You are on page 1of 6

LAS CALIDADES HUMANAS DEL EMIGRANTE

Por
Julio Barreiro Rivas
Parte 1ª

Las calidades y los valores humanos dimensionales de los


emigrantes llegados a América son infinitos, por haber sabido
digerir las magnitudes físicas y materiales con las que se
encontraron en este lado del mar, al tener que verificar la
homogeneidad de una fórmula nueva de vida y establecer por
similitud unos modelos y sistemas de subsistencias muy
complejos, porque los llamados criollos son una nueva fórmula de
un ser humano creado por el emigrante.
La sinóptica que nos ofrece este panorama tropical conformada en la América
latina de la Hispania; yo pretendo reflejarla en este reportaje, describiendo los
mejores pasajes en Venezuela, por ser este el país último en ser conquistado por los
españoles y, el que yo tomé voluntariamente como mi segunda patria, al igual que
todos los ciudadanos que habitan y que están nacionalizados en estas tierras
indígenas venezolanas.
Se entiende como emigrantes nacionalizados en estas tierras
indígenas venezolanas, a todos los Europa- hispanos y, a todos los
afrodescendientes, sin que biológicamente pueda existir entre las
dos diferentes emigraciones y diferentes razas ningunos derechos
que den preferencias, de razas, religiones, ideologías, o que por
haber sido los primeros en ocupar estas tierras, den legítima
propiedad a nadie puesto que son los aborígenes, llamémosles nativos o indígenas
los verdaderos dueños autóctonos. – Por tales motivos expuestos en esta reflexión,
sería una burda hipocresía, que un hispano descendiente, o un afrodescendiente se
autoproclamase defensor de los indígenas; cuando lo cierto es que desde los días de
la Independencia todos los gobiernos de turno sin excepción, mantuvieron a los
indígenas hacinados en sus guaridas selváticas, al igual que si fueran fieras salvajes.

LOS PRIMEROS EMIGRANTES

El día 12 de Octubre del año 1.492, Cristóbal Colón a la edad


de 56 años, comandando tres carabelas: La Pinta, la niña y la
Santa María, al frente de un numeroso grupo de marinos españoles y en
representación de los Reyes de Castilla llegó a estas tierras, que más tarde fueron
llamadas americanas y, en la isla caribeña de Guanahaní, clavó `por primera vez los
estandartes de Castilla y la Cruz de la iglesia Católica, tomando posesión de la isla
en nombre de España. Constituyéndose este grupo de navegantes, en ser los
primeros emigrantes llegados a estas tierras del continente de ultramar americano en
nuestros tiempos.
Habían pasado 74 años desde el día que los primeros emigrantes
españoles, llegaron a estas tierras. – En los años de 1.566, ya todos
los países que conforman las colonias españolas de ultramar,
estaban sometidas a la voluntad de los soberanos de Castilla.

Venezuela fue el último bastión, que se resistía a la voluntad del


dominio de los soberanos de Castilla. – No sería fácil dominar y
someter a las tribus indígenas caribeñas, esparcidas por todo el
territorio de Venezuela, (nombre puesto por el conquistador Américo
Vespucio, cuando entró por el lago de Maracaibo). La pelea fue a
muerte sobre todo en el valle del miedo defendido por varios
caciques, entre ellos el más temible, el cacique “Guacaipuro” Los
españoles pretendían fundar la ciudad de Caracas, justamente en el territorio más
protegido por los caciques. Fue así, como en el año 1.567 el gobernador Juan de
Villegas, fundador de “Barquimisero” un viejo amigo de Diego de Losada, lo
nombra Alcalde de la Nueva Segovia (Barquisimeto) y por su buen prestigio
“Ponce de León” lo nombra Capitán general de toda la conquista de
Venezuela.
Ponce de León, el Capitán general de toda la conquista española
en ultramar, le entrega a Losada, para enfrentar la conquista de los
temibles indígenas de Venezuela los mejores guerreros, con las
mejores armas, caballos, perros amaestrados, ballestas, espadas y
machetes; y le dan órdenes a Losada, de combatir hasta la muerte, a
los adelantados que habitaban en los últimos reductos indígenas que existían en
América; defendiendo con sus vidas sus tierras llamadas por los conquistadores
españoles, el Valle del miedo.
Cuando estos acontecimientos sucedieron en Venezuela en el año
1.567, ya todo el continente que conforma la América hispana, estaba bajo
el dominio de los Reyes de Castilla. Varios miles de emigrantes venidos
de Extremadura, Andalucía, Cataluña y Castilla, se habían esparcidos
como aves de rapiña por todo el continente Venezuela por ser la última en
ser conquistada, le iba a tocar la peor emigración española, el “vagazo”.
Los primeros emigrantes al mando de Hernán Cortés y de su
primo Francisco Pizarro, conjuntamente con sus hermanos,
criadores de cerdos. Se habían concentrado en el saqueo de las
tierras Aztecas y Peruanas, que eran las concentraciones indígenas
en donde más tesoros había. – Como quiera que ya en España no
existían más personas voluntarias ni mucho menos valerosas y
útiles como para encomendarle las misiones de conquistadores en
las colonias de ultramar las autoridades reales españolas, tuvieron que sacar de las
cárceles a todos los delincuentes, presos por la Santa inquisición, asesinos,
violadores y anarquistas de todo tipo, ofreciéndoles la libertad plena a cambio de
llenar un espacio vacío, como vestidos de conquistadores españoles en las
posesiones de ultramar, en este caso específico en Venezuela.
Por este motivo, los primeros emigrantes llegados de España a
Venezuela, fue algo así como una “ribazón” compuesta por un
vagazo dejado en la península hispana, por las diferentes guerras de
la reconquista española, que duró 900 años para poder expulsar a los
moros y musulmanes de la península, (hispano -ibérica)

Este componente de escorias, compuesto por excrementos


humanos, delincuentes, ladrones chantajistas, salteadores de
caminos, violadores y anarquistas, fueron las primeras alimañas
conquistadoras de Venezuela. – El enjambre surgido en Venezuela
en los primeros años de la conquista, fue tan desastroso, que los Reyes Católicos,
para evitar desmanes mayores, tuvieron que utilizar con máxima energía en todos
sus dominios de ultramar, las leyes de la Santa Inquisición, dejando en manos de
“Torquemada” la justicia divina, pudiendo ajusticiarse en cepos justicieros y
quemar en hogueras en plazas públicas a los delincuentes. – Se entiende por este
escrito, como eran las calidades humanas de los primeros emigrantes que vinieron a
ocupar el famoso Valle del miedo de Venezuela.

LOS SEGUNDOS EMIGRANTES

En el año 1.590, don Martín Ochoa de Bolívar Jáuregui y la


Rementaria, siendo el primer Bolívar en venir a América, llega a
Caracas junto con su hijo, un mozalbete llamado Juan Simón
Bolívar Hernández de Castro, después de permanecer en la
española (Haití) 32 años. Ya en Caracas pasa a ocupar el cargo de
Procurador General y primer Regidor. Como máximo
representante de la Corona Real, fue enviado a España por el
gobernador don Diego Osorio, a fin de hacer gestiones ante la Corona; entre ellas
solicitar de los Reyes, el permiso para importar del África suficientes esclavos
negros, para complacer los constantes reclamos que hacía el Clérigo Bartolomé de
las Casas, con el objeto de ayudar a los indígenas en las faenas
agrícolas.
En el año 1.592, regresa a Venezuela Bolívar con muy buenas
noticias, entre ellas trae órdenes de suspender la esclavitud
indígena, no obligar más a los nativos a realizar trabajos forzados y,
para ayudar en las faenas agrícolas a los indígenas voluntarios, traía
la autorización para comprar en el África 3.000 esclavos y, con
licencia amplia para poder venderlos en otra parte de América. –
Fue así, como a partir de este momento, empezó en el África la cacería humana de
toda clase de africanos, miles y miles de toda clase de hombres viejos y jóvenes,
mujeres y niños africanos, fueron cazados al igual que si fueran fieras salvajes y,
traídos a América en grandes embarcaciones, siendo vendidos al mejor postor en
subastas públicas, estableciéndose en todas las colonias españolas de ultramar, un
gran negocio muy lucrativo, llamado “los negreros”. En Venezuela los centros de
ventas de esclavos estaban en Maracaibo, Puerto Cabello, la Guaira y Puerto Ordaz.
– Lo cierto de todo esto, es que aunque fue a la fuerza, fueron estos esclavos
africanos, las segundas emigraciones en venir a Venezuela, conjuntamente con sus
calidades folclóricas.

LA TERCERA EMIGRACIÓN

Considerando la Corona de Castilla, la poca ecuanimidad


que existía en sus colonias de ultramar entre los diferentes
linajes, surgidas en el mestizaje criollo estableciéndose un
estatus social de anarquía, pillaje y violaciones continuas, entre
el menjurje de sus habitantes, por las pésimas calidades
culturales y, por las pésimas y ruinosas diferentes emigraciones.
Al agotarse los recursos humanos en Castilla, Extremadura,
Andalucía y Cataluña y, con el objeto de establecer en Venezuela, un gobierno no
tan prepotente y, una forma no tan primitiva de gobernar y, para proteger a lo
máximo los derechos humanos, los Reyes Católicos, deciden establecer las
relaciones con Galicia, rotas desde los tiempos de la guerra con
Portugal.
Fue así como a partir de los siglos XVIII – XIX, se
establecieron en Galicia los puertos de la Coruña y Baiona en
Vigo, con el objeto de promover nuevos recursos humanos. La
Emigración gallega, asturiana y vasca, empezaron a llegar a Venezuela y a toda
América. Fue a partir de estas emigraciones, que se conformaron en Venezuela las
competencias de los grandes condominios de terratenientes, las grandes
plantaciones, grandes haciendas, grandes ingenios azucareros y la explotación de
grandes centros mineros. – En Venezuela todo era grande para explotar a lo máximo
la mano de obra de los esclavos africanos, puesto que los españoles no trabajaban
materialmente en las faenas de la agricultura. Fue en estos tiempos, cuando se
establecieron en Venezuela las diferentes clases sociales, los dueños del Valle, el
mantuanismo blanco, los grandes cacaos. Fue por este motivo que se engendró entre
las diferentes clases sociales, la envidia, la intriga, la mezquindad y, el usurero se
hizo presente. El despotismo creció entre los diferentes mestizajes criollos, llegando
a extremos de que un mulato, le llamaba negro a un trigueño y, un trigueño, negro a
otro negro. Surgiendo así por primera vez en Venezuela la discriminación racial

entre las diferentes degradaciones humanas, quiere decir que la discriminación


racial, no nació en las castas blancas, si no en el trigueño y mulato. – Por este motivo
del mestizaje y el dinero acumulado, las diferentes clases sociales de mantuanos
blancos de primera, mantuanos trigueños de segunda, mantuanos mulatos, españoles
blancos de primera y españoles blancos de segunda por ser orilleros de las islas
canarias y, españoles sin derechos por ser emigrantes recién llegados. Tanto así, que
el negro esclavo y el español orillero, no tenían derecho a tener a su nombre ninguna
propiedad, pudiendo serles confiscados cualquier bien sin la intervención de las
leyes judiciales.
NOTA IMPORTANTE: A todos los lectores de este reportaje, se les participa
que en el caso de encontrarse alguna exposición aquí comentada, correspondiente a
las calidades del emigrante, que no sea considerada por el lector como veraz
históricamente…Por favor participarlo a mi correo faranduloescritor@hotmail.com
conjuntamente con las fuentes que así lo acrediten. En el caso de ser estas
afirmativas y veraces. Yo procederé de inmediato a publicarlas por este mismo
medio, dándole las gracias por adelantado. “No deje de leer la 2ª parte de este
reportaje. Atte. Julio Barreiro Rivas”.

www.farandulo.net