You are on page 1of 4

INVOCACIÓN

RITUAL DE INVOCACIÓN A LOS MUERTOS

UNA MESA CON UNA CUBIERTA BLANCA, ENCIMA 7 COPAS O 7 VASOS DE


AGUA, UN CRUCIFIJO CON LA IMAGEN DE JESÚS CRUCIFICADO, UN BÚCARO
CON FLORES BLANCAS, DEBE HABER UNA VELA ENCENDIDA MIENTRAS DURE
LA MISA, ADEMÁS CASCARILLA, PERFUME, TRES O CUATRO TABACOS
(SUNGA). NO PUEDE FALTAR EL AGUARDIENTE O EL RON (MALAFO) Y UNA
JÍCARA PARA TOMARLO. OPCIONALMENTE PUEDE HABER UNA FOTO DE LA
DIFUNTA Y POR ÚLTIMO, EL LIBRO DE ORACIONES. DELANTE DE LA BOVEDA
DEBE ESTAR UNA PALANGANA MEDIANA O PEQUEÑA CON AGUA, PÉTALOS DE
FLORES BLANCAS, CASCARILLA Y UN POCO DE PERFUME.
LUEGO DE LEERSE LAS ORACIONES TODOS LOS PRESENTES DEBEN MOJAR
SUS MANOS EN LA PALANGANA, SACUDIRSE ENCIMA DE LA BOVEDA. SE DEBE
COMENZAR POR LA DERECHA DE LA MESA, SIENDO LA ÚLTIMA LA PERSONA
QUE PRESIDE

CANCIÓN PRIMERA:
Si la luz redentora te llama, buen ser
Y te llama con amor, a la tierra
Yo quisiera ver a este ser
Cantándole gloria al divino Emanuel

Oye, buen ser, avanza y ven


Que el coro te llama y te dice ven
¡ay!, buen ser, avanza y ven
que el coro te llama y te dice ven.
(SE REPITE EL SEGUNDO PÁRRAFO

SEGUNDA CANCIÓN:
Sea el Santísimo, sea el Santísimo - ¡sea!-
Madre mía de La Caridad
Ampáranos, ayúdanos, en el nombre de Dios

TERCERA:
¡Oh, venid, protectores, oh, venid!
¡oh, venid a esta linda misión!
¡oh, venid, protectores, a la tierra
a ver que linda coronación!

Y en coronación, coronación
Bajan los seres
Y en coronación, coronación
Bajan los seres
(SE REPITE DE PRINCIPIO A FIN)

1
CUARTA:
Misericordia, misericordia, ¡ay, Dios! 1
Misericordia, Poder Divino.
Misericordia, misericordia, ¡ay, Dios!
Sea derramada, en el nombre de Dios.

Cuando una madre llora a su hijo


Cuando un hijo llora a su madre
Madre, te estoy llamando
Te estoy llamando en el nombre de Dios
(SE REPITE DOS VECES EL PRIMER PÁRRAFO)

QUINTA:
Mamá Francisca, te estoy llamando, Madre
Mamá Francisca, en el nombre de Dios
Mamá Francisca, Reina africana
Reina africana, yo soy lucumí.
(SE REPITE DOS O TRES VECES, A OPCIÓN)

ESTA CANCIÓN SE CANTA CUANDO TERMINA LA MISA:


Se van los seres
Se van los seres
Se van los seres
A otra región.

Gracias les damos


Gracias les damos
Gracias les damos por esta misión
Gracias, gracias, gracias le damos
Al divino señor.
(ESTA CANCIÓN SE CANTA LUEGO QUE LOS PRESENTES TOMAN, CADA UN0,
UN OBJETO DE LA BOVEDA ESPIRITUAL LEVANTANDO LOS BRAZOS. LUEGO SE
DICE:
“CON DIOS EMPEZAMOS Y CON DIOS NUNCA TERMINAMOS”

ESTA CEREMONIA SE MANTIENE HASTA EL TRANCE.


EL ACTOR ESTÁ EN SU SILLA O EN EL PISO, LEVANTA POCO A POCO LA
CABEZA Y OBSERVA, LENTAMENTE A TODO EL AUDITORIO, ESTA
RECONOCIENDO, TAL VEZ SALIENDO DE UN LARGO SUEÑO PERO ESTÁ
CARGADO DE ENERGÍA, SE VE P0DEROSO...

(RECORRE TODOS LOS ROSTROS DE SER POSIBLE, ES IMPORTANTE TRATAR


DE “VER” AL INDIVIDUO, DE DESCUBRIRLO, DE HACERLE ENTENDER QUE
SABES QUE ESTÁ AHÍ)
SE REQUEBRAJA EL ROSTRO Y SE CONVIERTE EN EL MISMO DOLOR HECHO
PERSONA
VOZ DE MARIXA: - ¡Elí!, ¡Elí!, ¡lama sabactaní!... “El que tenga oídos que oiga, el que
tenga ojos que vea” Historias no supe contar hasta que no supe vivir, y nunca supe
vivir... y nunca supe amar cuando pase toda mi vida amando. No, nunca no, una vez
2
amé ¡y con toda mi vida! ( SE INCORPORA LENTAMENTE Y ASUME LA
PERSONALIDAD DE OFELIA) – Bien, Dios lo pague. Cuentan que la lechuza era hija
de un panadero. ¡Señor! Sabemos lo que somos mas no sabemos lo que podemos ser.
Dios bendiga vuestra mesa. (PERSONALIDAD DE MARIXA) – A los siete años mi
madre estaba presa por vender carne de res y mi padrastro se encargó de mi crianza,
de mi educación, ¡y muy bien que lo hizo! A los cuatro meses era una maestra del sexo
oral, y sentía enorme placer porque me lo hiciera a mí... era extraño, pero agradable ver
mi pequeña boca llenádose del enorme pene y luego descargándome todos sus jugos
que me hacía tragar, mi cuerpito se perdía entre aquellos brazos fuertes y peludos y
casi me asfixiaba aquel cuerpo de olor a viejo, a sudor, a aberración... mas no llegaba a
la penetración, ¡le tenía mucho miedo a la cárcel! Si se enteraban de sus lujurias con
una niña de siete años... (ADOPTA LA PERSONALIDAD DE OFELIA) – Por favor, ni
una palabra de esto; mas si os preguntan lo que significa, decid lo siguiente:
Mañana es la fiesta de San Valentín
Al toque del alba vendré por aquí
Iré a tu ventana que soy doncellita
Pronta a convertirme en tu Valentina
Entonces el se alza y ponese aprisa ligero vestido
Y, abriendo la puerta entró la doncellita
Que tal no ha salido.
MARIXA: - Y así fue, poco a poco se dio cuenta que yo no diría nada, que iba a decir,
con esa edad se me hacía normal... yo pensaba que todas mis amiguitas hacían lo
mismo con sus papas... finalmente, sucedió lo inevitable... me enseño mi primer gran
dolor, ¡cuanto dolor, dios santo! no podía evitar el llanto, él me ordenaba que me
callara, metiendo su enorme pene a lo más profundo en mis espaldas, eyaculó su
sodomita esperma en mis entrañas y su saliva libidinosa en mis hombros, mis ojos
suplicaban, sus ojos delataban un enorme placer... hasta de mi llanto. ( Transición)
Realmente fue mi padrastro un gran educador, ¡el dios todopoderoso de la creación de
una prostituta!, ¡el más digno representante del abuso infantil! (TRANSICIÓN)
Lo más interesante que tiene esto es que fuera de la casa era un tipo normal, ¡que digo
normal! ... ¡Ejemplar!... (Cómplice al extremo) Si yo les dijera lo que hacía, en que
trabajaba, seguramente no me lo iban a creer pero no quiero que piensen que uno
viene a estar criticando y después me censuren y no me dejen aparecer ni en una misa
espiritual, no, ¡que va! Lo que si no me voy a callar es que el aberrado sexual es como
el SIDA, ¡no tiene rostro! O si quieres, te diré que su rostro puede ser amable,
sonriente, complaciente, puede ser una persona inteligente, si porque está bueno ya de
creer que eso nada más lo hacen los incultos, o los locos... ese mal está en
cualquiera... ¡en cualquiera, mi amor! No te voy a negar que hay aberraciones que
encantan y que no hay un buen sexo si no está condimentada con un poquitín de
aberración, pero de las que no dañan, sino de esas que te hacen ver el rostro de dios...
y hasta conversar con dios... Hablando de estas cosas, (CONFIDENCIAL) alguna vez
han puesto atención al rostro de alguien en pleno placer, en éxtasis... si, si, porque
como el placer “casi siempre” es mutuo a nadie le da tiempo a fijarse en el rostro del
que tiene enfrente (COMPLICE) ¡o encima!... o debajo... ¡que cara tan loca! No creo
que exista mayor dolor en la vida, o al menos es lo que refleja el rostro, se refleja un
enorme sufrimiento: ojos desencajados, rictus de dolor, babeo, jadeo, gritos de... bueno,
gritos de todo tipo, ahí se dice cualquier cosa, desde lo más porno hasta lo más dulce...
¡ahí si se llega de lo sublime a lo ridículo en menos de lo que se hace ¡puf!! (SONIDO
QUE IMITA LA EYACULACIÓN) ¡Vaya, me fui del hilo de la conversación! Pero no se
3
preocupen, no voy a dar una clase... y si alguien la quiere tendrá que vérselas con “mi
caballo”. Bueno, mi padrastro-marido (Debe contarse sobre quien era el padrastro, o
sea, un alto dirigente) parece que cogió miedo a perder su puesto... su trabajo, y se fue
de la casa; a mí me llevaron a una escuela de bienestar social por no tener quien me
cuidara para estar todo el tiempo allí o sea, comer, dormir, estudiar, tenía atención
médica, el lugar era bellísimo, los maestros muy amables, buena alimentación... parece
que era yo la que no tenía remedio porque a pesar de lo bien que me trataban de vez
en cuando me daba mis escapaditas para buscar lo que me gustaba y allí no podía
encontrar: los niños me resultaban muy niños y los que a mí me gustaban ni me
miraban así que lo tenía que buscar en la calle. Todo iba muy bien hasta el día que cogí
gonorrea, ¡que yo no sabía ni mucho menos que la tenía pero una maestra, una tía,
como le decíamos a la que nos cuidaba vio que uno de mis blumer tenía una mancha
amarilla, me llevaron al médico, me hicieron un exudado y detectaron gonorrea...
¡tremendo lío que se armó! Vino la policía y entre juegos y mucho cariño me
preguntaron si alguien me había tocado, que les dijera quien había sido, yo les dije que
había hecho cosas con un muchacho de mi barrio, ¡nunca di el nombre de mi padrastro!
Y bueno, la cosa terminó en que me llevaron a un sicólogo, un señor muy bueno,
inolvidable, llegó a convertirse como en e mi padre, sin el sexo por supuesto, estaba al
tanto de todas mis notas, de mis discusiones, de mis regaños, de mis juegos... Gracias
a ese señor logré terminar el noveno grado. Luego vino el politécnico, los novios –los de
verdad, quiero decir- por cierto, era muy agradable eso de tener novio: decirse cositas,
las caricias, los besos, lavarle la ropa al machito, vernos de madrugada debajo del
edificio, eso era muy gracioso porque yo me dormía con un hilo amarrado en un dedo
del pie, siempre que mi novio tuviera guardia, sacaba el hilo por la ventana que llegaba
hasta el alero de la primera planta, cuando todos se dormían, o casi todos, el me alaba
por el hilo y yo bajaba – lo del hilo era para si yo me quedaba dormida- luego yo
despertaba a las otras que se fueran a ver con sus novios ¡y al guateque! A, si, aclarar
quiero que yo no era la única, aquí la única “única” es Rita Montaner, con el respeto que
merece, (SE PONE LA MANO EN LA BOCA) A veces eran más en la escapada que los
que iban al repaso... yo seguro era la más veterana pero no la única. Nada, la pasé muy
bien en el politécnico y que conste no solo en escapadas, fui de muy buenas notas,
entre otras cosas descubrí el habito de leer, la danza, que fue decisiva en mi vida pues
aprendí a bailar muy bien aunque no esté bien el decirlo, también conocí el teatro... y el
amor. Mi profesor de teatro tenía veintiséis años, tenía una verdadera vocación por lo
que hacía y sabía enseñar lo que sabía, en sus clases conocí a Lorca, Machado, Martí,
Shakespeare, Moliere, y otros muchos autores; mi profe era un hombre mas bien de
pocas palabras, su bondad, su comprensión con los demás lo hacía parecer más viejo,
cuando no estaba en sus labores con nosotros siempre leía

Related Interests