You are on page 1of 12

¿”Santa Cena” o “Pesaj”?

Por Erick Vivanco


www.dabarqodesh.com

Primero quisiera pedir disculpas sí que alguien por motivo de este comentario, se
siente agredido en sus creencias o prácticas. El propósito de este escrito no es
ofender a nadie, sino que todo lo contrario, guiar y enseñar desde una perspectiva
original. Así que, antes de que usted siga leyendo, yo le invito a que quite de su
mente y corazón todo prejuicio religioso, olvídese por 10 minutos (que es lo que se
demorara en leer este articulo) de lo que su religión o denominación le ha dicho
que debe creer, y abra su corazón para recibir una enseñanza desde la
perspectiva original, la hebrea, de lo que hoy conocemos en el Cristianismo como
“Santa Cena” que en realidad debería llamarse y celebrarse como la fiesta bíblica
llamada “Pesaj”.

Desde que comenzó mi regreso (teshúva) a la Toráh y por ende a YHWH mismo,
fui descubriendo la importancia de revisar desde una perspectiva hebrea las
creencias y prácticas que se me habían impuesto y enseñado en el cristianismo.
Al comenzar en ese sorprendente, pero difícil camino, me he topado con varias
sorpresas, una de las verdades que descubrí que más me impresiono fue la que
está relacionada con la ceremonia llamada en el catolicismo como; “Misa”,
“Comunión”, “Sacrificio”, o también conocida en sectores evangélicos como la
“Cena del Señor” o “Santa Cena”. Si bien hay una diferencia de conceptos entre la
“Santa Cena” Católica (Donde literalmente beben y comen, la sangre y el cuerpo
del Mesías) y la “Santa Cena” Evangélica (Donde simbólicamente beben y
comen, la sangre y el cuerpo del Mesías), la forma en la que se realizan ambas
ceremonias es idéntica, y los errores teológicos que la sustentan son muy
similares.

Antes de comenzar a guiar mi fe en la luz de la Toráh (Que es Mashiaj), siempre


tuve mis dudas respecto de si la forma en la que participaba de la “Santa Cena” o
“Cena del Señor” era la correcta. Me parecía extraño llamar “cena” a un pedacito
diminuto de pan, y a una pequeñísima copa de “vino” que en realidad era un jugo
de uvas (que hasta a veces tenia colorante y otros ingredientes). Esa forma y
práctica pensaba yo, no podía llamarse “Cena”. No creía que los discípulos y
apóstoles de Yeshúa hubieran hecho como hoy se hace; una filita para recibir un
pedacito de pan y luego una copita de jugo de uva (o vino), para luego volver a
sus lugares y auto convencerse de que habían “cenado” la cena del Mesías.
Definitivamente algo había en mi interior que me decía que esa práctica no
concordaba con el contexto real y presente de las escrituras.

Ante tal evidencia decidí comenzar a leer BIEN y el ruáj (aliento-espíritu) de


YHWH sin duda me fue abriendo el entendimiento para entender aquello que por
mis tradiciones religiosas y prejuicios religiosos no podía ver ni entender. Pero ya
estaba avanzado y solo faltaba leer en las palabras del Mashiaj la verdad de la
Toráh.

Todo comienza en el capítulo 12 de Shemot (Éxodo) donde leemos lo siguiente:


(Versión RV1960):

“Habló YHWH a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo: Este mes os


será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del
año. Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes
tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por
familia. Mas si la familia fuere tan pequeña que no baste para comer el cordero,
entonces él y su vecino inmediato a su casa tomarán uno según el número de las
personas; conforme al comer de cada hombre, haréis la cuenta sobre el cordero.
El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las
cabras. Y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda
la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes. Y tomarán de la
sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han
de comer. Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin
levadura; con hierbas amargas lo comerán. Ninguna cosa comeréis de él
cruda, ni cocida en agua, sino asada al fuego; su cabeza con sus pies y sus
entrañas. Ninguna cosa dejaréis de él hasta la mañana; y lo que quedare hasta la
mañana, lo quemaréis en el fuego. Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos,
vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo
comeréis apresuradamente; es Pesaj (Pascua) de YHWH. Pues yo pasaré
aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de
Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos
los dioses de Egipto. Yo YHWH. Y la sangre os será por señal en las casas donde
vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros
plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto. Y este día os será en
memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para YHWH durante vuestras
generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis”.

La fiesta de Pesaj, conocida como la fiesta de la Pascua Judía, es en realidad “La


Fiesta de nuestra liberación”, porque YHWH libro a su pueblo el día en que la
muerte y los juicios de YHWH pasaron por sus casas estando estos en la tierra de
Egipto. La palabra hebrea “Pesaj”, significa "pasar sobre". Por lo cual, cuando se
celebra Pesaj (Pascua) se recuerda y conmemora aquella ocasión en la que los
juicios de YHWH y la muerte “pasaron sobre” los hogares y las vidas de los
primogénitos del pueblo de Yisrael, siendo protegidos y liberados por YHWH
mediante la sangre de los corderos, que según ordenanza de YHWH, debían
colocar sobre los dos postes y los dinteles de las puertas de sus casas.

Desde ese momento Yisrael por todas sus generaciones debía comenzar a
celebrar la fiesta de su liberación, la fiesta de Pesaj, nada ni nadie podía, ni puede,
reemplazar a esta hermosa celebración, pues el mandamiento ordena su
celebración de forma perpetua por todas las generaciones.

Ahora bien, ¿En qué consiste Pésaj principalmente? Esta fiesta tiene según la
Toráh ciertos requisitos que no deben dejar de cumplirse, de los cuales voy a
explicar solo algunos importantes (los otros también lo son), pero que serán
suficientes para comprender como es estos requisitos de la fiesta de Pesaj están
estrechamente ligados con la vida y obra de nuestro Mashiaj Yehoshua. Una vez
que entendamos la inmensa relación que hay entre ésta fiesta y la muerte del
Mesías, entonces sabremos si debemos celebrar; “Pesaj” o “Santa Cena”.

La Toráh entre otros varios requisitos exige que:

Se debe celebrar ANUALMENTE el día 14 del mes de Nisán o Abib


(Shemot/Ex.12:6):

Esto es muy importante, pues las fiestas de YHWH, entre estas; “Pesaj”, no
pueden celebrarse en cualquier día del año. Solo en el tiempo indicado por
YHWH. Note usted que cuando YHWH da a su pueblo Yisrael, las instrucciones
respecto de sus fiestas él dice; “Estos son MIS “MOED” (TIEMPOS) señalados”
(Levítico 23:2 versión VIN), por lo cual, si son sus días y sus tiempos señalados, el
hombre no puede ni debe, por mas piadoso que parezca, acomodar estas
celebraciones a otra instancia del año, o repetirla seguidamente sin haber
ordenanza del Eterno de por medio.
Nota: (La palabra hebrea; “Moed” indica un tiempo único, señalado entre los otros)

¿Qué se hace en la “santa cena” o Misa Católica? La Iglesia Romana cada


domingo (día del sol) hace la “Misa” (Sacrificio) de su “Cristo”, donde según dicen,
comen y beben a través de la transubstanciación del cuerpo y la sangre de su
falso Cristo. Cada vez que realizan “misa” realizan un sacrificio literal de su Cristo,
pues la misma palabra “misa” significa “sacrificio”, y contradicen lo que las
escrituras señalan, que el Mashiaj murió una sola vez y para siempre por los
pecados de su pueblo (Hebreos 9:26). No es curioso también que la “hostia” que
es el pan utilizado en Misa, se coma en día domingo (el día del sol) y aparezca en
el báculo Papal rodeado de un sol. Conjugando de esa forma la adoración
Babilónica al dios Sol con los elementos (Pan y vino) de la fiesta bíblica de Pesaj,
como resultado vemos un sincretismo religioso perfecto. Una mezcla de lo puro y
lo pagano.
Nota: (transubstanciación. es la palabra que se usa en el catolicismo para explicar la transformación del pan
en cuerpo y carne literal y del vino en sangre literal). El catecismo dice: (CIC 1376) Por la consagración del
pan y el vino se opera el cambio de toda la sustancia del pan en la sustancia del cuerpo de Cristo nuestro
Señor y de toda la sustancia del vino en la sustancia de su sangre; la iglesia Católica ha llamado justa y
apropiadamente a este cambio, transubstanciación.

En las Iglesias Evangélicas la celebración de la “Santa Cena” es más informal,


estando sujeta su celebración a cualquier día del año, según la denominación
haya estipulado. Esto no está de acuerdo a la exigencia Torahica (Bíblica), pues
YHWH a determinado días y meses en los que su pueblo celebre sus tiempos
(moed).

En cambio la fiesta bíblica llamada: “Pesaj” es un “Moed” (tiempo señalado) por


YHWH, una instancia única en el año donde toda la congregación de Yisrael
(Gentiles Israelitas y Nativos Israelitas) nos preparamos para celebrar.

Debe existir un Cordero sin defecto para Pesaj:

Este requisito pareciera no tener valor si no supiéramos que Yeshúa el Mashiaj


representa al Cordero de YHWH. ¿Cómo lo sabemos?

Las profecías lo dicen:

“El fue maltratado, sin embargo fue sumiso, no abrió su boca; como un cordero
llevado al matadero; como una oveja, muda delante de sus trasquiladores, él no
abrió su boca” (Isaías 53:7) Versión VIN.

También el profeta Yojanán el inmersor (Juan el Bautista) lo llamo como él


Cordero:

“Al día siguiente, Yojanán vio a Yehoshua que venía hacia él y dijo: “¡Este es el
Cordero de YHWH que quita el pecado del mundo! (Yojanan/Jn. 1:29) (Versión
VIN)

Los discípulos del Mashiaj lo enseñaron a la congregación del primer siglo:

“Sino con la sangre preciosa del Mashíaj, como de un cordero sin mancha y sin
contaminación. (1 Pedro 1:19) (Versión VIN)

La profecía del libro de revelaciones y la visión de Yojanán (Juan) lo confirma:


“Y en medio del trono y de los cuatro seres vivientes y de los ancianos vi un
cordero de pie, como inmolado. Tenía siete cuernos y siete ojos, que son los
siete espíritus de Elohim enviados a toda la tierra” (Revelaciones/Apo. 5:6)

Mashiaj Yeshúa es el Cordero de Pesaj, ¿Pero significa esto que para celebrar
Pesaj necesitamos tener un Cordero asado en nuestras mesas? La respuesta es
sí y no. Sí porque la Toráh exige un cordero y no porque ya tenemos nuestro
cordero de Pesaj, que ya fue sacrificado por nosotros, ese cordero es Yeshúa.
(1Cor. 5:7)

Bajo este entendimiento podemos comprender, porque ya no es necesario que


para la celebración de Pesaj tengamos un “cordero” asado en nuestras mesas.
Esto es debido a dos razones principales:

1.- El Mesías Yeshúa es el Cordero de Pesaj, sin defecto, pues no hubo maldad,
ni se hallo pecado en él. Él es el Cordero que quita el pecado del mundo. Él es el
cordero que permite que la muerte, que es la consecuencia del pecado, no nos
toque y así nos mantiene con vida libres de esa condenación, por eso Pesaj es
llamada; “La fiesta de nuestra liberación”, porque YHWH libro a su pueblo en ese
entonces de la muerte, ¿Con que propósito? Para mostrarnos a través de ésta
celebración, una figura de lo que haría el Mashiaj más adelante cuando cumpliera
como un Cordero inmolado, los requisitos simbólicos de esta hermosa celebración.
Por eso también Shaúl escribió que las fiestas son: “sombras” (figura) de lo que ha
de venir” (Colosenses 2:17). Pesaj es una sombra profética que anunciaba y sigue
anunciando la muerte del Mashiaj hasta que él venga. (1Corintios 11:26)

“Límpiense de la vieja levadura, para que sean una nueva masa sin levadura,
como lo son; porque al Mashíaj, nuestro Cordero pascual, ya lo sacrificaron”
(1ª Corintios 5:7)

2.- No podemos tener un cordero asado en nuestras mesas en el día de Pesaj,


porque la Toráh exige que el cordero sea sacrificado en el Templo de Jerusalén
por un sacerdote. Lo cual es imposible hacer hoy porque no hay sacerdocio ni
templo en Jerusalén. (Deut.16:5-6) (Lev. 23:11-12)

No tendría sentido llamar a Yeshúa “Cordero” si este fuera un cordero con


defectos. La Toráh exige que el cordero sea sin defecto. El Mashiaj Yeshúa es ese
Cordero sin defecto (sin pecado) que murió en el día de Pesaj para liberar a su
pueblo de la consecuencia del pecado; “la muerte” y de los terribles juicios de
YHWH por la desobediencia a la Toráh. En él no se hallo culpa ni pecado, no hubo
engaño en sus labios, sino que la más excelente obediencia a las instrucciones de
su Padre YHWH.
“Pues para esto fuisteis llamados; porque también Mashiaj padeció por nosotros,
dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas; el cual no hizo pecado, ni se
halló engaño en su boca; quien cuando le maldecían, no respondía con
maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al
que juzga justamente; quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre
el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la
justicia; y por cuya herida fuisteis sanados. Porque vosotros erais como ovejas
descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas”
(Pedro. 2:21-25)

Por lo cual califica para ser el Mesías y el Cordero de Pesaj, para que de una vez
y para siempre se presente por nuestras culpas y desobediencias a YHWH,
entrando al santuario celestial como victima de Pésaj y a la vez como el Gran
Sumo sacerdote que hace la mediación entre YHWH y los hombres. (Hebreos
9:12 – 9:26-28)

El Cordero de Pesaj debía ser sacrificado entre las dos tardes (15 hrs pm):

Como ya señale, maravillosamente las fiestas de YHWH, entre estas Pesaj, son
una figura de lo que ha de suceder en el futuro, (Colosenses 2:15-17). Por esta
razón es que la muerte y sacrificio del Mashiaj fue exactamente el día de 14 de
Abib y a la hora en la que debía morir el Cordero de Pesaj. Veamos:

“Cuando era como la hora sexta (12 hrs.), hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta
la hora novena (15 hrs.) Y el sol se oscureció, y el velo del templo se rasgó por la
mitad. Entonces Yeshúa, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos
encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró” (Lukas 23:44-46)

“Y desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena.
Cerca de la hora novena, Yeshúa clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama
sabactani? Esto es: Elohim mío, Elohim mío, ¿por qué me has desamparado?
(Matiyahu/Mt. 27:45-46)

Estos son solo algunos requisitos de la fiesta de Pesaj, hay mucho más que tocare
en otra ocasión. Tal cual usted puede ver, hasta ahora hemos demostrado como
es que el Mashiaj Yeshúa cumple perfectamente con los símbolos y requisitos de
la fiesta de Pesaj, toda la figura profética que anunciaba su muerte futura en ésta
fiesta, se cumple en su vida. Pero hay algo aun más importante que es el centro
de este tema, ¿En que día murió el Mashiaj? Es decir, si Mashiaj es el Cordero de
Pesaj sin defecto, muere a las tres de la tarde, (como vimos) eso quiere decir que
también debe morir el día de Pesaj, lo cual ya es lógico para usted a la altura de
este comentario. Sin embargo, si Yeshúa murió en el día de Pesaj, ¿Qué fue lo
que comió con sus discípulos? Los cristianos llaman a esta cena; “La ultima Cena”
o “Santa Cena” (aunque es una cena santa), pero los textos la llaman “Pesaj”,
entonces, ¿Cómo es que Yeshúa come Pesaj con sus discípulos, si muere en el
día de Pesaj a las 15 hrs y la cena de Pesaj se comía al finalizar el 14 de Abib?

Veamos que nos dicen los pasajes. Examinemos el capítulo 22 de Lucas:

“Estaba cerca la fiesta de los panes sin levadura, que se llama la (pesaj) pascua.
Y los principales sacerdotes y los escribas buscaban cómo matarle; porque
temían al pueblo. Y entró Satanás en Yehuda (Judas), por sobrenombre Iscariote,
el cual era uno del número de los doce; y éste fue y habló con los principales
sacerdotes, y con los jefes de la guardia, de cómo se lo entregaría. Ellos se
alegraron, y convinieron en darle dinero. Y él se comprometió, y buscaba una
oportunidad para entregárselo a espaldas del pueblo. Llegó el día de los panes sin
levadura, en el cual era necesario sacrificar el cordero de la pascua. Y Yeshúa
envió a Kefas (Pedro) y a Yojanan (Juan), diciendo: Id, preparadnos la (Pésaj)
pascua para que la comamos. Ellos le dijeron: ¿Dónde quieres que la
preparemos? El les dijo: He aquí, al entrar en la ciudad os saldrá al encuentro un
hombre que lleva un cántaro de agua; seguidle hasta la casa donde entrare, y
decid al padre de familia de esa casa: El Maestro te dice: ¿Dónde está el
aposento donde he de comer la pascua con mis discípulos? Entonces él os
mostrará un gran aposento alto ya dispuesto; preparad allí. Fueron, pues, y
hallaron como les había dicho; y prepararon la pesaj (pascua). Cuando era la
hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles. Y les dijo: ¡Cuánto he deseado
comer con vosotros esta pascua antes que padezca! Porque os digo que no la
comeré más, hasta que se cumpla en el reino de Elohim. (Luca 22:1-11)

Vamos a explicar el contexto en el que se desenvuelven los hechos de este


pasaje: La comida de Pesaj (propiamente tal) se come al anochecer del 14 de
Abib, casi llegando el 15. El Mesías Yeshúa murió entre las dos tardes del 14 de
Abib, aun no llegaba la hora de comer Pesaj. Sin embargo los pasajes nos dicen
que Yeshúa mando a sus discípulos a preparar Pesaj, ¿Cuándo lo hizo? El mando
a sus discípulos al comenzar el día 14 de Abib y comió junto a ellos a la
medianoche. Yeshúa adelanto su cena de Pesaj para la noche anterior, cuando
recién había comenzado el día 14 de Abib. ¿Pero porque lo hizo así? La razón
más importante es; Yeshúa era él Cordero de Pesaj que debía ser muerto entre
las dos tardes, por lo cual, su “ultima cena” junto con sus discípulos, la debió
comer en la víspera del día de la ofrenda del Cordero Pesaj. De esa manera
explicaría a sus discípulos el gran simbolismo que hay entre la comida del Cordero
de Pesaj y su muerte, para que cada vez que ellos la comieran, conmemoraran su
sacrificio.
¿Pero la celebración de una cena en la víspera de Pesaj es contra lo establecido
en la escritura? Sabemos que el Mashiaj de Yisrael no puede contradecir la Toráh
sino que la confirma con sus enseñanzas y su forma de vida, por lo cual, aun
tenemos algo importante que decir. Veamos:

El verso 1 dice; “Se acercaba la fiesta de los panes sin levadura, que se llama
Pascua (Pesaj)”. Es importante aclarar que “Pesaj” según la Toráh, es un solo
día, el día 14 de Nissan o Abib (que comienza al atardecer de “equis día” y termina
al atardecer siguiente del “equis día”) (Lev.23:5) y seguidamente comienza la
fiesta de los panes sin levadura, que dura siete días más. Sin embargo en la
tradición de Yisrael a toda esa semana se le conoce como la fiesta de Pesaj, a
pesar de que Pésaj es solo el primer día donde se sacrifica el Cordero. Por lo
cual tenemos 8 días, (día 1 donde se sacrifica el cordero y se come la cena al
finalizar de este día y 7 días más de la fiesta de los panes sin levadura) que se
conocen en la tradición Judía como “Pesaj”. Esto es importante, porque
entendemos la razón por la que el Mashiaj Yeshúa y sus discípulos llaman; “Pesaj”
a una cena que no era “Pesaj” propiamente tal. ¿Lo comprende? Es decir en la
tradición de los hebreos desde ese entonces y hasta hoy, todo lo que se hacía y
hace, desde el día 14 de Nissan (Abib) hasta el día 21 de Nissan (Abib) se conoce
como PESAJ.

Nota: Abib se llama el primer mes del año en el calendario religioso (según la Toráh). Nissan es el
equivalente al mes de Abib en el calendario civil de Yisrael. (Ver. Éxodo cap. 12 versos 1-2)

No obstante esto, Yeshúa no ceno el Cordero de Pesaj propiamente tal, pues él


era el Cordero que debía ser sacrificado en Pesaj (1Cor.5.7) por lo que adelanto
su cena y comió una cena voluntaria que en la tradición Judía se conoce como la
ofrenda del “Cordero Jaguigah” (no olvidar que Yeshúa es un Judío y sus
discípulos también, por lo cual también seguían las buenas costumbres y
tradiciones Judías que emanaban por supuesto de los mandamientos de la Toráh)
a la cual también se le llama “Pesaj” porque está dentro del día de donde es
sacrificado el Cordero de Pesaj, ¿lo comprende? El día 14 de Abib comienza un
día equis a las 18 hrs, cuando se esconde el sol. Nuestro Maestro Santo comió la
cena del “Cordero Jaguigah” a la medianoche del 14 de Abib, para luego ser
sacrificado a las 15 hrs (hora novena) del mismo día, y así ser el Cordero de Pesaj
que nos libera de nuestras culpas, de la esclavitud y de la muerte. El Cordero
Jaguigah, es una ofrenda de paz (también de festividad), si el comienzo de la
festividad era caía en día de no Shabbát (reposo), se ofrendaba también un
sacrificio llamado “Shlamim” es decir de pacificación, conocido como “Jaguigá”. Si
bien, la Cena de Jaguigá no es obligatoria sino que voluntaria, el Mashiaj sabiendo
esto, aprovecha la ocasión para comer junto a sus discípulos y explicarles que
cada vez (cada año) que comieran Pesaj propiamente tal, deberían recordar la
muerte y el sacrificio que el haría más tarde por los pecados de su pueblo Yisrael.

En Debarim (Deuteronomio) 16:2 leemos que dice:

“Debes inmolar el sacrificio de pésaj para YHWH tu Elohim del rebaño y de la


manada, en el lugar donde YHWH escoja establecer su nombre”

Lo cual indicaría que podía ofrecerse además del Qorban de Pesaj (ofrenda de
Pesaj) que era el Cordero del rebaño que se inmolaba entre las dos tardes del 14
de Abib, otra ofrenda de fiesta (Qorban Jaguigah) que se podía tomar de la
manada, como lo indica el verso de Deuteronomio. Bajo este entendimiento, en la
tradición Judía se comía en la víspera de Pesaj, dentro del mismo día 14 de Abib,
(Que ya es día de Pesaj) antes del sacrificio que se hace entre las dos tardes del
Cordero de Pesaj, una ofrenda de fiesta tomada de la manada conocida como ya
hemos dicho como; “Qorban Jaguigah”. Esto es lo que Yeshúa comió con sus
discípulos, para poder ser él el cordero de Pesaj que moría por los pecados de su
pueblo Yisrael y por los pecados de la humanidad.

La historia de la ultima cena de Pesaj que Yeshúa comió con sus discípulos, nos
relata en repetidas ocasiones, expresiones tales como; “Se acercaba la fiesta de
los panes sin levadura que se llama Pesaj” “Id y preparad Pesaj” “Y
prepararon Pesaj”, lo cual solo puede indicar que se está refiriendo a la cena de
Pesaj y no a la institución de una nueva Cena, que luego se llamaría “Santa Cena”
o “Misa”, es más, es el mismo Mesías Yeshúa quien dice a sus discípulos;
“CUANTO HE DESEADO COMER ESTE PESAJ CON USTEDES” ¿Por qué no
dijo; “Cuanto he deseado comer esta nueva institución llamada “santa cena” o
“misa”? También dijo; “¿Dónde está el aposento para comer Pesaj con mis
discípulos?” ¿Lo puede entender? Aquí hay algo paradójico; Efectivamente el
Mashiaj comió la santa cena, pero no la santa cena que enseña la religión
Romana y las denominaciones religiosas cristianas, sino que la santa y pura cena
ANUAL de Pesaj, instituida por el mismo YHWH una vez y para siempre para
Yisrael y para quienes abracen su pacto.

El Mashiaj Yeshúa comió Pesaj, eso es lo que dicen los pasajes de los escritos de
Matiyahu cap. 26 (Mateo) Luka cap. 22 (Lucas) y Mordekai cap. 14 (Marcos). Sin
embargo, ya sabemos que la ultima cena que tuvo el Mashiaj con sus discípulos
es llamada “Pesaj” no porque sea Pesaj propiamente tal, o sea, el Cordero de
Pesaj el cual comían después del sacrificio de las 3 de la tarde, sino porque era la
ofrenda festiva de la manada que se comía dentro del día del sacrificio de Pesaj y
debido a que todo lo que se hacía desde el día 14 de Abib en adelante, hasta
finalizar la fiesta de los siete días de panes sin levadura era conocido como “La
fiesta de Pesaj”.

Ahora bien, ¿Qué pasa con los escritos de Shaúl, cuanta similitud hay en sus
letras con la fiesta de Pesaj? Veamos:

“Porque yo recibí del Maestro la enseñanza que les trasmití: que el Maestro
Yeshúa, la noche en que lo entregaron, tomó pan; y después de dar gracias, lo
partió y dijo: “Esto representa mi cuerpo en favor de ustedes. Hagan esto en
memoria de mí”. De igual manera, tomó también la copa después de haber
cenado, y dijo: “Esta copa es la nueva alianza en mi sangre. Hagan esto todas las
veces que la beban en memoria de mí”. Todas las veces que coman este pan y
beban esta copa, anuncian la muerte del Maestro, hasta que él venga.
(1Corintios 11:23-26) (Versión Israelita Nazareno)

Cuando uno va analizar las palabras de Shaúl (Pablo) no solo debe ir al texto que
se quiere interpretar, sino que a toda la carta, pues la carta es el contexto del texto
que nos importa y la base general que nos entrega luz de la razón por la cual el
escritor se dirige a los receptores. Todo el contexto de una Carta nos presenta
datos importantes y relevantes que nos ayudan a entender una expresión
respecto de un verso. Si se lee antes del capítulo 11 de la carta de 1 de Corintios,
encontraremos una luz asombrosa que servirá para dilucidar de que Cena se está
tratando en el capítulo 11 verso 23 y 26 de la carta en cuestión. Veamos:

“Límpiense de la vieja levadura, para que sean una nueva masa sin levadura,
como lo son; porque al Mashíaj, nuestro Cordero pascual, ya lo sacrificaron.
Así que celebremos la Fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de
malicia y de maldad, sino con el pan inleudo de sinceridad y de verdad. (1Corintios
5:7-8) (Versión Israelita Nazarena)

Shaúl (Pablo) está hablando de la Fiesta de los panes sin levadura, la misma
fiesta registrada en los capítulos donde se cuenta acerca de la última cena del
Mashiaj con sus discípulos. Maravillosamente el emisario explica lo que
REPRESENTA está fiesta. Comer panes sin levadura, es vivir sin hipocresías y
honestamente, cuanto más si se está en los días donde se celebra dicha fiesta. Es
decir, que para la fiesta de los panes sin levadura hay una exigencia mayor y una
invitación más importante a vivir 7 días sin levadura física, pero más aun, sin
levadura espiritual. Sin embargo el pan inleudo se come no solo desde el primer
día de la fiesta de los panes sin levadura, sino que desde el día anterior (14 de
Abib) cuando se come Pesaj. Esto es muy importante, pues significa que para
comer Pesaj, se debe comer con mucha honestidad, sin hipocresías. Desde este
entendimiento comprenderemos porque capítulos más adelante, específicamente
en cap. 11, Shaúl (Pablo) invitaría a comer la Cena del Mashiaj (Pesaj) con
discernimiento, sin malicias, sin rencores, sin pecado, es decir en definitiva, tal
cual es como se debe comer Pesaj, con panes sin levadura, que representan la
ausencia del pecado en la mesa de celebración (1Corintios 11:28-29). ¿Lo va
relacionando?

Pero sigamos, más maravillo aun, es cuando leemos que Saúl (Pablo) invita a
celebrar la fiesta, con la expresión; “¡CELEBREMOS LA FIESTA!” ¿Pero cuál es
la fiesta que el emisario está invitando a celebrar? Los versos hablan de la Fiesta
de los Panes sin levadura, la cual era conocida como la fiesta de Pesaj (Lucas
22:1). De hecho el mismo pasaje nos dice; “Nuestro Cordero de Pesaj que es
Mashiaj ya fue sacrificado por nosotros”, una clara referencia a la fiesta de
Pesaj. De ésta forma Shaúl se introduce en el asunto doctrinal que más adelante
en el capítulo 11, trataría a fondo con los hermanos gentiles de la congregación de
Corinto.

Veamos ahora las relaciones más importantes del capítulo 11 de Corintios con la
fiesta de Pesaj.

Shaúl dice; “Esto es lo que recibí del Maestro, la noche que fue entregado”, El
emisario no está hablando de una nueva institución, a pesar de que las biblias
subtitulan estos pasajes como; “La institución de la Cena”, lógicamente haciendo
decir a los pasajes algo que jamás han dicho. El emisario recibe del Maestro lo
que ya hemos leído, que él Mashiaj comió Pesaj con sus discípulos y no otra cena.
Como puede ver hay una manipulación religiosa de las escrituras que impiden al
lector leer lo que realmente dicen.

Cuando los Israelitas comían Pesaj estaban anunciando proféticamente la muerte


de un Cordero que les libraría de la consecuencia de sus pecados. Cada año que
celebraban Pesaj, comenzaban un anuncio profético de la muerte del Mashiaj
sufriente. Como ya hemos dicho las fiestas de YHWH, son una muestra profética
de los planes de YHWH para Yisrael y para la humanidad. Shaúl sabia esto por
eso lo escribió a los hermanos de Colosenses que las fiestas eran una sobra de lo
que ha de venir. (Colosenses 2:15-16).

La fiesta de Pesaj es un recordatorio; “Y este día os será en MEMORIA, y lo


celebraréis como fiesta solemne para YHWH durante vuestras generaciones;
por estatuto perpetuo lo celebraréis” (Ex. 12:14). Debido a que es un memorial
que representa simbólicamente la liberación que más tarde haría YHWH mediante
su cordero (el Mesías), también Yeshúa pide a sus discípulos que cada vez que
tomen la copa y coman el pan sin levadura, lo hagan en memoria de él (Lucas 22).
Como Shaúl está enseñando lo mismo que el Mesías Yeshúa, pues él le transmitió
su enseñanza, también pide a la congregación de Corintios que cada vez (cada
año) que participen de la Cena del Mesías (Pesaj) lo hagan en memoria de él.
Como podemos ver, YHWH le dice a su pueblo que la cena de Pesaj es un
memorial por todas sus generaciones, Yeshúa le dice a sus discípulos que debían
cenar Pesaj en memoria de él y Shaúl discípulo del Mesías enseña a la
congregación a que cada vez que participe de Pesaj lo hagan en memoria de la
muerte de Mesías, pues Pesaj es la sombra profética más relevante de la Toráh
que anuncia la muerte del Mesías. Siempre que los Israelitas celebraban Pesaj
estaban anunciando la muerte futura de un hombre (Mashiaj) que los rescataría de
sus pecados y eso fue lo que sucedió, celebraron Pesaj año tras año anunciando
proféticamente la muerte de este Cordero sin defecto por medio del cual YHWH
los protegería hasta que se cumplió al pie de la letra en un hombre llamado
Yeshúa de Nazaret. Por ésta razón es que Shaúl le dice a la congregación;
“Todas las veces que coman este pan y beban esta copa, anuncian la muerte
del Maestro, hasta que él venga” Tal cual los Israelitas comían un memorial que
anunciaba un evento profético, asimismo los israelitas y gentiles que hemos creído
en el Mashiaj Yeshúa, cada vez que participamos de Pesaj, conmemoramos ese
cumplimiento profético anunciamos (conmemorando) la muerte del cordero de
Pesaj que es el Mesías Yeshúa y lo haremos hasta que él venga. En este aspecto
hay una estrecha relación entre las palabras de Shaúl, las del Mesías y las
instrucciones de la Toráh respecto de la celebración de Pesaj. Shaúl no está
hablando de una nueva cena o institución llamada Misa o Santa Cena.

Maravillosamente Yeshúa nos enseño algo sorprendente respecto de hasta


cuándo se debe celebrar Pesaj, el dijo; “Os digo que desde ahora no beberé
más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con
vosotros en el reino de mi Padre” (Mt. 26:29). Si Yeshúa volverá a comer del
pan sin levadura y volverá a beber la copa del fruto de la vid en el reino de su
Padre, eso simplemente puede significar que cuando Mashiaj instaure el reino
físico de su Padre entre nosotros seguiremos celebrando y conmemorando la
ocasión en que YHWH se dispuso perdonar los pecados de su pueblo Yisrael y de
la humanidad. ¿Cómo puede estar sin vigencia ésta fiesta si en el futuro la
volveremos a celebrar con el Mesías? ¿Cómo puede estar anulada la Toráh si en
el futuro el Mesías la volverá enseñar como lo indican las profecías?

Celebrar Pesaj anualmente es la más maravillosa de las ocasiones que tiene


Yisrael y los gentiles creyentes en Mashiaj para conmemorar bíblicamente y de
acuerdo a todo el contexto de las escrituras, la muerte del Mesías Yeshúa, la
liberación de Yisrael cuando YHWH les rescato de Egipto. Y Como se dice en
Yisrael; “Y el próximo año, la celebraremos en Jerusalén”.

Shalom en el Mashiaj.