You are on page 1of 4

Asociación para la Recuperación de los Bosques Autóctonos

Albergue Juvenil Richard Schirrmann. Casa de Campo s/n – 28011 Madrid


Tel.: 914796593 E-mail:arba@arba-s.org

APROXIMACIÓN A LA INTERPRETACIÓN
DE LA MORFOLOGÍA FUNCIONAL VEGETAL

El Diccionario del Estudiante de la Real Academia define morfología como la forma de


algo, en su acepción en biología como parte de la biología que estudia la forma de los seres
vivos o de sus partes y las transformaciones que experimentan.

El objetivo de esta sesión es aportar información para la interpretación de las diferentes


formas adoptadas o adaptadas por las partes de los vegetales cormofitos según su función en
la planta, así como las transformaciones que experimentan como respuesta a todas las
circunstancias que le afectan en su ciclo vital.

Los cormofitos comparten un plan morfológico sencillo: raíz, tallo y hojas. Pero hay una
enorme variedad de posibilidades de este plan morfológico, aparecidas como adaptaciones
evolutivas a necesidades y ambientes diferentes, que han sido posibles gracias a la
plasticidad genética de las especies.

El término cormofito se refiere a vegetales pluricelulares con tejidos verdaderos,


adaptados a la vida terrestre. El cormo es el “cuerpo” de estos vegetales y se diferencia en:
raíz, tallo y hojas.

RAÍZ
La raíz es el órgano subterráneo de la planta que, a diferencia del tallo, casi nunca
presenta hojas ni yemas.

Entre sus funciones:


• Fisiológica:
Fisiológica efectúa una absorción selectiva y transporta hacia el tallo agua y sales
minerales.
• Mecánica:
Mecánica fija la planta al suelo.
• Acumula sustancias de reserva, en ocasiones.
• Otras.

Tipos de enraizamiento
El enraizamiento es el aspecto general que adoptan las raíces en el suelo. Citamos tres
tipos principales:
1. Axonomorfo,
Axonomorfo, pivotante o profundo:
profundo la raíz principal se hunde en profundidad y las raíces
laterales son más o menos verticales. Ofrece mucha estabilidad frente a vientos fuertes.
Ejemplo: roble.
2. Superficial:
Superficial las raíces laterales son más o menos horizontales. No existe una raíz principal
diferenciada. Representa mayor exposición a fríos, sequías, vientos, etc. Ejemplo: ciprés.
3. Oblicuo:
Oblicuo tipo de enraizamiento intermedio entre los dos anteriores. Ejemplo: arce.

Atendiendo a su forma:
axonomorfa fasciculada napiforme tuberosa ramificada

1
Asociación para la Recuperación de los Bosques Autóctonos
Albergue Juvenil Richard Schirrmann. Casa de Campo s/n – 28011 Madrid
Tel.: 914796593 E-mail:arba@arba-s.org

Modificaciones de la raíz
• Raíces engrosadas:
engrosadas en algunas dicotiledóneas. Ejemplos: zanahoria, nabo.
• Raíces adventicias:
adventicias nacen en el tallo, son trepadoras o se extienden sobre la superficie del
suelo.
• Raíces acuáticas.
acuáticas
• Raíces chupadoras:
chupadoras en plantas parásitas, mediante órganos chupadores llamados
haustorios que absorben la savia de otras plantas. Ejemplo: muérdago.

TALLO
El tallo permite dar soporte a los distintos órganos aéreos -hojas, ramas y flores- en
disposición funcional y es la estructura a través de la cual se transportan y distribuyen los
nutrientes.

Entre sus funciones:


• Soporte aéreo mecánico.
• Conecta y comunica raíz y hojas.
• Acumula sustancias de reserva, en ocasiones.
• Hace la fotosíntesis, en ocasiones.

Atendiendo a su consistencia:
• Herbáceos o no consistentes:
consistentes sin lignificar,
blandos, flexibles, de color verde. Ejemplos: amapola, manzanilla.
• Leñosos o consistentes:
consistentes duros. Ejemplos: arbustos y árboles.
• Cañas o medio consistentes:
consistentes algo lignificados, huecos, tabicados con comunicación entre
nudos. Ejemplos: caña común, maíz.
• Sufruticosos:
Sufruticosos leñosos en la base y herbáceos en la parte superior.

Atendiendo a su forma:
• Cónicos:
Cónicos en dicotiledóneas.
• Cilíndricos:
Cilíndricos en monocotiledóneas.
• Triangulares:
Triangulares en ciperáceas.
• Cuadrangulares:
Cuadrangulares en labiadas.

Modificaciones de los tallos


tallos herbáceos
• Trepadores:
Trepadores crecen encaramados a un soporte. Ejemplo: zarzaparrilla, rosal, vid, lúpulo.
• Cálamos:
Cálamos se mantienen erguidos por sí mismos; carecen de ramas, nudos y hojas.
Ejemplo: juncos.
• Postrados:
Postrados crecen en horizontal. Encontramos:
− Rastreros:
Rastreros se tumba y crece apoyado en el suelo. Ejemplos: gayuba, calabaza.
− Estolón:
Estolón emisión lateral del tallo que se apoya en la superficie y produce raíces en
ciertos puntos: Ejemplos: fresa, trébol.
• Subterráneos:
Subterráneos encontramos:
− Tubérculos
Tubérculos:
os de crecimiento limitado, son epígeos o subterráneos. Acumulan
sustancias de reserva. Tienen yemas de las cuales surgen nuevas plantas. Ejemplo:
patata.
− Rizomas:
izomas tallos subterráneos, con yemas y raíces adventicias. Acumulan sustancias de
reserva. Crecen indefinidamente y pueden cubrir grandes áreas. Ejemplos: grama,
peonías, lirios.
− Bulbos:
Bulbos tallo generalmente subterráneo, intensamente acortado, con hojas
engrosadas y carnosas, con funciones de reserva. Ejemplos: cebolla, azucena.

2
Asociación para la Recuperación de los Bosques Autóctonos
Albergue Juvenil Richard Schirrmann. Casa de Campo s/n – 28011 Madrid
Tel.: 914796593 E-mail:arba@arba-s.org

HOJAS
Las hojas son apéndices caulinares, en general verdes y aplanadas, que nacen y se
expanden lateralmente en los nudos de los tallos y ramificaciones. Su función principal es la
nutrición.

Partes de la hoja:
• Limbo o lámina:
lámina parte generalmente laminar plana, verde y ancha de la hoja. El aspecto
de la lámina foliar depende de su forma, del grado de división de la misma, del dibujo del
margen y del tipo de venación.
• Peciolo o pedúnculo foliar:
foliar filamento, en general delgado y de color verde, que une el
limbo al tallo. Tiene la capacidad de orientar a la hoja según la dirección de la luz solar.
Las hojas sin peciolo se llaman sentadas o sésiles. El limbo de las hojas sésiles puede
abrazar al tallo. Cuando hay dos hojas sésiles insertas en cada nudo, a veces se unen
entre sí rodeando el tallo (Lonicera implexa).
• Base foliar o vaina
vaina:
aina terminación ensanchada del peciolo en el punto de unión con el tallo.
Puede rodear al tallo, como es el caso de la vaina cilíndrica de las gramíneas, o no existir.
Algunas vainas llevan una prolongación membranosa en su parte superior llamada lígula.
• Estípulas:
Estípulas en la base del peciolo, en ciertas especies, suelen encontrarse unas pequeñas
laminillas o apéndices de distintos tipos, que pueden ser glandulares, espinosas, foliáceas
o escamiformes. No existen siempre.

Según la sección:
• Hoja plana.
plana
• Hoja acicular:
acicular la lámina es una aguja verde terminada en punta aguda. Los pinos
presentan dos clases de hojas: las ramas largas poseen hojas reducidas o escamas,
aplicadas contra el tallo. En la axila de estas escamas se insertan ramas cortas, que llevan
en su base algunas escamas y terminan en 1-5 hojas aciculares. En Taxodiáceas,
Cupresáceas, etc., las hojas son uninervadas y escuamiformes. Características de árboles
que ocupan áreas frías.

Duración en el tiempo:
• Caducas
aducas:
cas viven un periodo vegetativo y caen a su final. La mayoría de los árboles de clima
atlántico son caducifolios.
• Perennes o persistentes:
persistentes duran más de un periodo vegetativo.
• Semicaducas:
Semicaducas se reduce el tamaño, quedando en estado de semisequedad. Ejemplo:
Cistus.
• Marcescentes:
arcescentes se mantienen secas en el árbol hasta la formación de las próximas. Los
robles de bosque mediterráneo tienen una estrategia intermedia entre la de los robles
norteños y las encinas. Esas hojas marrones que no caen del árbol en invierno lo
protegen, de algún modo, ante las heladas y permiten recuperar ciertos nutrientes. Es el
caso del quejigo (Quercus faginea), el melojo (Quercus pyrenaica) y el roble pubescente
(Quercus pubescens).

Modificaciones de las hojas


• Brácteas:
rácteas hojas modificadas, de cuya axila nacen ramas florales; su aspecto, forma y color
son muy variados.
• Zarcillos:
arcillos hojas transformadas en filamentos cilíndricos, sencillos o ramificados, que se
arrollan alrededor de los soportes. Ejemplos: leguminosas, calabaza. En Smilax cada hoja
presenta, en el lugar de las estípulas, dos estructuras modificadas en zarcillos.
• Escamas o catáfilos:
catáfilos hojitas, a veces carnosas, que protegen órganos delicados, como
yemas u órganos subterráneos.

3
Asociación para la Recuperación de los Bosques Autóctonos
Albergue Juvenil Richard Schirrmann. Casa de Campo s/n – 28011 Madrid
Tel.: 914796593 E-mail:arba@arba-s.org

• Espinas foliares:
foliares estructuras duras acabadas en punta. Facilitan la reducción de la
evaporación y la protección frente a herbívoros. Ejemplos: cardos, cactos, agracejo,
etcétera.

Heterofilia
Es la presencia de hojas de forma distinta, en diversos grados, en la misma planta. Ejemplos:
ranúnculos, judías, hiedra, encina, acebo, morera.

Sucesión foliar
• Hojas embrionales o cotiledones:
cotiledones son las primeras hojas que nacen sobre el eje.
Generalmente su número es característico para cada grupo de plantas: 1 cotiledón en
monocotiledóneas, 2 en dicotiledóneas y de 2 a varios
varios en gimnospermas.
• Hojas primordiales:
primordiales son las primeras hojas que nacen por encima de los cotiledones de la
planta joven. Pueden ser de forma diferente a las hojas vegetativas, por ejemplo, en los
cipreses las hojas primordiales son aciculares, y los nomófilos son reducidos.
• Hojas vegetativas o nomófilos:
nomófilos aparecen después de las hojas primordiales y son las que
se forman durante toda la vida de la planta. Son morfológicamente más complejas, y son
las hojas características de cada especie.

Modificaciones de
de angiospermas relacionadas con el ambiente
• Hojas grandes:
grandes con temperaturas bajas, sin problemas de suministro de agua, permiten
absorber más radiaciones solares.
• Hojas pequeñas:
pequeñas verdes todo el año, coriáceas, poco jugosas, con baja relación entre
superficie externa y volumen, adaptadas a fuertes radiaciones solares.
• Hojas revolutas:
revolutas para reducir la superficie de transpiración. Ejemplo: Ericaceae.
• Posición de perfil:
perfil para evitar el calentamiento excesivo del limbo.
• Pubescencia:
Pubescencia para reflejar los rayos solares, evitar la deshidratación o protegerse de las
bajas temperaturas nocturnas.
• Reducción de las hojas y formación de órganos aplanados: aplanados para compensar la
disminución de la fotosíntesis por la reducción de las hojas. Algunas plantas presentan
nomófilos con filodios, peciolos aplanados, de aspecto laminar,
• Reducción de los órganos vegetativos, hojas reducidas a escamas amarillentas, raíces
inexistentes en muchos casos, sustituidas por haustorios que se introducen en el
hospedante:
hospedante en casos de parasitismo.
• Raíces
Raíces profundas:
profundas para facilitar la absorción de agua y evitar la evaporación. Ejemplo:
Eucalyptus.
• Rizomas fijos, hojas largamente pecioladas, limbo flotante:
flotante en agua estancada o en
corrientes de agua lentas. Algunas de estas plantas presentan heterofilia: hojas
sumergidas, flotantes y emergidas con forma diferente.
• Glándulas especiales para la eliminación de sal: sal especies halófitas para compensar la
salinidad del suelo. Ejemplos: Atriplex y Tamarix, durante el día aparecen cubiertos de un
polvo gris formado por cristales de sal; por la noche muestran verdor y aspecto de estar
cubiertos de rocío, ya que la sal en su superficie incorpora vapor de agua de la atmósfera.
• Sistema radicular poco desarrollado, limbos foliares grandes, delgados, tiernos, jugosos:
jugosos
en una atmósfera muy húmeda, reciben del suelo, permanentemente húmedo, un
abundante suministro de agua.
• Suculencia:
Suculencia almacenamiento de agua en diferentes tejidos. Ejemplos: Sedum,
Sempervirum.
• Bolas o almohadones:
almohadones en ambientes áridos. Ejemplos: ciertas aliagas, coscoja.
• Tallos y ramas carnosos y tejido conductor muy reducido:
reducido en medios halófilos. Jugo
vacuolar muy rico en sales, favoreciendo la ósmosis y la absorción pasiva de agua.