You are on page 1of 3

ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO

16ta. Asamblea 1ra. Sesión


Legislativa Ordinaria

CAMARA DE REPRESENTANTES

R. de la C. 728
3 DE JUNIO DE 2009

Presentada por el representante Torres Calderón

Referida a la Comisión de Asuntos Internos

RESOLUCION

Para ordenar a la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Representantes de


Puerto Rico, realizar un estudio en torno a la viabilidad de desarrollar la
promulgación de legislación encaminada a modernizar el marco legal bajo el que se
regula y operan los servicios de las agencias y guardias de seguridad privada en
Puerto Rico.

EXPOSICION DE MOTIVOS

La Ley Núm. 108 de 29 de junio de 1965, según enmendada, conocida como “Ley
de Detectives Privados”, tiene el objetivo primordial de reglamentar la profesión de
detective privado, las agencias de detectives privados, las agencias de seguridad para la
protección de empresas privadas y las escuelas para la enseñanza de detectives
privados.

Básicamente, esta Ley regula la industria de seguridad Privada en Puerto Rico.


Entre otras cosas, la Ley 108 faculta al Superintendente de la Policía de Puerto Rico a
expedir licencias de Agencias de Seguridad cuando la solicite una corporación
organizada, según su Certificado de Incorporación, a los fines de operar una agencia
siempre que su principal funcionario ejecutivo fuere un detective privado con licencia
otorgada por el Superintendente.

De acuerdo a diversos estudios realizados por la Asamblea Legislativa de Puerto


Rico en pasados cuatrienios, sin importar lo dispuesto por Ley, hay corporaciones que
han obtenido una licencia de Agencia de Seguridad, o Agencias de Detectives Privados
2

de parte de la Policía de Puerto Rico, aún cuando su principal funcionario ejecutivo no


posee una licencia de detective privado otorgado por la propia Policía.

De hecho, hay circunstancias donde el detective privado a nombre de quien se ha


expedido la licencia de agencia de seguridad, ni labora en la empresa. En otras
ocasiones, el detective privado ocupa una posición de poca o ninguna autoridad en la
compañía; y no como principal funcionario ejecutivo.

Esta práctica se suscita porque comerciantes que no están cualificados


profesionalmente para ejercer en el campo de la seguridad, insisten en operar
compañías de seguridad. En muchos de los casos, el verdadero dueño de la compañía
quien no posee licencia de detective privado, le paga o alquila la licencia de detective
privado a un tercero, para que esta figure como el principal funcionario ejecutivo de su
compañía.

El detective privado en cuestión aplica para una licencia de agencia de seguridad


a nombre de la susodicha corporación, y le representa a la División de Detectives
Privados de la Policía de Puerto Rico, ser el principal funcionario ejecutivo de dicha
empresa cuando en realidad no lo es. La disposición de Ley que requiere que el
principal funcionario ejecutivo de la agencia sea a su vez un detective privado, tiene la
intención de imponer responsabilidad profesional a la persona que ocupa la posición de
mayor autoridad en dicha empresa. Esto es así, pues es esta persona la responsable ante
el Superintendente de la Policía de Puerto Rico por observar las leyes que rigen la
operación de una agencia de seguridad en Puerto Rico.

A pesar de su importancia, esta industria no está debidamente reglamentada


para el control efectivo de sus operaciones y protección de quienes la usan, de los
ciudadanos que se sirven de ella y más importante, de los que son empleados por la
misma. Nuestro deficiente sistema de derecho vigente, en torno a las regulaciones de las
agencias de seguridad privada, Ley Núm. 108 de 29 de junio de 1965, según
enmendada, conocida como “Ley de Detectives Privados de Puerto Rico”, hace
necesaria la creación de legislación particularizada para la regulación de la industria de
la seguridad privada que atienda los aspectos más relevantes de la misma y los
atempere a la necesidad de nuestra sociedad.

A tales efectos, la presente Resolución persigue ordenar a la Comisión de


Seguridad Pública de la Cámara de Representantes realizar un estudio en torno a la
viabilidad de desarrollar la promulgación de legislación encaminada a modernizar el
marco legal bajo el que se regula y operan los servicios de las agencias y guardias de
seguridad privada en Puerto Rico. Para lograr dicha gesta, la Comisión estaría facultada
para requerir de cualquier persona natural o jurídica toda aquella información que pueda
resultar útil para el diseño del referido nuevo marco legal bajo el cual se regularían y
operarían los servicios de las agencias y guardias de seguridad.
3

RESUELVESE POR LA CAMARA DE REPRESENTANTES DE PUERTO RICO:

1 Sección 1.-Se ordena a la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de

2 Representantes de Puerto Rico, realizar un estudio en torno a la viabilidad de

3 desarrollar la promulgación de legislación encaminada a modernizar el marco legal bajo

4 el que se regula y operan los servicios de las agencias y guardias de seguridad privada

5 en Puerto Rico.

6 Sección 2.-La Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Representantes

7 tendrá la encomienda y la facultad de requerir de cualquier persona natural o jurídica toda

8 aquella información que pueda resultar útil para el diseño de un nuevo marco legal que

9 propicie el desarrollo de regulación efectiva de los servicios de las agencias y guardias de

10 seguridad privada en Puerto Rico.

11 Sección 3.-La Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Representantes

12 deberá reunirse cuantas veces resulte necesario para el descargue de sus funciones.

13 Sección 4.-La Comisión de Seguridad Pública, cuando lo estime pertinente,

14 rendirá informes a la Cámara de Representantes de Puerto Rico sobre cualesquiera sean

15 sus hallazgos, conclusiones y recomendaciones.

16 Sección 5.-Los hallazgos del proceso de investigación y análisis que resulten de la

17 labor desarrollada por la Comisión de Seguridad Pública constituirán la base sobre la

18 cual se diseñará y se redactará el nuevo marco legal bajo el cual se regulará la operación

19 de los servicios de las agencias y guardias de seguridad privada en Puerto Rico.

20 Sección 5.-Esta Resolución comenzará a regir inmediatamente después de su

21 aprobación.