You are on page 1of 16
2016 María Fernanda Murcia S.
2016
2016
2016 María Fernanda Murcia S.
2016 María Fernanda Murcia S.

María Fernanda Murcia S.

1

¿CÓMO SE VE REFLEJADO EL RIESGO Y LA INCERTIDUMBRE EN EL EMPRESARIO DE HOY SEGÚN FRANK KNIGHT?

Resumen

La progresiva globalización vista en la economía ha hecho que se generen características vitales en el empresario, así mismo diferentes tipos de capacidades para los negocios. A finales del siglo

XIX había sido deficiente el estudio que determinaba algún tipo de beneficio en los factores económicos. Por consiguiente Frank Knigth con su teoría del emprendedor considera que éste es el único factor productivo, estableciendo así una clara distinción entre riesgo e incertidumbre, especificando el beneficio que este “nuevo” agente desempeña en una economía, teniendo como objetivo clave, la búsqueda deliberada de las oportunidades para maximizar las ganancias. Por lo tanto llegar a conocer cuáles son esas características esenciales que debe tener el empresario de hoy y como el riesgo y la incertidumbre afecta o contribuye al empresario de hoy día.

Palabras Claves: Knight, riesgo, incertidumbre, empresario, beneficio, organización, maximización, control, decisiones, producción, confianza, creatividad, innovación, emprendedor, iniciativa, necesidades, mercado, ganancia.

Introducción

La visión del empresario ha ido evolucionando durante el tiempo ya que su papel principal dentro de las últimas décadas con relación al dinamismo de las organizaciones, se ha postulado muy compleja y dinámica, debido al fenómeno inevitable que ha acercado al mundo a través del intercambio de bienes y servicios, lo que han logrado un incremento de una competencia acelerada, un drástico cambio tecnológico, una ampliación de altos flujos de información, junto con diferentes cambios políticos, económicos y sociales. Donde se evidencia en la actualidad que

2

el empresario está expuesto a diferentes factores que influyen en el buen funcionamiento, rendimiento y equilibrio de las organizaciones.

Para lograr una estructura diferenciadora ante sus competidores los empresarios deben tener presente la variable complejidad, es decir, los cambios continuos a los cuales se encuentra expuestas las organizaciones y cada uno de quienes la conforman, todo esto llegando a ser afectado por factores internos y externos, logrando que la organización se acomode a cada uno de los cambios presentes en el día a .día, según el tipo de mercado en el que se encuentre.

El empresario de hoy se ve reflejado en las organizaciones como una unidad superior quien es quien toma las decisiones y se enfrenta al riesgo en mayor nivel, donde sus previsiones sobre la demanda no se cumplan y, en función de ello, no se alcancen sus objetivos y por tanto obtengan pérdidas, (Chamorro, 2088). Por lo tanto según la teoría del empresario de Knight se precisa que un emprendedor es un agente de cambio e innovación, que se caracteriza por ser una persona inteligente que asume riesgos e incertidumbre, optimista, creativo e imaginativo, el dinero es su mayor motivación y su éxito depende de su capacidad, esfuerzo y suerte. De este modo, su teoría contempla al empresario como agente dinámico que impulsa el desarrollo y promueve la innovación (D, Juan Carlos Parra Romero).

Para Knight y según su teoría las circunstancias del mercado y en aras de no ser criticado por sus detractores él género dos tipos de actividades distintas dentro de la organización, las cuales fueron: la del director, persona que da órdenes de gestión de la empresa y desempeña la función de organización y la del empresario, persona que asume el riesgo y elige a la persona que dirige y da órdenes en la empresa (D, Juan Carlos Parra Romero)

3

Riesgo e Incertidumbre según Frank Knigth

Según Knigth, el empresario es la persona que asume el riesgo derivado de la actividad económica, adelanta el dinero y, por tanto, ha de ser recompensado con un beneficio. Este empresario tiene dos tipos de riesgos evidentemente relacionados: uno más técnico, por si la producción no funciona o no se produce las cantidades esperadas, y otro más económico, por si los ingresos no son como los esperados. Por tanto, Knigth justifica el beneficio con el riesgo, ya que el dinero que el empresario pone es cierto y real y, sin embrago, no sabe si lo recuperara (BBVA, 2014).

El riesgo busca ser un factor aliciente en la toma de decisiones para el empresario lo que conlleva a generar una expectativa, donde en muchos casos es la obtención de ganancias en cualquier operación de la organización, al no ser predecible existe el riesgo de que no se pueda obtener, por lo tanto juega un papel muy importante los sentimientos del empresario frente a las corazonadas que tenga del negocio al momento de asumir el riesgo.

Para Knigth, el principal papel del empresario es el de asegurar la rentas de los factores productivos soportando el riesgo de la actividad económica de la empresa. El empresario adquiere los factores de producción a un precio cierto (conocido) y tiene que ser previsiones futuras sobre la demanda que es incierta tanto en la cantidad que podrá vender como en el precio al que lo podrá hacer. Knight define el beneficio como un beneficio residual que es incierto (no se conoce con seguridad) (D, Juan Carlos Parra Romero). Por consiguiente, el empresario toma las decisiones con base en su entorno, pero no es el todo, hay que experimentar a prueba y error para así poder definir su línea de producción con el fin de generar una ganancia que le satisfaga su inversión.

4

Otro aspecto relevante en la teoría de Knight, es la incertidumbre, que a comienzo del siglo XIX dicho concepto no era relevante en el pensamiento económico, a pesar que pasaron muchos hechos históricos que marcaron la economía mundial, no se tenían aportes ni discusiones valiosas sobre este término, fue entonces cuando Knight afirma que “todo lo que el hombre planea y ejecuta implica incertidumbre” (Kinght, 2006).

Knight sostuvo que el mundo es variable y lleno de incertidumbre y en él, los agentes conocen "únicamente algo que se refiere al futuro, mientras que los problemas de la vida, o de la conducta al menos, surgen del hecho de que conocemos muy poco”. Por ello, las personas, dentro de su experiencia, no reaccionan al estímulo pasado sino ante la expectativa del futuro. (Knight, 1947).

La incertidumbre es el centro de la discusión en la teoría de Knight, ya que se sobre entiende que ésta es vital en el funcionamiento de la actividad empresarial, por tal motivo, esta se mide de acuerdo al grado de conocimiento que posee el empresario y, de la cantidad de información que este adquiere, sea de un nivel mayor o menor asumiendo una predicción acertada.

Knight, define dos tipos de incertidumbre, la que se puede reducir a una probabilidad de ocurrencia y la que no. En el primer caso se dice que se está en una situación de riesgo. El riesgo es la medida de la incertidumbre del sistema económico. El riesgo que asume el empresario es el que justifica el beneficio del empresario. Este dependerá de la actitud del empresario frente al riesgo: aversión, indiferencia o preferencia al riesgo (D, Juan Carlos Parra Romero).

Knight, maneja la incertidumbre como algo efímero de poca relevancia en la búsqueda de un equilibrio entre la empresa y costos, las personas que no manejen todas las variables de información no necesariamente están condenadas a percibir ingresos por sus conocimientos, en

5

este tema es oportuno decir que la experiencia en acciones repetitivas generan que este tipo de

individuos tengan un poder frente a los llamados “estudiados”.

Manejando los supuestos, es claro manifestar que lo que pretende Knight es otorgarle un poder

especial al individuo, que mediante los supuestos sea consciente de la responsabilidad asumida, y

para lo cual es de una manera necesaria que se empodere de su rol para poder llegar a un

cumplimiento al cien por ciento de los compromisos adquiridos sin necesidad de limitarlo por su

falta de información o de formación en algún caso determinado. Parece importante percatarnos de

que, aun en el caso de un sistema económico en el que no haya incertidumbre, Knight considera

que habría coordinadores, aunque ellos realizarían sólo una función de rutina, sin que el principal

pierda su esencia por naturaleza, Y agrega inmediatamente que estarían “libres de cualquier

responsabilidad” (Ronald, 1937).

En el caso de la incertidumbre, el hombre recurre a sus creencias y valores para darle sentido

de seguridad a sus acciones, tomando la problemática suscitada por Knight, se parte de la idea

que cualquier acto donde se dependa de valores del individuo están directamente relacionados a

la forma en como afrontara su riesgo y como desde ese punto su incertidumbre lo hará más

exitoso en su proceder. La insistencia de Knight en la incertidumbre asume que cuando un

emprendedor decide iniciar "una operación claramente arriesgada, lo hace porque cree que, como

saldo final, ofrece una

oportunidad atractiva"

(Kirzner, 2006) Basado en la incertidumbre es

como surgen las doctrinas. Por consiguiente se define que el riesgo y la incertidumbre son dos variables directamente

proporcionales en la forma de pensar del empresario, donde se busca maximizar el beneficio de la

utilidad de la organización, de esta manera, la incertidumbre ante el futuro, constituye la base de

la teoría de Knight sobre el emprendedor, quien es el agente encargado de transformar una

situación de incertidumbre en una situación de riesgo. En este sentido, el emprendedor afronta la

6

incertidumbre, determina los posibles escenarios futuros que pueden ocurrir y valora la

probabilidad de que sucedan. Aunque en los últimos años algunos economistas habían restado importancia al planteamiento

de Knight, el colapso de empresas que se enfrentaron demasiado confiadamente a la

incertidumbre antes de desencadenarse la crisis económica, demuestra que las ideas de Frank

Knight siguen siendo vigentes en la economía actual. (Amazing, 2010).

Exigencias del Empresario de Hoy

Hoy en día las exigencias son mayores gracias a la evolución constante del mercado y, sobre

todo, a la optimización de los recursos. Todo este conjunto de situaciones presiona para que las

decisiones sean ejecutadas primordialmente, desde los niveles directivos y no técnicos,

asumiendo grandes retos y minimizando los riesgos, dándole así, la oportunidad al empresario de

ser un líder en la toma de decisiones que le permitan resolver los problemas que llegaren a

incomodarlo dentro de su organización. La problemática se centra en la manera de como asumir los retos, facilitando una mirada a la

generación de ideas innovadoras que satisfagan las constantes necesidades del mercado y le

permitan autoevaluarse en los distintos modelos de producción, el empresario de hoy está en la

necesidad de explorar nuevas alternativas que desarrollen su nivel investigativo y le permitan

solucionar de una manera ágil cualquier adversidad que se le pueda presentar. El espíritu empresarial requiere asumir el trabajo con responsabilidades propias, además de

una actitud adecuada a la hora de buscar oportunidades . El riesgo es un factor indispensable que

genera dudas respecto a la financiación de las operaciones en cada una de las organizaciones,

pero el emprendedor debe tener confianza en su negocio, como para creer en su propio éxito. El

empresario de hoy debe manejar las diversas situaciones que se le presenten a fin de que pueda

7

interpretarlas y sacar el mayor provecho posible a cada adversidad generada, siempre en la

búsqueda de un equilibrio que le permitan sostener una ganancia sostenida. El miedo no es una opción para el empresario de hoy, la disciplina, iniciativa, creatividad y

oportunidades son características primordiales en la formación del empresario, se puede decir

que no hay lugar a dudas, no hay lugar a fallos en la toma de decisiones, llegando a obtener

fortalezas y generando oportunidades de negocio, por consiguiente los términos riesgo e

incertidumbre, son los elementos con los que se verán enfrentados continuamente en su ejecución

como empresario. Hoy en día, las técnicas empresariales, ofrecen al empresario, una actualizada y completa

información que disipan esa incertidumbre y en consecuencia, antes de tomar la decisión, está en

condiciones de estimar el riesgo que corre (Salas, 2000), pero a voluntad propia asumiendo la

probabilidad de que sean exitosas o no, esto conlleva a que la incertidumbre cree en el empresario

una serie de expectativas empresariales. La administración de riesgos se ha convertido en un aspecto indispensable en la definición

misma de las estrategias y planes de toda organización, al igual que en la ejecución y control

de estos; por tanto, hace parte primordial del proceso administrativo. Solo recientemente se ha

incursionado en la administración de riesgos desde un enfoque integral, que mira la

organización en su totalidad a través de sus procesos, teniendo en cuenta sus objetivos y

estrategias, y examinando todo tipo de riesgo al que está expuesta (Mejia Q; R, 2006).

En la Administración, como campo del conocimiento, se ha desarrollado, desde los inicios del

siglo XX con Taylor y con Fayol, el concepto de control, el cual implícitamente responde a la

necesidad de administrar los riesgos por parte del gerente, el administrador o el empresario. Del

mismo modo podemos ver al empresario como un detector de oportunidades y lograr obtener

una amplia visualización del negocio lleno de ventajas competitivas y de grandes riesgos a tomar

para un cumplimiento de objetivos, este debe estar informado sobre los distintos cambios que

8

puedan generarse en el entorno y lograr estar preparados para actuar de la mejor manera. Debe

tener la curiosidad para alto poder conocer e investigar sus entorno, lograr tener un alto grado de

motivación para que con ello se puedan satisfacer requerimientos y necesidades de los clientes.

En un mundo tan cambiante como en el que hoy en día se vive el empresario debe contar con la

capacidad de innovar u generar nuevos bienes y servicios acorde a la globalización.

Diferentes puntos de referencia del empresario de hoy frente al riesgo e incertidumbre.

A lo largo de la evolución histórica de la figura del empresario hemos podido observar que

existen básicamente dos puntos de vista: el que considera que el empresario asume varios tipos

de riesgo (económico, profesional, etc.) y aquel en el que el empresario tiene como funciones

fundamentales la coordinación, organización, planificación y control del proceso empresarial. En

cualquier caso, hay un consenso al afirmar que el empresario es el encargado de tomar las

decisiones en la empresa, individual o colectivamente a través de un órgano colegiado en el que

estén representados los propietarios, directivos y trabajadores. Esto supone la aceptación de las

consecuencias futuras, positivas o negativas, de las decisiones acordadas (J.M., 1981)

La idea de que el riesgo e incertidumbre cumplan un papel fundamental en la estructura de las

organizaciones, hace ver la necesidad de separar estos dos conceptos y, aun cuando se dice que

la empresa pretende maximizar sus ganancias, s e q u i e r e expresar que el empresario que

la dirige esta organización intenta maximizar sus beneficios, por tal motivo se debe

comprender que en tanto el empresario es dueño de la compañía (y por tanto ya no

es

simplemente un empresario "puro"), lo que intenta maximizar puede muy bien no ser la

ganancia empresarial, sino más bien las cuasi-rentas derivadas de la propiedad de los

recursos adquiridos (Kirzner I. M., 1979)

9

En comparación a lo descrito por Knight, se puede tomar como referencia la forma de ver al

empresario de hoy desde diferentes puntos de vista, las cuales se han presentado en el transcurso

del tiempo, tales como:

Zoilo Pallares, Diego Romero y Manuel Herrera, autores del libro «Hacer Empresa: Un

Reto», definen al empresario como “una persona, entidad o grupo de personas que

independientemente o asociadas, por voluntad propia y motivaciones individuales (dichas

motivaciones pueden ir desde la satisfacción de hacer las cosas por sí mismas, hasta

alcanzar cierto tipo de poder o distinción social), decide asumir un riesgo en la

realización de una actividad económica determinada y en la cual aspiran a tener éxito”. Según Simón Andrade, autor del libro «Diccionario de Economía», el empresario es

“aquella persona natural o jurídica que generalmente es titular de una unidad de

producción o servicio, y como tal, éste asume el riesgo principal de la misma, siendo la

circunstancia que lo diferencia del ejecutivo”. Para Ferrell, Hirt, Adriaenséns, Flores y Ramos, autores del libro «Introducción a los

Negocios en un Mundo Cambiante», “un empresario es una persona que arriesga su

dinero, tiempo y esfuerzo para desarrollar un producto o forma de hacer algo innovador”. El Diccionario de Marketing de Cultural S. A., brinda la siguiente definición de

empresario; “Persona que posee unas posibilidades determinadas para el desarrollo de la

actividad comercial, como por ejemplo, visión, liderazgo, asunción del riesgo, etc. Es

capaz de aunar las diversas partes necesarias para hacer funcionar una empresa y obtener

un beneficio”. Para Ricardo Romero, autor del libro «Marketing», “quienes algo producen, intercambian

o ayudan, son empresarios”. (Solisurdiain, 2011) De igual modo, el empresario, según Mises (2001, 307), es un “individuo actuante

contemplado exclusivamente a la luz de la incertidumbre inherente a toda actividad”.

10

Bajo estas perspectivas, el empresario carece de certeza sobre el futuro y el resultado de

sus decisiones; por tanto, el riesgo siempre está presente en su actuar y debe manejarlo;

en ocasiones, puede convertirlo en oportunidades de negocios.

Según los autores anteriormente mencionados se logran dar una respuesta y mayor visión a lo

que hoy en día el empresario conoce como riesgo e incertidumbre.

Cómo se ve reflejado el riesgo y la incertidumbre en el empresario de hoy según Frank Knight

El concepto de empresario ha sufrido grandes modificaciones desde la época del capitalismo

mercantil hasta la actualidad, ha pasado de ser el propietario de la empresa y el que toma las

decisiones, a constituirse en una figura mucho más compleja, que no necesariamente tiene que

ser una persona física ni el dueño de la empresa, para convertirse en un agente generador de

valores que permite solucionar sus dificultades paso a paso.

El empresario es visto hoy como una persona que asume el riesgo, esto a consecuencia de las

necesidades de la actividad económica, siempre arriesgando su capital para poder obtener un

beneficio incierto, pero todo esto es alineado a sus sentimientos que al final son los detonantes

para poder obtener unas utilidades que le satisfagan sus expectativas y cumplan con las

necesidades de sus clientes.

Ahora bien, para Knight, el empresario es un vínculo entre lo que es el riesgo y la

incertidumbre, es la parte esencial de todo proyecto, pero la verdad es que estas dos variables

dependen de una serie de aptitudes que hoy en día y con la globalización del mercado son afines

a estos parámetros; Estos actualmente son el motor que permite que el empresario sea innovador,

creativo que este en búsqueda de nuevos lineamientos implementando nuevas estrategias además

11

siendo buen líder con el fin de guiar y de tomar las mejores decisiones para el alcance de sus

metas y cumplimiento de objetivos.

La teoría del empresario de Knight precisa que un emprendedor es un agente de cambio e

innovación que se caracteriza por ser una persona inteligente, que asume riesgos e

incertidumbre, optimista, creativo e imaginativo, el dinero es su mayor motivación y su éxito

depende de su capacidad, esfuerzo y suerte. De este modo, su teoría contempla al empresario

como agente dinámico que impulsa el desarrollo y promueve la innovación. (D, Juan Carlos

Parra Romero).

Todos estos factores son los que nos permiten establecer que hoy en día, el empresario es

demasiado pasional para la toma de decisiones y, que las dos variables de Knight son pilares

fundamentales en la consecución de los logros, siempre hay que tomar un riesgo que es incierto

para poder maximizar los beneficios de este. La evolución del mercado nos lleva cada vez a

preguntarnos ¿hasta dónde el riesgo es un beneficio en un escenario incierto?, la respuesta está

en cada acción que tomamos para afrontar un nuevo negocio, es jugar con las corazonadas del

mismo para determinar la voluntad de poder asumirlo y poder actuar de la mejor manera en pro

del resultado final que es la obtención de la mayor ganancia.

Es determinante en la consecución del proceso que se pueda definir hasta dónde va el riesgo

de la inversión y donde comienza la incertidumbre, porque si no caeríamos en una serie de

errores que solo sería la vil especulación del mercado, esto afectaría de una manera negativa la

consecución de los objetivos finales y coloca en riesgo la inversión que se asume para la

implementación de un proceso.

12

El empresario es el factor clave en todo lo que se refiere a la organización y, por ende en el

recae toda la responsabilidad del éxito o fracaso en la búsqueda de los objetivos finales ,que no

son más que la generación de ganancias al menor costo posible, es el pilar central en la

consecución de nuevos retos, la característica esencial de la verdadera incertidumbre es que es

incalculable, por muy inteligentes que seamos. Las situaciones prácticas pueden estar más cerca

de la incertidumbre que del riesgo, por ejemplo, podemos tener una muestra de acontecimientos

demasiado pequeña para estimar la probabilidad o, más en general, porque tenemos un

conocimiento inadecuado de los mecanismos causales involucrados en una situación dada.

Conclusiones

Según Frank Knight el empresario es quien corre el riesgo de sus perspectivas cuando la demanda

no se cumpla, en función de ello, no se logran alcanzar los objetivos y con esto se conlleve a

pérdidas. Es claro que el empresario para cada uno de los negocios que maneje se incurren en

diferentes tipos de costos y a su vez en obtenga ciertos ingresos que pueden ser inciertos, esto

dependerá de que sus previsiones se cumplan o no.

El aporte fundamental de Knight es la presencia de la incertidumbre que se genera

constantemente en toda actividad empresarial y el riesgo que se forma con los cambios externos o

internos en donde nos encontramos expuesto.

El empresario de hoy debe ser el “nuevo” agente que tener la capacidad de innovar

constantemente dentro de la organización, que debe estar continuamente impaciente por la

creación de nuevos productos, es decir, por crear productos que satisfagan los requerimientos del

cliente en su totalidad, adicional tener una buena búsqueda de nuevos mercados, e

implementación de métodos o procesos de dirección y organización efectiva, de esta manera, el

13

empresario cambia de ser un eje normal a un elemento principal en un sistema económico,

logrando día a día una drástica evolución y desarrollo de la economía.

La caracterización misma de nuestra sociedad como sociedad del riesgo es expresiva del curso

adoptado por la modernidad y su propósito de orden y control, al sueño de la razón sobreviene la

realidad de un mundo que tiene en la complejidad, la incertidumbre y la contingencia sus notas

dominantes. Nunca como hasta ahora el riesgo había estado tan presente en el discurso público y

privado. Naturalmente, el riesgo ha existido siempre, porque es connatural a la precaria existencia

humana y al frágil orden social, pero la modernidad y su desarrollo modifican decisivamente la

percepción del mismo y las formas de su control y tratamiento.

Se puede afirmar que el riesgo y la incertidumbre según lo hemos estado ilustrando en este

artículo, hoy en día se encuentran vigente en las operaciones diarias de los empresarios, a

consecuencia de esto, el agente está generando riesgos los cuales debe tener la capacidad

necesaria para poder tomar las mejores decisiones, pero entra a un estado confuso, donde no se

sabe si se lograra lo que se tiene planeado o en definitiva no se logra lo esperando, siendo algo

incierto.

Se concluye que el empresario juega un papel muy importante dentro de la organización, ya

que es quien con su gran capacidad toma de decisiones frente a los riesgos presentados

continuamente. Es el empresario o emprendedor quien debe reunir una serie de características

que hoy en día lo hagan ver como un empresario exitoso, las cuales son un buen manejo del papel

de líder, teniendo a diario un espíritu emprendedor y necesidad de realización personal y

organizacional, ya que como hemos venido mencionando la empresa es un sistemas complejo

donde el empresario deber estar preparado para los cambios que podrían generarle a la

organización por los diversos factores que podrían influenciar en su rol económico.

14

En pocas palabras si el empresario tiene en cuenta todos estos factores hacia un mundo global

independientemente el tipo de mercado en que se desenvuelva y tiene clara la razón de ser de la

organización, obtendrá una maximización en la eficacia y con ello una eficiencia lo que da como

resultado una efectividad organizacional.

Si la vida es el recuerdo de nuestras decisiones, entonces no podemos cambiar lo que somos,

pero del mismo modo podemos elegir lo que seremos”. (Kinght, 2006).

Bibliografía

knight

BBVA. (19 de 02 de 2014). Cuatro teorias sobre la figura del empresario del siglo XX.

Recuperado

el

14

de

05

de

2016,

de

http://www.bbvacontuempresa.es/a/cuatro-teorias-sobre-la-figura-del-

empresario-del-siglo-xx#sthash.tc5Ru7U1.dpuf

Chamorro, E. Z. (2088). Knigth y sus aportes a la teoria del emprendedor. Revista estudios gerenciales, 83-98.

D,

Juan

Carlos

Parra Romero.

(s.f.).

Servicios.educarm.es. Obtenido de Eco, y

organizacion de empresas, Teorias sobre el empresario riesgo de Knigth:

https://servicios.educarm.es/templates/portal/images/ficheros/etapasEducativ

as/secundaria/16/secciones/270/contenidos/10827/teorias_sobre_el_empresari

o_de_knigth_y_schumpeter.pdf

J.M., F. P. (1981). Economia y gestóon de la empresa. Recuperado el 15 de 05 de

2016,

de

https://riunet.upv.es/bitstream/handle/10251/16501/EmpresaEmpresario.pdf?

sequence=1

Kinght, F. (2006). La ética de la competencia. Revista de economia institucional ,

145.

Kirzner, I. (16 de 09 de 2006).

Eumed.net. Recuperado el 14 de 05 de 2016, de

http://www.eumed.net/cursecon/textos/Kirzner_empresario.pdf Kirzner, I. M. (1979). El empresario. El empresario en el mercado.

15

Knight, F. (1947). Riesgo,incertidumbre y beneficio . Scielo,Colombia, 179.

Mejia Q; R. (2006). El empresario y el manejo de riesgo. EAFIT, 239.

Ronald,

C.

(1937).

La

naturaleza

de

la

empresa.

London:

London

School

of

 

Economics.

 

Salas,

J.

F.

(28

de

08

de

2000).

Analitica. Recuperado

el

15

de

05

de

2016, de

http://www.analitica.com/economia/riesgo-e-incertidumbre-empresarial/

Solisurdiain. (29 de 11 de 2011). Generacion y evaluacion de proyectos. Recuperado

el

15

de

05

de

2016,

de

Concepto

de

empresario

y

emprendedor:

https://generacionproyectos.wordpress.com/2011/11/29/2-1-concepto-de-

empresario-y-emprendedor/