You are on page 1of 3

Judas Iscariote. También es referido como «Judas, hijo de Simón» (Jn 6:71; Jn13:26).

Judas, a causa
de su traición a Jesús, se ahorcó (de acuerdo a Mateo 27:5 y Hechos 1:18) y a raíz de esto se
escogió a Matías en su lugar.

Matías, el sucesor de Judas, elegido a la suerte en el Monte de la sangre (Hechos 1, 12-26).

Todos ellos eran galileos con excepción de Judas Iscariote, que se presume era de Judea (para
algunos Iscariote significaría textualmente isqueriot, «de Queriot» al sur del distrito de Judá);
mientras algunos lo interpretan como de Isacar.[cita requerida] Después de la resurrección y
ascensión de Jesucristo y tras haberse suicidado Judas Iscariote, los once Apóstoles restantes se
reunieron y eligieron a Matías para completar nuevamente el número de doce Apóstoles enviados
a las doce tribus de Israel.

Otros apóstoles de la Iglesia[editar]

En el Nuevo Testamento y en los Hechos de los Apóstoles, son llamados apóstoles otros
personajes, específicamente: Pablo de Tarso y Bernabé. Otros son asimilados al colegio apostólico,
como Silas, Timoteo, Tito, Andrónico, Joias.

La Iglesia utiliza el título de apóstol antes del nombre de quienes reciben el servicio de apostolado
y están a cargo de la Iglesia y de la expansión del Reino de Dios. Como el término apóstol se refiere
a enviado, en ocasiones se agrega la mención de a dónde o a quienes se le envía: Así, el Apóstol
Pablo es el Apóstol de los Gentiles.

La Iglesia católica ha utilizado posteriormente el sobrenombre de apóstol —en sentido más


general— para otros propagadores de su fe (por ejemplo, San Francisco Javier es el Apóstol de las
Indias), pero no se antepone el título al nombre (no se dice el apóstol Francisco Javier). Otros
ejemplos son San José de Anchieta (Apóstol de Brasil), San Junípero Serra (Apóstol de California) y
San Pedro de Betancur (Apóstol de Guatemala), entre otros.

Apóstoles en la actualidad[editar]

Iglesia católica[editar]

La Iglesia católica, tanto en su rama latina como en su rama oriental, afirma guardar la sucesión
apostólica histórica7 por medio de sus obispos. Así el obispo de Roma es sucesor de Pedro, el
Obispo de Bizancio es sucesor del apóstol san Andrés. Ninguna ordenación episcopal es válida si el
candidato no ha sido ordenado por otro obispo que tenga sucesión apostólica. Y así sucesivamente
hasta remontarse a los apóstoles.

La Iglesia nueva apostólica[editar]

La Iglesia nueva apostólica cree estar conducida por Apóstoles del tiempo final. Su fe en dicha
afirmación radica en que consideran indispensables el actuar de los Apóstoles de Cristo para que
éste regrese a la tierra a buscar a su pueblo para una eternidad en gloria en los cielos.

Su creencia es que, si bien los Apóstoles del círculo primitivo fallecieron años después de la
ascensión de Jesús, en el siglo XVIII volvió a derramarse el Espíritu Santo por el cual fueron
llamados nuevos hombres para continuar con el trabajo en la viña. Para los nuevos apostólicos el
ministerio del apóstol ocupa un lugar central en su teología particular ya que por relato bíblico
creen que los apóstoles son indispensables para conducir al pueblo en el tiempo final hasta que se
cumpla la promesa del Hijo de Dios.8

Actualmente, la cabeza institucional de la Iglesia nueva apóstolica es Jean-Luc Schneider (1959)


(en:), considerado como apóstol mayor por dicha Iglesia.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días[editar]

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días («Iglesia SUD»; véase también mormón)
cree que la autoridad de los doce Apóstoles originales es una característica distintiva de la Iglesia
verdadera establecida por Jesús en la antigüedad y los tiempos modernos. Los miembros hoy
creen que esta autoridad se perdió del mundo después de la muerte de los Apóstoles originales de
Cristo, y que fue restaurada mediante el profeta José Smith durante la primavera y verano de
1829. De ese tiempo, la Iglesia afirma y da testimonio de que esta autoridad u oficio apostólico es
transmitida en sucesión hasta hoy, por orden de antigüedad, desde su llamamiento y elección. En
la Iglesia el oficio de Apóstol tiene la función particular pero no limitativa de ser un "testigo
especial" de Cristo ante el mundo.

Ante la muerte de alguno de los apóstoles, la organización se actualiza con el llamado de otro para
mantener el Quórum de Doce, como Jesucristo lo ha establecido. Actualmente, los doce apóstoles
en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, son:
Russell M. Nelson

Dallin H. Oaks

M. Russell Ballard

Robert D. Hales

Jeffery R. Holland

David A. Bednar

Quentin L. Cook

D. Todd Christofferson

Neil L. Andersen

Ronald A. Rasband

Gary E. Stevenson

Dale G. Renlund

En términos del gobierno de la iglesia, están en segundo lugar solamente en la autoridad de la


Primera Presidencia, cuyos miembros son normalmente antiguos miembros del Quórum de los
Doce Apóstoles.

En la actualidad, los miembros de los quórumes de los Setenta son Autoridades Generales de la
Iglesia que reciben la autoridad apostólica[cita requerida] pero que no reciben la ordenación al
oficio de Apóstol. Ellos dedican todo su tiempo al ministerio.9

Denominaciones protestantes[editar]

Para los Evangélicos, Apóstol, designa a aquella persona que funda una iglesia, con el fin de
"expandir el reino de Dios", es junto al de Profeta, Evangelista, Pastor y Maestro, uno de los cinco
ministerios instaurados por Jesús.

Otros usos del término «apóstol»[editar]

«Apóstol» también es usado para designar al propagador de cualquier género de doctrina o


creencia religiosa. También se aplica a individuos que defienden y diseminan significativas ideas