You are on page 1of 2

Donaldo Ortiz Latorre

Lunes 10 de Octubre de 2016 - 12:01 AM


La ciudad Prometida

Sabemos que el Alcalde encontr una ciudad como la luna, llena de obras sin
terminar, huecos, con espacios invadidos, dispersa, ajena a sus ciudadanos.
Una ciudad que necesitaba a una nueva visin, una nueva reconstruccin con
el pensamiento y con los gestos y sus obras, una propuesta de hacer ciudad
entre todos y hacer de este espacio un sitio decente e incluyente. Ahora, que
andamos en una Bucaramanga Ciudad sin lmites, es bueno revisar qu
podemos hacer por nuestra ciudad y qu podemos exigirle al Alcalde sobre
ella, porque el proyecto no es solo de l, es tambin de todos sus habitantes y
de los que pensamos que vala la pena hacer un esfuerzo junto con el vigor de
su gente y su capacidad de trabajo: zapatos, joyera, ropa, comida, educacin,
disciplina. Ellos han realizado un esfuerzo real y respetuoso por el trabajo y
claro, tambin, los empresarios que luchan da a da por hacer de esta ciudad
un lugar mejor en el mundo.
Por eso es bueno pedirle al seor Alcalde, aprovechando su inters por salvar
esta ciudad y su bienestar, una gestin real y oportuna para resolver los
problemas de la luna que encontr y no dejarla con la excusa de los recursos, a
la deriva.
Nota: Alejandro Ordoez Maldonado fue mi compaero de colegio, con l
compartimos pupitre, con l siempre conspirbamos, una manera de decir
que no estbamos contentos con la realidad. bamos a su respetable casa
donde su pap siempre en overol porque trabajaba desde las 2 de la maana
cuando prenda los hornos de la fbrica y su mam, doa Mery, que nos reciba
con excelentes postres y galletas para la merienda. Esa era nuestra alegra.
Hemos mantenido una relacin de buenos amigos, respetndonos siempre,
aunque no comparta muchas de sus posturas. Cmo debe ser. Una vez le

coment que todas esas personas que iban a su iglesia ahora, cuando se
retirara, lo abandonaran- No se necesita ser mago. Eso est pasando despus
de emplear a medio Santander. Muchos de esos procuradores y empleados que
lo asediaban ayer, hoy se esfumaron porque se estn acomodando al que llega.
As es la vida y as ha sido siempre. La soledad del poder se manifiesta.
Autor:
Donaldo Ortiz Latorre
Este artculo obedece a la opinin del columnista. Vanguardia Liberal no
responde por los puntos de vista que all se expresen.