You are on page 1of 2

Obsolescencia deseada

Durante la última semana he llevado dos teléfonos en el bolsillo. Ya sé que no es una hazaña de
las de poner en el curriculum. Muchos llevan a diario dos teléfonos en el bolsillo todos los días
(trabajo y personal) pero en mi caso sólo uno de ellos funcionaba como teléfono. A raíz de un
debate en Twitter, Manuel Ángel Méndez me retó a volver a usar el iPhone original (el de 2007)
como mi teléfono único. Junto a él llevaba mi iPhone actual, el 4S, pero lo he usado únicamente
como cámara de fotos ocasional porque la del iPhone es de muy poca resolución y sensibilidad.
El mundo de la informática, y ahora por extensión el de la telefonía móvil, se mueve a una
velocidad de vértigo. Cada 18 meses se dobla el número de transistores que es posible integrar en
un procesador, reza la famosa ley de Moore, y por consiguiente prácticamente cada año tenemos
la posibilidad de tener en nuestras manos un producto más potente por el mismo precio, o menos,
que pagábamos el pasado. Leyes similares de aceleración existen sobre el almacenamiento o la
calidad de las pantallas. Lo único que parece no avanzar igual de rápido es la capacidad de las
baterías. Este avance ocurre en otras industrias y mercados también, desde la automoción a los
electrodomésticos, pero no al mismo ritmo ni con un efecto tan evidente.
Que se sepa que un teléfono o un PC el año que viene vaya a ser más potente, sin embargo, no
quiere decir que la obsolescencia se haya programado o que el dispositivo se vuelva inútil pasados
uno, dos, tres o más años. En la mayoría de los casos se puede seguir usando con la misma
funcionalidad o más que cuando se adquirió A estas alturas ya se puede imaginar cómo encaja
todo esto. Mi posición frente a la de Manuel Ángel es que un smartphone de hace cinco años
puede seguir siendo igual de útil en el día a día que cuando se adquirió. Lo que ha cambiado son
nuestras expectativas de lo que puede y debe hacer un teléfono. Del mismo modo el ordenador de
hace cinco años hace exactamente lo mismo que hacía entonces, lo que ocurre es que todo el
entorno ha evolucionado (las páginas web tienen gráficos más pesados y más resolución, los
juegos son más complejos, ...) y la sensación es que el producto está obsoleto.
Somos nosotros los que le ponemos la etiqueta porque vemos la ventaja (o pensamos que la hay)
de usar una herramienta más rápida y capaz. Y esa es la clave del asunto. En la prensa tecnológica
nos hemos hartado de contar como el smartphone se está convirtiendo en el nuevo móvil por
defecto de la mayoría de la población. Sin embargo, seguimos pensando en él como un producto
que sólo interesa a los llamados "early adopters" y que por tanto se cambia cada año o dos años.
Esta transformación del mercado viene con consecuencias que hasta ahora no hemos
experimentado y una de ellas es la de que los ciclos de vida más largos. El Motorola Razr V3,
móvil sencillo bastante popular, salió a la venta en 2004 pero Motorola vendió más de la mitad
de unidades a partir del año 2006. Ahora vamos a empezar a ver cosas parecidas dentro del mundo
de los smartphones. A lo mejor no serán ciclos tan largos como el del Razr pero sin duda hay
muchas personas que no necesitan cambiar de teléfono o tableta cada año (ni cada dos, como
"mandan" los contratos de permanencia) y que, aunque quieren y usan las características de un
smartphone - navegan por la web y descargan aplicaciones- no tienen por qué comprar
necesariamente el último modelo.
Obsolescencia deseada. El Gadgetoblog. Ángel Jiménez de Luis (adaptación)
COMPRENSIÓN
1– ¿Qué quieren decir las siguientes palabras: “obsolescencia, expectativa, obsoleto”? Busca
todas las palabras que no entiendas.
2– El autor habla de “obsolescencia programada”. ¿Qué quiere decir este sintagma?
3– Manuel Ángel Méndez hizo una apuesta con el autor del texto. Explícala con tus palabras.
4– ¿Por qué se vuelve inútil un PC o un teléfono, pasados dos o tres años? ¿Deja de ser potente?
5– ¿Qué aparatos electrónicos aparecen comparados en el texto? ¿Por qué crees tú que lo hace
así el autor?
6– Según todo lo anterior, ¿qué querrá decir “obsolescencia programada”?
7– Resume el contenido de este artículo. Recuerda que un resumen debe ocupar el 25% del
texto.
EXPRESIÓN
1–Escribe un pequeño artículo de opinión, en el cual expongas tu puno de vista, acerca del tema
de este texto. Te proponemos una serie de ideas. No se trata de que contestes a cada una de
ellas. Se trata de hacer una redacción (las preguntas te servirán para exponer tus ideas y
opiniones):

• Saber manejar la tecnología, ¿es imprescindible para poder vivir en el siglo XXI? • El
mundo de la tecnología avanza muy deprisa, ¿es fácil estar siempre al día? ¿qué ocurre
si no se puede estar al día?

• ¿Es absolutamente necesario tener el último modelo de cualquier aparato electrónico?


¿Nos sigue siendo útil el modelo anterior? ¿Por qué queremos cambiar el modelo
antiguo por el nuevo?

• Las compañías de telefonía móvil nos obligan a un contrato de permanencia. ¿Por qué
crees que lo hacen? ¿Cuáles son en realidad sus objetivos? Tu texto también debe
recoger algún dato objetivo
BUSCA INFORMACIÓN
1– Busca qué es la ley de Moore
2– Responde a estas preguntas sobre la prensa digital:

• ¿Qué es?

• Un periódico digital, ¿tiene las mismas secciones que uno tradicional? ¿Tiene los
mismos tipos de artículos?

• ¿En qué se distinguen ambos?


3- Busca qué significa “early adopters”. Piensa cuándo empleamos esta expresión. ¿Por qué el
autor la pone entre comillas?
4- ¿Conoces cuando se utilizaba el Motorola RazrV3? ¿Qué modelos de teléfono utilizamos hoy
en día?