You are on page 1of 20

A penas han pasado dos meses desde que hizo aparición el número de presentación de Vuelta

de Tuerca como órgano de expresión de la Coordinadora Antifascista de Zaragoza. En este


breve periodo de tiempo hemos podido asistir a diversos acontecimientos, charlas, manifestaciones
y otros eventos que creemos han contribuido a reforzar nuestra identidad antifascista como zarago-
zanos/as. Hemos sido testigos/as de un final de año muy preocupante, por un lado la rabia que nos

Editorial
llena al ver día a día el genocidio de Israel al pueblo palestino, por otro, la impotencia ante la
muerte de un niño en Grecia, Alexis, a manos de la policía y el consecuente y lógico estallido de
revueltas populares. La solidaridad entre los pueblos que luchan es quizás lo más positivo que
sacamos en este extraño comienzo de 2009.

Esperamos una vez más aportar un punto de vista crítico, abierto y rebelde a la ciudadanía que
cree en la justicia frente al olvido y en la dignidad frente al desinterés. En estas páginas encon-
trarás tres noticias donde se pide colaboración económica (mani antifascista, juicio de Rasmia y
Zaragoza Rebelde), esa es nuestra realidad, pero creemos que es necesario el esfuerzo de todas/os
para sacar adelante los proyectos en los que nos vemos inmersas/os, gracias de antemano.

Vuelta de Tuerca es un medio abierto a la participación de las/os lectoras/es, poco a poco y entre
todas/os iremos dando forma a este proyecto comunicativo que nos ilusiona y enriquece. Para con-
tactar con nosotros/as escribe a vueltadetuerca.antifa@gmail.com.

Hasta el próximo número compañero/a. Salud y revolución.

Coordinadora Antifascista de Zaragoza: antifazgz@gmail.com

2
Crónica

11 Noviembre. Concentración en Homenaje a los/as asesinados/as por el fascismo

Martes 11
Las Jornadas Antifascistas comenzaron con una concentración en forma de homenaje a aquellas
personas que han perdido la vida por creer y luchar por un mundo más justo, contra el racismo y
el fascismo. Cumpliéndose un año del asesinato del compañero Carlos Palomino y recordando al
resto de compañeros/as asesinados/as (otros seis) en el resto de Europa este año. Fue un acto
muy emotivo al que asistieron unas 200 personas que mantuvieron viva la memoria de las/os
compañeras/os poniendo velas bajo un cartel que decía “Nunca os olvidaremos”.

Viernes 14
Este fue el día elegido para presentar y explicar el proyecto del fanzine que tienes ahora mismo
en las manos, Vuelta de Tuerca pretende ser un canal alternativo de contrainformación, que se
publicará cada dos meses y que será elaborado de manera totalmente autogestionada sirviendo
como órgano de expresión del antifascismo en Zaragoza. La presentación se realizó en A Enres-
tida ante unas cuarenta personas.

Miércoles 19
Se proyectó “Presos del silencio”, interesante documental sobre la represión franquista hacia
los/as supervivientes del bando republicano (comentado en el anterior número) a cuya pro-
yección asistieron unas cuarenta personas en la sala Arrebato.
3
Jueves 20
Se inauguró una exposición en el bar Vía Láctea en la que se podían ver más de cien pegatinas y car-
teles de la historia del antifascismo, muchas de ellas de Zaragoza y otras del resto del estado, con
todo tipo de diseños y eslóganes, pero con un mismo mensaje: ¡Fascismo... Nunca más!

Viernes 21
Disfrutamos, en la sala Arrebato, del potente directo de la banda de Euskal Herria Zea Mays sonido
post-rock y jarkore con voz femenina y a la banda local de stoner, cantado en aragonés, Ulut.

Sábado 22
Como cada año, desde Zaragoza Antifascista, plataforma que aglutina a más de treinta colectivos,
sindicatos, organizaciones vecinales, de inmigrantes y sociales, se convocaba una manifestación para
el 22 de Noviembre, ésta vez con un lema unitario con las diferentes coordinadoras del resto del es-
tado, “Miles de voces, una misma lucha, Zaragoza Antifascista”. Pero este año hubo un aliciente
más, y es que se había permitido una concentración fascista en la plaza de los cañones (glorieta
sasera), convocada por el partido neonazi M.S.R. (Movimiento Social Republicano), por lo que ante
nuestra solicitud de manifestación, el señor delegado del gobierno decidió “lavarse las manos” e ile-
galizó ambos actos.

En seguida se pusieron en marcha diferentes mecanis-


mos de presión para que se revocase esa decisión que
pisoteaba nuestro derecho a manifestarnos. Se convocó
una rueda de prensa explicando a los medios de comuni-
cación la situación, y se explicó que saldríamos a la calle
con o sin permiso y de forma absolutamente pacífica. A
esta rueda de prensa se sumó, dando su apoyo, el alcalde de CHA de La Cartuja, criticando la posi-
ble celebración de un concierto nazi en la citada localidad, concierto que finalmente si se realizó a
pesar de las muchas protestas que hubo durante los día previos. Por su parte, el portavoz de IU en
Aragón pidió expresamente al delegado del gobierno que autorizara la manifestación antifascista.
Finalmente se interpuso un recurso en el TSJA (Tribunal Superior de Justicia de Aragón), el cual falló
a favor nuestro argumentando que teníamos derecho a celebrar la solicitada manifestación. La rápida
reacción por parte de la Plataforma Zaragoza Antifascista, el gran trabajo de nuestras/os abogados/
as, la solidaridad mostrada por IU, CHA y Federación de Barrios y el sentido común fueron claves en
permitir que la ciudadanía zaragozana pudiera salir a la calle libremente a decir “No al fascismo en
todas sus formas y expresiones”, en un fin de semana en el cual había programado al menos cuatro
actos de corte neonazi en Zaragoza.

Finalmente la que si quedó prohibida fue la del partido neonazi M.S.R., los/as cuales pudieron
realizar sin ningún tipo de problema una rueda de prensa, el mismo sábado 22, en el céntrico Hotel
Catalonia. Mientras no más de diez neonazis del M.S.R. hablaban con los medios, unas 1500 perso-
nas, de todas las edades y tendencias, acudían a la manifestación antifascista en un ambiente reivin-
dicativo y mostrando en todo momento una actitud tranquila y cívica a pesar del desmesurado des-
pliegue policial. Por último comentar que el derecho a manifestación que ganamos en los tribunales
no fue gratis, desde la Coordinadora Antifascista hemos tenido que desembolsar la cantidad de
975€. Ése es el estado democrático en el que vivimos. Por cierto que hay un número de cuenta en la
CAI para afrontar este gasto y se aceptan donaciones: 2086 0000 23 33 013226 88.

Miércoles 26
Tuvo lugar una charla sobre memoria histórica a cargo de ARMHA (Asociación por la recuperación de
la memoria histórica en Aragón), se habló del pasado de la lucha antifascista, del revisionismo del
que hacen gala los políticos y medios de comunicación y del deber que tenemos como antifascistas
de que nunca se olvide lo sucedido, haciendo hincapié en que la lucha contra el fascismo no es algo
“nuevo” sino que es algo por lo que muchos/as de nuestros/as antepasados/as perdieron la vida.
4
Jueves 27
“Guerrilla de la memoria”, documental que narra la historia del ma-
quis, aquellos/as combatientes que se resistieron tras la Guerra Civil
Española a la victoria del bando franquista y prosiguieron desde el
monte su lucha por la libertad y en contra del régimen fascista.

Los/as asistentes tuvimos el privilegio de escuchar ese pedazo tan


importante de la historia, a viva voz, de la compañera Esperanza
Martínez “Sole” (una de las protagonistas del documental) quien nos Miércoles 26. Charla ARMHA
cautivó con sus comentarios de lo que fue la vida en el monte, la
lucha clandestina contra el franquismo y la consiguiente represión
que vivió en las cárceles durante catorce años.

Viernes 28
Presentamos la Coordinadora Antifascista de Zaragoza, comentando
los diferentes métodos que utilizamos en la lucha contra el fascismo
(charlas, labores de denuncia, apoyo jurídico a agredidos/as, etc),
así como los proyectos en los que estamos trabajando, desde la co-
misión educativa con charlas en institutos y la elaboración de un
libro de educación para la ciudadanía con otros colectivos de la ciu- Jueves 27. Guerrilla de la Memoria
dad, dentro de acciones populares en juicios, labores de denuncia
de actos neonazis, etc.

Más tarde, el compañero de la Coordinadora Antifascista de Ma-


drid nos contó la historia de los 20 años de lucha en Madrid, la si-
tuación actual, sus amenazas de ilegalización, el punto de inflexión
con la muerte de Carlos y sus objetivos y métodos de lucha actua-
les, para terminar respondiendo a las diferentes preguntas de los/as
asistentes.

Sábado 29 Viernes 28. Charla Coordinadoras

Este día en A Enrestida se abría con una comida popular previa a la


charla de los compañeros de Izquierda Castellana que nos hablaron
de la realidad castellanista y sus inquietudes. Ya entrando en la no-
che, una vez más el Arrebato servía de escenario para un concierto
con las bandas locales Muskaria, Inkoszientes e Himura.

Domingo 30
Tertulia en torno a la “Crisis y directiva de la vergüenza”. Emotivo
acto en la Plaza de las Canteras (barrio de Torrero) donde numero-
sas/os vecinas/os y compañeras/os se acercaron para dar su opinión
Sábado 29. Concierto de Muskaria
y escuchar la de los demás, referente a la actual crisis y su relación
con la “Directiva de la Vergüenza”. En este acto participaron gentes
del movimiento feminista, antifascista, inmigrante, sindical, asocia-
ciones de barrios, además de personas a título individual.

Con este acto se ponía el broche final a unas jornadas que durante
todo el mes de Noviembre llenaron de compromiso y reivindicación
nuestra ciudad. Con una gran afluencia de público y participación
las Jornadas Antifascistas organizadas por A Enrestida, Mago
Fermín y la Coordinadora Antifascista concluyen de la mejor forma Domingo 30. Pza. de las Canteras
posible con la implicación de la ciudadanía, venga de donde venga,
por una ciudad abierta y libre de prejuicios. 5
Local
Juicios, acción popular y trabajo en barrios

D iferentes colectivos vecinales, culturales y antifascistas hemos llevado a cabo


dos acciones populares, o acusación popular, en sendos juicios contra neona-

Ju
zis en Zaragoza. Por un lado los que agredieron a los tres vecinos negros de Torrero
en 2006 y por otro los que lo hicieron contra David en el mismo barrio este año.

ic
La acción popular consiste en presentarse una serie de colectivos con abogado
acusador propio, además del abogado personal del/la agredido/a, en una causa.

io
Pensamos que estas acciones populares han sido una buena herramienta a pesar

s
de su elevado coste económico:

, a
Han servido para acompañar a los/as agredidos/as más allá de las buenas

c
palabras de instituciones y demás. Fuerzan un mayor interés de la policía en

c
la investigación de la agresión. Normalmente su trabajo es meramente for-


mal y "no se identifica" o "no hay pruebas suficientes" contra los/as neona-
zis. Todos los años, todas las localidades del estado español nos dan ejem-

n
plos de todo esto. Caso paradigmático es la Comunidad Autónoma de Va-

p
lencia donde ni el gobierno regional del PP ni la Delegación del Gobier-

o
no dependiente del PSOE mueven un dedo, dando una impunidad del 90%

p
incluso donde el objetivo atacado es la Comisión Española de Ayuda al Re-

u
fugiado (órgano dependiente del Gobierno central). Cosas del juego -con

la
fuego- político del PP y del PSOE.

r
Se apoya la actividad de los/as abogados/as propios/as de los/as agredidos/

y
as. Ayuda a que el proceso judicial no se caiga o aletargue.

t r
Da continuidad en el tiempo en el apoyo al/la agredido/a, apoyo que cul-
mina con la movilización para acudir al juicio.
a b a
Sirve para movilizar más a la gente al responsabilizarse colectivos socia-
jo
les diversos del caso, haciendo un seguimiento detallado del proceso judi-
cial.
e n

Es una buena actividad conjunta entre colectivos y sectores sociales que


b

-aunque diferentes en sus perspectivas, en su manera de ver el mundo y


a

los métodos para tratar de cambiarlo- se unen en este trabajo antifascis-


r

ta. Ayuda a crear puentes y unidad práctica ante el fascismo.


rios

Incluso al coste económico se le puede dar la vuelta fomentando una


movilización para sacar ese dinero: sacar bonos, hacer conciertos, comi-
das, pedirle a la gente dinero personalmente...

6
Es vergonzoso, evidentemente, que cada acción popular nos cueste alrededor de
1.000€ incluso ganando los juicios. Parece que al Sistema y al Ministerio de
Justicia en el fondo no les gusta mucho esa intromisión popular en su quehacer
cotidiano (esa justicia lenta, clasista, que castiga con dureza los robos de los/as
pobres y levemente los de los/as ricos/as o los asesinatos laborales, los ataques
de la extrema derecha contra los/as gais, mendigos/as, inmigrantes, gente de
izquierdas… por no hablar de torturas, etc).

Y finalmente, y lo que parece más importante, impulsa la movilización en


la calle contra el fascismo. No confiamos en el Ministerio de Justicia
para acabar con el fascismo. Ahora, que parece que se puede volver a hablar
trabajo en barrios

del "Capitalismo", no está de más recordar que el Capital siempre tiene al fas-
cismo en la recámara.

Lo que nos interesa es la movilización en todos los frentes. Todas las perso-
nas pueden hacer algo contra el fascismo sin importar su edad, fuerza física,
tiempo disponible: apoyar a los/as agredidos/as, recoger información, difun-
dirla, denunciar, hacer que el resto de la sociedad se posicione (consejos es-
y

colares, ayuntamientos, vecinos/as, colectivos sociales...), plantarles cara en


la r

los sitios donde se mueven, organizar a más gente cada vez.


po pu

“Estos días son de Alexis" ponía en una pintada en Grecia, mientras ardían
ón

los estúpidos árboles de navidad. Para que luego digan que la poesía ha
ci

muerto.
Juicios, ac

Ampliar el antifascismo… pensar global y actuar local.

Adolfo (Asociación Cultural El Cantero de Torrero)

7
Contrainformación
Zaragoza Rebelde: S.O.S.

S eis personas vinculadas, desde hace ya unos años, a los movimientos sociales zara-
gozanos decidieron constituir un colectivo denominado Zaragoza Rebelde cuya pri-
mera acción es la de publicar un libro, este año 2009, con el título “Zaragoza rebelde.
Movimientos sociales y antagonismo 1975-2000”.
Cogiendo como inspiración el libro “La Barcelona rebelde” (2003), que relataba las
peripecias anarquistas de la ciudad en los siglos XIX y XX, se le ocurrió trasladar el título
a un libro zaragozano, que incluyese colaboraciones de las personas vinculadas a los mo-
vimientos políticos y culturales que han configurado la Zaragoza crítica al sistema entre
1975 y 2000. El contenido del libro ya está completado, se han recabado colaboracio-
nes de colectivos vecinales, ecologistas, pacifistas, antimilitaristas, feministas, sindicalis-
tas, antifascistas, okupas, etc.
Para la edición del libro se contaba con Rolde, los/as cuales han estado cerca de un
año animando el proyecto diciendo que se hacían cargo de la edición, pero ahora con to-
do el material recopilado han dicho que casi seguro pero que para 2.010. La gente de
Zaragoza Rebelde no quieren retrasar el libro tanto tiempo y se han lanzado con la auto-
edición. Esto significa que necesitan, para Marzo de este año, unos 20.000€ para la ma-
quetación e impresión. La cosa en “plata” es que si
se venden unos 1.300 o 1.500 libros se recupera la
pasta. Así que están buscando formas de financia-
miento en banca alternativa (Coop57) y también
gente que les preste dinero, las cantidades que se
piden a título individual son de 300 o 600 euros,
que se devolverían en un año o dos como mucho. Si
hay alguien que se anima puede hacer un ingreso,
poniendo préstamo Zaragoza Rebelde, en el número
de cuenta de la CAI: 2086 0005 54 33003369

Tarjeta roja a los prejuicios

E n primavera de este año se celebrará en Zaragoza el primer mundialito antifascista y


antirracista, a través de una jornada deportiva queremos reivindicar que la lucha an-
tifascista es una lucha por la igualdad independientemente de tu sexualidad, género, ra-
za, cultura, edad, etc.
Desde la Coordinadora Antifascista de Zaragoza se mandó una invitación, hace ya
unos meses, a todos los colectivos y asociaciones de inmigrantes, sociales, vecinales y
culturales con la idea de empezar a desarrollar esta iniciativa. En la última reunión se
decidió posponer el tema hasta que pasará el invierno, ya que la jornada deportiva se
hará, casi con toda seguridad, al aire libre. Está previsto que para este mes de Febrero
las reuniones comiencen de nuevo para ir dando forma a una actividad que creemos atra-
erá a mucha gente y será una gran oportunidad para hacer del deporte otra vía de reivin-
dicación.
Por cierto, la iniciativa se viene desarrollando en Madrid desde hace tres años con un
gran número de equipos participantes de multitud de procedencias.

8
Revuelta popular en Grecia

C on motivo de las protestas estudiantiles y laborales, que se llevan sucediendo en


Grecia los últimos meses para protestar contra las reaccionarias medidas impulsadas
por el Gobierno griego (y en su amplitud en toda la Unión Europea), un joven de 15 años
resultó muerto a manos de la policía. La situación ha obligado al pueblo griego a radicali-
zar sus protestas creando un clima de agitación social al que nos sumamos desde aquí.
Las pasadas semanas se sucedieron numerosas movilizaciones en diversas ciudades
del estado para condenar enérgicamente el asesinato de Alexis, siendo reseñables las
realizadas en Madrid y Barcelona. En Barcelona varios/as compañeros/as fueron deteni-
dos/as tras una manifestación marcada por una fuerte presencia policial. En Madrid la
situación es más grave, siete compañeros/as fueron conducidos/as a prisión preventiva
tras los altercados producidos en la comisaría de la calle Montera. Después de doce días
fueron puestos/as en libertad tras resolverse favorablemente el recurso de los abogados
defensores, ahora se enfrentan a peligrosas penas de prisión.
Ante esta alerta represiva, no vamos a quedarnos quietos/as ni callados/as. El pueblo
no perdonará. Solidaridad activa y revolucionaria.

Terrorismo de Estado

E l estado fascista de Israel que lleva más de 50 años practicando terrorismo de estado
contra el pueblo palestino, ha dado en las últimas semanas un paso más en su obje-
tivo de exterminar al pueblo árabe. Tras meses de brutal bloqueo en la franja de Gaza, el
ejército de ocupación israelí (uno de los más sanguinarios y mejor preparados del mundo)
bombardeó la zona durante días, asesinando a la población civil, incluidas/os niñas/os, y
ha llevado a cabo una invasión terrestre con consecuencias devastadoras: Violación de
los derechos humanos, genocidio, uso de armas químicas (bombas de fósforo blanco),
etc. Mientras tanto las superpotencias occidentales miran hacía otro lado, con el apoyo
desde hace muchos años de los EEUU al régimen sionista israelí, con la complicidad de
la Unión Europea y la pasividad de la O.N.U.
Hacemos un llamamiento a la ciudadanía a seguir movilizándose ante tal flagrante
atropello de los derechos humanos, es intolerable que un gobierno autollamado democrá-
tico como el de Israel se salga con la suya una vez más por la vía de la fuerza. Ya han
sido miles las ciudades de todo el mundo que han salido a la calle de forma espontanea
y casi a diario a decir “No al genocidio del pueblo palestino”. En Zaragoza miles de per-
sonas tomaban las calles los pasados 30 de Diciembre, 4, 6 y 17 de Enero.
Que no decaiga la lucha, el pueblo palestino nos necesita hoy más que nunca. ¡¡Viva
la solidaridad entre los pueblos!! ¡¡Viva la Intifada!!

9
10
11
Misma lucha, otro lugar
Nuestra lucha antifascista en el País Valenciano

E s difícil establecer una fórmula mágica que sirva para vacunar todos los rincones de
nuestro planeta del virus fascista. Los años que llevamos, nuestra experiencia, con
nuestras alegrías y decepciones, nuestros viajes para conocer otras realidades, nuestro
tiempo compartido con compañeros/as de tantos lugares que se enfrentan cada día al
discurso del odio y de la discriminación nos conduce a una manera determinada de en-
tender y afrontar la problemática que supone el avance del fascismo. El País Valencia-
no siempre ha sido uno de los centros operativos y experimentales de la extrema dere-
cha española. Desde la convulsa Transición, salpicada por los grupos mutantes de
extrema derecha regional anticatalanista que atacaron a toda la izquierda valenciana
y al mundo de la cultura con especial violencia, junto a los/as pistoleros/as falangis-
tas y demás fauna, hasta nuestros días, cuna de proyectos como España2000,
Alianza Nacional o Democracia Nacional.

Ya a principios de los noventa nos convertimos en un referente europeo gracias


al grupo neonazi Acción Radical y al asesinato de Guillem Agulló, del cual se
cumple este año el 15 aniversario, y que tanto marcó a toda una generación.
Como las primeras manifestaciones contra los/as inmigrantes que José Luís
Roberto, líder hoy de España2000, ya organizaba por el barrio más multicultu-
ral de Valencia con su primera aventura electoral, la ya extinta Falange Españo-
la/Frente Nacional Sindicalista, que consiguió unir a toda una ciudad contra
los delirios xenófobos en una sonada respuesta popular reprimida duramente
w

por la policía.
w

Tomamos nota. Los años nos han servido para entender mejor las carac-
w

terísticas de nuestro marco político y geográfico, para conocer a toda la


.

gente que, desde distintos ámbitos lucha sin cesar contra el olvido, la dis-
a

criminación y el odio. Vimos como empezó a amanecer la nueva derecha


n

neofascista tras varias visitas de delegados del Frente Nacional francés a


t i

nuestra tierra, que aconsejaban cambiar el discurso del viejo fascista por
f e

uno políticamente correcto, evitando los aguiluchos y las esvásticas y


i

hablando de patriotismo, populismo e incluso de democracia. Así apare-


x is

cieron tanto Democracia Nacional como España2000, y esto nos


obligó a despojarnos del tópico de que el/la nazi era el/la clásico bone-
t e

head con bomber y botas. Los/as nuevos/as fascistas hablaban bien,


s

vestían mejor y confundían mucho más a la gente. Además, sus


.

tentáculos llegaban demasiado alto, sus empresas estaban siendo


o

contratadas por las instituciones públicas, y sus contactos con las


rg

fuerzas de seguridad eran sobradamente conocidos. Necesitábamos


una nueva vacuna.
12
scismo
Sin embargo, lo que ha marcado estos últimos años sin ninguna
duda ha sido la reiteradamente denunciada impunidad. Los ataques
contra movimientos sociales, contra organizaciones de ayuda a los/as
inmigrantes, partidos políticos, librerías, locales, sindicatos, estudian-
tes y un sinfín de sujetos y colectivos han puesto de manifiesto un
sentir general de indefensión, de estar coaccionados y de no tener nin-
n el fa
guna garantía de protección de un Estado que se llama democrático.
Esa sensación de desamparo es lo que ha marcado la nueva configura-
ción de un frente común, amplio y constante, que no se cansa de de-
nunciar todas las miserias del sistema que ayudan, por acción u omisión,
a que sigamos siendo un paraíso para los ultras.
bar co

Nuestro trabajo desde el antifascismo tiene una intención diversa. Cree-


mos necesario en primer lugar lograr que la sociedad se sensibilice con el
problema, que sean conscientes de que todos/as pueden ser víctimas del
odio fascista, y para esto hay primero que desenmascararlo. No se puede
o: aca

luchar contra un enemigo que no conoces bien. Hay que saber situarlo, dife-
renciarlo de otros/as semejantes, y a cada uno/a, aplicarle una fórmula parti-
cular. Queremos mos informar tanto a las personas que forman parte de la
lucha como a aquellas que quieran escuchar, de quienes son los/as nuevos/as
nazis, que pretenden y como engañan. Por esto, uno de los pilares básicos de
objetiv

nuestro trabajo es la información y la documentación.

En segundo lugar, nos replanteamos el papel del movimiento antifascista por-


que queríamos sacarlo de las cloacas donde lo habían condenado la prensa y la
policía. No queríamos que se convirtiera en ningún club social ni que se redujera
a una estética o un dogma, y mucho menos perpetuar la imagen antisistema y
vandálica asociada habitualmente por los medios de comunicación, y tristemente
asumida a veces por personas que se acercaban al movimiento seducidas por los
tópicos. Valoramos el papel de la comunicación, quizás no hemos sabido explicar-
nos bien para llegar a todas las personas. Lo vimos claro. Sencillamente, nosotros/
as defendemos valores como la libertad, la solidaridad, el antirracismo y los dere-
chos humanos para todos/as, y esto es básicamente, todo lo contrario que defienden
los/as fascistas. Contra estos argumentos, nadie puede comparar a los/as fascistas
con los/s antifascistas.

13
Somos revolucionarios/as porque creemos que este sistema apesta, pero esto no nos impide afron-
tar la lucha con una estrategia unificadora, buscando así un frente amplio que acote el terreno a los/
as racistas. Diversos factores han contribuido a tejer esa sinergia con otros movimientos sociales: Pri-
mero que en Valencia nos conocemos todo/as los/as que llevamos años trabajando por el cambio
social, y segundo porque todos/as son víctimas directas de la violencia fascista. Hablamos, debati-
mos, compartimos, y todo ello nos permitió, sin renunciar a nuestra inspiración revolucionaria, crear
una barrera social amplísima que implica hoy en día a prácticamente toda la sociedad civil valencia-
na contra el fascismo.

Los/as que formamos parte del movimiento an-


tifascista venimos de muchas otras luchas socia-
les, pero coincidimos en la urgencia de afrontar
un problema de dimensiones inimaginables si no
jugamos bien nuestras cartas. Aprendimos mucho
de nuestros/as amigos/as alemanes/as y de cómo
insertar la lucha antifascista a todos los movi-
mientos asociativos, ya sean revolucionarios o no,
y popularizar la lucha contra la estupidez racista.
Para ello, entendemos que cada uno/a tiene un
papel y debe asumir su responsabilidad en su
propio ámbito, y así se lo pedimos a las organiza-
ciones de inmigrantes, a los colectivos políticos y
sociales y a todos los grupos comprometidos con
el cambio social. Y así está resultando.

Fruto de esta necesidad fue la creación de una Acción Popular que denuncia reiteradamente la
violencia fascista y que ofrece apoyo a todas las víctimas. Más de 30 organizaciones forman parte de
ese proyecto. Partidos, sindicatos, ong´s y diversos colectivos se sitúan en primera línea en la lucha
política contra la impunidad fascista. Ese es su papel. El nuestro, desde la posición radical, trabaja-
mos la propaganda, la documentación, la información, la denuncia, con nuestras herramientas dispo-
nibles, y siempre con la prudencia y la cautela que la situación valenciana requiere. No es fácil des-
arrollar una actividad normal cuando el asedio es constante. Por ello, también hemos animado a las
víctimas a denunciar cualquier agresión, poniendo todo tipo de trabas a la actividad y a la violencia
ultra.

Nuestra tarea es dura, depende de la voluntad de las buenas personas, de nosotros/as mismos/as,
de crear un modelo de lucha que de resultados, sin perder el tiempo en buscar diferencias entre
nuestros semejantes y sabiendo sumar los esfuerzos que cada cual pueda aportar. Creemos que en
esta lucha todos/as somos necesarios/as. Los/as que estamos convencidos/as y los/as que podrían
estarlo. Ahora solo queda ampliar ese frente, sin renunciar a nada, exigiéndolo todo, pero siempre
con el objetivo de acabar de una vez con el fascismo.

Artículo escrito por compañeras/os de la Coordinadora Antifascista de Valencia

14
Represión

Campaña de apoyo a nuestro compañero Álvaro

C omo recordareis el pasado 30 de mayo de 2008 tuvo


lugar el brutal y desproporcionado desalojo del CSO
Rasmia en el barrio de Torrero, en Zaragoza, a manos de
las “fuerzas de seguridad” del Estado.

Casualmente el día que eligieron para el desalojo, coin-


cidía con la visita del rey a la capital aragonesa y el inmi-
nente comienzo de la EXPO al día siguiente, lo que utiliza-
ron de excusa para que el barrio amaneciera con más pre-
sencia policial y efectivos activos que nunca (12 tocineras,
2 helicópteros y un montón de secretas y antidisturbios)
que identificaban y disuadían a la gente que acudió a la
concentración en contra del desalojo de forma represiva y
violenta en las calles cercanas a Rasmia.

Álvaro, joven vecino del barrio de Torrero, fue uno de los tantos jóvenes agredidos ese día a manos
de los antidisturbios e identificado junto con otras personas lejos del lugar donde un coche de la po-
licía local fue alcanzado por el impacto de una piedra y un policía herido en la barbilla.

El siguiente lunes, día 2 de junio, fue detenido en su casa y lo llevaron a la comisaría central de
policía como único culpable de lo ocurrido el día 30 de mayo, acusado de atentado a la autoridad,
lesiones y daños como cargos más graves. Estuvo todo ese día, la noche y la mañana del siguiente
bajo arresto y después de tomarle declaración en los juzgados lo dejaron en libertad con cargos, por
no tener antecedentes.

Tras llegar a un acuerdo con la parte acusadora para no ir a juicio (ya que sería muy probable que
perdiera) tiene que pagar una multa de 12000€ para intentar no entrar en la cárcel y esperar que la
fiscal opte por darle la condicional. Para condenarle sólo ha hecho falta la palabra del policía y no
hay ninguna prueba de que Álvaro fuera el autor material de lo que se le imputa.

Álvaro ha abierto un número de cuenta para quien quiera o pueda


solidarizarse con él: 0182 6936 10 0201525685

Rasmia somos todas/os, si nos tocan a una/o nos tocan a todas/os

15
Memoria contra el olvido

Dictaduras Militares en Argentina y Chile. Represión y tortura

E ste artículo pretende simplemente realizar una breve aproximación a uno de los métodos más
salvajes y crueles utilizados jamás para acabar con la disidencia política, las desapariciones for-
zadas. Aunque ha sido en varios países y en varias épocas cuando esta arma de las dictaduras más
atroces se cebó con la resistencia popular, este texto se ceñirá a los casos históricos más conocidos,
la dictadura de Pinochet en Chile (1973-1989) y la dictadura de la Junta Militar Argentina durante
el periodo conocido como Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983)

La desaparición forzada fue una táctica represora enmarcada dentro del contexto de la Guerra Su-
cia desencadenada por los/as militares y gobiernos sudamericanos, dentro de la Operación Cóndor,
vasto operación secreta de la CIA destinada a establecer gobiernos dictatoriales favorables a los inte-
reses de los Estados Unidos en el Cono Sur en la década de los años 70, para así frenar el avance de
los movimientos revolucionarios.

La secuencia de la desaparición forzada solía ser tan rutinaria como salvaje. Un grupo de represo-
res armados (militares, paramilitares o policías) detenían de forma ilegal a una persona (podía ser
un/a estudiante, un/a sindicalista, un/a guerrillero/a o una persona que simplemente se sospechaba
que simpatizaba con la izquierda) en su centro de trabajo, su casa o allá donde se encontrara para
posteriormente trasladarla a un centro secreto de detención ilegal, para torturarlo/a, encarcelarlo/a, y
en la mayoría de los casos asesinarlo/a. El objetivo era claro, infundir el terror a ser desaparecido en
toda persona opositora al régimen a la par que evitar la existencia de presos/as “oficiales” a los/as
que celebrar un juicio público, negando así los regímenes militares la existencia de represión. Pero
dejemos que sea un mismo represor, el general argentino Videla, el que se retrate con sus propias
palabras: “No, no se podía fusilar. Pongamos un número, pongamos cinco mil. La sociedad argenti-
na, cambiante, traicionera, no se hubiere bancado los fusilamientos… Se pensó, en su momento,
dar a conocer las listas. Pero luego se planteó: si se dan por muertos, enseguida vienen las pregun-
tas que no se pueden responder: quién mató, dónde, cómo…“ (Entrevista realizada en 2001 por la
periodista María Seoane).

16
En la Argentina según datos de la CONADEP, la comisión estatal para los casos de personas
desaparecidas en esta país, hubo la cifra de 9.000 desaparecidos/as, pero otras organizaciones como
Madres de Plaza de Mayo y el Servicio de Paz y Justicia estiman que el número de personas víctimas
de desapariciones se sitúa alrededor de 30.000. En muchos casos las mujeres detenidas se encon-
traban embarazadas o se detenían a parejas con hijos/as pequeños/as, los bebes fueron robados a
sus padres y entregados a matrimonios de militares adeptos al régimen, negándoles cualquier infor-
mación a estos/as niños/as, que ahora son adultos/as, sobre sus auténticos padres y madres y las
causas de su muerte. Para combatir estas atrocidades y dar con el paradero de sus familiares
desaparecidos, un grupo de valientes mujeres creo durante la dictadura militar la anteriormente men-
cionada asociación Madres y Abuelas de Plaza de Mayo (http://www.madres.org). Muchas de las
víctimas del terrorismo de estado en Argentina (así como en Chile) fueron arrojadas desde aviones o
helicópteros al mar para que no se encontrara su cuerpo en los llamados “vuelos de la muerte”.

En Chile, tras el golpe de estado de Augusto Pinochet contra el gobierno socialista de Salvador
Allende, se puso inmediatamente en marcha la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) con el ob-
jetivo de reprimir y perseguir a los/as militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, así co-
mo a miembros de los partidos socialista y comunista, sindicalistas…Por todo el país surgieron cen-
tros ilegales de detención y el volumen de arrestados/as fue tal que los/as fascistas usaron el Estadio
Nacional de Chile como centro de detención y tortura (sólo en los primeros meses se calcula que se
detuvieron a unas 45.000 personas). Decenas de miles de personas sufrieron torturas y hay contabi-
lizados 1.183 desaparecidos/as y 2.008 ejecutados/as, según datos oficiales del Ministerio del
Interior de Chile. Como en Argentina, la lucha de por la verdad fue una constante incluso bajo un
régimen como el chileno, con la ceración de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desapareci-
dos. En esta página podéis encontrar más información http://www.memoriaviva.com.

17
Contracultura
¿Qué es la contracultura? Definición, mentiras y verdades

D e acuerdo con la sociología una definición válida de contracultura es el conjunto de normas, va-
lores y comportamientos de un grupo cultural (o subcultura, o "forma de vida") que se encuen-
tran en contraposición con las normas sociales mayoritarias; por tanto es fácil entender la contracul-
tura como un aspecto más de la oposición política, o mejor dicho como su complemento y su equiva-
lencia en términos culturales más cotidianos, en los comportamientos del día a día que escapan a la
política formal.

La primera vez que se usa este neologismo en el ámbito académico es en 1968


(qué casualidad) en el libro de Theodore Roszack The Making of a Counter
Culture. Sin embargo la definición anteriormente formulada permite iden-
tificar movimientos contraculturales a lo largo de la historia que han ido
de la mano de movimientos políticos, sociales e incluso artísticos. Hay
que matizar que no todas las disidencias (políticas, sociales o artísticas) han
ido acompañadas de una contracultura, pero sí que ha sido así en las que han
anhelado los cambios sociales más profundos. Así, remontándonos en la historia, se encuentran mo-
vimientos que desarrollan unos nuevos valores en contra de lo establecido en su tiempo: las corrien-
tes milenaristas (como los/as anabaptistas de la Comuna de Münster), los/as dadaístas alemanes/as
o la Generación Beat serían unos claros ejemplos.

A día de hoy se tiende a usar contracultura como sinónimo de subcultura, y mediante esa equipa-
ración de términos se le identifica con una “pseudocultura” juvenil. Esto se debe en gran parte a la
aparición del “sujeto” juventud y su posterior influencia en la contracultura de los 60 y 70. El despe-
gue económico de las sociedades occidentales desde el fin de l II Guerra Mundial favoreció la crea-
ción del sujeto juventud (abarcando adolescencia y los siguientes años) como consumidor y mercado
en sí mismo, lo que posibilitó el afianzamiento de su construcción cultural como sujeto social diferen-
te de la infancia y la madurez. A diferencia de hoy en día, en que los límites de la juventud son difu-
sos con adolescentes cada vez más precoces y el fenómeno “kidult”, la juventud era un fenómeno
que no alcanzaba más de una década como máximo (y más preciso sería los años propios de los es-
tudios superiores). La innata consciencia del adolescente como sujeto capaz de adoptar decisiones
por sí mismo y de cuestionar la autoridad paternal y los valores familiares se extrapolará a la con-
ciencia colectiva de la juventud contestataria, rupturista con los valores morales, culturales y políti-
cos. Esto provocó una demanda de independencia, libertad y poder que se tradujo en una confronta-
ción cultural, moral y política contra las elites existentes y su orden establecido. El espacio político es
inaccesible para la juventud, a menos de que sea reciclada dentro de la elite por méritos propios, por
tanto el frente cultural y moral es el único que podía arrojar resultados en la sociedad, que no en lo
normativo.

También se relaciona contracultura con términos artísticos, convirtiéndose en


un plato más, aunque menos convencional, en el menú del arte de compra y
venta. Nada más lejos de la realidad y nada más malintencionado: durante el
siglo XX el cambio estético y ético se retroalimentaron en las sociedades
más económicamente desarrolladas y se puede observar tanto en los/as
beatniks norteamericanos/as como en los/as letristas y situacionistas eu-
ropeos/as. Los/as primeros/as exponían unos comportamientos fuera de la
norma y situándose como una comunidad dentro de otra mayoritaria, la de
los “squares”, con sus propios valores; los/as situacionistas reclamaron su pa-
pel de vanguardia revolucionaria a través de la crítica absoluta al arte mercantili-
18
zado y lo que ellos/as consideraron la sociedad del espectácu-
lo, que se correspondería con el estado más avanzado de
capitalismo en dimensión artística y social. Las críticas
de estos/as, siendo especialmente importante La Socie-
dad del Espectáculo (1967) de Guy Debord, se ba-
saban no solo en el arte sino en la necesidad del
ser humano de recuperar su propia vida de la so-
ciedad capitalista y espectacular, algo que los/as
poetas beats sentían y llevaban a cabo de una manera
sui generis (alcohol, modern jazz, literatura, sexo... al
margen de lo convencional). Los/as beatniks fueron posi-
blemente la primera de las que hoy llamamos subculturas,
tribus urbanas o “formas de vida” (way of life), pero no los/as
únicos/as, ya que durante esos años también aparecieron los/as Teddy Boys, Hell´s Angels, Rockabi-
llies o Greasers, Mods, Hippies, Skinheads… además de bandas y pandillas juveniles de origen étni-
co (que solían coincidir geográficamente con barrios). Obviamente todos reclamaban una identidad
propia, diferente al mundo dominado por los adultos, “squares”, explotadores o la masa de borregos
que seguían el orden establecido. Y para conseguir esa identidad propia es necesario tener su propia
cultura.

Así pues se entiende la contracultura como un fenómeno sociológico, una necesidad por parte de
un grupo que necesita sus propios códigos de comunicación mediante una cultura propia y no im-
puesta. Sin embargo a día de hoy se intenta limitar este concepto al mundo del arte y de los jóvenes,
y en parte aquellos que así lo hacen no están del todo equivocados ya que para mucha gente que
“vive” la contracultura no es más que un pasatiempo pasajero o una simple etiqueta bohemia que
decora muy bien el currículum del artista (supuestamente) maldito.

Pero esta visión tan interesada queda enterrada ante la


aunténtica dimensión de la contracultura que permiten sus
nexos con la oposición política y con las redes sociales que ali-
mentan. Nexos que vemos en los panfletos de King Mob y la
bomba colocada en una furgoneta de la BBC que cubría la
elección de Miss Mundo por la Angry Brigade (20-11-
1970), o en la liberación de la carcel del gurú lisérgico
Timothy Leary por el grupo armado Weather Under-
ground (septiembre 1970) y su posterior traslado a Ar-
gelia, al campamento de la rama este de las Panteras
Negras (cuyo dirigente era Elridge Cleaver, quien cali-
ficó la acción como la muestra de la unión de los
más revolucionarios del Poder Negro, Nueva
Izquierda y contracultura); o la relación de Bukows-
ki con el editor underground John Ryan, al que luego
el Ejército de Liberación Simbiótica (SLA) mandaría
comunicados sobre el famoso secuestro de Patty Hearst
(nieta del “ciudadano Kane”), o la relación del grupo de
protopunk MC5 con los Panteras Blancas, y por ende
con numerosos grupos políticos de los 60 y 70, o las can-
ciones dedicadas a los miembros de Weather, o poemas de
John Merril dedicados a Diane Oughton (martir de Wea-
ther)... la lista es interminable y curiosa, leed y buscad.

Si la revolución trae un mundo nuevo, se necesitará un lenguaje nuevo.


19
20