuarto párrafo.

¿Qué exige Dios de nosotros?


"¿Cree usted que Dios se proponía que viviéramos rodeados de problemas como los que
afrontamos hoy? [Permita que responda. Luego lea Mateo 6:10.] ¿Se ha puesto a pensar
alguna vez qué es exactamente el Reino de Dios?" Diríjase a la lección 6 y lea las
preguntas formuladas al principio. Comience a analizar la lección o haga planes para
hacerlo en la siguiente visita.

"Pese al progreso de la sociedad moderna, las enfermedades y la muerte siguen


causando mucho sufrimiento y dolor a la humanidad. ¿Sabe usted lo que va a hacer
Jesús por los enfermos, los ancianos e incluso por las personas que han muerto?" Deje
que responda. Si la persona quiere saber la respuesta, abra el folleto en la lección 5 y lea
las preguntas de los párrafos 5 y 6. Comente estos párrafos o haga planes para hacerlo
en la siguiente visita.

Adoremos al único Dios verdadero


"¿Adonde cree usted que podemos acudir por ayuda para afrontar las presiones de la
vida? [Permita que responda. Luego lea Romanos 15:4.] Observe que las Escrituras
inspiradas nos brindan instrucción, consuelo y esperanza, todo lo cual puede darnos
fuerzas para soportar las dificultades. Este libro ofrece recomendaciones útiles para
sacar el máximo provecho de la lectura de la Biblia." Destaque los cuatro puntos de la
página 30.
"Desde que Jesús estuvo en la Tierra, muchas personas han pedido en oración que
venga el Reino de Dios. ¿Se ha preguntado alguna vez qué significará dicho Reino para
la humanidad? [Permita que responda. Luego lea Daniel 2:44.] Este libro explica qué es
el Reino de Dios, qué logrará y cómo podemos beneficiarnos de su gobierno justo."
Comente la ilustración de las páginas 92 y 93.

Usemos un método flexible


El interés sincero por la gente nos impulsa a tratar de percibir sus necesidades y
mostrarle cómo el Reino resolverá por completo sus problemas (Fili. 2:4). Para lograrlo,
un método flexible que a muchos publicadores les da buenos resultados es invitar a la
persona a expresarse sobre las ilustraciones del Paraíso que aparecen en nuestras
publicaciones, como las que se alistan a la derecha. Podríamos usar alguna de estas
introducciones:

■ "¿Cree usted que algún día la humanidad podrá disfrutar de las condiciones que ve
aquí?"

■ "Todos desearíamos que nuestros hijos pudieran disfrutar de un mundo como el que se
representa aquí. ¿Qué cree usted que hace falta para lograrlo?"

■ "Esta es una ilustración de cómo será nuestro planeta cuando la voluntad de Dios se
haga en la Tierra como se hace en el cielo. ¿Nota algo que sea distinto a lo que nos
rodea hoy día?"

■ "¿Le gustaría vivir en estas condiciones? [Permita que responda.] ¿Cree que esto será
posible durante nuestra vida?"

Escuchemos con atención la respuesta de la persona y tratemos de averiguar


amablemente su punto de vista haciéndole una o dos preguntas más. Si alguien
responde que no quisiera vivir en las condiciones que ve en la ilustración o que no cree
que eso sea posible, no nos apresuremos a pensar que no tiene interés. Preguntémosle
con tacto por qué piensa así. Sus comentarios pueden revelar una profunda
preocupación por los problemas a los que se enfrenta la humanidad y que no parecen
tener solución (Eze. 9:4).

Adaptemos la presentación a lo que le preocupa a la persona. Destaquemos el aspecto


del Reino que más tenga que ver con sus necesidades. Leamos uno o dos textos que tra-
ten del asunto que le concierne (vea las sugerencias de la columna de la derecha). Que
compruebe por sí misma lo que dice la Palabra de Dios. Si muestra interés, ofrézcale la
publicación y quede en volver para seguir hablando del tema.

Ejemplos de escenas del Paraíso

Libro Creación: páginas 237,243,251


Libro Aprendamos: páginas 251-254
Libro Conocimiento: páginas 4,5,188,189
Folleto Exige: páginas 11,13
Libro Verdadera paz: página 98
Libro Adoremos a Dios: páginas 92,93

Temas que preocupan a la gente

Corrupción, injusticia: Isaías 9:6,7; 2 Pedro 3:13


Decadencia moral: 2 Ti moteo 3:1-5
Delincuencia, violencia: Salmo 37:10,11; Proverbios 2:21,22
Depresión: Salmo 34:8; Isaías 65:17-19
Destrucción del medio ambiente: Revelación 11:18
Enfermedades, impedimentos: Isaías 33:24; 35:5,6
Guerra, terrorismo: Salmo 46:8,9; Miqueas 4:3,4
Hambre, desnutrición: Salmo 72:16; Isaías 25:6
Mal gobierno: Salmo 146:3,4; Daniel 2:44
Maltrato de animales: Proverbios 12:10
Muerte, duelo: Isaías 25:8; Revelación 21:3,4
Pobreza, opresión: Salmo 72:12-14; Eclesiastés 8:9
Prejuicios, desigualdad: Isaías 11:3-5; Hechos 10:34,35
Problemas económicos y de vivienda: Isaías 65:21,22

Sugerencias para presentar los folletos


(km 06/05)
Las distintas presentaciones que contiene este suplemento le ayudarán a prepararse
para ofrecer los folletos. Puede adaptarlas a las circunstancias de su localidad, o quizá
emplear otras. También puede usarlas como modelo a fin de preparar presentaciones
para los folletos que no se incluyen en este suplemento (véase Nuestro Ministerio
del Reino de enero de 2005, pág. 8).

Todas las presentaciones de esta página incluyen 1) una pregunta motivadora para
iniciar la conversación, 2) una referencia a la sección del folleto donde se trata ese tema
y 3) un texto bíblico apropiado que podemos leer durante la conversación. Usted puede
completar la presentación con sus propias palabras en función de lo que responda la per-
sona.

Cómo lograr una vida llena de satisfacción


"Por todo el mundo, la gente busca una vida mejor. ¿Cree usted que alguna vez
podremos vivir de una manera que realmente nos satisfaga?" (Pág. 29, párr. 6; 2 Ped.
3:13.)

Cuando muere un ser querido


"Hoy estamos distribuyendo este folleto que ha llevado consuelo y esperanza a millones
de personas que han perdido a seres queridos. ¿Se ha preguntado alguna vez qué
esperanza hay para los muertos?" (Pág. 27, párr. 3; Juan 5:28, 29.)
"¿Se ha preguntado alguna vez cómo consolar a alguien que ha perdido a un ser
querido?" (Pág. 20, párr. 1; Pro. 17:17.)

¿Debería creer usted en la Trinidad?


"La gente tiene distintas opiniones sobre la verdadera naturaleza de Dios. ¿Cree usted
que importa lo que pensemos?" (Pág. 3, párrs. 3, 7, 8; Juan 17:3.)

¡Disfrute para siempre de la vida en la Tierra!


"Muchas personas creen que para vivir eternamente tendrán que ir al cielo, pero ¿qué le
parecería vivir para siempre en la Tierra?" (Ilustración de la portada; Rev. 21:4.)

El gobierno que nos traerá el Paraíso


"Muchas personas anhelan una solución a los problemas de hoy. ¿Cree usted que algún
día habrá un gobierno que pueda resolverlos?" (Pág. 3, párr. 1; Mat. 6:9, 10.)

El nombre divino que durará para siempre


"Casi todos conocemos la oración del padrenuestro. Esta oración comienza diciendo:
'Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre' (Mat. 6:9). ¿Pero sabía
usted que para conseguir la salvación debemos conocer ese nombre?" (Pág. 28, párr. 1;
Rom. 10:13.)

¿Qué nos sucede cuando morimos?


"Cuando mueren personas a las que amamos, es natural que nos preguntemos dónde
están y si alguna vez volveremos a verlas. ¿Se ha hecho usted preguntas como esas?"
(Preguntas de la pág. 32; Job 14:14, 15.)

Un libro para todo el mundo


"¿Cree usted que la Biblia contiene consejos prácticos para nuestros días?" (Pág. 22,
introducción; pág. 23, párr. 3 del recuadro; Pro. 25:11.)

Sugerencias para presentar el folleto ¿De veras se interesa Dios


por nosotros?

Tras mencionar algún suceso trágico de actualidad, podría decir:


"¿Se ha preguntado alguna vez por qué permite Dios que los seres humanos suframos si
de verdad él se interesa por nosotros? [Deje que responda.] Este folleto da una
respuesta satisfactoria a esa pregunta y explica lo que Dios hará pronto [muestre las
láminas de la pág. 27 y lea Salmo 145:16 del párr. 22]. ¿Qué hará Dios para reparar todo
lo que la humanidad ha sufrido? Me gustarla contestarle esa pregunta la próxima vez
que lo visite." Ofrezca el folleto y concierte una cita para volver.

En la revisita podría decir:


"En mi visita anterior leímos este texto bíblico [lea o cite Salmo 145:16]. Luego le hice la
pregunta: '¿Qué hará Dios para reparar todo lo que la humanidad ha sufrido?'." Pídale
que busque su ejemplar del folleto y diríjase a las páginas 27 y 28 para analizar los
párrafos 23 a 25. Ofrezca un estudio bíblico o quede en examinar los párrafos 26 y 27 en
la siguiente visita.

----------♦----------
Si eres un adolescente, podrías decir:
"A muchos jóvenes de mi edad les preocupa cómo será el mundo dentro de diez o quince
años. ¿Cómo cree usted que viviremos para ese entonces? [Permite que la persona
responda.] Los problemas que vemos hoy indican que estamos viviendo en los últimos
días [lee 2 Timoteo 3:1-3]. Este folleto responde a las siguientes preguntas [lee las
preguntas de la portada y ofrece el folleto]. Cuando vuelva, si tiene unos minutos, me
gustaría mostrarle algo animador en cuanto al fin de la enfermedad y la vejez." Fija el
día y la hora para regresar.

Cuando vuelvas, podrías decir:


"La última vez que hablamos le dije que quería mostrarle algo en cuanto al fin de la
enfermedad y la vejez. Lo que quiero mostrarle está aquí." Pídele a la persona que
busque su ejemplar del folleto para entonces leer y examinar con ella los párrafos 6 y 7
en las páginas 23 y 24. Queda en analizar los párrafos 8 y 9 en la siguiente visita.
Al predicar con un niño, el adulto podría presentarse en nombre de los dos y
añadir:
"Si usted se lo permite, a _______ le gustaría leerle un texto bíblico [el niño lee Salmo
37:29 y hace un comentario breve]. Este folleto habla de lo que Dios hará a fin de
cumplir su propósito para la humanidad y la Tierra [muestre las láminas de las págs. 24-
27]. Cuando regresemos, me gustaría mostrarle la maravillosa promesa bíblica de que
los muertos resucitarán." Ofrezca el folleto y haga planes para volver.

En la revisita, el adulto podría decir:


"En la visita anterior leímos Salmo 37: 29, y le mencioné que quería mostrarle lo que
dice la Biblia sobre una resurrección. Observe lo que dice aquí." Pídale a la persona que
busque su ejemplar del folleto y analice con ella los párrafos 12 a 14 en las páginas 24 y
25. Ofrezca un estudio bíblico o quede en examinar juntos los párrafos 15 y 16 en la
próxima visita.

Sugerencias para presentar el folleto ¿Qué propósito tiene la vida?


¿Cómo descubrirlo?

Tras saludara la persona, podría decir:


"La vida actual está llena de problemas y decepciones. ¿Cree usted que es así como se
suponía que viviéramos? [Permita que responda.] Este folleto muestra que el propósito
que Dios tenía para la Tierra y la humanidad se cumplirá sin falta [comente la lámina de
las págs. 20, 21. Luego lea el párr. 9 y destaque las palabras de Isaías 14:24 y 46:11]. La
próxima vez que lo visite me gustaría mostrarle dónde dice la Biblia que Dios hará de la
Tierra un paraíso." Ofrezca el folleto y quede en volver.

Cuando vuelva, podría decir:


"La última vez le mencioné que el propósito de Dios para los seres humanos es que
vivan para siempre en un paraíso en la Tierra [muéstrele de nuevo la lámina de las págs.
20, 21]. Observe que tanto Jesucristo como el apóstol Pedro y el rey David hablaron del
Paraíso." Pídale que busque su ejemplar del folleto y analicen juntos los párrafos 10 a 13
de las páginas 21 y 22. Ofrezca un estudio bíblico o haga planes para volver y examinar
uno de los subtítulos de las páginas 29 y 30.

----------♦----------

Si eres un adolescente, podrías decir:


"A muchos jóvenes de mi edad les preocupa el futuro. ¿Cree que la vida será mejor para
las próximas generaciones? [Permite que responda.] La Biblia habla de un magnífico
futuro para toda la humanidad [muestra la lámina de la pág. 31 del folleto y lee el
epígrafe. Luego lee 2 Pedro 3:13]. Este folleto explica cuáles son las bendiciones que
Dios tiene preparadas para los seres humanos [destaca los subtítulos en negrita de las
págs. 29, 30 y ofrece el folleto]. Me gustaría visitarlo de nuevo para mostrarle la
promesa que Dios ha hecho de acabar por completo con la guerra." Fija un día y hora
para volver.

Cuando vuelvas, podrías decir:


"En la última visita le hablé brevemente del propósito de Dios de convertir la Tierra en
un paraíso [enséñale otra vez la lámina de la pág. 31]. Me gustaría saber qué opina
usted de la promesa que Dios ha hecho de acabar por completo con la guerra." Pídele
que busque su ejemplar del folleto, y lee y analiza los párrafos 3 a 6 de la página 29. Fija
un día y hora para volver y examinar los párrafos 7 y 8.

----------♦----------

Al predicar con un niño, el adulto podría presentarse en nombre de los dos y


añadir:
"Si usted se lo permite, a ______ le gustaría mostrarle una lámina y leerle un versículo de
la Biblia [el niño enseña la lámina de la pág. 31 y lee el epígrafe. Luego lee Revelación
21:4]. Este folleto explica lo que Dios hará con respecto a los problemas que afrontamos
hoy [destaque brevemente los subtítulos en negrita de las págs. 29, 30 y ofrezca el
folleto]. Cuando volvamos, me gustaría mostrarle lo que la Biblia enseña acerca del fin
de todas las enfermedades."

En la revisita, el adulto podría decir:


"En nuestra última conversación le mencioné que quería mostrarle lo que la Biblia
enseña acerca del fin de todas las enfermedades. Observe lo que dice aquí." Pida a la
persona que busque su ejemplar del folleto y analice los párrafos 9 a 14 de la página 29.
Ofrezca un estudio bíblico o quede en volver para examinar los párrafos 15 a 17.
Folletos para personas de religiones no cristianas

¿Habrá algún día un mundo sin guerra ?


Al predicar a una persona
de origen judío, podría decirle:
"Casi todos hemos pasado por la triste experiencia de perder a un ser querido. ¿Qué cree
usted que nos sucede cuando morimos?" Permita que la persona responda y diríjase al
recuadro titulado "La muerte y el alma, ¿qué son?" de la página 22 del folleto. En la pági-
na 23 lea el párrafo 17, que habla de la resurrección. Mencione que el patriarca Job
abrigaba la esperanza de la resurrección. Ofrezca el folleto y fije un día y hora para
examinar los textos bíblicos citados al final del párrafo 17 (km-S 10/99 pág. 8).

La guía de Dios: el camino del Paraíso


Al hablar con un musulmán, podría decirle:
"Estoy haciendo un esfuerzo especial por hablar con musulmanes. Tengo entendido que
los musulmanes creen en un solo Dios verdadero y en todos los profetas. ¿Estoy en lo
cierto? [Permita que la persona responda.] Me gustaría hablarle de una antigua profecía
que predice que la Tierra se transformará en un paraíso. ¿Podría leerle las palabras que
escribió el profeta? [Permita que responda y luego lea Isaías 11:6-9.] Esta profecía me
hace pensar en una cita del Corán que se encuentra en este folleto." Abra el folleto en la
página 9 y lea la cita que está en letra negrita. Si la persona muestra interés, continúe la
conversación dirigiéndose a la página 8 y analizando los párrafos 7 a 9 (km-S 11/99 pág.
8).

"¡Mira! Estoy haciendo nuevas todas las cosas"


A una persona de edad avanzada que sea budista podría decirle:
"Quizás usted esté tan preocupado como yo por la avalancha de depravación que vemos
en el mundo y el efecto que está teniendo en nuestros hijos. ¿Por qué cree que ha
aumentado tanto la inmoralidad entre los jóvenes? [Permita que responda.] ¿Sabía usted
que esta situación se predijo en un libro que comenzó a escribirse mucho antes de la
fundación del islam, el hinduismo y las religiones cristianas? [Lea 2 Timoteo 3:1-3.] Fíjese
en que estas condiciones predominan a pesar de que el hombre no ha dejado de adquirir
nuevos conocimientos [lea el versículo 7]. Esta publicación me ha ayudado a entender la
verdad que la mayoría de las personas jamás llegan a aprender. ¿Le gustaría leerla?"
(km-S 8/99 pág. 8.)

¿Porqué debemos adorara Dios con amor y verdad?


Esta presentación podría atraer a un cabeza de familia hindú:
"Estoy visitando a personas preocupadas por el deterioro de la vida familiar que se está
viendo en muchos países. ¿Qué cree que ayudaría a las familias a mantenerse unidas?
[Permita que responda.] Hay quienes conocen las enseñanzas de los escritos hindúes
acerca de la familia, pero nunca han tenido la oportunidad de compararlas con lo que la
Biblia dice al respecto. Me gustaría leerle unas palabras interesantes [lea Colosenses
3:12-14]. Este folleto examina los textos sagrados de la India, así como la Biblia."
Ofrezca el folleto y destaque tanto las páginas 8 y 9 como las páginas 20 y 21 (km-S
9/99 pág. 8).
Dirijamos estudios bíblicos progresivos
(km 09/05)
Este suplemento recopila las ideas clave de la serie de artículos sobre cómo
dirigir estudios bíblicos progresivos que han aparecido en Nuestro Ministerio
del Reino. Se nos invita a guardarlo y consultarlo cuando dirijamos estudios
bíblicos. También puede utilizarse para repasar algunas de las sugerencias en
las reuniones para el servicio del campo, y a los superintendentes de servicio
podría servirles de base para los discursos que dan cuando visitan los grupos
de estudio de libro.

Parte 1: ¿Qué es un estudio bíblico?

Si mantiene conversaciones bíblicas de forma regular y sistemática, aunque sean


breves, usando solo la Biblia o la Biblia junto con alguna de las publicaciones
recomendadas, usted está dirigiendo un estudio bíblico. El estudio puede informarse
cuando se haya dirigido dos veces después de haberle mostrado a la persona cómo se
realiza y haya motivos para creer que continuará (km-S 7/04 pág. 1).

Publicaciones recomendadas

• ¿Qué exige Dios de nosotros?


• El conocimiento que lleva a vida eterna
• Adoremos al único Dios verdadero
• Podemos ser amigos de Dios. Puede utilizarse con quienes tienen poca educación
escolar o no saben leer bien.

Parte 2: Preparación para el estudio

Debemos presentar la información de modo que toque el corazón del estudiante. Para
ello, hay que prepararse muy bien de acuerdo con las necesidades de este (km-S 8/04
pág. 1).

Cómo prepararse

• Examine el título, los subtítulos y las ilustraciones del capítulo o la lección.


• Localice las respuestas a las preguntas impresas y subraye solo las palabras y
frases clave.
• Escoja los textos que no están copiados que va a leer en el estudio. Haga breves
anotaciones en los márgenes de la publicación.
• Prepare un breve repaso final de las ideas principales.

Personalice la lección
• Haga una oración teniendo presente al estudiante y sus necesidades.
• Intente prever las ideas que le costará entender o aceptar.
• Pregúntese: "¿Qué debe comprender o en qué debe mejorar para progresar en
sentido espiritual? ¿Cómo puedo llegarle al corazón?".
• De ser necesario, prepare un ejemplo, una explicación o una serie de preguntas
que ayuden al estudiante a captar el significado de algún punto o texto bíblico.

Parte 3: Uso eficaz de las Escrituras

El propósito de dirigir estudios bíblicos es "hacer discípulos", algo que logramos cuando
ayudamos a la gente a entender y aceptar las enseñanzas de la Palabra de Dios y a
ponerlas en práctica (Mat. 28:19, 20; 1 Tes. 2:13). Por eso, el estudio debe enfocarse en
las Escrituras (km-S 11/04 pág. 4).

Base su enseñanza en la Biblia

• Enseñe al estudiante a buscar los textos en su propia Biblia.


• Busque y analice los textos que muestran la base bíblica de nuestras creencias.
• Haga preguntas. Que el estudiante le explique a usted los textos y no al revés.
• No complique el estudio tratando de aclarar todo detalle de un texto. Explique solo
lo indispensable para dejar clara la idea.
• Muéstrele la aplicación práctica. Ayúdele a ver la relación de los textos bíblicos con
su vida.

Parte 4: Cómo enseñar al estudiante a prepararse

El estudiante que lee la lección de antemano, subraya las respuestas y piensa en cómo
expresarlas en sus propias palabras progresa rápido en sentido espiritual. Por eso, una
vez establecido el estudio regular, prepare una lección con él para enseñarle cómo
hacerlo. En la mayoría de los casos, será útil estudiar un capítulo o una lección en su
totalidad (km-S 12/04 pág. 1).
Subrayar y tomar notas

• Explique al estudiante cómo localizar las respuestas a las preguntas impresas.


• Muéstrele su ejemplar de la publicación de estudio para que vea que usted marca
solo las palabras u oraciones clave.
• Ayúdele a comprender que cada texto apoya una idea del párrafo, y enséñele a
escribir notas breves en los márgenes de la publicación.

Idea general previa y repaso final

• Enseñe al estudiante a examinar el título, los subtítulos y las ilustraciones del


capítulo o lección como primer paso de su preparación.
• Anímelo a repasar las ¡deas principales al terminar de prepararse.

Parte 5: Cuánta información estudiar


La cantidad de información que se analice dependerá de la capacidad y las
circunstancias, tanto del maestro como del estudiante (km-S 2/05 pág. 6).

Ponga un fundamento sólido a la fe del estudiante

• No sacrifique la comprensión bíblica del estudiante por ir muy rápido.


• Emplee el tiempo necesario para que el estudiante entienda y acepte lo que está
aprendiendo.
• Dedique tiempo a analizar los textos clave en los que se basan las enseñanzas.

Cíñase al tema

• Si el estudiante tiende a explayarse contando asuntos personales, quizás pueda


sugerirle hablar de ello al terminar el estudio.
• No hable demasiado durante el estudio. No deje que las ideas secundarias y las
experiencias impidan a la persona adquirir un conocimiento exacto de las
creencias bíblicas elementales.

Parte 6: Cuando el estudiante plantea una pregunta

Una vez establecido el estudio, por lo general conviene analizar las enseñanzas bíblicas
de forma sistemática, en vez de saltar de un tema a otro. De este modo se coloca un
fundamento basado en conocimiento exacto, y el estudiante puede progresar
espiritualmente (km-S 3/05 pág. 3).

Sea discernidor

• Las preguntas relacionadas con la información del estudio pueden aclararse en el


momento.
• Si hace preguntas que no están relacionadas con la información que se está
estudiando o que exigen más investigación, conviene responderlas en otro
momento. Resulta útil apuntarlas.
• En caso de que al estudiante le cueste aceptar cierta doctrina, profundice en el
tema con información adicional.
• Si aun así no queda convencido, deje el tema para otra ocasión y prosiga con el
estudio.

Sea modesto

• Si no sabe la respuesta a una pregunta, no aventure una opinión.


• Enseñe gradualmente al estudiante a buscar información por su cuenta.

Parte 7: La oración en el estudio

Para que los estudiantes de la Biblia progresen espiritualmente, se requiere la bendición


de Jehová. De ahí que sea conveniente iniciar y concluir con oración un estudio ya
formalizado (km-S 4/05 pág. 5).
Cómo incorporar la oración

• Con las personas de inclinación religiosa, a menudo puede incorporarse la oración


en el primer estudio.
• Con las demás, hay que buscar el momento oportuno para hacerlo.
• Podría usarse Salmo 25:4, 5 y 1 Juan 5:14 para explicar por qué se debe orar.
• Puede leerse Juan 15:16 para aclarar por qué se debe orar a Jehová mediante
Jesucristo.

Qué pedir en la oración

• Elogie a Jehová como Fuente de instrucción.


• Incluya comentarios que manifiesten interés sincero por el estudiante.
• Exprese gratitud por la organización que Jehová está utilizando.
• Pida que Jehová bendiga los esfuerzos del estudiante por poner en práctica lo que
está aprendiendo.

Parte 8: Dirijamos a los estudiantes a la organización

Nuestro objetivo al dar clases de la Biblia no es solo impartir doctrinas, sino también
ayudar a los estudiantes para que lleguen a formar parte de la congregación cristiana.
Reserve unos minutos todas las semanas para enseñarles algún aspecto de la
organización de Jehová (km-S 4/05 pág. 8).

Reuniones de congregación

• Describa cada reunión de congregación. Invítelos a asistir desde el primer estudio.


• Hábleles de puntos importantes que se hayan mencionado en las reuniones.
• Despierte en ellos interés por la Conmemoración, las asambleas y la visita del
superintendente de circuito.
• Válgase de las fotografías de nuestras publicaciones para ayudarles a visualizar
cómo se llevan a cabo.
• Anímelos a leer el folleto Los testigos de Jehová: ¿quiénes son y qué creen?

Use videos que los estimulen a mostrar gratitud

• Los testigos de Jehová... la organización tras el nombre


• Toda nuestra asociación de hermanos
• Unidos gracias a la enseñanza divina
• Hasta los cabos de la Tierra

Parte 9: Cómo preparar al estudiante para la predicación informal

Cuando los estudiantes de la Biblia comienzan a tener fe en lo que aprenden, se sienten


impulsados a hablar de ello (km-S 5/05 pág. 1).

Anímelo a predicar
• ¿Tiene el estudiante amigos y familiares a los que pudiera invitar a asistir al
estudio?
• ¿Han mostrado interés por las buenas nuevas algún compañero de trabajo o de
estudios, u otros conocidos?

Prepárelo para dar a conocer sus creencias

• En puntos clave del estudio, pregúntele: "¿Cómo explicaría esta verdad a su familia
usando la Biblia?".
• Enséñele a ser respetuoso y amable al hablar acerca de Jehová Dios y sus
propósitos.
• El estudiante puede valerse del folleto Los testigos de Jehová: ¿quiénes son y qué
creen? para explicar a sus amigos y familiares nuestras actividades y creencias
basadas en la Biblia.

Parte 10: Cómo preparar al estudiante para la predicación de casa


en casa

Cuando los ancianos determinan que un estudiante de la Biblia reúne los requisitos para
ser publicador no bautizado, este puede participar con la congregación en la predicación
pública (km-S 6/05 pág. 1).

Prepárense juntos

• Muestre al nuevo publicador dónde puede hallar presentaciones modelo.


• Ayúdelo a seleccionar una que sea sencilla y práctica para el territorio.
• Anímelo a emplear la Biblia en el ministerio.
• Practiquen juntos. Enséñele cómo responder con tacto a las objeciones más
frecuentes.

Prediquen juntos

• Deje que el estudiante vea primero cómo utiliza usted la presentación que
prepararon juntos.
• Tenga en cuenta su personalidad y sus aptitudes. En algunos casos pudiera ser
recomendable que el estudiante solamente interviniera de manera breve en la
presentación.
• Ayúdelo a fijarse un horario regular de predicación.

Parte 11: Cómo enseñar al estudiante a hacer revisitas

La preparación para la revisita comienza en la visita inicial. Anime al estudiante a


mostrar interés sincero por aquellos con quienes hable. Enséñele poco a poco a dejar
que las personas se expresen, a escuchar lo que dicen y a percibir lo que les preocupa
(km-S 7/05 pág. 1).

Preparación de la revisita

• Tras repasar la primera visita, enseñe al estudiante a escoger un tema que atraiga
a la persona.
• Preparen juntos una breve presentación que incluya la lectura de un texto bíblico y
de un párrafo de una publicación.
• Busquen una pregunta para plantearla al final de la conversación.

Enséñele a ser diligente

• Anime al estudiante a volver a visitar cuanto antes a los interesados.


• Explíquele que hay que ser persistente para encontrarlos de nuevo.
• Enséñele cómo acordar una cita para volver y la importancia de cumplir su
compromiso.

Parte 12: Cómo ayudar al estudiante a comenzar y dirigir estudios


de la Biblia

Es vital que imitemos a Jesús y seamos ejemplares en la predicación. El estudiante


deberá comprender, al observarnos en el ministerio, que el objetivo de hacer revisitas es
comenzar estudios de la Biblia (km-S 8/05 pág. 1).

Al ofrecer un estudio

• Explíquele al estudiante que no suele ser necesario entrar en muchos detalles


sobre las clases bíblicas.
• A menudo basta con demostrar en qué consisten utilizando uno o dos párrafos de
la publicación de estudio.
• Repase y practique con el estudiante alguna sugerencia para empezar estudios
bíblicos (véase km-S 8/05 pág. 8 y km-S 1/02 pág. 6).

Prepárelo para ser maestro

• Anime al estudiante a matricularse en la Escuela del Ministerio Teocrático.


• Encárguese de que el nuevo publicador lo acompañe a otros estudios bíblicos en
los que pueda tener una pequeña participación en la enseñanza.

Cómo empezar estudios con el libro


Enseña
(km 02/06)
A muchos de nosotros nos encantaría dirigir un estudio bíblico... si tan solo pudiéramos
comenzarlo. Pues bien, el nuevo libro ¿Qué enseña realmente la Biblia? nos ayudará. El
prólogo, en las páginas 3 a 7, está pensado para entablar conversaciones sobre la Biblia.
De modo que empezar estudios será sencillo hasta para quienes tengan poca
experiencia en el ministerio.

Quizá pueda seguir esta sugerencia valiéndose de la página 3:

Después de mencionar una noticia o problema que preocupe a quienes viven en su terri-
torio, dirija la atención de la persona a las preguntas en negrita de la página 3 y anímela
a expresarse. A continuación, muéstrele las páginas 4 y 5.

O tal vez prefiera comenzar mostrándole las páginas 4 y 5:

Podría preguntar: "¿No sería maravilloso que estos cambios se hicieran realidad?". O tal
vez: "¿Cuál de estas promesas le gustaría más que se cumpliera?". Preste cuidadosa
atención a la respuesta.
Si la persona muestra especial interés en uno de los textos bíblicos, examine con ella los
párrafos del libro que analizan dicho texto a fin de mostrarle lo que la Biblia enseña
sobre ese tema (consulte el recuadro de esta página del suplemento). Analice la
información tal como lo haría en un estudio bíblico. Esto puede hacerse en la visita inicial
en la puerta misma, en cinco o diez minutos.

Otra opción es dirigirse a la página 6 para animar a la persona a


expresarse:

Muéstrele a la persona las preguntas de la parte inferior de la página y dígale: "¿Se ha


hecho alguna de estas preguntas?". Si muestra interés en una de ellas, dirija su atención
a los párrafos del libro que la responden (consulte el recuadro de esta página del
suplemento). Al examinarlos con la persona, usted ya estará dirigiendo un estudio
bíblico.

Se puede utilizar la página 7 para presentar una demostración de un


estudio bíblico:

Lea las primeras tres oraciones de la página y diríjase al capítulo 3; entonces, valiéndose
de los párrafos 1 a 3, demuestre cómo se lleva a cabo el estudio. Quede en volver para
examinar las respuestas a las preguntas que aparecen en el párrafo 3.

Cómo establecer una cita:


Cuando haya concluido el estudio inicial, establezca una cita para proseguir la conversa-
ción. Podría decir simplemente: "En solo unos minutos hemos aprendido lo que enseña la
Biblia sobre un tema importante. La próxima vez podríamos hablar de [deje una
pregunta pendiente]. ¿Puedo pasar la semana que viene a esta misma hora?".

A medida que nos acercamos al momento que Jehová ha señalado, él sigue


equipándonos para nuestra labor (Mat. 28:19, 20; 2 Tim. 3:17). Usemos eficazmente este
nuevo y maravilloso instrumento para comenzar estudios bíblicos.

Examen de los textos bíblicos de las páginas 4 y 5

• Revelación 21:4(págs. 27,28, párrs. 1-3)


• Isaías 33:24; 35:5,6 (pág. 36, párr. 22)
• Juan 5:28,29 (págs. 72,73, párrs. 17-19)
• Salmo 72:16 (pág. 34, párr. 19)

Respuestas a las preguntas de la página 6

• ¿Por qué sufrimos? (Pág. 108, párrs. 6-8)


• ¿Cómo podemos enfrentarnos a las preocupaciones de la vida? (Pág. 184, párrs. 1-
3)
• ¿Qué podemos hacer para que nuestra vida de familia sea más feliz? (Pág. 143,
párr. 20)
• ¿Qué nos sucede al morir? (Pág. 58, párrs. 5,6)
• ¿Volveremos a ver algún día a nuestros seres queridos que han muerto? (Págs.
72,73, párrs. 17-19) ¿Por qué podemos estar seguros de que Dios cumplirá lo que
ha prometido? (Pág. 25, párr. 17)

Cómo ofrecer el libro Enseña

Este suplemento contiene varias presentaciones para ofrecer el libro Enseña. A fin de ser
más eficaz, póngalas en sus propias palabras, adáptelas a las personas de su territorio y
familiarícese con los puntos del libro que son útiles para iniciar conversaciones. También
puede emplear otras presentaciones que sean prácticas en su territorio (vea Nuestro
Ministerio del Reino de enero de 2005, pág. 8).

Armagedon
"Al oír la palabra Armagedon, muchos piensan en una destrucción en masa. ¿Le
sorprendería saber que Armagedon es en realidad algo que podemos esperar con
ilusión? [Permita que responda. Luego lea Revelación 16:14, 16.] Fíjese en cómo será la
vida después del Armagedon." Diríjase a las páginas 82 a 84 y lea el párrafo 21.

Biblia
"La gente suele decir que la Biblia es la Palabra de Dios. ¿Se ha preguntado alguna vez
cómo es que un libro escrito por hombres puede considerarse la Palabra de Dios?
[Permita que responda. Luego lea 2 Pedro 1:21 y el párrafo 5 de la página 19.] Esta
publicación muestra la respuesta que da la Biblia a estas preguntas." Muestre a la
persona las preguntas de la página 6.
"En nuestros días tenemos acceso a más información que nunca antes. Pero ¿dónde
cree usted que podemos hallar buenos consejos para ser felices? [Permita que responda.
Luego lea 2 Timoteo 3: 16,17 y el párrafo 12 de la página 22.] Esta publicación explica
cómo podemos vivir de un modo que agrade a Dios y sea bueno para nosotros." Muestre
el apartado y las ilustraciones de las páginas 122 y 123.

Desgracias/sufrimiento
"Cuando ocurre una desgracia, muchos se preguntan si Dios se interesa de verdad por la
gente y si se da cuenta de sus sufrimientos. ¿Alguna vez se ha preguntado eso? [Permita
que responda. Luego lea 1 Pedro 5:7 y el párrafo 11 de la página 11.] Esta publicación
explica cómo eliminará Dios por completo el sufrimiento de la humanidad." Muestre las
preguntas de introducción de la página 106.

Familia
"Todos queremos tener una vida de familia feliz, ¿verdad? [Permita que responda.] La
Biblia habla de algo que todos en el hogar pueden hacer para contribuir a la felicidad
familiar: imitar a Dios en mostrar amor." Lea Efesios 5:1,2 y el párrafo 4 de la página
135.

Guerra/paz
"En todas partes, la gente desea la paz. ¿Cree usted que la esperanza de que haya paz
en la Tierra es solo un sueño? [Permita que responda. Luego lea Salmo 46:8, 9.] Este
libro indica cómo cumplirá Dios su propósito y traerá la paz a este mundo." Muestre la
lámina de la página 35 y analice con la persona los párrafos 17 a 21 de la página 34.

Jehová Dios
"Muchas personas que creen en Dios quisieran sentirse más cerca de él. ¿Sabía usted
que la Biblia nos invita a acercarnos a Dios? [Permita que responda. Luego lea Santiago
4:8a y el párrafo 20 de la página 16.] Esta publicación tiene el propósito de ayudar a las
personas a conocer mejor a Dios empleando para ello su propia Biblia." Muestre las
preguntas de introducción de la página 8.

"Muchas personas le piden a Dios que su nombre sea santificado. ¿Se ha preguntado
alguna vez cuál es ese nombre? [Permita que responda. Luego lea Salmo 83:18 y los
párrafos 2 y 3 de la página 195.] Este libro explica lo que la Biblia realmente enseña
sobre Jehová Dios y sobre su propósito para la humanidad."

Jesucristo
"Todo el mundo ha oído hablar de Jesucristo. Algunos dicen que simplemente fue un
hombre especial. Otros lo adoran como el Dios todopoderoso. ¿Cree usted que importa lo
que creamos sobre Jesucristo?" Permita que responda. Luego lea Juan 17:3 y el párrafo 3
de la página 37. Muestre las preguntas de introducción bajo el título del capítulo.

Muerte/resurrección
"Muchas personas se preguntan adónde vamos cuando morimos. ¿Cree usted que es
posible averiguarlo? [Permita que responda. Luego lea Eclesiastés 9:5 y los párrafos 5 y
6 de la página 58.] Este libro también explica lo que significa la promesa bíblica de que
quienes han muerto serán resucitados." Muestre la ilustración de la página 75.

"Cuando muere un ser querido, es natural que deseemos volver a verlo, ¿verdad?
[Permita que responda.] Muchos han hallado consuelo en la promesa que da la Biblia en
cuanto a la resurrección [lea Juan 5:28,29 y los párrafos 16 y 17 de la página 72]. Este
capítulo también contesta estas preguntas." Muestre las preguntas de introducción de la
página 66.

Oración
"¿Se ha preguntado alguna vez si Dios contesta las oraciones? [Permita que responda.
Luego lea 1 Juan 5:14, 15 y los párrafos 16 a 18 de las páginas 170 y 171.] Este capítulo
también explica por qué debemos orar a Dios y qué tenemos que hacer para que nos
escuche."

Religión
"Muchas personas están comenzando a ver las religiones del mundo como una fuente de
problemas para la humanidad, no como una solución. ¿Cree usted que la religión está
dirigiendo a la gente en la dirección correcta? [Permita que responda. Luego lea Mateo
7:13, 14 y el párrafo 5 de la página 145.] Este capítulo examina seis aspectos que
caracterizan a la religión que Dios aprueba." Muestre la lista de la página 147.

Vida eterna
"La mayoría de nosotros deseamos vivir mucho y con buena salud. Pero, si fuera posible,
¿le gustaría vivir para siempre? [Permita que responda. Luego lea Revelación 21:3, 4 y el
párrafo 17 de la página 54.] Este libro habla de cómo podemos obtener la vida eterna y
cómo se vivirá cuando esa promesa se haga realidad."

Vivienda
"En muchos lugares es muy difícil encontrar una vivienda decente y al alcance del
bolsillo. ¿Cree usted que llegará el día en que todos tengan una vivienda digna? [Permita
que responda. Luego lea Isaías 65:21, 22 y el párrafo 20 de la página 34.] Esta
publicación explica cómo se cumplirá esa promesa de Dios."

Maneras de mencionar el sistema de aportes

"Si desea hacer un pequeño aporte para nuestra obra educativa, lo aceptaré con mucho
gusto."

"Aunque nuestras publicaciones se ofrecen sin costo alguno, sí aceptamos aportes


modestos para apoyar nuestra obra educativa."

"Quizá se pregunte cómo podemos llevar a cabo esta obra. La explicación es que nuestra
obra educativa se sostiene gracias a aportes voluntarios. Si usted desea hacer un
pequeño aporte hoy, lo aceptaré con mucho gusto."

1) Pregunta, 2) texto bíblico y 3) capítulo

Una manera sencilla de presentar el libro ¿Qué enseña realmente la Biblia? es 1)


preguntar qué opina la persona sobre cierto asunto; 2) leer un texto bíblico apropiado, y
3) dirigirse a un capítulo del libro que hable de ese tema y leer las preguntas de in-
troducción que aparecen bajo el título. Este método resulta útil para comenzar un
estudio en la primera visita o en una revisita.
• "¿Cree usted que es posible que simples seres humanos lleguen a conocer al Dios
todopoderoso, como afirma aquí la Biblia?" Lea Hechos 17:26, 27 y permita que
responda. Luego diríjase al capítulo 1.

• "Con todos los problemas que tenemos hoy día, ¿cree usted que es posible hallar
el consuelo y la esperanza que aquí se mencionan?" Lea Romanos 15:4 y permita
que responda. Luego diríjase al capítulo 2.

• "Si usted tuviera el poder que se requiere, ¿haría todos estos cambios?" Lea
Revelación 21:4 y permita que responda. Luego diríjase al capítulo 3.
• "¿Cree usted que llegará el día en que nuestros hijos disfruten de las condiciones
que se describen en esta antigua canción?" Lea Salmo 37:10, 11 y permita que
responda. Luego diríjase al capítulo 3.

• "¿Cree usted que estas palabras se cumplirán algún día?" Lea Isaías 33:24 y
permita que responda. Luego diríjase al capítulo 3.

• "¿Se ha preguntado alguna vez si los muertos saben lo que hacen los vivos?"
Permita que responda. Luego lea Eclesiastés 9:5 y diríjase al capítulo 6.

• "¿Cree usted que es posible que algún día volvamos a ver a nuestros seres
queridos que han muerto, tal como Jesús prometió en estos versículos?" Lea Juan
5:28, 29 y permita que responda. Luego diríjase al capítulo 7.

• "En su opinión, ¿qué se necesitaría para que la voluntad de Dios se hiciera en la


Tierra así como se hace en el cielo, como dijo Jesús en su famosa oración?" Lea
Mateo 6:9, 10 y permita que responda. Luego diríjase al capítulo 8.

• "¿Le parece a usted que esta profecía se está cumpliendo en nuestros días?" Lea 2
Timoteo 3:1-4 y permita que responda. Luego diríjase al capítulo 9.

• "Muchas personas se preguntan por qué el mundo parece ir de mal en peor.


¿Alguna vez ha pensado que pueda deberse a lo que aquí se menciona?" Lea
Revelación 12:9 y permita que responda. Luego diríjase al capítulo 10.

• "¿Alguna vez ha querido saber la respuesta a una pregunta como esta?" Lea Job
21:7 y permita que responda. Luego diríjase al capítulo 11.

• "¿No cree usted que si siguiéramos este consejo de la Biblia tendríamos una vida
de familia feliz?" Lea Efesios 5:33 y permita que responda. Luego diríjase al
capítulo 14.

Puede informarse un estudio bíblico cuando, después de demostrar cómo se


lleva a cabo, se haya dirigido dos veces y existan razones para creer que la
persona seguirá estudiando.