You are on page 1of 2

ACTIVOS

El activo es el conjunto de bienes, derechos y otros recursos de que dispone una


empresa, ya sean tangibles o intangibles, de los que es probable que la empresa
obtenga beneficios económicos en el futuro.

Podemos distinguir diversos tipos de activos:

 Activo no corriente o activo fijo: bienes y derechos adquiridos con intención


de que permanezcan en la empresa durante más de un año, que no se han
adquirido con fines de venta; como maquinarias y bienes inmuebles.

 Activo corriente o activo circulante: bienes y derechos adquiridos con


intención de que permanezcan menos de un año; como es el caso de las
existencias.

PASIVO
El pasivo son las deudas que la empresa posee, se recogen las obligaciones y
representa lo que se debe a terceros: pagos a bancos, salarios, proveedores,
impuestos...

Para clasificar los pasivos, podemos diferenciarlos entre:

Pasivo no exigible: fondos propios propiedad de los titulares del Capital.


Pasivo exigible: las deudas que la empresa posee frente a terceros y deben
devolverse a proveedores, bancos u otros acreedores.

LA PÉRDIDA CONTABLE
Es una disminución del activo de la empresa, es decir es una minoración de los
bienes y derechos. La palabra pérdida se utiliza para referirse a situaciones con
resultados negativos. Los resultados negativos surgirán cuando los gastos sean
superiores a los ingresos.

Es clave tener presente que un gasto va a generar la posibilidad de obtener


ingresos, mientras que una pérdida no va a crear la posibilidad presente o futura de
conseguir ingresos como consecuencia de la misma. Algunos ejemplos de pérdidas
contables pueden ser las mercancías dañadas o el deterioro de valor de las
acciones.

Para poder hablar de una pérdida contable deben darse las siguientes
circunstancias:

Que tenga lugar un resultado negativo como consecuencia de una operación o


grupo de operaciones. Puede ser resultado o no de una transacción con terceras
personas y no tienen valor compensatorio para la empresa.
LA GANANCIA
Es un beneficio económico donde una de las partes es beneficiada gracias a una
transacción económica, es decir, es la porción restante entre los ingresos totales
menos los costos totales de producción, distribución y comercialización de un
producto o servicio. Este término proviene del vocablo “ganan” que se traduce como
“codicia”.

La ganancia económica se calcula pensando más allá que la ganancia contable, ya


que esta última es el dinero que se obtiene luego de haber pagado todos los costos
y solo toma en cuenta el dinero tanto gastado como ganado. Mientras que la
ganancia económica ve lo que se denomina como costos de oportunidad, lo que la
ganancia contable no hace, ya que podría resultar con pérdidas económicas graves
para la organización sin embargo no disminuye el dinero conseguido anteriormente
por la compañía.