You are on page 1of 9

SALA DE CASACIÓN CIVIL

Exp. 2009-000408
Magistrado Ponente: ANTONIO RAMÍREZ JIMÉNEZ.

En la pretensión de nulidad de transacción y de reposición de la causa,
intentada ante el Juzgado Superior Primero en lo Civil, Mercantil, Bancario, del
Tránsito y de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del
Estado Carabobo, con sede en Valencia, por la ciudadana ELBA JUDITH TAPIA
TOVAR, representada judicialmente por el abogado Oscar R. Pierre Tapia, contra la
sociedad de comercio C.A., ELECTRICIDAD DE VALENCIA, representada
judicialmente por el abogado León Jurado Machado; el Juzgado Superior Primero en lo
Civil, Mercantil, Bancario, del Tránsito y de Protección del Niño y del Adolescente de
la Circunscripción Judicial del Estado Carabobo, con sede en Valencia, en fecha 19 de
mayo de 2009 declaró: 1) Inadmisible la pretensión de la nulidad de transacción
celebrada por las partes en fecha 7 de mayo de 2007, y homologada en auto de fecha 8
de mayo de 2007 por el Juzgado Tercero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y
Bancario de la misma Circunscripción Judicial, en el expediente N° 19.241,
nomenclatura de ese tribunal; 2) Improcedente la solicitud de reposición de la causa al
estado de admisión de la pruebas en el juicio por daños y perjuicios incoado por la parte
actora contra la empresa demandada, llevados en los expedientes acumulados signado
con el N° 19.241, nomenclatura de ese tribunal; 3) Improcedente la solicitud de
reposición de la causa al estado de que el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo
Civil, Mercantil, y Bancario de la misma Circunscripción Judicial y sede, admita y
tramite por el procedimiento oral, la demanda incoada por la parte actora en contra de la
demandada, en el expediente N° 50.548, nomenclatura de ese tribunal. No hubo
condenatoria en costas procesales.

Contra la mencionada sentencia del juzgado de alzada, la parte
actora, representada por el abogado Oscar R. Pierre Tapia, anunció recurso
extraordinario de casación, el cual fue admitido en fecha 11 de junio de 2009
y oportunamente formalizado. No hubo impugnación.
Concluida la sustanciación del recurso de casación y cumplidas las
formalidades legales, se dio cuenta ante la Sala, correspondiendo la ponencia

y se observa lo siguiente: . Al proponerse el recurso contra la sentencia que puso fin al juicio. compete al Tribunal Supremo de Justicia. 4° Contra las sentencias de los Tribunales Superiores que conozcan en apelación de los laudos arbitrales. después que contra ellos se hayan agotado todos los recursos ordinarios. 3° Contra los autos dictados en ejecución de sentencia que resuelvan puntos esenciales no controvertidos en el juicio. Ahora bien. no tienen recursos de casación…”. En ese sentido. Los juicios sentenciados conforme al artículo 13 de este Código. del análisis efectuado al presente expediente. salvo lo dispuesto en leyes especiales respecto de la cuantía. y contra las de última instancia que se dicten en los procedimientos especiales contenciosos sobre el estado y la capacidad de las personas. quedan comprendidas en él las interlocutorias que hubieren producido un gravamen no reparado en ella. 2° Contra las sentencias de última instancia que pongan fin a los juicios especiales contenciosos cuyo interés principal exceda de doscientos cincuenta mil bolívares. decidir en último término acerca de la admisibilidad del recurso de casación propuesto. cuando el interés principal de la controversia exceda de doscientos cincuenta mil bolívares. podría incluso revocar su admisión si lo encontrase contrario a derecho. prevé lo siguiente: “…El recurso de casación puede proponerse: 1° Contra las sentencias de última instancia que pongan fin a los juicios civiles o mercantiles.al Magistrado que con tal carácter suscribe el presente fallo. no obstante la admisión que del mismo hubiese realizado la instancia. cuyo interés principal exceda de doscientos cincuenta mil bolívares. procediendo a declarar la inadmisibilidad del recurso. o los que provean contra lo ejecutoriado o lo modifiquen de manera | sustancial. siempre que contra dichas decisiones se hubieren agotado oportunamente todos los recursos ordinarios. esta Sala considera oportuno hacer una síntesis de los actos del proceso. el artículo 312 del Código de Procedimiento Civil. en los siguientes términos: ÚNICO De acuerdo con doctrina reiterada de esta Sala. De ser el caso. ni decididos en él.

ELECTRICIDAD DE VALENCIA (ELEVAL). y Bancario de la misma Circunscripción Judicial y sede. En fecha 19 de junio de 2008. es un auto definitivamente firme con fuerza y autoridad de cosa juzgada. en el cual ordenó la remisión del presente expediente a la Sala de Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia. En fecha 21 de abril de 2009. interpuso recurso de nulidad contra la transacción de fecha 7 de mayo de 2007. al estado de que un tribunal de primera instancia admita las pruebas en los procesos llevados en los expedientes acumulados.241. por ser la competente según la materia. y 3) Improcedente la solicitud de reposición de la causa al estado de que el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil. En fecha 8 mayo de 2007. celebraron un acuerdo transaccional mediante reciprocas concesiones. y que en la causa seguida en el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil. Ahora bien. y homologada en auto de fecha 8 de mayo de 2007 por el Juzgado de cognición. la ciudadana ELBA JUDITH TAPIA TOVAR. nomenclatura de ese tribunal. pues. En fecha 12 de marzo de 2009. admita y tramite por el procedimiento oral.548. el Juzgado Tercero de Primera Instancia en lo Civil. Mercantil y Bancario de la Circunscripción Judicial del Estado Carabobo. y siga el procedimiento hasta dictar sentencia. Mercantil. llevados en los expedientes acumulados signado con el N° 19. esta Sala dictó fallo en el cual declaró que: “NO ACEPTA LA REMISION DEL EXPEDIENTE contentivo de la pretensión de nulidad de transacción y de reposición de causa.. se reponga la causa al estado de que se admitiera la demanda y se tramitara mediante el procedimiento oral. la ciudadana ELBA JUDITH TAPIA TOVAR y la C. y solicitó además la reposición de la causa. 2) Improcedente la solicitud de reposición de la causa al estado de admisión de la pruebas en el juicio por daños y perjuicios incoado por la parte actora contra la empresa demandada. el referido Juzgado Superior dictó un auto.En fecha 7 de mayo de 2007..”. en el expediente N° 50. En fecha 30 de junio de 2008. declarando: 1) Inadmisible la pretensión de nulidad de transacción celebrada por la partes en fecha 7 de mayo de 2007. . por lo que decidieron poner fin a los litigios incoados. nomenclatura de ese tribunal. Mercantil y Bancario de esa Circunscripción Judicial. homologó el acuerdo transaccional presentado por las partes. el auto homologatorio de la transacción de fecha 8 mayo de 2007. el Juzgado Superior Segundo le dio entrada nuevamente a la presente causa y dictó sentencia.A. la demanda incoada por la parte actora en contra de la demandada.

de fecha 22 de julio de 2005. en sentencia Nº 1898.. que entre las partes hubo total conformidad con lo allí pactado y establecido de común acuerdo y libre de toda coacción y apremio.Omissis. inclusive el de invalidación (non bis in eadem).. esta Sala. que consiste en la eventualidad de ejecución forzada en los casos de sentencias de condena.contra esa decisión las partes que dieron origen a esa transacción no ejercieron recurso alguno. esta Sala se pronunció de la siguiente manera: “…en relación a la cosa juzgada. según la cual la sentencia no es atacable indirectamente. obligando a su vez a los jueces.. con la finalidad de prohibir a las partes el ejercicio de una nueva acción sobre lo ya decidido. caso: Miguel Roberto Castillo Romanace y otro contra Banco Italo Venezolano. por no ser posible abrir un nuevo proceso sobre el mismo tema. expediente Nº 02524. según la cual la sentencia con autoridad de cosa juzgada no puede ser revisada por ningún juez cuando ya se hayan agotado todos los recursos que dé la ley. la Sala Constitucional de este máximo Tribunal. c)Coercibilidad. b) Inmutabilidad. y.En sentencia Nº 961 del 18 de diciembre de 2007. en sentencia de fecha 21 de febrero de 1990... La eficacia de la autoridad de la cosa Juzgada. caso: Jesús Pérez contra La Asociación Civil Funcionarios del Cuerpo Técnico de Policía Judicial.. caso: Néstor Morales Velásquez. señaló lo siguiente: . A ello se refiere el artículo 272 del Código de Procedimiento Civil. La cosa juzgada presenta un aspecto material y uno formal. señaló lo siguiente: “…La cosa juzgada es una institución jurídica que tiene por objeto fundamental garantizar el estado de derecho y la paz social. y su autoridad es una manifestación evidente del poder del estado cuando se concreta en ella la jurisdicción. . esto es.. resolviendo un asunto relativo a la violación de la cosa juzgada. pudiéndose decir. éste último se presenta dentro del proceso al hacer inimpugnable la sentencia. en sentencia Nº 263 del 3 de agosto de 2000. se traduce en un necesario respeto y subordinación a lo dicho y hecho en el proceso. expediente Nº 99-347. ésta Sala en sentencia N° RC-340 de fecha 30 de junio de 2009. no puede otra autoridad modificar los términos de una sentencia pasada en cosa juzgada. según lo ha establecido este Máximo Tribunal. señaló lo siguiente: “. C.A. Respecto a la cosa juzgada. a reconocer el pronunciamiento de la sentencia que contiene el derecho que debe regir entre las partes…” (Negritas de la Sala) De la misma manera. “la fuerza que el derecho atribuye normalmente a los resultados procesales”. expediente N° 09-096. así como al resto de las personas. se traduce en tres aspectos: a)inimpugnabilidad. mientras que la primera trasciende al exterior.

en sentencia N° 55/2000. aun sin perjuicio. De modo pues. En el derecho venezolano. pg 274). lo cual conjuntamente con la inmutabilidad y la coercibilidad constituyen los aspectos para la eficacia de la autoridad de la cosa juzgada…”. En el mismo orden de ideas. si se desconociera el efecto de la cosa juzgada material. Código de Procedimiento Civil. la exceptio rei judicatae o excepción de cosa juzgada tiene como función garantizar aquella cualidad de la sentencia cada vez que una nueva demanda se refiera a una misma cosa u objeto. naturalmente. intangibilidad e inmodificabilidad de las sentencias judiciales es una consecuencia del principio de seguridad jurídica y del derecho a la tutela judicial efectiva. la doctrina venezolana ha establecido que la cosa juzgada es la autoridad y eficacia que adquiere una sentencia por haber precluido. En otro caso. CE.“…En este sentido. siendo el primero de éstos el que trasciende al exterior y cuyo fin es prohibir a las partes el ejercicio de una nueva acción sobre lo ya decidido. la cual presenta un aspecto material y uno formal. y segundo se presenta dentro del proceso al hacer inimpugnable la sentencia. es ciertamente la que se concreta en el derecho a que las resoluciones judiciales alcancen la eficacia querida por el ordenamiento. entre las mismas partes con el mismo carácter que tenían en el asunto ya decidido por sentencia definitivamente firme. en los siguientes términos: ‘Es doctrina reiterada y uniforme de este Tribunal que una de las proyecciones del derecho fundamental a la tutela judicial efectiva reconocido en el artículo 24. de su modificación o revisión a través de los cauces extraordinarios legalmente previstos. afirmó que el principio de invariabilidad. cabe destacar que el Tribunal Constitucional Español. lesionándose así la paz y seguridad jurídica quien se vio protegido judicialmente por una sentencia dictada en un proceso anterior entre las mismas partes’. elementos exigidos expresamente para considerar revestida de la inmutabilidad de la cosa juzgada a una decisión por mandato del artículo 1395 del Código Civil”. por lo que garantiza a las partes dentro del .1. del 28 de febrero 2000. se tiene que la cosa juzgada es inimpugnable. La autoridad de la cosa juzgada dimana del ius imperiun del órgano jurisdiccional legítimo que ha dictado el fallo “en nombre de la República y por autoridad de la ley” (Ricardo Henríquez La Roche. se privaría de eficacia a lo que se decidió con firmeza en el proceso. sea por consumación o falta de actividad oportuna de los recursos que contra ella concede la Ley. inmutable y coercible. Determinado el anterior criterio jurisprudencial. es decir. Tomo II. lo que significa tanto el derecho a que se ejecuten en sus propios términos como a que se respete su firmeza y la intangibilidad de las situaciones jurídicas en ellas declaradas. que la cosa juzgada es un efecto de la sentencia. esté fundada sobre la misma causa petendi.

Establecido lo anterior. después de un año. la transacción es un mecanismo de autocomposición procesal.proceso el valor de las sentencias definitivamente firmes.. mediante recíprocas concesiones. Desde esta doble perspectiva.. con carácter de cosa juzgada. y agotado dicho lapso. así como la disponibilidad de la materia para ello – dota de ejecutoriedad al contrato en cuestión. la Sala en sentencia N° RC-384 de fecha 14 de junio de 2005. sin que haya mediado como se dijo antes. se inicia el lapso correspondiente para que las partes si así lo requieren puedan ejercer contra este fallo los recursos autorizados por la ley. sin que se lleve a cabo la impugnación.. se colige que el ordenamiento jurídico positivo confiere una doble naturaleza a la transacción: en primer término. y una vez decidido el tema de juicio. la Sala Constitucional en sentencia N° 3588 de fecha 19 de diciembre de 2003. En segundo término. además del pleno y efectivo ejercicio del derecho a la defensa. y de allí que –esencialmente– tenga efectos declarativos. esta Sala cree conveniente destacar que la hoy recurrente en casación en fecha 19 de junio de 2008. en tanto que –a tenor de lo dispuesto en el artículo 1159 del Código Civil – la misma tiene fuerza de ley entre las partes. o sea. interpuso directamente ante el Juzgado Superior en lo Civil la pretensión de nulidad de la transacción celebrada por las partes en fecha 7 de mayo de 2007. esto es. siendo que tal recurso debe atender únicamente a la ilegalidad propia del acto de . respecto a los medios de impugnación contra los autos que homologan un acuerdo transaccional. en el que las partes. con carácter de cosa juzgada. lo decidido adquiere el valor de una sentencia definitivamente firme. determinó lo siguiente: “…Atendiendo las disposiciones transcritas.A. se estableció lo siguiente: “. un mes y doce días. Así. C. determinan los límites de las situaciones jurídicas controvertidas. la doctrina de este Supremo Tribunal ha establecido de manera determinante cuales son los medios de impugnación contra este tipo de autos. Respecto del auto de homologación. recurso de apelación alguno en contra de la transacción homologada en sentencia definitivamente firme y con carácter de cosa juzgada Ahora bien. la transacción es un contrato. caso de Estein Arias contra Garbaz. emerge que los autos de homologación son impugnables por la vía de apelación (la cual debe oírse en ambos efectos ex artículo 290 del Código de Procedimiento Civil). viene a ser la resolución judicial que –previa verificación de la capacidad de las partes para transigir.En este sentido. expediente N° 04-1006. la facultad de las partes de solicitar al órgano jurisdiccional competente su cumplimiento.

lo antedicho no desvirtúa la naturaleza de la transacción como contrato. que así expresamente lo previene.” (Subrayado de la Sala). Así se decide. a la incapacidad de la partes que lo celebraron y/o la indisponibilidad de la materia transigida (vid. de forma tal que confirmado el auto de homologación por el Juez de Alzada (si se ha ejercido el recurso de apelación). que una vez decretada la homologación de la transacción por parte del juzgado de primera instancia. Sentencia No. la recurrente en casación después de haber transcurrido mas de un año. positiva y precisa en el dispositivo del presente fallo. En consecuencia. Empero. pretende la reposición de la causa y la nulidad de una transacción ya homologada y pasada como sentencia definitivamente firme y con autoridad de cosa juzgada. ergo. la vía para enervar los efectos de la transacción es el juicio de nulidad. y de ser confirmada la homologación por el juzgado de alzada. tal como se declarará de manera expresa. y el mismo es inadmisible por no haberse ejercido ni agotado oportunamente los recursos procesales existentes en contra del auto que homologó la transacción celebrada. No obstante a lo antes expuesto. 709/2000). puede ser impugnado en primer término mediante el recurso de apelación. DECISIÓN . el presente recurso de casación no cumple con los supuestos de procedencia señalados en el artículo 312 del Código de Procedimiento Civil.autocomposición procesal. la acción autónoma de nulidad es la vía idónea para atacar los efectos que se acordaron en la transacción por las causales advertidas en los artículos 1719 al 1723 del Código Civil. motivo por el cual dieron fin a los juicios incoados. por lo que a la recurrente en casación no le es permisible atacar por vía de nulidad una transacción que tiene el carácter de cosa juzgada. por las causales prevenidas en los artículos 1719 al 1723 del Código Civil (vid. 1294/2000 y Sentencia No. el auto que homologa la transacción celebrada por las partes en el juicio. Determinado el anterior criterio jurisprudencial. las partes que suscribieron esa transacción dejaron transcurrir íntegramente el lapso correspondiente para ejercer el recurso de apelación contra el auto homologatorio -si así lo hubiesen considerado necesario.por lo que la actitud que asumieron en ese momento fué de total aceptación y conformidad en lo acordado en la referida transacción. 150/2001 de esta Sala Constitucional). inadvirtiendo el hecho. Sentencia No.

Por los razonamientos expuestos. con sede en Valencia. por el Juzgado Superior Primero en lo Civil. de conformidad con lo previsto en el artículo 322 del Código de Procedimiento Civil. ________________________ CARLOS OBERTO VÉLEZ Magistrado. En consecuencia. declara: declara INADMISIBLE el recurso de casación anunciado por la ciudadana Elba Judith Tapia Tovar. se revoca el auto de admisión del recurso de casación. dada la naturaleza del presente fallo. __________________________ ISBELIA PÉREZ VELÁSQUEZ Magistrado Ponente. ______________________________ YRIS ARMENIA PEÑA ESPINOZA Vicepresidenta. . Mercantil. Dada. Bancario. el Tribunal Supremo de Justicia en Sala de Casación Civil. Bancario. por el referido juzgado superior. del Tránsito y de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Carabobo. contra la sentencia proferida en fecha 19 de mayo de 2009. ____________________________ ANTONIO RAMÍREZ JIMÉNEZ Magistrado. a los once (11) días del mes de febrero de dos mil diez. con sede en Valencia. Años: 199º de la Independencia y 150º de la Federación. regístrese y remítase el presente expediente al Juzgado Superior Primero en lo Civil. firmada y sellada en el Despacho de la Sala de Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia. dictado en fecha 11 de junio de 2009. en Caracas. del Tránsito y de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Carabobo. No hay condenatoria en costas. Publíquese. Presidenta de la Sala. administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley. Mercantil.

________________________________ LUÍS ANTONIO ORTÍZ HERNÁNDEZ Secretario. Nº AA20-C-2009-000408 Nota: publicada en su fecha a las . _____________________________ ENRIQUE DURÁN FERNÁNDEZ Exp.