You are on page 1of 2

Honra a tus Padres

Para ser digno de recibir las bendiciones de tu Padre Celestial debes respetar y obedecer a tus padres
terrenales.

Nuestro Padre

En Lucas 11:2 leemos: “Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea
tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de
cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que
nos debe. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.

Jesús renovó nuestra relación con Dios. En la oración que nos enseñó, no le llama Jehová o Dios nuestro,
claramente le llama “Padre Nuestro”, porque efectivamente, Dios es nuestro Padre. Muchos de los evidentes
problemas de los jóvenes se originan de la relación con los padres. A las personas les cuesta tener una buena
comunicación con nuestro Padre Celestial porque lo comparan con su padre terrenal y los consideran iguales.

En Mateo 7:11 Jesús dijo: Pues siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, cuánto más vuestro
padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?.

Dios quiere darnos lo que necesitamos, solamente debemos pedírselo. Quienes crecieron con un padre avaro,
no comprenden la plenitud de la bondad del Señor y concluyen que no es correcto pedirle con confianza.

En Juan 14:11 dice: Yo no los dejaré huérfanos; vendré a vosotros.

La Biblia nos enseña que Dios siempre está con nosotros, pero si hemos sufrido la ausencia de un padre
terrenal, erróneamente pensamos que Dios también nos abandonará. Si tuviste padres poco cariñosos e
indiferentes, no creas que Dios te tratará de la misma forma.

Sírvele incondicionalmente porque El sí atenderá a su hijo amado. Cometemos un error muy grande al asociar
la imagen de nuestros padres con la de Dios. Él es justo, amoroso y confía en ti. No te equivoques, busca
sanar tu alma e inicia una íntima comunión con el Señor. No te defraudará.

Confrontación:

Los jóvenes generalmente evitan ser confrontados por Dios. Cuando algo los hace reflexionar sobre una
actitud incorrecta, asumen conductas indiferentes, burlonas o molestas. Quieren ocultar sus problemas.

El Señor te busca para ayudarte y huir no te servirá de nada, es mejor enfrentar las situaciones y ser humilde.
Si tienes una relación difícil con tus padres, afróntala y busca resolverla con el perdón y la sanidad. Abre tu
corazón al Señor y dile: “ayúdame a salir adelante”.

Los problemas no se solucionan solos. Si tienes cáncer, buscar una cura, no un escape; un tumor no se
esconde, se extirpa. Deja de esconder tu corazón y ocultar lo que llevas dentro. Lo único que el Señor pide es
sinceridad y confianza para transformar las cosas que nos hacen daño.

Respeto y obediencia

Nuestros padres nos educan y proveen de habilidades indispensables para la vida. Sus enseñanzas son
valiosas, no las menosprecies. Los jóvenes piensan que sus padres son anticuados y necios. No te confundas,
tal vez no están a la moda, pero los principios y valores que transmiten siempre están vigentes.

En 2da. Timoteo 3:1-4 leemos: También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos
peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos,
desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes,
crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de
Dios.

La Palabra nos advierte sobre los tiempos peligrosos que vendrán. Desobedecer a los padres es tan terrible
como blasfemar. Cuídate de no ser visto como gente peligrosa, honra a tus padres para ser digno de recibir las
bendiciones de Dios y tener una buena relación con Él.

Reunión 4:
Las Promesas de la honra

Idea Central:

Para tener abundantes años en esta tierra, debemos aprender a honrar, respetar y obedecer a nuestros padres
terrenales.

Introducción:

Joel Osteen trabajaba junto a su padre, el gran predicador John Osteen. A Joel no le gustaba salir en TV,
prefería quedarse atrás del escenario. Al morir su padre, tuvo que asumir su responsabilidad como pastor de la
iglesia de Lakewood (U.S.A.). Joel sólo había predicado una vez en su vida, la semana antes de la muerte de
su padre. En la actualidad, los oficios religiosos de Lakewood son vistos en más de 100 naciones alrededor
del mundo. En el 2007, el Sr. Osteen recibió un título de doctorado honorario, Ph.D. por la University of
Alternative Medicines ubicada en Massachusetts, Boston. Joel fue reconocido por su trabajo en el ministerio,
por su ayuda generosa a muchas personas necesitadas, y por el apoyo que brinda a través de sus exitosos
libros.

1. Proverbios 6:20 La experiencia que tus padres tienen siempre será mayor que la tuya. Han vivido bastante y
puedes aprovecharte de esa experiencia sabiamente. No desperdicies esa oportunidad, escucha a tus padres,
nutre tu vida de esa experiencia.

2. Proverbios 6:20-24 Si tienes alguna duda con respecto a tu novio, pide consejo a tus padres porque ellos
quieren lo mejor para ti. Dios dice que guardes el mandamiento del padre y la enseñanza de la madre para que
te cuiden de la mala mujer y de la blandura de la lengua de la mujer extraña.

3. Efesios 6:1-3 No hay opción. Debes obedecer a tu Señor y honrar a tus padres. No importa si son buenos o
malos, tú serás buen hijo para tener larga vida. Este es el primer mandamiento con promesa y es necesario
cumplirlo.

Llamado:

Si quieres tener larga vida obedece a tus Padre Celestial y hónralo, recibiendo a su hijo Jesucristo para ser
merecedor de la vida eterna junto a Él.