You are on page 1of 31

HERBOLARIA CHINA

I. HISTORIA DE LA TRADICION HERBOLARIA CHINA:

La Medicina Tradicional China responde a un sistema teórico y filosófico-


religioso sustentado en la investigación y observación a través de los últimos
milenios; un "pensamiento dialéctico" que investiga dentro de las leyes que rigen
el macrocosmos así como el microcosmos; La salud y la enfermedad estaban
sujetas a los principios del orden natural. La práctica de la medicina se basó en
estos principios: yin y yang y los 5 movimientos que surgen de la habilidad para
observar y entender el mundo natural y de comprender que el microcosmos
humano es una miniatura de estas fuerzas. Hay reglas y relaciones en la
naturaleza que tienen una validez universal. La práctica de la medicina
entonces, es la aplicación del conocimiento de estas reglas para el tratamiento
de la enfermedad y la promoción de la salud.

La Teoría de la Medicina Tradicional China nace a partir de un libro llamado


Huangdi Neijing Su Wen o Canon de Medicina Interna del Emperador Amarillo,
que data aproximadamente del año 1000 A. C., aunque bien podía representar
una tradición oral más antigua. Este texto es rico en sabiduría espiritual. A lo
largo de é se hace mención de 28 sustancias medicinales y 12 prescripciones.
Su autor es Huangdi o el Emperador Amarillo quien, según se cree, vivió 2500
años A. C. Es un personaje legendario a quien se le atribuye además el haber
introducido en su reinado las matemáticas, la escritura china, el cultivo de
gusano de seda y los botes.

Los orígenes del uso medicinal de las hierbas en China se pierden en la


mitología. Existen figuras legendarias como Shen Nong (a quien se le atribuye
el primero y más importante libro de materia médica de China), “El Divino
Agricultor”, que “inventó” la agricultura e identificó numerosas plantas
medicinales. Se decía que Shen Nong había “probado el sabor de cientos de
hierbas para que los hombres pudieran saber cuáles eran dulces y cuáles
amargas”.

La evidencia escrita más temprana en el uso de hierbas medicinales china


consiste en un cuerpo de 11 trabajos médicos recuperados de una tumba de la
provincia de Hunan que data del año 168 A.C. Son textos escritos en seda y
parecen haberse realizado antes del fin del siglo III A.C. Entre ellos se encuentra
las “Prescripciones para 52 enfermedades” que es básicamente un trabajo
farmacológico. Allí se mencionan 250 sustancias medicinales (la mayoría
hierbas y maderas, granos, leguminosas, frutas, vegetales y partes de
animales).
La naturaleza de estos textos es básicamente chamanística e incluye
encantamientos y prácticas para exorcizar. Las fórmulas son simples en
estructura y algunas están relacionadas con la magia.

Al final de la dinastía Han (25 – 220 DC) la medicina en China cambió


dramáticamente, y empezó una nueva época de florecimiento. Para este tiempo
la medicina herbolaria ya está basada en el uso de fórmulas complejas y la guía
central aparece en el libro escrito por Jiang Zhong Jing(150-219DC) uno de los
más grandes médicos de la Medicina China, nacido en Nanyang, provincia de
Henan. El libro es el Shan Han Lun que consta de 2 volúmenes: “Enfermedades
causadas por el frío” (Shan Han Lun) y “Prescripciones del gabinete dorado”
(Jing Gui Yao Lue). Incluye 30 prescripciones y 397 reglas de tratamiento.

Posteriormente aparece Li Shizhen (1518-1593) nacido durante la Dinastía Ming


en el poblado de Qichun, Provincia de Hubei. Famoso doctor de la Medicina
China, quien escribió el Compendio de Materia Médica o Bencao Ganmu. Li
Shizhen recorrió varias montañas y recogió hierbas medicinales, investigando el
crecimiento y morfología de dichas plantas. Del mismo modo estudió animales y
minerales con usos medicinales. Necesitó 27 años para completar su gran libro,
Compendio de Materia Médica o Bengcao Ganmu.
.
El conocimiento posterior sobre la herbolaria china se fue desarrollando de dos
maneras: 1. Partiendo de una continua inclusión de nuevas hierbas junto con la
reevaluación y adición de nuevos usos de las hierbas ya conocidas. 2.
Unificando las teorías de la Medicina Tradicional China expuestas en el Nei
Ching, con las observaciones realizadas sobre los efectos terapéuticos y clínicos
de las hierbas.

Hoy en día, “La Enciclopedia de Substancias de la Medicina Tradicional China”


(1977) con la presentación de 5767 substancias es la compilación sobre
tradición herbolaria china mas completa hasta la fecha.

II. TRADICION HERBOLARIA Y ETNOBOTANICA.


La medicina moderna a partir de 1948 , con la creación de la
Organización Mundial de la Salud, apoyada en los avances tecnológicos y
científicos, confió el combate de las enfermedades a los medicamentos de
síntesis química y a la cirugía como los dos pilares terapéuticos
fundamentales. Quedaban atrás las boticas, puestos de hierbas, sangrías,
purgantes, sahumerios, cataplasmas y todo lo relacionado con las plantas
medicinales; estas últimas quedaban relegadas al olvido, consideradas como
recurso primitivo e impropio de la modernidad.

Sin embargo, con gran sorpresa, en los últimos 20 años encontramos que la
gente vuelve a hablar de las hierbas y que a pesar de la invasión
farmacológica mundial, las personas siguen recurriendo a los remedios
vegetales para aliviar las enfermedades comunes. Nos enfrentamos a dos
fenómenos: Por un lado, la tradición herbolaria no ha desaparecido en la
mayoría de los pueblos del planeta y se ha mantenido entre los campesinos,
los indígenas y las barriadas populares de los grandes centros urbanos,
sobre todo en los países en vías de desarrollo, incluso entre la población
cultural o económicamente alta.

¿Cómo podemos explicar éste fenómeno que resulta paradójico a la luz de la


ciencia médica moderna? ¿ Por qué razón las plantas, un recurso
terapéutico de poca valía, siguen ocupando un lugar importante en el
manejo de la salud?
La sola persistencia de la tradición no parece ser una explicación válida;
sabemos que los conocimientos y tradiciones cambian o desaparecen con
facilidad si se enfrentan a opciones mas cómodas o eficaces.

Debemos pues revisar en primer lugar el papel jugado por los medicamentos
de síntesis química, pues son ellos los que entran a competir con las plantas
medicinales. La primera razón para buscar alternativas en lo vegetal es que
el costo de los fármacos es cada vez mas alto, especialmente en relación
con el poder adquisitivo de los países del tercer mundo.

El segundo elemento es la iatrogenia farmacológica pues la mayoría de los


medicamentos tienen reconocidos efectos secundarios y reacciones de
toxicidad que son aceptados en medicina con el criterio de “ evaluación de
riesgos frente a beneficios”, cuestión que suscita una razonable
desconfianza en los pacientes.

En tercer lugar, encontramos que la inundación farmacéutica del mundo


moderno no ha conseguido, sin embargo, una disminución real de la
morbilidad mundial. A pesar de reconocer que los fármacos producen
extraordinarios efectos sobre las funciones biológicas, sabemos que poco
alcanzan a afectar las causas últimas de las enfermedades.
En cierto modo, los medicamentos de síntesis química parecen fracasar ante
el reto de eliminar las enfermedades y recuperar en forma permanente el
estado de salud del individuo.

Además de las razones expuestas anteriormente, el resurgimiento de las


plantas medicinales obedece a otros elementos también importantes que
van más allá de lo meramente técnico, económico o médico. Las plantas
medicinales , en el contexto tradicional, están ligadas a una concepción
distinta del hombre y de la naturaleza; no es solo que ellas sean menos
tóxicas, o más baratas, o más fáciles de conseguir, o incluso sean más
eficaces, sino que las plantas medicinales nos devuelven la mirada a la
naturaleza, a la armonía del hombre con su entorno y a una cultura donde lo
vegetal, en términos de salud, también tiene algo que ofrecernos.
Igualmente, en el plano institucional las razones del resurgimiento de las
plantas van más allá de las consideraciones farmacológicas, comerciales o
ecológicas.

La Organización Mundial de la Salud ha cuestionado el éxito de la estrategia


de una medicina moderna organicista, especializada y curativa puesto que
los índices de morbi – mortalidad aumentan y la cobertura de salud no crece
en proporción con la inversión de recursos económicos y humanos. Esto
lleva a plantear una nueva estrategia en la cual se da prioridad a la medicina
preventiva en donde la medicina tradicional y los remedios de origen vegetal,
son llamados a ocupar un lugar destacado en ésta nueva perspectiva para
combatir las enfermedades. ( Zuluaga, Germán. 1999)

La etnobotánica, «el estudio de las relaciones entre el hombre primitivo y las


plantas» (June 1941), aparece relativamente reciente con gran fuerza
científica y ofrece información valiosa para el universo de las plantas
medicinales. Hoy es más apropiado hablar del estudio de las relaciones
entre el hombre y los recursos vegetales, relaciones que son producidas por
el ser humano, cualquiera que sea su condición; no solo indígena, sino
también el negro, el campesino, o el habitante de las ciudades.

La etnobotánica como disciplina científica moderna investiga a las plantas y


hace énfasis en el uso potencial del producto vegetal, la agronomía, la
fitoquímica y la distribución geográfica de las especies, así como su
variabilidad genética y sus características ecológicas (Toledo, 1987). Es un
instrumento valioso para la recuperación de la memoria y la reapropiación de
los recursos vegetales como un patrimonio de nuestros pueblos.

La etnobotánica permite comprender que para las sociedades tradicionales y


campesinas el universo vegetal es un ser vivo, reflejado de manera especial
en la concepción de la Madre tierra. Y esa relación con lo vegetal se aprecia
en términos que van más allá de la utilidad.

La etnobotánica encuentra que las sociedades indígenas, por ejemplo,


establecen una relación con la naturaleza que va más allá de conseguir la
simple supervivencia, la perpetuación de la especie o el bienestar de la
sociedad y permite al hombre desarrollar en plenitud el ser hombre,
incluyendo su esfera física, social, mental, emocional y espiritual.

Otras medicinas tradicionales mediadas por la herbolaria y otras prácticas


milenarias, nos permiten observar que a pesar de las diferencias culturales y
que aunque los mundos diferentes tienen formas diferentes, lo importante de
entrar en estos mundos ajenos al nuestro es comprender que en esencia las
diferentes medicinas, acupuntura, medicina ayurveda, caldea, greco – latina,
americana, tienen en común un conocimiento cuyo origen ,es la naturaleza.
Este conocimiento expresado a través de prácticas que buscan sostener y
renovar el orden del universo, ha estado durante toda la historia en manos
de personajes conocidos hoy como chamanes; quienes son los poseedores
últimos del gran conocimiento botánico y médico propio de estas culturas.
La sabiduría condensada en la persona del chamán abarca todos los
eventos de la realidad: salud, religión, medio ambiente y sociedad, teniendo
como denominador común el contacto estrecho con la naturaleza a partir de
una relación totémica con el reino animal y un manejo especializado del
reino vegetal.

Estos seres han sido a través de los tiempos quienes dieron origen a los
sistemas médicos o religiosos y sus técnicas son sorprendentemente
similares en todas las culturas. Su función esencial es la curación y no solo
buscan curar el cuerpo, la mente o el espíritu, sino que involucran conceptos
extraordinarios como curar la tierra o curar la historia.

La medicina tradicional china en relación con la medicina tradicional nuestra


además de los aspectos comunes antes mencionados, presenta puntos de
unión esenciales que nos acercan y recuerdan que finalmente somos hijos
de la Tierra:

La conciencia de que más que curar enfermedades, éstas deben prevenirse


y que en ésta actitud hay una responsabilidad tanto en el paciente como en
el médico.

Aprendizaje de los efectos de las sustancias vegetales, animales y minerales


a través de la experiencia directa.

Conocimiento del estado de la salud y de la enfermedad, revisando no sólo


el cuerpo sino también la historia personal, las relaciones consigo mismo,
con los demás, con la naturaleza y con el espíritu, hábitos emociones y
deseos.

Clasificación de sabores con fines terapéuticos específicos.

El concepto del frío y el calor como principal explicación de las


enfermedades de origen natural.

Fiebres naturales, no generadas por infección, concepto que relaciona la


deficiencia de Yin, exceso de Yang, humedad – calor en la medicina
tradicional china.

La alimentación como premisa de una forma saludable de vida.

El uso de las plantas medicinales como arma terapéutica más importante.


Quizá el acercamiento a las distintas culturas tradicionales nos permite ver el
inmenso valor de la diversidad y nos enseña que las diferencias no son
barrera, sino por el contrario, oportunidades para enriquecer la conciencia
del hombre como responsable de la vida en el planeta.

III. DESARROLLO DE LA TEORÍA HERBOLARIA.


1. PROPIEDADES Y CARACTERISTICAS DE LAS HIERBAS.

La materia Medica China tiene propiedades y funciones que pueden clasificarse


en 5 categorías básicas.

A. LAS 5 ENERGIAS:

Las 5 Energías o naturalezas indican las propiedades de:


Frío, fresco, cálido, caliente, neutro. Estos términos describen características
energéticas significativas de las hierbas y sus acciones.

Hierbas frías o frescas: como gypsum, anemarrhena rhz., coptis rx., rehmannia
rx., alcachofa, ortiga, cola de caballo, madreselva, etc., alivian síndromes de
calor.
Hierbas calientes o cálidas: como acónito, magnolia, ligusticum rx., jengibre,
canela, angélica, albahaca, etc., alivian síndromes de frío.
Hierbas neutras: cuyas propiedades no son ni frías ni calientes; tales como
poria cocus, flores de saúco, trigo, hierbabuena, milenrama.

B. LOS 5 SABORES:

Los médicos en la antigüedad descubrieron que una propiedad particular en una


sustancia puede inducir ciertos efectos terapéuticos. Ellos generalizaron las
acciones de las hierbas en la teoría de los 5 elementos:

Picantes: Dispersan y promueven la circulación del qi y vigorizan la sangre.


Ej.: Jengibre: libera el exterior promoviendo sudoración. Albahaca: promueve
circulación del qi. Angélica: Vigoriza sangre. Ephedra: libera el exterior
causando sudoración. Costus rx.: promueve la circulación.

Dulces: Tonifican, armonizan y moderan.


Ej.: Rehmania rx.: nutre sangre. Licorice rx.: modera y para el dolor o armoniza
las acciones de otras hierbas. Avena: restablece el qi. Malva: desinflama y relaja
tendones. Stevia: Modera el dolor y armoniza las acciones de otras hierbas.

Ácidos o agrios: Absorben y controlan. Son astringentes.


Ej.: Schizandra fr.: Alivia emisiones seminales y sudoración espontánea. Euryale
sm.: trata emisiones nocturnas y orina frecuente. Mora de castilla: Seca la
humedad-moco. Concha de ostra: Para la sudoración. Roble: Analgésico,
antiácido, controla las secreciones.

Amargos: Reducen y secan.


Ej.: Lepidium sm.: reduce calor en los pulmones y suaviza el asma. Atractylodes
rz.: transforma la humedad turbia. Raíz de Ruibarbo: mueve la material fecal y
elimina el calor. Manzanilla: transforma la humedad. Verbena: Tonifica el hígado,
beneficia la visión.

Salados: Ablandan masas y nódulos, reducen la dureza y purgan.


Ej.: Magnetitum: ancla y calma el espíritu. Concha margarita: seda el corazón y
calma las palpitaciones. Sal glauber: Para constipación, Alga marina: activa el
metabolismo, desintoxica. Alfalfa: restablece las deficiencias, depurativa.

Insípidos: Están muy relacionados con el sabor dulce. Transforman humedad y


promueven la orina.

Los sabores son más importantes como indicadores de la propiedad de cada


hierba que de su verdadero sabor. Los sabores que describen las características
de las hierbas son aproximaciones y generalmente cada hierba tiene más de un
sabor.

Cuando hablamos de las 5 energías y los 5 sabores, podemos diferenciar los


grados de intensidad: Ej. : Las hierbas pueden ser frías, muy frías o frescas,
calientes muy calientes o cálidas. Amargas ligeramente, amargas o muy
amargas.

Estas dos características; Sabor y Energía se usan para describir las


complicadas acciones de las hierbas.

2. TENDENCIAS FUNCIONALES:

Las tendencias funcionales de las Hierbas chinas se definen por la dirección


hacia donde se dirige su acción: ASCENDER, DESCENDER, FLOTAR y
HUNDIR o PROFUNDIZAR y son un método de categorización clínicamente
muy útil.
En general, la tendencia funcional de una hierba se relaciona con su sabor, con
su naturaleza o energía, propiedad, cualidad y modo de procesamiento.

Hierbas que Ascienden y Flotan:


-Su movimiento es hacia arriba y hacia fuera, promueven sudoración,
elevan el yang, causan vómito y abren los orificios.
-Son generalmente picantes y dulces en sabor y cálidas o calientes en
naturaleza.
-Por lo general, las flores y hojas de una planta por su cualidad liviana,
pertenecen a esta categoría.
Ej.: Perilla (hojas), Cimicifuga, Bupleurum rx., Canela, jengibre, ajo, albahaca,
hinojo, jazmín.

Hierbas que Descienden y se Hunden o Profundizan:


-Su movimiento es hacia abajo y hacia adentro, conducen el qi hacia abajo,
promueven orina y defecación, controlan el yang y calman la mente.
-Son generalmente amargas, ácidas o saladas en sabor como frías o frescas en
naturaleza.
-Por lo general, semillas, raíces, cortezas, minerales, frutos, por su cualidad
pesada, pertenecen a esta categoría.
Ej.: Ruibarbo (raíz), perilla (semilla), cinnabar, alcachofa, verbena, sábila, cola
de caballo.

El método de procesamiento y preparación puede cambiar el sabor y la


propiedad de la planta influenciando su tendencia funcional:
-Freír las hierbas: causa una función ascendente.
-Procesarlas con jengibre: una función dispersante.
-Asadas con vinagre: una función astringente.
-Preparadas con sal: una función descendente.

3. HIERBAS QUE PENETRAN MERIDIANOS ESPECIFICOS:

Una hierba puede actuar selectivamente sobre una parte definida del cuerpo
para aliviar cambios patológicos en meridianos y órganos específicos.
Los meridianos sobre los cuales una hierba actúa, se deducen de los síntomas
que son aliviados por ella.

Ej.: Jengibre: Promueve sudoración, tonifica y calienta el estómago, calma el frío


en el útero, incrementa defensas. Está indicado en resfriado por frío externo,
vómito, náuseas, deficiencia de yang de Bazo y Riñón.

Analizando lo anterior y teniendo en cuenta la teoría de los órganos zang – fu,


puede determinarse que el jengibre penetra los meridianos de Pulmón y Bazo –
Estómago.

Ziziphus jujuba: Tonifica el qi en el Bazo y en Estómago. Está indicado para


inapetencia y diarrea por deficiencia de Bazo y Estómago. Se puede deducir que
la hierba actúa sobre estos dos meridianos específicamente.

4. TOXICIDAD Y NO -TOXICIDAD:

La toxicidad de las hierbas y sustancias puede causar reacciones sintomáticas y


producir efectos adversos en los tejidos. No se deben ingerir sobredosis pues se
pueden producir efectos colaterales.
Hierbas tóxicas: acónito, nuez moscada, magnolia, pinellia ternata, etc.
Hierbas no-toxicas: jengibre, avena, etc.
IV. MECANISMO DE ACCION DE LAS HIERBAS:

Las Energías, Los Sabores, Las Tendencias Funcionales y Los Meridianos son
los métodos de acercamiento que se usan para entender las acciones
energéticas de las hierbas. Estas propiedades y características de las hierbas se
combinan, se relacionan y se suplementan entre sí. Sólo combinando estas
cualidades puede realizarse una comprensiva y adecuada prescripción de
hierbas.

Las substancias agrias: son en general astringentes, inhiben el escape de


líquidos; consolidan y se emplean en caso de hemorragias, diarrea intensas, en
debilidad por enfermedades crónicas, sudoración espontánea, humedad – calor
interno. Controlan la esencia, retienen la orina, y alivian la tos. Actúan
fundamentalmente sobre el Hígado y la Vesícula Biliar y pertenecen al elemento
Madera.

Las substancias amargas: son refrescantes y pueden dirigir el qi hacia abajo,


reducen el exceso, estimulan la digestión, secan la humedad pero pueden
causar sequedad. Resultan útiles en el resfriado, el estreñimiento, en casos de
artritis o leucorrea relacionados con los síndromes de humedad – calor o
humedad – frío y su acción se centra en el Corazón y el Intestino Delgado.
Pertenecen al elemento Fuego.

Las substancias dulces e insípidas: son tónicas y nutritivas y afectan al


Estómago y al Bazo, pueden enfriar o calentar, su energía es ascendente y
descendente, estimula la circulación, humedece la sequedad pero puede
producir humedad, construyen tejido, armonizan los sistemas digestivo,
respiratorio, inmunológico y endocrino. Se emplean para combatir las
deficiencias. Pertenecen al elemento Tierra.

Las substancias picantes: dispersan y movilizan el qi y la sangre. Dispersan


viento. Su energía es ascendente y hacia fuera, estimulan la circulación,
facilitan la digestión, inducen la sudoración. También están indicadas en la fase
inicial de las llagas y abscesos antes de que se forme pus. Afectan
fundamentalmente a los Pulmones y el Intestino Grueso .Resuelven tos y asma.
Pertenecen al elemento Metal.

Las substancias saladas: reducen la sudoración y ablandan masas sólidas y


adherencias fibrosas. Su energía es descendente y hacia adentro, regula los
fluidos y desintoxica. Generalmente son refrescantes y actúan sobre los Riñones
y la Vejiga.

V. CRITERIOS QUE DEFINEN LA ACCION DE LAS HIERBAS:


De acuerdo a los síntomas y síndromes y teniendo en cuenta las propiedades y
características antes mencionadas, la herbolaria china ha desarrollado un
método que le permite abarcar el uso de las sustancias con criterio organizado.

1. HIERBAS QUE LIBERAN EL EXTERIOR:

Son aquellas que liberan los factores patógenos cuando estos aun están en la
superficie del cuerpo. Tienen un sabor picante y causan sudoración. Se dividen
en picantes – calientes y picantes – frías. Algunas de este grupo tienen
funciones adicionales como tratar tos y asma, fortalecer el metabolismo del
agua.

Deben usarse con precaución para no causar una sudoración fuerte y un


consumo del yang – qi y de los fluidos del cuerpo.

A. Picantes cálidas que liberan el exterior: Ej. : Ephedra, Schizonepeta,


ligusticum, canela, jengibre, tomillo, cilantro.
B. Picantes frías que liberan el exterior: Ej.: Soja preparata, spirodela, kudzu,
hierbabuena, saúco, eucalipto.

2. HIERBAS QUE ACLARAN CALOR:

Sacan principalmente calor interno. En general son frías y frescas en propiedad.


Deben usarse con precaución en caso de poco apetito, debilidad de Bazo-
Estómago y diarrea. Se clasifican en:

A. Hierbas que aclaran calor y reducen fuego: Indicadas para calor al nivel
del qi.: Ej.: Trichosanthes, Gardenia, Anemarrehena, Talco, bambú, prunella.
B. Hierbas que aclaran calor y dispersan humedad: Son amargas y secas,
indicadas para calor interno sin consumo de fluidos en el cuerpo. Ej.: Coptis rz.,
genciana, scutellaria, salvia, lengua de vaca diente de león.
C. Hierbas que enfrían la sangre: Se usan para enfriar calor en sangre. Ej.:
cornus rhinoceri, Rehmannia, moutan rx., cáscara sagrada, prunella, ortiga.
D. Hierbas que aclaran calor y sacan toxinas: En enfermedades epidémicas,
disentería tóxica, llagas y carbunclos. Ej.: Forsythia, pulsatilla, achyrantis,
madreselva, diente de león, índigo natural.
E. Hierbas que aclaran calor por deficiencia de yin: Calor interior por
deficiencia de yin: Stellaria, artemisa, Ajenjo, apio, alfalfa, polen de flores.

3. HIERBAS QUE PURGAN:

Estimulan o lubrican los intestinos para promover el movimiento. Son indicadas


en constipación, sacan calor patógeno o frío y alivian el edema. Se dividen en:

A. Hierbas que purgan la materia fecal: Son amargas y frías en naturaleza.


Indicadas en retención de materia fecal por acumulación de calor en Estómago e
intestinos. Ej.: Senna, Raíz de ruibarbo, sal glauber, aloe.
B. Hierbas que lubrican los intestinos: Constipación debido a deficiencia de
fluidos en el cuerpo. Ej.: semilla de cannabis, semilla de sésamo almendra de
ciruela.
C. Hierbas que transforman agua: Purgan agua y materia fecal, cuando hay
edema en extremidades. Ej.: Genkwa, croton semilla, Genciana, llantén.

4. HIERBAS QUE SACAN VIENTO Y HUMEDAD:

Sacan viento y humedad de la piel, músculos, canales y colaterales. Relajan


tendones, promueven la circulación en canales y colaterales, paran dolor y
fortalecen articulaciones y huesos. Viento humedad, dolor por obstrucción,
entumecimiento en músculos, dolor en región lumbar y rodillas, extremidades
inferiores débiles, dolor migratorio. Ej.: Huesos de tigre, excremento de gusano
de seda, Angélica, Artemisa, borraja, manzanilla, poleo chino, milenrama,
eritrina.

5. HIERBAS AROMATICAS QUE TRANSFORMAN HUMEDAD:

Son generalmente picantes, fragantes, cálidas y secas. Promueven el qi,


trasforman la humedad turbia, fortalecen el Bazo y el Estómago. Ej.:
Atractylodes, magnolia, agastache, Cardamomo, romero, poleo chino.

6. HIERBAS QUE BENEFICIAN LA ORINA Y DRENAN HUMEDAD:

Transforman humedad acumulada o fluidos hacia la orina. Algunas sacan calor y


drenan humedad. Son dulces o insípidas, neutrales o ligeramente frías.
Indicadas en disuria, edema, desórdenes del tracto urinario, humedad flema. Se
deben usar con precaución en deficiencia de yin o fluidos. Ej.: Poria cocus,
Lysimachia, cola de caballo, pelo de choclo, llantén, hojas de diente de león,
cebada, malva.

7. HIERBAS QUE CALIENTAN EL INTERIOR:

Son picantes y calientes. Calientan el Bazo y el Estómago, sacan el frío y


detienenel dolor en síndromes fríos. Dolor por frío en epigastrio y abdomen,
vómito, diarrea, orina clara y profusa, extremidades frías. Contraindicadas en
síndromes de calor o deficiencia de yin. Ej.: Acónito, asarum, jengibre, canela,
albahaca, clavos, romero, semillas de hinojo.

8. HIERBAS QUE REGULAN EL QI:

Son aromáticas, picantes y amargas. Son buenas para promover el libre flujo de
qi y están indicadas en estancamiento de qi, manifestado como distensión y
dolor y perversión del qi, manifestado como náusea, vómito, eructos, asma y tos.
Las manifestaciones dependen de los órganos afectados. Se deben usar con
precaución en caso de deficiencia de yin o de qi. Ej.: Cyperus, lindera, sandalo,
Cáscara de mandarina, cáscara de naranja agria, cebolla junca, pétalos de
rosa, toronjil, bolsa de pastor, rábano blanco.

9. HIERBAS QUE ALIVIAN EL ESTANCAMIENTO DE COMIDA:

Están indicadas en distensión y llenura en la región epigástrica y abdominal.


Eructos, acidez, náusea, vómito, indigestión debido a debilidad de Bazo y
Estómago. Ej.: Crataegus, oryzae sativae, endotelio de molleja de pollo,
Germinados de cereales, semillas de rábano, linaza, sésamo, menta piperita,
equinácea, albahaca.

10. HIERBAS QUE EXPULSAN PARASITOS:

Se usan para expulsar parásitos intestinales. Se debe considerar la constitución


del paciente. En caso de complicaciones patológicas se deben usar en
compañía de otras. Precaución debe tomarse a causa de su toxicidad. Ej. :
Quiscualis, agrimonia, ajo, semillas de palma areca, semillas de ahuyama,
semillas de papaya, semillas de limón.

11. HIERBAS QUE DETIENEN EL SANGRADO:

Se usan en caso de vómito de sangre, epistaxis, tos con sangre, heces con
sangre, sangrado uterino o sangrado por trauma. Las hierbas paran el sangrado
de diferentes maneras: enfriando sangre, astringiendo, resolviendo
estancamiento de sangre, y calentando los canales. Es una situación en la que
generalmente se deben acompañar hierbas para resolver otros síntomas según
las manifestaciones. Ej.: Cabello humano carbonizado, flor de loto, notoginseng,
rubiae, ginseng, sábila, geranio, hierba de san Juan, cáscara de limón, mora de
castilla.

12. HIERBAS QUE VIGORIZAN SANGRE Y RESUELVEN EL


ESTANCAMIENTO:

Armonizan la sangre, promueven la circulación, resuelven el estancamiento de


sangre, reducen la hinchazón y paran el dolor. El estancamiento de sangre tiene
varias causas, por eso otras hierbas deben agregarse. El qi y la sangre están
estrechamente relacionados. Al usar hierbas que vigorizan la sangre y resuelven
el estancamiento, es necesario agregar hierbas que promueven la circulación del
qi para incrementar los efectos terapéuticos.
Ej.: Salvia miltiorrhiza, peonia rubra, Ligusticum, mirra, cúrcuma, salvia roja,
chuchuhuasa., sangre de drago.

13. HIERBAS QUE RESUELVEN LA FLEMA Y ALIVIAN TOS Y ASMA:

Se usan en casos de esputo profuso, flema gruesa y pegajosa, asma, o


síntomas relacionados a la flema como escrófula, gota, epilepsia, convulsiones o
carbunclos yin. La selección de las hierbas depende de las causas y las
manifestaciones. Ej.: Pinellia, arisaema, laminaria,`platicodon, fritillaria, semillas
de mostaza, ínula, trozos de bambú, concha de almeja, alga marina, corteza de
morera, hoja de níspero de Japón, ginko biloba.

14. HIERBAS QUE TRANQUILIZAN LA MENTE:

Se usan en deficiencia de qi de corazón, deficiencia de sangre en corazón o


elevación del fuego de corazón que se manifiestan como desasosiego,
palpitaciones, ansiedad, insomnio. Dificultades en el sueño, convulsiones,
epilepsia, desórdenes maníaco depresivos. La selección de las hierbas debe
seguir la condición patológica. Puede haber una deficiencia de yin y sangre,
hiperactividad de yang de hígado, ascenso de fuego de corazón, epilepsia,
convulsiones. Las hierbas tranquilizantes en estos casos se agregan como
suplementos. Ej. : Concha ostreata, magnetitum, fluoritum, Verbena, valeriana,
cardamomo, damiana, tomillo, flores de saúco, polen de flores.

15. HIERBAS QUE PACIFICAN EL HIGADO Y CALMAN VIENTO


ENDOGENO:

Resuelven temblores y calman el yang. Indicadas en temblores, convulsiones y


espasmos causados por el viento de Hígado agitado y en mareo y vértigo por la
hiperactividad del yang. Puede originarse por calor extremo, hiperactividad del
yang del Hígado, o por deficiencia de yin y sangre. Las hierbas correspondientes
deben usarse en cada caso. Ej. : Gastrodia, escorpión, centípedos, lombriz de
tierra, Concha ostrea, madre perla, hematita, cúrcuma, menta piperita.

16. HIERBAS AROMATICAS QUE ABREN LOS ORIFICIOS:

Son sustancias aromáticas que abren los órganos de los sentidos (Orificios) y
restablecen la conciencia. Se usan cuando el calor ataca el pericardio o la flema
turbia daña el corazón. Sus manifestaciones son pérdida de la conciencia,
delirio, epilepsia o convulsiones por ataque de viento. Ej.: Almizcle de venado,
acori graminei, cálculos vesiculares de bovinos, Borneol, alcanfor.

17. HIERBAS QUE TONIFICAN LAS DEFICIENCIAS:

Fortalecen y suplementan la resistencia del cuerpo contra enfermedades. Se


aplican sólo en casos de debilidad de factores antipatógenos. Se dividen en:

A. Hierbas que tonifican qi:


Se usan en deficiencia de qi de Bazo y Pulmón. Cuando la deficiencia de qi está
acompañada por deficiencia de yin o yang, hierbas para esta situación deben
ser agregadas. Por lo que el qi es responsable de la generación y circulación de
la sangre, estas hierbas también son usadas en la fase aguda de una severa
pérdida de sangre., para prevenir colapso y detener sangrado.
Ej.: Astragalus, ziziphus jujuba, glycyrrhiza, Ginseng, ñame chino (dioscorea),
orozuz, dátil, manzanilla.
B. Hierbas que tonifican yang:
Principalmente, deficiencia yang de Riñón. Generalmente son cálidas y secas
en naturaleza. Contraindicadas en deficiencia de yin o fuego. Ej.: Cistanches,
epimedii, morindae rx., clavos de olor, romero, albahaca, jengibre, canela,
nueces.
C. Hierbas que tonifican la sangre:
Se usan en deficiencia de sangre. Por lo que el qi puede generar sangre plantas
que tonifiquen qi incrementan los efectos terapéuticos de las que tonifican
sangre. Ej. : Polygoni multiflori, peonia, Mora blanca, Caléndula, ortiga,
milenrama, angélica, perejil.
D. Hierbas que tonifican yin:
Se observa más comúnmente la deficiencia de yin en Pulmón, Estómago, Riñón
e Hígado. Se deben usar acompañadas de otras hierbas para tratar otras
manifestaciones específicas. Ej. : Ophiopogonis, bulbus lilii, plastrum testudinis
(concha de tortuga de agua dulce), Espárragos, ortiga, caléndula, ulmaria, vid,
orégano, borraja, genciana.

18. HIERBAS ASTRINGENTES:

Calman sudoración, controlan la diarrea, la esencia, retienen orina, resuelven la


leucorrea, el sangrado y la tos. Se indican en debilidad de enfermedades
crónicas. Para tratar el origen de la enfermedad y los síntomas
simultáneamente, las hierbas tonificantes correspondientes deben agregarse a
la prescripción. Ej. : Schisandra, semilla de loto, cáscara de huevo de mantis
ciruela negra, trigo germinado, mora (hojas), bardana.

VI. PRESCRIPCION DE LAS HIERBAS.


1. HIERBAS INDIVIDUALES:

Algunas veces el uso de una planta individual puede tratar un síntoma


específico, de forma efectiva.
Ej.: Jengibre: Náusea, vómito.
Concha ostreata: Ancla y calma el espíritu, palpitaciones, ansiedad, insomnio.
Cyperus rotundi: Expande y regula qi de Hígado, regula menstruaciones.
Canela: tonificar qi, sudorífico.
Ginseng: Tonifica qi.
Manzanilla: afloja la constricción, hace circular el qi.
Apio: Tónico digestivo.
Sin embargo en la herbolaria china se usan combinaciones de dos o más
hierbas para potencializar los efectos de las mismas y producir mejores
resultados sobre el paciente.

2. COMBINACION DE PLANTAS –FORMULAS HERBOLARIAS:


El arte de combinar es la selección, con propósitos clínicos, de 2 o mas
substancias medicinales.

A. Función de cada sustancia: Jerarquía Feudal:


.
Una fórmula efectiva es aquella en la que las substancias son cuidadosamente
balanceadas para acentuar la fuerza y reducir sus efectos colaterales.

En la construcción de una fórmula se tiene en cuenta lo que en la medicina


china se denomina “jerarquía feudal”:

- El rey: Conocido también como Emperador, Monarca. Es el ingrediente que


está dirigido específicamente contra el patrón principal de la enfermedad y el
que mayor efecto tiene sobre este.
- Ayudantes: Conocidos también como Ministros, Asociados. Dos acciones: 1.
Ayudan al ingrediente jefe a tratar el patrón principal de la enfermedad. 2.
Sirve como el principal ingrediente dirigido contra los patrones coexistentes
de la enfermedad.
- Asistentes: Tres funciones: 1. Refuerzan el efecto de la hierba jefe y las
ayudantes o directamente trata un aspecto menos importante del patrón de la
enfermedad. 2. Modera o elimina la toxicidad de las hierbas jefe y ayudantes
o modera sus propiedades ásperas (ayudante corrector). 3. tiene un efecto
opuesto al del ingrediente principal y es usado en desórdenes muy serios y
complejos (asistente opositor).
- Mensajeros: Dos funciones: 1. Enfoca la acción de la fórmula hacia cierto
canal o área del cuerpo. 2. Armoniza e integra las acciones de otros
ingredientes.

El arte de construir una fórmula va más allá de la jerarquía. También requiere


flexibilidad para cubrir las necesidades específicas de cada paciente.

Se pueden y deben hacer adaptaciones según los síntomas de cada paciente,


estado físico, clima y otros factores ambientales y emocionales.

Las hierbas deben recetarse basándose en la formación médica tradicional china


del diagnóstico por síndromes y síntomas, que difieren a los de la medicina
occidental.

Se debe conocer a fondo la naturaleza y los sabores de las hierbas, a fin de


prescribir las adecuadas para tratar cada caso concreto.

El practicante debe tener en cuenta los requisitos terapéuticos, la selección de


fórmulas, la compatibilidad de las hierbas, las contraindicaciones y la
dosificación óptima para preparar una fórmula que se adecúe al estado particular
de un paciente dado.

B. Interacción entre sustancias


La combinación de sustancias en una fórmula puede incrementar o promover
los efectos terapéuticos, minimizar toxicidad o efectos colaterales, acomodar
situaciones clínicas complejas y alterar las acciones de los ingredientes.

Para entender como las sustancias interactúan entre sí, se deben entender
primero sus acciones y otras características individuales. Los efectos que se
producen al combinarlas se clasifican así:

- Mutua necesidad: Cuando una sustancia requiere de otra para realizar un


propósito clínico. Ej: Ruibarbo y la sal glauber.
- Mutua potencialización: Combinación de 2 sustancias con acciones
diferentes en donde una incrementa el efecto de otra en una situación clínica
específica. Ej.: ortiga, milenrama y caléndula, tonifican qi y sangre.
- Oposición mutua: Combinación en la cual la toxicidad de una sustancia o
los efectos colaterales se reducen o son eliminados por otra. Ej: Los clavos
de olor y la cúrcuma.
- Supresión mutua: Una sustancia reduce los efectos colaterales no
deseados de otra. Las semillas de rábano en combinación con ginseng,
reducen el poder de restablecer el qi de la segunda.
- Antagonismo mutuo: Habilidad de dos sustancias para neutralizar los
efectos positivos de cada una. Acónito con pinellia.
- Incompatibilidad mutua: Cuando la combinación de dos sustancias da lugar
a toxicidad que no tienen cuando se usan independientemente. Ej.: Alga
marina es incompatible con glycyrriza.
- Efecto simple: cuando se usa una sola sustancia para tratar un paciente. Ej.:
Ginseng para tratar una deficiencia de qi general.

C. Requisitos para una fórmula exitosa

En resumen, una fórmula debe cumplir los siguientes requisitos para garantizar
el éxito terapéutico:

-Debe tener una misión específica, un objetivo definido y conseguir un resultado


terapéutico concreto.
-Debe estar organizada coherentemente.
-Sus diversas funciones deben estar claras.
-El objetivo principal de la fórmula debe ser claramente visible.
-Debe estar bien equilibrada.

D. Ejemplo de fórmula herbolaria china

Fórmula para drenar calor del hígado: (Long dan xie gan tang)

Rx. Genciana (long dan cao) 3-9 g


Rx. Scutellariae (huang qin) 6-12 g
Fcts. Gardeniae J. (zhi zi) 6-12 g
Caulis mutong (mu tong) 3-6 g
Semen Plantaginis (che qian zi) 9-15 g
Rhz. Alismatis O. (ze xie) 6-12 g
Rx. Bupleuri (chai hu) 3-9 g
Rx. Rehmanniae G. (sheng di huang) 9-15 g
Rx. Angelica sinensis (dang gui) 6-12 g
Rx. Glycyrrhizae U. ( Gan cao) 3-6 g.

Acciones:
Drena el exceso de fuego del Hígado y Vesícula Biliar, aclara y drena humedad
calor del recalentador inferior.

Indicaciones:
Dolor en el hipocondrio, dolor de cabeza, mareo, ojos rojos y dolorosos, pérdida
de la audición, edema en orejas, sabor amargo en la boca, irritabilidad. Pulso
rápido, fuerte y en cuerda. Lengua roja con saburra amarilla. También dolor y
disuria, con una sensación de calor en la uretra, prurito e hinchazón en la parte
externa de los genitales, leucorrea olorosa. En las mujeres el ciclo menstrual es
corto y la sangre es rojiza tirando a púrpura.

Esto es calor excesivo en los canales de Hígado y Vesícula Biliar. El canal del
Hígado atraviesa el hipocondrio y los genitales y el órgano de los sentidos que
controla es la visión. El canal de la Vesícula Biliar empieza en el canto interno
del ojo y cruza el aspecto lateral de la cabeza. Cuando un exceso de calor entra
en estos canales se estanca la energía y no pueden drenar hacia afuera. Esto
lleva a un fuego que alcanza la cabeza donde se manifiestan los síntomas
descritos.

Un pulso en cuerda, rápido y fuerte y una lengua roja con saburra amarilla son
signos de exceso de calor en el canal del Hígado.

La Vesícula Biliar y el Triple Recalentador son ambos canales del yang menor.
Un disturbio en cualquiera de ellos generalmente afecta al otro. Cuando el Triple
Recalentador se ve afectado, se disturba el metabolismo del agua y se genera
humedad interna. Un clima húmedo también puede generar humedad en el
cuerpo. En ambos casos, la humedad en el recalentador inferior causa leucorrea
olorosa y otros desórdenes de los genitales externos.

Análisis de la fórmula:
La naturaleza fría y amarga de la Rx. Gentianae la hace extremadamente
efectiva para drenar el exceso de calor del Hígado y la Vesícula Biliar y para
eliminar la humedad – calor del recalentador inferior. Debido a que estas son las
dos principales funciones de la fórmula, este ingrediente se considera el rey o
principal. Dos de los ayudantes, Rx. Scutellaria, fts. y Gardenia J., asisten a la
hierba principal en su función de drenar el fuego y eliminar la humedad. El otro
ayudante, Rx. Bupleuri, dispersa el calor debido a estancamiento del qi del
Hígado y Vesícula Biliar. La Rx. Bupleuri y la Rx. Scutellariae forman la
combinación clásica para aclarar el calor del yang menor. La Rx. Bupleuri
también enfoca las acciones de otras hierbas hacia los canales de Hígado y
Vesícula Biliar.

Los ingredientes asistentes, Caulis Mutong, semen plantaginis, Rhz. y Alismatis


Orientalis, drenan calor del recalentador superior y eliminan humedad – calor del
recalentador inferior promoviendo la orina. Puesto que el Hígado almacena la
sangre, el calor en este canal puede fácilmente dañar el yin y la sangre. Las
hierbas secantes y amargas que tiene la fórmula no ayudan a esta situación.

Por esta razón se agregan dos protectores de yin y sangre: Rx. Rehmanniae G.
la cual suplementa el yin y Rx. Angelica S. que nutre sangre sin causar
estancamiento.

De igual forma, ya que la naturaleza amarga de algunos ingredientes puede


fácilmente dañar el Estómago, se usa la hierba mensajera, Glycyrrhizae U. Para
armonizar el recalentador medio y regular las acciones de las otras hierbas en
la fórmula.

Comentarios:
Las hierbas de esta fórmula enfrían calor sin causar estancamiento, dispersan la
energía patógena y hacen que descienda sin dañar el qi normal. Trata
desórdenes asociados con los canales del Hígado y Vesícula biliar.

E. Ejemplo de fórmula herbolaria con plantas occidentales

Tomando en cuenta las propiedades de las plantas occidentales, sus


características y sus propiedades y las condiciones para la construcción de una
fórmula según la herbolaria china, hemos construido algunas fórmulas clásicas
de su materia médica con plantas nuestras comunes y de fácil adquisición, que
nos permiten tratar las enfermedades según los patrones de la medicina
tradicional china con resultados excelentes.

Fórmula para drenar calor del hígado:

Verbena 3 –6 g Gentiana
Rx. De Diente de Leon 3 – 6 g. Rx. scutellaria
Ajenjo 3–6g Ftcs. Gardenia
Cola de caballo 1–3g Caulis mutong.
Pelo de chocolo 6 – 9 g. Alisma plantago
Llantén liso 4–6g Semen plantaginis
Ortiga 6–9g Rehmmania G.
Milenrama + calendula 2–4g Angelica
Alcachofa 3–6g Bupléurum
Stevia 1–2g Glycyrriza G.

Acciones e indicaciones:
Las acciones e indicaciones de la fórmula son las mismas que se presentaron
en la formula china, Long dan xie gan tang.

En términos de medicina occidental esta fórmula sirve para tratar desórdenes


como migraña, edema, neuralgia intercostal, conjuntivitis, otitis media
supurativa, herpes zoster, cistitis, uretritis, inflamación pélvica e hipertiroidismo.

Análisis de la fórmula:

La verbena es amarga, picante y fresca, es depurativa, diurética, tonifica el


Hígado, beneficia la visión, elimina calor del recalentador inferior y de los
canales de Hígado y Vesícula Biliar. Por estas razones es la hierba Jefe o
emperador. El diente de león y el ajenjo son ayudantes amargos de naturaleza
fría que ayudan a la verbena a drenar fuego de Hígado y a transformar la
humedad – calor. El otro ayudante, la alcachofa, transforma la humedad, activa
el movimiento intestinal, quita el estancamiento del qi del hígado dispersando
calor, promueve la diuresis. La alcachofa y la raíz del diente de león, juntas,
aclaran el calor de los canales de Vesícula Biliar y el Triple Recalentador. La
alcachofa también enfoca las acciones de las otras hierbas hacia el Hígado y
Vesícula Biliar.

La cola de caballo, el pelo de choclo y el llantén, drenan calor del recalentador


inferior y superior promoviendo la orina.

Debido a que el Hígado almacena la sangre, el calor en su canal puede


fácilmente afectar el yin y la sangre. Esta situación se ve afectada por las
hierbas de naturaleza amarga y seca de la fórmula, el diente de león y el ajenjo,
por lo que se agregan tres asistentes para proteger el yin y la sangre: La ortiga,
que suplementa el yin y la milenrama y caléndula que nutren la sangre sin
causar estancamiento.

De igual forma, puesto que la naturaleza fría y amarga de algunos de los


ingredientes pueden fácilmente afectar el Estómago, la stevia se usa como un
mensajero para armonizar el recalentador medio y armonizar las demás
acciones de las hierbas en la fórmula.

VII. METODOS DE PREPARACION DE FORMULAS

A lo largo de miles de años, los practicantes de medicina tradicional china han


desarrollado gran variedad de formas de administración para los remedios
herbarios.

-Decocción:
Es el método mas popular. Las hierbas se hierven en agua o se cuecen al vapor
en vino. Las ventajas son: absorción rápida, efecto terapéutico inmediato y fácil
modificación para adecuarse al mecanismo siempre cambiante de la
enfermedad. Usualmente la decocción se hace inicialmente con fuego alto hasta
que hierva, después se disminuye el calor y se dejan por unos 10 a 20 minutos
hasta concentrar al máximo sus ingredientes.

-En forma de bolsita de té:


En decocción o en infusión.

-En vino:
Se introduce la planta en una botella de vidrio oscuro con vino durante 4 días o
más dependiendo de la planta y se toma una copa diaria. Es un tónico de qi y
sangre.

-En forma de píldora:


Las hierbas se trituran hasta obtener un polvo fino y se mezclan con miel, agua,
vino, vinagre o jugos de plantas y arroz o harina para formar pastillas.

-En forma de tabletas:


Se mezclan hierbas pulverizadas con agentes aglutinantes para formar gránulos,
que luego se comprimen en tabletas.

-En forma de polvo:


Se prepara una mezcla de hierbas trituradas hasta formar un polvo muy fino que
se administra por vía interna o externa.

-En forma granular:


Las hierbas se procesan en gránulos y se preparan en infusión hasta que se
disuelven y se ingieren.

-En forma de pasta:


Incluye ungüentos, pomadas, cremas y emplastos.

-Extractos:
Tinturas realizadas en alcohol al 38%. Se dejan durante un mes en botellas de
vidrio oscuro agitando cada día. Se cuelan y se suministra en gotas o se ingiere
en agua caliente.

VIII. PROPIEDADES Y CARACTERISTICAS DE ALGUNAS


HIERBAS OCCIDENTALES
Ajenjo: Frío, seco, amargo, picante y astringente. Elimina calor, transforma
humedad, calma estómago, diurético.

Ají: caliente, seco, picante. Tonifica el yang, febrífugo, sudorífico, tonifica y


calienta el estómago, desinflama.
Ajo: Cálido, seco, picante, dulce y salado. Inmunoestimulante, sudorífico,
expulsa flema de pulmón, genera calor, tonifica y drena el Hígado, ablanda
depósitos.

Albahaca: Cálida, seca, picante, dulce, amarga. Tonifica el yang, disipa


melancolía, serena el estómago, tonifica pulmones, promueve menstruaciones.

Alcachofa: Fresca, húmeda, amarga, salado. Febrífuga, transforma humedad,


activa movimiento intestinal, depura, filtra el agua, deficiencia de sangre, de qi
de Estómago e Hígado, debilidad general.

Alfalfa: Neutral, húmeda, salado, amargo. Deficiencias de sangre, estómago,


Bazo, diurética, depurativa, antidepresiva, fortalece vasos sanguíneos.

Angélica.: cálida, seca, picante, amarga y dulce. Fortalece, dispersa el yin,


tonifica y calienta pulmones, expulsa flemas, calma los nervios, desinflama.

Anís: caliente, seco, picante, dulce. Analgésico aumenta el qi, tonifica pulmones,
deficiencia del qi del Corazón.

Apio: fresco, humeda, amargo, dulce. Depurativo del hígado y los riñones,
febrífugo, recupera el Hígado, tonifica útero nervios y suprarrenales, diseña ,
asma, diabetes.

Avena: cálida, humeda, dulce. Incrementa las esencias, qi y sangre, levante el


espíritu, circula el qi, sudorífica, dispersa el viento y el frío, tonifica el corazón y
el páncreas.

Bolsa de pastor: fresca, seca, amarga y astringente. Vivifica sangre,, humedad


calor en los intestinos,, estancamiento del qi de los intestinos, recupera el
corazón, normaliza circulación.

Borraja: fría, humeda, dulce y salado.. Humedece y elimina calor, sudorífica,


febrífuga, alivia garganta, resuelve erupciones, dérmica.

Caléndula: neutral, seca, amargo, dulce, salado y picante. Reaviva la sangre,


desinflama, cicatrizante, dispersa viento calor, sustenta el corazón.

Canela: caliente, seca, picante astringente y dulce. Estimula circulación,


fortalece corazón y pulmón, analgésica, sudorífica,, hemostática,,antiflatulenta.

Cardamomo: cálida, seca, picante, amarga y dulce. Recupera los nervios, el


bazo y los pulmones, fortalece, expulsa flemas, calienta.

Cáscara sagrada: fría, húmeda, amargo y astringente.. Remueve el


estancamiento, elimina calor, tonifica el hígado, es digestiva, depura.
Cola de caballo: fría, seca, amargo y astringente. Elimina calor, hemostática,
restablece y relaje urogenitales, diurética, depurativa, limpia riñones.

Cúrcuma: neutral, humeda, picante, amargo y astringente. Desestanca y


normaliza la circulación del qi, dispersa frío,, elimina viento humedad en las
articulaciones, reumatismo articular crónico.

Curuba: fría, seca, blando. Serena el espíritu, calma el hígado y el corazón,


elimina calor, alivia diseña y mejora la tos.

Diente de león: fría, seca, amargo, salado y dulce. Desintoxica hígado y


riñones, elimina calor,, induce movimientos intestinales, insuficiencia hepática.

Espárrago: cálido, húmedo, dulce y salado. Deficiencia de la esencia de los


riñones., tonifica y calienta urogenitales, sequedad de los intestinos, ayuda en el
manejo de la diabetes.

Gel de sábila: fresca, humeda, blando y salado.. Desinflama, humecta, asma,


bronquitis, quemaduras.

Hierbabuena: neutral, fresca, picante, dulce. Febrífuga, sudorífera,


antinflamatoria, tonifica el sistema endocrino.

Hinojo: cálida , seca, picante y dulce. Diurético, estancamiento del qi de los


riñones, frío del estómago, expulsa flema, tonifica útero.

Hiperico: fresco, seco, amargo , dulce y astringente. Calma y serena el espíritu,


expulsa flema, seca humedad moco, lesiones musculares.

Jengibre Seco: caliente, picante, pulmón, estomago y bazo. Tónico de qi y


yang, circulación de la sangre, calienta recalentador inferior, abre los
meridianos.

Jengibre fresco: Cálido, picante, pulmón, estomago y bazo, diaforético,, tónico


de yang y qi, circulación de sangre, transforma flema y para vomito.

Lengua de vaca: fría, seca, amargo, astringente. Elimina toxinas, limpia riñones,
reaviva sangre, resuelve tumores.

Limón: frío, seco, ácido, dulce, astringente. Inmunoestimulante, antihelmíntico,


febrífugo, hipertensión por fuego de hígado, tonifica hígado y estomago,
deficiencia de la esencia de riñón.

Llantén: frío, seco, astringente, salado. Elimina calor, humedad calor en


intestinos, flema calor de pulmón, hemostático, cicatrizante, diarrea crónica.
Maíz: fresco, seco, dulce, astringente. Elimina calor, desinflama, ablanda y
elimina depósitos, restablece urogenitales, recupera esencia de riñón.

Malva: fresca, humeda, dulce. Tonifica el yin, humedece, diurética, desinflama,


relaja tendones, halitosis, cistitis, infecciones crónicas de piel.

Manzanilla: calida, humeda, amargo, y dulce. Constricción del qi general,


desarmonía del hígado y el bazo, deficiencia del qi de hígado y estomago,
bronquitis aguda.

Marrubio: fresca, seca, amargo, picante y salado. Tonifica pulmón, alivia tos,
constricción del qi de corazón,, depurativo, drena la pleura, limpia riñón.

Menta piperita: calida, seca, picante y dulce. Dispersa el viento frío, seca
humedad, bronquitis crónica,, tonifica y depura el hígado y vesícula biliar,
restablece cerebro, tonifica los nervios.

Milenrama: neutral, seca, amargo, astringente y dulce. Colitis, gastroenteritis,


cistitis, sudorífica, reaviva la sangre,, estancamiento de la sangre venosa.

Mora de Castilla: fresca, seca, astringente. Tonifica y restablece el útero,


trabajo de parto, seca la humedad moco, previene el aborto, antiespasmódica.

Mora silvestre: fría, seca, astringente. Febrífuga, inflamación de garganta,


resuelve el moco, hemostática, ablanda cálculos, lenitiva, diarreas, enteritis,
leucorrea.

Orégano: neutral, seca, amargo, picante, dulce, astringente. Eretismo cardiaco,


dismenorrea, migraña, viento de los riñones, tonifica el yin, calienta y vigoriza
intestinos, humedad del bazo.

Ortiga: fresca, seca, astringente y amarga. Nutre la sangre, deficiencia de


sangre y líquidos,, recupera intestinos, el bazo y los pulmones. Astringente,
hemostática, dermatológica y disuelve tumoraciones.

Perejil: neutral, seco, amargo y picante. Relaja nervios, moviliza qi, migraña,
hipertensión, promueve la micción y las menstruaciones, controla la infección,
acumulación de líquidos en riñón.

Pimienta negra: caliente, seca, picante. Recupera nervios, mejora la visión,


calienta, diurética, tonifica circulación, corazón y pulmón, sudorífica, anodina.,
mejora la tos.

Pino: fresca, seca, amargo, dulce y ácido. Dispersa el yin, estasis de sangre,
insuficiencia estrogénica,, reumatismo crónico, quistes, fibromas, dismenorrea.
Poleo chino: neutral, seca, picante y amarga. Dispersa viento frío, seca
humedad, antibiótico, tonifica y calienta pulmón,estancamiento del qi del hígado,
jaquecas,, nausea, vómitos.

Rábano blanco: caliente, seca, picante. Genera calor, tonifica pulmón, intestino
y bazo, diurético, depurativo.

Romero: caliente, seca, amargo, picante. Genera calor, analgésico, sudorífico,


elimina flema, restablece pulmón,, bazo, cerebro, nervios y glándulas
suprarrenales.

Rosa: fresca, neutral, astringente y dulce. Elimina calor, del hígado, y la sangre,,
humedad calor del hígado y vesícula biliar, impotencia, esterilidad.

Ruibarbo: fría, seca, amargo, astringente.. Induce el movimiento intestinal,


elimina el estasis, restablece hígado y estomago, seca la humedad hemorroides.

Sábila: calida, humeda amarga. Remueve el estancamiento, elimina calor,


constipación crónica, tonifica estomago e hígado.

Salvia: fresca, seca, picante, amarga y astringente. Agotamiento nervioso con


amnesia,, sudoración profusa, tonifica pulmones,, insuficiencia estrogénica.

Sauce: fresco, seco, amargo, astringente. Elimina calor, desinflama, deficiencia


de yin de corazón y de riñones, deficiencia de qi de hígado y estomago.

Saúco, flores: neutral, seca, picante, dulce, amargo. Dispersa el viento calor
frío,, dolor de garganta,, flema humedad calor de pulmones,, drena riñones,
elimina calor desinflama,, erupciones, abscesos.

Sen: caliente, seca, amargo. Desestanca, induce movimiento de intestinos,


estimula el colon, estreñimiento con exceso de calor.

Tamarindo: fresca, humeda, ácido y dulce. Calor sequedad de los intestinos,


constipación y sequedad, controla las secreciones urogenitales.

Tomillo: cálida, seca, picante, amarga astringente. Def. del qi de bazo,, anemia,
hipotensión, expulsa flema, sudorífico, promueve la menstruación, incrementa la
inmunidad.

Toronjil: fresco, seca, amargo, astringente, ácido. Elimina calor, sustenta el


corazón, combate la depresión,, infertilidad.

Valeriana: cálida, seca, dulce, amarga, picante. Levanta el espíritu,


antidepresiva, induce al descanso, elimina calor,, def. de yin de corazón, riñón,
tonifica el hígado.
Verbena: fresca, neutral, amargo y picante.. Febrífuga, antiespasmódica,,
estancamiento del qi del hígado., cálculos urinarios, debilidad nerviosa,
insomnio.

Zanahoria: neutral, seca, amarga, dulce, picante. Depura riñones,, ablanda


cálculos, tos crónica, hipo, desinflama y disipa tumores, calma la sequedad de la
piel, nefritis crónica.

IX. PRESCRIPCION CON HIERBAS OCCIDENTALES

En general, los preparados de hierbas ayudan a sedar el exceso, tonificar las


deficiencias, enfriar cuando hay calor, calentar cuando hay frío, humectar
cuando hay sequedad, secar en exceso de humedad.
En un paciente pueden aparecer diferentes síntomas y signos; los primeros,
describen lo que uno está sintiendo cuando hay alguna desarmonía; los
segundos, son las manifestaciones de la desarmonía que guían al practicante a
identificar y diagnosticar imbalances particulares para luego definir el tratamiento
ya sea con agujas o con hierbas o ambas.

A. Para liberar el frío exterior

Síntomas:
Aversión al viento frío, fiebre, escalofrío, sin sudoración, dolor de cabeza y
cuerpo, secreciones claras y blancas, tos, congestión nasal.

Signos:
Pulso flotante y apretado, lengua pálida, saburra blanca y delgada.

Enfoque de tratamiento:
Inducir sudoración, dispersar el qi de pulmón, calentar y facilitar el flujo en los
canales.

Diagnostico occidental:
Infecciones del tracto respiratorio, gripa, bronquitis aguda.

Recomendación:
Jengibre, canela, tomillo, cebolla junca, poleo chino, romero, albahaca. Etc.
Otras hierbas deben considerarse si las condiciones del paciente varían
(debilidad, pesadez, sudoración profusa, vómito, etc.)

B. Para inducir vómito y descargar flema

Síntomas:
Flema adherida al pecho y diafragma que obstruyen severamente el flujo de qi
con distensión focal en el pecho, dificultad para respirar, irritación.
Signos:
Pulso ligeramente flotante en la posición distal.

Enfoque de tratamiento:
Eliminar la flema almacenada en el pecho y el estancamiento de comida que aun
no ha pasado a los intestinos.

Recomendación:
Solución concentrada de sal, ingerir agua abundante caliente.

Nota: Esta estrategia debe usarse con cuidado porque fácilmente se hace daño
al qi del Estómago. También se usa para tratar estadios tempranos de
envenenamiento por comida.

C. Para drenar hacia abajo

Síntomas:
Constipación severa y flatulencia, distensión focal y llenura abdominal, dolor
abdominal que aumenta con la presión, abdomen firme y tenso.

Signos:
Lengua seca con saburra amarilla o negra en casos severos, seca con
apariencia rugosa y un pulso excesivo y sumergido.

Enfoque de tratamiento:
Constipación asociada con condiciones de exceso interior deben ser tratados
purgando y enfriando.

Diagnóstico occidental:
Apendicitis aguda inicial, colecistitis aguda, obstrucción abdominal leve,
constipación y distensión postoperatorias, estadio temprano de disentería.

Recomendaciones:
Raíz de ruibarbo, mirabilita, tomillo, cáscaras de naranja agria; las anteriores se
recomiendan como componentes de una misma fórmula.
Con variaciones de los síntomas expuestos como presencia de flema,
deficiencia de sangre, sequedad, retención de líquidos, etc. Hacer variaciones
según el caso con hierbas como perejil, cebada, salvia, etc.

D. Para armonizar
Estas fórmulas se usan para desórdenes de Hígado y Vesícula Biliar, en
relaciones del Hígado-Vesícula Biliar con Estómago-Bazo o en frío o calor de
Estómago e Intestinos.

Síntomas:
Sensación de apretamiento en el pecho, dolor en hipocondrio, dolor y distensión
en epigastrio y abdomen, apetito reducido, diarrea, dedos de la manos y pies
fríos.

Signos:
Lengua roja con saburra amarilla y pulso en cuerda.

Enfoque de tratamiento:
Regular el qi dispersando y sacando calor, liberar el estancamiento y regular el
Bazo.

Recomendaciones:
Alcachofa, cáscaras de naranja agria, ortiga, stevia; las anteriores se
recomiendan como componentes de una misma fórmula.
Con variaciones de los síntomas expuestos como tos, deficiencia de sangre,
palpitaciones, dificultad para orinar, estancamiento de sangre, menstruación
dolorosa, se pueden tener en cuenta las siguientes entre otras: jengibre, llantén,
canela, salvia, perejil, milenrama, prunella.

E. Para calentar el interior


Estas plantas están enfocadas en el frío, sus manifestaciones y sus mecanismos
patológicos.
Son en general sustancias secantes y calientes por lo que se deben usar con
precaución en casos de calor verdadero o deficiencia de Yin.

Síntomas:
Manos y pies fríos por largo tiempo, ausencia de sed, ausencia de tos, orina
frecuente, puede haber una deficiencia de sangre subyacente.

Signos:
Lengua pálida con saburra blanca, pulso delgado y sumergido casi imperceptible
y lento.

Enfoque de tratamiento:
Calentar los canales, dispersar el frío, nutrir la sangre y desbloquear los vasos
sanguíneos, calentar el Triple Recalentador, fortalecer el Bazo el Estómago y el
Hígado, dirigir el qi rebelde hacia abajo si hay vómito y náusea.

Diagnóstico occidental:
Artritis, úlcera peptica, fibromialgia, urticaria crónica, gastritis, colon irritable.

Recomendaciones:
Milenrama, ortiga, caléndula: Para tonificación y vigorización de sangre.
Canela, ortiga: Ayudan a eliminar el frío de los niveles superficiales del cuerpo.
Albahaca, jengibre, clavos, romero, stevia, anís, menta: calientan el yang y
movilizan el qi.
F. Para aclarar
Aclarar sugiere purificación y transformación. Las fórmulas de esta sección se
usan en problemas debido a calor donde no hay una condición exterior o una
aglomeración interior.
El calor o fuego puede ubicarse a nivel del qi, de la sangre o nutritivo, puede
presentarse como calor tóxico, en órganos particulares o en calor por
deficiencia.

Síntomas:
Pueden ser diversos según la ubicación del calor:
Fiebre alta, sudoración profusa, irritabilidad, sed, cara roja: A nivel del qi.
Insomnio, delirio, sangrado o estasis de sangre: A nivel de la sangre.
Náusea, vómito, salpullidos, lesiones postulares, hinchazón, dolor: Calor tóxico.
Dolor de garganta, tos, boca seca, dificultad para expectorar, úlceras en la boca,
mal aliento, dolor de dientes, dolor en hipocondrio, ojos rojos, sabor amargo,
pérdida de la audición, hambre después de comer, distensión epigástrica focal:
A nivel de los órganos.
Fiebre nocturna, frío en la mañana, apetito sin ganas de comer, sensación de
calor en huesos: Calor por deficiencia de Yin.

Signos:
Lengua roja con saburra amarilla o poca saburra y seca, pulso rápido o en
cuerda o flotante.

Enfoque de tratamiento:
Aclarar calor a nivel del qi, drenar fuego de los órganos implicados, generar
fluidos, aliviar el desasosiego e irritabilidad, liberar toxinas, nutrir Yin.

Recomendaciones:
Usar plantas que aclaran el calor como: Borraja, madreselva, ajenjo, Artemisa,
diente de león, llantén, ortiga, ruibarbo, malva, verbena, prunella, cola de
caballo, etc.

Diagnóstico occidental:
Colitis ulcerativa, leucorrea, infección urinaria, faringitis, diferentes infecciones,
nefritis crónica, reflujo, gastritis, hernia hiatal, etc.

G. Para disolver y reducir


Las fórmulas de esta sección tratan la acumulación o estancamientos que
pueden ser causados por comida, humedad, estancamiento de qi, de sangre o
flema.

Síntomas:
En el caso de estancamiento de comida en el sistema digestivo; distensión focal
en epigastrio y abdomen, sensación de llenura, aversión a la comida, flatulencia,
dolor abdominal y algunas veces diarrea, acidez.
Signos:
Saburra amarilla o blanca, grasosa, pulso deslizante y lleno o deficiente y frágil.

Enfoque de tratamiento:
Promover el movimiento de qi, guiar hacia fuera el estancamiento, purgar la
acumulación, drenar calor, armonizar el Estómago, fortalecer el Bazo.

Recomendaciones:
Llantén, manzanilla, jengibre, albahaca, cáscaras de naranja agria, cáscaras de
mandarina, ruibarbo, caléndula, romero, tomillo, prunella, alcachofa, cúrcuma,
mirra, aloe, angélica, etc.

Diagnostico occidental:
Gastritis crónica, desórdenes funcionales del Estómago, gastroenteritis,
pancreatitis aguda, hepatitis, etc.

H. Para tonificar
En esta sección se usan hierbas que tratan varias formas de deficiencia las
cuales se resuelven tonificando, incrementando, nutriendo, enriqueciendo,
fortificando, o suplementando el qi , sangre , yang y /o Yin.
Generalmente cuando se tonifica qi, se tonifica sangre y al tonificar yin, se tiene
en cuenta el yang y viceversa.

Síntomas:
Letargo, fatiga, respiración alcanzada con poco esfuerzo, complexión pálida, tez
brillante, apetito reducido, materia fecal con alimentos no digeridos, tos crónica,
voz baja, sudoración profusa, extremidades débiles, orina frecuente y clara,
pesadez en cuerpo, dolor en articulaciones, mareo, visión borrosa, tensión
muscular generalizada, menstruación irregular, calambres en abdomen, edema,
palpitaciones, constipación, ansiedad, dolor en región lumbar, vértigo, tinitus,
sudoración nocturna, sed con deseos de beber, frío en extremidades,
menopausia.

Signos:
De acuerdo a la causa, el pulso puede ser débil, profundo, delgado, sin fuerza, o
en cuerda, rápido y superficial. Lengua pálida, hinchada, con marcas de dientes.

Enfoque de tratamiento:
Tonificar qi, sangre, fortalecer Bazo, drenar humedad, detener la diarrea,
tonificar yang, yin, generar fluidos, nutrir sangre, transformar flema, nutrir sangre
de Hígado, calentar el interior, aliviar dolor, nutrir Riñón.

Recomendaciones:
El uso de las siguientes plantas deberá estar enfocado a la causa de la
enfermedad: Ginseng, albahaca, manzanilla, jengibre, concha, angélica, clavos
de olor, canela, cardamomo, ortiga, caléndula, milenrama, romero, salvia,
Artemisa, verbena, tomillo, alcachofa, alfalfa, berro, diente de león, lengua de
vaca, polen, vid, orégano, ulmaria, tamarindo, etc.

(Tratado que nos llegó Vía Internet)

X. BIBLIOGRAFÍA

Bensky D., Gamble A., Kaptchuk T. Chinese Herbal Medicine. Materia


Medica. Eastland Press 1993. 556 p.

Bensky D., Barolet R. Chinese Herbal Medicine. Formulas and


Strategies. Eastland Press 1990. 561p.

Chang W. Ph. D. Reference Guide to Standard Chinese Herbal


Formulations. Institute of Acupuncture and Chinese Medicine. 1999. 372 p.

Duo Gao. Enciclopedia de la Medicina China. Parramon Ediciones, S.A.


1997. Mens Sana. 206 p.

Fratkin Jake. Chinese Herbal Patent Formulas. A practical Guide. Shya


Publications
CO. U.S.A. 1994. 356 p.

Ganglin Yin, Zheng Hua Liu. Advanced Modern Chinese Acupuncture


Therapy. A Practical Handbook for Intermediate and Advanced Study.
New World Press. 2000. 592 p.

Geng Junying et al. Medicinal Herbs. Practical Traditional Chinese


Medicine and Pharmacology. New World Press. Beijing. 1991. 287 p.

Keys J. D. Chinese Herbs. Their Botany, Chemistry &


Pharmacodynamics. Ed. Tuttle. 1976. 381 p.

Kirschbaum Barbara. Atlas of Chinese Tongue Diagnosis. Vol. 1, Vol. 2.


Eastland Press. Seattle. 2003. 341 p. 352 p.

Nguyen J. Nguyen Trong Khanh. Perfeccionamiento en Acupuntura,


Oligoterapia y fitoterapia. Vol. III. Curso Superior de Semiología,
Diagnóstico y Terapéutica en Medicina Tradicional China. Las Mil y Una
Ediciones. 1988. 208 p.

Non Shaw. Guía Ilustrada de la Salud. Plantas Medicinales. Konemann


Ed. 2000. 144 p.

Ou Ming. Chinese – English Manual of Common Used in Traditional


Chinese Medicine. Joint Publishing (H.K.) Co., Ltd. 1989. 806 p.
Ody Penelope. Las Plantas Medicinales. Ed. B. Grupo Z. Dorling Kindersley
Limited. Londres. 1993. 239 p.

Richard Habey. The New Herbalist. Gaia Books Ltd. London. 1988. 288 p.

Sanecki Kay N. El Libro de las Plantas Aromáticas y Medicinales.


Susaeta Ed. 1988. 126 p.

Shen De – Hui, Wu Xiu – Fen & Nissi Wang. Manual of Dermatology in


Chinese Medicine. Eastland Press. Seattle. 380 p.

Stefan Chmelik. Hierbas Medicinales Chinas. Ed. Evergreen. 2000. 191 p.

Toledo, U M. La etnobotánica en Latinoamérica: Vicisitudes, Contextos


y Desafíos, En : IV Congreso Latinoamericano de Botánica, Simposio de
Etnobotánica, ICFES, Bogotá, 1987 (BICFES)

Weil Andrew, M:D. Natural Health, Natural Medicine. Houghton Mifflin


Company. Ed. Boston. N.Y. 1998. 370 p.

Wiseman Ellis. Fundamentals of Chinese Medicine. Paradigm


Publications. 1996. 532 p.

Xie Zhufan, Shuncheng, Zhicen. Dictionary of Traditional Chinese


Medicine. The Comercial Press, Ltd. Hong kong. 1984. 428 p.

Yu . – lin Lian, Chun – yan chen, Michael Hammes, Bernard C. Kolster.


Atlas Grafico de Acupuntura Seirin. Konemann. 351 p.

Zhou Zhong Ying, Jin Hui De. Clinical Manual of Chinese Herbal
Medicine and Acupuncture. Churchill & Livingstone. 1997. 585 p.

Zuluaga G. El Aprendizaje de las Plantas en la Senda de un


Conocimiento Olvidado. Seguros Bolivar.