You are on page 1of 2

ANATOMÍA DEL ALMA

Por la Lic. Graciela Pérez Martínez, (exclusivo para Holística 2000)

"Mi principal interés ha sido entender la naturaleza de la conciencia como una totalidad
coherente, que nunca es estática ni está completa, sino que se encuentra en un interminable
proceso de movimiento y desarrollo"
David Bohm

La interacción entre el sistema de creencias personal y la salud física ha sido explicada por
numerosos y bien documentados autores en los últimos treinta años. Cada uno de ellos ha
ofrecido su propia interpretación de los mecanismos que rigen la relación mente-cuerpo y ha
brindado excelentes métodos para lograr la perfecta salud. Anatomía del Alma ofrece
opciones para recuperar la salud espiritual , importante pilar sobre el que se asienta la salud
física.

Algunas personas se enferman físicamente para cubrir sus necesidades emocionales y


psicológicas. En tales casos, la enfermedad es transitada como un modo muy efectivo de
atraer la atención, que quizás de otra forma no podrían conseguir. Se aseguran por este
medio, de conservar un determinado estilo de vida que no están dispuestos a perder y
además evitan enfrentar situaciones que les obligarían a producir cambios en sus patrones
de conducta.

En cambio, otras personas aprovechan el pasaje por la enfermedad física para buscar
respuestas en su mundo interno y son conducidas por un camino de edificantes aprendizajes,
hacia su evolución de conciencia.

Existen también personas que, aún habiéndolo intentado sinceramente, no han podido
curarse. Éstas podrían encontrarse dentro de las siguientes categorías: a) los que fueron
vencidos por sus miedos; b) los que no pudieron perdonar o perdonarse; c) los que
permanecieron atrapados por sus sentimientos de culpa; d) los que sufrían de muy baja
auto-valoración y e) los que permanecieron identificados con sus heridas emocionales y su
traumática biografía.

El sufrimiento humano suele originarse en dos poderosas raíces: la incapacidad para aceptar
que la realidad pocas veces coincide con lo que desearíamos que fuera y la dificultad para
darse cuenta que lo único permanente es el cambio. El mundo físico está en constante
movimiento y cambio, solo la esencia permanece.

La necesidad de encontrar un sentido a la vida y al sufrimiento humanos ha sido el origen de


los mitos de la humanidad. El concepto de mito y el concepto de religión aparecen
profundamente ligados. Una de las diferencias básicas entre religión y espiritualidad es que la
primera nos liga a los rituales respetados por determinada "tribu" o cultura, en la que nos
hallamos insertos. La segunda se distingue por poseer características individuales.

Los recursos de autotransformación de mayor potencia (alto voltaje) pertenecen al ámbito de


la espiritualidad. La práctica sagrada es vivida a cada instante de la propia existencia; la
meditación es un tiempo que nunca cesa, que dura todas las horas de la vida. La creación de
un estado de serenidad trasciende al dolor físico y emocional. La acción correcta, derivada
del pensamiento correcto, es espontánea y fluye en todos los actos ("... por sus actos los
conoceréis...").
El desarrollo espiritual eleva al ser humano por encima de sus necesidades primarias y de
sus temores primitivos. El cuerpo es un aliado confiable en la interpretación de los desafíos
espirituales que cada persona necesita enfrentar, para lograr la armonía que lo convertirá en
un ser integrado y completo en sí mismo.

Los bloqueos mentales y emocionales impiden abordar los "asuntos sin terminar" de cada
biografía humana. Todos podemos aprender a "leer" los aspectos biológicos de dichos
bloqueos. "Anatomía del Alma" enseña cuáles son las "pociones espirituales" que crean un
perfecto estado de salud.

Así se realiza un particular llamado al Despertar Espiritual, luego de haber logrado escuchar
la Sabiduría de los Ancestros, que a lo largo de milenios de evolución humana, ha estado
clamando por una espiritualidad "practicada" en cada acto, que será captada en la "longitud
de onda" que cada Ser Humano estará en condiciones de emitir.

"El destino se va creando de acuerdo a lo que va produciendo el Hombre"


Platón

"El alma humana posee el infinito poder del Espíritu Universal. Recuperar el equilibrio espiritual es
imprescindible para todos aquellos que quieran conservar o recuperar su salud física"