You are on page 1of 15

ESTRUCTURAS

¿PARA QUÉ SIRVEN LAS ESTRUCTURAS?

La estructura que construye el hombre tiene una finalidad determinada, para la que ha sido pensada,
diseñada y finalmente construida.

Podemos hacer un análisis en función de la necesidad que satisface:

Soportar peso: se engloban en este apartado aquellas estructuras cuyo fin principal es el de
sostener cualquier otro elemento, son los pilares, las vigas, estanterías, torres, patas de una mesa,
etc.

Salvar distancias: su principal función es la de esquivar un objeto, permitir el paso por una zona
peligrosa o difícil, son los puentes, las grúas, teleféricos, etc.

Proteger objetos: cuando son almacenados o transportados, como las cajas de embalajes, los
cartones de huevos, cascos, etc.

Para dar rigidez a un elemento: son aquellos en que lo que se pretende proteger es el propio
objeto, y no otro al que envuelve, por ejemplo en las puertas no macizas el enrejado interior, los
cartones, etc.
PRINCIPALES TIPOS DE ESTRUCTURAS.

Se pueden realizar muchas clasificaciones de las estructuras, atendiendo a diferentes parámetros:

Función de su origen:

Naturales: como el esqueleto, el tronco de un


árbol, los corales marinos, las estalagmitas y
estalactitas, etc.

Artificiales: son todas aquellas que ha


construido el hombre. Aquí aparecen algunas.

En función de su movilidad:

Móviles: serían todas aquellas que se pueden


desplazar, que son articuladas. Como puede ser
el esqueleto, un puente levadizo, una bisagra,
una biela, una rueda, etc. Como ejemplo la
estructura que sustenta un coche de caballos y
un motor de combustión.

• Fijas: aquellas que por el contrario no pueden sufrir desplazamientos, o estos son mínimos.
Son por ejemplo los pilares, torretas, vigas, puentes.

En función de su utilidad o situación:

Pilares: es una barra apoyada verticalmente,


cuya función es la de soportar cargas o el peso
de otras partes de la estructura. Los principales
esfuerzos que soporta son de compresión y
pandeo. También se le denomina poste,
columna, etc. Los materiales de los que está
construido son muy diversos, desde la madera
al hormigón armado, pasando por el acero,
ladrillos, mármol, etc. Suelen ser de forma
geométrica regular (cuadrada o rectangular) y
las columnas suelen ser de sección circular.
Vigas: es una pieza o barra horizontal, con una
determinada forma en función del esfuerzo que
soporta. Forma parte de los forjados de las
construcciones. Están sometidas a esfuerzos de
flexión.

Algunas vigas y viguetas formando parte de un


forjado.
Muros: van a soportar los esfuerzos en toda su
longitud, de forma que reparten las cargas. Los
materiales de los que están construidos son
variados: la piedra, de fábrica de ladrillos, de
hormigón, etc.

Tirantes: es un elemento constructivo que está


sometido principalmente a esfuerzos de
tracción. Otras denominaciones que recibe
según las aplicaciones son: riostra, cable,
tornapunta y tensor. Algunos materiales que se
usan para fabricarlos son cuerdas, cables de
acero, cadenas, listones de madera...

En función del material del que estén construidas:

• Madera.
• Metálicas.
• Hormigón.
• Otros.
ESFUERZOS QUE SOPORTAN LOS ELEMENTOS QUE COMPONEN LAS ESTRUCTURAS

Al construir una estructura se necesita tanto un diseño adecuado como unos elementos que sean
capaces de soportar las fuerzas, cargas y acciones a las que va a estar sometida. Los tipos de
esfuerzos que deben soportar los diferentes elementos de las estructuras son:

• Tracción. Hace que se separen entre sí las distintas partículas que componen una pieza,
tendiendo a alargarla. Por ejemplo, cuando se cuelga de una cadena una lámpara, la cadena
queda sometida a un esfuerzo de tracción, tendiendo a aumentar su longitud.

• Compresión. Hace que se aproximen las diferentes partículas de un material, tendiendo a


producir acortamientos o aplastamientos. Cuando nos sentamos en una silla, sometemos a las
patas a un esfuerzo de compresión, con lo que tiende a disminuir su altura.

• Cizallamiento o cortadura. Se produce cuando se aplican fuerzas perpendiculares a la pieza,


haciendo que las partículas del material tiendan a resbalar o desplazarse las unas sobre las
otras. Al cortar con unas tijeras un papel estamos provocando que unas partículas tiendan a
deslizarse sobre otras. Los puntos sobre los que apoyan las vigas están sometidos a
cizallamiento.

• Flexión. Es una combinación de compresión y de tracción. Mientras que las fibras superiores
de la pieza sometida a un esfuerzo de flexión se alargan, las inferiores se acortan, o
viceversa. Al saltar en la tabla del trampolín de una piscina, la tabla se flexiona. También se
flexiona un panel de una estantería cuando se carga de libros o la barra donde se cuelgan las
perchas en los armarios.

• Torsión. Las fuerzas de torsión son las que hacen que una pieza tienda a retorcerse sobre su
eje central. Están sometidos a esfuerzos de torsión los ejes, las manivelas y los cigüeñales.
ELEMENTOS FUNDAMENTALES DE LAS ESTRUCTURAS.

Llegados a este punto del tema, ya debes saber más o menos las partes fundamentales de una
estructura, en el capítulo dos veíamos algunas de ellas, hagamos un recordatorio ahora.

Pilares y columnas: es una barra apoyada verticalmente, cuya


función es la de soportar cargas o el peso de otras partes de la
estructura. Los principales esfuerzos que soporta son de
compresión y pandeo. También se le denomina poste, columna,
etc. Los materiales de los que está construido son muy diversos,
desde la madera al hormigón armado, pasando por el acero,
ladrillos, mármol, etc. Suelen ser de forma geométrica regular
(cuadrada o rectangular) y las columnas suelen ser de sección
circular.

Vigas y viguetas: es una pieza o barra horizontal, con una


determinada forma en función del esfuerzo que soporta. Forma
parte de los forjados de las construcciones. Están sometidas a
esfuerzos de flexión.
Forjado: es la estructura horizontal
(o con una pequeña inclinación),
formada por el conjunto vigas,
viguetas, bovedillas, hormigón y
solería, que nos sirve de techo (si
hay una planta superior), y de
suelo.
Cimientos: es el elemento encargado de soportar y repartir en la
tierra todo el paso de la estructura, impidiendo que ésta sufra
movimientos importantes. Normalmente soporta esfuerzos de
compresión. los materiales de los que se compone son hormigón
armado, hierro, acero, etc. Las cimentaciones a su vez son de
muchos tipos (planas, profundas, con pilotes...) y tienen muchas
partes diferentes (zapatas, pozos, pilotes, bancadas,...), que por
ahora no vamos a entrar en ellas.

Tirantes: es un elemento constructivo que está sometido


principalmente a esfuerzos de tracción. Otras denominaciones
que recibe según las aplicaciones son: riostra, cable, tornapunta
y tensor. Algunos materiales que se usan para fabricarlos son
cuerdas, cables de acero, cadenas, listones de madera...
Arcos: es un elemento que se emplea mucho en las estructuras
para dar solidez (y salvar distancias).

PERFILES.

Las barras que componen las estructuras se fabrican en diferentes formas, a la sección transversal
perpendicular al eje longitudinal se le denomina perfil. Dependiendo del material del que está
construida la barra, la obtención de un determinado perfil se realizará por un procedimiento u otro.

En las barras metálicas los procesos más usados para la obtención de perfiles son:

• Mediante un molde: consiste en la fabricación de un molde (de acero, escayola, de cera etc),
sobre el que se vierte el material al que se le va a dar forma. Se utiliza por ejemplo para la
fabricación de prefabricados de hormigón, fundiciones, etc.
• Laminación: consistente en hacer pasar al material base (acero, aluminio) por una serie de
rodillos que irán poco a poco dándole la forma apropiada. Para facilitar el proceso, se
calientan los metales, de forma que sean más maleables. Mediante la laminación se
consiguen piezas como planchas, vigas, redondos, traviesas, etc.
• Extrusión: el metal extrusionado tiene que ser fácilmente maleable, de forma que se le
empuja a través de un orificio que tiene la forma del perfil que queremos obtener.

FORMAS MÁS COMUNES:

Las formas más habituales son las que te mostramos en la siguiente figura:

Pero no son las únicas, pues tenemos en el mercado una amplia variedad de perfiles, ángulos,
pletinas, chapas, etc.

Veamos a continuación con más detalle algunos perfiles.

• Perfil normal en forma de T: es muy usual en la construcción, se coloca con las alas hacia
abajo, de manera que puedan apoyarse sobre él ladrillos, rasillones, y otros elementos
constructivos.
• Perfil en L o angular: es un perfil de
forma que la sección es un ángulo recto.
Se utiliza mucho en la construcción de
estructuras metálicas, en la parte de
cubiertas.

• Perfil en doble T: es el que se coloca en


pilares. Trabaja también muy bien con
esfuerzos de flexión. Es un perfil I (PN).

• Perfil de ala ancha: es una viga en doble


T, en la que la altura total es igual a la
anchura de las alas.

• Redondo: hierro, acero, cobre, de unas


determinadas propiedades. Se utiliza en
múltiples áreas de la construcción. En
estructuras, ejes, etc.

• Triangular.

• Cuadrado o rectangular.

Uniones.

Con los perfiles que hemos visto, se realizan las estructuras metálicas, para ello es necesario
realizar una serie de uniones entre los diferentes elementos. las uniones se realizan normalmente por
soldadura, aunque también se realizan algunas mediante tornillos y tuercas y mediante remaches.

• Soldadura: se trata de un sistema que une las partes de forma permanente (fija), por tanto
es apropiado para estructuras que no van a ser desmontadas o trasladadas. Métodos de
soldadura hay muchos, pero básicamente consiste en calentar las piezas a unir de manera
que mediante la aportación de un material fundente o no, queden perfectamente unidas.

• Unión mediante tornillos: es el apropiado para estructuras que son desmontables, de


forma que las diferentes partes de la estructura quedan unidas mediante un tornillo y su
correspondiente tuerca.

• Remaches: consiste en unir de forma permanente dos o más piezas, haciendo pasar por
un orificio un metal en forma de chaveta cilíndrica, que es posteriormente deformado.
TRIANGULACIÓN DE ESTRUCTURAS.

Existen muchas estructuras que están formadas a base de triángulos unidos entre sí. Este tipo de
estructuras, que adquieren una gran rigidez, tienen infinidad de aplicaciones.

El triángulo es el único polígono que no se deforma cuando actúa sobre él una fuerza. Al aplicar
una fuerza de compresión sobre uno cualquiera de los vértices de un triángulo formado por tres vigas,
automáticamente las dos vigas que parten de dicho vértice quedan sometidas a dicha fuerza de
compresión, mientras que la tercera quedará sometida a un esfuerzo de tracción. Cualquier otra
forma geométrica que adopten los elementos de una estructura no será rígida o estable hasta que no
se triangule.

En este sentido, podemos observar cómo las estanterías metálicas desmontables llevan para su
ensamblado unas escuadras o triángulos, que servirán como elemento estabilizador al atornillarse en
los vértices correspondientes. Análogamente, en los andamios de la construcción se utilizan tirantes
en forma de aspa, que triangulan la estructura global y le confieren rigidez. A continuación puedes
observar cómo se pueden convertir en estructuras rígidas un cuadrado y un pentágono.
A base de triangulación se han conseguido vigas de una gran longitud y resistencia, que se llaman
vigas reticuladas o arriostradas y que se emplean profusamente en la construcción de grandes
edificaciones que necesitan amplias zonas voladas y sin pilares, así como en la de puentes de una
gran luz. Las vigas de este tipo tienen una mayor resistencia que las vigas macizas. En las casetas
de feria se pueden observar, durante los procesos de montaje y desmontaje, los triángulos que
soportan el peso de la lona que las cubre. Estos triángulos se denominan cerchas. También es
comprensible ya porque se utilizan tirantes o travesaños en la diagonal de puertas de jardín o
cancelas. Las grúas tan frecuentes en las proximidades de las grandes ciudades son estructuras
desmontables reforzadas con multitud de triángulos.

Sin duda la estructura reticulada más famosa del mundo es la torre Eiffel. El ingeniero civil francés
Alexandre Gustave Eiffel la proyectó para la Exposición Universal de París de 1889. El edificio, sin
su moderna antena de telecomunicaciones, mide unos 300 m de altura. La base consiste en cuatro
enormes arcos que descansan sobre cuatro pilares situados en los vértices de un rectángulo. A
medida que la torre se eleva, los pilares se giran hacia el interior, hasta unirse en un solo elemento
articulado. Cuenta con escaleras y ascensores (elevadores), y en su recorrido se alzan tres
plataformas a distintos niveles, cada una con un mirador, y la primera, además, con un restaurante.
Para su construcción se emplearon unas 6.300 toneladas de hierro. Cerca del extremo de la torre se
sitúan una estación meteorológica, una estación de radio, una antena de transmisión para la
televisión y unas habitaciones en las que vivió el propio Eiffel.
LOS PUENTES. CLASIFICACIÓN.

Los puentes son estructuras que los seres humanos han ido construyendo a lo largo de los tiempos
para superar las diferentes barreras naturales con las que se han encontrado y poder transportar así
sus mercancías, permitir la circulación de las gentes y trasladar sustancias de un sitio a otro.

Dependiendo el uso que se les dé, algunos de ellos reciben nombres particulares, como
acueductos, cuando se emplean para la conducción del agua, viaductos, si soportan el paso de
carreteras y vías férreas, y pasarelas, están destinados exclusivamente a la circulación de personas.

Las características de los puentes están ligadas a las de los materiales con los que se construyen:

• Los puentes de madera, aunque son rápidos de construir y de bajo coste, son poco resistentes y
duraderos, ya que son muy sensibles a los agentes atmosféricos, como la lluvia y el viento, por lo
que requieren un mantenimiento continuado y costoso. Su bajo coste (debido a la abundancia de
madera, sobre todo en la antigüedad) y la facilidad para labrar la madera pueden explicar que
los primeros puentes construidos fueran de madera.
• Los puentes de piedra, de los que los romanos fueron grandes constructores, son
tremendamente resistentes, compactos y duraderos, aunque en la actualidad su construcción es
muy costosa. Los cuidados necesarios para su mantenimiento son escasos, ya que resisten muy
bien los agentes climáticos. Desde el hombre consiguió dominar la técnica del arco este tipo de
puentes dominó durante siglos. Sólo la revolución industrial con las nacientes técnicas de
construcción con hierro pudo amortiguar este dominio.
• Los puentes metálicos son muy versátiles, permiten diseños de grandes luces, se construyen
con rapidez, pero son caros de construir y además están sometidos a la acción corrosiva, tanto
de los agentes atmosféricos como de los gases y humos de las fábricas y ciudades, lo que
supone un mantenimiento caro. El primer puente metálico fue construido en hierro en
Coolbrookdale (Inglaterra)
• Los puentes de hormigón armado son de montaje rápido, ya que admiten en muchas ocasiones
elementos prefabricados, son resistentes, permiten superar luces mayores que los puentes de
piedra, aunque menores que los de hierro, y tienen unos gastos de mantenimiento muy escasos,
ya que son muy resistentes a la acción de los agentes atmosféricos

Básicamente, las formas que adoptan los puentes son tres, que, por otra parte, están directamente
relacionadas con los esfuerzos que soportan sus elementos constructivos. Estas configuraciones son:

• Puentes de viga. Están formados fundamentalmente por elementos horizontales que se apoyan
en sus extremos sobre soportes o pilares. Mientras que la fuerza que se transmite a través de los
pilares es vertical y hacia abajo y, por lo tanto, éstos se ven sometidos a esfuerzos de
compresión, las vigas o elementos horizontales tienden a flexionarse como consecuencia de las
cargas que soportan. El esfuerzo de flexión supone una compresión en la zona superior de las
vigas y una tracción en la inferior
• Puentes de arco. Están constituidos básicamente por una sección curvada hacia arriba que se
apoya en unos soportes o estribos y que abarca una luz o espacio vacío. En ciertas ocasiones el
arco es el que soporta el tablero (arco bajo tablero) del puente sobre el que se circula, mediante
una serie de soportes auxiliares, mientras que en otras de él es del que pende el tablero (arco
sobre tablero) mediante la utilización de tirantes. La sección curvada del puente está siempre
sometida a esfuerzos de compresión, igual que los soportes, tanto del arco como los auxiliares
que sustentan el tablero. Los tirantes soportan esfuerzos de tracción.
• Puentes colgantes. Están formados por un tablero por el que se circula, que pende, mediante
un gran número de tirantes, de dos grandes cables que forman sendas catenarias y que están
anclados en los extremos del puente y sujetos por grandes torres de hormigón o acero. Con
excepción de las torres o pilares que soportan los grandes cables portantes y que están
sometidos a esfuerzos de compresión, los demás elementos del puente, es decir, cables y
tirantes, están sometidos a esfuerzos de tracción.

Como cualquier clasificación, ésta no pretende ser más que una aproximación torpe de la
comprensión humana a la diversidad, en este caso de los puentes.

Acueductos. Puentes que


conducen agua.

Atendiendo Viaductos. Puentes destinados


a la función al paso de vehículos.
primordial
que
cumplen.

Pasarelas. Puentes pensados


para el uso exclusivo de
peatones.
De madera. Los primeros puentes
son simplemente uno o varios troncos
uniendo dos orillas de un riachuelo.

De piedra. La conquista tecnológica


del arco permite construir puentes de
piedra.

Atendiendo
al material
del que están
hechos.

De hierro. La revolución industrial


trae de su mano los primeros puentes
de este material.

De hormigón y acero. Los puentes


actuales se construyen mezclando
estos dos materiales.
De viga. Es la primera y más sencilla
solución que inventa el hombre para
salvar una distancia. En la
antigüedad, antes de conocer el
hormigón armado, hubo que
descartarlos ya que la madera por
flexión no permitía cubrir grandes
distancias.
Sobre tablero. El arco
soporta el peso del tablero
del que está colgado.

Atendiendo a
la forma en
que se
De arco.
soportan los
esfuerzos.
Bajo tablero. El tablero
está encima del arco que
es quien soporta el peso
del puente.

Colgante. El tablero cuelga de


grandes pilares. Aquí no hay arcos.