You are on page 1of 4

La Biblia Dice...

La Biblia Dice...
EL MINISTERIO PROGRAMACION IMPORTANTE CAPACITACION DONACIONES ENTRETENIMIENTO LINKS Programas Emisoras --Día-- --Mes-- 2013 Alemania
EL MINISTERIO
PROGRAMACION
IMPORTANTE
CAPACITACION
DONACIONES ENTRETENIMIENTO
LINKS
Programas
Emisoras
--Día--
--Mes--
2013
Alemania

Programa del1 de Enero del 2006

La Biblia Dice... EL MINISTERIO PROGRAMACION IMPORTANTE CAPACITACION DONACIONES ENTRETENIMIENTO LINKS Programas Emisoras --Día-- --Mes-- 2013

LA BIBLIA DICE… CONSULTORIO BÍBLICO Programa No. 12-31-2005

DA

Introducción

CORTINA---------------------------------------

DA

La consulta de hoy nos llega desde Tegucigalpa, Honduras, Centro América. Es un amigo quien nos pregunta acerca de lo siguiente: He estado en debate con unas personas que quieren convencerme de su doctrina. Dicen estas personas que no existe la trinidad. Tildan a la trinidad de antibíblica. Afirman que Jesús es Dios, que Jesús es Jehová y que Jesús es el Espíritu Santo. No admiten que puede existir tres personas en la Deidad. Creen que cuando Jesús habló de la gran comisión en Mateo 28:19 y dijo que los discípulos deben ser bautizados en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, se estaba refiriendo a que los discípulos deben ser bautizados en el nombre de Jesús, porque el nombre del Padre es Jesús, el nombre del Hijo es Jesús y el nombre del Espíritu Santo es Jesús. Dicen que por este motivo, en la iglesia primitiva se bautizaba en el nombre de Jesús. Necesito su orientación.

Bueno. A todas luces Usted está en contacto con miembros de un grupo religioso que está siguiendo la enseñanza errada de Sabelio, un presbítero del siglo tercero, quien comenzó a negar la existencia de la trinidad, diciendo que Jesús es el Jehová del Antiguo Testamento y la única persona de la Deidad. Según esta doctrina, los términos “Padre” y “Espíritu Santo” solamente se refieren a ciertos aspectos del carácter de Jesús y no a otras personas diferentes de Jesús, de manera que Padre y Espíritu Santo son dos nombres para el mismo Divino ser. Por eso a este grupo se les conoce también como “Los Jesús solo” Sin embargo, la Biblia es clara al presentar a la Deidad en su concepto trinitario. Esto es, que Dios es uno, pero existe en tres personas de la misma sustancia, co- eternas, co-existentes e inmutables. Las tres personas son Dios, pero no son tres Dioses sino un solo Dios. Ciertamente la palabra “trinidad” como tal, no se encuentra en la Biblia, pero el concepto de la trinidad corre a través de la palabra de Dios

14/01/13

La Biblia Dice...

de una manera implícita que no deja lugar a dudas. El Antiguo Testamento intuyó la existencia de un Dios trino. El Nuevo Testamento confirmó la existencia de un Dios trino. Que el Padre es Dios queda claro en textos como Juan 6:27 donde dice: “Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre” En este versículo, por un lado se ve que el Hijo del Hombre, es decir Jesucristo, es diferente del Padre, no son la misma persona, pero por otro lado se ve que el Padre es Dios. Que el Hijo es Dios queda claro en textos como 1 Juan 5:20 donde dice: “Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna. Jesucristo, el Hijo de Dios es el verdadero Dios. Que el Espíritu Santo es Dios queda claro en textos como Hechos 5:3-4 donde dice: “Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? Reteniéndola, ¿no te quedaba a ti? Y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres sino a Dios” Ananías mintió al Espíritu Santo, al hacerlo, según el apóstol Pedro, Ananías mintió a Dios. Por tanto el Espíritu Santo es Dios. Tenemos entonces a tres personas, cada una de ellas con esencia divina, pero no son tres Dioses sino un solo Dios verdadero. Esto es lo que enseña la Biblia en contraste con el Sabelianismo, o con los que siguen las enseñanzas de Sabelio, quien niega la existencia de la trinidad. Además los miembros del grupo religioso con quien está en contacto enseñan que el bautismo en el nombre de Jesús es el único que vale y si alguien no ha sido bautizado en agua en el nombre de Jesús, no puede tener la salvación. Sobre esto, en primer lugar, el mismo Jesús enseñó que sus discípulos deben ser bautizados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Si Jesús hubiera tenido en mente que sus discípulos sean bautizados en su nombre, lo hubiera dicho con claridad:

Bautícenlos en mi nombre. Pero no lo hizo. Note lo que dijo a sus discípulos, según Mateo 28:19 “Por tanto id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” Dos cosas son dignas de notar en este versículo, número uno, el concepto de la trinidad. Jesús no dijo: Bautizándolos en los nombres, plural, del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, como si se tratara de más de una persona. Dijo: Bautizándolos en el nombre, singular, del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Se trataba de tres personas, todas ellas Dios, pero no son tres Dioses, sino uno solo. Se trata de un sola Deidad, que existe en tres distintas personas. Número dos, la fórmula bautismal o la manera de bautismo en agua es en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, no en el nombre de Jesús, como
DL

afirman las personas con quienes Usted está en contacto. En relación con que no se puede ser salvo si no se bautiza en agua en el nombre de Jesús, esto es equivalente a añadir obras a la salvación, cuando la Biblia es tan clara al afirmar

14/01/13

que la salvación es por la pura gracia de Dios, la cual se recibe por la pura fe, aparte totalmente de cualquier obra. El bautismo en agua no tiene nada que ver con el perdón de nuestros pecados. Escribiendo en la carta a los Efesios, Pablo dijo lo siguiente en el capítulo 2 versículos 8 y 9: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” Muy mal entonces que se pretenda incluir el bautismo en el nombre de Jesús, o el bautismo en cualquier otro nombre, inclusive en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, como requisito para ser salvo. Por último, aunque no fue parte de su consulta, es necesario también señalar que este grupo religioso enseña que a menos que se hable en lenguas, no se puede decir que uno está lleno del Espíritu Santo. En otras palabras, el síntoma de una persona llena del Espíritu Santo es el hablar en lenguas. Pero esto contradice la enseñanza de la palabra de Dios cuando habla de las evidencias de una persona llena del Espíritu Santo. Observe lo que dice Efesios 5:18-21 “No os embriaguéis convino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando siempre gracias todo al Dios y Padre en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Someteos unos a otros en el temor de Dios.” Luego de exhortar a ser llenos del Espíritu, el apóstol Pablo nos presenta las evidencias de un creyente lleno del Espíritu Santo. Un creyente lleno del Espíritu Santo lo manifestará en una vida de alabanza y adoración a Dios, en una vida de agradecimiento a Dios en todo y por todo y en una vida de sumisión a los demás. Además, un creyente lleno del Espíritu manifestará el fruto del Espíritu. Veamos cuál es este fruto. Gálatas 5:22-23 dice: “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.” Ni en las evidencias de un creyente lleno del Espíritu, ni en el fruto del Espíritu, aparece la más mínima insinuación a hablar en lenguas. Es incorrecto entonces pensar que la evidencia de una persona llena del Espíritu es el hablar en lenguas. La iglesia de Corinto estaba llena de creyentes que tenían el don de lenguas. Sin embargo, muchos de los creyentes en esta iglesia estaban lejos de ser llenos del Espíritu. Pablo dijo que no podía hablarles como a espirituales, o llenos del Espíritu, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Elizabet fue llena del Espíritu Santo, pero no habló en lenguas sino que pronunció una bendición sobre María, la virgen, su parienta. Zacarías el padre de Juan el Bautista también fue lleno del Espíritu, pero no habló en lenguas sino que profetizó algo hermoso sobre Jesús. Jesucristo fue lleno del Espíritu y el Nuevo Testamento no registra que hubiera hablando en lenguas. Esteban fue lleno del Espíritu Santo y predicó uno de los sermones más poderosos sobre la persona y obra de Cristo Jesús. Jamás habló en lenguas. Son ejemplos que contradicen la noción que un creyente lleno del Espíritu lo demuestra hablando en lenguas. Esto es lo que se puede afirmar en cuanto a las

14/01/13

La Biblia Dice...

creencias de las personas con quienes Usted ha estado conversando. Le recomiendo que tenga cuidado y no se deje arrastrar fácilmente hacia el error. Ponga atención a lo que dijo Pablo escribiendo a su discípulo Timoteo. Leo en 1 Timoteo 4:16 donde dice: “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.” Así que, cuide su testimonio, cuide su vida personal, pero también cuide la doctrina tal cual como aparece en la Biblia en general.

CORTINA---------------------------------------

DA

Antes de dar término a nuestra edición de hoy, le invito a visitar nuestra página Web y conocer la respuesta a la PREGUNTA DEL DÍA. En Óseas 8:13 dice que Dios castigará el pecado de Israel haciéndoles volver a Egipto. Pero en Óseas 11:5 dice que Israel no volverá a la tierra de Egipto. ¿Por qué la diferencia? Nuestra dirección en la Internet es: triple w.labibliadice.org Todos los que hacemos LA BIBLIA DICE... deseamos que Dios le bendiga ricamente y será hasta nuestro próximo programa.

Suscríbete a Nuestro Boletín Bíblico tu email aquí
Suscríbete a Nuestro Boletín Bíblico tu email aquí

Copyright © 2007"La Biblia Dice..." Casilla Postal 1708 - 8208

Teléfonos: 593 2 2475564 - 593 2 2472292 Quito - Ecuador