You are on page 1of 1

C 6 Cultura

LA VOZ DEL INTERIOR


CÓRDOBA. LUNES 10 DE OCTUBRE DE 2005

ENTREVISTA con Escritora


Mónica Ferrero

“Mi deber fue dejar de


lloriquear en sonetos”
En su novela “Por el infierno que merecí...”, la escritora narra la historia de
la hija de un ex represor de la última dictadura militar en la Argentina.

Por Carlos Gazzera Fotografía: Ramiro Pereyra

ónica Ferrero integra

M
una larga lista de na-
rradores cordobeses
que tienen por tradi-
ción compartir su ofi-
cio de escritores con
el ejercicio profesio-
nal de la abogacía.
Como Juan Filloy, como Fernando López,
como Guillermo Pinto, como Lucio Yudi-
cello, el derecho, ya sea en el ejercicio li-
beral de la profesión o en el Poder Judi-
cial, les ha transferido una marca casi dis-
tintiva. Se trata de una lengua claus-
trofóbica, paranoica, mixturada entre lo
oral –no del todo dialectal– y la lengua cul-
ta. Es esa lengua que hablan los reos, in-
fluida por la jerga policial-tribunalicia y
el dialecto de los lupanares, como le gus-
taba decir a Juan Filloy.
El caso es que esta marca se cuela en
la respiración narrativa de los escritores
cordobeses de los años ’80 a esta parte. No
es para menos, muchas de sus ficciones
tienen una fuente de inspiración en ese
ejercicio de una profesión que muchas ve-
ces los coloca junto a lo más oscuro, a lo
más siniestro, a lo más sórdido de la vida
humana.
Por el infierno que merecí..., nove-
la por la que Mónica Ferrero obtuvo a fi-
nes del año pasado una mención en el Con-
curso Provincial de Narrativa “Daniel Mo-
yano”, se centra en una historia policial-
judicial que tiene por protagonista a la hi-
ja de un torturador de la última dictadura
militar. Narrada en primera persona, ape-
lando al estilo directo cuando se introdu-
cen cartas y notas escritas por la prota-
gonista, la trama arrastra a un fondo muy ASIGNATURA PENDIENTE. Del horror del pasado colectivo no se sale sin el castigo a los culpables, sostiene Ferrero.
oscuro de violencia psíquica, de autofla-
gelación, de represión ideológica, políti-
ca y sexual como muy pocas veces se la ha
contado.
pasado de vergüenza, repudian estos hi-
jos, también, paradójicamente, víctimas
la violencia y la represión, en ese “amor
al uniforme, a la uniformidad”, a la ani- Para que el
–¿Cómo se le ocurrió contar la vida de la dictadura. quilación de lo diferente, de lo subversi-
de la hija de un torturador? ¿Es una
historia totalmente ficcional o tiene Pacto de violencia
vo por indomesticado, por indócil.
–Usted forma parte de la generación
futuro no sea
ribetes biográficos reales?
–La novela está basada en una historia
–¿Toda coincidencia con la familia del
general Menéndez es pura casualidad?
a la que le tocó vivir sus mejores años
de juventud en plena conciencia de lo
destino
real: la de una mujer, considerada para- –La leyenda de que cualquier semejanza que significó la dictadura. ¿Por qué
noica por sus conocidos, que se presenta- con la realidad es pura coincidencia, sería dejó pasar 30 años para desenterrar
ba casi diariamente en la Unidad Judicial una verdadera traición al sentido de la no- estas historias y animarse ahora a pu- –¿Cómo surgió el título de la no-
15, donde yo me desempeñaba, a denun- vela. El apellido Menéndez de la protago- blicarlas? vela?

NOVELA

"Por el infierno que


merecí...", de Mónica Ferrero,
ciar a personas que la
perseguían por un se-
creto que guardaba y
que, para silenciarla,
habían llegado a ma-
tarle un perrito que
nista está clavado en el
corazón de Córdoba co-
mo el símbolo más cla-
ro de la represión, de
una represión por con-
vicción, que no se arre-
« El apellido
Menéndez de
la protagonista está
–No estoy muy se-
gura de que mi gene-
ración “haya vivido
sus mejores años” en
ese momento. Fueron
años de terror e impo-
–Por el infierno que merecí...
es parte del acto de contrición de
los católicos y trata, entre muchos
juegos significativos posibles, de re-
pudiar el círculo de culpa y repre-
sión que vivimos muchos. Alude,
Editorial Espartaco, Córdoba, ella cuidaba como a un piente ni pide perdón tencia, cuando no de por oposición, al paraíso en que vi-
2005, 186 páginas, $ 22. hijo. Esa mujer, hija de por sus violencias, co-
clavado en el corazón sentimientos de culpa vió la protagonista durante su in-
un militar de alto ran- mo el padre que apare- de Córdoba como el o de cobardía en esa so- fancia de inocencia y el infierno de
go, llevaba un nombre ce en la novela, porque ciedad en estado de si- la madurez y el conocimiento y tam-
similar a la protago- las ha ejercido por pro- símbolo más claro de tio que supimos cons- bién a ese acto de contrición, de pe-
nista. A mí, siempre fundas convicciones la represión”. truir. Y también di- sar penitencial que necesitamos co-
complicada en tratar ideológicas. Por eso la siento en esto de haber mo argentinos.
de desenredar las con- elección de ese nombre esperado 30 años, por- –Al principio de la novela, la
fusas y ardientes fron- en una novela que pre- que muchos de mi ge- hija del torturador aparece co-
teras de la verdad y la tende desenmascarar el papel que tuvo la neración, en la lírica, la novela y el arte mo víctima de la dictadura. Al
mentira en la admi- sociedad civil en esa historia reciente, sus en general, creímos nuestro deber dejar correr la historia, se ve que ella
nistración de justicia, mañas de mitificación y de amnesia se- de mirarnos el pupo, lloriqueando en so- tenía también algo de responsa-
donde trabajo desde lectiva, como condiciones básicas en la netos por la fugacidad de la vida o el de- bilidad con su silencio y sumi-
hace 23 años, y de la re- construcción del pacto nacional de la vio- sengaño amoroso y enfrentar lo que pen- sión. ¿Está de acuerdo con esa
alidad y la ficción en la lencia. samos como una obligación colectiva. lectura o usted quería insistir só-
literatura, donde mili- –¿La última dictadura sigue siendo –¿La ficción puede contribuir a con- lo en su victimización?
to desde algo más, su un fondo de buenos argumentos para tar la “verdad histórica”? –Las dictaduras, y no sólo las
reclamo desesperado ser contados por la ficción? –En esta novela, la realidad inficiona políticas, siempre se cobran vícti-
de protección me su- –Podríamos agregar a las respuestas la ficción y viceversa, en la pretensión mas, porque el abuso de poder no
mergió de cabeza en el anteriores que del horror del pasado co- de que el reconocimiento de nombres y sólo se ejerce hacia afuera de los
infierno de la historia lectivo no se sale sin el castigo de los cul- hechos reales nos impida, individual y umbrales de los prepotentes (en la
argentina reciente. Esta vez, observada pables y la reparación a los inocentes, que colectivamente, distanciarnos y así, es- educación paternalista, en la re-
por los ojos de la hija de un represor; una es todavía una de nuestras asignaturas caparnos, por ajena, de la responsabili- presión religiosa, sexual, en la dis-
mirada olvidada o negada en la literatu- pendientes como pueblo, porque vemos dad por ese pasado traumático. Un pasa- criminación social y de género, en
ra actual, pero que irrumpe en los diarios, en mucho del arte que retoma la dictadu- do que en vez de clausurarse con la vuel- la exclusión), sino que comienza
cuando los hijos de torturadores piden al ra una opción maniquea y por eso, men- ta a la democracia, se continuó en ideo- adentro de esos umbrales y se dise-
Poder Judicial –uno de los grandes cóm- tirosa, entre la defensa del discurso de la logías represivas y personajes, economías mina como una cultura de prepo-
plices de la violencia y el crimen de Esta- víctima o del victimario; sin advertir ese y leyes de ignominia, como las de punto tencia por toda la sociedad. Es por
do– autorización para cambiarse el ape- papel que jugamos todos, cada uno desde final, obediencia debida y el indulto pre- esto, para que el futuro no sea des-
llido del padre, a quien, al descubrir su su lugar, en la legitimación colectiva de sidencial. tino, que creo en la literatura.

BREVES

Paul McCartney también Presentación de un libro Los 75 años de Pinter Nuevas experiencias con Aclaración: Gabriel Len es
escribe cuentos infantiles de Pier Paolo Pasolini se festejan por radio arte, diseño y literatura abogado de Gustavo Nielsen
Londres. Paul McCartney ha escrito su Empirismo herético es el título del libro Londres. La BBC celebra el 75° cumple- Mañana a las 19.30, la foto galería Espa- En un artículo publicado el miércoles pa-
primer libro: una historia para niños titu- del trágicamente fallecido poeta italiano años del gran dramaturgo Harold Pinter cioblanco en el altillo de La Casona Muni- sado en la sección Cultura, titulado “Pi-
lada High in the clouds (En lo alto de las Pier Paolo Pasolini que se presentará el con el estreno de una obra para radio, en cipal (en la esquina de La Rioja y General glia y Planeta deberán pagar 10 mil pe-
nubes) con ayuda de un autor experi- viernes en la Biblioteca 39 Escalones del colaboración con el compositor James Paz) será la sede de una experiencia titu- sos”, se deslizó un error. En un párrafo,
mentado en literatura infantil: Philip Ar- Cineclub Municipal, (bulevar San Juan Clarke. El nuevo drama musical , se titula lada “Escrituras 12”. La propuesta es una se dijo que Gabriel Len es el abogado de
dagh. El cuento, ilustrado por Dunbar, tie- 49). El volumen, que reúne los principales Voces, tiene una duración de 29 minutos muestra colectivas en la que se cruzan la Ricardo Piglia, cuando en realidad repre-
ne como protagonista a una ardilla lla- ensayos sobre cine, literatura y lengua y será emitido por la cadena pública escritura experimental, la plástica, la grá- senta a Gustavo Nielsen. Ambos acusa-
mada Wirral (en inglés: Wirral the Squi- del gran escritor italiano, fue traducido británica hoy, el mismo día del cumple- fica y la fotografía. Los artistas firman ban a la editorial y al autor de Plata que-
rrel), cuyo hogar y armonía familiar es por Esteban Nicotra. En la presentación, años. Pinter, a quien se le diagnosticó ha- sólo con sus apellidos y en minúsculas: mada de haber cometido fraude en el
destrozado por una excavadora. El can- prevista para las 21 de ese día, también ce tres años un cáncer del esófago, se robles, lópez, fernández, passadore, las concurso por el que Piglia obtuvo el Pre-
tante ha declarado que a los niños les en- se referirán al libro Roger Koza, Héctor confiesa agotado y dice que no escribe ilusas, muscará, martín + [rodríguez], mio Planeta. Finalmente, la Corte Supre-
canta el lado oscuro de la historia. Rubio y Marcelo Ferrero. mucho últimamente. iglesias, charaf, pablos y daghero. ma falló a su favor.

Related Interests