You are on page 1of 8

Ponencia para La Resolución del Senado Núm. 1409 Miércoles 14 de septiembre de 2016 Hon. Antonio Fas Alzamora Pres. de la Comisión de Turismo, Cultura, Recreación y Deportes y Globalización.

Puerto Rico Es Música

Por: Carlos R. Ruiz Cortés

Dir. Fundación FEXELM Profesor de la Esc. Libre de Música SJ

Resumen:

Puerto Rico es una fábrica de talento musical que ha exportado e impactado el mundo entero. Por ello debemos crear un plan decenal para convertirnos en una de las plataformas principales de la industria de la música. Para eso debemos añadir el artículo 3.14 a la ley 149 del 30 de junio de 1999, conocida como Ley Orgánica del Departamento de Educación Pública de Puerto Rico de 1999, a los fines de añadir la materia de Música a todos los grados elementales de las escuelas públicas de Puerto Rico. Además de adoptar 25 estrategias de autogestión e internacionalización aquí presentadas.

Estimados Senadores presentes, agradezco que se me haya invitado como Profesor y Director de la Fundación de Ex Alumnos de la Escuela Libre de Música a deponer ante esta honrada comisión cuyo propósito tiene el de ordenar a la Comisión de Turismo, Cultura, Recreación y Deportes y Globalización del Senado del Estado Libre Asociado de Puerto Rico a realizar una investigación exhaustiva sobre los elementos necesarios para impulsar, fomentar y desarrollar la Industria de la Música como fuente de desarrollo económico además de crear en ella un producto exportable al erigir industrias creativas enfocadas en el arte musical en Puerto Rico; la implantación y cumplimiento de la Ley 110- 2014 por parte del Departamento de Educación del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, y para otros asuntos.

En breves minutos les presentaré lo que para mi y a la organización que represento debe contemplarse como un plan decenal de país. Con una filosofía clara proyectada hacia la meta de transformar nuestra industria de la música como una de las mejores del mundo pero sobre todo, que el habitante del archipiélago puertorriqueño pueda disfrutar este arte. Para esto estaré delineando esta ruta a base de tres pilares estratégicos dirigidos a construir un Puerto Rico puramente musical. El primero se fundamenta en la educación musical pública en todas nuestras escuelas elementales y en todos sus grados existentes. El segundo, en ideas para que el estado facilite la autogestión musical y tercero, un programa de internacionalización musical.

Antes de ir a la médula de esta presentación debo hacer hincapié en dos aspectos trascendentales que nos sirven de base filosófica para ejercer lo presentado. Estas serían nuestra historia musical, los beneficios de la educación musical y la música en el ser humano.

Historia de la Música en Puerto Rico

Desde el indigenismo taíno hasta nuestros días, la historia del archipiélago de Puerto Rico puede confirmar que la música ha sido la mayor manifestación artística utilizada. Los indios con sus instrumentos de soplo y percusión tocaban, cantaban y bailaban mientras realizaban sus ritos religiosos como los areytos y la gusábara. Ante la llegada invasiva de los

españoles se produjo un gran cambio sociocultural. Utilizando instrumentos como la guitarra y la vihuela, y a través de estilos romances, romancillos, danzas y formas antifonales de la España post renacentista, se va cohesiendo nuestra música popular. La imposición de la Iglesia Católica se convertirá en un factor determinante en el cultivo por el gusto de la música noble europea y en la educación musical. Bajo la esclavitud afrocaribeña y su inhumanidad, surgen distintas expresiones musicales que hasta hoy día permanecen. Estos ritmos endémicos como la bomba y la plena se han convertido en nuestra carta de representación musical a nivel internacional.

Músicos

La música tiene vida propia gracias a sus creadores. Por ello podemos resaltar artistas como José Campeche, conocido como pintor del siglo XVIII, que tocaba oboe y órgano en la Catedral de San Juan. Tan cercano como el próximo siglo aparece nuestro primer compositor puertorriqueño Felipe Gutiérrez Espinosa. En esa época también surgen los grandes compositores de danzas y otros estilos de música tales como Manuel Gregorio Tavares, Juan Morel Campos y José Ignacio Quintón. A finales del siglo XIX y luego del cambio de soberanía con la entrada de los estadounidenses, dos maestros del mundo musical toman literalmente la batuta del mundo musical puertorriqueño, son éstos Manuel Tizol y Luís Rodríguez Miranda. Durante el siglo XX se destacan figuras cómo Amaury Veray, Hector Campos Parsi y Jack Delano en la composición. También se destacaron familias completas de educadores musicales y músicos como los Otero, los Balseiros, los Figueroa, los Morales, los Ramírez, los Peña, los Duclerc y los Duchesne. En la música popular y folklórica se desctacan Francisco López Cruz, Rafael Cepeda, Ángel Lito Peña, Manolín Alers, Rafael Elvira, Ramón Moncho Usera, José Luís Moneró, Vitín Garay entre otros. En la segunda mitad del siglo XX cabe mencionar a las orquestas en los hoteles como la de Miguelito Miranda en el Caribe Hilton y Pepito Torres y su Orquesta Siboney en el Condado. Las agrupaciones musicales como Cortijo y su Combo, El Gran Combo de Puerto Rico, La Sonora Ponceña. En la diáspora surgen compositores mundialmente reconocidos como Willie Colón, Ray Barreto y la orquesta de Tito Puente.

Importancia de la Educación Musical

La música, como arte universal, siempre se ha destacado como herramienta eficiente en la formación de los seres humanos. Es por ello que su educación es una impecable y no cabe la menor duda de que mientras más se imparta su conocimiento, mejores individuos tendremos en el futuro. Dado a que su aportación en la sociedad es visible y descriptible, es necesario reconocer todas las virtudes que se pueden obtener al poseer la experiencia de oír, interpretar y apreciar la misma. Como así enunciara el filósofo alemán, Arthur Schopenhauer: “en la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad”.

La música y sus fundamentos “son la base primordial de la formación de un músico. Esto porque la música y su lenguaje, que es uno rico, variado y magnífico, incrementa de forma global nuestra aportación a la cultura y a nuestro vocabulario intelectual” (Greenberg, 2007, p. 2).

Expresa Mojica (2009) que definitivamente, la música, que es una forma de comportamiento humano, ejerce una influencia única y poderosa. Por medio de ella, los enfermos y las personas con limitaciones pueden modificar su comportamiento, sea adquiriendo nuevas pautas o mejorando las que ya tienen. Una de las funciones más

importantes de la música es llevar al individuo a establecer una relación de total integración con el mismo y con sus pares para hacerlo sentir adaptado. Nos dice Gigena (2005), que la música brinda amparo y protección y es aquí donde reside el aporte de esta disciplina en el trabajo de los niños y jóvenes, en especial con discapacidades. La gran importancia de la música, es que se puede prescindir de lo verbal, permite trabajar y comunicarse con un lenguaje no verbal, lo cual facilita la conexión con los niños que

presentan dificultades en el área del habla y lenguaje. Los países con mejores sistemas educativos han entendido la importancia de la educación musical. Naciones donde la Música es mandataria y se encuentran entre los mejores 25 sistemas de educación como los son Japón (#2) , Hungría (#18) y otras con ofrecimientos de mayor cantidad de cursos de música en comparación a otro países como lo es Corea de Sur (#1) y Los Países Bajos (#8). También vemos como sociedades han reconocido la importancia de la música como un derecho más que un refuerzo a la educación como lo es el caso de Suiza. País donde se incluyó en su constitución el derecho a estudiar música en todas sus escuelas.

Existe una amplia cantidad de investigación sobre cómo la música puede aumentar la inteligencia y hacer que sea llevado a cabo de manera óptima su desarrollo a gran capacidad (Rauscher et al., 1993; Degé et al., 2011; Moreno et al., 2011). Por ejemplo, un estudio realizado por la Universidad de Northwestern, revela que el tener la oportunidad de tomar clases de música logra que los niños obtengan un aprovechamiento cognitivo beneficioso para su progreso. El estudio mostró que los estudiantes que tomaron la clase de música y tocaron instrumentos tenían un procesamiento neuronal mucho más avanzado que los niños que no obtuvieron dicha oportunidad. El proceso del entrenamiento musical ha ganado recientemente un interés mayor en la educación debido al aumento de la investigación neurocientífica en este campo, ya que demuestra sus efectos positivos sobre el desarrollo del cerebro. Prueba el refuerzo positivo que produce en las demás materias básicas del sistema escolar y que da como resultado en un ciudadano más capacitado para realizar cualquier labor. A su vez, se sabe que la música impulsa a tener un fuerte impacto emocional. Los estudios de neuroimagen han demostrado que las emociones inducidas musicalmente implican regiones cerebrales muy similares que también están relacionadas a las emociones básicas no musicales, como el sistema de recompensa, la ínsula y la corteza orbito frontal, amígdala, el hipocampo y otras más (Blood y Zatorre, 2001; Koelsch et al., 2006; Salimpoor et al., 2011; Trost et al.,

2012).

Como este existen miles de investigaciones sobre los beneficios de la música en el ser humano que demuestran distintos beneficios de la música sobre todo en estudiantes. Como por ejemplo la educación Musical ayuda a desarrollar 1. el lenguaje, razonamiento y la memorización 2. Los estudiantes aprenden a mejorar su trabajo 3. Incrementan su coordinación 4. A los niños les agrada más el ir a la escuela 5. Desarrollan sus emociones 6. Los instrumentos musicales pueden enseñar disciplina 7. Los prepara para la economía creativa: 8. Los niños pueden aprender a trabajar en equipo.

Si esto es así dentro del campo psicológico, cognitivo y emocional, cuánto más dentro del aspecto social. Gracias a la música surgen programas, clases, actividades, eventos y una basta propuesta de oportunidades que le permiten escoger al niño y al joven para desenvolverse en la misma. Estos programas son, sin duda alguna, la oferta que ha hecho que muchos grandes artistas hayan tenido éxito, mientras que para otros ha sido de beneficio para sus vidas en el aspecto personal. Es por ello que la Carta Circular Núm. 5- 2013-2014 presenta el que las Bellas Artes promueven:

1. El desarrollo de la conciencia perceptual y la habilidad de utilizar variedad de medios de forma expresiva.

  • 2. La creatividad y el pensamiento crítico, los cuales se enseñan y se identifican como procesos: colaborativos, generativos, imaginativos, metafóricos, analíticos y de síntesis.

  • 3. La producción de conocimiento y el establecimiento de las conexiones entre ideas, temas, acciones, conceptos y las disciplinas.

  • 4. La originalidad y la imaginación.

Valles del Pozo (2009) menciona que “la música contiene una serie de valores educativos que fundamentan de manera muy sólida su idoneidad para formar parte de las disciplinas escolares en todos los niveles de enseñanza puesto que no es solo una experiencia vital sino que desempeña un papel esencial en el desarrollo integral de la persona”. Por otra parte, dicho autor también expresa que sus valores formativos se manifiestan y actúan no solo en los sistemas de enseñanza reglada. También cumplen una importante función en ámbitos de enseñanza no formal y en actividades de entretenimiento muy diversos, tales como:

asociaciones infantiles, juveniles y de adultos, talleres y seminarios de apreciación y práctica musical, coros, orquestas, grupos de folklore, conferencias, conciertos y muchos otros. La existencia de una oferta musical de calidad accesible a todos contribuye al enriquecimiento cultural y al bienestar de las sociedades. En el proyecto Zero del reconocido educador y teórico Howard Garner (1984) se destaca el valor de la música y sus efectos en el campo cognitivo del individuo además de su justificación como una inteligencia propia e individual. A su vez el desarrollo de la ciencia neurológica con la utilización de la musicoterapia también valida el valor pedagógico y medicinal de la música.

Educación Musical en Puerto Rico

Resumiendo cronológicamente el desarrollo de la Educación Musical en Puerto Rico, es desde la creación de las Leyes de Eaton y Clark en 1899 que la música se integra al currículo escolar puertorriqueño. No es hasta 14 años después (1913) que se crea formalmente el primer currículo de educación musical para escuela elemental en el Departamento de Educación. Ya con la ley 365 de 1946 se instituye un modelo educativo extracurricular con la creación de las Escuelas Libres de Música. Estas en 1950 y bajo la Ley 4 de dicho año pasan a ser parte del Departamento de Educación. Para el 1947 se nombra la primera Directora del Programa de Música en el Departamento de Educación llamada María Luisa Muñoz. La creación del Conservatorio de Música de Puerto Rico en 1960 se une al surgimiento dentro de la Universidad de Puerto Rico y la Universidad Interamericana de programas musicales para instrumentistas, cantantes y más tarde el reconocido Departamento de Educación Musical.

La inclusión de la academia en el estudio de la música popular y el jazz en la Universidad Interamericana(1998), y en el Conservatorio de Música de Puerto Rico (2000), son muestras de la evolución y la seriedad en la educación musical de la Isla. El Departamento de Educación produce por primera vez en el 2003 el Marco Curricular de Bellas Artes, donde se crean los estándares y expectativas y donde la actividad pedagógica musical es vista de una manera muy seria en términos éticos y estéticos. El producto de esta evolución educativa y énfasis en el arte de la música son los músicos y sus obras. Nuevos personajes de este nuevo milenio dentro de la academia son los respetados Alfonso Fuentes y Carlos Vázquez. A pesar de la poca inversión estatal en una educación formal educativa para todos los habitantes de Puerto Rico, la cantera de talento es impresionante. En el mundo del jazz estableciendo la puertorriqueñidad en la globalización se destacan Miguel Zenón, David

Sánchez, William Cepeda, Oskar Cartaya, Nestor Torres, Eddie Palmieri, Giovannie Hidalgo, Edgar Abraham Marrero, Humberto Ramírez y Ángel David Mattos. En la actualidad muchos puertorriqueños se destacan internacionalmente en otros estilos populares tales como los son Tego Calderón, Ricky Martin, Luis Fonsi, Cultura Profética, entre muchos otros. Todos exponiendo la gran verdad de que Puerto Rico es Música.

Economía Musical

Por el ámbito económico la economía creativa o del conocimiento ha sido una que muy poco se ha invertido en el archipiélago puertorriqueño. A pesar de la cantidad de talento para producir en este mercado, en su mayoría autogestionado, el estado de Puerto Rico no ha incentivado dicha población muchas veces hasta marginada. En el 2005 la economía creativa produjo el 6.1 % de le economía global y para el 2011 4.3 mil millones de dólares (Buitrago y Duque, 2013). Y es que solamente apreciando la música como mercado y fuera de los refuerzos académicos que la ella fomenta, gracias a ella se producen grandes cantidades de artistas y sus relevantes a la industria. Por ejemplo, en el mundo laboral además de la profesionalidad del músico, surgen maestros de música en todos los niveles educativos incluyendo el universitario. Surgen empresas de estudios de grabación, técnicos de sonidos de radio de televisión, copistas de música, arreglista, compositores, directores de grupos, coros y orquestas, productores de música, técnicos de currículos y directores de programas de música por mencionar algunos.

Como modo de ejemplo, en un espectáculo cualquiera realizado en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot se pueden contratar hasta 60 patronos y a cerca de 200 personas. Arena principal de eventos masivos que cuenta con más de 90 por año y genera más de $60 millones en actividad económica. Se le considera como uno de los 50 coliseos más competitivos del mundo y donde la música se expone como atractivo principal. Dando por hecho el gusto del habitante de Puerto Rico a degustar música y a los artistas del patio como los de afuera a reconocer la importancia del mercado nativo.

No obstante, para lograr que todos los ciudadanos niños y jóvenes de este país logren gozar de este deseo tan esperado por los integrantes de nuestra sociedad que día a día luchan por una educación de primera en nuestro sistema escolar, es necesaria e inminente la reacción y acción de los integrantes de nuestro gobierno. En fin, es dar cumplimiento a la misma misión que presenta el Departamento de Educación de Puerto Rico, en donde cita que parte de esta es “proporcionar y asegurar a los estudiantes las oportunidades posibles para desarrollar sus potencialidades creativas y artísticas al máximo en igualdad de condiciones para despertar su capacidad como receptor, conocedor, apreciador y consumidor del arte” (Carta Circular Núm. 5-2013-2014).

Por ello le recomendamos a la Comisión de Turismo, Cultura, Recreación y Deportes y Globalización del Senado del Estado Libre Asociado de Puerto Rico a revisar durante la investigación exhaustiva de cada una de nuestras sugerencias aquí planteadas sobres los costos, ofertas, panorama internacional, retos, opiniones profesionales, modos de financiamiento, programas existentes paralelos y beneficios.

Primero la Educación Musical:

1) Democratizando la educación musical en nuestro sistema educativo sugerimos:

Enmendar la ley 149 del 30 de junio de 1999, conocida como Ley Orgánica del Departamento de Educación Pública de Puerto Rico de 1999. Específicamente al Cap. III Los Estudiantes añadir el Art. 3.14 diciendo:

Durante el año escolar las escuelas proveerán a todos sus estudiantes de los niveles elemental 1-3, elemental 4-6 y escuelas de segunda unidad de 1–8, un curso de clases diario en el área de educación musical.

* (Ver anejo de borrador de proyecto entregado)

2)

Programas estudiantiles de intercambio musical.

3)

Crear un programa de Music Films en el Conservatorio de Música de Puerto Rico e insertar a los estudiantes y egresados en tal mercado.

4) Producir competencias nacionales e internacionales estudiantiles de bandas y

5)

solistas. Abrir la Escuela Libre de Música de San Juan a la comunidad después de las 5 de la tarde.

6) Educación continua gratuita a todos los músicos interesados en estudiar más sobre la industria de la música y las leyes sobre Derechos de Autor.

Autogestión Musical

7)

Contratar a especialistas de la Industria de la Música para trabajar en el Instituto

de Cultura Puertorriqueña para la promoción de la música de Puerto Rico en distintas áreas fuera como dentro del país. 8) Reabrir todos los espacios existentes para dedicárselo a la música en vivo. Entiéndase, plataformas artísticas continuas que creen atracción al público. Desde las plazas públicas hasta pequeños espacios que haya movimiento ciudadano. 9) Promocionar fuera del archipiélago ofertas competitivas para grabación de cualquier estilo de música que cuenten desde músicos, estudios, arreglos, composiciones y producción. 10) Generar una industria competitiva de música para cine, series y videojuegos donde el productor interesado contemple con prioridad a Puerto Rico en comparación con cualquier otro mercado. El programa de Music Films mencionado sería trascendental. 11) Crear exenciones contributivas para músicos con el propósito de mantenerlos residiendo en Puerto Rico. A su vez, atraer a aquellos con gran reconocimiento internacional para que regresen y generen capital con sus inversiones. 12) Construir un anfiteatro al aire libre donde puedan acudir grandes cantidades de personas y se puedan realizar eventos masivos y de trascendencia. 13) Organizar un “Music Town” en algún área urbana con necesidad de rehabilitación. El espacio sería dedicado a la generación de todas las facetas de música. Desde la preproducción, lugares para ensayos hasta una plaza donde hayan presentaciones continuas. Se le otorgará un permiso de uso a todas aquellas organizaciones ó individuos que les interese autogestionarse. 14) Enmendar la Ley de Productor para que se le facilite a cualquier músico ó interesado a presentar un evento musical. 15) Un espacio en el área de San Juan donde haya música 24 horas al día, ya sea en vivo o grabada.

16) Presentaciones musicales folklóricas en el aeropuerto. Mismo lugar donde se les orientará donde pueden disfrutar diariamente de nuestra música en distintos lugares.

Internacionalización Musical

17) Crear un evento musical de gran escala que se transmita internacionalmente con nuestros artistas (Puerto Rico Intl. Music Fest.) . Lo generado se utilizará para invertirlo en el programa de música del Departamento de Educación de Puerto Rico. 18) Promocionar fuera del país eventos nacionales masivos ya existentes como el Día Nacional de la Salsa, Festival Casals, Las Fiestas de la Calle San Sebastián, entre otros. 19) Atraer a las distintas marcas de instrumentos musicales, festivales de instrumentos, competencias de bandas y de baile para que realicen sus convenciones en Puerto Rico. 20) Crear un paquete promocional para productores extranjeros con toda la música de PR. 21) Hacer enlaces con productores de distintas partes del mundo para participar en sus eventos. 22) Realizar invitaciones a productores internacionales para que realicen festivales y eventos multitudinarios en Puerto Rico. Utilizando nuestro rico clima permanente y facilidades como punta de lanza. 23) Promocionar una exención contributiva atractiva a los interesados en producir en PR. 24) Crear un inventario musical vía Internet para contrataciones internacionales. 25) Promocionar a Puerto Rico como la meca de la música en América. Se utilizarán a nuestros artistas como marca. 26) Que la comisión absorba el sentir de músicos respetados de nuestra sociedad para continuar su investigación y de los cuales le sugeriremos junto a una lista con sus contactos.

Creo fielmente en que nuestra sociedad se ha desarrollado a base de la música. Que este arte a impactado positivamente a todos nuestros habitantes desde su niñez. Que a través de la historia el puertorriqueño ha utilizado la música como un escape a sus problemas coloniales y se ha manifestado a través de ella. Que la ricura de nuestra cultura está plasmada en cada una de nuestras canciones. Que las divisiones sociales se desintegran cuando se canta o se baila. Que el mayor producto de exportación que poseemos y por el cual somos mundialmente reconocidos es gracias a nuestra a este arte. Que sin ninguna ayuda o necesidad de sobrevivir de ella, seguimos produciendola. Que no hay día que vivamos sin disfrutar algún tema preferido. Que las divisiones políticas, religiosas ó fanáticas se deshacen cuando interpretamos un arreglo. Que un grupo de nosotros pueden tener diferencias abismales pero cuando le colocan una partitura de frente, todo desaparece. Que el mundo admira nuestra música pero nosotros ignoramos su grandeza. Que nuestro petróleo es la música y nunca lo hemos cavado. Que no existe rincón en este planeta donde no haya llegado alguna expresión musical de alguno de nuestros compatriotas. Que en cada familia hay mínimo un buen músico. Que en cada barriada existe ese artista desconocido, de gran talento que nunca se dio a conocer. Que nuestros artistas tienen que migrar porque no les dimos el respeto u oportunidad que merecen. Que las generaciones de puertorriqueños en los Estados Unidos no pisarán nuestro suelo caribeño pero lo aprendido de nuestra cultura les es suficiente para convertirse en los mejores de su campo artístico. Así de rica es nuestra idiosincrasia. O como diría mi abuelo

Arcadio Cortés “Un guiro solo bien tocau, es lo necesario para bailar toda la noche”. Por eso y por mucho más estoy más que seguro que Puerto Rico es Música.

"La música es eterna, eterna como la sustancia del jíbaro en el tiempo y el espacio.” (Abelardo Díaz Alfaro)

Por. Carlos R. Ruiz Cortés

Arcadio Cortés “ Un guiro solo bien tocau, es lo necesario para bailar toda la noche”.
Arcadio Cortés “ Un guiro solo bien tocau, es lo necesario para bailar toda la noche”.