You are on page 1of 2

Aglutinación de partículas de látex

La prueba de aglutinación de partículas de látex LAT por sus siglas en inglés (latex
particle agglutination test) es un método más sensible para la detección de la H.
infuenzae.8 Debido a que el método se basa en antígenos en lugar de bacterias
viables en un cultivo, los resultados no son afectados por el uso previo de
antibióticos. También tiene el beneficio adicional de ser mucho más rápido que los
métodos de cultivo. Sin embargo, no se puede detectar la sensibilidad a
antibióticos con LAT, por lo que es necesario un cultivo en paralelo.

PCR[

La reacción en cadena de polimerasa (PCR) ha demostrado ser más sensible que


cualquiera de las pruebas de LAT o el cultivo. 9 Sin embargo, PCR no es aún un
método común en la práctica clínica. La Inmunoelectroforesis, por contra, ha
demostrado ser un método de investigación de diagnóstico eficaz.

Tratamiento

Una nueva forma de combatir al H. influenzae, al neumococo, y otros patógenos


respiratorios y urinarios, es usar una cefalosporina de tercera generación
denominada Ceftriaxona.10 Actualmente esta molécula está avalada por la
Semergen y otras sociedades médicas como la mejor opción ante
la amoxicilina con clavulánico.[cita requerida]

La resistencia a antibióticos ha incrementado entre las cepas de H. influenzae,


mayormente en términos de resistencia a la ampicilina mediada por β-lactamasa,
lo que representa una seria preocupación clínica a nivel mundial. Por lo general,
aquellas cepas resistentes a la ampicilina son también resistentes
al cloranfenicol.5

Interacciones con Streptococcus pneumoniae

H. influenzae y S. pneumoniae se pueden encontrar en el sistema respiratorio


superior de los seres humanos. Un estudio de competición en un laboratorio reveló
que, en una placa de Petri, S. pneumoniae siempre superaba a H.
influenzae atacándolo con peróxido de hidrógeno. Este erosiona las moléculas
superficiales que H. influenzae necesita para sobrevivir.

Cuando ambas bacterias se colocan juntas en la cavidad nasal, en el plazo de dos


semanas sólo Hemophilus influenzae sobrevive. Cuando ambas se colocan por
separado en la cavidad nasal, ambas sobreviven. Al examinar el tejido fino
respiratorio superior de los ratones expuestos a ambas especies de bacterias, se
encontró un número extraordinariamente grande de células inmunes neutrófilas.
En los ratones expuestos a solamente una de las bacterias, estas células no
estaban presentes.

Las pruebas de laboratorio demostraron que los neutrófilos expuestos a H.


influenzae muertos atacaban más agresivamente a S. pneumoniae que los
neutrófilos no expuestos. La exposición a H. influenzae muertos no tenía ningún
efecto en H. influenzae vivos.

Dos escenarios pueden ser responsables de esta respuesta:

1. Cuando S. pneumoniae ataca a H. influenzae, esto actúa como señal para


que el sistema inmune ataque a S. pneumoniae.
2. La combinación de las dos especies acciona una respuesta del sistema
inmune que no es disparada por cualquiera de las especies
individualmente.

Se desconoce porqué H. influenzae no es afectado por la respuesta inmune.11