You are on page 1of 4

EJERCICIO DE COGNICIN

Una maana Clarisse sinti


un diente se le mova.

Clarisse desde haca mucho tiempo a su edad se los

dientes. Y tambin odo algo increble:

que ratn vena a buscarlos.

Estaba porque el diente

no caa pronto. Y tambin

poco preocupada:

"Si los se comen a todos ratones,

quin vendr a mi diente?"

El diente mova ms y ms

Clarisse jugaba a empujarlo la lengua.

Un da, mam se lo arranc


con un hilo azul. Todo muy rpido.

Clarisse no ningn dolor.

II

Despus de estudiar violn aos -motivado por la de

convertirse en un concertista-, un buen da Leonardo

que no tena un musical a la altura sus sueos y

decidi el preciado instrumento y su estuche. Tena

entonces 23 aos, contadura en la universidad no saba

siquiera si profesin le gustaba, o lo menos si se a

dedicar a ella. Antes probar el amargo sabor la frustacin,

una tarde a una tienda de para artistas y le al

vendedor que le unas pinturas porque tena de


experimentar con colores. Ese abri otro estuche: entendi

el espritu tiene muchas de manifestarse.

III

La envidia es un mezquino, penoso, que envenena

relaciones sociales y nos sufrir en silencio. El es feliz

cuando los sufren , cuando son desafortunados, les va

mal. Es infeliz, contrario, cuando estn contentos, les va

bien. Por la envidia es la del amor. El amor la

felicidad del otro; envidia, su desgracia. La es una de

las en las que se el odio, la agresividad el placer

de daar hacer sufrir. En la diaria, la envidia asoma

doquier, hasta en las entre hijos y padres. Es conocida

la envidia entre hermanos, compiten con denuedo por

mismos objetos de amor, los mismos premios. Entre la


envidia coexiste, a menudo, un amor tenaz. Ah un

ejemplo de profunda ambivalencia.