You are on page 1of 5

Estructura y elementos de una canción

Las canciones tienen una estructura básica mínima de verso-estribillo. A esta estructura se
le integran distintos elementos el cual cada artista utiliza para componer la canción a su
gusto y obtener distintos resultados.

A la hora de escribir una canción debemos empezar por la estructura mínima:


Estructura mínima de una canción

Verso
Estribillo
Verso
Estribillo

Posteriormente se le agregan distintos elementos para decorar y agregarle tensión y


ambiente.
Elementos que conforman una canción

Introducción
En general es una parte única que aparece al inicio de la canción, suele usarse como
introducción una armonía, con una melodía o un fraseo, especialmente compuesta para
este inicio.
La introducción sirve para ir “haciendo” sonar la canción, es decir, como ir anticipando lo
que se va a escuchar. La idea principal de la introducción es captar la atención, generar un
ambiente y presentar una armonía. Otras veces se usa partes esenciales del estribillo como
la melodía o la progresión de acordes. También suelen usarse sonidos o acordes sostenidos
para genera tensión.
La introducción promedio dura entre 5 y 15 segundos y en algunas canciones dura más de
un par de minutos, por supuesto esto depende de la extensión de la canción.

Verso
Es donde se empieza a desarrollar la idea musical y principalmente la letra de la canción. A
parece la lírica, se nos cuenta de que trata la canción, y ya hay una armonía bien establecida.
La duración de los versos y su cantidad antes del estribillo varía de canción en canción. En
general suelen ser entre 1 y 4 versos dependiendo de su duración, el ritmo y la cantidad de
líneas.
Vale remarcar que cuando dos o mas secciones de una canción tienen básicamente la misma
música y diferente letra esas partes se la consideras versos de la canción.

Pre-estribillo
Es un pasaje o arreglo musical que permite una transición de la armonía. El pre-estribillo
funciona para conectar el verso con el estribillo. Cuando el verso y el estribillo comparten el
mismo patrón armónico, el pre-estribillo introduce un nuevo patrón armónico para evitar que
el estribillo se estanque en la monotonía. En conclusión el pre-estribillo es utilizado o para
generar un quiebre en una canción si esta comparte un mismo patrón armónico o para
generar una unión entre el verso y estribillo
Estribillo
En poesía se considera al Estribillo como un pequeño grupo de versos que se repiten. En la
música se entiende como estribillo a una estrofa que se repite varias veces en una
composición.
La principal función del estribillo es destacar la idea de la canción tanto en la letra como en
la idea musical. En otras palabras el estribillo básicamente se usa para destacar el “refrán” o
“frase” de una canción. Esto sucede porque líricamente hablando el estribillo suele ser más
un comentario más reflexivo y menos narrativo que el texto de los versos. Frecuentemente el
estribillo contrasta con los versos en ritmo, melodía y armonía y también se suele dar más
dinamismo o mayor instrumentación, aunque también se puede trabajar con los silencios
para lograr esta ruptura de los versos.
En otras palabras, los estribillos suelen usar una melodía diferente de los versos.
En promedio el estribillo aparece entre los 60 y 90 segundos. Cuando dos o mas partes de
una canción tienen básicamente idéntica música y letra estas secciones son consideradas
estribillos de la canción.
El estribillo es considerado la parte más importante de la canción en la música comercial y
muchas veces el estribillo es repetido al inicio y al final de la canción.

Puente musical
El puente musical o “bridge” en ingles es un interludio que conecta dos partes de una
canción, construyendo una armonía entre ambas. El puente ayuda a que la canción no caiga
en una simetría y repetición predecible y suele ser usado para llevar la canción a un clímax
máximo, a una máxima tensión y para preparar el desarrollo final de la canción. En la música
rock, el puente musical suele aparecer como el solo de guitarra, el cual generalmente suelen
suceder después del segundo versos y remplaza al tercer verso. El estribillo después del
puente musical es usualmente el último el cual muchas veces suele repetirse hasta cerrar la
canción.
Vale mencionar que se considera puente a la pieza musical diferente del verso y del
estribillo.

Cierre o Final
Una de las cuestiones posteriores a la creación de la base de la canción es como esta debe
terminar. Hay muchas formas y variantes, a veces suele usarse un quiebre brusco generado
por un silencio repentino o por una sucesión de acordes. Sin dudas, la forma más común de
cerrar una canción es la repetición del estribillo hasta el silencio o como se dice en ingles en
“Fade out”. Otras veces se utiliza la repetición de la música del intro o una variante con el
mismo efecto.
Es de una de las cuestiones mas importantes no musicalmente hablando pero si en cuanto a
ambiente y efectos. Para explicarlo claramente, no se produce la misma tensión del
oyente/publico, cuando una canción termina bruscamente en silencio, esto genera muchísima
más tensión que cuando la canción simplemente se desvanece al silencio. Este es un
elemento a tener muy en cuenta en la composición de un disco. Vale mencionar que muchas
veces los finales de las canciones en los recitales suelen tener variaciones respecto a la
composición final para lograr estos efectos de mayor o menos tensión posterior.
La estructura más usada en una canción popular moderna es la siguiente:

Introducción
Verso
Pre-estribillo
Estribillo
Verso
Estribillo
Puente musical
Cierre
Este tipo de estructura suele utilizarse habitualmente en las canciones de rock.

Conclusión
Vale remarcar que hay dos elementos básicos que forman la columna vertebral de la canción:
estribillo y versos. Como hemos visto la letra se desarrolla en los versos mientras que en los
estribillos se usa para destacar la idea de la canción expresada en una frase o “refrán”. El
intro, el pre-estribillo y el puente son elementos opcionales, que pueden estar o no presentes,
pero sirven para decorar la canción, generar ambiente, tensión y clímax o una ruptura. Los
elementos no son obligatorios a la hora de componer una canción y cada músico los utiliza a
su gusto.

Sistema de forma de las canciones

Como funciona el sistema de notación que utilizan los compositores para estructurar una
canción y sus diferentes secciones.

Una canción está compuesta por distintos elementos: versos, estribillos, puente, etc. Los
músicos se refieren a las diferentes partes de una canción con una letra. Una única sección
con una única melodía se le otorga una única letra. Si otra sección utiliza un material similar
esa sección se le otorga la misma letra.

Por ejemplo, si una canción usa la misma melodía en dos secciones se la marca con AA. Si
en el estribillo varia ligeramente del verso se los denomina AA’, en cambio si utiliza una
melodía distinta se utiliza AB.

Ejemplo de estructuras de las canciones:


AAA --------- (verso, verso, verso)
AABA ------- (verso, verso, estribillo, verso)
ABAB ------- (verso, estribillo, verso, estribillo)
ABAC ------- (verso, estribillo, verso, puente)
ABABCB --- (verso, estribillo, verso, estribillo, puente, estribillo)
BABABB --- (estribillo, verso, estribillo, verso, estribillo, estribillo)
PROCESO DE TRABAJO: La estructura de la canción

La estructura de la canción

Como técnico de sonido he trabajado con muchos tipos de músicos, y las canciones que he
grabado han sido pequeñas lecciones que me han enseñado la importancia de la estructura en
la música. Cuando una canción está estructurada la escucha es mucho más sencilla, requiere
menos esfuerzo consciente al escucharla, y te deja concentrarte en lo que luego podrás
recordar de la canción: normalmente la melodía y la letra. ¿Cuál es la función del técnico si
hablamos de la estructura de la canción?

Creo que es muy bueno escuchar todo tipo de música, y de vez en cuando fijarse en la
estructura de las canciones que más nos gustan, y alguna vez nos daremos cuenta de que
había mucho más detrás de lo que siempre había parecido un tema sencillo. Puede que sea un
sencillo arpegio de guitarra antes de cada estribillo, o un cambio en el volumen del bajo, el
caso es que cuando te fijas en una buena canción encuentras detalles que “no se ven a
primera vista”, y que nos hablan de la genialidad de los músicos o de la producción en
general. Y dentro de la producción podemos incluir a todo el mundo que pudo pasar por el
estudio de grabación durante el tiempo de trabajo. Una buena idea siempre es bienvenida, y
no importa si eres productor, técnico de sonido, asistente o si pasabas por allí para traer unos
cafés (en este caso será más dificil que te presten atención, pero si no lo intentas nunca lo
conseguirás).

Cuando empezamos en esta profesión normalmente nos movemos con grupos y músicos que
también están empezando, lógicamente ni ellos ni nosotros tenemos mucha experiencia. Por
eso nos encontramos con producciones más sencillas, en cuanto a presupuesto, expectativas
y calidad general de la música. Si conseguimos colaborar con la composición (y los
compositores) para agregar un poco de estructura a las canciones, conseguiremos que
mejoren tanto la música como nuestro trabajo (y nuestro futuro). Digamos que nos vamos a
encontrar con dos tipos de músicos: los que nos aceptan como productores y nos dan crédito
para probar y cambiar cosas, y los que nos aceptan como técnicos y confían en que hagamos
nuestro trabajo y les dejemos a ellos las decisiones “artísticas”. En ambos casos tenemos la
obligación de entender la esctructura de la canción para que nuestro trabajo vaya siempre en
la misma dirección que la canción.

Al colaborar en la creación de estructura, tendremos a nuestra disposición multitud de


posibilidades que quizá el grupo no había barajado. Normalmente el técnico o el productor
no entran a proponer cambios en la letra o la composición musical, sino en lo que se llaman
arreglos musicales: respetando lo que hay, vamos a añadir unos toques por aquí y por allá.
Algunas ideas pueden ser:

· Pausas en algún instrumento: muchas veces instrumentos de la melodía (guitarras, teclados,


cuerdas…) tocan durante toda la canción. Puede ser interesante que marquen diferentes
partes símplemente dejando de tocar, además cuando vuelvan a empezar siempre llamarán
un poco la atención de nuevo. Desde hace mucho tiempo se enfatizan los estribillos con un
instrumento que solo toca en ellos, quizá las ideas originales aún no se han terminado.
· Doblar un instrumento al empezar una parte más intensa: es posible que la letra y la voz
lleguen a un punto muy intenso, y se puede probar grabando dos veces lo que hace un
instrumento, si buscamos un sonido distinto puede añadirle algo al sonido inicial, y una
mezcla diferente de volumen y panorama pueden darle al cambio la importancia buscada.
Hay que intentar aprovechar este tipo de trucos con control, y saber cuándo terminar, si
vamos subiendo y subiendo la intensidad perderemos el factor sorpresa que tanto nos gustó
la primera vez que probamos a doblar. Las entradas y salidas ayudan a que siga sonando
nuevo a lo largo de la canción.

· Cambiar los niveles o panorámicos: para diferenciar dos partes que tengan la misma
instrumentación podemos hacer cambios en la mezcla. A veces funcionan cosas sutiles, y
otras veces es bueno hacer cambios más fuertes.

· Dependiendo de la creatividad de los músicos, se les puede sugerir grabar una pista donde
un instrumento haga pequeñas y cortas improvisaciones. Luego se escucha con atención y se
eligen algunos motivos, que se repiten en determinados momentos, por ejemplo para
anunciar un cambio. Ésta pista se puede editar con lo grabado en la primera vez, o grabar de
nuevo con las repeticiones en su sitio.

Siempre hay muchas ideas, y es mejor no guardarse ninguna, cada uno al escucharla la va a
transformar un poco, y el resultado final no se puede conocer hasta que no se ha escuchado.

Cuando nuestro papel se cierne a la parte técnica será de vital importancia entender cada
cambio e intención que han tocado y cantado los músicos, y si vemos que la estructura no
está quedando clara podremos resaltarlo con una subida de volumen o una ecualización que
le ayude a salir momentáneamente por encima de su plano. Ahora nuestro papel es mucho
más sutil, porque las decisiones no las tomamos nosotros, y es de hecho en el campo de lo
sutil donde se mueven los técnicos más importantes. Su genialidad ha sido siempre el saber
mantener un buen ambiente en el estudio a la vez que conseguían que músicos y productor
escuchasen lo que esperaban.