You are on page 1of 44

SEGUNDO CICLO DE EDUCACIÓN INFANTIL

Felipa Fernández Ortiz


Cristina de la Fuente Molpeceres
Belén Mediavilla Medina
Carmen Riesco Cordero
Leonor Sánchez Garrán
Teresa Sánchez Ortiz
M. Isabel Vega González
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

ÍNDICE

1. PRESENTACIÓN ........................................................................................................................... 2

2. OBJETIVOS .................................................................................................................................... 3

3. METODOLOGÍA ........................................................................................................................... 4

4. ACTIVIDADES ............................................................................................................................... 5

4.1. Mi árbol genealógico ............................................................................................................. 5


4.2. ¡Visitamos a los ancianos! ..................................................................................................... 6
4.3. ¡Mensaje de un abuelo! ........................................................................................................ 7
4.4. El museo de los abuelos ....................................................................................................... 8
4.5. Visita al Ayuntamiento ......................................................................................................... 10
4.6. Fotos antiguas del abuelo y la abuela ............................................................................... 12
4.7. Hacemos un periódico ........................................................................................................ 13
4.8. Estamos de fiesta ................................................................................................................. 14
4.9. ¡Este cuento habla de abuelos y abuelas! ........................................................................ 15
4.10. Me disfrazo de abuelo y de abuela .................................................................................. 17
4.11. ¡Nos vamos de excursión! ................................................................................................. 18
4.12. Visitamos una granja escuela ............................................................................................ 19
4.13. EXPERIENCIAS: Vienen a la escuela mi abuelo y mi abuela ......................................... 21

4.13.1. Juegos y juguetes tradicionales ........................................................................... 21


4.13.2. Recetas de cocina .................................................................................................. 24
4.13.3. Fiestas y tradiciones .............................................................................................. 25
4.13.4. Cuentos, poesías, canciones, adivinanzas ........................................................... 27
4.13.5. ¿Cómo era tu escuela, abuelo? ............................................................................ 29
4.13.6. Profesiones y ocupaciones .................................................................................... 30
4.13.7. La familia y las tareas ............................................................................................. 32

5. EVALUACIÓN .............................................................................................................................. 35

6. ANEXOS ...................................................................................................................................... 36

1
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

1. PRESENTACIÓN

La divulgación e intercambio de experiencias llevadas a cabo en el aula por otros maestros y


maestras nos condujo, en su momento, a plantearnos nuevos retos y enfoques en el proceso de ense-
ñanza-aprendizaje. En este sentido y a través de estas páginas, queremos animar a otros profesionales.

Todo lo aquí expuesto está basado en la experiencia llevada a cabo por tutoras del segundo y
tercer nivel de Educación Infantil, la profesora de apoyo y una de las especialistas en Pedagogía
Terapéutica. El Proyecto de Innovación Educativa que realizamos se tituló “Mi abuelo y mi abuela” y
se desarrolló durante el curso 2000/2001 en el Colegio Público “Alvar Fáñez” situado en Iscar, en la
provincia de Valladolid.

La base del proyecto radica en la necesidad de establecer un enlace entre generaciones que
revitalice valores de convivencia, relación social y afectividad. Dicho enlace lo planificamos entre abue-
los y niños, pues al tiempo que cronológicamente están distantes, se encuentran afectiva y sentimen-
talmente muy cercanos.

Ciertos estudios psicológicos afirman que el equilibrio emocional y afectivo de los niños y las
niñas menores de cinco años mejora cuando existe una relación con personas mayores o abuelos. Y
aún más, este equilibrio es la base de un comportamiento social no agresivo y una ayuda al desarro-
llo de capacidades.

La forma de vida actual dirigida por las prisas, el consumismo, el trabajo de los padres y las
madres, la falta de tiempo, puede encontrar en la interrelación y comunicación afectiva con los abue-
los una ayuda al desarrollo emocional y afectivo de niños y niñas.

Desde el punto de vista didáctico las aportaciones de los abuelos y las abuelas a través de acti-
vidades, vivencias, juegos, canciones, cuentos, recetas, narraciones… han servido para:

– Recopilar material acercando nuestras raíces culturales de Castilla y León a los niños.
– Trabajar en el proceso de enseñanza-aprendizaje con un nuevo planteamiento, donde los
abuelos y abuelas han sido nuestros enseñantes dentro y fuera de la escuela.

2
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

2. OBJETIVOS

Los Objetivos del proyecto se desarrollan y concretan en los siguientes objetivos de área:

ÁREA DE IDENTIDAD Y AUTONOMÍA PERSONAL

1. Tener una imagen ajustada de sí mismo dada por la aceptación y la confianza propios, y el
autocontrol en el comportamiento.
2. Adquirir actitudes positivas hacia los demás y respetar las ideas, formas de ser, edad..
3. Participar en el grupo con diálogos, expresiones de afecto y sentimiento… y mostrar actitu-
des de ayuda y colaboración.
4. Resolver los conflictos de forma no violenta, por medio del diálogo y hábitos cooperativos.
5. Expresar sentimientos de afecto hacia los abuelos y abuelas.
6. Reconocer el propio cuerpo. Similitudes y diferencias con el de los abuelos y abuelas.
7. Favorecer el conocimiento mutuo.

ÁREA DEL MEDIO FÍSICO Y SOCIAL

1. Reconocer las diferencias entre la propia familia y las demás y respetar la diversidad.
2. Practicar hábitos de cortesía –saludos, respetar el turno, preferencias…
3. Distinguir diferencias y semejanzas entre la infancia de nuestros abuelos y la nuestra.
4. Descubrir las aportaciones que pueden hacer las personas mayores.
5. Interesarse por las fiestas y tradiciones de nuestra Comunidad que nos cuentan los abuelos.
6. Nombrar y reconocer distintas plantas, animales y objetos que nos presentan los abuelos en
sus intervenciones.
7. Aprender juegos que nos enseñan nuestros abuelos.

ÁREA DE COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN

1. Mantener la atención en los periodos de intervención de los abuelos.


2. Aumentar el vocabulario.
3. Expresar libremente, a través de la representación plástica y/o dinámica, las propias viven-
cias.
4. Favorecer la comunicación oral.
5. Memorizar retahílas, cuentos, canciones…propios de la Comunidad de Castilla y León.

3
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

3. METODOLOGÍA

ALUMNOS 1. Globalización.
Fundamentos 2. Identidad y diversidad.
pedagógicos 3. Actividad.
4. Aprendizaje significativo
5. Aprendizaje intergeneracional activo.
6. Socialización: aprovechamos la carga afectiva que el tema conlleva para favorecer
el aprendizaje de los niños ocupando este principio un lugar primordial en nues-
tro enfoque metodológico.

FAMILIAS 1. Búsqueda de información –encuesta–.


Organización 2. Invitaciones a momentos de encuentro.
de su 3. Colaboración en el descubrimiento del entorno.
participación 4. Colaboración en las actividades de aula.

1. En LA BÚSQUEDA DE INFORMACIÓN necesitamos una estrecha colaboración con los


padres y madres:
– Asistirán a las reuniones informativas con los tutores
– Serán canalizadores de la comunicación entre los abuelos y la escuela.
– Se encargarán de ilusionar y animar a los abuelos para que participen.
– Prepararán grabaciones y recopilarán objetos.

En la primera reunión se entrega una encuesta sugiriendo posibles formas de participación


(ver anexo 1).

2. Las INVITACIONES A MOMENTOS DE ENCUENTRO serán dirigidas exclusivamente a los


abuelos. Las envían los niños con motivo de fiestas y grandes eventos (museo del los abue-
los, exposición de fotos, convivencias…). También pueden enviar felicitaciones de Navidad
o cumpleaños.

3. La COLABORACIÓN FAMILIAR EN EL DESCUBRIMIENTO DEL ENTORNO se requiere para


preparar el lugar, recorrido, organización, actividades y toma de contacto con personas e ins-
tituciones del lugar que se va a visitar: vecinos, escuela, Ayuntamiento…

4. La COLABORACIÓN DE LA FAMILIA EN LAS ACTIVIDADES DE AULA se requiere para la


planificación de un encuentro cuando haya una visita de un abuelo.

DOCENTES 1. Reuniones organizativas: es importante establecer un CALENDARIO de reuniones


Grupo para planificar, organizar, debatir y poner en común las actividades.
de trabajo 2. Reparto de tareas: hace que el trabajo sea más cómodo, no se duplique y
aumente la eficacia (coordinación, gestión de recursos económicos, audiovisua-
les, reprografía…).
3. Recogida de información: se necesita dedicar un tiempo al TRABAJO PREVIO de
lectura, comentario y valoración de las aportaciones recibidas en la encuesta.
4. Búsqueda de asesores y colaboradores.

4
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

4. ACTIVIDADES

A continuación se recogen una serie de propuestas de trabajo abiertas y flexibles, que los maes-
tros y maestras podrán adaptar a la realidad del aula y a su contexto particular. Todas ellas giran en
torno a la participación de las familias, centradas en las figuras de los abuelos, lo que permitirá fomen-
tar la interacción y el conocimiento físico y social del entorno.

4.1. MI ÁRBOL GENEÁLOGICO

Objetivos
– Identificar la estructura familiar.
– Apreciar el hecho de pertenecer a una familia.
– Reconocer diferencias y semejanzas entre distintos tipos de familias.
– Diferenciar entre abuelos maternos y paternos.

Fase de preparación
– Presentar un árbol genealógico, ¿qué representa, para qué sirve?
– Pedir a los alumnos que soliciten a las familias los nombres y/o fotos de abuelos y abuelas
(nivel de 4 años) y también de los bisabuelos y bisabuelas (nivel de 5 años).

Fase de realización
– Comentar alguna foto del abuelo y de la abuela.
– Dialogar sobre los abuelos: nombre, dónde viven, si les van a visitar…
– Escribir el nombre y/o realizar dibujos de abuelos y bisabuelos, padre, madre, hermanos…
– Escribir la relación de parentesco.

5
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

– Preparar una ficha ilustrativa con el árbol genealógico de cada alumno.


– Exponer todos los árboles genealógicos.

4. 2. ¡VISITAMOS A LOS ANCIANOS!

Objetivos
– Conocer el edificio que las personas mayores tienen como lugar de encuentro (Hogar del
Jubilado) y/o de residencia (Residencia de Ancianos).
– Respetar las costumbres que hay en estos lugares.
– Favorecer la convivencia entre abuelos y niños.

Fase de preparación
– Gestionar el acceso al lugar que queremos visitar. Fijar fecha y hora para la visita y concretar,
con la persona encargada, las actividades que se pueden realizar.
– Preparar un plano del recorrido desde el colegio a la Residencia de Ancianos o al Hogar del
Jubilado.
– Preparar preguntas para hacer a los abuelos, relativas a:
· Distribución del tiempo
· Dependencias
· Actividades que realizan
· Alimentación
· Visitas

6
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Fase de realización
– Hacer el/los recorrido/s siguiendo las indicaciones del plano.
– Realizar las actividades programadas (gimnasia con los abuelos, intercambio de canciones,
poesías, retahílas, recorrido por las dependencias…)
– Efectuar las preguntas previamente pensadas en asamblea.
– Comentar en asamblea lo que hemos sentido y aprendido.
– Representar plástica y/o dramáticamente lo vivido.

Desde el Hogar del Jubilado colaboran vistiéndose de Reyes Magos

4.3. ¡MENSAJE DE UN ABUELO!

En ocasiones los abuelos, bien por vivir en otra localidad bien por algún impedimento físico, no
pueden acercarse al colegio. Es necesario darles y darnos la oportunidad de su participación no pre-
sencial, valorando su intervención.

Fase de preparación
– Recoger material escrito y grabado.
– Seleccionar la poesía, cuento, historia o anécdota que escucharán los alumnos.
– Fijar la fecha y hora para la lectura y/ o la audición.

Fase de realización
– Presentación en asamblea de la aportación de los abuelos.
– Los nietos nos describen “por dentro y por fuera” a su abuelo o abuela.
– Si aportan una grabación, cuentan cuándo la hicieron, con quién, dónde estaban…
– Audición de la grabación o lectura por parte de los maestros de la carta o escrito recibido.

7
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

– Comentario y opiniones sobre lo escuchado.


– Realización de actividades:
· Dibujo ilustrativo.
· Ordenar las secuencias de una historia.
· Darle título al poema, cuento o canción.
· Completar escritos donde faltan palabras.
· Escribir el nombre del abuelo o abuela que lo envió y del nieto o la nieta.
– Anotación de las actitudes observadas mientras escuchan o reconocen a los abuelos.
– Aportación de la cinta o carta al museo de los abuelos.
– Envío de un diploma de agradecimiento (ver anexo 2).

4.4. EL MUSEO DE LOS ABUELOS

Objetivos
– Conocer útiles y objetos de épocas
anteriores.
– Diferenciar nuestra forma de vida y la
de nuestros antepasados.
– Respetar el espacio y materiales que
configuran el museo.
– Aumentar el vocabulario con palabras
referidas a utensilios y objetos de
nuestra cultura y tradición.
– Disfrutar con el montaje y conoci-
miento del museo.

Fase de preparación Puerta de entrada al Museo


– Buscar una dependencia que pueda
ser convertida en museo.
– Mandar una nota a las familias para
pedir objetos antiguos fijando fecha
tope de recogida. Solicitar su colabo-
ración para etiquetar dichos objetos
con su nombre, utilidad y la identidad
de quien lo cede, así como comentar
a los niños estos datos.
– Cada alumno explica a sus compañe-
ros su aportación al museo.
– Fijar fechas y horarios para la exposi-
ción-museo, así como los turnos de
vigilancia entre las personas encarga-
das. Sala de exposición del Museo

8
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Nota

Fase de realización
– Clasificar el material aportado atendiendo a criterios tales como utilidad, material del que
está compuesto…
– Determinar los ambientes del museo en función de los objetos recibidos.
– Ambientar las distintas zonas (escuela, cocina, dormitorio, profesiones…) con la elaboración
de murales y paneles.
– Hacer un cartel con la palabra museo para poner encima de la puerta.
– Hacer y poner carteles anunciadores del museo.
– Escribir carteles con la frase “Por favor, no tocar”.
– Hacer invitaciones para los abuelos.

9
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

– Invitar a los alumnos del centro así como al resto de familiares.


– Establecer turnos de vigilancia del museo fuera del horario escolar, para posibilitar la visita
de los familiares.
– Colocar a la salida del museo un libro de visitas donde se recojan las firmas y opiniones.
– Utilizar el museo como aula para la realización de actividades:
· Localizar los distintos ambientes y ubicar en ellos diversos objetos.
· Localizar objetos que previamente hayan sido presentados en el aula.
· Buscar objetos, aportados por otros grupos, atendiendo a su nombre, utilidad, ubicación,
material que lo compone…
· Buscar similitudes y diferencias entre algunos objetos del museo y los que usamos en la
actualidad.
– Recoger por clases el material aportado una vez terminado el tiempo de exposición.
– Preparar un escrito citando a las familias para que recojan lo cedido.

Objetos del Museo

4.5. VISITA AL AYUNTAMIENTO

En el Ayuntamiento encontraremos documentos relativos a hechos y actuaciones de nuestros


antepasados (nacimientos, defunciones, enlaces matrimoniales, propiedades…), que nos acercarán a
su forma de vida.

Objetivos
– Conocer un edificio emblemático de la localidad: el Ayuntamiento.
– Distinguir entre otras funciones del Ayuntamiento, la de archivador de documentos.
– Escuchar con atención las explicaciones de la persona que nos guíe la visita.
– Respetar los espacios visitados.

Fase de preparación
– Solicitar fecha y hora de atención para la visita al Ayuntamiento.
– Contactar con la persona que será nuestra guía y explicarle el interés de nuestro enfoque.
– Informar a los niños sobre la visita y actividad que se va a realizar.

10
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

– Recoger en asamblea los conocimientos previos sobre el tema, así como expresión verbal de
intereses, preguntas y dudas.
– Organizar las preguntas con ayuda de las pautas dadas por el maestro o maestra.
– Elaborar un plano-guía que nos permita conocer el recorrido.

Fase de realización
– Seguir el itinerario realizado en el plano.
– Observar en el recorrido hasta el Ayuntamiento, edificios, comercios y señales de tráfico.
– En la visita guiada poner especial atención en:
· Fachada, materiales de construcción y mobiliario del edificio.
· Archivo, como lugar donde guardan los documentos de nuestros antepasados.
· Otras dependencias del edificio.
· Trabajos que allí se desempeñan.
– Plantear las preguntas previamente elaboradas.
– Realizar actividades posteriores a la visita:
· Dibujar la fachada del Ayuntamiento.
· Escribir palabras o frases alusivas a la visita.

Niños y niñas desplazándose hacia el Ayuntamiento del pueblo

11
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

4.6. FOTOS ANTIGUAS DEL ABUELO Y LA ABUELA

Las fotografías nos dan la oportunidad de observar la forma de vida y costumbres de nuestros
antepasados, pues la imagen explica conceptos que sólo con la palabra serían difíciles de entender.
Además, nos permiten trabajar la interpretación, clasificación, ordenación…

Fase de preparación
– Colaboración familiar. Solicitar fotografías antiguas y que expliquen a los niños su contenido:
quiénes están retratados, dónde se hicieron la foto…
– Recogida de las fotos en un álbum o caja según vayan llegando al colegio.
– Preparación de paneles para realizar murales expositivos con rótulos que respondan a los
contenidos de las fotos: actos religiosos, fiestas, tradiciones, oficios, familia, escuela…
– Establecimiento del calendario de intervenciones de los niños.

Fase de realización
– Exponer a los compañeros el contenido de las fotos haciendo hincapié en las relaciones de
parentesco con las personas que aparecen, el acontecimiento y el lugar.
– Ordenar temporalmente las fotos: abuelos cuando eran niños, jóvenes y mayores.
– Identificar el lugar y acontecimiento reflejado en la foto para posteriormente pegarla en su
correspondiente mural.
– Comentar las diferencias y semejanzas que hay entre la forma de vida que reflejan las fotos
y la nuestra.
– Trabajar juegos de vocabulario con palabras aprendidas: hacer cantinelas, decorar sus letras,
incluirlas en el diccionario de palabras nuevas…
– Jugar a dramatizar las fotos:
· Colocarse como están los retratados imitando sus gestos y posturas.
· Dar vida a las fotos imaginando el antes y el después.
– Comparar las fotos antiguas con las actuales comprobando la diferencia de color, textura y
calidad.
– Exponer las fotos a la comunidad educativa.

Exposición de fotos

12
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

4.7. HACEMOS UN PERIÓDICO

Objetivos
– Dar a conocer a la comunidad educativa la experiencia vivida con los abuelos.
– Compartir y divulgar el saber popular de los abuelos.
– Valorar el lenguaje escrito como medio de información y comunicación.
– Estimular el trabajo en equipo incluyendo la participación de todos los niños.
– Favorecer el gusto por la lectura.
– Utilizar el lenguaje escrito como forma de expresión y participación social.

Fase de preparación
– Manipular periódicos y revistas.
– Analizar las distintas secciones que contiene un periódico.
– Repartir las actividades entre los maestros: elaboración del sumario, introducción, comenta-
rios sobre distintas realizaciones, selección de las aportaciones de los abuelos…
– Buscar posibles colaboradores.
– Estudiar el presupuesto en imprentas y reprografías.

Fase de realización
– Repartir las actividades en pequeño grupo: elección del título, elaboración de la realización de
la portada y las entrevistas, selección de ilustraciones de cuentos, juegos, recetas de cocina…
– Maquetar el periódico.
– Una vez editado, comentar los artículos del periódico con los niños y buscar las aportaciones
de los otros compañeros.
– Distribuir un periódico por familia.

Título del periódico realizado por un alumno de 5 años

13
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

4.8. ESTAMOS DE FIESTA

Objetivos
– Disfrutar de una actividad lúdica entre generaciones.
– Utilizar el lenguaje dinámico como medio de expresión y comunicación.
– Desarrollar actitudes de respeto y consideración hacia las personas mayores.
– Compartir nuestras actividades con los abuelos.
– Aprender de los abuelos muestras del folclore castellano y leonés.
– Facilitar que los abuelos enseñen los juegos tradicionales de su infancia.

Fase de preparación
– Contactar con los abuelos para pedir su colaboración y programar conjuntamente las activi-
dades que se van a desarrollar en la fiesta.
– Buscar un espacio para su realización.
– Conseguir los materiales necesarios para realizar las actividades.
– Realizar tarjetas de invitación para todos los abuelos y las abuelas.
– Preparar pancartas de bienvenida, decorados y banderines.

Fase de realización
– Recibir a los abuelos.
– Desarrollar las actividades programadas con los abuelos (bailes, juegos, dramatizaciones,
canciones…). Los juegos se podrán organizar de la siguiente manera:
· Delimitar en el patio tantas zonas como juegos se hayan seleccionado: pañuelo, marro,
petanca, comba, corro…
· Repartir, por colores, al alumnado, en tantos grupos como maestros haya. Cada grupo se
dirigirá a las zonas de juego de manera rotativa. Se establecerá un tiempo de permanen-
cia para permitir que todos los grupos pasen por los diversos juegos.
· Presentar y dirigir cada uno de los juegos (esta tarea la realizarán las abuelas y los abue-
los, ayudados por los maestros).

Fiesta con los abuelos

14
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

4.9. ¡ESTE CUENTO HABLA DE ABUELAS Y ABUELOS!1

Objetivos
– Reconocer a personas mayores como protagonistas de historias.
– Identificar las emociones de alegría, tristeza, enfado y miedo en los personajes de los cuentos.
– Aproximar a los alumnos a las diversas relaciones familiares, especialmente con los abuelos.

Fase de preparación.
– Recopilar diferentes títulos, tanto de la biblioteca escolar como de la municipal, cuyos pro-
tagonistas sean abuelos y abuelas.
– Analizar los libros buscando actitudes y emociones.
– Exponer los libros en la biblioteca de aula.

Fase de realización.
– Leer y escuchar los cuentos en gran grupo realizando actividades de comprensión y expre-
sión:
· Cambiar el título.
· Cambiar el final.
· Imaginar qué pasaría si… (introducir algún cambio en la historia).
· Leer imágenes.
· Inventar rimas a partir de determinadas frases del cuento.
– Leer de forma individual y/o en pequeño grupo en el rincón de los cuentos.
– Trabajar los conceptos de portada, contraportada, lomo, autor, ilustrador, protagonistas… a
través de la manipulación.
– Expresar distintas emociones a través del gesto, del dibujo…
– Elegir un libro para reelaborarlo en grandes dimensiones con la participación de todos los
alumnos. La elaboración del libro puede plantearse de forma que resulte interactivo, utili-
zando para su montaje velcro, por ejemplo, lo que proporciona movilidad a las diferentes
piezas (letras, frases, ilustraciones…). Estas piezas se seleccionan, se fotocopian al tamaño
que se desean y los alumnos las colorean empleando diversas técnicas. Entre las actividades
que se pueden plantear:
· Componer el título con letras mayúsculas y/o minúsculas.
· Juegos de atención como la búsqueda de errores.
· Puzzles.
· Asociación palabra-dibujo.
· Secuencias temporales de imágenes y/o frases.
· Colocar bocadillos y/o viñetas en su orden correspondiente.

Es interesante compartir la lectura del cuento interactivo con las familias, dando oportunidad a
los niños de llevárselo a casa.

A continuación proporcionamos una relación de títulos.

1Actividad que puede llevarse a cabo coincidiendo con la feria del libro.

15
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Tomi tenía una abuela y una bisabuela y las quería muchísimo. Las llamaba
abuela de arriba y abuela de abajo. Pero llegó un día, cuando Tomi creció, que
las dos fueron abuela de arriba.

ABUELA DE ARRIBA, ABUELA DE ABAJO. Tomie de Paola. Ed. SM

Había una vez un manzano que creía que era viejo e inútil.
Hasta que un día descubrió que todavía podía servir para muchas cosas.

EL VIEJO ARBOL. Isabel Agüera/Teresa Novoa. Ed. SM

Abuelito, abuelito, anda, cuéntame ese cuento del dragón que era malo, malo,
malo y la princesa …

ABUELITO, CUÉNTAME UN CUENTO. María Rojas. Ed. SM

Olivia está muy aburrida, pero junto a su mamá y sus abuelos aprende algo
muy importante jugando a la oca.

OLIVIA NO SABE PERDER. Elvira Lindo/ Emilio Urberuaga. Ed. SM

Mañana la abuela cumple años. Ahora la abuela hace un pastel y yo tengo


mucho trabajo…

LOS AÑOS DE LA ABUELA. Fina Rifá. Ed. La Galera

A Don Genaro le gusta tomar el sol. El banco donde se sentaba ha quedado


en sombra. ¿Qué va a hacer ahora Don Genaro? Buscará otro sitio soleado,
pero ésta no es tarea fácil.

UN BANCO AL SOL. Joan de Déu Prats/Estrella Fages. Ed. Combel

16
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Al abuelo le gusta contar viejas historias de cuando él era pirata. Aunque la


abuela dice que son mentira y que el abuelo trabajó toda su vida como emple-
ado de correos, el nieto sabe que su abuelo ha sido pirata.

MI ABUELO ES PIRATA. Jan Lööf. Ed. Susaeta

Hoy es un día extraño en casa de Nona. Han venido sus tíos y también los
primos. Todos hablan bajito y su papá está muy triste. Nona, que no acaba de
entender lo que pasa, se ha encerrado en su habitación.

¡ADIÓS, ABUELA! Mercè Company / Horacio Elena. Ed. Timun Mas

Hoy, algo va mal. La mamá de Tom llora y su papá vuelve muy temprano a
casa… Poco a poco Tom comprende esta conmoción: su abuelo ha muerto.

EL ABUELO DE TOM HA MUERTO. Marie-Aline Bawin / Colette H. Ed.


Combel

Sami está orgulloso de su globo, este globo que, al compás del viento y de la
historia, se convierte en mensajero de ternura para el abuelo que vive lejos, en
una soleada isla.

UN GLOBO PARA EL ABUELO. Nigel Gray/Jane Ray. INTERMON

4.10. ME DISFRAZO DE ABUELO Y DE ABUELA2

Objetivos
– Reconocer las diferencias entre la forma de vestir de nuestros abuelos cuando eran niños y
ahora, de mayores.
– Elaborar en grupo el disfraz, con materiales y técnicas diversas.
– Disfrutar de la actividad lúdica: desfile y fiesta.
– Disfrazarnos de “mi abuelo o mi abuela de niños y/o de mayores”.

Fase de preparación
– Observar distintas fotos de nuestros abuelos cuando eran niños para después elaborar el
disfraz.

2Actividad que puede llevarse a cabo en Carnaval.

17
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

– Trabajar vocabulario (tirantes, visera, chal, boina, bastón, reloj de bolsillo…).


– Preparar el material fungible necesario: cartulinas, papeles de seda, pinocho, charol, pega-
mentos, rotuladores, témperas…
– Realizar los patrones de los disfraces.
– Solicitar colaboración a las familias para maquillar y vestir a los niños el día del desfile.
– Pedir permiso al Ayuntamiento para la realización del pasacalles.
– Aprender canciones, como por ejemplo “La tarara”.

Fase de realización
– Elaborar los disfraces en pequeño grupo.
– Hacer pancartas de presentación para el pasacalles.
– Maquillarse niños entre sí.
– Realizar el desfile y la fiesta, que podrá acompañarse de unas hojuelas hechas en un taller de
cocina, si se desarrolla en Carnaval la actividad.

Fiesta de disfraces

4.11. ¡NOS VAMOS DE EXCURSIÓN!

La posibilidad de visitar a abuelos y abuelas que viven en otra localidad constituye una actividad
muy interesante, pues permite disfrutar de un día de convivencia y salir de la escuela para conocer el
entorno físico y social próximo.

Fase de preparación.
– Contactar con la o las familias que vamos a visitar y programar conjuntamente las actividades.
– Planificar la salida: día, hora, itinerario, avituallamiento…
– Informar a los niños en la asamblea sobre la salida y actividades. Recoger los conocimientos
previos sobre el tema y expresiones de interés, preguntas y dudas.
– Organizar preguntas con ayuda de las pautas dadas por los maestros.
– Elaborar una guía que facilite la secuencia de actividades. Entre otras, se pueden plantear:

18
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

· Visita a la vivienda de los abuelos


· Visita conjunta a algún monumento o construcción antigua característica de su localidad:
puente, molino, ermita, lavadero, ruinas…
· Comentarios sobre su oficio o profesión…

Fase de realización
– Seguir el itinerario y guía de actividades preparado para la excursión.
– Escuchar con atención las explicaciones de los abuelos y realizar preguntas.
– Trabajar hábitos de respeto y comportamiento en el transporte y en los lugares visitados.
– Agradecer y entregar un diploma a los abuelos.
– Escribir los maestros el anecdotario de la excursión, comentarlo en la asamblea y así recor-
dar la experiencia vivida.
– Hacer una actividad plástica y/o gráfica sobre la excursión.

Entrega del diploma a un abuelo

4.12. VISITAMOS UNA GRANJA-ESCUELA

Se trata de aprovechar la diversidad de actividades relacionadas con la elaboración artesanal de


productos tradicionales, que ofrecen en la actualidad las granjas-escuelas, para así aproximarnos a la
forma de vida de nuestros abuelos.
– El proceso de tratamiento de la lana, desde el esquilado hasta el tejido.
– Elaboración de queso.
– Elaboración de pan.
– Alfarería.
– La matanza: embutidos y adobos como forma de conservar los alimentos.
– Cestería.
– La vendimia: de la uva al vino.

19
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Conviene escoger sólo una de ellas para que los niños vivencien en profundidad el proceso.

Fase de preparación
– Fijar fecha y hora para la visita y concretar la actividad que se va a realizar.
– Informar a los niños en la asamblea sobre la visita y actividades. Recoger los conocimientos
previos sobre el tema y expresiones de intereses, preguntas y dudas.
– Organizar las preguntas con ayuda de las pautas dadas por los maestros.

Fase de realización
– Realizar la visita programada poniendo especial cuidado en el trato y comportamiento que
se debe mantener en todo momento.
– Verbalizar en la asamblea cada paso que se ha seguido en el proceso de elaboración del pro-
ducto tradicional.
– Expresar mediante un dibujo la experiencia vivida.
– Invitar a algún abuelo o abuela al aula para que nos cuente sus recuerdos sobre el tema y así
establecer comparaciones.

Elaboración de una cesta de mimbre

20
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

4.13. EXPERIENCIAS: VIENEN A LA ESCUELA MI ABUELO Y MI ABUELA

En esta parte se expone un desarrollo detallado de las visitas que los abuelos han realizado a
nuestro centro.

Las experiencias se presentan agrupadas en siete apartados, a efectos de organizar la exposi-


ción de las mismas. En la puesta en práctica, cada visita podría desarrollar una o varias de ellas. En
todas se establecen tres momentos diferentes:
• Antes de la visita
• Durante la visita
• Después de la visita

ANTES DE LA VISITA
Estas orientaciones para el profesorado y actividades con el alumnado son comunes en todas
las actuaciones. Se señalan distintas posibilidades, que en cada caso se ajustarán según las caracterís-
ticas de los niños.

ORIENTACIONES PARA EL PROFESORADO


– Mantener una breve entrevista con los abuelos, en su defecto, con la madre/padre como
intermediarios, donde se aborde: el tema que quiere presentarles, los materiales que nece-
sitan, el aula o lugar más adecuado, la hora y duración de la visita.
– Tratar en asamblea la proximidad de la visita. Anunciar el tema del que nos hablará y animar
al alumnado a pensar preguntas que dinamizarán el diálogo con los abuelos. Podemos reco-
gerlas por escrito o que, entre varios niños y niñas, se encarguen de recordarlas y plantearlas
al día siguiente durante la visita.
– Es un buen momento para insistir en el diálogo y la necesidad de escuchar e intercambiar
costumbres e ideas.

ACTIVIDADES PARA EL ALUMNADO


– En asamblea, el nieto correspondiente aporta datos a sus compañeros que permiten un
primer conocimiento de su abuelo o abuela:
· Su nombre, si es materno o paterno, dónde vive, que suele hacer con él/ella y responde
a preguntas que le hacen sus compañeros.
· Describe aspectos físicos (nos dice cómo es “por fuera“). El maestro, si es necesario,
ayuda aportando adjetivos calificativos –alto/bajo, rubio/moreno, anciano/joven…– apro-
vechando esta actividad para trabajar los contrarios.
· Señala al abuelo o abuela que nos visitará en el árbol genealógico de su familia y dice sus
nombres.
– Colectivamente formulan las preguntas que dirigirán a los abuelos y el maestro anota.

4.13.1. JUEGOS Y JUGUETES TRADICIONALES

De los muchos y variados juegos que conocían, nos enseñaron: la tanga, la petanca, el marro, la
oca, las tabas, rodar el aro, caballitos de cartón, el pinto maraña, los alfileres, muñecas de trapo y
cartón, la gallinita ciega, el burro y otros juegos de cartas.

21
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

“NOS ENSEÑAN A JUGAR A LAS TABAS”

ANTES DE LA VISITA
(Remitirse al inicio del punto 4.13)

ORIENTACIONES PARA EL PROFESORADO


– Leer el cuento: “Olivia no sabe perder”(ver referencia en la Actividad “¡Este cuento habla de
abuelas y abuelos!”). A veces, detrás del juego hay sentimientos que los niños necesitan
identificar y a través de esta historia les podemos ayudar.
– Proponer ejercicios de compresión – expresión mediante el juego “verdadero o falso”.
– Expresar oraciones enunciativas sacadas del cuento o relativas a su contenido, en algunas de
las cuales se hayan realizado modificaciones. Los alumnos han de descubrir si es fiel al cuento
o no y contestar en cada una de ellas si es verdadera o falsa.

ACTIVIDADES PARA EL ALUMNADO


– Realizar el juego “verdadero o falso”.
– Imaginar qué harían si se encontraran en el lugar de Olivia, la protagonista del cuento. Pensar
alternativas.
– Observar las ilustraciones del cuento. Identificar, reconocer y expresar las emociones y senti-
mientos de la protagonista: enfado, tristeza, alegría… Imitar sus gestos y posturas con la cara
y todo el cuerpo.

DURANTE LA VISITA
– La nieta presenta a su abuela a sus compañeros y dice sus nombres.
– Se da comienzo al diálogo, efectuando las preguntas pensadas en la asamblea anterior:
· ¿Dónde jugaban?
· ¿Qué juguetes tenían?
· ¿A qué les gustaba jugar cuando eran pequeños?
· ¿Tenían columpios? …Se ayudará a recordar o a leer las preguntas que se habían prepa-
rado en clase. Será importante animar a los niños a expresar todas las dudas que les surjan.
– La abuela responde a las preguntas y explica las características del juego: “Antes no tenía-
mos la suerte que ahora tenéis los niños y niñas que os regalan tantos juguetes. Antes, se
aprovechaba cualquier cosa: cartones, telas y hasta los huesos de los corderos con los que
se hacían las tabas.” Les muestra los “huesitos” y continúa: “Se sacan del final de la pata tra-
sera de ovejas y corderos. Estos “huesitos” tienen cuatro partes bien diferenciadas, cada una
es conocida por un nombre que, según la zona, presenta variaciones:
cara cóncava: “hoyo filis”, “jete”, “ombligo”, “burón”
cara convexa: “panza”, ”joroba”, ”penca”
cara lisa: “culo”, “cinto”, “lis”
cara en forma de ese: “carne”, “cuerno”, “corona”
Las formas de jugar varían de unas zonas a otras. Se componía un corro de niñas (era un
juego típicamente femenino) sentadas en el suelo. Una coge las cinco tabas en la mano y las
lanza al aire. Se trata de cambiar las caras de las tabas (siempre anteriormente, se fija una
cara determinada: hoyos, panza, etc.) que se encuentran en el suelo, mientras hay que lanzar
una canica o piedrecita al aire y volver a coger la canica antes de que caiga al suelo y en ese

22
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

intervalo de tiempo cambiar las caras de la taba o tabas, pero con la condición de que hay
que utilizar una sola mano”.
– Se juega durante varios turnos. Es un juego que requiere práctica, pues entraña dificultad
para niños de estas edades.
– Se hace una foto de recuerdo de la visita de todo el grupo con la abuela.
– Antes de la despedida se hace entrega de un Diploma de agradecimiento, además de las
muchas muestras de afecto que espontáneamente surgen de los niños y niñas.

DESPUÉS DE LA VISITA
– En asamblea se recuerda el juego, sus normas y las anécdotas que contó la abuela o el
abuelo.
– Se decide el lugar donde se guardarán las tabas y cuándo y dónde podremos jugar con ellas.
Se establecen grupos para hacerlo durante esa semana.
– Entre todos escribimos las palabras “LAS TABAS” en la pizarra.
– Los alumnos dibujan lo que más les gustó de la visita.
– Se propone a dos niños que salgan a representar una escena en la que ambos quieren el
mismo objeto. Toman cualquier juguete de la clase. Tienen que inventar cómo solucionar el
conflicto. Se repite con otro juguete y otras parejas. Es conveniente hacer participar al resto
del grupo con observaciones y opiniones sobre cómo se ha resuelto el conflicto, inconve-
nientes y ventajas para cada afectado. Plantearles después de cada dramatización preguntas
como:
· ¿Cómo se sienten los niños? ¿Por qué se pelean?
· ¿Qué quieren conseguir? ¿Qué pasa al final?
· ¿De qué otra manera podrían haberlo arreglado?

Juego de las tabas (4 años)

23
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

4.13.2. RECETAS DE COCINA

Nuestras abuelas, principalmente, guardan en su saber todo el arte de la cocina sencilla y natu-
ral, hecha con los ingredientes de que disponían. Así de generación en generación, acompañan con
sus dulces (rosquillas fritas, bollo de leche, “cagadillo“ o guirlache, bizcocho y florones de carnaval,
etc.) fiestas y celebraciones.

“LA TORTA DE CAGADILLO”

ANTES DE LA VISITA
(Remitirse al inicio del punto 4.13)

ORIENTACIONES PARA EL PROFESORADO


– Leer el cuento “Los años de la abuela“ (ver referencia en la Actividad “¡Este cuento habla de
abuelas y abuelos!”) en el que aparecen bastantes personajes y puede ser ampliado fácil-
mente con otros miembros de la familia.
– Proponer ejercicios de comprensión-expresión a través de preguntas y la representación del
cuento.

ACTIVIDADES PARA EL ALUMNADO


– Cada niño elige el personaje que quiere hacer. Hacer hincapié en los movimientos y gestos
que pertenecen a cada personaje, con especial atención al personaje de la abuela que está
haciendo un pastel.

DURANTE LA VISITA
– Saludo y recibimiento a la abuela.
– Juego de presentación: la abuela se presenta y a continuación lo hace cada niño diciendo su
nombre y su plato favorito: “Yo me llamo… y me gusta comer…“.
– La abuela saca los utensilios que trae de casa, sartén y cuchara de madera, y los ingredien-
tes, azúcar, aceite y almendras (con piel, sin piel y con cáscara).
– Se identifica y nombra cada uno de ellos. Es un buen momento para insistir en la necesidad
de tener buenos hábitos en la cocina: lavarse las manos, ponerse el delantal, no acercarse a
la sartén con el aceite caliente.
– Se reparten las almendras para pelar. Se trocean sobre una tabla. Se unta la sartén con aceite.
Se echa el azúcar para que se vaya haciendo caramelo y se añaden las almendras troceadas.
Se remueve con la cuchara de madera hasta obtener la torta de “cagadillo“. Se deja enfriar,
se parte y se reparte y ¡a comer!
– La abuela nos cuenta: “de joven nos reuníamos para hacer la torta de cagadillo el día de los
Santos“.
– Se hace una foto de recuerdo de la visita de todo el grupo con la abuela.
– Se entrega un diploma de agradecimiento además de las muestras de afecto en la despe-
dida, pues después de este rato de convivencia la abuela ha pasado a ser un poco, abuela
de todos.

24
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

DESPUÉS DE LA VISITA
– En asamblea, se recuerda el nombre del dulce que hicieron con la abuela, y el nombre de los
ingredientes y utensilios. También merece la pena compartir recuerdos y opiniones del olor,
sabor, temperatura, dureza…
– Se crea el texto de la receta de cocina aportando entre todos las letras, palabras o símbolos
necesarios. Se escribe en la pizarra, se hacen las correcciones necesarias y se copia. Se puede
fotocopiar para todos y que cada uno lo ilustre para llevar a casa.
– Se facilita un folio con cuatro recuadros, en los que dibujen las cuatro secuencias del proceso
de elaboración del cagadillo:
1- Pelar las almendras y trocearlas.
2- Untar la sartén con aceite.
3- Calentar el azúcar y agregar las almendras.
4- La torta ya terminada.

Receta de cocina

4.13.3. FIESTAS Y TRADICIONES

El patrimonio cultural que pueden transmitir nuestros abuelos es bien amplio en el campo de
las fiestas y tradiciones. En esta zona de la provincia de Valladolid se les puede oir hablar de: la reu-
nión de los amigos el día de los Santos para hacer y comer el “cagadillo“, correr el gallo, la piñata,
torres humanas, procesiones religiosas, la enramada, rodar el huevo…

25
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

“VAMOS A RODAR EL HUEVO“

ANTES DE LA VISITA
(Remitirse al inicio del punto 4.13)

ORIENTACIONES PARA EL PROFESORADO


– Colocar papel continuo a modo de “friso de las cuatro estaciones del año” en una pared del
aula o pasillo. Distribuir todo el espacio en cuatro partes para situar en cada una la estación
del año correspondiente.
– Preparar en una caja fotografías e ilustraciones (prendas de vestir, paisajes, plantas, frutas…),
canciones y poemas relacionadas con las distintas estaciones del año.

ACTIVIDADES PARA EL ALUMNADO


– Con la participación de todos, preparar las preguntas que se van a formular al abuelo en su
visita respecto a: la época del año, el lugar en el que se celebraba, los dulces o comidas pro-
pias de esa fiesta, los trajes, los participantes o asistentes…
– Juego de expresión:
· Trabajar las emociones y sensaciones relacionadas con la alegría: felicidad, contento,
diversión… Hacer muecas y gestos -con la cara y el cuerpo- que expresen que están de
fiesta.
· Realizar un trabajo oral y/o escrito a partir de onomatopeyas propias de esta sensación:
¡ja, ja, ja!, ¡je, je, je!, ¡oe, oe, oeoeoe!…
– Juego de orientación temporal:
· Se extienden por la alfombra las imágenes preparadas en la caja. Se organizan grupos de
tres o cuatro, de forma que cada grupo tenga adjudicada una tarea: buscar la palabra
“OTOÑO“ y las frutas de esa época del año, localizar fotografías de paisajes de VERANO,
buscar entre las canciones las que correspondan al INVIERNO… Cada grupo sitúa en el
friso el material conseguido.
· Entre todos relacionan las fiestas escolares y canciones propias de cada estación del año:
Otoño –Castañada–, Invierno –Navidad, visita Reyes Magos, día de la Paz, Carnaval…–,
colocando en el friso la ilustración correspondiente. Se completa el friso con las fiestas
que nos narrarán los abuelos.

DURANTE LA VISITA
– Saludo y recibimiento al abuelo.
– Cada uno se acerca al abuelo, dice su nombre y le da un beso. El abuelo da respuesta a las
preguntas preparadas con anterioridad.
– Cuenta una tradición que se conserva hasta nuestros días y que se denomina “Rodar el
huevo”. Se celebra el Domingo de Pascua.
“Pues se trata –nos cuenta– de subir al castillo y desde allí conseguir bajar rodando el huevo,
dándole con el pie o con la mano. Parece ser que la explicación de esta tradición viene de
que antes, durante la Cuaresma, no se podía comer carne ni ningún producto de origen
animal, como los huevos. Como no había congeladores ni cámaras frigoríficas para conser-
var estos alimentos, se cocían. Una vez terminada la Cuaresma y para celebrar que ya se
podían comer estos productos, se regalaban huevos cocidos y/o se decoraban con pamplina

26
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

–planta silvestre que al hervir su flor colorea el agua de amarillo y la cáscara del huevo tam-
bién– y se iba con ellos a rodar el huevo“.
– El abuelo nos regala un ramillete de pamplina para que podamos teñir los huevos.
Acordamos que al día siguiente cada uno traerá un huevo a clase para cocerlo.
– Se hace una foto de recuerdo de la visita.
– Antes de la despedida, se entrega un diploma de agradecimiento.

DESPUÉS DE LA VISITA
– Con los huevos aportados al aula, se realiza la cocción prevista y se observa cómo se van
coloreando. También podrán decorarse con rotuladores.
– En el patio del colegio se señala un punto de salida y otro de llegada. Cada alumno tendrá
que rodar su huevo recorriendo el camino trazado.
– Se escriben de forma colectiva unas tarjetas con el nombre de las tradiciones narradas por
los abuelos. Podrán ser ilustradas con dibujos o fotografías. Se colocan dichas tarjetas en el
lugar correspondiente del friso.

4.13.4. CUENTOS, POESIAS, CANCIONES, ADIVINANZAS

Una forma de rescatar canciones, cuentos y poesías que forman parte de nuestra riqueza cultu-
ral es a través de la memoria de nuestros mayores. Los temas de estas manifestaciones son varios: reli-
giosos, animales, homenajes a personas o monumentos, tareas de cada estación del año… Todas ellas
nos hablan de formas de entender y resolver la vida. Merece la pena darse la oportunidad de revivir
este legado.

“ABUELITO, CUÉNTAME UN CUENTO“

ANTES DE LA VISITA
(Remitirse al inicio del punto 4.13)

ORIENTACIONES PARA EL PROFESORADO


– Leer el cuento titulado: “Abuelito, cuéntame un cuento“ (ver referencia en la Actividad ¡Este
cuento habla de abuelas y abuelos!). Después, colectivamente, hablar sobre él para asegu-
rar su comprensión.
– Dialogar acerca del tipo de cuentos, canciones o poemas que les cuentan en casa sus abue-
los y de qué los prefiere cada uno: aventuras, fantasía, terror…
– Preparar unas poesías y/o canciones trabajadas en clase para ofrecérselas a los abuelos.

ACTIVIDADES PARA EL ALUMNADO


– Escuchar el cuento y responder a las preguntas del tipo: ¿qué personajes aparecen?, ¿cómo
era el abuelito?, ¿qué le pide el niño?, ¿qué le dice el abuelo?, ¿se mostraba contento, enfa-
dado?, ¿qué personaje os gusta más/menos?, ¿por qué?, y exponer dudas, opiniones…
– En grupos de cuatro o cinco elegir la poesía o canción que interpretarán a los abuelos, recor-
darla y memorizarla.

27
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

DURANTE LA VISITA
– Saludo y recibimiento a la abuela.
– Cada grupo se presenta e interpreta la canción o poesía elegida.
– Después la abuela nos dice: “Os voy a contar un cuento que espero que os guste. A mí me
lo contaba mi abuela hace muchísimo y después mi madre y me gustaba mucho. El cuento
se titula: “Las tres naranjitas del Mar“ (en el anexo 3 figura un extracto de la transcripción
del relato).
– Se hace una foto de recuerdo de la visita.
– Antes de la despedida se entrega un diploma de agradecimiento.

DESPUÉS DE LA VISITA
– En asamblea, se recuerda el cuento contado por la abuela. Para guiar la conversación se
establecen preguntas sobre la entonación y modulación de la voz, los gestos de su cara, el
contenido, los personajes y sus sentimientos…
– Se secuencia el cuento en nueve escenas, escribiendo el texto correspondiente a cada
escena en la parte inferior de un folio. A continuación se reparte cada secuencia a un par de
niños, los cuales la ilustran.
– Se reducen y fotocopian los nueve dibujos resultantes. Se hacen copias para todo el grupo.
– De forma individual se reconstruye ordenando cada secuencia.
– Se encuaderna el cuento con los dibujos originales y se deja en la biblioteca de aula.
– Se dramatiza el cuento.
– Se trabajan algunas expresiones curiosas utilizadas por los abuelos y/o que aparezcan en el
relato del cuento. La maestra las copia en la pizarra y, colectivamente, se buscan sus signifi-
cados. Por ejemplo: “Se lió la manta a la cabeza“.

Dibujo realizado por niños de 5 años Dibujo realizado por niños de 5 años

28
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

4.13.5. ¿CÓMO ERA TU ESCUELA, ABUELO?

Uno de los aspectos que más curiosidad despierta entre el alumnado es conocer cómo era la
escuela de sus abuelos y compararla con la que tiene en la actualidad.

ANTES DE LA VISITA
(Remitirse al inicio del punto 4.13)

ORIENTACIONES PARA EL PROFESORADO


– Preparar fotos de los objetos de la escuela del ayer que aportaron las familias para el museo
de los abuelos o de los que podrían aportar para la visita: pizarra, pizarrín, cabás, plumillas,
cartilla, libros, estufa, mapas …

ACTIVIDADES PARA EL ALUMNADO


– Observar las fotografías de objetos de la escuela del ayer, nombrarlos y buscar los corres-
pondientes que existan en el aula. Emparejar fotografía y objeto actual.
– Buscar diferencias y semejanzas entre ambos objetos en cuanto a materiales, colorido, ilus-
traciones, formas de utilización…

DURANTE LA VISITA
– Saludo y recibimiento al abuelo.
– El nieto presenta a su abuelo. Describe algunos rasgos de su personalidad, “cómo es por
dentro“: amable, cariñoso, lo que le gusta o le hace enfadar…
– Se da comienzo al diálogo. El nieto hace de moderador y el resto de compañeros formulan
las preguntas pensadas previamente respecto al lugar, mobiliario, materiales, número de
alumnos, la figura del maestro…
– El abuelo da respuesta pacientemente a todas y cada una de las preguntas y les hace refle-
xionar sobre la suerte que tienen de poder disfrutar con todo lo que les ofrece la escuela hoy,
y antes se carecía.
“No había mesas, eran pupitres. Teníamos una cartilla para todos, no como ahora, y para
calentarnos las manos, llevábamos piedras calientes dentro de los bolsillos del pantalón que
previamente habíamos calentado en la cocina de casa, porque no teníamos calefacción,
como ahora, ni estufa. Luego, ya entre todas las familias pusieron dinero y se compró una
estufa de piñón. Cada día se encargaba uno de los chicos mayores de encenderla. Todos
éramos chicos. Había una escuela de chicos y otra de chicas.“
– El abuelo enseña una fotografía en blanco y negro en la que aparece el numeroso grupo de
alumnos - solamente chicos- con su maestro. Localizamos en ella al abuelo de niño y él nos
señala algún compañero suyo que, a su vez, es abuelo de algún compañero más de la clase.
– Comparamos la cantidad de alumnos que eran con los que somos ahora.
– Nos enseña un “cabás“ y uno de los libros que conserva de sus años de escuela.
– Comparamos tamaño, ilustraciones, color, tipo y tamaño de letra, portada…
– De una bolsa saca un tarrito, y comprobamos que contiene harina. Cogemos un poquito de
agua, mezclamos bien hasta que sale una pasta que nuestros abuelos llaman “engrudo“ y
nos dicen “¡esta pasta es pegamento!, cuando éramos pequeños no existía pegamento y
nos lo fabricábamos de esta manera“.

29
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

– Antes de finalizar la visita hacemos la foto del grupo con el abuelo.


– Le expresamos nuestro agradecimiento, le entregamos el diploma y nos despedimos.

Material de la escuela del ayer

DESPUÉS DE LA VISITA
– En asamblea, se recuerda y comenta cual ha sido el aspecto que más les ha llamado la aten-
ción de lo vivido durante la visita.
– Se propone el juego de los contrarios:
– La maestra dirige el juego y canta “Vamos a jugar a decir lo contrario”; dice “alto“, y todos
responden “bajo“. Se continúa con otros adjetivos: antiguo/moderno, grueso/delgado… y
se da el turno a otro para que dirija el juego.
– Los alumnos eligen fotocopias de fotografías de objetos de la escuela de antes y buscan en
catálogos de material escolar su objeto correspondiente en la actualidad. Lo recortan y
pegan utilizando engrudo. Escriben o copian las palabras: ANTES/AHORA. (Ver modelo de
ficha en el anexo 4.)

4.13.6. PROFESIONES Y OCUPACIONES

Nuestro alumnado sabe que algunos de sus abuelos están jubilados y que ahora ocupan su
tiempo haciendo punto, ganchillo, flores con alambre y medias de colores, arreglan cosas, tejen
mimbre, construyen objetos de madera… Otros no se han jubilado, trabajan en fábricas, en el campo…

30
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Al escuchar cómo eran sus trabajos tuvimos ocasión de asomarnos al mundo de los adultos.

“MI ABUELO ERA PASTOR“

ANTES DE LA VISITA
(Remitirse al inicio del punto 4.13)

ORIENTACIONES PARA EL PROFESORADO


– Preguntar acerca de las ocupaciones, oficios o trabajos que realizan sus abuelos. Anotar las
respuestas y representarlo con un dibujo.

ACTIVIDADES PARA EL ALUMNADO


– Conversar sobre las ocupaciones y trabajos de los abuelos. Cada uno explica si alguna vez le
acompaña, si le ha visto realizando ese trabajo, cómo lo hace, qué materiales utiliza, etc.
– Juego de imitación: quien dirige el juego piensa un oficio u ocupación (tejedor, pastor,
panadero, carpintero, agricultor, cristalero…). Se coloca en la postura correspondiente y rea-
liza la acción que le identifique. El resto de los compañeros adivina de qué oficio se trata y
le imitan.

DURANTE LA VISITA
– Saludo y recibimiento de la abuela.
– La nieta presenta a su abuela. Describe algunos rasgos de su personalidad, “cómo es por
dentro“: amable, cariñosa, lo que le gusta o le hace enfadar …
– La abuela que hoy nos visita nos cuenta que “Cuando ella era pequeña y tenía nuestra edad,
vivía con su abuelo. El abuelo era pastor y pasaba todo el día fuera de casa, llevando a pastar
a las ovejas. Ella le echaba de menos durante el día, pero cuando volvía por la noche le espe-
raba en el camino porque sabía que siempre le traía algún regalo: una piedra bonita encon-
trada en el campo o en el río, una mariquita, una mariposa…“
“…que las ovejas cuando tenían crías y estas eran demasiado pequeñas para salir al campo
con sus madres, se quedaban en el corral y al llegar por la noche las ovejas, los corderillos
salían corriendo en busca de sus madres para mamar y nunca jamás se confundían de oveja.“
Nos explica cómo se llama el pelo de las ovejas: lana; por qué y cómo se cortaba y para qué
se usaba: “… para meter en colchones y almohadas, aunque ahora ya no se hacen colcho-
nes de lana.“
Nos ha traído una muestra de lana de oveja recién cortada, otra a medio hilar y ovillos tinta-
dos con los que se hacen jerseys.
– Manipulamos los distintos tipos de lana, la olemos y percibimos su textura con el tacto.
– La abuela nos regala la lana recién esquilada con la que prometemos trabajar en una ficha.
– Se hace una foto de recuerdo de la visita.
– Antes de la despedida se entrega un diploma de agradecimiento.

DESPUÉS DE LA VISITA
– En asamblea, se recuerda la historia del abuelo pastor. Mediante preguntas se hace ver el
valor de regalos como los que hacía el abuelo de nuestra historia –una piedra, una mari-
quita…–. Ya que en una sociedad como la nuestra la mayoría de los regalos que reciben los
niños son comprados, no debemos olvidar estos otros, pequeños y hermosos.

31
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

– Se canta la canción popular: “Tengo, tengo, tengo“ con distintas entonaciones que denoten
diferentes estados de ánimo: alegría, tristeza, rabia, aburrimiento, etc.
– Se presenta una ficha individual en la que se trata de establecer la correspondencia “a cada
oveja su corderito” y rodear la oveja que no tiene cría; colorear y pegar en cada oveja un
mechón de la lana que nos regaló la abuela.

4.13.7. LA FAMILIA Y LAS TAREAS

Los cambios que se han producido en la sociedad en las últimas décadas han provocado una
mentalidad social más individualista. Muestra de ello es “la becera“, experiencia que nos cuenta una
abuela.

“LA BECERA“

ANTES DE LA VISITA
(Remitirse al inicio del punto 4.13)

ORIENTACIONES PARA EL PROFESORADO


– Realizar una serie de actividades que permitan tomar conciencia de los demás, asumir
pequeñas responsabilidades y revisar las que ya realizan en el aula y en casa. Por ejemplo,
en asamblea, preguntar por las tareas o actividades que hacen en casa y recordar quiénes
son los responsables de las diferentes tareas de la clase en esa semana.

32
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

ACTIVIDADES PARA EL ALUMNADO


– Juego: “Mi vecino”.
Colocarse de pie y en círculo, y tocar o señalar la parte de su cuerpo o del compañero de la
derecha y/o de la izquierda según indique la maestra y repetir la instrucción en voz alta.
Maestra: “ Mi azotea“ (se señala la cabeza)
Todos repiten: “Mi azotea“ (se señalan la cabeza)
Maestra: “ La azotea de mi vecino de la derecha“ (toca la cabeza del niño o niña de su derecha)
Todos repiten: “La azotea de mi vecino de la derecha“ (tocan la cabeza del niño o niña
situado a su derecha)
Maestra: “La azotea de mi vecino de la izquierda“ (toca la cabeza del niño o niña de su
izquierda)
Todos repiten: “La azotea de mi vecino de la izquierda“
Maestra: “Mis ventanas“ (se señala los ojos)
Todos repiten: “Mis ventanas“ (se señalan los ojos)

Se continúa el juego nombrando y señalando las distintas partes del cuerpo en ellos y en sus
compañeros, “Mi timbre“ (la nariz), “Mi despensa“ (el estómago)…

DURANTE LA VISITA
– Saludo y recibimiento a la abuela.
– El nieto presenta a su abuela. Describe algunos rasgos de su personalidad.
– La abuela nos cuenta: “Cuando yo era niña vivía en un pueblo muy pequeño de León. Un día
a la semana tenía que ir a cuidar “la becera”. Cada mañana a las ocho sonaba la campana
del pueblo y empezaban a salir a la calle todas las vacas que había en cada casa. “Los bece-
ros”, que éramos los que las cuidaban ese día, las llevábamos al prado, cerca del río, para
que pastaran hierba fresquita. Era una manera de ayudarnos entre los vecinos porque nos
íbamos turnando. Cuantas más vacas tenía una familia, más veces la tocaba cuidar “la
becera”. Como antes había mucho trabajo en las casas porque no había los adelantos de
ahora, eran los niños de ocho años en adelante, casi siempre, los encargados de esta misión
y nos lo íbamos enseñando unos a otros llevando a los hermanos más pequeños para que
aprendieran. Para nosotros era un día de fiesta, ¡sobre todo cuando hacía buen tiempo!,
porque no íbamos a la escuela. Allí en el prado comíamos, jugábamos, hacíamos ramos de
lirios, collares de margaritas, pescábamos… Pero cuando hacía mucho frío, que era casi siem-
pre, estábamos deseando que llegaran las cinco para volver. Cuando la becera llegaba al
pueblo volvían a tocar la campana para avisar a los vecinos, aunque cada animal sabía el
camino a su casa y pocas veces había que arrearlas.”
– Se hace una foto de recuerdo de la visita.
– Antes de la despedida se entrega un diploma de agradecimiento.

DESPUÉS DE LA VISITA
– En asamblea, se recuerda y comenta la historia que nos han contado incidiendo en la orga-
nización que tenían en el pueblo para atender al ganado. Es un buen momento para ensal-
zar el valor de la solidaridad, el compañerismo y la ayuda mutua, como una forma de unión
entre las personas y de resolver o minimizar las dificultades.

33
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

– Se presenta un cuadro (como el que se adjunta) sobre cartulina, en el que figuren activida-
des que se realizan en casa y las personas que las pueden realizar. La maestra leerá cada una
de las actividades y preguntará a cada uno quién de su casa lo hace, señalando con un punto
la respuesta en la casilla correspondiente.

Madre Padre Hermano Hermana Todos


Preparar la comida
Llevar a los niños al colegio
Comprar ropa
Comprar material escolar
Desatascar tuberías
Arreglar enchufes
Tender, lavar, planchar
Sacar la basura
Quitar el polvo
Barrer
Hacer las camas

Colectivamente se observa la tabla y se comentan los resultados: ¿en qué columna hay
más/menos puntos?, ¿a qué persona corresponde?, ¿por qué creen que eso sucede así?…

34
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

5. EVALUACIÓN

Es el medio que tenemos para valorar y orientar adecuadamente:

– Programación
– Metodología
– Actividades
– Práctica docente
– Aspectos organizativos
– Aprendizaje

Hay tres momentos esenciales en la evaluación del proceso:

EVALUACIÓN INICIAL

Se enfoca hacia la búsqueda de intereses, conocimientos y actitudes respecto a los abuelos. Se


plantea una asamblea para recoger estos datos, en la que se formulan cuestiones como ¿qué sabe-
mos? y ¿qué queremos saber?

La información recibida de la familia también es importante. La primera toma de contacto es una


reunión con padres/madres donde se les entrega una encuesta (recogida en el apartado de metodo-
logía) para concretar las aportaciones y colaboraciones que pueden realizar los abuelos. Nos dan
pistas sobre los recursos disponibles y la organización. Con esta información se inicia la planificación
del trabajo, teniendo presente que la programación será global, abierta y flexible.

EVALUACIÓN CONTINUA

Se utiliza la observación directa y sistemática empleando un diario de anécdotas para anota-


ciones puntuales y una guía de registro de actividades (anexo 5).

Los alumnos elaboran un dossier, que servirá como:


– Memoria o recuerdo de lo vivido
– Recogida de observaciones individuales
– Evaluación de la propia actividad

Se registran las aportaciones de las familias y se valora su grado de implicación en las activida-
des. Asimismo, se revisa sistemáticamente la dinámica del grupo de trabajo.

EVALUACIÓN FINAL

Es la unión de todos los datos obtenidos, tanto de la evaluación inicial como de la continua. Las
familias hacen la valoración de la experiencia rellenando un cuestionario (anexo 6) de forma anónima.
Para el grupo de maestros sugerimos un guión de autoevaluación (anexo 7).

35
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

6. ANEXOS

Anexo 1. ENCUESTA

Nombre del niño o niña:


Nombre del abuelo o abuela:

Puede ACERCARSE AL COLEGIO para contar o enseñar:


Juegos tradicionales
Historias pasadas
(Celebraciones especiales como cumpleaños, Reyes, veraneos…)
Su profesión
Cómo era su colegio y qué hacían
Enseñarnos trabajos y cuidados de jardinería
Recetas de cocina
Canciones, poesías, retahílas
Cuentos
Bailes típicos
Tradiciones y fiestas del pueblo
Otros. ¿Cuáles?

Puede aportar a través de ESCRITOS O GRABACIONES:


Historias de antes
Canciones y juegos
Poesías, cantinelas…
Anécdotas
Recetas de cocina
Otros. ¿Cuáles?

Si dispone de material, puede dejar para una exposición (MUSEO DE LOS ABUELOS):
Utensilios antiguos de la vivienda
Herramientas de los trabajos de antes
Nuestros libros y cuadernos de cuando éramos niños
Vestidos y complementos de su época (sombreros, bolsos, zapatos, velos, mantillas…)
Juguetes y muebles del ayer
Fotografías, cuadros de otras épocas
Revistas y periódicos antiguos
Ropa de cama y mesa
Ropa de bebé
Bolillos, trabajos artesanales…

Si en algún momento organizáramos con los niños una salida, algún recorrido, EN SU
PUEBLO O CASA nos podría enseñar:
Una granja
Una huerta
Corrales

SUGERENCIAS: Me gustaría, además de todo lo anterior…

36
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Anexo 2. DIPLOMA

37
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Anexo 3. CUENTO: “LAS TRES NARANJITAS DEL MAR”

“Se trata de una niña que vivía en una aldea muy pequeñita y era muy inteligente, muy inteli-
gente. Estaba entre la edad de niña y la edad de adolescente y tenía mucho interés en aprender cosas,
y allí en esa aldea tan pequeñita no tenía la posibilidad. Entonces decidió que se iba a recorrer mundo,
y de hecho se fue, se lió la manta a la cabeza y se fue a recorrer mundo. Y en sus andares, a lo lejano
de los campos, vio a un señor. Entonces al llegar a su altura el señor la paró y la dijo:
—¿Dónde vas niña tan sola?
—Voy a recorrer mundo.
—¿Pero tú solita? ¿No te da miedo?
—No, no me da miedo. Yo quiero aprender.
Entonces la dijo el señor, que tenía cara de bondadoso y de buena persona:
—Pues mira, yo te voy a dar estas tres naranjitas que se llaman “Las tres naranjitas del mar“.
Entonces, si te encuentras en apuros abres una naranja y ese apuro desaparecerá. Pero ten en cuenta
que tienes sólo tres naranjitas y cuando se acabe la última naranja yo ya no te puedo ayudar.
Entonces la chiquilla, dándole las gracias y muy contenta se fue y… caminando, caminando,
porque caminó muchísimo… ¡el primer obstáculo que se encuentra! Eran unas montañas altísimas,
con unos precipicios grandísimos que ella no podía pasar. Entonces abre la naranja y la naranja se con-
vierte en un puente larguísimo, que la niña cruzó. Y ya había pasado el obstáculo.
Entonces sigue andando, y andando, y andando, y andando muchísimo y se encuentra con un
río tan ancho, tan enorme que parecía el mar.
—¿Y cómo cruzo yo esto? Imposible. Voy a partir otra naranjita. Pero no sé los obstáculos que
me encontraré.
Aquella naranjita se convirtió en una barca (…). Cruzando el desierto se levantó una tormenta
de aire (…) ella abrió la otra naranja, ¡ya la última naranjita! Y la tormenta cesó (…).
Entonces sigue caminando, y en una especie de montañita de arena, en la parte de abajo, vio
que había muchísima gente… unos gritos, unas risas… Entonces se acercó, se acercó y se colocó en
primera fila. Entonces vio que es que venía el Rey en un caballo blanco, con todos sus guardianes en
caballos negros. La gente lo vitoreaban, le aplaudían y gritaban ¡viva el Rey!, ¡viva el Rey! (…).
El Rey (…) se enamoró de ella. Entonces la mandó buscar, la llamó a su palacio (…) se casaron
y eran muy felices, se querían muchísimo y tuvieron una niña y eran tan felices.
La Reina tenía una dama (…). Pero la dama esta, que era mora, (…) estaba enamorada del rey.
Entonces odia a la Reina, vamos, ¡porque no sabe qué hacer con ella para hacerla desaparecer!…
porque ella está enamorada del Rey.
Entonces un día peinándola, peinándola, peinándola, cogió un agujón y se lo clavó en la cabeza
a la Reina. La Reina se convirtió en una paloma, una paloma blanca que empezó a volar por el palacio
pero al final se marchó por una ventana. El Rey todo triste, con un sufrimiento que tenía… porque la
quería mucho y la niña que era pequeña… pues nada, que no la encuentran (…).
La gente de Estado, los ministros (…) le dicen al Rey que tiene que volver a casarse, pero él dice
que no tiene ánimos (…). Le convencen (…). El Rey piensa que prefiere casarse con la dama que su
esposa tenía porque había sido buena con la niña y ésta la quiere mucho.
Entonces el Rey se casa con la mora, que desde en este momento la llamaremos la Reina Mora
(…).
Pasa el tiempo y un buen día aparece una paloma en los jardines del palacio. (…) La Reina Mora
quiere echarla, empieza a espantarla (…).

38
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Entonces la paloma se fue al jardinero y le dijo:


—Jardinerito del Rey
¿qué hace el Rey con la Reina Mora?
La niña ¿canta o llora?
La contesta el jardinero:
—Unas veces canta y otras veces llora.
Dice la paloma:
—Triste de su madre que anda de árbol en árbol y de hoja en hoja (…).
Y otra vez que volvió la paloma con la misma canción, el jardinero la cogió, empezó a atusar sus
plumitas… la metió en una jaula y la llevó a palacio:
—Majestad, ahí tiene la paloma que habla (…).
Entonces un día el rey atusando a la paloma, el plumaje tan bonito que tenía, dice:
—¡Caramba! ¿Qué tiene aquí la paloma?
Entonces la va separando las plumitas de la cabeza y le ve un agujón:
—Pero bueno, si tiene un agujón clavado la paloma.
Tira del agujón y la paloma se convierte otra vez en la Reina (…).
Su esposa le cuenta lo que había pasado… que fue culpa de la Reina Mora que la clavó el
agujón. El Rey dice que la lleven a las mazmorras, que la harán un juicio y la decapitarán (decapitarla
es cortarle la cabeza). Entonces su esposa dijo que no, que no podía hacerlo, que había querido a la
niña, que la había tratado muy bien… simplemente que la desterrara, que la desterrara a otro país para
que nunca volviera a molestarles. Entonces el Rey le dijo a su esposa:
—Bien, se hará tú voluntad (…).
Y nada más, fueron felices y comieron perdices y a nosotros no nos dieron… porque no estába-
mos allí.”

39
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Anexo 4. MODELO DE FICHA

40
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Anexo 5. GUÍA DE REGISTRO DE ACTIVIDADES

Nombre del profesor/a:


Nivel:
Participantes:
Fecha: Lugar:
Duración de la actividad:
Material utilizado:

SECUENCIA DE LA ACTIVIDAD

(Cómo se inició; incidentes o situaciones relevantes en el desarrollo; cómo terminó…)

VALORACIÓN

(Actitudes de niños, abuelos, maestros…; recursos; organización; aprendizaje; colaboración


familiar; logros y fallos o dificultades…)

41
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Anexo 6. CUESTIONARIO

Rodear la respuesta más adecuada

Respecto a la participación de la familia

La información recibida acerca de las actividades del proyecto ha sido MUCHA SUFICIENTE POCA

La colaboración solicitada a las familias ha sido MUCHA SUFICIENTE POCA

La participación de las familias ha sido MUCHA SUFICIENTE POCA

La figura de los abuelos y abuelas se ha visto realzada MUCHO SUFICIENTE POCO

Respecto a los contenidos trabajados en el proyecto

Ha aumentado el diálogo con los/as abuelos/as MUCHO SUFICIENTE POCO

Muestra interés por lo que cuentan los/as abuelos/as MUCHO SUFICIENTE POCO

Utiliza expresiones de afecto hacia los/as abuelos/as MUCHO SUFICIENTE POCO

Se comporta de forma adecuada con las personas mayores SI NO

Diferencia abuelos/as maternos/as de paternos/as SI NO

Conoce los oficios de sus abuelos/as SI NO

Ha disfrutado con las salidas realizadas SI NO

Ha ampliado el vocabulario sobre el tema MUCHO SUFICIENTE POCO

Cuenta las experiencias vividas con los/as abuelos/as MUCHO SUFICIENTE POCO

SUGERENCIAS:

42
Materiales didácticos Nuestra historia a través de los abuelos y las abuelas

Anexo 7. GUIÓN DE AUTOEVALUACIÓN

En las reuniones…
– El planteamiento ha sido correcto-incorrecto.
– El número ha sido suficiente-insuficiente.
– Han existido puntos de acuerdo-desacuerdo.
– El reparto de tareas ha sido claro.

En la relación y dinámica del grupo…


– Grado de implicación de los componentes del grupo.
– Factores que han influido positiva o negativamente en el grado de cohesión del grupo.
– Grado de satisfacción de los miembros del grupo.
– El planteamiento de tareas ha sido flexible- rígido.
– La comunicación entre los componentes ha sido suficiente- insuficiente. ¿Por qué?
– Crítica constructiva a la actividad del grupo.

En la planificación del trabajo…


– Los objetivos que se han de conseguir se han formulado con suficiente claridad.
– Los contenidos han sido adecuados-inadecuados; escasos- abundantes.
– Los medios para conseguir los objetivos propuestos han sido suficientes-insuficientes, ade-
cuados- inadecuados.
– Dificultades encontradas al realizar las actividades.

Valoración global
– Aspectos positivos.
– Dificultades encontradas y forma de subsanarlas.
– Aspectos que deben tenerse en cuenta en un próximo proyecto.

43