You are on page 1of 233

AVISO: Estas prácticas son poderosas.

Las técnicas que se presentan en este libro pueden mejorar profundamente tanto
tu salud como tu sexualidad. Sin embargo, aquí no se ofrecen diagnósticos médicos ni sugerencias respecto a la
medicación. Si tienes un problema de salud, debes consultarlo con tu médico. Las personas que tienen la presión
sanguínea alta, enfermedades del corazón o debilidad general deben tener cuidado con estas prácticas. Si tienes preguntas
o dificultades con la práctica, contacta con algún instructor del Tao sanador que viva en tu área (véase Bibliografía:
«Libros e instructores del Tao sanador»).
Las prácticas son placenteras. Como este libro está basado en una tradición que tiene más de tres mil años de experiencia
sexual real, los autores son muy conscientes del esfuerzo que implica cambiar tu vida sexual, aunque sea muy placentero.
Una cosa es aprender los secretos sexuales y otra muy distinta ponerlos en práctica. Las técnicas que ofrece este libro han
sido comprobadas y refinadas por innumerables amantes a lo largo de miles de años en el laboratorio de la vida real.
Hemos tratado de presentarlas de la manera más simple y clara posible, pero el único modo de beneficiarse realmente de
ellas es practicarlas.
PREFACIO

Conocer un poco más a los autores ayudará a entender mejor este libro
y los numerosos beneficios que se derivan del acto sexual multiorgásmico. Per-
mítannos explicar cómo hemos llegado a escribir esta obra junto a Mantak y
Maneewan Chia, ya que nunca tuvimos la intención de escribir un libro so-
bre la sexualidad.
Tropezamos con la sexualidad taoísta cuando Rachel ingresó en la facultad
de Medicina; en aquella época, además de estudiar, Doug trabajaba más de diez
horas diarias. Nos sorprendió profundamente aquella novedosa forma de hacer
el amor, mucho más profunda y placentera, y también toda la energía extra de
que disponíamos para nuestro trabajo y nuestras vidas en general.
La sexualidad taoísta, también denominada «artes de alcoba», es una tra- La sexualidad taoísta,
dición con más de cinco mil años de antigüedad, que conoce desde hace mu- también denominada
cho tiempo los orgasmos múltiples para el hombre y muchos otros secretos de «artes de alcoba», es
la satisfacción sexual. Se desarrolló para ayudar a las parejas a experimentar una tradición con
una forma de hacer el amor más placentera y curativa. Teniendo en cuenta toda más de cinco mil
la vergüenza y la desinformación respecto a la sexualidad con la que muchos años de antigüedad
hemos crecido, las artes de alcoba taoístas fueron una revelación. que conoce desde
Compartimos los libros existentes sobre sexualidad taoísta con nuestros hace mucho tiempo
amigos, quienes nos dijeron que, aunque las prácticas sonaban muy bien, no los orgasmos
sabían cómo ni por dónde empezar. Desgraciadamente no había un libro sim- múltiples para el
ple que explicase paso a paso, al hombre y a la mujer de la calle como noso- hombre y muchos
tros, cómo hacerse multiorgásmicos y cómo experimentar los aspectos más ri- otros secretos de la
cos del coito: la sanación física, la intimidad emocional y la profundidad satisfacción sexual.
espiritual. Por fin, después de mucha insistencia por parte de nuestros ami-
gos, nos prestamos a intentar escribir ese libro.
Después de extensas lecturas e investigaciones, llegamos a la clara con-
clusión de que Mantak y Maneewan Chia eran los mejores profesores, los más
auténticos y prácticos, de esta tradición. Mantak Chia estudió con maestros
taoístas durante muchos años, aprendiendo la sabiduría sexual que destiló en
un sistema único al que ha denominado «amor sanador». Los beneficios de su
práctica son más amor y sanación, además de un aumento del placer y la pa-
sión. Mantak Chia ha impartido su enseñanza a miles de alumnos de todo el
mundo, ha formado a cientos de profesores y está considerado el primer pro-
fesor mundial de sexualidad taoísta y de otras poderosas disciplinas taoístas
como el tai chi, el chi kung y algunas más.
Aprendimos rápidamente que los maestros taoístas también eran médi-
14 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

eos y que estudiaban la respuesta sexual humana de manera muy precisa e in-
tuitiva. Nos interesaban los beneficios concretos que el lector moderno pudiera
experimentar en su propia alcoba, mostrándose tal y como es. Queríamos uni-
ficar la comprensión y las técnicas taoístas, refinadas a lo largo de miles de
años, con los más avanzados descubrimientos científicos.
Decidimos escribir un libro principalmente destinado a los hombres al
que dimos el nombre de El hombre multiorgásmico, porque buena parte del
amor sanador depende de la capacidad del hombre para cultivar su sexualidad
y, en el caso ideal, de convertirse en multiorgásmico. El libro tocó una fibra
sensible y ha sido leído por cientos de miles de personas en todo el mundo, ade-
más de haberse traducido a más de diez idiomas.
Mientras comentábamos el primer libro con lectores de todo el país, se nos
preguntaba continuamente cuándo íbamos a escribir un libro para parejas que
ayudara tanto a los hombres como a las mujeres a incorporar el amor sanador a
sus vidas. Finalmente, después de varios años y de incontables borradores,
ofrecemos La pareja multiorgásmica. Esperamos haber hecho justicia a esta rica
tradición presentando al lector moderno la sabiduría sexual que tan desespera-
damente necesitamos en estos tiempos de confusión carnal.
Este libro se ha beneficiado de la experiencia, sabiduría y habilidad de mu-
chas personas a las que nos gustaría mostrar nuestro reconocimiento y dar las gra-
cias: los instructores del Tao Universal que enseñan estas prácticas en todo el mun-
do y que han contribuido a este libro, entre los que incluimos a Michael Winn,
Marcia Kerwit y B.J. Santerre; los sexólogos orientales y occidentales cuyas in-
vestigaciones han hecho posible este libro, entre los que se encuentran Felice Du-
nas, Beverly Whipple y Teresa Crenshaw; el extraordinario equipo de edición de
Harper San Francisco, que incluye a John Loudon, Terri Leonard, Lisa Zuniga,
Priscilla Stuckey, Karen Stough, Joseph Rutt, Joan Olson, Steve Kennedy, Kris Ash-
ley, Calla Devlin, Margery Buchanan, Laura Beers, Jim Warner, Kathi Gold-
mark, Sam Barry y Steve Hanselman; a todos nuestros lectores, amigos y conse-
jeros que han contribuido a mejorar el manuscrito, en especial Megory Anderson
y Heather Kuiper; y a nuestra agente, Heide Lange, que posee tres cualidades
—experiencia, conocimiento y habilidad— en igual y extraordinaria medida.
Finalmente, nos gustaría dar las gracias a los lectores, tanto masculinos
como femeninos, de El hombre multiorgásmico, que nos ha dicho que las artes
de alcoba han transformado su sexualidad. Esperamos que tu pareja (o futura
pareja) y tú podáis encontrar tanta alegría y satisfacción como nosotros en
esta profunda y tremendamente poderosa práctica del amor sanador.

Douglas Carlton Abrams


Rachel Carlton Abrams
Santa Cruz, California
17 de abril de 2000
INTRODUCCIÓN

Por más chocante que para muchos resulte oírlo, tanto las mujeres como
los hombres pueden tener múltiples orgasmos. En este libro, tu pareja y tú
aprenderéis a experimentar múltiples orgasmos en todo el cuerpo. No obs-
tante, esto no pasa de ser el principio de los conocimientos sexuales que ex-
ponemos. Cuando tu pareja y tú seáis multiorgásmicos, ambos experimenta-
réis mucho más placer individualmente. También podréis armonizar vuestras
necesidades sexuales y alcanzar juntos niveles de intimidad y éxtasis mucho
más satisfactorios.

Orgasmos múltiples para todos los hombres


Pocos son los que saben que los hombres pueden tener múltiples orgas- La capacidad
mos. Aunque este hecho ha sido reconocido en Oriente durante miles de años masculina de sentir
y ha sido confirmado en Occidente por las investigaciones llevadas a cabo por orgasmos múltiples
Alfred Kinsey y otros desde la década de los cuarenta', aún sorprende a mu- ha sido confirmada
chos hombres y mujeres. por los estudios de
En nuestra anterior obra, E! hombre multiorgásmico, analizamos las pruebas Alfred Kinsey y otros
científicas más recientes y presentamos las antiguas técnicas para ayudar a los investigadores desde
hombres a convertirse en multiorgásmicos. Tratamos de ofrecer a los hombres la década de los
un manual que les permita experimentar su sexualidad de una manera más sana cuarenta.
y satisfactoria. En la presente obra, intentamos dar a las parejas una guía, o lo
que los taoístas llaman un «libro de cabecera», para ampliar la capacidad de am-
bos, hombre y mujer, de experimentar placer, salud e intimidad.

Orgasmos múltiples para todas las mujeres


El hecho de que las mujeres pueden tener múltiples orgasmos es bien co-
nocido; no obstante, más del 50 por 100 de las mujeres nunca han tenido or-
gasmos múltiples o no tienen orgasmos regularmente. En este libro enseñare-
mos a todas las mujeres a convertirse en multiorgásmicas, y a las que ya son
multiorgásmicas les enseñaremos a expandir e intensificar sus orgasmos.

Armonizar el deseo sexual


Cuando ambos miembros de la pareja son multiorgásmicos, el coito les per-
mite alcanzar juntos muchas cumbres de placer orgásmico. Otro elemento
16 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

El coito igualmente importante es que el hecho de ser multiorgásmicos permite a hom-


multiorgásmico bres y mujeres armonizar sus ritmos y deseos, que a menudo son diferentes,
permite a hombres y para poder tener una vida amorosa profundamente íntima y satisfactoria.
mujeres armonizar Pero el placer sensual, a pesar de lo exquisito y agradable que puede ser,
sus ritmos y deseos sólo es el principio.
sexuales, que a
menudo son muy Salud física, intimidad emocional y
diferentes.
crecimiento espiritual
Este libro, basado en miles de años de conocimiento sexual, muestra a
las parejas cómo usar su energía sexual para cultivar los demás aspectos de su
relación, entre los que se cuentan la salud física, la proximidad emocional e
incluso el desarrollo espiritual. En el mundo moderno estamos fragmentados:
hemos separado los genitales del resto de nuestro cuerpo, y el cuerpo del es-
píritu. En este libro mostraremos a las parejas cómo volver a reunir las piezas
para permitirles alcanzar niveles de salud, intimidad y unión espiritual cuya
existencia pasa desapercibida para la mayoría.

La pérdida de la sabiduría sexual


Vivimos tiempos de En el mundo moderno hemos perdido la sabiduría sexual. Vivimos tiempos
gran libertad sexual, de gran libertad sexual, pero también de gran confusión en esta área de la vida.
pero también de gran Vemos que la sexualidad se emplea por doquier para producirnos excitación,
confusión sexual. pero sigue estando muy vinculada con la vergüenza. Muchos de los lectores pue-
den sentirse avergonzados por el simple hecho de abrir un libro sobre sexuali-
dad (¡que habla ni más ni menos que de múltiples orgasmos!) en una librería.
Esto es muy comprensible si tenemos en cuenta que la mayoría de nuestras igle-
sias, sinagogas, mezquitas y templos miran el sexo a través de la estrecha lente
del miedo y del tnoralismo. La mayoría nos sentimos ansiosos, cuando no abier-
tamente avergonzados, a la hora de abordar deseos y necesidades sexuales.
Incluso a las personas con actitudes «sanas» hacia el sexo les resulta di-
fícil hablar a sus parejas de sus deseos sexuales. Puede que no tengamos mu-
cho problema para decir a nuestra pareja dónde frotarnos el hombro, pero so-
lemos mostrarnos más reticentes a la hora de decirle dónde frotar nuestras
«partes íntimas». Un elemento importante para superar las vergüenzas que
nos restringen reside en aprender que la sexualidad es algo natural, y en des-
cubrir una visión más sana y holística de la misma.

Descubrir la sabiduría sexual


En este libro presentamos la sabiduría sexual de la tradición taoísta (doaís-
ta). Originalmente, los taoístas eran un grupo de buscadores de la antigua
INTRODUCCIÓN 17

China (hacia el año 500 a. C.) dedicados a comprender la salud y la espiri-


tualidad. En la presente obra llamaremos a la tradición sexual taoísta «amor
sanador», ya que los taoístas consideraban que el coito era una poderosa ma-
nera de sanarnos y de sanar a nuestra pareja. También recibía el nombre de
«Kung Fu sexual». Kung Fu significa simplemente «práctica»; por lo tanto, Kung
Fu sexual no significa otra cosa que «práctica sexual». (Puedes estar tranqui-
lo; no te va a tocar romper ladrillos con la frente ni tendrás que practicar el
karate con tu pareja en la cama).

El sexo está vinculado con la salud


Los taoístas eran médicos, y el bienestar corporal en general les preocu- Para los taoístas, el
paba tanto como el placer sexual. Para los taoístas de entonces y de ahora, el sexo está vinculado
sexo está relacionado con la salud, no con la moralidad. con la salud, no con
Los taoístas investigaron con detenimiento el poder curativo del coito. la moralidad.
Además de administrar pildoras a sus pacientes, los médicos taoístas solían
recetarles hacer el amor en diversas posiciones para ayudarles a curarse de sus
enfermedades.
Las prácticas sexuales taoístas —o, como les llamaremos en este libro, el
amor sanador— comenzaron como una rama de la medicina china, ya que se
entendía que una vida sexual activa es parte esencial de la salud y de la lon-
gevidad. En estudios realizados sobre grupos de la tercera edad, la medicina mo-
derna ha confirmado recientemente que el sexo es un factor de vital impor-
tancia para conservar nuestra salud a largo plazo.
Entre los primeros taoístas, el sexo era una ciencia seria que debía ser estu-
diada y comprendida como cualquier otra rama de la medicina. Los taoístas eran
una especie de protosexólogos, los precursores de Masters y Johnsons, por así de-
cirlo. Del mismo modo que estudiamos nutrición para llevar una dieta saludable
y estudiamos cocina para preparar comidas deliciosas, los taoístas esperaban que
la persona estudiara sexualidad para hacer que ésta fuera más sana y placentera.

Armonía sexual y amor para toda una vida


Los taoístas consideraban que la armonía sexual era parte esencial de la
satisfacción marital. Evidentemente, ésta fue una de las principales motiva-
ciones que llevaron a desarrollar las artes de alcoba. Los taoístas sabían, como
sabe cualquier terapeuta familiar moderno, que si hay problemas en la cama,
toda la relación se resiente. En cualquier caso, la armonía sexual no es algo que
resulte fácil de alcanzar. Los miembros de la pareja a menudo tienen necesi-
dades muy dispares. Teniendo en cuenta que ni todas las mujeres ni todos los
hombres son iguales, los taoístas entendían que la excitación sexual y la res-
puesta sexual femenina son, normalmente, muy diferentes de las del hombre.
18 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Los taoístas achacaban estas diferencias entre hombre y mujer a sus ener-
gías sexuales específicas (que llamaban yangy yin). Explicaremos a las pare-
jas cómo influyen estas energías en nuestra sexualidad y cómo emplear estos
conocimientos para satisfacer las necesidades de ambos.
Merece la pena señalar que, aunque la principal preocupación de los taoís-
tas era armonizar la sexualidad masculina y la femenina, las prácticas son igual-
mente válidas para parejas gays y lesbianas. Para los taoístas, todos tenemos
energía masculina (yang) y femenina (yin), y ellos sabían que era esencial
para las parejas —sean heterosexuales u homosexuales— armonizar las dife-
rencias existentes entre dos personas cualesquiera. Además, las prácticas para
producir placer, sanación, intimidad emocional y unidad espiritual son igual-
mente importantes e intensas para las parejas de gays y lesbianas.

Una nueva evolución sexual


Aunque muchas de las prácticas taoístas para lograr la satisfacción sexual
y la salud física tienen más de dos mil años de antigüedad, siguen siendo tre-
mendamente eficaces. A lo largo de los últimos veinte años, desde que estos
antiguos secretos de alcoba han comenzado a ser transmitidos a las parejas
modernas, se ha producido una evolución silenciosa pero profunda en los dor-
mitorios y en las relaciones de pareja de todo el mundo. Esperamos que las ar-
tes sexuales y la ciencia del sexo que presentamos en este libro te ayuden como
han ayudado a los miles de personas que las han practicado.
Antes de que tu pareja y tú podáis explorar las alturas del amor sanador
es importante que cada uno cultive su potencial sexual personal. En «Solo: mul-
tiplicar y expandir tus orgasmos», expondremos cómo tanto los hombres como
las mujeres pueden hacerse multiorgásmicos. A continuación, en el Capítulo
3, explicaremos a las parejas cómo pueden expandir su energía sexual para
experimentarla en todo el cuerpo. La capacidad de hacer circular la energía
por todo el cuerpo será importante para las prácticas siguientes, que se intro-
ducen bajo el título «Dúo: compartir la pasión, la sanación y la intimidad con
tu pareja».
PRIMERA PARTE

Solo:
multiplica y
expande
tus orgasmos
CAPITULO 1

Fuegos artificiales:
orgasmos
múltiples para los
hombres
En este capítulo aprenderás a:

•Separar el orgasmo de la eyaculación.


•Desarrollar la fuerza y la sensibilidad sexuales para poder
tener orgasmos sin eyacular.
•Hacerte multiorgásmico.
22 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Cuando un hombre Cualquier hombre puede hacerse multiorgásmico; sólo necesita una
se convierte en comprensión básica de la sexualidad masculina y algunas técnicas simples*.
multiorgásmico es Los orgasmos múltiples son muy placenteros y pueden expandir el placer or-
capaz de satisfecerse gásmico masculino, pero también abren un nuevo mundo al hombre y a su
mejor a sí mismo y, pareja. Para la mayoría de los hombres, su sexualidad está enfocada en el
además, es mucho objetivo, frustrante en último término, de la eyaculación, más que en el pro-
más capaz de ceso orgásmico de hacer el amor. Cuando un hombre se convierte en mul-
satisfacer a su tiorgásmico, no sólo es capaz de darse mucha satisfacción, también se vuel-
compañera. ve capaz de satisfacer mucho más plenamente a su compañera. Los orgasmos
múltiples son uno de los mayores regalos que el hombre puede dar tanto a
su compañera como a sí mismo. La lectura de este capítulo permitirá a las
mujeres ayudar a sus compañeros a entender esta nueva capacidad que es-
tán desarrollando.

El orgasmo y la Orgasmo y eyaculación


eyaculación son
procesos diferentes.
Para convertirte en un hombre multiorgásmico tienes que entender al-
gunos rasgos básicos de tu anatomía. El dato más importante es que el orgas-
mo y la eyaculación son dos procesos diferentes. El hecho de que orgasmo y
eyaculación no sean lo mismo resulta tan sorprendente para la mayoría de los
hombres (y mujeres), que tenemos que explicar con exactitud lo que les dife-
rencia. Empecemos definiendo orgasmo y eyaculación. Fisiológicamente, un
orgasmo es la contracción y pulsación que la mayoría de los hombres sienten
en su pene, próstata y zona pélvica. Viene acompañado de un aumento del
pulso cardíaco, del ritmo respiratorio y de la presión sanguínea, y tiene como
resultado una repentina liberación de tensión f.
Obviamente, un orgasmo es mucho más que estos cambios fisiológicos
descritos de un modo más bien mecánico. Para muchas personas es el punto
álgido de su sexualidad, y es uno de los momentos más intensos y placenteros
que puede vivir el ser humano. Si has tenido un orgasmo alguna vez, y casi to-
dos los hombres los han tenido, sabes exactamente a qué me estoy refiriendo.
Por otra parte, la eyaculación es simplemente un reflejo que ocurre en la
base de la columna vertebral y produce la expulsión del semen. En resumen,
es simplemente un espasmo muscular involuntario.
De acuerdo, es un espasmo muscular placentero, pero no deja de ser un
espasmo muscular. Como tantos hombres han aprendido a conectar el placer
del orgasmo con la eyaculación, es importante entender que la mayor parte de

* En este capítulo resumimos brevemente la información presentada en nuestro primer


libro. Para una exposición más amplia y detallada de los múltiples orgasmos masculinos,
léanse los tres primeros capítulos de El hombre multiorgásmico.
FUEGOS ARTIFICIALES: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LOS HOMBRES 23

los rayos y relámpagos que asocias con ésta son en realidad parte del orgasmo,
vaya o no acompañado de eyaculación.
Dentro de un momento revisaremos las pruebas científicas que muestran
que los hombres pueden tener múltiples orgasmos, pero puede ser más fácil
comenzar por tu propia experiencia. De hecho, has experimentado múltiples
orgasmos en algún momento de tu vida. Muchos hombres los experimentan
cuando entran en la adolescencia y comienzan a eyacular.
Como tal vez recuerdes, los muchachos sólo comienzan a producir se-
men (y por tanto son capaces de eyacular) cuando entran en la adolescen-
cia, hacia los trece años de edad. No obstante, la mayoría de los chicos se
masturban antes de cumplir esa edad y, en esas ocasiones, experimentan or-
gasmos sin eyacular.
Muchos chicos siguen masturbándose después del primer orgasmo, y como
no llegan a eyacular, mantienen la erección. Alfred Kinsey, investigador pio-
nero de la sexualidad, en su famosa obra Sexual Behaviour in the Human Male,
informaba de que la mitad de los muchachos preadolescentes (de doce años
o menos) podían experimentar dos orgasmos seguidos, y casi un tercio eran ca-
paces de experimentar cinco o más, uno tras otro. Su conclusión fue: «Es po-
sible llegar al climax sin eyacular»2.
Sin embargo, los orgasmos múltiples no son únicamente un juego de ni-
ños ni uno de los placeres perdidos de la juventud. Kinsey también estudió a
hombres mayores y concluyó: «El orgasmo puede producirse sin la emisión de
semen... Estos hombres experimentan verdaderos orgasmos, que reconocen
claramente como tales, aunque no eyaculan»3. El doctor Herant Katchdou-
rian, profesor de sexualidad humana de la Universidad de Stanford y autor
del clásico libro de texto Fundamentáis of Human Sexuality, explica: «Algu-
nos hombres son capaces de inhibir la emisión de semen [evitar la eyaculación]
mientras experimentan las contracciones del orgasmo: en otras palabras, tie-
nen orgasmos no eyaculatorios. Tales orgasmos no parecen estar seguidos por
un período refractario [pérdida de erección], lo que permite a estos hombres
tener orgasmos múltiples o consecutivos como las mujeres»4.
Desde hace mucho tiempo ha habido estudios anecdóticos de hombres
que afirmaban tener orgasmos múltiples, pero los primeros estudios de labo-
ratorio de los orgasmos múltiples masculinos fueron llevados a cabo por los
investigadores William Hartman y Marilyn Fithian. Examinaron a treinta y
tres hombres multiorgásmicos, hombres que podían tener dos o más orgasmos
sin perder la erección.
Mientras los hombres tenían relación sexual con sus parejas, Hartman y
Fithian registraron su ritmo cardíaco, que pasa de las 70 pulsaciones por minuto
que habitualmente se tienen en reposo a 120 pulsaciones durante el orgasmo
(véase ilustración). También midieron sus contracciones pélvicas (que podían
registrarse a través de los movimientos involuntarios del ano que acompañan
La mitad de los muchachos preadolescentes fueron capaces de experimentar dos
o más orgasmos seguidos, y casi un tercio de ellos fueron capaces de tener
cinco o más orgasmos, uno tras otro.
24 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

En uno de los estudios realizados, la cantidad media de orgasmos que tiene el hombre multiorgásmico resultó ser de
cuatro. Algunos tuvieron la cantidad mínima de dos, y hubo uno que llegó a tener dieciséis.
al orgasmo). Descubrieron que los gráficos de excitación de los hombres mul-tiorgásmicos eran exactamente
iguales a los de las mujeres multiorgásmicas.
En el estudio de Hartman y Fithian, la cantidad media de orgasmos que tiene el hombre multiorgásmico
resultó ser de cuatro. Algunos tuvieron la cantidad mínima de dos y hubo uno que llego a tener dieciséis. En otro
estudio llevado a cabo por los investigadores Marión Dunn y Jan Trost, la mayoría de los hombres declararon
tener entre dos y nueve orgasmos antes de perder la erección5.
En su famoso libro El punto G, Alice Ladas, Beverly Whipple y John Perry argumentaron que la sexualidad
masculina y la femenina son mucho más parecidas de lo que solemos pensar. Además de descubrir el punto G,
también dijeron que los hombres podían tener múltiples orgasmos, como las mujeres. Tendemos a pensar que
la sexualidad masculina es más bien simple, e idéntica de un hombre a otro, mientras que la sexualidad
femenina es compleja y cambia dramáticamente de una mujer a otra. La verdad es que la eyaculación es algo
simple, como lo son todos los reflejos corporales (piensa en cuando te golpeas el hueso de la risa, por ejemplo),
pero el orgasmo, en el que interviene nuestro órgano sexual más sofisticado, el cerebro, es muy complejo y
varía mucho dependiendo de la persona, de su experiencia sexual e incluso de cada orgasmo concreto.
Por tanto, si los hombres pueden tener múltiples orgasmos como las mujeres y más de la mitad de los
muchachos experimentan múltiples orgasmos antes de la adolescencia, ¿qué les hace perder esa capacidad?
Aparentemente, la mayoría de los hombres pierden su capacidad de tener orgasmos múltiples cuando
empiezan a eyacular en la adolescencia. Los orgasmos y la eyaculación tienen lugar a pocos segundos uno
de otro, y para la mayoría de los hombres se convierten en una única y misma cosa. En la sección siguiente
aprenderás (o posiblemente reaprenderás) a volver a separarlos. Esto te permitirá experimentar el
crescendo del orgasmo muchas veces antes de alcanzar el estallido eyaculatorio, e incluso sin que éste
llegue a producirse.
FUEGOS ARTIFICIALES: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LOS HOMBRES 25

Entiende tu propio orgasmo


Ahora que entiendes la diferencia entre orgasmo y eyaculación, es im-
portante entender la naturaleza del orgasmo masculino y en qué se diferencian
los orgasmos múltiples (no eyaculatorios) de los clásicos (eyaculatorios).
Los orgasmos múltiples comienzan como cualquier otro: empiezas por
excitarte, hasta que te sientes cerca del punto de la eyaculación. A medi-
da que aprendas a ser más consciente de la excitación tal como se expone
en la sección siguiente, podrás detener la estimulación justo antes de lle-
gar al «punto sin retorno», pasado el cual la eyaculación es inevitable. Jus-
to antes de llegar a ese punto experimentarás una serie de contracciones
en tus genitales que durarán entre tres y cinco segundos. Estos placenteros
orgasmos pélvicos pueden dar la sensación de un revoloteo o de una ligera
liberación de presión. Se denominan orgasmos «de fase contráctil», y con
el tiempo, a medida que aprendes a jugar en su límite, pueden llegar a ser
tan intensos como los orgasmos eyaculatorios a los que estás acostum-
brado. No te dejes desanimar si al principio no son muy intensos. Cuando
puedas identificar y separar estas contracciones orgásmicas de la eyacula-
ción, podrás multiplicarlas e intensificarlas.
Esta fase contráctil del orgasmo es el momento de la verdad: en lugar de
seguir adelante hasta la eyaculación, detendrás o disminuirás la estimulación
el tiempo suficiente para recuperar el control de tu excitación. También pue-
des contraer tu músculo PC, que describiremos a continuación, lo que te ayu-
dará a mantener cierto control si sientes que estás a punto de eyacular.
Para tener orgasmos múltiples, en lugar de pasar la cresta y eyacular, dis-
minuirás ligeramente tu excitación y te prepararás para tener otro orgasmo.
En los orgasmos múltiples, la excitación que sientes es como una ola que en
lugar de romper es barrida por otra ola mayor que te eleva aún más que la pri-
mera. Algunos hombres multiorgásmicos describen este proceso como caer
hacia atrás en el orgasmo en lugar de caer hacia delante en la eyaculación.
Estas descripciones no pasan de ser meras metáforas que pueden ayudarte a
descubrir tus propios procesos orgásmicos.
Es importante recordar que no debes luchar demasiado por experimentar
la fase contráctil de los orgasmos. La mayoría de los hombres dicen que deben
detenerse justo antes de eyacular y relajarse en el orgasmo. A muchos hombres
no les resulta fácil cambiar de objetivo y dejar de eyacular, pero los orgasmos
múltiples te permiten experimentar un proceso orgásmico que es mucho más
satisfactorio para tu pareja y para ti.
En la sección siguiente te enseñaremos a fortalecer el músculo PC y a de-
sarrollar tu sensibilidad sexual para que puedas multiplicar y intensificar tu
potencial orgásmico personal.
26 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Emplearás el músculo Multiplica tu orgasmo El


PC para echar modo
literalmente el freno En este libro exponemos dos maneras de intensificar tu placer sexual. La más
cuando sientas que te primera es multiplicar el número de orgasmos (tener dos, tres, cuatro, o más simple
estás acercando a la sin perder la erección) y la segunda es expandir el orgasmo a todo el cuerpo de
eyaculación. (véase Capítulo 3). Para aprender a multiplicar el número de orgasmos, tie- encontr
nes que aprender a desarrollar tanto la fuerza sexual como la sensibilidad se- ar y
xual. Empecemos por analizar la fuerza sexual. fortalec
er tu
EL DESARROLLO DE LA FUERZA SEXUAL
múscul
Muchos hombres dedican años de su vida a fortalecer sus bíceps, trape- o PC es
cios u otros músculos para parecer fuertes, pero hay un músculo oculto que apretar
les será más útil en la cama que cualquier otro. Este «músculo sexual» es el los
músculo pubococcígeo o músculo PC. Es un grupo de músculos que se extien- múscul
de desde el hueso púbico («pubo») en la parte anterior del cuerpo hasta la ra- os de la
badilla o coxis («coccígeo») en la espalda (véase ilustración en página 27). pelvis
Estos músculos son esenciales para tu salud sexual. Los primeros centí- la
metros de tu pene están enraizados en el músculo PC, y su fortalecimiento próxim
lleva a tener unas erecciones más robustas, orgasmos más intensos y un me- a vez
jor control eyaculatorio. Esta última característica es la que hace que el desa- que
rrollo del músculo PC sea fundamental para hacerse multiorgásmico. En re- vayas
sumen, usarás el músculo PC para echar el freno literalmente cuando sientas al baño.
que te estás acercando a la eyaculación. Puedes
El lugar donde es más fácil sentir el músculo PC es el perineo, inmedia- practica
tamente detrás de los testículos y delante del ano. En realidad ya estás muy fa- r de pie
miliarizado con tu músculo PC, aunque es muy posible que no lo conozcas por o
ese nombre. El músculo PC es el que usas para evitar orinarte cuando no pue- sentado
des ir al servicio o para expulsar las últimas gotas de orina. . Si
Y lo que es más importante para los orgasmos múltiples: el músculo PC tienes
también es el que produce las contracciones rítmicas de tu pelvis y ano du- un
rante el orgasmo. Los taoístas descubrieron que en las contracciones pélvi- múscul
cas participaba la próstata masculina. Aprendiendo a contraer tu músculo o PC
PC alrededor de la próstata puedes aprender a detener la eyaculación y pro- relativa
fundizar tus contracciones orgásmicas. Cuando contraes la próstata, sientes mente
un temblor o escalofrío recorrer tu cuerpo. En la sección siguiente vas a apren- fuerte,
der un ejercicio simple que te permitirá detener el flujo de orina y fortalecer serás
tu músculo PC. capaz
DETENER LA CORRIENTE
FUEGOS ARTIFICIALES: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA
LOS HOMBRES 27

Anatomía sexual
masculina; el músculo
PC, que es
importante para
hacerse
multiorgásmico, se
extiende desde el
hueso púbico hasta la
rabadilla.

Otra visión del


músculo PC (que en
realidad es un grupo
de músculos).
28 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

de detener y recomenzar el flujo de orina durante la micción. Si esta prácti-


ca te resulta difícil es porque tu músculo PC está débil. Al principio, si detie-
nes la micción a medio camino, puede que sientas punzadas. Es algo comple-
tamente normal que debería desaparecer transcurridas unas semanas. Si las
punzadas continúan es posible que tengas una infección, en cuyo caso debe-
rías visitar al médico y curártela antes de continuar con ésta u otras prácticas
del libro. Como en el caso de cualquier otro músculo que empieces a ejerci-
tar y fortalecer, es posible que el músculo PC se resienta un poco al principio.
Al igual que en cualquier otro tipo de ejercicio, debes comenzar la práctica poco
a poco.

Ejercicio 1

DETENER LA CORRIENTE
1.INSPIRA: mientras te preparas para orinar, inspira profundamente.

2.ESPIRA Y EMPUJA: espira lentamente y expulsa la orina con fuerza.


(Apretar los dientes ayuda a intensificar esta práctica).

3.INSPIRA Y CONTRAE TU MÚSCULO PC: inspira y contrae tu músculo


PC para detener el flujo urinario.

4.ESPIRA Y VUELVE A EMPUJAR: espira y comienza de nuevo a orinar.

5.REPITE HASTA ACABAR: repite los pasos 3 y 4 (orinar durante la espi


ración y detener la corriente en la fase de inspiración) de tres a seis
veces o hasta que hayas acabado de orinar.

La parte más Para empezar, expulsa la orina como si tuvieras prisa y trataras de acabar
importante de esta cuanto antes. Para intensificar la práctica puedes ponerte de punta sobre los
práctica es empezar y dedos de los pies y apretar los dientes, pero lo más importante de la práctica
detener la micción es comenzar y detener la micción todas las veces que puedas.
todas las veces que En El hombre multiorgásmico enseñamos a los hombres otros ejercicios que
puedas. también pueden ser de ayuda para fortalecer el músculo PC. En cualquier caso,
todos los ejercicios en los que interviene el músculo PC se basan en algo tan
simple como contraer y expandir este músculo. A diferencia de otro tipo de
ejercicios, como el levantamiento de peso, puedes practicar este ejercicio
mientras conduces o ves la televisión, e incluso mientras asistes a una reu-
nión de trabajo.
FUEGOS ARTIFICIALES: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LOS HOMBRES 29

ENCONTRAR EL CAMINO

Vacía la vejiga
Si tienes la vejiga llena, siempre debes orinar antes de darte
placer en solitario o de hace el amor. Tener la vejiga llena hará
que sientas ganas de eyacular y puede dificultar la retención de
la eyaculación.

DESARROLLA TU SENSIBILIDAD SEXUAL


La fuerza sexual sólo constituye la mitad de la práctica; la sensibilidad se- Hacerse
xual es igual de importante o más. Cuando hablamos de sensibilidad no nos multiorgásmico,
referimos a tu sensibilidad a la excitación sexual de tu compañera, que co- como convertirse en
mentaremos en un capítulo posterior, sino a tu propia sensibilidad. Conver- un amante hábil,
tirse en multiorgásmico, como convertirse en un amante hábil, requiere que requiere que
descubras y aprendas a dominar tu propia excitación. descubras y aprendas
A diferencia de las viejas técnicas que proponían retrasar la eyaculación a dominar tu propia
aprendiendo a insensibilizarse o a distraerse con trivialidades, para hacerte excitación.
multiorgásmico tienes que aumentar tu sensibilidad sexual y concentrarte más
directamente en tu excitación sexual.
EXCITACIÓN SEXUAL Y ENERGÍA SEXUAL
A pesar de que la excitación sexual forma parte significativa de nuestras Según el Tao, todos
vidas y es una circunstancia que se repite frecuentemente, la mayoría enten- necesitamos
demos muy poco de este fenómeno. Al proceso de excitación le hemos de- sentirnos excitados
nominado «estar calientes o cachondos», u otras lindezas parecidas, y nos pro- —sentir la vivificante
duce una risa tonta como si se tratara de un proceso ilícito o juvenil. De hecho, energía sexual—
la excitación es el proceso de expansión de nuestra energía sexual, y es esen- cada día, porque
cial para nuestra vida y salud. Según el Tao, todos necesitamos sentirnos ex- cuando nos
citados —sentir la vivificante energía sexual— cada día, porque cuando nos excitamos, nuestros
excitamos, nuestros cuerpos producen más hormonas sexuales. cuerpos producen
Para el taoísmo, y recientemente también para la endocrinología, una más hormonas
rama de la medicina occidental, las hormonas sexuales son importantes para sexuales.
nuestra salud general, e incluso algunos las consideran la fuente misma de la
juventud. (Comentaremos esta cuestión detenidamente en el Capítulo 5, «Sa-
nación sexual».) La razón por la que el sexo vende y se usa para comerciali-
zar tantos productos es que nos sentimos atraídos hacia las imágenes que es-
timulan nuestra energía y nos hacen segregar hormonas sexuales. Para los
hombres multiorgásmicos es muy liberador darse cuenta de que pueden acce-
der a esta energía rejuvenecedora cada día y a lo largo de todo el día.
30 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Los hombres Cuando aprendemos a hacer circular nuestra energía sexual, como ex-
descubren una nueva plicamos en el Capítulo 3, ya no tenemos que esperar al siguiente encuentro
sensación de libertad sexual para acceder a ella.
de sentir su energía Además, descubriremos que podemos controlar mucho más nuestra ex-
sexual cuando y citación y nuestra energía sexual. Desde la adolescencia, e incluso antes, la
donde quieren. mayoría de los hombres sienten que no controlan su deseo sexual y su exci-
tación, que son sus penes los que les llevan de aquí para allá. Cuando los hom-
bres aprenden a ser multiorgásmicos y controlan su energía sexual, son capa-
ces de cultivar y transformar esta energía, lo que les da una nueva sensación
de libertad, porque la sienten sólo cuando y donde quieren.
En el Capítulo 3 aprenderás a hacer circular esta energía por tu cuer-
po, pero antes tienes que aprender a tomar conciencia de las sutilezas de su
expansión (es decir, de tu ritmo de excitación) para aprender a controlar-
la. Cuando seas capaz de controlar tu ritmo de excitación, podrás tener múl-
tiples orgasmos fácilmente, sin traspasar la cresta de la ola que te lleva a la
eyaculación. En la sección anterior has aprendido a echar el freno emplean-
do el músculo PC. Ahora tienes que aprender a medir la velocidad de tu
motor para saber cuándo echar el freno.
LOS ESTADIOS DE LA EXCITACIÓN
La mayoría de los hombres piensan que o bien están excitados o no lo
están, o tienen una erección o no la tienen, pero en realidad la excitación y
la erección pasan por varias etapas o estadios que es preciso conocer. Así como
queremos conocer las marchas de nuestro automóvil, nos será muy útil fami-
liarizarnos con las «marchas» de nuestra excitación. La respiración y el pulso
cardíaco son indicadores importantes de la excitación —ambos se aceleran
cuando te excitas—, pero el signo más evidente es el que te da el medidor se-
xual que llevas entre las piernas: la erección.
Los taoístas identificaron cuatro estadios diferentes en la erección, que de-
nominaron los cuatro logros:

1.Alargamiento
2.Hinchamiento
3.Endurecimiento
4.Calor

En el primer estadio, el pene comienza a alargarse, pero aún no ha empe-


zado a elevarse. En el segundo estadio, empieza a ensancharse y elevarse, pero
aún no está duro. (En este estadio, el pene aún no está lo suficientemente duro
como para penetrar a tu compañera, a menos que emplees la técnica de en-
trada suave que explicamos en el Capítulo 8.) En el tercer estadio, el pene se
pone erecto y duro, pero aún no está caliente. En el cuarto y último estadio,
FUEGOS ARTIFICIALES: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LOS HOMBRES 31

el pene está duro y caliente. En esta etapa, los testículos se acercan al cuerpo
y se preparan para eyacular. Relajar la respiración y elevar la energía sexual,
alejándola del pene (véase Capítulo 3), te ayudará a mantenerte en el esta-
dio tres y en el principio del cuatro, sin cruzar el límite eyaculatorio al final
del cuarto estadio.
CONTROLA TU RITMO DE EXCITACIÓN
El primer paso para controlar tu ritmo de excitación y hacerte mul- Aprendiendo a
tiorgásmico es aprender a controlar la respiración. La respiración es el ralentizar y
fundamento de todas las artes marciales y de las prácticas meditativas, y profundizar la
el Kung Fu sexual no es una excepción. La respiración está conectada di- respiración,
rectamente con el ritmo cardíaco. Si respiras rápidamente, como después aprenderás a
de hacer ejercicio o hiperventilar, tu ritmo cardíaco aumenta. Como co- controlar el ritmo de
mentamos con anterioridad, el ritmo cardíaco acelerado forma parte del tu excitación y a
orgasmo, y la respiración rápida indica que éste se está aproximando. Apren- deleitarte en los
diendo a ralentizar y profundizar la respiración, aprenderás a controlar el orgasmos sin
ritmo de tu excitación y a deleitarte en los orgasmos sin precipitarte hacia precipitarte hacia la
la eyaculación. eyaculación.

RESPIRACIÓN PROFUNDA
La respiración profunda, o respiración «ventral», es esencial para nues-
tra salud general así como para el control sexual. Nuestro cuerpo emplea la res-
piración para intercambiar el oxígeno dador de vida y expulsar dióxido de car-
bono, un residuo corporal. Sin embargo, a causa del estrés, la mayoría de
nosotros respiramos superficialmente, inspirando muy poco oxígeno y espi-
rando muy poco dióxido de carbono. La respiración profunda, o respiración
«con el vientre», es la que empleabas de niño, antes de que las tensiones co-
menzaran a recortarla. Los taoístas sabían que si uno quiere mantenerse jo-
ven debe imitar a los niños, y la respiración no es una excepción. En el ejer-
cicio siguiente reaprenderás a respirar profundamente y, en este caso, el
beneficio será sentir más placer además de mejorar la salud.
Cuando estás cerca de la eyaculación, la capacidad de respirar profunda-
mente y de ralentizar el ritmo cardíaco es esencial. Incluso después de haber
aprendido a ser multiorgásmico, no te olvides de respirar profundamente. La
respiración profunda permitirá que circule la energía sexual por todo tu cuer-
po, lo que expandirá tus orgasmos y reducirá cualquier presión que experi-
mentes al retrasar o evitar la eyaculación.
32 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

ENCONTRAR EL CAMINO

Inspira por la nariz


Cuando practiques cualquiera de los ejercicios propuestos en este
libro, inspira siempre por la nariz, porque así el aire se filtra y se
calienta. Cuando se inspira por la boca, el aire no se filtra ni
se calienta, y en este caso resulta más difícil de asimilar para
nuestro cuerpo.

Ejercicio 2

RESPIRACIÓN VENTRAL PARA LOS HOMBRES


1.SENTARSE: siéntate en una postura cómoda y relaja los hombros.
2.MANOS EN EL ABDOMEN: sitúa las manos sobre el abdomen, justo
debajo del ombligo.

3.INSPIRA PROFUNDAMENTE: inspira profundamente a través de la na


riz dejando que sobresalga el vientre.

4.ESPIRA COMPLETAMENTE: manteniendo el pecho relajado, espira con


fuerza para que el vientre vuelva hacia la columna vertebral. Debe
rías sentir que el pene y los testículos se elevan ligeramente.

5.CONTINÚA CON LA RESPIRACIÓN ABDOMINAL: inspira y espira nue


ve, dieciocho o treinta y seis veces.

Los ejercicios 1 y 2 son simples pero esenciales. Aunque desearás seguir


leyendo y probar otros ejercicios, cuanto más practiques estos dos, más fáci'
les serán los ejercicios multiorgásmicos avanzados.

Aprende a controlar la eyaculación


Es posible aprender a hacerse multiorgásmico durante el coito con una
compañera, pero resulta mucho más fácil desarrollar esta nueva capacidad tra-
bajando en solitario. Como en el caso de cualquier otra habilidad, para hacerse
multiorgásmico hace falta practicar, y te resultará mucho más fácil centrarte
en tu excitación si no tienes que preocuparte por la de tu compañera. Ade-
más, es mucho más fácil desarrollar el músculo PC y detenerse a tiempo si no
tienes que preocuparte por interrumpir el climax de tu compañera. Final-
!
FUEGOS ARTIFICIALES: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LOS HOMBRES 33

mente, a medida que aprendas a ser multiorgásmico, bastará con detenerte un


momento, respirar profundamente y contraer tu músculo PC para evitar la
eyaculación. Aunque este libro está escrito para las parejas, será positivo para
ambos dedicar algún tiempo a la práctica en solitario.

CULTIVO DEL SEXO EN SOLITARIO


Los taoístas llamaban
Los estudios realizados muestran que casi todos los hombres se mastur-
a la masturbación
ban, incluso los casados y los hombres mayores. Además, casi todos los hom-
cultivo en solitario o
bres se sienten culpables cuando lo hacen. Si piensas que la masturbación no
ejercicio genital, y la
te produce ningún sentimiento de culpa, pregúntate si estarías dispuesto a de-
consideraban
cir a tu compañera cuando acaba de llegar a casa: «Cariño, estoy en el baño
imprescindible para
(o en la habitación) masturbándome. Enseguida salgo». La mayoría no ten-
aprender a controlar
dríamos problema alguno para informar a nuestra compañera de que estamos
la eyaculación y hacer
«en el baño», con lo que ella supondría que estamos aliviando nuestra vejiga
circular la energía de
o intestinos, pero no permita Dios que aliviemos otro impulso corporal igual-
vida.
mente básico.
El sentimiento de vergüenza respecto a la masturbación está muy exten-
dido, especialmente en la sociedad occidental, donde ha recibido el nombre
de autoabuso.
Los taoístas no sentían ninguna culpa respecto a la masturbación. Como
hemos mencionado, para ellos el sexo está relacionado con la medicina, no
con la moralidad. De hecho, los taoístas llamaban a la masturbación cultivo en
solitario o ejercicio genital, y la consideraban imprescindible para aprender a
controlar la eyaculación y hacer circular la energía de vida.
La masturbación o cultivo en solitario puede ser un satisfactorio com-
plemento del sexo en compañía y, si aprendes a tener orgasmos sin eyacular,
también resultará energizante. Como describiremos en el último capítulo,
puede ser igualmente de ayuda si tu compañera no está en el estado de ánimo
apropiado o si suele estarlo menos veces que tú.
Tenemos dos sugerencias importantes para el aprendizaje del cultivo en
solitario:
1. Haz d amor contigo mismo. Como explicaremos en el Capítulo 6, la
energía sexual expande las emociones que estás sintiendo. Si sientes amor
mientras te excitas, tu energía sexual en expansión aumentará ese amor. Si
estas enfadado o te sientes solo, la energía sexual en expansión también au-
mentará el enfado o la soledad. Por lo tanto, entra en el cultivo solitario con
un sentimiento de amor y alegría por la oportunidad de darte ese placer vivi-
ficante, y tu energía sexual expandirá el amor y la alegría.
Además, el cultivo de la energía sexual mientras sientes amor y bondad
facilitará mucho el control de la eyaculación. Resulta mucho más difícil con-
trolar la eyaculación si estás impaciente o enfadado.
34 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

El cultivo en solitario 2. Tómate el tiempo que necesites. Cuanto más prolongues el cultivo en so-
es algo que está a litario y retrases la eyaculación, más rápidamente aprenderás a ser multiorgás-
medio camino entre - mico. Hartman y Fithian, pioneros de la investigación sexual que examinaron
la masturbación y la a muchos hombres multiorgásmicos, concluyeron que si el hombre puede apren-
meditación. der a masturbarse durante quince o veinte minutos, puede hacer el amor du-
rante todo el tiempo que quiera con su compañera. Aprender a tener paciencia
contigo mismo te permitirá tener paciencia cuando estés con otra persona.
Cuando aprendas a separar el orgasmo de la eyaculación, en este capítu-
lo, y a hacer circular la energía sexual por todo tu cuerpo, en el siguiente, po-
drás experimentar oleadas de placer orgásmico y sentir que esa energía reco-
rre tu cuerpo. Como lo describió un hombre multiorgásmico: «Es algo a medio
camino entre la masturbación y la meditación».
Recuerda que la duración del cultivo en solitario debe depender de tu es-
tado de ánimo y del momento. Como siempre que hablamos de hacer el amor,
no se puede prescribir un tiempo determinado. Lo importante es la calidad.
(Para sugerencias adicionales y técnicas del tao de la masturbación referirse a
Eí Hombre multiorgásmico, páginas 67-78).

ENFRIAMIENTO
Ahora que has aprendido a controlar el músculo PC y la respiración, ya
tienes los dos pasos esenciales para hacerte multiorgásmico. Pero también hay
otras técnicas que te ayudarán a enfriarte un poco cuando sientas que estás a
punto de hervir.
Detente antes de llegar al punto sin retorno. Siempre es mejor deternerse
demasiado pronto que demasiado tarde. Al empezar, la mayoría de los hombres ten-
drán que detenerse entre diez y veinte segundos antes del punto sin retorno.
Presiónate el pene o el perineo. Presionar la punta o la base del pene
con el pulgar y dos dedos (véase la ilustración de la página 35) puede reducir
el impulso eyaculatorio. También te permitirá enfocar la atención, lo que te
ayudará a concentrar la energía expansiva. Evidentemente, aplicar esta pre-
sión mientras estás haciendo el amor resultará extraño, por lo que es más con-
veniente poner la mano por detrás y presionarse en el perineo. Esta presión
te ayudará a enfocar la atención e interrumpir el reflejo eyaculatorio. La pre-
sión en cualquier punto del perineo puede ayudar, pero lo más eficaz es apli-
carla en el famoso punto del millón de dólares. Este punto se llamaba así por-
que costaba un millón de dólares (o, en aquellos tiempos, el punto del millón
de monedas de oro) que un maestro taoísta te enseñara dónde estaba. El punto
del millón de dólares se encuentra justo delante del ano, pero antes de la
raíz del pene, que se extiende por detrás de los testículos (véase pág. 27).
Respira. Cuando sientas que estás llegando al punto sin retorno, tendrás
que respirar profundamente, tal como practicaste en el ejercicio 2. Obvia-
mente, cuando estés cerca de la eyaculación, la inspiración se acelerará mu-
FUEGOS ARTIFICIALES: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LOS HOMBRES 35
cho. Contener la respiración durante unos segundos hasta que ceda el impulso de eyacular, también será una
gran ayuda. La respiración profunda permite contener la energía sexual expansiva. Por otra parte, las
respiraciones rápidas y superficiales también pueden ayudar a dispersar la energía sexual. Analiza cuál de estas
alternativas funciona mejor en tu caso.
Contrae el músculo PC. El músculo PC rodea la próstata, que es por donde debe pasar el semen en la
fase de expulsión del orgasmo. Apretar la próstata durante la fase contráctil del orgasmo (cuando se producen
las contracciones involuntarias), te permite detenerte y evitar pasar de la contracción (orgasmo) a la expulsión
(eyaculación).
Presionar el glande o la base del pene con los dedos puede reducir el impulso eyaculatorio del hombre.
36 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Ejercicio 3

CONVERTIRSE EN UN HOMBRE
MULTIORGÁSMICO
1.LUBRICA: comienza lubricándote el pene. (La lubricación, como pue
de que ya sepas, potenciará las sensaciones y permitirá que se pro
longue el cultivo en solitario. Generalmente, el aceite es mejor que la
loción, que se seca con más rapidez.)

2.AUTOPLACER: date placer como prefieras.

3.PRESTA ATENCIÓN A TU EXCITACIÓN: presta mucha atención a tu gra


do de excitación. Intenta tomar conciencia de los niveles de excitación
progresivos: percibe el cosquilleo en la raíz del pene, los estadios de
la erección, los cambios que se producen en la respiración y el au
mento del ritmo cardíaco.

4.RESPIRA Y CONTRAE TU MÚSCULO PC: a medida que sientas que te


acercas al punto sin retorno, detente, respira profundamente y contrae
ligeramente el músculo PC alrededor de la próstata. Puedes presio
narte en el pene o en el perineo, pero la respiración y el músculo PC
son lo más importante, como también lo es saber detenerse a tiempo.

5.SIENTE CONTRACCIONES ORGÁSMICAS EN LA PELVIS: continúa dán


dote placer y acercándote cada vez más al punto sin retorno. Si equi
paramos la ausencia total de excitación con el cero y la eyaculación con
el diez, el orgasmo se produce en el 9,8; por lo tanto, debes ir des
pacio. Activa y deten la excitación, alcanzando progresivamente pun
tos de mayor tensión (9,0, 9,1, y así sucesivamente) y déjate caer ha
cia atrás en la fase contráctil del orgasmo sin precipitarte hacia la
eyaculación. Percibe la contracción involuntaria de la próstata (y ano),
que se produce durante la fase contráctil del orgasmo. Recuerda que,
al principio, estos orgasmos de la próstata pueden parecerte míni
mos. Al final no podrás distinguirlos de los orgasmos eyaculatorios,
pero tienes que aprender a andar antes de poder correr.

6.DISFRUTA: después de pasar por varias cumbres sin eyacular, detente.


Te sentirás en paz y/o energizado. Puede, incluso, que sientas que tu
energía sexual comienza a elevarse por el cuerpo, y percibas un cos
quilleo o una ligera presión en el torso o la cabeza. Esto es algo com-
pkcamente natural y supone el principio de la transformación de tus
orgasmos genitales en orgasmos de todo el cuerpo.
FUEGOS ARTIFICIALES: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LOS HOMBRES 37

Es posible que tengas que probar varias veces antes de poder sentir la fase
contráctil del orgasmo sin traspasar el límite de la eyaculación, pero no te
preocupes, con un poco de práctica y de paciencia pronto podrás tener múl-
tiples orgasmos, que serán tan intensos y placenteros como cualquier orgasmo
eyaculatorio.

ENCONTRAR EL CAMINO

Presión pélvica
La presión que se siente en la zona pélvica es el resultado natural del
aumento de flujo sanguíneo y de energía sexual en tus genitales. Si la
presión te resulta incómoda, puedes eyacular, o puedes respirar
profundamente (como se describe en el ejercicio 2) masajeándote
ligeramente el perineo y los testículos. Estas prácticas ayudan al
cuerpo a asimilar esta poderosa energía curativa. En el capítulo
siguiente aprenderás a hacer circular esa energía, extrayéndola de los
genitales y extendiéndola por el resto del cuerpo.

La próstata
Cuando un hombre se excita, su próstata se alarga ligeramente de
manera natural. La contracción del músculo PC alrededor de la
próstata durante y después del autoplacer o de hacer el amor te
ayudará a controlar la eyaculación y, además, reducirá cualquier
presión que pueda sufrir tu próstata.
Las contracciones del músculo PC extraerán la energía de la
pelvis, extendiéndola por el resto del cuerpo (véase Capítulo 3). Esto
reducirá aún más la presión sobre la próstata y los testículos. Según
los maestros taoístas, también puedes masajearte el perineo, los
testículos y la rabadilla para ayudarte a aliviar la presión y dispersar la
energía sexual acumulada.
Si sientes una quemazón cuando orinas o un dolor
prolongado en la pelvis, puede que tengas una infección en el
tracto urinario. Debes acudir al médico y curar la infección antes
de continuar con estas prácticas. Mientras dure la infección,
tendrás que eyacular con más regularidad.
38 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Es importante que CUÁNDO DETENERSE


pierdas la erección La mayoría de los hombres dejan de masturbarse o de hacer el amor cuan-
cada veinte minutos do eyaculan. Cuando te hagas multiorgásmico, este punto final tan evidente
para que la sangre dejará de existir. Por lo tanto, tendrás que decidir cuándo te sientes satisfecho
contenida en el pene y cuándo lo está tu compañera. Algunos días querrás una experiencia sexual
vuelva a circular por rápida y otros querrás hacer el amor con mucha calma. Tus necesidades variarán
tu cuerpo. con el estado de ánimo del momento.
Cuando empieces a ser multiorgásmico haciendo el amor, es importante
que te des y que des a tu compañera tiempo para acoplaros. No querrás con-
vertir el sexo en una obligación ni en una prueba de resistencia para ti o para
ella. Por lo tanto, habla con tu compañera y deja que el deseo de ambos de-
termine la duración del encuentro. Cuanto más cultive ella su músculo PC y
su deseo sexual, más compatibles seréis.
Tu músculo PC es como cualquier otro —se fortalece con el uso—, pero,
al igual que sucede con todos los ejercicios, no debes excederte ni forzar. Por
otra parte, si te cultivas en solitario o en pareja durante más de veinte minu-
tos, lo que puede ocurrir con frecuencia cuando te hagas multiorgásmico, es
importante que pierdas la erección cada veinte minutos para que la sangre
contenida en el pene vuelva a circular por tu cuerpo.
CUÁNDO EYACULAR
El placer no era el único motivo que llevaba a los taoístas a hacerse mul-
tiorgásmicos. También creían que los orgasmos múltiples son sanos y curati-
vos para el cuerpo. Cuantos más orgasmos tiene un hombre sin eyacular, más
energía sexual puede hacer circular por su cuerpo. Y mientras que para los
taoístas los orgasmos son energizantes, las eyaculaciones son agotadoras. Aun-
que no hay nada malo en eyacular de vez en cuando,, los taoístas sentían que
a medida que un hombre se hace mayor, la eyaculación excesiva puede de-
jarle físicamente agotado. Los taoístas consideraban que los problemas con la
erección eran, a menudo, una señal de agotamiento físico. (Si tienes proble-
mas para conseguir o mantener una erección, quizá desees leer «Encantar la
serpiente: superar de la impotencia», en Eí hombre multiorgásmico.)
Si eres muy joven, puede que no hayas experimentado el agotamiento
que sigue a la eyaculación, pero, después de eyacular, la mayoría de los hom-
bres se sienten cansados y tienen ganas de dormir. (Comentaremos detalla-
damente los puntos de vista médicos y taoístas sobre este tema en el Capítu-
lo 5, «Sanación sexual».)
Según los taoístas, cada vez que tienes un orgasmo (sin eyacular), generas
más energía en tu cuerpo. Por lo tanto, si al final acabas eyaculando, la pérdida
de energía no será tan notable. Esta es la razón por la que la eyaculación des-
pués de múltiples orgasmos te deja menos agotado que la vieja eyaculación
FUEGOS ARTIFICIALES: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LOS HOMBRES 39

rápida. Si tienes media docena de orgasmos y después eyaculas, perderás


aproximadamente la mitad de la energía que en una eyaculación rápida.
Los taoístas recomiendan que cada hombre eyacule de acuerdo a sus pro-
pias circunstancias, que dependen de su edad, de su salud y de su coyuntura
vital. Si tiendes a caer enfermo o trabajas duro, querrás conservar más ener-
gía. Como el resto del mundo natural, en invierno también querrás conservar
más energía. Sin embargo, si estás de vacaciones, tal vez desees eyacular más.
Evidentemente, si estás intentando tener un hijo, tendrás que eyacular cuan-
do tu compañera esté ovulando. En general, Sun Ssu-miao, uno de los gran-
des médicos de la antigua China, recomendaba eyacular dos veces al mes para
conservar la salud y alcanzar la longevidad.
Sun Ssu-miao también ofreció directrices más específicas para decidir Un hombre puede
con qué frecuencia eyacular: conservar la salud y
alcanzar la
Un hombre de veinte años puede eyacular una vez cada cuatro días. Un longevidad
hombre de treinta años puede eyacular una vez cada ocho días. Un eyaculando dos veces
hombre de cuarenta años puede eyacular una vez cada diez días. Un al mes.
hombre de cincuenta años puede eyacular una vez cada veinte días. Un
hombre de sesenta años no debe eyacular.

Por supuesto, un hombre de cualquier edad puede disfrutar del sexo y de


los orgasmos múltiples no eyaculatorios. Los taoístas no veían razón para que
hombres y mujeres no siguieran practicando el sexo hasta el día de su muer-
te. Si te preocupa la reducción del número de eyaculaciones o su prohibición
después de los sesenta años, has de saber que cuando hayas experimentado los
orgasmos no eyaculatorios, el orgasmo típico palidece en comparación y no se
echa de menos.
En cualquier caso, lo importante es no pasarlo mal con la eyaculación.
Cuando sientas que has ido más allá del punto sin retorno y vas a eyacular, dis-
frútalo. Muchos de los hombres que quieren practicar el amor sanador se mues-
tran intransigentes consigo mismos cuando tienen problemas para controlar
sus eyaculaciones. Céntrate en estar con tu pareja y en intercambiar amor sa-
nador, no en el hecho de eyacular o no.
Aunque eyacules, puedes aprender a hacer circular tu energía sexual por
el cuerpo (tal como aprenderemos en el próximo capítulo). Esto reducirá mu-
cho la sensación de agotamiento que sigue a la eyaculación. Además, después
de eyacular, también puedes contraer el músculo PC y apretar tus músculos pél-
vicos para reducir la cantidad de energía perdida.
En definitiva, lo más importante es que hagas el amor contigo mismo y
con tu compañera. Cultivar la compasión por ti mismo y por tu compañera es
mucho más importante que la cantidad de energía que puedas conservar.
40 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Conservando y De los orgasmos genitales a los orgasmos en


haciendo circular la todo el cuerpo
energía, la intensidad
del orgasmo se Las técnicas físicas descritas en este capítulo, especialmente la respira-
multiplica, ción y la contracción del músculo PC, te permitirán separar el orgasmo de la
prolongando el eyaculación y hacerte multiorgásmico. Sin embargo, el verdadero secreto que
placer corporal y te permitirá mantener el control de la eyaculación a largo plazo —y los or-
mejorando la salud. gasmos múltiples— es aprender a hacer circular tu energía sexual, extrayén-
dola de los genitales y extendiéndola por el resto del cuerpo. Si la energía se-
xual continúa acumulándose en tus genitales, acabará produciendo la
eyaculación, a menos que dejes de hacer el amor o aprendas a dirigirla hacia
otras partes del cuerpo. La eyaculación sólo puede ocurrir si hay suficiente
sangre y energía en los genitales para activarla.
Tal como explicaremos en el Capítulo 3, llevando la energía hacia arri-
ba y alejándola de los genitales podrás controlarla el tiempo que desees. Con-
servando y haciendo circular la energía, la intensidad del orgasmo se multi-
plica, prolongando el placer corporal y mejorando la salud.
La combinación de fuerza sexual (músculo PC), sensibilidad sexual
(conciencia del ritmo de excitación), y capacidad de hacer circular la ener-
gía sexual por el cuerpo ayuda enormemente al hombre a hacerse multior-
gásmico.
Las mujeres no tienen que preocuparse del gasto energético, ya que, cuan-
do tienen un orgasmo (e incluso cuando eyaculan6), pierden muy poca energía.
Aún así, la elevación de su energía sexual les permite expandir el orgasmo, au-
mentar su nivel energético y mejorar su salud general. Esto es especialmente
importante en el caso de las mujeres a las que les cuesta sentir deseo.
Tanto tu compañera como tú podréis expandir vuestros orgasmos geni-
tales a todo el cuerpo a medida que aprendáis a hacer circular por él la ener-
gía y el placer. Ésta es la base que permite transformar esa maravillosa sacu-
dida orgásmica en una experiencia extática, curativa, íntima y, para algunos,
incluso espiritual. El resto de las artes de alcoba te están esperando.
CAPITULO 2

El estanque del
deseo: orgasmos
múltiples para las
mujeres
En este capítulo descubrirás:

•El poder de tu deseo y cómo ejercitar tu pasión.


•Tu huella dactilar erótica.
•Cómo robustecer tu músculo PC para fortalecer los or
gasmos.
•Los nueve pasos hacia el orgasmo múltiple para la mujer.
•Cómo superar las dificultades que te impiden tener un or
gasmo.
42 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

El deseo no es Todas las mujeres tienen el potencial necesario para disfrutar de una vida
únicamente el sexual apasionada y profundamente satisfactoria. Muchas mujeres tienen pro-
impulso que nos lleva blemas para experimentar plenamente su deseo y tener orgasmos con regula-
a la alcoba; es el ridad. Según un estudio recientemente publicado que comentaremos más ade-
pulso que nos lante, un tercio de las mujeres sólo experimentan el orgasmo ocasionalmente,
mantiene vivos. y otro tercio de ellas no lo experimentan en absoluto. Si te encuentras entre
estas mujeres, este capítulo te ayudará a alcanzar tu verdadero potencial or-
gásmico y multiorgásmico.
Si eres de las mujeres que experimentan placer y orgasmos fácilmente,
este capítulo y el siguiente te ayudarán a intensificar el placer y los orgasmos
que disfrutas. Aunque ya seas multiorgásmica, te recomendamos encarecida-
mente que te tomes el tiempo necesario para leer y practicar los ejercicios de
este capítulo. Los mensajes que las mujeres recibimos sobre nuestros cuerpos,
nuestro deseo y nuestro placer son tan insistentes que resulta difícil abrazar ple-
namente nuestra identidad sexual. Este capítulo te ayudará a cultivar tu po-
tencial para que sientas un placer y una intimidad más hondos.
Para que florezca
nuestra vida sexual,
El deseo es la energía de vida
tenemos que dar
prioridad al placer. El deseo no es únicamente el impulso que nos lleva a la alcoba; es el
pulso que nos mantiene vivos. El deseo sexual está relacionado con el de-
seo que nos motiva en todos los aspectos de nuestra vida. Según los taoístas,
la energía sexual, o ching, es parte esencial de nuestra energía física total, lla-
mada chi. Las personas que estén en contacto con su energía sexual tendrán más
energía para perseguir sus sueños y conseguir sus objetivos. En el Capítulo 3,
comentaremos detalladamente cómo cultivar la energía sexual y cómo trans-
formarla para incrementar tu energía general. Pero antes tenemos que cen-
trarnos en nuestros niveles normales de deseo y placer para aprender a po-
tenciarlos.
DAR PRIORIDAD AL PLACER
Aunque todas nosotras tenemos el potencial de vivir enormes deseos y
grandes pasiones, todas afrontamos obstáculos que dificultan su experimentación.
Las exigencias de nuestra vida laboral, familiar o social suelen mantenernos más
ocupadas de lo que nos gustaría estar. A menudo dejamos el coito para el mo-
mento de
acostarnos, y
entonces tenemos
que elegir entre la
intimidad y un
sueño muy
necesario. En un
reciente y detallado
estudio realizado
sobre una muestra
de más de 12.000
parejas, los autores
concluyeron que el
cansancio
constituye el mayor
obstáculo para
disfrutar
satisfactoriamente
del sexo '. Para que
florezca nuestra vida
sexual, tenemos que
dar prioridad al
placer.
Entre nosotras
las mujeres existe
una suposición muy
arraigada que nos
lleva a creer que
nuestro deseo y
nuestra sexualidad
no son tan
importantes
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 43

como otros aspectos de nuestra vida: nuestro compañero, nuestros hijos, nues- Así como las demás
tro trabajo, nuestros hogares. Nos resulta difícil dar prioridad a nuestro bie- esferas de nuestras
nestar personal en cualquier ámbito de nuestra vida, pero especialmente cuan- vidas afectan a
do se trata de algo tan enfocado en nosotras mismas como nuestro propio nuestra sexualidad,
placer. Pero, así como las demás esferas de nuestras vidas afectan a nuestra se- nuestra sexualidad
xualidad, nuestra sexualidad puede afectar positivamente a todas las demás puede afectar
esferas de nuestra vida. Una mujer satisfecha sexualmente es mucho más fe- positivamente a
liz y optimista, además de una mejor compañera, madre o trabajadora. todas las demás
Como cualquier otra cosa que realmente merezca la pena, la sexualidad esferas de nuestras
requiere que le demos prioridad y le dediquemos tiempo. Del mismo modo vidas. Una mujer
que tenemos que dedicar tiempo a nuestra familia y a nuestro trabajo, también satisfecha
necesitamos tomarnos tiempo cada semana —alejadas del teléfono, de los ni- sexualmente es
ños o de otras demandas— para nutrir nuestra vida sexual. No esperemos que mucho más feliz y
nuestro cuerpo esté en forma si no practicamos ejercicio regularmente. Lo optimista, además de
mismo ocurre con nuestra sexualidad. Para tener una vida sexual saludable, te- una mejor
nemos que ejercitar nuestra pasión con regularidad. compañera, madre o
trabajadora.
EL IDEAL DE BELLEZA
Otro obstáculo que las mujeres solemos interponer al deseo es la sensa-
ción de que no somos lo suficientemente atractivas como para ser deseadas,
o incluso para sentir nuestro propio deseo. Nuestra sociedad suele indicar que
sólo hay un tipo de cuerpo femenino que sea hermoso: un cuerpo inmacula-
do e irrealmente delgado. Es una pena que la sobreabundancia de imágenes de Todos los cuerpos, sin
mujeres con cuerpos muy finos que presentan los medios de comunicación importar su forma ni
nos haya llevado a perder de vista el hecho de que cada cuerpo es hermoso y su tamaño, son
único. Y más precisamente, cada cuerpo, sin importar su forma ni su tamaño, capaces de dar y
es capaz de dar y recibir placer. recibir placer.
Los cuerpos que vemos en los carteles, en los programas de televisión, en
las revistas y en los anuncios de cosméticos nos influyen enormemente. Ha-
blando desde el punto de vista médico, la mayoría de las modelos están muy
por debajo de su peso ideal. También es importante recordar que estas imágenes
«ideales» son relativas a cada tiempo y cultura. Las estrellas de cine y las mo-
delos occidentales de hace cincuenta años pesaban, como media, un 20 por
100 más que las de ahora, y estaban mucho más cerca de su peso óptimo.
En otras culturas se admiran otros tipos de cuerpos muy diferentes (pe-
chos grandes o pequeños, labios grandes o pequeños, caderas grandes o pe-
queñas). Nuestras curvas son las que nos hacen femeninas, y la mayoría de
los hombres (y mujeres) prefieren que sus compañeras tengan bastante más
cuerpo que las que aparecen en los anuncios. Más adelante en este mismo ca-
pítulo nos dedicaremos a conocer y amar nuestros cuerpos, haciendo de ello
parte integral del desarrollo de nuestro deseo y placer.
44 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Acumula deseo: explora tus posibilidades eróticas


El primer paso hacia los orgasmos múltiples y una vida sexual más satis-
factoria reside en aumentar la intensidad de nuestro deseo. A lo largo de los
ejercicios siguientes podrás explorar tu potencial erótico. Estos ejercicios te re-
sultarán útiles independientemente de la cantidad de deseo que experimen-
tes actualmente.
Aquellas de vosotras que os sentís preocupadas porque experimentáis «de-
masiado» deseo, debéis saber que los taoístas consideraban que tener mucho
deseo era una gran bendición y una fuente de energía para cultivar nuestra
vida física, emocional y espiritual. Aunque el deseo sexual puede distraernos
(puede incluso ser molesto) cuando queda insatisfecho o somos incapaces de
expresarlo, el hecho de aprender a movilizar tus energías en tu propio bene-
ficio transformará tu vida. El incremento de energía sexual, o ching, puede
transformarse en energía física o chi, que mejora nuestra salud y bienestar cor-
poral. Cuanto más deseo y energía tenemos, de más vitalidad disponemos. La
práctica del amor sanador te dará acceso a tu energía sexual cuando y como
quieras, y te permitirá canalizar cualquier remanente de esta energía hacia tu
vida creativa, emocional o espiritual. Mostraremos cómo transformar nuestra
energía en el Capítulo 3.
Si descubres que tienes constantemente más deseo que tu compañero,
anímale a leer este libro y Eí hombre multiorgásmico. Cuando los hombres apren-
den a hacerse multiorgásmicos (sin eyacular), descubren que tienen mucho más
deseo sexual y que son mucho más capaces de satisfacer a sus compañeras. Los
hombres suelen estar muy ocupados con su trabajo y demás deberes; por lo
tanto, es importante para ambos que os toméis tiempo para centraros en vues-
tra vida sexual alejados de vuestras obligaciones.
La mayoría estamos fuertemente influidas por las actitudes respecto a la
sexualidad que nos encontramos siendo niñas. La comodidad o incomodidad
que sentían los adultos respecto a su propio placer corporal nos enviaban men-
sajes contundentes respecto al valor y deseabilidad de la sexualidad. ¿Qué mo-
delo de relación sexual comprometida te proporcionaron tus padres?
Además de proporcionar modelos de relación sexual, los padres tienen
diversas actitudes respecto al potencial sensual y sexual de sus hijos. Refle-
xiona sobre el contacto físico en el seno de tu familia. ¿Había muchos abra-
zos joviales o muy poco contacto? ¿Experimentaste el contacto como afecto
al que dabas la bienvenida, o era algo incómodo?
Además de nuestra familia, las actitudes culturales más extendidas respecto
a la sexualidad también tienen una profunda influencia en nuestra sexuali-
dad. Tanto si las aceptamos como si nos rebelamos contra ellas, conforman
nuestro ser sexual.
Nuestra sexualidad surge de nuestra historia sexual personal, las situacio-
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 45

Ejercicio 4

TU HUELLA DACTILAR ERÓTICA


Responde a cada una de estas preguntas para comprender tu sexua-
lidad personal y única. Quizá desees anotar las respuestas, o puede que
te baste con responderlas en tu cabeza. Podría resultarte útil escribir un
diario para explorar tu sexualidad a través de los ejercicios que propo-
nemos en este libro. No tienes por qué compartir tu diario con nadie, ni
siquiera con tu compañero, a menos que desees hacerlo.

De adulta: La exploración de
1.¿Qué momentos de tu vida recuerdas como los de más deseo o más tu historia sexual
placer? te ayudará a
descubrir tu
2.¿Qué lugares, momentos del día o compañeros te han excitado más? huella dactilar
3.¿En qué se parecen y en qué se diferencian específicamente esos mo erótica.
mentos de tu vida actual?

De niña:
1.¿Qué actitudes hacia la sexualidad y hacia el cuerpo prevalecían en tu
familia durante tu infancia y adolescencia?
2.¿Cómo fue tu primera experiencia sexual? ¿La tuviste sola o con otra
persona?
3.¿Cómo han influido esas experiencias en tu visión actual de tu cuer
po y de tu vida sexual?

Y ahora:
1.En tu vida actual, ¿qué cosas aumentan o disminuyen tu deseo?
2.Si pudieras diseñar la situación erótica perfecta, ¿cómo sería? (No li
mites tu imaginación en esta parte del ejercicio. Tu vida de fantasía
no tiene por qué tener relación alguna con tu vida actual. No existe
mayor generador de deseo que la imaginación activa.

nes y experiencias que nos parecían sexys mientras crecíamos. La exploración


de tu historia sexual te ayudará a descubrir tu huella dactilar erótica.
¿Qué has redescubierto de ti misma? ¿Puedes poner riendas a tus deseos
del pasado para que alimenten tu vida actual y tus relaciones? Una vez que has
«encontrado» tu deseo —que puedes haber sentido en el pasado o en un pre-
sente real o imaginado—, ese deseo es tuyo. Puedes traerlo a tu vida actual ha-
46 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Según el Tao, la ciendo uso de la imaginación. Mientras haces los ejercicios de este capítulo,
belleza energiza a las recrea esas situaciones específicas (sean hechos pasados o fantasía futura) que
mujeres. Aportando te ponen caliente. Puedes hacerlo en la intimidad de tu hogar, y es muy pro-
belleza y sensualidad bable que necesites usar la memoria y la imaginación.
a tu vida cotidiana, Explorando tu huella dactilar erótica te estás abriendo a tu pasado ínti-
expandes tu deseo y mo. Nuestras historias sexuales pueden ser un gran recurso erótico, pero la
tu alegría general. mayoría de nosotras tenemos recuerdos incómodos e incluso dolorosos de
nuestro pasado sexual que pueden interferir en nuestra satisfacción presente.
La exploración y comprensión de nuestro pasado quita poder a esos recuerdos
negativos, y reclama ese poder, trayéndolo al presente. Te animamos decidi-
damente a que explores y compartas estas experiencias con una persona en
quien confíes, que puede ser tu compañero, una amiga o tu terapeuta. Si lo an-
terior te resulta imposible, intenta dibujar, pintar o escribir sobre esas expe-
riencias. Cuanto más capaz seas de dirigir la luz de tu actual comprensión ma-
dura hacia las sombras del pasado, menos poder tendrán sobre ti y más podrás
disfrutar de la sexualidad en esta época de tu vida.
EROS COTIDIANO
Uno de los secretos del deseo es que comienza mucho antes de que lle-
guemos a la alcoba. Los poetas de todo el mundo han sabido que el camino
que recorremos antes de hacer el amor es tan importante como el destino mis-
mo. Cada mujer tiene su huella erótica personal, pero muchas de nosotras
compartimos ciertas imágenes y situaciones que aumentan nuestro deseo. Mu-
chas mujeres descubren que aumentar la sensualidad en su vida cotidiana les
ayuda a mantener su cuerpo despierto a su potencial sensual y sexual.
Es importante alimentar este aspecto de ti de cualquier modo que te sir-
va: ponte prendas que acaricien tu cuerpo, huele velas, flores, o perfumes, es-
cucha música sensual, toma baños calientes a la luz de las velas o toma comi-
das afrodisíacas. Según el Tao, la belleza energiza a las mujeres. Aportando
belleza y sensualidad a tu vida cotidiana, expandes tu deseo y tu alegría general.
Mantente viva a las posibilidades eróticas del mundo que te rodea. Date
cuenta de la
hermosa diversidad
de los cuerpos que
tienes ante ti. Si
puedes mirar y
apreciar la belleza
del cuerpo de otras
mujeres sin
juzgarlas, serás ca-
paz de aceptar tu
propio cuerpo con
su forma hermosa y
única.
Ábrete a las
posibilidades
eróticas del arte y de
la naturaleza.
Permítete bailar al
son de una música
agradable, o siente el
viento acariciar tu
cuerpo, dejando que
te excite. Mantente
abierta al mundo
que te rodea, no
para atraer a otras
personas, sino para
darte placer.
Descubrir las
posibilidades
eróticas de nuestra
vida nos da un
poder increíble.
Según el Tao,
nuestra energía
sexual es el ci-
miento mismo de
nuestro ser y es
esencial para
sentirnos
plenamente vivas.
Esta
exploración de tu
deseo es un proceso
que puede
transformar tu vida,
una gran y novedosa
aventura en la que te
estás embarcando.
Como en el caso
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 47

de cualquier otra enseñanza o habilidad que aprendas, cuanto más tiempo le Las pequeñas
dediques, más provecho obtendrás de ella. Las pequeñas cantidades de tiem- cantidades de tiempo
po que inviertas en tu potencial sexual darán como resultado enormes bene- que inviertas en tu
ficios en forma de placer recibido, de una relación más profunda con tu com- potencial sexual
pañero, de una vida más alegre y de un aumento de tu vitalidad general. darán como resultado
enormes beneficios
Conoce tu cuerpo en forma de placer
recibido, de una
Ahora que hemos empezado a encender la llama del deseo, es el momento relación más
de abrazar y explorar nuestros cuerpos. Desgraciadamente, muchas mujeres sien- profunda con tu
ten ansiedad cuando miran su cuerpo desnudo. Durante años, las mujeres compañero, de una
han aprendido a evaluar sus cuerpos comparándolos con ideales de belleza vida más alegre y de
inalcanzables. El Tao reconoce que cuando celebramos y admiramos imáge- un aumento de tu
nes o cuerpos ideales, hacemos que todos las demás se sientan inadecuados. vitalidad general.
Mientras te estés dedicando a actualizar tu potencial orgásmico, procura
tomarte unas vacaciones de las críticas corporales. Haz todo lo que puedas
para no quejarte ni preocuparte por tu cuerpo, por sí mismo ni comparado
con otros. ¡Es asombroso lo difícil que esto puede llegar a ser! Procura recor-

Ejercicio 5

AMA TU CUERPO
1.EMPIEZA DESDE ARRIBA: empieza desde lo alto de tu cabeza y ve des
cendiendo, percibiendo la particular composición artística de tu cuer
po. Date cuenta del color, forma y textura de tu pelo, del color de tus
ojos y de la forma de tu cara. Nota lo suaves que son tus labios en com
paración con tus mejillas. Observa tus orejas y cómo tu cuello se prolonga
hacia abajo, hacia los hombros; observa la longitud de tus brazos.

2.NO A LOS CRÍTICOS CORPORALES: cuando tengas un pensamiento ne


gativo como «la parte posterior de mis brazos está flácida», tómate
unos momentos para apreciar verbalmente esa parte de tu cuerpo y
su función. Por ejemplo, agradece a tus brazos el gran trabajo que
hacen cuando levantan pesos, escriben o abrazan.

3.APRECIA CADA PARTE DE TI: encuentra algo amable que decir a cada
parte de tu cuerpo. A medida que desciendas por tu cuerpo, aprecia
la forma particular de tus pechos, el color de tus pezones, las suaves
curvas de tu vientre y de tus caderas, tu trasero, la redondez de tus
muslos, la longitud de tus piernas, la estabilidad de tus pies. El cuer
po de cada mujer tiene una hermosura única. Puedes sentir deseo y
ser deseada tal como eres.
48 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

A un cuerpo juzgado dar que a un cuerpo juzgado y criticado le es mucho más difícil sentir placer
y criticado le cuesta que a un cuerpo amado y apreciado. A medida que nos miramos y nos toca-
mucho más sentir mos, entramos en el proceso de amarnos.
placer que a un Encuentra un espejo de cuerpo entero o lo más parecido posible a ese ta-
cuerpo amado y maño. De nuevo vas a necesitar estar libre de interrupciones durante un rato
apreciado. y contar con una iluminación suave.
La mayoría de nosotras estamos familiarizadas con la forma y el tamaño
de nuestras manos porque las vemos todos los días, pero muy pocas estamos
familiarizadas con el tamaño y la forma de nuestra anatomía sexual. Te será
muy útil familiarizarte con tus zonas erógenas para darte placer o para ense-
ñar a tu compañero a dártelo. Si no has visto nunca qué aspecto tienen tus ge-
nitales, te recomendamos decididamente que dediques a ello unos minutos.
Encuentra un momento en privado en el que estés segura de que no te van
a interrumpir. Túmbate, preferentemente sobre una cama o sofá, apóyate so-
bre cojines y ponte un espejo de mano ante los genitales para poder verlos
con facilidad. Si apoyas el espejo sobre un cojín, tal vez puedas enfocar sobre
él una linterna u otra luz directa para verte mejor.
Intimo y personal: un
espejo puede ayudar
a la mujer a
familiarizarse
con su anatomía
sexual.
EL ESTANQUE DEL DESEO*. ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 49

Ejercicio 6

ÍNTIMO Y PERSONAL
1.LOS LABIOS EXTERNOS: ponte un espejo entre las piernas para poder
ver tus genitales. Notarás que los labios externos (o labia majora), que
son más anchos, están recubiertos externamente de pelo. Si los sepa
ras, verás los labios menores de la vagina (o labia minora), que no tie
nen pelo.
2.EL CLÍTORIS: separa los labios internos y mira su parte superior, el pun
to donde se encuentran (o el punto que señala las doce en la esfera
de un reloj si estás mirando al espejo). Ahí verás tu clítoris, un bulti-
to de medio centímetro. Notarás (y necesitarás una buena ilumina
ción para ello) que hay un tejido, denominado «capucha», que rodea
al clítoris y que puede retirarse para observar el clítoris mismo.
3.LA VAGINA: si avanzas directamente hacia abajo (es decir, hacia el
ano) encontrarás la uretra, una pequeña apertura que a veces resul
ta difícil de ubicar, debajo del clítoris. Es de ahí de donde sale la ori
na. Un centímetro o dos más abajo está la vagina. A menudo la aper
tura de la vagina está recubierta por capas de tejido. Si presionas hacia
abajo, como si fueras a hacer de vientre, notarás que este tejido se
abre, mostrándote habitualmente la entrada de la vagina, que pe
netra en tu cuerpo como un canal.
4.LA CERVIZ: la única parte accesible de tu anatomía sexual que no po
drás ver en esta exploración es la cerviz. Aunque no puedas verla sin
la ayuda de un espéculo (un aparato que abre la vagina), sí puedes sen
tirla. Si pones uno o dos dedos dentro de tu vagina, los introduces
hasta el fondo y empujas hacia abajo como si fueras a hacer de vien
tre, tocarás algo que te dará la sensación de ser parecido a la punta
de una nariz. Eso es la cerviz.
5.EL PERINEO: debajo de la vagina notarás que los labios internos se
unen en una zona muy muscular recubierta de piel normal y a veces
de pelo, llamada «perineo».
6.EL ANO: en el fondo del perineo puedes ver el ano, que es una zona
de piel arrugada y circular que contiene un músculo fuerte.
50 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Ahora que has visto tus propios genitales, tal vez te ayude conocer al-
gunos datos relativos a esta zona tan personal y a menudo misteriosa de tu
cuerpo.

Labios externos: aunque todas las mujeres tienen vello púbico, su co-
lor, textura y cantidad es diferente. En general, los labios de la vagina son de
color rosa pálido, rojo, marrón o marrón oscuro, dependiendo del color de la
piel. En la mayoría de las mujeres pueden tener una forma muy irregular, y to-
das las formas y tamaños son completamente normales. Cuando la mujer se
excita, tanto los labios internos como los externos se llenan de sangre y se
hinchan de un modo parecido al pene de los hombres. De hecho, los labios
externos de la mujer y el glande del pene masculino están compuestos del mis-
mo tejido que el feto en el comienzo de su desarrollo. Estos tejidos pueden ser
muy sensibles si se les acaricia con delicadeza durante el encuentro sexual.
Clítorís: el clítoris es el equivalente anatómico de la punta del pene
masculino y tiene tantas terminaciones nerviosas como ésta, aunque con-
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 51

centradas en un espacio mucho menor. Esto hace que sea el órgano sexual más
sensible de ambos sexos. También es el único órgano que está dedicado ex-
clusivamente al placer sexual. El clítoris desnudo es extremadamente tierno
y delicado, y la mayoría de las mujeres prefieren la estimulación indirecta, bien
a través de la piel que lo rodea, desde un lado, o a través de la capucha. El
clítoris se hincha durante la excitación sexual y se hace mucho más promi-
nente.
Vagina: la vagina suele estar bien lubricada gracias a las glándulas que
tiene en la entrada. Casi todas las mujeres desprenden constantemente por
la vagina un flujo claro, blancuzco o amarillento. Es algo normal y puede con-
siderarse que ése es el modo que tiene la vagina de limpiarse.
Cerviz: la cerviz es el cuello del útero, y se halla en el fondo de la va-
gina. Cuando menstruas, la sangre sale a través de la cerviz, y cuando das a
luz, ésta se dilata para permitir la salida del bebé. Algunas mujeres dicen que
la cerviz puede ser estimulada durante el encuentro sexual, mientras que a otras
les resulta dolorosa cualquier presión sobre ella. Si te duele cuando el pene
de tu compañero te golpea en la cerviz, basta con reajustar el ángulo de pe-
netración.
Perineo: el perineo se extiende a lo largo del centímetro o dos que se-
para la vagina del ano, y es la colección de músculos que forman la base de la
pelvis y soportan todos los órganos sexuales y pélvicos. Esta colección de
músculos recibe el nombre de músculo pubococcígeo o PC. Más adelante, en
este mismo capítulo, hablaremos detalladamente de estos músculos que son esen-
ciales para hacerte orgásmica y multiorgásmica. A veces el perineo es muy
sensible al contacto y puede excitarse sexualmente.
Ano: el ano, que tiene muchas terminaciones nerviosas, puede ser muy
excitante para algunas personas. Muchos de los nervios que inervan la vagi-
na, inervan también el recto. La mayoría de las mujeres prefieren estar muy
excitadas antes de dejarse tocar esta zona, aunque algunas tienen mucha sen-
sibilidad en ella en todo momento.
Cuando se trata de tocar esta zona, la limpieza es un punto a tener en
cuenta. Si planeas tocarla, puede ser una buena idea lavarse el ano con agua
y jabón antes del autoplacer o de hacer el amor. Recomendamos no usar ja-
bón en la zona vaginal porque puede producir irritación.
Recuerda también que no debes tocar el ano y después pasar directamente
a la vagina u otras áreas de la anatomía sexual sin lavarte antes las manos. Es
importante no permitir que las bacterias del ano se acerquen o entren en la
vagina, que tiene sus propias bacterias. El uso de guantes de látex, preserva-
tivos o protectores dentales durante la estimulación resuelve muy bien el pro-
blema, ya que se puede prescindir de ellos después de la estimulación anal.
(En resumen, cualquier cosa que entre en el ano ha de ser lavada antes de en-
trar en la vagina.)
52 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

De hecho, no hay Date placer


otra forma mejor de
mejorar tu actuación Nuestra sociedad mantiene muchos tabúes contra la estimulación se-
sexual, y de ayudar a xual de la mujer, aunque han disminuido algo en los últimos veinte años.
tu compañero a Hace cincuenta años, aproximadamente un tercio de las mujeres se habían
satisfacerte, que tnasturbado antes de cumplir veinte años. Ahora el número se acerca a la
conocer íntimamente mitad.
tu paisaje sexual. Sin embargo, muchas mujeres sienten aprensión o culpabilidad ante la
perspectiva de tocarse o masturbarse. ¡Otras no pueden vivir sin ello! Cua-
lesquiera que sean tus sentimientos debes tener en cuenta que los principales
expertos en sexualidad creen que la masturbación es absolutamente vital para
incrementar el placer sexual, tanto si estás sola como con un compañero. No
hay otra forma mejor de descubrir dónde y cómo te gusta que te toquen o te
den placer. De hecho, no hay otra forma mejor de mejorar tu actuación sexual,
y de ayudar a tu compañero a satisfacerte, que conocer íntimamente tu pai-
saje sexual.
Algunas mujeres temen que la masturbación disminuya su deseo de ha-
En el amor sanador y cer el amor con su compañero, pero, en realidad, suele ocurrir lo contrario. En
en las prácticas general, cuanto más consciente seas de tu cuerpo y más sexualmente activo
meditativas de la esté, más desearás vivir la sexualidad con un compañero amoroso.
sexualidad taoísta, la La masturbación no es un sustitutivo del encuentro con un compañero,
masturbación recibe pero ofrece una alternativa creativa y maravillosa. Esto significa que ningu-
el nombre de cultivo no de los miembros de la pareja depende completamente del otro para satis-
en solitario. facer su necesidad sexual, lo que da a ambos la libertad de decir sí o no al en-
cuentro sexual sin dejar al otro en la estacada.
En el amor sanador y en las prácticas meditativas de la sexualidad taoís-
ta, a la masturbación se le conoce con el nombre de cultivo en solitario. En
dichas prácticas se despierta la energía sexual para después transformarla y
almacenarla en el cuerpo, favoreciendo así la vitalidad y la longevidad. Ex-
ploraremos detalladamente estos temas en el Capítulo 3. Tienes que empe-
zar por descubrir el camino del autoplacer para después aprender a culti-
varte en solitario.
Para realizar la exploración corporal necesitarás al menos treinta minu-
tos libres de interrupción. La habitación debe ser cómoda y dar sensación de
intimidad y privacidad. Tal vez desees ajustar la iluminación, la música y la
cama para procurarte el ambiente deseado. Si deseas lubricarte, puedes usar un
aceite natural (de oliva o almendra) u otro soluble en agua. Los nuevos lu-
bricantes, que son más finos, son fáciles de usar y más parecidos a tus secre-
ciones naturales.
No debes esforzarte por tratar de alcanzar el orgasmo durante esta ex-
ploración. La cuestión reside en familiarizarte con lo que le gusta a tu cuer-
po. Si descubres que te estás acercando al orgasmo, está muy bien, por su-
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 53

puesto. A continuación te facilitamos un mapa detallado para explorar tu


cuerpo y encontrar tus zonas erógenas. Puede que desees leerlo hasta el final
antes de empezar el ejercicio. Siéntete libre de seguir la guía de tu propio
placer.
Los tocamientos pueden inducir sentimientos de ansiedad en algunas de
nosotras. Esto es comprensible dadas las actitudes negativas hacia el contac-
to existentes en nuestra sociedad. Sin embargo, nada puede enfriar más la ca-
lidez del placer que un escalofrío de miedo.
Al principio de cada ejercicio de este capítulo y en cualquier momento
en que sientas ansiedad, te sugerimos que practiques la respiración abdominal.
Los taoístas han empleado esta práctica durante miles de años para calmar la
mente y extender la energía curativa por el cuerpo. También es similar a los
ejercicios de respiración profunda recomendados clínicamente por muchos
terapeutas para liberar tensiones y relajarse.

Ejercicio 7

RESPIRACIÓN ABDOMINAL
PARA LAS MUJERES
1.SIÉNTATE: siéntate en una postura cómoda y relaja los hombros.
2.PONTE LAS MANOS EN EL ABDOMEN: sitúa las manos sobre el abdo
men, un poco por debajo del ombligo.

3.INSPIRA PROFUNDO: inspira profundamente a través de la nariz de


jando que sobresalga el vientre (como si hubieras comido mucho).

4.ESPIRA COMPLETAMENTE: manteniendo el pecho relajado, espira con


fuerza para que la pared del vientre vuelva hacia la columna.

5.CONTINÚA CON LA RESPIRACIÓN VENTRAL: inspira y espira nueve ve


ces sintiendo cómo se relaja tu cuerpo. Reconoce los pensamientos
que te crucen por la cabeza y déjalos pasar. No insistas en ningún pen
samiento particular; simplemente obsérvalos y déjalos pasar. Practica
así hasta que seas capaz de observar los pensamientos sin reaccionar
emocionalmente a ellos.
54 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Ejercicio 8
los pezones son exquisitamente sensibles a la
estimulación. Experimenta con un toque ligero
EXPLORACIÓN CORPORAL
y con una presión más intensa o apretando los
1.RELÁJATE: siéntate o túmbate en una posición pezones. En general, cuanto más excitada esté
cómoda. la mujer, más intensa puede ser la estimulación
2.RESPIRA: haz nueve respiraciones profundas de los pechos y pezones. La mayoría de las mu-
para relajar el cuerpo y la mente. jeres prefieren empezar con un toque suave.
Observa qué te hace sentirte mejor.
3.LA CABEZA: empieza por deslizar los dedos por
el pelo, sintiendo la sensación del cuero cabe 7.EL VIENTRE: a continuación, acaricíate el vien
lludo con la punta de los dedos o las uñas. Des tre sintiendo dónde se curva. Un vientre sua
plaza los dedos sobre tu rostro, sintiendo las ve es considerado extremadamente sensual
curvas de tus labios y mejillas. Algunas muje (por eso la danza del vientre es tan erótica).
res encuentran sus orejas muy eróticas. Dibu Tócate y explórate el ombligo.
ja círculos alrededor de los lóbulos de las ore 8.LOS GLÚTEOS: usa las uñas para acariciarte la
jas o acaricia la piel que las rodea. espalda y los glúteos. Abarca los glúteos con
4.EL CUELLO: baja las manos hasta el cuello, sin las manos y siente la solidez de su peso.
tiendo la sensación que te produce tocarte la 9.LAS PIERNAS: ahora desciende hacia los dedos
nuca y, por delante, la base del cuello, donde de los pies. Los pies pueden ser muy sensibles,
éste se une con el pecho. ¿Cuáles son los pun especialmente a lo largo del empeine y entre los
tos especialmente sensibles para ti, los que más dedos. Algunos amantes disfrutan chupándose
responden? mutuamente los pies. Usando aceite, desliza los
5.LOS BRAZOS: sigue bajando por cada uno de dedos de las manos entre los dedos de los pies.
los hombros y por los brazos. Tal vez descubras Tócate el empeine y la parte posterior del talón.
que la parte interior de tus brazos es muy sen Masajéate las pantorrillas, sintiendo los múscu
sible, como lo son las axilas. Las manos y los los debajo. La parte posterior de las rodillas es
dedos también pueden ser muy sensibles, es sensible y a veces siente cosquillas. Asciende por
pecialmente la piel que queda entre los dedos. la parte externa de los muslos y después por la
El cuerpo puede excitarse por una variedad de parte interna. A medida que te acerques al trián
sensaciones. Si lo deseas, puedes probar a la gulo púbico, notarás que la piel de los muslos se
mer o chupar partes de tu mano, los dedos o hace más suave y sensible.
brazos y después soplar sobre ellas. También 10.EL TRIÁNGULO PÚBICO: desliza los dedos por
puedes usar plumas o tejidos suaves para des- el vello púbico. Siente la suavidad y plenitud de
Mzarlos por tu piel a fin de estimularte más. los labios externos de la vagina. Abre los la
6.LOS PECHOS: cógete los pechos con las manos. bios externos con una mano, y con la otra ex
Dibuja círculos por la parte externa de los pe plora los labios internos de la vagina. El acei
chos, sintiendo la suavidad de su piel. A algu te o un lubricante pueden serte útiles para
nas mujeres les gusta que les aprieten los senos, mantenerte lubricada. Tócate el área que ro
y otras prefieren toques ligeros. Avanza lenta dea la vagina y el perineo. ¿Dónde es más sen
mente hacia los pezones. Para muchas mujeres sible tu piel?
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 55

11.EL CLÍTORIS: mueve los dedos alrededor del clí- que el tejido del punto G rodea a la uretra).
toris. A muchas mujeres les gusta la presión in Con cierta relajación y persistencia, este im-
directa, bien desde un lado o desde encima del pulso da paso a una placentera sensación de
clítoris. Experimenta con distintos toques, pre plenitud. Los orgasmos producidos por este
siones laterales y círculos alrededor; sigue con punto son distintos de los cütoridianos, algo
pellizcos suaves, ejerciendo una presión rítmica más profundos y difusos. En los orgasmos cau-
en contraste con otra presión más constante, o sados por la excitación del punto G, algunas
con toques ligeros contrastados con otros más mujeres eyaculan un fluido claro a través de la
firmes. Recuerda que se trata de explorar no es uretra que no es orina3.
necesario tener un orgasmo. 14.OTROS PUNTOS: algunas mujeres tienen puntos
12.LA VAGINA: lleva los dedos a la vagina. Usan X e Y a la izquierda o a la derecha del punto G
do aceite o lubricante si lo crees necesario, in y a la misma profundidad. Además, algunas mu
troduce un dedo en la vagina. Observa que la jeres descubren que en lo profundo de la vagi
primera vez que entras está un poco más apre na, bien justo delante o justo detrás de la cer
tada y luego se abre más. La zona más tensa es viz, en el callejón sin salida, experimentan una
tu músculo pubococcígeo o músculo PC, que sensación placentera en la penetración. Lugares
comentaremos más adelante. La vagina es sor tales como el punto G o la zona que queda jus
prendentemente elástica, por lo que puede to en frente de la cerviz son más fáciles de esti
adaptarse al grosor de un dedo, de cuatro de mular desde atrás, bien con los dedos, con un
dos, de un gran pene o de un consolador. Ex consolador o con el pene. Los puntos de la pa
plora las paredes de la vagina notando sus dis red posterior de la vagina se estimulan mejor
tintas texturas y sensaciones. desde delante; por ejemplo, en la posición del
13.TU PUNTO G: a lo largo de la pared frontal del misionero. Empleando los dedos, un consolador
lado ventral, a una distancia de entre uno y dos o un vibrador (¡o cualquier otro objeto largo y
tercios de dedo en la parte interior de la vagina, liso que tengas a mano!), observa por ti misma
existe una zona del tamaño de una moneda pe donde se encuentran tus puntos de placer.
queña que puede abultarse y elevarse cuando 15.EL PERINEO Y EL ANO: descendiendo de la va
te excitas. Esta zona es el famoso punto G2. Los gina encontramos el perineo, el puente muscu
taoístas conocen este punto con el nombre de lar entre la vagina y el recto. Cuando están ex
«perla negra». No siempre resulta fácil encon citadas, a algunas mujeres esta zona les resulta
trarlo, pero la mayoría de las mujeres tienen me estimulante. Que el ano y la zona que le rodea
jor suerte cuando están excitadas, porque esa sea sensible es aún más habitual. Si nunca te
zona se agranda y sobresale. has tocado ni has recibido toques placenteros
Entra unos tres centímetros en la vagina en esa zona, comienza con una estimulación
con el dedo en forma de gancho o con un con- muy ligera alrededor del ano. Tal vez quieras
solador y presiona rítmicamente en dirección experimentar con la penetración (usando mu
ascendente, hacia el vientre. La ubicación del cho lubricante), si te resulta placentera. A al
punto G varía dependiendo de cada mujer, por gunas mujeres esta zona no les resulta espe
lo que tendrás que explorar. La estimulación cialmente agradable; puedes saltarte esta parte
del punto G da a menudo ganas de orinar (por- de la estimulación si lo deseas.
56 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Si este ejercicio te deja agradablemente excitada y deseando seguir, pasa


a la sección siguiente donde exploramos nuestro potencial orgásmico. Si to-
davía te sientes tímida o incómoda, querrás repetir este ejercicio una serie de
veces, y practicar la respiración abdominal cuando sea necesario. Recuerda:
cuanto mejor conozcas lo que te excita, más placer experimentarás y podrás
compartir con tu compañero. Permite que este ejercicio sea el catalizador de
toda una vida de autoamor.

Un tercio de las mujeres Cultiva tu potencial orgásmico


no tienen orgasmos
nunca; otro tercio los Ahora que has explorado tus sensuales terrenos corporales, puedes apren-
tiene ocasionalmente, y der a llevarte al orgasmo cuando lo desees. Según los investigadores Beverly
sólo el tercio restante Whipple, William Hartman y Marilyn Fithian, un tercio de las mujeres no
los tiene regularmente. tienen orgasmos nunca; otro tercio los tiene ocasionalmente, y sólo el tercio
restante los tiene regularmente4. Si eres una de las mujeres que nunca tiene
orgasmos o sólo los tiene ocasionalmente, los ejercicios de este libro te ayu-
darán a tener todos los orgasmos que quieras, cuando quieras.

EL ORGASMO CLÍNICO
La experiencia del orgasmo es única para cada persona. Especialmente
en el caso de las mujeres, la duración e intensidad del orgasmo puede variar
enormemente de una persona a otra. También variará de una experiencia se-
xual a otra, incluso dentro del mismo encuentro amoroso. Dicho esto, a con-
tinuación damos la descripción clásica de un orgasmo femenino simple reali-
zada por los pioneros de la investigación sexual, Masters y Johnson.
La excitación sexual atrae sangre hacia la zona pélvica, produciendo el
agrandamiento del clítoris y los labios vaginales. Con el aumento de la esti-
mulación, la mujer pasa de la fase de excitación a la del orgasmo, que consis-
te en una serie de contracciones del músculo pubococcígeo o músculo PC, el
músculo que rodea al ano, la vagina y la uretra. La frecuencia de las contrac-
ciones es de aproximadamente una por segundo, y la duración total del or-
gasmo está entre tres y doce segundos.
La mujer experimenta un placer extremo y sensaciones pulsantes cen-
tradas en la zona pélvica que irradian hacia el exterior. Durante el orgasmo,
el ritmo respiratorio, el ritmo cardíaco y el tono muscular aumentan. Después
del orgasmo, la excitación se reduce a ritmo constante, produciendo una sen-
sación general de paz y relajación en todo el cuerpo5. Esta descripción clíni-
ca, por supuesto, no llega a transmitir el maravilloso placer del orgasmo.
Éste es el modelo básico del orgasmo femenino, y es muy parecido a la ex-
periencia masculina del orgasmo único. Algunas mujeres se excitan de este
mismo modo y tienen un único orgasmo intenso. Otras mujeres pueden tener
dos o más orgasmos discretos dentro de la misma sesión de autoplacer o del mis-
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 57

mo encuentro sexual. Ciertas mujeres tienen lo que los taoístas denominan «or-
gasmos valle», en los que la excitación aumenta y el placer se mantiene en-
tre múltiples orgasmos. No hay un modo específico de tener orgasmos que sea
el adecuado. A medida que te hagas orgásmica y multiorgásmica, tu cuerpo en-
contrará su propia manera de sentir placer. Las pautas son diferentes de una
mujer a otra, y también de un orgasmo a otro en la misma mujer. Veamos ahora
algunos modos de cultivar la excitación y el orgasmo.

CALENTAMIENTO
Antes del autoplacer, a muchas mujeres les resulta extremadamente pla-
centero leer literatura erótica o contemplar imágenes sexualmente excitantes.
En contra de la creencia popular, a muchas mujeres estas experiencias les ex-
citan tanto como a los hombres. Sin embargo, gran parte del material eróti-
co al que tenemos acceso normalmente está escrito por y para los hombres, y
satisface sus fantasías sexuales. Algunas de estas imágenes pueden ser exci-
tantes para las mujeres, pero a menudo no es así. Ciertas mujeres se sienten
ofendidas o traumatizadas por las imágenes y la literatura pornográfica. Afor-
tunadamente, ahora existe una amplia oferta de literatura y películas eróticas
hechas por y para mujeres. (Encontrarás algunas sugerencias en la sección Bi-
bliografía, al final del libro).
A algunas mujeres les disgusta explícitamente el material erótico y, en
cambio, les excitan mucho las novelas románticas. Sea cual sea el material
que te resulte estimulante, desde lo más ligero a lo más duro, no hay absolu-
tamente nada reprochable en usarlo para tu autocultivo. La fantasía es parte
integral de nuestra sexualidad.
La fantasía de algunas mujeres es tan intensa que pueden tener orgasmos
a partir de su propia imaginería sexual, sin necesidad de contacto físico. Gina
Ogden, Beverly Whipple y Barry Komisaruk midieron las respuestas físicas de
estas mujeres es un entorno clínico, probando que podían llegar al orgasmo ex-
clusivamente a través de la imaginación 6. Nunca subestimes el poder de la
mente. Cuando aprendas a canalizar tu energía sexual por todo el cuerpo como
se enseña en el Capítulo 3, podrás experimentar oleadas de placer orgásmico
cuando lo desees.
Algunas mujeres sienten culpabilidad respecto a sus fantasías porque
tienen contenidos excitantes pero molestos. Por ejemplo, las mujeres pue-
den fantasear con experiencias que nunca les gustaría tener en la vida real,
como la violación. No hay por qué sentir vergüenza de lo que nos excita.
Siempre que el encuentro sexual sea seguro y esté consensuado, no existe ra-
zón alguna para avergonzarse. Nuestra vida sexual es una compleja trama
de instinto, experiencia e imaginación. No podemos separar los distintos
hilos de su tejido, del mismo modo que no podemos separar los hilos de una
telaraña sin deshacerla. Es importante señalar que nuestra vida de fantasía
58 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

La mejor funciona mejor cuando está libre de juicios y restricciones. Debemos res-
disposición de ponsabilizarnos de nuestras acciones, pero en la imaginación tenemos una
ánimo para la libertad total.
excitación y el
AYUDANTES PRÁCTICOS
orgasmo es la
relajación. Muchas mujeres prefieren excitarse con la ayuda de un vibrador o con-
solador durante el cultivo en solitario. En el mercado hay una amplia variedad
de vibradores y consoladores, y te sugerimos que lo adquieras en una tien-
da donde te ayuden a conseguir uno que te permita sentirte cómoda. Tam-
bién puedes pedirlos a través de los catálogos de venta por correo o, si lo
prefieres, por Internet. Experimenta con todas las herramientas sexuales
para ver cuál te excita más. Muchas mujeres prefieren el vibrador para esti-
mularse el clítoris y el consolador para la penetración. Hay consoladores de
todas las formas y tamaños para complacer las preferencias individuales o
para usos particulares (como la estimulación del punto G). Algunos jugue-
tes sexuales están diseñados para la estimulación anal. El único modo de sa-
ber qué funciona mejor para ti es hacer la prueba. Algunas tiendas permi-
ten a los clientes probar los aparatos allí mismo (siempre con las debidas
precauciones sanitarias).
RELAJACIÓN Y SENTIDO DEL HUMOR
La mejor disposición de ánimo para la excitación y el orgasmo es la rela-
jación. Quizá los mayores enemigos del placer sexual sean la ansiedad y el es-
trés. Cuando empieces a sentirte ansiosa, detente y toma unas respiraciones
como aprendimos en el ejercicio de respiración de la página 53.
Otro excelente antídoto del miedo y la ansiedad es la risa. Durante la ex
ploración, sola o con un compañero, el sentido del humor será el activo más
valioso. Todas nos sentimos un poco tontas y no muy atractivas cuando em
pezamos a explorar nuestro placer. «No puedo creer que ya tenga______años
y que esté aquí con este aparato a pilas tratando de excitarme.» Es muy sano
reírse de la situación. Pero, a continuación, sigue con la exploración corpo-
ral. Puede que necesites varias sesiones de autoplacer antes de encontrar la
técnica que te active. Recuerda que encontrar los puntos placenteros, inde-
pendientemente
de que alcances el
orgasmo o no,
supone un
incentivo im-
portante.
Como en el
último ejercicio,
prepara el
escenario para el
autoplacer ase-
gurándote de que
no serás
interrumpida en
los próximos
treinta minutos.
Haz cualquier
actividad que te
ayude a relajarte:
ejercicio, tomar
un baño caliente,
tomar un vaso de
vino7, poner
música, encender
velas, etc.
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 59

E j erci ci o 9

HACIA EL ORGASMO
1.DATE PLACER: usando las técnicas aprendidas en el último ejercicio,
comienza a tocarte empezando por las manos, pies, piernas y brazos
y ascendiendo paulatinamente hacia las zonas más erógenas: pezones,
clítoris y vagina. Como antes, experimenta con distintas caricias y áreas
de estimulación.

2.PONTE PROVOCADORA CONTIGO MISMA: no tengas ninguna prisa.


Cuando sientas que estás yendo hacia el orgasmo, prolonga la expe
riencia tocándote otras partes menos sensibles y volviendo a conti
nuación a los puntos más sensibles. Llega cerca del orgasmo y vuelve
a alejarte varias veces. Así aumentarás su intensidad.

3.PRUEBA CON UN AYUDANTE PRÁCTICO: si no te resulta fácil tener un Para muchas mujeres
orgasmo ni lo alcanzas con frecuencia, puede que necesites varias se el vibrador es la
siones para conseguirlo a través de la autoestimulación. Si no tienes forma más rápida de
éxito con la estimulación manual y te resulta cómodo, usa un vibrador. estimularse el clítoris
Para muchas mujeres el vibrador es la forma más rápida de estimular y el camino más
se el clítoris y el camino más fácil para llegar al orgasmo. sencillo para llegar al
orgasmo.
4.ACTITUD DE GRATITUD: después del orgasmo o al acabar el ejercicio,
tómate tiempo para seguir acariciándote el cuerpo. Agradece a tu
cuerpo que te proporcione tanto placer. Y, lo más importante, siente
agradecimiento hacia ti misma por dedicarte el tiempo necesario para
darte este regalo de autoamor.

Si no consigues llegar al orgasmo las primeras veces que lo intentes, ten


paciencia contigo misma. Cualquier cantidad de placer que experimentes es po-
sitiva en sí misma. El orgasmo no es el objetivo último; el objetivo es sentir pla-
cer corporal. Lo único que se necesitas para practicar el cultivo en solitario y la
sexualidad taoísta es generar energía sexual o chi. Para obtener más información
sobre las dificultades con el orgasmo, léase la sección «Perderse el Big Bang: su-
perar la anorgasmia» (anorgasmia es la ausencia de orgasmo), al final de este ca-
pítulo. Los siguientes ejercicios para fortalecer el músculo PC también te ayuda-
rán a incrementar el placer que ya experimentas y a convertirte en multiorgásmica.

Tu músculo sexual
Si tuvieras que elegir un músculo esencial para el desarrollo y el placer se-
xual, éste sería el músculo PC, a veces llamado también el músculo del amor
60 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Ejercitar este músculo o músculo sexual. Ejercitar este músculo es mucho más importante para tu
es mucho más vida sexual que todas las horas que practiques en el gimnasio. El fortaleci-
importante para tu miento de tu músculo pubococcígeo (PC) te ayudará a tener orgasmos cuan-
vida sexual que todas do desees, mejorará tu capacidad de tener orgasmos múltiples y te dará la fuer-
las horas que za necesaria para dar un intenso placer a tu compañero durante el coito.
practiques en el Tu músculo PC es la banda muscular que yace en el fondo de la pelvis y
gimnasio. soporta todos los órganos sexuales y reproductivos, así como la uretra y el rec-
to. La contracción del músculo PC aumentará el placer que sientes y la faci-
lidad de tener orgasmos a partir de la estimulación tanto clitoridiana como
vaginal. Beverly Whipple, coautora de El punto «G», lo explica así: «Cuanto
más fuerte es el músculo PC..., mayor es la respuesta orgásmica de la mujer.
El fortalecimiento de tu músculo PC es la cosa más importante que puedes
El músculo PC de la hacer para mejorar tus posibilidades de tener múltiples orgasmos»8. Cuando
mujer, que es contraes el músculo PC, incrementas el flujo de sangre hacia la vagina y el
importante para perineo, lo que aumenta la energía sexual y la lubricación.
hacerse
mulüorgásmica, se
extiende desde el hueso
púbico a la rabadilla.

EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 61

Puedes que hayas oído hablar de músculo PC en conexión con el parto. ner la orina cuando
Los médicos suelen recomendar a las mujeres que practiquen unos ejercicios se hacen mayores.
del músculo PC llamados Kegel antes y después de dar a luz9. Estos ejerci- El fortalecimiento
cios están diseñados para fortalecer el músculo y mejorar su elasticidad du- del músculo PC es
rante el proceso natal. También mejoran los soportes musculares de la vagi- importante para
na y el útero después del parto y a medida que la mujer envejece. conservar nuestra
Con la edad, la fuerza del músculo PC disminuye, a menos que lo ejer- salud general y
citemos regularmente. Si la mujer ha dado a luz varias veces, el músculo es- realizar nuestro
tará aún más debilitado. Por esta razón, a muchas mujeres les cuesta conte- potencial sexual.
FORTALECER EL MÚSCULO PC
Aprender a contraer el músculo PC puede suponer un buen desafío. La
próxima vez que vayas a orinar, deten la expulsión de orina y vuelve a co-
menzar varias veces hasta vaciar la vejiga. Para conseguirlo tienes que activar
el músculo PC. Debes tener la sensación de tirar de la uretra y de la zona va-
ginal ligeramente hacia arriba, hacia tu cuerpo.
Si no consigues detener el flujo de orina, tu músculo PC está débil. No A medida que
te preocupes porque, como cualquier otro músculo del cuerpo, el músculo PC envejecemos
puede fortalecerse con el ejercicio regular. (Si a veces te cuesta retener la ori- disminuye la fuerza
na, especialmente en el momento de toser, estornudar o cuando te ríes, o si del músculo PC, a
no puedes llegar al baño a tiempo, puede que tengas problemas anatómicos menos que se ejercite
que deberías comentar con tu médico. Los ejercicios Kegel siguen siendo con regularidad.
muy recomendables en estos casos, pero sería bueno escuchar el consejo del
doctor.)
Algunas mujeres empujan hacia abajo en lugar de tirar hacia arriba cuan-
do empiezan a practicar los ejercicios de fortalecimiento del músculo PC. Es
importante que te familiarices con la sensación que se siente al elevar o apre-
tar el músculo PC. Estos ejercicios no requieren el empleo de la musculatura
abdominal. De hecho, se hacen mucho mejor cuando el resto de los múscu-
los están relajados.
Para aprender estos ejercicios, resulta muy útil tener algo contra lo
que contraer el músculo PC. Esa resistencia te permitirá apretar con más
fuerza.
62 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Ejercicio 10

APRETAR CON LA VAGINA


1.Túmbate o siéntate en el borde de una silla o en el inodoro, o méte
te dos dedos lubricados en la vagina.
2.Aprieta el músculo PC sobre los dedos. Debes sentir una ligera con
tracción en las paredes de la vagina, aproximadamente a dos centí
metros y medio de la entrada.
3.Separa los dedos haciendo el signo de la paz. Vuelve a contraer el
músculo tratando de juntar los dedos. Si no puedes conseguirlo,
tu músculo PC necesita fortalecerse.

Cuando aprendes a contraer el músculo PC, ejercitarlo es relativamente


fácil y simple. Existen muchas técnicas diferentes para ejercitar el músculo PC
con distintos tiempos de contracciones y repeticiones. Una recomendación ha-
bitual es contraer el músculo, mantenerlo contraído durante diez segundos y
soltar. Si no consigues tenerlo tanto tiempo apretado, tenlo el tiempo que pue-
das y después suelta. Para empezar puedes hacerlo diez veces e ir aumentan-
do poco a poco hasta llegar a cincuenta contracciones tres veces al día.

ENCONTRAR EL CAMINO

Músculos circulares
La técnica empleada tradicionalmente por los taoístas para
ejercitar el músculo PC es de gran ayuda. Hace uso del
conocimiento taoísta de que todos los músculos circulares del
cuerpo (ojos, boca, uretra, vagina y ano) están conectados.
Apretando los músculos que rodean los ojos y la boca puedes
aumentar la intensidad de los ejercicios PC. Para contraer los
músculos que rodean los ojos, basta con apretarlos, y para contraer
los músculos de la boca es suficiente con chupar, como el bebé
cuando se le amamanta. Es mejor apretar el músculo PC durante
la espiración, porque eso ayuda a relajar todos los demás músculos
y a aislar el PC.
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 63

También puede resultar útil hacer los ejercicios PC contra la resistencia


de un consolador o del pene de tu compañero introducido en tu vagina. Tal
vez descubras que la contracción del músculo PC durante el encuentro sexual
aumenta notablemente tu excitación. Contrayendo el músculo PC, aumen-
tas la energía sexual en la región pélvica, extendiendo una cálida oleada de
excitación por todo el cuerpo. Contraer el músculo contra un pene o conso-
lador que está siendo retirado de la vagina puede resultar extremadamente es-
timulante, porque crea una sensación de succión en las paredes vaginales.
Puede que desees experimentar y ver qué te resulta más excitante.
A medida que el músculo vaya fortaleciéndose más y más, tu amante po-
drá apreciar que las contracciones contra su pene son más vigorosas. Para la
mayoría de los hombres resulta muy excitante que la mujer se contraiga con-
tra su pene durante el coito. Los taoístas recomiendan decididamente que la
mujer se contraiga alrededor del glande del pene, lo que dará vigor a todo el
cuerpo masculino (véase Capítulo 5) y le permitirá experimentar altos gra-
dos de placer sin eyacular. Esta técnica también puede prolongar la cantidad
de tiempo que se dedica al encuentro y aumentar las posibilidades de ambos de
hacerse multiorgásmicos.

Ejercicio 11

CONTRACCIONES DEL MÚSCULO PC


1.INSPIRA Y CONCÉNTRATE: inspira y concéntrate en la vagina.
2.ESPIRA Y CONTRAE: al espirar, contrae el músculo PC.
3.INSPIRA Y RELAJA: inspira y relaja los músculos.
4.REPITE, ESPIRA/CONTRAE E INSPIRA/RELAJA: sigue contrayendo los
músculos al espirar y relajándolos al inspirar. Contrae y relaja siguiendo
la respiración, empezando con dieciocho veces y aumentando pro
gresivamente hasta treinta y seis veces o más. (Después de cada serie
de dieciocho, descansa un poco antes de continuar).

5.CONTRAE TODO EL TIEMPO QUE PUEDAS: ahora repite el ejercicio,


pero en esta ocasión contrae los ojos, la boca, el músculo PC y el ano todo
el tiempo que puedas antes de espirar. Haz nueve contracciones largas
y después descansa antes de empezar otra serie de nueve.

Uno de los resultados de los ejercicios del músculo PC es que desperta-


rán tu energía sexual estés donde estés. ¡Pueden añadir mucho aliciente a una
aburrida reunión de negocios! Si puedes disfrutar de esa cálida energía, ge-
nial. Sin embargo, algunas mujeres se quejan de que el aumento de energía se-
64 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

En contra de la xual las distrae. Si éste es tu caso, tendrás que aprender los ejercicios del Ca-
creencia popular, sólo pítulo 3 que te enseñan a canalizar esta energía hacia el cerebro para incre-
entre un 15 y un 25 mentar tu nivel energético y concentración.
por 100 de las
mujeres son
Hazte multiorgásmica
multiorgásmicas.
Las mujeres tienen una capacidad para el placer sexual prácticamente
inagotable. Pero, aunque todas las mujeres tienen la capacidad de tener múl'
tiples orgasmos, muchas no los experimentan, o no lo hacen regularmente.
¿Por qué algunas mujeres tienen orgasmos y otras no? ¿Por qué la misma mu-
jer lo tiene unas veces y otras no? Muchas mujeres que no sabían que podían
tener múltiples orgasmos los han descubierto al ir probando nuevas expe-
riencias o nuevos compañeros, o al hacerse más expertas.
En el famoso estudio sobre sexualidad realizado por Alfred Kinsey en la
década de los cincuenta, tan sólo un 14 por 100 de las mujeres eran multior-
gásmicas. En 1970 el número de mujeres multiorgásmicas había aumentado muy
poco, hasta el 16 por 10010. E incluso actualmente, las mujeres multiorgásmicas
son muchas menos de lo que cabría esperar. En contra de la creencia popular,
sólo entre un 15 y un 25 por 100 de las mujeres son multiorgásmicas u.
Recientemente se ha enviado un cuestionario anónimo a 805 enfermeras
con formación universitaria. Este estudio mostró que el 43 por 100 de ellas te-
nían múltiples orgasmos12. ¿Cómo es que las enfermeras tienen tanta suerte?
¿QUÉ ES LO QUE DIFERENCIA A LAS MUJERES
MULTIORGÁSMICAS?
El mismo estudio que hemos mencionado examinó detenidamente las
características que diferencian a las mujeres multiorgásmicas de las que tienen
un único orgasmo.
Autoplacer: es más probable que las mujeres multiorgásmicas se mastur-
ben y hayan tenido orgasmos desde una edad más temprana. Aunque esto pue-
de atribuirse a que su apetito sexual innato es más intenso, es muy probable
que estas mujeres hayan crecido en un entorno más abierto a la exploración
sexual, o que simplemente tuvieran la suerte de tropezarse antes con el or-
gasmo. Una de las mujeres multiorgásmicas que entrevistamos para este libro
nos dijo que, siendo niña, desarrolló una marcada preferencia por el grifo de
la bañera después de haber experimentado allí su primer orgasmo. Después de
eso, nunca se negó a tomar un baño.
Las primeras experiencias de orgasmo condicionan nuestros cuerpos, acos-
tumbrándolos a
tener orgasmos.
Aunque no
podemos volver
atrás en el tiempo y
cambiar nuestras
experiencias
infantiles, lo que sí
podemos hacer
actualmente es tener
más orgasmos,
condicionando
nuestro cuerpo para
repetirlos una y otra
vez. El cuerpo
funciona a base de
hábitos. Cuando nos
ponemos al
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 65

volante del coche no necesitamos pensar demasiado sobre la conducción, y tam- A base de
poco nos planteamos cómo cepillarnos los dientes antes de acostamos. Lo mis- experiencia,
mo ocurre con cualquier comportamiento regularizado. A base de experiencia, desarrollamos
desarrollamos senderos neuronales que nuestro cuerpo aprende a recorrer. El or- senderos neuronales
gasmo no es diferente. Cuantos más orgasmos tengas, más podrás tener. que nuestro cuerpo
Conocen sus puntos placenteros: las mujeres multiorgásmicas exploran aprende a recorrer. El
más su sexualidad. Esto no implica que tengan que interesarse más que las orgasmo no es
demás por los accesorios y aparatos sexuales o por las relaciones sexuales. Sim- diferente. Cuantos
plemente significa que han explorado (o han permitido a su compañero ex- más orgasmos
plorar) su paisaje sexual. Conocen los lugares de su cuerpo que les hacen vi- tengas, más podrás
brar y los que1 les hacen cantar. A medida que vayas haciendo los ejercicios de tener.
este libro y descubras tus puntos de placer, aprenderás a darte placer y podrás
ayudar a tu compañero a dártelo.
Se estimulan física y mentalmente', las mujeres multiorgásmicas se es-
timulan el clítoris durante el encuentro sexual o hacen que se lo estimule su
compañero. Como el clítoris es el órgano sexual clave para la mayoría de las
mujeres, es absolutamente imprescindible que lo estimulemos o que hagamos
que nuestro compañero lo estimule mientras tratamos de tener un orgasmo.
También es más probable que las mujeres multiorgásmicas empleen la es-
timulación vaginal cuando se masturban y que sientan orgasmos con la pe-
netración vaginal de sus compañeros. Además de optimizar la estimulación cli-
toridiana, optimizan la estimulación de los puntos sensibles de su vagina. Por
otra parte, también buscan y reciben más frecuentemente estimulación en los
pezones y mantienen su mente estimulada con fantasías sexuales, películas
eróticas y literatura.
Piden lo que desean: las mujeres multiorgásmicas son capaces de pedir lo
que desean o de dirigir las manos, la boca o el pene de su compañero hacia don-
de quieren. Es más probable que den y reciban sexo oral. También estimulan, o
hacen que sus compañeros estimulen, una gran variedad de zonas erógenas al mis-
mo tiempo. Mezclan y combinan su estimulación, uniendo la de los pezones con
la clitoridiana, y ésta con la estimulación de la vagina profunda o del punto G.
El hecho de que estas mujeres tengan múltiples orgasmos no es ningún
misterio, ya que estimulan todas sus zonas sensibles con más frecuencia y tie-
nen compañeros que están dispuestos a hacer lo mismo.
¿A qué conclusión puedes llegar? Usando estas claves de las mujeres mul-
tiorgásmicas y las habilidades aprendidas en los ejercicios realizados hasta aho-
ra, los nueve pasos siguientes te ayudarán a tener múltiples orgasmos cuando
los desees. Si quieres tener múltiples orgasmos con tu compañero, será una
buena idea animarle a leer este breve programa de nueve pasos. Tu compa-
ñero se convertirá en un asistente mucho más hábil y capaz cuando haya leí-
do las páginas siguientes.
66 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Los orgasmos no Nueve pasos hacia los orgasmos múltiples para


ocurren entre las cualquier mujer
piernas, sino entre las
orejas. PRIMER PASO: DEBES CREER
Los orgasmos no ocurren entre las piernas, sino entre las orejas. Sabemos
que esto es cierto porque hasta las personas parapléjicas o tetrapléjicas, que no
sienten nada de la cintura para abajo, siguen teniendo orgasmos cuando se les
estimula en otras partes del cuerpo (por ejemplo, en el pecho o cuello). Mu-
chas mujeres que se creen incapaces de tener múltiples orgasmos descubren que
no es así cuando tienen «accidentalmente» un segundo orgasmo. Tienes que
creer que puedes tener más de un orgasmo y trabajar conscientemente para con-
seguirlo. Experimentar múltiples orgasmos por primera vez requiere persis-
tencia, pero recuerda que cuantas más veces los tengas, más fácil y rápida-
mente los tendrás la próxima vez.

SEGUNDO PASO: ACTIVA LA IMAGINACIÓN


La imaginación de la mujer es el principal instrumento de su deseo; por
lo tanto, no te olvides de usarla. Recuerda que cuanto más excitada te sientas,
más energía sexual tendrás y más fácil te resultará tener múltiples orgasmos.
Al principio de este capítulo hemos explorado las cosas que te excitan.
Ahora no te olvides de usar estos conocimientos. Puedes anticipar el encuentro
sexual con toques sexuales pasajeros o largos besos a lo largo del día. También
puedes preparar el lugar de encuentro disponiendo una iluminación adecua-
da y perfumes que estimulen tu sensualidad. Si ciertos lugares o ciertos mo-
mentos del día te resultan más eróticos, hazlo allí y entonces. A veces una
cita por sorpresa a media tarde con tu amante puede ser mucho más satisfac-
toria que en el momento de ir a dormir.
Si te gusta, explora literatura o películas eróticas. Compartirlas con tu
amante puede ser un agradable preludio del encuentro sexual. Cuanto más vi-
gorosa sea tu vida de fantasía, más podrás aumentar tu excitación a voluntad.
Aunque la fantasía es una parte importante del cultivo en solitario y del
encuentro sexual, fantasear con otra persona mientras haces el amor con tu
compañero puede distraerte del intercambio energético que se está produ-
ciendo entre vosotros. El encuentro sexual taoísta favorece la mezcla sutil de
las energías sexuales para renovar la fuerza física y espiritual de los amantes.
Si no estás mentalmente con tu compañero, este intercambio sexual no pue-
de ocurrir. En cualquier caso, esto no significa que no puedas fantasear mien-
tras haces el amor; tan sólo que tienes que estar presente emocional y espiri-
tualmente ante tu compañero. Por ejemplo, podrías imaginar que ambos estáis
solos en una cálida playa caribeña, en lugar de estar en vuestra habitación de
Madrid.
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 67

TERCER PASO: PUNTOS DE PLACER


Las mujeres multiorgásmicas potencian su excitación recibiendo estimu- Las mujeres
lación en muchos puntos erógenos diferentes. Algunos de ellos (el clítoris, el multiorgásmicas
punto G) son tan importantes que los comentaremos detalladamente a con- potencian su
tinuación. Ya habrás descubierto tus propios puntos sensibles en la explora- excitación recibiendo
ción corporal realizada al principio del capítulo. estimulación en
Si tocar la curva de tus oídos te vuelve loca o acariciar la parte interior de muchos puntos
tus muñecas te conmueve, acariciare esos puntos durante el autoplacer o haz erógenos diferentes.
participar de estos secretos a tu amante. Chupar los dedos de las manos o de los
pies es un maravilloso preludio de la intensa estimulación que está por venir.
Para la mayoría de las mujeres, la estimulación de los pezones resulta extre-
madamente excitante. De hecho, algunas mujeres pueden llegar al orgasmo es-
timulándose exclusivamente los pezones. Si eres de las que disfrutas jugando con
los pezones, pueden ser una gran fuente de energía sexual. Puedes estimulártelos
durante el autoplacer o en el encuentro sexual con tu compañero. A la mayoría
de los hombres les parecerá muy erótico observar cómo te estimulas.
La sensibilidad de los pezones varía mucho de unas mujeres a otras, y lo
mismo ocurre con sus preferencias en cuanto a toques y caricias. Algunas mu-
jeres prefieren siempre un toque ligero como la seda. A otras les resulta muy
erótica una manipulación más enérgica de sus pechos y pezones que incluya
pequeños tirones y pellizcos, chúpeteos intensos y giros. En general, todas las
mujeres prefieren toques ligeros cuando están menos excitadas y toques más
intensos cuando aumenta la excitación.
A veces, recibir estimulación en los pezones en el momento equivocado
o del modo equivocado puede producir dolores o náuseas. Es importante mos-
trar a tu compañero cómo te gusta ser tocada y darle un feedback continuado
—verbal y no verbal— sobre tus preferencias. Si no tienes los pezones espe-
cialmente sensibles, recuerda que, como muchas otras partes del cuerpo, cuan-
ta más atención les concedas, más sensibles se harán.
Recuerda que todo cosquilleo corporal aumentará tu ching o energía se- Si el vibrador es la
xual, facilitando el acceso al segundo, tercer o cuarto orgasmo. forma más simple de
tener orgasmos para
CUARTO PASO: EL ARTE DE LA LENGUA
las mujeres durante
Si el vibrador es la forma más simple de tener orgasmos para las mujeres el cultivo en solitario,
durante el cultivo en solitario, el sexo oral es probablemente la manera más el sexo oral es
fácil de tener orgasmos para las mujeres en el encuentro sexual con sus com- probablemente la
pañeros. Resulta difícil superar el intenso placer que produce la estimulación manera más fácil de
directa del clítoris con la suave y maleable superficie de la lengua y el chupar tener orgasmos para
de la boca. En la década de los cincuenta, el sexo oral se consideraba tabú en las mujeres en el
los países occidentales, pero, desde la revolución sexual de los años sesenta y encuentro sexual con
setenta, está ampliamente aceptado y su práctica es frecuente. sus compañeros.
68 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Cuando Susan Crain Bakos entrevistó a mujeres multiorgásmicas para


su libro Querida superlady del sexo, descubrió que habitualmente las mujeres
que experimentan múltiples orgasmos tienen el primero de ellos mientras re-
ciben sexo oral. Estas mujeres informaron de que podían tener más fácil-
mente el segundo orgasmo después del sexo oral que si el primer orgasmo ha-
bía tenido lugar durante el coito o por medio de la estimulación manual. «Su
otro "secreto" era una estimulación variada; cunnilingus seguido de penetra-
ción con estimulación manual simultánea. Además, a menudo hacían pe-
queños cambios de posición para sentir las sensaciones donde y como desea-
ban» °. La lengua es un instrumento perfecto para estimular el clítoris, porque
es fuerte, flexible y suave.
En nuestra época, son muchas más las parejas que practican habitual-
mente el cunnilingus que hace cuarenta años, pero sigue habiendo parejas
que, por diversas razones, no hacen de él parte activa de su vida sexual.
La sensación de incomodidad respecto al cunnilingus puede estar tanto
de parte de quien da como de quien recibe. Sorprendentemente, hemos des-
cubierto que muchas veces son las mismas mujeres las que se sienten más in-
cómodas con la idea del sexo oral que sus compañeros.
La principal causa de preocupación parece ser la de tener la boca cerca
de la zona genital y excretora del cuerpo de la otra persona. (En otras palabras,
«la zona de ahí abajo es sucia».) Puede resultar revelador saber que la varie-
dad y concentración de bacterias en la propia boca rivaliza fácilmente con la
concentración bacteriana en el perineo o en la zona vaginal. No nos «ensu-
ciamos» besando los genitales de nuestro compañero, y si te bañas con regu-
laridad, tus genitales estarán lo suficientemente limpios como para recibir el
beso de tu pareja.
La vagina tiene un mecanismo de autolimpieza plenamente satisfacto-
rio. Poner en ella otras sustancias para «refrescarla» no hace sino alterar su sa-
ludable equilibrio original. No recomendamos la ducha vaginal en absoluto,
a menos que haya sido prescrita por tu médico, porque altera el sano equili-
brio bacteriano de tu vagina.
Evita emplear jabón en la zona genital, ya que los diversos aditivos y per-
fumes que contienen los jabones pueden resultar irritantes para la piel sensi-
ble de la vagina y la zona que la rodea. Lavarte con agua cuando te bañas (y
antes del sexo oral si lo deseas) suele ser suficiente. (Los cabezales de ducha
desmontables también son muy prácticos, pero ten cuidado con masajearte
en la ducha; ¡quizá no quieras salir!)
Las secreciones vaginales de cada mujer tienen su propio perfume, que
va cambiando a lo largo del mes según las fluctuaciones hormonales, y
puede verse afectado por tu régimen alimenticio. Para la mayoría de los
hombres, el olor de los genitales es agradable, y a muchos les resulta exci-
tante. Existen buenas razones biológicas y evolutivas para ello. Si a tu
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 69

compañero no le excita o le disgusta tu olor, probad a daros un baño jun-


tos. Como último recurso, puedes sustituir el juego de la lengua por el de
los dedos.
La vagina de la mujer sólo desprende un olor desagradable cuando tiene
una infección. Si notas que tienes mucho flujo y/o un olor molesto, consulta
con tu médico.
Si tu compañero aún no es un experto del cunnilingus, remítele al capí-
tulo que trata de las parejas. Lo que retiene a la mayoría de los hombres a la
hora de hacerse adeptos al cunnilingus no es la idea misma ni el olor, sino el
miedo a no saber lo que hacen. Puedes ayudarles mucho indicándoles lo que
te gusta y mostrándoles dónde eres más sensible. Un pequeño refuerzo positi-
vo puede hacer maravillas.
QUINTO PASO: PROVÓCATE
El método de provocarse es una técnica sexual clásica con la que toda
mujer debería contar en su repertorio sexual. Puede potenciar enormemente
el placer sexual e incrementar la probabilidad del orgasmo y de los orgasmos
múltiples. La técnica es simple pero muy eficaz.
Excítate o haz que tu compañero te excite hasta un punto moderado, y
a continuación retira la estimulación que estás recibiendo para que tu deseo
se reduzca parcialmente sin llegar a desaparecer del todo. A continuación au-
menta la estimulación para que el grado de tu deseo se eleve por encima del
punto alcanzado anteriormente. Ahora vuelve a retirar parcialmente la esti-
mulación. Sigue aumentando lentamente el grado de excitación y detente un
poco antes del orgasmo. Esto aumentará la intensidad del placer y hará que ten-
gas mucha energía sexual en el momento del orgasmo. Inmediatamente des-
pués del orgasmo, comienza a estimularte de nuevo para mantener el nivel de
excitación. Usar la técnica de la estimulación y la retirada te permitirá acu-
mular energía para otro orgasmo.
Los puntos sensibles, sean vaginales, clitoridianos, pezones u otros, de al-
gunas mujeres se muestran hipersensibles en el momento del orgasmo o in-
mediatamente después. Si éste es tu caso, haz que tu amante deje de estimu-
larte brevemente (menos de un minuto), pero después pídele que continúe.
Si esperas demasiado para recomenzar la estimulación después del primer or-
gasmo, puede que tu cuerpo entre en un período refractario, haciendo que el
segundo orgasmo sea más improbable.
Aunque este método de provocarse puede acrecentar el fuego sexual,
prolongarlo excesivamente puede resultar frustrante. Si lo practicas con tu
pareja, asegúrate de informarle de cuándo el suspense erótico se convierte en
aburrimiento y quieres avanzar al paso siguiente.
70 LA PAREJA MULTIORGÁSMiCA

SEXTO PASO: EMPIEZA, PARA, VUELVE A EMPEZAR


Anteriormente, en este mismo capítulo, hemos explicado la localización
del punto G. Además de este famoso punto, puedes haber hallado otros «pun-
tos» por ti misma. Recuerda que son más fáciles de encontrar cuando estás
plenamente excitada. Muchas mujeres comentan que han encontrado su pun-
to G accidentalmente, a veces después de décadas de practicar el coito con el
mismo compañero. Merece la pena que intentes distintos ángulos de pene-
tración con los dedos, el pene o un consolador para ver si tienes una zona par-
ticularmente sensible en la vagina. Añadir la estimulación vaginal a la clito-
ridiana potencia enormemente el placer y la probabilidad de tener múltiples
orgasmos.
Muchas mujeres describen que sus primeros orgasmos son clitoridianos,
mientras que los posteriores, cuando están plenamente excitadas, ocurren más
dentro de la vagina. Esos orgasmos profundos pueden ser extremadamente sa-
tisfactorios. Como los nervios que llevan las sensaciones del clítoris y de la
vagina al cerebro son diferentes, algunos autores han sugerido que los orgas-
mos vaginales son muy distintos de los clitoridianos. Los orgasmos clitoridia-
nos son más parecidos a los del pene, ya que el clítoris se agranda y se produ-
cen contracciones repetidas en el músculo PC. En los orgasmos vaginales, la
mujer empieza a sentir profundas sensaciones de placer que se extienden por
la pelvis.
Los Brauers estudiaron a las mujeres que eran capaces de tener estos pro-
fundos orgasmos vaginales y registraron sus electroencefalogramas (que mues-
tran las ondas cerebrales). Su estudio demostró que las pautas de las ondas ce-
rebrales de las mujeres cuando disfrutan de orgasmos vaginales profundos son
similares a las de las personas que están en meditación profunda.14
Los orgasmos vaginales profundos eran bien conocidos entre las mujeres
chinas que practicaban el Tao. Los ejercicios del huevo, que los taoístas han
empleado durante siglos para fortalecer la vagina de la mujer, pueden poten-
ciar la experiencia de estos orgasmos profundos (véase el capítulo sobre las
mujeres en El hombre multiorgásmico, «Satisfacción garantizada»). La energía
sexual generada por estos orgasmos puede hacerse circular fácilmente por el
cuerpo para producir orgasmos que lo afectan íntegramente, como expondre-
mos en el Capítulo 3. Los taoístas también creen que los orgasmos vaginales
profundos son muy curativos y pueden energizar el resto del cuerpo. Comen-
taremos esto más detalladamente en el Capítulo 5.
Durante el coito, una de las mejores posiciones para estimular el punto
G es hacer que el hombre penetre a la mujer por detrás mientras ésta se apo-
ya sobre las manos y las rodillas o se tumba sobre el estómago (véase ilustra-
ción de la página 71). Esto permite al hombre moverse sobre ella en una po-
sición más vertical y así, con una presión un poco más suave, estimular el

EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 71

punto G. El punto G suele estar unos centímetros dentro de la vagina, en su pared anterior (véase
ilustración en página 50). Otra variante posible es que la mujer se ponga encima, con la cabeza hacia
los pies del hombre. Y otra variante más consiste en que cuando la mujer esté en esta postura se recline
hacia atrás, hacia el pecho de su compañero, apoyándose en las manos. En cualquiera de estas
posiciones la mujer puede controlar la profundidad de la penetración y guiar el pene del hombre
para que estimule su punto G. Cualquiera que sea el método empleado para estimularlo, este punto
desencadenante del orgasmo te ayudará a doblar, triplicar o cuadruplicar tu placer.
SÉPTIMO PASO: TU MÚSCULO PC
En la sección sobre el fortalecimiento del músculo PC, comentamos extensamente la importancia de
este músculo para el potencial orgásmico. La contracción del músculo PC es uno de los principales
métodos empleados por los expertos taoístas para hacer que la energía sexual pueda fluir por el cuerpo.
Puedes haber notado que, al practicar los ejercicios del músculo PC, aumenta tu deseo. La contracción
del músculo PC durante el coito tiene el mismo efecto, incrementa tu placer y te acerca más a los
orgasmos múltiples.
A medida que vaya aumentando la energía sexual con las contracciones del músculo PC, tu ritmo
cardíaco aumentará y tu respiración se hará más corta. En esos momentos, estimularte el clítoris o
acariciarte un punto sensible de la vagina puede llevarte al orgasmo. Como el músculo que se contrae
en el orgasmo es el músculo PC, el hecho de fortalecerlo hará que las placenteras contracciones
orgásmicas sean más intensas.
Punto G. El punto G puede estimularse cuando la mujer yace sobre su vientre y el hombre la penetra por
detrás. A veces es mejor ponerse una almohada debajo de la cintura. El detalle muestra que el ángulo del pene
en esta posición estimula el punto G.
72 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

ENCONTRAR EL CAMINO

Secretos del músculo PC


He aquí algunas técnicas que puedes probar para darte placer y
dárselo a tu compañero:

• ESTIMULA LA ENTRADA: cuando tu compañero (o


consolador) te penetre, contráete rítmicamente alrededor de
su pene para estimular la entrada de la vagina.

•ABSORBE A TU COMPAÑERO: haz que tu compañero te


penetre lentamente mientras contraes rítmicamente el
músculo PC, como si le estuvieras absorbiendo hacia tu
vagina.

•APRIETA DURANTE LA RETIRADA: con un empuje


regular hacia dentro y hacia fuera, aprieta tu músculo PC
mientras tu compañero se retira. Esto crea una sensación de
succión contra las paredes de tu vagina que puede ser muy
placentera.

• MUY DENTRO: cuando tu compañero esté muy dentro de


ti, haz que se quede quieto mientras contraes tu músculo PC
contra él.

• CORTO Y LARGO: empleando la clásica técnica taoísta


de hacer nueve penetraciones superficiales y una más
profunda (véase Capítulo 4), aprieta brevemente contra tu
compañero durante las penetraciones cortas. Durante la
larga, aprieta continuamente mientras él se desliza adentro
y afuera.

Como cualquier ejercicio, al principio estas técnicas PC pueden resultar


difíciles o cansinas. Empieza lentamente y haz lo que te resulte cómodo y pla-
centero. Con el tiempo, tu control del músculo PC aumentará mucho tu ca-
pacidad orgásmica y el placer de tu pareja.
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 73

OCTAVO PASO: PROVOCARSE


Estés en una sesión de autoplacer o haciendo el amor con tu compañe-
ro, asegúrate de optimizar el toque clitoridiano. En concreto, hay muchísi-
mas mujeres que necesitan estimulación clitoridiana durante el coito para
llegar al orgasmo. Como dicen los investigadores Alan P. Brauer y Donna J.
Brauer: «Cuando el pene de un hombre empuja dentro de la vagina de la
mujer, él está estimulando directamente su órgano más sensible [el glande],
pero sólo estimula indirectamente el de ella» 15. Hay diversas formas de esti-
mular el clítoris durante el coito. Tu compañero puede usar las manos y le re-
sultará más fácil hacerlo en ciertas posiciones, como cuando la mujer está
encima o cuando el hombre la penetra por detrás, en la postura que suelen
adoptar los animales.
Para algunas mujeres resulta muy placentero sentir el roce del pubis de su
compañero sobre su clítoris durante el coito. Es más fácil si tú te pones enci-
ma y de rodillas para dirigir hacia el clítoris la cantidad de presión que desees.
También puede hacerse con el hombre encima, frotando su pubis contra el
clítoris de su compañera. Puedes experimentar en distintas posturas y descu-
brir lo que funciona mejor para ti.
Estimular tu propio clítoris durante el coito está mejor que bien. A la
mayoría de los amantes les resulta muy erótico ver a sus compañeras esti-
mularse hasta llegar al orgasmo. Si tu compañero siente que le estás dejan-
do de lado, puede dejar sus dedos descansar sobre los tuyos o posar los tuyos
sobre los suyos.
Si es el vibrador lo que realmente te excita, no hay motivo alguno para
que no lo uses durante el coito. Las vibraciones también pueden estimular a
tu compañero. Si tu compañero siente que él es el único que puede tener una
«cosa larga y dura» en la alcoba, explícale que no se trata de reemplazarle,
sino de complementarle. Explícale que, como tienes muchos puntos eróge-
nos, te ayuda mucho que se te estimule en varios de ellos simultáneamente.
También puedes dejarle un turno para que te estimule con el vibrador antes
o durante el coito.
NOVENO PASO: PEDIR AYUDA
Si estás tratando de sentir múltiples orgasmos con la autoestimulación,
este paso no te es aplicable porque puedes seguir tus propios caprichos. Pero
la mayoría de las mujeres que quieren experimentar múltiples orgasmos desean
compartirlos con su compañero.
Para tener múltiples orgasmos es vital que pidas a tu pareja lo que quie-
res y necesitas. Merece la pena recordar que la calidad de la relación sexual
dependerá de la calidad de la relación en general y de tu capacidad de comu-
nicarte abiertamente con tu compañero. Lo que ocurre en el dormitorio (o
74 LA PAREJA MULTIORGÁSM1CA

La presión resultante donde quiera que hagas el amor) no está separado del resto de vuestra vida en
de verte obligada a común. Si estás enfadada o resentida con tu compañero, ese estado de ánimo
tener múltiples se expresará en la relación sexual. Trata de resolver los sentimientos negati-
orgasmos para vos antes de dar comienzo a la exploración sexual. (Por favor, véase el Capí-
agradarle a él. puede tulo 6, «Hacer el amor de verdad», donde hacemos una exposición más am-
impedirte tener plia de la intimidad emocional y sexual.)
múltiples orgasmos Tu compañero también debe estar interesado en dedicar energía a que
que te agraden a ti. tú tengas múltiples orgasmos. Tu amante debe estar dispuesto a probar dis-
tintas posiciones y tipos de estimulación, y a escuchar tus instrucciones
(verbales o no verbales) respecto a lo que necesitas. Si percibes que tu com-
pañero se muestra reacio, recuérdale que la energía invertida producirá
grandes logros para tu vida sexual, lo que te hará sentirte mucho más feliz
y satisfecha.
Dar un buen Por otra parte, algunos hombres se implican tanto y tan personalmente
feedback es todo un en que su compañera tenga un orgasmo (o muchos) que si no esto no llega
arte que debe a ocurrir, lo achacan a su falta de pericia. Aunque esta actitud puede con-
practicarse con amor. siderarse un progreso respecto a esa otra en la que el hombre gruñe, se da la
El dormitorio es un vuelta y se queda dormido, tener un compañero obsesionado con tus múl-
lugar donde todos tiples orgasmos no te ayudará a conseguirlos. Tienes que estar en un estado
nos sentimos de ánimo juguetón y relajado para llegar al segundo orgasmo, y eso es difí-
vulnerables, donde cil cuando el orgasmo múltiple se convierte en un objetivo prioritario y de
estamos desnudos absoluta importancia.
física y La presión resultante de verte obligada a tener múltiples orgasmos para
emocionalmente. agradarle a él, puede impedirte tener múltiples orgasmos que te agraden a ti.
Recuérdale que tu cuerpo es tuyo, y que el grado de placer que sientes no es
un reflejo de su habilidad como amante, de tu atracción hacia él o de tu
afecto por él. Explícale que, a diferencia de los bombones y de las flores, los
orgasmos no son algo que él te pueda dar. Eres tú misma la que tiene que
permitirse tener un orgasmo. Para expresarlo de otro modo, tú eres la que di-
rige el juego.
Por las experiencias de autocontacto y de encontrar tus puntos sen-
sibles, ya deberías tener una idea de cómo te gusta ser tocada y estimulada.
Es fundamental que seas capaz de comunicárselo a tu compañero durante
el encuentro. La mayoría de los hombres valoran mucho un feedback respecto
a cómo lo están haciendo. Recuerda que a tu compañero le puede resultar
frustrante intentar agradarte si no escucha lo que te gusta y lo que te dis-
gusta.
Dar un buen
feedback es todo
un arte que debe
practicarse con
amor. El
dormitorio es un
lugar donde todos
nos sentimos
vulnerables, donde
estamos desnudos
física y
emocionalmente.
Ten cuidado de
centrarte en de-
cirle a tu
compañero lo que
te gusta y lo que
quieres más que lo
que no quieres.
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 75

Por ejemplo, decir cosas como «¡Párate!» o «¡Qué daño!» o «¡No lo


estás haciendo bien!» no suele conducir al éxito. Generalmente, tu com-
pañero se sentirá herido y se retirará. Si está tratando de complacerte, es
importante que no te muestres crítica con sus intentos. Las críticas amor-
tiguarán el deseo sexual de tu compañero y su deseo de complacerte. Si no
te gusta lo que te está haciendo, es mucho más eficaz decirle: «Inténtalo un
poco más allá» o «aplica un poco menos de presión. Sí, eso es». Como en
cualquier proceso de aprendizaje, un amplio feedback positivo es una gran
ayuda.
Si te resulta difícil hablar con tu compañero mientras hacéis el amor, o
si eso te impide concentrarte en tu placer, emplea sonidos no verbales y ha-
bla de ello después. ¡Pero no te olvides de hablar! Por mucha vergüenza que
sientas al principio, hablar las cosas es esencial para fortalecer vuestra rela-
ción sexual (y la relación en general).
Te sientas o no te sientas cómoda diciéndole a tu compañero lo que de-
seas, no olvides el poder de los sonidos no verbales para dirigirle hacia los lu-
gares y tipos de toque que te gustan. Sé generosa con tus gemidos y expresio-
nes que, además de dejar claro el tipo de toque que deseas, excitan a tu
compañero. La mayoría de los hombres consideran que el mejor afrodisíaco son
los sonidos de satisfacción de sus compañeras.
El mejor modo de usar los nueve pasos es cortarlos a la medida de tus gus-
tos personales. El siguiente ejercicio destila las partes más importantes de los
nueve pasos en una secuencia continua para acceder a ellos más fácilmente.
Cada mujer tiene sus preferencias. Debes explorar qué combinación de los
nueve pasos funciona mejor para ti.
Finalmente, no te preocupes si no tienes múltiples orgasmos la primera
vez que lo intentas. Procura considerar tus intentos de alcanzar múltiples or-
gasmos como un juego y un proceso exploratorio que te proporciona sensua-
les compensaciones a lo largo de todo el camino. La sexualidad taoísta con-
siste en aumentar tu placer y energía sexual y armonizarla con la de tu
compañero, y eso lo consigues experimentando placer, tengas orgasmos o no.
Aunque los orgasmos son maravillosos, tan sólo son picos en la gran cordi-
llera del placer.

Perderse el «Big Bang»: superar la anorgasmia


Aunque la sexualidad taoísta no está tan orientada hacia objetivos como
nuestra visión occidental, valora la importancia del orgasmo tanto para nues-
tro placer como para nuestra salud. Esta sección está destinada a las mujeres
que tengan problemas para experimentar regularmente el placer sexual que
desean después de haber completado los ejercicios de este capítulo.
Nuestro deseo sexual crece y decrece siguiendo los altibajos de nuestra sa-
La mayoría de los hombres consideran que el mejor afrodisíaco son los sonidos
de satisfacción de sus compañeras.
76 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Ejercicio 12

CONVERTIRSE EN UNA MUJER MULTIORGÁSMICA


1.DEBES CREER: puedes tener múltiples orgasmos.
2.EXCÍTATE MENTALMENTE: crea un ambiente sensual para hacer el
amor y usa tu imaginación, o películas y literatura erótica para ex
plorar tu vida de fantasía.

3.ESTIMÚLATE MÚLTIPLES PUNTOS DE PLACER: comienza acariciándo


te todo el cuerpo y seguidamente pasa a los puntos sensibles: cuello,
■ orejas, pezones.

4.SIGUE EL CAMINO DE LA LENGUA: si estás sola, usa un vibrador. Si es


tás con tu compañero, usa el cunnilingus. Continúa estimulándote los
demás puntos.

5.PROVÓCATE: con el vibrador o con el cunnilingus, emplea la técnica


provocadora de excitación y retirada. A continuación, ten el primer or
gasmo. Retoma la estimulación en el plazo de treinta segundos.

6.EMPIEZA, DETENTE Y VUELVE A EMPEZAR: avanza lentamente hacia


la penetración. Si estás sola, usa un vibrador o consolador para esti
mular tu punto G. Si estás con tu compañero, usa las posiciones que
favorecen la estimulación del punto G (por ejemplo, con el hombre por
detrás).

7.USA EL MÚSCULO PC: contráete alrededor del consolador o del pene


de tu compañero empleando cualquier técnica del músculo PC que te
guste.

8.ESTIMÚLATE SIMULTÁNEAMENTE EL CLÍTORIS Y LA VAGINA: conti


núa estimulándote el clítoris durante la penetración.

9.PIDE AYUDA: dile a tu compañero lo que te gusta y necesitas. Ahora


llévate a otra cumbre de placer. ¡Felicidades! Eres una mujer muí-
tiorgásmica.

lud general y las circunstancias de nuestra vida. Las mujeres que nunca han
sido capaces de alcanzar el orgasmo, bien a través de la autoestimulación o
con un compañero, son consideradas «anorgásmicas» o «sin orgasmo». La
buena nueva es que al menos el 90 por 100 de ellas podrán experimentarlo.
La clave para llegar a ser orgásmica es practicar la autoestimulación y
aprender dónde se es más sensible. Todos los expertos en sexualidad que tra-
tan la anorgasmia recomiendan que se hagan los ejercicios descritos ante-
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 77

riormente en este capítulo para explorar y estimular el cuerpo. Deberías rea-


lizar estos ejercicios relajadamente durante al menos una semana antes de in-
tentar estimularte hasta llegar al orgasmo. El hecho de darse la oportunidad
de explorar sus cuerpos sin presiones permite a algunas mujeres relajarse e in-
crementar su energía sexual hasta tal punto que cuando intentan tener un or-
gasmo, lo consiguen.
No olvides la importancia de potenciar tu deseo en medio de un ambiente
sensual y relajado. Considera la posibilidad de poner música, encender velas y em-
plear material erótico, como películas o literatura, de la manera que te resulte
más cómoda. Si después de varias semanas aún no llegas al orgasmo, plantéate
la posibilidad de comprarte un vibrador. La mayoría de las mujeres consiguen el
orgasmo más fácilmente estimulándose el clítoris con un vibrador. (Consulta el
apartado Bibliografía al final del libro.) También puedes intentar estimularte en
otros puntos vaginales, como ya hemos comentado. Prueba otros métodos de es-
timulación, como el cabezal de la ducha o el chorro de agua caliente.
Los principales factores que impiden a muchas mujeres llegar al orgasmo
son la incapacidad de relajar su cuerpo y los pensamientos repetitivos y dis-
tractores que inundan sus mentes. El orgasmo requiere que abandonemos el
pensamiento racional y permitamos que el cuerpo se mueva como desee sin
ejercer un control consciente sobre él. Abandonar el control resulta difícil
para muchas personas de nuestra sociedad. La técnica de la respiración abdo-
minal que aprendimos anteriormente en este mismo capítulo (Ejercicio 7) es
esencial para relajar el cuerpo y la mente.
Debes emplear la técnica de respiración abdominal cuando comiences a
sentirte ansiosa o tensa durante los ejercicios de autoestimulación. La respi-
ración abdominal también te ayudará a acallar los pensamientos molestos que
te distraen del placer corporal.

COMPARTE TUS ORGASMOS CON TU COMPAÑERO


La mayoría de los terapeutas sexuales recomiendan el empleo de la au-
toestimulación hasta que estés segura de que puedes conseguir un orgasmo
sola. Después de experimentar los orgasmos en solitario, sin duda desearás
compartirlos con tu compañero. En lugar de intentar llegar al orgasmo du-
rante el coito, la mayoría de los terapeutas sexuales recomiendan que te des
placer hasta alcanzar el orgasmo delante de tu compañero. Puede que te dé mie-
do o que sientas vergüenza, pero es una manera maravillosa de mostrar a tu
compañero lo que te gusta. Te sentirás más cómoda si tu compañero también
está dispuesto a darse placer delante de ti, lo que te permitirá aprender las téc-
nicas que él emplea.
El paso siguiente es practicar toques suaves con tu compañero sin inten-
tar llegar al orgasmo. Dichos toques pueden incluir masajes sensuales y esti-
mulación sexual; el único requisito es que permanezcas relajada y disfrutes de
78 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

la experiencia. Después de una o dos semanas de experimentar placer libre de


presiones, haz que tu compañero te dé placer, tal como tú te lo has estado dan-
do, hasta llegar al orgasmo.
Todos estos ejercicios requieren una comunicación abierta y honesta. Si
te cuesta confiar en tu compañero o no puedes comunicarle lo que te da pla-
cer, será difícil que podáis experimentar el orgasmo juntos.
Como la mayoría de las mujeres necesita más estimulación que la propia
de la penetración para alcanzar el orgasmo con sus compañeros, debes evitar
el coito hasta que puedas alcanzar el orgasmo regularmente con tus propios to-
ques o los de tu compañero. Recuerda que, como ya hemos dicho, estimular-
te tus propias zonas erógenas durante el coito es una excelente manera de te-
ner un orgasmo junto a tu pareja.
Si a pesar de todo no consigues llegar al orgasmo, hay muchos lugares
donde buscar ayuda. El libro Para alcanzar el orgasmo puede ser un buen co-
mienzo (veáse Bibliografía). También te aconsejamos decididamente que bus-
ques el consejo de un terapeuta sexual. A menudo hemos vivido experiencias
traumáticas en la primera infancia que nos impiden sentir placer abiertamente.
No temas explorar las experiencias sexuales potencialmente negativas que
hayas podido tener de niña o de joven. Los descubrimientos derivados de tu
exploración pueden abrirte la puerta de la libertad sexual.
Finalmente, existen factores fisiológicos que influyen en la capacidad or-
gásmica de la mujer. Se comentarán detalladamente en la sección siguiente. ¡No
te desesperes! Con tiempo y persistencia, casi todas las mujeres son capaces de
experimentar orgasmos, y absolutamente todas las mujeres pueden incremen-
tar el placer que sienten durante el cultivo en solitario o haciendo el amor.
Actualmente tendemos a considerar que la gran «O» [de orgasmo] es la
totalidad y el fin último del sexo. Según los taoístas, el sexo y el cultivo de la
energía sexual tienen un papel mucho más amplio e importante, ya que son
la base de nuestra salud y vitalidad, y también de nuestra vida emocional y
espiritual. Aun sin tener orgasmos puedes cultivar tu energía sexual, sentir
mucho placer, mejorar tu salud y ampliar la intimidad emocional y espiritual
de tu relación. En resumen, aunque dedicamos mucho tiempo a enseñar a
hombres y mujeres cómo multiplicar sus orgasmos, éstos son parte de un pro-
ceso más amplio de expansión del potencial sexual, energético y creativo.
ANORGASMIA SITUACIONAL
Se considera que las mujeres que han sido orgásmicas y han dejado de
serlo, por la razón que sea, están en «anorgasmia situacional». Joy Davidson,
una experta en lo que ella misma denomina «disrupción orgásmica» dice: «Las
pautas orgásmicas de las mujeres son mucho más delicadas que las de los hom-
bres... Muchas veces los hombres pueden tener orgasmos basándose exclusi-
vamente en la estimulación física, mientras que nosotras solemos tejer una
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 79

complicada trama de pensamiento, potencial físico, fantasía y emoción alre-


dedor de cada encuentro sexual» 16.
Si la mujer tiene un compañero nuevo, si sufre tensiones labores o fami-
liares, si se ve sometida a un cambio de medicación, adquiere una nueva casa
o pasa a otra fase de su vida, su pauta orgásmica puede cambiar. Generalmente
esto puede atribuirse a una de varias causas comunes.

PERIMENOPAUSIA Y MENOPAUSIA
Las mujeres que entran en la perimenopausia, entre las edades de cua-
renta y cincuenta y cinco años, suelen experimentar fluctuaciones repenti-
nas de su equilibrio hormonal. Además de sufrir una caída de su nivel de es-
trógenos, lo que disminuye la lubricación del área vaginal y reduce el deseo,
la mujer también experimenta una caída del nivel de testosterona. La testos-
terona parece ser uno de los factores fundamentales para la libido femenina y
su potencial orgásmico. (Para un comentario más amplio sobre los cambios
que ocurren en la menopausia, véase «Salud sexual para la mujer mayor», en
el Capítulo 8.)
Parece que las mujeres que se someten a terapias de reemplazamiento
hormonal durante la menopausia incrementan su deseo y su función sexual.
Sin embargo, para la mayoría, la libido no vuelve a tener la fuerza que tenía
a los treinta o cuarenta años. Los suplementos de testosterona suelen tener
un efecto muy positivo en el impulso sexual, pero aún están en fase de expe-
rimentación y no se sabe a ciencia cierta cuáles son sus efectos secundarios ni
su grado de seguridad. Si estás en este estadio de tu vida y descubres que tu im-
pulso sexual o tu capacidad de alcanzar el orgasmo se ve disminuida, tal vez
desees consultar con un médico e informarte sobre la terapia con testostero-
na u otras que puedan estar disponibles.

EMBARAZO Y POSTPARTO
Las mujeres que están embarazadas, en fase de post-parto o dando de
mamar, también se quejan de una falta de deseo o de sensibilidad sexual. En
algunas mujeres, la libido aumenta significativamente durante el embarazo,
pero otras sufren una disminución. Durante el post-parto y mientras dan de
mamar, casi todas las mujeres experimentan una reducción de su impulso se-
xual como consecuencia de la hormona prolactina, responsable de la pro-
ducción de leche. Aunque esto pueda parecerte un inconveniente (y también
a tu compañero), tu deseo debe recuperar sus niveles normales cuando acabes
de amamantar.
No hace falta añadir que la lactancia es extraordinariamente importan-
te para el bebé y que bien merece una reducción temporal del impulso sexual.
Por otra parte, si bien la tendencia a iniciar el contacto sexual suele reducir-
se, también puede ocurrir que, una vez empezado el encuentro sexual, descu-
80 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

bras que tu placer y potencial orgásmico no se han reducido. La mayoría de


los padres novatos descubren que les queda muy poco tiempo para pensar en
el sexo, y menos aún para practicarlo. Durante este período es esencial que con-
tinúes masajeando y tocando a tu compañero para mantener tu bienestar fí-
sico y emocional. (En el Capítulo 4 comentaremos los importantes efectos y
beneficios hormonales que se derivan de tocar.) A medida que disminuya la
lactancia y el bebé duerma mejor (¡por fin!), irás recuperando paulatinamente
el deseo.

ANTICONCEPTIVOS
Otro enemigo habitual del impulso sexual y de los orgasmos es la pildora
anticonceptiva. A pesar de que la pildora aumenta el deseo de algunas mu-
jeres, la mayoría experimentan una disminución de la libido y de la capacidad
de respuesta sexual. Los elevados niveles de estrógenos y progesterona que
contiene suelen descompensar los niveles habituales de testosterona. Los an-
ticonceptivos orales son un método de control de la natalidad excepcional-
mente eficaz (¡posiblemente porque muchas de las mujeres que los usan no
tienen deseo sexual!).
Si necesitas un anticonceptivo eficaz y planeas tener hijos en el futuro,
te recomendamos que uses la pildora. Sin embargo, si su efecto sobre tu libi-
do es muy acusado, tal vez quieras considerar otras alternativas. Recuerda que
los anticonceptivos basados exclusivamente en la progesterona, como, por
ejemplo, el Depoprogevera (la inyección que se toma cada tres meses), pue-
den tener el mismo efecto de reducir la libido. Los métodos de control de la
natalidad que no reducen el deseo sexual tienen, desgraciadamente, otros in-
convenientes y son menos fiables (condones con espermicida, diafragma, ca-
pucha cervical). Una excepción es el D1U, que es extremadamente eficaz y no
tiene efecto hormonal alguno17. Los DIUs modernos son muy seguros, pero
su uso se recomienda exclusivamente a las mujeres que ya han concebido o dado
a luz y son monógamas18.

ENFERMEDAD Y MEDICACIÓN
Cualquier enfermedad crónica puede reducir el impulso sexual y la ca-
pacidad orgásmica. En particular la diabetes, las enfermedades coronarias y la
apoplejía pueden dificultar el proceso biológico del orgasmo. Las condiciones
de alta presión sanguínea continuada, alto nivel de colesterol así como cier-
tos cuadros neurológicos también producen efectos adversos. Algunos de
estos efectos pueden ser tratados o reducidos con medicación; por lo tanto,
pide ayuda a tu médico.
Muchos medicamentos pueden influir en el deseo sexual. En el cuadro
anexo se muestra una lista de los más empleados. Los más comunes son anti-
depresivos y antihipertensivos. Cuando los medicamentos que tomas influ-
EL ESTANQUE DEL DESEO: ORGASMOS MÚLTIPLES PARA LAS MUJERES 81

yen negativamente en tu deseo sexual, merece la pena comentar con tu mé-


dico la posibilidad de buscar alternativas. La mayoría de los médicos no men-
cionarán este tema a menos que el paciente lo plantee directamente; por lo
tanto, no seas tímida. En muchos casos habrá medicamentos alternativos dis-
ponibles, y sólo en unos pocos casos la medicación óptima influirá negativa-
mente en tu deseo sexual. Si es así, procura hacer todo lo que esté en tu mano
para optimizar tu vida sexual y sensual.
Las drogas recreativas también pueden tener un efecto negativo sobre tu
funcionamiento sexual. Las más habituales son los cigarrillos, el alcohol, la
marihuana, los opiáceos (heroína y otros), el speed y los alucinógenos. El me-
jor sexo (y la mejor energía sexual) es la que se basa en un cuerpo, mente y
corazón limpios. El amor sanador puede darte un viaje más sano e intenso que
cualquier droga artificial, y no tendrás resaca a la mañana siguiente.

MEDICAMENTOS COMUNES QUE REDUCEN TU LIBIDO

Amiodarona (Trangorex) Metoclopramida (Primperan, Sinegastrin,


Amitriptilina (Triptizol, Nobritol) Salcemetic, Trimulcer)
Carbamezapina (Tegretol) Metoprolol (Lopresor, Seloken)
Cimetidina (Fremet, Tagamet) Fenitoina (Fenitoina, Sinergina)
Diacepam (Valium) Progesterona
Digoxina (Digoxina) Propanodiol (Pitiryax)
Ketoconazol (Fungarest, Panfungol, Ketasisdin) Ranitidina (Quantor, Rubiulcer, Toriol, Zantac)
Litio (Plenur) Espironolactona (Aldactora, Aldoleo, Resnedad,
Metildopa (Aldomet) Spirometron)

MEDICAMENTOS HABITUALES QUE REDUCEN


TU CAPACIDAD DE TENER ORGASMOS
Alcohol Fluoxetina (Prozac)
Alprazolam (Trankimazin) Labetalol (Trandate)
Amitripilina (Nobrotil) Metildopa (Aldomet)
Anfetaminas Narcóticos
Clonidina Setralina (Aremis, Bisitran)
Diazepam (Valium)
82 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

RELACIÓN Y ESTILO DE VIDA


Si no existe ninguna razón fisiológica que explique la pérdida del orgas-
mo, examina tu relación y tu estilo de vida. ¿Tienes un nuevo compañero?
¿Tienes problemas emocionales con el compañero actual? ¿Puedes comunicar
abiertamente con él? ¿Recibes suficientes caricias? ¿Consigues la estimulación
necesaria de tus zonas erógenas (clítoris, pechos, las áreas más sensibles de la
vagina) ?
La satisfacción sexual también depende de mantener un estilo de vida
que favorezca la salud corporal, mental y espiritual. ¿Han cambiado las cir-
cunstancias de tu vida llevándote a dormir menos y a sentir más preocupa-
ción o ansiedad? Para tener una vida sexual sana tienes que vivir una vida
sana. Necesitas dormir lo suficiente y estar relajado para dedicarte al sexo. Si
aún no lo practicas, podrías considerar la posibilidad de emprender un programa
de ejercicios. Ciertos estudios demostraron que las mujeres que practican ejer-
cicios aeróbicos tres veces por semana durante treinta minutos aumentan su
capacidad de llegar al climax. Puede que esto se deba a una mejora del fun-
cionamiento cardiovascular, a un aumento del riego sanguíneo en el área ge-
nital o al simple hecho de sentirse más cómodas y mejor con sus cuerpos19.
Recuerda que si has experimentado el orgasmo con anterioridad, tienes
muchas probabilidades de volver a vivirlo. Ten paciencia. Realiza alguno de
los ejercicios exploratorios que vienen al principio del capítulo. Si a pesar de
todo sigues teniendo dificultades, puedes plantearte acudir a un terapeuta se-
xual. Por otra parte, la reducción de la libido es una de las principales seña-
les de la depresión. Si sientes que esa puede ser la causa de tus dificultades, aún
es más importante que consultes a un terapeuta o a tu médico.
Finalmente, como ya comentamos antes, la práctica del amor sanador
abarca mucho más que los orgasmos. En los capítulos siguientes, a medida que
te vayas abriendo más al placer, a la sanación, a la intimidad y al crecimiento
espiritual, descubrirás motivos de alegría que harán que la cuestión de si has
tenido o has dejado de tener un orgasmo te parezca insignificante.
CAPITULO 3

Mejor que el
chocolate, mejor
que el café:
expande tus
orgasmos y tu
energía

En este capítulo aprenderás a:

•Cultivar y canalizar tu energía sexual.


•Emplear la energía sexual para revitalizarte.
•Sentir orgasmos en todo el cuerpo.
84 LA PAREJA MULTIORGÁSMiCA

Los taoístas Multiplicar los orgasmos es maravilloso, pero, en realidad, sólo es el prin-
reconocían diversos cipio. A medida que aprendas a cultivar tu energía sexual podrás expandir los
niveles de orgasmo, orgasmos a todo el cuerpo y generar una energía sexual que seguirá sanándo-
clasificados según un te y energizándote muchas horas después de hacer el amor. Los taoístas reco-
orden progresivo de nocían diversos niveles de orgasmo, clasificados según un orden progresivo
intensidad y de intensidad y sanación.
sanación.

ENCONTRAR EL CAMINO

Niveles progresivos de orgasmo


•ORGASMO GENITAL: es el más comúnmente
experimentado. Los orgasmos genitales suelen ser rápidos y
no liberan una gran cantidad de energía curativa.

•ORGASMO DE TODO EL CUERPO: el orgasmo de todo


el cuerpo, que describimos en este capítulo, se produce
cuando hacemos circular la energía hacia el cerebro y por
todo el cuerpo.

•ORGASMO DEL ALMA: finalmente, el orgasmo del alma,


que comentaremos en el Capítulo 7 con el nombre de
«unión de almas», surge del intercambio de energía y de la
fusión con la pareja.

•¿Cómo es posible convertir las momentáneas contracciones orgásmicas en duraderos


estados de éxtasis? Todo comienza con el despertar de la energía sexual que has aprendido
en los dos últimos capítulos. Tal como hemos comentado, la expansión de la energía
sexual (lo que inocentemente llamamos «ponernos calientes») es el secreto de nuestra vida
sexual y de nuestra vida misma. Somos concebidos a través de la energía sexual, y esta
misma energía sexual es la base de nuestra salud, creatividad y alegría, tanto dentro como
fuera de la cama.
Aprender a cultivar la energía sexual te dará una libertad de la que po-
cos disponen: te permitirá sentir excitación sexual cuando desees y hacer circu-
lar esa poderosa energía para revitalizar el resto de tu vida cuando no lo ha-
gas. Michael Winn, uno de los instructores veteranos del Tao sanador, nos
explica que la energía sexual está a nuestra disposición veinticuatro horas al
día, pero la mayoría estamos muertos de hambre y creemos que podemos sa-
tisfacer nuestra necesidad de ella en un coito que apenas dura unos minutos.
MEJOR QUE EL CHOCOLATE, MEJOR QUE EL CAFÉ: EXPANDE TUS ORGASMOS Y TU ENERGÍA 85

Una de las comprensiones más liberadoras para las personas que practican el Una de las
amor sanador es que pueden tener acceso a su vida sexual en cualquier mo- comprensiones más
mento y lugar. liberadoras para las
En primer lugar, debemos empezar a entender qué es esta energía sexual personas que
(más allá de cierto apetito incontrolable o de un duradero deseo que viene y practican el amor
va como quiere). A continuación podemos aprender cómo se relaciona con sanador es que
el resto de nuestra energía corporal y de nuestra vida en su totalidad. pueden tener acceso
a su vida sexual en
cualquier momento
Tu energía
y lugar.
Como mencionamos en la introducción, el amor sanador o Kung Fu se-
xual se desarrolló como una rama de la medicina china, uno de los sistemas
curativos más antiguos del mundo, que es responsable de terapias tan efica-
ces como la acupuntura, la acupresión y el chi kung. La medicina china ha

Tu potencial
orgásmico: en lugar
del orgasmo
eyaculatorio ordinario
para los hombres o el
orgasmo único para
las mujeres, tú y tu
compañera podéis
multiplicar y expandir
vuestros orgasmos por
todo el cuerpo.

A. El orgasmo eyaculatorio «Big Bang» ordinario para los hombres o el orgasmo único para las mujeres.
B. Múltiples orgasmos en todo el cuerpo empleando la aspiración orgásmica ascendente.
86 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

sabido desde siempre que, además de las estructuras corporales, existe una
energía bioeléctrica, llamada chi, que circula constantemente por cada célu-
la de nuestro cuerpo. A medida que la fisiología y la química occidentales
han ido avanzando, han demostrado que tanto nuestro cuerpo como la tota-
lidad del universo están compuestos de energía y cargas eléctricas. Como ex-
plica el doctor Felice Dunas: «Asumiendo diversas formas, el chi fluye cons-
tantemente por nuestros cuerpos creando las ondas cerebrales, haciendo latir
el corazón, estimulando el sistema nervioso, impulsando el metabolismo ce-
lular...» '.
La medicina china no es la única que reconoce la existencia de nuestra
energía corporal, o chi. La occidental es posiblemente una de las pocas cultu-
ras que no cuenta con un término para designar esta energía bioeléctrica, aun-
que, habitualmente, incluso en Occidente hablamos de sentimos energizados
o de estar bajos de energía. En cualquier caso, el mejor modo de entender el
chi no es explicarlo, sino sentirlo en el propio cuerpo.

Cultiva tu energía
La ciencia occidental aún no sabe por qué esta energía, o chi, circula por
los circuitos corporales, pero la medicina china hace mucho tiempo que tra-
zó mapas de esas rutas y aprendió a usarlas para mejorar la salud. Basta con que
aprendas la ruta principal por la que viaje esa energía en tu cuerpo. Se llama
órbita microcósmica, y se eleva desde los órganos sexuales por la columna hasta
la cabeza, bajando por la lengua y la parte delantera del cuerpo hasta el om-
bligo, para volver finalmente a los órganos sexuales.
Estos canales no son arbitrarios. Surgieron al principio mismo de nues-
tro desarrollo dentro del útero materno. Cuando somos concebidos, nuestro
cuerpo es parecido a un disco plano, que a continuación se dobla sobre sí mis-
mo. Este pliegue deja «costuras» a lo largo de la parte anterior y posterior
del cuerpo. La costura posterior se puede distinguir fácilmente en la columna
vertebral. La costura anterior no es tan evidente. Puede verse cuando no está
completamente cerrada, como en los niños que nacen con labio leporino, o
en muchas mujeres que durante el embarazo muestran una línea oscura a lo
largo de sus vientres llamada linea nigra.
En realidad, la órbita microcósmica son dos canales: uno asciende por la
columna y otro desciende por la parte frontal. La lengua conecta ambos ca-
nales y cierra el circuito. Por lo tanto, es esencial que aprendas a tocar la parte
frontal del paladar con la punta de la lengua (véase ilustración en página 88). En
la parte delantera del paladar hay una pequeña hendidura, y a través de ella la
energía desciende más fácilmente desde el cerebro, atravesando la lengua y
bajando por la garganta y el pecho hasta el abdomen. (Si tienes la presión
sanguínea alta, debes mantener la lengua en la mandíbula inferior en lugar
MEJOR QUE EL CHOCOLATE, MEJOR QUE EL CAFÉ: EXPANDE TUS ORGASMOS Y TU ENERGÍA 87

La órbita
microcósmica: el
circuito que la energía
sigue de manera
natural en el cuerpo.
Existen tres depósitos
de energía en el
cerebro, el corazón y
el abdomen.
88 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

de tocar el paladar, y también asegurarte de que haces descender la energía


completamente hasta la planta de los pies.)

SIENTE LA ENERGÍA MOVERSE POR TU CUERPO


Mucha gente se sorprende al averiguar que la energía se mueve cons-
tantemente por su cuerpo, pero, como en los enlaces invisibles de los átomos
que mantienen nuestro mundo unificado, la energía siempre está presente,
aunque en silencio. Sin ella ni siquiera estaríamos vivos. Generalmente no
somos conscientes de esta energía sutil en constante movimiento, aunque, a
medida que la cultivamos, podemos aprender a moverla con nuestra mente y
a experimentarla como un cálido y suave cosquilleo que recorre nuestro cuer-
po dándonos salud y placer.

¿Qué sensación produce la energía cuando se mueve por el


cuerpo? Calidez y cosquilleo son dos de las sensaciones que con más fre-
cuencia menciona la gente. Otros sienten punzadas (como electricidad está-
MEJOR QUE EL CHOCOLATE, MEJOR QUE EL CAFÉ: EXPANDE TUS ORGASMOS Y TU ENERGÍA 89

tica), pulsaciones, vibraciones, burbujas o zumbidos. La mayoría de las perso-


nas sienten que se mueve lentamente, sobre todo al principio, casi como si
fuera miel. A veces puede desplazarse rápidamente, como si embistiera, pero
siempre es importante no intentar forzarla. No te sorprendas si sientes la ener-
gía más en unas áreas de tu cuerpo que en otras.

¿Cómo puedo mover mi energía? Hay un antiguo dicho taoísta que


afirma: «El chi sigue el pensamiento». El chi tenderá a acumularse e incre-
mentarse dondequiera que enfoques tu atención. Este hecho ha sido com-
probado a través de los experimentos de biorretroalimentación, que indican
una mayor actividad de los nervios y músculos en el área donde la persona
enfoca la atención. Puedes comprobarlo con un experimento. Concéntrate
en calentarte las manos y nota cómo fluyen el chi y la sangre a través de ellas. No estás tirando del
La técnica occidental de la biorretroalimentación emplea este poder de la chi ni empujándolo;
mente sobre el cuerpo para ayudar a la gente a controlar procesos corporales simplemente estás
presuntamente inconscientes. enfocando la
Recuerda: no estás tirando del chi ni empujándolo, simplemente estás enfo' atención en otro
cando la atención en otro lugar. Esto es muy importante porque no quieres forzar lugar.
¡a energía, ya que eso podría hacerte daño. La energía es muy poderosa; tienes que
moverla lenta y delicadamente. De hecho, te resultará mucho más fácil mover tu ener-
gía si tienes el cuerpo relajado que si está rígido o tenso.

Energía sexual
La energía sexual, o ching-chi, es una de las formas más poderosas de ener-
gía bioeléctrica. Cuando te excitas, lo que sientes en tu cuerpo es una ex-
pansión de la energía sexual. Como comentamos anteriormente, el amor sa- Según los taoístas,
nador se basa en el desarrollo de la capacidad de cultivar la energía sexual como somos
para que nos proporcione placer y salud, y favorezca nuestro crecimiento es- concebidos a través
piritual. En el ejercicio llamado aspiración orgásmica ascendente te enseñaremos de un orgasmo, y la
a extraer la energía de los genitales para hacerla circular por el resto del cuer- energía orgásmica
po. Según los taoístas, como somos concebidos a través de un orgasmo, y la inunda cada célula de
energía orgásmica inunda cada célula de nuestro cuerpo, necesitamos sentir nuestro cuerpo,
esta energía rejuvenecedora regularmente —en el caso ideal, a diario— para necesitamos sentir
conservar la salud. esta energía
Cuando seas capaz de hacer circular esta corriente energética, descubri- rejuvenecedora
rás que dispones de mucha más energía. Y, evidentemente, cuando seas capaz regularmente —en el
de elevar tu energía sexual hacia el cerebro, descubrirás que es más eficaz que caso ideal, a diario—
la cafeína para revitalizarte cuando te sientas cansado. Además, a diferencia para conservar la
de la cafeína, no tiene efectos secundarios. salud.
En medio de las prisas agotadoras que presiden la vida moderna en nues-
tro intento de compatibilizar el trabajo con la familia, nos suele quedar muy
90 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

poca energía para hacer el amor. Sin embargo, cuando hacemos circular la
energía sanadora, el encuentro amoroso puede rejuvenecernos más que cual-
quier estimulante artificial.

Generar, transformar y almacenar


energía sexual
Antes de aprender a hacer circular la energía sexual y llevarla hacia el ce-
rebro, tendrás que aprender a llevar la energía que ya tienes en el cerebro ha-
cia el abdomen. Como ya hemos comentado, nuestros genitales son capaces
de generar una enorme cantidad de energía (¡esto ya lo sabes!), pero esta par-
te del cuerpo no es eficaz a la hora de usar y almacenar energía. Por otra parte,
nuestro cerebro transforma y proyecta esta energía de manera soberbia hacia
el mundo a través del pensamiento y la creatividad. Sin embargo, el cerebro tam-
poco es muy eficaz a la hora de generar o almacenar energía. Por esta razón, no
es nada recomendable dejar la energía en el cerebro durante demasiado tiem-
po. La energía siempre debe ser conducida al abdomen, porque los órganos del
abdomen son ideales para almacenarla. Estos órganos abdominales almacenan
y liberan energía hacia el cuerpo periódicamente y también en caso de nece-
sidad. Como comentaremos en el Capítulo 5, para los taoístas es vital llevar la
energía orgásmica a nuestros órganos si queremos conservar la salud.

ENCONTRAR EL CAMINO

Energía en el cuerpo

•GENITALES: generan energía.

•CEREBRO: transforma y proyecta la energía.

•ÓRGANOS: almacenan energía.

LO QUE SUBE, DEBE VOLVER A BAJAR


Una de las principales diferencias entre las prácticas sexuales taoístas y
las prácticas sexuales tántricas de la India reside en la forma de canalizar la ener-
gía dentro del cuerpo. En el tantra, la energía sexual se eleva desde el chakra
raíz (o punto energético de los genitales) hacia el cerebro. Ésta puede ser una
experiencia profunda que despierte la mente, pero también puede producir
molestias y ser peligrosa porque deja una gran cantidad de energía en el cere-
MEJOR QUE EL CHOCOLATE, MEJOR QUE EL CAFÉ.1 EXPANDE TUS ORGASMOS Y TU ENERGÍA 91

bro. Según los taoístas, que tomaron como modelo de sus prácticas el mundo Es esencial llevar la
natural, «lo que sube, debe volver a bajar». Por esta razón, los taoístas saben energía que uno ha
que es esencial llevar la energía que uno ha hecho ascender al cerebro de vuel- hecho ascender al
ta hacia el ombligo, donde puede almacenarse con seguridad y absorberse más cerebro de vuelta
fácilmente. hacia el ombligo,
donde puede
¿QUÉ TE DICE TU SENSACIÓN VISCERAL?
almacenarse con
En nuestros días, la gente gasta la mayor parte de su energía en el cere- seguridad y
bro. Nuestra civilización de la información exige un gasto constante.de ener- absorberse más
gía mental, y muchos podemos quedarnos atascados en la cabeza. Llevar la fácilmente.
energía de la cabeza hacia el abdomen nos permite almacenarla en un lugar
seguro y tenerla a nuestra disposición para alimentar nuestra vida sexual y
nuestras ganas de vivir.
También hay otra razón, que los taoístas conocían, por la que es impor-
tante dirigir la energía hacia abajo. En nuestro abdomen reside otro centro de
inteligencia que podríamos llamar «segundo cerebro» o «cerebro emocional».
Actualmente tendemos a pensar que todos nuestros pensamientos y emo-
ciones se originan en la cabeza. En cambio, los taoístas creían que las emociones
son energías surgidas de distintos órganos del cuerpo, no sólo del cerebro. Este
conocimiento también forma parte de nuestro acervo occidental. Siempre he-
mos asociado la emoción amorosa con el corazón y hemos sabido que existen
centros nerviosos en el corazón, plexo solar y abdomen.
Existen nuevas y sorprendentes pruebas de que la extensión y compleji-
dad de la red nerviosa del abdomen son similares a las del cerebro. Los inves-
tigadores ahora llaman a esta red nerviosa el «cerebro abdominal». En el len-
guaje coloquial, solemos reconocer este hecho cuando usamos expresiones
como: «Lo que me sale de las tripas es...» o «Tengo una sensación visceral...»
A menudo se considera que este conocimiento visceral es más intuitivo y pre-
ciso. Los taoístas estaban particularmente interesados en el potencial del ce-
rebro abdominal, porque emplea menos energía que el cerebro de la cabeza para
«pensar» lo mismo.
A continuación vas a aprender a bajar la energía al abdomen por medio
de la sonrisa interna. Esto permitirá a tu cuerpo usarla cuando la necesite. A
medida que la energía vaya descendiendo hacia el abdomen, dirígela al om-
bligo. El ombligo es algo más que una cicatriz y un vestigio del cordón umbi-
lical. Según los taoístas, cuando estábamos en el útero, todos los nutrientes Retirar la energía del
fluían a nuestro organismo a través del ombligo, que continúa siendo el cen- cerebro con la sonrisa
tro energético del cuerpo. interna permitirá que
La sonrisa interna es el primer paso de la aspiración orgásmica ascendente. éste vuelva a llenarse
Así como tenemos que vaciar un vaso antes de volver a llenarlo, retirar la con la energía fresca
energía del cerebro con la sonrisa interna permitirá que éste vuelva a llenar- y rejuvenecedora de
se con la energía fresca y rejuvenecedora de los genitales. los genitales.
92 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

LA SONRISA INTERNA
La sonrisa interna es un ejercicio simple pero extremadamente podero-
so. Resulta muy apropiado que los taoístas, que trataban de alinearse con la
naturaleza, llegaran a darse cuenta del profundo impacto de algo tan
simple y ordinario como una sonrisa. Solemos pensar que sonreímos cuando
estamos alegres, pero numerosas investigaciones demuestran que podemos
invertir el orden de los sucesos: cuando sonreímos, nos sentimos más
contentos, aunque no nos sintiéramos especialmente bien de partida. Todos
hemos experimentado el poder de la sonrisa: podemos recordar un
momento en el que estábamos tristes o enfermos y alguien, quizá un extraño,
nos dirigió una amplia sonrisa que nos hizo sentir mejor inmediatamente.
Los taoístas han conocido desde siempre el gran poder energético y
curativo que tiene la sonrisa.
Los sabios taoístas decían que cuando sonríes, tus órganos liberan
poderosas secreciones que alimentan todo el cuerpo. Por otra parte, cuando
estás enfadado, atemorizado o tenso, tus órganos producen secreciones
tóxicas que bloquean los canales energéticos, asentándose en los órganos y
produciendo pérdida de apetito, indigestión, aumento de la presión
sanguínea, aceleración del ritmo cardíaco, insomnio y emociones negativas.
Aunque la presencia de dichas secreciones no ha podido demostrarse
clínicamente, la conexión entre tensión y enfermedad está firmemente
establecida en la literatura médica. Sonreír y cultivar la alegría y la felicidad
es importante para tu bienestar general y para tener una vida amorosa sana.

ENCONTRAR EL CAMINO

Ojos sonrientes
Los taoístas notaron algo muy interesante respecto a la sonrisa.
La verdadera sonrisa no viene sólo de la boca; también viene de
los ojos. «Ojos sonrientes» es la expresión que transmite la
esencia de esta comprensión. Cuando sonreímos de verdad, lo
hacemos tanto con los labios como con los ojos. Por eso, cuando
sonrías, trata de suavizar las comisuras de los labios y de los ojos,
sonriendo desde ambos.

La sonrisa interna también te ayuda a cultivar el amor y la compasión, que


es parte esencial del trabajo con la energía sexual. Como comentaremos en
el Capítulo 6, para hacer el amor de un modo curativo es esencial conectar
el deseo con el amor o, en otras palabras, mantener la energía sexual de
nuestros genitales conectada con la energía compasiva de nuestro corazón.
Como
MEJOR QUE EL CHOCOLATE, MEJOR QUE EL CAFÉ: EXPANDE TUS ORGASMOS Y TU ENERGÍA 93

Sonrisa interna: bajar


la energía al abdomen
te ayuda a vaciar la
cabeza para que
pueda reabastecerse
de la energía sexual
que asciende por la
columna.
94 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

la energía sexual amplía cualquier emoción que estés sintiendo, es esencial


que no practiques, ni hagas el amor, cuando estés enfadado o sientas otras
energías negativas intensas. En el encuentro sexual, tu actitud debe ser alegre
y amorosa, tanto hacia ti mismo como hacia tu compañera. Además, trata de
sonreír y mostrarte juguetón cuando hagas circular la energía.
No te sorprendas si necesitas tiempo para sentir que la energía descien-
de hacia tu abdomen. A los hombres les resulta más fácil elevar la energía que
hacerla descender. Puede que tengas que hacer circular una mayor cantidad
de energía sexual antes de poder sentir que desciende por la parte anterior de
tu cuerpo. El Ejercicio 14, aspiración orgásmica ascendente, te dará abundante
energía con la que trabajar o jugar. Disfruta.

Ejercicio 13

SONRISA INTERNA
LLEVA LA ENERGÍA HACIA ABAJO

1.RELÁJATE: relájate y respira hondo.


2.TÓCATE EL OMBLIGO: tócate el ombligo con las puntas de los dedos,
abriéndolo ligeramente. (Esto activará el ombligo y te ayudará a ba
jar la energía.)

3.TÓCATE EL PALADAR CON LA PUNTA DE LA LENGUA: tócate el pala


dar con la punta de la lengua (véase ilustración en página 88) para co
nectar los canales anterior y posterior de tu cuerpo y permitir que la
energía fluya de la cabeza al abdomen.

4.SONRÍE LLEVANDO LA ATENCIÓN HACIA EL OMBLIGO: sonríe mientras


diriges la atención al ombligo. Cuando sonrías, suaviza las comisuras
de los labios y de los ojos. Siente que el sol brilla sobre ti y, mientras
sonríes, siente una energía cálida descender por la cabeza y el torso
hacia el ombligo. Permite que la energía se acumule allí. Puedes di
bujar espirales energéticas alrededor del ombligo que ayuden a ab
sorberla.

5.TÓCATE EL PECHO CON LA PUNTA DE LOS DEDOS: a continuación, tó


cate el pecho con la punta de los dedos y sonríe mientras te enfocas
en el corazón y en ablandarlo. A medida que el corazón se ablanda,
puedes imaginar que se va abriendo como una flor roja irradiando
amor y compasión.

6.LLEVA LA ENERGÍA HACIA EL ABDOMEN: continúa sonriendo y sigue


llevando esa energía amorosa y compasiva hacia el abdomen.
MEJOR QUE EL CHOCOLATE, MEJOR QUE EL CAFÉ: EXPANDE TUS ORGASMOS Y TU ENERGÍA 95

Aspiración orgásmica ascendente


Después de descender la energía con la sonrisa interna, la harás as-
cender con la aspiración orgásmica ascendente. Elevar la energía sexual de
tus genitales por la columna te permitirá sentir que una oleada fresca y re-
vitalizante asciende por tu columna estimulando todos los nervios corpo-
rales en su camino. Durante el encuentro sexual, esta capacidad de elevar
la energía sexual te permitirá expandir tus orgasmos genitales, convirtién-
dolos en orgasmos de todo el cuerpo. Finalmente, a medida que cultives tu Como la energía
capacidad de elevar la energía, podrás sentir esta ola de placer orgásmico fluye por los
en cualquier momento sin tener que excitarte sexualmente. Esta es una de circuitos naturales
las mayores delicias. de tu cuerpo,
Conseguir que la energía circule hacia abajo y después hacia arriba guiará tu mente al
puede llevar algún tiempo; por lo tanto, no te desanimes. Por otra parte, tal tiempo que tu
vez descubras que puedes movilizar la energía casi de inmediato. Depende mente trata de
mucho de tu conciencia corporal y de tu concentración. No te preocupes guiarla.
si no sientes gran cosa los primeros días o semanas de práctica. Si es la pri-
mera vez que practicas la meditación, el yoga o las artes marciales, te lle-
vará más tiempo aprender estos ejercicios, pero pronto te quedarás sor-
prendido de lo fácil que es mover la energía. Como la energía fluye por los
circuitos naturales de tu cuerpo, guiará tu mente al tiempo que tu mente tra-
ta de guiarla.
Los genitales son una poderosa fuente de energía. Estás aprendiendo a
acceder a ella y a hacerla circular por tus circuitos corporales para revitali-
zarte. Una antigua metáfora taoísta compara nuestra energía corporal con el
agua. Los genitales y la columna son como una noria que eleva la energía por
la columna y la vierte en la cabeza para reabastecer al cerebro. A conti-
nuación fluye como una cascada hacia el abdomen, donde puede almace-
narse en un depósito vivificante. Los taoístas sabían que no hay nada tan po-
deroso en la naturaleza como el agua, y que nada hay tan poderoso en nuestro
cuerpo como la energía sexual. Por lo tanto, es esencial que aprendas a usar-
la de manera segura.
96 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Aspiración orgásmica
ascendente: hombre
aspirando energía sexual
de sus genitales hacia la
coronilla.
¿AEJOR QUE EL CHOCOLATE, MEJOR QUE EL CAFÉ: EXPANDE TUS ORGASMOS Y TU ENERGÍA 97

T11

Sonrisa interna y
aspiración
orgasmica
ascendente: mujer
llevando la energía
hacia abajo con la
sonrisa interna y
después elevándola
a la coronilla con la
aspiración
orgasmica
ascendente.
98 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

ENCONTRAR EL CAMINO

Precauciones
La aspiración orgásmica ascendente es una práctica muy poderosa,
por lo que tienes que seguir algunas indicaciones para preservar tu
seguridad.

NUNCA DEJES ENERGÍA SEXUAL EN LA CABEZA DURANTE


LARGOS PERÍODOS DE TIEMPO
Acuérdate de bajar la energía del cerebro al abdomen, donde
puedes almacenarla con seguridad. En el pasado, muchos
profesores de sexualidad oriental enseñaban a sus estudiantes a
elevar la energía al cerebro sin enseñarles cómo hacerla descender.
Esto produjo el denominado «síndrome Kundalini». Los taoístas
conocían la importancia de completar el círculo. Si en algún
momento sientes que tienes demasiada energía en la cabeza, debes
practicar la sonrisa interna para llevarla al abdomen. Si continúas
sintiendo que tienes demasiada energía en el cuerpo, siempre
puedes hacer el Ejercicio 16, Hacer descender la energía, de la
página 104 o el Ejercicio 17, Evacuar, en la página 106. Bajar la
lengua del paladar a la base de la boca ayuda a hacer descender la
energía, y lo mismo se consigue bajando la mirada y llevando la
atención a los pies.

PRECAUCIONES EN CASO DE PRESIÓN


SANGUÍNEA ALTA
Si tienes la presión sanguínea alta, debes mantener la lengua en la
mandíbula inferior, en lugar de tocarte el paladar, y asegurarte
también de que haces bajar la energía hasta la planta de los pies.

ASEGÚRATE DE MANTENER UNA BUENA SALUD


Recuerda que la energía sexual es poderosa. Si tienes un cuadro
clínico serio, debes hablar con un instructor del Tao Sanador
(véase Bibliografía) antes de comenzar la práctica. Si tienes un
herpes activo, no practiques hasta estar durado. Si tienes herpes
pero está en remisión (es decir, si no es visible), entonces puedes
practicar.
MEJOR QUE EL CHOCOLATE, MEJOR QUE EL CAFÉ: EXPANDE TUS ORGASMOS Y TU ENERGÍA 99

TÓMATELO CON CALMA


Tu actitud hacia la práctica es esencial. Asegúrate de estar relajado y
en un estado de ánimo juguetón. No intentes forzar que la energía
ascienda por tü columna ni que circule por tu cuerpo, porque podrías
hacerte daño.

PREPÁRATE
Siempre que puedas, practica con el estómago vacío, pero no pases
hambre. Espera al menos una hora después de haber comido. El
cuerpo necesita energía para digerir la comida que has tomado, lo que
significa que dispondrá de menos energía para hacerla circular. Ponte
ropa cómoda que no te apriete. En la habitación donde practiques
debe circular aire limpio, pero evita las corrientes y el viento. Y
recuerda que siempre debes respirar por la nariz.

POSICIÓN
Al principio, no te tumbes de espaldas mientras realizas estos
ejercicios, porque la energía sexual podría quedarse pegada al pecho
y producir dolor. Para empezar, practica sentado, de pie o túmbate
de lado (preferentemente sobre el derecho). Cuando domines los
ejercicios podrás realizarlos en cualquier posición. Asimismo,
nunca pongas ningún objeto (como una almohada) debajo de ti
mientras estás tumbado de lado, porque estarías doblando el canal
energético, lo que podría producirte dolor.
100 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

E j e r c i c i o 14

ASPIRACIÓN ORGÁSMICA ASCENDENTE


ASPIRAR LA ENERGÍA HACIA ARRIBA

1.LLEVA LA ENERGÍA A LOS GENITALES: ahora que has aprendido a ha


cer descender la energía con la sonrisa interna, estás preparado para
elevarla. Cúbrete la pelvis con las manos. Sonríe y lleva la energía a
tus órganos sexuales. Toma conciencia del Sol que brilla en lo alto,
sintiendo que su emergía y la de tus ojos sonrientes calientan tus ór
ganos sexuales. También puedes tocarte los genitales para aumentar
tu energía sexual.

2.CONTRAE EL MÚSCULO PC, EL PERINEO Y EL ANO: cuando sientas un


suave cosquilleo o movimiento de tu energía sexual, contrae muy sua
vemente tu músculo PC, el perineo y el ano. Esto hará que la energía
se eleve de los órganos sexuales hacia el sacro (o rabadilla) y la parte
inferior de la columna.

3.DEJA QUE LA ENERGÍA SE ELEVE HACIA LA CABEZA: deja que la energía


ascienda por la columna hasta el cerebro. Mete ligeramente la barbilla
hacia el cuello para ayudar a que la energía circule desde la columna a la
cabeza.

4.DIBUJA ESPIRALES DE ENERGÍA EN LA CABEZA: dibuja espirales de


energía en la cabeza empleando para ello la mente y los ojos. Dibu
ja nueve círculos en una dirección y otros nueve en la otra. Así ayu
das a tu cerebro a absorber esta energía sexual creativa.

5.ALMACENA LA ENERGÍA EN EL ABDOMEN: vuelve a tocarte el ombli


go, tócate el paladar con la lengua y sonríe con la boca y los ojos mien
tras diriges la energía hacia abajo. La energía volverá del cerebro al
abdomen, donde puede quedar almacenada en los órganos.

Todos los pasos de la aspiración orgásmica ascendente te ayudan a elevar


la energía, pero lo más importante de esta práctica es contraer el músculo PC
y el ano, porque es esta acción de apretar la que literalmente bombea la energía ha-
cia la columna. Pronto podrás aspirar la energía usando únicamente la mente
y quizá una contracción anal. En cualquier caso, al principio es muy posible
que tengas que aspirar la energía lenta y gradualmente.
Tal vez descubras que sientes mejor la energía en unos puntos de la co-
lumna que en otros. Esto es natural, ya que ciertas partes de la columna sue-
len ser más flexibles que otras. Si tienes la espalda o la pelvis tensas, te resul'
tara difícil aspirar energía sexual por la columna.
MEJOR QUE EL CHOCOLATE, MEJOR QUE EL CAFÉ: EXPANDE TUS ORGASMOS Y TU ENERGÍA 101

ENCONTRAR EL CAMINO

Soltarse
Puedes relajar fácilmente la columna sentándote en el borde de una
silla y balanceando la pelvis de un lado a otro. Balancéate desde las
caderas y no desde los hombros, como una danzarina del vientre.
Sonríe y balancea la parte inferior, la parte media y la parte superior
de la columna.

Cuando hayas aprendido a hacer la sonrisa interna y la aspiración or-


gásmica ascendente, te resultará fácil hacer circular la energía en cualquier
situación: mientras caminas, esperas tu turno en el supermercado, conduces
o descansas tumbado en la cama. Aunque a todos les parecerá que estás de-
dicado a tus labores cotidianas, estarás cultivando tu energía sexual y sin-
tiendo extáticas oleadas de energía orgásmica.

No siento mi energía sexual. Te hemos sugerido que practiques la


aspiración orgásmica ascendente cuando tu energía sexual no está demasiado
activada. Cuanto más activada esté, más difícil será de controlar. En el caso
de los hombres esto significa que tenderán más a eyacular, perdiendo la ener-
gía que están tratando de elevar. Sin embargo, si sientes que no tienes suficiente
energía sexual, estimúlate hasta el 90 o 95 por 100 del camino hacia el or-
gasmo. Los hombres y mujeres que han aprendido a separar el orgasmo de la
eyaculación pueden llegar al orgasmo mientras elevan la energía hacia el ce-
rebro. Cuando estés a punto de tener un orgasmo o estés en medio de él, detente
y realiza el ejercicio de la aspiración orgásmica ascendente de tres a nueve
veces, o hasta que sientas elevarse la sensación orgásmica.

No puedo elevar la energía por la columna. Si tienes problemas


para aspirar la energía por la columna, puedes usar el bombeo natural de la
columna para ayudarla a elevarse. El fluido cerebroespinal baña el cerebro y
la columna. Los bombeos del sacro (la parte posterior de la pelvis) y de la base
del cráneo hacen circular este fluido y pueden ayudarte a aspirar energía por
la columna. Estos bombeos, empleados actualmente por los médicos osteópa-
tas, eran bien conocidos por los antiguos taoístas. Puedes practicar los ejercicios
siguientes estando de pie o sentado.
102 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

E j e r c i c i o 15

BOMBEAR LA ENERGÍA
1.BALANCEA LA PELVIS: activa el bombeo sacral apretando el ano ha
cia el cóccix y balanceando la pelvis adelante y atrás como si estuvie
ras montando a caballo.

2.METE LA BARBILLA: activa el bombeo craneal (en la base del cráneo)


metiendo la barbilla hacia el cuello y hacia arriba y volviéndola a sa
car, dibujando delicadamente un pequeño círculo. Manten relajados
los músculos de la mandíbula y del cuello.

3.ELEVA LA ENERGÍA POR LA COLUMNA: después de activar los bombeos


sacro y craneal, descansa y empieza a aspirar la energía por la colum
na hacia el cerebro. Dirige la mirada hacia la parte superior de la cabeza,
porque eso te ayudará a llevar la energía a la coronilla. Activa repeti
damente los bombeos hasta que sientas que la energía asciende.

Me duele la espalda. A veces es difícil llevar la energía a la base de la


columna y algunas personas experimentan dolores, cosquilieos o pinchazos
cuando la energía entra en su columna por primera vez. Si te ocurre algo de
esto, no te alarmes. Puedes favorecer la circulación energética masajeando
suavemente esa zona con los dedos.

Me duelen los OJOS. Cuando entornas los ojos para hacer circular la
energía, puede que te duelan los músculos de los ojos o de la cabeza. Éste es un
signo típico de tensión muscular (raras veces usamos los músculos de los ojos
deliberadamente) y no es nada de lo que tengamos que preocuparnos. Si el
problema persiste, no entornes tanto los ojos y emplea más el enfoque men-
tal para mover la energía.

Me duele la cabeza. Si te duele la cabeza, te sientes cargado o te


cuesta dormir, puede que tengas demasiada energía estimulante en la ca-
beza. La energía puede recalentarse si se queda fija en un lugar; éste es un
problema que se resuelve fácilmente manteniéndola en movimiento. Ase-
gúrate de hacer circular la energía por la cabeza nueve, dieciocho o treinta
y seis veces, primero en una dirección y después en la otra. Cuando hayas
hecho circular la energía por la cabeza, deja que fluya hacia abajo por la par-
te anterior del cuerpo.
MEJOR QUE EL CHOCOLATE, MEJOR QUE EL CAFÉ: EXPANDE TUS ORGASMOS Y TU ENERGÍA 103

Bombeos sacro y
craneal. Puedes
favorecer la elevación
de la energía
balanceando la pelvis
y metiendo
ligeramente la
barbilla.
104 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

¿Qué pasa si no puedo llevar la energía hacia abajo? En


ocasiones, a las personas que pasan mucho tiempo «en la cabeza» les
resulta difícil llevar la energía hacia abajo. Un exceso de energía en la
cabeza puede producir algunos problemas de insomnio o alteraciones,
como si se hubiera tomado demasiada cafeína. Recuerda que el cerebro es
un órgano excelente para usar y transformar la energía, pero no es
demasiado eficaz en cuanto a su almacenamiento. Es mejor llevar el exceso
de energía hacia el abdomen. El ejercicio siguiente será una buena ayuda.

E j e r c i c i o 16

HACER DESCENDER LA ENERGÍA


1.MANOS SOBRE EL ABDOMEN: coloca las manos sobre el abdomen.

2.LENGUA FRENTE AL PALADAR: toca la parte frontal del paladar con


la lengua como se muestra en la página 88.

3.SONRlE: sonríe curvando ligeramente los labios y las comisuras de los


ojos, como hemos descrito anteriormente.

4.RELÁJATE: relaja el cuerpo y libera cualquier tensión o bloqueo que


puedas sentir.

5.CÉNTRATE EN EL ABDOMEN: dirige la atención hacia el ombligo (re


cuerda que la energía irá a tu punto de enfoque).

6.LLEVA LA ENERGÍA HACIA ABAJO: imagina que la energía desciende


por la parte frontal de tu cuerpo como una cascada de agua y se acumula
en el abdomen. Pon una mano sobre la otra en forma de taza justo de
bajo del ombligo, como si estuvieras atrapando esa cascada de energía.

7.TRAGA SALIVA: tragar saliva también te ayudará a llevar la energía ha


cia el vientre.

Si aún tienes problemas para hacer que descienda la energía, puedes


usar el Ejercicio 17, Evacuar, que exponemos más adelante.

Me siento enfadado e irritable. Además de amplificar el enfado


que puedes estar sintiendo, el nuevo aporte energético puede hacer que te
cargues de emociones negativas, como enfado o impaciencia, si la energía
no circula suficientemente. En tal caso, procura reciclar el enfado y las
emociones negativas expresando amor compasivo (véase el Ejercicio 24:
Reciclar nuestras emociones negativas). También es importante recordar
que has de sonreír y
MEJOR QUE EL CHOCOLATE, MEJOR QUE EL CAFÉ: EXPANDE TUS ORGASMOS Y TU ENERGÍA 105

llevar la energía hacia el vientre. Si tienes tendencia a sentir emociones ne-


gativas, puedes cultivar dichas emociones y reciclar su energía practicando
los seis sonidos curativos del libro de Mantak Chia Sistemas taoístas para trans'
formar el stress en vitalidad.

OTROS EFECTOS COLATERALES


Ocasionalmente, una persona puede experimentar que la energía se le
ha quedado atascada en la parte superior del cuerpo. En estos casos, los sín-
tomas pueden variar de una persona a otra, y suelen incluir el insomnio, zum-
bidos en las orejas, palpitaciones o dolores de cabeza que persisten varios días.
Si tienes alguno de estos síntomas, deten inmediatamente la práctica y haz el
ejercicio de Evacuar. Si los síntomas persisten, conecta con un instructor del
Tao Sanador (véase Bibliografía) o con un acupuntor. La mayoría de los mé-
dicos occidentales no sabrán diagnosticar ni tratar correctamente el proble-
ma, ya que no disponen de formación para entender los movimientos de ener-
gía corporal ni sus efectos físicos. Merece la pena comentar que este tipo de
problemas no tienen su origen en la circulación de la energía sexual, sino en
tensiones físicas y emocionales preexistentes que se encuentran atrapadas en
esa parte del cuerpo. La energía sexual simplemente amplía estos problemas
preexistentes, por lo que es imprescindible que resuelvas las cuestiones sub-
yacentes antes de seguir avanzando en tu práctica sexual.
ABSORBER LA ENERGÍA
Después de cada aspiración orgásmica ascendente, puede que desees ma-
sajearte la zona genital para favorecer la absorción del remanente de energía
sexual que no ha sido aspirada. Esto reducirá cualquier sensación de conges-
tión o carga en esa parte del cuerpo. Si sientes que la energía se queda atas-
cada en algún punto, puedes ayudar a movilizarla y absorberla acariciando y
masajeando esa zona.
Después de un mes o más de práctica, y como consecuencia del aumen-
to de energía corporal, puede que sientas cierta presión en la cabeza. Ésta es
una señal de progreso y de que tu organismo contiene más energía que antes.
La mayoría de la gente experimenta este fenómeno como un cosquilleo pla-
centero. Pero si esta energía adicional se vuelve incómoda, asegúrate de lle-
varla al abdomen. Tanto el ejercicio físico, como los masajes de pies o una
dieta a base de cereal pueden ayudarte a asentar la energía. Tener un orgas-
mo sin hacer circular la energía y, en el caso de los hombres, eyacular, tam-
bién ayudará a reducir este exceso de energía.
En cualquier caso, te darás cuenta de que necesitas dormir menos y de
que dispones de más energía para tus actividades, tu relación, y para cultivar
tu vida física, emocional, intelectual y espiritual; éste es el verdadero objeti-
vo del Tao y el verdadero don del amor sanador.
106 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Ejercicio 17

EVACUAR
1.Siéntate en una silla o túmbate de espaldas. Eleva las rodillas con una
almohada si sientes dolor en la zona lumbar.
2.Coloca las manos delante de la boca, una encima de la otra y con las
palmas hacia los pies.
3.Cierra suavemente los ojos y haz una respiración profunda. Siente que
tu estómago y pecho se expanden ligeramente.
4.Sonríe y espira tranquilamente, emitiendo el sonido «iiiiiiiiiiiiii».
Durante la espiración, estira las manos hacia los pies. Imagina que tu
cuerpo es un tubo hueco de luz azul que vas vaciando con las manos;
empezando desde la cabeza, pasando por el pecho y el abdomen,
atravesando las piernas y saliendo por las plantas de los pies.
5.Repite el sonido y el movimiento tres, seis o nueve veces. Si aún tie
nes problemas para dar salida a tu energía, contacta con un instruc
tor del Tao Sanador (véase Bibliografía) o un acupuntor.

Entiende el poder de tu energía sexual


Es vital que entiendas lo poderosa que es tu energía sexual y lo impor-
tante que es cultivarla y refinarla. Como se trata de un punto muy importan-
te, ya hemos repetido varias veces a lo largo del libro que al expandir tu ener-
gía sexual estás potenciando cualquier energía y emoción que puedas tener
almacenada en el cuerpo, sea positiva o negativa. Si sientes amor, la expansión
de la energía sexual expandirá el amor. Pero si sientes enfado o incluso odio,
la expansión de tu energía sexual también potenciará esas emociones.
Sin lugar a dudas ésta es una de las razones por las que las técnicas para
expandir la energía sexual eran secretos muy bien guardados y por las que
tantas religiones han temido el poder de nuestra sexualidad. El Tao no cree que
esta poderosa energía deba controlarse a través de la vergüenza o la negación.
Más bien, nos propone comprender su poder y aprender a cultivarla por nues-
tro propio bien y el bien de los demás.
A medida que vayas aprendiendo a expandir tu energía sexual, asegúrate
de leer los capítulos 5, 6 y 7, que te mostrarán cómo cultivar esta energía
para llevar una vida sexual llena de amor, compasión y sanación. En especial,
no te olvides de practicar el Ejercicio 24: Reciclar nuestras emociones nega-
tivas, y el Ejercicio 27: El ciclo de la compasión.
MEJOR QUE EL CHOCOLATE, MEJOR QUE EL CAFÉ: EXPANDE TUS ORGASMOS Y TU ENERGÍA 107

PLANTA

108 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

No obstante, para los taoístas, lo físico siempre era lo fundamental. Por


tanto, debemos comenzar por nuestros cuerpos y su extraordinario potencial
para el placer. Ahora que habéis comenzado a explorar cómo ambos podéis mul-
tiplicar y expandir vuestros orgasmos individuales, expondremos cómo podéis
compartir este placer orgásmico y armonizar vuestro deseo.
SEGUNDA PARTE

Dúo:
Compartir la pasión,
la intimidad
y la sanación
con tu pareja
CAPITULO 4

Darse placer
mutuamente

En este capítulo descubrirás:

•Cómo armonizar el deseo masculino y el femenino, para


satisfaceros plenamente.
•El arte de usar los dedos y el arte de acariciar.
•El punto G y otros puntos de la vagina.
•El arte del cunnilingus y el arte de la fellatio.
•El arte taoísta de la penetración.
112 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

No hace falta ser el En este capítulo aprenderéis a daros placer mutuamente y a armonizar
mejor amante del vuestro deseo para hacer el amor de un modo más profundo y satisfactorio.
mundo; basta con ser Los taoístas entendieron las diferencias fundamentales que existen entre la
el mejor amante que sexualidad masculina y la femenina. También reconocieron que la armonía
puedas ser para tu en el dormitorio y la felicidad de la relación en general dependen de que cada
compañero o miembro de la pareja conozca la necesidad del otro. Los médicos taoístas fue-
compañera. ron los primeros sexólogos y observaron todos los aspectos de la sexualidad
masculina y femenina para descubrir sus secretos y satisfacciones.
Antes de entrar en las diferencias existentes entre la sexualidad mascu-
lina y la femenina, queremos poner de relieve que el deseo de cada persona es
único. Las generalidades que exponemos a continuación sobre el deseo han
de ser matizadas por tus experiencias reales y las de tu compañero o compa-
Los taoístas ñera. Recuerda que no hace falta ser el mejor amante del mundo; basta con
compararon la ser el mejor amante que puedas ser para tu compañero o compañera. Deja que
sexualidad masculina su deseo y su placer sean tu guía.
con el fuego, y la
femenina, con el
Fuego y agua
agua.
Los taoístas compararon la sexualidad masculina con el fuego, y la feme-
nina, con el agua. Mientras que la sexualidad masculina es de fácil ignición
(los hombres se excitan fácilmente), también se extingue fácilmente (los hom-
bres eyaculan rápidamente). La sexualidad femenina, aunque tarda más en
llegar al punto de ebullición (las mujeres necesitan más tiempo para excitar-
se), es la más fuerte y duradera de las dos (las mujeres no acaban con la eyacu-
lación, y su enfriamiento es más lento).
Los taoístas sabían que estas diferencias entre la sexualidad masculina y
la femenina eran la causa de muchas desavenencias en los dormitorios, y tra-
taron de armonizarlas. Sabían que si enseñaban a los hombres a llevar rápi-
damente a las mujeres al punto de ebullición, antes y durante el coito, sería
mucho más probable que hombres y mujeres compartieran el crescendo. Tam-
bién sabían que si enseñaban a los hombres a retrasar la eyaculación y a te-
ner múltiples orgasmos como las mujeres, hombres y mujeres podrían reco-
rrer juntos muchas cimas de placer, haciendo el amor de la manera más
satisfactoria y sanadora posible.

Los hombres son Yang, las mujeres son Yin


Antes de poder entender cómo armonizar la sexualidad masculina y
la femenina tienes que entender por qué hombres y mujeres suelen tener
unas necesidades sexuales tan diferentes. Según el Tao, los hombres son fun-
damentalmente yang, lo que significa que tienen más energía yang o mascu-
lina. Esta energía es una de las dos fuerzas primordiales del universo y tiene
DARSE PLACER MUTUAMENTE 113

muchas cualidades asociadas; una de ellas es la rapidez en la acción o, en este


caso, en la excitación. Las mujeres son principalmente yin, lo que quiere
decir que tienen fundamentalmente energía femenina o yin. Esta energía es la
otra fuerza primordial del universo y también tiene muchas cualidades aso-
ciadas; una de ellas es la lentitud en la acción o, en este caso, en la exci-
tación.
En palabras del maestro taoísta Wu Hsien, que tienen más de dos mil
años de antigüedad:

Los hombres pertenecen al Yang.


La peculiaridad del Yang es que él se excita rápidamente.
Pero también se retira rápidamente.
Las mujeres pertenecen al Yin.
La peculiaridad del Yin es que ella es más lenta a la hora de excitarse,
Pero también es más lenta en su retirada.

Para los taoístas, el yin y el yang son las dos fuerzas cíclicas y comple-
mentarias del universo que lo crean todo. Positiva y negativa, respectivamente,
ambas fuerzas son esenciales e interdependientes. Cada persona tiene energía
masculina y femenina, y tanto el yin como el yang pueden transformarse uno
en el otro. Esto puede explicar la complejidad y variabilidad de nuestro deseo
individual.
Es importante recordar que algunas mujeres son más yang que yin, y les
llamaremos «mujeres yang»; también hay hombres que tienen más yin que
yang, y les daremos el nombre de «hombres yin». Además, tanto el tipo de
trabajo que hagamos, como la dieta y nuestro estilo de vida en general afec-
tan al equilibrio energético. En estos comentarios tenemos necesariamente
que generalizar, pero tú debes adaptarlos a tu sexualidad y a la de tu compa-
ñero o compañera.
Si eres una mujer yang, tal vez tu experiencia se parezca más a la de la ma-
yoría de los hombres. Si eres un hombre yin, tal vez descubras que tu experiencia
se parece más a la de la mayoría de las mujeres. Por conveniencia dividimos
nuestra sexualidad y nuestra energía sexual en dos grandes categorías, pero en
realidad abarcan un amplio espectro.
Aunque somos individuos únicos, los hombres suelen tener mucha más
energía yang y las mujeres suelen tener mucha más energía yin. Como los ro-
les de género han variado sustancialmente a lo largo de los últimos cincuen-
ta años, este enunciado general ha cambiado algo, pero las diferencias ener-
géticas entre yang y yin persisten, del mismo modo que persisten las diferencias
hormonales fundamentales entre hombres y mujeres. Las investigaciones mé-
dicas realizadas en los últimos diez años parecen confirmar las propuestas taoís-
tas, que además están avaladas por miles de años de antigüedad'.
Cada persona tiene energía masculina y femenina, y tanto el yin como el yang
pueden
transformarse uno en el otro.

Según el Too, el yin y el yang son las dos fuerzas


complementarias del universo que representan las energías femenina y masculina,
respectivamente.
114 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

El yin se mueve hacia Excitación: hervir el agua y encender la llama


abajo —como el agua
— goteando en el Comprendiendo cómo el yin y el yang funcionan en nuestro cuerpo en-
cuerpo de la mujer tenderemos mejor la forma de excitarse de hombres y mujeres. Como nos se-
desde la cabeza al ñala la médico y acupuntura Felice Dunas en su excelente libro Passion Play,
corazón, y finalmente el yin se mueve hacia abajo —como el agua— goteando en el cuerpo de la
a los genitales. mujer desde la cabeza al corazón, y finalmente a los genitales. Esta es la ra-
zón, según explica, por la que la mayoría de las mujeres tienen que abrir su
cabeza y su corazón antes de poder abrirse sexualmente. Este lento movi-
miento descendente de la energía en su cuerpo hacia los genitales también
El Yang, por otra explica por qué la mujer necesita más prolegómenos y más tiempo de cari-
parte, se desplaza cias que le permitan alejar su energía de los pensamientos que la distraen.
hacia arriba —como El Yang, por otra parte, se desplaza hacia arriba —como el fuego— desde
el fuego— desde los los genitales del hombre hasta su corazón y su cabeza. Por eso los hombres se
genitales del hombre excitan más rápidamente que las mujeres y suelen necesitar menos juegos pre-
hasta su corazón y su liminares. En general, la mayoría de los hombres pueden excitarse por con-
cabeza. tacto genital directo. Para ellos, ésos son los preliminares.
Se dice que los hombres están «enfocados en los genitales»; esto se debe a
que su energía sexual comienza en sus genitales. A medida que ésta asciende y
se extiende por su cuerpo al hacer el amor, son mucho más capaces de conec-
tar con su corazón y recibir el amor de sus parejas. Sin embargo, cuando un
hombre eyacula rápidamente, toda su energía sexual se derrama sin elevarse a
través de su cuerpo. La energía sexual nunca llega a su corazón, y el sexo nun-
ca llega a convertirse, para él, en «hacer el amor». A medida que el hombre
aprende a extender el orgasmo por todo el cuerpo y a hacer circular su energía,
ésta se eleva hasta su corazón y cerebro, permitiéndole expandir su amor por su
compañera. Éste es el verdadero secreto de hacer el amor para los hombres.
Estas diferencias en el ritmo de excitación han producido incontables
malentendidos y desarmonía en el dormitorio, generación tras generación.
Aunque podemos lamentar este hecho, llegar a entenderlo nos abrirá un ca-
mino seguro hacia la mutua satisfacción.
En el siguiente apartado describiremos varios secretos para armonizar el
deseo entre hombres y mujeres. Recuerda que si vuestras vidas sexuales ya es-
tán armonizadas, puede que no necesites todas las sugerencias siguientes. Cier-
tamente no necesitaréis seguir todos los pasos cada vez.

Armonizar vuestros deseos


El primer paso para armonizar el deseo de ambos es tomar conciencia de
las diferencias entre vosotros, sean las que sean. En general, el hombre ten-
drá que controlar su llama para permanecer con su compañera mientras ca-
lienta hábilmente sus aguas por medio de los juegos preliminares. Las muje-
DARSE PLACER MUTUAMENTE 115

res pueden ayudar encendiendo su propio deseo. Los taoístas recomiendan a


las parejas que empiecen enfocándose en excitar a la mujer y llevar su deseo
rápidamente al punto de ebullición. Para ambos miembros de la pareja la ex-
citación comienza mucho antes de llegar al dormitorio.

PRECALIENTA A TU COMPAÑERA

Como los hornos, que pueden alcanzar una temperatura más alta cuan- Incitarse con caricias
do están precalentados, nuestro deseo debe ponerse en marcha con anterio- y palabras amorosas
ridad. Sembrar antes de llegar a la cama el pensamiento de que vais a hacer durante la tarde y
el amor, hará que caigáis uno en brazos del otro en lugar de caer dormidos. noche puede hacer
Llamaos durante el día y expresar el deseo que vais a sentir esa noche hace ma- que la llama de la
ravillas para poner en marcha la imaginación sensual. Incitarse con caricias pasión arda con
y palabras amorosas durante la tarde y noche puede hacer que la llama de la fuerza en el
pasión arda con fuerza en el momento de ir a la cama. momento de ir a la
Aunque esto es válido para ambos, es esencial en el caso de la mujer. Un cama.
estereotipo muy conocido afirma que las mujeres quieren romance, mientras
que los hombres quieren sexo. Tanto los hombres como las mujeres quieren
sexo, aunque a menudo las mujeres necesitan más romance para despertar su
energía sexual y conducirla hasta sus genitales. Los hombres también necesi-
tan encender su pasión, pero su fogosa energía sexual responde normalmen-
te con más premura. Según el Tao, estas diferencias no deben juzgarse. El Tao
trata de entender la vida, no de juzgarla.

PREPARACIÓN DE LA HABITACIÓN SAGRADA

Hacer el amor en distintas habitaciones y en lugares inesperados de la


casa es divertido, y puede añadir espontaneidad y variedad a tu vida sexual.
Los taoístas eran muy aficionados a hacer el amor al aire libre, cerca del mun-
do natural que tanto reverenciaban y trataban de emular. Sin embargo, bue-
na parte de los encuentros sexuales ocurren en el dormitorio; por lo tanto, es
importante que la disposición de la habitación sea la adecuada.
A nuestros cuerpos les afectan mucho las formas, los sonidos y los olores
que les rodean. Cuando creamos un espacio seguro y sensual, nuestros cuer-
pos se preparan inconscientemente para hacer el amor. Un viejo chiste dice
que las mujeres necesitan una razón y los hombres sólo necesitan un lugar.
Nuestra sugerencia es que el lugar puede ser cualquier lugar. Pero tanto a los
cuerpos de los hombres como a los de las mujeres les influye el lugar donde se
encuentran y responden a los conocidos rituales románticos. ¿Hasta qué punto es
¿Hasta qué punto es romántica tu habitación? ¿Os prepara para hacer romántica tu
el amor? Quizá te preguntes: ¿Y cómo se prepara una habitación para hacer el habitación? ¿Os
amor? Del mismo modo que un buen restaurante te prepara para una cena ro- prepara para hacer el
mántica: con una hermosa decoración y una luz suave. Cada cual tiene su pro- amor?
116 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Cada cuerpo, pia estética y su idea de lo que le parece romántico y agradable, pero asegú-
cualquiera que sea su rate al menos de que la habitación sea relajante para vuestros cuerpos.
forma y tamaño, Reduce al mínimo los objetos que puedan distraerte, como los libros y
puede hacer el amor papeles o la televisión. Los expertos recomiendan a la gente que sufre de in-
energética y somnio que eviten leer o ver la televisión en la cama. En este caso, las razo-
extáticamente. nes que pueden aplicarse son las mismas. Si estamos acostumbrados a leer o a
ver la televisión en una habitación, nuestro cuerpo se prepara para esas acti-
vidades más que para el sueño o, en nuestro caso, el sexo. Si el objeto que más
llama la atención en tu habitación es el televisor, probablemente te dedica-
rás más a mirarlo que a hacer el amor. En resumen, intenta mantener la tele-
visión lejos del dormitorio.
La iluminación también es esencial. Mucha gente elige hacer el amor a
oscuras, pero es más fácil practicar el amor sanador con luz, preferiblemente
una luz suave. Durante la práctica del amor sanador, hombres y mujeres en-
focan su amor y su atención en los ojos y en el cuerpo de su pareja. Es mucho
más difícil estar plenamente presente ante tu compañero o compañera si am-
bos estáis palpando en la oscuridad para encontraros.
Encender una vela es un ritual sencillo y accesible que puede preparar tu
cuerpo para hacer el amor. La luz de la vela os permitirá miraros mutuamen-
te a los ojos y regocijaros en las líneas y curvas de vuestras magníficas formas
corporales. Además, la luz de las velas es generosa porque suaviza nuestros
contornos, ocultando las imperfecciones existentes en nuestros cuerpos. El
objetivo del amor sanador, que es el intercambio de energía sutil, transcien-
A nuestros cuerpos les de la obsesión con la imagen corporal que consume a la mayoría de la gente
afectan moderna. Cada cuerpo, cualquiera que sea su forma y tamaño, puede hacer el
profundamente las amor energética y extáticamente.
imágenes, sonidos y
olores que les rodean. Aprender los circuitos corporales
Tocarse mutuamente fuera de la cama y dentro de ella es fundamental
para armonizarse y darse placer mutuamente. El toque es algo instintivo, pero
mucha gente no sabe cómo o por qué es tan importante, y la mayoría de la gente
no se toca suficientemente.
Cuando nos tocamos, se vierte a nuestra corriente sanguínea una hor-
mona llamada oxitocina que potencia nuestro afecto mutuo, reduce el estrés
y aumenta nuestra producción de hormonas sexuales. En el caso de las muje-
res, aumenta su respuesta sexual, y en el caso de los hombres, aumenta la sen-
sibilidad del pene y mejora la erección2.
Si no se les toca regularmente, las mujeres tienden a deprimirse y a dejar
de interesarse en el toque sexual, mientras que los hombres tienden a volver-
se agresivos y dejar de interesarse por el toque no sexual; la mejor receta po-
sible para la desarmonía marital está servida. Darse la mano y abrazarse es
DARSE PLACER MUTUAMENTE 117

esencial desde el punto de vista fisiológico, además de emocionalmente sa- Si no se les toca
tisfactorio. regularmente, las
Adicionalmente, nuestras hormonas crean bucles de feedback positivo, mujeres tienden a
lo que significa que cuanto más tenemos, más queremos. Ésta es la causa por la deprimirse y a dejar
que cuanto más contacto recibimos, más queremos, y cuanto más sexo tene- de interesarse por el
mos, más nos abrimos a él. toque sexual,
mientras que los
hombres tienden a
volverse agresivos y
dejar de interesarse
por el toque no
sexual; la mejor
receta posible para la
desarmonía marital
está servida.

El toque libera una


hormona que potencia
el afecto, la
sensibilidad y la
capacidad de respuesta
sexual.

Por desgracia, el bucle de feedback negativo es igualmente poderoso, y es


la razón por la que las parejas entran en círculos viciosos de separación que les
llevan a no tocarse y a no hacer el amor. Por tanto, es importante seguir to-
candóse mutuamente aunque no se desee el encuentro sexual.
En caso de duda, en el sexo merece la pena equivocarse más por exceso
que por defecto, siempre que no haya una razón clara en contra (el cansan-
ció no cuenta). Como somos criaturas regidas por el hábito, si hacemos algo
hoy, es más probable que lo repitamos mañana. En el caso del sexo, tanto el
hábito como las hormonas nos pueden animar. Haz que el bucle de feedback
avance en la dirección adecuada.
TU TOQUE ES ELÉCTRICO
Para los taoístas, el toque no era una simple cuestión de contacto físico
o de reacción química. Como comentamos en el Capítulo 3, según la medi-
cina china, estamos inundados por energía electromagnética que recorre sen-
deros específicos, llamados meridianos, que llegan hasta cada rincón de núes-
118 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Tocar siempre es tro cuerpo. Podemos intercambiar esta energía con nuestra pareja a través del
tocar, pero un toque tacto. Las puntas de los dedos, los labios y los genitales son los medios más
extático y curativo poderosos de que disponemos para el mutuo intercambio de esta energía.
requiere amor y Cuando toques a tu compañero, céntrate en las manos e imagina que la
atención. energía amorosa fluye de tus dedos hacia su cuerpo. Recuerda que nuestro chi,
o energía, sigue a la mente. Tocar siempre es tocar, pero un toque extático y
curativo requiere amor y atención.

COMO EL PESO DE UNA PLUMA


El toque energético y sensual es un toque ligero como una pluma que sim-
plemente roza la superficie de la piel de tu compañero, despertando las ter-
minaciones nerviosas y atrayendo energía hacia ela zona. Aplicar una mayor
Para tocar presión, propia del masaje, relajará los músculos de tu compañero, mientras
sensualmente a una que un toque ligero despertará su piel.
mujer, el hombre Para tocar sensualmente a una mujer, el hombre debe recordar que su
debe recordar que su energía sexual debe llevarse desde las extremidades a la vagina. Si se dispone
energía sexual debe de tiempo, el hombre debería empezar en las manos y pies y avanzar por los
llevarse desde las brazos y piernas. Después puede retomarlo en la cabeza y acariciarle el torso.
extremidades a la El hombre sólo debe tocar directamente los genitales de la mujer después de
vagina. haberlos rodeado. En las metáforas taoístas, el yin es como el agua que debe
caer por los montes y pliegues del curvado cuerpo de la mujer hasta su punto
más bajo, la vagina. El agua siempre se para al llegar al punto más bajo.
Para tocar Para tocar sensualmente a un hombre, la mujer debe recordar que su
sensualmente a un energía sexual debe extenderse desde el pene hacia el resto del cuerpo. Así,
hombre, la mujer la mujer puede comenzar en el pene, tocándolo ligeramente pero sin cen-
debe recordar que su trarse en su estimulación directa, ya que no desea avivar el fuego, sino man-
energía sexual debe tener una combustión lenta. Si él se excita demasiado, explotará y eyacula-
llevarse del pene rá. Tomando la energía sexual de los genitales masculinos, la mujer puede
hacia el resto del extenderla por sus brazos y piernas, llevándola hacia las manos y pies, para
cuerpo. acabar en el torso y la cabeza. Esto permitirá al hombre extender la energía,
tener más control eyaculatorio y le ayudará a experimentar orgasmos en
todo el cuerpo.
Si el hombre tiene dificultades con la erección, evidentemente la ener-
gía debe ser conducida hacia el pene. (Recuerda que cuando el hombre está
tumbado de espaldas, la gravedad no favorece la erección, ya que la sangre
fluye hacia fuera. Si al hombre le cuesta mantener la erección, es mejor que
no se tumbe de espaldas y se ponga en una posición en la que la gravedad haga
llegar sangre a su pene en lugar de sacarla de él. Para conseguir y mantener la
erección es mejor que el hombre esté de pie, sentado, de rodillas o acostado
sobre su compañera.)
DARSE PLACER MUTUAMENTE 119

Eí toque energético y
sensual es un toque
ligero como una pluma
Partes del cuerpo
que simplemente roza
En Occidente, tendemos a pensar que las personas somos máquinas y que la superficie de la piel
las partes de nuestro cuerpo están separadas, como las partes de un coche. de tu compañero,
Cuando toques el cuerpo de tu pareja, es importante recordar que por él circu- despertando sus
lan los meridianos de energía (canales) y que estás tratando de despertar su terminaciones
energía sexual, no sólo de estimular una zona concreta de su cuerpo. Dicho de nerviosas y atrayendo
otro modo, se puede generar mucho placer tocando algunas terminaciones energía hacia esa zona.
nerviosas de nuestras manos y pies, o de nuestros pezones y genitales, pero di-
chos nervios están conectados por una compleja trama con el resto del cuer-
po. Procura mantener una visión holística y energética del cuerpo de tu pa-
reja al tiempo que refinas tu habilidad para dar placer a sus zonas íntimas. En
el amor sanador, cada toque es parte del proceso de unión entre hombre y mu-
jer. Para armonizarse, darse la mano o presionarse los labios es tan importan-
te como el coito mismo.
Las sugerencias que ofrecemos a continuación están basadas tanto en an-
tiguas observaciones como en modernos estudios, aunque, evidentemente,
sólo son generalizaciones. Tú y tu pareja tendréis vuestra peculiar manera de
daros placer mutuamente y vuestras preferencias respecto a cómo queréis que
120 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

se os dé placer. Recomendamos que leáis estas secciones juntos, comentando


abiertamente vuestras sensibilidades y deseos personales.
Por otra parte, cada encuentro sexual será diferente. En un encuentro fu-
gaz de mediodía ambos os centraréis en los genitales, mientras que una tran-
quila noche de fin de semana tendréis tiempo para explorar vuestro paisaje
erótico centímetro a centímetro. Lo mejor es tener memorizadas tus cancio-
nes favoritas, pero también saber improvisar como los músicos de jazz.
Empecemos desde arriba; hay algunos placeres que no debes perderte.

LABIOS Y LENGUAS
Instintivamente, la mayoría de las parejas empiezan por besarse mientras
armonizan sus deseos respectivos y comparten el aliento. Los labios y lenguas
pueden ofrecer placeres casi inagotables cuando los amantes funden sus bocas.
Según los taoístas, los labios y la lengua eran uno de los principales ca-
nales para realizar el intercambio energético, por lo que recomiendan decidi-
damente los besos profundos y prolongados. Cuando vuestros labios y lenguas
se toquen, envía a tu compañero tu energía y bebe la suya.
Los taoístas consideraban la saliva como un elixir supremo, un cóctel vi-
vificante, pero recuerda que ambos debéis llegar a un acuerdo respecto a la
cantidad de saliva intercambiada. A muchos hombres les gusta sentir más hu-
medad que a muchas mujeres. Siempre puedes pedir a tu pareja que te bese tal
como a él o a ella le gusta ser besado.
CUERO CABELLUDO
El cuero cabelludo es la parte más alta del cuerpo, además de su cumbre
energética. Puedes ayudar a estimular la coronilla y la parte alta de la cabeza
de tu pareja frotándola y rascándola como te rascarías un picor o frotarías a un
gatito. Desde aquí puedes empezar a llevar la energía hacia abajo por el canal
frontal de tu pareja, acariciando o besando toda la parte anterior de su cuer-
po en dirección descendente.

LAS OREJAS
Según la medicina china, las orejas están llenas de puntos de acupuntu-
ra y son extremadamente sensibles al toque, a la lengua e incluso a la respi-
ración.

COLUMNA
La columna es extremadamente sensible en toda su extensión, y espe-
cialmente a lo largo del cuello. Como comentamos en capítulos anteriores, la
columna es el principal canal por el que se conduce la energía desde los ge-
nitales al cerebro. Durante el abrazo, acariciar ligeramente la columna de tu
compañero le ayudará a aspirar la energía hacia arriba.
DARSE PLACER MUTUAMENTE 121

Según el Too, los


labios y la lengua son
uno de los prinápales
canales para el
intercambio
energético.

MANOS Y PIES
Nuestras manos y pies son algunas de las partes más sensibles y
sexualmente excitantes de nuestros cuerpos. El tamaño y la forma de
nuestros dedos de las manos y de los pies les hace perfectos para poder
lamerlos y chuparlos de manera que dejen a tu pareja embriagada de placer.
Besar y lamer la palma de la mano y la muñeca de tu pareja puede ser
especialmente provocador.

BRAZOS Y PIERNAS
Los brazos y las piernas responden bien a los toques ligeros, y la parte
interna de los muslos es especialmente sensible al toque sexual y al lamido
cuando te acercas a los genitales de tu pareja.
122 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Generalmente, PECHOS, LOS DE ELLA Y LOS DE ÉL


cuanto más excitada Dibujar espirales alrededor de los pechos en círculos cada vez menores
esté una mujer, más conduce la energía hacia el pezón. Si frotas tu dedo pulgar con el índice an-
intensa será la tes de tocar los pezones de tu pareja generarás un chi que puede aumentar su
estimulación que le estimulación. A continuación, pon los pezones de tu compañera entre tus de-
resulte placentera, dos pulgares e índices, haciéndolos rodar ligeramente. (Tal vez desees co-
por lo que muchas menzar por uno de ellos en lugar de tocar los dos.)
mujeres disfrutan Aunque los pezones son la parte más sensible de la anatomía femenina,
más de una a la mayoría de las mujeres les gusta que les toquen y masajeen todo el pecho
estimulación antes de centrarse en ellos.
enérgica después de La cantidad de estimulación que prefieren y la forma en que les gusta ser to-
juegos prolongados o cadas, tanto en general como en los pezones, varía mucho de una mujer a otra.
durante el coito. Generalmente, cuanto más excitada esté una mujer, más intensa será la estimu-
lación que le resulte placentera, por lo que muchas mujeres disfrutan más de una
estimulación enérgica después de juegos prolongados o durante el coito.
Los pechos y pezones de los hombres son mucho menos prominentes y,
en general, mucho menos sensibles que los de las mujeres. Esto ha llevado a
la errónea creencia de que los pezones de los hombres no son sensibles. Mu-
chos hombres descubren que sus pezones sí lo son y que incluso se ponen
erectos, mientras que otros necesitan una estimulación regular para despertar
estas terminaciones nerviosas. Por su parte, ciertos hombres nunca llegan a des-
pertar la sensibilidad de los pezones y prefieren que sus parejas pasen a otros
puntos más sensibles.
Como mencionamos anteriormente, la lengua es una extraordinaria conduc-
tora de chi, y su empleo es el mejor modo de estimular los pezones de la pareja.
Hay un triángulo de excitación que abarca los pezones (para hombres y
mujeres) y los genitales. La estimulación de los pezones de la mujer (o del
hombre) a menudo estimulará al mismo tiempo los genitales, o al menos pro-
vocará un picor en ellos que pedirá ser rascado.

GENITALES, LOS DE ELLA


El clítoris de la mujer tiene la mayor concentración de terminaciones
nerviosas del cuerpo, y debido a su intensa sensibilidad debe ser tocado con
mucho cuidado y entendiendo lo que se hace. Como los pezones, cuanto más
excitado esté el clítoris, más placentera será la estimulación intensa. Dibujar
círculos alrededor del clítoris, como de los pezones, conduce la energía hacia
él y prepara a la mujer para su estimulación directa. Estos círculos son esen-
ciales para avivar su fuego y llevar su deseo al punto de ebullición.
Generalmente, el hombre debería empezar por acariciar o dibujar espirales
en la base y los laterales del clítoris, que no son tan sensibles. También pue-
de hacer rodar el clítoris entre los labios de la vagina. A continuación, el hom-
DARSE PLACER MUTUAMENTE 123

bre intentará acariciar o dibujar espirales en la capucha antes de tocar direc- Para la mayoría de
tamente el glande, que es extremadamente sensible. Para algunas mujeres, la las mujeres, la
estimulación directa del glande siempre es demasiado intensa, por lo que el estimulación
hombre tendrá que seguir aquí las indicaciones de su compañera (gemidos, clitoridiana es
jadeos, sudor, sonrisas o instrucciones verbales). esencial si quieren
Para la mayoría de las mujeres, la estimulación clitoridiana es esencial si quie- experimentar el
ren experimentar el orgasmo. A muchas mujeres les cuesta más llegar al orgasmo orgasmo. A muchas
durante el coito por la falta de estimulación directa de su clítoris. Imagina que un mujeres les cuesta
hombre intente llegar al orgasmo acariciándose solamente la base del pene o los más llegar al
testículos, sin estimularse el glande. En este caso se podrían escribir muchos li- orgasmo durante el
bros sobre las dificultades que tienen los hombres para llegar al orgasmo. coito por la falta de
Se ha podido constatar una y otra vez que las mujeres llegan al orgasmo estimulación
tan rápidamente como los hombres cuando se dan placer a sí mismas (esti- directa del clítoris.
mulándose el clítoris). El error que cometen muchas parejas es el de asumir que
la mujer no debe tocarse durante el encuentro sexual o que el clítoris no ne-
cesita ser estimulado durante el coito.

Hacer rodar el clítoris


entre los labios de la
vagina.
124 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Un hombre puede aprender mucho respecto a la estimulación del clíto-


ris de la mujer si ella está dispuesta a enseñarle. Puede empezar por tocarse a
sí misma dejando que su compañero apoye los dedos sobre los suyos para sen-
tir qué lugar y presión le resultan placenteros. Alternativamente, ella puede
posar sus dedos sobre los de su compañero y dirigirle al lugar que desea con la
presión justa. Durante el coito, él (o ella) puede tocarle el clítoris, intensifi-
cando su excitación y estimulación. Cuando las parejas han aprendido a po-
tenciar así la estimulación durante el coito, no tienen que volver a preocuparse
de la satisfacción de la mujer o de si «ha estado bien para ella».

DARNOS PLACER MIENTRAS ESTAMOS CON NUESTRA PAREJA


Si muchas personas ya se sienten avergonzadas cuando se tocan en pri-
vado, mucho más cuando se tocan delante de su pareja. Se nos ha dicho que
el autoplacer es pecaminoso o vergonzoso, y la idea de tocarse delante del
amante puede resultar chocante o vergonzosa. Resulta difícil trascender años
de condicionamiento social respecto a la masturbación. Si te sientes aver-
gonzado, lo primero que has de saber es que no estás solo. Lo segundo que tie-
nes que saber es que sentir vergüenza de la masturbación no es natural. La vi-
sión puritana de la sexualidad sólo es una entre muchas posibles. Los taoístas,
que veían la sexualidad como una parte esencial de la salud humana, llama-
ban a la masturbación cultivo en solitario y ejercicio genital. Este ejercicio es-
taba considerado parte esencial del cultivo de nuestra salud sexual y general.
La masturbación o autoplacer no es algo destinado exclusivamente a los
adolescentes y a los solteros. La Asociación Médica Americana, en un libro
titulado Human SexuaUty, explica que la masturbación es habitual entre hom-
bres y mujeres de todas las edades, y que las mujeres tienden a masturbarse
más a medida que envejecen. Una estimación aproximada sugiere que el 70
por 100 de los hombres y mujeres casados se dan placer a sí mismos3.
Muchos sienten que si su pareja se masturba, eso supone una crítica más o
menos velada hacia ellos o hacia su deseabilidad. El autoplacer no puede tomar
el lugar del encuentro sexual con la pareja, pero puede ser un valioso comple-
mento. Un estudio sobre sexualidad humana llevado a cabo por la Universidad
de Chicago descubrió que las personas que tienen relaciones sexuales con re-
gularidad se dan placer más frecuentemente que los que no las tienen4.
Incluso los que se sienten cómodos tocándose en privado suelen ser rea-
cios a tocarse delante de su pareja. A menudo nos sentimos vulnerables cuan-
do nos tocamos delante de nuestra pareja y mostramos nuestro deseo. Aun-
que esta idea pueda atemorizarnos, la verdadera intimidad (sexual o de otro
tipo) depende de la vulnerabilidad. Si os animáis y apoyáis mutuamente, per-
mitiéndoos mostrar vuestra vulnerabilidad y revelar vuestro deseo en el dor-
mitorio, es mucho más probable que podáis abrir vuestro corazón en los de-
más aspectos de la relación.
DARSE PLACER
MUTUAMENTE

La mujer puede
apoyar sus dedos sobre
los de su compañero
dirigiéndole hacia su
lugar preferido con la
presión justa.

Guiar la mano de tu pareja hacia sus propios genitales


durante el coito es un modo de animarle a mostrar su deseo.
Pero, si se resiste, no le presiones; es posible que no esté
preparado o preparada. No se puede obligar a nadie a
mostrar su vulnerabilidad. Crear una relación de mutuo
apoyo, amorosa e íntima, tanto en lo emocional como en lo
sexual, es el mejor modo de preparar el terreno para abrirse
en el dormitorio.
126 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Aunque el deseo de Puede que algunos se sientan amenazados cuando su amante se toca du-
complacer a la pareja rante el encuentro sexual. Quizá sientan que es su deber y responsabilidad dar
es muy noble, la placer a su pareja y se sienten incómodos cuando ese papel o responsabilidad
verdad es que cada se pone en cuestión. Aunque el deseo de complacer a la pareja es muy noble,
uno es responsable la verdad es que cada uno es responsable de su propio orgasmo. Nunca pode-
de su propio mos dar un orgasmo a otra persona, porque el orgasmo ocurre dentro del ce-
orgasmo. Nunca rebro de cada uno.
podemos dar un
orgasmo a otra EMPLEAR LOS DEDOS
persona, porque el Cuando el hombre penetra a su pareja con los dedos, puede explorar su
orgasmo ocurre punto G y otros puntos sensibles con mayor precisión que con el pene. An-
dentro del cerebro de tes de penetrar a su compañera, el hombre debe recorrer los labios de la vagi-
cada uno. na, jugando con ellos y con el clítoris hasta que ella esté muy mojada y exci-
tada. Cuanto más lubricada esté la mujer, más placentero será el contacto de
los dedos.
Si la mujer no está totalmente lubricada, el hombre puede ponerse sali-
va o aceite en los dedos, o probar el sexo oral (más abajo), que activa la lu-
bricación natural. Aparte de la saliva, los mejores lubricantes son los aceites
naturales y los lubricantes basados en el agua. No uses nunca vaselina, acei-
tes perfumados ni lociones, ya que pueden irritar la vagina. Recuerda que los
aceites suelen romper el látex y no debes emplearlos si usas condón. Sea cual
sea el lubricante que emplees, la lubricación es importante. Si la mujer está
seca, las exploraciones mejor intencionadas del hombre le resultarán incó-
modas y a menudo dolorosas.
Además de darle tiempo a la mujer para que se humedezca, otra razón
para penetrarla lentamente es crear expectación. Como mencionamos ante-
riormente, el yin es más lento que el yang, y cuando el hombre usa la mano
con lentitud, puede llevar a su pareja rápidamente a un intenso punto de ebu-
llición. Si él tarda en penetrarla, ella estará mucho más receptiva y deseará más
el juego de sus dedos. Además, el punto G de la mujer (y otros puntos) resul-
tará mucho más fácil de encontrar y será mucho más sensible cuando ella esté
cerca del orgasmo o mientras lo está experimentando.

LOS PUNTOS A. B Y G
El punto G es un lugar extremadamente placentero situado a una distan-
cia de entre tres y cinco centímetros de la apertura de la vagina, en la pared su-
perior (si la mujer está descansando de espaldas), justo detrás del hueso púbico.
Si tienes su vulva frente a ti e imaginas un reloj en el que el clítoris estaría a las
doce, el punto G se encuentra normalmente entre las once y la una.
Este punto recibe su nombre del doctor Ernest Gráfenberg, el primer mé-
dico moderno que lo describió. No hace falta añadir que las mujeres (y mu-
chos hombres) lo han conocido desde siempre. Los taoístas le daban el nom-
DARSE PLACER MUTUAMENTE 127

Una de las mejores


maneras de hacer que
una mujer sea
multiorgásmica es
estimular su clítoris
durante el coito.
128 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

El punto G es un PUNTO G

lugar extremadamente
placentero situado a
una distancia de entre
tres y cinco
centímetros de la
apertura de la vagina
en la pared ventral,
justo detrás del hueso
púbico.

A medida que el bre de «perla negra». Aún se sigue debatiendo si todas las mujeres tienen ese
hombre explore el punto o no, ya que algunas son incapaces de hallarlo.
interior de tu vagina Es importante conocer algunas generalidades respecto al punto G antes
dibujando círculos de que el hombre (o la mujer) empiece a explorar:
con uno o dos dedos, El punto G es el punto más famoso dentro de la vagina de la mujer, pero
juntos iréis cada mujer tiene sus propios puntos que son personales y únicos. Parece que
descubriendo tu el punto G no es más que tejido eréctil que se hincha con la estimulación.
geografía personal Existen otros puntos sensibles que puedes encontrar. Recientemente, se han
del placer. descubierto los puntos X e Y a la izquierda y a la derecha del punto G, y apro-
ximadamente a la misma profundidad (a unos cuatro centímetros de la en-
trada de la vagina). Los últimos estudios realizados revelan que el clítoris, del
que se creía que era una estructura corporal mínima, es en realidad mucho
más grande y sus nervios descienden por las paredes de la vagina.
Los taoístas conocían la importancia de estimular esta parte de la vagina
y describieron un anillo de placer cerca de la entrada vaginal, aproximada-
mente a la profundidad antes mencionada de unos cuatro centímetros. Así se
explica que insistieran tanto en la importancia de la penetración superficial
en las cuatro direcciones: izquierda y derecha, arriba y abajo (véase el apar-
tado «Verdadero atornillar», más adelante en este capítulo).
Algunas mujeres describen puntos muy placenteros en los lugares co-
rrespondientes a las cuatro y a las ocho de ese reloj imaginario que hemos des-
crito previamente, siempre sobre la pared vaginal. Otras mujeres hablan del
placer que sienten en el «callejón sin salida», situado encima o (cuando se
está tumbada de espaldas) debajo de la cerviz. A medida que el hombre explore
el interior de tu vagina dibujando círculos con uno o dos dedos, juntos
iréis descubriendo tu geografía personal del placer.
DARSE PLACER MUTUAMENTE 129

ENCONTRAR EL CAMINO

Descubrir el punto G
•LOS PROMONTORIOS DEL PLACER: cuando la
mujer no está excitada, el punto G resulta difícil de hallar,
aunque se puede sentir un abultamiento o promontorio en
la piel.

•MONEDA DE BOLSILLO: el punto G puede hincharse


hasta llegar a adquirir el tamaño de una moneda pequeña.

•YA EXCITADA: es mejor estimularlo cuando la mujer ya


está excitada e incluso cerca del orgasmo.

•LA ALERTA DE LA VEJIGA: algunas mujeres se sienten


incómodas e incluso sienten el impulso de orinar cuando se
les acaricia el punto G. Esto es muy normal y puede deberse
a la proximidad de éste con la uretra y la vejiga. Si el
compañero aligera el toque y estimula pacientemente ese
punto, en la mayoría de los casos la incomodidad se
convertirá en placer. Si a la mujer le preocupa esa aparente
necesidad de orinar, puede vaciar la vejiga antes o intentar
encontrarse el punto G en la privacidad del baño.

•DOS NERVIOS SON MEJOR QUE UNO: según los


estudios fisiológicos, la vagina y el clítoris están conectados
con dos rutas nerviosas diferentes. El hombre puede intentar
estimular el punto G y el clítoris de su compañera al mismo
tiempo, lo que en ocasiones producirá orgasmos muy
intensos y explosivos.

También debemos recordar que algunas mujeres no tienen uno o varios


puntos que sean más sensibles que los demás. Las mujeres no deben sentirse
presionadas para encontrar puntos sensibles, y si una exploración minuciosa
no revela ningún tesoro oculto, recuerda que la vagina entera es un cofre que
encierra grandes tesoros de placer para la mayoría de las mujeres. Además,
durante la exploración con los dedos (y durante la penetración), el hombre
debe tener cuidado de no golpear la cerviz femenina, ya que eso podría resul-
tar doloroso. La cerviz suele estar en el fondo de la vagina, pero su localiza-
130 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

ción varía de una mujer a otra, e incluso varía en la misma mujer en los dis-
tintos momentos del ciclo. En consecuencia, el mejor consejo es emplear siem-
pre las manos lenta y delicadamente.

EL ARTE DE USAR LOS DEDOS


•UÑAS USAS: los hombres deben asegurarse de que tienen las uñas cor
tas y lisas. Cualquier borde rugoso o afilado quedará ampliado exage
radamente sobre la piel hipersensible del clítoris y la vagina.
•DESDE ATRÁS: aunque postrarse ante la vagina femenina está muy bien
cuando se quiere practicar sexo oral, en realidad es una posición muy
extraña cuando se quiere usar los dedos. El hombre debe intentar dar
placer a la mujer desde atrás, ya que eso le permitirá acercarse al clíto
ris y a la vagina desde el mismo ángulo que utiliza la mujer. (Véase ilus
tración en página 125.)
•CON LENTITUD: según el Tao, penetrar a una mujer antes de que esté
preparada es un paso en falso notable. El hombre debe mostrarse du
bitativo y tomarse su tiempo antes de penetrar la vagina de la mujer
con los dedos (o con el pene). La famosa consejera sexual del empera
dor amarillo, Su Nu, explicaba que la mujer arqueará la espalda y ele
vará los genitales hacia los dedos o el pene de su compañero cuando
esté preparada para ser penetrada. (Véase una descripción completa de
los cinco signos, cinco deseos y diez movimientos taoístas del placer fe
menino en El hombre multiorgásmico, páginas 130-132).
•ESPIRAL: emplea movimientos lentos y circulares alrededor y por enci
ma del clítoris. Evita tirones y movimientos rápidos. Recuerda que las
terminaciones nerviosas están muy concentradas.
•ENTRE SUS LABIOS: trata de frotar su clítoris entre los labios de la vagina
y de frotar también los labios mismos.
•PUNTO G: el hombre debe asegurarse de investigar la zona del punto G
que generalmente está en la pared anterior (cuando la mujer está tumba
da de espaldas) a una distancia de entre tres y cinco centímetros a partir de
la entrada de la vagina (véase ilustración en página 128). A medida que
profundiza en la vagina, el hombre puede seguir dibujando círculos en las
paredes del canal vaginal. Elevando las piernas, la mujer acorta el canal va
ginal y permite que su compañero explore las profundidades de su vagina.
•SIGUE LA GUlA: si la mujer está dispuesta a darse placer, el hombre pue
de colocar los dedos sobre los de ella o hacer que ella ponga sus dedos
sobre los de él para ver cómo le gusta darse placer. Asimismo, ella pue
de usar la cabeza del pene para estimularse.
DARSE PLACER MUTUAMENTE 131

GENITALES, LOS DE ÉL
Como ya hemos mencionado, la energía yang asciende desde los genita-
les, por lo que es probable que el hombre desee extenderla hacia el resto del
cuerpo. Recubre y acaricia ligeramente su entrepierna y a continuación ex-
tiende esa energía sexual por el resto de su cuerpo rozando ligeramente con
la punta de los dedos la parte anterior y posterior de su torso. La mayoría de
los hombres experimentan la energía sexual y los orgasmos casi exclusiva-
mente en la entrepierna, por lo que es particularmente importante extender
la energía de vida para despertar y sanar el resto de su cuerpo.
Como la energía sexual masculina se activa con tanta rapidez, muchos
hombres quieren pasar directamente a la estimulación genital. Es importante
reconocer este deseo natural, pero la mujer puede ayudarle a experimentar un
orgasmo mucho más expandido y satisfactorio tomándose tiempo para ex-
tender la energía concentrada en los genitales. La energía yang es explosiva,
y cuando despierta, quiere salir disparada del pene masculino produciendo la
eyaculación. Extendiendo esta energía, la mujer puede ayudarle a controlar el
reflejo eyaculatorio y finalmente experimentar múltiples orgasmos en la to-
talidad del cuerpo.
La mayoría de los hombres y de las mujeres miden la excitación mascu-
lina por el ángulo de la erección. Por lo tanto, es importante mencionar que
cuando se trata de extender la energía sexual por el cuerpo masculino o de es-
timular distintas partes de sus genitales, como los testículos o el perineo, pue-
de que el hombre no consiga una erección o que pierda la que tiene. Esto no
significa que no esté sintiendo placer, pero puede ser motivo de preocupación
para uno de vosotros o para ambos. Las erecciones suben y bajan siguiendo el
flujo de la energía sexual y de la sangre que llena el pene.
Recuerda también que, cuando el hombre está tumbado de espaldas, la
gravedad hace que la sangre fluya hacia fuera. Además, muchos hombres pier-
den la erección cuando adoptan una actitud receptiva. Los taoístas lo expli-
can diciendo que, como el yang es activo, el hombre pierde parte de su carga
yang cuando está receptivo. Muchos hombres descubren que en cuanto vuel-
ven a activarse, toman la iniciativa y dan placer a su compañera, recuperan
rápidamente la erección.
Las siguientes técnicas de acariciar no exigen que el hombre tenga una
erección para que experimente un gran placer. Si los dos desean que el hom-
bre se ponga duro para la penetración, la mujer puede estimular la cabeza del
pene más directamente con las manos o la boca, o él puede tomar la iniciati-
va y ponerse más activo. Así como el clítoris es la parte más sensible de la
anatomía femenina, la cabeza del pene es la parte más sensible de la mascu-
lina. Como comentamos en el capítulo siguiente, los taoístas creen que es im-
portante estimular la totalidad de los genitales masculinos.
La energía yang es explosiva, y cuando despierta, quiere salir disparada del
pene masculino produciendo la eyaculación. Extendiendo esta energía, la mujer
puede ayudarle a controlar el reflejo eyaculatorio y finalmente experimentar
múltiples orgasmos en la totalidad del cuerpo.
132 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

EL ARTE DE ACARICIAR
•LUBRÍCALE: los lubricantes, sean a base de aceites o solubles en agua,
son esenciales para acariciar los genitales de un hombre durante un pe
ríodo prolongado. Para la estimulación prolongada, el aceite es, sin
duda, lo mejor. Las mujeres acaban generando su propia lubricación,
pero los hombres dependen totalmente de la lubricación externa. El lu
bricante también potenciará la sensación masculina. Recuerda que los
lubricantes a base de aceite pueden debilitar los condones, diafragmas
y capuchas cervicales. Si los usas, elige un lubricante soluble en agua.
•LA VELOCIDAD DE LA LUZ: normalmente, cuando los hombres se dan
placer, se acarician muy rápidamente y tienen el orgasmo (generalmen
te con eyaculación) tan pronto como pueden, quiza por la vieja cos
tumbre de masturbase en secreto y acabar cuanto antes para que a uno
no le pillen. Asimismo, el deseo de actividad, incluso de una actividad
frenética, forma parte de la naturaleza yang. En la sexualidad taoísta, la
eyaculación ya no es el objetivo. Es preferible frenar y disfrutar del via
je, lo que puede intensificar el eventual orgasmo (u orgasmos) y permi
tir un mayor control eyaculatorio. En cualquier caso, la mayoría de los
hombres querrán una presión intensa y continua.
•CARICIAS UNIFORMES: cuando la mujer acaricia el pene, debe evitar dar ti
rones bruscos, y dibujar movimientos fluidos hacia arriba y hacia abajo en
el miembro masculino. Como una bomba hidráulica, la presión y la veloci
dad no deben disminuir cuando se cambia de dirección.
•TENTAR LOS TESTÍCULOS: los testículos suelen ser muy sensibles, a menu
do demasiado sensibles para todo lo que no sean los toques más deli
cados. Puedes estimular sus testículos pasando las uñas sobre ellos. Algu
nos hombres disfrutan recibiendo pequeños tirones en la piel del escroto
(ten cuidado de no apretar los testículos). A veces también les gusta que les
rodeen los testículos con un aro formado por el pulgar y el índice y que
les den pequeños tirones hacia abajo. Este aro nos permite estirar la piel de
los testículos, lo que la hace muy sensible al contacto de la punta de nues
tros dedos y a la estimulación con las uñas (véase ilustración).
•ENTRE LOS TESTÍCULOS: numerosos hombres tienen un punto muy sen
sible entre los testículos, en la parte que queda debajo del pene. Pue
de resultar muy placentero.
•EL PUNTO G MASCULINO: tendemos a pensar que la sexualidad masculina se
reduce al pene y los testículos. Sin embargo, muchos hombres experimentan
un intenso placer cuando se les estimula la próstata, placer equiparable al
del punto G femenino. La próstata puede estimularse externamente, a tra
vés del perineo, o internamente, a través del ano (véase ilustración en p. 27).
DARSE PLACER MUTUAMENTE 133

La mujer puede
estimular los testículos
del hombre deslizando
sus uñas sobre ellos.

134 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Para las mujeres, recibir sexo oral, que los taoístas denominan Kung Fu de la lengua, es la manera
más rápida de llevar Kung Fu de la lengua: sexo oral para la mujer
su deseo al punto de
ebullición y de Un estudio realizado recientemente revela que las parejas son más feli-
lubricarse ces cuando practican el sexo oral5. Después de haber sido tabú hasta la déca-
completamente. da de los sesenta, actualmente el sexo oral es parte del repertorio habitual de
Aunque los dedos la mayoría de las parejas, aunque siguen quedando muchos que no confían en
pueden hacer su poder armonizador.
maravillas si son Para las mujeres, recibir sexo oral, que los taoístas denominan Kung Fu
sensibles y están de la lengua, es la manera más rápida de llevar su deseo al punto de ebulli-
bien entrenados, en ción y de lubricarse completamente. Aunque los dedos pueden hacer mara-
realidad son villas si son sensibles y están bien entrenados, en realidad son demasiado du-
demasiado duros ros para excitar el clítoris femenino. Los labios y lengua del hombre son mucho
para excitar el clítoris más versátiles y están mejor equipados para dar placer a su clítoris sumamente
femenino. sensible y a sus labios vaginales.
Merece la pena mencionar que la industria pornográfica ha inventado su
propia versión del sexo oral, para la cámara (en la que el hombre hace rodar
su cabeza adelante y atrás), que tiene poca relación con la práctica real del
sexo oral lejos de la cámara. Si alguna vez has observado sexo oral en una pe-
lícula para adultos, sabrás lo cómica que es su representación del delicado y
sutil arte del cunnilingus.

Kung Fu de la boca: sexo oral para el hombre


Para el hombre, recibir sexo oral es tan placentero que algunos hom-
bres lo prefieren al coito. La boca y la lengua de la mujer le permiten dar
placer a su compañero con una presión y precisión que son raras durante
el coito. (Los ejercicios del músculo PC presentados en el capítulo sobre la
mujer y que volvemos a comentar a continuación permitirán a la mujer al-
canzar una habilidad y unos resultados similares con su vagina.) Como en
el caso de la mujer, el sexo oral es el modo más rápido de excitar o resuci-
tar el deseo del hombre cuando su corazón está dispuesto pero su cuerpo
aún no está preparado.
Tal vez el mejor modo de pensar en el sexo oral es como una mastiir-
bación a la que se le añade el lamer y el chupar. En otras palabras, mientras
que la boca de la mujer es ideal para estimular la cabeza del pene, sus ma-
nos suelen ser más eficaces para estimular el resto del pene y los testículos.
La combinación de chupar, lamer y acariciar puede ser exquisitamente pla-
centera.
DARSE PLACER MUTUAMENTE 135

EL ARTE DEL CUNNILINGUS


•FORTALECE LA LENGUA: buena parte del éxito de «comer» a una mu
jer depende de la fuerza de la lengua del hombre. Los taoístas se die
ron cuenta de ello y desarrollaron prácticas para fortalecer los múscu
los de la lengua de modo que fueran aptos para la tarea de dar placer
a la mujer durante largo tiempo. Los ejercicios taoístas eran muy ela
borados, pero, para empezar, el hombre puede empezar por sacar y
meter la lengua (como una serpiente) durante un minuto o dos para
fortalecerla.
•SÓLO A NIVEL DE LA PIEL: ni siquiera una lengua fuerte puede pe
netrar a la mujer tan eficazmente como el dedo o el pene, por lo que
el hombre debe centrar su atención en los labios vaginales y el clítoris.
•LAMER: el hombre puede empezar en la parte inferior de la vagina
y abrirse camino por los labios vaginales hacia el clítoris. En el clí
toris, puede tratar de rodar la lengua adelante y atrás sobre la ca
pucha, dibujando espirales sobre ella y levantándola para tocar el clí
toris mismo.
•CHUPAR: además de lamer, la boca es muy indicada para chupar sua
vemente los labios y/o el clítoris de la mujer.
•TOCAR CON LOS DEDOS: comiendo a su compañera mientras inserta
un dedo dentro de su vagina, el hombre puede estimular tanto el clí
toris como el punto G y otros puntos dentro de la vagina. Esta esti
mulación tan intensa puede hacer que la mujer gima de placer y dis
frute de múltiples orgasmos.
•EL TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS: existe un poderoso triángulo de
excitación entre los pechos de una mujer y su vagina. Estimulando el
pecho de la mujer al mismo tiempo que el clítoris, el hombre puede
intensificar enormemente su placer.
•BEBER: los taoístas consideraban que las aguas vaginales de la mujer
eran uno de los grandes elixires, y animaban a los hombres a beber
el chi de sus compañeras de sus vaginas, a las que daban el nombre
de cámara de jade. No te olvides de dejar suficiente lubricante (sus
jugos o tu saliva) si planeas la locomoción coital.
•COME, COME, COME: los taoístas dejaron absolutamente claro el va
lor del sexo oral para llevar rápidamente las aguas de la mujer al
punto de ebullición y recomendaron decididamente que los hom
bres comieran a sus compañeras hasta que éstas imploraran la pe
netración.
136 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

EL ARTE DE LA FELLATIO parte posterior de la boca crea una sensación


muy agradable en el glande. Según juran al-
•EMPIEZA CUANDO AÚN LO TIENE PEQUEÑO: la
gunos hombres, cuando esa presión se com-
mujer puede meterse el pene de su compañe
bina con la acción de chupar, llegan a tocar
ro en la boca cuando aún no lo tiene duro. Ésta
el cielo en la tierra. A medida que la mujer
es una excelente manera de aumentar la ener
vaya ganando experiencia, podrá introducir
gía sexual masculina si a él le cuesta excitarse,
a su compañero más profundamente en su
o en los estadios avanzados del encuentro. Pro
boca, e incluso en su garganta. Esto requiere
bablemente es el modo más rápido de ayudar
un poco de práctica, y generalmente es mejor
al hombre a conseguir la erección (véase tam
que la mujer controle el ritmo y la profundi-
bién la técnica de la entrada suave, en el Ca
dad de la penetración.
pítulo 8). Para las mujeres que tienen dudas a
la hora de dar sexo oral a sus compañeros, o SUPERAR LAS NÁUSEAS: a muchas mujeres les
que les intimida un pene duro, éste es un buen preocupa sentir náuseas si llevan el pene de
punto de partida, ya que el pene flácido es sus compañeros hasta el fondo de sus bocas y
«amistoso» y no intimida. gargantas. Generalmente, la mujer puede con-
trolar la profundidad de la penetración em-
•NADA DE SOPLAR: la mayoría de las mujeres pleando el músculo de la mandíbula y apre-
saben perfectamente que esta tarea requiere
tando el pene (deben usarse preferentemente
exclusivamente lamer y chupar. De hecho, la
los labios más que los dientes, aunque éstos
alternancia entre ambos tipos de contacto sue
pueden ser muy eficaces para conseguir la
le ser una buena idea.
atención del hombre cuando no parece escu-
•LAMER: para lamer, la parte inferior del glan char). La mujer también puede usar las manos
de, o frenillo, suele ser el punto más sensi para controlar la profundidad, y si las pone so-
ble, aunque la mujer debe explorar los ge bre su pene, que es donde recomendamos que
nitales del hombre de un extremo a otro y estén, ella controlará perfectamente la situa-
con detenimiento. No te olvides de lamer ción. Cuando el hombre está tumbado de es-
y golpear ligeramente sus testículos. También paldas, la mujer tiene un control óptimo. Mu-
puedes estimular su «punto G masculino» chos hombres prefieren estar arriba y realizar
(véase más arriba) presionando y masajean movimientos de penetración en la boca de su
do con la lengua entre sus testículos y la base compañera, lo que hace que el sexo oral se pa-
del pene. rezca mucho al coito. En cualquier caso, esto re-
quiere una buena comunicación y coordina-
•CHUPAR: el lugar más sensible para chupar ción para asegurarse de que la penetración no
también es la cabeza del pene, y chupar y la sea demasiado profunda.
mer esa zona puede hacer maravillas. Evi
dentemente, chupar también implica intro LABIOS Y DIENTES: un pequeño mordisco oca-
ducirse el pene más profundamente en la sional en el glande puede ser muy excitante,
boca. Esto produce sensaciones agradables en pero generalmente es mejor usar los labios que
el tronco del pene, y la presión ejercida con la los dientes durante el sexo oral, especialmen-
te para chupar y acariciar su pene con tu boca.
DARSE PLACER MUTUAMENTE 137

TRAGAR O NO TRAGAR: ésta es la cuestión. La frescante y yin del coito, a la mayoría de los
mayoría de las mujeres han tenido que tomar hombres les costará no eyacular. Suponiendo
sus propias decisiones respecto a si desean o que el hombre no quiera eyacular, lo mejor
no desean tragar el semen de su compañero. es que la mujer excite oralmente a su com-
Para muchas mujeres esta decisión depende pañero sin llevarle hasta el orgasmo. Por otra
del grado de intimidad, así como del gusto y de parte, a medida que el hombre aprenda a dis-
la estética. Algunas mujeres tragan la eyacu- tinguir entre orgasmo y eyaculación, podrá
lación de uno de sus compañeros, pero no la de controlar su ritmo e incluso estimularse es-
otros, o la tragan unas veces y otras no. Dicho tando cerca del punto sin retorno. Las cari-
esto, merece la pena mencionar que del mismo cias que el hombre se dedica mientras recibe
modo que el sabor y el olor de las secreciones sexo oral pueden ser extremadamente exci-
vaginales cambia a lo largo del ciclo y depen- tantes para ambos, y pueden darle un mejor
diendo de la dieta, lo mismo ocurre con el sa- control sobre su ritmo de excitación.
bor y el olor del semen. Cuando el hombre
aprende a separar el orgasmo de la eyacula-
ción, puede que este punto deje de tener re-
levancia.
TRAGAR EL CHI: los taoístas consideraban que
tragar el semen es un modo de recibir energía
para la mujer, pero no lo recomendaban, ya
que animaban al hombre a experimentar el or-
gasmo sin eyacular. También pensaban que el
hombre pierde mucha más energía de la que
puede absorber la mujer. Del mismo modo que
el hombre recibe energía en el cunnilingus, la
mujer puede recibir energía de la fellatio sin
que su compañero eyacule.
MANTENERSE TRANQUILO: como comenta-
mos en los capítulos siguientes, los taoístas
recomendaban juntar las partes similares del
cuerpo (la boca con la boca, los genitales con
los genitales) para armonizarse y relajarse, y
juntar las partes del cuerpo que no son simi-
lares (la boca con los genitales) para estimu-
larse y excitarse. Además, cuando un hombre
hace el amor, su energía yang se refresca con
la energía yin de su compañera, lo que pue-
de ayudarle a controlar la eyaculación. Como
el sexo oral es muy excitante, sin el efecto re-
138 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Superficial y profundo
Lo más importante es
encontrar un ritmo Cuando se muestra el coito en los medios de comunicación, casi siempre
regular del que es del tipo dentro-fuera, que hace crujir el colchón de muelles y lleva a una
puedas disfrutar, y rápida eyaculación, dejando muy poco satisfechos a los participantes. Los taoís-
después innovar y tas se dieron cuenta de que era esencial hacer los movimientos de penetra-
experimentar distintas ción adecuados para darse placer durante el coito, para controlar la eyacula-
profundidades, ción y para la salud sexual en general. Recomendaban insistentemente que
direcciones y la mujer estuviera muy excitada antes de practicar el coito. En palabras taoís-
velocidades. tas, el hombre debe esperar hasta que el puchero de la mujer está hirviendo
antes de poner dentro de él su zanahoria y sus guisantes. De otro modo, el
sexo será pastoso y aburrido, y la zanahoria pronto quedará flácida.
Cuando se piensa en el coito, la mayoría de la gente piensa en moverse
«dentro» y «fuera». Para los taoístas, que dibujaron mapas de los puntos de pla-
cer y de los puntos de reflexología del pene y la vagina, los hombres podían
penetrar y darse placer en distintas direcciones y profundidades y, lo que es más
importante, dar placer a su compañera. Como explicamos en el capítulo si-
guiente, estos puntos corresponden a los distintos órganos y glándulas del cuer-
po, que se energizan y sanan con ese frotamiento.
Aunque debes probar las distintas profundidades y direcciones de los mo-
vimientos de penetración, en aras de la simplicidad conviene que examine-
mos los tres movimientos básicos: la penetración superficial, los movimientos
largos y profundos y los movimientos cortos y profundos (véase ilustración en
página 140).

Encontrar el ritmo que funcione para ambos


Los taoístas recomiendan insistentemente que los hombres (o las mujeres
si están encima) varíen el tipo de movimiento empleado. Cuando se combi-
nan, los movimientos de penetración profunda sacan el aire de la vagina feme-
nina y crean un vacío que puede intensificarse usando los movimientos super-
ficiales. Siempre que el pene no salga completamente, el efecto vacío se mantiene.
Los taoístas recomiendan establecer un ritmo básico compuesto por nue-
ve movimientos superficiales seguidos de uno profundo, o nueve movimien-
tos profundos y cortos seguidos por uno profundo y largo. Los movimientos pro-
fundos y largos, aunque producen mucho placer, pueden hacer muy difícil que
el hombre mantenga el control de la eyaculación, mientras que los movi-
mientos cortos y profundos son muy satisfactorios para la mujer, pero no ex-
cesivamente excitantes para el hombre. A medida que el hombre aprende a
controlar la eyaculación y se hace multiorgásmico, el ritmo de los movimientos
de penetración puede reducirse a seis o incluso tres movimientos superficia-
les o cortos por cada movimiento largo. Lo más importante es encontrar un
DARSE PLACER MUTUAMENTE 139

ritmo regular que te permita disfrutar, y después innovar y experimentar dis-


tintas profundidades, direcciones y velocidades.

ENCONTRAR EL CAMINO

Tres movimientos de penetración


•Los MOVIMIENTOS SUPERFICIALES estimulan los cinco
primeros centímetros de la vagina femenina, que son muy
sensibles, y, dependiendo de la posición, también el punto G
(véase ilustración en página 71).

•En los MOVIMIENTOS LARGOS Y PROFUNDOS, el


hombre se retira casi hasta la entrada de la vagina de la
mujer entre un movimiento y otro. Estos son los
movimientos que muestran las películas y la pornografía. Son
muy estimulantes para ambos miembros de la pareja y en
ellos el hombre empuja y retira la cabeza de su pene a todo
lo largo de la vagina de su compañera.

•Los MOVIMIENTOS CORTOS Y PROFUNDOS son


aquellos en los que el hombre permanece profundamente
dentro de la mujer y empuja hacia delante y hacia atrás. Esto
estimula el clítoris femenino (con la presión ejercida por el
hueso púbico) y la parte posterior de la vagina, aunque
mucho menos la cabeza del pene.

Obviamente, si el hombre tiene problemas para conseguir o mantener


la erección, los movimientos largos y profundos son óptimos para resolver el
problema. Los taoístas se dieron cuenta de que en un momento u otro
todos los hombres tiene problemas para tener una erección cuando la
desean. Es lo que los terapeutas sexuales denominan «impotencia
situacional». Los taoístas sentían que, en estas «situaciones», era esencial
conocer la técnica de entrada suave (véase Capítulo 8). En el sexo
eyaculatorio ordinario, los hombres entran cuando están duros y salen
blandos. En el camino del Tao, el hombre puede entrar duro o blando y
salir duro.
El movimiento profundo y corto, que en El hombre multiorgásmico
denominamos «movimiento arriba y abajo», es excelente para controlar la
eyacu-lación, y ha de usarse cuando la mujer se acerca al orgasmo y quiere
tener el pene de su compañero dentro de ella. Con este movimiento, el
hombre puede complacerla sin correr el riesgo de traspasar el límite
eyaculatorio.
140 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Profundidad, dirección y velocidad


Movimientos
superficiales: Además de la profundidad variable, los taoístas también enseñaron a
estimulan los primeros las parejas a cambiar la dirección y velocidad del movimiento. Las descrip-
cinco centímetros de la ciones siguientes están dirigidas a los hombres, pero -pueden adaptarse efi-
vagina, que son muy cazmente a la mujer cuando está encima. Recuerda que si bien la poesía y
sensibles. la variedad son maravillosas, la parte más importante del encuentro amoroso
es estar en tu cuerpo, no en tu cabeza. Ten cuidado de no preocuparte ex-
Movimientos cesivamente por el tipo de movimiento que estás realizando, pues podrías per-
profundos: llenan der el placer del movimiento mismo.
totalmente a la mujer.
En los movimientos Verdadero atornillar
¡argos y profundos, el
hombre se retira casi Aunque algunos idiomas usan la palabra atornillar para describir el coi-
hasta la entrada de la to, muchas parejas no se «atornillan»; es decir, no giran el sacro describien-
vagina y frota la do círculos. Puede que el término empleado sea vulgar, pero los resultados de
cabeza de su pene esta práctica son sublimes. En lugar de limitarte a empujar hacia delante y ha-
contra la vagina en cia atrás, puedes «atornillar» con tus caderas o, en el caso ideal, con tu sacro,
toda su longitud. En describiendo un movimiento de medio círculo, primero en un sentido y des-
los movimientos cortos pués en el otro.
y profundos, el Los amantes más experimentados del mundo han descubierto la impor-
hombre se queda tancia de usar la pelvis (idealmente, el sacro) durante el encuentro sexual.
dentro de la mujer y
empuja hacia delante,
retirándose una
distancia corta.
DARSE PLACER MUTUAMENTE 141

ENCONTRAR EL CAMINO

Los nueve movimientos taoístas


A continuación damos una descripción realizada por el médico del
siglo XVII Li Tung-hsuan Tzu, que sugirió moverse con distintas
velocidades y profundidades y en distintas direcciones.
1.Golpea a derecha e izquierda, como un bravo general que
penetrara en las filas enemigas. [La imaginería de la batalla
de los sexos no estaba del todo ausente en la sexualidad
taoísta.]
2.Elévate y lánzate repentinamente como un caballo salvaje
chapoteando en un arroyo de montaña.
3.Empuja dentro y fuera, como una bandada de gaviotas que
jugara con las olas.
4.Utiliza penetraciones profundas y toques superficiales y
provocativos, como un gorrión picoteando granos de arroz.
5.Haz penetraciones superficiales y después más profundas
siguiendo un ritmo constante [hacia la izquierda y la
derecha], como una gran piedra que se hundiera en el mar.
6.Empuja lentamente, como una serpiente que entrara en su
guarida.
7.Carga rápidamente, como un ratón asustado que corriera a su
madriguera.
8.Quédate suspendido y después vuelve a golpear como un
águila que atrapara una liebre esquiva.
9.Elévate y precipítate hacia abajo como un gran velero
navegando bajo un fuerte viento.

Está bien emplear las caderas, pero, según el Tao, el sacro es el que realmente
controla el pene masculino. Para situar el sacro, pon la palma de la mano en
la base de la columna con la punta del dedo anular en el valle que forman los
glúteos. El sacro queda debajo de la palma. El movimiento de atornillar
puede manteneros conectados con el placer durante mucho tiempo. En el
idioma del Tao, un clavo (que entra recto) sale fácilmente, pero un tornillo
(que entra haciendo círculos) se queda dentro durante mucho tiempo.
En lugar de limitarte a empujar hacia delante y hacia atrás, puedes «atornillar»
con tus caderas o, en el caso ideal, con tu sacro, describiendo un movimiento de
medio círculo, primero en un sentido y después en el otro.
142 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

ENCONTRAR EL CAMINO

Rotar el sacro
Al principio, las rotaciones probablemente procederán de las
caderas o de la pelvis, ya que, a menos que practiques
frecuentemente el baile latino o africano, no estarás acostumbrado
a rotar el sacro. Date un poco de tiempo y al final conseguirás
moverte en espiral, «enroscar», moviendo el sacro sutilmente.
Para aislar y distinguir el movimiento del sacro, ponte una mano
sobre el pubis y otra sobre el sacro y trata de dibujar una espiral,
primero hacia la izquierda y luego hacia la derecha. El paso
siguiente consiste en intentar inclinar el pene hacia arriba
empujando el cóccix (la base del sacro) hacia delante (curvando
ligeramente la espalda); después intenta inclinar el pene hacia
abajo mientras empujas el cóccix hacia atrás (arqueando
ligeramente la columna). Una vez que has aislado el sacro puedes
practicar realmente el movimiento de atornillar.

Máximo calentamiento
A medida que el hombre se va excitando y se acerca a la eyaculación,
tanto él mismo como su compañera pueden ralentizar el ritmo (llegando a de-
tenerse si es necesario), practicando la respiración profunda y las contraccio-
nes del músculo PC para retrasar la eyaculación. Aunque al principio esta
pausa momentánea pueda parecer molesta, la molestia se olvidará fácilmente
cuando el control eyaculatorio y los orgasmos múltiples permitan al hombre
prolongar el encuentro amoroso y hacerlo más satisfactorio. A medida que él
controle su respiración y su músculo PC, esas pausas serán menos frecuentes
y notorias. Además, ambos miembros de la pareja pueden hacer circular la
energía, alejándola de los genitales y extendiéndola por el cuerpo, tal como se
describe en el capítulo anterior.
Los orgasmos múltiples incrementarán enormemente la energía del hom-
bre, y el hecho de no eyacular le permitirá mantener una actitud más yang.
Deseará más a su compañera y se excitará más rápidamente. Por supuesto, si
el hombre tiene mucha energía yang y uno de los dos quiere dormir, siempre
puede eyacular. Además, ambos miembros de la pareja pueden alejar la ener-
gía de los genitales haciéndola circular por sus cuerpos.
En el capítulo siguiente comentamos diversas prácticas y posiciones que
favorecen la salud y proporcionan placer; pero empecemos por resumir las
prácticas que hemos descrúo hasta el momento.
DARSE PLACER MUTUAMENTE 143

EL ARTE DEL COITO


•PROLONGAR: los taoístas recomiendan decididamente que la pareja
espere hasta que la mujer esté muy mojada y anhele el coito. La pe
netración temprana, según creían, no permite que la energía sexual
entre en sus genitales y haga del coito una práctica curativa y ener-
gizante. Nosotros sabemos que realizar el coito demasiado pronto no
permite que la mujer esté plenamente activada, con lo que sus geni
tales estarán menos sensibles y la penetración no los estimulará tan
to. Aun así, este principio general de prolongar el coito no excluye
los coitos rápidos; simplemente indica que el hombre debe dedicar
una atención especial a asegurarse de que la mujer está muy activa
da, lubricada y deseosa de realizar el coito. La boca del hombre pue
de acelerar este proceso enormemente.

•SUPERFICIAL Y PROFUNDO: una de las técnicas taoístas más importan


tes era la de variar la profundidad del movimiento de penetración. Los
taoístas sabían que variando la profundidad, la pareja podía estimular
distintos puntos del pene y de la vagina. Además, los taoístas también
recomendaban variar la profundidad para permitir al hombre contro
lar la eyaculación, hacerse multiorgásmico y ayudar a que también lo sea
su compañera. Los movimientos largos y profundos suelen ser los más
estimulantes para el hombre, porque le permiten estimular la cabeza
del pene a lo largo de toda la extensión vaginal y entrar en el callejón
sin salida. Los movimientos superficiales pueden ser menos intensos
para él, aunque siguen siendo muy estimulantes para ella.

•MOVIMIENTOS PROFUNDOS Y CORTOS: el verdadero secreto taoísta


del control eyaculatorio masculino y de la satisfacción femenina du
rante el coito reside en el movimiento profundo y corto. En este caso,
el hombre permanece profundamente dentro de su compañera y se
mueve hacia delante y hacia atrás, presionando al mismo tiempo con
tra sus paredes vaginales profundas con el pene y contra el clítoris con
el hueso púbico. Al no hacer un movimiento dentro-fuera muy amplio,
el hombre no se estimula mientras da placer a su compañera. Éste es
un movimiento especialmente indicado cuando el hombre está cerca
de la eyaculación y su compañera desea movimientos profundos.

•SELLAR EL VACÍO: la pareja también puede usar, en primer lugar, mo


vimientos de penetración profundos y, después, superficiales para crear
un intenso vacío, que es particularmente estimulante para la mujer.
Cuando el hombre acaba por penetrar a la mujer plenamente con un
144 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

movimiento profundo, su pene saca todo el aire de la vagina. A con-


tinuación, haciendo una serie de movimientos superficiales sin rom-
per el sello (es decir, sin salir completamente), crea un vacío que pue-
de ser muy placentero.
BAILAR EN LAS SÁBANAS: los taoístas recomendaban que la pareja, y
especialmente el hombre, rotara las caderas (idealmente, el sacro) para
realizar un verdadero movimiento de «atornillar». Dicho movimien-
to permite al hombre estimular todas las paredes de la vagina feme-
nina. El balanceo de las caderas o del sacro también es excelente para
canalizar la energía en dirección ascendente por la columna vertebral.
CAPITULO 5

Sanación
sexual

En este capítulo descubrirás:

•El poder de la sexualidad para sanarnos y mantenernos jó


venes.
•El arte de la sanación sexual.
•Los puntos de ref lexología que tenemos en los genitales.
•El arte del masaje genital taoísta.
•Las mejores posturas sexuales para la armonización y sa
nación.
•Cómo hacer circular la energía sexual mientras haces el
amor.
•Los efectos de la eyaculación sobre la energía y la salud
del hombre.
•Cómo fortalecer los órganos sexuales.
•Cómo emplear el amor sanador para disfrutar de una se
xualidad más segura.
146 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

El orgasmo no es La mayoría de nuestros contemporáneos creen que la sexualidad sirve ex-


únicamente una clusivamente para sentir placer o para procrear. Las discusiones públicas sobre se-
liberación xualidad suelen convertirse en debates sobre el placer y la perversión: con quién
momentánea, sino un se puede o no se puede practicar la sexualidad, qué se puede o no se puede hacer,
componente cuándo se puede y cuándo no se puede hacer. Este enfoque tan estrecho no hace
necesario y vivificante honor al auténtico valor de la sexualidad y de la energía sexual en nuestras vidas.
de nuestra salud y de Para los taoístas, la sexualidad está tan relacionada con la salud como lo está con
nuestra longevidad el placer y la procreación. El amor sanador se desarrolló como una rama de la tra-
en general. dición médica china, y los taoístas han sabido desde siempre que la sexualidad es
tan importante para nuestro bienestar general como el ejercicio o la nutrición. El
orgasmo no es únicamente una liberación momentánea, sino un componente ne-
cesario y vivificante de nuestra salud y de nuestra longevidad en general.

La fuente de la juventud
Según los taoístas, es esencial que activemos nuestra energía sexual y tengamos
orgasmos tan frecuentemente como podamos; lo ideal es tenerlos todos los días.
(Como ya debería ser evidente a estas alturas, en el caso de los hombres los taoístas
se referían al orgasmo sin eyaculación.) Durante el período de excitación y orgas-
mo nuestro cuerpo libera hormonas sexuales que para los taoístas eran, literalmen-
te, la fuente de la juventud. Las modernas investigaciones médicas también están
descubriendo los enormes beneficios que nos pueden ofrecer el sexo y el orgasmo.
Un estudio reciente ha demostrado que las supervivientes del cáncer de
mama que tenían orgasmos durante el coito o por medio del autoplacer se re-
cuperaban más rápidamente que las que no los tenían'. Quizá la investigación
más sorprendente es la que sugiere que el sexo, y especialmente el orgasmo, pue-
den prolongar nuestra vida. El British Medical Journal informó de que cuantos más
orgasmos tenían los hombres estudiados, menos probabilidades tenían de mo-
rir. De entre 918 hombres estudiados, entre las edades de 45 y 59 años, los que
tenían orgasmos con frecuencia, es decir, dos veces a la semana o más, tenían
una tasa de mortandad un 50 por 100 inferior que los que tenían pocos orgas-
mos, es decir, uno al mes o menos. Este dato era cierto para todas las causas de
muerte, incluyendo las enfermedades coronarias. Además, se descubrió la exis-
tencia de una correlación entre la frecuencia orgásmica y la tasa de mortandad:
cuantos más orgasmos, menor tasa de mortandad2.
Desde el punto de vista químico, se ha confirmado que la producción de
la benéfica hormona oxitocina, que comentamos en el último capítulo, y de la
PEA o molécula del amor, cuyo efecto dinamizador es parecido al de las anfe-
taminas, llega a su punto álgido en el orgasmo3. La práctica regular de la se-
xualidad también aumenta los niveles de testosterona tanto en el cuerpo del
hombre como en el de la mujer, y sabemos que la testosterona mejora la capa-
cidad intelectual y actúa como antidepresivo.
SAN ACIÓN SEXUAL 147

Además, los expertos en actividades deportivas están empezando a creer


que incluso ejercicios físicos relativamente breves pueden generar grandes be-
neficios aeróbicos para el cuerpo y el sistema inmunitario. Por lo tanto, in-
cluso el sexo no maratoniano puede tener beneficios físicos sustanciales para
la totalidad del cuerpo.
Durante miles de años, los occidentales han estado buscando la legen- Lo que los taoístas
daria fuente de la juventud. Esta búsqueda les ha llevado a recorrer el mun- han sabido desde
do. Lo que los taoístas han sabido desde siempre es que la fuente de la juven- siempre es que la
tud está en nuestro dormitorio. fuente de la
juventud está en
Cuando saltan chispas: sanación por medio de nuestro dormitorio.
la energía sexual
Los taoístas también creían que el valor del amor sanador va más allá de
lo meramente físico o bioquímico. Según la medicina china, los beneficios
para la salud se producen cuando nuestra energía sanadora se canaliza a tra-
vés del cuerpo. Como señala el escritor Daniel Reid:

Según el Tao, cuando un hombre alcanza el orgasmo se produce un


breve estallido de energía explosiva. La ciencia occidental ya ha confirma-
do que en el momento del orgasmo sexual, las ondas cerebrales humanas
cambian radicalmente, llevando literalmente a la persona a un «estado al-
terado de conciencia». Durante el orgasmo se producen en el sistema pro-
fundos cambios fisiológicos y eléctricos, y obviamente se emite energía4.

A través de las prácticas del Tao sanador, tu pareja y tú podéis aprender


a hacer circular esta energía dentro de vuestros cuerpos y a canalizarla uno
hacia el otro.
Hacer circular la energía multiorgásmica desde los genitales a la cabeza y des-
pués llevarla al abdomen, tal como se describe en el Capítulo 3, produce muchos
beneficios para la salud. Esta energía multiorgásmica, que puede durar hasta ca-
torce horas después de hacer el amor, nutre nuestro cuerpo y recarga el cerebro.
Es muy probable que incluso antes de oír hablar de lo benéfica que es la
sexualidad para la salud a nivel hormonal y energético, supieras intuitiva-
mente que el sexo puede hacer que te sientas mejor física y psicológicamen-
te. Según el Tao, esto no se debe únicamente a que te sientes bien cuando lo
practicas, sino también a que es bueno para ti.
Probablemente habrás notado que algunas veces, después de hacer el
amor, te sientes mejor y más energizado de lo normal. Así como podemos ele-
gir tomar una dieta más saludable, los taoístas creían que podemos elegir prac-
ticar la sexualidad de una manera más sana. Existen varias maneras de hacer
que el encuentro sexual sea más sanador.
I 148 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Cada parte de los EL ARTE DE LA SANACIÓN SEXUAL


genitales se
•EL AMOR ES CURATIVO: las emociones que expresemos durante el en
corresponde con una
cuentro sexual determinarán lo curativo que resulte para nosotros y
parte del cuerpo. Por
nuestra pareja. Si nuestro corazón está lleno de amor, es mucho más
medio de la
fácil hacer circular y transmitir la energía curativa a nuestra pareja. Si
estimulación manual,
llevamos al encuentro emociones negativas, como ira o frustración,
del sexo oral y del
no seremos capaces de hacer circular la energía ni de transmitírsela a
coito, estimulamos y
nuestra pareja.
revitalizamos la
totalidad del cuerpo. •LIMITA LAS EYACULACIONES: como hemos mencionado, los taoístas se
dieron cuenta del agotamiento que suele acompañar a la eyaculación
y recomendaron que, a medida que el hombre se haga mayor, limite el
número de eyaculaciones. Asimismo, recomendaron a los hombres que
limitaran la eyaculación cuando están cansados o enfermos. Como
también enseñaron a separar el orgasmo de la eyaculación, los hom
bres podían experimentar múltiples orgasmos sin eyacular.
•MULTIPLICAR LOS ORGASMOS: a medida que las parejas multiplican sus
orgasmos, además de multiplicar su placer también multiplican la ener
gía sanadora. Si un hombre tiene varios orgasmos antes de eyacular, per
derá menos energía sexual cuando eyacule (véase más adelante).
•HACER caricias y preámbu
CIRCULAR LA los, y después tener un coito multiorgásmico durante otra media hora.
ENERGÍA:
cuanta más
energía haga El mapa de los genitales
circular el Del mismo modo que en la planta del pie tenemos puntos de reflexo-
individuo (véase logía que se corresponden con el resto del cuerpo, los taoístas descubrieron
Capítulo 3) o que cada parte de los genitales se corresponde con una parte del cuerpo (véa-
intercambie la se pág. 149). Por medio de la estimulación manual, del sexo oral y del coito,
pareja (véase
Capítulo 7),
más curativo
será el
encuentro
sexual. Para
empezar, tu
pareja y tú
debéis hacer
circular la
energía en
vuestro propio
cuerpo; después
podéis
intercambiarla.
•PRÁCTICAS
CURATIVAS: los
taoístas animaban
a las parejas a
emplear
prácticas
curativas como el
masaje genital
(véase más
adelante) y cier
tas posturas
para intensificar
la sanación
producida en el
encuentro.
Aplica estas
prácticas tal
como te guste y
necesites.
•TÓMATE EL
TIEMPO QUE
QUIERAS: según
el Tao, para que
el en
cuentro sea más
curativo, las
parejas deben
excitarse
mutuamente
durante al menos
media hora de
abrazos, besos,
SANACIÓN SEXUAL 149

Reflexología del pene:


cada parte del pene se
corresponde con una
parte del cuerpo
masculino.

Reflexología de la
vagina: cada parte de
la vagina se
corresponde con una
parte del cuerpo
femenino.
150 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

estimulamos y revitalizamos la totalidad del cuerpo. Se considera que los be-


neficios en lo que a salud respecta son muy importantes; por eso los taoístas
animaban a los amantes a estimularse toda la superficie del pene y de la va-
gina, especialmente el tronco del pene y la entrada de la vagina.
En el amor sanador intentamos estimular los puntos de reflexología co-
rrespondientes a estos órganos en el tronco del pene y en las paredes de la va-
gina. Los taoístas creen que los puntos de reflexología de los órganos sexua-
les son más intensos y eficaces que los de los pies y manos, e incluso que los
puntos de acupuntura de las orejas y de la nariz. Los genitales conectan di-
rectamente con nuestros órganos internos, por lo que es posible estimular
directamente un órgano débil que necesite sanación. Asimismo, los taoístas
recomendaban que se permitiese elevar la energía sexual a cada órgano indi-
vidual para fortalecerlo y sanarlo, y también para sentir orgasmos más inten-
sos en todo el cuerpo.
Como comentamos en el Ejercicio 18, Dar la vuelta al mundo en una
noche, cuando la mujer es capaz de apretar el tronco del pene masculino (evi-
tando un exceso de estimulación en el glande), la pareja puede excitarse mu-
cho sin que el hombre llegue a eyacular. Una vez que la pareja ha llegado a
entender los puntos de reflexología de los genitales, además de placer genital
puede experimentar «orgasmos de los órganos», que son muy energizantes y
pueden durar hasta diez horas. Los «orgasmos de los órganos» estaban consi-
derados como uno de los grandes secretos del amor sanador. Si se desea una
explicación pormenorizada, consúltese el libro de Mantak y Maneewan Chía
Amor curativo a través del Tao (véase Bibliografía).
La preocupación por estimular la totalidad del pene y de la vagina llevó
a los taoístas a descubrir muchas posturas sexuales que son al mismo tiempo
muy placenteras y curativas. Pero empecemos por nuestras fiables manos.
MASAJE VAGINAL TAOÍSTA
El objetivo de la estimulación con los dedos es excitar a una mujer has-
ta llevarla al punto de ebullición o más allá, pero el masaje vaginal taoísta es
diferente. Como un buen frotamiento corporal, el masaje vaginal se interesa
más por la salud que por el calor generado. Aunque no está orientado a la pa-
sión, el masaje también produce mucho placer y permite explorar los puntos
calientes de la vagina para futuras estimulaciones con los dedos o un futuro
coito.
Durante el masaje genital, la mujer puede hacer circular su energía se-
xual, lo que le dará placer y producirá sanación en todo su cuerpo.
SAN ACIÓN SEXUAL 151

EL ARTE TAOÍSTA DEL MASAJE VAGINAL


•HUMEDECERSE: el masaje genital requiere aún más lubricación que
la estimulación con los dedos. El propio lubricante de la mujer es el óp
timo, pero tratándose de lubricación es mejor equivocarse por exce
so que por defecto.
•EXCITARSE: cuanto más excitada esté una mujer, más sensible será su vagina.
Por esta razón, su compañero puede querer esperar hasta un momento
avanzado del encuentro sexual antes de darle el frotamiento genital.
•LOS LABIOS: el hombre puede masajearle los labios y estirarlos, alejándolos
de la vagina (abajo, izquierda). También pueden acariciarlos juntos.
•ENTRAR EN LA CÁMARA DE JADE: insertando uno o dos dedos en su
vagina, el compañero de la mujer intentará estimular distintas partes
de su canal vaginal, que los taoístas denominan afectuosamente «cá
mara de jade». El compañero tratará de trazar círculos con su dedo o
dedos alrededor de su vagina asegurándose de tocar las paredes su
perior, inferior y laterales. Cuando dé con un punto muy sensible, evi
dentemente puede detenerse a explorar. Pero se debe recordar que
la clave del masaje vaginal no es llevar a tu pareja al orgasmo. El ob
jetivo es mantenerla excitada sin llegar a la cumbre.
•SANACIÓN: el diagrama reflexológico de la página 149 muestra las re
laciones que los taoístas descubrieron entre los puntos de activación va
ginal y el resto del cuerpo femenino. Los taoístas creían que masajear
los distintos aros podía llevar la curación a las partes correspondientes
del cuerpo. Merece la pena recordar que los órganos más importan
tes dentro del proceso de curación (los pulmones, el corazón y el hígado)
están en la parte frontal de la vagina, por lo que es importante estimu
lar la entrada vaginal tanto por motivos de salud como para dar placer.

152 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

MASAJE TAOÍSTA DEL PENE


Como el masaje vaginal, el masaje del pene tiene más que ver con la
salud que con el calor generado, más con el masaje que con la
masturbación. Sin embargo, las técnicas, habilidades y sensibilidades
aprendidas durante el masaje pueden aplicarse cuando la mujer está
estimulando sexualmente al hombre.
Hasta que el hombre aprenda a hacerse multiorgásmico, es esencial
que su compañera no le haga traspasar el límite eyaculatorio. En una escala
de excitación de 1 a 10, si la eyaculación ocurre en el 10 y el orgasmo en
el 9,8, el objetivo del masaje genital es mantener al hombre hirviendo a
fuego lento entre el 7 y el 9. Cuando el hombre se ha hecho
multiorgásmico y existe una buena comunicación corporal o verbal con
su compañera, ésta puede llevarle al orgasmo y volver a bajar muchas
veces, pero una vez más el objetivo es dar un masaje placentero y
curativo más que anotar muchos orgasmos.
Durante el masaje, el hombre puede hacer circular su energía sexual
por todo el cuerpo, lo que le ayudará a controlar su excitación,
extendiendo el placer y la sanación por el resto del organismo. Si el
hombre se calienta demasiado, le resultará difícil hacer circular su energía
sexual; ésta es otra de las razones por las que es preferible mantenerle a
fuego lento.

EL ARTE TAOÍSTA DE MASAJEAR EL PENE


•LUBRÍCALE: como en la práctica tradicional del autoplacer, la lubri
cación es esencial.

•ALERTA A LA ERECCIÓN: el hombre no tiene que estar plenamente erec


to para recibir un masaje genital; de hecho, en la mayoría de los casos,
la erección irá y vendrá en función de la intensidad de la estimulación.
Además, cuando el hombre está tumbado de espaldas, la gravedad di
ficulta su erección tendiendo a extraer la sangre de su pene. El hombre
puede sentir mucho placer tanto si está erecto como si no lo está.

•PRESIÓN: la cantidad de presión utilizada por la mujer es importan


te. Si la presión de la mano sobre el pene es excesiva o demasiado es
casa, disminuirá la sensación. Como cuando das cualquier otro masa
je, experimenta hasta encontrar la presión justa.

•CARICIAS: el masaje genital tradicional abarca muchas caricias y to


ques cuyo único límite está en tu imaginación. Un maravilloso vídeo
de Joe Kramer muestra algunas de ellas (véase Bibliografía). En la pá
gina siguiente hay algunas que no querrías perderte.
SANACIÓN SEXUAL 153

El sacacorchos es una
caricia en espiral que
recorre el tronco del
pene hacia arriba y
hacia abajo.

La parte inferior de la
cabeza del f>ene
(llamada frenillo) es
quizá la zona más
sensible de los genitales
masculinos. La mujer
puede frotar esta cara
inferior del pene
alternando los dedos
pulgares, primero uno y
luego el otro.

La mujer puede rozar el


pene con el estómago
de su compañero,
masajeando la sensible
piel de la parte inferior
del pene y al mismo
tiempo ayudando a
elevar la energía sexual
por su torso y por el
resto del cuerpo.
154 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Los taoístas creían


que el amor
Posturas sanadoras
expresado a través Los taoístas creían que el amor expresado a través de la sexualidad era la
de la sexualidad era medicina más poderosa, y llamaban al sexo la «hierba humana». El médico
la medicina más taoísta recetaba frecuentemente varias semanas de hacer el amor en cierta
poderosa, y llamaban postura para remediar una dolencia específica.
al sexo la «hierba Más adelante comentaremos una serie de posturas curativas, pero antes
humana». El médico nos gustaría darte algunas directrices generales para hacer el amor de un modo
taoísta más satisfactorio y sanador.
frecuentemente
recetaba varias
semanas de hacer el ENCONTRAR EL CAMINO
amor en cierta
postura para Armonización y sanación
remediar una
dolencia específica. •ARMONIZARSE: para armonizarse y relajarse mutuamente,
juntar las partes del cuerpo que son similares: los labios con
los labios, las manos con las manos y los genitales con los
genitales.

•ESTIMULARSE: para estimularse y excitarse mutuamente


juntar las partes del cuerpo que no son similares: los labios
con la oreja, la boca con los genitales, los genitales con
el ano.

•CAMBIAR: cuando el hombre sienta el impulso de


eyacular, su compañera debe cambiar de posición, con lo
que se reducirá la estimulación permitiéndole controlar más
fácilmente la eyaculación. Si el hombre no eyacula
demasiado pronto, ambos tendrán tiempo de generar más
energía curativa.

•SANARSE: para poder sanaros mutuamente, recordad


que la persona que se mueve (generalmente la que está
encima) da más energía a su pareja. En otras palabras, si
tu pareja está cansada, tiene poca energía o no se siente
bien, puedes darle energía poniéndote encima y
mostrándote más activo o activa durante el encuentro. La
persona que está debajo también puede moverse para
complementar el movimiento de la que está arriba.
SANACIÓN SEXUAL 155

En Occidente, tendemos a pensar que la persona que está arriba es la más


poderosa o dominante. El planteamiento taoísta es muy distinto: la persona
que se pone encima (que generalmente está más activa), está dando y sanan-
do a la que queda debajo (que generalmente se mostrará más receptiva).
A continuación mostramos las cuatro posturas básicas de las que se deri-
van todas las demás. Buscar nuevas posturas puede ser divertido y estimular
distintas partes de los genitales, pero el factor más importante para que el en-
cuentro sexual sea satisfactorio es la calidad de la conexión, no la novedad
de la postura.

EL HOMBRE ENCIMA
En esta posición, que los misioneros hicieron famosa (y obligatoria), el
hombre se tumba encima de la mujer apoyándose en las manos o codos.
Esta posición es muy buena para armonizarte con tu pareja, ya que las
partes similares del cuerpo están en contacto. En esta postura os podéis mirar
a los ojos y besaros apasionadamente. Tanto los ojos como la lengua son im-
portantes conductores de la energía sanadora.

Esta posición, que los


misioneros hicieron
famosa, es muy buena
para armonizarse, ya
que las partes similares
del cuerpo están en
contacto.
156 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Una de las principales desventajas de esta posición es que el punto G de


la mujer queda completamente relegado, ya que el pene masculino presiona
contra la pared posterior de la vagina. El hombre puede solucionar el proble-
ma inclinando el sacro y dirigiendo el pene hacia arriba, y la mujer puede po-
nerse una almohada debajo de los glúteos; ambas estrategias producen el mis-
mo efecto de cambiar el ángulo de penetración, permitiendo presionar contra
la pared anterior de la vagina. En lugar de usar la almohada, la mujer también
puede dejar las piernas sobre los brazos o los hombros del hombre.
Cuando la mujer levanta las piernas, la penetración es más profunda:
cuanto más levante las piernas, más profunda será la penetración. Esto pue-
de aumentar el placer para los dos miembros de la pareja, y está especialmente
indicado si la mujer tiene una vagina relativamente grande o el hombre un pene
relativamente pequeño.
Sed conscientes de que con la penetración más profunda el hombre puede
golpear la cerviz de su compañera, lo que para algunas mujeres puede resultar do-
loroso. Cuando se comienza a practicar en esta posición es mejor que el hombre
penetre lentamente hasta que encuentre un ángulo de penetración cómodo.

Cuando la mujer
levanta las piernas, la
penetración es más
profunda: cuanto más
las levante, más
profunda será la
penetración.

SANACIÓN SEXUAL 157

Según el Tao, la postura con el hombre encima suele ser buena para em-
pezar el encuentro amoroso. Como las mujeres se parecen al agua y los hom-
bres al fuego, esta posición permite al hombre activar y compartir su energía
y calor con su compañera. Así, el hombre puede avivar las brasas del deseo de la
mujer. Cuando el deseo de la mujer comienza a hervir y está a punto de
apagar el fuego del hombre (haciéndole eyacular), puede que deseéis cambiar
de posición haciendo que la mujer se ponga encima.

LA MUJER ENCIMA
En la postura de la mujer encima, el hombre está tumbado de espaldas y
la mujer se sienta sobre él. Muchos hombres afirman que ésta es la mejor pos-
tura para tener múltiples orgasmos. En esta posición, el hombre puede relajar
sus músculos pélvicos y prestar atención a su ritmo de excitación. Cuando se
acerca al punto sin retorno, él puede apretar su músculo PC. La gravedad ayu-
dará a extraer la energía del pene, permitiendo al hombre concentrarse en ca-
nalizarla hacia la columna.

Muchos hombres
afirman que ésta es
la mejor postura para
tener múltiples
orgasmos. En esta
posición, el hombre
puede relajar sus
músculos pélvicos y
prestar atención a su
ritmo de excitación.
158 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

En esta posición, la En esta postura, el hombre tiene que poder comunicar cuándo está cer-
mujer puede dirigir la ca de la eyaculación y la mujer tiene que estar dispuesta a detenerse momen-
cabeza del pene de táneamente antes de que él llegue al punto sin retorno. Aunque al principio
su compañero hacia esta interrupción puede resultar irritante para la mujer, permite al hombre
las partes más controlar su eyaculación y prolongar mucho el encuentro, lo que aumentará
sensibles de su el placer para ambos. A medida que el hombre adquiera más habilidad, estas
vagina, incluyendo el pausas se reducirán y acabarán formando parte del flujo y reflujo natural del
punto G; así, para encuentro. Por la misma razón que esta postura permite al hombre evitar la
muchas mujeres ésta eyaculación, también hace más difícil que los hombres con menos energía se-
es la mejor posición xual o con problemas de erección puedan mantener dicha erección.
para tener múltiples En esta postura, la mujer puede dirigir la cabeza del pene de su compa-
orgasmos. ñero hacia las partes más sensibles de su vagina, incluyendo el punto G, por
lo que muchas mujeres afirman que ésta es la mejor postura para tener múlti-
ples orgasmos. Asimismo, en esta posición la mujer puede mantener la cabeza
del pene de su compañero en los cinco primeros centímetros de la vagina,
que a menudo son su parte más sensible.
Por otra parte, en esta posición el hombre tiene las manos libres para es-
timular el clítoris de la mujer, potenciando su placer. La mujer también pue-
de usar sus propias manos para estimularse el clítoris, lo que junto con la pe-
netración vaginal incrementa enormemente la posibilidad de que experimente
múltiples orgasmos. Alternativamente, la mujer también puede presionar su
clítoris contra el hueso púbico de su compañero durante la penetración pro-
funda. Mientras la mujer controla la penetración y la estimulación clitori-
diana, el hombre puede usar sus manos para acariciar los pechos de su com-
pañera, haciendo rodar suavemente los pezones entre sus dedos.
Si la mujer se inclina hacia delante, o si el hombre apoya la cabeza o la
espalda en una almohada, también puede chuparle los pechos mientras ha-
cen el amor. Como mencionamos anteriormente, el hombre puede beber la
energía yin de su compañera de sus labios y lengua, de sus pechos y de su va-
gina. La mujer también puede beber la energía yang de su compañero de sus
labios, pezones y pene. Este intercambio energético es equilibrante y curati-
vo para ambos participantes.
En esta posición, la mujer que haya fortalecido su músculo PC puede es-
timular el tallo y los puntos de reflexología del pene masculino. Evitando ex-
citar la cabeza del pene, ambos pueden prolongar mucho el encuentro sexual
y tener largos orgasmos. En el Capítulo 2 describimos una serie de ejercicios
que la mujer puede emplear para estimularse y estimular a su compañero
con su músculo PC. La mujer puede intentar apretar y masajear el pene del
hombre con su músculo PC también en otras posiciones, incluso aunque el hom-
bre esté encima.
SANACIÓN SEXUAL 159

Ejercicio 18

DAR LA VUELTA AL MUNDO EN UNA NOCHE


1.Durante el coito, la mujer cabalga al hombre dándole la cara. Aprie
ta su músculo PC alrededor del tronco del pene masculino, sin esti
mular el glande.
2.Se mueve arriba y abajo sobre el tronco del pene teniendo cuidado
de que él no se salga y de no apretar el glande. Ella puede hacer nue
ve movimientos de penetración cortos y uno largo. Esto será muy pla
centero para ambos.
3.Ahora la mujer repite los pasos 1 y 2 dando la espalda a su compañero
y mirando hacia sus pies.
4.A continuación ella vuelve a ponerse de cara mientras sigue apre
tando el pene arriba y abajo. Puede seguir rotando así todo el tiem
po que desee.
La mujer puede dirigir el pene de su compañero hacia sus puntos más sensibles y usar su músculo PC para
estimular el tallo del pene.

EL HOMBRE POR DETRÁS


En la posición del hombre por detrás, la vagina de la mujer está espe-
cialmente apretada, y esta postura puede ser particularmente excitante tanto
para los hombres como para las mujeres. Apretando los muslos, la mujer es-
trecha la cavidad vaginal y puede tensar más el músculo PC. En esta posición,
y especialmente cuando el torso de la mujer se inclina hacia abajo o ella se tum-
ba de cara (véase ilustración de la página 71), su punto G resulta fácil de al-
canzar. Por lo tanto, esta posición es muy valiosa para ayudar a la mujer a ex-
160 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

En esta posición, la
vagina de la mujer
está especialmente
apretada, lo que puede
resultar muy excitante
para ambos.

perimentar múltiples orgasmos. Si están de rodillas, el hombre también pue-


de usar una de sus manos libres para estimular el clítoris de su compañera.
Cuando la mujer está completamente tumbada sobre el vientre, le resulta más
cómodo estimularse el clítoris ella misma.

DE LADO
La posición de lado no requiere mucho esfuerzo de los miembros de la
pareja, por lo que está especialmente indicada para las últimas etapas del en-
cuentro y para relajarse después de interacciones más vigorosas. La posición
es un tanto difícil de alcanzar y de mantener, ya que la penetración suele ser
superficial. Quizá lo más sencillo sea empezar con el hombre encima y des-
pués rodar hacia un lado hasta quedarse en esta postura. Estar tumbados cara
a cara con todo el cuerpo en contacto es bueno para armonizar y hacer circular
la energía.

POSICIÓN SENTADA
La posición sentada es una variante de la postura con la mujer encima, y
es una de las favoritas del amor sanador. El paralelismo existente entre los
cuerpos y el apretado abrazo hacen de ella una postura extremadamente ínti-
SAN ACIÓN SEXUAL 161
ma y curativa, perfecta para las etapas avanzadas del encuentro sexual, para
la conexión de almas y la circulación de energías.
Si la mujer se tumba hacia atrás y se apoya sobre los brazos, en esta pos- El paralelismo
tura se puede generar mucha fricción, aunque en general está indicada para existente entre los
un movimiento de penetración menos intenso. En cualquier caso, el movi- cuerpos y el apretado
miento depende del balanceo de la pelvis, balanceo que puede favorecer la abrazo hacen de ella
circulación de energía por la columna. Puedes fomentar la circulación ener- una postura
gética de tu pareja acariciándole la columna y llevando la energía de la cabe- extremadamente
za al abdomen. íntima y curativa.

La postura sentada es
perfecta para las
etapas avanzadas del
encuentro sexual, para
la conexión de almas y
la circulación de
energías.
162 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Cuando hacemos POSICIÓN DE PIE


circular la energía Es una adaptación esforzada pero intensa de la postura anterior, en la que
durante el encuentro el hombre se queda de pie mientras la mujer le envuelve con sus piernas. Esta
sexual, nuestra postura requiere bastante fuerza, coordinación y equilibrio, pero puede resul-
atención se reorienta, tar muy energizante. En esta postura es más difícil realizar movimientos de
pasando de dirigirse penetración (a menos que la mujer esté apoyada sobre un mostrador), pero es
a una frenética y excelente para la circulación y el intercambio de energías.
divertida carrera
hacia el orgasmo a
Hacer circular la energía sexual
centrarse en un
proceso más Como comentamos en el Capítulo 3, hacer circular la energía sexual a tra-
meditativo. vés del cuerpo es una manera eficaz de nutrir todo el sistema y de transformar
el placer efímero del orgasmo en una duradera experiencia extática que es
profundamente curativa. Cuando hacemos circular la energía durante el en-
cuentro sexual, nuestra atención se reorienta, pasando de dirigirse a una fre-
nética y divertida carrera hacia el orgasmo a centrarse en un proceso más me-
ditativo.
En el Capítulo 3 aprendiste a hacer circular la energía dentro de tu pro-
pio cuerpo en soledad. En este apartado aprenderás a mover la energía
dentro de tu cuerpo mientras haces el amor con tu pareja. En el Capítulo 7
aprenderás a dar energía a tu pareja y a recibirla de ella en el ejercicio del em-
parejamiento de almas. Este intercambio energético permite ahondar en la
sanación y en la intimidad, pero, para empezar, hemos de entender cómo ha-
cer circular la energía en nuestros cuerpos durante el encuentro sexual.

ELEVAR Y BAJAR
Puedes hacer circular la energía sexual en cualquier momento, tanto
cuando empiezas a excitarte como cuando estás cerca del orgasmo. La circu-
lación de la energía sexual te rejuvenecerá; en el caso del hombre, reduce
el impulso de eyacular rápidamente. Las mujeres y los hombres que han
aprendido a separar el orgasmo de la eyaculación también puede hacer
circular su energía durante y después del orgasmo. El hombre puede prac-
ticar la circulación energética después de eyacular, aunque tendrá mucha
menos energía que elevar porque habrá vertido buena parte de ella en la
eyaculación.
Cuando ambos estéis muy excitados, haced un alto y fundiros en un abra-
zo. Mirad profundamente a los ojos de vuestra pareja, contemplando su bon-
dad interna, y expresad la intensidad de vuestro amor con los ojos. Mantener
los ojos abiertos también contribuye a elevar la energía.
SANACIÓN SEXUAL
163

La posición de pie
permite una
excelente circulación
de energías, aunque
los movimientos de
penetración están
bastante limitados.
164 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Los miembros de la
pareja pueden empezar
por hacer circular la
energía sexual por su
propio cuerpo durante
el encuentro. Más
tarde aprenderán a dar
y recibir energía sexual
de su compañero o
compañera.

ENCONTRAR EL CAMINO

Los tres niveles del cultivo


de la energía sexual
•HACERLA CIRCULAR DENTRO DE TI MISMO: hacer
circular la energía sexual dentro de tu propio cuerpo cuando
te das placer.

•HACERLA CIRCULAR DENTRO DE TU PROPIO


CUERPO CUANDO ESTÁIS JUNTOS: haz circular la
energía sexual dentro de tu propio cuerpo mientras haces el
amor con tu pareja.

•HACER CIRCULAR LA ENERGÍA E


INTERCAMBIARLA: intercambia energía sexual con tu
pareja mientras hacéis el amor.
SANACIÓN SEXUAL 165

Ejercicio 19
ASPIRACIÓN ORGÁSMICA ASCENDENTE
DURANTE EL ENCUENTRO SEXUAL
1.DETENERSE: cuando los dos estéis muy excitados, el hombre se retira
parcialmente de modo que sólo la punta de su pene quede dentro de
la vagina de la mujer. Esto os ayudará a enfriaros.
2.ESPIRAR Y CONTRAER: ambos debéis espirar y contraer el músculo PC.
Es preferible que el hombre lo contraiga primero, de modo que la
fuerza del músculo PC de la mujer no le haga traspasar el límite.
3.BOMBEO: bombead la energía al sacro y elevadla por la columna has
ta la coronilla contrayendo el músculo PC y el ano.
4.DESCANSAR Y SONREÍR: descansad y sonreíd a los órganos sexuales,
permitiendo que la energía se eleve hacia la cabeza.
5.DIBUJAR ESPIRALES: dibujad espirales de energía dentro de vuestras
cabezas girando los ojos en círculo, nueve veces hacia la izquierda y
otras nueve hacia la derecha.
6.CIRCULAR: haz bajar la energía por la parte delantera del cuerpo ha
cia los órganos sexuales con la sonrisa interna, y haz que la energía gire
subiendo por la espalda y descendiendo por delante.
7.HACER EL AMOR: seguid haciendo el amor.
8.ALMACENAMIENTO: cuando hayáis acabado, tocaos el ombligo y di
rigid la atención hacia él. Sonreíd e imaginad que la energía da vuel
tas alrededor del ombligo siendo atraída de la cabeza al abdomen,
donde puede almacenarse y nutrir el resto del cuerpo.

Relajarse durante el encuentro sexual permite que la sangre de los genita-


les, que ahora está llena de hormonas, circule para fortalecer el resto del cuer-
po. El hombre no debe preocuparse por perder la erección. Es el único modo de
que la sangre vuelva a circular por el cuerpo, lo que permitirá que nueva sangre
fluya hacia su pene y éste vuelva a ponerse duro para seguir haciendo el amor. Los textos taoístas
clásicos sugieren que
Maratones multiorgásmicos y multiorgasmos hacen falta mil
rápidos amorosos
movimientos de
Según los taoístas, cuanto más tiempo haces el amor, más energía cura- penetración para
tiva puedes generar y hacer circular. Los textos taoístas clásicos sugieren que satisfacer
hacen falta mil movimientos de penetración amorosa para satisfacer comple- completamente a una
tamente a una mujer. Antes de que esto empiece a sonar como un maratón, mujer.
166 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Cuando tu pareja y tú merece la pena señalar, como afirma Jolan Chang en su libro El tao del
comencéis a practicar amor y del sexo, que en media hora de footing damos al menos dos mil pasos.
el amor sanador, Si media hora de footing exige dar dos mil pasos, ¿por qué en media hora de
descubriréis que encuentro sexual no can a caber mil amorosos movimientos de
vuestros cuerpos se penetración?
sintonizan y que La duración de este tipo de encuentros es mucho mayor de lo que suele
podéis experimentar ser habitual en los encuentros sexuales modernos. Cuando Alfred Kinsey di-
las alturas del rigió sus famosos estudios sobre sexualidad humana en los años cincuenta,
encuentro descubrió que el «coito» medio de la pareja occidental duraba dos minutos.
multiorgásmico muy Desde entonces, la media se ha elevado hasta los diez minutos. Los antiguos
rápidamente. taoístas podrían explicarse buena parte del descontento existente en los dor-
mitorios modernos leyendo esos números. Resulta muy difícil energizar y sa-
tisfacer plenamente a una pareja —especialmente a la mujer— con un en-
cuentro tan breve. Si bien la sexualidad no debe convertirse en un maratón
ni en una prueba de resistencia, merece la pena recordar que, según los crite-
rios taoístas, nuestra sexualidad actual es demasiado breve para alcanzar las
cimas -—y profundidades— que pueden experimentarse.
El paso acelerado y frenético de la vida cotidiana nos impide disponer de
oportunidades para prolongar el encuentro cada noche o incluso cada semana.
Sin embargo, si queremos alcanzar los niveles más profundos y energizantes del
encuentro sexual extático, tenemos que reservarle tiempo sabiendo que no se-
remos interrumpidos por el teléfono, los niños o cualquier otra persona. Que-
darse en casa para hacer el amor durante toda la tarde es mucho más divertido
que ir al cine, y reservar todo un fin de semana puede permitirnos la tranquili-
dad necesaria para que nuestro deseo despierte plenamente.
Antes de que empieces a preocuparte por cómo encajar unas horas de en-
cuentro sexual en tu apretada agenda, merece la pena mencionar los mul-
tiorgasmos rápidos. Cuando tu pareja y tú comencéis a practicar el amor sa-
nador, descubriréis que vuestros cuerpos se sintonizan y que podéis experimentar
las alturas del encuentro multiorgásmico muy rápidamente. Todo depende
de la rapidez con que el hombre y la mujer sean capaces de llevar las aguas fe-
meninas al punto de ebullición, pero, con las técnicas descritas en los capí-
tulos anteriores, debe lograrse sin dilación.
El sexo es muchas cosas, y aunque te recomendamos decididamente que
explores las alturas del amor sanador, no te recomendamos que abandones los
placeres instintivos de los apareamientos a la carrera. Podemos pensar en el
amor sanador, y especialmente en la circulación energética, como en una cena
de gourmet que
saboreamos y
anhelamos cuando
podemos
permitírnoslo, pero
no es algo que
esperamos tener
cada noche. Si eliges
un paso más febril,
puedes hacer
circular la energía al
acabar, mientras
descansas, aunque
tendrás menos
energía para elevar,
especialmente si el
hombre aún no ha
aprendido a tener
orgasmos sin
eyacular. En
realidad, cuando en
el encuentro sexual
están presentes el
amor y el deseo
mutuo, ya estáis
practicando el amor
sanador.
SANACIÓN SEXUAL 167

A continuación surge la cuestión de cuándo detenerse. La mayoría de la gente


acaba el encuentro sexual cuando el hombre eyacula, en la esperanza de que la
mujer ya haya tenido al menos un orgasmo. Cuando ambos sois multiorgásmicos,
deja de existir ese punto final tan evidente. Tu pareja y tú tendréis que decidir
cuánto tiempo queréis hacer el amor y cuándo os sentís satisfechos. La mayoría
no estamos acostumbrados a prestar mucha atención a nuestros apetitos sexua-
les y a saber cuándo nos sentimos realmente satisfechos. Tendréis que prestar aten-
ción a vuestro deseo para decidir cuándo habéis acabado.
Los taoístas aconsejan que se deje de comer varios bocados antes de sen-
tirse completamente lleno. Así, cuando el alimento llegue al estómago, la per-
sona se sentirá agradablemente satisfecha sin llegar a estar harta. De igual
modo, los taoístas animan a los amantes a dejar de hacer el amor antes de sa-
ciarse totalmente, cuando aún arden las brasas. El deseo restante te permiti-
rá seguir anhelando a tu pareja la noche siguiente y la siguiente durante toda
una vida de amor apasionado.

Ir y venir
Según los taoístas, el orgasmo múltiple no es la única razón por la que el
hombre debe aprender a tener orgasmos sin eyacular. Como ya hemos mencio-
nado, los maestros taoístas eran médicos, y por tanto consideraban la sexuali-
dad como parte integral de la salud general del cuerpo. Sus cuidadosas obser-
vaciones les permitieron descubrir que la eyaculación drena la energía masculina.
Los hombres notan esta pérdida de energía porque suelen tener ganas de dor-
mir inmediatamente después de eyacular. Las mujeres a menudo lamentan la
falta de interés de sus compañeros por la intimidad, la conversación o incluso
las caricias y los abrazos después de eyacular. El hombre que eyacula, gruñe y se
queda dormido encima de su compañera ha sido abundantemente retratado en
los medios de comunicación. El agotamiento que supone la eyaculación para el
cuerpo masculino ya era bien conocido hace miles de años.

Después de eyacular, el hombre está cansado, le zumban los oídos,


le pesan los ojos y desea quedarse dormido. Tiene sed y siente sus miem-
bros debilitados y rígidos. Al eyacular experimenta un breve momento
de sensación, pero después sufre largas horas de agotamiento.
PENG-TZE, consejero sexual del famoso Emperador Amarillo

Los más jóvenes no sentirán tanto el agotamiento como los hombres ma-
yores, y los hombres que eyaculan después de mucho tiempo también se sen-
tirán mucho menos cansados que los que eyaculan a menudo. Como comen-
tamos en el Capítulo 2, cada vez que el hombre tiene un orgasmo, expande la
energía por su cuerpo. Si acaba eyaculando después de múltiples orgasmos,
168 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

El cansancio del perderá mucha menos energía, especialmente después de haberla hecho circu-
hombre después de lar. El cansancio del hombre después de eyacular dependerá de su edad, de su
eyacular dependerá salud, de la frecuencia de la eyaculación y de la cantidad de energía movi-
de su edad, de su lizada durante el coito antes de eyacular.
salud, de la Si el hombre no eyacula, evidentemente tendrá más energía para hacerla
frecuencia de la circular. Y si lleva la energía hacia el abdomen, ésta quedará almacenada en sus ór-
eyaculación y de la ganos, y será liberada según las necesidades de su cuerpo a lo largo de las doce o ca-
cantidad de energía torce horas siguientes. Muchos hombres y mujeres multiorgásmicos que cultivan
movilizada durante el su energía describen que sus orgasmos pueden durar horas después del climax.
coito antes de Mucha gente que no entiende la diferencia entre orgasmo y eyaculación asu-
eyacular. me que la tradición taoísta previene a los hombres contra el orgasmo. Espera-
mos que ya haya quedado absolutamente claro que los hombres pueden tener
todos los orgasmos que deseen siempre que aprendan a evitar la eyaculación.
Hemos comentado en El hombre multiorgásmico los efectos a largo plazo
que tiene «derramar la semilla» para el cuerpo masculino. Animamos a leer-
lo a todos los hombres (y mujeres) que deseen saber cómo la eyaculación ago-
ta el cuerpo masculino. En cualquier caso, la mejor prueba está en el propio
cuerpo del hombre y es algo que él mismo puede experimentar fácilmente en
su dormitorio. Basta con comparar cómo se siente y cuánto necesita dormir
después de haber eyaculado (especialmente después de varias noches de sexo
con eyaculación) y después del sexo no eyaculatorio y multiorgásmico.
A diferencia de los A diferencia de los hombres, las mujeres no suelen tener que preocuparse
hombres, las mujeres de que el sexo las deje agotadas. La energía que pierden en la descarga vaginal
no suelen tener que durante el orgasmo es mínima (incluso en el caso de las que emiten líquido
preocuparse de que —la llamada eyaculación femenina— durante un orgasmo intenso). Obvia-
el sexo las deje mente, después de tener orgasmos muy intensos o «terminales» muchas muje-
agotadas. res se sienten cansadas o sienten que ya han acabado. Esta sensación de com-
pletamiento acompaña al orgasmo (especialmente si es intenso) y no es nada por
lo que haya que preocuparse. Si la mujer quiere evitar esta sensación de cansancio
o agotamiento, basta con que haga circular la energía sexual por su cuerpo.
Según el Tao, las mujeres pierden mucha menos energía practicando el
acto sexual de la que pierden en la menstruación o durante el nacimiento de un
hijo. Para remediar esa pérdida de energía, los taoístas desarrollaron un méto-
do que permite acortar la menstruación y reducir el dolor que muchas sufren
durante el período. Estas prácticas están más allá del ámbito del presente libro,
pero han sido ampliamente comentadas en el libro de Mantak y Maneewan
Chia titulado: Amor curativo a través del Tao.

Fortalecer los órganos sexuales


Si las parejas quieren disfrutar de una sexualidad de calidad, han de te-
ner orgasmos saludables. El encuentro sanador descrito hasta el momento en
SANACIÓN SEXUAL
169

este libro energizará tus órganos sexuales y el resto de tu cuerpo. Pero hay otro
ejercicio taoísta que puedes practicar para fortalecer tu próstata (si eres hom-
bre) y tu útero (si eres mujer).
Tendemos a pensar que nuestros órganos sexuales son el pene, la vagina
y el clítoris, pero buena parte de nuestra energía y de nuestra habilidad se-
xuales provienen de la próstata, en el caso de los hombres, y del útero, en el
caso de las mujeres. Puedes probar los ejercicios siguientes si deseas cultivar

Ejercicio 20

FORTALECIMIENTO DEL ÚTERO Y DE LA PRÓSTATA


1.Siéntate en el borde de una silla o ponte de pie con los pies separa
dos a la distancia aproximada de los hombros.
2.Espira y contrae la parte inferior del abdomen.
3.Mientras espiras, presiona suavemente con los dedos de una mano
sobre el abdomen, justo encima del hueso púbico, para poder sentir
que los músculos se alisan.
4.Contrae varias veces los músculos abdominales, como si absorbieras con
una pajita, aunque sin inspirar a través de la boca ni de la nariz. (Mien
tras absorbes los músculos abdominales, notarás que el ano y la vul
va o los testículos se elevan ligeramente. Esta absorción te masajea la
próstata o el útero y crea un vacío que atraerá más energía hacia ellos.
No te preocupes si al absorber energía hacia el abdomen emites so
nidos curiosos. Son el resultado del vacío que has creado y una señal
que indica que estás practicando correctamente.)
5.Inspira hacia el abdomen. Sentirás que los dedos son empujados ha
cia fuera. La succión llevará la energía hacia la pelvis.
6.Espira lentamente a través de los dientes, siseando como una serpiente.
7.Manten la atención en la próstata o útero a medida que se vaya ca
lentando.
8.Mientras te relajas, la energía se elevará hacia tu cabeza. Puedes son
reír a tus órganos sexuales para favorecer la ascensión de la energía
por la columna hacia el cerebro.
9.Haz girar la energía en espiral dentro de la cabeza nueve veces en
cada sentido.
10.Con la punta de la lengua, tócate la parte delantera del paladar, jus
to detrás de los incisivos, y deja que la energía vaya descendiendo ha
cia el ombligo. Puedes imaginar que la energía dibuja espirales en el
ombligo para favorecer su absorción.
170 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

estas partes vitales de tu cuerpo. La realización de estos ejercicios también ge-


nerará mucha energía sexual que puedes hacer circular por tu cuerpo aunque
no estés haciendo el amor ni dándote placer.

Sexo más seguro y salud sexual


Incluso con los recientes avances que ayudan a tratar el SIDA, las en-
fermedades de transmisión sexual van a estar entre nosotros mucho tiempo.
Por esta razón merece la pena mencionar la cuestión del sexo seguro. Ade-
más, la salud sexual puede afectar radicalmente a la frecuencia y satisfacción
de tu encuentro sexual. Resulta difícil enfocarse en las alturas del placer si te
preocupa el dolor que sientes; por lo tanto, por favor, tómate un momento
para leer este apartado.
Estas recomendaciones están especialmente indicadas para las parejas re-
cién formadas que aún no han tenido tiempo de comprobar si están libres de
enfermedades de transmisión sexual.
Ya existen pruebas simples que permiten comprobar si se ha contraído el
VIH, la hepatitis B y C, la sífilis, la gonorrea o la chlamidia. Hay que recor-
dar que la persona puede tardar seis meses en dar positivo a la prueba del VIH.
Debéis usar medidas de seguridad durante seis meses si habéis corrido riesgos,
y después volver a pasar la prueba. Si los dos tests dan negativo, no hay de
qué preocuparse, siempre que ambos seáis monógamos.
Ciertas enfermedades, como el herpes y el virus del papiloma humano, res-
ponsable de los tumores genitales, pueden transmitirse por contacto cutáneo,
con o sin condón. Ambas enfermedades son muy comunes (afectan al 25 y
50 por 100 de la población adulta, respectivamente), pero generalmente be-
nignas. Aunque suelen dar vergüenza, generalmente no son peligrosas y tie-
nen tratamiento médico. Sométete a las pruebas y toma precauciones para
asegurarte de que el encuentro sexual sea sanador.
En el sexo no eyaculatorio existen menos riesgos de intercambiar fluidos
corporales. Si bien esto no reduce el riesgo de contraer otras enfermedades de
transmisión sexual, como el herpes o el papiloma humano, sí que reduce el
riesgo de contraer el VIH y la hepatitis, que se transmiten a través del inter-
cambio de fluidos corporales. Al no eyacular, el hombre no transmite tantos
fluidos a su compañera y tampoco absorbe tantos fluidos corporales de ella. El
pene del hombre, cuando eyacula, crea un vacío de baja presión por el que
puede absorber flujos de su compañera. Aunque el sexo no eyaculatorio reduce
el volumen de los fluidos absorbidos, haciendo que el sexo sea más seguro, si-
gue sin ser «verdaderamente seguro» a menos que uses un condón.
Es importante recordar que aunque no se eyacule, los fluidos corporales
siguen intercambiéndose (recuerda el líquido preeyaculatorio sobre el que ad-
vierten los programas de educación sexual). Ésta es la causa por la que el sexo
SANACIÓN SEXUAL 171

EL ARTE DE USAR CONDONES


1.NO HAY SUSTITUTO: usa siempre condón antes de practicar el coito va
ginal o anal, a menos que ambos hayáis superado las pruebas de las
enfermedades de transmisión sexual y seáis monógamos.

2.BUENAS Y MALAS NUEVAS: la buena nueva respecto al uso de los con


dones es que la reducción de la sensibilidad que la mayoría de los
hombres experimentan puede ayudar a controlar la eyaculación. La
mala nueva es que los condones reducen la sensibilidad masculina. A
algunos hombres les cuesta mantener la erección cuando se ponen
un condón. Si estás en esta situación, tu compañera o tú deberíais se
guir acariciándote los genitales mientras te lo pones. Aplicarte una
pequeña cantidad de lubricante sobre el pene antes de ponerte el
condón aumentará tu sensibilidad, sin hacer que el condón se salga.

3.SEXO ORAL: usa siempre un condón antes de que tu compañera prac


tique el sexo oral. En este caso, tu compañera probablemente querrá
que uses un condón «seco».

4.PONÉRSELO: deja siempre un espacio de un centímetro en el extre


mo de los condones de punta plana. Los depósitos de los condones
están diseñados para crear ese espacio. Asegúrate de que el condón
te cubre todo el pene, y alísalo para extraer posibles burbujas de aire.
Si no estás circuncidado, retírate la piel antes de ponerte el condón. Si
el condón comienza a salirse, puedes sujetarlo con los dedos.

5.LUBRICANTE: aplica abundante lubricante por el exterior del con


dón. (No poner suficiente lubricante es una de las razones por las
que se rompen los condones.) Usa únicamente lubricantes solubles
en agua. Los lubricantes derivados del petróleo, como la vaselina,
pueden hacer que los condones, las capuchas o los guantes de látex
se deshagan.

6.DESPUÉS: una vez acabado el coito, retírate mientras aún estás erec
to y sujeta la base del condón con los dedos para asegurarte de que
no se desliza. Tira el condón y, sobre todo si has eyaculado, lávate el
pene o ponte otro condón antes de continuar con las caricias.

7.ROTURAS: los condones suelen deslizarse o salirse, bien porque no se


han puesto correctamente, porque el sexo ha sido «demasiado» vi
goroso, o por no sostenerlos durante la retirada. Si el condón se rom
pe o se sale y no has eyaculado, o si la rotura está cerca de la base del
condón, probablemente no hay motivo de preocupación. Simplemente
172 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

retira el condón roto y ponte otro nuevo. Si el condón se rompe y has


eyaculado, los expertos en sexo seguro recomiendan que tu compa-
ñera orine y se inserte espuma o gel espermicida en la vagina para
destruir el esperma, los virus y las bacterias. Debe mantener el esper-
micida dentro durante al menos una hora. Si os preocupa que tu com-
pañera se pueda quedar embarazada, tal vez desee tomar «la pildo-
ra del día siguiente», que puede obtener de su médico.

no eyaculatorio no es fiable como método anticonceptivo. El hecho de no


eyacular simplemente hace que el sexo sea más seguro y que cualquier méto-
do anticonceptivo utilizado resulte más eficaz. Sin embargo, queremos insis-
tir en que el sexo no eyaculatorio no debe considerarse en sí mismo un mé-
todo de control de la natalidad.

El poder de hacernos daño y de sanarnos


El virus VIH y demás enfermedades de transmisión sexual sirven para re-
cordarnos un importante principio taoísta: el encuentro sexual es un inter-
cambio físico y energético que puede influir profundamente en la salud y bie-
nestar de ambos participantes. La revolución sexual no tuvo en cuenta este
hecho, y aún nos queda por determinar cómo nos influye en nuestra historia
sexual. Los intercambios bioquímicos y energéticos que se producen a través
de nuestros órganos sexuales tienen profundos efectos físicos, emocionales e
incluso espirituales para ambos participantes.
Si bien la extensión epidémica del SIDA y otras enfermedades de trans-
misión sexual es un fenómeno relativamente reciente, el poder del sexo para
curarnos o para enfermarnos no lo es. En nuestra sociedad moderna tende-
mos a mirar el sexo desde un punto de vista biológico y relacional, conside-
rándolo una parte más de las relaciones que se establecen entre adultos que
consienten. Sin embargo, el Tao nos recuerda que el sexo es un acto sagrado
que tiene el poder de producir enfermedad y destrucción o de producir sana-
ción y de crear una nueva vida. En el Tao predomina una visión pragmática
que considera el encuentro sexual desde el punto de vista de la salud, pero no
pierde la admiración y el respeto por esta fuente de vida. En los dos capítulos
siguientes exponemos qué hacer para que el encuentro amoroso siga estando
lleno de intimidad y sacralidad.
CAPITULO 6

Hacer el
amor de
verdad

En este capítulo descubrirás:

•El poder que tiene el sexo para intensificar nuestras emo


ciones, positiva y negativamente.
•Cómo conectar el deseo y el amor.
•Cómo cultivar el autoamor y el amor mutuo.
•La meditación del toque.
•Cómo transformar las emociones negativas hacia tu pa
reja con la sonrisa interna.
174 LA PAREJA MULT1ORGÁSMICA

Los taoístas sabían El amor sanador no sólo permite ampliar nuestro placer y salud sexual; tam-
que la energía sexual bién nos abre a un potencial de intimidad emocional cada vez más profunda.
simplemente expande Cuando el sexo es de calidad le damos el nombre de «hacer el amor», pero para
nuestra energía generar el verdadero «amor» tenemos que entender cómo el sexo puede sa-
corporal, sea positiva nar —o herir— nuestros corazones.
o negativa. Ya hemos repetido varias veces que la energía sexual simplemente in-
tensifica la energía corporal que tengamos, sea positiva o negativa. Hemos
insistido en la necesidad de sentir amor y evitar la ira y el odio. Examine-
mos ahora más de cerca la relación entre energía sexual y emociones, y ex-
La energía sexual es ploremos qué podemos hacer para que el amor sanador sea verdaderamente
como el fuego. El amoroso.
fuego puede A medida que aprendas a practicar el amor sanador y a expandir tu ener-
servirnos para cocinar gía sexual, es esencial que cultives el amor compasivo por ti mismo y por tu
el alimento, pero pareja. Los ejercicios propuestos en este capítulo y en el siguiente te ayuda-
también puede rán a cultivar el amor y la compasión. Mientras practicas el amor sanador, de-
quemarnos la casa. bes recordar que la energía sexual es como el fuego. El fuego nos sirve para
Todo depende de cocinar el alimento, pero también puede quemarnos la casa. Todo depende
cómo lo usemos. Lo de cómo lo usemos. Lo mismo ocurre con la energía sexual.
mismo ocurre con la Es esencial que transformes la energía sexual en amor y compasión para
energía sexual. que no se convierta en ira y en odio. La intensificación de nuestras emocio-
nes producida por la energía sexual ayuda a explicar por qué las peleas entre
amantes son siempre las más explosivas y por qué amor y odio están tan ínti-
mamente conectados. Es importante que a medida que vayas aprendiendo a
generar más energía sexual, la conectes con la energía compasiva del corazón.
El deseo, para los taoístas, es parte esencial de nuestra fuerza de vida, pero de-
bemos cultivarlo y conectarlo con el amor por nuestra pareja.

Cultivar el autoamor
Sin autoamor es
imposible ser un Los taoístas y muchos psicólogos modernos dicen que no podemos que-
compañero amoroso. rer a los demás hasta que aprendemos a querernos a nosotros mismos. Pero
¿qué quiere decir exactamente cultivar el autoamor y por qué es tan im-
portante para tener una vida sexual sana? En primer lugar debemos seña-
lar que el autoamor es algo muy distinto del egoísmo o del narcisismo. Es
simplemente el sentimiento de aceptación y de amor por uno mismo. Es esen-
cial para llevar una vida sexual y amorosa sana, porque sin autoamor es
imposible ser un compañero amoroso. Sentir compasión por uno mismo es esen-
cial para sentir compasión por nuestra pareja y por las demás personas de
nuestra vida.
HACER EL AMOR DE VERDAD 175

Ejercicio 21

CONECTAR AMOR Y DESEO


1.Tócate el corazón poniendo la punta de los dedos de ambas manos
en el centro del pecho.
2.Sonríe a tu corazón y siente que se ablanda; imagina a continuación
que florece como una flor roja. Llénalo de amor, alegría y compasión
por ti mismo.
3.Manten las puntas de los dedos de tu mano izquierda en contacto
con el corazón y coloca la mano derecha sobre los genitales.
4.Los hombres deben sentir que la energía de sus genitales asciende al
corazón y que desde el corazón vuelve a bajar a los genitales. Las mu
jeres deben sentir que la energía baja del corazón hacia los genitales
y después vuelve a subir al corazón. (Además de conectar el amor con
el deseo, la energía del corazón, que es como el fuego, calentará las
«aguas» yin de la vagina de la mujer, ayudándole a excitarse.)
5.Imagina los momentos de contacto sexual más íntimo con tu pareja
o aquellos momentos en los que te has sentido más amoroso hacia ella.
Esto te permitirá acceder al amor sanador para combinar amor y deseo.

La intimidad sexual puede hacer surgir nuestras mayores inseguridades. A


la mayoría de nosotros nos preocupa nuestro cuerpo y si resultamos atractivos
a nuestra pareja. Nuestro cuerpo no es perfecto, pero asumimos que debería ser-
lo. Aparte del de nuestro amante, apenas vemos cuerpos que no estén diseña-
dos para la industria publicitaria. Nos medimos con criterios poco realistas que
no nos ayudan a aceptarnos en absoluto. Las personas que suelen ver a los de-
más desnudos, como los médicos o masajistas, saben que en realidad no existen
los cuerpos perfectos y que cada cuerpo tiene su propia belleza.
El sexo también hace que nos sintamos inseguros respecto a nuestras ha-
bilidades en la cama. Como ninguno de nosotros se ha graduado en la escue-
la de las «artes de alcoba», nos sentimos muy inseguros respecto a nuestros
conocimientos y habilidades. El primer paso para trascender esta inseguridad
es admitir ante nuestra pareja y ante nosotros mismos que simplemente esta-
mos aprendiendo a distinguir qué nos gusta y qué le gusta a nuestra pareja. El
miedo, la ansiedad y los nervios son tres de los compañeros de cama que más
fácilmente sabotearán nuestra vida sexual. Un ambiente lúdico, incluso de
risa, puede ayudarnos a olvidar estas preocupaciones y a ver a nuestro amante
como un amoroso compañero de juegos en el camino hacia la satisfacción
sexual.
176 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

El ejercicio siguiente te ayudará a conectar con tu pareja y transmitirle


tu aprecio y amor por él o ella y por su cuerpo único. Es un ejercicio muy po-
deroso cuando uno de vosotros se siente inseguro, cuando habéis estado se-
parados o cuando estáis tratando de recuperar la confianza en la relación.

E j e r c i c i o 22

MEDITACIÓN DEL TOQUE DE LAS NUEVE FLORES


1.MIRARSE MUTUAMENTE A LOS OJOS: sentaos cómodamente uno fren
te a otro y miraos mutuamente a los ojos.
2.TOCARSE: decidid quién va a comenzar. Si empiezas tú, tócate tu pro
pio cuerpo con las dos manos, empezando generalmente por la ca
beza y bajando hasta los dedos de los pies. (Evita las partes de tu cuer
po que no deseas que te toque tu pareja y, en general, deja los
genitales para el final.) A medida que vayas tocando todas las partes
de tu cuerpo, siente compasión y aceptación por él.
3.TU PAREJA TE SIGUE: tu pareja debe seguirte con sus manos, tocán
dote amorosamente en todos los lugares donde tú te has tocado.
Mirarse mutuamente 4.SONRÍE Y ENVÍA AMOR: cuando hayas acabado, tu pareja debe sonreírte
a bs ojos es una y enviarte amor con sus ojos. Si lo deseáis, el que haya seguido al otro pue
buena manera de de expresar su amor verbalmente, diciendo cosas como: «Éste es el cuerpo
conectar y de enviarse de mi amado» o «Amo cada centímetro de este cuerpo». Centrad vuestros
mutuamente el amor comentarios en el amor que sentís por vuestra pareja, no sólo en el deseo.
sanador. 5.CAMBIAR: cambiad de papel.
6.EXPLÓRATE: tócate los pezones con mucho cuidado y suavidad, con un
toque ligero como una pluma que apenas os roce. Ahora dibuja un círculo
en la parte externa del pezón, en el borde de la piel oscura o areola. Tra
za círculos alrededor del pezón, dieciocho, treinta y seis veces o más. A
medida que tu energía sexual se active, sentirás corrientes de excitación.
7.DIBUJAR CÍRCULOS INTERNOS: ahora desciende uno o dos centímetros
y traza otro círculo, como si estuvieras dibujando una flor. Sigue bajan
do por el cuerpo desde el pezón hasta los genitales, haciendo círculos con
uno o dos centímetros de separación. Estás explorando tu cuerpo y co
nectando el pecho y el corazón con los genitales. El noveno círculo de
bería estar sobre el pubis, justo encima de tus órganos sexuales.
8.EXPLORARSE MUTUAMENTE: el hombre debe dibujar nueve círculos so
bre la mujer, y después la mujer debe repetirlos sobre el hombre.
9.HACER EL AMOR DE MANERA CURATIVA: ahora haced el amor como
deseéis, con todo el cuerpo y con todo el corazón.
HACER EL AMOR DE VERDAD 177

Esta meditación del toque requiere lentitud y paciencia, lo que a veces pue-
de resultar difícil para la rápida respuesta sexual masculina o, como dicen los
taoístas, «el fuego yang». Los hombres tienen que aprender a contener su fue-
go, manteniendo una combustión lenta. A medida que van siendo capaces de
controlar su fuego, evitan quemar su energía sexual con demasiada rapidez y
eyacular. El hombre debe relajarse, sonreír y elevar la energía. Debe centrarse
en encender la pasión de la mujer. Cuando el deseo de la mujer hierva, el
fuego del hombre se encenderá rápidamente y ambos estarán preparados para
hacer el amor.

Cultivar el amor mutuo


El cultivo del amor dentro de una relación es un tema profundo e impo-
sible de resumir en unos pocos párrafos. Además, este libro trata más del sexo
que del amor, aunque los taoístas siempre han sabido que para que el sexo sea
profundo y curativo ambos deben ir de la mano.
Ciertas emociones, como el enfado o la irritación limitan inevitable-
mente el afecto y la atracción que sentimos por nuestra pareja. Los taoístas re-
conocieron que el enfado y la irritación pueden crear desarmonía en el dor-
mitorio y en la relación. También creían que el enfado y otras emociones
negativas son tóxicas para nuestros cuerpos y para nuestra salud. Recomendaban
enérgicamente evitar las peleas entre amantes y las fogosas confrontaciones
que caracterizan tantas relaciones modernas. Recomendaban, en cambio, la
senda de la delicadeza y la compasión.
El Tao valora la humildad y la flexibilidad, y propone como símbolo de
estos valores el agua, que siempre busca el lugar más bajo y se adapta a la for-
ma de la vasija que la contiene. Los taoístas admiraban la paciencia y el po-
der del agua. Se dieron cuenta de que el río es lo suficientemente humilde y
flexible como para desplazar grandes rocas y acabará desgastándolas con el
tiempo.
Todas las relaciones experimentan las inevitables tensiones y presiones de
la vida en común, y cada pareja debe elegir su propia forma de afrontarlas.
Existe un ejercicio simple que refleja las cualidades taoístas de delicadeza y
compasión, emulando la relación complementaria entre el yin y el yang. Mu-
chas parejas lo han utilizado para entenderse y armonizarse.
Por turnos, cada persona escucha lo que le molesta a su pareja, y a con-
tinuación repite lo que ha escuchado. Esto nos permite reorientarnos, cen-
trándonos más en el dolor de nuestra pareja que en el propio. También nos per-
mite saber que nuestra pareja ha escuchado nuestra queja.
178 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Ejercicio 23

ESCUCHAR CON AMOR


1.COGERSE LAS MANOS: empezad dándoos las manos.
2.ESCUCHAR CON COMPASIÓN: tu pareja toma unos minutos para ex
plicar lo que le molesta mientras tú escuchas en silencio. Mientras es
cuchas, sonríe y deja que tu corazón se ablande y se llene de compa
sión. Procura enviar energía amorosa a tu pareja.

3.REPITE LO QUE HAS OÍDO: cuando tu pareja haya acabado, repite lo


que has escuchado. Evidentemente, no necesitas repetirlo palabra por
palabra, basta con repetir los puntos más importantes. Si no lo has
oído todo, repite lo que hayas oído e invita a tu pareja a repetir la
parte que te has perdido.

4.EXPRESA TUS PROPIOS SENTIMIENTOS: a continuación es tu turno de


decir qué es lo que te molesta. Evita entrar en una discusión o atacar
a la otra persona. Simplemente describe lo que te ha hecho daño. Es
importante expresar el dolor sin ponerse a la defensiva y sin atacar.
Habla más de cómo te sientes que de lo que ha hecho tu pareja. Cuan
to más vulnerables podáis mostraros uno con otro, más se abrirán
vuestros corazones y más compasión sentiréis.

Permanecer en contacto
Afortunadamente, nuestra biología también puede ayudarnos en los mo-
mentos difíciles. En el Capítulo 4, «Darse placer mutuamente», comentamos
el poder del tacto para vincularnos y excitarnos en los momentos de amorosa
intimidad. El contacto es igualmente importante en los momentos difíciles
que ocurren en todas las relaciones. Las hormonas que se liberan al tocar
pueden tener un profundo efecto en nuestros sentimientos hacia nuestra pa-
reja. Como señala Theresa Crenshaw: «Retener el contacto en los momen-
tos cruciales puede romper una relación. Mantener la continuidad del contacto
durante los momentos difíciles puede salvar una relación» '.
El toque nos mantiene literalmente «en contacto» y puede reducir nues-
tras frustraciones y nuestro enfado mutuo. Por esta razón, el simple hecho de
darse la mano, que aumenta la producción de la hormona oxitocina, puede
ayudar a tratar temas difíciles. Aquí reside el valor de la meditación del toque
de las nueve flores, que empleamos cuando sentimos la necesidad de reco-
nectar con el cuerpo del otro.
HACER EL AMOR DE VERDAD 179

El amor está dentro de nosotros


El empleo de hormonas puede mantenernos vinculados, pero el amor es Para los taoístas, el
mucho más que química. En cualquier caso, según el Tao, el secreto del amor amor es una energía
reside dentro de nosotros. Muchos suelen decir que están «buscando» el amor o física que emana del
que se han «enamorado», como si el amor dependiera de sus parejas y no de corazón, y no sólo
sí mismos. Estamos acostumbrados a buscar el amor fuera en lugar de alimen- una emoción mental.
tar nuestra propia fuente de energía amorosa. En cambio, para los taoístas, el Por eso trataban de
amor es una energía física que emana del corazón, y no sólo una emoción cultivar el amor
mental. Por eso trataban de cultivar el amor dentro de sí mismos, indepen- dentro de sí mismos,
dientemente de sus parejas. independientemente
Cultivar el amor es un noble objetivo, pero ¿qué hacemos con todas las de sus parejas.
emociones negativas, como el enfado y el resentimiento, que sin duda aca-
barán surgiendo en un momento u otro de la relación íntima? La mayoría
vertemos nuestras emociones sobre nuestra pareja o sobre los demás del
mismo modo que tiramos la basura.
Gritamos, culpamos, acusamos, despreciamos, nos retiramos y después
retomamos la relación o la rompemos. Resulta fácil hallar faltas en nues-
tra pareja o concluir que falla algo en la relación.
Los taoístas creen que, en la mayoría de las relaciones, el amor que sen-
timos por nuestra pareja depende menos de la pareja misma o de la relación
que de nuestra capacidad de amar. Según el Tao, existe una alternativa a re-
primir nuestras emociones o echárselas encima a nuestra pareja. Podemos cul-
tivarlas. Se trata de reciclar nuestra basura emocional en lugar de verterla
sobre los demás.
Los taoístas enseñaron muchos ejercicios psicoespirituales para reciclar las
emociones negativas, y en el Capítulo 3 aprendiste uno de los más simples y
eficaces: la sonrisa interna. Actualmente, la medicina occidental ha mostra-
do en numerosos estudios que el estrés tiene consecuencias negativas sobre el
sistema inmunológico, y también se han confirmado los efectos debilitantes
de las llamadas emociones tóxicas, como el enfado. La sonrisa interna es una
forma fácil de cultivar y reciclar estas emociones tóxicas.
Puedes practicar la sonrisa interna tal como hemos expuesto en el Capí-
tulo 3, y también reciclar tus emociones negativas por medio del ejercicio si-
guiente. Así como asociamos el amor con el corazón (por eso las postales de
San Valentín tienen forma de corazón), los taoístas asocian cada emoción con
uno de nuestros órganos. Para ellos, tal como mencionamos anteriormente,
nuestras emociones son algo más que meros constructos mentales. Son ener-
gías físicas centradas en órganos concretos, y la manera más eficaz de traba-
jar con ellas es trabajar con la energía de esos órganos.
180 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

ENCONTRAR EL CAMINO

Esquema de las emociones


MOCIONES NEGATIVAS
ÓRGANO
EMOCIONES POSITIVAS amor,
odio e impaciencia corazón
alegría y compasión
preocupación bazo
apertura y aceptación
tristeza y depresión pulmones
coraje
miedo ríñones
delicadeza, calma y quietud
enfado y frustración hígado
bondad y generosidad

Si sueles tener problemas frecuentemente con una emoción particular


como el enfado, la tristeza, el odio, el miedo, la impaciencia, la arrogancia o
la preocupación, tal vez desees probar los «seis sonidos curativos», que ayu-
dan a cultivar y transformar emociones concretas. Para una exposición más am-
plia de la sonrisa interna y los seis sonidos curativos, véase Sistemas taoístas
para transformar el stress en vitalidad, de Mantak Chia.

Para los taoístas,


nuestras emociones
eran energías físicas
centradas en
órganos concretos.
HACER EL AMOR DE VERDAD 181

Ejercicio 24

RECICLAR NUESTRAS EMOCIONES NEGATIVAS


1.Tócate el corazón, en el centro del pecho, con la punta de los dedos.
2.Sonríe hacia tu corazón (sonriendo tanto con la boca como con los
ojos), y siente que florece como una flor roja. Siente que se llena de
amor, alegría y compasión por ti mismo. (Si tienes dificultades para
sentir estas emociones en solitario, visualiza a un hijo, padre, abuelo
o amigo por quien sientas amor, alegría y compasión.)
3.Tócate el bazo, en la parte izquierda de la caja torácica, sonriéndole
y sintiendo que la apertura y la confianza reemplazan a la preocu
pación.
4.Tócate los pulmones y siente que el coraje reemplaza a la tristeza y a
la depresión.
5.Tócate los ríñones (en la espalda, a la altura del ombligo y a ambos
lados de la columna), y siente que la delicadeza, la calma y la quietud
reemplazan el miedo y la tensión nerviosa.
6.Tócate el hígado, en el lado derecho del vientre, justo debajo de la caja
torácica, y siente que la bondad y la generosidad reemplazan al en
fado y la frustración.
7.Ahora visualiza el rostro de tu pareja, sonríele y envíale energía amo
rosa.

Poder y compasión
Las prácticas del amor sanador que expande nuestra energía sexual son
muy poderosas. A medida que incrementamos nuestra energía sexual y nos ha-
cemos más hábiles en la cama, solemos adquirir más confianza en nuestra ca-
pacidad sexual. Los hombres en especial tienen que tener cuidado de no de-
jar que sus proezas se les suban a la cabeza. El poder tiene que ver con la
conquista, y es lo contrario del amor. Como en cualquier arte marcial, el ver-
dadero poder secreto del Kung Fu sexual no reside en el ego y en la dureza, sino
en la ausencia de ego y en la suavidad. Para practicar el amor sanador, tan-
to los hombres como las mujeres tienen que abrir sus corazones y practicar
con un espíritu de amor y humildad. Sólo mediante esta apertura de tu cuer-
po y de tu corazón podrás sentir realmente el flujo de energía dentro de ti y
con tu pareja.
182 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Sin un amor mutuo y APRENDER A TOCAR DE OÍDO Y A HACER EL AMOR


sincero, el sexo es DE CORAZÓN
simple fricción. Y Recuerda que no debes anteponer la práctica a la relación. Si cualquiera
aunque la fricción es de las prácticas del amor sanador hacen que te sientas extraño en la cama,
ciertamente practícalas en solitario hasta que lleguen a ser algo natural. Los hombres en
placentera, es el particular necesitan tiempo para aprender a separar el orgasmo de la eyacula-
amor real lo que une ción y a usar la respiración y el músculo PC. Asegúrate de estar presente ante
nuestros cuerpos en tu compañera. Las técnicas que puedes aprender en este libro no son más que
un amor extático que eso, técnicas. Tienes que aprenderlas lo suficientemente bien como para po-
durará toda la vida. der olvidarlas. Como cuando aprendes a tocar un instrumento musical, primero
tendrás que aprender y memorizar las notas para después poder tocar de oído.
La esencia del amor sanador es aprender a hacer el amor de corazón. Sin un
amor mutuo y sincero, el sexo es simple fricción. Y aunque la fricción es cier-
tamente placentera, es el amor real lo que une nuestros cuerpos en un amor
extático que durará toda la vida.
En el capítulo siguiente comentaremos cómo la pasión que cultivas du-
rante el amor sanador puede profundizar la espiritualidad de tu relación y tu
vida espiritual en su totalidad.
CAPITULO 7

Sexualizar
el
espíritu

En este capítulo descubrirás:

•La importancia de la vida sexual para el crecimiento es


piritual y la vida espiritual en general.
•El encuentro amoroso y energizante como oración matinal.
•El encuentro de almas y el orgasmo del alma.
•Cómo hacer que tu energía sexual sea más poderosa y nu
tricia.
•Cómo transformar tu energía sexual en energía espiritual.
•El cultivo de las formas más elevadas de la energía de vida.
•La profunda conexión existente entre tu relación de pa
reja y el mundo.
184 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Para los taoístas, el Para los taoístas, la sexualidad y la espiritualidad están inseparablemen-
sexo y el espíritu te interconectadas. Por esta razón se considera que la sexualidad es una par-
están te esencial del camino espiritual. En Occidente nos hemos partido en dos: un
inseparablemente cuerpo carnal y pecaminoso, y un alma inmaterial y santa. Según los taoístas,
interconectados. esta separación es artificial. La sexualidad taoísta nos permite experimentar
una espiritualidad encarnada y palpable, que afirma que el alma reside en el
abdomen a la altura del ombligo, y que cree que los niveles altos de energía
orgásmica permiten la emergencia del alma. Probablemente esto no es lo que
te dijeron en la escuela parroquial.
Para los taoístas, la energía sexual es sagrada. Cuando nos sentimos ex-
citados, cuando tenemos una relación sexual, estamos en comunión con la
energía divina o universal. Pero la mayoría de la gente no sabe utilizar esta ener-
gía para cultivar su vida espiritual.
Por desgracia, casi todas las religiones del mundo consideran la sexuali-
dad como algo negativo o incluso malvado, y por tanto tratan de reprimirla.
Y cuando no la suprimen, la consideran una distracción o un impedimento que
La energía sexual se ha de superar en el camino espiritual. A la mayoría de nosotros se nos ha
constituye enseñado que tenemos que negar la sexualidad para crecer espiritualmente. Se-
aproximadamente gún el Tao, esto es un error. La energía sexual constituye aproximadamente
una cuarta parte de una cuarta parte de nuestra fuerza total de vida. La gente que niega la ener-
nuestra fuerza de gía sexual pierde acceso a esta fuente de energía y vitalidad para su vida y su
vida total. La gente crecimiento espiritual.
que niega la energía
sexual pierde acceso
Oración matinal
a esta fuente de
energía y vitalidad Los taoístas desarrollaron un modo simple de cultivar esta energía de vida
para su vida y su cada mañana, considerándola tan esencial para su bienestar físico y espiritual
crecimiento que le dieron el nombre de «oración matinal».
espiritual. Tendemos a pensar que el sexo se practica por la noche y relegamos nues-
tra vida amorosa al rato anterior a meternos en la cama. Los taoístas sabían
que ése no suele ser el mejor momento para hacer el amor, porque a menudo
estamos exhaustos del día y nuestros cuerpos anhelan el sueño tanto o más
que el sexo. Aunque la práctica nocturna del amor sanador puede ser energi-
zante, permitiéndonos dormir más profundamente y despertar más frescos, los
taoístas pensaban que hacer el amor por la mañana era igual de importante o
más para empezar el día con buen pie.
Los taoístas consideraban que incluso un breve encuentro sexual matinal
es muy energizante porque nos permite recibir el día y sus inevitables frustra-
ciones con un espíritu ligero y alegre. ¡Pruébalo y descubrirás que es mejor
que la cafeína! Pero, recuerda, es esencial que el hombre evite la eyaculación
o perderá buena parte de su energía.
SEXUALIZAR EL ESPÍRITU 185

Ejercicio 25

ORACIÓN MATINAL
1.Haced el amor del modo que os resulte más excitante y satisfactorio.
2.Cuando estéis cerca del orgasmo o después de haber tenido uno o
más orgasmos, haced circular la energía por todo el cuerpo con la as
piración orgásmica ascendente.

3.Llevad la energía hacia el ombligo con la sonrisa interna.


4.Continuad haciendo el amor y haciendo circular la energía hasta que
estéis satisfechos y físicamente energizados.

Si no puedes practicar la oración matinal, siempre puedes empezar el día


haciendo circular tu propia energía por medio de la sonrisa interna y la aspi-
ración orgásmica ascendente. Finalmente serás capaz de sentir una oleada de
energía orgásmica emergente en cualquier instante y lugar. Y eso es algo que
puede mejorar mucho el momento de desplazamiento al trabajo. Cuando ha-
yas aprendido a hacer circular la energía en tu propio cuerpo, estarás prepa-
rado para practicar la unión de las almas.

Unión: emparejamiento de almas y orgasmos


del alma
En el Ejercicio 19, la aspiración orgásmica ascendente durante el en-
cuentro sexual, que vimos en el Capítulo 5, aprendiste a hacer circular la ener-
gía en tu propio cuerpo mientras hacías el amor. Ahora, en el emparejamiento
de almas, intercambiarás energía con tu pareja. Ésta es una experiencia pro-
fundamente íntima y puede conducirte a un hondo sentimiento de unión y uni-
dad que es difícil de describir.
Cuando los dos miembros de la pareja experimentan el intenso inter-
cambio energético del emparejamiento de almas, pueden sentir el placer or-
gásmico durante muchas horas y sentirse profundamente conectados aunque
estén separados. Es lo que los taoístas llaman el orgasmo del alma.
Como las técnicas del amor sanador enseñan a las parejas a hacer circu-
lar la energía de uno hacia el otro más allá del simple toque físico, ambas per-
sonas son capaces de sentir esta conexión eléctrica aunque no se toquen ni es-
tén juntas. Cuando los dos miembros de la pareja sienten una energía orgásmica
muy intensa, sus almas empiezan a emerger y pueden unirse por encima de
sus cabezas. Una vez vinculados más allá del cuerpo físico, los amantes pue-
den mantener esta unión aun estando separados.
Las parejas son capaces de sentir el placer orgásmico durante muchas horas y de
sentirse profundamente conectadas aunque estén separadas.
186 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

ENCONTRAR EL CAMINO

Indicaciones importantes para el


encuentro de almas
•CARA A CARA: en este ejercicio, como en la aspiración
orgásmica ascendente durante el encuentro sexual, es
mejor estar en una posición cara a cara con la mayor parte
de los cuerpos en contacto. Si la mujer es mucho más
ligera que el hombre, debe estar encima; en los demás
casos, cualquiera de los dos puede estar encima. La
posición de sentado es una de las mejores para el
intercambio de energía sexual.

•ENVÍA AMOR CURATIVO CON LOS OJOS: mirarse


mutuamente a los ojos favorece enormemente el intercambio
energético. A través de los ojos podéis enviaros energía
amorosa y sanadora. Recordad que tenéis que mantener
vuestros genitales conectados y el corazón abierto en todo
momento.

•TOCAOS CON LA LENGUA PARA CERRAR EL


CIRCUITO: cuando las lenguas se tocan, cierras el circuito
entre tu cuerpo y el cuerpo de tu pareja.

•EXPONED LAS ALMAS: debéis aseguraros de que tenéis


suficiente energía sexual para hacerla circular e
intercambiarla. Esperad hasta que ambos estéis muy
excitados, pero sin que el hombre traspase el límite de la
eyaculación. Si uno de los dos o ambos sois multiorgásmicos,
podéis disfrutar unos cuantos orgasmos antes de la unión de
almas.
SEXUALIZAR EL ESPÍRITU 187
188 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Ejercicio 26

ENCUENTRO DE ALMAS
INTERCAMBIO DE ENERGÍA SEXUAL Y ORGASMOS DEL ALMA

1.DETENERSE: cuando ambos estéis muy excitados, el hombre se retira


parcialmente de modo que la punta de su pene permanece dentro
de la entrada de la vagina de la mujer. Esto permitirá que ambos os
enfriéis un poco.

2.ESPIRAR Y CONTRAER: cada uno de los miembros de la pareja espira y,


a continuación, contrae su músculo PC. Aseguraos de que la contracción
de la mujer no envíe al hombre más allá del límite. Para más seguridad,
es mejor que el hombre se contraiga primero y la mujer después.

3.BOMBEAR: bombea la energía hacia el sacro y hazla ascender por la


columna hasta la coronilla mientras continúas contrayendo el múscu
lo PC y el ano.

4.SONREÍR: descansa y sonríe a tus órganos sexuales dejando que la


energía siga ascendiendo hacia la cabeza.

5.ESPIRAL: haz girar la energía en espirales dentro de la cabeza mo


viendo los ojos de un lado al otro.

6.PENETRACIÓN: continúa haciendo el amor, deteniéndote para hacer


circular la energía cuando lo desees.

7.INTERCAMBIO: cuando estéis preparados para intercambiar energía, la


mujer debe enviar, desde su vagina fresca, energía yin hacia su com
pañero y absorber de su pene la caliente energía yang. Al mismo tiem
po, el hombre debe enviar desde el pene su caliente energía yang a su
compañera y absorber la fresca energía yin de la vagina de la mujer.

8.CIRCULACIÓN: absorbe la energía de tu compañera por la columna, ele


vándola hacia la coronilla (contrayendo el músculo PC si es necesario).

9.TOCARSE LA LENGUA: dejad que la energía descienda por la parte


delantera de la cabeza hasta la lengua. Poned en contacto las len
guas, lo que cerrará el circuito y permitirá intercambiar energía a tra
vés de las bocas y de los genitales.

10.AMOR: dirigid la energía hacia el corazón, e intercambiad la sanado


ra energía del amor directamente a través del pecho.

11.ALMACENAR: sonreíd mientras os centráis en el ombligo y lleváis la


energía hacia el abdomen.
SEXUALIZAR EL ESPÍRITU 189

12. UNIÓN: en lugar de dejar la energía en el ombligo, como hiciste en la


aspiración orgásmica ascendente, mantendrás la energía en circulación
a lo largo de tu órbita macrocósmica y la intercambiarás con tu pare-
ja tres, seis o nueve veces. Finalmente, imagina que esta energía or-
gásmica sexual-espiritual se une con la de tu pareja por encima de
vuestras cabezas. Puedes visualizar la imagen de tu pareja y tú uni-
dos sexualmente encima de vuestras cabezas. Esto permitirá que tu
alma y la suya se unan.

Amor universal
La práctica del amor sanador permite a los practicantes hacer circular su
energía sexual y aprender a multiplicar y expandir sus orgasmos. En los capí-
tulos anteriores has aprendido lo placenteros, sanadores y emocionalmente
íntimos que estos ejercicios pueden llegar a ser. Has aprendido a generar ener-
gía sexual y a transformarla en una energía curativa tanto a nivel físico como
emocional.
Tal vez no hayas pensado nunca (o no te han enseñado) que había tanta
alegría y poder esperándonos en nuestros órganos reproductores. Sin em-
bargo, para los taoístas, la cosa no acaba aquí. Esta energía sexual que has
aprendido a cultivar puede convertirse en una energía espiritual que te trans-
forme y transforme las relaciones que mantienes tanto con tu pareja como
con el mundo en general.
La pasión y la compasión que desarrollas con tu pareja a través del amor
sanador puede afectar profundamente a vuestra relación mutua y a las relaciones
que mantienes con las demás personas de tu vida. Según los taoístas, el amor
y el éxtasis que sentimos en los momentos más íntimos de nuestra relación es
simplemente una muestra del Amor Universal y de la venturosa unión con la
Fuerza Original del universo que podemos experimentar a medida que crece-
mos espiritualmente.
A diferencia de muchas otras tradiciones espirituales, el Tao no valora
los beneficios espirituales del amor sanador por encima de los sexuales, los
emocionales o los que atañen a la salud. Evidentemente, todos ellos son si'
multáneos y complementarios. Hemos estructurado el presente libro con las
prácticas espirituales al final porque en nuestros cuerpos hay un continuum de
energía que va desde la más densa y palpable, que es la energía sexual (ching
chi), hasta la más sutil, que es la energía espiritual (shen).
También hay una progresión natural que va desde nuestra energía sexual
hasta nuestra vida emocional y después a la espiritual. Si no cultivamos nues-
tra vida sexual o nuestra vida emocional antes de embarcarnos en la vía es-
Si no cultivamos nuestra vida sexual o nuestra vida emocional antes de emocionales
embarcarnos en la vía espiritual, descubriremos que nuestro progreso espiritual insatisfechas.
queda minado por nuestros deseos sexuales reprimidos y nuestras necesidades

.
190 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Cuando la energía piritual, descubriremos que nuestro progreso espiritual queda minado por nues-
sexual (de los tros deseos sexuales reprimidos y nuestras necesidades emocionales insatisfe-
genitales) y la chas. Por esta desgraciada razón se ha descubierto que muchos líderes espiri-
energía amorosa y tuales llevan secretamente una vida sexual que prohiben a sus seguidores. Aún
compasiva (del no han aprendido a integrar su vida sexual y emocional. El Tao entiende que
corazón) se todos somos humanos, incluso los líderes, y que no podemos escapar al hecho
combinan, se produce de que somos criaturas encarnadas con necesidades físicas además de las es-
una energía estable y pirituales.
nutritiva.
Transformar la energía sexual en energía
espiritual
La energía sexual puede convertirse en energía espiritual haciéndola circu-
lar por el cuerpo a lo largo de la órbita microcósmica que aprendiste en el Capí-
tulo 3 y que usaste para cultivar tu energía sexual en capítulos anteriores. Los
taoístas decían que haciendo circular la energía por el cuerpo nueve veces (su nú-
mero sagrado) se transforma en energía espiritual. Además, la circulación refina
la energía haciendo que al cuerpo le resulte más fácil almacenarla y asimilarla.
El amor también es muy importante para generar energía espiritual. Re-
cuerda que para los taoístas el amor es mucho más que un sentimiento efí-
mero o un constructo mental: es una energía corporal centrada en el corazón.
Cuando la energía sexual (de los genitales) y la energía amorosa y compasiva
(del corazón) se combinan, se produce una energía estable y nutritiva. Esta
energía os permitirá profundizar y hacer crecer espiritualmente a ti mismo, a
tu relación de pareja y a tu relación con el mundo en general.

Compasión: las virtudes de nuestra vida espiritual


La cualidad de nuestra energía (chi) es tan importante como la cantidad.
Mientras que las prácticas propuestas en este libro te permitirán multiplicar
enormemente la energía de que dispones en tu vida, es esencial que dicha
energía sea positiva en lugar de negativa. Para cultivar nuestra energía posi-
tiva hemos de cultivar nuestras mejores cualidades emocionales y espirituales,
que los taoístas llamaban virtudes. En el capítulo anterior hicimos un breve
comentario introductorio sobre este tema cuando tratamos sobre el cultivo
de la energía positiva en nuestra relación romántica. En esta sección amplia-
remos nuestra exposición anterior y explicaremos la importancia de cultivar
las cualidades positivas en nuestras relaciones y en nuestra vida en general.
Los taoístas
creen que todos
nacemos dotados de
virtudes como el
amor, la delicadeza,
la bondad, el
respeto, la
honestidad, la
justicia y la rectitud.
Éstas son las
cualidades positivas
de nuestras
emociones y, de una
manera muy
característica en su
enraizada
perspectiva, los
taoístas las
conectaban con
núes-
SEXUALIZAR EL ESPÍRITU 191

tros órganos corporales. Cuando expresamos estas virtudes, nuestra energía


de vida (chi) fluye suave y eficazmente. Pero si descuidamos el cultivo de las
virtudes, corremos el riesgo de canalizar la energía sexual adicional que hemos
generado hacia las emociones negativas, exacerbando cualquier tendencia
neurótica que podamos tener. (Recuerda que habitualmente exudamos las
energías emocionales que más prevalecen en nosotros.)
Aunque nacemos virtuosos, es inevitable que durante nuestro proceso de
crecimiento nos encontremos con ciertas emociones como el miedo, el enfa-
do, la crueldad, la impaciencia, la preocupación, la tristeza y la pena. Dichas
emociones, si dejamos que se enconen, pueden perjudicar nuestra salud y de-
bilitar nuestro sistema inmunitario. La medicina moderna reconoce actual-
mente que la presencia de emociones negativas, como el enfado y el miedo,
pueden dejar el sistema inmunológico corporal agotado antes de que aparez-
can los síntomas clínicos de la enfermedad. Dichas emociones también pue-
den polucionar nuestras relaciones personales y nuestra relación con el mun-
do en general.
Algunas tradiciones espirituales nos apremian a librarnos de estas emo-
ciones y de la energía negativa. Así como la práctica taoísta no reprime la se-
xualidad ni la energía sexual, tampoco reprime estas emociones negativas ni
la energía negativa que las acompaña. Las emociones negativas son parte na-
tural e inevitable del ser humano, como el día y la noche, el calor y el frío, el
blanco y el negro. No podemos escapar de esta basura emocional del mismo
que modo que tampoco podemos evitar generar las basuras y residuos reales.
Para los taoístas, todo es energía. Su solución consistía en reciclar la energía
y las emociones negativas en emociones positivas o virtudes. En nuestras emo-
ciones negativas hay una energía muy valiosa, del mismo modo que el reciclado
de basuras puede producir una inmensa fuente de energía. Según los taoístas,
nada debe echarse a perder.
En el último capítulo aprendiste a reciclar y cultivar tu energía y tus emo-
ciones negativas convirtiéndolas en positivas. Transformando el odio en amor,
la tristeza y la depresión en coraje, la preocupación en apertura, el miedo en
delicadeza y el enfado en bondad, literalmente desintoxicamos nuestros cuer-
pos, nuestras emociones y nuestro espíritu.

El cultivo de la compasión
Para los taoístas, la compasión es la expresión más elevada de la emoción
humana y de la energía virtuosa. La compasión no es una virtud más sino la
culminación de todas las virtudes, expresada en un momento dado como una
mezcla de justicia, bondad, delicadeza, honestidad, respeto, coraje y amor.
Cuando una persona es compasiva, tiene el poder de expresar todas y cada
una de las virtudes enumeradas en el momento justo.
Transformando el odio en amor, la tristeza y la depresión en coraje, la
preocupación en apertura, el miedo en delicadeza y el enfado en bondad,
literalmente desintoxicamos nuestros cuerpos, nuestras emociones y nuestro
espíritu.
192 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

La compasión nos Debemos señalar que la gente no suele tener una idea clara de qué es la
permite amar compasión, y a menudo se confunde con la simpatía. Según el Tao, la simpa-
incondicionalmente y, tía es una debilidad que muestran los individuos cuando se dejan afectar fá-
por lo tanto, aceptar cilmente por las emociones de los demás. La compasión está más relacionada
el mundo tal como es con la empatia, un estado de conciencia más elevado que permite reconocer
sin sufrir. las expresiones emocionales de los demás sin dejarse desequilibrar por ellas.
La diferencia entre empatia y compasión reside en que la compasión no se
considera una emoción o sentimiento, sino un estado de conciencia superior
del que irradian de manera natural las mejores cualidades humanas. En resu-
men, los taoístas consideraban que la compasión es la forma más refinada y me-
jor de la energía de vida.
Antes de poder abrir nuestro corazón y el resto de nosotros a nuestra pa-
reja y a las demás personas de nuestra vida, debemos asegurarnos de que trans-
formamos las emociones negativas que llevamos con nosotros y cultivamos la
compasión por nosotros mismos, nuestra pareja y las demás personas de nues-
tra vida. A medida que cultivas el autoamor y el amor por tu pareja, también
puedes llevar ese amor al resto de tu vida. La compasión nos permite amar in-
condicionalmente y, por lo tanto, aceptar el mundo tal como es sin sufrir.
Mientras practicas el ejercicio llamado «El ciclo de la compasión» que te
proponemos a continuación, recuerda que has de relajarte y respirar. La rela-
jación y la respiración profunda permitirán que tu cuerpo se abra y que te re-
sulte más fácil hacer circular y unificar tus energías corporales. (Para locali-
zar los órganos, véase ilustración de la página 180).

Revelar quiénes somos


Para los taoístas, el microcosmos (nuestro cuerpo, nuestra relación) está
inextricablemente vinculado con el macrocosmos (el planeta, el resto de la hu-
manidad). A medida que sanamos, nos transformamos y transformamos nues-
tra relación más íntima, también sanamos y transformamos todas nuestras re-
laciones y el mundo en su totalidad.
En El hombre multiorgásmico, explicamos que cuanto más placer damos,
más placer recibimos. Cuanto más curamos, más somos curados. En La pareja
multiorgásmica hemos intentado mostrar que cuanto más nos abrimos física,
emocional y espiritualmente a nuestra pareja, más placentero y profundo será
el encuentro sexual y la relación en general. Cuanto más revelamos de noso-
tros mismos, más alegría y amor podemos compartir entre nosotros y con el
mundo.
Los orgasmos múltiples son parte de un proceso de desarrollo de «hacer-
se uno» con la pareja y con el mundo. Según el Tao, y también según la físi-
ca moderna, el
mundo está
pulsando
continuamente.
Cuando llegamos al
orgasmo, nos
armonizamos con
nuestra pareja, con
el mundo y con su
pulsación.
SEXUALIZAR EL ESPÍRITU 193

Ejercicio 27 Cuanto más nos


abrimos física,
EL CICLO DE LA COMPASIÓN emocional y
1.EL CORAZÓN: comienza centrándote en el corazón. Sonríe a tu cora espiritualmente a
zón sintiéndolo suave y amoroso. Mentalmente, haz girar en espiral nuestra pareja, más
la energía amorosa dentro de tu corazón. placentero y
profundo será el
2.LOS RÍÑONES: ahora lleva la atención hacia los ríñones (en la espal
encuentro sexual y la
da, a la altura del ombligo y a ambos lados de la columna). Sonríeles
relación en general.
y deja que un sentimiento de delicadeza se eleve hasta tu corazón. Haz
Cuanto más
girar en espiral la energía recién llegada al corazón para que se mez
revelamos de
cle con la energía amorosa que ya estaba presente.
nosotros mismos,
3.EL HÍGADO: ahora lleva la atención hacia el hígado (en el lado dere más alegría y amor
cho, debajo de la caja torácica). Sonríele y deja que un sentimiento de podemos compartir
bondad se eleve hasta el corazón. Haz girar en espiral la energía que entre nosotros y con
llega al corazón de modo que empiece a mezclarse con el resto de la el mundo.
energía que ya estaba allí.

4.DE NUEVO AL CORAZÓN: vuelve a tomar conciencia del corazón. Son-


ríele y, en esta ocasión, siente amor, alegría y felicidad. Haz girar la
energía en espiral en tu corazón de modo que se mezcle con el resto
de la energía que ya estaba presente.

5.EL BAZO: ahora lleva la atención hacia el bazo (en el lado izquierdo,
debajo de la caja torácica). Sonríele y permite que el sentimiento de
apertura y equidad se eleve hacia el corazón. Haz girar esa energía en
el corazón de modo que se mezcle con el resto de la energía presente.

6.LOS PULMONES: finalmente, lleva la atención a los pulmones. Sonríe


les y deja que un sentimiento de coraje y rectitud fluya hacia tu co
razón. Haz girar esa energía en espiral dentro de tu corazón de modo
que se mezcle con el resto de la energía allí presente, y que juntas se
conviertan en energía compasiva.

Ésta es la causa de que la sexualidad sea tan vital para nuestra salud física,
emocional y espiritual. Cuanto más nos abrimos y nos hacemos uno con nues-
tra pareja, más nos hacemos uno con el mundo. En el capítulo siguiente ex-
pondremos cómo cultivar el placer y el amor, la alegría y la compasión, durante
toda la vida en nuestra relación más íntima.
CAPITULO 8

Hacer el
amor
durante toda
una vida

En este capítulo descubrirás:

•Formas de armonizar las diferencias que surjan entre vues


tros deseos.
•Cómo tratar con las idas y venidas del deseo.
•Salud sexual para mujeres mayores, hombres mayores y
parejas mayores.
•La técnica de la entrada suave para superar problemas
de erección.
•Cómo mantener la carga sexual en tu relación.
•El verdadero secreto de la sexualidad.
196 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

La sexualidad taoísta En Occidente tendemos a creer que la cumbre de la pasión se alcanza en


no tiene tanto que la noche de bodas. Seguidamente, y de acuerdo con la suposición cultural, la
ver con la excitación pasión y el placer sexual decrecen lentamente a lo largo de los años hasta que
que nos produce lo llegamos a aceptar nuestra insatisfacción sexual o buscamos otros compañe-
nuevo como con la ros. Los taoístas sabían que no tenía por qué ser así. De hecho, para ellos la
excitación que nos noche de bodas sólo era el principio de toda una vida amorosa cada vez más
produce lo conocido. placentera y satisfactoria a medida que vamos aprendiendo y entendiendo los
Los taoístas rasgos sutiles del cuerpo, de las emociones y del espíritu de nuestra pareja. En
entienden que el concreto, a los hombres y a muchas mujeres les resulta más fácil sentir múl-
conocimiento de la tiples orgasmos a medida que envejecen. También es más fácil experimentar las
propia pareja tiene alturas del amor sanador cuando tu pareja y tú habéis crecido juntos en todos
un potencial infinito, los niveles: físico, emocional y espiritual.
ya que nosotros, Este capítulo explica los ciclos por los que todas las parejas pasan a me-
como el universo dida que el deseo mutuo y lo que cada uno necesita del otro va cambiando
mismo, estamos en con los meses y los años. La sexualidad taoísta no tiene tanto que ver con la
perpetuo cambio. excitación que nos produce lo nuevo como con la excitación que nos produ-
ce lo conocido. Los taoístas entienden que el conocimiento de la propia pa-
reja tiene un potencial infinito, ya que nosotros, como el universo mismo, es-
tamos en perpetuo cambio.

Las idas y venidas del deseo


Aunque es natural que vayamos cambiando y creciendo a lo largo de
nuestra vida, los cambios pueden resultar sorprendentes, e incluso aterrado-
res, tanto para nosotros mismos como para nuestra pareja. A medida que la in-
tensidad de nuestro deseo vaya variando según los ciclos familiares, laborales
y de salud, es importante que aprendamos a adaptar nuestra vida sexual sin caer
en la desconfianza ni sentirnos traicionados.
Para la mayoría de las personas, la relación sexual es el lugar de la máxi-
ma vulnerabilidad. Resulta difícil no tomar como cosa personal la respuesta
sexual de nuestra pareja. Hombres y mujeres suelen considerar el desinterés se-
xual de su pareja como un juicio o una crítica. Es importante recordar que ge-
neralmente se trata de una etapa del ciclo y no de un suceso irreversible. El
deseo sexual de hombres y mujeres depende de las hormonas, que están en
contante flujo y reflujo en nuestro cuerpo. Los problemas familiares y de sa-
lud también pueden empañar nuestro deseo sexual durante ciertos períodos de
tiempo. Dicho esto, es esencial comentar abiertamente estas fluctuaciones se-
xuales y evitar que se prolonguen excesivamente sin explorar sus causas.
Esto es importante tanto por razones emocionales como fisiológicas. A ni-
vel emocional, es importante evitar prolongar el dolor y la desconfianza que
nos produce la frialdad de nuestra pareja. A nivel hormonal, como comenta-
mos en el Capítulo 4, cuanto más abierto al sexo está nuestro cuerpo, más sexo
HACER EL AMOR DURANTE TODA UNA VIDA 197

quiere. Cuanto más tiempo pasemos sin tener un encuentro sexual, más con-
tacto perderemos con nuestra expresión sexual personal. Finalmente, a nivel
fisiológico, también es importante mantener las tuberías en funcionamiento,
sobre todo cuando llegamos a cierta edad.
Evidentemente, el problema surge cuando uno de vosotros tiene ganas
de retozar y el otro no está por la labor. Seguidamente facilitamos una lista de
opciones que os permitirán salvar vuestra vida sexual y preservar el amor y la
confianza existentes en la relación. Los taoístas siempre han sabido que cuan-
do hay desarmonía en el dormitorio no puede haber armonía en la relación.
Por lo tanto, es esencial resolver esos momentos de desarmonía y conflicto
conyugal por el bienestar y la felicidad de la relación en general.

Armonizar deseos divergentes


¿Qué hacer cuando uno de vosotros quiere sexo y el otro no?
Es esencial establecer una comunicación abierta y honesta sobre los ci-
clos de deseo que cada uno de vosotros experimenta. Dicha comunicación
suele depender del lenguaje corporal, pero es muy fácil malinterpretar o no en-
tender exactamente las señales del cuerpo de nuestra pareja. En lugar de reac-
cionar con decepción y dolor, es fundamental que expresemos nuestro deseo
verbalmente y que invitemos a nuestro compañero o compañera a expresar
el suyo.
Existen varias opciones satisfactorias para intercambiar energía sexual
cuando un miembro de la pareja no está interesado en el coito o en el en-
cuentro sexual. Es importante recordar que el amor sanador es mucho más
que los orgasmos múltiples. Existen varias maneras de asegurarse la calidad
de la relación sexual y de la relación en general.
1. Sí inicias el encuentro sexual, no debes tomarte personalmente los altibajos
de la respuesta sexual de tu pareja, ni considerarlos un reflejo de tu atractivo o de-
seabilidad. Esta ecuanimidad suele ser difícil de conseguir. Desde las primeras
experiencias románticas y de relación que vivimos durante la adolescencia
estamos acostumbrados a tomar el interés que despertamos en el otro como una
señal de nuestro atractivo y deseabilidad. Como comentamos en el Capítu-
lo 6, «Hacer el amor de verdad», los taoístas sabían que el amor tiene más
que ver con nuestra propia capacidad de amar que con el hecho de si nuestra
pareja merece o no merece ser amada. Además, la atracción tiene más que
ver con nuestro propio nivel de energía sexual que con lo atractiva que sea nues-
tra pareja. En otras palabras, para sentir deseo o atracción hacia otra persona,
debemos tener acceso a nuestra propia energía sexual.
Las facetas más superficiales de nuestra cultura nos bombardean conti-
nuamente con imágenes de belleza escultural, de pechos hinchados por la si-
licona y estómagos planos como una tabla, por lo que no es difícil concluir
La atracción tiene más que ver con nuestro propio nivel de energía sexual que
con lo atractiva que sea nuestra pareja.
198 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

que si nosotros mismos o nuestra pareja fuéramos más atractivos, uno, otro, o
ambos sentiríamos más deseo sexual. Contradiciendo la opinión popular, la
energía sexual se genera primera y principalmente en el cuerpo de cada indi-
viduo. Como cualquier otro aspecto de nuestra salud, la energía sexual debe
ser ejercitada y cultivada individualmente por cada uno de nosotros.
2.La expresión de nuestro deseo sexual nos hace sentimos extremadamente
vulnerables, y la invitación al encuentro sexual no debe ser nunca evitada ni
des
cartada, aunque uno de los participantes no tenga ganas. Si no sentimos
deseo,
es responsabilidad nuestra decírselo a nuestra pareja con amor, evitando
que
sienta dolor o vergüenza.
3.Si en ese momento no estás interesado en el sexo, da la cara a tu pareja, no
la espalda. Cuando tu pareja sienta deseo sexual y tú no, no te limites a
darte
la vuelta en la cama y quedarte dormido. Expresa esa falta de deseo, pero
com
parte tu amor y tu afecto. Abraza y besa a tu pareja antes de quedarte
dormi
do. Como ya hemos comentado, el toque, sea sexual o no, es esencial
para
mantener el vínculo con nuestra pareja. Podemos transmitir mucha
energía
amorosa y curativa con el contacto y con los labios sin sentir deseo
sexual.
4.En el sexo, más vale errar por exceso que por defecto. Nadie debe tener un
encuentro sexual no deseado, pero muchas veces lo único que ocurre es
que
no estamos en contacto con nuestra energía sexual. Puede que nuestra
ener
gía sexual no esté activada, pero podemos acceder a ella con un poco de
es
fuerzo. Resulta fácil quemar mucha energía con la familia y en las
responsa
bilidades laborales; así, cuando llegamos a la cama, es muy fácil que
uno de
nosotros esté más interesado en quedarse dormido que en el encuentro
sexual.
Si eres tú el que desea dormir, considera el deseo sexual de tu pareja
como
una oportunidad de conectar con el tuyo, de sentir la placentera y
vivifican
te energía sexual. Si practicas el amor sanador, descubrirás que la
mayoría de
las veces te sentirás contento después de haberlo hecho. Por otra parte, si
am
bos sois multiorgásmicos, podéis tener un encuentro sexual
extremadamen
te satisfactorio con la rapidez suficiente como para que apenas os quite
tiem
po de sueño. Si tu falta de deseo es consecuencia de la desarmonía
reinante
en la relación, dile a tu pareja que quieres comentar algo que te
molesta o
mira si el toque amoroso puede limar esas asperezas. En cualquier caso, si
uno
de vosotros está demasiado exhausto para tener un encuentro sexual o
si no
le interesa por la razón que fuera, os animamos a optar por la
posibilidad si
guiente:
5.Elegir un momento alternativo para hacer el amor. Podéis elegir la ora
ción matinal o reservar tiempo durante el fin de semana, pero en cualquier
caso
es importante planear la satisfacción de tus apetitos sexuales con la
misma
precisión y antelación con que planeas satisfacer tus apetitos físicos.
Quedad
de acuerdo para acostaros temprano o reservad tiempo del modo que sea
para
plasmar claramente vuestra intención sexual. Por otra parte, si no deseas
ha-
HACER EL AMOR DURANTE TODA UNA VIDA 199

cer el amor, hay otras maneras de expresar tu sexualidad y de satisfacer el deseo


de tu pareja. Las comentamos en el apartado siguiente.

Actividad sexual sin hacer el amor


Además de los posibles acuerdos que hemos mencionado, hay otros ti-
pos de encuentro sexual que os permitirán armonizar los ciclos de vuestro de-
seo cuando uno de vosotros tenga más energía sexual que el otro.

HACER EL AMOR CON LA BOCA Y/O LAS MANOS


Si uno de los miembros de la pareja no está interesado en el coito pero está
dispuesto al encuentro sexual, puede querer practicar el sexo oral o manual, sa-
tisfaciendo a su compañero o compañera con la boca o las manos. La persona
que da sexo oral recibe gran cantidad de energía sexual de su pareja. Como men-
cionamos anteriormente, los taoístas creen que el hombre puede absorber chi
de los «tres picos» del cuerpo de una mujer (su lengua, sus pezones y su vagina).
Asimismo, la mujer puede absorber el chi del hombre de su lengua, de sus pe-
zones y de su pene. El sexo oral y manual también te dará la oportunidad de ex-
plorar los genitales de tu pareja de una manera que no solemos permitirnos cuan-
do el coito constituye el evento principal. Esta alternativa resulta muy práctica
cuando un miembro de la pareja está incapacitado por razones de salud o por otras
causas. Aunque el sexo oral o manual es ciertamente una alternativa feliz para
la persona que siente más deseo sexual, puede exigir demasiado esfuerzo del que
está cansado o no está interesado en el sexo. Por esta razón, siempre podemos
practicar el cultivo solitario en manos del amado o de la amada.

CULTIVO SOLITARIO EN MANOS DEL AMADO


Cuando un miembro de la pareja no está interesado o está demasiado can-
sado para la implicación energética que exige la alternativa anterior, o simple-
mente como otra forma de vivir la intimidad, el miembro de la pareja que sien-
te más deseo sexual puede darse placer en los brazos de su amado o amada.
Muchas personas sienten vergüenza de masturbarse en solitario, por lo
que la masturbación, o el cultivo solitario como la llaman los taoístas, puede
resultar aún más chocante en brazos de tu pareja. De hecho, es una magnífi-
ca manera de mostrarle los toques que más te gustan y de superar la vergüen-
za que tanta gente siente a la hora de masturbarse. Cuando sacamos el culti-
vo solitario del aislamiento y lo compartimos, pierde buena parte de su estigma.
Tu pareja puede abrazarte o simplemente poner las manos sobre tu cuerpo. Es
posible que esas manos elijan acariciarte cuando vean que te estás divirtien-
do mucho, pero olvida las expectativas a este respecto.
En uno de los estudios citados anteriormente, se llegó a la conclusión de
que más del 70 por 100 de los hombres y mujeres casados se masturban. El au-
200 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

toplacer no debe sustituir al sexo marital, pero es un valioso complemento. Si


podéis mantener una discusión abierta sobre esta parte natural de la sexuali-
dad humana e incluso practicarla abiertamente dentro del dormitorio, podréis
armonizar vuestros ciclos sexuales y tender un puente entre el deseo de am-
bos, evitando este escollo que tantas disputas produce en otras parejas.

CULTIVO SOLITARIO EN SOLEDAD


Si no te interesa el cultivo solitario en compañía de tu pareja o si a tu
pareja no le interesa abrazarte mientras te cultivas, siempre puedes salir de la
cama y darte placer en alguna otra parte. Recuerda que el cultivo solitario
está vinculado con el mantenimiento de la salud y de la energía sexual. El he-
cho de que tu pareja no quiera hacer ejercicio no implica que tú no debas ha-
cerlo. Aunque tu pareja no quiera ponerse el chandal y salir a correr, es posi-
ble que tú desees hacerlo. Según el Tao, cada uno de nosotros tenemos energía
masculina y femenina, yin y yang, y podemos unir estos dos aspectos internos
cuando hacemos el amor con nosotros mismos.

MASAJE
Si el problema es que no tienes deseo sexual pero no estás cansado, pue-
des intercambiar un masaje con tu pareja. El masaje es un importante y ma-
ravilloso complemento del sexo que debes incluir entre tus herramientas amo-
rosas aunque hagas el amor regularmente. Mientras masajeas a tu compañero
o compañera, trata de alternar los toques ligeros como una pluma con las pre-
siones más intensas. Si tu pareja está demasiado cansada para intercambiar
masajes, ofrécete a dárselo unilateralmente. A menudo tratamos de satisfacer
todas nuestras necesidades de contacto en el encuentro sexual. Tocar y ser to-
cados libera oxitocina, produciendo una sensación de bienestar. Si tu pareja
no desea tocarte, puedes ofrecerte para tocarle a ella. Puede que esté dispues-
to o dispuesta a que te estimules con su cuerpo. Frotar tus genitales con sus glú-
teos, piernas o espalda puede resultar muy placentero y concluir un masaje
muy agradable para ambos.

TOQUE
Aun cuando uno de vosotros o ambos estáis demasiado cansados para ha-
cer el amor o dar y recibir un masaje, os recomendamos decididamente que de-
diquéis unos minutos, o incluso unos segundos, a tocaros y besaros antes de dor-
mir. Esto os permitirá armonizar vuestras energías y volver a conectar después
de días de separación (física o emocional).
El toque, como sabes perfectamente a estas alturas, es muy importante
tanto bioquímica como energéticamente. Cuando le abraces y beses, envía a
tu pareja amor sanador a través de los puntos de contacto. (Recuerda que tam-
bién transmitimos energía a través de los ojos y de la sonrisa.) La secreción de
HACER EL AMOR DURANTE TODA UNA VIDA 201

oxitocina que se produce cuando os tocáis aumentará vuestro afecto y forta'


lecerá el vínculo mutuo.

Hacer el amor durante toda una vida


Como estaban muy conectados con el mundo natural, los taoístas consi-
deraban que nuestra vida se divide en estaciones: primavera, verano, otoño e
invierno. Sin embargo, también se dedicaban apasionadamente a buscar la
longevidad y la inmortalidad. Como comentamos en el Capítulo 5, los taoís-
tas descubrieron que la fuente de la juventud hallada en el dormitorio era tan
importante en la vejez como en las demás etapas de la vida. Sus propuestas han Los taoístas creían
sido confirmadas por muchos estudios recientes, algunos de los cuales ya co- que la gente debe
mentamos en el capítulo anterior. Los taoístas creían que la gente debía ha- hacer el amor hasta
cer el amor hasta el día de su muerte. el día de su muerte.
En nuestra cultura glorificamos la sexualidad de los jóvenes y denigra-
mos la sexualidad de los ancianos. A los hombres mayores que siguen sin-
tiendo deseo sexual les llamamos viejos verdes. Asumimos que la capacidad
sexual masculina llega a su punto álgido en la adolescencia y a partir de ahí
declina, pero esto demuestra que no llegamos a entender plenamente el fun-
cionamiento sexual. La fuerza sexual no reside únicamente en la potencia (la
cantidad de esperma), la velocidad con la que se consigue la erección o la dis-
tancia a la que un hombre puede lanzar su semen cuando eyacula.
Para los taoístas, el sexo no era un deporte olímpico. El verdadero poder
sexual, según creían, está relacionado con la capacidad de satisfacerse uno
mismo y de satisfacer a nuestra pareja. Esta capacidad puede aumentar a lo
largo de la vida según nos adaptamos a los cambios que inevitablemente van
ocurriendo. Hay muchas cosas que los hombres pueden hacer para mante-
nerse interesados en el sexo y en el placer a medida que envejecen.
En nuestra cultura también se asume que las mujeres mayores pierden
todo interés en el sexo, y a las mujeres postmenopáusicas se les suele tildar de
ancianas o vejestorios. Aunque la fertilidad de la mujer también llega al punto
más alto al principio de la edad adulta, su capacidad de sentir placer sexual
puede expandirse a lo largo de toda la vida. Cuando llega el final de la ferti-
lidad en la menopausia, muchas mujeres descubren que sienten más deseo se-
xual que antes, porque el nivel relativo de testosterona aumenta. Hay ciertos
cambios fisiológicos que tienen lugar en la menopausia, pero pueden ser in-
tegrados, e incluso pospuestos, por medio de tratamientos hormonales o de
otro tipo que comentamos más adelante.
A diferencia de lo que indican los estereotipos culturales, la gente de la
tercera edad suele tener muchos más encuentros sexuales de lo que se piensa
habitualmente. En una encuesta llevada a cabo por la revista Consumer Re-
port sobre una muestra de 4.246 hombres y mujeres, se llegó a la conclusión
202 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

El 80 por 100 de los de que el 80 por 100 de los hombres y mujeres casados de más de setenta años
hombres y mujeres mantienen actividad sexual. El 58 por 100 de ellos mantienen al menos un en-
casados de más de cuentro sexual semanal'.
setenta años Evidentemente, el sexo cambia a medida que nos hacemos mayores y nues-
mantienen actividad tros cuerpos se transforman, pero esto no significa que debamos deslizamos ha-
sexual. El 58 por 100 cia la obsolescencia sexual. Por otra parte, es fácil preocuparse por la pérdida
de ellos mantienen al de la respuesta sexual que tuvimos en la adolescencia o en la juventud. Come-
menos un encuentro temos el error de asumir que nuestro deseo seguirá igual en todas las etapas de
sexual semanal. la vida. Nos preocupa que nuestra sexualidad —o la de nuestra pareja— cam-
bie, pasando a ser otra cosa de lo que estábamos acostumbrados.
Como las investigaciones médicas sobre el funcionamiento hormonal es-
tán dejando cada vez más claro, nuestro deseo sexual cambia dramáticamente
a lo largo de la vida, y dichos cambios varían según los sexos y de un indi-
viduo a otro según su perfil hormonal. Es importante recordar que cada etapa
de la vida sexual y cada década ofrece sus posibilidades únicas en el ámbito de
la pasión. De hecho, cada nueva etapa nos ofrece la oportunidad de profun-
dizar en la relación si somos capaces de superar las dificultades y tensiones
que se presentan en los momentos de transición.
El estereotipo que afirma que los hombres quieren sexo y las mujeres ro-
mance pierde progresivamente veracidad a medida que hombres y mujeres
envejecen. Con la edad, los niveles de testosterona descienden en los hom-
bres, mientras que en las mujeres mayores el nivel relativo de testosterona
(con relación a las demás hormonas) aumenta. En el lenguaje del Tao po-
demos decir que los hombres se hacen más yin y las mujeres más yang. El resul-
tado final es que hombres y mujeres se hacen más compatibles al envejecer por-
que sus niveles hormonales no son tan dispares2.

El amor mejora cada vez más


Según los taoístas, el objetivo de nuestra vida amorosa es lograr un nivel
de intimidad y crecimiento espiritual cada vez mayor. Como el amor sanador
se basa en el intercambio extático de energías sutiles y no en el frenesí aeró-
bico del movimiento carnal, la satisfacción sexual no se fundamenta en tener
Los taoístas afirman un cuerpo nubil. Aunque el frenesí es genial mientras dura y maravilloso cuan-
que se requieren do se recupera, los taoístas saben que tan sólo es un modo de compartir el
siete años para amor con la pareja.
conocer el cuerpo de Los taoístas afirman que se requieren años para alcanzar las alturas más
tu pareja, otros siete elevadas de la unión física, emocional y espiritual. Se suele decir que hacen
para conocer su falta siete años para conocer el cuerpo de tu pareja, otros siete años para co-
mente y siete más nocer su mente y siete más para conocer su espíritu. ¡Según el Tao, hacen falta
para conocer su veintiún años para llegar a conocerse! Cuanto más estemos juntos, más nos
espíritu. conoceremos y más mejorará nuestro vínculo.
HACER EL AMOR DURANTE TODA UNA VIDA 203

Esta antigua comprensión se vio confirmada por un estudio universitario


destinado a las parejas mayores en el que los investigadores descubrieron que,
a diferencia de lo que presentan los estereotipos culturales, «el amor entre an-
cianos es el mejor amor». Roben W. Levenson, profesor de psicología de la Uni-
versidad de California en Berkeley, concluyó:

Pensábamos que en estas relaciones encontraríamos cierta cuali-


dad de cansancio o hastío. Pero no fue eso lo que descubrimos. Estos
hombres y mujeres vibran, están vivos, son emocionales, son diverti-
dos, son sexys, no están frustrados3.

Según otro estudio recientemente realizado sobre personas de la tercera


edad, aquellos que mantienen su actividad sexual son los ciudadanos más felices
de todos. Pero, para mantenerte sexualmente activo, tienes que conservar tu sa-
lud sexual y aprender a responder a las necesidades fisiológicas de tu cuerpo.

Salud sexual para la mujer mayor


ANTES DE LA MENOPAUSIA
Los cambios más significativos en el deseo y en la respuesta sexual suelen
ocurrir cerca de la menopausia o durante ésta. La producción de hormonas se-
xuales femeninas empieza a declinar entre diez y quince años antes de que se de-
tenga el período, normalmente entre las edades de cuarenta y cincuenta años.
Generalmente estas mujeres han tenido vidas sexuales muy satisfactorias y no-
tan una reducción de su deseo sexual y de su capacidad de llegar al orgasmo.
Además de la reducción de las hormonas sexuales, esta etapa de la vida
puede coincidir con muchas circunstancias externas que exigen esfuerzo, como
la de tener niños pequeños, padres mayores, responsabilidades laborales, y así
sucesivamente. Debido a todo ello, las mujeres suelen sentir síntomas de de-
presión clínica hacia estas edades, entre los cuarenta y los cincuenta años, y
esto suele afectar radicalmente su apetito sexual. En esta etapa es importan-
te consultar a un médico para ver si tus cambiantes niveles hormonales re-
quieren tratamiento. Muchas mujeres que aún no han alcanzado la etapa me-
nopáusica pueden beneficiarse de los anticonceptivos orales de baja dosis, que
elevarán su nivel de estrógenos y su deseo sexual4.
MENOPAUSIA
Con la entrada paulatina en la menopausia, las mujeres sufren síntomas
aún más severos de lo que a menudo es una dramática reducción del nivel de
estrógenos. Muchas mujeres experimentan subidas de calor, estados de ansie-
dad e insomnio y alteraciones del estado de ánimo. Como si todo lo anterior
no fuera suficiente para afectar al apetito sexual, también ocurren muchos
204 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

Aunque nuestra
cultura denigra la
sexualidad entre
personas mayores, los
taoístas pensaban que
las personas debían
seguir haciendo el
amor hasta el día de
su muerte.

cambios fisiológicos en los órganos sexuales de la mujer. Se produce un adel-


gazamiento significativo de los tejidos vaginales, que suele ir acompañado de
infecciones y picores. Y para complicar aún más el problema, la reducción del
nivel de estrógenos produce una disminución de la lubricación vaginal.
Afortunadamente, muchos de estos problemas sexuales pueden reme-
diarse a través de la terapia hormonal o de otros métodos alternativos. Vale
la pena añadir que, si decides no hacer nada, las subidas de calor, la ansiedad,
el insomnio y las alteraciones anímicas tienden a desaparecer cuando la tran-
sición se completa (generalmente, en el plazo de uno o dos años después de
que se detiene la menstruación). Desgraciadamente, el adelgazamiento de la
pared vaginal y la reducción de la lubricación, que a veces producen dolor du-
rante el coito, permanecen. En cualquier caso, estos cambios pueden mi-
nimizarse empleando un buen lubricante y penetrando con más delicadeza
durante el coito. Las cremas de aplicación externa a base de estrógenos tam-
bién pueden ayudar a reducir la irritación vaginal y la sequedad. Como antes
mencionamos, cuando las mujeres acaban de atravesar la menopausia, su ni-
HACER EL AMOR DURANTE TODA UNA VIDA 205

vel relativo de testosterona es más alto, por lo que algunas de ellas experi- Cuando las mujeres
mentan un resurgir del deseo sexual. acaban de atravesar
La terapia hormonal es una opción importante para muchas mujeres me- la menopausia, su
nopáusicas. Se ha comprobado que aumenta el deseo, la sensibilidad, y tan- nivel relativo de
to la intensidad como la frecuencia del orgasmo5. También alivia los sínto- testosterona es más
mas de la menopausia antes descritos, siempre que se aplique con continuidad. alto, por lo que
Por desgracia, aún no disponemos de estudios sobre sus efectos a largo plazo. algunas de ellas
Aunque esta terapia parece segura para la gran mayoría de las mujeres, exis- experimentan un
te cierta preocupación respecto al hecho de que puede aumentar la probabi- resurgir del deseo
lidad de sufrir un cáncer de pecho. La terapia hormonal reduce el riesgo de sexual.
osteoporosis y fracturas, pero sus efectos sobre las enfermedades de corazón
y la apoplejía no están claros. Ya se están llevando a cabo estudios que cla-
rificarán estos riesgos6. Si te estás planteando la posibilidad de emplear esta
terapia, debes discutir con tu médico las opciones de que dispones y los fac-
tores de riesgo.
La terapia hormonal aumenta el placer sexual para la mayoría de las mu-
jeres, aunque muchas de ellas siguen experimentando una reducción del de-
seo sexual después de la menopausia. Esto se debe a que el estrógeno, la hor-
mona que está siendo reemplazada, es tan sólo una más de las hormonas cuya
producción se reduce durante la menopausia. Los niveles de testosterona y
otras hormonas similares también disminuyen, produciendo la consiguiente
reducción del deseo sexual. Existen estudios fiables que demuestran que la
testosterona mejora significativamente el apetito sexual y la satisfacción se-
xual en general (así como el estado de ánimo) de las mujeres postmenopáu-
sicas durante breves períodos de tiempo. Las mujeres pueden tomar testoste-
rona combinada con estrógenos en tabletas. Por desgracia, la testosterona por
vía oral puede no ser eficaz a largo plazo y está asociada con ciertos riesgos Aunque algunos
para la salud7. Formas nuevas y más seguras de terapia hormonal estarán dis- piensan que llegará
ponibles en un próximo futuro. el día en que la
Para las mujeres que eligen no emplear la terapia hormonal existen otros menopausia será
suplementos disponibles que pueden facilitar la transición menopáusica. Los tratada como
fitoestrógenos son estrógenos naturales que se encuentran en ciertos alimen- cualquier otro
tos, sobre todo en los derivados de la soja. Aunque no ofrecen todos los be- desequilibrio
neficios de la terapia hormonal, añadir derivados de la soja a tu dieta puede hormonal, es
aliviar algunos de los síntomas menopáusicos8. Las progesteronas naturales, importante
en crema o por vía oral, también ayudan a aliviar los síntomas menopáusicos. mencionar que las
El tratamiento de la menopausia está evolucionando rápidamente, y vamos a mujeres han pasado
poder disponer de productos cada vez más nuevos y eficaces. Aunque algunos por ella durante
piensan que llegará el día en que la menopausia será tratada como cualquier milenios y han
otro desequilibrio hormonal, es importante mencionar que las mujeres han continuado teniendo
pasado por ella durante milenios y han continuado teniendo una vida sexual una vida sexual
activa y satisfactoria. activa y satisfactoria.
206 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

La mayoría de los Salud sexual para el hombre mayor


hombres de más de
cincuenta años (a Los hombres no sufren cambios hormonales tan drásticos como las
menudo antes) mujeres, pero también sufren cambios hormonales significativos, entre
necesitan que la los cuarenta y los cincuenta años, que los médicos están empezando a deno-
estimulación genital minar «viropausia». Como ya hemos mencionado, los niveles de testostero-
sea más directa y na van disminuyendo en el hombre a lo largo de su vida, y esta reducción de
prolongada para las hormonas sexuales puede producir muchos cambios fisiológicos, especial-
conseguir y mantener mente a ciertas edades. Por ejemplo, la mayoría de los hombres de más de cin-
la erección. cuenta años (a menudo antes) necesitan que la estimulación genital sea más
directa y prolongada para conseguir y mantener la erección.
Los días de las erecciones espontáneas en medio de la clase de álgebra
quedaron atrás. (Afortunadamente, también pasaron los días de las clases de
álgebra.) Es muy posible que esas erecciones a destiempo nos dieran vergüenza,
pero cuando esta respuesta sexual que ya se había hecho familiar cambia, los
hombres pueden anhelar su retorno.
La erección del hombre también será menos firme y el ángulo de erección
cuando esté plenamente erecto será menor. Estos cambios están relacionados
con la fuerza física, y no son muy diferentes de otros cambios que se producen
en el cuerpo masculino. El hombre no puede esperar levantar tanto peso o
correr con la misma velocidad a los cincuenta que a los veinticinco. Pero los
hombres suelen vincular su poder personal con su pene, y con la actuación
de éste en el dormitorio. A los hombres les preocupa mucho más su pene que
su bíceps. Por lo tanto, merece la pena seguir algunas directrices generales
para mantener la salud sexual y disponer de ciertas técnicas que puedan ayu-
darte cuando tu motor no vaya tan ligero como antes.

PONER A PUNTO EL MOTOR


Los hombres mayores suelen necesitar una estimulación más directa
de sus genitales, y es probable que les cueste más tiempo alcanzar la erec-
ción o volver a conseguirla después de eyacular. Por eso te recomendamos
que aprendas una fiable técnica taoísta denominada «entrada suave». To-
dos los hombres, no sólo los hombres mayores, experimentan lo que se co-
noce como impotencia situacional, la incapacidad pasajera de tener una
erección, en distintos momentos de sus vidas. Un estudio mostró que de
los hombres entre cuarenta y setenta años, más de la mitad sufrían de im-
potencia periódicamente. La impotencia situacional puede ocurrir más fre-
cuentemente a medida que los hombres envejecen, y los taoístas sabían que
era una característica habitual de la sexualidad masculina. El secreto taoís-
ta de la vida consistía en colaborar con la naturaleza, y por eso desarro-
llaron la técnica de la entrada suave, en la que el hombre puede penetrar
a la mujer con el pene flácido o semierecto y conseguir rápidamente una sa-
HACER EL AMOR DURANTE TODA UNA VIDA 207

ludable y alegre erección. En palabras de los taoístas, el hombre puede «entrar


blando y salir duro».

El Emperador Amarillo: «Quiero disfrutar del coito pero el pene


no se me levanta. Me siento tan avergonzado que el sudor me sale como
perlas. En mi corazón, anhelo hacer el amor y me encantaría ayudarme
con las manos. ¿Qué puedo hacer? Deseo escuchar el Tao».
Su Nu, una famosa consejera sexual taoísta: «El problema de su
Majestad es un problema común a todos los hombres».

Su Nu, la famosa consejera sexual taoísta, en primer lugar enseñó al em-


perador a relajarse e intentar armonizarse con su pareja. Es esencial afrontar
la situación sin miedo, sin culparse y sin culpar a la pareja. El sentido del hu-
mor suele ayudar.
Ahora sabemos que el miedo inicia el denominado «reflejo adrenalíni-
co», también llamado «respuesta de lucha o huida». Cuando tenemos miedo,
nuestro cuerpo piensa que tiene que huir o luchar por su supervivencia, y por
lo tanto bombea la sangre hacia donde es más necesaria para que podamos
correr o defendernos, alejándola de los genitales. Aunque esto tiene su senti-
do desde el punto de vista evolutivo —es mejor no tener una erección cuan-
do estamos tratando de huir de un tigre dientes de sable—, sólo consigue
empeorar las cosas en el dormitorio. Por tanto, relájate sabiendo que, efecti-
vamente, «puedes ayudarte con las manos», que es lo que el Emperador Ama-
rillo esperaba poder hacer. Si el problema para conseguir la erección se hace
crónico, te sugerimos que leas la sección «Encantar la serpiente: superar la
impotencia» en Eí hombre multiorgásmico.
La técnica de la entrada suave ayudará al hombre a conseguir la erección
y a evitar el «reflejo adrenalínico», aunque también hay otras sugerencias que
pueden ayudar en esos momentos de ansiedad. En primer lugar, puedes in-
tentar concentrarte en algo erótico y excitante. Los pensamientos excitantes
desplazarán a los pensamientos de ansiedad.
Además, puedes enfocar la atención en el placer de tu compañera y dar-
le sexo oral o manual. Centrarte en tu propia erección mientras esperas que
se produzca es como dedicarse a observar el agua que nunca llega a hervir.
Dirigir la atención al placer de tu compañera tendrá un efecto maravilloso,
especialmente si ella se acuerda de darte la estimulación genital que necesi-
tas. Finalmente, si cuentas a tu compañera tus preocupaciones respecto a la
erección, será más fácil que se disipe la tensión y puedas reorientar la atención
hacia otros placeres que expandirán tu energía sexual.
El nivel de testosterona disminuye año a año en todos hombres después
de alcanzar su punto máximo hacia los veinte, pero en algunos se reduce más
drásticamente, produciendo una reducción del deseo sexual, menos ereccio-
208 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

E j e r c i c i o 28

ENTRADA SUAVE
1.LUBRICA: la mujer debe estar totalmente lubricada. El hombre debe
darle placer hasta que sus flujos fluyan con abundancia. También pue
de emplearse un lubricante artificial en la vagina y/o el pene.
2.EL HOMBRE SE PONE ENCIMA: generalmente será más fácil para el
hombre estar encima, ya que de este modo la gravedad le ayuda a
dirigir la sangre hacia el pene y dispone de toda la libertad de movi
miento necesaria.
3.HAZ UN CÍRCULO ALREDEDOR DEL PENE CON EL PULGAR Y EL ÍNDICE:
el hombre debe hacer un círculo con el pulgar y el índice alrededor de
la base del pene, formando así un anillo con los dedos. Con este anillo
ceñido al pene puede empujar la sangre hacia el glande. Así el pene se
pondrá lo suficientemente duro como para penetrar a su compañera.
4.ENTRA Y COMIENZA A REALIZAR MOVIMIENTOS DE PENETRACIÓN:
mantenido el anillo de los dedos en su lugar, el hombre debe inser
tar cuidadosamente el pene en la vagina de su compañera y empezar
los movimientos de penetración. El anillo debe mantenerse hasta con
seguir una erección firme.
5.CÉNTRATE EN EL PLACER: el hombre debe mantener la atención en la
sangre y en la energía sexual que llenan su pene y concentrarse en
las placenteras sensaciones del coito.
6.LA PAREJA AYUDA CON LAS MANOS: su pareja puede acariciarle los
testículos o presionarle en el perineo (lo que le estimulará y hará que
entre más sangre en su pene) o jugar con su ano (si le gusta la esti
mulación anal). También puede tocarle en cualquier otro lugar que
favorezca su excitación, además de sonreírle, besarle o mostrar su pla
cer a medida que empieza a moverse dentro de ella. Como mencio
namos anteriormente, para un hombre no existe mayor afrodisíaco que
el sonido que acompaña al placer de su compañera.
7.AJUSTA EL ANILLO QUE FORMAS CON LOS DEDOS: ajusta la presión
del anillo a medida que el pene se vaya hinchando. (Para producir la
erección, la sangre debe atravesar el anillo, por lo que no debe estar
tan ajustado como para impedir su flujo.)
8.VUELVE A APLICARTE EL ANILLO SI ES NECESARIO: el hombre debe
volver a aplicarse el anillo de los dedos si pierde la erección (aunque
generalmente la calidez y suavidad de la vagina de su compañera se
rán suficiente para mantenerla).
HACER EL AMOR DURANTE TODA UNA VIDA 209

nes y un acortamiento de los testículos. Si experimentas estos síntomas, de-


bes consultar con tu médico. Actualmente, la terapia de testosterona para
hombres es relativamente simple y eficaz.
El popular medicamento Viagra también puede ayudar a los hombres que
sufren problemas de erección. Tomado una hora antes del encuentro sexual,
mejora el flujo de sangre hacia el pene y la capacidad de conseguir y mante-
ner la erección.
Si descubres que tu impotencia es permanente, debes considerar la posi-
bilidad de tener un problema fisiológico. Aproximadamente un 80 por 100
de las veces la impotencia completa es consecuencia de un problema médi-
co, y en la mayoría de los casos puede ser tratada. También debes consultar la
lista de medicamentos que facilitamos en el Capítulo 2, que a menudo redu-
cen la capacidad orgásmica y la erección. Puedes aplicarte un sencillo test en
tu propia casa para ver si tienes erecciones mientas duermes, como les ocurre
a la mayoría de los hombres cuando sueñan. Humedece una tira de sellos y
rodea con ella la base de tu pene flácido. Si cuando despiertes por la mañana
la tira está rota, has tenido una erección normal. Si la tira de sellos está intac-
ta, debes buscar ayuda médica.

EYACULAR CUANDO UNO SE HACE MAYOR


A medida que el hombre envejece, generalmente su deseo de eyacular
disminuirá. De hecho, a medida que se hace mayor y su apetito sexual se re-
duce, el hombre puede retardar la eyaculación mucho más que cuando era
joven. Uno de los beneficios de retrasar la eyaculación es que resulta más fá-
cil hacerse multiorgásmico. En un reciente estudio dirigido por Marión Dunn
y Jan Trost, la mitad de los hombres se habían hecho multiorgásmicos des-
pués de cumplir los treinta y cinco años. Muchos de ellos ya tenían más
de cincuenta años y seguían en plena forma. La capacidad de retardar la
eyaculación también puede ayudar a los hombres mayores a satisfacer a sus
parejas9.
Muchos hombres mayores descubrirán que ya no desean eyacular con
tanta frecuencia como cuando eran jóvenes. Según el Tao, éste es un cambio
natural y deseable. Masters y Johnson subestimaron el hecho de que los hom-
bres no necesitan eyacular cada vez que hacen el amor, especialmente des-
pués de cumplir los cincuenta años 10. Además, la fuerza de la eyaculación
masculina decrece con la edad y el hombre necesita más tiempo para recupe-
rar la erección después de haber eyaculado (período refractario).
Como mencionamos en el Capítulo 1, el famoso médico chino Sun Ssu-
miao recomendó que los hombres de cuarenta años no eyacularan más de una
vez cada diez días, que los hombres de cincuenta no eyacularan más de
una vez cada veinte días, y que los hombres de más de sesenta años no eyacu-
laran en absoluto. Recuerda que esto no te impide tener todos los orgasmos
210 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

En realidad el sexo que quieras, y cuando puedes tener orgasmos sin eyacular, raras veces anhe-
aumenta las las la eyaculación. Tendrás todo el placer que desees sin necesidad de sen-
hormonas sexuales y tirte agotado.
el apetito sexual. Sin embargo, las recomendaciones de Sun Ssu-miao no pasan de ser me-
ras indicaciones. La medida fundamental que debes emplear para determinar
con qué frecuencia eyacular es la sensación corporal que sientes. Cuando
eyacules, debes sentirte fresco y ligero, vigoroso en lugar de irritado.
Puede que desees reducir la frecuencia de la eyaculación cada pocos
años, pero escucha lo que tu cuerpo tiene que decirte. Y, por favor, recuer-
da que si eyaculas, no debes castigarte ni culpar a tu compañera. Da la bien-
venida a las sensaciones placenteras y disfrútalas. El intercambio amoroso
y la alegría del encuentro son mucho más importantes que el hecho de
eyacular o no eyacular. Ningún hombre debe vivir con tensión la frecuen-
cia de sus eyaculaciones, ni obsesionarse con ello. El objetivo del amor sa-
nador no es dominar la práctica por sí misma, sino usarla para tu placer, salud
y desarrollo espiritual.

Salud sexual para parejas de personas mayores


Hemos expuesto una serie de cambios que influyen en tu salud sexual y
en la de tu pareja a medida que envejecéis. Hemos sugerido una serie de ma-
neras de afrontar los cambios que se producen para poder mantener una vida
amorosa sana y vibrante. También es importante mencionar que tu salud fí-
sica general es esencial para la salud sexual. Los problemas cardiovasculares,
por ejemplo, son la Cuanto más sexo tengas, más querrás.
causa más Lo contrario también es cierto: si pasas largos períodos de tiempo sin ac-
frecuente de la tividad sexual, sentirás menos deseo. Por esta razón debes intentar mantener
impotencia actividad sexual con toda la frecuencia que puedas, como mínimo una vez a
masculina. la semana. Si tu pareja no está disponible o está enferma, debes practicar el
Un cuerpo cultivo solitario. Considéralo como medicina preventiva. Como explica The-
sano y la evitación
o reducción del
consumo de tabaco
y alcohol pueden
aumentar
considerablemente
las posibilidades de
mantener una vida
sexual larga y
satisfactoria. La
práctica regular de
ejercicios físicos
también ayuda a
prevenir y tratar
enfermedades
graves como la
presión sanguínea
alta, la diabetes y
las enfermedades
coronarias, que
pueden
comprometer se-
riamente tu vida
sexual. También se
ha comprobado que
el ejercicio aumen-
ta el apetito sexual
tanto en los
hombres como en
las mujeres.
El sexo mismo
es una excelente
manera de hacer
ejercicio.
Curiosamente,
también es la mejor
manera de elevar el
nivel de
testosterona de un
modo natural (es
decir, sin tomar
hormonas
adicionales), tanto
en los hombres
como en las
mujeres. En
realidad el sexo
aumenta las
hormonas sexuales
y el apetito sexual.
HACER EL AMOR DURANTE TODA UNA VIDA 211

resa Crenshaw: «Tanto los hombres como las mujeres que disfrutan fre-
cuentemente del sexo retienen esta capacidad cuando se hacen mayores. Sin
embargo, después de los sesenta años, si el hombre o la mujer interrumpe su
actividad sexual durante un período prolongado —a veces de unos pocos me-
ses—, la capacidad sexual desaparece rápidamente» n. En resumen, como dice
el refrán: «Si no lo usas, lo perderás».
Por último, si tu pareja o tú estáis tomando medicamentos, es importan-
te comprobar que no os causan problemas sexuales. Se calcula que una cuarta
parte de los casos de impotencia tienen su origen en las medicinas que toman
los hombres para tratar las enfermedades coronarias, la presión sanguínea, la
depresión y otros cuadros médicos. Los mismos medicamentos pueden causar
problemas a las mujeres; entre otros, la incapacidad de tener orgasmos. Hay
otros medicamentos que no afectan negativamente al apetito sexual, e incluso
pueden llegar a aumentarlo. Asegúrate de preguntarle directamente a tu
médico si los medicamentos que te receta tendrán algún efecto secundario en
tu vida sexual. Al final del Capítulo 2 se facilita una lista de los medicamen-
tos más comunes que alteran la función sexual.

Mantener la carga
Como mencionamos anteriormente, las diferencias hormonales entre el
hombre y la mujer disminuyen con la edad. En el lenguaje del Tao, a medida
que el hombre se hace más yin y la mujer más yang, la polaridad energética
entre ambos se reduce. Aunque esto puede hacer que tu pareja y tú seáis más
compatibles en la cama y en la vida en general, también puede reducir la atrac-
ción o la carga existente entre vosotros.
Según el Tao, nuestra atracción hacia la otra persona está basada en parte
en la fuerza de esta carga yin-yang. Cuanto más fuerte sea la carga, más in-
tensa será la pasión. La reducción de la carga es una de las razones por las que
las relaciones se vuelven menos excitantes, y esta misma razón explica que la
pasión se reactive cuando uno de los miembros de la pareja ha estado de via-
je. La separación tiende a recargar la polaridad. Muchas parejas también des-
cubren que dormir en camas o en habitaciones separadas durante algún tiem-
po aumenta la carga y la atracción mutua.
Cuando un hombre eyacula, pierde buena parte de su carga yang; por
tanto, a medida que el hombre aprende a controlar la eyaculación, las pa-
rejas perciben que su polaridad aumenta. Además, la práctica del amor sa-
nador, en la que aprendemos a hacer circular y a intercambiar energía sexual,
nos ayudará mucho a mantener la carga eléctrica y la pasión sexual de nues-
tra relación.
212 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

ENCONTRAR EL CAMINO

Hacer el amor durante toda una vida


•Manten contacto sexual (con tu pareja o contigo mismo)
tan frecuentemente como puedas para mantener tu equipo
sexual y tus hormonas en óptimas condiciones; idealmente,
al menos una vez por semana.
•Toca y recibe el toque de tu pareja con frecuencia para
mantener el nivel de oxitocina y para que pueda fluir el
afecto mutuo.
•Si eres hombre, asegúrate de recibir suficiente estimulación
genital.
•Emplea la técnica de la entrada suave cuando sea necesaria.
•Si eres mujer, asegúrate de tener suficiente lubricación.
•Plantéate la posibilidad de recibir terapia hormonal.
•El hombre debe reducir el número de eyaculaciones.
•Manten la polaridad sexual con tu pareja.
•Evita el tabaco, el alcohol y los medicamentos que afectan
negativamente la función sexual.

Evita aumentar tus expectativas


Los taoístas creían que el encuentro sexual podía continuar mejorando
durante toda la vida, y se dedicaron a explorar las alturas del placer y de la
intimidad sexual. En este libro hemos presentado nuevas alturas del encuen-
tro sexual, pero queremos resaltar la importancia de no exagerar tus propias
expectativas y las de tu pareja. Tu pareja y tú podréis experimentar esas cum-
bres cuando ambos estéis preparados. Evitad cargaros de expectativas y no
penséis que cuando se hace el amor hay un objetivo que alcanzar.
Con cada nuevo «descubrimiento innovador» sobre la sexualidad feme-
nina que se ha venido produciendo —desde el «hallazgo» de los orgasmos fe-
meninos, hasta el punto G o el potencial multiorgásmico— las mujeres han
sido llamadas a experimentarlo, arriesgándose, en caso de no hacerlo, a ser
consideradas sexualmente inadecuadas. Al introducir la posibilidad de los
HACER EL AMOR DURANTE TODA UNA VIDA 213

múltiples orgasmos masculinos en nuestro primer libro, insistimos en que los


hombres no debían incrementar sus expectativas ni las de sus compañeras. El
hecho de saber de la existencia de las alturas sexuales ayuda a la gente a esca-
larlas, pero la expectativa de llegar a la cima en cada ocasión impone una car-
ga exagerada e innecesaria.
En este libro hemos expuesto numerosas posibilidades sexuales que están
a disposición de hombres y mujeres, con la esperanza de que dichas opciones
añadan alegría y satisfacción a tu vida amorosa. Esperamos que las explores con
un espíritu juguetón y aventurero. Las técnicas taoístas reciben el nombre de
amor sanador porque lo más importante es enfocarse en la sanación y en
el amor. Si te centras en el deseo de amar y sanar a tu pareja, juntos alcanza-
réis las placenteras cumbres del amor.
Las artes de alcoba pueden cultivarse a lo largo de toda la vida. No esperes
aprenderlas de un día para otro, y tampoco esperes que cada encuentro sexual
sea una obra maestra. Excítate mucho, pero manten a raya tus expectativas.
Evitad tomaros a vosotros mismos o vuestra práctica demasiado en serio. No
os olvidéis de jugar uno con el otro y de hacer el amor de manera divertida ade-
más de profunda.

El verdadero secreto de la sexualidad


El verdadero secreto del Tao es que no hay objetivos, ni en la vida ni
cuando hacemos el amor. La vida es un misterio que se despliega continuamente
ante nosotros, lo mismo que nuestras relaciones mutuas. Los orgasmos múlti-
ples pueden, evidentemente, cambiar nuestra manera de hacer el amor, pasando
del objetivo único y urgente de conseguir el orgasmo al extático proceso de
hacer el amor íntimamente, conociendo y siendo conocido por nuestra pare-
ja. En definitiva, el amor sanador no se basa en la cantidad de orgasmos que
uno tiene, sino en la cualidad del amor y de la sanación que experimentamos
en la relación con nuestro compañero o compañera. Cuando puedes tener to-
dos los orgasmos que deseas, llegas a darte cuenta de que las pulsaciones or-
gásmicas mismas no son sino una parte de un continuo proceso de armoniza-
ción con la pareja y con el mundo.
De acuerdo con el Tao y también con la física moderna, el mundo está
pulsando constantemente. Cuando hacemos el amor, nos «hacemos uno» no
sólo con nuestra pareja, sino con el mundo y sus pulsaciones.

Compartir secretos
La filosofía y las prácticas que hemos enseñado en este libro fueron secretos
celosamente guardados durante miles de años. Las hemos compartido porque
creemos que pueden beneficiar a nuestra cultura humana en general. Son de-
Cuando
puedes
tener
todos los
orgasmos
que
deseas,
llegas a
darte
cuenta de
que las
pulsacione
s
orgásmica
s mismas
no son
sino una
parte de
un
continuo
proceso
de
armonizac
ión con la
pareja y
con el
mundo.
214 LA PAREJA MULTIORGÁSMICA

La auténtica sanación masiadas las culturas de todo el mundo que han perdido su sabiduría sexual;
para nosotros mismos como consecuencia, la mayoría nos hemos quedado buscando el placer y la sa-
y para el mundo debe tisfacción a tientas en medio de la oscuridad. Según el Tao, nuestra sexuali-
comenzar en el dad es la base de nuestra salud general. La auténtica sanación para nosotros
dormitorio, porque es mismos y para el mundo debe comenzar en el dormitorio, porque es en el dor-
en el dormitorio mitorio donde el amor y el sexo nos llevan a concebir y gestar la generación
donde el amor y el siguiente.
sexo nos llevan a Esperamos que respetes el poder de estas prácticas y que no les des me-
concebir y gestar la nos valor porque no has tenido que estudiar durante muchos años con un
generación siguiente. maestro taoísta para aprenderlas. Si las acoges, os ofrecerán a ti y a tu pareja
grandes tesoros de alegría y placer. Te animamos a leerlas, releerlas y com-
partirlas con tu pareja (y otras personas que en tu opinión se puedan benefi-
ciar de ellas). Esperamos que encuentres en estas enseñanzas una fuente de
amor sanador con tu pareja que transforme vuestra relación mutua y vuestro
vínculo con el mundo.
INTRODUCCIÓN
1
Alfred Kinsey fue el primero en informar de que los hombres pueden tener múltiples
orgasmos. Para ampliar datos sobre sus investigaciones pioneras véase el Capítulo 1, o su li
bro, que ya se ha convertido en todo un clásico: Alfred C. Kinsey, Wardell B. Pomeroy y
Clyde E. Martin, Sexual Behaviour in the Human Male (Filadelfia: W.B. Saunders, 1948), pá
ginas 158-9. William Hartman y Marilyn Fithian fueron los primeros en documentar los múl
tiples orgasmos masculinos en laboratorio. Véase la obra de Hartman y Fithian Any Man
Can: The Múltiple Orgasmic Technique for Every Loving Man (Nueva York: St. Martin Press,
1984), o nuestra obra El hombre multiorgásmico Neoperson, Madrid, 1997 para más detalles
sobre los múltiples orgasmos en el hombre.

CAPÍTULO 1
' Según la decimotercera edición de Smith's General Urology, las características del orgasmo
son: «contracciones rítmicas involuntarias del esfínter anal, hiperventilación [aumento del
ritmo respiratorio], taquicardia [aumento del ritmo cardíaco], y aumento de la presión san-
guínea». Véase Smith's Genera! LJrology, decimotercera edición, ed. Emil A. Tanagho y Jack
W. McAninch (Norwalk, CT: Appleton and Lange, 1992), p. 710.
2
Alfred C. Kinsey, Wardell B. Pomeroy y Clyde E. Martin, Sexual Behaviour m the Hu
man Maie (Filadelfia: W.B. Saunders, 1948), páginas 158-9.
3
Kinsey et al., Human Male, páginas 158-9.
4
Herant A. Katchadourian, Fundamentáis ofHuman Sexuality, cuarta ed. (Nueva York:
Holt, Rinehart and Winston, 1985), p. 292.
5
William Hartman y Marilyn Fithian, Any Man Can: The Múltiple Orgasmic Technique
for Every Loving Man (Nueva York: St. Martin Press, 1984), p. 157; Marión Dunn y Jan Trost,
«Male Múltiple Orgasms: A Descriptive Study», Archives of Sexual Behaviour 18, número 5
(1989): 382.
6
La eyaculación femenina ha sido estudiada y demostrada en laboratorio a lo largo de
los últimos veinte años a partir de la publicación del libro que popularizó su existencia: El
punto «G», de Alice Kahn Ladas, Beverly Whipple y John D. Perry Grijalbo Mondadori,
Barcelona, 1996. Los taoístas han descrito desde siempre que la mujer tiene tres aguas (la
primera es la lubricación; la segunda, el orgasmo, y la tercera, la eyaculación), que general
mente se experimenta como una copiosa cantidad de fluidos, aunque también hay algunas
mujeres que vierten literalmente un chorro de líquido.

CAPÍTULO 2
1
P. Blumsteiny P. Schwartz (1983), citado en Julia R. Heiman y Joseph LoPiccolo, Para
alcanzar el orgasmo, Grijalbo Mondadori, Barcelona, 1996.
2
El punto G recibe su nombre del doctor Ernst Grafenberg, el primer médico moderno
que lo describió.
3
Algunos investigadores sexuales comparan el punto G con la próstata masculina, ya
que se derivan del mismo tejido embrionario y ambos están hechos de glándulas y conduc
tos, se hinchan cuando son estimulados y producen secreciones. Aunque la eyaculación fe-