You are on page 1of 2

PARROQUIA SAN PEDRO DE CUMBAYÁ CATEQUESIS “DOCE APÓSTOLES” Catequesis familiar 7

⇒ El Misterio de Dios

Objetivo: Reconocer que Dios Trinitario es la verdad misteriosa para el hombre Desarrollo del encuentro:

Cuando hablamos de misterio reconocemos que se trata de una verdad incomprensible porque excede nuestra capacidad racional como también comprendemos que es una presencia sobrenatural en los sacramentos. De esta manera cuando hablamos del MISTERIO DE DIOS nos referimos a su verdad TRINITARIA y a su ACCIÓN SACRAMENTAL. Dios es la Santísima Trinidad: “Tres personas distintas pero UN solo Dios verdadero”, que actúa por medio de la Iglesia para concedernos su gracia santificante (Mateo 28, 19-20).

El Hijo Por ser Jesús quien nos revela este misterio divino iniciaremos la meditación Trinitaria con Él. Su encarnación nos permitió conocer la verdad divina (Lucas 1, 30-35). Jesús de Nazaret, el hijo de María e hijo adoptivo de José, no es un hombre que hizo cosas buenas, un sabio que supo guiar o un poderoso que logro sanar, Él es el “Verdadero Dios y Verdadero Hombre”, es el que siempre ha existido (Juan 1, 1), pero que en un momento de su historia se hizo uno de nosotros (Juan 1, 14). Y luego de pasar por este mundo haciendo el bien (Hechos 10, 38) retornó al lugar del que había venido junto con los suyos (Marcos 16, 19).

. El Espíritu Santo es el que guía y sostiene la Iglesia y en ella a sus ministros les da el poder de transmitir la gracia santificante (Juan 20. nos enseñó a hablar con Él (Mateo 6. Es la presencia divina que sostiene al Verdadero Hombre. Marcos 3. 9). por eso el Apóstol Pablo nos insistirá en no entristecer al Espíritu (Efesios 4. Hechos 6. 10). 1. Mateo 1. 22. El Padre Es el creador del universo (Génesis 1. Es la promesa del Señor Jesús para todos los bautizados (Juan14. 4. alegría. 14-17. El Espíritu Santo El Espíritu Santo es la tercera Persona de la Santísima Trinidad. 14-15). Jesús nos revela a la Persona del Padre (Mateo 11. Padre. 5. Y más aún nos insistió en reconocer el amor del Padre en el perdón porque así sabremos perdonarnos (Mateo 6. 18). sosiego eterno (Juan 6. 26) y el regalo del Padre a quien se lo pida (Lucas 11. 5-6). 20-21).Jesús vino para que nosotros tuviéramos claridad de la verdad (Juan 18. Y viviendo el Reino de Dios deseemos esa paz. 16). pues Él es la luz que nos aleja de las tinieblas (Juan 12. Lucas 12. 6. Hechos 28. 11). Hechos 9. Es quien realiza e ilumina la obra de Dios (Génesis 1. 17. 2. Nos reveló que el Padre nos ama tanto que se preocupa por nuestras necesidades y que por eso nuestra primera preocupación debe ser construir el Reino de Dios (Mateo 6. Esta es la salvación que nos da. 10). 3-4). Hechos 2. (Lucas 4. El Espíritu nos indicará qué decir (Mateo 13. 30). 46). 27) y por eso nos motivó para que lo reconociéramos como “Abbá”. 48). Jesús. 26-34). por eso Él es nuestro redentor. 32. 2. 13). 18. 37) y vida en abundancia (Juan 10. Hechos 8. 1). 8. 40). 7. 29.). Ser fieles como el Padre ha sido fiel con su creatura (Mateo 5.). Es quien nos permite nacer en espíritu (Juan 3. Para cuando nuestra vida esté en la plena luz y cimentada en la verdad logremos sentirnos en el Reino de Dios ((Lucas 17. Por último no podemos olvidar que el único pecado no perdonado es el que va en contra del Espíritu Santo (Mateo 12. Actuar con sencillez y sinceridad de corazón (Mateo 6. Nos invitó a cumplir la voluntad del Padre para brillar como estrellas (Mateo 5.