You are on page 1of 3

1er Dialogo

a catita: Oye Mara, A que no te sabes la ltima!

Maria. No Qu paso?.

a catita: Pues vi a tu hijo con seis chicas casadas y viejas, era cierto lo que parloteaban en el
pueblo?

Mara: Quines?

a catita: Pamela, Akemi, Yonmira, Yumiko, Noelia y Dayana.

Mara: No me digas.
a catita : S!

Mara: Pues antes de juzgar, entrate bien, Ellas son sus primas!
a catita: Perdname, yo pens otra cosa.

2do Dialogo

Cndida: Sabas que Lucia es una ladrona?

Laura: As?

Cndida! Si!, la vi robando granos a su padre.

Laura: En serio? A su propio padre?

Cndida: ! Si!
Laura: Pues fjate, que ella ayer, estuvo mal de la barriga, y su padre, le dijo que se sacase un
saco del granero, para que pudiese curarse.

Cndida: As era?, Pues perdonen, me entere mal.

3er Dialogo

Magaly: Sabas que Mario es gay?

Vanesa: ! No te lo puedo creer!

Magaly: S! Yo lo vi, abrazando fuertemente a un joven.

Vanesa:! Que malintencionada eres!

Magaly: Por qu?

Vanesa: Pues , ayer me entere que volvi a ver a su hijo despus de diez aos y por eso el
abrazo fue tan emotivo, mas con las redes sociales tu mala intencin ya se globalizo, yo te
exhorto a que no lo vuelvas a ser.

Magaly: Puessss perdname.

En estos tiempos, la gente toman el chisme como un chiste, todo lo ven broma y muy poco
reflexionan, el whatsapp y twitter la informacin, se globaliza de manera muy rpida.
Versos vivificantes
La poesa es el sublime ter de lo magnnimo,

Es la divina plenitud de un bello eco oscilante,

Es volver a ser convaleciente y nefito, pariendo

Un ocre vaco, es diluir la conciencia en

los cimientos de un credo profano.

Es recordar el futuro, complacer el vaco,

divinizando lo abstracto.

Suicido mis efmeras penas, en una colilla de cigarro,

Contemplo la bella infancia que perd, a causa de un idilio tcito,

Me alimento de mis plusvalas lujuriosas y mis felonas morales.

Entre la membresa de un dogma satrico, la rplica de mi alegra

No permite rebasar el aforo que colma todo tipo de tristeza,

Me abrigo en la hostilidad esteparia del ocaso, mi paroxismo

Tirita de frio y busca cobijo en los feudos de la bruma inexorable.

Somos Letargos Eternos, INDIFERENTEs

AL OLVIDO DE LAS RAZONES CONVALECENTES,

CUYO INDIFIRENCIA PROVOCA PROFUNDAS LLAGAS

EN EL CALIZ SANGUINEO,

LA ETICA PULULA EN LOS INFARTOS COGNOCIBLES,

LA EUFORIA DEL UNIVERSO

FRUCTIFICA LA LINFA DE LOS INSTANTES EFERVESCENTES.

ZEUS