You are on page 1of 6

1

¿POR QUÉ HAY TANTAS DENOMINACIONES?

¿Por qué existen tantas y diferentes denominaciones?. ¿De dónde vienen todas ellas?.
La Biblia en Amós 3:7 dice: “Acuérdate, no hará nada Jehová el señor, sin que revela
su secreto a sus siervos los profetas”.

Apocalipsis 6, contiene una de las más significativas profecías, describiendo la historia


cristiana como un rollo de pergamino desenrollado por Dios. una vez desenrollado el
pergamino, se ven 4 caballos, galopando por el cielo: un caballo blanco, un caballo
rojo, un caballo negro y un caballo amarillo.

Comienza Juan en Apocalipsis 6:1 diciendo: “Vi cuando el Cordero abrió uno de los
sellos”. ¿Quién es el Cordero?. Sí. Jesús el Cordero de Dios, abre los sellos de la
historia.

Juan continúa diciendo: “Y miré, y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba


tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo para vencer. Dios usa
símbolos de jinetes para describir la iglesia cristiana en cada una de las cuatro épocas
sucesivas.

A través de la Biblia el color blanco simboliza pureza.

Aquí el blanco es el símbolo de la pureza de las doctrinas bíblicas en las conquistas de


la iglesia antigua.

La iglesia cristiana del Nuevo Testamento, con Jesús como General, marchó dentro de
las ciudadelas de Satanás y fue conquistándolas. El caballo blanco de pureza
apostólica, pureza doctrinal, es también representada de otra manera. Jesús describe su
iglesia, la iglesia del Nuevo Testamento en Apocalipsis 12:1, como una mujer
teniendo en su cabeza una corona de 12 estrellas. Las 12 estrellas representan a los 12
apóstoles.

El cristianismo creció de 12 apóstoles a quinientos, a mil. Tres mil fueron bautizados


en el día del Pentecostés.

Iglesias fueron establecidas a través de Jerusalén, a través de Asia Menor, en ciudades


como Efeso y Esmirna, Tiatira y Pérgamo.

El mensaje cristiano saltó sobre el Imperio Romano. Muchos soldados romanos y


líderes del Imperio se hicieron cristianos. Encontramos que Pablo en Filipenses 4:22 lo
dice: “Todos los santos os saludan, y especialmente los de la casa de César.
2

Durante este período la iglesia sufrió mucha persecución. Las autoridades apresaban a
los seguidores de Cristo, pero los ángeles de Dios milagrosamente los liberaban. Se les
prohibía estrictamente predicar el evangelio de Cristo. En Hechos 5:29 Pedro y los
apóstoles respondieron: “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres”.

El cristianismo no era muy bien recibido en el Imperio romano. como resultado, las
predicaciones de los apóstoles trajeron persecución. En 2ª de Pedro 1:6 y 19 los
apóstoles testifican: Como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.

Tenemos la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a
una antorcha que alumbra en lugar oscuro.

Ellos apoyaban su fe en la Palabra de Dios. Ellos habían sido transformados por el


Cristo viviente y aunque ellos habían visto morir a su líder, estaban dispuestos a morir
por Cristo también, porque ellos sabían que los hombres podían matar sus cuerpos pero
no podían destruir su herencia eterna. Dios nos está llamando para ese tipo de valor y
compromiso.

Mi amigo, Jesús dice que deberíamos ir por Él a todos los lugares. Mostrar la valentía
que tuvieron los primeros cristianos de las épocas pasadas, y Dios abrirá las puertas
para ti.

La iglesia primitiva creció porque los cristianos eran muy fieles a la Palabra de Dios.

Entonces el segundo sello fue abierto y el segundo caballo- el rojo – cruzó cabalgando
el cielo. El período de ese caballo rojo fue de fieras persecuciones. Los historiadores
ponen la fecha a este período, del año 100 D.C. al 313, durante los días del emperador
romano Decius y Diocletian con 10 años de persecución desde el año 303 al 313 D. C.
El jinete del caballo color rojo, esta cubierto de un vestido rojo sangre, y en su mano
sostiene una espada sangrienta. Satanás vio lo que estaba sucediendo. El vio el poder
de la iglesia extendiéndose y sabía que a menos que él hiciese algo drástico, la iglesia
podría penetrar en toda la sociedad. De esta forma, Satanás trajo una terrible
persecución contra la iglesia.

El cristianismo iba hacia delante y extendiéndose, así la Roma pagana en forma


malvada les atacó para destruir estos fieles cristianos. Ellos fueron quemados en las
hogueras, arrojados a los leones, pero, ellos permanecieron fieles a Dios.

¿Por qué existe tanta gente en el mundo que no son cristianos y no se comprometen
con Cristo?. Les diré la razón. Es porque no han visto personas cuya fe sea, entregar
todo a Dios y que estén dispuestos a morir por Cristo si fuera necesario.
3

Cuando ellos ven cristianos que se acomodan- yendo a fiestas y bebiendo,


emborrachándose como todo el mundo, viviendo deshonestamente, abandonando los
principio morales, no están dispuestos a observar el sábado, ¿por qué deberían seguir
esas personas a este tipo de dios o venir a este tipo de iglesia?.

Pero gracias a Dios, existen hoy en día, personas de corazón honesto que están
buscando una iglesia que no trance sus principios.

Estas personas honestas dicen: Queremos ser guiados por el libro, la Biblia. Queremos
seguir a ese Cristo, aún cuando esto implique un cambio en nuestro estilo de vida,
porque nosotros queremos caminar en los pasos de los mártires de la fe del pasado.

El tercer caballo cruzó cabalgando el cielo, el caballo negro cuyo jinete sostiene en su
mano un par de balanzas para pesar. El color blanco implica pureza de la fe y el negro
corrupción. Esta iglesia es pesada en balanza y es encontrada defectuosa.

La escasez de trigo y cebada- siendo vendida a elevados precios- indica el hambre por
el alimento espiritual, por la palabra de Dios que se dice ser el pan de vida, pero esta
iglesia no tiene el pan de vida.

En esta etapa, algo ha sucedido. Satanás traza otra estrategia. Su nueva estrategia, es
infiltrar dentro de la iglesia el error en sus enseñanzas.

En Hechos 20:28-30 el apóstol Pablo advierte a los líderes de la iglesia: “Mirad por
vosotros, y por el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para
apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que
después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán
al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas
para arrastrar tras sí a los discípulos”.

La tradición sería substituida por la Palabra de Dios. Iglesias grandiosas serían


construidas, pero la simplicidad de la predicación del evangelio se perdería.

Las grandes catedrales atraerían a los paganos dentro del Imperio. Ustedes conocen
muy bien la historia del Imperio Romano. Alrededor del 323 D.C., el Imperio Romano
estaba perdiendo el poder, colapsando, derrumbándose. Constantino, el pagano
emperador, estaba listo para cambiar su capital para Constantinopla para Byzantium
donde hoy es Turquía. El fue a ver al Obispo de Roma. Los dos pensaban que debían
convertir a los paganos para ayudar a unificar el Imperio. Pero, la única forma de hacer
esto era realizar algunos ajustes para los paganos.
4

Éxodo 20:4-5 dice: “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en
el cielo, ni abajo en la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás”. ¿Qué podía
atraer a los paganos si no tuviésemos imágenes en las iglesias?.

Muchísimas personas miran a éstas imágenes y pueden pensar: Esta fue María y su
bebé. Esta es actualmente la imagen pagana de la madre de la fertilidad, una mujer
hecha diosa, con su hijo. Los paganos estaban adorando, este ídolo, y los cristianos
permitieron a los paganos traer estos ídolos dentro de la iglesia para hacer un ajuste
para ellos y facilitarles para aceptar el cristianismo.

La mayor parte de las estatuas que están dentro de la iglesia han sido introducidas para
adoptar a diferentes personajes bíblicos.
Ezequiel 22:26 dice: “Sus sacerdotes violaron mi ley, y contaminaron mis santuarios;
entre lo santo y lo profano no hicieron diferencia, ni distinguieron entre inmundo y
limpio; y de mis días de reposo apartaron sus ojos, y yo he sido profanado en medios
de ellos”.

En la Enciclopedia Católica, volumen 4, pág. 153, dice: “La iglesia, después de haber
cambiado el día de descanso del sábado judío, el séptimo día de la semana, para el
primero, hizo del tercer mandamiento referirse al domingo como el día que debe
mantenerse santo, como el día del Señor.

Cristiandad llegó a ser la religión establecida en el Imperio Romano y tomo el lugar


del paganismo.

La Biblia nos llama de vuelta a la verdad, de vuelta a la Palabra de Dios, de vuelta a


sus mandamientos. Dios nos está llamando de vuelta a la Biblia, de vuelta a Jesucristo,
de vuelta a la cruz, a la fidelidad, a la obediencia.

El cuarto sello fue abierto, y Juan vio un cadáver montado en un caballo amarillo. Este
período de la iglesia representa la muerte, porque por el año 538 D. C. Los
compromisos fueron tan grandiosos que los Concilios de la iglesia tomaron el lugar de
la Biblia. Los líderes de la iglesia se hicieron pasar por el Mesías. Y la iglesia en
general, experimentó una muerte espiritual. Tú habrás leído sobre esto. Se llamó la
Edad oscura. Incluso el mundo de las artes no prosperó.

La erudición y el aprendizaje fueron reprimidos. La iglesia y el estado se unificaron,


así la iglesia era capaz de mantener el reino bien apretado en las cosas concernientes al
estado y a la iglesia, y esto realmente era una terrible muerte espiritual.

En Apocalipsis 6:7-8 leemos: “Y cuando el abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto
ser viviente, que decía: Ven y ve. Y miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que estaba
5

sentado sobre él tenía por nombre muerte, y el infierno le seguía. Y le fue dada
potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con
mortandad y con las bestias de la tierra”.

Aquí menciona que fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra- ésta área era
Europa- para matar con espada. Muerte espiritual resultó cuando la iglesia y el estado
se unieron.

¿Brillaría nuevamente la verdad?.

En Mateo 15:9 dice: “En vano me honran, enseñando doctrinas y mandamientos de


hombres”.

Esta profecía comienza a ser cumplida en el año 1200 y 1300 D. C. Huss y Jerome, dos
grandes hombres de Dios, en Europa central, eran sacerdotes, educados en el sistema
romano. Ellos comenzaron a estudiar la Biblia. Ellos deseaban con ansias un
reavivamiento. Eran honestos, sacerdotes comprometidos con Dios.

Entonces vinieron los valdenses. Ellos se reunían en lugares montañosos y vivían en


cuevas porque, en esos días, habían hecho una alianza con la Palabra de Dios y eso
provocaba persecución. Los valdenses copiaron la Biblia a mano, y la pasaron de
generación en generación.

Otro de los valerosos reformadores fue Martín Lutero. Buscó desesperadamente paz en
su alma, pero no la encontraba, hasta que descubrió que sólo se podía encontrar paz en
su corazón a través de Jesucristo.

Dios en forma gradual fue dando la luz de su verdad a muchos estudiosos de la Biblia.

La Biblia fue restaurada en el año 1370, por Wycliffe. Como vemos, todos estos
grandes reformadores no lograron entender todas las cosas de la Biblia.

Por ejemplo, Martín Lutero creía firmemente que la manera de bautizar era por
aspersión, y que se debía bautizar los recién nacidos. Le tomó mucho tiempo hasta
entender que personas adultas y con capacidad de escoger, podrían llegar a las aguas
bautismales, sumergiéndolas en agua.

El plan de Dios era reunir a un remanente al final de los tiempos, de llamarles de todas
las iglesias para un movimiento final- un movimiento que descubriese como los
valdenses, que la Biblia es la única regla de fe y práctica y que la salvación es sólo a
través de Jesucristo.
6

Muchos me preguntan, ¿De qué religión es usted?. Yo les respondo: Yo soy como los
valdenses porque creo en la Biblia, sólo en la Biblia. Soy como Martín Lutero pues
creo que la salvación sólo se obtiene a través de Nuestro Señor Jesucristo. Soy como
los Adventistas porque creo que Cristo regresa pronto a esta tierra.

Amigo, la Biblia nos enseña que habrá una restauración final de la verdad de Dios. en
Mateo 28:19-20. Jesús dice: Id a todos, y enseñad todas las cosas.

Jesús profetizó en Juan 10:16 diciendo: También tengo otras ovejas, que no son de este
redil: aquellas también me conviene traer y oirán mi voz; y habrá un rebaño y un
pastor”. Jesús dice: Yo voy a reunir a esos católicos, a esos presbiterianos, bautistas.
Las verdades bíblicas serán restauradas.
El mensaje final tendrá que decir: Jesús es el único camino al cielo. La palabra de Dios
es la única regla de fe y práctica. Este mensaje será escuchado por cada nación, tribu y
lengua. Temed a Dios y dadle gloria. Debemos obedecerle. Observar el día sábado para
santificarlo.

La iglesia que acepte estas verdades deberá ser guiada por el Espíritu Santo.

Te gustaría decir a Jesús: ¡Oh Señor! Yo deseo servirte, quiero seguirte. Quiero hacer
mi decisión por ti. Quiero tener las fuerzas necesarias para continuar hasta el fin
contigo. En el nombre de Jesús. Amén.