You are on page 1of 5

Colegio “JOSE MARTI” Institución Educativa Distrital

Asignatura: Artes Plásticas y Audiovisuales


Docente: Jesús Núñez
TALLER DE ARTES PLASTICAS
CULTURA EGIPCIA

Objetivos:
 El propósito de este contenido es valorar la escultura como uno de los medios más
importantes de expresión de las artes visuales.
 Conocer a fondo el arte escultórico de la cultura egipcia
 conocer distintas modalidades del lenguaje escultórico, de acuerdo a diversos
materiales y técnicas
 Reconocer a través de la escultura las formas de la figura humana
 Reconocer los atributos del sexo contrario.

1. Para desarrollar el taller se propone trabajar con:


 Género: figura humana
 Técnica Propuesta: escultura

METODOLOGIA:

 Exposición del tema diseño posteriormente la realización del boceto a full color con
los parámetros exigidos (nombre de la escultura, historia, argumentación del por
que hace esta combinación además cual será su habitad).
 conformación de grupos para la aplicación de la practica
 realización de las bases de la escultura si lo requiere y posteriormente la adición
de las partes, (si es el proceso escogido).
 Perfeccionar los detalles de la figura y aplicación de color
 Entrega de la escultura terminada con todos los requisitos antes mencionados y
por ultimo la exposición de las mismas.

MATERIALES:
2. Respetando el gusto de cada estudiante se consideraron tres materiales para trabajar
la escultura:
 Arcilla o greda
 Plastilina
 Porcelanicron
Es responsabilidad de cada uno traer los materiales que se requieren para trabajar estos materiales. Se
sugiere que traigan espátulas, palillos para trabajar detalles

EVALUACION:
 Cumplimiento de las actividades programadas en el taller.
 La presentación de materiales a tiempo.
 La asistencia puntual.
 Presentación de los trabajos.
3. De acuerdo con las indicaciones crea tu propio diseño de escultura con mínimo un
animal combinado
4. EL ESTUDIANTE DEBE REALIZAR LA ESCULTURA SEGÚN EL SEXO CONTRARIO
Nombre de la escultura

Si esta no es la postura en la que desea hacer tu diseño por favor anexar una
hoja.

CULTURA EGIPCIA
Los antiguos egipcios se caracterizaron por momificar cuidadosamente bajo complejos tratados a aquellos
personajes de gran importancia social, ya sean los poderosos faraones, como los altos funcionarios, familias y
nobles; buscando la preparación de una nueva vida después de la muerte.
Pero esta suerte no sólo corría para los humanos, dado que también se solían momificar numerosos animales,
en su mayoría felinos (considerados como una divinidad), entre otras especies. No todos ellos cumplían la
misma función en el nuevo mundo post-mortum: algunos servían de alimento para saciar el hambre del difunto
que acompañaran, otros eran animales de compañía o mascotas, los considerados encarnaciones de un dios
egipcio o depositados como ofrendas.
Los animales de compañía, como gatos, monos y perros se emplazaban dentro de sarcófagos zoomorfos
(siguiendo la morfología del animal), y en muchas ocasiones estos poseían un apartado funerario especial o
figurando su nombre bajo el sillón pintado del propietario de la tumba. En cuanto a los animales que servían de
alimento, se ubicaban dentro de cajas de madera o elementos de guardado en el caso de los más pequeños.
Los de gran tamaño, por otro lado se encontraban por regla general momificados por zonas. Estas zonas eran
las partes más selectas del animal, que servirían para alimentar al agasajado.

ESCULTURA

La escultura se practicó en el Antiguo Egipto ya desde el periodo prehispánico, con admirable perfección en
estatuaria y bajorrelieves, conservándose millares de objetos labrados en madera, marfil, bronce (a veces
dorado y con incrustaciones de oro y plata),fayenza y sobre todo en piedra, a veces de gran dureza. Las
estatuas representan por lo general divinidades, faraones, personajes importantes y a veces, personajes
anónimos ocupados en quehaceres domésticos, así como maquetas de viviendas o talleres cuyo destino era
una tumba, donde representaban las posesiones del difunto. Durante el reinado de Ajena ton se impuso un
cierto realismo, en contraposición con el hieratismo tradicional. Nos encontramos con una dualidad muy
significativa: las estatuas que representan a los dioses y los faraones son tremendamente estáticas, mostrando
una absoluta rigidez, lo que se ha venido llamando la ley de la frontalidad. Los brazos están pegados al cuerpo
y una de las piernas avanza sin abandonar la rigidez. Por otro lado, las estatuas de personajes secundarios
como los escribas, los funcionarios o los animales están realizados con un naturalismo digno de destacar. Estas
estatuas se mueven, creando la sensación de viveza y espontaneidad. Una de las preferencias del escultor es
el relieve, utilizando el bajorrelieve e incluso el hueco relieve. Eluden la perspectiva y representan a la figura de
perfil. Las piernas se muestran de perfil, mientras que el torso aparece de frente. En la cara ocurre parecido, el
rostro de perfil aunque el ojo se ve de frente.

MEDIDAS ESTANDAR EN LA FIGURA HUMANA

La representación de la figura humana se realizaba según la llamada "regla de proporción", un estricto sistema
geométrico de cuadrículas que aseguraba la repetición exacta de la forma ideal egipcia a cualquier escala y en
cualquier posición. Era un sistema infalible que regulaba las distancias exactas entre las partes del cuerpo, que
se dividía en 18 unidades de igual tamaño situadas en relación a unos puntos fijos de la cuadrícula; incluso
especificaba la anchura exacta de la zancada de las figuras que aparecían andando y la distancia entre los pies
(ambos pies se reproducían por la cara interna) en las figuras que estaban de pie.
El sistema de proporciones era extremadamente importante y se inspiraba en el cuerpo humano y la naturaleza.
La unidad básica de longitud era el codo, originalmente de 457 milímetros. Cada codo se dividía en siete
palmos, y cada palmo en cuatro dedos, o yebas. El nebiu correspondía a un codo y medio; y la vara o jet, a
cien. Para grandes longitudes, se empleaba el río o iteru, equivalente a 20.000 codos. Finalmente, disponían del
demen, una unidad extraña, igual a la raíz cuadrada de dos codos. La unidad básica de superficie era el setat,
que equivalía a un cuadrado de 100 codos de lado. Para las grandes superficies, se usaba el jata (100 setat).
Además, el setat se dividía en remen (medio setat), hebes (un cuarto de setat), y sa (un octavo de setat). En
cuanto a las unidades de peso, la más frecuente era el deben, de unos 91 gramos, generalmente de cobre.
Medio deben era un anillo o shat, mientras que el qedety pesaba una décima parte de un deben.
Tambien conocian el llamado:
El canon orgánico. Para el artista egipcio el hombre perfecto radica en la mediada y debe tener unas
proporciones basadas en el propio cuerpo (un canon orgánico). Así la altura de un hombre de pie equivalía a la
medida de 18 de sus puños o a 4 de sus codos o a 24 veces el ancho de su mano. El ancho de los hombros de
un hombre era igual a seis medidas de sus puños o cinco en el caso de las mujeres.