You are on page 1of 12

SÍNDROME

MENÍNGEO
¿SÍNDROME MENÍNGEO?
› El síndrome meníngeo es un trastorno
irritativo de las membranas que recubren
al sistema nervioso central (meninges),
específicamente del conjunto de
membranas que forman una cubierta
fina bajo la duramadre, que cubren al
encéfalo y a la medula espinal
(leptomeninges).
CAUSAS DEL SÍNDROME
MENÍNGEO

Las causas del síndrome meníngeo se han


agrupado en dos bloques,

Inflamatorias: No inflamatorias:

Virales Hemorrágicas
Bacterianas Traumáticas
Micóticas Neoplásicas
Parasitarias.
SÍNTOMAS DEL SÍNDROME
MENÍNGEO
Cefalea:
que puede ser tenue y constante, sin embargo con frecuencia puede
llegar a ser muy intensa, al extremo en el que el paciente llega a expresar
su dolor con gritos, principalmente en la región occipital y frontal y se le
llama “grito meníngeo”.

Contracturas musculares:
se manifiestan por un dolor dorsal, que produce rigidez en la nuca, en el
raquis (impidiendo al paciente doblar el tronco) y contractura de los
músculos de los miembros inferiores.

Vómitos:
normalmente se presentan junto a la aparición de la cefalea. No suelen
estar relacionados con el consumo de alimentos y vienen acompañados
de nauseas.
SÍNTOMAS DEL SÍNDROME MENÍNGEO
Sensibilidad aumentada:

Sensoriales: a la luz y a los ruidos.


Sensitivos: al haber hiperestesia cutánea el
contacto de cualquier tipo es irritante.
Vegetativos: al frotarse la piel del
paciente aparece una raya roja (raya meníngea
de Trousseau) que demora en desaparecer mucho
más tiempo que en un individuo normal.
Fiebre: cuadro de temperatura elevada
principalmente cuando se está frente a una
infección
Trastornos de consciencia: van desde
confusión mental a coma, lo cual señala que hay un
indicio de gravedad
Crisis convulsivas: pueden ser señal de problemas
cerebrales serios, en ciertos casos originadas por
medicamentos o por la misma fiebre del paciente
Alteración de nervios del cráneo: indican
complicaciones localizadas como lesiones del
parénquima o meningoencefalítis
SIGNOS DE KERNIG Y
BRUDZINSKI
› Delante de la sospecha clínica de estar
en presencia de síndrome meníngeo, es
imperativa la aplicación de punción
lumbar con la finalidad de analizar el
líquido cefalorraquídeo, si este se
presenta normal, se descarta la
enfermedad.
TRATAMIENTO DEL SÍNDROME
MENÍNGEO
› tratamiento definitivo del síndrome meníngeo
siempre es de carácter hospitalario.
› Las primeras acciones a tomar para el tratamiento
dentro del hospital son:
Canalización de vía venosa periférica e
hidratación Aplicación de antitérmicos Aislar al
paciente las primeras 24 horas o mientras se
descarta la infección por meningococos
Tratamiento con antibióticos En algunos casos se
requerirá el uso de corticoides