You are on page 1of 2

EL MÉTODO SUZUKI La trayectoria pedagógica de Shinichi Suzuki parte de sus experiencias vitales y de una profunda observación del ser

humano, sus habilidades y su entorno. Llama a su método Educación del Talento, ya que la habilidad no es algo que solo se hereda, sino que está presente, se educa y desarrolla. Suzuki pensaba que los mecanismos de adquisición de la lengua materna eran muy perfectos y que quizás se podría establecer un paralelismo con el aprendizaje del instrumento. Pilares del método: Paralelismo entre lenguaje materno y musical: La adquisición de la lengua requiere un periodo de escucha prolongado, que prosigue mientras el niño comienza a hablar. La actitud positiva de los seres cercanos es un estímulo en el desarrollo del lenguaje materno. La práctica cotidiana nos permite hablar con fluidez. El aprendizaje temprano. Se comienza la enseñanza antes de lo que consideraban adecuado los educadores tradicionales. Se piensa que la enseñanza precoz es buena ya que aunque los comienzos son muy lentos, se observa un mejor desarrollo a largo plazo. Se observó que los niños de dos a cuatro años se mostraban mas receptivos, con más habilidad para corregir y aprender y tenían un mayor sentido de la afinación y expresividad. Desarrollo de la memoria y concentración. Se procura que los alumnos retengan en la memoria lo que escuchan. Desde un principio, en esta metodología se memorizan ritmos y melodías cortas, pero poco a poco se van alargando. El resultado es que de una manera progresiva, se acaba dominando un repertorio cada vez más complejo. El papel de los padres. Al menos uno de ellos debe asistir obligatoriamente a las clases de instrumento. El profesor cuenta con él para desempeñar una función muy activa, prosiguiendo en la casa la actividad que se inició en clase. Los padres son la mayor influencia en el entorno del niño y en la “educación del talento” deben procurar para el hijo un adecuado ambiente con música de calidad. Al igual que en el aprendizaje de la lengua materna requiere de los padres que tengan empeño e ilusión, en la educación musical el éxito vendrá dado por la actitud cotidiana y motivadora de los mismos. Grupo e individualidad. Debe haber un equilibrio entre las clases individuales semanales y de grupo (quincenales) ya que cada una de ellas tiene funciones distintas. La clase individual tiende a asegurar la evolución y personalidad del alumno, la clase colectiva ayudará a trabajar en equipo con responsabilidad. Escucha y repetición. Se da importancia a la repetición de las piezas, tanto en la audición como en la interpretación. Los niños escuchan y tocan muchas veces las mismas piezas hasta que integran el ritmo, la melodía y asimilan las dificultades que éstas entrañan. De ésta forma se desarrolla en el niño la memoria, la concentración y su forma de hacer y entender la música.

-

-

-

-

-

en fines de semana y vacaciones escolares.metodosuzuki. Estos cursos se organizan en forma de seminarios. Apuntes para Didáctica de la Música .- El profesor. Debe tener una actitud de apoyo. • www. Cada curso contará con 120 horas de clase y observación aproximadamente. funcionamiento y aplicación práctica del método respetando siempre el orden de las piezas y todo lo que se refiere a la organización. motivación y amor al niño. Además de poseer un profundo conocimiento de la filosofía Suzuki. La Federación española de Método Suzuki organiza cursos de Formación de profesores. como se describe en la “Filosofía del método y comunicación” de su página web.com/ Marién González Asensio.