You are on page 1of 4

ABSTRAC

Plan por la Igualdad y la No Discriminación


2004 – 2006

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y
conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros” Artículo 1.

“Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción de raza,
color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición
económica, nacimiento o cualquier otra condición. Artículo 2.

“Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. “Todos tienen
derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda
provocación a tal discriminación”. Artículo 7

Misión del Plan por la Igualdad y la No Discriminación:

La misión del Plan dice relación con contribuir a que las Instituciones de Gobierno incluyan
transversalmente la temática de la Igualdad y la No Discriminación en su accionar, de modo
de hacer efectivo el reconocimiento e incorporación de la diversidad, aportando de esta
formas a vivir en un país donde todos sus habitantes tengan igualdad de oportunidades,
igualdad de trato y se valore el aporte a la diversidad.

¿Cuál es el objetivo del Plan?

El Ministerio Secretaría General de Gobierno, ha asumido el desafío de elaborar el Plan


por la Igualdad y la No Discriminación que tiene como principal objetivo el desarrollo
humano del país, contribuyendo a que las personas, grupos y comunidades sean reconocidas
en su diversidad e incorporadas en las distintas iniciativas gubernamentales, de manera que
éstas mejoren su calidad de vida, en concordancia con la democracia y sus valores
fundamentales: la libertad y la igualdad.

¿A quienes estará dirigido?

Este documento recoge la necesidad de establecer un nuevo contrato social, sobre la base de
los objetivos y principios de las Declaraciones y Convenciones Internacionales que
promueven el derecho a la Igualdad y la No Discriminación. En ese sentido, es un nuevo
1
llamado para que los servidores/as públicos/as y sus respectivas instituciones, a través de la
Red Interministerial del Programa Tolerancia y No Discriminación, incorporen y
fortalezcan los valores y principios del Plan para difundirlos y aplicarlos en acciones
propias de sus instituciones. Por ello, los llamados a hacer vida y a aplicar estas
orientaciones son los funcionarios/as, con el claro objetivo de poder llegar en forma
concreta y real a los ciudadanos/as, que también intervienen en la toma de decisiones y
participan de la vida política.

¿Cómo se implementará?

A través de la participación activa de los servidores/as públicos/as y de sus instituciones en


la tarea de promover acciones y conductas no discriminatorias, generar espacios y
mecanismos de participación activa de los ciudadanos, favorecer la reinserción social de las
personas y grupos discriminados, prevenir o atenuar los efectos de la estigmatización y
discriminación en las personas y grupos, teniendo como meta avanzar en la modificación de
condiciones y hábitos que impiden la instalación de una cultura respetuosa del otro/a
diferente. Por tanto, las acciones que se implementen deben ser preferentemente de carácter
intersectorial, multidisciplinaria, participativas, transversales y con un horizonte temporal
de largo plazo.

¿En que principios y valores se basa el Plan?

Los valores y principios, las bases conceptuales y las acciones que propone el Plan se
apoyan fundamentalmente en la Política Nacional y Transversal de Participación Ciudadana
y en las Declaraciones y Convenios Internacionales ratificados por Chile que promueven la
Igualdad y la No Discriminación.

LIBERTAD DIVERSIDAD IGUALDAD

¿Cuáles son las fortalezas del Plan?

-La mayor información, sensibilidad y un creciente consenso político de parte de los


Gobiernos de la Concertación y de diversos sectores sociales, acerca de la necesidad de
actuar sobre las conductas discriminatorias.

-La existencia de estudios cuantitativos y cualitativos que informan acerca del elevado
número de causas por las que se discrimina, los efectos en las personas y los principales
ámbitos y mecanismos en los que se verifican las conductas discriminatorias. Entre esos
estudios, se cuenta con la serie de Encuestas Sobre Intolerancia y Discriminación que se
han realizado los años 1996, 2000 y 2003, que permiten identificar, por una parte, los
prejuicios más fuertemente instalados en la población mayor de 18 años y por otra,
verificar los cambios de actitud a lo largo del tiempo.

-La progresiva organización de las personas y grupos vulnerables a la estigmatización y


discriminación, en algunos casos incipientes aún, pero que les permite dar a conocer sus
2
necesidades y aspiraciones y comenzar a hacerse cargo, en forma organizada, de actividades
de promoción de derechos ciudadanos, de autoayuda y de denuncia de actos de
discriminación y estigmatización.

-La existencia de instrumentos legales y de planificación que son coincidentes en la idea de


promover la construcción de un tejido social basado en el respeto de los derechos de las
personas, la solidaridad y la valoración de las diferencias. Entre dichos instrumentos se
pueden mencionar la Política de Infancia y Adolescencia; el Plan de Igualdad de
Oportunidades entre Hombres y Mujeres; el Plan Nacional de Salud Mental y Psiquiatría; la
Ley de Integración de Personas con Discapacidad, el Código del Trabajo y otros.

-La instalación de la conversación social sobre Tolerancia y No Discriminación desde la


División de Organizaciones Sociales entre los funcionarios/as, lo que ha significado que a
continuación las instituciones públicas realizaran acciones de sensibilización e información
tendientes a la definición de compromisos concretos para el respeto y la inclusión de la
diversidad.

-La incorporación de la perspectiva antidiscriminatoria en los Planes Regionales de


Participación Ciudadana, que en la práctica significa la posibilidad que los distintos
Ministerios y Servicios puedan establecer compromisos traducidos en metas que apunten a
superar la discriminación y marginación social que afecta a las personas y grupos más
vulnerables. Lo anterior significa además, la posibilidad de hacer el seguimiento de los
compromisos desde el Sistema de Registro y Monitoreo (SIRMON).

...“La sociedad que hoy está emergiendo de los cambios culturales será,
sin duda, una sociedad de modos de vida muy diversos. Pero sólo será
democrática y favorecerá el desarrollo humano en la medida en que el
despliegue del si mismo y el reconocimiento del otro, encuentren su
fundamento en un “nosotros” fuerte. Un nosotros, por cierto, de nuevo
cuño, definido más por el intercambio y comunicación entre identidades
plurales y menos por una noción de orden y unidad abstracta. Construir
tolerancia, confianza, apertura al otro, son entonces, tareas urgentes del
presente para asegurar el futuro”... (Informe de Desarrollo Humano, PENUD)

Para información más detallada del “Plan por la Igualdad y la No Discriminación”


comunicarse con:

3
Programa Tolerancia y No Discriminación
(División de Organizaciones Sociales).
Tucapel Jiménez 98, Santiago centro.
Correo electrónico: tolerancia@segegob.cl
www.tolerancia.cl