You are on page 1of 7

LA CIENCIA EN COLOMBIA

¿Por qué la ciencia es un factor importante para el mundo, en


especial para Colombia?

La ciencia se denomina una disciplina que estudia el desarrollo histórico y la


interrelación que ha tenido con la cultura, la economía, la sociedad, la política,
la religión y la ideología; a través de los años se ha vuelto indispensable para
la cotidianidad, ya que con ella nos hemos transformado y avanzado
tecnologías y descubrimientos. Para conocer los acontecimientos naturales,
por tal motivo debemos de informarnos y saber porqué la ciencia es un factor
que nunca acabará.
Para que nosotros podamos aportar a la ciencia debemos hacer investigación
y consultarnos como ella ha llegado, hacernos preguntas simples como: ¿por
qué llueve?, ¿por qué respiramos?, ¿por qué está el día y la noche? Y otros sin
fin de preguntas primitivas, por tal motivo la ciencia se deben conocer,
interactuar y renovar.
En la prehistoria y/o edad antigua la ciencia presta a la invención de la
escritura, que convencionalmente la historiografía ha considerado el hito que
permite marcar el final de la prehistoria y el comienzo de la historia, dada la
primacía que otorga a las fuentes escritas frente a la cultura material, que
estudia con su propio método la arqueología. La escritura es un sistema gráfico
de representación de una lengua, por medio de signos trazos o grabados sobre
un supone. En tal sentido, la escritura es un modo gráfico típicamente humano
de transmitir información.
En la edad media la ciencia abrió los descubrimientos habidos en la filosofía
natural, tratan de explicar la naturaleza. Los grandes artífices fueron los
griegos clásicos, quienes llegaron a escribir numerosos tratados científicos que
fueron la base del interés de los romanos por el estudio de la naturaleza, sobre
todo en las tierras orientales, donde dominaban el latín y el griego, pero los
romanos no hicieron lo mismo, sino que se limitaron, en el mejor de los casos,
a traducir o resumir las obras helenísticas clásicas. Tras la caída del imperio
romano, en los primeros tiempos de la alta edad media, todo ese interés se
perdió durante siglos, debido en gran medida a la división del continente
europeo entre oriente y occidente, quedando este último sin acceso a los
tratados originales en griego, con lo que la ciencia se vio sumida en un
profundo abandono. Ya al final de la edad media, fue decisiva la adopción de
innovaciones de origen oriental bruja, pólvora, imprente, que si en la sino
céntrica civilización china no pudieron tener un papel transformador, si lo
tuvieron en la expansiva civilización europea.
En la edad moderna a partir del siglo XV comenzaron a producirse
transformaciones significativas en la vida económica, política, social y cultural
de Europa occidental, que fueron modelando lo que se conoce como
modernidad. Sin embargo, al abordar este período es importante advertir que
no hubo un corte tajante con la edad media, por el contrario, persistieron
algunos aspectos de la baja edad media, que marcaron una continuidad con el
pasado. El desarrollo de la ciencia y de la técnica consigo nuevas formas de
concebir el universo que modificaron la imagen de los mundos conocidos, la
evolución de los medios de transporte favoreció la expansión del comercio
marítimo y los viajes de exploración. Con el descubrimiento de américa y la
profundización del conocimiento de África se amplió el horizonte geográfico
de los hombres europeos.
Durante los tiempos del humanismo y el renacimiento, los estudios científicos
cobraron gran importancia, surgió un gran interés por las investigaciones en
matemática, botánica, zoología, astronomía, medicina, historia, física, y demás
ramas científicas; la ciencia no era autónoma, sino construyo paulatinamente
su independencia, tuvo que despegarse del ámbito religioso, que frenaba los
adelantos que se opusieran eran el dogma. Cada ciencia se preocupó por el
problema del conocimiento: ¿es posible conocer? ¿Cómo puede adelantar el
conocimiento en cada rama científica?

La edad contemporánea se caracteriza desde el punto de vista científico, por


un extraordinario aumento de los descubrimientos, muchos de los cuales ya
han tenido repercusiones en la industria y hoy forman parte de nuestra vida
cotidiana, como por ejemplo la electricidad, las fibras artificiales, la gasolina,
los ordenadores o las telecomunicaciones. Como también los acontecimientos
de esta época las artes y la literatura sufren un retroceso.
Unos de los personajes más importantes para esta edad son: Miguel Servet
médico y teólogo español el cual hizo el descubrimiento de la circulación
pulmonar, dejando el tema abierto para que se descubra la circulación de la
sangre; Gregorio Marañón también médico y escritor español. Autor de
estudios de endocrinología; Gabriel García Márquez un gran escritor
colombiano, premio nobel de literatura en 1982 con su mayor obra y muestra
del realismo mágico “cien años de soledad”; Federico García Lorca poeta y
dramaturgo español, representante den veintisiete y autor del romancero
gitano; Karl Marx filósofo, economista y teórico del socialismo alemán, autor
del “manifiesto comunista” y “el capital”, su objetivo primordial fue abolir el
capitalismo por considerarlo el mal de la sociedad; José Ortega filósofo y
ensayista español, exponente principal de la teoría del perspectivismo y de la
razón vital e histórica. Una célebre frase de él es “YO SOY YO Y MI
CIRCUNSTANCIA”, con sus obras famosas “la rebelión de las masas”, “España
invertebrada” y “meditaciones del quijote”; Mozart gran compositor
austriaco, uno de los grandes maestros de la ópera, autor de las bodas de
fígaro, don Juan y demás, también compuso sinfonías y conciertos para piano,
obras de música religiosa y de cámara y un magnífico “réquiem”, precursor del
romanticismo; Manuel de Falla compositor nacido en Cádiz, autor del
“sombrero de tres picos”, “el amor brujo”; Adolf Hitler político alemán, padre
de la doctrina ultranacionalista y racista del nazismo, creador de la
organización militar al servicio de Hitler con la misión de proteger y defender
la pureza de la raza aria germana; Adolfo Suárez político español, dirigió la
reforma política de la transición a la democracia como presidente del gobierno
y creador del partido unión centro democrático; Friedrich Wilhelm alcanzó
una considerable fama y ejerciendo un notable influjo que se dejará sentir en
el desarrollo del pensamiento contemporáneo; George Edward Moore inicio
en el idealismo de la mano de su profesor Ellis McTaggart pero posteriormente
aceptó la postura realista. La primera ruptura con el idealismo se refleja en un
artículo temprano, “la naturaleza del juicio”. Y es en esta época donde
entramos nosotros a seguir construyendo ciencia e innovar.

“A pesar de ser Colombia un país con un gran desarrollo los gobernantes de


paso no valoran que la ciencia y la tecnología ayudan a las áreas más
cotidianas, cercanas y relevantes, cuando se hace ciencia se genera empleo”.
Para muchos de nosotros no tenemos en mente la importancia de la ciencia y
la investigación, no nos esforzamos a mirar más allá de ya lo conocido, si no
que nos detenemos y nos basamos solo en cosas mediocres que no aportan al
conocimiento ni a la construcción de una persona. Colombia es un país donde
nosotros los seres humanos no somos capaces de leer al menos uno o dos
pequeños libros al año, ocupamos los últimos puestos a nivel académico ante
los censos internacionales y solo aportamos un 0,2% de producción científica
para el mundo entero.
La culpa no es solo del pueblo colombiano, el problema colombiano es que
no contamos con un sistema educativo el cual no eduque a las generaciones
pequeñas para comprender a la ciencia como algo apasionante e interesante,
hasta en las universidades el apoyo nacional de proyecciones investigativas sea
prácticamente invisible.
“EDUCAR CIENTÍFICAMENTE A LA JUVENTUD NO ES NI SERÁ UNA REALIDAD
EN NUESTRO PAÍS”.
Pero hay que tener algo en cuenta, y que solo vemos la ciencia como
innovador de tecnologías e industrias y no en cómo fortalecer campos.
En el 2015 se habló de otorgar solo un 1% del PIB (producto interno bruto) a
la ciencia y a la tecnología, pero no para ese año sino para el 2018. Nos hablan
de una “gran” inversión para este presupuesto en el país, el nuevo modelo de
regalías le otorgaría a este campo casi un billón anual, pero la realidad es otra.

En Colombia la corrupción es la mayor potencia de no dejar que avance la


ciencia, la tecnología y la educación. Los presupuestos otorgados para estas
dan como resultados que esos mismos dineros o parte de ellos sean
ejecutados en proyectos totalmente diferentes, los gobernantes actuales
decidieron destinar esos fondos para la construcción de vías.
Por estas cosas nuestro país Colombiano podemos ser personas con
infinidades de culturas, podemos ser grandes personas amables y queridas,
pero tan cortos en mente, los proyectos como “Colombia científica” son solo
pañitos de agua tibia en el panorama tan deplorable que existe.
“Sin hablar de la falta de doctores y el hecho de que mucho de los que hay
sean chimbos, el poco apoyo a las universidades que representan el 90% de la
investigaciones en el país, de un ministro que cree que repartiendo tabletas ya
está cambiando el paradigma educativo de un país. NO. Es que sobre el asfalto
de esos hermosas carreteras que se construirán irán aquellos físicos,
astrónomos, microbiólogos, médicos, filósofos, antropólogos, y un sinfín de
profesionales que seguramente no serán colombianos.”
Colombia ha enfrentado grandes e importantes retos para poner y fortalecer
el conocimiento generado, al servicio de sus sistemas productivos,
económicos, sociales y ambientales. Para esto, es prioritario eliminar o mitigar
barreras tales como baja inversión nacional en ciencia y tecnología, utilizando
una metodología que siga los lineamientos de la UNESCO (organización de las
naciones unidas para la educación, la ciencia y la cultura) para medir el monto,
cambiando la concepción de gasto a inversión pasando del 0,37% del PIB al 2%
en 2019 y consolidando nuevas fuentes de financiación.
“En 2014 el presupuesto de ciencia y tecnología en el país fue de 414.000
millones de pesos. Un monto que fue reducido hasta los 333.000 millones en
el 2015 y que en 2016 apenas alcanzó los 284.000 millones”
El gobierno de Juan Manuel Santos, presidente actual de Colombia, anuncio
en marzo la consolidación del programa “Colombia científica”, por el que
buscar apoyar ocho programas de investigación por un valor de hasta 19 mil
millones de cada uno. Sin embargo, como apuntó Norah Elizabeth Hoyos,
fundadora de Maloka y una de las principales impulsadoras de la ciencia en el
país los recursos son todavía insuficientes y el más afectado sigue siendo
Colciencias.
“Óscar Gualdrón, director de fomento a la investigación de Colciencias, en el
foro de regalías realizado por la universidad del rosario, uno de los principales
afectados por estas medidas de recorte es Colciencias, la entidad, indicó que
requiere 3,7 billones de pesos para actividades de investigación y desarrollo.
1,4 billones para innovación empresarial y transferencia de conocimiento y
290 mil millones para crear cultura. Cifras que hasta el momento son
imposibles de cumplir por el gobierno que se propuso destinar en ciencia,
tecnología e innovación el 2% del PIB en 2015 y a día de hoy solo invierte entre
el 0,2 y el 0,5%”.
Para que Colombia pueda llegar a ser una de las mayores potencias de
Sudamérica por ahora debe:
 Necesita invertir por lo menos el 1% del PIB
 Identificar las áreas prioritarias para la investigación para potencializarla
y formar un doctor por cada mil habitantes.
 Seguir con las pequeñas investigaciones de las universidades como lo
son Nacional de Colombia, industrial de Santander, tecnológicas de
Pereira, Cauca, Valle, Los Andes y demás, y pocos colegios.
“Un país como Colombia, con una producción científica insuficiente en el
contexto latinoamericano y mundial, con una inversión limitada no puede
dedicarse a generar impactos en cien mil áreas, sino que tiene que dedicarse
a los temas que realmente sean los que impacten es sus procesos de
desarrollo económico y social”, dice Oscar Gualdrón.
Afortunada mente, frente a los desafíos hoy se vislumbran importantes
esfuerzos estatales para financiar proyectos de investigación, otorgamiento
de becas y préstamos para adelantar estudios en el exterior y desarrollo de
formar de cooperación internacional. A pesar de los rezagos frente a otros
países, permanentemente se siguen creando grupos de investigación, se
siguen generando patente, y si siguen publicando conocimiento científico en
revistas reconocidas por la comunidad científica.
“Mirar en detalle cada una de las áreas que se consideren estratégicas,
evaluando lo que existe y a lo que se le debe apostar”, Rafael Molina,
vicerrector de Investigación de la Universidad Nacional de Colombia.
“El impulso de programas de formación doctoral y de maestrías centradas en
investigación es un capítulo de nivel incipiente den el país. Graduamos
alrededor de cien doctores anuales, mientras país como Brasil gradúan cerca
de 10 mil al año. Hay una brecha demasiado grande que cubrir, y si un país
no tiene la capacidad de generar el talento humano que necesita,
difícilmente va a producir el conocimiento que requiere su progreso
socioeconómico” Eduardo Rojas, Universidad del Cauca.
ENSAYO “LA CIENCIA EN COLOMBIA”

LAURA VALENTINA MENDEZ CASTRO


PROF. HERMINDA CORTES

11-03
PROFUNDIZACIÓN EN INGLES

I.E. INEM “JULIÁN MOTTA SALAS”

NEIVA-HUILA
2017