You are on page 1of 5

Abuelo y Maestro

Alberto era un señor de setenta y cinco años era un gran abuelo siempre le gusta
contar cuentos e historias de cuando él era pequeño y siempre dejando
enseñanzas.

Alberto se sentía muy orgulloso de ser un padre muy preocupado por la educación
y por el aporte a la cultura de su familia. Cuando fue abuelo nunca dudo se seguir
con la misma acción de educar a sus nietos de la manera que hacía con sus hijos
que era una manera muy fácil y entretenida de aprender.

El abuelo tenía cuatro nietos; Ana, Daniel, Ernesto y Paula, ellos sentían una gran
alegría al ver a su abuelo.

Un día el señor se dio cuenta de que sus nietos ya sabían sus historias puesto que
sus padres ya se las había contado, entonces el abuelo un poco preocupado se
puso a pensar de como podía hacer que sus nietos ya no se aburran y aprendan.

Él observo que sus nietos no sabían escribir y entonces decidió enseñar a escribir
a sus nietos y así no dejar que ellos se aburran y aprendan a la vez.

Así fue como el abuelo cuando sus nietos cumplieron tres años les regalo un
cuaderno para que escriban y un lapicero a cada nieto y les dijo que todas las
semanas y al menos unos días, se sentarían los cinco juntos a empezar a manejar
el lapicero y su trazo con él.

Poco a poco sus nietos avanzaban a pasos agigantados y en cuestión de tres


meses los 4 niños ya escribían su nombre a las mil maravillas.

Un buen día, Ernesto se despertó temprano con ganas de aprender muchas


cosas, se fue al despacho de su papá y sin que nadie de la familia se diera cuenta,
empezó a buscar entre las cosas de su papa y encontró infinidad de libros y entre
estos encuentra un libro de apuntes donde su papa anotaba todos sus proyectos
pendientes y que había dejado olvidado en su despacho.

El padre de Ernesto tenía en mente infinidad de proyectos familiares como


mudarse a una casa mas grande para mayor comodidad de su familia, comprar
una casa a su papa cerca a su nueva casa y asi proyectos hermosos que hacían
soñar a Ernesto.

Ernesto decide al igual que su padre emprender proyectos y soñar con una linda
vida junto a su abuelo.
A la mañana siguiente Ernesto comenzó a redactar sus proyectos pero sin que
nadie de su familia se diera cuenta.

En las reuniones con su abuelo y sus hermanos, Ernesto era perfil bajo sin llamar
la atención del resto y solo llevaba un trozo de papel con su nombre como les
pedía el abuelo a cada nieto entonces después de varios meses con el mismo
actuar de Ernesto.

Una mañana hermosa Ernesto decide contarles a todos que el con solo 4 años de
edad sabe escribir y leer a la perfección esto paso al momento de que los 4
hermanos llegaban de la escuela y esa tarde se iban a reunir con su abuelo
Alberto.

En la reunión Ernesto y sus hermanos llevaron sus cuadernos de escritura


mientras sus hermanos tenían anotados sus nombres Ernesto ya lo tenia lleno, su
abuelo orgulloso de ver esta acción de Ernesto llamo a los padres de sus nietos
para leer todos juntos las notas que había escrito Ernesto.

Entre todos los escritos de Ernesto resaltaban tantos deseos bonitos y de buen
corazón para su abuelo.

Lo que mas llamo la atención al final de los escritos fue una notita muy linda para
su abuelo: “Querido abuelo muchas gracias por enseñarnos a escribir a mis
hermanos y a mi. Siempre sestaras presente en nuestros corazones, cuando de
mayores firmemos libros escritos por nosotros. Eres el mejor abuelo del mundo.”

El abuelo muy nostálgico rompió en llanto y luego de pregunto a Ernesto que


como había conseguido escribir tantas cosas y tan correctamente y entonces
Ernesto le dijo:

“En el cuaderno de proyectos de papá hay muchas letras con un poco de tiempo
aprendí a leer y con las letras comencé a formar palabras y fui intentando hasta
que me salieron. Abuelo aunque estoy muy cansado de tanto esfuerzo estoy muy
contento por el resultado”

Todos en la familia lo tomaron este ultimo comentario como gracioso y todos se


hacharon a reír.

Esa fue la tarde mas productiva de la familia de Alberto todos se sentían muy
contentos y orgullosos ya que es muy poco común ver familias con momentos
juntos y de sabiduría.

Con el pasar de los años los niños fueron adultos, el abuelo Alberto esta aun junto
a ellos.
Alberto se siente orgullosos de ver a sus nietos hechos personas de bien
estudiando para forjarse un buen futuro, el destino de Ernesto era ser escritor por
ello logro su sueño ahora Ernesto es un exitoso escritor ganador de premios muy
importantes y todos sus libros y cuentos se los dedica a su abuelo que lo fue
orientando en este camino largo de la vida.

Reunidos todos una tarde de abril los nietos adultos los papas y el abuelo se
sentaron a recordar las anécdotas de la niñez de los nietos.

Muy alegres y orgullosos de que ese talento natural de la sabiduría estuviera


presente en esta familia de seguro que se seguirá transmitiendo a los nietos de los
nietos de los bisnietos de Alberto.

Todos vivieron muy felices y gozaron de la unión familiar.

FIN
A mi Colegio Punta Arenas

Hoy celebramos tu aniversario

Agradeciendo a Dios

Con un lindo rosario

Que elevamos con los labios

Mi querido colegio

En tus aulas aprendemos

Como jugando entendemos

Que buen colegio

Me abriste tus puertas

Y tus aulas para estudiar

Me enseñaron cosas ciertas

Ayudan a padres a criar

Hiciste nacer el mi interior

Muchas ganas de aprender

Y así mis clases atender

Para ser superior

Punta Arenas mi colegio

Orgulloso de ti estoy

Por eso en el día de hoy

Gritamos “Feliz Aniversario”


I.E.P.Punta Arenas

Alumna:

 Ana Patricia Coronado Coronado

Nombre del cuento y Poema:

 Abuelo y Maestro – A mi colegio Punta


Arenas

Curso:

 Comunicación

Docente:

 Heydy Cevallos Gil de Velasco

Grado:

 Quinto

2016