You are on page 1of 8

La Preparación Espiritual e Intelectual del Maestro Cristiano

Ing. Rubén Darío Estrella Sánchez, MBA


Evangelista y Maestro
Cavaliere dell’ordine al Merito della Repubblica Italiana
Ingeniero de Sistemas, Administrador, Matemático, Teólogo y Maestro
ministerio@atalayadecristo.org / rubenestrella@atalayadecristo.org
www.atalayadecristo.org
“Porque vendrán tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán Maestros conforme
a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”.
2 Timoteo 4:3-4; 1 Timoteo 1:3

... y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda,
y su perdición no se duerme. 2 Pedro 2:1-3; 1 Timoteo 6:3-5

“Sacerdotes enseñan por precio...” Miqueas 3:11

“Entre tanto que voy ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. No descuide el don que hay en ti, que te fue dado mediante
profecía con la imposición de las manos del presbiterio”...
1 Timoteo 4:13-16; Romano 12:7

“Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina”. Tito 2:1

“Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la Palabra de
verdad”. 2 Timoteo2:15

“Hermanos míos, No os hagáis Maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiereis mayor condenación”.
Santiago 3:1

“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y Maestros, a fin de perfeccionar
a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del
conocimiento del Hijo de Dios, aun varón perfecto, a la medida de la plenitud de Cristo”. Efesios
4:11-16

“Porque debiendo ser ya Maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros
rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido”.
Hebreos 4:12

“Los que enseñan la justicia resplandecerán como las estrellas a perpetua eternidad”. Daniel 12:3
Ejemplos de Maestros:

... Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no
como los escribas.” Mateo 7:24-29 (Los dos cimientos)

... del cual yo fui constituido predicador, apóstol y Maestro de los gentiles. 2 Timoteo 1: 11

Rabí: Doctor, Maestro (el que enseña): título de respeto que los judíos dan a sus jefes espirituales. En la época de Jesús, los judíos
distinguían entre tres títulos honoríficos; a partir del título inferior eran: rab, Maestro; rabbi, mi Maestro; rabboni, mi señor.
La Preparación Espiritual e Intelectual del Maestro Cristiano 2
Ing. Rubén Darío Estrella Sánchez, MBA - Evangelista, Maestro, Pastor y Teólogo

La enseñanza es el corazón de la educación. Lucien E. Coleman define a la enseñanza como “el proceso
en que una persona actúa con la intención de ayudar a otra persona a aprender”. En una concepción más
amplia, se puede definir la enseñanza como el proceso de cambio del conocimiento, creencias, valores,
actitudes, sentimientos, habilidades o conductas como resultado de las vivencias en el ambiente natural o
sobrenatural.

En el Antiguo Testamento, aprender (hebreo: lamad) se refiere a un proceso en el que la Ley de Dios, su
voluntad y sentir el amor de Dios se convierten en acción y obediencia, correspondiente con la Ley. El
aprendizaje incluye un énfasis en que la persona o comunidad haga la voluntad de Dios. Esta perspectiva
complementa los resultados deseados de la educación cristiana, es decir, que la totalidad de la vida de las
personas será transformada como resultado de la enseñanza divina.

En el Nuevo Testamento, el aprendizaje está entrelazado con el llamamientoa ser un discípulo de


Jesucristo. En este contexto, aprendizaje (griego: manthano) significa seguir a Cristo en obras de compasión y
servicio. En el sentido bíblico implicaba una vida de discipulado, servicio, amor y obediencia a Dios. Para
cumplir con las obligaciones del aprendizaje, el creyente de la era neotestamentaria debía fiarse en la obra
continuada y completa del Espíritu Santo.

En el Nuevo Testamento Jesús es mencionado unas cuarenta y cinco veces como Maestro, comparado
con unas veinte veces como Salvador. Una posible implicación de este hecho es que el ministerio docente de
Jesús merece una consideración en igual proporción que su ministerio como salvador.

Principios generales e implicaciones para la practica:


1. La enseñanza de Jesús tenía autoridad. Esta autoridad fue autenticada por el contenido de lo que
enseñó y por su persona. El contenido de su enseñanza fue la revelación de Dios, pues el hablo con
las palabras de Dios el Padre. Además, su vida y ministerio confirmaron la autoridad de su
enseñanza (Marcos 1:21-22; Juan 14:23-24)
2. La enseñanza de Jesús no fue autoritaria. Aunque la enseñanza de Jesús tenía autoridad, El no la
imponía a sus oyentes. Jesús ofreció la verdad de su enseñanza certera y dio la opción a sus oyentes
de aceptar o rechazar sus palabras. Confió en el poder de la verdad que comunicó para convencer a
sus discípulos. El no trató de forzar la aceptación o de imponer sus ideas a los estudiantes. (Juan
6:60-69)
3. La enseñanza de Jesús animaba a las personas. Jesús estimuló el pensamiento serio y la
valorización de su enseñanza. El pretendía que sus oyentes consideraran con cuidado su
compromiso personal en cuanto a las verdades expresadas. Al responder a muchos de los
planteamientos, no proporcionó respuesta rápidas y prefabricadas para cada problema de la vida.
(Juan 6:60-69)
4. Jesús hacia lo que decía. Jesús encarnó su mensaje con fidelidad en la vida y el ministerio. Antes
de mandar a sus discípulos a servirse y amarse unos a otros El les había amado, demostró la
dimensión de su amor al lavarles los pies. Luego llevó la demostración de su amor a un plano más
elevado, al dar su vida por sus amigos, hermanos y hermanas. (Juan 13:12-17, 34-35; 15:12-13)
5. Jesús amaba a quienes predicaba. (Mateo 9:3538)
6. La enseñanza de Jesús fue por transmisión oral. Jesús habló con sus discípulos y oyentes, pero
sus palabras no fueron registradas en forma escrita durante su ministerio terreno. Esto es consistente
con la tradición oral que caracterizó a la nación hebrea.

2
La Preparación Espiritual e Intelectual del Maestro Cristiano 3
Ing. Rubén Darío Estrella Sánchez, MBA - Evangelista, Maestro, Pastor y Teólogo

7. La enseñanza de Jesús trataba temas específicos. Aunque la enseñanza de Jesús puede ser
descrita como ocasional, no tenía limitaciones de aplicabilidad. El tocó los temas de inmediata
necesidad y urgencia, pero tuvieron un impacto duradero universal.
8. La enseñanza se adecuaba al ambiente. La contextualización, un término popular en la teología
corriente, se refiere a la aplicación o adaptación de la verdad para contextos o ambientes específicos
y el surgimiento de la verdad a partir de ellos. Jesús adaptaba su enseñanza para la audiencia y
muchas veces surgía de las preguntas formuladas por sus oyentes. El personalizó sus enseñanzas al
hacer contacto y al lograr participación de distintos individuos y grupos de personas. Jesús
descendió hasta el nivel de su audiencia y partió de allí. El sabía interpretar lo que ellos necesitaban
recibir. Jesús se esforzó para que lo entendieran y adaptó su enseñanza para lograr ese fin. Un
ejemplo de esto es su enseñanza a la mujer samaritana (Juan 4). El elemento de contacto, es el agua
en el pozo y la sed de Jesús. Progresivamente responde a la mujer hasta decirle a ella sus
necesidades espirituales. La verdad culminante que le ofrece es mostrarle que El es el Mesías. Jesús
diseño sus enseñanzas de manera tal que respondió a las necesidades y tocó las áreas donde la mujer
necesitaba instrucción y en última instancia, transformación.
9. Jesús utilizó elementos figurativos en su enseñanza. Jesús se valió de ilustraciones, epigramas,
paradojas y parábolas. Sus enseñanzas eran vívidas, figurativas, simbólicas y concretas. Todos estos
elementos ayudaban a las personas a ver las verdades proclamadas. También se usaban para que la
gente no pudieran ver, una bendición o una maldición para sus oyentes de acuerdo con su respuesta a
la enseñanza de Jesús.

A lo largo y ancho de la historia de la humanidad, el Maestro ha tenido que jugar un papel titánico en el
desempeño de sus funciones: pobres y ricos; blancos y negros; esclavos y libres; grandes y pequeños han
pasado por las manos, buenas o malas del Maestro, el cual ha intervenido como el elemento de cambio
cuantitativo y cualitativo de los educandos bajo su autoridad.

El Maestro Cristiano dentro de sus atribuciones tiene roles determinantes en el proceso de enseñanza-
aprendizaje: es un consejero, un guía, un instructor, un ejemplo, un espejo y un constructor del edificio de la fe
cristiana. No todo el mundo reúne estos dotes, sin embargo, el auténtico, el verdadero, el que ha recibido el
llamado de la enseñanza, el que esta consciente de su rol, tiene que gemir, ayunar, vigilar y hacer todo lo
indecible para que el Señor le provea de esas cualidades y atributos imprescindible para gozar del agrado
absoluto de Dios y de su Iglesia. Efesios 4:11-16

El Maestro Cristiano ha de ser un “apóstol”.

Por su dedicada misión que ha recibido de parte de Dios. El Maestro debe estar dentro de sus
limitaciones a esa noble causa de enseñar con altura entendiendo siempre que la enseñanza más eficaz debe ser
el ejemplo de su vida, tal como lo enseñó el Apóstol Pablo: “Sean imitadores de mí como yo de Cristo”. No
basta con ser un letrado o un super dotado en teoría. “No me enseñes lo que sabes, más enséñame lo que
haces”
Enseñe con el ejemplo, nunca enseñe lo que usted no puede hacer, ni mande donde usted no puede ir.
Lo que usted enseñe, usted debe ser el primero en cumplirlo.

El Maestro Cristiano es el encargado junto al pastor de modificar la conducta de sus educandos. Para
ello tienen que echar mano de las herramientas disponibles que es y será siempre la Palabra de Dios.

El Maestro Cristiano para el logro de sus objetivos tiene que auxiliarse del Maestro por excelencia, el
cual transforma y cambia los corazones, JESUCRISTO; 2 Corintios 5:17. Hoy más que nunca es cuando el
3
La Preparación Espiritual e Intelectual del Maestro Cristiano 4
Ing. Rubén Darío Estrella Sánchez, MBA - Evangelista, Maestro, Pastor y Teólogo

mundo corrompido y contaminado a causa del pecado; el Maestro con la ayuda gloriosa del ESPIRITU SANTO
es el agente principal de actuar como modificador de conducta en la mente y el corazón del educando en la
actualidad.

El Maestro Cristiano debe ser un ejemplo en todo los ordenes.

1 Timoteo 4:12, además, debe ser ejemplo en los siguientes aspectos: oración, ayuno, asistencia al
Templo, hora de llegada, forma de hablar, cooperación, diezmos, visita a los hermanos, mansedumbre, etc...
Como Maestro, en un momento dado tiene que enseñar estos aspectos, entonces ¿Con qué fuerza moral lo
enseñaría? Un ejemplo enseña más que la palabra.

El Maestro Cristiano debe ser profesional en su área.

a. Es la persona que va a transmitir los sanos conocimientos.


b. Es el que va a investigar acerca de lo que va a enseñar.
c. Debe enseñar con propiedad y estabilidad.
d. Debe dominar a cabalidad el contenido de lo que va a enseñar.
e. Los alumnos esperan de él recibir enseñanzas que les ayudarán en el conocimiento tanto espiritual y
secular en su vida.

El Maestro Cristiano como profesional debe:

a. Ser organizado.
b. Debe tener buena y variada fuente de investigación
c. Debe ser una persona confiable.
d. Debe saber transmitir los conocimientos.
e. Debe saber seleccionar y sintetizar las cosas más valiosas del contenido que enseña.

¿Cómo se logra una solidez profesional?

a. Debe ser asiduo a la lectura.


b. Ser temeroso de Dios.
c. Buscar el auxilio de Dios.
d. Dedicarse a la investigación.
e. Participar en cursos, seminarios, conferencias, estudios, charlas, talleres, y todo lo que sirva
de enriquecimiento y cultura.
f. Obtener buenos libros, sobre todo en el área en que se enseña.

El Maestro Cristiano debe ser un creyente digno de confianza.

Se quiera o no, el Maestro Cristiano es un líder, y como tal arrastra hacia su vida, lo tienen como modelo
y ejemplo de sus vidas; por esa y otras razones el Maestro no puede ser un neófito, indocto, inestable e
inmaduro, sino una persona de entero crédito, y con buenas raíces de la Palabra de Dios. Buen conocedor de las
doctrinas fundamentales de la Biblia.

El Maestro Cristiano debe ser íntimo amigo del Espíritu Santo.

4
La Preparación Espiritual e Intelectual del Maestro Cristiano 5
Ing. Rubén Darío Estrella Sánchez, MBA - Evangelista, Maestro, Pastor y Teólogo

El Espíritu Santo es quien va a revelar las cosas profundas, pues fue El quien inspiró Las Sagradas
Escrituras (2 Timoteo 3:16-17). Sin su dirección no se podrá ser auténtico Maestro. Además, es él quien
revoluciona la mente y el corazón de los alumnos, así como quien insta y pone el querer como el hacer. El
Maestro paracleto, ayudador y guía. El éxito de un Maestro consiste en hacerse íntimamente amigo del Espíritu
Santo.

El Maestro Cristiano debe ser colector de Buenas Informaciones.

Es el encargado de nutrir, alimentar y formar el intelecto de los alumnos, por lo que debe tener a mano,
sólida información y abundante elementos de juicio. Para ello el maestro debe estar al día con:
a. Los noticieros.
b. La televisión.
c. Los periódicos.
d. Buenos libros.
e. Internet.
f. Revistas.
g. Otras fuentes que arrojen luz sobre los acontecimientos mundiales.

Además debe trabajar con anticipación, de modo que pueda hacer cualquier modificación que se presente
en bien de robustecer el contenido previsto para esa ocasión.

El Maestro Cristiano debe ser protector de los valores espirituales y seculares.

Dice el Apóstol Pablo escudriñarlo todo, pero sólo tomad o retened lo bueno, lo malo échelo fuera.
Tanto la Iglesia como el mundo tienen cosas que aparentemente lucen buenas, sin embargo, ante los ojos de
Dios y su Palabra no es así. El Maestro debe ser un protector, una ayuda y guía, siempre resaltando aquellos
valores puros, sanos y buenos, de modo que enriquezcan y eleven la vida espiritual del creyente.

El Maestro Cristiano idóneo se caracteriza por:

1. Es una persona convertida.


2. Posee una Fe inquebrantable.
3. Tiene un compromiso total con Dios.
4. Es Obediente.
5. Consulta cada movimiento con Dios.
6. Escucha la voz de Dios.
7. Posee disciplina.
8. Tiene dominio sobre su lengua.
9. Posee una conducta moral intachable.
10. Posee madurez espiritual.
a. No es neófito 1 Timoteo 3:6
b. Es sobrio.
c. Prudente.
d. Decoroso.
e. Posee conocimientos generales.
11. Es llamado de Dios.
12. Muestra evidencias de la vocación divina.
a. Siente un deseo ardiente por enseñar.
5
La Preparación Espiritual e Intelectual del Maestro Cristiano 6
Ing. Rubén Darío Estrella Sánchez, MBA - Evangelista, Maestro, Pastor y Teólogo

b. Está convencido de su vocación.


c. Dios lo ha inspirado.
d. Es reconocido por la Iglesia.
13. Actúa en la plenitud del Espíritu Santo.

El Maestro Cristiano y su preparación.

El éxito de una lección que motive, conquiste y mueva el animo de los participantes, está en la buena
preparación del Maestro Cristiano. Para ello es necesario que el Maestro con tiempo suficiente vaya
condensando y añadiendo todos aquellos elementos que adornen y hagan programático el contenido que está
por enseñar. Lo contrario de la preparación es la improvisación, que quiere decir no buscar los elementos que
constituyen la lección del día, es decir, no estudiar la clase a fondo con anticipación, y buscar todos aquellos
elementos que se hagan necesario para poner al estudiante en contacto con el universo del tema que se estudia.

Lineamientos Básicos:
1. Debemos ser flexibles en el planeamiento metodológico, permitiendo múltiples opciones y variabilidad
en respuesta a los estudiantes.
2. Debemos tener claridad en la presentación de los procedimientos y el contenido.
3. Debemos conocer a nuestros estudiantes.
4. Ambientación: Conocer la situación.
5. Reconocer que no hay método ideal.
6. Dependencia de Dios y el Ministerio del Espíritu Santo.

"La Biblia contiene la mente de Dios, el estado del hombre, la senda de la salvación, la ruina de los pecadores,
la felicidad de los creyentes. Sus doctrinas son santas, sus preceptos obligatorios, sus decisiones inmutables.
Leedla para creer, creedla para vuestra seguridad, practicadla para ser santos. Contiene luz para dirigiros,
alimento para nutriros, y consuelo para alegraros. Es el mapa del viajero, el cayado del peregrino, la brújula
del piloto, la espada del soldado y la cartilla del cristiano. Es aquí donde se restaura el paraíso, se abre el
cielo y se descubren las puertas del infierno. Cristo es la materia, nuestro bien es su designio, y su fin la gloria
de Dios. Debe inundar la memoria, gobernar el corazón y guiar los pies. Leedla lenta y diariamente y en
actitud de oración. Es una mina de riqueza, un paraíso de gloria y un río de placer. Se os ofrece en la vida, se
abrirá en el día del juicio, y perdurara para siempre. Involucra la responsabilidad mas elevada, recompensara
la obra gloriosa y condenara a quienes jueguen con su contenido." Whitehead

Escritura (latín scriptura, traduciendo el griego graphe, que significa "una escritura" y se usa unas cincuenta
veces en el NT para todo o parte del AT) es el nombre histórico judío-cristiano.

Biblia, en contraste, es una acuñación occidental posterior, producto de una lectura medieval equivocada del
griego Biblia (libros) como si fuera un sustantivo femenino singular.

Las Escrituras son:


1.- Divinas y no meramente humana. (Es Palabra de Dios - Revelación Divina)
2.- Única y no común. (Inspiración del Espíritu Santo)
3.- Viva y no mecánica.
4.- Completa y no meramente parcial.
5.- Verdad y no meramente conceptual.
6.- La Biblia es la fuente primara de la Teología Cristiana.

6
La Preparación Espiritual e Intelectual del Maestro Cristiano 7
Ing. Rubén Darío Estrella Sánchez, MBA - Evangelista, Maestro, Pastor y Teólogo

7.- La norma de fe.

Cuando se comienza a pensar en el Estudio de la Biblia, al mismo tiempo se debe comenzar a pensar en
el método a emplear para profundizarse mejor en su contenido. El método a emplear debe guardar coherencia
con la finalidad del estudio a realizar.

Puesto que la Biblia es la literatura divina, y por tanto, objetiva, completa, histórica, racional, lógica, y
sobre todo, de marcada dimensión espiritual, trata situaciones especiales que deben ser interpretadas con el
método adecuado.

Métodos de Estudio de la Palabra de Dios:


1. Método Histórico
2. Método Geográfico
3. Método Cultural
4. Método Biográfico
5. Método Sintético
6. Método Doctrinal
7. Método Temático
8. Método Tipológico
9. Método Inductivo

"Del concepto que se tenga de Dios depende la calidad de religión de una alma o de una raza, y de acuerdo
con la idea que exista de Dios, de su naturaleza, carácter y relación con los demás seres, se determina el
espíritu y la sustancia de la teología. Casi puede decirse que cuando uno ha establecido su concepto de Dios,
ha formulado su teología. Todo sistema de teología es débil si no esta basado en un claro y satisfactorio
concepto de Dios, y a los cambios que pueda experimentar el pensamiento de un hombre o de una edad
respecto de él, seguirá un cambio rápido en el campo de la teología. Por consiguiente, es aquí donde
necesitamos todas nuestras buenas cualidades para descubrir la verdad. La humildad, la devoción y la
diligencia deben ser nuestros compañeros constantes." Guillermo Newton Clarke

Teología: Es la ciencia que trata de la existencia, el carácter y los atributos de Dios; sus leyes y gobierno; las
doctrinas que hemos de creer; el cambio moral que debemos experimentar; y, los deberes que tenemos que
cumplir.

Ramas de la Teología Cristiana:


Teología Bíblica --> Contenido de lo escrito en la Biblia
Teología Natural --> la revelación de la naturaleza
Teología Exegética --> Texto original
Teología Histórica --> Desarrollo histórico de la doctrina
Teología Sistemática --> Arreglos lógicos y metódicos
Teología Practica --> Aplicación de la investigación.
Teología Dogmática --> Asuntos fundamentales de la fe.

La doctrina cristiana es el conjunto de verdades fundamentales de las Sagradas Escrituras ordenadas en forma
sistemática.
"Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvaras a ti mismo y a los
que te oyeren." 1 TIMOTEO 4:16

7
La Preparación Espiritual e Intelectual del Maestro Cristiano 8
Ing. Rubén Darío Estrella Sánchez, MBA - Evangelista, Maestro, Pastor y Teólogo

El valor de la Doctrina:
1.- El conocimiento doctrinal proporciona lo necesario para una exposición autorizada y sistemática de la
verdad.
2.- El conocimiento doctrinal es esencial para el desarrollo completo del carácter cristiano.
3.- El conoc. doctrinal protege del error. Mateo 22:29: Gálatas 1:6-9; 2 Timoteo 4:2-4
4.- El conocimiento doctrinal es parte necesaria del bagaje del maestro cristiano.

JEHOVA dijo: "Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amaras a Jehová tu Dios de todo tu
corazón, y de toda tu alma y con todas tus fuerzas. Y estas Palabras que yo te mando HOY, estarán sobre tu
corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablaras de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al
acostarte, y cuando te levantes." Deuteronomio 6:4-9.
"Nunca se apartara de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditaras en él, para que
guardes y hagas conforme a todo lo que en él esta escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo
te saldrá bien." Josué 1:8

JESUS dijo: "Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y
ellas son las que dan testimonio de mí;..." JUAN 5:39
"Escrito está: No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios".
MATEO 4:3
"Id por todo el mundo y predicad el Evangelio" MATEO 16:15
"Si me amáis, guardad mis mandamientos" JUAN 14:15
"Santifícalos en tu verdad, tu palabra es verdad. JUAN 17:17

PABLO dijo: "Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para reprender, para corregir y
para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena
obra". 2 TIMOTEO 4:16-17.
"Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la
paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza". Romanos 15:4
"Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra
hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones
del corazón". Hebreos 4:12