You are on page 1of 2

De las tablas de datos 1 y 2, se aprecian los pH de cada solución amortiguadora preparada, la cual

asignaba a cada pH un color distinto, así fue posible obtener el pH de la solución problema. Para
esta práctica se empleó la muestra #2. Para la tabla de datos 1, los tubos de ensayo variaban de
color entre amarillo y rojo, mientras que para la tabla de datos 2, variaban de verde a azul.

El color del tubo de ensayo con la muestra problema y tres gotas de rojo de metilo añadidas,
adquirió un color rosado claro. Se decidió que este coincidía más con el color que presentaba el
tubo #10, el cual indica un pH de 4.74, con un color rojo claro. Por otra parte, al comparar la
solución problema, con tres gotas de verde de bromocresol añadidas, con los tubos de la tabla de
datos 2, se tomó como el más parecido al tubo #11 de pH 4.66, con un color verde azulado claro
muy similar al que presentaba la solución problema.

Es de aquí como se parte a decidir que el pH medido en el laboratorio de la muestra problema es


aproximadamente 4.7. Por otra parte, el valor cuantitativo de pH obtenido con el Ph-metro fue de
4.13+0.01. De aquí, la discrepancia obtenida para el valor de pH del tubo #10 es de 15%, mientras
que del tubo #11 se obtuvo una discrepancia del 13%. Estos valores indican que la técnica
empleada para la determinación de pH es aceptable, además de ser sencilla.

Es importante señalar que al trabajar con una medida cualitativa, la fuente de error es bastante
considerable puesto que parte del valor subjetivo del experimentador. Para la determinación del
Ph de la muestra problema con los valores de la tabla de datos 2, fue más fácil tomar una
conclusión en cuanto a la semejanza entre los colores presentes en tubo de ensayo #11 y la
muestra problema que al momento de compararla con los de la tabla de datos 1, cuyo color
rosado claro difería de las de la escala colorimétrica obtenida puesto que los tubos presentaban
colores desde el amarillo hasta el rojo. Por lo que mientras se buscaba por un color más claro, este
tenía más amarillo, color que no coincidía con el esperado y mientras más rojo, éste era más
intenso, color que también se alejaba del esperado.

Es posible que tal dificultad para seleccionar al tubo con el color más parecido se haya dado por
algún error en la preparación de las soluciones amortiguadoras. Probablemente las
concentraciones de la sal y el ácido por muy poco que hayan variado fueron proporcionales al
ligero cambio del color esperado. Es por ello, que es de gran utilidad el de repetir los resultados
obtenidos de la experiencia. Sin embargo, esto no se hizo debido al tiempo y al material.

Por otro lado, con el fin de obtener un valor cuantitativo del pH de la muestra problema se utilizó
el ph-metro. Este es un aparato que consta de un sensor de vidrio y un tubo de referencia,
mientras que la sonda de Ph mide la actividad de los iones de hidrogeno mediante la generación
de una pequeña cantidad de tensión en el sensor y el tubo de referencia. Como en cualquier
instrumento de medida es importante su calibración antes de utilizar. Esto último se realizó
mediante la comparación del Ph que marcaba el instrumento con el Ph conocido de una solución.
Posteriormente, a modo de prueba, se midió el ph a tres tipos de agua; a saber, agua de chorro,
agua destilada y agua Milli-Q, donde los pH medidos fueron de 7.9, 7.6, 7.2
respectivamente. Estos valores, como era de esperarse, indican que mientras más
purificada esté el agua, más cercano a 7 (Ph tabulado del agua) su pH será. Además, se
midió el pH del acido cítrico y el de un juego de limón de sobre comercial. Los valores de
pH medidos fueron, 1,16 y 2,52 respectivamente. Es claro esperar que el Ph del jugo
fuese mayor, puesto que si bien contiene acido cítrico, también posee otras sustancias
que alteran su pH.

Conclusiones

 El valor del Ph obtenido de la solución problema #2 fue de 4.7


aproximadamente
 Se aprendió a utilizar el ph-metro
 El valor de pH obtenido por el ph-metro fue de 4.13+0.01
 La discrepancia resultante con el pH obtenido de la escala colorimétrica de
verde de bromocresol fue de 13%
 La discrepancia resultante con el pH obtenido de la escala colorimétrica del
rojo de metilo fue de 15%
 La técnica empleada es sencilla y brinda valores aceptables de pH
 Los objetivos fueron cumplidos.

Debido a que existen complicaciones para la repetición del experimento, se


recomienda trabajar con gran cuidado al preparar las soluciones
amortiguadoras. Aunque también resultaría útil comparar con las soluciones
preparadas de los otros grupos de trabajo.

Resumen

Para esta práctica se presenta la experiencia del análisis cualitativo para la


obtención del pH de la muestra problema #2. Para ello, se prepararon 19
soluciones amortiguadoras (de ácido acético y acetato de sodio) en 19 tubos
de ensayo en donde a 10 se les añadieron tres gotas de indicador distinto a las
9 restantes, a saber, verde de bromocresol y rojo de metilo. Por otra parte, a
modo de obtener un valor cuantitativo de pH de la solución problema utilizada,
se empleó el Ph-metro. De esta manera resultaron las discrepancias de Ph de
15% para el rojo de metilo y 13% para el verde de bromocresol. Es así como
se valoró a esta técnica como sencilla que arroja valores aceptables.
Finalmente, el objetivo fue alcanzado.