You are on page 1of 2

¿QUÉ ES CINE?

28 de Enero de 2018 Día del Cine Venezolano


Caracas./ Miguel Ángel Rojas Barrera
CI 72.272.305

Dependiendo del lente con que se enfoque esta pregunta, la respuesta puede variar. Podría
uno decir que es la abreviatura de cinematógrafo. O muy reduccionistamente responder
que es la sala donde se proyectan los audiovisuales. También, decir que es el procedimiento
técnico de representación de un discurso mediante la imagen en un movimiento ilusorio
que se acompaña por música y sonidos. Algunos le llaman arte, y además lo escalafonan
como el séptimo. Otros le llaman industria y les es muy lucrativo. Para el cineasta
ecuatoriano Tito Molina, “Cine es la manera en que se yuxtaponen las imágenes y sonidos
en relación con la trama para crear una forma de expresión más allá de lo narrativo”.

Se podría decir, sin ser innovador, que es un vehículo de la expresividad humana, de su


ingenio y su espíritu. Manifestación de la vida, que es concreta y es abstracta. Expresión de
imaginarios que configura comunidades de sentidos. Que agrupa a cientos de personas
alrededor de una película de corta o larga duración, fruto de la fantasía o del retrato más
crudo de la realidad y sin embargo es una experiencia individual, donde cada persona le
dedica unos minutos de su vida para vivir así muchas otras vidas en cada encuentro con la
pantalla.

No es el propósito de estas líneas trazar una ruta historiográfica del cine desde su aparición
a la actualidad. O de sus transformaciones, a merced del desarrollo tecnológico. Ni una
exposición de sus representantes. Mucho menos de su obra, ni su teoría. Se me hace más
interesante en esta oportunidad, pensar en lo que de posibilidad tiene el cine para enunciar
el mundo, para recrearlo, crearlo y configurarlo. La riqueza polifónica que ofrece a una
multiplicidad de narrativas con las cuales se puede mostrar a la humanidad la idea más
íntima o la más macabra. Producir sentimientos, emociones y percepciones. La oportunidad
de contar el mundo y conmoverlo.

El complejo audiovisual contiene en sí mismo todos los otros lenguajes, el escrito en


subtítulos y textos, el sonoro, el corporal, el visual y gráfico y por supuesto el simbólico, y
es en sí mismo uno nuevo de lectura universal. Alejo Carpentier, parafraseando a Cocteau,
le llamaba décima musa. No se trata de una apología a la superioridad expresiva del cine,
pues en el reino de la expresividad humana no hay jerarquías. Hay poemas tan bien logrados
a partir de la adecuada articulación y selección de palabras, como fotografías que logran en
ese instante congelado expresar un mundo, una historia, como películas tan mal realizadas
que no logran transmitir más que una sensación de tiempo perdido.

Sin embargo, tiene el cine, de mágico, ese sentimiento de asistir desde una silla al universo
en desarrollo. Y esa es quizá una de las mayores virtudes del audiovisual. La posibilidad de
estar sin estar. Por eso yo podría decir que el cine es una utopía, “capaz de alimentar los
sueños íntimos de cada espectador”.
Diferencias, semejanzas y fronteras entre el Cine Ficción y el Cine Documental