You are on page 1of 39

1

1. Introducción

Es muy probable que conozcas los beneficios que puede aportarte la práctica regular de ejercicio físico
moderado.

Seguramente también conoces buenas razones para realizar ejercicios de respiración.

Y lo más probable es que también seas consciente de las ventajas de practicar ejercicios de concentración y
meditación.

Pues si conoces todo esto, imagina por un momento una actividad que te ofrezca los beneficios de los tres;
ejercicio físico adecuado, ejercicios de diferentes tipos de respiración, y práctica de ejercicios de
concentración/meditación…

Pues esto es lo que te ofrece el chi kung, ¡y más concretamente el Lohan chi kung!

Solemos acordarnos de nuestra salud cuando tenemos algún problema con ella. Entonces buscamos soluciones
bien sea en la medicina convencional o en la complementaria.

Pero cada vez más se insiste en los hábitos saludables de vida como método preventivo para cuidar nuestra
salud. Una correcta alimentación, ejercicio físico moderado, respirar correctamente, descanso adecuado, etc.

Y es aquí donde la práctica del Chi kung nos puede ayudar. En realidad, como podrás ver más adelante, ese es
uno de los grandes objetivos del chi kung; preservar nuestra salud.

Y en esto, puedo asegurarlo, el Lohan Chi kung es un auténtico tesoro.

Pero para poder llevar a cabo con éxito cualquier actividad es necesario saber con exactitud qué queremos
obtener con ella, conocer cual es el objetivo con la que la realizamos.

Una vez lo tengamos claro, podremos analizar como lo podemos conseguir.

Con el chi kung pasa exactamente lo mismo. Desde el primer momento deberíamos entender para qué se
practica. Conocer de forma clara el objetivo que perseguimos con su entrenamiento.

Y ese es precisamente el propósito de este libro. Explicar de una forma clara y sencilla cual es el objetivo
principal del Lohan Chi kung y como vamos a alcanzarlo.

Existen multitud de libros sobre chi kung, y entre ellos algunos dedicados al sistema Lohan. Los hay que son
realmente buenos y por lo general más “complejos” que el que tienes ahora entre tus manos.

Pero precisamente uno de mis objetivos al escribir este libro es que resulte sencillo. Considero que lo más
importante en el aprendizaje de Lohan Chi kung es la práctica. Puede parecerte algo obvio, pero puedo asegurarte que
algo tan lógico suele fallar en muchos practicante o incluso en maestros de este arte.

Tener muchos conocimientos teóricos no sirve de nada si no se entienden perfectamente, y sobre todo, si no se
saben aplicar a la práctica, que al fin y al cabo es lo que nos aportará los numerosos beneficios que se pueden obtener
con el trabajo de chi kung.

No es necesario ser especialista en medicina china para poder practicar los ejercicios. Basta con tener muy
claros determinados conceptos y teorías. Espero que poder ayudarte a conseguirlo…

2. Qué es Chi Kung. Porqué practicarlo

Existen muchísimos sistemas de chi kung. Es fácil entender que en un país tan extenso como China se hayan
desarrollado a lo largo de su historia multitud de prácticas con el fin de preservar la salud.

Ya desde tiempos remotos la civilización china intentó evitar la enfermedad mediante diversos métodos. Algunos
de ellos trataban de curar las diferentes dolencias cuando éstas ya habían aparecido, cuando ya mostraba los síntomas.

Pero pronto se dieron cuenta de la importancia de prevenir la enfermedad.

Centrados en buscar un método preventivo de salud, diferentes maestros observaron que, aparte de otros
2
aspectos como la alimentación, el descanso o las condiciones climáticas, la actividad física de una persona tenía un
efecto directo sobre ésta.

Observaron que no solo un exceso de trabajo físico podía ser perjudicial (como solía ocurrirles a la clase baja de
la sociedad obligada a trabajar de sol a sol), si no que la ausencia de cualquier ejercicio físico resultaba nefasto para la
salud (como solía pasarles a los miembros de las clases altas de la sociedad).

A partir de entonces fueron desarrollando diversos tipos de ejercicios con el objetivo de promover la salud a
través de una correcta actividad física.

Dichos ejercicios fueron evolucionando de forma diferente dependiendo de los practicantes a los que iban
dirigidos y las necesidades concretas de éstos.

No podían ser iguales los que practicaban la nobleza con un nivel de actividad física baja, que los que
practicaban un grupo de monjes cuya finalidad era paliar los efectos de largas horas de meditación en posturas estáticas.
Tampoco podían ser los mismos que los destinados a las clases populares con el fin de recuperarles de un excesivo
trabajo físico.

Pero todos ellos seguían manteniendo la idea original de promover un estado óptimo de salud a través de
diferentes prácticas que favorecían la correcta circulación de la sangre y la energía por todo el cuerpo, ayudando de esta
manera tanto a la correcta nutrición de todos las células y tejidos del organismo, como a la eliminación de toxinas y
productos de desecho producidos por éstas.

A todo este conjunto de diferentes prácticas o ejercicios se le conocía de forma genérica con el nombre de Nei
gong (Hei kung en cantonés), que significaba “trabajo interno”. Pero otro nombre que se solía utilizar y con el que se le
empezó a conocer en occidente es el de CHI KUNG (氣 功).

Aunque en ocasiones resulta difícil encontrar una traducción exacta de los caracteres chinos, ya que en
ocasiones un solo ideograma representa una idea o un concepto bastante amplio, podemos traducir CHI KUNG como
“trabajo de la energía “.

La palabra Kung 功 hace referencia a la práctica o trabajo de esa serie de ejercicios desarrollados a lo largo de
los siglos con la finalidad de preservar la salud.

La palabra CHI 氣 hace referencia a la energía vital que posee todo organismo y que dirige su funcionamiento. El
chi circula junto con la sangre impulsándola por todo el cuerpo para mantenerlo saludable. Es un concepto muy utilizado
por la cultura china para designar la actividad del ser humano. Luego veremos con más detalle a qué nos referimos
cuando hablamos de CHI.

Por lo tanto, ya tenemos una primera definición de chi kung que nos ayuda a entender su significado y la finalidad
con la que lo vamos a practicar:

- CHI KUNG: Consiste en una serie de ejercicios destinados a favorecer la correcta circulación de la
sangre y la energía por todo el cuerpo con el objetivo de mantenerlo saludable

3
Clasificación de los sistemas de chi kung

Pero como hemos visto anteriormente, los diferentes grupos de ejercicios fueron evolucionando de forma distinta
según la finalidad que perseguían. De esta forma fueron apareciendo una gran variedad de sistemas diferentes de chi
kung, con sus propias características y métodos de trabajo, llegando a ser muy diferentes unos de otros.

Existen diversas formas de clasificarlos dependiendo de su origen, características o finalidad, destacando sobre
todos estas dos vertientes;

1.-Una de las formas más habituales para clasificar dichos estilos es aquella en la que tenemos en cuenta tanto
el origen, es decir, el grupo de personas que lo empezaron a desarrollar así como la finalidad con la que fueron creados.
Podemos destacar tres grandes grupos o escuelas;

- Chi kung Doctrinal (Religioso); se trata de sistemas que se originaron y desarrollaron en el seno de diversas
órdenes religiosas o corrientes filosóficas cuya finalidad principal era contribuir a alcanzar sus objetivos como religión.
Podemos destacar tres grandes subgrupos;

- Chi kung budista (Fo Jia 佛家 ); engloba diferentes estilos originados en diversos templos budistas. A parte de
beneficiar la salud, tenían como objetivo principal ayudar a alcanzar el estado de iluminación, o como solían llamar,
alcanzar el estado del Buda

- Chi kung taoísta (Tao Jia 道家); las diferentes corrientes de pensamiento taoísta utilizaron diversos ejercicios de
chi kung como parte de sus prácticas. El objetivo que perseguían era seguir el Tao, es decir seguir a las leyes de la
naturaleza con el fin de preservar la salud y fomentar la longevidad. En ocasiones sus trabajos se enfocaban en
descubrir la fórmula para alcanzar la inmortalidad.

- Chi kung confucionista (Ru Jia 儒 家 ); su objetivo principal era el de trabajar el chi para desarrollar valores
morales, con la finalidad de alcanzar la armonía social y política.

- Chi kung marcial (Wu Jia 武 家 ); en este tipo de escuelas se aprende a utilizar o movilizar el chi con fines
marciales, es decir, para mejorar las habilidades en la lucha. Generalmente este tipo de prácticas resultan también
beneficiosas para la salud, aunque no siempre es así. En ocasiones hay prácticas que desarrollan destrezas marciales a
costa de la propia salud del practicante.

- Chi kung médico (Yi Jia 醫家); este grupo se puede dividir en otros dos subgrupos.

1. -Por una parte tendríamos aquellos estilos creados para tratar enfermedades. Son utilizados como una parte
más de la Medicina Tradicional China. Deberían ser doctores expertos en la materia los que recomienden el ejercicio
adecuado para cada patología.

2. -Por otra parte tenemos aquellos sistemas de chi kung destinados a fomentar un estado óptimo de salud, pero
desde un aspecto preventivo.

Suelen ser muy conocidos y con una gran aceptación o arraigo popular. Algunos ejemplos de estos sistemas son
los siguientes;

•Wu Qin Xi 五禽戲 (El juego de los cinco animales)

•Yì Jīn Jīng 易筋經 (Cambio del músculo y el tendón)

•Ba Duan Jin 八段錦 (Las ocho piezas del brocado)

•Zhan Zhuang 站樁 (Estar quieto como un árbol)

•Liu Zi Jue 六字訣 (Sonidos curativos )

2.-Otra de las formas con las que normalmente se clasifican los diferentes trabajos de chi kung es en Wai Dan
(elixir externo) 外丹 y Nei Dan (elixir interno) 內丹. Veamos con más detalle el significado de estos términos;

- Wai Dan: “Wai” significa “externo o exterior” y Dan significa “elixir”. Con el término externo se hace referencia a

4
las extremidades del cuerpo humano. La palabra elixir en este caso designa a una supuesta sustancia que alarga la vida
y que los taoístas han buscado desde hace siglos. Al principio creían que era una sustancia física que buscaron obtener
por diversos medios. Pero con el tiempo descubrieron que en realidad se encontraba dentro del cuerpo, con lo cual
debían conservarlo y trabajarlo.

Por lo tanto, podemos englobar como Wai dan todos aquellas prácticas que se centran en el movimiento y el el
trabajo de las extremidades para favorecer la circulación del chi.

Un ejemplo típico que podemos encontrar en este grupo es el “Yi Jin Jing 易 筋 經 (Clásico del cambio del
músculo / tendón)”

- Nei Dan: “Nei” significa interior haciendo referencia en este caso al interior del cuerpo, es decir, al tronco y los
órganos internos contenidos en él.

Por lo tanto, podemos clasificar como Nei dan todas aquellas prácticas que se centran en la respiración y el
trabajo de la zona interna del cuerpo para favorecer la circulación del chi.

Un conocido ejemplo englobado en este grupo sería “La Limpieza de la Médula Ósea (Xi Shui Jing 洗髓经)”

3. Qué es Lohan Chi kung. Porqué practicarlo

Dentro del amplio abanico de estilos que conforman lo que conocemos como chi kung encontramos el sistema
Lohan.

Como luego veremos al adentrarnos en su historia, el Lohan Chi Kung también evolucionó a partir de una serie
primitiva de ejercicios. Estos se fueron ampliando y mejorando con los conocimientos y experiencia que aportaron
diversos maestros de numerosas generaciones, hasta formar el que posiblemente sea uno de los sistemas de chi kung
más amplios y completos que existen.

Incluye diferentes tipos de trabajo. Algunos de ellos lo podemos clasificar como Wai Dan, pero otros los podemos
incluir dentro del grupo de Nei Dan.

Asimismo, a pesar de ser un sistema de origen budista, posteriormente recibe importantes influencias taoístas.

Además, su trabajo práctico se fundamenta en una sólida base de teorías médicas.

Todo ello conforma un heterogéneo sistema cuyo objetivo principal es el de mejorar la salud mediante el
trabajo de los tres tesoros (sam bao 三宝).

Sam Bao (三宝) Los Tres Tesoros de la Salud

El concepto de los tres tesoros de la salud es ampliamente utilizado en el ámbito de la medicina tradicional china.
No es difícil encontrar información detallada acerca de ellos. Pero lo realmente importante es conocer su relación con el
Lohan Chi kung y su aplicación práctica en los ejercicios que vamos a practicar. Veamos cuál es su significado;

Para la medicina tradicional china el ser humano está compuesto básicamente de tres cosas; la parte física, la
energía y la mente.

Es decir, podemos clasificar la composición del ser humano en tres niveles; físico, energético y mental, y cada
uno de ellos se correspondería con cada uno de los tesoros (jing 精, chi 氣, shen 神).
5
1. - Parte física; es todo aquello que podemos ver y tocar. Engloba todo nuestro cuerpo físico; desde la piel,
hasta los órganos internos, pasando por huesos, músculos, tendones, etc.

Esta parte se corresponde con el JING ( 精 ), generalmente traducido como esencia, y que constituye las
sustancias fundamentales del cuerpo humano, siendo la base material de todos sus tejidos. Por lo tanto, se manifiesta en
nuestro físico. Un JING fuerte se manifestará en un cuerpo fuerte y sano. Por el contrario, un JING débil conllevará
problemas de crecimiento, debilidad física, etc.

2. - Parte energética; es aquello que no podemos ver, no podemos tocar, pero que sí podemos sentir : de
alguna manera es lo que da vida y permite funcionar a nuestra parte física. Es lo que los chinos denominan CHI ( 氣 )
(generalmente traducido como “energía”). En esta ocasión hace referencia exclusivamente al chi o energías humanas.

El CHI circula por una serie de canales llamados JIN-LOU, que le permiten llegar a todas la partes del cuerpo.
Para la medicina china existen varios tipos de chi según su origen, función o localización. Se le atribuyen diversas
funciones como propulsión, calentamiento, defensa, etc.

3. - Parte mental; es aquello que dirige al chi (energía) para que pueda funcionar el jing (cuerpo). Es decir, es
nuestra actividad mental que dirigirá el funcionamiento de nuestro cuerpo a través de la energía, ya sea de forma
consciente o inconsciente. Es lo que los chinos denominan SHEN 神 ( traducido muchas veces como “espíritu”, “mente” o
“consciencia”).

El SHEN es un término muy amplio y muy genérico que no solo se refiere a nuestra actividad mental, sino
también a diversas manifestaciones externas de nuestra actividad vital, como la expresión, la mirada o el aspecto
general.

Un ejemplo nos servirá para entender mejor el significado de estos tres conceptos;

Centrémonos en uno de nuestros brazos. Eso sería el JING, o parte física. Se puede ver y tocar. Ahora vamos a
moverlo. Para ello necesitamos algo que no podemos verlo ni tocarlo, pero que sí podemos sentir, eso es la energía, o
CHI. Y también necesitamos algo que dé la orden para ejecutar el movimiento, que es nuestra mente, o SHEN. Por lo
tanto, ya podemos ver en este ejemplo, que estas tres partes siempre irán de forma conjunta; mi mente (shen) manda
energía (chi) al brazo (jing) para poder moverlo.

En realidad, jing, chi y shen son términos que podríamos analizar y explicar de forma mucho más extensa y
completa. Pero al principio lo importante es entender que de forma muy general y muy básica, estamos compuestos de
estos tres aspectos.

De esta manera, si logramos trabajar y mejorar cada uno de ellos, nuestra salud, y por lo tanto nuestra vida, será
mejor.

Es importante entender que los tres tesoros no funcionan de manera independiente. Todo nuestro cuerpo es una
unidad y no podemos aislar el funcionamiento de una parte sin que influya en las otras.

El trabajo sobre cada uno de ellos influirá en los otros dos, y como norma básica en nuestro sistema, los tres
tesoros deberán ir coordinados para conseguir que nuestra práctica nos dé los resultados deseados.

4. Cómo conseguirlo. Métodos de trabajo

Bien, ya hemos establecido nuestros objetivos, conocemos los tres tesoros, entendemos que trabajándolos
mejoraremos nuestra salud, y que la práctica del Lohan chikung nos ayudará a conseguirlo.

6
Es el momento de empezar a analizar cómo lo vamos a hacer; cómo vamos a trabajar cada uno de estos tres
aspectos;

Principalmente disponemos de tres métodos para el trabajo de los tres tesoros; movimiento, respiración y
concentración.

•Para trabajar el JING, es decir, nuestra parte física, vamos a utilizar el movimiento.

•Para el trabajo del CHI, la energía, nos serviremos de la respiración

•Para el desarrollo del SHEN, nuestra mente, utilizaremos la concentración.

En realidad, todos los ejercicios del Lohan chikung contienen estos tres apartados; movimiento, respiración, y
concentración. Hay ejercicios en los que se enfatiza o se trabaja especialmente cada uno de ellos, dependiendo del
objetivo que se pretende conseguir, pero siempre van a estar presentes los otros dos.

Recordemos que el cuerpo funciona como una unidad y los diferentes tesoros no pueden funcionar de forma
individualizada y por tanto no podemos aislar su trabajo. Siempre deben ir coordinados, aunque nos centremos
principalmente en uno de ellos. Por eso ya podemos suponer que el movimiento, la respiración y la concentración en
cada uno de los ejercicios deben ir coordinados para que nuestro trabajo de Lohan Chi kung sea efectivo.

Pero, aunque respetando en todo momento esta norma, encontraremos ejercicios destinados a trabajar de forma
más específica uno de los tesoros. De hecho, más adelante veremos cómo el sistema dispone de una forma (serie de
ejercicios dispuestos en un orden determinado) para el trabajo de cada uno de ellos.

Vamos a ver con más detalle cada uno de los tres métodos

1.-Trabajo de JING

Para conseguir mejorar nuestro cuerpo físico es imprescindible moverse. El movimiento siempre está presente
en los ejercicios de lohan chikung. No sólo es una de las formas más efectivas que tenemos para movilizar el chi, si no
que resulta indispensable para desarrollar nuestro Jing. Puede ser más intenso, más suave, incluso sutil, dependiendo de
la finalidad del ejercicio, pero siempre existe un movimiento que favorece la circulación de la energía. Como suele
decirse en ocasiones “bisagra que se mueve no se oxida”

Con el movimiento aumentamos la temperatura corporal y mejoramos la circulación de la sangre, con lo que
también mejoramos la circulación del chi. Para la medicina china la circulación de la energía y la sangre van unidas, con
lo cual favoreciendo el movimiento de una se favorece el movimiento de la otra.

“El chi es el comandante de la sangre” y “la sangre es la madre del chi” son dos expresiones muy utilizadas en
medicina china para explicar esta interdependencia entre estos dos elementos.

Los movimientos que se utilizan en el sistema van de rectilíneos a circulares, de grandes a pequeños, y de
externos a internos según vayamos avanzando en las diferentes niveles que lo conforman.

Pero en una primera etapa en la que buscamos trabajar específicamente el JING, (que es la base sobre la que
se sustentan los otros dos tesoros), prestaremos especial atención a los estiramientos. Con ellos vamos a estirar todo
nuestro sistema músculo esquelético, desde la columna vertebral hasta las extremidades. Buscaremos trabajar huesos,
músculos, tendones y ligamentos.

Existen diferentes tipos de estiramientos, y los que vamos a trabajar en nuestro sistema son los dinámicos. Es
importante entender que para poder estirar un grupo muscular de forma activa, debemos contraer otro, con lo cual vamos
a alternar movimientos de estiramiento/contracción que nos ayudarán a mejorar la circulación de la sangre y por lo tanto
del chi.

2.-Trabajo de CHI

Para el trabajo específico del aspecto CHI, vamos a utilizar la respiración. Aunque como podemos ver el

7
movimiento y la concentración también ayudan a movilizar la energía y llevarla donde queramos, en nuestro sistema
cobra especial importancia el trabajo de diferentes tipos de respiración para conseguir este cometido.

Según la medicina tradicional china, la respiración impulsa el movimiento del chi por todo el cuerpo. Solo con la
respiración somos capaces de acelerar o ralentizar nuestro ritmo cardíaco (haciendo respiraciones más cortas o más
largas). Como consecuencia podemos entender que con la respiración podemos influir en la circulación de la sangre, y
por tanto, de la energía.

Dentro del sistema Lohan se trabajan diversos métodos de respiración, yendo de más sencillos a más
complicados. Pero de momento lo importante entender que con ellos vamos a desarrollar nuestro aspecto Chi

3.-Trabajo de SHEN

Para el trabajo de nuestro aspecto Shen vamos a utilizar principalmente la concentración. Deberemos aprender
donde colocar nuestra atención (muchas veces utilizamos el término “mente” para referirnos en realidad a nuestra
atención o concentración) en la realización de cada uno de los ejercicios.

Volviendo a la medicina china, ésta nos indica que “allá donde va la mente va el chi”.

Podremos utilizar nuestra concentración de varias formas, desde centrarnos en diversos puntos o zonas del
cuerpo, sintiendo los diferentes estiramientos o prestar atención a diversas sensaciones que producen los diferentes
ejercicios.

Pero siempre nuestro trabajo mental irá coordinado con el movimiento y la respiración para hacer más eficaces
los diferentes ejercicios que vayamos practicando.

5. Teoría del Yin-Yang

Una vez entendido el objetivo general del Lohan chi kung, es necesario conocer con claridad el significado de la
teoría del YIN (陰) y del YANG (陽). No solo saber lo que representa, sino también cual es su aplicación a los ejercicios
que vamos a realizar.

Yin-Yang es un concepto filosófico utilizado en la antigua China. Designa una concepción del mundo, a partir de
la cual se explica la Naturaleza y todo su funcionamiento.

Podemos clasificar todos los fenómenos que en ella acontecen mediante esta teoría, y como no, también es
aplicable al ser humano. Tanto su anatomía como sus acciones pueden ser clasificadas según el concepto de Yin o Yang.

También es una teoría aplicable al Lohan chikung. Es mas, conocer con claridad el concepto de Yin y Yang, será
determinante en nuestro trabajo y nos ayudará a conseguir un efecto u otro en nuestra práctica. En posteriores capítulos
aprenderemos a aplicar este conocimiento a los ejercicios y como influye en ellos.

Pero primero, veamos de forma básica pero clara, cual es su significado de dicha teoría.

Qué es YIN-YANG

Imagina por un momento una colina. A uno de sus lados le da el sol. En el otro, hay sombra.

En el lado soleado hay luz, calor, y como consecuencia hay más actividad. En la parte sombreada hay frío,
oscuridad, y como consecuencia hay más quietud.

La parte soleada es el Yang. La parte con sombra es el Yin.

8
Como explicaba antes, esta concepción binaria se aplica a todos los aspectos de la naturaleza.

Como norma general, podemos clasificar como yang todo aquello que sea:

•móvil

•caliente

•ascendente

•centrípeto

•luminoso

•exterior

•superficial

•actividad

Y podemos clasificar como Yin;

•inmóvil

•frío

•descendente

•centrífugo

•oscuro

•interior

•profundo

•descanso

El ser humano no escapa a esta regla. Como dice el Su Wen (un tratado antiguo de “medicina china”): “toda
estructura tisular del organismo puede dividirse en dos partes opuestas que están encarnadas por el Yin-Yang”

Veamos algunos ejemplos de esta clasificación;

•Yang: Hombre, parte anterior-lateral, parte superior, superficie, entrañas, energía, etc.

•Yin: Mujer, parte anterior-medial, parte inferior, interior, órganos, sangre, etc.

Por supuesto, también es aplicable a los ejercicios de chi kung. Veamos de forma muy general ejemplos de cómo
9
clasificar algunos movimientos;

•Yang: inspirar, tensar, subir, etc.

•Yin; espirar, relajar, bajar, etc.

Pero hay que tener en cuenta, que la naturaleza Yin o Yang de cualquier elemento o acción no es absoluta sino
relativa. Es decir, será Yin o Yang en relación a otro elemento.

Además es importante entender que Yin y Yang no son dos tipos diferentes de energía, sino que representan los
dos polos opuestos, pero al mismo tiempo complementarios de cualquier cosa.

Esta relación de interdependencia entre los dos elementos se ve perfectamente representada por famoso dibujo
Taiji (esencia suprema):

En él podemos ver representados los principales puntos de dicha interdependencia:

1.-Aunque representan fases opuestas, Yin y Yang forman una misma unidad y se complementan.

2.-Yin contiene la semilla de Yang: Yang contiene la semilla de Yin. Esto lo vemos representado por los pequeños
círculos blanco y negro (leong jin).

3.-Nada es totalmente Yin o Yang.

4.-El Yin se transforma en Yang y el Yang se transforma en Yin.

Podemos encontrar numerosos ejemplos en la naturaleza en los que son visibles estos principios de oposición,
alternancia y transformación;

El amanecer supone un ascenso de la energía Yang que llega a su máximo a mediodía. A partir de ese momento
comienza a descender a la par que va ascendiendo la energía Yin hasta que alcanza su máximo a medianoche. En ese
momento empieza a decrecer el Yin y a crecer el Yang repitiendo volviendo a reproducirse el mismo ciclo en el que Yin y
Yang se van controlando y alternando para mantener un equilibrio dinámico.

No resulta difícil encontrar muchísima más información sobre la teoría del Yin y el Yang. Como hemos visto, es
aplicable a todos los aspectos de la vida y existen auténticas corrientes filosóficas sobre dicha teoría. Pero considero que
con lo explicado hasta ahora es suficiente. Creo que es preferible centrarse en como aplicamos dicha teoría a nuestro
cuerpo, y a nuestro trabajo de Lohan chi kung.

Hay una idea fundamental con la que considero importante quedarse;

Los ejercicios del Lohan chi kung los podemos practicar de forma equilibrada, de forma Yang, y de forma
Yin.

- Forma equilibrada; se practican los ejercicios manteniendo el equilibrio entre el Yin y el Yang consiguiendo un
efecto neutro.

- Forma Yang; pondremos más énfasis en la fase o en los elementos Yang del ejercicio con la intención de
tonificar, aumentar o subir la energía.

10
- Forma Yin; pondremos el énfasis en la fase o en los elementos Yin del ejercicio con la intención de relajar, sedar
o descender la energía.

Esto es una idea general para entender como la teoría del Yin y del Yang nos va a ayudar a conseguir nuestros
objetivos. Hay momentos en los que necesitamos activarnos, en otros relajarnos, y en otros simplemente queremos
trabajar los tres tesoros de forma equilibrada.

Hay ejercicios que pertenecen a cada uno de los grupos. Pero también existen algunos muy sencillos que con
pequeñas variaciones podremos entrenar con una u otra finalidad.

Más adelante veremos como podemos conseguir que un ejercicio neutro o equilibrado tenga un efecto Yang o
Yin según nuestras necesidades.

6. Puntos importantes

A estas alturas ya tenemos un poco más claro hacia dónde se dirige nuestra práctica de Lohan Chi kung. Hemos
aprendido que su gran objetivo es el trabajo de los tres tesoros, es decir, jing, chi y shen (sam bao). También sabemos
que los vamos a trabajar con el movimiento, la respiración y la concentración. Y por último acabamos de ver que la teoría
del Yin y del Yang nos ayudará a definir como queremos que sea nuestro trabajo (neutro o equilibrado, de tipo yang para
tonificar o de tipo yin para relajar.)

Con estos conocimientos tenemos aprendida la base teórica sobre la que se fundamenta nuestro sistema. Ahora
es el momento de aprender ciertos conocimientos imprescindibles para practicar los ejercicios de forma correcta.

Se trata de tres elementos que van a guiar cada uno de los tres métodos que conocemos para el trabajo de los
tres tesoros. Son los siguientes:

oTresPuertas (SAM KUAN)....………….................movimiento

oTres Calentadores (SAM JIAO)…......................respiración

oTres Campos de Energía (SAM TAN TIEN)..concentración

1. LAS TRES PUERTAS (SAM KUAN)

Denominamos como “tres puertas” o “tres puertas del chi” a tres puntos situados a lo largo de la columna
vertebral. La función de estos tres puntos o puertas, es la de dirigir nuestro movimiento. En realidad se trata de tres
puntos imaginarios que nos servirán de referencia en cada movimiento que realicemos en los ejercicios.

Veamos donde se sitúa cada uno de esos puntos y cuál es su función:

•Puerta alta: se sitúa entre el hueso occipital y la primera vértebra cervical. Se corresponde con el punto Feng Fu
(Du16) “El palacio del viento”. Su función es la de dirigir el movimiento de la cabeza.

•Puerta media: punto situado entre la segunda y tercera vértebra dorsal. Se corresponde con el punto Sheng Zhu
(Du12) “El pilar del cuerpo”. Su función es la de dirigir todos los movimientos desde y hacia los brazos.

•Puerta baja; situada entre la segunda y tercera vértebra lumbar. Se corresponde con el punto Ming Men (Du4)
“La puerta de la vida”. Se encarga de dirigir los movimientos hacia y desde las piernas.

11
Es decir, las puertas son puntos desde donde se inician los movimientos de la cabeza, los brazos y las piernas.
Como vimos con anterioridad, el movimiento es una de las formas de mover y dirigir el chi o energía, así como nuestra
principal herramienta para trabajar el jing (parte física). Las puertas nos ayudarán por tanto a dirigir el chi a cada una de
las partes del cuerpo.

Es importante entender que en Lohan chikung, al igual que en la mayoría de artes marciales y estilos de chi
kung, los movimientos se generan desde la cintura o desde el cuerpo. Las puertas nos ayudan a conseguirlo. Cualquier
movimiento de las piernas comenzará con un movimiento de la puerta baja. Cualquier movimiento de los brazos se
iniciará desde la puerta media. Y finalmente, cualquier movimiento de la cabeza se realiza desde la puerta alta.

Lo que conseguimos con esto es, no solo mover piernas, brazos y cabeza, sino también involucrar la parte
correspondiente de nuestro tronco o cuerpo central (bajo, medio o alto), mejorando la eficacia del movimiento y
ampliando nuestra zona de trabajo, y por tanto, los beneficios que vamos a conseguir.

Lo que logramos con esto es, por ejemplo, que los brazos no se muevan de forma independiente al tronco. Cada
movimiento de brazos se inicia con un movimiento de la puerta media, que producirá una expansión de nuestro pecho,
involucrando de esta manera toda la musculatura de dicha zona, aumentando de esta manera el área de trabajo, así
como la eficacia del movimiento de los brazos. Lo mismo sucede con las piernas y la puerta baja y la cabeza con la
puerta alta.

Generalmente hablaremos de “abrir la puerta” cuando la estiremos, tensando la parte posterior donde se sitúa y
expandiendo la parte del cuerpo o tronco correspondiente.

Lo que conseguimos con ello es subir la energía hasta la puerta correspondiente y desde ahí la llevaremos a las
extremidades. Suele coincidir con la fase yang del ejercicio, donde solemos inspirar.

Hablaremos de “cerrar la puerta” cuando la relajemos, estirando la parte posterior (columna vertebral) y
contrayendo o cerrando la parte anterior del cuerpo. Lo que conseguimos es que la energía que hemos llevado a las
extremidades vuelva al cuerpo. Suele coincidir con la fase yin del ejercicio, en la que espiramos.

El movimiento de las puertas siempre va desde abajo hacia arriba, tanto al “abrirlas” como al “cerrarlas”. Es decir,
cuando desde una posición neutra empecemos un ejercicio, primero abriremos la puerta baja, posteriormente la puerta
media y finalmente la puerta alta. Para relajar seguiremos el mismo orden; primero la puerta baja, le seguirá la media y
terminaremos con la alta.

12
2. TRES CALENTADORES (SAM JIAO) (三 焦)

Para la Medicina Tradicional China, el Sam jiao, traducido como triple calentador o tres calentadores, tiene la
categoría de órgano/entraña. Pero no existe ninguna correspondencia con ningún órgano físico.

En realidad, cuando nos referimos a Sam jiao hacemos referencia a todo lo que envuelve nuestro tronco, es
decir, todas las estructuras o tejidos que envuelven a los órganos internos.

A nivel general se le atribuyen dos funciones principales;

- Sirve de pasaje a los líquidos.

- Sirve como pasaje del chi; controla todas las energías, controlando el chi ji (movimiento de la energía). Esto
quiere decir que como envoltura anatómica de todos los órganos internos, será de vital importancia mantener una
correcta circulación de chi por el samjiao para que éste pueda llegar a todos los órganos.

El Sam jiao tradicionalmente se divide en tres partes, denominadas Jiao superior, medio y bajo.

•JIAO SUPERIOR-SHANG JIAO ( 上 焦 ): se extiende desde la base de la lengua hasta el cardias, incluyendo
tórax, corazón y pulmones. Se relaciona con funciones de propulsión y distribución.

•JIAO MEDIO-ZHONG JIAO ( 中 焦 ): va desde el cardias hasta el píloro, abarcando la zona abdominal alta,
incluyendo bazo y estómago. Se relaciona con funciones de transformación y asimilación.

•JIAO BAJO-XIA JIAO (下焦): va desde el píloro hasta el aparato urinario, incluyendo, riñones, intestinos y vejiga.
Se relaciona con funciones de eliminación o excreción.

La importancia del sam jiao dentro del Lohan chi kung viene determinada por su relación con la respiración.

Acabamos de ver que una de las principales funciones que se le atribuyen al sam jiao es la de la distribución de
la energía por todos los órganos internos. También hemos visto que uno de los métodos que tenemos en el Lohan Chi
kung para favorecer la circulación del chi es la respiración.

En el capítulo dedicado a la respiración veremos como existen varias formas de respirar, y que uno de los
métodos de los que disponemos es la respiración por alturas. Estas diferentes alturas o zonas se corresponden con cada
13
uno de los jiaos y con los diferentes ejercicios respiratorios conseguiremos favorecer la circulación de la energía en cada
uno de ellos.

3. TRES CAMPOS DE ENERGÍA (SAM TANTIENS)

Los tres tantiens son tres zonas situadas en la parte anterior del cuerpo, un poco hacia el interior. No son puntos
concretos, sino zonas un poco más amplias. El concepto chino de “tantien (丹田)” se compone de dos partes;

- tan o dan ( 丹 ); como explicábamos en el término “nei dan” hace referencia a cierta sustancia o elixir que se
suponía proporcionaba salud y longevidad. Muchas veces se representa con una bola o perla.

- tien (田); significa algo parecido a un campo de cultivo, dando a entender que es una zona que hay que cuidar y
trabajar, es decir, cultivar.

Cuando se habla solamente de tantien, nos solemos referir al tantien inferior, situado por debajo del ombligo.

Cuando nos referimos a los tres tantiens hablamos de tres áreas principales de almacenamiento de chi. Cada
una de estas zonas ejerce un control en la función de los tres tesoros.

En realidad, cada uno de estos tantiens es el hogar o residencia de cada uno de los tesoros. De ahí su gran
importancia: cuando trabajemos cada uno de los tantiens estaremos desarrollando el tesoro correspondiente.

En la práctica de Lohan chi kung, los tantiens tienen una especial importancia para el trabajo del shen, ya que
son las zonas donde dirigiremos nuestra atención o concentración cuando trabajemos las diferentes alturas.

•TANTIEN ALTO (上丹田 ): Se sitúa en la cabeza, entre los puntos Ren26, Du20 (Bai Hui), Du16. Es el lugar de
residencia del Shen

•TANTIEN MEDIO (中丹田): Situado en la zona del pecho, entre los puntos Ren17 y Du9. Se considera que es la
residencia del Chi.

•TANTIEN BAJO (下丹田): Ubicado en la zona de la pelvis, entre los puntos Du6 (Chi Hai), Ren1 (Hui yin) y du4 (

14
Ming men ). Es el lugar de residencia del Jing.

Acabamos de ver tres elementos importantísimos en la práctica del Lohan chikung. Su uso correcto determinará
la calidad de nuestros ejercicios. El uso de las puertas, los jiaos y los tantiens debe ir coordinado.

Es lo mismo que decir que debemos coordinar el movimiento, la respiración y la concentración.

Es importante recordarlo en todo momento, ya que ésta es una de las claves para practicar con éxito Lohan chi
kung.

Como vimos anteriormente los tres tesoros no funcionan de forma separada, sino que son interdependientes
entre sí, con lo cual es fácil entender que coordinar el uso de estos tres aspectos será imprescindible para el correcto
trabajo de cada una de las alturas.

Siempre coincidirá el uso de la puerta baja con la respiración para la zona baja (trabajo de jiao inferior) y con la
concentración en el tantien inferior.

Lo mismo ocurrirá con la zona media y alta.

4. MERIDIANOS DU (督脈) Y REN (任脈)

La energía circula por una red de canales llamados jin-lou 經 絡 que le permite llegar a todas las partes del
cuerpo.

Estos canales o meridianos pueden clasificarse de diversas formas, pero una de las principales es en meridianos
Yang y meridianos Yin.

Como norma general, los Yang son los que circulan por la parte posterior y lateral del cuerpo, mientras que los
Yin se corresponden con los que circulan por la parte anterior y medial del cuerpo.

Dentro de este conjunto de canales, podemos destacar dos en particular, por lo menos en lo que a nuestra
práctica de chi kung se refiere.

Estos meridianos son el Du Mo 督脈 (Vaso Gobernador) y el Ren Mo 任脈 (Vaso Concepción). Su importancia


radica en que al Du Mo se le considera la reunión de todos los meridianos Yang, y el Ren Mo es la reunión de todos los
Meridianos Yin.

Anteriormente ya has podido ver la importancia del Yin y del Yang en nuestra práctica de Lohan Chi Kung. Estos
dos meridianos van a tener un papel fundamental a la hora de hacer nuestros ejercicios más Yin o más Yang.

•DU MO (VASO GOBERNADOR) 督脈

15
El meridiano Du discurre por la parte posterior del cuerpo. Su parte visible surge del perineo y discurre por la
línea media de la espalda ( columna vertebral ) y del cuello llegando al punto más alto de la coronilla para luego bajar
hasta por la línea media de la cara hasta el labio superior.

•REN MO ( VASO CONCEPCIÓN ) 任脈

El meridiano Ren discurre por la parte anterior o delantera del cuerpo. Su parte visible emerge también desde el
perineo para subir por la línea media del cuerpo hasta llegar a los labios

16
Como hemos podido ver, estos dos meridianos emergen del perineo para recorrer cada uno de ellos la parte
posterior (yang) y la anterior (yin) del cuerpo y volverse a encontrar a la altura de la boca.

Dentro del sistema Lohan los meridianos Du y Ren funcionan de una forma conjunta y complementaria.

Aplicado a la práctica de los ejercicios, siempre habrá un trabajo de los dos meridianos. Cuando contraigamos el
canal Du, es decir, la parte posterior o trasera del cuerpo (que coincide con las tres puertas), estaremos estirando el
canal Ren, o parte anterior del cuerpo (que generalmente se relaciona con los tan tiens ). Esto nos ayudará a conseguir
un movimiento ascendente de la energía, y se corresponde con la fase Yang de la mayoría de los ejercicios y la
inspiración.

Por el contrario, si contraemos el meridiano Ren, estiraremos el Du mo, es decir, toda la parte posterior del
cuerpo. Con ello conseguiremos un movimiento descendente de la energía y se suele corresponder con la fase yin del

17
ejercicio y la espiración.

De esta manera, la alternancia de las diferentes fases yin y yang, o lo que es los mismo, de la contracción-
relajación de los dos meridianos ayudaran al movimiento o circulación de chi hacia arriba y hacia abajo.

7. LOHAN CHI KUNG. La Ciencia del Buda

Ahora ya conocemos las teorías básicas necesarias para poder practicar Lohan Chi kung de forma correcta. En
realidad, casi todo lo visto anteriormente es aplicable a cualquier sistema de chi kung. Aunque cada uno tiene sus
objetivos, su propio sistema de entrenamiento, y sus teorías fundamentales, los conceptos de los tres tesoros, el Yin y el
Yang, el Samjiao, los Tantiens, etc. son utilizados por la mayoría de ellos.

A partir de ahora, voy a centrarme más específicamente en el sistema Lohan. Veremos cuales son sus orígenes,
su estructura, y finalmente algunos de sus métodos de trabajo más básicos. Lo que vamos a aprender a continuación es
en realidad la aplicación práctica de cómo tenemos que utilizar todos los conceptos y teorías que hemos visto con
anterioridad. Vamos allá…

HISTORIA DEL LOHAN CHI KUNG

Shaolín

En el siglo VI d.C. un monje hindú llamado Bodhidarma (Ta Mo en chino) viajó de la India a China llevando
consigo sus conocimientos del Budismo Mahayana. Su intención era la de propagar el budismo en China, pero no
encontró la aceptación que esperaba y acabó refugiándose en el monasterio Shaolin (Siu Lam en cantonés) donde
empezó a enseñar esta disciplina a un grupo reducido de discípulos.

Las técnicas de meditación que enseñaba a este primer grupo de monjes eran muy duras, por lo que decidió
desarrollar una serie de ejercicios para fortalecer tanto el cuerpo como la mente de éstos, con la intención de ayudarles a
soportar los largos periodos de quietud que exigía la meditación. Estos movimientos estaban basados en sus
conocimientos del Yoga Hindú y en diversos ejercicios chinos de aquella época, que imitaban los movimientos de los
animales.
18
También les enseñó efectivas técnicas de lucha para que pudiesen defenderse de los ataques que sufrían
cuando salían del monasterio a difundir el Budismo.

Tras la muerte de Ta Mo, se fueron sucediendo los diversos abades en el templo y muchos monjes fueron
aprendiendo su sistema de lucha, así como los ejercicios elaborados para fortalecer su salud. La potencia y efectividad
que con el tiempo fue adquiriendo dicho sistema atrajo a grandes artistas marciales, que acudieron al monasterio a
aprender y, al mismo tiempo, enriquecer el Kung Fu que allí se practicaba.

De esta forma fueron pasando los siglos, y el Kun fu que se practicaba en Shaolín fue convirtiéndose en un
poderoso sistema de lucha. Paralelamente, los primitivos ejercicios para mejorar la salud enseñados por Ta Mo, fueron
evolucionando, convirtiéndose en un excelente trabajo de chi kung, que proporcionaba una gran fortaleza y salud a quien
los practicaba.

La fama de los monjes de Shaolín fue creciendo, hasta el punto en que el propio emperador de China les pidió su
colaboración para poder sofocar una rebelión en el Tíbet que se alargaba en el tiempo. Un grupo de 36 monjes lograron
sofocar dicha rebelión en tan solo tres meses.

El emperador quedó impresionado por el poder de las artes marciales de Shaolín, por lo que intentó ponerlos a
su servicio. Pero estos se negaron, alegando que se debían a una orden religiosa y no militar. Entonces el emperador los
consideró peligrosos y ordenó la quema del Monasterio.

Esto fue a finales del S.XVIII, y muy pocos monjes sobrevivieron (normalmente se dice que solo 6 monjes
pudieron salvarse).

Uno de los pocos monjes que logró escapar fue Choy Fook, que huyó hacia el sur, escondiéndose en la provincia
de Guandung (Cantón), en unas montañas llamadas Lau Fu San.

Entrada al Templo Shaolín

Chan Heung (陳享)

Chan Heung (陳享) era un joven natural de la aldea de King Mui ( 京梅), en la provincia de Guandung. Empezó a
practicar artes marciales a los 7 años con su tío, Chan Yuen Wu ( 陳遠護). Chan Heung tenía una habilidad natural para
el kung fu y un gran espíritu de superación.

Esto hizo que pronto absorbiese todos los conocimientos que le podía transmitir su tío. Su afán por seguir
mejorando su kung fu le llevó a conocer al maestro Lee Yau San ( 李友山 ), que se convertiría en su segundo maestro y
con quien siguió aprendiendo hasta adquirir todos los conocimientos que podía transmitirle.

Años más tarde, ambos oyeron hablar de un monje solitario que vivía en la montaña Lau Fu cuyo nombre era
Choy Fook ( 蔡 褔 ). Se decía que este monje tenía conocimientos de medicina china, y dedujeron que también debía
19
saber kung fu, por lo que decidieron ir en su busca. Al llegar al templo se encontraron con un hombre entrado en años,
alto, musculoso y con mirada penetrante. Dijo ser discípulo de Choy Fook, que éste había salido y les invitó a tomar té
hasta el regreso del monje. Para prepararlo empezó a cortar leña con sus propias manos, lo que llamó poderosamente la
atención de Chan Heung y su maestro Lee Yau San. Este último interpretó este hecho como una señal a la que debían
responder y decidió actuar pateando un moledor que había cerca lanzándolo al suelo. Sorprendido, el viejo se acercó al
moledor, cortó una esquina y la pulverizó con sus manos, tirando el polvo resultante delante de Lee Yau Shan. Al mismo
tiempo les anunció que en realidad él era Choy Fook, y el polvo era un recordatorio para los visitantes que se
comportaban de una manera inapropiada.

Ante este hecho Lee Yau Shan se sintió avergonzado y con mucho respeto, le dio las gracias al monje y se
marchó dejando allí a Chan Heung. Ansioso por seguir aumentando sus conocimientos, éste consideró que era una
ocasión perfecta para seguir mejorando su Kung fu, con lo que se arrodilló frente al monje y le rogó que le aceptara como
discípulo.

Choy Fook observó al joven y consideró que su petición era genuina. Pero para acceder a ella, tendría que
cumplir con requisitos, o si no debía marcharse inmediatamente:

1 -Chan Heung debía permanecer con él en el monasterio por lo menos diez años hasta el final de su
aprendizaje.

2 -A Chan Heung le estaba prohibido utilizar sus habilidades para matar o mutilar y nunca debería jactarse de lo
logrado.

3 -Chan Heung debía patear el moledor de arroz hasta su sitio original.

Para la satisfacción de Chan Heung el moledor de arroz volvió fácilmente a su lugar, y de esta manera se
convirtió en discípulo de Choy Fook.

Durante los siguientes diez años Choy Fook enseñó Kung Fu a Chan Heung con disciplina y precisión. Cada
técnica nueva necesitaba días en ser aprendida y Chan Heung debía dominarla con velocidad, exactitud, fuerza y
entendimiento antes de poder aprender la siguiente. Una combinación de trabajo duro, dedicación, habilidad natural y la
guía de su buen maestro, permitieron a Chan Heung completar su entrenamiento en un periodo de diez años.

Pasado este tiempo, Choy Fook preparó un banquete de despedida para Chan Heung, en el que le explicó el
verdadero origen del Kung Fu que le había enseñado. Le contó que era un monje del Templo Shaolín de Fukien y uno de
los seis que logró escapar cuando éste fue quemado.

También le explicó que para ser un verdadero seguidor de Shaolín, era necesario aprender budismo, así como
Medicina China y los “seis hechizos mágicos“. Oyendo esto, decidió quedarse dos años más hasta completar su
aprendizaje.

Una vez transcurrido ese tiempo, Chan Heung se despidió de su maestro Choy Fook y volvió a su aldea donde
abrió una clínica. Posteriormente fue convencido para abrir también una escuela de Kung fu. Durante esa época, y con
todos los conocimientos que había adquirido, codificó un nuevo estilo al que llamó Choy Lee Fut ( 蔡李佛), en honor a sus
maestros. Choy en honor a Choy Fook, Lee en honor a Lee Yau Shan, y Fut en honor al origen budista del estilo.

Chan Heung fue el creador y primera generación del sistema Choy Lee Fut. Tras su muerte, fue su hijo Chan
Koon Pak el que ocupó el lugar de Guardián del estilo (Jeong Moon). Posteriormente le sucedió Chan Yiu Chi. Luego
Chan Wan Hon, y finalmente llegamos a Chen Yong Fa (Chan Wing Fa), actual guardián, y pionero en la organización y
expansión del sistema Lohan Chi Kung de la familia Chan.

20
CHAN HEUNG

ESTRUCTURA DEL LOHAN CHI KUNG

La enseñanza de muchos conocimientos de lo que actualmente conocemos como Lohan chi kung estuvo durante
generaciones reservado a los miembros de la familia Chan. En realidad, eran formas avanzadas de entrenamiento
generalmente incluidas en los niveles superiores del sistema Choy Lee Fut.

Es justo en el momento en el que se decide enseñar de forma abierta cuando surge la necesidad de organizarlo
de forma independiente, con una estructura coherente, una base teórica y un sistema de enseñanza propio que permita
su correcto aprendizaje.

Con esta finalidad, se estructuran una serie de ejercicios básicos para familiarizar a los alumnos con las
diferentes formas de moverse, respirar y concentrarse que existen en el sistema y que suponen la base sobre la que se
fundamentará nuestro trabajo.

Estos ejercicios previos se aprenden antes de iniciar la enseñanza de las formas o kuens, que al fin y al cabo son
una serie de ejercicios unidos en una secuencia de movimientos con el fin de facilitar su entrenamiento y memorización.

Existen diversas maneras de clasificar las formas del sistema Lohan. Tradicionalmente, en el Choy Lee Fut se
han dividido en tres niveles; primario, secundario y terciario.

Siguiendo con esta estructura, muchas veces se han clasificado las formas del Lohan Kung en tres niveles
también, quedando distribuido de la siguiente forma;

- Ejercicios básicos de respiración

Primer Nivel

• Sup bak lohan sau ji kung kuen ( 18 manos )

• Siu lohan

• Dai lohan

• Tai kit kuen ( Tai chi chuan )


21
• Mouk kit kuen ( Wu chi chuan )

Segundo Nivel

• Ng Wan Lk Hey Pa kwa

• Pa kwa Kung

Tercer Nivel

• Kei Lun Sao ( Manos de unicornio )

• 9 Palacios

Pero existe otra forma de clasificarlas, que personalmente prefiero y que ofrece mayor claridad a la hora de
enseñarlo.

Como vimos en capítulos anteriores, hay muchas formas de clasificar los sistemas de chi kung dependiendo de
su origen y su finalidad, y que tradicionalmente se suelen englobar en alguno de estos cuatro grupos (aunque pueden
haber más):

1.Budistas

2.Taoístas

3.Médicos

4.Marcial

Pues bien, el Lohan Chikung contiene conocimientos que podríamos englobar en cada uno de estos cuatro
grandes grupos. Pero más allá de si las formas son de origen budista o taoísta, considero que podemos clasificar las
formas de nuestro sistema en dos grandes grupos;

•Formas de Chi kung (médico); formas creadas para trabajar de forma específica algún aspecto de nuestra
salud

•Formas de Kung fu interno (marcial); formas creadas para desarrollar o entrenar habilidades marciales, es
decir, para la lucha.

Evidentemente, todas las formas del Lohan chi kung tienen algo de los dos grupos: las formas de chi kung
también trabajan posiciones, técnicas y aplicaciones marciales y las formas de kung fu interno también pueden
aportarnos beneficios para la salud.

Pero es importante diferenciar las formas con un trabajo dirigido especialmente al desarrollo de los tesoros,
aunque lo hagan en un contexto de movimientos marciales, a las formas que tienen como objetivo trabajar diferentes
aspectos del combate, aunque también nos ayuden a mejorar nuestra salud.

De esta otra forma, podemos clasificar las formas en dos grandes grupos;

1.Formas de Chi Kung

•Sub bak lohan sau ji kung kuen…………..trabajo de JING

•Siu lohan…………………………………trabajo de CHI

•Dai lohan….………………………...trabajo de SHEN

2.Formas de kung fu interno

• Tai kit kuen ( Tai chi chuan )

• Mou kit kuen ( Wu chi chuan )

22
• Ng Wan Luk hey Pakwa

• Pakwa kung

• Kei Lun Sao

Considero que esta clasificación es más lógica, y sobre todo más práctica. Las formas del primer grupo
desarrollan principalmente uno de los tres tesoros (aunque siempre están presentes los tres).

Las formas del segundo grupo desarrollan diferentes aspectos marciales, aunque en ocasiones se sirven de
conceptos o teorías relacionadas con el chi kung. Utilizan conocimientos aprendidos en las otras formas (diferentes
maneras de moverse, respirar y concentrarse) para aplicarlas en el combate.

Como podemos ver, los dos grupos están completamente relacionados y personalmente considero importante
practicar los dos aspectos del sistema, el dedicado a la salud, y el dedicado al desarrollo del arte marcial. Pero también
creo que es interesante diferenciar las dos posibilidades, precisamente para facilitar su aprendizaje y poder establecer
objetivos más concretos y más reales a cada una de las formas del sistema.

Para cualquiera de las dos vertientes en la que decidamos iniciarnos, considero que es imprescindible aprender
los ejercicios básicos. Ellos nos enseñarán a comprender todas las teorías básicas y como las aplicamos a nuestro
movimiento, respiración y concentración. Nos introducirán en la forma de trabajar del sistema, y nos prepararán para el
posterior entrenamiento de las formas.

LOHAN CHI KUNG. El arte de cultivar de los tres tesoros

Como estás comprobando, el Lohan Chi Kung es un sistema realmente amplio. Con influencias tanto budistas
como taoístas, y con objetivos tanto marciales como para el desarrollo de la salud.

Pero recordemos que la finalidad principal como sistema de chi kung es el desarrollo de los tres tesoros.

En todos los ejercicios, en todas las formas, siempre utilizaremos, y por tanto trabajaremos, los tres. Pero hay
ejercicios destinados a trabajar especialmente cada uno de ellos.

De hecho, existe una forma entera para el desarrollo de cada uno de los tesoros. Veamos con más detalle cuales
son estas formas, así como sus características principales

SUB BAK LOHAN SAU JI KUNG KUEN 十/乂羅漢拳

“Boxeo de las manos de los 18 budas para el trabajo de músculos y ligamentos”

23
Esta es una forma desarrollada principalmente para el trabajo del JING. Por lo tanto, el aspecto más importante a
tener en cuenta es el movimiento. Como su nombre indica, no deja de ser un sistema de boxeo, pero cuya finalidad
principal es el trabajo (muchas veces traducido como cambio, o transformación) de músculos, tendones, ligamentos y
huesos.

La forma consiste en una serie de ejercicios en los que vamos estirando diferentes grupos musculares. Es por
ello que predominan los movimientos rectilíneos.

El movimiento guiará a la respiración y la concentración. Es decir, lo primero que hacemos es movernos, y dicho
movimiento hará que el aire entre o salga de forma natural. De manera muy general, en los movimientos en los que
estiremos, el aire entrará, y en los que relajemos, saldrá. Nuestra mente también seguirá al movimiento, poniendo
nuestra atención en la correcta ejecución del ejercicio y sintiendo las sensaciones que producen los diferentes
estiramientos con su posterior relajación.

Estirar un músculo de forma activa o dinámica implica contraer su antagonista, con lo cual, en realidad, la forma
va alternando el estiramiento y contracción de diferentes grupos musculares lo que produce una serie de beneficios que
luego explicaré.

También es muy importante el trabajo que se realiza a lo largo de la forma sobre la columna vertebral. Cada uno
de los ejercicios la estira o rota de forma diferente, actuando sobre toda ella o sobre algún segmento en concreto.

El objetivo general de esta forma es fortalecer nuestro sistema músculo-esquelético, aumentando al mismo
tiempo nuestra flexibilidad y elasticidad, así como favorecer la circulación de sangre y energía por todo el cuerpo.

Pero veamos con un poco más de detalle los beneficios que podemos obtener con los ejercicios de estiramientos
(o mejor dicho de estiramiento, relajación, contracción), y por lo tanto, de ésta forma:

•Músculos;

-Someter a los músculos a series de movimientos en los que se llega a su máximo estiramiento y su máxima
contracción ayuda a mantener su elasticidad y resistencia.

-Ayudan a reducir posibles contracturas, con lo cual el funcionamiento general del músculo es mejor.

-Uno de los efectos más interesantes que conseguimos con los ejercicios de estiramientos es el de drenaje; si
comparamos el músculo con una esponja que en este caso está llena de sangre, al estirarlo ayudamos a vaciarlo,
escurriendo la sangre que había dentro y eliminando toxinas y productos de desecho. Al relajar y soltar el estiramiento, al
igual que haría una esponja, el músculo se vuelve a llenar de sangre, en esta ocasión oxigenada, con lo que recibirá un
mayor aporte de nutrientes. De esta manera conseguimos favorecer la circulación de la sangre, y por tanto de energía,
en los diferentes grupos musculares, mejorando su nutrición y la eliminación de productos de deshecho, con todos los
beneficios que esto comporta.

•Huesos;

-En la fase de estiramiento de la mayoría de los ejercicios, lo que buscamos en realidad es separar los diferentes
huesos que conforman cada articulación; es decir, aumentar por un instante el espacio interarticular, como se indica en el
dibujo.

-Esto libera dichas articulaciones, con lo que ayuda la regeneración ósea. Esto cobra especial importancia
24
cuando se trata de la columna vertebral, ya que, aunque sea de forma ligera, ayudamos a descomprimir el espacio entre
vértebras.

-Está demostrado que el ejercicio físico moderado ayuda a ralentizar la pérdida de masa ósea.

-Al favorecer músculos más elásticos y sin contracturas, conseguimos eliminar presiones o tensiones sobre los
huesos con lo que evitamos uno de los factores que favorecen el desgaste de éstos.

•Ligamentos;

-La separación o descompresión de la que hablábamos anteriormente somete a cierta tensión a los diferentes
ligamentos cuya función es, precisamente, mantener la articulación unida. Esta presión controlada a la que son
sometidos ayuda a su fortalecimiento.

•Tendones

-Otro de los grandes beneficiados de los ejercicios de esta forma son los tendones. Como he comentado
anteriormente, estirar un grupo muscular de forma activa, implica contraer sus antagonistas. Además, después de una
fase del ejercicio en la que llegamos a su máxima extensión soltamos y vamos contrayendo hasta que llega un punto en
el que volvemos a iniciar un nuevo estiramiento. Con esto lo que se consigue es que los estiramientos se inician desde la
contracción del músculo, convirtiéndolo en su fase inicial en un estiramiento excéntrico. Dichos estiramientos, al estar el
músculo inicialmente aún contraído, repercute especialmente sobre el tendón, lo que lo mantiene más elástico y
resistente.

De hecho, los estiramientos excéntricos suponen una excelente arma terapéutica en fisioterapia y masaje para el
tratamiento de patologías tendinosas.

Los tendones suelen ser una de las estructuras más olvidadas en el trabajo de las diferentes actividades físicas.
La práctica de Lohan chi kung nos ayuda a cubrir este hueco.

SIU LOHAN 羅漢拳

“Joven (pequeño) Buda”

Aunque muchas veces solemos encontrar la palabra “siu” traducida como “pequeño”, su significado correcto en
esta forma sería el de “joven”, en contraposición a la palabra “daai” que significaría “viejo”.

En realidad, lo que se pretende dar a entender es que el trabajo que se realiza en Siu Lohan es más dinámico y
activo, y por lo tanto, más apropiado para personas jóvenes. Por el contrario, el que se lleva a cabo en Daai Lohan es
más estático y de este modo, más indicado para personas de mayor edad y madurez. De esta manera se entenderían las
dos formas como partes relacionadas y complementarias de todo un Sistema como es el Lohan Chikung.

25
Esta forma está dedicada en especial al desarrollo del aspecto CHI. Como ya hemos visto con anterioridad, para
conseguirlo usamos la respiración. Por lo tanto, Siu Lohan se compone de una serie de ejercicios en los que lo más
importante es la respiración, que guiará tanto al movimiento como a nuestra mente o concentración.

A diferencia de la forma anterior, aquí lo primero que hacemos es respirar, y como consecuencia nos movemos.
Existe una gran cantidad de respiraciones diferentes con sus respectivos objetivos. Pero de forma muy general, lo que
pretendemos es favorecer la circulación de la energía por todo el sam jiao, es decir, por todo nuestro cuerpo,
beneficiando especialmente a los órganos internos.

La mente también seguirá a la respiración. Nuestra atención se dirigirá a cada una de las alturas o jiaos que
estemos trabajando en ese momento.

Practicar ejercicios respiratorios, y por lo tanto el entrenamiento de la forma Siu Lohan, aporta numerosos
beneficios para la salud. Podemos destacar algunos de ellos;

-Dentro de las teorías de la medicina tradicional china se considera que la respiración impulsa el movimiento del
chi. De esta manera, mejorar nuestra respiración contribuirá a favorecer la circulación de la energía, y como
consecuencia de la sangre, por todo nuestro cuerpo.

-Producen un aumento de elasticidad de los pulmones, y por lo tanto su capacidad de respiración. Este beneficio
se mantiene durante todo el día y no solo durante la práctica de los ejercicios.

-Mejora la oxigenación de todo el cuerpo y sus tejidos, contribuyendo de esta manera a mejorar el
funcionamiento de sus diferentes sistemas. Esto provoca una mejor alimentación de dichos tejidos y ayuda a la
eliminación de residuos.

-A través de los movimientos de los diferentes músculos que usaremos para respirar, especialmente el
diafragma, los órganos internos reciben un masaje. Esto estimulará la circulación sanguínea por dichos órganos (riñones,
hígado, bazo, corazón…).

-Los ejercicios respiratorios nos ayudarán a conseguir un estado de mayor relajación y calma mental. Asimismo
podemos también contribuir a alcanzar un mayor estado de alerta y claridad mental.

Estos son algunos de los beneficios que podemos obtener de forma general con la práctica de ejercicios de
respiración. Pero dentro del Sistema Lohan, y muy especialmente en la forma de Siu Lohan, encontraremos varios tipos
de respiración con sus respectivos objetivos y beneficios concretos para la salud. Más adelante profundizaremos sobre
algunos de estos tipos de respiración.

DAAI LOHAN 大羅瀵

“Viejo (grande) Buda “

26
Como explicaba anteriormente, la palabra Daai, muchas veces traducida como gran o grande, en esta ocasión su
significado correcto sería el de “viejo”, haciendo referencia a que contiene un trabajo más estático y pausado. De esta
manera se da a entender que sería un trabajo más apropiado para gente de edad más avanzada y mayor madurez.

La forma Daai Lohan se centra en el aspecto Shen. Cada uno de los ejercicios que la componen se inicia
colocando nuestra mente, es decir, nuestra atención, en un punto o zona concretos. A continuación iniciamos la
respiración correspondiente y finalmente se produce el movimiento. Es decir, nuestro aspecto shen dirige a los otros dos.
Dicho de otra manera, utilizaremos nuestra mente para dirigir el chi hacia determinados lugares de nuestro cuerpo.

La forma se compone de más de cuarenta ejercicios que se realizan sentados o tumbados. Se incorporan
diferentes tipos de respiración con la finalidad de ayudar al trabajo de la concentración.

En ocasiones nos referimos a los ejercicios de Daai Lohan como el aspecto meditativo del Sistema Lohan. De
alguna manera esto es verdad. Pero me gustaría hacer un pequeño inciso, ya que no es menos cierto que el término
“meditación” hace referencia a una gran cantidad de prácticas, y lo que entrenamos en Daai lohan no se correspondería
exactamente con lo que habitualmente o de forma más común se entiende por meditación.

Es muy habitual meditar con el objetivo de aprender a controlar la mente para calmarla y obtener de esta manera
multitud de beneficios.

Pero como hemos visto con anterioridad, el objetivo de Daai lohan no es el de acallar nuestra mente, sino el de
utilizarla para dirigir el chi o energía a diferentes zonas del cuerpo. Es decir, la mente, o más concretamente nuestra
concentración, adquiere un papel principal y activo en la movilización de la energía.

Efectivamente, una mente calmada ayuda a conseguir dicho objetivo, pero lo que se pretende con los ejercicios
de la forma es controlar la mente para concentrarnos en las zonas o puntos donde queramos dirigir la energía.

8. Tipos de respiración en Lohan Chi kung

Recordemos que con la respiración incidíamos especialmente en el aspecto CHI. Los ejercicios respiratorios no
sólo nos ayudarán a llevar la energía a diferentes puntos sino que también podremos obtener diversos efectos sobre ella
como acelerar o ralentizar su circulación

Por lo tanto, existen muchísimos tipos de respiración en el Lohan Chi kung, que usaremos dependiendo del
efecto que queramos conseguir.

1. DOS FORMAS BÁSICAS DE RESPIRAR

Uno de los principales objetivos con el que la practicaremos será el de ayudarnos a dirigir la energía a
diferentes zonas.

Básicamente existen dos tipos de respiración que nos ayudaran a movilizar la energía de una forma concreta. Es
decir, con ellos influiremos en el movimiento del chi y en las zonas donde lo vamos a dirigir.

Veamos cuales son estos dos tipos de respiración;

•Respiración natural o lineal

•Respiración por alturas o por zonas

A.-RESPIRACIÓN NATURAL O LINEAL

En este tipo de respiración simplemente inspiramos por la nariz y espiramos por la boca. Sin más, por eso la
llamamos respiración natural. También la llamamos respiración lineal porque éste es el efecto que conseguimos a nivel
energético; al inspirar la energía sube, y al espirar la energía baja, de forma lineal.

27
Es un tipo de respiración básica sobre la cual podemos empezar a trabajar.

El primer paso consistirá en que el practicante sea consciente de la respiración. Primero sin ningún movimiento, y
posteriormente con los diferentes ejercicios, deberemos aprender a sentir nuestro ritmo respiratorio. Poco a poco
intentaremos que la respiración sea más profunda pero nunca sin llegar a forzarla.

Aquí empezaremos a entrenar lo que yo llamo el “concepto de la botella “; imaginaremos que nuestro tronco (en
realidad nuestros pulmones) son como una botella que vamos a llenar. Si ponemos dicha botella en el grifo, ésta se
llenará desde abajo hacia arriba y cuando le damos la vuelta para vaciarla, de nuevo será la parte baja de la botella la
que primero se vaciará. Cuando llenamos nuestros pulmones de aire (que se verá reflejado en el movimiento de nuestro
cuerpo), éstos empezarán a llenarse desde abajo hacia arriba, y al espirar, como el ejemplo de la botella, será la parte
baja la primera en vaciarse.

Una vez consigamos respirar de forma profunda, pausada, controlada y de la forma que acabamos de ver
empezaremos a incorporar diferentes variantes que posteriormente explicaremos. Se trata, por ejemplo, de la respiración
de tipo yang, tipo yin, retención, etc. Como decía, posteriormente profundizaremos en todos esos métodos de
respiración.

28
B.-RESPIRACIÓN POR ALTURAS O ZONAS

Lo más habitual es respirar de forma automática e involuntaria sin prestar atención a dicho proceso.

Pero también podemos tomar el control y nos daremos cuenta que para respirar necesitamos la acción de
diferentes músculos.

Dependiendo de la musculatura que utilicemos el aire se dirigirá a diferentes zonas de los pulmones,
produciendo de ésta manera diversos efectos sobre nuestro organismo. Dentro del Lohan Chi kung se suelen diferenciar
tres tipos de respiración atendiendo a la musculatura que utilicemos y por tanto la zona de los pulmones donde se dirigirá
el aire:

•ZONA BAJA: muchas veces denominada como respiración diafragmática o abdominal. Está regulada por el
movimiento del diafragma. Al inspirar, éste se desplaza hacia abajo, llegando así el aire a la zona más profunda de los
pulmones. Esto produce que los órganos abdominales se desplacen hacia abajo y hacia afuera al inspirar, y vuelvan a su
sitio al espirar. Se produce de esta manera un movimiento de bombeo o masaje, y con ello conseguimos una mayor
circulación de sangre, y por tanto de energía, en toda la zona baja de nuestro cuerpo. Utilizando términos de la medicina
china, podemos decir que estamos trabajando el jiao inferior.

Todo ello ayudará a mejorar todos los tejidos situados en dicha zona, especialmente los órganos internos
correspondientes.

29
•ZONA MEDIA: también conocida como respiración torácica o intercostal. Depende de los músculos
intercostales, que están situados entre las costillas. Durante la inspiración dichos músculos se expanden, empujando las
costillas hacia afuera y ensanchando la caja torácica. Durante la espiración vuelven a su estado inicial. Con ello
ayudamos a que la sangre y la energía circulen por toda la zona media de nuestro cuerpo, lo que en medicina china se
conoce como jiao medio.

Como consecuencia se verán beneficiados todos los tejidos de la zona media, especialmente los órganos
internos incluidos en ella.

•ZONA ALTA: a veces conocida como respiración clavicular. En esta ocasión son las clavículas las que al inspirar
se alzan para abrir la parte superior de los pulmones, consiguiendo que el aire vaya a dicha zona. Durante la espiración
se relajan y vuelven a su posición inicial. Por lo tanto, será toda la zona alta, y especialmente los órganos internos
correspondientes, los que se vean beneficiados por el bombeo o masaje producido por la respiración. En términos de
medicina china diremos que estamos trabajando el jiao superior

30
En definitiva, lo que buscamos en llevar el aire a cada una de las alturas que hemos visto. Con ello conseguimos
que los músculos encargados de dirigir el aire a cada una de ellas se contraigan y relajen, lo que produce una presión y
relajación sobre las estructuras orgánicas situadas en cada una de las alturas.

Esto produce un efecto similar al que conseguimos con un masaje; activar la circulación de la sangre y de la
energía a cada una de esas alturas. Con ello mejoraremos el funcionamiento y por lo tanto la salud de toda la zona,
especialmente los órganos internos correspondientes. Esto es debido al mayor aporte sanguíneo, que contribuirá a una
mayor nutrición de todos los tejidos y una mejor eliminación de residuos.

Dentro del Lohan chi kung utilizaremos una serie de elementos para conseguir dirigir el aire a cada una de las
alturas que hemos visto;

•-Las puertas; como vimos anteriormente el uso de las puertas nos ayudaban a dirigir o controlar el movimiento.

También hemos visto que para poder respirar necesitamos el “movimiento” de determinados músculos. Por lo
tanto, el uso adecuado de las puertas nos ayudará a dirigir el aire a cada una de las alturas.

Dicho de otra manera, el uso correcto de las puertas será muy importante para conseguir que el aire vaya a la
zona que deseemos trabajar.

•-Uso de la nariz/boca; Podemos respirar a través de la nariz o de la boca. Pero el aire entra y sale de los
pulmones de diferente manera dependiendo de si lo hace a través de la nariz o de la boca.

Es más, cuando utilizamos la boca para respirar podemos adoptar diferentes formas o posiciones con ella para
que el aire entre o salga de una determinada manera para conseguir un efecto concreto.

En el Lohan chikung nos valemos del uso de diferentes formas de colocar la boca para que el aire entre y salga
de una manera concreta ayudando a dirigir el aire a cada una de las alturas.

Concretamente colocaremos la boca como si fuésemos a pronunciar diferentes sonidos, que en nuestro caso,
coinciden con algunas vocales.

•-Posición de la lengua: Puesto que en muchos tipos de respiración que usamos en Lohan chikung usamos la
boca para inspirar y espirar, la posición que adopta la lengua influirá en la entrada o salida del aire y por lo tanto en el
efecto que consigamos en dicha respiración.

•-Sonidos: No solo usaremos diferentes posiciones de la boca para respirar, sino que tenemos la posibilidad de
emitir diferentes sonidos, especialmente en la espiración. El uso de los sonidos nos ayudará en dos aspectos;

Al realizar diferentes sonidos se producen una serie de vibraciones que nos ayudarán a llevar la energía a cada
una de las alturas.

El hecho de emitir un sonido al espirar nos ayuda a controlar la salida del aire, tanto en duración como en
intensidad.

Los sonidos pueden ser más fuertes o más sutiles dependiendo del efecto que queramos conseguir.

Es importante remarcar que aunque los sonidos que vamos a utilizar, y por lo tanto las diferentes posiciones con
la boca, se correspondan con algunas vocales de nuestro vocabulario, eso es mera coincidencia. Como acabamos de
ver, el objetivo de utilizarlos es conseguir que el aire entre y salga de una forma diferente y produzca varios tipos de
vibración.

Veamos con más detalle como usamos estos elementos en cada una de las alturas:

•Zona alta:

Cuando movemos la puerta alta elevamos ligeramente las clavículas contribuyendo a que el aire que inspiramos
se dirija a la parte superior de los pulmones. Por lo tanto, cuando queramos trabajar dicha zona el uso de la puerta alta
nos ayudará a ello.

Para el trabajo de la zona alta inspiraremos por la nariz y espiraremos por la boca, colocándola en una posición
para emitir el sonido “Uuuu”.

31
Al inspirar, presionaremos ligeramente con la lengua el paladar superior y relajaremos dicha presión al espirar

La zona alta es la más superficial, y por lo tanto la que menos aire utiliza. Por ello necesitamos una menor
entrada y salida de aire, y dicha forma de respirar nos ayuda a controlarlo y evitar que el aire se nos vaya a zonas más
profundas.

32
•Zona media:

Cuando usamos la puerta media nos daremos cuenta que lo que hacemos es aproximar las escápulas y expandir
la caja torácica, lo cual nos ayuda a dirigir el aire a esa zona

En esta ocasión inspiraremos y espiraremos por la boca. La posición, y por lo tanto el sonido que emitimos al
espirar es el correspondiente a la letra “Oooo”.

Al utilizar dicha posición permite mayor entrada y salida de aire que en la ocasión anterior, y por lo tanto nos
ayuda a realizar una respiración más profunda.

Aquí, la lengua no realizará ningún movimiento. Permanecerá relajada en el centro tanto al inspirar como al
espirar.

33
•Zona baja:

34
Cuando usamos la puerta baja expandimos hacia afuera el bajo abdomen, lo que contribuye a que el aire se
dirija a la zona más profunda de los pulmones. Además inclinaremos ligeramente el mentón hacia abajo cerrando la zona
alta, lo cual nos ayudará a que el trabajo se centre en la zona baja.

Inspiramos y espiramos por la boca, adoptando una posición como si fuésemos a pronunciar la letra “A“. Al
espirar emitimos el sonido “Aaee”

Con la lengua tocaremos el paladar inferior, justo donde nacen los dientes inferiores tanto al inspirar como al
espirar.

35
2. SEIS SISTEMAS DE RESPIRACIÓN

Como acabamos de ver, los dos métodos básicos de respiración nos sirven para dirigir el movimiento del chi y las
zonas donde queremos trabajar.

Pero con la respiración podemos conseguir diferentes efectos sobre la energía independientemente de la zona
que estemos trabajando.

Tradicionalmente se enseñan seis sistemas o métodos de respiración con sus correspondientes objetivos.

Veamos cuales son estos seis sistemas de respiración;

•Respiración equilibrada ( neutral )

•Respiración de tipo Yang

•Respiración de tipo Yin

•Respiración de explosión ( Pao sik )

•Respiración de tortuga (Quai sik )

•Respiración embrionaria ( inversa )

RESPIRACIÓN EQUILIBRADA

Partiendo de que ya tenemos claros los conceptos de Yin y de Yang, definiremos la respiración equilibrada
como aquella que tiene un efecto neutro en nuestro organismo.

Es decir, con ella no pretendemos activarnos (Yang) ni sedarnos (Yin), lo que buscamos es un efecto neutro o de
equilibrio. Buscaremos favorecer la circulación de la energía, pero de una forma equilibrada.

Para conseguir esto nos centraremos en que nuestra inspiración dure lo mismo que nuestra espiración.
36
Generalmente, y como referencia, contaremos hasta tres al inspirar y contaremos también hasta tres al espirar.
Evidentemente esta cuenta de tres será más rápida o más lenta dependiendo de la capacidad pulmonar de cada
persona. Simplemente se trata de contar para conseguir que inspiración y espiración duren lo mismo.

RESPIRACIÓN YANG

En este tipo de respiración haremos la inspiración más larga que la espiración. También se conseguiría un
efecto similar marcando más la inspiración (haciéndola más fuerte).

Para facilitar nuestro objetivo, contaríamos hasta cuatro al inspirar y hasta tres al espirar.

El efecto que conseguimos con este tipo de respiración es un trabajo Yang; subir la energía, estirar nuestro
cuerpo, acelerar la circulación, etc.

RESPIRACIÓN YIN

Con este tipo de respiración conseguimos el efecto contrario, es decir, obtendremos un trabajo Yin; bajar la
energía, relajar el cuerpo, sedar la circulación, etc.

Para conseguirlo haremos la inspiración más corta que la espiración.

Volviendo a las cuentas, contaremos hasta tres al inspirar y hasta cuatro al espirar.

Solo con este tipo de respiración básica y entendiendo la teoría del Yin y del Yang, ya hemos visto cómo
podemos obtener diferentes efectos en nuestro cuerpo haciendo pequeñas variaciones en la duración de las diferentes
fases de la respiración.

Es algo básico, sencillo, pero extremadamente útil para nuestra práctica. Veremos como lo que acabamos de ver
es aplicable a la mayoría de los ejercicios, y entendiéndolo de forma correcta, podremos adaptarlos a nuestros objetivos,
dependiendo de si lo que buscamos es trabajar de forma más activa, estimulante, de forma más relajante, más suave o
simplemente queremos hacer un trabajo más equilibrado.

Hay más formas de transformar una respiración neutra en Yang o Yin:

-Una respiración más rápida nos obligará a realizar una respiración más superficial, con lo que conseguiremos un
efecto yang, ayudando a subir nuestras pulsaciones, nuestra energía, et. Por el contrario, una respiración más lenta nos
llevará a hacerla más profunda, con lo que obtendremos un efecto más Yin; mayor relajación, bajar nuestro ritmo
cardíaco, etc.

QUAI SIK (RESPIRACIÓN DE TORTUGA)

El ciclo respiratorio se compone de cuatro fases;

Inspiración-pausa-espiración- pausa

Anteriormente hemos visto cómo podemos variar la duración de la inspiración y la espiración según nuestras
necesidades.

Pero también podemos utilizar las pausas existentes entre ambas para conseguir determinados objetivos.

La conocida como “quai sik” o respiración de la tortuga consiste en contener la respiración. Es decir,
aumentamos la duración de alguna de dichas pausas con una finalidad concreta.

De forma muy general, podemos decir que dentro del Lohan chi kung utilizamos este tipo de respiración con la
intención de mantener el chi o energía en una zona concreta durante un tiempo determinado. La duración de la retención
que practicamos en nuestro sistema suele ser bastante corta, generalmente de uno o dos segundos. Suele realizarse
junto a una pausa en el movimiento del ejercicio que estemos realizando y concentrándonos en la zona o punto donde
37
queramos mantener la energía.

Existen dos variantes de este tipo de respiración; aquella en la que hacemos una pausa tras la inspiración y
aquella que la hacemos después de espirar. Veamos con un poco más de detalle cada una de ellas.

1-Consiste en inspirar, mantener el aire y luego soltarlo. Tiene un efecto más Yang, es decir buscamos tonificar el
punto o zona que estemos trabajando.

2-En esta ocasión espiramos, hacemos entonces una pausa, para luego seguir con la inspiración. Con ello se
obtiene un efecto más Yin. Buscamos sostener el chi en una zona o punto concretos pero con una finalidad más
relajante.

PAO SIK (RESPIRACIÓN CON EXPLOSIÓN)

Este tipo de respiración consiste en soltar el aire de golpe tras la inspiración. Suele utilizarse con el objetivo de
eliminar tensiones y favorecer la circulación del chi. Favorece la relajación y el desbloqueo de la circulación energética y
sanguínea.

Por lo tanto resulta muy útil en situaciones de preocupación, stress, agarrotamientos y tensión tanto muscular
como mental.

De forma muy frecuente se combina con el quai sik o respiración de tortuga. Es decir, tras la inspiración
mantendríamos unos segundos la respiración para luego soltar de golpe el aire.

Con dicha combinación conseguimos llevar la energía a una determinada zona para luego obtener un efecto de
relajación y conseguir que dicha energía pueda circular correctamente. Logramos tonificar el chi al mismo tiempo que
logramos relajar la musculatura.

De nuevo tenemos dos maneras de realizar éste tipo de respiración;

La primera variante consiste en expulsar de golpe todo el aire que hemos inspirado anteriormente. Con ello
conseguimos una mayor sensación de desbloqueo pero tiene el inconveniente que si se practica varias veces conlleva
una excesiva pérdida de chi.

La segunda forma que tenemos de practicarla es soltar sólo un poco de aire de golpe tras la inspiración para
luego seguir con una espiración normal, es decir, más suave y controlada.

Es la forma más utilizada de las dos, ya que permite relajar una zona sin que haya pérdida de chi.

RESPIRACIÓN EMBRIONARIA (INVERSA)

Entendemos por respiración inversa aquella que, al contrario que en la respiración normal, cuando inspiramos
contraemos el abdomen moviendo todas sus paredes hacia el interior. Durante la espiración dichas paredes se expanden
hacia el exterior como si las relajásemos.

Con ello se consigue una mayor presión sobre los órganos internos, ya que a la presión que ejerce el diafragma
hacia abajo al inspirar, sumamos la presión que ejercen las paredes abdominales hacia el interior. Por lo tanto logramos
aumentar el efecto de masaje y de bombeo que ejercen dichos músculos sobre todos los órganos internos durante la
respiración.

En nuestro sistema también se le conoce como respiración embrionaria porque solemos poner nuestra mente o
concentración en el ombligo durante su realización. Con ello conseguimos trabajar especialmente el Jing (esencia).

Hemos visto ya los dos tipos básicos y lo seis métodos de respiración.

Podemos aplicar cualquiera de los seis métodos a las dos formas básica que hemos visto de respirar.

Es decir, podemos hacer que una respiración natural o lineal sea neutra, de tipo yang o de tipo yin. También

38
podemos añadirle quai sik, pao sik e incluso hacerla embrionaria.

Lo mismo podemos hacer con cada una de las alturas.

Las posibilidades son enormes, pero con el tiempo y la práctica aprenderemos que hay combinaciones que
resultan mucho más lógicas y son las que suelen aparecer en las diferentes formas del sistema.

9. Conclusión

El Lohan chi kung es un sistema realmente extenso del cual podemos obtener numerosos beneficios. Lo que he
expuesto hasta aquí es solo una pequeña introducción teórica donde he intentado explicar los fundamentos básicos del
estilo y los objetivos que perseguimos con su práctica.

Es realmente difícil aprender solamente de un libro, por muy bueno que este sea. Pero es igualmente complicado
avanzar en el camino del chi kung sin tener unas bases teóricas que nos permita comprender qué estamos haciendo y
sobre todo para qué lo practicamos.

No existe solo un camino en el Lohan chi kung. El sistema supone un auténtico tesoro de conocimientos y
prácticas del que cada uno debe extraer lo que necesita.

Pero sí que existe una sola forma de recorrer el camino que elijamos. Para conseguir cualquiera de los beneficios
que queramos obtener del Lohan Kung, es imprescindible la práctica.

Parece algo tan obvio que muchas veces olvidamos que con solo teorizar sobre el sistema, obtener certificados o
diplomas, o asistir a cualquier cursillo de formación no nos servirá de nada sin una conveniente práctica. A ser posible,
diaria. Aunque sea poco tiempo.

No hace falta ser un ermitaño ni convertirnos en monjes budistas para beneficiarnos del Lohan chi kung. Pero
practicar cada día, cada uno en la medida de lo que quiera obtener, resulta imprescindible.

Solo espero que esta introducción a este maravilloso sistema de trabajo interno sirva de ayuda a todo aquel que
con su práctica esté dispuesto a beneficiarse de los conocimientos que generación tras generación has sido transmitidos
hasta nuestros días.

Suerte… y ¡buena práctica!

39