You are on page 1of 5

• Saludo a los participantes

LA IGLESIA EN ESTADO DE MISIÓN


“Lectio Divina” • Canto:
para la Oración y Formación Inicial • Invocar la luz y la fuerza del Esp. S.(oración inicial del folleto de Lectio divina o semejante)
en la Escuela de Discípulos (Esc. de la Palabra) • Entronización de la Palabra de Dios con el Cirio Pascual en el centro de la reunión
y la Escuela de Misioneros (Esc. de Apóstoles)
1er. Paso: LECTURA (Lectio)
DESDE NUESTRO CONTEXTO
Animador(a): Leemos el siguiente relato:
EN LA CIUDAD DE MÉXICO Isaías 66,10-14a. ¿Quien hablará en nombre de Cristo?
XIV Dom. Tpo Ordinario (C) Gálatas 6,14-18. Esta es una historia verdadera que sucedió hace algunos años en la Universidad de Carolina del Sur
USC. Había un profesor de Filosofía que era ateo militante y profundamente comprometido. Su
4 deJulio de 2010 Lc 10,1-12. 17-
principal meta cada semestre era probar que Dios no podía existir. Sus estudiantes siempre tuvieron
20. miedo a discutir con él por su lógica impecable. Durante 20 años, siempre pensó que nadie en su clase
“DESIGNÓ A OTROS SETENTA Y DOS DISCÍPULOS o fuera de ella tendría el valor de ir en su contra. Ciertamente algunos habían discutido en clase alguna
vez, pero nunca realmente en su contra. Y no lo hacían porque él tenía una gran reputación. Al final de
Y LOS MANDÓ POR DELANTE” cada semestre, en el último día, él pedía a su clase, normalmente de 300 estudiantes: "Si hay alguien
que todavía cree en Jesús, póngase de pie!".
” En 20 años, nunca nadie lo hizo. Ellos sabían lo que vendría después, pues, como habían escuchado
durante el semestre, él diría "Porque todo aquél que cree en Dios es un tonto. Si Dios existiera Él lo
demostraría impidiendo que este pedazo de gis (tiza) se rompiera al golpear el piso. Sería tan sencillo
para Él, para probar que es Dios, y aún así no puede hacerlo". Y cada año azotaba un pedazo de gis en
el suelo para que se rompiera en mil pedazos. Los estudiantes no podían hacer más que mirar. La
mayoría de los estudiantes terminaban convencidos de que Dios no existe. Ciertamente, uno que otro
creyente había asistido al curso, pero durante 20 años nadie había sido capaz de ponerse de pie.
Pues bien, hace unos años, un joven cristiano que había oído historias sobre este maestro, se matriculó
en este curso pues le era imprescindible para terminar su carrera; tenía miedo. Durante los primeros 3
meses, él oraba todos los días por tener el valor de ponerse de pie, sin importar lo que dijera el
maestro o los demás compañeros de clase. Pedía que nada de lo que dijeran quebrantara su fe.
Finalmente llegó el último día. El profesor dijo "Si hay alguien que todavía cree en Dios, que se ponga
de pie!". En el momento que este joven creyente se ponía de pie en el fondo del salón, el profesor y la
clase entera de 300 alumnos lo miraron con asombro. El profesor, seguro, gritó "¡TONTO!". Si Dios
existiera él lo demostraría evitando que este pedazo de gis se rompiera contra el piso! ¿Porqué no
puede hacerlo? ¡Porque no existe! … y al momento lanzó el gis contra el suelo, resbalándole entre sus
dedos y chocando con los pliegues de su pantalón. Suave, bajo por su zapato hasta que, sin romperse,
fue rodando por el suelo. El profesor quedó con la boca abierta observando incrédulo el gis rodando por
el suelo. Después levantó su mirada al joven que estaba de pie y salió corriendo del salón…
Es evidente que el hecho de que el gis no se hubiera hecho añicos contra el suelo, no es una
prueba de la existencia de Dios… ¡como tampoco lo hubiera sido de su inexistencia si se
hubiera roto como otras veces!. La existencia de Dios, como la existencia del amor a una
madre, o la felicidad de un éxito se experimenta en ese espacio a veces intransferible del
corazón en donde surge la confianza, la certeza, el amor. Y quien lo vive, sabe
incuestionablemente que Dios está ahí, y así lo puede expresar. Quienes acogen ese
testimonio, se predisponen a la acción de Dios para poder creer. El joven de nuestro relato pasó
al frente del salón y se atrevió a hablar de su fe en Jesús durante la siguiente media hora. No fue una
demostración; fue un testimonio, pero su discurso acabó siendo más convincente que el curso de
filosofía durante 20 años. ¿Quien se atreverá a hablar en nombre de Dios?
Respondemos en comunidad las siguientes preguntas:
Palabras clave: “ENVÍO – MISIÓN – ALEGRÍA” 1. ¿Porqué existen ateos militantes que se expresan con tanta convicción?
OBJETIVO: “Reconocer que como cristianos somos enviados a nuestros 2. ¿Porqué existen pocos testimonios convencidos de Dios?¿Porqué no se conoce a Cristo?
hermanos con la misión de evangelizar; preparando el camino a donde desea ir 3. ¿Es prueba de la no existencia de Dios que se rompa un gis en mil pedazos contra el
el Señor, para que compartamos la alegría de la FE con ellos”. suelo?¿Si no se rompe, es la prueba de su existencia?¿Porqué?
Preparar: Biblia - Velita - Cruz - papel y lapiceros para todos.
4. ¿Para que las personan descubran y reconozcan a Dios, qué podemos hacer nosotros? DESCUBRAMOS JUNTOS LO QUE DIOS NOS QUIERE
¿No es suficiente que Dios mismo se dé a conocer?¿Por qué nos envía? DECIR EN ESTE RELATO: Animador(a)
¿Dónde están Jesús y María? 1. ¿Cuál es el interés de Jesús en el Evangelio de hoy? ¿Qué tarea les y nos
Había una vez un niño pequeño que quería conocer a Dios. Sabía que para ello debería hacer un largo encomienda? Hagamos una lista de todo aquello, personal y material que pensamos que un
viaje para llegar a donde Dios vivía; entonces preparó su pequeña maleta con unos cuantos panecillos
misionero debe dejar atrás. Elaboremos otra lista con todo lo que gana a cambio.
y un paquete de seis cajitas de zumos naturales antes de emprender su partida.
Cuando se había alejado ya seis calles de su casa, se encontró con un parque. Estaba cansado y 2. Describamos nuestra propia vocación: ¿A qué nos sentimos llamados? ¿Por
decidió descansar en una de las bancas. En la banca de enfrente observó a una ancianita, con aspecto qué?
humilde y vestidos raídos, que contemplaba las palomas con admiración y pena. El niño la vio tan 3. Después de contestar juntos a las preguntas, podemos comentar un poco los
pacífica y buena, descansando, que se sintió más seguro al sentarse junto a ella. versículos 17—20: Los milagros que realizan son motivo de alegría para los discípulos que
Después de un momento, abrió su maletita y tomó una de las cajitas de zumo. Estaba a punto de vuelven cerca de Jesús. El Señor les hace notar que los milagros son solamente la señal de
tomársela cuando notó que la viejecita parecía tener hambre; entonces sacó un panecillo y se lo
ofreció a la señora. Ella lo aceptó y sonrió agradecida. Su sonrisa era tan hermosa y profunda que el una liberación mucho más grande, en contra del poder de Satanás. La verdadera alegría es
niño quiso verla nuevamente, entonces le ofreció un zumo, de nuevo ella le sonrió. ¡El niño estaba saber que el Reino está construyéndose y que estamos participando de esta construcción.
encantado! Se quedaron sentados toda la tarde comiendo y sonriendo… pero nunca dijeron ni una sola
palabra, la sola presencia de la anciana le daba seguridad, confianza y despertaba en el niño los más Escribe algunas ideas fundamentales que te impacten
nobles y sublimes sentimientos. A la anciana, la presencia del niño le provocaba una sensación
indescriptible de ternura y maravilla.
Tan pronto como empezó a oscurecer, el niño, ya preocupado porque sus padres se asustarían de su
ausencia, se levantó para irse. Pero después de andar unos pasos, se dio media vuelta y corrió hacia la
viejecita y le dio un abrazo. Ella le regaló una hermosa sonrisa como nunca antes había sonreído.
Cuando el niño finalmente abrió la puerta de su casa, vio a su madre preocupada por su tardanza, pero
enseguida notó cómo se sorprendía al ver la felicidad que resplandecía en su propio rostro. La mamá le
preguntó: “Dime hijo, ¿de dónde vienes? Toda la tarde pensé que habías estado en el taller de tu papá,
como siempre. Pero hace un momento me dí cuenta que no era así y me preocupé muchísimo. Sin
embargo, al verte con esa cara radiante me quedo sorprendida. Jamás te había visto tan feliz ¿Dónde ____________________________________________________________________________
has estado? El niño, como quien cuenta el mayor de los misterios respondió: “Mamá, toda la tarde he
estado con la Virgen María...y ¿sabes qué? ¡Tiene la sonrisa más bella que jamás podría haber visto!”.
____________________________________________
Mientras tanto, la viejecita, también llegó a su pobre casucha en los suburbios de la ciudad, con una ____________________________________________________________________________
cara de radiante felicidad. Nunca se había sentido así. El hijo que vivía con ella, acababa de llegar de ____________________________________________________________________________
su empleo ocasional, y estaba asombrado por la paz que mostraba su madre en la cara y le preguntó:
____________________________________________________________________________
“Mamá, ¿Dónde estuviste durante el día de hoy que te ve tan feliz?” Ella le contestó: “Pues estuve
comiendo panecillos con zumo de naranja en el parque, con el niñito Jesús... y sabes qué?, ¡es más ________________________________________________________________________
pequeño y lindo que lo que yo me imaginaba!”.
Ni la madre del niño, ni el hijo de la anciana acertaban a comprender de qué les hablaban pero,
COMENTARIO A LA PALABRA: Contrasta con la meditación que ya has hecho
respectivamente, les quedó muy clara la sospecha de que a Jesús y a María se les podía encontrar en I.- Es una orden del Señor. Una orden urgente dada no a los Apóstoles, sino "a los setenta y dos
cualquier parque de la ciudad. No solo estaban en el cielo, como se pensaba, sino que estaban tan discípulos". Es decir, a todos los cristianos. Esa orden debía resonar en nuestros oídos y ser tan eficaz
cercanos a la vida diaria de cada persona que camina por las calles, que podían ser incluso amigos del como lo fue en el momento en que la dio verbalmente a aquellos hombres que estaban cerca de El.
niño o de la anciana que vivían con ellos. ¿O eran quizá ellos mismos? Porque hoy, como ayer, el cristiano debe ser un hombre dispuesto a caminar por todos los lugares para
anunciar a los hombres que está cerca de ellos el reino de Dios. El cristiano debe ser un hombre
ESCUCHEMOS JUNTOS LA PALABRA DE DIOS itinerante, que se sienta en situación de caminar. Quizá todo lo contrario de como aparece
Jesús manda a sus discípulos a misionar. Van en misión de paz. No llevan nada de ellos, generalmente un cristiano, que más bien es un hombre sedentario y perezoso que vive cómodamente
instalado en sus seguridades.
porque están llenos de Dios. Volverán contentos y el Señor les dará más razones para su
alegría. Abramos nuestros corazones a la Palabra de Dios, cantando un himno de alabanza. II.- Algo que decir. Claro está que para ponerse en camino e ir a los hombres a decirles algo, hay
que tener algo que decir. De lo contrario, se comprende la inmovilidad y la inercia. Aquellos setenta y
(Mientras, el lector toma solemnemente la Palabra de Dios) dos discípulos que partieron tras el mandato de Jesús tenían una misión concreta y un encargo
Lector(a): Lectura del santo Evangelio según san Lc 10,1-12. 17-20 determinados para cuyo cumplimiento iban perfectamente pertrechados. Ciertamente que no eran
Hacemos silencio para que la Palabra de Dios pueda anidar en sabios ni poderosos; ciertamente que no formaban parte de los estamentos cualificados de la época;
ciertamente que aparecían como unos hombres corrientes, desconocidos, más bien insignificantes.
nuestros corazones... Pero, ciertamente, habían vivido cerca de Jesús, lo habían descubierto, habían intentado comprender
sus palabras, sus gestos, sus aspiraciones y sus deseos. Habían recorrido con El los caminos de Judea
2o. Paso: MEDITACIÓN (Meditatio) y de Galilea, le habían visto perdonar a los pecadores, curar a los enfermos, dar vida a los muertos,
multiplicar el pan para saciar el hambre de los que le oían con avidez. Le habían oído hablar de Dios
como de un Padre que espera siempre al hombre, que está dispuesto a recibirlo con los brazos abiertos
a pesar de sus pequeñeces y sus racanerías. En fin, aquellos hombres estaban llenos de Jesús, era un a anunciar la faceta de Jesús y de mi propia vida que hoy he orado? ¿Tengo
poco como su sombra, intentaban reproducir su estilo. Ellos sí que tenían algo que decir. en cuenta que no sólo se trata de “dar a los otros lo contemplado”, sino que
III.- La paz. Tenían que predicar el Reino de Dios y llenar a los hombres de paz. Porque tal era su se supone que he contemplado lo que los otros necesitan? ¿Cómo me preparo
finalidad, les advierte Jesús que no llevaran nada para el camino. Les bastaba la sabiduría que habían
y colaboro remota y próximamente con el Ministerio de la Palabra?
aprendido de El, alcanzada en la proximidad al Señor, obtenida por la convivencia diaria. De hecho,
aquellos hombres, a los que el Señor enviaba a "su mies", estaban perfectamente capacitados para la
siega. Sin embargo, y para evitar desilusiones, Jesús les advierte de las serias dificultades de su misión Finalizamos cantando
con un símil de lo más expresivo: van a ser como corderos entre lobos, situación que no debe ser
ciertamente cómoda. O sea, que el cristiano, además de ser un hombre en condición de caminar, debe
estar dispuesto a caminar no precisamente por caminos de rosas, aun cuando su mensaje sea un
mensaje de paz y bienaventuranza, sin descartar que, en ocasiones, las máximas dificultades vengan
TEMA PARA LA FORMACIÓN INICIAL (“Esc.de Discípulos”)
de aquéllos que también se dicen discípulos de Cristo. Sobre los enviados de Dios hoy
IV.- Urgencia. Lo que es cierto, a la vista de este Evangelio, es que el cristiano no es un hombre que I.- Enviados de Dios - Los textos de este domingo están en la clave del camino de Jesús hacia
debe quedarse con el descubrimiento gozoso de la buena noticia, sino que tiene que sentir la urgencia Jerusalén para cumplir su misión mesiánica. El camino de Jesús es el camino de los cristianos. Por eso
de comunicarla a los demás. Claro está que, primero, tendrá que descubrirla y asimilarla, es decir, él, que era el Enviado de Dios, envía a setenta y dos discípulos. Este número tiene su importancia,
descubrirla y convertirla en vida propia. Quizá entonces sienta la imperiosa necesidad de contar a los pues debe ser interpretado como explícita significación de universalidad. Según el modo de pensar de
demás lo importante que es en la vida del hombre encontrarse con Dios. los antiguos setenta y dos eran los pueblos que habitaban la tierra. El envío de Jesús es universal, el
3er. Paso: ORACIÓN (Oratio anuncio de su Reino es para todos, su salvación alcanza a la humanidad entera. Todo cristiano es
enviado al mundo para predicar el Evangelio no solo con palabras, sino con los gestos y las actitudes
Animador(a): Elevemos nuestras oraciones comunitarias al Padre (respondemos que dan credibilidad: la pobreza, el desinterés, la renuncia, que más que virtudes son signos de la
según la intención: Te pedimos,Señor o te damos gracias,Señor. Se pueden hacer oraciones disponibilidad hacia el don de la salvación que Dios ofrece a todos y que debemos traspasar a los
de Alabanza. Decimos las Palabras que Jesús nos enseñó: PADRE NUESTRO… demás.

4º. Paso: CONTEMPLACIÓN (Contemplatio) II.- Pregoneros de la paz.- Lo primero que hay que comunicar es la paz. En un mundo crispado, en
una sociedad agresiva, en un ambiente violento la oferta de paz es siempre válida y actual. El hombre
Gesto: Hacemos, entre todos, una oración para pedir por los MISIONEROS que predican la alegría de pacífico es el más valiente, porque crea una convivencia más estable y transforma el interior violento
la FE en todo el mundo. Y de manera especial por los misioneros que predican la fe en en nuestro de las personas. La principal tentación del cristiano es abandonar su misión pacificadora, ya que no ve
entorno. Estamos dispuestos también nosotros a ser misioneros? Oramos juntos la siguiente oración frutos inmediatos ni resultados notorios en la sociedad que tiene otra escala de valores y otra moral.
No hay que cambiar de anuncio, ni de slogan, ni de casa. La constancia es la prueba de que se cree
"Vayan por todo el mundo..." Estas palabras están dichas para mí.
verdaderamente en el hombre, incluso en el que oprime, aplasta o mata. Necesariamente el testimonio
Soy continuador de tu obra. Soy tu compañero en la misión.
cristiano es una pacificación total, en estar siempre abierto al diálogo, para liberar de fatigas y de
La mies es mucha y los operarios pocos. Quiero ser uno de ellos. opresiones violentas. La paz, como el Reino de Dios, siempre está cerca.
Muchas personas están caídas y pasamos de largo. Quiero ser buen samaritano.
Conviérteme primero a mí, para que yo pueda anunciar a otros la Buena Noticia. III.- Generación consumista y light.- nuestros jóvenes les salieron los dientes con la mano en la
Dame audacia. En este mundo escéptico y autosuficiente, tengo miedo. computadora, aprendieron a distinguir los colores con los anuncios del consumo, marketing y
Dame esperanza. En esta sociedad recelosa y cerrada, bienestar, han sido educados en el derecho a exigir, tanto a la familia como a la sociedad, sin dar nada
yo también tengo poca confianza en las personas. a cambio: la propina del domingo de otros tiempos es ahora "paga", esto es, no por favor y gracia sino
deber; oyeron hablar mucho más de derechos que de deberes, de recibir que de dar, y se han
Dame amor. En esta tierra no solidaria y fría yo también siento poco amor.
acostumbrado a ver en el otro un contrincante competitivo, a lo más un colega, pero nunca un
Dame constancia. En este ambiente cómodo y superficial, me canso fácilmente.
hermano. Hemos fabricado una generación "light". Son hijos, en fin, de una cultura y un ambiente que
Conviérteme primero a mí, para que yo pueda anunciar a otros la Buena Noticia. ha entronizado como único mandamiento la ley del mínimo esfuerzo y el máximo de placer.

5º. Paso: ACCIÓN (Actio) IV.- Para ser enviado de Jesús hoy o ser, por ejemplo, sacerdote, se precisa "madera", mente de
quijote y corazón de aventurero. Nadar contra corriente es la invitación. Se prohíbe "pasar", y a
Animador(a): Es el momento de propósitos y compromisos concretos a convertirse en interpelación y fermento, en denuncia y motor de una comunidad de contraste es el
partir de lo que hoy hemos orado y contemplado. Testimonio compromiso. Apuntarse a servidor y no a triunfador. Aceptar la donación total de la propia vida a todos
de vida: Pobre y humilde Alegre y entusiasta y a nadie en concreto. Sentirse llamado a proclamar las maravillas de un Dios que reta a ser el más
Orante, Evangelizadora pobre y humilde de los humildes, mientras suenan en los oídos los cantos de sirena de los
Fraterna y trabajadora y comprometida complacientes y tolerantes dioses de los hombres. Se invita a ser "alter lesus", es decir, a ensayar y
De manera especial en el día de hoy: ¿Estoy dispuesto a reproducir la vida humana y el estilo de Jesús. Hermoso y sublime, pero así no triunfa nadie.
darle a mi vida un talante de acción esperanzada y V.- La fruta más preciada del hombre libre es la palabra. Por la palabra el hombre se libera del
comprometida, com motivación profunda para ser testigo? ensimismamiento egoísta de su individualidad y redime a su interlocutor de la insignificancia y
masificación, constituyéndose ambos en responsabilidad: escuchar y responder. Me refiero, claro está,
6º. Paso: ANUNCIO (Evangelizatio) a la palabra verdaderamente humana; la palabra que se pronuncia y va al encuentro del otro y que
luego se hace silencio y acogida para recibir al que nos viene en su palabra. Me refiero a la palabra que
¿Cómo estoy dispuesto a convertir en anuncio explícito el evangelio que hoy es comunicación. En ella cada uno de los interlocutores hace partícipe al otro de su intimidad, de lo que
he meditado?¿En que contextos específicos y a qué personas estoy dispuesto
le es auténticamente propio e inalcanzable y que sólo puede compartirse en la gratuidad del amor. describe así la actitud de fe: "Cuando Dios revela hay que prestarle la obediencia de la fe (Rm 16, 26; cfr. Rm 1, 5;
Hablar es quererse. Los que no se aman, tampoco se dirigen la palabra. 2 Co 10, 5-6), por la que el hombre se entrega libre y totalmente a Dios, prestando a Dios revelador el homenaje
del entendimiento y de la voluntad y asintiendo voluntariamente a la revelación hecha por El. Para profesar esta
VI.- Hay otra palabra que, a pesar de tener su origen en el hombre, se pronuncia fe es necesaria la gracia de Dios que previene y ayuda, y los auxilios internos del Espíritu Santo, el cual mueve el
inhumanamente y suena a metralleta y a trampa. Una palabra que es mentira, porque no es don, corazón y lo convierte a Dios, abre los ojos de la mente y da a todos la suavidad en el aceptar y creer la verdad"
(DV 5).
sino reclamo, ni es amor, sino amenaza. Esa palabra no busca al hombre, sino que le embiste; no se
pronuncia para ser escuchada, sino para ser ejecutada mecánicamente, para destapar el bolsillo • La fe implica ser fieles a lo que Dios nos ha dicho, con una fidelidad que no se reduzca sólo a la aceptación
(publicidad) o para encadenar la libertad (propaganda). Es triste reconocerlo, pero hay que hacerlo: la intelectual de la doctrina sino que sea sobre todo plena adhesión de toda nuestra persona a Dios en Cristo Jesús.
ciencia y la técnica, el avance tecnológico en el mundo de la comunicación, no gozan de libertad para Este deseo de absoluta fidelidad a la palabra de Dios, como exigencia radical de la fe, aparece en el Nuevo
Testamento con singular relieve. Se denuncia con especial energía el error y el peligro de error (Cfr. Rm 16, 17; Ef
posibilitar la comunicación humana. Al menos, no lo hacen de hecho. Los "mass media", el cine, la 4, 14; 1Tm 1, 3; 6, 3; Ap 2, 14.24). La comunidad cristiana debe estar en guardia contra los falsos doctores (Cfr.
radio, la televisión, la prensa, el Internet y las Redes sociales... con cuanta frecuencia deshumanizan la 2Tm 4, 3; 2P 2, 1). El Apóstol Pablo llega a decir: "Pues bien, si alguien les predica un Evangelio distinto del que
palabra. No esperan respuesta, sino reacción. Son armas que nos sorprenden inermes, cadenas que les hemos predicado, seamos nosotros mismos o un ángel del cielo, ¡sea maldito!" (Ga 1, 8). La fidelidad a la
nos inmovilizan incautos. No nacen de la libertad, sino de la dictadura; no liberan al hombre, lo palabra de Dios implica unidad en la fe y en la caridad (Ef 4, 4ss.; 1Co 1, 13ss.).
someten. Son palabras huecas que, por mucho que digan, siempre dicen lo mismo: sumisión, MIÉRCOLES: VIVIR EN LA ESPERANZA CRISTIANA: CONFIANZA EN LA PROMESA DE DIOS EN CRISTO
manipulación, opresión. Son palabras deterioradas, pues el mensaje es el medio. Y el medio es el
interés, el poder, la violencia. Tan es esto así que incluso la "palabra de Dios", el mensaje evangélico, • La fe y la esperanza se entrecruzan (Cfr. Rm 4, 17.24-25). La) esperanza, inseparablemente vinculada a la fe, es
pesa mucho menos que los mensajeros: la iglesia, el papa, los obispos, los sacerdotes. No parece un aspecto fundamental de la vida cristiana (Rm 12, 12; Ef 1, 12). Los que no creen en Cristo se caracterizan por
la falta de esperanza (1Ts 4, 13; Ef 2, 12). La esperanza cristiana es confianza sin límites en la promesa de Dios
interesar lo que dice, sino "quién" lo repite. cumplida en la resurrección de Cristo; es esperar la salvación como participación en la gloria de Cristo; es aguante
paciente y perseverante que se mantiene firme en medio de los sufrimientos; es ayuda apoyada en la certeza del
CURSO DE ORACIÓN APOSTÓLICA para la “ESC DE MISIONEROS” amor y del poder salvador de Dios presente en Cristo-Jesús (Rm 5, 2.5; 8, 15.23-25; 12, 12; 15, 5.17; 1 Co 1, 7-8;
15, 19; 2 Co 1, 6; 3, 4.12; Ga 5, 5; Ef 3, 12; Flp 1, 20; 3, 3.20-21; Col 1, 27; 1Ts 3, 13). "Nuestra esperanza es
Complemento a la FORMACIÓN BÁSICA Cristo" (1 Tm 1, 1; Col 1, 27; 2 Tm 1, 12).
MEDIOS DE PERSEVERANCIA EN COMUNIDAD (I):
FE, ESPERANZA, CARIDAD Y ORACIÓN
• La esperanza cristiana surge de la presencia del Espíritu en el corazón del creyente (Rm 15,13; 8,23; Ga 5,5). El
don del Espíritu no es solo prenda y comienzo de la salvación venidera, sino también principio vital de la misma: el
LUNES: LA FE, ESPERANZA Y CARIDAD COMO CONDICIONES BÁSICAS DE LA EXISTENCIA CRISTIANA cristiano recibe desde ahora la comunión de vida con Cristo como participación anticipada en su gloria (Rm 6, 11;
• Si las bienaventuranzas nos describen la orientación global de la existencia cristiana, las condiciones básicas de 8, 11.14-17. 23-24; Ga 2, 20; 4, 6; 6, 8). La esperanza cristiana anticipa ya desde ahora la plenitud de vida que el
esta existencia cristiana son la fe, esperanza y caridad. La existencia cristiana integra todas las dimensiones del creyente recibirá en la resurrección (Col 2,12; 3,1; Ef 2,6).
hombre (su relación al mundo, a los demás hombres y a Dios) y las unifica en Cristo. Es vivir de Cristo y para JUEVES: VIVIR EN LA CARIDAD COMO AMOR DE DIOS Y AMOR A DIOS
Cristo: ser en Cristo. Lo decisivo para el cristiano es Cristo mismo, su aparición en la historia, su muerte y • Fe y esperanza cristiana se relacionan íntimamente con la caridad, con el amor a Dios y al prójimo. Sin amor, la fe
resurrección. Este acontecimiento ha dado a la existencia humana (personal y comunitaria), y a la historia un y la esperanza están muertas (St 2, 17.26). La caridad es el más excelente de todos los dones de Dios (1Co 13).
sentido nuevo y definitivo: el hombre está llamado a tomar posición ante Cristo, a estar con Él o contra El (Lc 11,
• En el Nuevo Testamento aparece con especial relieve el amor con que Dios nos ama (Rm 5, 8; 8, 31-39; Ef 1, 3-6;
23). El dilema que se presenta al hombre es o aceptar la gracia de Dios y por tanto aceptar el ser salvado por
2, 4-5). A este amor de Dios debe corresponder nuestro amor filial a Dios (Cfr. Rm 8, 28; 1 Co 2, 9; 8, 3): "El que
Cristo, o por el contrario, rechazar el don de la salvación y pretender salvarse a sí mismo, prescindiendo de Dios y
no quiera al Señor, fuera con él" (1 Co 16, 22). El amor de Cristo hacia nosotros nos apremia; por eso el cristiano
prescindiendo de Cristo. Es la situación de alianza creada por Dios y no por el hombre. El hombre está llamado a
debe vivir para Cristo (2 Co 5, 14-15; Ga 2, 20; Ef 5, 1-2). El Padre ama a Cristo, su Hijo Unigénito, y en Cristo ama
responder al don de Dios en la fe, la esperanza y la caridad.
a los hombres. Cristo corresponde al amor del Padre con la entrega de su vida por la salvación de la humanidad
• Ya Pablo sintetiza toda la existencia cristiana en "la fe, esperanza y caridad" (1Co 13, 13; 1 Ts 1, 3; 5, 8). La Iglesia (Jn 3, 16; 5, 20; 10, 15.17.30; 13, 1). El Padre expresa su amor a los hombres dándonos a su Hijo unigénito que se
de Cristo, dentro de la cual el cristiano responde al don de Dios, es la comunidad de fe, de esperanza y de entrega por nosotros a la muerte. Nosotros debemos corresponder al amor de Dios amándole con todo nuestro
caridad: "Cristo, el único Mediador, instituyó y mantiene continuamente en la tierra a su Iglesia santa, comunidad corazón, con toda nuestra mente, con todo nuestro ser, por encima de todas las cosas. Hemos de amar a Dios
de fe, esperanza y caridad, como un todo visible, comunicando mediante ella la verdad y la gracia a todos" (LG 8). como verdaderos hijos de Dios, y por tanto con un amor semejante al amor con que le ama Jesucristo. Jesús nos
Desde el siglo XIII se las llama “virtudes teologales” porque tienen por objeto a Dios mismo: la fe es creer a Dios y ha enseñado cómo hemos de amar a Dios. Nuestro amor a Dios es participación del amor con que Cristo ama al
creer en Dios; la esperanza es esperar a Dios y esperar en Dios; la caridad es amar a Dios y amar por amor a Dios. Padre. El amor cristiano a Dios toma forma concreta en el amor a Jesús, ya que El es el Hijo de Dios igual al Padre
(Jn 17, 21-23).
MARTES: Vivir en la fe
• La fe es ante todo la plena aceptación de Dios tal como El se nos revela. En el Antiguo Testamento, la actitud de • Es Dios quien ha tomado la iniciativa del amor supremo en el don de su Hijo (1Jn 3, 16; 4, 8-16; cfr Jn 3, 16). "Dios
fe se caracteriza por la confianza en Dios. El hombre que cree en Dios, se fía de su palabra, da crédito a sus es amor" (1 Jn 4, 8.16). Nuestro amor a Dios es también gracia de Dios, don que Dios nos concede por medio de
promesas de salvación y se apoya en Él como en una roca. La fe es la confianza del hombre en la fidelidad y la su Hijo y del Espíritu Santo. La comunión de amor y de vida que hay entre Cristo y el cristiano que ama a Dios, es
gracia de Dios (Cfr. Ex 4,28-31; 14,31; Dt 1,32; Is 7, 9). participación en la comunión de amor y de vida que hay entre Cristo y el Padre en el Espíritu Santo. Dice Juan:
"Eso que hemos visto y oído os lo' anunciamos, para que estéis unidos con nosotros en esa unión que tenemos
• En el Nuevo Testamento, creer es aceptar la verdad, la realidad de lo que Dios nos ha revelado en Cristo con el Padre y con su Hijo Jesucristo" (1Jn 1, 3).
resucitado (1 Co 15, 12-20). La adhesión del hombre al mensaje cristiano es obediencia al Evangelio. La fe se
identifica a veces con la sumisión (Rm 1, 5; 15, 18; 16, 26; 1Co 15, 28). El hombre no se salva por sí mismo. Su VIERNES: PERO EL AMOR A DIOS, INSEPARABLE DEL AMOR AL PRÓJIMO
salvación es don de Dios en Cristo Jesús. La respuesta 'de la fe es aceptación del amor de Dios; es aceptar la • Quien ama a Dios, ama a quienes Dios ama y como Dios ama. Pero la motivación específicamente cristiana es que
gracia de Dios revelada y cumplida en Cristo. La fe es conocer a Cristo. Conocer a Cristo quiere decir aceptar su todo hombre es hermano de Cristo; lo que se hace en favor de los hombres se le hace a Cristo (Mt 25, 40.45). El
testimonio, reconocerle como revelador del Padre; en una palabra, creer en El. La salvación del hombre, la vida amor de Cristo a los hombres es el fundamento y el ejemplar del amor cristiano al prójimo (2Co 8, 9.14; Flp 2, 1-9;
eterna consiste en conocer a Cristo y, en Cristo, al Padre (Cfr. Jn 1, 10-13; 3, 11-16.32-36; 8, 24-30; 17, 3.21.23). Ef 4, 32; 5, 1-2; Col 3, 12-14). El amor y servicio a Cristo ha de concretarse en el amor y servicio al prójimo. En la
La fe es adhesión personal a Cristo: venir a El, seguirle, oír su voz, recibir su testimonio, vivir así de su misma vida persona de Cristo se centra y unifica la actitud del cristiano para con Dios para con los hombres (Mt 5,38-47; 6,12-
(Jn 1, 12; 3, 11-12.32-36; 5, 40-43; 7, 37-38; 8, 12.47; 17, 8; 12, 47-48). La fe es reconocer que Jesús es el Hijo de 15; 7, 2-12).
Dios, que ha recibido todo del Padre y que el Padre está en El. La fe es sumisión del hombre a Cristo; no es sólo
creer en Cristo, sino creer a Cristo (Jn 5, 38.46; 6, 36; 8, 31.46.47; 10, 37-38); es aceptar sus enseñanzas y confiar • En la respuesta del hombre al Dios que es amor, la primacía corresponde a Dios mismo (1Jn 4, 21; 5, 1), pero de
en El, entregarse a El. Para el creyente, Cristo es el centro de la propia existencia (F1p 2, 21; 3, 8). Y a través de tal modo que el amor a Dios y al prójimo constituyen una unidad indivisible: "Todo el que ama (a los hermanos),
Cristo, entrega total al Padre, el cristiano vive esta adhesión de fe en comunión con la fe de la Iglesia (Ef 4, 5.13). ha nacido de Dios y conoce (ama) a Dios. Quien no (los) ama, no conoce a Dios" (1Jn 4, 7-8). "Quien no ama a su
• La fe cristiana es respuesta a la palabra de Dios, conocimiento de la verdad revelada, adhesión libre de nuestra hermano a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve" (1Jn 4, 20; cfr. 3, 17). El amor al prójimo se funda en el
voluntad, confianza en Dios, entrega de toda nuestra persona a Dios, por medio de Jesucristo. El Vaticano II amor del Padre al damos su propio Hijo, Cristo (1Jn 4, 11.19); es el amor que viene de Dios (1Jn 4, 7.16; 3, 17). Si
amamos a Dios de verdad, amamos a quienes Dios ama, a nuestros prójimos.
• Al responder al amor de Dios con el amor del prójimo, el hombre participa en la vida misma del Dios-amor. Quien
ama al prójimo "ha nacido de Dios", "conoce a Dios", "Dios está en él y él en Dios" (1Jn 1, 3.6-7); "Si nos amamos
unos a otros, Dios permanece en nosotros y su amor ha llegado en nosotros a su plenitud" (1Jn 4, 12); "Dios es
amor y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él" (1'Jn 4, 16). La caridad es el fruto más
excelente de la acción del Espíritu Santo en el corazón de los discípulos de Jesucristo: con la práctica concreta del
amor cristiano a Dios y al prójimo se inicia la comunión de amor y de vida con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,
que va a constituir nuestra patria definitiva con todos los bienaventurados.

• La fe operante en la caridad pertenece a la nueva creación, es decir, al hombre nuevo creado en Cristo, vivificado
y guiado permanentemente por su Espíritu (Ga 5, 5.16.22; 6, 15; Ef 2, 10. 21-22; 4, 24; 2Co 5, 17; Col 3, 9-11; 1Co
3, 16; 6, 19). El verdadero discípulo de Cristo permanece fiel a su palabra y a su amor (Jn 8, 31; 15. 4-7.9-10). La
adhesión a Dios por medio de una fe viva implica el ser y permanecer en Dios y en Cristo, el nacer de Dios (1Jn 2,
4-6.23.24.29; 3, 6.9.10.24; 4, 6.7.12.13.15.16; 5, 1).

SÁBADO: COMUNIDAD QUE ORA (COMUNIÓN EN LA ORACIÓN)


• No es el individuo el que ora; es la comunidad de los hermanos la que, consciente de su propia comunión con
Cristo presente y con los hermanos, se hace comunidad de oración. "Oren constantemente" (1Ts 5, 17), "dando
gracias continuamente y por todo a Dios Padre, en nombre de Nuestro Señor Jesucristo" (Ef 5, 20), "siempre en
oración y suplica, orando en toda ocasión en el Espíritu, velando juntos con perseverancia e intercediendo por
todos los santos" (Ef 6, 18)."No nos ha sido prescrito trabajar, vigilar y ayunar constantemente; pero sí tenemos
una ley que nos manda orar sin cesar" (Evagrio, cap. pract. 49). Este ardor incansable no puede venir más que del
amor. Contra nuestra inercia y nuestra pereza, el combate de la oración es el del amor humilde, confiado y
perseverante. Este amor abre nuestros corazones a tres evidencias de fe, luminosas y vivificantes:
• Orar es siempre posible: El tiempo del cristiano es el de Cristo resucitado que está "con nosotros, todos los días"
(Mt 28, 20), cualesquiera que sean las tempestades (cf Lc 8, 24). Nuestro tiempo está en las manos de Dios: Es
posible, incluso en el mercado o en un paseo solitario, hacer una frecuente y fervorosa oración. Sentados en
vuestra tienda, comprando o vendiendo, o incluso haciendo la cocina (San Juan Crisóstomo, ecl.2).
• Orar es una necesidad vital: si no nos dejamos llevar por el Espíritu caemos en la esclavitud del pecado (cf Ga 5,
16-25). ¿Cómo puede el ES ser "vida nuestra", si nuestro corazón está lejos de él? Nada vale como la oración:
hace posible lo que es imposible, fácil lo que es difícil. Es imposible que el hombre que ora pueda pecar (J.
Crisóstomo, Anna 4, 5) Quien ora se salva ciertamente, quien no ora se condena ciertamente (San Alfonso María
de Ligorio, mez.).
• Oración y vida cristiana son inseparables porque se trata del mismo amor y de la misma renuncia que procede del
amor. La misma conformidad filial y amorosa al designio de amor del Padre. La misma unión transformante en el
Espíritu Santo que nos conforma cada vez más con Cristo Jesús. El mismo amor a todos los hombres, ese amor
con el cual Jesús nos ha amado. "Todo lo que pidáis al Padre en mi Nombre os lo concederá. Lo que os mando es
que os améis los unos a los otros" (Jn 15, 16-17). Ora continuamente el que une la oración a las obras y las obras
a la oración. Sólo así podemos encontrar realizable el principio de la oración continua (Orígenes, or. 12).