You are on page 1of 5

“AÑO DEL BUEN SERVICIO AL CIUDADANO”

UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES

DEPÓSITOS DE SUELOS EN LA INGENIERÍA CIVIL

“CARRERA PROFESIONAL DE INGENIERÍA CIVIL”

“GEOTECNIA”
ING: PINADO SANTOS, Miguel Angel

 ENRIQUEZ TORRES, Bryhan

CÓDIGO UNIV. Y SECCION: G04730D – “C2”


SEMESTRE: SÉPTIMO

HUANCAYO - 2017
INTRODUCCIÓN

Suelo, cubierta superficial de la mayoría de la superficie continental


de la Tierra. Es un agregado de minerales no consolidados y de
partículas orgánicas producidas por la acción combinada del viento,
el agua y los procesos de desintegración orgánica. Los suelos cambian
mucho de un lugar a otro. La composición química y la estructura física del
suelo en un lugar dado están determinadas por el tipo de material
geológico del que se origina, por la cubierta vegetal, por la cantidad de
tiempo en que ha actuado la meteorización, por la topografía y por los cambios
artificiales resultantes de las actividades humanas. Las variaciones del
suelo en la naturaleza son graduales, excepto las derivadas de
desastres naturales. Sin embargo, el cultivo de la tierra priva al suelo de su
cubierta vegetal y de mucha de su protección contra la erosión del agua
y del viento, por lo que estos cambios pueden ser más rápidos. Los
agricultores han tenido que desarrollar métodos para prevenir la
alteración perjudicial del suelo debida al cultivo excesivo y para
reconstruir suelos que ya han sido alterados con graves daños.
Depósitos de Suelo Natural

Los suelos son producidos por el intemperismo, por la fractura y rompimiento


de diversos tipos de rocas en partes cada vez más pequeñas mediante
procesos mecánicos y químicos. Algunos suelos permanecen donde se forman
y cubren la superficie rocosa de la que se derivan y se llaman suelos
residuales. En contraste, algunos productos intemperizados son arrastrados y
transportados por medio de procesos físicos a otros lugares y depositado allí, a
ésos se les llama suelos transportados. Según el agente de transporte, se
subdividen en tres categorías

1. Aluviales o fluviales: depositados por agua en movimiento (ríos, riachuelos)


2. Glaciales: depositados por acción glaciar
3. Eólicos: depositados por acción del viento
En adición a los suelos transportados y residuales, las turbas se derivan de la
descomposición de materiales orgánicos encontrados en áreas de poca altura
donde el nivel freático está cerca o arriba de la superficie del terreno. La
presencia de un nivel alto del agua freática ayuda o soporta el crecimiento de
plantas acuáticas, que al descomponerse, forman turba. Este tipo de depósito
se encuentra comúnmente en áreas costeras y regiones glaciares. Cuando un
porcentaje relativamente grande de turba se mezcla con suelo inorgánico, se le
denomina suelo orgánico. Estos suelos orgánicos tienen la característica de un
contenido natural de agua de entre 200% y 300%, y son altamente
compresibles. Las pruebas de laboratorio muestran que, bajo carga, se obtiene
un gran asentamiento debido a la consolidación secundaria de los suelos
orgánicos. Durante la planificación, diseño y construcción de cimentaciones,
terraplenes y estructuras de retención, los ingenieros deben conocer el origen
de los depósitos de los suelos sobre los que se construirán las cimentaciones
debido a que cada depósito de suelo tiene atributos físicos propios y únicos
DEPOSITOS ALUVIALES.-

Un depósito aluvial es una masa de sedimentos detríticos que ha sido


transportada y sedimentada por un flujo o aluvión.
Usualmente el termino aluvión se usa para los depósitos de arena, sedimento,
grava y barro arrojado por los ríos y arroyos. Generalmente, el aluvión, o
depósito aluvial (como también se le conoce), es de un origen muy reciente
(geológicamente hablando, menos de unos cuantos millones de años).
Cuando el depósito es amplio y plano, se le puede llamar planicie aluvial.
Muchos de los valles en el centro de Arizona (EEUU) son acompañados de
planicies aluviales.
Son materiales transportados y depositados por el agua. Su tamaño empieza
desde las rocas hasta las gravas gruesas, cantos y bloques y estos tipos de
suelos o rocas presentan bordes redondeados y se distribuye en forma de capa
mineral sedimentaria y son muy anisótropos.
Estos materiales están muy desarrollados en los depósitos de climas tropicales,
ocupando cauces, llanuras, terrazas etc. Sus propiedades están relacionadas
con la granulometría, su continuidad es irregular, por eso es que estos
depósitos tiene altos contenido en materia orgánica en determinado medio y
para que estos tipos de suelos pueda ser penetrado por algún fluido depende
de la granulometría y presenta un alto contenido de aguas acumuladas en el
subsuelo sobre una capa impermeable y que solamente puede ser
aprovechada por medio de pozos(alto nivel freático) y este depósito aluvial
constituye una fuente de recursos de materiales de construcción.

DEPOSITOS GLACIARES

Los depósitos glaciares están formados por materiales que pueden haber sido
erosionados o no por el glaciar, pero que han sido transportados y
posteriormente abandonados por el hielo.
Dependiendo del lugar en el que hayan viajado en el glaciar, los clastos pueden
presentar algunas características que permiten su identificación cuando se
encuentran formando parte de un depósito, aunque no siempre es así.
Los cantos y bloques que viajan en el contacto hielo-roca son modificados por
el transporte en cuanto a su "forma", "redondeamiento" y "textura". Con el
tiempo, se van redondeando y adquieren formas en bala o en plancha con las
superficies pulidas. También pueden presentar estrías originadas durante el
desplazamiento por el rozamiento con el sustrato o con otros materiales. Estos
clastos en bala (forma más o menos cilíndrica con un extremo en punta) y
plancha (forma pentagonal) oponen menos resistencia al movimiento del hielo
que los clastos con formas más irregulares. Durante el transporte, el extremo
en punta se orienta hacia la parte alta del glaciar, ya que el hielo se desplaza
más rápidamente que el clasto, por el rozamiento que se genera entre éste y el
sustrato.
DEPOSITOS COLUVIALES

Los depósitos coluviales están presentes tanto en climas áridos (Figs. 1 y 2) como
secos, tienen apariencia de conos o pequeños abanicos los que no cuentan con
un espesor importante ya que corresponden a acumulaciones locales sin mucho
transporte. En algunos casos, pueden formarse en las cabeceras de terrazas
aluviales dando la apariencia de ser un mismo depósito (Fig.3).

Figura 1. Depósitos coluviales constituidos por gravas, arenas y arcillas. Las flechas
indican el ápice de los conos de detritos en contacto con el macizo rocoso.

Figura 2. Depósitos coluviales. La flecha indica la superficie del abanico conformada


por rocas desprendidas.