You are on page 1of 12

Ciclo 2017-I

Escuela Profesional de Derecho

0703-
07611 Derechos Humanos
Trabajo
Nota:
académico Docente: María Leonor Guizado Acuña

Ciclo: XII Sección: 1


Módulo
II
Datos del alumno: Forma de publicación:
Apellidos y nombres:
ESPINOZA PALOMINO Publicar su archivo(s) en la opción TRABAJO ACADÉMICO que figura en
MARCO ANTONIO el menú contextual de su curso

Código de matrícula:
Panel de control:
2004171373

Uded de matrícula:
PUNO

Fecha de publicación en
campus virtual DUED
LEARN:

Hasta el Domingo 23
de Julio 2017
(Hora peruana)
Recomendaciones:
1. Recuerde verificar la
correcta publicación
de su Trabajo
Académico en el
Campus Virtual antes
de confirmar al
sistema el envío
definitivo al Docente.

Revisar la
previsualización de su
trabajo para asegurar
archivo correcto.
2. Las fechas de publicación de trabajos académicos a través del campus virtual DUED LEARN están definidas
en la plataforma educativa, de acuerdo al cronograma académico 2017-I por lo que no se aceptarán
trabajos extemporáneos.
3. Las actividades de aprendizaje que se encuentran en los textos que recibe al matricularse, servirán para su
autoaprendizaje mas no para la calificación, por lo que no deberán ser consideradas como trabajos
académicos obligatorios.

Guía del Trabajo Académico:


4. Recuerde: NO DEBE COPIAR DEL INTERNET, el Internet es únicamente una
fuente de consulta. Los trabajos copias de internet serán verificados con el
SISTEMA ANTIPLAGIO UAP y serán calificados con “00” (cero).
5. Estimado alumno:
El presente trabajo académico tiene por finalidad medir los logros alcanzados en el desarrollo del curso.
Para el examen parcial Ud. debe haber logrado desarrollar hasta la pregunta 2 y para el examen final debe
haber desarrollado el trabajo completo.

Criterios de evaluación del trabajo académico:


Este trabajo académico será calificado considerando criterios de evaluación según naturaleza del curso:

Presentación adecuada Considera la evaluación de la redacción, ortografía, y presentación del


1 del trabajo trabajo en este formato.
Considera la revisión de diferentes fuentes bibliográficas y electrónicas
confiables y pertinentes a los temas tratados, citando según la normativa
Investigación
2 bibliográfica:
APA.
Se sugiere ingresar al siguiente enlace de video de orientación:

Situación problemática Considera el análisis contextualizado de casos o la solución de


3 o caso práctico: situaciones problematizadoras de acuerdo a la naturaleza del curso.

Considera la aplicación de juicios valorativos ante situaciones y


4 Otros contenidos escenarios diversos, valorando el componente actitudinal y ético.

TRABAJO ACADÉMICO

Primero. Defina qué entiende por dignidad humana en el marco de los derechos
humanos. (Vale 4 puntos)

La dignidad humana es el derecho que tiene cada ser humano, de ser respetado y
valorado como ser individual y social, con sus características y condiciones
particulares, por el solo hecho de ser persona. La historia nos muestra muchos casos
en que la dignidad humana ha sido avasallada. Son ejemplos de ello la desigualdad
social vigente en la Edad Media, los abusos del poder, o el holocausto. Justamente
este último hecho hizo que se dictara la Declaración Universal de los Derechos
Humanos en 1948 que declaró a todos los seres humanos como iguales y libres en
sus derechos y EN SU DIGNIDAD. Esta práctica de reconocimiento de la dignidad
humana siguió plasmándose en tratados internacionales y Constituciones nacionales,
la dignidad de cada persona humana constituye la base del Estado de Derecho. La
dignidad deriva del respeto debido a uno mismo y a los demás como seres humanos.
Los derechos humanos constituyen la expresión jurídica de un proceso en curso para
proteger, respetar y garantizar una vida digna. Como cristianos, nuestro compromiso
con la dignidad humana se deriva del reconocimiento de la persona humana creada
como imagen de Dios. Esta es la base sobre la que descansan todos los derechos
humanos.
La dignidad humana no se puede aplicar en mayor o menor medida, sino que debe
aplicarse a todas las personas de la misma manera de acuerdo a la ley. La dignidad de
la persona humana es universal y los derechos que conlleva deben estar garantizados
sin ningún tipo de restricciones.

En el ámbito del Derecho, la dignidad humana no sólo significa superioridad de los


seres humanos sobre los animales, sino que es un fundamento de la ética pública de
la modernidad, siendo el prius de los valores políticos y jurídicos y de los principios y
los derechos que se derivan de esos valores.

Por ello, hay quienes apuntan que la dignidad humana es el principio guía del Estado,
dado que se presenta en dos sentidos, por un lado, el individuo queda libre de ofensas
y humillaciones; mientras que, por el otro, le permite llevar a cabo el libre desarrollo de
su propia personalidad y actuación.

Esto es, en strictu sensu, la dignidad únicamente pertenece a los individuos, en virtud
de que se presenta en la persona como sujeto individual único e irrepetible, con una
naturaleza racional y, especialmente, con imperativos morales absolutos e
incondicionales.

En palabras de Kant, la dignidad constituye un valor para el que no se puede ofrecer


ningún equivalente, esto es, la dignidad posee un carácter absoluto porque no permite
la negociación, La dignidad de la persona supera cualquier cosa que tenga un precio,
y es el valor irremplazable de un ser con el que nunca se puede negociar.

Por ello, la naturaleza humana y la persona humana son realidades complementarias,


donde todos los hombres somos iguales. Partiendo de la idea de persona, ésta se
puede concebir como un ser libre en su comportamiento y en su capacidad de elección
de los fines y metas que se proponga; un ser que dispone de conocimiento,
especialmente en el campo de los valores y que actúa y decide en función de
convicciones íntimas que no afectan las prerrogativas y libertades de otras personas,
en tanto sujeto de derechos y obligaciones.

CONCLUSIONES.

La dignidad humana es un valor fundamental e inalterable, aún y cuando puede ser


interpretado por la persona de manera diversa, su fundamento radica en que todo ser
con capacidad para razonar y decidir se hace acreedor a ella, es decir, a todo ser
humano le corresponde.

Esto es, la dignidad se encuentra presente en los seres racionales, misma que se
constituye como un fin en sí mismo, y nunca como un medio que permita satisfacer
bienes ajenos.

Aunado a ello, la dignidad humana, nos conmina a juzgar y tratar a nuestros


semejantes por lo que hacen (acciones voluntarias) y no por lo que son ( por
propiedades y circunstancias accidentales tales como el sexo, la raza, etc.), de ahí que
la dignidad esté basada en nuestra condición de seres libres, escultores de nosotros
mismos, capaces de tener lo que deseamos y ser lo que queremos.

Si bien, bajo la perspectiva jurídica aún no se ha llegado a un concepto preciso sobre


la dignidad, dada su relevancia, se le ha incorporado a los ordenamientos
constitucionales y documentos convencionales, puesto que de ella, según el consenso
mayoritario, se desprenden los principales derechos fundamentales.

Finalmente, la dignidad, como esencia de la existencia humana, hace posible la


realización de la persona en todos sus aspectos. Fin último del hombre es buscar los
medios más eficaces y adecuados para lograr su realización material.

FUENTES BIBLIOGRAFICAS.

Fernández Segado, Francisco, “La Dignidad de la Persona Como Valor Supremo


del Ordenamiento Jurídico”, en Derecho Puc, Número 50, Universidad Pontifica del
Perú, Lima, Diciembre,
Compromiso 1996. por la Dignidad Humana”, II Congreso Mundial de
Universal
Bioética, en la página web.

www.uexternado.edu.co/derechoyvida/ii_congreso_bioetica1.html

Real Academia Española en la página web.


http://www.rae.es

Williams, Thomas, Fundamentos de los Derechos del Hombre y el Principio


Rector del bien común en la página web.
http://www.catolicos.com/socialdoc12.htm

Segundo. Enuncie y explique un derecho humano de la tercera generación. (Vale


4 puntos)

Los Derechos de Tercera Generación también conocidos como Derechos de


Solidaridad o de los Pueblos contemplan cuestiones de carácter supranacional como
el derecho a la paz y a un medio ambiente sano.

El contenido de estos derechos no está totalmente determinado. Los Derechos de los


Pueblos se encuentran en proceso de definición y están consagrados en diversas
disposiciones de algunas convenciones internacionales.

Así pues tenemos:

 Derecho a la autodeterminación
 Derecho a la independencia económica y política
 Derecho a la identidad nacional y cultural
 Derecho a la paz
 Derecho a la coexistencia pacífica
 Derecho a el entendimiento y confianza
 La cooperación internacional y regional
 La justicia internacional
 El uso de los avances de las ciencias y la tecnología
 La solución de los problemas alimenticios, demográficos, educativos y
ecológicos
 El medio ambiente
 El patrimonio común de la humanidad
 El desarrollo que permita una vida digna

DERECHO A LA PAZ.

La relación estrecha y creciente entre la paz y los derechos humanos se ha puesto de


manifiesto fundamentalmente a partir de los horrores de la II Guerra Mundial, y con la
creación de las naciones unidas y la aprobación de su Carta en 1945. Desde ese
momento, ha existido un creciente consenso internacional en torno a que derechos
humanos, paz internacional y desarrollo están interrelacionados y dependen uno de
otro (Bhandare, 1994:2). Es decir, el concepto de paz evoluciona, y se va a convertir a
partir de ahora en una “paz positiva y dinámica, que comporta el respeto de los
derechos humanos y el desarrollo integral de los pueblos” (Pastor, 1994:38). En este
mismo sentido, Álvarez (1994:92) afirma que la paz internacional no puede entenderse
como la mera ausencia de guerra y que, siendo una aspiración universal de la
humanidad, forma un todo indisoluble con el desarrollo socioeconómico, la justicia y el
respecto a los derechos humanos.

La paz duradera es premisa y requisito para el ejercicio de todos los derechos y


deberes humanos. No la paz del silencio, de los hombres y mujeres silenciosos,
silenciados. La paz de la libertad - y por tanto de leyes justas -, de la alegría, de la
igualdad, de la solidaridad, donde todos los ciudadanos cuentan, conviven, comparten.

Paz, desarrollo y democracia forman un triángulo interactivo. Los tres se requieren


mutuamente. Sin democracia no hay desarrollo duradero: las disparidades se hacen
insostenibles y se desemboca en la imposición y el dominio.

Este vínculo entre la paz y los derechos humanos no ha sido reconocido tan sólo de
una manera teórica en el marco de las Naciones Unidas, sino que, fundamentalmente
a partir del final de la Guerra Fría, se han extraído consecuencias prácticas de un gran
calado. Uno de los primeros hitos en este proceso ha sido el famoso programa de paz
elaborado por el Secretario General de las Naciones Unidas, Boutros-Boutros Ghali.
En este importante documento estratégico se comenzaron a poner las bases para que
las operaciones de paz de la ONU incluyan el respeto a los derechos humanos como
uno de los ingredientes esenciales de un proceso de paz y de reconciliación nacional,
criterio que se ha seguido en varias operaciones (Camboya, ex Yugoslavia, El
Salvador, Ruanda, etc.). Y es que, en muchos contextos, la restauración de la paz es
una condición sine que non para acabar con las violaciones generalizadas de los
derechos humanos, al tiempo que si éstas no finalizan es imposible obtener una paz
duradera (Mullerson, 1997:151).

Asimismo, como otra manifestación de este nexo creciente entre paz y derechos
humanos, el Consejo de Seguridad, una vez acabada la Guerra Fría, durante la que su
actuación quedó atenazada por la rivalidad bipolar, ha considerado en determinadas
crisis humanitarias las violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos
como una “amenaza para la paz”, por lo que se ha sentido legitimado a autorizar
intervenciones armadas haciendo uso de las facultades contenidas en el capítulo VII
de la Carta de Naciones Unidas (ver intervención humanitaria). Éste fue el caso de la
creación de zonas de seguridad para la población kurda en el norte de Irak cuando,
una vez finalizada la Guerra del Golfo, el régimen de Sadam Hussein comenzó una
política sistemática de represión hacia dicha población. Como señaló el Consejo de
Seguridad en su resolución 688 de 5 de abril de 1991, el Consejo “condena los actos
de represión perpetrados contra la población civil iraquí en muchas zonas de Iraq,
incluidos los perpetrados recientemente en zonas pobladas kurdas, cuyas
consecuencias ponen en peligro la paz y la seguridad internacionales en la región (...)
y exige a Iraq que, a fin de contribuir a eliminar la amenaza a la paz y la seguridad
internacionales en la región, ponga fin inmediatamente a esos actos de represión”. En
la misma línea, en el caso del genocidio acaecido en Ruanda, el Consejo de
Seguridad, tras mostrarse “profundamente preocupado por la continuación de las
matanzas sistemáticas y generalizadas de la población civil en Ruanda”, determinó
que “la magnitud de la crisis humanitaria en Ruanda constituye una amenaza para la
paz y la seguridad de la región”. Por ello, estableció “una operación multinacional con
fines humanitarios” que podrá hacer uso de “todos los medios necesarios” para
alcanzar los objetivos humanitarios establecidos (Resolución 929, de 22 de junio de
1994).

CONCLUSIONES.

En conclusión, si bien está clara la relación entre paz y derechos humanos, no lo está
tanto ni que haya surgido ya un derecho a la paz considerado como derecho humano,
ni, sobre todo, su utilidad y pertinencia. Para extraer todas las consecuencias posibles
de la fructífera relación entre paz y derechos humanos es preciso, por tanto,
profundizar mucho más en la definición del derecho a la paz. F. G.

Existe hoy un deseo generalizado de paz y debemos aplaudir la lucidez y la fortaleza


de espíritu de que han hecho gala todas las partes en litigio, en los acuerdos

alcanzados en El Salvador, Namibia, Mozambique, Angola, Sudáfrica, Guatemala,


Filipinas. Estos pactos nos llenan de esperanza y de tristeza a la vez, cuando
pensamos en las vidas inmoladas en el largo camino hacia el alto al fuego. Y en las
heridas abiertas, difíciles de restañar. Pedimos por tanto que, al tiempo que
reavivamos la "construcción de la paz en la mente de los hombres", se decidan los
contendientes que todavía confían en la fuerza de las armas, a deponerlas y a
disponerse a la reconciliación.

BIBLIOGRAFÍA.

GUIA DEL DERECHO en su página web

http://derecho.laguia2000.com/parte-general/derechos-de-tercera-generacion

TRES GENERACIONES DE LOS DERECHOS HUMANOS en su página web

http://recursostic.educacion.es/secundaria/edad/4esoetica/quincena5/quincena5_c
ontenidos_5.htm
DERECHO A LA PAZ en su página web

http://www.seipaz.org/documentos/AlemanyDHPaz.pdf
Tercero. Desarrolle un mecanismo estatal peruano de protección de los
derechos humanos. (Vale 4 puntos)

LA ACCIÓN DE TUTELA

Es el mecanismo que ofrece la constitución política del 91, mediante el cual todas las
personas tienen derecho a la protección judicial inmediata de sus derechos
fundamentales, está expresado de la siguiente manera en el artículo 86: "Toda
persona tendrá acción de tutela para reclamar ante los jueces, en todo momento y
lugar, mediante un procedimiento preferente y sumario, por sí misma o por quien actúe
en su nombre, la protección inmediata de sus derechos constitucionales
fundamentales, cuando quiera que estos resulten vulnerados o amenazados por la
acción o la omisión de cualquier autoridad pública”

La acción de tutela es:

Subsidiaria: "Esta acción sólo procederá cuando el afectado no disponga de otro


medio de defensa judicial, salvo que aquella se utilice como mecanismo transitorio
para evitar un perjuicio irremediable”

Inmediata: "En ningún caso podrán transcurrir más de diez días entre la solicitud de
tutela y su resolución”

Sencilla: No tiene ninguna dificultad para su aplicación.

- Específica: Es única para la protección de los derechos fundamentales.

- Eficaz: "La protección consistirá en una orden para que aquel respecto de quien se
solicita la tutela, actúe o se abstenga de hacer. El fallo, que será de inmediato
cumplimiento, podrá impugnarse ante el juez competente y, en todo caso, éste lo
remitirá a la Corte Constitucional para su eventual revisión. La ley establecerá los
casos en los que la acción de tutela procede contra particulares encargados de la
prestación de un servicio público o cuya conducta afecte grave y directamente el
interés colectivo, o respecto de quienes el solicitante se halle en estado de
subordinación renuente o indefensión".

La acción de tutela puede ser utilizada cuando un derecho fundamental está siendo
amenazado sea por una entidad pública o por particulares, y es resuelta por el juez
encargado del lugar donde ocurren u ocurrieron los hechos o acciones que pusieron
en peligro o violaron el derecho fundamental. El Defensor del pueblo y las personas
que por él fueron delegadas (defensores regionales, personeros) también pueden
interponer acciones de tutela, ello debido a que las personas tienen derecho a solicitar
acciones de tutela por medio de un representante.

“La acción de tutela Puede ser instaurada por una persona natural o jurídica cuando
una autoridad pública viola uno de sus derechos fundamentales a través de una acción
u omisión; o contra un particular, si dicha persona presta servicios públicos o afecta el
interés colectivo. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que “esta acción sólo
procederá cuando el afectado no disponga de otro medio de defensa judicial, salvo
que aquella se utilice como mecanismo transitorio para evitar un perjuicio
irremediable”, tal como se anuncia en la Constitución.”

Para instaurar una acción de tutela es recomendable seguir los siguientes pasos:

1. Determinar la posibilidad de instauración.

2. Diligenciar el formato de solicitud

3. Presentar la acción

4. Atender las decisiones del juez

5. Conocer el fallo

Cuarto. Investigue y señale cuáles han sido los Planes Nacionales de Derechos
Humanos; y en el caso del vigente haga un resumen del mismo (Vale 4 puntos)

Plan Nacional de Derechos Humanos (PNDH) debería ser un instrumento de política


estatal para reforzar la protección de nuestros derechos, garantizar la adecuación de
las normas internas a los compromisos y estándares internacionales asumidos por el
Estado, orientar estrategias generales para proteger a los colectivos más excluidos y
discriminados de la sociedad, y establecer compromisos soportados por el máximo de
los recursos disponibles, con cronogramas, mecanismos de verificación y participación
efectiva de la sociedad civil.

Nuestro país, tras extender la vigencia de su primer PNDH 2006-2010 hasta 2011, y
luego de un largo silencio, promulgó su segundo denominado PNDH 2014-2016 el 4
de julio de 2014, un documento que no recoge el proceso previo de formulación con
participación de muchos sectores de la sociedad civil y el Estado, ni cumple con las
expectativas que levantó con la finalidad de poder tener un marco legal que planteara
un camino para el cumplimiento de múltiples derechos aún insatisfechos.

La lucha contra la discriminación aparece como tópico de tratamiento a lo largo del


PNDH. Al respecto, se resalta la creación de la Comisión Nacional Contra la
Discriminación (CONACOD) y de la plataforma “Alerta Contra el Racismo”, la cual se
considera como un avance para visibilizar prácticas discriminatorias en locales
públicos o privados.

El PNDH plantea como tareas básicas del Estado Peruano: desarrollar un sistema de
protección para hacer efectivo el derecho a la igualdad y no discriminación mediante
lineamientos y protocolos para el tratamiento de los casos, la implementación de una
plataforma única de información y recepción de denuncias, así como un sistema de
registro y monitoreo de casos. Junto a ello, busca promover un marco normativo que
prohíba y sancione la discriminación que se encuentre en sintonía con la Convención
de las Naciones Unidas para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación
Racial, y el posterior seguimiento de las denuncias. Debe recordarse, además, que
este Plan tiene entre sus anclajes a la Undécima Política de Estado, que forma parte
del Acuerdo Nacional, la cual se refiere a la promoción de la igualdad de
oportunidades sin discriminación.

PLAN NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS 2014-2016 (vigente)


“Los derechos humanos tienen su fundamento en la dignidad humana. Por ello, el
artículo de la Constitución Política establece que de la defensa de la persona humana
y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado. La dignidad
humana es un valor que anida en cada ser humano por su sola condición de tal. De
ella deriva una primera manifestación en virtud de la cual a todo ser humano debe
reconocérsele la capacidad de formar su pensamiento y determinar y ejecutar su
proyecto de vida, mientras no impida que sus congéneres puedan hacer lo mismo. En
tanto este respeto exista, todo ser humano es libre de construir su destino, sobre la
base de sus convicciones y creencias personales y/o comunitarias. A este valor se le
conoce también como autonomía moral”.

 LINEAMIENTO ESTRATÉGICO Nº 1: PROMOCIÓN DE UNA CULTURA DE


DERECHOS HUMANOS EN EL PERÚ.

La educación es un derecho fundamental y un servicio público esencial que


brinda el Estado cuya finalidad, tal como dispone el artículo 13 de la
Constitución Política, es el desarrollo integral de la persona humana. La
formación en derechos humanos, en el respeto de la dignidad humana y, en
general, en el respeto y promoción de los valores constitucionales, es un
elemento determinante en dicho desarrollo integral.

Impulsa la implementación de programas de educación en derechos humanos


en las diferentes etapas orientado hacia servidoras/es públicas/os incluyendo
las fuerzas armadas y policiales y, estudiantes del sistema educativo en
general; la promoción de los derechos fundamentales en la sociedad;
asimismo, el fortalecimiento de este enfoque en la gestión pública.

 LINEAMIENTO ESTRATÉGICO Nº 2 DISEÑO Y FORTALECIMIENTO DE LA


POLÍTICA PÚBLICA DE PROMOCIÓN Y PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS
CIVILES, POLÍTICOS, ECONÓMICOS, SOCIALES, CULTURALES Y
AMBIENTALES

El enfoque de derechos en las políticas públicas tiene como objetivo la


implementación de medidas que permitan respetar, proteger y hacer efectivos
los derechos humanos y que, en tal calidad, sus titulares puedan exigir tal
respeto, protección y realización. Su integración en las dinámicas de diseño,
implementación y monitoreo de políticas públicas facilita el desarrollo de
medios más eficaces y equitativos para hacer frente a los obstáculos que
impiden a las personas gozar de sus derechos y libertades.
Garantiza el pleno respeto y cumplimiento de los derechos civiles y políticos;
económicos, sociales y culturales; y, ambientales; así como los tratados
internacionales sobre la materia.

 LINEAMIENTO ESTRATÉGICO Nº 3 DISEÑO Y EJECUCIÓN DE POLÍTICAS


A FAVOR DE LOS GRUPOS DE ESPECIAL PROTECCIÓN.

Las principales amenazas al ejercicio de los derechos de las personas que


encaran barreras para acceder y ejercer plenamente, en condiciones de
igualdad, las condiciones mínimas exigidas para el disfrute de una vida digna,
no provienen necesariamente de la inexistencia de normas que reconozcan sus
derechos, sino esencialmente del efecto negativo que sobre ellas determina la
aplicación de prácticas y políticas sociales e institucionales que refuerzan y
ahondan la discriminación Los grupos de especial protección identificados en la
presente estrategia nacional son los siguientes: (i) personas adultas mayores;
(ii) población afroperuana y minorías étnico-raciales; (iii) personas con
discapacidad; (iv) personas migrantes, desplazadas, víctimas de trata y sus
familias; (v) mujeres; (vi) niños, niñas y adolescentes; (vii)personas privadas de
libertad; (viii) pueblos indígenas; (ix) personas víctimas de la violencia ocurrida
en nuestro país entre 1980 y el 2000; (x) personas afectadas por el VIH-SIDA;
y (xi) personas afectadas por la tuberculosis.

Genera condiciones de equidad y justicia a los grupos en situación de


vulnerabilidad, para que ejerzan plenamente sus derechos fundamentales.

 LINEAMIENTO ESTRATÉGICO Nº 4: FORTALECIMIENTO DEL


ORDENAMIENTO JURÍDICO INTERNO, A TRAVÉS DE LA
IMPLEMENTACIÓN DE INSTRUMENTOS INTERNACIONALES, PARA LA
PROMOCIÓN Y PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS.

El Estado tiene el deber de garantizar la plena vigencia y respeto de los


derechos humanos de las personas. Por ello, es el primer llamado a velar por
su protección; y la razón de ello estriba en la naturaleza de dichos derechos,
que están recogidos en diversos tratados internacionales de las cuales el Perú
es parte.

Adecua la normativa interna a los estándares internacionales de protección de


derechos humanos, a través de la ratificación de los tratados sobre Derechos
Humanos, Derecho Internacional Humanitario y Derecho Penal Internacional
que aún están pendientes de ratificación.

Se tiene claro que el plan nacional de derechos humanos vigente a la fecha de


desarrolla en base a lineamientos estratégicos basados principalmente objetivos y
actividades de promoción para el desarrollo de los mismos, todo esto enmarcado en
un análisis de situación actual, política pública y expectativas de una situación
deseada

Respecto a poblaciones que han sido históricamente postergadas en el cumplimiento


de algunos de sus derechos el PNDH auspicia la implementación de políticas
afirmativas a favor de los sectores de la población en condición de mayor
vulnerabilidad, con lo que se busca garantizar los derechos de estos pueblos. Además,
reconoce la pluralidad étnica y cultural, y le impone al Estado la labor de formular
políticas, programas y proyectos que promuevan la identidad y participación de las
culturas indígenas para que generen espacios de coordinación y diálogo entre ellos.
En ese sentido, los planes curriculares deberán contener la enseñanza sobre los
pueblos indígenas y otros grupos étnicos, y basarse en una educación intercultural
bilingüe.

En lo concerniente a la población afroperuana, el PNDH formula mecanismos para


obtener información cuantitativa y cualitativa sobre la población afroperuana. En ese
sentido, se propone realizar una encuesta especializada sobre la situación de esta
población; así como la incorporación de la variable étnica, teniendo presente como
categoría propia a la población de origen africano. Por otro lado, en el nivel de
educación, se busca resaltar y reconocer los aportes de la población afroperuana en la
construcción de la identidad nacional, a través de la capacitación a docentes e
impulsar estudios superiores vinculados a africanidad, colonización y afroperuanidad.

CONCLUSIONES.

La agenda marcada por este PNDH se encuentra en sintonía con lo avanzado por el
Ministerio de Cultura, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Ministerio de
Educación, y demás sectores en materia de lucha contra el racismo y la discriminación
racial, así como en el fomento de la diversidad cultural. Sin embargo, quedan muchos
desafíos los cuales se deben enfrentar de manera articulada con la ciudadanía, de
esta manera construiremos una sociedad libre discriminación.

El PNDH 2014 – 2016 aprobado por el gobierno peruano no alcanza ser un plan
nacional de derechos humanos, ni refleja la voluntad política estatal que se requiere
para desarrollar una verdadera política de Estado en materia de protección y
promoción integral de los derechos humanos. Por el contrario, el documento aprobado
refleja consistentemente, tanto en sus enunciados de interpretación de lo que son los
derechos humanos, como en las medidas que contiene, la intención de que el
cumplimiento efectivo de los derechos humanos no constituya un obstáculo para las
políticas de inversión y crecimiento económico vigentes. La única forma en que este
yerro puede ser superado es retomando el proceso de deliberación participativa que
condujo a la formulación de la propuesta que fue alcanzada al Consejo Nacional de
Derechos Humanos el mes de noviembre de 2012.

BIBLIOGRAFIA

PLAN NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS EN SU PÁGINA WEB


www.dhnet.org.br/dados/pp/nacionais/pndh_peru_2005_2010_c.pp

PLAN NACIONAL DERECHOS HUMANOS 2006 -2010 EN SU PÁGINA WEB


www.derechoshumanos.pe/informe2014_15/Plan_Nacional_DDHH_2014_15.pd

El PLAN
trabajoNACIONAL
ha de ser desarrollado
DERECHOSenHUMANOS
un máximo2014-2016.
de 10 hojas, tipo de letra arial 11 e
interlineado sencillo. Le reiteramos
www.minjus.gob.pe/pnddhh que no debe copiar del Internet y que toda fuente
de información debe ser debidamente citada.

CODIGO CIVIL DECRETO LEGISLATIVO Nº 295 EN SU PÁGINA WEB


http://spij.minjus.gob.pe/CLP/contenidos.dll?f=templates&fn=default-
codcivil.htm&vid=Ciclope:CLPdemo

Saber no es suficiente; tenemos que aplicarlo. Tener voluntad no


es suficiente: tenemos que implementarla. (Goethe)

¡ÉXITOS!