You are on page 1of 6

La Biblia

La Biblia, también llamada Santa Biblia, libro sagrado o Sagradas Escrituras para
los cristianos, es un nombre que proviene del griego biblia o “libros”, diminutivo
de byblos, que significa papiro, el papel que se exportaba hacia los pueblos
mediterráneos desde el puerto fenicio de Biblos.
Este libro está formado por 37 libros que constituyen el Antiguo Testamento, y 27
libros que en su conjunto forman el Nuevo Testamento. Es leído o mencionado en
prácticamente la totalidad de los cultos públicos o privados de quienes siguen sus
enseñanzas.
Las oraciones, himnos y liturgia de los pueblos que toman este libro como sagrado,
se basan en sus escritos.

Los libros que componen la Biblia, fueron elevados a la categoría de Inspiración


Divina, doctrina que sostiene que son un dictado directo de Dios, o que son dados
por iluminación, misma que ayudó a quienes la escribieron, a comprender la verdad
que expresaba.
Al decir de los Adventistas Davidianos del Séptimo Día:
“Como instrumento educador la Biblia no tiene rival. En la Palabra de Dios, la
mente halla temas para la meditación más profunda y las aspiraciones más sublimes.
La Biblia es la historia más instructiva que posean los hombres. Proviene
directamente de la fuente de verdad eterna, y una mano divina ha conservado su
integridad y pureza a través de los siglos. Ilumina el lejano pasado más remoto,
donde las investigaciones humanas procuran en vano penetrar”.

Antiguamente, en Israel y en la Iglesia católica primitiva, se conocían más


textos, que con posterioridad fueron eliminados, por razones que nunca fueron
explicadas.

La Biblia, el primer libro impreso en el mundo en una máquina de caracteres


móviles, es el libro de mayor difusión en la historia de la humanidad.
Los Gedeones son una organización religiosa cristiana que se impuso la misión de
propagar la Biblia y el Nuevo Testamento, y se jactan de haber entregado al mundo
y en forma gratuita, algo más de 1,300 millones de ejemplares. (Acelerando esta
tarea hasta llegar a la increíble cifra de dos copias por segundo en los últimos 5
años).
La Biblia ha influenciado de manera sustantiva y hasta insólita, a la literatura,
a las artes plásticas y a la música del mundo occidental.
La Biblia es la Palabra de Dios, según la Iglesia católica y doctrinas
protestantes derivadas, por lo tanto, es infalible, al poner como autor a Dios
mismo, o inspirada por Él mismo.

Pero, aunque este libro ha sido indispensable para muchos millones de personas a
lo largo de la historia, quienes encuentran en sus enseñanzas la forma como deben
de comportarse socialmente, así como la guía para lo que será su futuro; también
sus detractores encuentran en este mismo libro las pruebas que demuestran que de
ninguna manera podría atribuírsele un origen divino. Es obvio que tantos unos como
otros encuentran en la Biblia precisamente lo que están buscando.

Tomemos como ejemplo el indiscutible hecho de que una de las principales


enseñanzas que no queda clara en este libro, es si los actos de los seres humanos
se realizan por voluntad propia o están predeterminados por Dios, que para los
cristianos, Es Omnipotente, Omnipresente y Omnisciente, creador de todas las
cosas, el que conoce todo, el que Es el tiempo.
Por otro lado, existe la propuesta contradictoria de que Dios hace a los hombres
responsables de sus actos y los premia o castiga por ellos.
Si una propuesta afirma el poder absoluto de Dios, existe el riesgo de presentarle
como un tirano que atormenta a los hombres sólo por su propio placer.
Si la otra afirma que la responsabilidad es únicamente de los hombres, deja
abierta la posibilidad de negar la omnipotencia de Dios.

Desde el comienzo de la humanidad, según la Biblia, en la historia que narra la


primera desobediencia, aparece esta aberración irreconciliable con el sentido
común: Dios puso un árbol en el jardín de Edén, ordenando a Adán que no coma de su
fruto pero, ¿Sabía Dios que Adán le iba a desobedecer?
Si alguien cree que Dios ya conocía este hecho, entonces no existe explicación
para justificar que el libre albedrío sea una realidad y, si por el contrario, el
conocimiento de nuestras acciones por Dios está sujeto a la voluntad del hombre,
se está limitando la omnisciencia del Creador.

A través del tiempo, la gran cantidad de traducciones que se le han hecho para
llevar la Biblia a todos los rincones del mundo, ha propiciado que aparezcan
errores de forma en el texto, los cuales son de entender por lo anteriormente
descrito; sin embargo, la gran cantidad de contradicciones de fondo que contiene,
hacen dudar de su origen inspirado y, para algunas asociaciones religiosas
cristianas que consideran que es “La Palabra de Dios” estos errores no tienen
explicación, y en algunos casos, ni siquiera aceptan que existen.
Veamos algunos ejemplos:
(Todas las referencias de la Biblia, fueron tomadas al pie de la letra de la
antigua versión de Casiodoro de Reina de 1569, revisada por Cipriano de Valera en
1602, y cotejada posteriormente con diversas traducciones y con los textos hebreo
y griego, publicada por La Biblioteca México del Hogar, A.C.).

Génesis 6:3. Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre,
porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.
Génesis 11:11. Y vivió Sem, después que engendró a Arfaxad quinientos años…
Génesis 11:19. Y vivió Peleg, después que engendró a Reu, doscientos nueve años…
______________________________________________

Génesis 4:7. Y conoció Caín á su mujer, la cual concibió y parió a Henoch….


¿Cómo es posible esto, si en ese momento sólo tenía el mundo 3 habitantes: Adán y
Eva que eran sus padres y él mismo?
___________________________________________

2 Samuel 24:1. Y volvió el furor de Jehová á encenderse contra Israel, é incitó á


David contra ellos… Vé, cuenta a Israel y á Judá. (A hacer un censo).
1 Crónicas 21:1. Mas Satanás se levantó contra Israel é incitó a David á que
contase á Israel.
(En esta contradicción no puede haber explicación posible).
_________________________________________________

2 Samuel 24:9. Y Joab dio la cuenta del número del pueblo al rey; y fueron los de
Israel ochocientos mil hombres fuertes que sacaban espada; y los de Judá
quinientos mil hombres.
(Lo cual arroja un total de 1 millón y 300 mil hombres).
1 Crónicas 21:5. Y hallóse en todo Israel que sacaban espada, once veces cien mil;
y de Judá cuatrocientos y setenta mil hombres que sacaban espada.
(Haciendo un total de 1 millón y 570 mil hombres).
___________________________________________________
2 Reyes 8:26. De 22 años era Ochozías cuando comenzó á reinar, y reinó un año en
Jerusalem…
2 Crónicas 22:2. Cuando Ochozías comenzó á reinar, era de 42 años, y reinó un año…
(Estas cifras tienen un error de 20 años).
________________________________________________________

2 Reyes 24:8. De 18 años era Joachín cuando comenzó á reinar, y reinó en Jerusalén
3 meses.
2 Crónicas 36:9. De 8 años era Joachín cuando comenzó á reinar, y reinó 3 meses y
diez días en Jerusalem.
(Otra vez las cifras no concuerdan, tanto en la edad, como en el tiempo de
reinado).
_____________________________________________________

Génesis 6:19. Y de todo lo que vive, de toda carne, dos de cada especie meterás en
el arca, para que tengan vida contigo; macho y hembra serán.
Génesis 6:20. De las aves según su especie, y de las bestias según su especie, de
todo reptil de la tierra según su especie, dos de cada especie entrarán contigo
para que hayan vida.
Génesis 7:2. De todo animal limpio te tomarás de siete en siete, macho y su
hembra; más de los animales que no son limpios, dos, macho y su hembra.
Génesis 7:3. También de las aves de los cielos, de siete en siete, macho y hembra…
(Inexplicablemente, ni siquiera en versículos tan cercanos hay una concordancia en
cuanto al número de animales que ordenó Dios que Noé metiera en el arca).
_________________________________________________

2 Crónicas 13:1 y 2. A los 18 años del rey Jeroboám, reinó Abías sobre Judá.
Y reinó 3 años en Jerusalén. El nombre de su madre fue Michaía, hija de Uriel de
Gabaa…
2 Crónicas 11:20. Después de ella tomó á Maacha, hija de Absalóm, la cual le parió
á Abías…
2 Samuel 14:27. Y naciéronle a Absalóm tres hijos y una hija que se llamó Thamar…
(Si Absalóm solamente tuvo una hija llamada Thamar, no queda claro quién fue la
madre del rey Abías).
_______________________________________________

1 Samuel 15:28 y 29. Entonces Samuel le dijo: Jehová ha desgarrado hoy de ti el


reino de Israel, y lo ha dado á tu prójimo mejor que tú.
Y también el Vencedor de Israel no mentirá, ni se arrepentirá: porque no es hombre
para que se arrepienta.
Génesis 6:6. Y arrepintióse Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y pesóle en
su corazón.
Exodo 32:14. Entonces Jehová se arrepintió del mal que dijo que había de hacer a
su pueblo.
1 Samuel 15:10. Pésame de haber puesto por rey a Saúl, porque se ha vuelto de en
pos de mí, y no ha cumplido mis palabras.
1 Crónicas 21:15. Y envió Jehová el ángel á Jerusalén para destruirla: pero
estando él destruyendo, miró Jehová, y arrepintióse de aquel mal. Y dijo al ángel
que destruía: Basta ya; detén tu mano.
Jonás 3:10. Y vió Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino: y
arrepintióse del mal que había dicho les había de hacer, y no lo hizo.
(Según la Biblia, al ser Jehová omnisciente, debería haber previsto sus propias
acciones, y no arrepentirse después de ellas, ya que no es hombre para que se
arrepienta).
_____________________________________________

1 Samuel 31:4-5. …Entonces tomó Saúl la espada, y echóse sobre ella.


Y viendo su escudero a Saúl muerto, él también se echó sobre su espada, y murió
con él.
2 Samuel 1:1-16. …y él me volvió a decir: te ruego que te pongas sobre mí y me
mates… yo entonces púseme sobre él y matélo, porque sabía que no podía vivir
después de su caída…
(En la segunda parte citada, el Amalecita, quien había ido a informar a David,
realmente fue quien lo mató, y la muerte de Saúl no fue por suicidio).
_______________________________________

Mateo 1:16. Y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, el
cual es llamado El Cristo.
Lucas 3:23. Y el mismo Jesús comenzaba á ser como de 30 años, hijo de José, como
se creía; que fue hijo de Elí…
(Entonces ¿quién fue el padre de José?)
____________________________________________

Mateo 11:14. Y si queréis recibir, él es aquel Elías que había de venir.


Mateo 17:10-13. Elías vendrá primero y restituirá todas las cosas… mas os digo que
ya vino Elías y no le conocieron… los discípulos entonces, entendieron que les
habló de Juan el Bautista.
Juan 1:19-21. Los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas, que le
preguntasen: ¿Tú quién eres?
Y confesó, y no negó; más declaró: No soy yo el Cristo.
Y le preguntaron ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y
respondió: No.
(Estas citas no ameritan ningún comentario, ya que se explican por sí mismas)
__________________________________________________

Mateo 14:1 y 2. En aquel tiempo, Herodes, el tetrarca oyó la fama de Jesús,


Y dijo á sus criados: Este es Juan el Bautista: él ha resucitado de los muertos, y
por eso virtudes obran en Él.
Lucas 9:9. Y dijo Herodes: A Juan yo degollé, ¿quién pues será Éste, de quien yo
oigo tales cosas? Y procuraba verle.
(Estos dos evangelistas, que obviamente no fueron testigos de este suceso, no se
pudieron poner de acuerdo al hablar sobre el mismo tema).

Mateo 3:13 y 14. Entonces Jesús vino de Galilea á Juan al Jordán, para ser
bautizado de él.
Mas Juan lo resistía mucho, diciendo: Yo es menester ser bautizado de ti, ¿y tú
vienes a mí? (De aquí se desprende que Juan reconoció a Jesús al instante de
verlo).
Juan 1:32 y 33. Y Juan dio testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del
cielo como paloma, y reposó sobre Él.
Y yo no le conocía…
(Otra vez, los evangelistas no concuerdan en este hecho de gran trascendencia).
________________________________________________

Juan 19:17. Y llevando su cruz, Salió al lugar que se dice de la Calavera, y en


hebreo Gólgota.
(Jesús cargó su propia cruz desde el principio).
Mateo 27: 32.
Y saliendo, hallaron á un Cireneo, que se llamaba Simón: a éste cargaron para que
llevase su cruz.
(Jesús nunca cargó su propia cruz).
___________________________________________________
Lucas 23:43. Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo, que hoy estarás conmigo en
el paraíso.
(Jesús dijo que ascendería al paraíso el mismo día de su muerte).
Juan 20:17. Dícele Jesús: No me toques, porque aún no he subido á mi Padre: mas ve
á mis hermanos y diles: Subo á mi Padre y a vuestro Padre, á mi Dios y a vuestro
Dios.
(Jesús, después de haber estado sepultado, aún no ascendía al paraíso).
_________________________________________

Hechos 9:4 y 7. Y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por
qué me persigues?
Y los hombres que iban con Saulo, se pararon atónitos oyendo á la verdad la voz,
mas no viendo a nadie.
Hechos 26:14. Y habiendo caído todos nosotros en tierra, oí una voz que me
hablaba, y decía en lengua hebraica: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura
cosa te es dar coces contra los aguijones.
(En el mismo libro encontramos esta contradicción. No es por apreciación de
diferentes autores. El mismo autor escribió diferentes versiones de un mismo
suceso).
______________________________________________

Mateo 27:5. Y arrojando las piezas de plata en el templo, partióse; y fué, y se


ahorcó.
Hechos 1:16 y 18. … de Judas, que fue guía para los que le prendieron a Jesús.
Este, pues, adquirió un campo del salario de su iniquidad…
(No podía Judas comprar un campo con las monedas que ya había arrojado dentro del
templo, ni pudo arrojar las monedas después que había pagado el campo con ellas).
______________________________________________

Marcos 10:45. Porque el Hijo del hombre tampoco vino para ser servido, mas para
servir y dar su vida en rescate por muchos.
1 Timoteo 2:5 y 6. Porque hay un Dios, asimismo, un mediador entre Dios y los
hombres, Jesucristo hombre.
El cual se dio á sí mismo en precio del rescate por todos, para testimonio en sus
templos:
(Marcos considera que Jesucristo era selectivo, mientras que Pablo en su epístola
a Timoteo le da carácter de universalidad…).
________________________________________________

2 Reyes 2:11. Y aconteció que, yendo con ellos hablando, he aquí un carro de fuego
con caballos de fuego apartó á los dos: y Elías subió al cielo en un torbellino.
Juan 3:13. Y nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo, el Hijo del
hombre que está en el cielo.
(Juan es cronológicamente posterior a Elías, por lo tanto demuestra un profundo
desconocimiento de los hechos históricos)
______________________________________________

Mateo 28:2. Y he aquí fue hecho un gran terremoto: porque el ángel del Señor,
descendiendo del cielo y llegando, había revuelto la piedra, y estaba sentado
sobre ella.
Lucas 24:2 y 4. Y hallaron la piedra revuelta del sepulcro.
Y aconteció que, estando ellas espantadas de esto, he aquí se pararon junto á
ellas dos varones con vestiduras resplandecientes.
Juan 20:12. Y vio dos ángeles en ropas blancas que estaban sentados, el uno á la
cabecera, y el otro á los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto.
(Esto demuestra que quienes escribieron sobre estos hechos, no fueron testigos
presenciales, sino que solamente contaron la versión que cada uno oía).
____________________________________________

Mateo 28:9. He aquí, Jesús les sale al encuentro, diciendo: Salve. Y ellas se
llegaron y abrazaron sus pies y le adoraron.
Juan 20: 16 y 17. Dícele Jesús: ¡María! Volviéndose ella, dícele ¡Rabboni! Que
quiere decir, Maestro.
Dícele Jesús: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre…
(Desde el punto de vista de Mateo, Jesús permitió que se le tocase, contradiciendo
a Juan, quien asegura que no permitió que se le tocara después de la
resurrección).
_________________________________________

Gálatas 6:2. Sobrellevad los unos las cargas de los otros; y cumplid así la
ley de Cristo.
Gálatas 6:5. Porque cada uno llevará su carga.
(¿Cómo puede Pablo contradecirse a sí mismo, apenas a 3 versículos de distancia?).

Apocalipsis 21:21. Y la plaza de la ciudad era de oro puro, como vidrio


transparente.
(Si este versículo es solamente poético, entonces no es la Palabra de Dios, pero
si esto tiene que pasar por verdad, todos sabemos que si algo está hecho de oro
puro, no puede ser transparente, y si es transparente, es imposible que esté hecho
de oro puro).