You are on page 1of 153

*siete.

7 años de marca personal intensiva


Prólogo de @Laura_Chica
Siete. 7 años de marca personal intensiva

Selección de los mejores artículos del blog www.soymimarca.com 2017

Soymimarca® 25 diciembre 2017

Autores: Guillem Recolons, Jordi Collell, Paula Fernández-Ochoa, Fran Segarra,


Xavi Roca, Eva Collado, Enrique Rueda, Raquel Gómez, Vladimir Estrada, Nancy
Vázquez, Celestino Martínez, Beatriz Valero, Yin Min Shum, Mercedes Romero,
María A. Sánchez.

Prólogo de Laura Chica

Edición gratuita

Diseño de portada y maquetación: Maria Mas-Bagà Blanc

Siete. 7 años de marca personal intensiva by Soymimarca, S.L. is licensed under a Creative
Commons Reconocimiento-Compartir igual 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en www.soymimarca.com.
“Todo comienza sonriendo”

Enrique Rueda Salgado


(1971-2017)
Prólogo

4
0. PRÓLOGO

Repasaba hace unos días, cuántas de mis formacio-


nes y acompañamientos este año tenían que ver con
la marca personal. Muchas. Quizá el doble del año
anterior.
Me preguntaba en ese momento: ¿por qué? ¿qué
está cambiando?
Lo que está cambiando eres tú.
Lo que cambia, es tu forma de enfrentarte al mundo
profesional.
-Afrontar, en lugar de enfrentar, queda mejor y suena
menos lucha y más recursos-.
Entonces, lo que está cambiando, eres tú y tu forma
de afrontar las nuevas exigencias del mercado
profesional, de las relaciones, del mundo VUCA.
Ya no es suficiente con hacerlo desde el parecer, lo
que realmente llega, conecta, conmueve, es hacerlo desde el ser.
Y claro, nos damos cuenta de que potenciar la marca personal es cuestión de descubrir
hacia adentro para mostrar hacia fuera.
BRILLAR, desde la esencia; la tuya, esa que te hace único.
Brillar desde la autenticidad, eso que te hace diferente y único pero siempre has prefe-
rido no ver.
Hasta ahora.
Hasta hoy.
Hoy quiero recordarte que todos hemos nacido para brillar, pero no todos nos lo permi-
timos. A muchos nos toca eso de gestionar miedos, trabajar el autoconocimiento y la
confianza, y construir los pilares donde brillar.
Recordarte que la autenticidad es tu poder. Cuanto más te permitas ser auténtico/a,
mayor será la huella que dejes en los demás. Ser auténtico/a pasa por conocerte, des-
cubrirte, ser, y permitirte ser.
Existe una clave que te hará más fuerte en este proceso: cree en ti mismo y en lo que
eres capaz de aportar al mundo. Permitirte ser todo lo que eres, y dar todo lo que tienes
dentro, te hará más grande a ti, y también a los demás.
Y una última reflexión: La marca personal no va de aparentar e inventarse un personaje;
va de mostrar lo que eres con la máxima coherencia y autenticidad, desde un autodes-
cubrimiento profundo.

Conócete, acéptate, y BRILLA.

Laura Chica
Psicóloga, Coach, Desarrollo del talento y la visibilidad.
www.laurachica.com

5
PRÓLOGO, por Laura Chica 4

ÍNDICE 6

1- EMPRESA 8
Aciertos y errores en Employer Branding 9
Embajadores de Marca: El futuro del marketing corporativo 13
El auge del empleado social en la empresa 15
Cuando empoderar aumenta los beneficios 19
Empleados con marca propia ¿cómo se gestiona? 21
El ROI del personal branding en la empresa 22
8 ventajas de ser embajador de marca en tu empresa 25
El 70% del presupuesto de publicidad se va a la basura ¿qué hacemos ahora? 28

2- AUTOCONOCIMIENTO 31
¿En qué somos competentes? 32
Solomon, conformidad social y marca personal 34
¿En serio? ¿Otro post sobre la Zona de Confort? 35
¿Esconder tu grandeza?eres un maldito farsante 38
El álter ego de la marca personal 40
8 motivos por los que gestionar tu marca personal 43
Marca personal e inteligencia emocional 45
8 tips sobre introspección y marca personal 48
Team Branding: el espíritu de equipo frente a tus competidores. 50
Tus sueños pueden ser realidad (si tu quieres) 52

3- ESTRATEGIA 56
Las marcas se humanizan 57
Enamórate de tu competencia 59
Y erre que erre con la Marca Personal 61
¿Nos estamos convirtiendo en borregos? 64
Comó poner a tu cliente en el centro de la propuesta de valor 66
El órgano más flexible del cuerpo…¡tiene huella digital! 69
Marca personal: del ser que somos al ser que proyectamos 72
¿Tienen cabida atributos emocionales en la propuesta de valor? 97
Y tú, ¿para qué has nacido? 99
Que tu proyecto camine desde el principio 101

6
4- VISIBILIDAD 103
Las herramientas no solucionan el problema 104
Que tu primera impresión en las redes no sea la última 105
El blog ayuda a articular nuestra identidad online 108
Entrenar la mirada para unir talento y belleza (científica*) 111
Plan de comunicación personal: ¿Por dónde empiezo? 113
9 claves para humanizar tu perfil de LinkedIn y atraer más clientes 117
Storytelling:Tu madre ¿entiende tu actividad profesional? 118
Las 5 C’s de nuestra #marcapersonal en las redes sociales 120
Cómo podemos conocer los contenidos que nos interesan 122
Cómo programar y compartir contenidos en las redes 125
Conversar en la red, o cómo pasar del “estar” al “ser” 128
Pasamos a la acción: es momento de Conectar 129
Cómo CONTROLAR si tu actividad en las redes funciona 132

5- MUJERES CON MARCA 136


Ella…. transformó su llanto en más Reinvención 137
Unas claves y una historia para tu próxima reinvención profesional 139

6- DOC 143
A tu mejor versión le sobra firmar autógrafos 144
Todo comienza sonriendo 146

7- AUTORES 150

7
1
Empresa

8
1. EMPRESA

Aciertos y errores en Employer Branding


Guillem Recolons - 13 febrero, 2017

Imagen portada: Anders Wideskott

Employer branding: la ciencia (o el arte) de atraer a los mejores


La relación entre employer branding, entendido como refuerzo de la reputación de la
marca empleadora para atraer talento externo, y employee branding, entendido como
el refuerzo de la marca del empleado, es cada vez mayor. Me explico. A todos nos gusta
ganar dinero, pero hoy existen muchos otros criterios de valoración a la hora de elegir
el mejor lugar para desarrollar tu carrera profesional.

Los departamentos RR.HH dedican mucho tiempo al employer branding. Y muy poco -o
ninguno- al employee branding. Así no funciona, y lo vas a ver enseguida. No quiero
aburrir teorizando, así que voy a exponer dos casos opuestos de aplicación de employer
branding. El caso de Elisabet y el caso Expensify.

El caso de Elisabet
Se trata de caso real al que he cambiado el nombre por cuestión de respeto; además,
hablo de una de mis sobrinas. Elisabet acabó la primera de su promoción en el grado de
Económicas en una de las universidades más prestigiosas. Su sueño: trabajar en una de
las grandes consultoras internacionales en alguna área relacionada con macroecono-
mía. Su supersueño: aspirar algún día a ser la primera presidenta del gobierno español
(ahí es nada).

El sueño se hace real


Dicho y hecho, a los pocos minutos de graduarse ya tenía a varias empresas pretendien-
tes haciéndole ofertas. Ella pudo elegir, y lo hizo basándose en argumentos de employer
9
1. EMPRESA

branding: somos una de las mejoras consultoras, tenemos el trabajo que buscas, desa-
rrollo de carrera interno, bla, bla, bla…

Elisabet empezó a trabajar en una gran consultora, al principio ilusionada de ver la


primera parte de su sueño cumplido.

No es oro todo lo que reluce


• Al cabo de un año las cosas eran muy distintas. Nadie le había explicado a Elisabet
que por trabajar “en una de las mejores” tendría que renunciar a su vida personal.
Trabajar 15h diarias se convertía en una rutina.
• Lo peor: sus posibilidades de ascenso pasaban por mejorar su cargo y sueldo, pero no
su calidad de vida.
• Lo pésimo: sus valores y visión, enfocados a equilibrar la riqueza, a mejorar las condi-
ciones de vida de los ciudadanos, no tenían cabida en la empresa. El objetivo de la
empresa era (es) crecer económicamente, proporcionar retorno rápido a sus inverso-
res y mantener su ránking de estar “arriba, entre las mejores”.

Un desenlace esperado
Elisabet, al cumplir dos años en la compañía, decidió abandonar y tomarse un tiempo
sabático para analizar de nuevo su visión. La reacción de la empresa fue de increduli-
dad, ya que Elisabet era una de las jóvenes promesas. Pero nadie pudo frenarla.
Marchó. Se largó buscando un proyecto alineado con su visión y sus valores.

Una lección de mal Employer Branding


De nada sirve vender oro si debajo de la primera capa de metal hay plomo. Tarde o tem-
prano, se descubrirá el engaño. Y desgraciadamente, ambos, empleado y empresa,
habrán perdido un tiempo precioso. Además, la empresa ganará un prescriptor negati-
vo, algo así como una anti-employer brand.

Está claro que todavía quedan muchas organizaciones dirigidas por baby boomers (con
mentalidad de baby boomers) que valoran cosas que no interesan a los nuevos profe-
sionales. Me refiero a experiencia acumulada, títulos obtenidos un universidades de
prestigio (sin importar los títulos) y el síndrome de la silla caliente, el que el “empleado”
pase horas y horas en la empresa para que ésta gane más dinero. Eso por no mencionar
estupideces como mantener el acceso a las redes sociales “capado”. Esto, señoras y
señores, se acaba. Con la jubilación de esta generación y su forma de pensar cambiará
el mundo y desaparecerán los viejos paradigmas sobre el trabajo.

Atraer a los mejores: el caso Expensify


Llevo algún tiempo analizando casos de éxito de Employer Branding. Tanto como para
saber a ciencia cierta que si lo que se ofrece a los de ahí afuera es una especie de
Matrix, tarde o temprano el efecto negativo aflorará.

10
1. EMPRESA

Imagen: Ricardo Gómez

Primero, cuidar al profesional, y la atracción del talento llegará por sí sola


El employee branding puede ser la vía más rápida de atraer talento externo. Si los profe-
sionales de una organización no se sienten a gusto trabajando en ella, tarde o temprano
actuarán como un muro que evitará atraer a nuevo talento. Esa es una condición indis-
pensable.

Vigilar con los tópicos de futbolines, ping pong y otras trampas


Crear un “great place to work” no es colocar una mesa de ping pong para compensar a
equipos que se quedan trabajando hasta las 3h de la madrugada. Es mucho más. Es
disponer de políticas de compensación del talento equitativas, con salarios alineados al
esfuerzo y la contribución, no a la antigüedad ni al cargo. Si no, que se lo pregunten a un
experto en compensación como Josep Capell, director general y socio de CEINSA.

Factores de éxito
El salario equitativo, la alineación de valores (justo lo que falló con Elisabet), el respeto
por el tiempo de sueño, de ocio, la libertad de horarios, el foco en proyectos y no en
horas trabajadas, la formación de calidad, la proyección de la marca del profesional en
los medios propios de la compañía (employee advocacy), la horizontalidad de las jerar-
quías, el liderazgo emocional… Podríamos seguir con una larga lista de factores que
contribuyen a la mal llamada “retención del talento” y que yo prefiero llamar “convic-
ción del talento”, algo así como pasar de empleados a implicados.

¿Quién no querría trabajar en Expensify?


Como su nombre indica, Expensify es una aplicación que permite el control de gastos de
una manera cómoda y ahorrando pasos farragosos. Tal como aparece en la descripción
del Apple Store: ¿No soporta los informes de gastos? ¡No busque más! Expensify facilita

11
1. EMPRESA

la captura de recibos, el registro de tiempo y kilometraje, los viajes de negocios y la


creación de informes de gastos.

Un mes al año trabajando en un paraíso


Lo que lees, el equipo de Expensify desaparece físicamente de sus oficinas y se traslada
a un lugar paradisíaco durante un mes al año. Y cada año cambia de lugar. Te pregunta-
rás ¿son vacaciones? No exactamente, ya que hay que seguir atendiendo a clientes y
desarrollando servicios. Pero imagina el ambiente de trabajo que se genera cuando al
terminar tus tareas te espera la arena blanca, palmeras cocoteras y aguas cristalinas. La
única condición es que haya WIFI, eso sí. Y aún hay más, dado el largo tiempo desconec-
tados de sus hogares los que quieran también pueden llevar a sus seres queridos.

El momento más productivo del año


La compañía corre con todos los gastos, viajes, hoteles, comidas, cenas, todo. Y según
los responsables de Expensify, este mes representa el momento más productivo del
año. Lo sé, pensarás que no hay mucha diferencia entre un futbolín y esto. La hay, el
futbolín es la recompensa para el que “pringa” trabajando hasta las tantas de la
mañana. Un viaje y traslado al Algarve (por ejemplo) es un alto emocional en el camino
y una oportunidad para conocer mejor a tus compañeros, para implicarte en el proyec-
to hasta formar parte de él.

Y ahora la pregunta… ¿Te gustaría trabajar en Expensify?

Conclusión: más human branding


Seguiré tratando el tema del employer branding, pero es evidente que la casa debe
empezar por los cimientos, no por el tejado. Primero los empleados presentes, y luego
los futuros. Yo lo llamo human branding, aunque el nombre no importa, importa la
práctica.
Una segunda conclusión a la que llego es los DirComs deberían involucrarse más en
estos procesos y no dejar solos a RR.HH, ya que en el fondo estamos hablando de la
construcción de marcas (branding). Recuerdo -una vez más- la frase de William Arruda:
Your People are Your Brand.
Una tercera ¿qué pinta el personal branding en todo esto? Te invito a dejar una respuesta.

12
1. EMPRESA

Embajadores de Marca:
El futuro del marketing corporativo
Fran Segarra Boza - 20 febrero, 2017

Imagen: Alexandru Zdrobau

El creciente poder de la conexión emocional


No me cansaré de insistir: por muy racionales que nos creamos que somos, tomamos
decisiones de manera emocional. Y la influencia que ejerce sobre nosotros el mismo
mensaje es muy diferente si es un mensaje corporativo, técnico, impersonal, justificado
en datos, aunque éste contenga altas dosis de racionalidad, que si el mensaje está
firmado por una persona y creado desde la humanidad.

Un mensaje creado y suscrito por una persona se le presupone, de manera práctica-


mente inmediata, inconsciente, casi sin quererlo, una historia detrás: unos éxitos, unos
fracasos, unas ambiciones, unos miedos…. El mensaje pasa a estar cargado de humani-
dad. De la humanidad del que firma. Y es que todos tenemos una historia. Y claro,
cuando el que emite el mensaje es alguien como nosotros, conectamos más, porque le
añadimos la pieza clave en la comunicación: la emoción.

La emoción es un atajo mental


Según el Modelo Psicológico de Infusión Afectiva (MIA) de Forgas (1995) la emoción
influye directamente en nuestra cognición como una señal heurística (o atajo mental).
La emoción facilita el procesamiento de la información. Lo emocional se convierte en
información más “consumible” para nuestro cerebro y nos aferramos a la emoción
para tomar decisiones que nos lleven a la acción.

13
1. EMPRESA

Y es que nuestra mente necesita procesos que faciliten la gestión de la información ante
la cantidad ingente “inputs” que compiten por llamar nuestra atención cada segundo,
en este mundo híper-conectado en el que nos encontramos.

Por ello, si despojamos el mensaje corporativo de la necesidad de ser racional y lo


convertimos en un mensaje más humano (emitido por humanos para humanos), será
un mensaje más “accionable” para su audiencia. Facilitará la conexión y el movimiento,
porque, como humanos, no tenemos más remedio.

Y esta conexión emocional, humana, es irremediablemente, la que va a marcar el


futuro de la influencia de las organizaciones, porque éstas van a comprender que es
el tipo de conexión que va a mover a la audiencia hacia la hacia la acción, sea cuál sea
ésta (empujar a la compra, asistir a un evento, reproducir un video, apretar un botón…).

Las organizaciones son cada vez más sociales


Transformación digital. Al principio nos creíamos que iba de tecnología, pero cada vez
somos más conscientes que va de personas.

Y no nos engañemos, las empresas cada vez son más sociales, porque les empuja el
negocio, no porque quieran ser más “guays”. Por eso, los modelos de negocio están
mutando, y van integrando elementos cada vez más orientados y basados en las
personas y su poder de influencia: embajadores de marca (employee advocacy),
liderazgo digital, employee centricity, integración de nuevos perfiles laborales, captar,
conectar, detectar y fidelizar el talento digital, e-recruitment, nethunting….

Pero son las personas las que las hacen sociales


“El mercado es una gran conversación” (Cluetrain Manifesto), pero no son las empresas
que forman el mercado los que van a conversar, son las personas que las construyen.

Los negocios no son otra cosa que los resultados de interacciones entre personas.
Entregando el poder de ser sociales a los integrantes de una organización, las organi-
zaciones amplifican el alcance de su mensaje de manera exponencial. Y sobre todo
crean un mensaje más intenso y singular.

La “conversación” se vuelve más real, palpable, bidireccional. Más poderosa. Con más
capacidad de influencia y si, amig@s, con más impacto en la “data” (que tanto nos
importa ahora) y en la cuenta de resultados (que tanto nos ha importado siempre).

Embajadores de marca: Si le entregamos el poder de comunicación a nuestra gente, el


mensaje será amplificado, será más intenso (más emocional) y será un mensaje único,
porque estará formado por nuestras personas. Ninguna otra empresa podrá tener
nunca jamás uno igual.

Se podrá decir más alto, quizás más claro, pero nunca, nunca, de la misma manera. Y
la singularidad es increíblemente poderosa.
14
1. EMPRESA

El auge del empleado social en la empresa


Guillem Recolons - 20 marzo, 2017

Imagen: Pixabay

Si me has leído antes ya sabes que no me gusta nada utilizar la palabra “empleado”,
por sus connotaciones de “gastado” o “usado”, que considero peyorativas. Existen
otras expresiones como “capital humano” quizás más certeras, pero que también
rozan el eufemismo al considerar a las personas como un recurso o como capital. Para
mí hablamos de una persona comprometida con un proyecto empresarial y con una o
varias marcas.

Pero a efectos de ahorrar texto, mantendremos “empleado” a continuación:

¿Qué es un empleado social?


Empleado social es un término relativamente nuevo. Describe a los profesionales de
una organización que operan dentro de un modelo de negocio social. Los empleados
sociales utilizan herramientas digitales tanto para el flujo de trabajo interno como para
la colaboración y para el compromiso externo con los clientes. (Fuente: Wikipedia).

Añado que el enfoque del empleado social no responde a un modelo táctico, sino que
responde a uno estratégico. El empleado social no se crea, se detecta y se entrena
mediante programas específicos de Employee Advocacy (Embajadores internos de
marca).

¿Cómo emerge la figura del empleado social?


Uno de los elementos de impulso de esta figura es la implantación lenta, pero progre-
siva de redes sociales corporativas. Emergen como una oportunidad para que los
15
1. EMPRESA

empleados puedan conocerse mejor (especialmente en organizaciones grandes o


dispersas territorialmente). Pero también para que puedan compartir contenidos
como se haría normalmente en una red como Linkedin, para conversar sobre solucio-
nes a problemas, para organizar eventos…

¿Cómo conecta el empleado social con otros profesionales y con el mercado?


Las principales herramientas con las que cuenta el empleado social para establecer
estas conexiones son cuatro:

1- Marketing en redes sociales, que también incluye webs y blogs


2- Marketing de contenidos, cuya razón de ser se basa en la necesidad de una marca de
ofrecer algo valioso para obtener algo de valor a cambio. Se trata de contar historias,
no de anuncios, eventos o banners.
3- Marketing social, entendido como acciones no comerciales destinadas a defender
una causa social determinada o denunciar alguna práctica poco ética.
4- Venta social (social selling), que es el desarrollo de relaciones (networking) a través
de redes como Linkedin, Twitter, Facebook, Pinterest… como parte del proceso de
venta.

Cultura empresarial del empleado social


Como decía, el empleado social no es algo que se deba forzar ni exigir, pero hay
muchas empresas que ya están teniendo en cuenta este hecho en sus programas de
reclutamiento. En pocas palabras, muchos prefieren elegir a un profesional que se
mueva bien en entornos digitales.

Problemas de implantación
Los programas de formación para dotar de cultura de marca y herramientas a los
empleados (Employee Advocacy) son casi inexistentes en España y LATAM. Por un
lado los empresarios temen dotar de excesivo poder a sus empleados y por otro
muchos empleados temen ser utilizados por sus empresas para cosas que están fuera
de su job description.

Lo cierto es que unos y otros se equivocan. Para que esto funciona se necesita una
mentalidad muy abierta por parte de la marca empleadora, pero también por parte de
los profesionales. Hay un quid pro quo muy claro y enormes ventajas para unos y
otros.

Beneficios
• Contactos y ventas. Al superar los problemas de confianza que pueda generar una
marca, los empleados sociales consiguen resultados importantes, como el aumento
de conexiones y tráfico web corporativo. Eso, a la corta, se traduce en ventas.
• Prescriptores. Otra ventaja es la generación de Brand Advocates, que son clientes
que han tenido una buena experiencia con la marca y la recomiendan sin pedir nada
a cambio.

16
1. EMPRESA

• Humanización. La marca se humaniza al utilizar como portavoces no la publicidad o


RR.PP sino personas como nosotros (peers) que conectan con personas del mercado.

Estadísticas clave
• El 77% de consumidores tienen más predisposición a comprar a una empresa cuyo
CEO utiliza las redes sociales (Fuente: MSLGroup)
• Los CEO sociales son percibidos como mejores comunicadores con respecto a los que
no frecuentan las redes sociales (55% vs. 38%, respectivamente) (Fuente: Weber
Shandwick)
• Los contactos desarrollados a través de empleados sociales convierten 7 veces más
que el resto (Fuente: IBM)
• Según Gartner, las compañías que bloquean el acceso a redes sociales de los emplea-
dos desciende un 10% cada año. El 50% lo hacía en 2010 – menos del 30% bloquea
redes en 2014. (Fuente: Gartner)
• Los representantes de ventas que usan las redes sociales como parte de sus técnicas
de ventas venden más del 78% que el resto (Fuente: Forbes)
• El 72,6% de los vendedores que utilizan la venta social como parte de su proceso
superó al resto en ventas y superó la cuota con un 23% adicional de media. (Fuente:
Aberdeen Group)
• El 46% de los vendedores sociales superó los objetivos de ventas en comparación con
el 38% del resto (Fuente: Aberdeen Group)
• El 80% cree que su fuerza de ventas sería más productiva con una mayor presencia
en los medios sociales (Fuente: Sales Management Association)
• Más de 2/3 de las empresas no tienen ninguna estrategia de medios sociales para sus
organizaciones de ventas. (Fuente: Triblio)
• El 93% de los comerciales no han recibido ningún entrenamiento formal en venta
sociale (Fuente: Accenture)
• El 96% de los profesionales de ventas utilizan LinkedIn al menos una vez por semana
e invierten un promedio de seis horas semanales ahí. (Fuente: Aberdeen Group)
• El 77% de los compradores B2B dijeron que no hablaron con un vendedor hasta
haber realizado una investigación independiente a través de Internet (Fuente: CEB)
• El 36% de los compradores dijeron que no participaron con un representante de
ventas hasta después de una lista corta de proveedores preferidos se estableció
(Source: Demand Gen Report)
• La tasa media de citas para llamadas “a puerta fría” es del 2,5% (Fuente: CEB)
• La decisión de compra del 57% de los compradores B2B es anterior al contacto con
un vendedor. (Fuente: CEB)
• El contenido compartido por los empleados sociales consigue un engagement 8
veces más que el contenido compartido por los canales de marca (Fuente: Social
Media Today)
• Un empleado social (embajador de la marca) recibe el doble de confianza que un
CEO. (Fuente: Edelman Trust Barometer 2014)
• El 92% de los seguidores de Twitter de los empleados son desconocidos (y nuevos)
para las marcas. (Fuente: Cisco)

17
1. EMPRESA

• Sólo el 33% de los compradores confían en las marcas, mientras que el 90% de los
clientes confía en las recomendaciones de productos o servicios de las personas que
conocen (Fuente: Nielsen Global Online Consumer Survey)
• Alcance: Los mensajes corporativos de marca alcanzaron un 561% más cuando se
compartieron con los empleados frente a los mismos mensajes compartidos a través
de los canales sociales de la marca (Fuente: MSLGroup)
• Los mensajes de marca son compartidos 24 veces más cuando se distribuyen a través
de los empleados vs de la marca (Fuente: MSLGroup)
• El 98% de los empleados utilizan al menos una red social personal, de los cuales el
50% ya está publicando ahí sobre su empresa y sus marcas. (Fuente: Weber Shand-
wick)
• El 67% de los empleadores y los reclutadores dijeron que el proceso de reclutamien-
to fue más breve y el 51% dijo que era menos costoso reclutar a través de referencias
(empleados sociales) (Fuente: Jobvite)
• Los empleados de empresas socialmente comprometidas son … (Fuente: Altimeter &
• LinkedIn Relationship Economics 2014)
• Un 57% equipara la actividad en redes sociales con más oportunidades de ventas
• Un 20% tiene más probabilidades de permanecer en la empresa
• Un 27% se siente optimista sobre el futuro de su empresa
• Un 40% cree que su empresa es más competitiva
• Y sin embargo, los empleados “desconectados” representan el 74% de fuerza laboral
de la empresa (Fuente: Tower Watson)

¿Por dónde empezar?


La primera fase es identificar a aquellos profesionales de la organización más proclives
a formar parte de estos programas. Tiene su lógica. No se puede obligar a alguien que
tenga aversión a las redes sociales a convertirse en un empleado social.

No hay empleado social sin empresa social

El resto del proceso incluye un programa mixto de formación y consultoría. Eso se


complementa con aplicativos específicos para facilitar la labor del empleado social.
Pero lanzo un consejo final: no hay empleado social sin empresa social.

18
1. EMPRESA

Cuando empoderar
aumenta los beneficios
Jordi Collell - 6 marzo, 2017

Imagen: Kilian Jornet. Fuente: Google Creative Commons Search

Hace tiempo que no oigo hablar sobre “empoderar”, palabra tan en boga hace algunos
años. Nos referíamos al proceso por el que se otorgaba “poder” a los empleados para que
tomaran decisiones sobre la organización del trabajo y el uso de los recursos. Dicho así
suena ya un poco cursi o pasado de moda, pero sigue teniendo una rabiosa actualidad.

Desde que no hemos tenido más remedio que cambiar el paradigma y asumir que el
trabajo fijo ya no es más que una tendencia atávica, el que los empleados actúen como
profesionales independientes, tomen sus propias decisiones, se busquen sus propios
clientes internos y externos y promuevan, por la cuenta que les tiene su propia marca y
la de la compañía es una realidad imparable.

¿En que consiste en empoderar a los empleados?


En primer lugar, en permitirles y darles las herramientas para que siendo parte de la
compañía encuentren su propio camino profesional. Es lo que podríamos llamar empo-
deramiento emocional, que consiste en:

Empoderamiento emocional
Conocerse mejor para poder descubrir y desarrollar:
• Sus propias competencias y talentos personales y profesionales y ponerlos al servicio
de la organización.

19
1. EMPRESA

• Lo que le da sentido y sus propios principios, para que puestos en comparación con
los de la compañía pueda integrarlos y hacerlos propios.
• Sus propias metas profesionales, y estructurarlas de modo que tengan sentido
dentro de la empresa y pueda ir encontrando su lugar y crecer para así hacer crecer
a la propia empresa.
• Su capacidad para la toma de decisiones independiente. Es el “click” que le convierte
de empleado a colaborador autónomo.
• La asunción de sus propias decisiones y medir de este modo el impacto de las mismas
en el día a día.

Empoderamiento organizacional
En segundo lugar dar la oportunidad y los medios para influir en el entorno de trabajo
de la organización. Se trata de un empoderamiento organizacional que pasa por:
• Tener empleados que actúen con total autonomía
• Capacidad de decisión en la organización del trabajo de manera que se midan sus
resultados y su calidad y no la cantidad.
• Impulso de la organización transversal dejando de lado las jerarquías clásicas y favo-
reciendo la comunicación funcional necesaria en cada momento de un proyecto
• Trabajo por proyectos de lo que cada participante se sienta parte y no como un esla-
bón aislado de una cadena anónima.
• Capacidad de comunicación a todos los niveles de la organización, impulsando diálo-
gos tanto profesionales como de intereses personales dentro del marco de la misión
y visión de la compañía.
• Poder convertirse en portavoces y prescriptores de la empresa en cada oportunidad
que se presente.

Empoderamiento del logro


En tercer lugar impulsar la igualdad de oportunidades. Es el empoderamiento del logro
por encima del favoritismo y que entre otras cosa promueve:
• Igualdad de género a todos los niveles. A igual trabajo, igual salario tiene que dejar
de ser un tópico para convertirse en una realidad así como la igualdad de oportunida-
des en los puestos de responsabilidad tiene que ser la tónica normal y en los tiempos
que corren, lamentablemente no lo es.
• Facilitar el acceso a la formación y no poner trabas a que los colaboradores puedan
formarse tanto a cargo del presupuesto de la organización como de los particulares.
• Permitir la libre comunicación de las habilidades y talentos para que puedan ser teni-
• dos en cuenta en el momento en que sean necesarios.

En definitiva empoderar a los “empleados” es impulsar la gestión de su marca personal


tanto dentro como fuera de la organización para que sean buenos profesionales, inde-
pendientes, capaces de tomar sus propias decisiones y llevar el nombre y la marca de la
compañía tan lejos como les permita su imaginación.

¿Sigue estando o no de moda el empoderamiento?

20
1. EMPRESA

Empleados con marca propia


¿cómo se gestiona?
Guillem Recolons - 25 mayo, 2017

Los empleados con marca propia son autosuficientes y más innovadores.


Son solucionadores de problemas, y se comprometen a fondo con la
marca corporativa
Blaise James, consultor estratégico de Gallup

Imagen: Ian Schneider

Sin duda, tu marca personal te ayuda a trazar lo mejor de ti y aplicarlo a lo mejor de tu


organización. Para ello, es recomendable trabajar y redactar tu visión, tu propósito. Y
muy importante, determinar tus tres valores clave. La unión de tu visión y tus valores te
convierte en una persona única, es algo poco imitable. Este concepto de auto-marca o
marca propia puede ayudarte a ser una persona valiosa para tu empresa o para quien
sea que pueda contratarte.

Podemos -y debemos- reconciliar nuestra marca con la de nuestra organización o


proyecto profesional
Para tu marca propia, si tu cliente es tu jefe (algo habitual), tu entorno podría represen-
tar un aspecto positivo de tu empresa. Por ejemplo, una actitud posibilista, una expe-
riencia excepcional en tu sector o una búsqueda implacable de la creatividad. Si tu
consumidor es un contratista dentro de una industria en particular, ese entorno podría
tratar de lo que esté sucediendo en la industria o el mundo de los negocios de hoy.

21
1. EMPRESA

Imaginemos que una de tus competencias es tu habilidad analítica. Un factor clave en


tu entorno sería que muchas empresas tratan de mejorar sobre cómo ser productivos
sin renunciar al ahorro de costes. Así que tus talentos analíticos será una ventaja clara,
y deberán formar parte activa de tu marca. Yo a esto lo llamaría simbiosis. Tiene mucho
que ver con la propuesta de valor personal y la corporativa.

Este panorama tan positivo es algo irreal, no nos engañemos. El síndrome “no tengo
tiempo” unido a “las ventas primero” configuran el día a día de la gran mayoría de orga-
nizaciones. Por eso es necesaria una figura externa que ayude a esta reconciliación y
potencie la marca propia de los empleados, en beneficio de ambas marcas, la personal
y la corporativa.

¿Cuál es el perfil apropiado para gestionar esa simbiosis de proyecto?


Como decía, lo ideas es un perfil externo. Un especialista en Employee Advocacy. A mi
juicio debería reunir tres condiciones:

1- Consultores / formadores que proyecten una marca personal sólida, tanto offline
como online, y sean reconocidos por el mercado como referentes en personal bran-
ding (gestión de marca personal)
2- Consultores / formadores con experiencia en consultoría y formación en personal
branding integral (no sólo autoconocimiento, no sólo estrategia, no sólo visibilidad
en internet: TODO)
3- Consultores / formadores con experiencia como empleados y directivos en organi-
zaciones

¿Conoces alguno?

El ROI del personal branding en la empresa


Guillem Recolons - 29 junio, 2017

Las siglas ROI (Return Of Investment), equivalentes a la recuperación de la inversión, no


pasan de moda. Al contrario. Cada vez son más las personas que me preguntan
1. ¿cómo se aplica el personal branding en la empresa? y 2. ¿Se gana dinero con eso?
¿Cuál es el ROI del personal branding?

Lo sé. Son dos preguntas socorridas, pero no por ello dejaré de contestarlas.

¿Cómo se aplica el personal branding en la empresa?


Empezaré diciendo que desde arriba. Desde los directivos. Empezar por mandos inter-
medios no es una solución, ya que sus superiores no sabrán valorar el esfuerzo y todo
caerá en saco roto.

22
1. EMPRESA

Imagen: Unsplash / Steven Wei

1- Mindset: Son programas de mentalización sobre las ventajas y aplicaciones del


personal branding corporativo que se realizan a comités de dirección. El formato
puede ser desde conferencia hasta taller de una mañana. Sería el preludio necesario
a la aplicación de los programas. El formato taller es idóneo, ya que los directivos
pueden experimentar sobre su propia marca personal.
2- Executive branding: Son programas de consultoría de apoyo a directivos, en los que
se trabaja su iceberg de marca personal (autoconocimiento, estrategia, visibilidad) en
paralelo a los estamentos corporativos. Un buen output de este programa sería: “de
directivos a portavoces”, y se trabaja muy a fondo en competencias digitales propias
de la comunicación de marca personal.
3- Personal Branding: Son programas de formación dirigidos a grupos de máximo 20
profesionales, y de una duración ideal de 16h. en dos días, en formato taller. Los
participantes trabajan su marca y aplican algunos de los conocimientos en sus redes
profesionales, redes internas… Se pueden reforzar áreas concretas: gestión de
relaciones, storytelling, gestión de crisis, refuerzo en técnicas de venta, proyección
en redes sociales…
4- Employee Advocacy: También llamado Embajadores Internos de Marca. Programa
mixto de formación y consultoría que idealmente debería ponerse en marcha tras el
programa de formación en personal branding. Se elige a los participantes en base a
su predisposición positiva a formar parte de la marca, y ayudar a proyectarla en
entornos digitales.
5- Employer Branding. Programa de consultoría que idealmente debería ir precedido
del anterior de employee advocacy para lograr su mayor eficacia. Trata de dotar del
máximo atractivo a la marca empleadora para atraer el mejor talento.

23
1. EMPRESA

Todos estos programas son fácilmente medibles. Descárgate sin coste la Infografía del
Personal Branding en las Organizaciones.

¿Cual es el ROI del Personal Branding?

Sólo un 33% de consumidores B2C confía en las marcas. Un 90% confía


en las recomendaciones de conocidos (Nielsen)

Este dato preocupante hay que verlo como una oportunidad. Especialmente si le añadi-
mos que las personas como nosotros (peers), los empleados y los perfiles técnicos ofre-
cen mayor confianza que el CEO, los comités de dirección o analistas (fuente: Edelman
Trust 2017). Eso pone de manifiesto que las empresas deben empoderarse con el prin-
cipio de que Personas confían en Personas y poner en marcha programas como los
anteriores para mejorar su confianza en los mercados y hacia sus stakeholders.

Datos de ROI

Como destacaba en el post “El auge del empleados social en la empresa”, insisto en
cifras esperanzadoras para entender el ROI del Personal Branding. Destacaré algunas:

El 77% de consumidores tienen más predisposición a comprar a una


empresa cuyo CEO utiliza las redes sociales (Fuente: MSLGroup)

Los contactos desarrollados a través de empleados sociales convierten


7 veces más que el resto (Fuente: IBM)

Los comerciales que usan las redes sociales como parte de sus técnicas
de ventas venden más del 78% que el resto (Fuente: Forbes)

El contenido compartido por los empleados sociales consigue un enga-


gement 8 veces más que el contenido compartido por los canales de
marca (Fuente: Social Media Today)

Alcance: Los mensajes corporativos de marca alcanzaron un 561% más


cuando se compartieron con los empleados frente a los mismos mensa-
jes compartidos a través de los canales sociales de la marca (Fuente:
MSLGroup)

Los empleados de empresas socialmente comprometidas tienen un


20% más de posibilidades de permanecer en la empresa (Fuente:
Altimeter & LinkedIn Relationship Economics 2014)

24
1. EMPRESA

¿Necesitas más? Si estos datos son interesantes en negocios B2C, en B2B son impresio-
nantes. Obviamente, cada empresa es un mundo y cada sector tienes sus peculiarida-
des, pero espero haber contestado -aun sin haber entrado en profundidad- a las dos
preguntas. El ROI del personal branding existe, y lo único que requiere para su aplica-
ción son empresarios y directivos con las ideas claras.

8 ventajas de ser embajador de marca en


tu empresa
Guillem Recolons - 13 julio, 2017

Imagen: publicdomainpictures.net CC

Ser embajador interno de marca o embajador de marca de tu empresa tiene infinitas


ventajas para la organización. Y también para ti. En muchas charlas los profesionales de
la empresa me preguntan qué salen ganando ellos por compartir información corporati-
va. Al tratarse de una cuestión recurrente, he decidido dedicarle este artículo.

Parte 1. Si no sientes la camiseta, cambia de equipo


Es algo brusco, pero es así… ¿cuánto tiempo crees que pasará hasta que tus compañe-
ros y jefes sepan y noten que no tienes un cierto orgullo de pertenencia?

Si tus valores no están alineados con los de tu empresa o sus marcas, piensa un poco
antes de seguir adelante. Lo que te pasa puede obedecer a varias razones:

• Entraste porque querías a toda costa un empleo y no te importaba dónde


• Las circunstancias han cambiado, nueva dirección, nueva filosofía de empresa
• Estás en un equipo tóxico, la respiración es cada día más difícil
• Quizás no te des cuenta, y la persona tóxica eres tú

25
1. EMPRESA

En este caso, lo mejor que puedes hacer es empezar a buscar otra cosa. Por tu bien. Por
el de tus compañeros y el de tu empresa.

Parte 2. Sientes la camiseta, pero no tienes tiempo


No eres un caso aislado. El 99% de los profesionales alegan falta de tiempo para ser
portavoces de su empresa. Y como todo, esto es una cuestión de prioridades.

El síndrome #notengotiempo debería cambiarse por #estonomeinteresa. Y claro, si no


interesa, ¿para qué dedicarle un minuto? Desde luego, a la corta no te hará ganar más
dinero, pero gracias a la suma de esfuerzos corporativos y personales, las marcas de la
compañía se pueden ver fortalecidas. Y lo que es bueno para las marcas de tu compañía
es bueno para ti.

Parte 3. No te veas como empleado, eres un accionista, una parte de la marca es


tuya
Sí. Con todas las horas, esfuerzo, know-how (odioso palabro) y hasta cariño que le has
puesto a la marca, ¿no crees que es un poco tuya? Quizás no tengas acciones o partici-
paciones en el sentido estrictamente mercantil, pero en el plano emocional esta marca
es tuya, o al menos un poco tuya.

Yo he tenido la gran suerte de estar muy orgulloso de todas las empresas y marcas para
las que he trabajado. Y seguro que ninguna era perfecta, pero al llevar parte de mi ADN,
esas marcas eran parte de mi patrimonio.

Ahora sí, las ventajas de ser embajador de marca (para ti)


Think big. Cuando trabajas para una marca, lo haces en todos sus ámbitos
Tenemos tendencia a centrarnos únicamente en nuestras tareas, nuestro job descrip-
tion. Pero los profesionales inconformistas siempre van más allá y miran globalmente
por la marca. Ahí está la gran diferencia entre alguien que “cumple” o alguien que
aporta. Evita que los árboles no te dejen ver el bosque.

Sé de las primeras personas en estar a la última


Recibirás las noticias más frescas de tu empresa y sus marcas. En un programa avanza-
do, tú mismo crearás contenidos para un blog corporativo que llevarán tu firma.

Pon en valor tu marca profesional


Quizá tengas creada una marca personal basada en lo que has compartido en tus redes
sociales. Cuando compartes contenidos de tu organización, además de ser algo natural,
empiezas a fortalecer tu marca profesional al hacerte con un campo de experiencia. En
pocas palabras, la marca corporativa proyecta la marca personal.

Crea relaciones nivel 1


A menudo nos quejamos de no tener tiempo para crear relaciones profesionales.
Entonces, ¿por qué no hacerlo desde las redes? Linkedin y otras redes te permiten acce-

26
1. EMPRESA

der a posibles clientes, posibles colaboradores, proveedores, prescriptores. Quizás el


entorno virtual no sea tan auténtico, pero a falta de tiempo/espacio, es una alternativa
más que buena.

Adquiere nuevas competencias digitales


Quizás sepas interactuar, compartir un contenido, conversar en red. Pero ¿sabes dónde
encontrar los mejores contenidos (sin que se llene tu buzón de mails)? ¿Sabes cómo
guardar y clasificar enlaces? ¿sabes cómo tratar el SEO de las redes profesionales?
¿sabe cómo dejar programados los contenidos de una semana entera? ¿sabes cuáles
son las mejores horas para publicar en cada red?

Sin duda, la formación que trae consigo este tipo de programas es de gran valor, y
contribuye a sumar competencias de comunicación y digitales.

Tú eres más creíble que tu marca ¿cómo llevas esa responsabilidad?


Hemos hablado mucho del Edelman Trust que se publica cada año. Los empleados y
personas como nosotros ofrecen más confianza que los CEO, los comités de dirección,
los analistas…

Eso significa que en una situación de crisis, tu papel de refuerzo al Dpto. de Comunica-
ción puede ser crucial. Nadie habla con marcas. Personas se entienden con personas.
Entre las ventajas de ser embajador de marca, la generación de confianza es una de las
más importantes.

¿Te gusta jugar? esto es un juego, y tiene premio


Si un programa de Employee Advocacy (así se llama técnicamente) está bien hecho,
incluye una parte de gamificación. Vamos, que hay puntos, premios… No. Dinero no.
Pero sí algunos regalos muy hechos a medida.

Reconocimiento, influencia, éxito


Para acabar, el llevar la camiseta de tu marca te convertirá no solo en portavoz, también
en un profesional reconocido e influyente. Entre tu equipo y en el entorno digital de tu
empresa, que no deja de ser un reflejo online del mundo real.

Alguien influyente es un líder informal, como lo define Eva Collado. Quizás no tenga el
título o el cargo, pero todo mundo acude al líder informal cuando hay que resolver un
problema.

En mi opinión, el éxito es una medida que cada uno debe definir. Define qué es éxito
para ti, y verás como ser co-partícipe de tu marca entra en juego. En el libro The Social
Employee encontrarás casos prácticos de varias empresas como IBM, CISCO, DELL… que
han llevado a cabo estos programas, multiplicando el alcance de la marca gracias a su
gente.

27
1. EMPRESA

Ya lo ves. Las ventajas de ser embajador de marca no solo son para la empresa, son
compartidas. Lo difícil es romper el miedo a aplicar estos programas. Los de marketing
y comunicación prefieren utilizar los medios convencionales, sin saber que un programa
employee advocacy, al ser digital, es 100% medible. Los de RR.HH no quieren asumir
nuevas responsabilidades. Parece una utopía, pero si no se involucra la dirección gene-
ral en esto, no hay programa. Quizás no sepas aún que tu competencia lo puede estar
aplicando. Vamos! nunca es tarde.

El 70% del presupuesto de publicidad se va


a la basura ¿qué hacemos ahora?
Guillem Recolons - 15 noviembre, 2017

Si tienes a tu cargo la responsabilidad de la comunicación externa de tu empresa, esto


te puede interesar. Que una parte de lo invertido en publicidad se va a la basura no es
culpa tuya, ni de tu agencia. Es sencillamente que las cosas han cambiado.

En 1980 la confianza en la publicidad era del 90%


Ibas al supermercado y veías una marca de cola desconocida al lado de Coca Cola. Com-
prabas Coca Cola, lo conocido genera confianza, y sus anuncios eran una pasada. De
acuerdo, era más cara, pero no querías riesgos en casa. Las marcas lo sabían y su
función primordial, por encima del discurso, era potenciar la marca. Se podían utilizar
argumentos racionales (Ariel lava más blanco) o emocionales (La chispa de la vida).

28
1. EMPRESA

En realidad se trataba de un monólogo. Los anunciantes solo conocían el feedback de


los consumidores a través de la investigación, ya fuese cuantitativa o cualitativa. Existía
poca dispersión en los medios (en España no había ni 10 canales de TV) y pocas limita-
ciones legales (se anunciaban bebidas alcohólicas, tabaco…).

En 2005 la confianza en la publicidad había bajado al 60%


La consolidación de las marcas blancas y marcas de primer precio (del propio centro o
segunda marca de fabricante) hizo descender la eficacia de la publicidad hasta el 60%.
A eso se le sumaba una hiperfragmentación de las audiencias, con la posibilidad de ver
centenares de canales TV, diarios online…

Los métodos de investigación se habían ampliado (encuesta telefónica, audímetros…),


pero continuaba siendo un monólogo. Esa profecía de “los mercados son conversacio-
nes” que lanzaron los autores del Cluetrain Manifesto todavía era una utopía.

En 2017 la confianza en la publicidad ha caído al 33%


Leyendo artículos de sites dedicados al marketing, veo que muchas agencias clásicas se
echan las manos a la cabeza ante esta desconfianza. En realidad, lo único que ha sucedi-
do es que se ha acabado el monólogo. Nuestra capacidad como consumidores y prosu-
mers (consumidores y productores de contenidos) ha modificado las reglas del juego:
todos tenemos voz.

El dato del 33%, que publiqué en este mismo blog en el artículo El auge del empleado
social en la empresa, procede nada menos que de Nielsen Global Online Consumer
Survey. De ahí viene que casi un 70% restante desconfía de la publicidad… ¿y en qué o
quién confía? Lo has adivinado: Un 90% confía en las recomendaciones de sus pares.
Ahora, cuando vas de compras, te quedarás la marca, producto o servicio que te haya
recomendado tu amigo, o Tripadvisor o Doctoralia. Por una razón, porque quien opina
es gente como tú.

De acuerdo, el 70% del presupuesto de publicidad se va a la basura ¿y ahora qué?


Sería poco honesto decir que tengo la solución en mis manos, pero hay alternativas a
considerar. La primera es que las marcas deben humanizarse. Y eso va más allá de hacer
anuncios de lagrimita. Necesitan ampliar los medios de difusión del mensaje, y eso
incluye contar con su gente.

En absoluto abogo por desterrar el presupuesto de publicidad (recuerdo a los lectores


que soy publicitario). Se trata de difundir los mensajes a través de quien genera mayor
credibilidad: los embajadores de marca. El employee advocacy (así se denomina a este
proceso estratégico) prima los embajadores de marca internos, directivos, empleados…
En otro orden de cosas estaría el marketing de influencers, que potencia la transmisión
del mensaje a través de personas externas a la organización.

29
1. EMPRESA

Cuál es la mejor estrategia, ¿embajadores de marca internos o externos?


Personalmente me parece más sólida la estrategia con embajadores internos, aunque
no es tan rápida en dar resultados. La estrategia con embajadores externos es rápida,
ya que se apoya en comunidades muy grandes, pero ofrece menos credibilidad. ¿Quién
conocerá mejor las virtudes de un Kia, Rafa Nadal o quienes prueban 100 modelos de
automóvil todos los años?

El artículo publicado en Puro Marketing ¿Estamos ante el fin del famoso como embaja-
dor de marca? pone en relieve la caducidad de este modelo.

Hay muchos pros y contras, los podrás leer en este artículo titulado Embajadores de
marca, ¿externos o internos?, pero una cosa está clara: las empresas que sigan aferra-
das a la publicidad y las RR.PP cómo único medios de comunicación externa perderán
ventajas con las que complementen con programas de employee advocacy.

30
2
Autoconocimiento

31
2. AUTOCONOCIMIENTO

¿En qué somos competentes?


Jordi Collell - 2 enero, 2017

Imagen: Pixabay

Me gusta escribir el primer post del año. Es territorio todavía inexplorado aunque se
diferencia en casi nada del que dejamos atrás, excepto en nuestros deseos porque la
vida continúa bajo los mismos supuestos. Abordemos pues el nuevo año en el punto
exacto donde lo dejamos y sigamos avanzando paso a paso en la gestión de nuestra
marca personal.

¿En qué somos competentes?


La pregunta no debe ser baladí, porque cuando la hacemos a nuestros clientes acaba
sucediendo lo mismo que con la fama, cara de palo y parece que la pregunta les
ponga en un compromiso. Y no creo que sea por modestia o por falsa modestia, sino
por auténtico desconocimiento. Al final sabemos más sobre los demás que sobre
nosotros mismos, y siempre nos queda la opción de preguntar. Pero antes de hacerlo
es mejor sumergirse en el autoconocimiento a pulmón libre y ver qué descubrimos.
De qué hablamos cuando hablamos de competencias
El concepto de competencia es multidimensional y nos coloca en el ámbito de las
habilidades, conocimientos, actitudes y la manera de relacionarnos con los demás. A
través de ellas explicamos lo que sabemos hacer, lo que hemos aprendido, cuáles son
nuestros valores y nuestro nivel de inteligencia emocional.

Todos somos competentes en algo


Descubrir en qué somos competentes no es algo inmediato, sobre todo cuando esta-
mos bajo la presión de tener que dar una respuesta rápida. Y es una pregunta que nos

32
2. AUTOCONOCIMIENTO

harán en cualquier entrevista de selección, de admisión a unos estudios o simplemen-


te en una conversación informal. Nosotros tenemos una metodología propia que
ayuda mucho, pero en cualquier caso hacer un pequeño viaje a por nuestro pasado y
ver qué hemos ido aprendiendo en cada fase importante de nuestra vida nos dará
pistas de lo que hemos ido incorporando a nuestra mochila competencial. De cada
fase hemos aprendido algo y nos toca ir desgranándolo para que lo podamos explicar
de manera clara.

Hemos de explicar cada competencia con un logro


Detrás de cada competencia hemos de poner un logro que la sustente para que no
seamos víctimas de nuestra imaginación y para que los demás puedan creernos.

Cuanto mayores somos y tenemos más experiencia de la vida, más fácil resulta ligar
las competencias con hechos demostrables. Pero la edad no importa, una alumna de
grado explicaba que una de sus competencias era saber moverse en situaciones com-
plejas, y lo explicaba muy claramente porque era la hija mayor de una familia de ocho
miembros que había tenido que cuidar y acompañar a sus hermanos durante años así
como ocuparse de las tareas domésticas que sus padres no alcanzaban a completar
administrando desde una determinada edad parte del presupuesto familiar. Otro
alumno explicaba su capacidad para negociar y trabajar en equipo porque se había
dedicado de manera profesional a un deporte que exigía precisamente estas habilida-
des y otro demostraba su capacidad de superación personal y de hacer frente a las
dificultades porque practicaba un deporte que le obligaba a actuar en solitario.

Y todos tenían menos de veinticuatro años y eran pues muy jóvenes.

La experiencia y el pasado son las palancas del futuro


Para los más mayores es complicado integrar lo aprendido durante años en algo que
crean de interés para los demás o en transformarlo en algo útil.

En los procesos de cambio profesional o de volver a empezar, de reinvención, sucede


a veces que queremos hacer tabla rasa con el pasado y esto es un gran, enorme, error.
Aunque lo que hemos hecho lo valoremos negativamente por la emocionalidad del
momento, porque nos han despedido o hemos tenido que cerrar el negocio o el libro
no se vende o…lo que sea, siempre será fuente de demostración de competencias de
lo que hemos aprendido a través de los años y del propio fracaso. Cuesta pero es
imprescindible hacer el esfuerzo. Si te ayuda un consultor en marca personal el resul-
tado será más rápido y mejor articulado.

Recordemos las palabras de Steve Jobs en su discurso en Stanford cuando hablaba de


conectar puntos. La conexión siempre se hace a posteriori pero exige una reflexión
para que sea posible.

Así pues aunque quieras cambiar de oficio, de trabajo, de empresa o iniciar un proyec-

33
2. AUTOCONOCIMIENTO

to nuevo apóyate en lo que ya has aprendido y no lo tires por la borda, sería un despil-
farro.

Escribe tu lista
Ahora es tu turno. Escribe tu lista de competencias y explica en qué hecho real te
basas para demostrarlas.

Solomon, conformidad social


y marca personal
Guillem Recolons - 23 febrero, 2017

Imagen: David Marcu

El experimento de Solomon Asch sobre la conformidad social


El psicólogo polaco nacionalizado estadounidense Solomon Asch decidió hacer un
experimento particular sobre el conformismo. Corría el año 1951, y eligió una escuela
como campo de pruebas. Se trataba de analizar el comportamiento humano dentro
de un entorno social concreto.

Lo que hizo fue reunir a ocho alumnos, siete de los cuales pre-avisados por el terapeu-
ta y un octavo que era el verdadero objeto del experimento. El psicólogo les mostraba
una tarjeta como prueba visual, y supuestamente siete de ellos debían dar una
respuesta equivocada para así comprobar cómo actuaba el octavo. Un porcentaje
muy elevado respondió erróneamente, aún sabiendo que se equivocaban, por temor
a ser el elemento discordante de la mayoría o al ridículo.

34
2. AUTOCONOCIMIENTO

La sorpresa
Solomon Asch quedó, como es obvio, sorprendido por los resultados del experimen-
to. Sus creencias sobre la libertad de las personas para tomar decisiones se vinieron
abajo.

Actuamos condicionados por la sociedad, en mayor medida de lo que


imaginamos

El ya conocido como “Síndrome de Solomon” saca a relucir nuestra baja autoestima y


la importancia casi enfermiza que damos a lo que opinen los demás de nosotros.

Miedo a brillar
Hace unos meses traté de este mismo tema, precisamente referido al síndrome de
Solomon. Cierto, en nuestra sociedad los éxitos ajenos no siempre son alabados sino
todo lo contrario, y por esta razón muchos ocultan sus cualidades y capacidades.
Prefieren mantenerse en el discreto anonimato antes que enfrentarse al criterio de la
mayoría.

¿Debemos conformarnos con la conformidad?


No respondas. Lo sé. No. La conformidad social es la antítesis de progreso. Entonces,
¿de dónde sale tu miedo a destacar, a brillar, a ser fiel a tus valores y creencias? En
gestión de marca personal damos mucho valor a lo que piensan los demás de uno.
Pero no hay que llevar al extremo la opinión de la mayoría, ya que eso no significa otra
cosa que dejar la nave de uno a la deriva, sin rumbo y al acecho de las rocas.

Marca personal y síndrome de Solomon


Para combatir el síndrome de Solomon de la conformidad social propongo algo muy
sencillo: que seas tú quien hagas brillar a los demás con tu propuesta de valor, con tu
trabajo (acciones, no palabras). Así tu marca acabará reflejando el brillo que ha
creado.

¿En serio?
¿Otro post sobre la Zona de Confort?
Fran Segarra Boza - 13 abril, 2017

¿Otra vez la Zona de Confort?


¡Lo sé, lo sé!, la verdad es que “zona de confort” ya es un concepto que resulta ya algo
“cansino” de oír. Quizás lo hayamos usado demasiado y ya se sabe… “la persistencia
genera resistencia”.

La verdad es que el concepto de “Zona de Confort” ha pasado de moda. Y es que las


personas somos así, cuando algo funciona o tiene tirada, todos nos “subimos al carro”

35
2. AUTOCONOCIMIENTO

y lo quemamos, lo sobamos desmesuradamente, lo exprimimos, le damos mil vueltas


hasta que ya esta tan desgastado, que no sirve para nada y…¡a la basura!

¡Pero tranquil@!, en este post, no te voy a hablar de la susodicha zona confortable,


pero si de algo muy relacionado con ella: el miedo. Del miedo y del cambio y de cómo
nuestra percepción sobre estas dos dimensiones no juega a nuestro favor.

Imagen: Alexander Possingham / Unsplash

¿Cambio = miedo?
Asociamos cambio con riesgo. Tomar riesgo para cambiar, para mejorar, tirarse a la
piscina…

Pero, ¿y si en realidad fuera todo lo contrario? ¿Y si en realidad lidiar con el cambio y


estar constantemente paseando por la orilla del aprendizaje fuera la opción psicológi-
camente más segura y sana que podemos tomar?

¡Buenas noticias, parece ser que así es, en realidad!

Durante las décadas de los ochenta y noventa, gran parte de los estudios en psicolo-
gía social se basaron en el estudio del Self.

El Self es la representación que nosotros tenemos de nuestro propio “yo”. Incluye


nuestro autoconcepto, nuestra autoestima, nuestra autoimagen, nuestra autoeficacia
percibida ante nuevos retos y el cómo entendemos el mundo que nos rodea y tam-
bién, como creemos que nos perciben los demás.

36
2. AUTOCONOCIMIENTO

Una de las cuestiones que más centró la investigación sobre el constructo del Self es
resolver la pregunta de si tenemos uno único e invariable, o varias versiones de éste.

Parece que la evidencia científica ha demostrado que en efecto tenemos un solo


autoconcepto fundamental de nosotros mismos, pero que en el fondo, aceptamos
que nosotros no somos invariables y que podemos (y debemos) cambiar a lo largo
del tiempo.

Por ello contemplamos la posibilidad de tener otros posibles Self. Pero no solamente
esto, sino que, en realidad, la mejor opción consiste en ser capaces de trabajar la com-
plejidad del propio autoconcepto para generar Selfs alternativos y aventurarnos a
aprender otras versiones de nosotros mismos y ser capaces de crear diferentes varia-
bilidades del núcleo de nuestra identidad, siempre que sean positivos y alcanzables.

¿Cambio = seguridad?
Algunos datos:

Niendenthal, Setterlund y Wherry (1992) demostraron que las personas que no


tienen un numero de posibles “Self positivos” suficientes, son más vulnerables
emocionalmente, ya que limitan sus opciones de recuperación cuando sucede un
evento vital “traumático” que vuelca el autoconcepto (por ejemplo, quedarse en paro
a los 45 años, reinventarse profesionalmente, cambio de país, pérdida de algún fami-
liar…).

Incluso MA Gara (1993), concluyó que no haber desarrollado un auto-concepto com-


plejo, estaba altamente correlacionado con la depresión y las enfermedades relacio-
nadas con el estrés.

Por esta razón, temer al cambio es permanecer la conducta que más riesgo entraña.
Propongo aceptar nuestra complejidad, intentar nuevos caminos, nuevas oportunida-
des de intentar explorar los límites de nuestra personalidad, de ser mejores, de ser
peores, de ser iguales, de ser diferentes.…para mantener nuestra personalidad
fuerte, segura y resistente a los cambios y vaivenes que se nos plantean durante la
vida. Para estar completamente seguros de quienes somos y de quienes no somos
en realidad.

Solo ejercitándonos para el cambio, reinterpretando constantemente lo que creemos


que ya sabemos, abandonando habitual pero prudentemente nuestro “self conoci-
do”, seremos capaces de moveremos de la zona de confort a zona más segura en la
que podemos estar: la zona del inconformismo y del continuo aprendizaje.

37
2. AUTOCONOCIMIENTO

¿Esconder tu grandeza?
eres un maldito farsante
Jordi Collell - 3 abril, 2017

Imagen: Miguel Salgado / Unsplash

¿Por qué escondes tu grandeza?


El relato personal es una herramienta poderosa en la gestión de la marca personal. Un
relato poderoso, sin entrar en tecnicismos que ahora no vienen al caso, debe contem-
plar a la par los elementos emocionales con los tangibles. Esta reflexión viene al caso
por la discusión que teníamos hace unos días Guillem Recolons y yo con una cliente a
raíz de su storytelling.

Estábamos frente a un caso en el que se combinaban una vida personal intensa con
grandes competencias profesionales y una nada desdeñable experiencia. El caso es
que nuestra protagonista, involuntaria y que me disculpe si se siente reflejada,
centraba su relato en sus vivencias personales en un tono eminentemente emocional
más que en sus competencias profesionales. Tengo que decir que su proyecto se basa
en un elemento tecnológico fruto de su conocimiento y de su investigación.

El síndrome de Solomon
En realidad no se trata de un caso aislado. Todos, o casi, tenemos un cierto pudor
cuando se trata de proclamar nuestras capacidades técnicas aunque nos las hayamos
ganado a través de años de estudio y de búsqueda de nuevas soluciones ya sea en
forma de procesos, productos o materiales. Es una vieja discusión sobre si el grado de
experto nos lo ha de conceder nuestro público o podemos otorgar nosotros si tene-
mos los elementos objetivos suficientes para hacerlo. Alguna vez hemos hablado de

38
2. AUTOCONOCIMIENTO

esto, se conoce como el síndrome de Solomon. Yo no se si una licenciatura, dos déca-


das de experiencia y varios premios son suficientemente objetivos para que su titular
se auto-titule experto en su campo, aunque mi sentido común me dice que sí.

Confían en nosotros
Del informe Edelman, del que hablamos tan a menudo, concluimos que los elementos
más creíbles en la sociedad a nivel global son los “expertos técnicos”, “las personas
como tú y yo” y “los empleados”. Es una pena, un desperdicio, no poder ofertar credi-
bilidad a dos bandas como experto técnico y como persona corriente, y limitarse a
esta última por un tema de pudor personal.

Devaluando nuestra marca personal


Si la autenticidad es el pilar fundamental para la gestión de la marca personal no sere-
mos más auténticos, y quizás si menos si nos auto-mutilamos y no transmitimos las
bases sobre las que se sustentan nuestras competencias. Una propuesta de valor que
no esté soportada por competencias demostrables y por conocimientos específicos
se puede quedar muy fácilmente en una simple propuesta. Si nos unimos al grupo y
escondemos aquello que sabemos que tenemos pero que no queremos explicar
porque pensamos que no nos corresponde, estamos devaluando nuestra marca
personal.

Relato teñido en positivo, ¿por qué no?


De aquí la importancia de un relato bien construido que sea capaz de conjugar todos
los elementos que influyen en el desarrollo de la propuesta de valor sin caer en el
autobombo. Una cosa es ser engreído y otra ser lo suficientemente humilde para
contar la verdad, pero toda la verdad, sobre uno mismo aunque esta verdad este
teñida de colores positivos. Contar desgracias y como hemos superado fracasos es
mucho más sencillo y menos comprometido que relatar los éxitos a todos os niveles

De nada sirve esconder tu grandeza. Y es aquí donde los profesionales tenemos un


papel importante: revaluar los relatos introduciendo todos los elementos necesa-
rios de manera que sean comprensibles y lleguen a la audiencia del cliente sin
matizaciones ni supuestos negativos.

39
2. AUTOCONOCIMIENTO

El álter ego de la marca personal


Yi Min Shum - 12 junio, 2017

Imagen Lady Gaga: Wikimedia Commons

El álter ego, es una frase muy usada y escuchada en estos últimos años; pero ¿Puede
influir a la marca personal? ¿Puede ser positivo o negativo?, por ello antes de comen-
zar debemos conocer el significado de esta frase:

¿Qué significa álter ego?


El álter ego significa ‘el otro yo’; en ocasiones se utiliza para referirse a la doble perso-
nalidad de alguien; esto significa que es cuando una persona se muestra o comporta
de un modo diferente en un sitio y de manera muy diferente en otro, como si tuviera
dos personalidades. Sin embargo originalmente la expresión álter ego no tenía que
ver con esta dualidad de la personalidad que hoy en día, ya que el creador de esta
frase es del famoso filósofo y matemático griego Pitágoras, donde el significado real
es ‘qué es un amigo’. Donde hace referencia a aquel que se mira en su propio reflejo
en el agua, contestó: ‘Un amigo es otro yo’.

Partiendo desde este punto, una persona tiene diversas personalidades. Por tanto hay
diferentes álter egos o sub-personalidades que se pueden asumir a lo largo de nues-
tra vida donde dependiendo de la circunstancia se van desarrollando algunas facetas,
pueden ser el del protector, el de rumbero, el de controlador, el de héroe, el de vícti-
ma, entre otros.

¿Es necesario tener un álter ego?


¿Sabes quién es Stefani Joanne Angelina Germanotta? Puede ser que no la conozcas
a esta persona pero si te digo que ella es el álter ego de Lady Gaga ¿Te sorprendiste?
40
2. AUTOCONOCIMIENTO

Si te sorprende entonces puedes entender el poder del álter ego, ya que tener diver-
sas personalidades te ayuda a ser multifacética, por ello a lo largo de la vida podemos
desarrollar álter egos para poder adaptarnos a cada situación y vivir una vida plena.
Te estarás preguntando ¿Por qué una vida plena? Porque tener diferentes personali-
dades te ayuda a proyectar y expresar tu propio espíritu.

Pero

¿Puedes nacer o crear un álter ego?


Realmente puedes nacer y crear tus diversas personalidades y así mostrarlo a flote,
dependiendo de la situación, circunstancia e influenciado por las experiencias vividas
y las circunstancias que nos rodean. Si naces con él, es lo mejor del mundo ya que te
ayuda a defenderte y desarrollarte no solo a nivel personal sino también a nivel profe-
sional, personalmente te puedo contar de mi experiencia personal que me ha hecho
madurar de manera rápida pero hay que ir fortaleciendo nuestra base.

Pasos crear un álter ego


Antes de crear un álter ego, hay que responder diversas preguntas ¿Para qué deseas
desarrollar un álter ego? ¿Qué quieres conseguir a través de él? ¿te ayudará a alcan-
zar tu sueño? ¿te servirá para proyectar tu imagen como profesional? Lo más impor-
tante de un álter ego es que no debes perder la vista de tu objetivo real.

Paso 1: Define la personalidad de tu álter ego.


Debes definir las características de tu álter ego, normalmente posee una personalidad
y habilidades diferentes de la principal.

Paso 2. Crea una apariencia e imagen para tu álter ego.


Define bien la imagen que quieres proyectar, describe la historia detrás de tu álter
ego, define los proyectos que quieres lograr a corto y a largo plazo.

Paso 3. Dale un nombre a tu álter ego.


Ponle nombre a esta nueva identidad que estás desarrollando, recuerda que una
nueva personalidad puede estar de por vida o mantenerse en períodos importantes
de tiempo, por ello es necesario que siempre realices un autoanálisis para mantener
siempre los pies en la tierra.

Paso 4. Desarrolla nuevas habilidades y hobbies.


Recuerda que dependiendo de tus nuevos álter egos debes desarrollar y afinar tus
nuevas habilidades y hobbies que te permitirán proyectar e impulsar tus nuevas face-
tas y personalidades.

Pero
¿Cómo el álter ego puede impulsar una marca personal?
Desarrollar diversas personalidades nos permite crecer y poder adaptarnos a cual-

41
2. AUTOCONOCIMIENTO

quier momento durante el desarrollo de nuestra marca personal, recuerda que una
marca personal tiene por objetivo dejar una huella en el mundo y ser un referente en
el área que se quiere desempeñar, durante este trayecto si un profesional no desarro-
lla sus diferentes personalidades y no lo sabe controlar puede afectar al crecimiento
en su carrera profesional.

Un álter ego es un gran aliado para nuestro crecimiento, imagínese que cada álter ego
es un pétalo de rosa, donde cada vez que una rosa tenga más pétalos da una imagen
imponente, robusto y posee una belleza radiante; por ello para tener diversos álter
egos debemos vivir una gran diversidad de circunstancia o situaciones que pone a
prueba nuestra constancia, adaptabilidad y tiempo de respuesta.

Álter ego en un mundo virtual


Desde los inicios del internet y el surgimiento de las comunidades virtuales y digitales
se han hecho mucho más conscientes los álter egos de los usuarios, y las grandes
ventajas que puede tener, ya que el mundo digital te da el poder expresarse más libre-
mente. Por esta razón es que cada vez más personas crean álter egos para ser lo que
aspiran o desean ser. Podemos ver este comportamiento a través de los diversos
nombres de usuarios o la descripción de los perfiles en las redes sociales, por supues-
to no todas las personas lo hacen pero si la gran mayoría, pero ¿por qué las personas
crean nombre falsos? Para mantenerse en el anonimato y así sentirse más seguro a la
hora de expresarse y “enfrentarse” a alguien de manera digital. A parte de ello un
álter ego también les da más privacidad y así separar su vida profesional de su vida
personal.

En fin, tener un álter ego te permite protegerte contra las opiniones, ataques y prejui-
cios de otras personas. Existen personas que quieren crear una nueva vida desde cero
y ser alguien que no es, pero ¿está correcto hacer esto? Depende mucho, ya que
jamás debemos dejar que nuestra vida digital nos aísle de la realidad y nos impida
vivir.

Sin embargo, debemos tomar:

Precaución con el álter ego dentro de una marca personal


Hay muchas personas que asocian el álter ego como algo negativo o bipolar, sin
embargo hay una gran diferencia entre bipolar y álter ego. La bipolaridad son cambios
marcados o extremos en el estado de ánimo, donde una persona puede sentirse triste
o deprimida, también pueden alternar con períodos de sentirse muy feliz y activa o
malhumorada e irritable. Y el álter egos son diversas personalidades que pueden
desarrollar las personas, que nos permiten adaptarnos a un medio que no siempre es
agradable, fuera de nuestra zona de confort, impulsándonos a convertir nuestras
debilidades en fortalezas y reforzar las fortalezas.

Sin embargo, el álter ego en cierta forma es una manera de idealizar lo que nos gusta-

42
2. AUTOCONOCIMIENTO

ría ser, o cómo nos gustaría actuar, pero internamente no podemos realizarlo reali-
dad, por ello siempre debemos siempre ser realista y no abusar los álter egos. En
ocasiones muchas personas desarrollan diversos álter egos para escapar de la reali-
dad que están viviendo o pretender vivir una vida que no es la propia.

¿Qué tipo de álter ego has creado?

8 motivos por los que gestionar tu marca


personal
Fran Segarra Boza - 6 julio, 2017

Imagen: Mike Wilson (Unsplash)

Hoy más que nunca, es más fácil e impor-


tante que te decidas a tomar las riendas y
gestionar tu marca personal. ¿Por qué?
Aquí van 8 motivos:
1. Ahora es el momento de gestionar tu marca personal.
La economía digital coloca la gestión de tu marca personal al alcance de tus manos
como nunca había sido posible antes. Internet facilita que puedas trabajar en el
proyecto más importante de tu vida: tú mismo. Hoy más que nunca, ahora y en estos
momentos, es más fácil e importante que te decidas a tomar las riendas de la gestión
de tu marca personal.
43
2. AUTOCONOCIMIENTO

2. Hoy, implementar tu plan de personal branding es accesible.


Es posible generar una marca personal con una inversión económica mínima. Incluso
gratis (aquí te dejo algunos recursos gratis para trabajar tu marca personal: 10 recur-
sos gratis para gestionar tu marca personal.

Internet y las redes sociales han democratizado la posibilidad de que todo el mundo
pueda empezar a gestionar su propia marca personal, comunicar su propuesta de
valor y optar por posicionarse como referencia en su mercado objetivo con una inver-
sión inicial lejos de las grandes inversiones de las marcas, pero no por ello con menos
efectiva. ¿Cuánto cuesta una conexión a internet? ¿Qué precio tiene una cámara de
vídeo básica? ¿Cuánto vale un sencillo micrófono para grabarte? Hoy en día, la inver-
sión no debería representar una barrera.

3. La marca personal pone en práctica tus ideas.


Thomas Edison afirmó “El valor de una idea reside en usarla”. ¡Todos tenemos ideas!
¿Por qué no pones en práctica las tuyas? Tener una idea no sirve de nada si no la
pones en juego en la realidad, si no la enfrentas con el mercado, si no la validas con
los resultados. ¿Qué ideas tienes? Seguro que son fantásticas, pero: ¿Cuál es el
primer paso que vas a dar para hacerlas realidad?

4. La marca personal es para toda la vida


Hoy en día, vivimos inmersos en una evolución del mercado laboral que no tiene
marcha atrás. No hay negocios, ni puesto de trabajo, ni relación laboral para toda la
vida. Los contratos y los negocios vienen y van, pero tu marca personal permanece.
Es el mejor activo en el que puedes invertir. El mejor proyecto que existe para ti, eres
tú. Si inicias e implementas adecuadamente tu estrategia de personal branding, estás
invirtiendo en ti y en tu futuro

5. Si tú no lo haces, otros lo harán por ti.


Si tú no controlas y mimas tu marca personal, dejarás al azar una de las partes más
importantes de tu carrera profesional. ¿Estás dispuesto a desaprovechar todo el
potencial que ello supone? Toma las riendas de tu proyecto de vida, toma las riendas
del desarrollo de tu marca personal y posiciónate como la opción preferente ante tu
mercado objetivo. Tu presencia en internet es inherente si existes. Tener un control
sobre esta reputación nos da la posibilidad de decidir, dirigir y gestionar de manera
estratégica los valores y atributos que queremos transmitir ayudando a posicionarnos
de manera específica en su mente.

6. Súmate a una tendencia actual en el mercado.


El trabajo ya no está donde lo buscábamos. El 80% de las ofertas laborales ya solo
circulan en la Red. Si tu objetivo al gestionar tu marca personal es el de firmar un
contrato con esa empresa, organización, marca o firma en la que siempre has soñado
trabajar, debes tener en cuenta que los responsables de selección de personal ya no
buscan a sus candidatos en los sitios tradicionales. Los reclutadores, los HeadHunters

44
2. AUTOCONOCIMIENTO

y los Nethunters te buscaran en la red, te “googlearán”, observarán dónde te posi-


cionas, hablarán contigo y estudiarán tu presencia on-line. ¿Vas a hacer que se fijen
en ti?

7. Los negocios lo piden. Los negocios se hacen entre personas.


Por ello, cada vez vamos a reclamar, como empleados, como profesionales y a su vez
como consumidores a hablar más sobre personas que sobre marcas. La confianza se
deposita en éstas y sólo las marcas personales pueden transmitir este sentimiento a
su público objetivo. Crea tu página web, implementa tu presencia on-line Busca tu
nicho de mercado, habla con tus seguidores, conviértete en la referencia y emocionales.

8. No queda más remedio.


Probablemente la gestión de la marca personal es inherente en el 99% de las profesio-
nes. Toma consciencia de ello. Plantea una estrategia, impleméntala, comunica tu
valor diferencial, aquello que te hace único y empieza a ser valorado tal y como mereces.

Marca personal e inteligencia emocional


Beatriz Valero - 20 septiembre, 2017

El auge de la marca personal


En los últimos años hemos vivido una auténtica revolución con respecto a las redes
sociales y la marca personal. De entre ese tumulto de personas conectadas en el mundo
2.0, han sobresalido marcas especialmente notables que han logrado un posicionamien-
to sólido y una marca ampliamente reconocida. Esto, junto con el gran número de recur-
sos existentes que hablan de marca personal y animan a construir la tuya propia, ha
despertado un fuerte interés y ha empujado a muchas personas a tratar de mostrarse al
mundo y hacerse un pequeño hueco entre la multitud.

Las malas interpretaciones


Sin embargo, bajo mi punto de vista, una parte de esas personas han malinterpretado el
concepto de marca personal y se han visto en la necesidad, e incluso en la obligación, de
crearse cuentas en redes sociales y redes profesionales que les permitiesen conectar con
el mayor número posible de personas y tratar de interactuar de alguna manera.

Por supuesto, no juzgo ni critico a nadie por ello. Es más, valoro el esfuerzo que han
hecho por adquirir nuevos recursos e incluso reinventarse en momentos de dificultades
económicas y laborales. El problema es que el foco se ha puesto en la necesidad de
hacerse notar, de ser visible entre tanto gentío, de hacerse escuchar y de relacionarse
con cuantos más mejor. Digamos que sería algo así como el que se compra la equipación
más completa y se echa a la calle a correr, pero descuida qué necesita realmente, si ese
deporte le motiva, no sigue un entrenamiento, no se propone un pequeño plan para
progresar, ni tampoco escucha las respuestas de su cuerpo. Puede ocurrir que se lesione,

45
2. AUTOCONOCIMIENTO

Imagen: Keywordhut

que se aburra de la misma rutina o simplemente que se desmotive porque no vea resul-
tados.

Es decir, en demasiadas ocasiones, por una cuestión de urgencia o de dejarse llevar (o


sentirse presionado) nos centramos más en el envoltorio que en el contenido, sin parar-
nos siquiera unos minutos a pensar para qué lo estamos haciendo.

¿Qué es para mí la marca personal?

La marca personal es aquello que define nuestra esencia y, por lo tanto,


nos hace únicos.

Y es algo útil, por lo que hay que “ejercitarla” y ponerla a rodar. Básicamente porque nos
ayuda a clarificar quiénes somos, nos permite moldear qué queremos proyectar, nos
ayuda a generar un contexto donde gestionar nuestras relaciones y porque nos ofrece un
camino que recorrer hacia un fin.

El rol de la inteligencia emocional


Por lo tanto, para que todo esto funcione no basta con crearnos un perfil en redes,
lanzarnos a conseguir conexiones, nutrirnos de información y aportar comentarios y “me
gustas”. Necesitamos saber quiénes somos, hacia dónde queremos ir y qué estrategia
vamos a seguir para ello. Necesitamos trabajar la inteligencia emocional para conocer-
nos en profundidad, ser capaces de gestionar nuestras relaciones de la manera más
eficiente posible y alcanzar así nuestros objetivos.

Las competencias de la inteligencia emocional nos sirven de base para construir nuestra

46
2. AUTOCONOCIMIENTO

marca personal, pero también nos ayudan a ponerla en práctica y sacarle el mayor
partido:

1. Capacidad para identificar nuestras propias emociones.


2. Capacidad para regular y gestionar nuestras propias emociones.
3. Capacidad para automotivarnos.
4. Capacidad para reconocer las emociones de los demás.
5. Capacidad para gestionar nuestras relaciones.

Pero esto va más allá de un tema estrictamente emocional. Consiste en hacer un análisis
de quiénes somos, qué nos motiva y dónde queremos llegar. No se trata de definirnos a
través de un puesto o una función, ni únicamente a partir de nuestra personalidad. Se
trata de identificar aspectos como:

• Cuáles son nuestros valores fundamentales y si nuestros proyectos están alineados


con los mismos.
• Qué nos motiva, analizando qué emoción nos genera cada reto, proyecto, actividad.
• Cómo nos mostramos ante los demás y cómo nos comunicamos, qué proyectamos en
ellos.
• Qué talentos tenemos, qué se nos da bien y nos encanta hacer.
• Cuál es nuestra visión, dónde nos vemos en los próximos años.
• Cuál es nuestro propósito de vida, algo que trasciende más allá de nosotros mismos
y que compartimos con otros.

Además, la inteligencia emocional nos ayuda a gestionar y canalizar nuestras emociones,


algo especialmente relevante en momentos de dificultades o cambios; y, por otra parte,
nos ayuda a sacar lo mejor de nuestras relaciones, a comunicarnos de manera eficiente
respetando las marcas de los demás. La marca no sería personal sin la parte más emocio-
nal y profunda, de la misma manera que no sería marca sin personas alrededor con las
que relacionarse, compartir y enriquecerse.

Con esto no digo que sea un error tratar de tomar visibilidad en las redes o de conectar
con otras personas que puedan resultarnos interesantes. Pero antes de definir una estra-
tegia y de ponernos manos a la obra, debemos dedicarle tiempo a hacer una reflexión
profunda sobre quiénes somos, conectar con nuestra parte más emocional para conocer
nuestra verdadera esencia y saber qué podemos y queremos aportar en la vida.

Menos avatares
En un mundo tan poblado y tan sumamente conectado digitalmente, la marca de cada
persona se convierte en nuestra huella dactilar, en nuestro ADN, y el ejercicio de la inteli-
gencia emocional se vuelve más necesario aún. Necesitamos menos avatares, menos
posados y menos textos, y necesitamos más personas reales, más aportaciones cargadas
de autenticidad, más sentimientos y miradas llenas de emoción y más sueños por soñar
y también por cumplir.

47
2. AUTOCONOCIMIENTO

8 tips sobre introspección


y marca personal
Fran Segarra Boza - 18 octubre, 2017

Imagen: Unsplash: Gerome Viavant

El proceso de introspección es fundamental para tu marca personal. Aquí tienes unos


tips que te pueden ayudar a conocer la parte más importante de un proceso de personal
branding: la parte introspectiva.

1 – Revisa tus logros.


A veces olvidamos que hemos conseguido cosas, recuerda aquello que has conseguido y
revisa cómo lo has conseguido.

2 – Revisa tus errores.


Estamos en una sociedad en la que nos está prohibido fallar. Pero fallar es bueno.
Recuerda tus errores y apunta los aprendizajes que has extraído de ellos.

3 – Detecta tus valores.


Los valores son aquello en lo que se fundamentan nuestras creencias más profundas.
Detecta los valores que rigen tu comportamiento para conocerte con más profundidad.

4 – Sueña.
Deja volar tu imaginación y define quién quieres ser. ¿Cuál es tu visión? ¿Por qué quieres
ser recordado?

48
2. AUTOCONOCIMIENTO

5 – Visualiza lo que te apasiona.


Encuentra aquello que te apasiona, pero no lo pienses solamente, escríbelo. Déjalo en
un lugar bien visible, que lo veas todos los días y que recuerdes porque estás trabajando.

6 – Otorga a tu pasión una forma real.


Si tu sueño es ser futbolista, pero tu edad ronda los 30, puede que resulte un fracaso
intentar ser un jugador de primera división. Pero si te apasiona el mundo del futbol, mira
de qué manera, dentro de tus opciones reales, puedes participar en él… ¿Abrir un blog
de futbol? ¿Empezar tu carrera como entrenador? ¿Participar en alguna revista especia-
lizada? ¿Crear una marca personal de referencia en este sector? Seguro que encuentras
alguna modalidad de tu sueño que sea alcanzable.

7 – Marca Personal es un proyecto a largo plazo.


No es una receta mágica, es un trabajo a largo plazo para gestionar tu carrera con esta
perspectiva. Empezar por conocerte más en profundidad te dará la llave para una correc-
ta gestión de tu proyecto de vida.

8 – Ordena tus ideas.


Para darles un sentido. Crea a partir de ellas un proceso continuo que haga que estas se
vuelvan proyectos con objetivos reales, alcanzables y medibles. En definitiva de lo que se
trata es de ordenar esas ideas y proyectos que tienes en mente para trazar un camino
que los lleve a la realidad.

Llevando a cabo un proceso de marca personal, vas a trabajar en ti mismo y vas a descu-
brir cosas de ti que desconocías (introspección). Tanto en el ámbito personal
(capacidades en ti que no sabías, formarte en aspectos, ver que eres capaz de hacer
cosas que nunca te habías atrevido a hacer…) como en el profesional (descubrir nuevas
oportunidades de negocio) así como conocer a gente que te enriquecerá i impulsará a
alcanzar tus objetivos.

49
2. AUTOCONOCIMIENTO

Team Branding: el espíritu de equipo


frente a tus competidores.
Nancy Vázquez - 13 diciembre, 2017

Imagen: Shutterstock

El hombre no tiene que hacer grandes esfuerzos para crear grandes obras… sólo debe
tener las herramientas necesarias: ganas de hacerlo, una buena idea y un gran
equipo.

Si quieres ir rápido camina solo, si quieres llegar lejos ve acompañado


Proverbio africano

A veces nos complicamos la existencia queriendo hacer todo nosotros solos, nuestro
EGO dice que somos capaces de hacerlo, pero no es verdad, siempre necesitamos de
los otros. Y fue por eso que surgieron muchos temas como la influencia, el liderazgo…
y también es por lo que ahora gestionamos nuestra marca personal.

Team Branding: Un equipo de trabajo también es una marca


Un equipo de trabajo también es una marca, es una suma, un todo! pues es aquí
donde vamos a sumar lo mejor de cada uno de nosotros , lo mejor de cada Marca
Personal que integra este equipo se va a mezclar y dará mejores resultados. Recorde-
mos que las cosas son mucho más fáciles cuando se trabaja en equipo. Pero para
que esto funcione, los miembros del equipo deben estar en perfecta sintonía: Traba-
jar hacia OBJETIVOS en común, conocer e identificarse con los VALORES de la empre-

50
2. AUTOCONOCIMIENTO

sa, tener la MOTIVACION correcta y sobre todo, debe haber un COMPROMISO verda-
dero con la empresa y los compañeros.
Cada uno de los integrantes de los Avengers y la liga de la justicia saben que solos
pueden tener resultados, pero jamás podrán lograr lo que lograrían en equipo: derro-
tar al enemigo.
Ahora que están tan de moda, son el mejor ejemplo para hablar de Team Branding y
Branding personal, los conocemos por su trabajo individual y por su trabajo en equipo
(seguramente tenemos a nuestro favorito y con el cual nos identificamos), cada uno
de ellos SUMA una habilidad, una experiencia o idea diferente, saben que se comple-
mentan, comparten una motivación, compromisos y valores. ¡Hasta los villanos
hacen equipo! (Suicide Squad) y suman para hacer sus fechorías, entonces debemos
ser capaces de trabajar en equipo también.

Que aburrido sería que nuestros súper héroes favoritos fueran capa
ces de resolver y hacer todo, no necesitarían de quienes les aportan de
tecnología, información…

Detrás de cada empresa, proyecto o emprendimiento hay una historia tan común
como la vida misma, y también existen personas que suman con sus habilidades. El
Team Branding nace cuando hay clientes a quienes servir, habilidades para practicar
y valor para crear, es ahí donde el equipo se hace conocido por algo, pero también
es donde no podemos parar de sumar, hay que crear valor constantemente, ser
proactivos y al igual que los superhéroes conocer nuestras fortalezas y debilidades,
para con nuestra propuesta de valor sumar al gran equipo.

Una gran marca de equipo tendrá a los mejores! Serán los mejores comunicando de
forma clara lo que hacen de forma individual y de equipo, pero también serán capaces
de hacer que se cumplan los objetivos establecidos, garantizarán calidad y valor para
sus clientes.

¿Por dónde empezar?


Creo que para poder lograr una Gran Marca de equipo y hacer un gran Team Bran-
ding, se debe iniciar por el principio:
TU Marca Personal, tú como individuo y tu AUTOCONOCIMIENTO.
• ¿Qué te hace único?
• ¿Cuál es tu propuesta de valor?
• ¿Cuál es tu debilidad?
• ¿A dónde vas?

Cuando tienes claro esto y todo lo demás (Personal Branding) es más fácil saber lo que
vas a aportar, y entonces para trabajar como equipo se necesita tener:
• Comprensión clara de nuestro mercado objetivo, a quien le servimos
• Nuestras competencias centrales, lo que hacemos mejor que otros equipos
• Beneficios que ofrecemos, el valor de lo que hacemos, y por último

51
2. AUTOCONOCIMIENTO

• Personalidad de nuestra marca, es decir la forma particular en la que hace


mos las cosas.

Cuando se logran resultado efectivos a través del Team Branding estos serán recono-
cidos por nuestros clientes, nuestra competencia y el equipo mismo.
Se tendrá un buen feedback y buena percepción de forma interna y externa, el reco-
nocimiento será para el equipo y por lo tanto para cada unan de las personas que lo
integran. Cada uno de los integrantes se sentirá orgulloso de lo que hace, aumentará
su productividad, su calidad de trabajo y su compromiso.

Una marca de equipo sólida respalda los objetivos corporativos estratégicos, ayuda
a que la empresa sea más competitiva en el mercado, el equipo pasa de un rol de
servicio a un rol de estrategia, el equipo se vuelve una fuente confiable de informa-
ción y referencia, será relevante para otras áreas de la empresa o la misma compe-
tencia.

“El espíritu de equipo es lo que da a muchas empresas una ventaja


sobre sus competidores” George Clements

Este espíritu es lo que hace que se redefinan la forma de hacer de las cosas, porque
después de que como equipo brindemos un producto o un servicio nada debe ser
igual y para muestra un botón:

Google
El buscador más popular de la web, y ¿A caso existe otro?
Después de google nada es igual, existen otros buscadores, pero ninguno es tan
fresco, dinámico y divertido, según mi opinión.

El equipo de google está conformado por los 4 fantásticos, un comodín, un agitador,


un líder y un experto en negocios; Sergey Brin, Larry Page, Eric Schmidt y Omid
Kordestani, juntos lograron llevar a google a la cima de una forma sencilla, sumando
lo mejor de cada uno de ellos, con un toque de humildad y objetivos muy claros.

Nuestra capacidad de construir grandes obras es mucho mayor si tenemos la humil-


dad de desarrollar la capacidad de trabajar en equipo hacia una visión común,
dirigiendo nuestro valor individual hacia el logro de objetivos en común.

Construye un equipo
Si quieres resultados poco comunes construye un equipo, trabaja en equipo, lidera e
inspira a tu equipo. Cual quiera que sea tu rol en el equipo debes estar dispuesto a dar
el todo por el todo, el Team Branding es la clave.

52
2. AUTOCONOCIMIENTO

Tus sueños pueden ser realidad


(si tu quieres)
Jordi Collell - 12 enero, 2017

Imagen: Unsplash

“Toma una idea. Haz de esa idea tu vida, piensa en ella, sueña con ella,
vive en esa idea. Deja al cerebro, los músculos, los nervios, todas las
partes de tu cuerpo, llenarse con esa idea, y simplemente deja sola cual
quier otra idea. Este es el camino al éxito”.- Swami Vivekananda

Tu proyecto es tu sueño
Dejamos marca, entre otras cosas, porque tenemos capacidad para transformar el
mundo que materializamos a través de nuestro proyecto. Detectadas y consensuadas
las competencias con nuestros clientes el paso próximo es definir cual es este proyecto
que le distingue del resto porque es personal e intransferible.

Nosotros empezamos hablando de sueños porque detrás de cada proyecto exitoso ha


habido un sueño, una intuición una iluminación, un algo que ha encendido la mecha de
la pasión y es lo que ayudamos a nuestros clientes a identificar.

Se trata de un trabajo personal e individual


La reflexión para esta toma de consciencia de lo que te ilusiona sólo la puede hacer cada
cliente y el consejo general es buscar un lugar tranquilo, tener papel y lápiz a mano o el
ordenador a punto y dejar fluir las ideas sin poner trabas ni cortapisas. Un buen filtra-
do posterior ayudan a separar el grano de la paja. Al final todos lo hemos hecho en
algún momento de nuestra vida y cuando nos hemos retrasado en tener claro que es lo

53
2. AUTOCONOCIMIENTO

que realmente queremos hacer hemos tenido la sensación de ir a la deriva, con los
motores parados.

La metodología cuenta
Aunque el trabajo es único y exclusivo de cada persona los consultores en marca perso-
nal aportamos la metodología para que que este proceso de toma de consciencia,
búsqueda y selección de los sueños que se transforman en proyectos sea más ágil y
eficaz. Es cierto que lo podemos hacer solos, pero con la ayuda de un experto los resul-
tados serán más rápidos y completos. Del mismo modo que acudimos al sastre o a la
modista para hacernos un traje o un vestido que se ajuste a nuestras necesidades noso-
tros, los consultores, te ayudaremos a que tu proyecto tenga todos los elementos nece-
sarios para que pueda transformarse en algo realizable y con garantías de éxito.

Pasar de lo inmaterial a lo material


Cuando el sueño no se materializa se queda en eso, en una idea. ¡Cuántos sueños se
han quedado en el camino por falta de puesta en práctica! Nuestro primer compromiso
es convertir lo que es etéreo en concreto y lo que es intangible en material. Por aquí
comenzamos siempre dibujando la idea de manera que se pueda descomponer en as
partes necesarias para que pueda llevarse a cabo de manera realista. Siempre elabora-
mos un cuaderno de ruta.

El mapa no es el territorio, pero ayuda a situarte


Nosotros recomendamos el uso de los mapas mentales para tangibilizar las ideas. ¿Qué
es un mapa mental? Es una herramienta que nos permite desarrollar una idea compleja
de manera intuitiva y visual y dar un empujón a nuestro pensamiento creativo .

Para generar un mapa mental se parte de una idea que se sitúa en el centro de una hoja
de papel y a su alrededor unidos por líneas de manera que formen una especie de
racimo se van describiendo los elementos que dependen de ella. Se pueden utilizar
palabras, imágenes o dibujos manteniendo siempre una estructura muy esquemática
que defina la esencia de la idea o proyecto que queremos desarrollar.

Los mapas recuerdan las ramas de un árbol, las formaciones de coral, las redes neuro-
nales y otras formas que encontramos en la naturaleza. Del concepto central parten
ramas que conducen a los detalles y que as su vez se ramifican y se interconectan unos
con otros.

El proyecto no lo es todo. Necesitas validarlo


Para que un proyecto sea factible debe ser útil a los demás. Si lo que definimos sólo nos
satisface a nosotros no llegará muy lejos.

54
2. AUTOCONOCIMIENTO

Para validar una idea la hemos de transformar en algo que sea entendible para sus
usuarios potenciales y es precisamente esto lo que vamos a desarrollar en el próximo
artículo.

Y ahora te toca a ti
Piensa en lo que realmente te ilusiona, busca un lugar tranquilo y tómate algo de
tiempo y deja ir tu imaginación. Desgrana las ideas que te vayan saliendo hasta que
encuentres aquella que realmente te emocione.

Construye seguidamente tu mapa mental y espera a la próxima semana para seguir


adelante.

55
3
Estrategia

56
3. ESTRATEGIA

Las marcas se humanizan


Paula Fernández-Ochoa - 10 abril, 2017

Imagen: David Marcu / Unsplash

Las marcas se humanizan. Se visten de personas para conectar. Ahí es donde está el
alma y lo que me gusta “llevar puesto”. Es esencial la calidad técnica y el diseño. Pero
también los valores que hay detrás (o delante, mejor dicho).

En el deporte están cobrando mucho protagonismo las marcas. Por un lado, porque
vivimos en la Era Digital y vemos la gran influencia de las redes sociales y la comunica-
ción. Hay una constante conectividad y socialización, somos emisores de datos sin
pausa y tenemos exceso de oferta y saturación de información. Y, por otro, porque esta-
mos en la Era de las Personas y las marcas saben que el consumidor no conecta tanto o
exclusivamente con su producto o servicio sino con otros seres humanos, con la perso-
nalidad o los valores que trascienden.

Por tanto, en el deporte, las marcas no sólo ponen su foco en los grandes atletas patro-
cinados por sus buenos resultados y rendimiento, a quienes sin duda admiramos, sino
también en las personas de a pie, en los populares, que compartimos actividades
deportivas y una forma de vida en las que muchas personas nos vemos identificadas.

¿Por qué? Por la proximidad y empatía. Los populares no tenemos el cuerpo ni estado
de forma de un atleta ni podemos plantearnos sus logros. Nuestra jornada no gira en
torno al entreno sino a la inversa, trabajamos y/o cumplimos nuestras
obligaciones/responsabilidades y buscamos huecos para entrenar. Nuestra dieta,
dentro de poder ser muy sana, en general dista mucho de la suya. O por ejemplo nues-
tro descanso, que no siempre es activo.
57
3. ESTRATEGIA

El hecho de saber que una persona popular a quien seguimos, que trabaja en tal sitio
tantísimas horas, que viaja mucho, que tiene hijos, etc etc., pero que pese a ello puede
sacar horas de entreno y disfrutar de carreras e ir logrando retos, nos hace creer que
nosotros también podemos. A mí me gusta tener como referentes a grandes atletas, es
un chute de adrenalina verles correr, esquiar, saltar en bici o alzar su triunfo en podios.
Y aprendo mucho de ellos, ¡me inspiran! Pero también me motiva ver cómo personas
afines a mí, con nuestros esfuerzos y dificultades, nos vamos proponiendo ciertos retos
y seguimos sumando.

Y lo tienen en cuenta las marcas. En su estrategia, en su diseño y en su comunicación. Y


aquí me siento muy afortunada, pues sin ser atleta, hay marcas que han confiado en mí,
por mis valores, mi estilo de vida y el cariño y apoyo que recibo de muchísimos de voso-
tros. Gracias.

Pero dicho esto, quiero añadir el matiz de que los valores de una marca se respiran no
sólo de quienes las visten sino también de las personas que las crean y desarrollan, de
sus máximos responsables y de las acciones que las acompañan.

Así, gracias a @VivircorRiendo he tenido la oportunidad de que algunas marcas se fijen


en mí y poder colaborar. ¿Y qué valoro? Sin duda la calidad técnica, el diseño y una rela-
ción win-win. Pero qué es determinante? El aspecto humano, tanto por parte de la
relación con el interlocutor de la marca como por el alma que acompaña al negocio en
sí (que apoyen acciones solidarias, que empleen tejidos sostenibles, etc).

Trail Park Güell 2017

Esta foto del pasado III Trail Park Güell es fiel reflejo de lo que acabo de compartir. Es de
un trail solidario, organizado por Chiprunning, siendo uno de sus funda-
dores/impulsores Albert García, una bellísima persona que me ganó desde el primer

58
3. ESTRATEGIA

momento que contactó conmigo, tanto por su forma de ser y trato como por el porqué
del esfuerzo de organizar un trail así y la causa que hay detrás (o delante, insisto), “Una
Cima, Una Sonrisa”. Uno de los patrocinadores fue Arch Max, empresa con la que cola-
boro no sólo por la calidad técnica de sus productos sino por la calidad humana de todo
el equipo, con quien hay amistad. Y en la foto, de izquierda a derecha: una servidora,
Jordi Martí (socio y director general de Arch Max), Albert García y mi pareja, Jordi
Anguera, con material de empresas que sin duda hoy cumplen estas premisas tan
importantes para mí como son TomTom, Retto, Salice, Crazy Idea Spain, Salomon y la
propia Arch Max.

Las marcas son personas. Hay corazón en el deporte.

Enamórate de tu competencia
Jordi Collell - 9 febrero, 2017

Las empresas pobres se desentienden de sus competidores; las del


montón copian a sus competidores; las ganadoras marcan el camino a
sus competidores
Philip Kotler

Imagen: Replashed.com

No estás solo. La competencia está ahí.


Aunque no te lo creas, y a pesar de la originalidad de tu propuesta de valor, no estás
solo. No te preocupes, no tienes un clon o, por lo menos, es poco probable que sea
así, pero seguro que hay varias personas que hacen cosas semejantes a las que tú

59
3. ESTRATEGIA

estás haciendo. Por lo tanto, es importante que sepas qué pasa por el mundo e inten-
tes conocer a tus semejantes

¿Benchmarking te suena a chino?


Seguro que no. El benchmarking es, ni más ni menos, mirar lo que hace tu competen-
cia para aprender de ella. Si miras estrategias ganadoras, puedes incorporar a la tuya
lo mejor de lo mejor y a además mejorarlo todavía más con tu aportación y tu origina-
lidad. Y no te limites a tus competidores inmediatos. Fíjate en aquellas personas que
son referentes para ti y mira que puedes incorporar de su manera de hacer aunque su
propuesta de valor sea muy diferente a la tuya, no te cierres en tu entorno y abre la
mente al mundo.

¿Y esto cómo se hace?


El primer paso ya lo tienes hecho, que es conocerte a ti mismo y tu propuesta de valor
pero si quieres poner la guinda al pastel prepara un DAFO de tu marca personal, que
todavía te dará más información.

Piensa en quienes son tus competidores pero no pienses en negativo, tus competido-
res son también tus aliados. Los personal branders hablamos de coopetidores, de
colaboradores y competidores al mismo tiempo, es un concepto acuñado por Andrés
Pérez Ortega que si lo interiorizas te aportará paz interior y disminuirá tu beligerancia.
Al grano, detecta a quien está haciendo algo similar a lo que tu haces y elabora una
lista.

Búscales por la red, utiliza las palabras clave que te definen y busca algunas de simila-
res y empápate de lo que están haciendo. Entra en sus páginas, mira lo que compar-
ten en redes sociales y conócelos tan bien como te conoces a ti mismo.

Detecta sus puntos fuertes y aquello que precisamente tu no estás haciendo y sería
interesante que hicieras. Vuelve a hacer una lista.

Sonsaca sus puntos débiles y toma también nota para no caer en los mismos, si te
equivocas que no sea por tropezar en las mismas piedras en que lo han hecho otros,
se original también en esto.

Finalmente mira que puedes incorporar a tu manera de hacer, a tu estrategia. Y no


tengas mala conciencia, no estás copiando, simplemente estás investigando para utili-
zar lo mejor de los mejores y esto es ser creativo.

Invierte tiempo
No caigas en la simpleza de creer que un ejercicio de benchmarking se hace en un plis
plas, lleva su tiempo como todas las cosas importantes de la vida. Pero los resultados
siempre son positivos, aprendes un montón y mejoras exponencialmente. La inver-
sión vale la pena. Y si no tienes tiempo búscalo o dedícate a otra cosa.

60
3. ESTRATEGIA

Es una cuestión de hábito


Cuando hayas conseguido analizar a tus competidores en algo rutinario verás que la
cosa es más divertida de lo que parece. Convierte el benchmarking en un hábito y
entrarás en una dinámica de aprendizaje continuo y ten la certeza de que conforme
tu vayas mejorando los demás se fijarán en ti y formarás parte de su entorno de ben-
chmarking. Al final siempre es un ganar-ganar.

Y ahora, manos a la obra


No esperes más y ponte a trabajar con tus competidores.

Y erre que erre con la Marca Personal


Mercedes Romero - 19 junio, 2017

Imagen: Manuel Morillo @MMorilloFoto

Algunos profesionales os habéis vuelto locos, sólo os oigo hablar de


marca personal, que si un evento de marca personal por aquí y otro por
allá, que si quieres conseguir un empleo tienes que tener una buena
marca personal, que si hay que ver ese foro o webinar de marca perso-
nal, últimamente oigo marca personal por todos sitios… como si fuese
la panacea y la solución a todo! Los de RRHH debemos dejarnos de
tonterías y dedicarnos a lo “nuestro” y dejar de estar erre que erre con
la marca personal…

Esto es lo que piensan, sin filtros, algunos profesionales de RRHH y me consta, no sólo
porque he tenido oportunidad de leerlo sino también de escucharlo, y es que es

61
3. ESTRATEGIA

verdad, en parte llevan razón, últimamente nos encontramos la expresión marca


personal por todos sitios, pero ¿nos hemos preguntado por qué?

Te resumiré como profesional de RRHH cuáles son las 10 claves por las que creo que
no debemos perder de vista este concepto:

1.- La marca personal no es ninguna moda, no es nada nuevo, de hecho, ha existido


siempre, la única diferencia es que antes no teníamos el altavoz de las redes sociales
para mostrarla, así que más te vale que asumas que este término tiene que tener un
lugar dentro de los planteamientos estratégicos de RRHH si no quieres quedarte fuera
de lugar, y obsoleto.

Ah! Y recuerda que tú también como profesional de RRHH dejas tu marca personal,
con lo que dices y con lo que callas, con lo que haces y, sobre todo, con lo que no
haces.

2.- La marca personal no es sólo la herramienta que necesitas para encontrar un


empleo, sino que es el instrumento que pone a disposición de RRHH facilidades para
encontrar ese valor añadido que necesita tu organización. Debes dejar de reclutar
sin más, y empezar a mirar más allá de los curriculums.

3.- Como buscador de talento ¿qué quieres para tu organización o empresa? Quizás
más de lo mismo, más trabajadores o más marcas blancas? Ahora, querido profesio-
nal, y gracias a ese vocablo que todavía no te convence, tienes la oportunidad de
sacar partido a ese cambio de paradigma de tu sector y del mercado laboral, gracias
a ella tienes la oportunidad de poder elegir a ese profesional que tiene la llave a tus
problemas, ese que está más cerca de tu cultura de empresa, ese que aporta no sólo
lo que sabe, sino todo su talento social con todo el mundo de relaciones e influencias
de su 2.0.

4.- Qué no! Que la marca personal no resta a tus candidatos y a tus futuros colabora-
dores, no es ningún arma que se vuelva en tu contra, ese arma, como tú lo llamas,
bien gestionada, te va a permitir saber incluso antes de contratar a quién tienes en
frente, qué hace, y qué valor y qué talento puede aportar a tu empresa.

5.- Elimina de una vez por todas y de un plumazo tus creencias limitantes, el acceso
a la información se ha democratizado, gracias a Dios! Si piensas que lo que pasa en tu
casa, se queda en tu casa, andas muy equivocado. Afortunadamente, la información
ya no fluye en un único sentido, aquí hace tiempo que entró en juego, el término “par-
ticipación” jugando las dos partes en igualdad de condiciones.

6.- Propicia e invierte en cambios desde el proceso de selección, los candidatos de


hoy en día saben lo que quieren, eligen dónde quieren trabajar y tienen información
previa, te conocen y saben qué haces y cómo lo haces, es evidente que si no eres su

62
3. ESTRATEGIA

mejor opción terminaran en brazos de otra. No tengas miedo a mostrarte y no tengas


miedo a dar cabida en tu organización a profesionales con otra visión diferente a la
tuya, es probable que esa diversidad sea beneficiosa para las dos piezas del puzle.

7.- Marca Personal, una relación win-win. Mientras que para la empresa se trata de
una inversión, porque los beneficios retornaran en clave de embajadores de marca,
para los colaboradores esto les va a permitir seguir publicando sus contenidos y
proyectos con total libertad, seguir re-inventándose, conectando y haciendo crecer su
Red.

8.- Marca Personal, un proceso continuo de aprendizaje, gente que entiende la


marca personal como una forma de vida, dispuestos a aprender y re-aprender una y
otra vez, gente que no tiene suficiente y que están siempre en un proceso de forma-
ción continua, y no hablo sólo de nuevas tecnologías, aunque es evidente que éstas
tienen un peso muy pero que muy importante.

9.- Dejar entrar la marca personal en tu empresa hará que tengas que revisar y
poner patas arriba tu casa, empieza por analizar determinadas normas que ya no
tienen valor, procedimientos que ya no aportan, nadie dijo que fuera fácil, pero quizás
ha llegado el momento de dejar atrás esa imagen de empresa “de siempre”.

10.- Da el paso de una vez por todas, deja de ser simplemente ese profesional de
RRHH, ese que elige o recluta, y pasa a ser un Gestor de Marcas. ¡Venga! Reconóce-
lo, los de RRHH llevamos años reclamando un papel protagonista en la organización,
llevamos mucho tiempo pidiendo cambios y que nos dejen aportar y participar en
éstos, gracias a la marca personal tienes una oportunidad única, la oportunidad de:

• Ser impulsor del cambio


• No perder de vista el objetivo de las marcas personales de tus colaboradores
• Incrementar el compromiso y la vinculación con tus trabajadores

Qué, ¿seguimos erre que erre con la marca personal o prefieres que volvamos a lo
mismo de siempre? Tú eliges.

63
3. ESTRATEGIA

¿Nos estamos convirtiendo en borregos?


Guillem Recolons - 11 octubre, 2017

Defino borregos en el contexto: personas que siguen a la manada, aunque ésta se


despeñe.

No utilices las MAYÚSCULAS en Internet, significa gritar

Nunca utilices la palabra nunca ni la palabra pero

No te toques las nariz cuando hablas, significa que mientes

Sé amable en las redes aunque no lo seas fuera de ellas

Cuando escribas, hazlo para Google, no para tus públicos

Crea una marca personal para ser más visible

Nunca plantees un eslogan negativo

Solemnes tonterías. Esto lo vemos o leemos cada día. Y también eso de 20 claves
para… Ojo, el que esté libre de este pecado que tire la primera piedra (y me incluyo
como pecador). Somos demasiado borregos, plegándonos a los designios de lo políti-
camente correcto y del gran dios Google. Tomando recomendaciones generalistas de
coaching y PNL como puros dogmas.

64
3. ESTRATEGIA

Demasiado Internet, demasiada TV, poco Platón, mucho Instagram. Es tentador infor-
marse de lo que sucede desde los trending topics de Twitter, pero también es superfi-
cial. La postverdad, las fake news han venido para quedarse.

Personas que plagian impunemente textos de autores que apenas pueden defender-
se. Frases atribuidas a autores falsos. Confundimos pautas con obligaciones.

Llevo mucho tiempo escribiendo sobre marca personal, y lo que reflejo en mis escri-
tos es fruto de experiencia de clientes y de la mía propia. Pero no tiene porqué funcio-
nar contigo. Porque todos somos diferentes. He tenido muchos clientes que han
exprimido al máximo las sesiones de personal branding. Querían hacerlo, pero sobre
todo implementarlo.

Sin acción no hay nada, pero esa acción debe estar guiada por nuestra manera de
hacer las cosas. Si te da la gana de gritar, grita. Si crees conveniente que tus frases
empiecen por la palabra NO, hazlo. La cuestión, al final, es ser uno mismo, dejar de
lado a los borregos y los dogmas. Entender que los consejos no sirven igual para
todos.

La marca personal no es para todo el mundo. Es para quienes estén dispuestos a iden-
tificarla y gestionarla según sus propios principios. Es para los que estén dispuestos a
adoptar un nuevo hábito, el de llevar las riendas de su marca. Es para los que desean
ser referentes y para ello se preparan como nadie lo hace.

No vale la pena crear una marca, ni un personaje. Saca el mejor partido de la marca
que dejas en los demás. Es la marca natural, auténtica. Descubre cuánto valen tus
ideas para los demás, y cóbralas, no las regales.

Es genial que tengas referentes, que -como diría Paco Alcaide– aprendas de los mejo-
res. Pero luego vale la pena crear tu propio método, mejorar lo que has visto y hacerlo
a tu medida y a la de tus públicos. Pero nunca pierdas tu YO.

No es un consejo, no es un dogma, solo es algo que he aprendido con el tiempo. No


defiendo la anarquía, siempre habrá normas. Pero cada uno debe interpretarlas y
gestionarlas a su manera. Los borregos, para hacer lana.

65
3. ESTRATEGIA

Comó poner a tu cliente


en el centro de la propuesta de valor
Jordi Collell - 1 mayo, 2017

Imagen cabecera: IEBSchool Mireia More / Creative Commons

En el centro del mensaje está la propuesta de valor, es uno de los puntales en la comuni-
cación de nuestra marca personal. Hablamos mucho de lo que podemos hacer para
solucionar los problemas a nuestros clientes, para curar los dolores que le aquejan y
para explicarlo de una manera clara y diáfana. ¿Pero que pasa con el cliente?

Centrarnos en la propuesta de valor y no sólo en el producto o servicio


que ofrecemos es un paso claro para salir del egocentrismo de la oferta
y para ponernos al mismo nivel óptico y auditivo que nuestro público
objetivo

Y uso los adjetivos óptico y auditivo porque al final a través de la vista y el oído que
entra el mensaje en el cliente. Llegados a este punto me diréis que las emociones tam-
bién ocupan su lugar, que si no llegamos al corazón de la audiencia nuestra capacidad
comunicativa será pobre y es cierto.

Precisamente para reforzar la conexión emocional quiero reivindicar y desenterrar una


herramienta de la que en este foro hemos hablado poco: El Mapa de Experiencia del
Cliente o Customer Journey Map (CJM) para los amantes de usar terminología anglo-
sajona.

Al final lo que queremos conseguir es poner al cliente en el centro de nuestra propuesta


de valor, “el cliente es el Jefe” en palabras de Juan Roig, propietario de Mercadona. Y en
realidad trabajamos poco lo que siente el cliente porque lo definimos, lo segmentamos

66
3. ESTRATEGIA

y le mandamos uno o mil formatos de mensaje pero en realidad y a nuestra escala, que
no somos una gran corporación que puede permitirse estudios costosos, ¿qué sabemos
de el?, ¿cómo imaginamos que tiene que vivir la experiencia de nuestra propuesta de
valor?

Un mapa de experiencia del cliente es, ni más ni menos, una herramienta, un diagrama
para ser más concretos, en el que explicamos los pasos que sigue un cliente al entrar en
relación con nuestra propuesta de valor y con nuestros servicios o productos, por
supuesto, y no solo desde el punto de vista racional si no describiendo las emociones
que generamos y como creemos que puede percibirlas.

Si nos ponemos en el lugar del cliente podremos identificar no solo como


percibe nuestro servicio si no aquellos momentos críticos en los que se
siente o bien desorientado o bien insatisfecho para poderlos solucionar

No vamos a convertir este artículo en un manual de cómo hacer mapas de experiencia


de clientes, lo iremos haciendo progresivamente en las próximas semanas pero ahora
veamos los aspectos básicos que deben componer este mapa o este viaje con el cliente.

El primer punto es identificar al cliente, esto ya lo hacemos de manera casi automática


cuando definimos nuestro público, es el retrato robot del que hemos hablado en ante-
riores ocasiones y sobre todo en nuestros cursos y sobre el que insistiremos en otros
artículos.

En segundo lugar identificaremos las fases de la relación que vamos a tener con cada
cliente. No nos asustemos porque aunque cada cliente y cada producto sea un mundo
por norma general pasamos por las mismas fases que podemos resumir en:

• Entrar en contacto o atraer al cliente: Como va a saber que ahí estamos para ayudarle.
• Venta: Cómo le vamos a convencer que nuestro servicio o producto le conviene, como
le vamos a facilitar la evaluación y comparación con otros existentes.
• Uso: Este es el punto neurálgico de la experiencia, ya tenemos al cliente convencido y
comienza a ser beneficiario de nuestros servicios o productos. ¿Cómo le va?¿Con que
eventualidades se puede encontrar? ¿Cómo puede sentirse?
• Repetición: Si la experiencia de uso ha sido positiva ¿qué podemos hacer para que
siga con nosotros? ¿qué podemos ofrecerle? ¿qué espera? Se por algunos clientes de
servicios que el hecho de no encontrar continuidad acaba frustrando una experiencia
de uso positiva
• Prescripción: ¿Qué podemos hacer para que cada cliente nos recomiende?

67
3. ESTRATEGIA

Customer Journey Map de un viaje en avión extraído del blog de Javier Megias
Finalmente y para cada fase analizaremos lo que siente el cliente en particular lo que le
motiva a acercarse a nosotros, las dudas que puede tener, las insatisfacciones o dolores
que puede experimentar y las nuevas necesidades que se le pueden presentar.

Y como pasa con el modelo de negocio, el mapa de experiencia no es una herramienta


para guardarla en un cajón. una vez lo hayamos definido hemos de contrastarlo con
cada cliente para corregirlo y mejorarlo.

68
3. ESTRATEGIA

El órgano más flexible del cuerpo…


¡tiene huella digital!
Raquel Gómez Hernández - 26 julio, 2017

La huella digital
Hace un par de días, mientras revisaba las múltiples publicaciones que circulan en redes
sociales; me invadió la curiosidad de saber, de manera consciente, cuáles eran los cam-
bios que afectaban mi estado de ánimo tras el ejercicio de su lectura. Después de diez
minutos de chequear varios comentarios y opiniones sobre diversos temas, me levanté
de la silla con un una sensación de desmotivación, un peso emocional evidente y la
convicción de que algo nos estaba llevando a todos a opinar “gratuitamente” sin com-
pasión alguna por los demás.

Como dato curioso, ¿saben cuál es uno de los órganos más sensibles del ser humano?
Nada más y nada menos que la lengua, encargada de una de las funciones más impor-
tantes del ser humano: reproducir el lenguaje oral. Con aproximadamente diez centí-
metros de largo, la lengua humana posee 17 músculos y tres mil pupilas gustativas que
entre otros beneficios, nos ofrece el milagro de expresarnos diariamente. Y aquí llega-
mos a un punto que me parece importante abordar: ¿Cuál es el propósito de hablar?
¿informar? ¿ayudar?, ¿aportar?, ¿construir?, ¿divertir?, ¿alentar?, ¿participar? ¿o
incluso destruir?

Y me pregunté: Ahora que opinar es “gratis” y tan fácil con la era moderna de internet,
¿será realmente tan “gratuito”?

En mi afán por conocer más del tema, encontré este dato que me conmovió aún más:

69
3. ESTRATEGIA

La lengua humana ha producido más guerras y más sufrimientos que


cualquier arma nuclear. Y aunque no esté hecha de elementos radioacti-
vos como el uranio, ha destruido vidas y ha enfrentado a más personas
y pueblos a lo largo de la historia

Esta afirmación, basada en hechos históricos, me recordó una frase que traspasó mi
corazón y que le escuché recientemente a mi brillante profesor del Postgrado en Perso-
nal Branding en Barcelona, Josep Rom:

El lugar más duro de la existencia es el patio del colegio

Tremenda verdad que enfrentamos cuando niños y que todos los padres del mundo
quisiéramos evitar para nuestros hijos y en general, para cualquier persona.

Devolvámonos por un instante a ese momento: El chiste contra un compañero por


alguna de sus características físicas, la burla hacia alguien por una equivocación, el
comentario por un error en clase, la “mofa” por no ser como todos esperaban, la risa
maliciosa de todos, menos la del niño víctima de esa burla colectiva.

Las redes sociales como patio de colegio


Sin darnos cuenta, las redes sociales van camino a convertirse en ese patio del colegio
donde de forma inconsciente, aplicamos diariamente la ley del más fuerte, azotamos
sin compasión el nombre de alguien y acudimos al arma más poderosa: poner en
vergüenza pública a otro para desmotivarlo, sacarlo del ruedo, silenciarlo y así empo-
brecer sus activos más importantes: su honra y su autoestima.

Hoy cualquier persona con un teléfono móvil o con acceso a internet, puede poner en
marcha algo que destruya a otro. Sin embargo, opinar no es tan gratuito como parece.
¿Qué tal este otro dato?:

Así como las huellas digitales, la impresión de la lengua de cada persona


es diferente. No hay nadie que tenga una lengua igual a otro ser
humano. Este es un elemento de identificación poderoso para distinguir-
nos en nuestro mapa biológico

Este dato se conecta con mi reflexión como Personal Brander y ciudadana: Lo que
expresamos y la manera de hacerlo genera una gran diferencia como personas y como
marcas personales. Si bien es cierto que un like es una opinión, y que todos tenemos
ese derecho, no dudo que existen en el mundo más personas con deseos de promover
el bien que lo contrario; sin embargo, muchos a la hora de publicar su punto de vista
olvidan las repercusiones que pueda tener. No solo en su marca personal que es su
mayor patrimonio y que se alimenta como la cuenta bancaria a base de consignaciones
que fortalecen su valor.

70
3. ESTRATEGIA

¿Qué están consignando a su cuenta de Marca Personal?


Opinar no es gratuito, nuestras opiniones recurrentes hablan de nuestra forma de ver
la vida, la forma de enfrentar los problemas, la forma de disentir, de la importancia que
le damos a las personas, a su dignidad, a la manera de lanzar juicios; y de algún modo,
a la incongruencia de pedir para nosotros algo que no estamos siendo capaces de cum-
plir. Todos queremos rodearnos de personas y de marcas personales conscientes.

Porque de la conciencia nacen la responsabilidad y la sabiduría, materia prima para


volvernos elegibles en todos los escenarios de la vida: el amor, la amistad, los negocios
y la vida corporativa. Y si bien es cierto que opinar es bueno, entrar en el ejercicio de
discrepar con la figura de la burla y el descrédito no lo es. Y lo que es peor, comunica
mucho de lo que somos y afecta las compañías que representamos, incluida la propia
que es nuestra vida y nombre.

Como lo que sentí ese día al pararme de la silla, esto también genera repercusión en el
ánimo de las personas y en la energía de un mundo necesitado de esperanza, aliento y
estímulo para crecer. La buena noticia, es que la lengua es uno de los músculos más
flexibles y la parte del cuerpo que se cura más rápido. Noticia que alegra, porque desde
lo biológico está dispuesta a cambiar.

Una Marca Personal es una historia que siempre está contándose

Cancelemos la rudeza del patio del colegio en que se han convertido las
redes sociales

Soy una entusiasta empedernida, convencida del cambio y la transformación en todas


las personas que así lo deseemos. De hecho es mi trabajo. Tengo miles de ejemplos en
mi vida personal y profesional. Así que vale la pena invitar a todos, incluida yo misma, a
que cancelemos la rudeza del patio duro de un colegio en el que se han convertido las
redes sociales, por un lugar en donde la dignidad humana sea valorada y se informe una
verdad con respeto. Volvernos visibles y elegibles para ayudar a construir el mundo
mejor que deseamos todos. “Una Marca Personal es una historia que siempre está
contándose”, esta es una frase que oí alguna vez. Así que usemos nuestra lengua para
empezar desde ya el cambio en nuestra historia y en la de los demás. Y la próxima vez
que levantes tu mano con un post, piensa qué tan gratuito resultará.

71
3. ESTRATEGIA

Marca personal: del ser que somos


al ser que proyectamos
Vladimir Estrada - 22 noviembre, 2017

Personal branding no es crear un ser distinto: es mejorar y diferenciar estratégica, sisté-


mica y sistemáticamente el ser que somos, para marcar, transformar, perdurar y
trascender como queremos, podemos y debemos.

A modo de Introducción

Amigo lector:
Te saludo cordialmente una vez más desde el entorno bloguero de Soymimarca, a cuyo
staff de autores invitados me honra tanto pertenecer, y en el cual publico desde 2016
algunos trabajos sobre marca personal, uno de mis temas predilectos (dice mi querido
amigo, generoso ser humano y prestigioso colega, el Maestro Guillem Recolons –¡un
abrazo transoceánico, Guillem!-, que yo soy “un lobo solitario que le ha dado al perso-
nal branding una visión holística y académica”). Heme aquí dando gracias como siempre
por esta oportunidad, y enviándote todo mi aprecio desde República Dominicana, la
caribeña, hermosa y cálida isla (hermana de mi Cuba bella) en la cual vivo y trabajo
desde 2007; y es para mí un inmenso placer regresar AQUÍ, haciéndome un autorregalo
en la semana de mi 55⁰ cumpleaños (¡escribir en Soymimarca junto a tantos prestigio-
sos colegas es un gran regalo!), luego de un año sin publicar en tan importante y presti-
gioso espacio.

Hoy, mientras convalezco de una neumonía muy agresiva y larga (más de un mes)
provocada por algo llamado nube de polvo del Sahara que golpeó reciente y fuertemen-
te dos veces por acá, continúo proponiéndote material de lectura, posible análisis y
eventual aplicación práctica sobre el importante campo del personal branding, y lo haré
en una cuerda un poco diferente: analizando la relación existente entre la marca que
somos y dejamos a nuestro alrededor desde que inicia nuestro trayecto
vital/relacional, y la que aspiramos a ser y dejar de modo intencional, con fines de •
•alguna índole utilitaria (y utilizo este último vocablo sin ninguna connotación negati

72
3. ESTRATEGIA

va; pues como verás más adelante, ello puede implicar objetivos de marca que no
tienen porqué ser asumidos de forma no positiva para la persona que es y deja dicha
marca). Y me basaré para ello en algunos conceptos, cuyo eje transversal e integrador
estratégico es el de proyectar.

El término proyectar tiene para este tema una doble dimensión: en su primera acep-
ción, el DRAE lo define como “lanzar, dirigir hacia delante o a distancia”, y en la segun-
da, como “idear, trazar o proponer el plan y los medios para la ejecución de algo”. Y
ambas nos interesan, pues significan justamente lo que debe ocurrir en un proceso de
personal branding bien desarrollado, y también porque implican la complementarie-
dad imprescindible entre lo que aspiramos a lograr (nuestro proyecto de marca) y lo
que el entorno percibe y recibe de nosotros (nuestra proyección externa como
marca).

Veamos, entonces, amigo lector, los elementos que hoy te propongo sobre el tema.
Gracias infinitas por ser, estar, y acompañarme aquí.

La marca que somos y dejamos


Gustosamente integrado al intercambio profesional que habitualmente ocurre en redes
y otros diversos espacios sobre la marca personal, propuse hace varios meses, en un
post publicado en mi blog, que, en mi opinión, la marca personal se es, y se deja; defini-
ción que es fruto de un proceso investigativo y parte de un amplio abordaje analítico
sobre el tema, que estoy desarrollando en una serie temática de trabajos sobre la mito-
logía de la marca personal y su gestión (puedes dar una mirada a los posts ya publica-
dos de esta serie aquí, aquí, aquí, y aquí; faltan otros 12 que vienen en camino, y al
menos dos de ellos antes de fin de año, si la fuerza me acompaña y el tiempo lo permi-
te -pues todos son trabajos extensos y de elaboración muy exigente-). Y en la misma
lógica de contribución al conocimiento del tema, inicié hace poco un debate profesional
en línea con el popular experto en marketing digital y social media Claudio Russo Inacio,
acerca de si la marca personal es o no algo creable (seguramente has visto algo de esto
en redes, y te anuncio que continúa; en breves días publico en el blog mi nueva
respuesta a los dos posts más recientes de Claudio relacionados con el tema). Y uno
de los tópicos que dio origen al debate fue un tuit de Claudio donde él cuestionaba (con
mucha razón) a quienes dicen que “la marca personal solo se trata de ser uno mismo”,
y yo secundé su crítica sobre este aspecto, aunque obvia y claramente disentí en el
post de otras posiciones suyas sobre estos polémicos y muy debatidos asuntos.

Pues resulta, como allí lo expresé, que la marca personal SÍ se trata de ser uno mismo;
solo que NO se trata únicamente de eso. Por ejemplo, la reconocida experta Dra. Cristi-
na Aced -sus trabajos son una de mis lecturas frecuentes- hace una breve, interesante y
precisa referencia a ello en su reciente e ilustrativo post La marca personal no nace con
Internet (una posición que tengo bastante tiempo compartiendo y defendiendo, por
ejemplo, aquí, aquí y aquí), cuando propone lo siguiente: “Esa es precisamente la clave
de la marca personal: ser uno mismo. Pero, ¿cómo saber quién eres? El punto de

73
3. ESTRATEGIA

partida es un ejercicio de autoconocimiento para detectar nuestros puntos fuertes y


débiles, e identificar aquellos que nos hace únicos. En esta fase inicial también es
importante tener claros nuestros valores y saber qué queremos (o nos gustaría) llegar
a ser, teniendo en cuenta nuestras fortalezas”.

Como puede entenderse claramente en esta propuesta, ser uno mismo NO implica que
tengamos que conformarnos con el ser que somos, ni limitarnos a manifestarlo en/al
público tal cual es y está cuando iniciamos un trayecto de personal branding; pues casi
nunca la forma en que marcamos al inicio se corresponde con la forma en que nos
gustaría marcar -si así fuera, posiblemente no haría falta hacer personal branding-; y
además, desear crecer de forma constante es algo inherente a toda naturaleza humana
“normal” (el mero hecho de identificar puntos débiles ya define una intención de
mejoramiento; si esta no existe, no tendría sentido hacerlo). Muy al contrario: la esen-
cia del personal branding es precisamente trabajar sobre el ser que somos para mejo-
rarlo sistemáticamente, sobre todo a tenor de las demandas del entorno en cuanto al
valor que requiere se le aporte. Pero ser uno mismo, si hay calidad humana, implica
necesariamente la honestidad de reconocer nuestras falencias y la claridad de que
necesitamos mejorarlas o superarlas definitivamente. Y es ahí donde realmente
comienza el juego: cuando a partir de identificar la brecha entre nuestra situación
actual y la deseada, reconocemos la necesidad del cambio y actuamos en consecuen-
cia. Claudio, por ejemplo, lo hizo así, y gracias a ello, en mi opinión profesional (y la de
otras personas integradas al tema que así me lo han manifestado), nos marca de este
modo.

Por eso NO es válida la crítica a la inclusión del ser uno mismo dentro de los procesos
de personal branding; pero SÍ lo es, y mucho, cuando se refiere al hecho de LIMITAR la
marca personal a ser uno mismo. Entre otras cosas, porque como he dicho antes, ser
uno mismo no implica necesariamente ser la mejor opción para los demás; y la marca
personal se trata mucho más de los demás que de nosotros mismos (NOTA: Cacofonía
intencional).

Pero definitivamente, si no eres tú mismo y no te manifiestas como tal, ¿cuál es la


marca que eres/dejas? La autenticidad, el ser tú mismo y actuar tal cual eres, es el
punto de inicio de tu marca personal, entendida como el modo en que impactas y
marcas a LOS DEMÁS; por eso se llama así, personal, y no marca ajena, o fingida, o
actuada, o imitada. No es la marca de alguien más -sea real o imaginario-; es la que
eres y dejas tú (que dicho sea de paso, puede variar su comportamiento y funciona-
miento de acuerdo a tus diferentes roles en la vida, sin dejar de ser tú/la tuya, como
muy claramente define y sustenta Guillem en el fundamental post aquí enlazado). Esa
marca es personal, porque es la esencia de la persona que la deja a su alrededor, y es
el modo en que se la conoce, reconoce, analiza, valora, posiciona y recuerda, a partir
de su impacto. Como muy bien suele afirmar el propio Guillem, todo en esta vida deja
marca.

74
3. ESTRATEGIA

Hace un año y medio, en mi trabajo Marca Personal: construir voz propia y expresarse
desde ella (publicado en este mismo espacio, y luego como el Epílogo del libro Territorio
de Marca Personal, editado por Soymimarca en 2016), propuse lo siguiente:

“Para ser realmente tú, hacer como tú eres, y marcar desde quien eres, necesitas ser
tú. Genuino. Honesto. Único. Inconfundible. Y la única manera de marcar positiva y
sistemáticamente como marca, y convertir esa marca en perdurable, es hacerlo en
contacto directo y frecuente con otros seres humanos; y tal contacto tiene necesaria-
mente que producirse en los contextos determinados y específicos en los cuales tú y
ellos suelen participar e interactuar”.

“El secreto, la clave, es cultivar y desarrollar ese ser y hacer, de tal modo que resulte
totalmente pertinente y funcional en los diferentes contextos en que marcas e impac-
tas, y al mismo tiempo, absolutamente auténtico. Que todos te perciban y sientan
como funcional, pertinente, útil, importante y necesario, pero que nadie pueda acoger
ni de lejos en su mente la idea de que interpretas un papel. Que toda persona con
quien interactúes, perciba, sienta y sepa que ese humano que tan bien funciona, eres
tú, y que la voz que escucha en todo momento y circunstancia es tu propia voz”.

Y en el propio texto presenté diversas estrategias para desarrollar esa propuesta, en la


práctica de una marca personal bien gestionada: te sugiero revisarlas luego.

Entonces, hablando de personal branding, “ser uno mismo” podría ser sustituido por
ser la marca que somos, necesariamente basada en el valor que aportamos a partir de
la combinación de nuestro ser, nuestro hacer y nuestro tipo, nivel y calidad de logro
(incluyendo el impacto que conseguimos); y como bien propone Guillem en un gran
post reciente, “…la propuesta perfecta de valor debería ser única (diferencial), sólida
(relevante) e idealmente debería combinar aspectos racionales (performance) con
emocionales (identidad, empatía, pertenencia…). Nadie ha dicho que sea fácil, pero
tiene que ser real. Se trata de marca personal, no de la marca de un personaje” -¡no
dejes de leerlo, por favor!-. El ser que somos, ese que define gran parte de la marca
que somos (puesto que impacta sobre todo lo que hacemos y constituye insumo clave
de cuanto logramos), flota sobre cada una de las palabras de esta genial propuesta de
mi querido y respetado amigo y colega.

75
3. ESTRATEGIA

Porque definitivamente, la marca que somos y dejamos lo tiene todo de nosotros


mismos; pero también tiene mucho de aquello que hemos captado, aprendido y apre-
hendido del exterior, y que nos ha ayudado a ser, definir y proyectar al entorno un
mejor NOSOTROS, para poder ser, hacer, lograr, servir y contribuir más y mejor. Aportar
cada día más y mejor valor. De eso se trata todo este maravilloso tema.

Tenemos que aprender, de una vez por todas (y actuar en consecuencia), que la marca
personal es, primero que todo, un fenómeno social/relacional nacido en y proyectado
desde la persona que es y deja dicha marca; y que lo mercadotécnico es, necesaria e
inclusive obviamente, una dimensión derivada de este doble carácter, secundaria y
hasta subordinada al mismo (independientemente del origen mercadotécnico del
concepto marca). Nadie puede aspirar a posicionarse y consolidarse como un verdade-
ro y legítimo referente, por ejemplo, basado únicamente en su excelsa calidad profesio-
nal. Como he propuesto en otro trabajo, “…lo primero y más importante que debe
destacar en nuestra marca personal, es nuestra condición de personas: bien preparados
y competentes para el ejercicio, pero seres cercanos, normales, falibles, perfectibles; y
que sean nuestros hechos los que hablen por nosotros”; y más adelante en el mismo
texto, que “…un cliente nos querrá a su lado mucho más, y por más tiempo, si nos perci-
be y siente más humanos y menos dioses”.

Y en otro post he planteado al respecto -en similar línea de pensamiento- que

“…nuestro objetivo estratégico principal debe ser, simplemente, que cada bendita vez
que una persona de nuestro entorno de incidencia y acción necesite algo relacionado
con nuestra actividad profesional, piense en nosotros como primera opción, antes que
en cualquier otra persona del campo.

Y observa que no escribí ‘antes que en cualquier otro profesional del campo’, sino ‘antes
que en cualquier otra persona del campo’. Porque somos, primero que todo, personas.
Y en mi opinión, debemos aspirar siempre a ser primera opción por ser buenas perso-
nas que -además- poseemos y vendemos un determinado expertise profesional; y no
solo por este último atributo. Si únicamente destacamos para bien por nuestra excelen-
cia profesional, hemos fracasado. La gente busca y quiere buenas personas a su alrede-
dor, no máquinas profesionales de solución de problemas”.

Se necesita ser, extrapolando al tema un concepto mercadotécnico actualmente en


boga y que me gusta mucho, algo que en otro trabajo de próxima salida denomino y
fundamento como “persona mínima viable” (PMV). Y este concepto está obligatoria-
mente asociado a los requerimientos de índole humana, social y relacional que el
entorno requiere, necesita y exige: básicamente, comportamientos compatibles con
los principios/valores/ideales socialmente aceptados y considerados como correctos,
válidos, convenientes y viables en el momento y contexto histórico/social correspon-
diente. Sin que ello signifique en modo alguno ser un obediente, estático, conformista
y sumiso miembro del pelotón, sino al contrario: un enérgico, creativo, agresivo y

76
3. ESTRATEGIA

combativo agente y gestor del cambio, un trabajador consciente y comprometido con


mejorar la época y el contexto desde presupuestos y posiciones representativos de
verdadera calidad humana, tales como sentido ético, responsabilidad (en todos los
sentidos), sensibilidad/solidaridad –ojo, no son lo mismo: decir e inclusive sentir que
te duele el mal ajeno, no equivale a ofrecer tu ayuda para solucionarlo-, vocación de
servicio, respeto absoluto por el otro, su libertad y sus elecciones, humildad bien
entendida, empatía, asertividad, espíritu autocrítico y crítico orientados al mejora-
miento individual y colectivo continuo, y por supuesto, una permanente voluntad
disruptiva…entre otros muchos aspectos definitorios, con los cuales transformar la
mentalidad de pelotón y el funcionamiento de todo, todo, todo a su alrededor, ponien-
do primero, lo primero: a las personas.

NOTA AL MARGEN: Decía el gran intelectual irlandés George Bernard Shaw que el
hombre razonable se adapta al mundo; el irrazonable intenta adaptar el mundo a sí
mismo. Así pues, el progreso depende del hombre irrazonable. Y algún tiempo más
cerca, un cierto señor nombrado Tom Peters, preguntó enojado en un seminario a 3000
líderes que “¿por qué tenemos estrategias para aprender y no la tenemos para
olvidar?”; les aseguró que “…el gran problema de las empresas es que no rompen sus
lazos con el pasado” y que les urge “…conseguir nuevos pensadores”; les instó a
“…fichar empleados valientes, que aporten valor, que discutan los argumentos, que
no piensen igual que todos”, poniendo como parte del problema que “…el gran error es
que siempre se enseña a obedecer, nunca a desobedecer”, y finalmente, aseguró
contundentemente: “solo creo en los genios, no creo en las personas normales, prefie-
ro la pasión, la gente que no está de acuerdo con el todos”. ¿Algo de todo esto te suena
como un marco magistral/referencial para las sencillas ideas que te acabo de propo-
ner? FIN DE LA NOTA.

Como bien lo afirma el gran Howard Gardner, “…las malas personas no pueden ser
profesionales excelentes”. Marcar y dejar en los demás la huella de buena persona
siempre pesará más que hacerlo solo como un buen profesional. Esto último (valga la
aparente paradoja) se aprende de forma mucho más “fácil”; generalmente basta estu-
diar e investigar a conciencia y mucho, aplicar a la praxis lo aprendido y procurar hacerlo
un poco mejor cada día, innovando en nuestro quehacer para elevar sistemáticamente
la calidad y pertinencia del valor que aportamos, y sin dejar de aprender e incorporar lo
nuevo que va surgiendo en nuestro campo de acción. Pero incorporar la otra dimensión
(la calidad humana, basada en ciertos, principios/valores/ideales/creencias, y su
expresión práctica estable y permanente a través de actitudes y conductas compati-
bles con todo ello) y practicarla de un modo coherente y pertinente, es muchísimo más
difícil, si no se la trae bien enseñada y modelada, aprehendida y siendo parte propia
desde mucho tiempo atrás (o sea, desde la configuración y consolidación de la perso-
nalidad de cada quien, como constructo sistémico individual, estable y único, y con la
solidez suficiente para que no sucumba ante los avatares de un mundo tan cambiante
y un entorno a veces tan agresivo). Por ello es tan importante, en todos los sentidos
posibles, que sembremos y cultivemos lo mejor en nuestros hijos, en nuestros estudian-

77
3. ESTRATEGIA

tes, en cuanto joven esté o pase cerca de nosotros; en todo ser humano que hace o hará
parte de las generaciones que nos suceden.

El proceso de personal branding


En mi opinión, esa marca personal que somos y dejamos puede tener, básicamente,
dos orígenes: la espontaneidad natural, y la gestión intencional. Analicemos breve-
mente estas propuestas.

Lo que denomino espontaneidad natural (obvia y ampliamente mayoritaria y falta


mucho para que ello cambie, pero en eso estamos, ¿verdad?) ocurre y se manifiesta
cuando marcamos sin hacer personal branding: simplemente somos, hacemos, logra-
mos, pero todo ello de materializa sin proponernos de forma consciente objetivos de
marca (revisa este excelente y recomendado post de la reconocida profesional mexica-
na Graciela Valdez Vera, muy integrada al debate online antes mencionado), ni efectuar
procesos deliberados para gestionarla, potenciarla y mejorar sistemáticamente su
impacto. Ello es extremadamente frecuente, hasta demasiado para mi gusto teniendo
en cuenta el actual y previsible estado de cosas en el mercado: hay muchísimas marcas
personales que lo son sin que las personas que las dejan lo sepan, es más, ni siquiera
han oído hablar del concepto, y menos aún del proceso de personal branding. Pero
marcan: son de cierta forma, hacen determinadas cosas, se comportan de un u otro
modo, y merced a todo ello consiguen unos u otros resultados, y con la integración
“automática” de tales procesos impactan a personas a su alrededor, quienes les valoran
y posicionan en sus mentes de una u otra forma (¿no es cierto, amigo Pablo?).
Son/dejan marcas personales de forma espontánea, natural, no deliberada: es que,
sencillamente, no es posible no hacerlo (otra razón, entre tantas, que demuestra que
ella no es creable). En un trabajo de próxima salida en este mismo espacio de Soymi-
marca, ampliaré y profundizaré sobre este tema.

Lo que denomino gestión intencional –a riesgo de una aparente redundancia, porque


con razón puede suponerse que toda gestión lo es; pero hay algunos matices sutiles en
el tema, que no discutiré ahora, sino en otro trabajo– ocurre cuando marcamos de
cierta forma gracias a que desarrollamos conscientemente un proceso de personal
branding, dirigido a la consecución de unos determinados objetivos de marca. Y aquí
entra al ruedo la primera de las dos acepciones del término proyectar: la relativa a un
proyecto de marca personal.

Veámoslo brevemente juntos.

Tu proyecto de marca personal no es más que el sistema de estrategias, procesos, accio-


nes y resultados planeados, pertinentes al modo en que aspiras a impactar y marcar a
tu entorno en un horizonte de tiempo previamente definido; incluyendo, por supuesto,
el nivel de impacto, competitividad y posicionamiento de marca que esperas conseguir
en dicho plazo. Este debería abarcar, idealmente, la construcción y posterior materializa-
ción de las soluciones a cuestiones o problemáticas como estas (entre otras varias):

78
3. ESTRATEGIA

• La correspondencia entre lo que tú deseas y esperas lograr, en términos de impacto,


competitividad y posicionamiento de marca, con las posibilidades que tu ser y hacer
actuales te ofrecen en el día a día para materializar dicho logro en el entorno al cual
marcas hoy, y/o pretendes marcar en lo adelante.
• La correspondencia entre tus principios y valores (y las actitudes y conductas que
idealmente deben derivarse de ellos), y los principios y valores socialmente acepta-
dos en tu entorno, junto a las prácticas a las que ellos dan sustento.
• La correspondencia entre tus intereses de desarrollo profesional y las necesidades
de intervención y contribución de tu entorno, en términos de valor.
• La correspondencia entre tus posibilidades e intereses de diferenciación, junto a los
recursos espirituales, emocionales, volitivos, relacionales, intelectuales y financie-
ros que posees para ello, con el atractivo actual y potencial que para tu mercado
tiene lo novedoso, innovador y diferente. En otras palabras: el nivel de aceptación
y/o la demanda que hay a tu alrededor para lo disruptivo. E incluyendo, por supues-
to, tu propio potencial de disrupción, y tu vocación personal por ella.
• La correspondencia entre las tendencias de consumo de tus públicos actuales o
potenciales, y tus posibilidades de aportar valor a través de los canales que ellos
suelen y/o prefieren utilizar para consumir y aplicar a sus procesos diferentes magni-
tudes de valor, del tipo que tú puedes aportarles. Y en función de ello, tus propias
posibilidades de transformarte, evolucionar y crecer al respecto.
• La correspondencia entre tus necesidades financieras actuales y potenciales, y la capa-
cidad de pago actual y perspectiva de tu entorno (siempre que tu proyecto de marca
personal incluya la perspectiva de negocio; que no siempre ni necesariamente es así).
• La correspondencia entre el nivel y la calidad de vida a que aspiras para ti y tu fami-
lia, y las posibilidades reales de poder materializarlos marcando y aportando valor en
tu entorno actual, y/o en otros potencialmente abarcables.
• La correspondencia entre el nivel actual y el proyectado de tu inversión en la gestión
estratégica de tu marca, y el nivel esperado y esperable de retorno (cualquier tipo de
retorno, que no todo es dinero) sobre dicha inversión.
• La correspondencia entre tu visión estratégica como marca personal, y las opciones
de desarrollo que se prevén a mediano y largo plazo en tus actuales entornos de
incidencia, y eventualmente, en nuevos espacios por surgir y/o crear: mira el punto
siguiente.
• Tus posibilidades visibles o previsibles -vistas las evoluciones recientes y analizadas las
demandas actuales y futuras de valor en tu entorno- de poder construir y capturar un
océano azul para tu marca personal: posiblemente la única opción para no tener que
competir contra nadie, y en cambio convertirte en la gran referencia para todos
(como bien se afirma, cuando aparecen los océanos azules, la competencia se torna
irrelevante, pues las reglas del juego están esperando a ser fijadas). Tema extrema-
damente difícil de gestionar y materializar, pero no imposible: se trata sobre todo de
la ya mencionada diferenciación, llevada a extremos prácticamente absolutos.
• Y por supuesto, el trazado y la definición de los trayectos para la implementación de
la estrategia personal que llevará la marca que eres y dejas hoy, a posicionarse como
esperas y deseas que lo haga, considerando los aspectos anteriores y otros de posible
incidencia.
79
3. ESTRATEGIA

Sobre el penúltimo aspecto (los océanos azules, también abordado por otros autores en
relación con la marca personal, entre ellos la reconocida experta Cristina Mulero)
ampliaré en breves días, en mi próximo post para Soymimarca, cerrando por mi parte la
cosecha 2017 –un avance: se titula Personal Branding en la empresa: entre el liderazgo
gerencial y la gestión humana-; y también en el primer trimestre de 2018, cuando
publique un trabajo bastante extenso que tengo en proceso sobre el tema.

¿Te hacen sentido estas ideas sobre tu proyecto de marca personal? ¿Pueden serte
útiles como espacio conceptual de aterrizaje para gestionarlo? Así lo espero, como
espero tus comentarios y sugerencias para mejorarlas. Alrededor de estos elementos te
he propuesto algunas opciones de gestión estratégica personal para el ámbito profesio-
nal, en el ya citado trabajo Marca personal: construir voz propia y expresarse desde
ella. Te invito a revisarlas más tarde; y al final de este post que ahora lees, hallarás otras
también relacionadas, a modo de resumen.

El resultado del personal branding


Marcar como queremos lleva mucho trabajo y tiene muchas consecuencias, para los
demás y para nosotros mismos. Veamos brevemente y de modo general tres de ellas,
y para ampliar/detallar más al respecto te recomiendo leer el excelente y referencial
post de nuestra gran Eva Collado (creo que esta es la quinta o sexta vez que lo cito en
un trabajo, además de utilizarlo en formaciones, asesorías, y como bibliografía digital
para mis estudiantes), titulado Indicadores de que nuestra marca personal funciona en
la vida real.

Cuando tu proyecto de marca es congruente con la proyección de marca que logras, la


sinergia resultante se expresa en cosas como estas:

• Eres mucho más conocido, reconocido, valorado, respetado, citado, convocado y


demandado en tu sector profesional y en tus espacios sociales habituales, que
cuando lo iniciaste. Pero además, dependiendo de diversos factores, tu marca puede
cruzar las fronteras sectoriales y geográficas, entre otras, pudiendo evolucionar a
marca de alcance e impacto global. El Internet, bien usado y gestionado, así lo permi-
te y facilita; pero ten siempre un cuidado extremo con el tratamiento que das a la
fama que eventualmente puedes alcanzar gracias a todo ello. La marca personal, y lo
que puede obtenerse gracias a su gestión efectiva, no es privilegio exclusivo de los
“famosos”.
• Las necesidades que tenías antes de iniciar o al principio, se complejizan, se aclaran
mucho más, crecen cuanti y/o cualitativamente, y evolucionan, exigiéndote muchí-
simo más que antes. Porque ya son las necesidades de alguien que está impactando
y marcando a muchas otras personas, y ello se revierte en ti: la demanda externa
del valor que aportas impacta a tu demanda interna de crecimiento integral. Para
aportar cada vez más valor, tienes que valer (no necesariamente costar, aunque
puede ser así) cada vez más. Para valer más, tienes que suplir esas otras nuevas nece-
sidades tuyas, para crecer y luego revertir dicho crecimiento en el impacto de tu

80
3. ESTRATEGIA

marca. Sobre esto he propuesto y trabajo desde hace tiempo el concepto de la espi-
ral virtuosa de la marca personal, aplicada en un post de 2016 al emprendimiento
(analizando el caso, como emprendedora social, de mi gentil y siempre generosa
amiga y colega Ylse Roa); y en otro trabajo de 2017, a la comunicación estratégica
de la marca personal.
• Tus propias expectativas de desarrollo, impacto y posicionamiento se expanden en
varios sentidos: públicos, propuestas, modelos y métodos de intervención, nuevas
producciones contentivas de valor…y por supuesto, en cuanto a tus propias necesi-
dades de desarrollo profesional para poder ser la respuesta que tu entorno te
demanda de modo creciente y cada vez más exigente. Aquí aplica y funciona la
teoría de los niveles del servicio (básico, real, ampliado, potencial): una vez que tu
público -sea o no cliente- se acostumbra a recibir de tu parte un determinado aporte
de valor en la prestación de tu servicio, ya no puedes ofrecerle menos que eso:
únicamente más, si aspiras a marcar como deseas. Y ello es verdad, especialmente,
cuando te dedicas a ofrecer servicios profesionales enfocados al desarrollo personal
(coaching, consultoría en personal branding, asesoría estratégica personal, forma-
ción general o especializada, mentoring, asesoría académica, producción y difusión
intelectual, etc.). En esos casos, tu necesidad de desarrollo se multiplica e intensifi-
ca; porque tienes que convertirse para tus clientes y alumnos en el modelo de lo
que les estás preparando para ser/hacer/lograr. En un próximo artículo sobre la
comunicación de marca personal, que saldrá en otro espacio, me refiero a esto como
convertirte en tu mensaje.

Y aquí se manifiesta la segunda de las dos acepciones mencionadas del término proyec-
tar: la que se refiere a cómo proyectamos al entorno nuestra marca personal. Pues un
excelente proyecto de marca, que sea mal proyectado al contexto, no pasará de
proyecto, y por supuesto, su protagonista nunca podrá ser exitoso; al menos, segura-
mente no al nivel planteado como objetivo estratégico. Porque solo marcas a otras
personas cuando ellas reciben algo de ti; y su valoración sobre ti depende de qué,
cómo, cuándo y cuánto les aportes. Y si no te proyectas hacia ellos, si no comunicas tu
marca ni les llegas con y gracias a ella, ¿cómo sabrán de ti, cómo podrás aportarles algo,
y cómo podrán recibirlo y valorarlo, posicionándote a partir de ello?

En mi reciente trabajo Marca Personal y Comunicación: Nexo Estratégico, propongo al


respecto lo siguiente:

“¿Qué comunicar desde y con tu marca?

Todo. Lo que eres. Lo que haces. Lo que logras. Lo que quieres ser, hacer y lograr por
y para tus públicos, a corto, mediano y largo plazo. Lo que crees acerca de cómo
puedes ayudarles y hacer por ellos. Lo que necesitas saber de ellos para poder servirles
y ayudarles más y mejor. Las características y el potencial resolutivo del valor que les
aportas hoy y les puedes aportar mañana, junto a los mecanismos a través de los cuales
pueden aplicarlo en sus procesos de desarrollo. Y sobre todo (dentro de los límites de la

81
3. ESTRATEGIA

lógica, la racionalidad y la decencia) todo lo que del ser humano, familiar y social, y de
la buena persona que tú eres, pueda ser útil para que tu entorno te visualice como tal,
y le haga percibirte, sentirte y valorarte como alguien cercano y accesible, como ‘uno de
nosotros’.”

¿Te funciona? Porque a mí sí. Hay que trabajar esa proyección de nuestra marca al
entorno de un modo consciente y sistémico/estratégico, abarcando todas las áreas
y/o esferas que por cualquier razón puedan ser o parecer interesantes a nuestros
públicos. Por ejemplo:

1- Nuestra persona: Quién, qué y cómo somos, de dónde venimos, dónde estamos y
hacia dónde vamos, desde la perspectiva más personal posible y admisible en
función de los medios y canales que utilicemos para proyectarnos.
2- Nuestra profesionalidad: Qué y cómo somos, así como cuánto hemos crecido y aspi-
ramos a continuar creciendo, desde la perspectiva del desarrollo profesional; y tam-
bién, por supuesto, lo tocante a la asunción y la práctica de este concepto como valor
incorporado en nuestra vida y proyectos profesionales.
3- Nuestro trabajo: Qué y cómo lo hacemos, qué y cuánto valor aportamos, cómo
contribuímos, qué lugar ocupa la calidad -como filosofía de vida, como valor profe-
sional y como rasero en nuestra praxis- en todos nuestros desempeños; y por
supuesto, en cuáles terrenos nos gustaría incursionar, desde la perspectiva más enfo-
cada al ejercicio laboral/profesional.
4- Nuestras relaciones: Cómo nos integramos al contexto y nos relacionamos con los
demás; cuáles son nuestras afinidades, tendencias, canales y mecanismos relaciona-
les; qué preferimos o no preferimos en términos de relaciones humanas, incluyendo
lo que valoramos a nivel de excelencia y lo que nos resulta definitivamente inacepta-
ble; cómo sentimos, mostramos y demostramos nuestra aceptación de la diferencia,
nuestro respeto y tolerancia al otro; cómo valoramos la otredad.
5- Nuestros objetivos de marca: Qué pretendemos y a qué aspiramos como
personas/profesionales y como marcas personales (en tantos sentidos como sea
necesario, prudente y pertinente declarar -mi sugerencia: todos-), y los tiempos
aproximados en que queremos conseguirlo; así como qué lugar ocupan y cuáles roles
juegan los demás en el cumplimiento de todo ello.
6- El valor que podemos aportar: Cómo y con qué aspiramos a ayudar al crecimiento,
desarrollo y avance de los demás, incluyendo y abarcando todas las esferas en las
cuales podamos aportar dicho valor; entendido este como un activo profesional
estratégico generador de marca, impacto, competitividad y posicionamiento
personal/profesional.

¡Entre otras diversas variables! Porque el entorno recibe, analiza y valora todo, y nos
posiciona con base en ese todo, no solo en el pedacito que “inteligentemente” le
dejamos ver, cuando hay otros que tal vez “no nos conviene” mostrarle. Y ahí nos
equivocamos profundamente: como he planteado en otro post hace algún tiempo,
debemos procurar “…que nuestra marca personal solo refleje y prometa lo que real-

82
3. ESTRATEGIA

mente seamos capaces de ser, hacer, y cumplir”. Ello es extremadamente importante,


pues “…la marca personal de un profesional tiene que incluir cierto nivel de realismo,
de ajuste al contexto, de sencillez y modestia, de humildad bien entendida, de clari-
dad sobre las disímiles y poderosas influencias del entorno, y sobre todo, de com-
prensión y asunción de los propios límites”.

Lo que proyectemos al contexto nos posicionará en él como personas y como profesio-


nales, y ubicará a nuestra marca personal en uno u otro lugar de preferencia: ello
depende de qué y cómo lo proyectemos. Si asumimos y seguimos la línea de coherencia
entre principios/valores/actitudes/conductas que he venido tratando aquí contigo,
“…lo primero y más importante que debe destacar en nuestra marca personal, es
nuestra condición de personas: bien preparados y competentes para el ejercicio, pero
seres cercanos, normales, falibles, perfectibles; y que sean nuestros hechos los que
hablen por nosotros”.

Andrés acaba de sacar del horno (aún está caliente, o al menos, así lo acabo de degustar
de este lado del charco) uno de sus posts de viernes donde toca este aspecto de un
modo muy preciso: nos propone por ejemplo, en lugar de luchar por el # 1 en un mer-
cado saturado de opciones, “…ser bueno (y hacer lo posible por mejorar siempre) y
complementarlo con algunas características, algunos ‘extras’, que te hagan diferente,
valioso y, por lo tanto, elegible”. No dejes de leerlo: ilustra mucho y muy bien sobre
cómo proyectar tu marca al entorno y convencerlo sobre tu valor de marca, aunque
no seas el mejor del mercado. Y sobre el cómo hacerlo, no hallo mejor referencia para
complementar y hacer operativas tales ideas, que este post evergreen de la gran Maes-
tra de todos Neus Arqués: Veintiocho acciones para actualizar tu visibilidad hoy mismo.
¡No te lo pierdas!

A mi juicio, una de las claves de este asunto radica en la relación bidireccional entre dos
conceptos clave: la marca y su impacto (ambos muy relacionados, al extremo de que
hay momentos y situaciones en que pueden ser considerados como términos equiva-
lentes, aunque obviamente NO LO SON; toda marca impacta -de hecho, por eso es
marca, y marca-, pero no todo lo que impacta necesariamente marca o deja marca, en
el sentido en que la estamos analizando). En un trabajo en proceso -fruto de una inves-
tigación en curso sobre la marca académica y su gestión estratégica– propongo al
respecto la siguiente definición:

“Marca/impacto, porque ya sea individual o colectivamente –una Universidad, por


ejemplo– somos y dejamos una marca en nuestro entorno a partir de lo que somos,
lo que hacemos y lo que logramos (o sea: del valor que aportamos, o del que dejamos
de aportar cuando debíamos hacerlo…). Impacto/marca, porque todo lo que somos,
hacemos y logramos como individuos, grupos u organizaciones va generando un impac-
to (sea este cual sea, en virtud del nivel y la calidad de nuestro aporte de valor, o de
su falta) sobre los diversos públicos que nos rodean y reciben nuestra contribución –o
resienten su ausencia-, y dicho impacto va definiendo, redefiniendo, configurando,

83
3. ESTRATEGIA

reconfigurando y/o reforzando (de forma evolutiva, cíclica, y en una espiral que puede
ser virtuosa o viciosa, dependiendo del proceso, así como del nivel y la calidad del logro,
entre otros diversos factores de posible y hasta probable incidencia) la marca y las dife-
rentes tonalidades, formas, frecuencias e intensidades de su influencia, sea positiva o
negativa, en el contexto”.

O sea: en otras palabras, nuestra marca nace, deriva y depende del impacto que logra-
mos sobre nuestro entorno (el que hace que se nos conozca, reconozca, analice, valore,
compare, recuerde y posicione de uno u otro modo), y ella misma genera nuevas nece-
sidades externas que nos exigen nuevas intervenciones y/o contribuciones. En resu-
men, marcamos gracias a que impactamos, y dicho impacto es y define el modo en
que marcamos.

En un imprescindible fragmento de un texto imprescindible (Te van a oír, del cual por
alguna extraña razón se habla menos que de sus otras magistrales obras, y en mi
opinión es al menos tan valioso como ellas), Andrés nos lo ha propuesto del siguiente
modo -negritas mías-:

“La notoriedad es uno de tus mayores activos. Ahora a los profesionales nos ocurre
como a las empresas. Cada día más, tu actividad en la red aumenta tu valor en el merca-
do. Constantemente generamos información, compartimos ideas, fotos, blogs, docu-
mentos, contactos, libros electrónicos, contenidos en las redes sociales. Tu reputación,
tu marca personal se está convirtiendo en un activo importante. Debes pensar en tu
actividad en la red como algo con valor real que va a atraer a una masa crítica de segui-
dores que aumenten tu influencia. Ahora puedes posicionarte muy bien si consigues
que la gente sepa quién eres, a qué te dedicas y asocian tu imagen a un modo de
hacer las cosas. No importa lo relevantes o conocidos que hayan sido algunos persona-
jes. Quienes no consiguen un cierto nivel de influencia empiezan a ser cuestionados y
puestos en duda. Desconfiamos de quienes no tienen credenciales o no proporcionan
pruebas de su trabajo. La confianza, la credibilidad, el tiempo que llevas trabajando en
un tema o tener un grupo de seguidores son factores importantes cuando alguien
debe decidir si va a leerte, contratarte o hacer negocios contigo. Puedes seguir pasan-
do por el embudo como todo el mundo o darle la vuelta a ese embudo y convertirlo en
un altavoz con el que hagas llegar tus ideas a todos”.

¡Definitivo!

Las necesidades humanas y la marca personal


Como ya hemos visto, queremos y buscamos marcar de cierto modo por algo. ¿Y cuál
es ese algo? Nuestras necesidades. Ellas nos generan motivos para actuar de una u otra
forma; o sea, bajo diversos mecanismos, constituyen el germen primario de nuestra
motivación. Y el primer gran paradigma de los estudios sobre el tema lo ha sido, indis-
cutiblemente, Abraham Maslow, quien propuso hace siete décadas la mundialmente
conocida, utilizada y reconocida jerarquía de necesidades humanas (inicialmente cinco,

84
3. ESTRATEGIA

y posteriormente ampliada por él mismo). Modelo que ha recibido a nivel especializado


tanta alabanza como cuestionamiento, pero al que nadie niega su enorme relevancia e
impacto sobre los estudios ulteriores del tema, su influencia renovadora y transforma-
dora de la ciencia psicológica, ni su carácter de referencia indiscutible. Te sugiero tam-
bién revisar este interesante artículo al respecto.

Fuente: https://goo.gl/6GwKM1

Una necesidad es, dicho sea del modo más sencillo, una carencia que tenemos (de
cualquier índole) y que requiere ser satisfecha para que estemos en equilibrio interno
y con nuestro entorno. Equilibrio requerido, inclusive, para disfrutar de buena salud
física y psicológica; equilibrio que define y determina mucho de nuestro potencial y de
nuestra capacidad para vivir, más allá del mero existir. Y como es bien sabido, una gran
parte de nuestras necesidades solo pueden ser satisfechas mediante insumos de cual-
quier tipo provenientes del entorno, que se constituyen en materia prima para el
funcionamiento de diversas esferas de nuestro ser/hacer, las cuales integran, deter-
minan y constituyen nuestros trayectos hacia el logro (y en determinados temas, el
logro mismo: por ejemplo, convertirnos en mejores personas).

Dejó dicho el gran Stephen Covey sobre este tema (negritas mías), que “…hay cuatro
cosas fundamentales en nuestra vida. Si no las tenemos, nos sentiremos incompletos o
vacíos. Estas necesidades son: básicas (comida, ropa, vivienda, salud y dinero); sociales
(amar y ser amado, pertenecer, asociarse); mentales (desarrollar nuestras habilidades y
crecer); y espirituales (sentido de propósito, significado y contribución). En otras pala-
bras, necesitamos vivir, amar, aprender y dejar un legado.

Cada uno de estos elementos afecta nuestro tiempo y calidad de vida. Por ejemplo, para
lograr cosas, necesitamos energía y salud (físicas). Para lograr objetivos comunes, nece-
sitamos trabajar bien con los demás (sociales). Para avanzar en nuestra carrera, necesi-
tamos adquirir nuevas habilidades (mentales). Es importante tener un sentido claro de
quiénes somos y hacia dónde vamos (espiritual)”. Vivir, amar, aprender, dejar un
legado, y los procesos/momentos intermedios relacionados: ¿visualizas cierta cerca-
nía con la marca personal y su gestión? No perdamos de vista este modelo: volveremos
a él (como a Maslow) más adelante.

¿Necesitamos dinero, o cualesquiera de las cosas que solo se consiguen dinero median-
te? ¿Necesitamos relaciones y contactos? ¿Necesitamos afecto y aprecio social?
¿Necesitamos protección? ¿Necesitamos ideas nuevas? ¿Necesitamos oportunidades?
¿Necesitamos amor del bueno (¿y será que hay otro?)? ¿Necesitamos…un infinito etc.?
Pues salimos a buscarlo, porque si lo necesitamos es porque no lo tenemos, al menos
no al nivel que lo requerimos. Y solo podemos obtenerlo allá afuera. Y en ese espacio
hay personas; mejor dicho, está formado por personas.

¿Y cómo propiciar/generar la apertura al contacto, el espacio de interacción, los canales

85
3. ESTRATEGIA

de comunicación, el clima relacional, el prestigio social, las expectativas positivas, las


esperanzas de solución, la percepción favorable sobre nuestro potencial aporte de
valor, de la índole que sea? ¿Cómo posicionarnos en sus mentes de un modo que nos
haga ser su opción preferente? Nada de eso cae del cielo ni es fruto de la casualidad.
Solo se logra a través del impacto que con nuestro ser/hacer logremos sobre esas
personas de allá afuera. Y eso lo hace y lo consigue nuestra marca personal: nada más.
Solo ella.

Como define magistralmente el Maestro Andrés (valga el real o aparente pleonasmo


anterior), “…la Marca Personal es útil en cualquier situación en la que exista una
relación entre personas que satisfacen necesidades mutuas. En nuestra sociedad es
imposible conseguir nada sin la ayuda de otros. Por eso es necesario aprender a gestio-
nar la confianza y el valor que proporciona la Marca Personal”. Y en un interesante y
potencialmente polémico post de antología (2016), nos amplía y consolida este enfo-
que -desde la perspectiva de la gestión intencional– al proponernos que “…la Marca
Personal es Social porque no puede ser otra cosa. Solo se puede dejar huella si aportas
algo a quienes te rodean”. Y un poco antes, en el mismo texto: “…para que una Marca
Personal sea sólida debe ser auténtica, fiable y capaz de generar sintonía (y también
rechazo). Por eso creo que hay momentos en los que debemos transmitir nuestros valo-
res y creencias tal y como defendemos quienes creemos que el Branding Personal no es
más que una forma eficaz y consciente de gestionar tu proyecto de vida”.

Muy claro, ¿verdad?

Y como sabemos, el branding personal, entendido y practicado como un proceso de


gestión consciente e intencional -solo así puede-, genera un resultado denominado
marca personal, que es y constituye nuestra inevitable huella en el entorno. De ahí la
necesidad de gestionarla con cuidado y con amor, y de comunicarla con efectividad y
pertinencia. Porque la satisfacción de nuestras necesidades depende del modo en que
seamos capaces de satisfacer las necesidades de LOS DEMÁS. De las personas de
nuestro entorno. Y no tendremos oportunidad de demostrar al entorno todo lo que
podemos aportarle, si no somos capaces de marcar con nuestra marca del modo en
que ese entorno requiere y necesita ser marcado.

A continuación, te propongo y analizo para ti algunas necesidades humanas, que en mi


opinión tienen un vínculo directo, ineludible y pertinente con nuestra marca personal
y su gestión: la necesidad de la ambición, la necesidad de la coherencia, la necesidad
de la paz interior, y la necesidad del posicionamiento.

La necesidad de la ambición
Necesitamos ambición de la buena (ser ambiciosos), aunque ello no necesariamente
implique ni signifique que carezcamos de ella. Simplemente, es un factor crítico para el
equilibrio personal interno y con nuestro entorno; ambos, determinantes en nuestra
gestión de marca personal. Y por otra parte, por mucha que tengamos, si es de la buena

86
3. ESTRATEGIA

nunca sobra otro poquito, ¿verdad?

Maslow no la incluyó explícitamente en su eterna jerarquía, pero está implícitamente


presente, por ejemplo, en el nivel de autorrealización; también en los que incluyen las
necesidades de estima, prestigio, reconocimiento. Y Covey, aunque tampoco la incorpo-
ra explícitamente en el modelo antes citado, la deja flotar por sobre todo él, si lo anali-
zamos desde la connotación positiva del concepto que analizaremos en seguida; pues
en sus cuatro partes (vivir, amar, aprender, dejar un legado), una ambición sana y bien
gestionada debe estar presente y marcar pautas.

Veámosla brevemente.

Ambición, desde la mirada positiva que siempre sugiero dar a este concepto, es deseo
muy marcado e intención muy intensa de desarrollo; es y debe ser interpretada, senci-
llamente, como querer crecer, lograr cosas importantes, avanzar desde un estado
actual hacia otro esperado y deseado que nos resulte más satisfactorio; y todo ello,
con cierto sentido de urgencia y vehemencia. Pero no basta con ser sanamente ambi-
cioso: se requiere accionar en la dirección y el sentido que nuestra ambición nos marca
como los indicados para materializarla en hechos y en logros.

Como necesidad, la ambición es imprescindible para la gestión de nuestra marca


personal. Porque constituye, a mi modo de ver, un antónimo claro y declarado de la
conformidad con el statu quo, ese estado de lasitud que nos conduce inevitablemente
(y hasta la incluye) a la mediocridad y la invisibilidad. Necesitamos ser ambiciosos,
porque ello implica querer crecer y dar a la marca que somos y dejamos mayor alcan-
ce, funcionalidad, pertinencia, impacto, notoriedad y relevancia, a través de nuestro
aporte de valor al entorno. Pero debemos ser muy cuidadosos: la línea divisoria entre
la ambición, la codicia y la avaricia es muy fina y hasta sutil, a veces confusa y fácil-
mente traspasable, si no se está adecuadamente sustentado en unos principios y
valores sólidos, bien definidos, mejor asumidos, y muy compatibles con verdadera
calidad humana; la cual, como está muy claro, es el factor primario de una marca
personal de impacto positivo.

¿Cómo gestionarla para satisfacerla, e impactar y marcar desde dicho resultado?


Se me ocurren algunas ideas para proponerte sobre este importante aspecto. Por ejem-
plo:

1- Objetivos de marca personal claros, bien definidos, y con un alcance estrictamente


delimitado. Debemos tener muy claro qué queremos ser, qué aspiramos a lograr,
hasta dónde queremos llegar, y cómo pretendemos impactar y marcar con todo ello
a los demás, que son el verdadero sentido de nuestra marca; pues sin ellos, no
seríamos ni dejaríamos marca alguna. Y eso requiere ser estudiosos, cuidadosos y
acuciosos al formular nuestros objetivos y trazar las estrategias mediante las cuales
los alcanzaremos: en el punto en que peligre la congruencia entre nuestros objeti

87
3. ESTRATEGIA

vos de marca personal y las necesidades que debemos satisfacer en los demás, o las
formas en que aspiramos a que ellos nos conozcan, reconozcan, analicen, valoren y
posicionen para convertirnos en su opción preferente, pues…STOP. Analicemos,
reanalicemos, reevaluemos, replanteemos, establezcamos y luego respetemos los
necesarios e inevitables límites. Como decía el gran Benito Juárez, el Benemérito de
las Américas, el respeto al derecho ajeno es la paz.
2- Definición precisa (en los sentidos práctico y ético) de los medios a través de los
cuales se pretende materializar los objetivos de marca personal. Nunca el fin puede,
ni podrá, justificar el uso de todo medio para alcanzarlo (esto es objeto frecuente y
delicado de análisis y crítica, por ejemplo, en el ejercicio del liderazgo político; por mi
parte lo he abordado, entre otros, en este artículo de 2015). Por excelsos que puedan
ser nuestros objetivos de marca personal, si los caminos que nos llevan a ellos traspa-
san determinadas líneas éticas, dejan de ser válidos y restan validez a los propios
objetivos; y por otra parte, si aún cumpliendo principios éticos, la práctica demues-
tra que pretender llegar demasiado lejos no nos conviene ahora, en tanto marcas
personales, pues…STOP (y lo que procede hacer luego de detenerte, lo tienes en el
punto anterior).
3- Asunción y práctica de los necesarios e ineludibles límites al impacto de nuestra
marca. Ellos deben estar claramente identificados y definidos en la frontera entre el
bien que ella puede hacer a los demás, y el mal que eventualmente podría acarrear,
si se olvida que nos debemos a los demás. El ego, un pésimo y muy dañino compa-
ñero de viaje si no se lo sabe gestionar (¡genial, Eva!) es uno de los más peligrosos
agentes patógenos en este tema; pero hay terapias y antídotos basados en una
buena gestión de marca (y al respecto, te recomiendo este artículo, también este, y
por supuesto, el fantástico video TED de Guillem -transversal a todo este gran ámbito
temático: ¡no dejes de disfrutarlo!-, así como esta excelente propuesta sobre el tema
de la reconocida colega panameña Yael Bern).
4- Fortalecimiento constante de tu vocación de servicio y de los valores de tu marca
personal asociados a ella (como muy claramente afirma Ylse, “…son nuestros valores
y principios, los cimientos sobre los que se basa nuestra marca personal. Nuestras
características y actuaciones personales y profesionales están influenciados por
ellos”). Esto puede funcionar, primero que todo, asumiendo a los demás como tu
sentido de vida y de marca; y a partir de ello, gestionando la ambición de tu marca
con base en los mejores ejemplos ajenos y en los mejores momentos propios
asociados al servicio a los demás, que pueden y deben ser la pauta para ello. Hazte
siempre las siguientes cuatro preguntas en función del tema: ¿Cuáles de mis actos de
servicio han merecido las mejores valoraciones de cualquier índole por parte de
mis diversos públicos, y por qué los han valorado así, según ellos? ¿De cuáles actua-
ciones mías tengo motivos para sentirme especialmente orgulloso -aunque no lo
exprese públicamente- por el modo en que reflejan los principios y valores que
siento, declaro y practico? ¿Cuáles actuaciones de otras personas me inspiran admi-
ración, deseos de imitación y seguimiento, por similares razones? ¿Cómo puedo
lograr que todas o la mayor parte de mis conductas futuras equiparen o superen
ese nivel de actuación propia y ajena? Y por supuesto: ¡ACTÚA EN CONSECUENCIA!

88
3. ESTRATEGIA

La necesidad de la coherencia
Necesitamos coherencia (ser coherentes), aunque ello no necesariamente implique ni
signifique que carezcamos de ella. Simplemente, es un factor crítico para el equilibrio
personal interno y con nuestro entorno; ambos, determinantes en nuestra gestión de
marca personal. Y por otra parte, por mucha que manifestemos, nunca sobra otro
poquito, ¿verdad?

Esta tampoco vino incluida en el paquete original del genial psicólogo estadounidense:
sin embargo, tiene un enorme impacto y una íntima relación con otras que sí vinieron.
Por ejemplo: no hay forma éticamente válida de pertenecer a un colectivo humano y de
pretender ser no solo aceptados, sino también estimados y reconocidos en él, si nues-
tras conductas no expresan coherencia. Nuestra prédica debe corresponderse siem-
pre con nuestra práctica.

En el modelo de Covey (vivir, amar, aprender, dejar un legado), igualmente: la calidad


humana a que vengo haciendo referencia, basada en unos principios y valores que
funcionen como ha sido propuesto más arriba, y en su materialización a través de
actitudes y comportamientos, define la necesidad de ser coherentes: pues, por ejem-
plo, ¿cómo vivir bajo unos paradigmas éticos, y amar con base en otros? ¿Y cuál sería el
legado que dejaríamos como consecuencia de ello?

Porque la coherencia, sencillamente, nos define ante nuestros propios ojos y sobre
todo (pensando en marca personal), ante los ojos de LOS DEMÁS; de ahí su necesidad.
Como personas, y como marcas personales, es necesario ser coherentes; porque si no
lo somos, corremos el enorme riesgo de no ser respetables, y por ende, tampoco
respetados. Cuando nuestros públicos escuchan o leen nuestro discurso, y aprecian que
este se corresponde con el modo en que somos, las cosas que hacemos y los resultados
que obtenemos, cosechamos respeto. Cuando ello no sucede, recibimos, como
mínimo, indiferencia, cuando no rechazo abierto y contundente. El impacto, el posi-
cionamiento, la sostenibilidad y la trascendencia futura de nuestra marca personal
(nuestro legado) dependen mucho del manejo correcto de este tema.

Ser coherentes, en términos de personal branding, implica mantener, sostener y defen-


der con criterio propio una línea de pensamiento y acción, con plena correspondencia
entre uno y otra; pero esto no significa que en un momento dado, ante la evidencia de
la razón ajena, no podamos cambiar de opinión y de forma de actuar. Al contrario: al
cambiar nuestra posición cuando se nos demuestra nuestra equivocación anterior,
estamos demostrando coherencia con una voluntad de aprendizaje y desarrollo
permanente, y estamos ofreciendo un excelente modelo a nuestros públicos: el de
alguien dispuesto a aprender y transformarse siempre para aportar más y mejor valor.
Como lo requiere esta compleja época, nueva y cada día más distinta, exigente y difícil.

¿Cómo gestionarla para satisfacerla, e impactar y marcar desde dicho resultado?


Pues al menos, sencilla y principalmente -no únicamente, claro-, desde otras dos gran-

89
3. ESTRATEGIA

des necesidades humanas que hoy no analizo aquí, pero te aseguro lo haré más
adelante en un próximo post ya en proceso (como otras varias asociadas a nuestra
marca personal): la necesidad de la asertividad, y la necesidad de la empatía.

Hace un tiempito, en mi trabajo Cómo usar un blog en modo branding personal, propu-
se lo siguiente sobre la combinación de estas dos cualidades en la comunicación
bloguera (y creo que vale en cualquier otro ámbito):

“Para pasar de lo aparente a lo real, y lograr que sea una comunicación agradable,
productiva y provechosa para todos los involucrados, el proceso debe basarse en, al
menos, dos factores críticos:

• Asunción asertiva y empática de la situación y necesidad propia y del otro: La aser-


tividad y la empatía son contrarios dialécticos: se excluyen y se presuponen. Ser aser-
tivo te concentra en ti sin excluir al otro; ser empático te enfoca en el otro sin descui-
darte a ti. Y desde tal aparente dicotomía, puedes colocarte y ayudar al otro a colo-
carse en una excelente posición para comunicar excelentemente.
• Significados compartidos: Si tu audiencia no entiende de qué estás hablando, será
difícil que mantenga el interés, que termine de leerte, y mucho más, que te respon-
da. Cuando dices verde, tu lector debe leer, entender e interpretar verde, no verde
claro, verde oscuro o verde olivo. Y mucho menos, “verdecito”. Simplemente, verde.
Los matices, después (si hace falta)”.

Y luego de haberlo publicado, hallé este interesante análisis del mismo tema (anterior a
mi post, hubiera querido citarlo), y por supuesto, me encantó coincidir de diversos
modos con su autor. Breve y preciso: te lo recomiendo.

A mi juicio, este enfoque impacta sobre nuestro ser coherentes en todos los ámbitos
de nuestro accionar en tanto marcas personales; no solo en el comunicacional. Porque
como ha sido expresado antes, marcar implica impactar: el otro recibe el impacto de
nuestras acciones y a partir de ello construye y posiciona en su mente, desde lo que le
hacemos sentir, desde la huella de cualquier índole que le dejamos, la marca personal
que para él somos.

Funciona del siguiente modo. Por lo general, nuestro discurso de marca habla de cuali-
dades basadas en valores de connotación social positiva (nadie quiere decir ni escu-
char “lo otro”, ¿verdad?); y por otra parte, trata de nuestro enfoque hacia los demás,
hacia la identificación y satisfacción de sus necesidades partiendo del entendimiento
y la comprensión de sus situaciones y los significados e implicaciones de ellas (y
muchas veces, declarando que nosotros hemos estado ahí y por ello le entendemos y
podemos ayudarle); todo ello, si es sincero, habla de empatía. Pero nos proyectamos
también hacia el otro con declaraciones y evidencias convincentes de nuestro poten-
cial resolutivo personal, nuestra verticalidad posicional y la probada solidez de nues-
tros puntos de vista, enfoques de trabajo, métodos de intervención, etc., etc.; y

90
3. ESTRATEGIA

sustentamos la razón que nos asiste, no venciendo, sino convenciendo, con todo lo cual
nos colocamos en posición de poder demostrarle ex ante que nuestra propuesta le
puede funcionar, y por supuesto, validarla ex post. Aspectos todos -entre otros
muchos posibles- que nos tornan más confiables para alguien que necesita de nosotros
(por el valor que podemos aportarle), y le ofrecen cierto grado de razonable seguridad,
desde la cual puede tomar una decisión favorable a el y a nosotros. Aquí se manifiesta
nuestra asertividad.

La clave del manejo de esta poderosa combinación, en términos de gestionar con efec-
tividad nuestra coherencia como marcas personales, es la siguiente: si nos colocamos
empáticamente en el lugar del otro para entrar, tenemos que ser capaces de mante-
nernos ahí una vez dentro. Si vendemos asertivamente y convencemos sobre nuestra
fortaleza profesional, nuestro buen criterio conceptual y metodológico y nuestra capa-
cidad resolutiva en lo que proponemos hacer por el otro, esa condición debe ser man-
tenida en todo momento cuando hayamos sido elegidos. En ambos casos, consideran-
do que seguramente el otro tomará nuestra conducta como su propio modelo de
actuación, pues por algo nos ha elegido a nosotros y no a los demás aspirantes (¡y hay
muuuuuchos!).

Pero si las circunstancias internas o externas cambian en el camino (lo cual es muy
frecuente en estos tiempos), y nuestra posición inicial se ve atacada por tales cambios,
y ello afecta nuestra posibilidad de cumplir a plenitud las promesas de servicio y
aporte de valor inicialmente efectuadas, pues debemos ser empáticos para situarnos
en el lugar del otro, reconocer honestamente que puede sentirse frustrado por el resul-
tado inferior al esperado (¡nosotros nos sentiríamos igual!), y proponerle con mucha
asertividad nuevas alternativas, pero escuchando con profunda y sincera empatía las
que él tenga para ofrecernos, y localizar juntos el imprescindible punto de equilibrio. De
eso se trata aquí la coherencia: fidelidad en nuestro hacer a lo que decimos ser.

Hay muchos otros modos de gestionar la coherencia como necesidad y condición críti-
ca de una marca personal; solo te he propuesto a modo de ejemplo, un abordaje que
resulta frecuente en los servicios profesionales a los que solemos dedicarnos la mayoría
de quienes interactuamos en estos espacios. Lo que deseo dejarte muy claro es que, si
falla la coherencia, seguiremos marcando; pero te aseguro que del modo opuesto al
deseado. A nadie le gustan los incoherentes, y menos aún, los demagogos (“haz lo que
digo, no lo que hago”).

¿Coincidimos?

La necesidad de la paz interior


Necesitamos paz interior (estar, sentirnos y vivir en paz con nosotros mismos, con
nuestras conductas y con nuestra relación con los demás), aunque ello no necesaria-
mente implique ni signifique que carezcamos de ella. Simplemente, es un factor crítico
para el equilibrio personal interno y con nuestro entorno; ambos, determinantes en

91
3. ESTRATEGIA

nuestra gestión de marca personal. Y por otra parte, por mucha que tengamos, nunca
sobra otro poquito, ¿verdad?

A mi juicio, esta necesidad venía implícita en el paquete de Maslow, tal vez desde otra
denominación (autorrealización): cuando nos sentimos realizados, la probabilidad de
estar en paz interior es realmente elevada. Porque asumimos que estamos cumpliendo
en parte o en todo nuestra misión, nuestro propósito de vida, que estamos aportando
el tipo, la magnitud y la calidad de valor que nuestro entorno requiere y necesita de
nosotros. Y desde tales supuestos, también cabe en el modelo de Covey (vivir, amar,
aprender, dejar un legado), inclusive de modo más explícito.

Marcar a nuestro entorno como queremos y debemos hacerlo, en tanto marcas perso-
nales, nos exige paz interior. No hay forma humana ni divina de transmitir un mensaje
pertinente y efectivo, sea en modo instrumental o en modo ejemplo, si no estamos en
armonía plena con nosotros mismos; simplemente, no podríamos ser convincentes ni
creíbles. Nadie puede dar lo que no tiene. Nadie puede convencer sobre aquello de lo
que no está plenamente convencido. Nadie puede transmitir sentimientos que no
siente. Nadie puede hablar con verosimilitud incuestionable sobre temas en los que no
cree a fondo. Y todo eso tiene todo que ver con el hecho de estar en paz con uno
mismo: porque no hay seguridad mayor que saber que estamos diciendo y proponien-
do y haciendo aquello en lo que creemos, que podemos demostrar desde nuestro
propio ejemplo, que nos hace creíbles, que nos hace felices, que nos permite dormir en
paz y con un grado razonable de satisfacción con nuestro ser/hacer/lograr, y levantar-
nos al día siguiente a seguir creciendo, contribuyendo y aportando valor: a continuar
marcando con nuestra marca personal.

Además, cuando estamos en paz con nosotros mismos en nuestros ejercicios profesio-
nales, los argumentos para demostrar nuestras posiciones suelen brotar y fluir mucho
mejor: esa sensación de tranquilidad espiritual y emocional es increíblemente estimu-
lante de los sentidos y promotora de espléndidas eclosiones desde nuestras diferen-
tes inteligencias. Y todo esto, mas todo lo anterior, genera un impacto absolutamente
favorable a nuestra marca personal.

Y por otra parte, ¿no te suena esa frase de que “Fulano/a transmite mucha paz”? Pues
resulta absolutamente pertinente y funcional en términos de marca personal. No
puedes transmitir una paz que no disfrutas en tu interior. La necesitas para marcar
mejor a las personas de tu entorno; porque no suele resultar confiable alguien que no
muestra y demuestra estar en paz consigo mismo. Tu paz interior es un ingrediente
fundamental de tu marca personal. Y te comento algo: esa paz sí se transmite e irradia
a tu entorno. Y su ausencia, también.

¿Cómo gestionarla, para satisfacerla e impactar y marcar desde dicho resultado?


Pues “muy sencillo”: te propongo una secuencia de tres pasos. Solo tres pasos. Nada
más que tres pasos. ¡TRES PASOS!

92
3. ESTRATEGIA

NOTA MUY AL MARGEN: Me acabo de reír muchísimo mientras escribía esta parte, al
recordar una alternativa que leí en línea a las populares exhortaciones para tener “un
cuerpo de playa”, acompañadas de los consabidos “recetarios” al respecto. Esta
propuesta decía, simplemente: Paso 1: Ten un cuerpo. Paso 2: Ve a la playa. Paso 3:
¡Diviértete! FIN DE LA NOTA.

Veamos ahora mis tres “sencillos” pasos (jejeje):

• Paso 1: Identifica y define con absoluta claridad, honestidad y transparencia (y con la


mayor participación posible de todos los públicos con los cuales interactúas en tu
vida y reciben el impacto de tu marca personal: familia, amigos, clientes, colegas,
competidores, otros relacionados, etc., etc.), la mayor cantidad posible de insumos
que idealmente deberían integrar el perfil de la mejor persona y el mejor profesio-
nal que tú podrías ser. Cruza todo ello con tus propias creencias al respecto, con
base en tus principios y valores personales que seguramente tienes muy claramente
identificados (y si no los tienes, corre hacia la tienda más próxima donde vendan
honestidad, compra un buen volumen para que no te falte y más bien te sobre en el
proceso, y siéntate a trabajarte sobre ese tema VITAL). Analiza, sintetiza, prioriza, haz
tu lista…y estás listo.
• Paso 2: Construye con estos elementos un perfil personal dinámico propio
(integrado como definición esencial a tu proyecto de marca personal, ya analizado
más arriba) que te permita vivir, ser, hacer y lograr en paz contigo mismo -y marcar
como deseas, gracias a ello-, a partir de la congruencia absoluta, estable y creciente
entre lo mejor y lo máximo que de ti se espera ahí afuera, lo mejor y lo máximo que
tú esperas de ti mismo, y tu mejor esfuerzo por serlo, hacerlo y lograrlo SIEMPRE.
• Paso 3: Créelo. Asúmelo. Vívelo. Siéntelo. Respíralo. Aliméntalo, hazlo crecer, hazlo
impactar, hazlo marcar, hazlo crecer, crece con él, y aliméntate de él. Sé ese ser,
SIEMPRE.

UNA PREGUNTA: Un concepto como vivir según tus principios y valores, a cuya identifi-
cación, clarificación y asunción te he urgido más arriba, ¿te suena por aquí, en este
tercer paso?

La necesidad del posicionamiento


Necesitamos un buen posicionamiento (estar bien y positivamente posicionados en la
mente de los demás), aunque ello no necesariamente implique ni signifique que
carezcamos de él. Simplemente, es un factor crítico para el equilibrio personal interno
y con nuestro entorno; ambos, determinantes en nuestra gestión de marca personal.
Y por otra parte, por muy bien posicionados que estemos, nunca sobra otro poquito,
¿verdad?

Esta necesidad, definitivamente, sí venía en el pack de Maslow. Expresada bajo otros


nombres, inclusive integrando más de uno: entre ellos, pertenencia, estima, respeto,
prestigio, autorrealización.

93
3. ESTRATEGIA

Y obviamente, también está incorporada en Covey: especialmente, el las necesidades


sociales (amor, pertenencia, asociación, todas las cuales requieren -y luego
generan/profundizan/multiplican- algún tipo y nivel de posicionamiento en otras
mentes) y en las espirituales (propósito, significado, contribución, conceptos todos de
génesis interna pero con impacto externo; o sea, igualmente generadores de posicio-
namiento).

Nuestra necesidad de posicionamiento rebasa obvia y ampliamente lo mercadotécni-


co, por más que ese sea el origen del concepto, como de otros varios en nuestro campo
de acción (aunque yo, objetivamente, ni siquiera entiendo la razón por la cual ello se
discute tanto: los mercados están formados por personas, los clientes son personas,
los productores son personas, los oferentes son personas, tal como lo son las familias,
los amigos, las parejas, los conocidos, el maestro, el médico, el cura, el
psicólogo…todas estas, como las anteriores, personas con mentes en las cuales se
requiere estar posicionado; y como bien reza el título de un texto clásico que lo trata
de manera magistral, la gestión del posicionamiento es una batalla por la mente…de
las personas).

¿Cómo gestionarla, para satisfacerla e impactar y marcar desde dicho resultado?


Posiblemente este sea el concepto más conocido y trabajado entre todos los que hoy
te he propuesto bajo un enfoque de necesidades, y el que mejor responde a una lógica
de sentido común asociado a la marca personal. Para abordar este aspecto, regresaré
a mi enfoque más frecuente: las preguntas. Serán solo diez, no por nada en especial,
sino porque ese número me gusta. Aquí te van.

1- ¿Cómo deseas ser conocido?


2- ¿Cómo deseas ser reconocido?
3- ¿Cómo aspiras a impactar y marcar?
4- ¿A partir de cuándo y por cuánto tiempo?
5- ¿Gracias a cuáles características personales y profesionales?
6- ¿Gracias a cuáles comportamientos y desempeños?
7- ¿Gracias a cuáles logros/resultados?
8- ¿Gracias a cuál calidad relacional?
9- ¿Gracias a cuál nivel y capacidad resolutiva, de contribución, de diferenciación del
resto, y de aporte de valor?
10- Y finalmente: ¿qué tan congruente es todo ello con lo que las personas de tu entor
no familiar, social, relacional, mercadotécnico, etc., etc…necesitan, requieren y es-
perarían recibir de ti, hoy, mañana, y a lo largo de tu decurso vital y profesional, y
cómo puedes y pretendes hacérselo saber?

Tu gestión del posicionamiento deberá ser siempre una batalla por construir, desarrollar y
mantener esa congruencia a través de tus ejecutorias, y hacerla cada día más visible, reco-
nocible y diferenciable para tus públicos. Mientras mayor y mejor sea esa congruencia,
más y mejor posicionado tú estarás, y por ende, lo estará tu marca personal. Te lo garantizo.

94
3. ESTRATEGIA

Concluyendo, y proponiendo
Amigo lector: como espero haya quedado claro, el ser que somos define mucho del
modo en que marcamos. Pero no podemos limitarnos a eso: necesitamos enriquecerlo
de modo constante para marcar a nuestro entorno del modo que él lo necesita, que
no necesariamente coincide en todo momento con nuestra percepción de ello ni con
nuestro nivel de desarrollo generador de impacto: solo así lograremos equilibrar los
objetivos de nuestro proyecto de marca con los resultados alcanzados a través de la
proyección de nuestra marca al entorno. De ahí la enorme importancia de mantener-
nos permanentemente investigando, explorando, estudiando, conociendo, para iden-
tificar carencias de cualquier índole que podamos solucionar, y ajustar nuestras estrate-
gias y nuestros procesos a la razón de ser de toda marca personal: LOS DEMÁS, y SUS
NECESIDADES. Porque como lo he dicho en anteriores trabajos (como también otros
colegas, y nunca sobra reiterarlo) ellos son quienes nos hacen marca, y quienes defi-
nen qué tipo de marca somos, así como la calidad con que les marcamos a partir del
valor que les aportamos. No hay otro modo realmente efectivo de gestionar este tema,
que no sea con base en los demás. Todo cuanto hagamos para crecer, marcar e impac-
tar más y mejor como marcas personales, deriva de eso.

Te he propuesto, de un modo absolutamente no exhaustivo ni limitativo (como suelen


decir los contratos, términos y condiciones de uso de algunos servicios), algunas necesi-
dades humanas íntimamente asociadas a la marca personal, y gestionables como
parte de nuestro personal branding. Pues ellas definen para cada quien diferentes
motivos de actuación; y como sabemos, la motivación es nuestro principal motor de
avance y crecimiento.

Y no pierdas de vista lo siguiente: ellas no están aisladas unas de otras. Al contrario: se


relacionan, se influyen mutuamente y se refuerzan entre ellas, como parte de un com-
plejo y multidimensional sistema denominado NOSOTROS; y el modo en que las
gestionemos junto a los otros elementos que integran ese NOSOTROS individual y único
(tú, yo, él, ella), genera, define y determina una importante sinergia: el impacto de
nuestra marca personal sobre los demás, y nuestro posicionamiento de cualquier
índole en sus mentes, en tanto marcas personales.

Solo un brevísimo ejemplo: la satisfacción de tu necesidad de posicionamiento pasa,


necesariamente, por el modo el que gestiones tu ambición y tu coherencia, e impacta
desde su logro sobre tu paz interior. Esta última, una vez conseguida a un nivel razona-
ble, para seguirla disfrutando te exige mantenerte coherente y conservar la sanidad de
tu ambición, todo lo cual, llevado a la práctica, se revierte de nuevo favorablemente
sobre tu posicionamiento, inclusive en un nivel superior (retomando la espiral virtuo-
sa ya comentada, modelo que aplico a este y otros temas -como aquí y aquí, y que otros
autores también utilizan en diversos ámbitos-)…y así sucesivamente.

He obviado por esta vez otras diversas necesidades de índole similar o equivalente, en
función de la marca personal: por ejemplo, entre otras ya mencionadas más arriba, la

95
3. ESTRATEGIA

necesidad de la honestidad, y te aseguro que dudé mucho sobre si incluirla o no. Pero
es que de la honestidad como concepto y de su necesidad en la práctica se habla tanto
(aunque se lo practique mucho menos), y además, es tan transversal e inherente a las
4 necesidades que he analizado hoy (sobre todo a la coherencia y la paz interior), así
como a la secuencia proyecto/proyección de la marca personal, que me pareció que
incluirla complicaría demasiado las cosas para este post. Pero como ya dije, te aseguro
que muy pronto tendrá segunda parte, y tal vez tercera; el tema da para muchísimo
más. Entonces, la veremos.

En tu opinión, ¿es válido este enfoque? Si es así, ¿cuáles otras de nuestras necesidades
caben en él, y por qué lo consideras? Y si no lo es, ¿qué razones tienes para discutirlo y
cuáles serían tus propuestas al respecto? ¡Comparte tu criterio, para que lo debatamos
y sigamos aprendiendo juntos!

Este abordaje de la marca personal desde la perspectiva del ser que somos y del que
proyectamos, pretende simplemente ayudarte a pensar en cosas como las siguientes:

1- ¿Quién eres tú?


2- ¿Eres quien quieres ser, para ti, y para los demás?
3- ¿Eres percibido, analizado, evaluado y valorado por los demás como deseas y nece
sitas serlo?
4- ¿Contribuyes como deseas y/o aspiras a contribuir?
5- ¿Marcas como deseas y necesitas marcar, aportando el valor que quieres y necesi-
tas aportar y que tu entorno requiere y necesita que le aportes?
6- ¿Tienes clara la distancia entre los estados/niveles/procesos actuales y los deseados
de tu marca personal, definidos en estas interrogantes –u otras posibles-? O dicho
de otro modo, ¿conoces la brecha a superar en cuanto a la autenticidad, el nivel de
competencia, la diferenciación, el impacto y el posicionamiento de la marca perso
nal que eres y dejas a tu alrededor?
7- ¿Y qué harás al respecto, hoy mismo, o mañana tempranito? ¡Pues sea cual sea tu
actual estado, para seguir creciendo y mejorando debes y necesitas pasar a la
acción!

96
3. ESTRATEGIA

¿Tienen cabida atributos emocionales


en la propuesta de valor?
Guillem Recolons - 8 noviembre, 2017

Imagen: Photo by Lesly Juarez on Unsplash

En una formación que di hace pocos días a una empresa sobre marca personal emergió
una cuestión interesante ¿La propuesta de valor debe ser estrictamente racional? o
dicho de otra forma ¿caben los atributos emocionales en la propuesta de valor?

Propuesta de Valor
Por recordar conceptos, la propuesta (única) de Valor es uno de los puntos clave en el
desarrollo de un programa de personal branding. Determina aspectos tan importantes
de nuestra marca como relevancia y diferencia. Responde a cualquiera de las cuatro
preguntas siguientes (o a una combinación de ellas):

• ¿Qué problema resuelvo?


• ¿Qué oportunidad detecto?
• ¿Qué necesidad satisfago?
• ¿Qué beneficios aporto?

Para trabajar a fondo el concepto, recomiendo la lectura del libro Diseñando la propues-
ta de valor. Cómo crear los productos y servicios que tus clientes están esperando.
Autores: Alexander Osterwalder, Yves Pigneur, Alan Smith, Gregory Bernarda, Ed.
Deusto.

Atributos racionales
Es habitual trabajar la propuesta de valor en formato racional. Un ejemplo sería: Su
otro director comercial: encuentro nuevos clientes a través de canales digitales. En

97
3. ESTRATEGIA

este caso la propuesta se basa en un hecho cuantificable: la posibilidad de comple-


mentar una cartera de clientes explorando un nuevo medio. De hecho, esta es la
propuesta que sugerí a un cliente hace años. Su experiencia en dirección comercial
era amplia y además se había formado en marketing digital y social media.

Atributos emocionales
Algunas veces la propuesta de valor debe apoyarse en un atributo emocional. Pero
requiere gran relevancia. Me explico: un abogado, por ejemplo, podría desarrollar
una propuesta como esta: Abogado especialista en Administraciones Públicas. Nunca
me rindo. Lo cierto es que abogados especializados en la administración pública hay
muchos. El diferencial aquí tiene que ver con el ADN personal del “nunca me rindo”.

Entre dos abogados especializados, elegiremos al “nunca me rindo” ya que nos trans-
mite una forma de ver las cosas orientada al resultado, sin importar si es a corto o
largo plazo, es una actitud ante la vida. Y es más relevante de lo que parece, además
de diferencial.

Marta, una de las asistentes a la formación, es auditora. La fama que precede a los
auditores es de personas aburridas, serias, tocapelotas y distantes. En este caso, ella
ha completado su propuesta de valor con algo que rompe con esa idea prefijada:
Auditando con una sonrisa. ¿Quién dice que eso no es una excelente propuesta de
valor relevante y diferencial?

Las competencias ya no son suficientes


El quién eres y el qué sabes hacer están bien. Ahora, además, estamos muy interesa-
dos en el cómo lo haces, donde intervienen valores, comportamientos y habilidades
relacionadas con inteligencia emocional (manejo del estrés, autopercepción, toma de
decisiones, autoexpresión, empatía…).

En un plano más complejo, también nos interesa el por qué lo haces, el purpose, algo
muy difícil de descubrir (recomiendo leer post de Xavi Roca “Y tú, ¿para qué has
nacido?“) pero de gran importancia.

La propuesta de valor perfecta


La propuesta perfecta de valor debería ser única (diferencial), sólida (relevante) e
idealmente debería combinar aspectos racionales (performance) con emocionales
(identidad, empatía, pertenencia…). Nadie ha dicho que sea fácil, pero tiene que ser
real. Se trata de marca personal, no de la marca de un personaje.

Espero haberte provocado una reflexión.

98
3. ESTRATEGIA

Y tú, ¿para qué has nacido?


Xavier Roca Torruella - 1 noviembre, 2017

Imagen: Forbes Spain

Sí, has leído bien… ¿para qué has nacido? Y te lo estoy escribiendo a ti. Como diría Risto
Mejide, no lees hacia otro lado. Me estoy refiriendo a ti ¿sabes por qué demonios estás
en este mundo? ¿tienes una ligera idea de qué harás con tu vida?

Llevo muchos años haciendo esta pregunta a numerosas personas. Es una de las
preguntas que acostumbro a formular en mis cursos, talleres y conferencias. Ya sean
estudiantes adolescentes, universitarios, profesionales liberales, desempleados,
empresarios… la mayoría no saben qué responder a mi pregunta. Bien, de hecho yo
tampoco se qué contestar cuando me lo pregunto a mí mismo. Y créeme que lo hago a
menudo. Y esto que traigo mucho tiempo investigando y documentándome al respeto.

Si eres de los que lo tiene claro, que sabe perfectamente para qué ha nacido, mi más
sincera enhorabuena. Cómo decía el psicólogo norteamericano Abraham Maslow (más
conocido por su jerarquización de las necesidades humanas en una pirámide) “no te
preocupes si no sabes para que has nacido, si no sabes qué quieres hacer con tu vida.
Te puedo bien decir que es un logro muy poco habitual”.

Las personas afortunadas que lo han descubierto, la mayoría de ellas lo han hecho por
accidente. De repente, se les ha aparecido una oportunidad, una actividad que les ha
encantado y en la que se han encontrado como “pez en el agua”. En algunos casos, lo
describen como una especie de epifanía, como un momento mágico donde se los ha
hecho la luz en medio de las tinieblas. Pero la mayoría no tendremos esta suerte en
forma de revelación.
99
3. ESTRATEGIA

A los que no nos pase, sólo nos queda ir trabajando, ir probando nuevas actividades,
nuevas funciones hasta que encontramos realmente la más adecuada a nosotros. A mí,
personalmente, más que angustiarme el hecho de no conocer qué pinto en este
mundo, me atrae bastante este desconocimiento. Me anima a leer mucho, a probar
nuevas disciplinas y a buscar nuevos retos profesionales con cierta frecuencia. De hecho
me atraen mucho los retos, aquellas actividades que no conozco mucho. Me gusta
probarme en nuevos escenarios y a la vez, me aburren aquellas actividades que ya no
son tan nuevas para mí, que ya las sé hacer y podemos decir que tengo un cierto nivel.

Bien, te aconsejo que dediques tiempo a pensar qué haces en este mundo. Que traba-
jes al descubrir tus talentos, tus motivaciones, aquellas actividades donde puedes tener
más éxito, ser más feliz y aportar más valor en la sociedad. Hoy en día hay numerosos
test por Internet (algunos gratuitos y otros de pago) que te pueden ayudar en tu auto-
conocimiento. No obstante, el que te recomiendo mientras vas investigando es que
disfrutes del camino. No te centres tanto en el destino y piensa más en cómo estás
realizando este viaje. El cómo, es decir, la forma de hacer las cosas, tus valores, es esen-
cial para ir disfrutando de este trayecto mientras vas buscando tu destino, mientras
esperas que una epifanía te responda a estas preguntas tan trascendentales.

Si te gusta el cómo haces las cosas, seguro que irás encontrando retos que te acercarán
a tu destino. Y llegues o no a descubrir tu papel en el mundo, seguro que disfrutarás del
viaje y ayudarás a los demás. Céntrate en el cómo y seguro que encontrarás el qué. Y
acabo con la siguiente reflexión.

Dicen que los 2 días más importantes en la vida son el día que naces y el
día en que descubres por qué.

Mientras llega este segundo día, esforzado en que todos los días que has vivido, hayan
pagado la pena. Por qué como decía Steve Jobs “Si vives cada día como si fuera el
último, algún día tendrás razón”.

100
3. ESTRATEGIA

Que tu proyecto camine desde el principio


Jordi Collell - 19 enero, 2017

Imagen: Boris Smokrovic / Unsplash

Si crees que eres demasiado pequeño para marcar la diferencia es que


nunca has dormido con un mosquito en la habitación.
Proverbio africano

Lo primero es empezar con buen pie con tu proyecto


Ya tenemos una idea, un proyecto, un sueño que quieren tomar forma y hemos de dar
los pasos necesarios para que esto sea posible. Lo más importante es ponerse a caminar
sin demoras y sin complejos. De lo contrario puede ser que la oportunidad pase de
largo.

Los proyectos son iniciativas que desde su nacimiento se mueven en condiciones de


gran incertidumbre, por lo que hemos de dotarnos de las herramientas para hacerlos lo
más sencillos y comprensibles que se pueda. Esto no nos garantiza el éxito, pero sí que
nos pone en situación de empezar lo más rápido posible.

La herramienta
Nosotros recomendamos la elaboración de un modelo de negocio utilizando la herra-
mienta del lienzo o business model canvas que permite plasmar en un espacio reducido
toda la complejidad de un proyecto.

Se trata de plasmar en una hoja de papel, en un lienzo, nuestra idea como si ya fuera un
negocio y para ello se utilizan nueve apartados: Propuesta de Valor que ofrecemos ,en
que Actividades Clave se concreta y qué Alianzas debemos configurar. Clientes a los que
101
3. ESTRATEGIA

nos dirigimos, Relaciones que queremos establecer con ellos y a través de que Canales
queremos conseguirlos. Y para acabar abordamos los Flujos de Ingresos y la Estructura
de Costes.

Si conseguimos transformar el proyecto en un modelo de negocio ya tenemos hecha


una parte del recorrido.

Todo empieza y acaba en una propuesta de valor


Todo empieza con una propuesta de valor dirigida a un segmento de clientes con los
que entramos en relación a través de un canal online u offline estableciendo unas
relaciones determinadas. El inicio de un modelo de negocio y el primer objetivo es esta-
blecer de manera clara si lo que ofrecemos es realmente de valor para nuestro público,
si es realmente lo que quieren y sobretodo cuanto están dispuestos a pagar.

Validar el modelo con el público objetivo


Antes de enzarzarnos en gastos quizás vale la pena preguntar a nuestros clientes si las
hipótesis en que hemos basado nuestro modelo son consistentes. Fundamentalmente
las que se refieren a la propuesta de valor, los productos y las relaciones. Preguntar es
de sabios y ganaremos más de lo que creemos y hasta puede ser que nuestro modelo
crezca, os lo digo por experiencia. Y, por cierto, se trata de un trabajo interactivo de
co-creación que por algo estamos en la era 3.0.

Ir de menos a más
Siempre que sea posible hemos de empezar por la versión más simple de nuestra oferta
de manera que sean los propios clientes los que pida más al darse cuenta que lo que
hacemos les aporta valor. En lenguaje de las lean start up se llama producto mínimo
viable.

¿Y qué pasa si falla?


En un entorno clásico normalmente abandonamos porque fruto de la planificación
previa ya hemos invertido tanto que el cambio se hace complicado, en cambio, en una
mentalidad de lean start up cambiamos de rumbo, pivotamos, para tomar un nuevo
enfoque.
En los proyectos como en la vida la posibilidad de pivotar nos hace flexibles, adaptables
y capaces de evolucionar para tener éxito y no desaparecer.

Y, una vez más, te toca a ti


Ahora saca tu proyecto del armario, de tu cabeza o de la hoja de papel y conviértelo en
un negocio. Ya verás como nunca te arrepentirás.

102
4
Visibilidad

103
4. VISIBILIDAD

Las herramientas no solucionan


el problema
Guillem Recolons - 16 enero, 2017

Imagen: Felix Rusell-Shaw. Unsplash

Últimamente parece que sí no se habla de herramientas para resolver esto o aquello no


somos nadie. Veamos, si un fontanero no sabe cómo resolver un problema, por
muchas herramientas que lleve consigo no lo va a lograr.

La estrategia por delante de las herramientas


A veces presento planes en que la estrategia representa una parte fundamental, la gran
guía. Y curiosamente algunos clientes no están dispuestos a pagar por ella. Prefieren
pagar por la aplicación en planes de acción, es decir por el uso de herramientas.

Cualquiera puede usar una herramienta, no todo el mundo puede definir una estra-
tegia
Lo que nos da valor no es el uso de herramientas, ya que para ello podemos formarnos,
leer manuales, ver tutoriales en YouTube (adivino tu sonrisa). Lo que nos da valor, lo
que refuerza nuestra marca personal es el pensamiento estratégico. Y para eso no
bastan los tutoriales de YouTube.

¿Cúanto vale tu forma de pensar?


A menudo utilizo el símil del buen fontanero que al ver que una caldera de calefacción
a gas no funciona, sencillamente ajusta una tuerca. El cliente, estupefacto, se pregunta
por qué debe pagar tanto dinero por haber usado una llave inglesa en un acto de 30″.
El fontanero tiene la respuesta: usted no me paga por utilizar una llave inglesa en pocos

104
4. VISIBILIDAD

segundos. Me paga por saber cuál era la tuerca que se debía ajustar para resolver su
problema.

Nos pagan por pensar, por resolver problemas y por plantear oportuni-
dades.

No ajustamos tuercas, resolvemos problemas


Una de las dificultades de muchas profesiones es que a menudo se quedan con la expli-
cación del método y obvian la solución del problema.

Me pasa a mi, como personal brander. A veces dedico más tiempo a explicar en las
herramientas que emplearé para resolver un problema (algo imitable) que en la idea
diferencial que resolverá el problema y en las consecuencias (beneficios futuros) de esa
estrategia.

Una vez más, la propuesta de valor


No olvidemos la propuesta de valor, aquello que justificará que nos paguen más que a
otras personas (o que, sencillamente, nos elijan), y que tiene mucho que ver con la crea-
tividad, la planificación, el pensamiento estratégico. Nuestro método (herramientas)
nos puede ayudar a diferenciarnos, pero es vulnerable e imitable. Nuestra forma de
pensar es única.

Que tu primera impresión en las redes


no sea la última
Eva Collado Durán - 5 diciembre, 2017

Publicar una buena fotografía y una buena biografía supone el 90% de posibilidades de
poder contactar con alguien o de que nos siga en las redes sociales. No somos cons-
cientes de la importancia que tiene esto. No podemos olvidar nunca que nosotros
somos la comunidad de la que nos rodeamos. Si no nos identificamos, entonces es
imposible que nadie se identifique con nosotros.

La importancia de la biografía en las redes sociales


La biografía es la posibilidad de abrir una ventana al mundo para mostrar a los demás
en qué aportamos valor. Por ello es vital incluir en nuestra biografía la propuesta de
valor, es decir, aquello por lo que queremos ser reconocidos.

No podemos olvidar incorporar las etiquetas por las cuales queremos ser encontrados.
Optimicemos bien todos los caracteres que nos ofrecen en todas las redes sociales y
incluyamos los vínculos importantes a perfiles nuestros más completos, como un blog,
web,…. Una buena “bio” es esencial para generar tráfico hacia otros sites digitales
que nos identifican.
105
4. VISIBILIDAD

Imagen: Ray Hennessy on Unsplash

La fotografía ideal
La fotografía debe ser de medio cuerpo, y a ser posible ofreciendo la mejor de nuestras
sonrisas. Es más difícil seguir a una persona que esté con “cara de nada” que a una
persona que esté sonriendo. La calidad de la fotografía es muy importante; nada de
imágenes pixeladas, eso es algo que va muy en contra de nuestra marca personal. Mi
recomendación es que en todos los perfiles sociales haya la misma fotografía, ya que de
lo contrario nos pueden confundir con otra persona.

Errores clásicos con la fotografía


Hay multitud de anécdotas sobre fotografías que he visto en internet. Por ejemplo,
personas que salen con su pareja, como si nos fueran a contratar de dos en dos. Hay
gente que lo que hace es cortar la fotografía de la pareja pero en la cual se ven todavía
los dedos de la mujer en la chaqueta. Otro ejemplo son fotografías de alto contenido
erótico; tampoco es necesario aparecer con un gran escote.

Tenemos que imaginarnos para nuestra fotografía profesional cómo vamos vestidos a
un evento o cómo asistiríamos a una entrevista de trabajo. Y, sobre todo, siempre sin
perder nuestra esencia. Al final somos lo que somos.

Otro error gigantesco es NO publicar una fotografía, cosa tan espantosa como NO
publicar una biografía. Si no contamos nada sobre nosotros la pregunta es ¿para qué
estamos en las redes sociales?

Olvidémonos de hadas, gatitos ni nada similar. Aunque tengas un logotipo profesional


es mejor siempre poner una fotografía personal, ya que al final las redes sociales son
las personas que están detrás. La confianza se genera persona a persona, y eso no hay
que olvidarlo nunca.

106
4. VISIBILIDAD

Suelo aconsejar que nuestra imagen y biografía debería renovarse con una periodicidad
anual. Cuántas veces nos habremos encontrado una fotografía en Twitter de alguien
con 30 años cuando quizás ahora ronda los 60. Mala práctica.

Deberíamos evitar los selfies, los pelos al viento o fotografías con la orla universitaria. Si
veo una fotografía con una orla a esa persona no la contrataría para otra cosa que para
becario.

Comportamiento digital
Aspectos muy penalizados en la red como la agresividad, la exaltación ante un derbi de
fútbol, la sensibilidad en los temas religiosos o lo relacionado con sexo y política nos
pueden llevar a situaciones poco deseadas. Hemos visto en las redes sociales muchos
ejemplos de tweets o vídeos que se han compartido masivamente y que han afectado
la reputación de profesionales terminando incluso con sus carreras.

Hemos de ser fieles a nuestra marca personal, a nuestra manera de mostrarnos al


mundo, y no dentro un contexto de aceptación global sino de la aceptación de uno
mismo, de que nos sintamos identificados.

Algo que sucede muy a menudo al crecer en la red es el fenómeno del endiosamiento.
Es mejor mostrarse con los pies en el suelo y con una coherencia total y absoluta a nivel
de imagen y biografía. Hay que ser coherente y explicar lo que sabemos hacer, sino, se
nos verán como vendedores de humo.

No olvidemos que los primeros 7 segundos, lo que no nos entra por los ojos no entra
en nuestra comunidad. Utilicemos los mismos criterios de aceptación hacia nosotros
que los que utilizamos para los demás.

107
4. VISIBILIDAD

El blog ayuda a articular nuestra identidad


online
Guillem Recolons - 23 enero, 2017

Imagen: Sean Brown. Unsplash

Esta frase “el blog ayuda a articular nuestra identidad online” no es mía, es de Jordi
Adell, Profesor de Tecnología educativa en la Universitat Jaume I de Castelló y una auto-
ridad en entornos personales de aprendizaje (PLE, personal learning environment). Y no
puedo estar más de acuerdo.

Muchos anunciaron la muerte del blog


Mi blog personal data de 2007, y ya entonces empecé a escuchar augurios de su
desaparición como canal de comunicación personal esencial en la red. El blog que
estás leyendo, de Soymimarca, nació en 2010, y salvo un ataque de malware en 2015
que lo dejó KO durante 3 semanas, ha publicado sin parar y con buenos resultados. Pero
en pleno 2017 lo único que veo es que algunas redes sociales “imprescindibles” enton-
ces como Second Life, Fotolog, Tuenti, Orkut, Sixdegree y alguna otra han desparecido.
Mientras, plataformas blog como WordPress o Tumblr se han desarrollado de manera
espectacular, Blogger se mantiene y aparecen nuevas como Medium. El blog, señoras y
señores, no ha muerto. Pero sí ha cambiado la forma en que se “consume”.

“Si lo has leído en un blog, no te fíes”


Esta frase era una constante en la primera década de 2000. Como es obvio, la idea fue
patrocinada por los medios de comunicación tradicionales y sus versiones online. La
desconfianza hacia los blogueros se debía esencialmente a que los contenidos se basa-
ban más en opiniones personales que en hechos. Claro está. Para hechos están los

108
4. VISIBILIDAD

medios informativos. Y los blogs nacieron como espacios personales que, como dice
Adell, articulan nuestra identidad digital.

La cosa ha dado la vuelta. La falta de rigor atribuida entonces a los contenidos de los
blogs se atribuye ahora a los emisores de información: canales TV, radio, periódicos. Os
invito a ojear el resumen ejecutivo del Estudio de Confianza Edelman 2017. Se confía
más en una noticia aparecida en buscador online como Google o en un blog que en una
aparecida en la portada del mayor rotativo de tu país.

Confiamos en personas como nosotros


El mismo estudio de Edelman deja muy claro que confiamos en nuestros pares antes
que en fuentes oficiales, CEO’s, o en la Administración y la clase política. En este senti-
do, el blog personal actúa como un vector de opinión e información de confianza. No, el
trabajo del periodista no desmerece, en absoluto. Al contrario. El problema suele estar
en el sesgo que aplica la dirección editorial. Los blogs no engañan: el sesgo personal se
proyecta desde el primer día. Es la marca personal del blogger lo que nos atrae; su
forma de escribir, de criticar, de pensar.

Pocos medios oficiales hablan del ocaso de la prensa escrita, pocos hablan del estudio
de Edelman que cuestiona su confianza pública. Los bloggers lo hacen.

Crear y compartir información y opinión


Un blog es una casa virtual, que permite mostrar lo que pensamos que puede ser valio-
so para nuestro público. No está sujeto a los cambios de política y de condiciones de
servicio de las redes sociales. Permite comentarios sin límite de duración, y permite
compartir los contenidos de cada post en las redes sociales que cada uno crea oportu-
nas.

Tres ventajas del blog que muchos desconocen


No listaré las ventajas y desventajas genéricas de los blogs, hay mucho escrito sobre
eso. Pero creo que hay algunos aspectos fundamentales que influyen en nuestra meto-
dología de trabajo. Aquí van:

1- Un blog obliga a una disciplina. Nadie, conscientemente, abre un blog para abando-
narlo. Publicar es un ritual, y pide una disciplina, una frecuencia. No hay reglas,
puede ser una vez al día (Enrique Dans, Isra García), dos veces por semana (Andrés
Pérez Ortega), una vez por semana (yo mismo en mi blog personal), una al mes o
una al trimestre. Pero la cuestión es no faltar a la cita con tus lectores.
2- Un blog ayuda a encontrar contenidos de calidad en la red y fuera de ella. Esos
contenidos se pueden filtrar a través de diversas herramientas, como Feedly, Pocket,
RSS, Diigo, Google Alerts y muchas otras. Y con ello obtenemos referencias de valor
que nos ayudarán a plantear un contenido original. En el caso de este post, me ha
ayudado mucho un vídeo sobre Entorno Personal de Aprendizaje del ya referido
Jordi Adell (me llegó por referencia de Eva Collado) y, por supuesto, el referido estu-

109
4. VISIBILIDAD

dio Edelman. Pero no todo está en la red. A menudo recurro a bibliotecas para refor-
zar contenidos.
3- Un blog es una gran plataforma de networking. Lo sé, quizás te preguntes ¿qué
pinta el networking en esto? Mucho más de lo que parece. Si en un post hablas de
una experiencia con una marca, con una persona, con una prueba de producto o
servicio (un viaje, hotel…) estás generando conexiones (positivas, neutras o negati-
vas). Si quiero conocer a un Dircom (director de comunicación) de alguna compañía,
le puedo invitar a participar en una entrevista breve en el blog: el acercamiento es
más fácil.

¿Qué pasa con el blog corporativo?


El blog corporativo es una evolución natural del blog. Ahora se han normalizado, preci-
samente debido a la pérdida de confianza de los portavoces oficiales de las empresas,
pero hace solo 7/8 años eran atípicos. Yo los llamaba flog (falso blog), ya que los prime-
ros no iban firmados por autores sino que eran meras secciones de noticias bajo el
título de blog. A decir verdad, aun quedan muchos así, debido básicamente al miedo
(pánico) de algunos directivos a dar voz pública a sus profesionales, los auténticos trans-
misores de confianza de las empresas.

Por tanto, si tuviera que dar un consejo de amigo es que no lances un blog corporativo
si no dejas que tus profesionales de distintas secciones (no solo RRPP y comunicación)
aporten contenidos, los firmen y protagonicen los comentarios que puedan generar.
Como dice Arruda refiriéndose a las empresas, Your People Are Your Brand.

Hacia dónde van los blogs


No sólo no van a desaparecer, los blogs van a evolucionar en paralelo a la web semánti-
ca. En este sentido hemos ido viendo cada vez más imágenes, subtítulos, palabras clave,
y audios. Eso lo vaticinaba el ensayista Nicholas Carr hace 10 años en su artículo Is
Google making us stupid? donde afirmaba que la forma de leer los blogs era diferente a
una lectura tradicional: menos lineal, más conceptual, rápida y ágil.

No tengo blog ¿Es grave?


La primera razón para no tener y publicar en un blog es la falta de tiempo. La segunda
la falta de competencias digitales para gestionarlo. La tercera es que se desconoce su
utilidad. La cuarta es que no se sabe sobre qué escribir. Todas tienen solución si existe
la voluntad de tomar las riendas de nuestra marca personal. Para eso estamos los aseso-
res de personal branding.

No disponer de un blog es grave o no dependiendo de cómo este la salud de tu marca


digital. Si al buscar tu nombre o tu propuesta de valor en Google no apareces o apareces
mal, no tener blog es poco aconsejable.

A la inversa, un blog nos posiciona como especialistas en nuestra área de experiencia,


proyecta nuestra propuesta de valor y nos hace visibles en la red.

110
4. VISIBILIDAD

Hoy existen nuevas plataformas blog que no requieren inversión económica ni la aten-
ción de un blog propio. Por ejemplo, Pulse, el blog de Linkedin, en que cualquiera puede
escribir y llegar a miles de personas.

La decisión es nuestra. El blog sigue vivo, muy vivo, es el eje central de nuestro entorno
personal de aprendizaje y la ayuda principal para articular nuestra identidad online.

Entrenar la mirada para unir talento


y belleza (científica*)
María A. Sanchez - 30 marzo, 2017

Desde la adolescencia, somos muchas las personas que hemos crecido repudiando todo
cuanto se asemejara al artificio en la apariencia. Uniendo, inconscientemente, la igno-
rancia al embellecimiento.

Un claro ejemplo de esto fue el interesante diálogo que mantuve, días atrás, con una
jovencísima (y extraordinariamente madura) amiga, con la que estaba haciendo una
práctica de embellecimiento científico.

Me resulta insoportable esa línea artificial, sobre el ojo, que llevan


muchas amigas y compañeras de clase

Me decía, mientras yo le dibujaba una ligera sombra al final del párpado superior, para
contrarrestar la apenas perceptible línea descendente que se formaba al final de su ojo.

111
4. VISIBILIDAD

Como su expresión es de concentración / elucubración continua sus facciones, a pesar


de sus enormes y preciosos ojos claros, suelen muestran una seriedad que ‘aleja’.

En nuestro próximo encuentro, le animaré a ‘enmarcar sus palabras’ con un ligero color
labial, sin brillo, en los momentos en los que necesitara hacerse oír.

¿Crees que llegará a sentirse bien con esos toques de decoración facial,
tan nuevos para ella?

Me preguntaba una amiga y colega en esto de la formación en Imagen y Marca Perso-


nal. También ponente en el ‘Personal Branding Lab Day’.

‘Si –le respondí rotunda- solo tiene que hacerse las 200 fotografías que le he aconsejado
y seleccionar las 4 mejores, además de atreverse a mostrarse así ante algunos círculos
y recibir el ‘feedback’ de quienes la contemplen. Porque no van a detectar que va ligera-
mente maquillada, solo que ‘se le ve bien’. Porque lo que le he enseñado a hacer es a
transmitir la felicidad que lleva dentro. Ama la vida que lleva. Ahora se le nota que está
feliz y cuando trabajemos su verticalidad y aumente su flexibilidad al caminar, verás!’

El hecho de que exista tan marcado prejuicio en la unión de embellecimiento y talento,


se debe, en mi opinión, a que es difícil imaginar que una persona que cuida extremada-
mente su imagen, pueda invertir su tiempo leyendo a Nietzsche.

Sn embargo, nadie se asombra de que una persona pueda llevar una empresa, una casa,
tener dos hij@s pequeñ@s, tener una imagen impecable y cultivar su talento a la vez,
como mi querida (y no nombrada) amiga y colega.

Vaya una loa en este post al talento, las mujeres, las madres y la belleza científica!

112
4. VISIBILIDAD

Plan de comunicación personal:


¿Por dónde empiezo?
Guillem Recolons - 2 marzo, 2017

El plan de comunicación personal o plan de visibilidad es la última de las etapas del


Iceberg de la Marca Personal, la que conseguirá sacarnos del anonimato o potenciar la
impresión y difusión de nuestra marca. Podríamos decir que estamos ante la construc-
ción del tejado de la casa, lo que significa que antes habremos consolidado los cimien-
tos (autoconocimiento) y trabajado en la estructura central (estrategia personal). Si no
es así, no sigas leyendo, ya que lanzarte a comunicar sin saber qué decir es ir como un
pollo sin cabeza¹.

Plan de comunicación personal, esquema general

Infographics by Guillem Recolons / Shutterstock

Arrancando el plan de comunicación personal: Objetivo


Date cuenta que he escrito “objetivo” y no “objetivos”. En personal branding el objetivo
es uno: conseguir ser reconocido como… Por el momento no necesitamos recurrir a los
objetivos SMART, propios del área de comunicación online.

De manera que a modo de ejercicio, te propongo que rellenes las líneas de puntos:

113
4. VISIBILIDAD

Convertirme en un referente en …………………………………………………….. en la zona


………………………. y con la especialidad ……………………………. y basando mi propuesta de
valor en ……………………………………………………………………………………………………………………

Definiendo al público objetivo (target)


¿Recuerdas cuando trabajábamos el modelo de negocio? Ahí, en la columna derecha,
definíamos a nuestros clientes. Es lo que Osterwalder, creador del Business Model
Canvas, llama “segmentos de clientes”. En otras palabras, a quién ayudas con tu
propuesta de valor.

Aquí se trata de definir a quién nos dirigimos, qué segmentos son prioritarios. Se trata
de detallar a los que ya son clientes y a los que nos gustaría que lo fueran (potenciales).
A modo de ejercicio, escribe 10 empresas que te gustaría que fueran tus clientes. Eso te
ayudará a crear un plan para llegar a cada uno de ellos.

En clientes potenciales, es clave que una vez identificados, los prospectemos. Para ello pode-
mos utilizar directorios en papel, revistas sectoriales, directorios online, Linkedin, Twitter…

Prescriptores, socios clave, influencers…


¿Recuerdas cuando trabajábamos el modelo de negocio? Ahí, en la columna izquierda,
ahí definíamos a nuestros socios clave, las personas que nos pueden ayudar a llegar a
nuestros clientes, nos conocen. Pueden dar fe de que somos buenos en lo nuestro,
pueden recomendarnos, abrir puertas. Todos sabemos que es más fácil llegar a un
nuevo cliente a través de alguien que a “puerta fría”.

Vale la pena destacar que el mejor prescriptor es un cliente satisfecho, así que yo empe-
zaría por aquí, sin duda. La pregunta es muy sencilla:

En base a la experiencia que tuvimos trabajando juntos, ¿conoces a alguna empresa


en la que creas que puedo aportar valor?

Mensaje y contenidos, por eso te recordarán


Este capítulo ya debería estar preparado si has trabajado en la estrategia personal, la
segunda fase de trabajo del Iceberg. El mensaje viene determinado por la propuesta de
valor y por la definición del territorio de marca.

Propuesta de Valor
Para encontrar tu propuesta de valor te puedes hacer estás preguntas:

¿Cómo añado valor a mis clientes / accionistas / jefes / pacientes….?


¿Qué problema soluciono?
¿Qué necesidad puedo satisfacer?
¿Qué salen ganando si me contratan?
¿Qué ofrezco yo adicional, diferente?

114
4. VISIBILIDAD

¿Un ejemplo? “Puedo organizar un evento que aumentará el tráfico de clientes y tus
ventas”

Territorio de marca
Por su lado, el territorio de marca personal es un espacio competitivo donde concep-
tualmente nuestra marca personal tiene una serie de oportunidades. Definimos qué
lugar queremos ocupar en el mercado, cómo queremos competir, y con qué queremos
que se nos asocie. Por ejemplo, ¿qué espacio ocupa para tí BMW? ¿Tecnología, diseño
o experiencia? Y ahora pregúntate ¿Qué espacio ocupo yo?

Para definir el territorio de marca te aconsejo la lectura de este post de Iván Díaz
(Branzai), en el que también se apoya en los 12 arquetipos de Jung para definir un terri-
torio de marca personal.

Construcción del mensaje


Llegados aquí, podemos crear una estructura básica. Luego el trabajo es adaptarla a
distintos medios. Una fórmula puede ser

Mensaje = Nombre + Cargo + Empresa + Propuesta de Valor + Territorio


de Marca

Hola, me llamo ………………………………..………… soy ……………………… en la empresa


………………………… puedo conseguir que su negocio / marca alcance ……………………
………………………………………………………………………….. y baso mi método de trabajo en
…………………………………..…………………………………………………………………………………………….

Contenidos
Ahora se trata de crear un listado de los 5 temas principales de los que tenemos autori-
dad. Por ejemplo, si eres interiorista puedes hablar de análisis previos, de espacios, de
iluminación, de muebles, de experiencia, de colores…

Y lo más importante, se trata de crear un calendario y planificar esos contenidos en el


tiempo y en los medios. Hablaremos de contenidos con más detalle en un monográfico.
El tema lo merece. Recordemos que cada vez más nos recordarán por lo que creamos y
compartimos.

Medios
De nuevo ¿Recuerdas cuando trabajábamos el modelo de negocio? Sí, cuando definía-
mos los canales nos referíamos a eso, a los medios. Los que ya utilizamos (si tienen
éxito) y lo que no pero deberíamos. Por regla general aquí todo el mundo piensa en
internet y las redes sociales, pero hay vida fuera de internet, y recordemos que muchos
tratos se cierran con un apretón de manos real.

No se puede recomendar los mismos medios para todo el mundo. A un cantante de

115
4. VISIBILIDAD

rock, por ejemplo, Linkedin puede no aportarle gran cosa a priori. Por eso, para saber
qué medios elegir dependes de tres factores:

1- Qué medios llegan a tus clientes (afinidad). Es el punto clave. Si decides basar toda
tu acción de comunicación en Instagram y tus clientes son abogados senior, fracasa-
rás con seguridad.
2- Presupuesto disponible. Quítate de la cabeza que los medios como blogs y redes
sociales son gratuitos. Escribir este post me ha llevado tres horas, y time is money.
Si dispones de presupuesto puedes utilizar medios clásicos offline (escribir un libro,
aparecer en anuncios de radio, prensa, TV, exterior…), agencias de RRPP para apare-
cer en medios (formato redaccional). O medios online: banners, redes sociales,
web, blog, campañas social media…
3- Dominio del medio. Sería absurdo tratar de gestionar un blog sin competencias
para ello. Así que o descartas, o delegas o te formas. Y lo mismo con redes sociales:
No se te ocurra entrar en Twitter sin haber leído algún libro, que los hay. Y vigila si
quieres hacer vídeos “busto parlante” o a hablar en público sin haber pasado por un
especialista como Alicia Ro, Terry Mclean, Carles Lombarte o Elena Tecchiati.

Como este aspecto da para mucho lo abarcaremos en dos monográficos, uno sobre
medios offline y otro sobre medios online.

Un punto importante en comunicación online es definir objetivos S.M.A.R.T., recuerda,


Specific (Específico), Measurable (Medible), Achievable (Alcanzable), Result-oriented
(Orientado a resultados) y Time-limited (Fecha límite de ejecución).

Espero haberte animado a crear tu propio plan. Es un artículo muy breve, pero tienes lo
básico para empezar. Para adentrarte en el tema puedes leer el libro de Andrés Pérez
Ortega Te van a oir o el de Neus Arqués Tu plan de visibilidad +40.

¹Expresión by Eva Collado

116
4. VISIBILIDAD

9 claves para humanizar tu perfil


de LinkedIn y atraer más clientes
Fran Segarra Boza - 13 septiembre, 2017

UN PERFIL “ESTANDARIZADO” NO ES “SEXY”, NO ESTABLECE LAZOS. POR ESO,


QUIERO ENTREGARTE 9 CLAVES PARA QUE TU PERFIL SEA MÁS HUMANO Y TE
REPRESENTE.
No cabe la menor duda de que LinkedIn es hoy, la red social más importante en la que
tener un perfil profesional activo y encontrar oportunidades de negocio para ti o para
tu empresa. Pero tus posibles clientes, ya sean individuales o contactos en una organi-
zación (responsables de desarrollo de negocio, si quieres vender tu proyecto, responsa-
bles de selección, si buscas un empleo…) les importa bien poco un perfil perfectamen-
te optimizado, perfecto. Buscan a las personas que hay detrás de ellos. Por eso, quere-
mos entregarte 10 claves para que tu perfil sea más humano y te represente a ti, como
persona.

1- No pongas tu cargo o tu especialidad en tu nombre: Cuando naciste, tus padres te


pusieron un nombre, cargado de significado para ellos y para ti. Mantén esa magia,
mantén esa humanidad. Tú, tu nombre y tu marca personal, deben trascender la
importancia de tu empleo, cargo o producto profesional actual.
2- Céntrate en lo más visual: Fotos, videos, links con tus proyectos. Añade elementos
visuales a tu perfil de LinkedIn para que las personas que lo estén mirando, vean a la
persona que está detrás de él y se enamoren de sus proyectos.
3- Cuida mucho tu imagen de perfil: La imagen de perfil debe transmitir humanidad.
Está bien que quieras salir muy guapo y que la imagen sea de calidad, pero no te pa-

117
4. VISIBILIDAD

ses con su optimización. Cuidado con el Photoshop. Sé natural.


4- Comunica, comunica, comunica: Mantén un perfil lo más activo posible. Comunica
tus logros, tus experiencias, tus “fracasos” y tus aprendizajes a través de tu perfil. Un
perfil vivo transmite humanidad y frescura.
5- Humaniza tu “Extracto”: Además de incluir todo el valor de tu “expertise” en el
extracto, escríbelo de manera lo más humana posible. Cuidado con la optimización
para salir en el buscador. Hay una fina frontera que separa a una persona de un
“lorito” que repite palabras clave.
6- La coherencia: Además de tu perfil en LinkedIn, las personas que se interesen por
poder contratar tus servicios van a buscarte en las otras principales redes sociales.
Define una estrategia de comunicación de tu marca personal con la máxima coheren-
cia en los perfiles de todas las redes sociales en las que decidas participar.
7- Personaliza tus mensajes: Cuando invites a alguien a conectar a tu red o cuando
agradezcas a alguien por invitarte a formar parte de la suya, personaliza tus mensajes
al máximo. Interesate por su perfil. Aproxímate a la persona. Los negocios los cierran
personas con personas, no perfiles ni redes sociales.
8- Nunca, nunca, nunca hagas SPAM: No envíes mensajes de venta en las bandejas de
entrada de los perfiles de tus contactos en LinkedIn. Comparte contenido de valor,
mantén una mentalidad Inbound. Los clientes llegarán.

Con estos consejos, deberías conseguir que tu perfil conecte tu esencia con las perso-
nas que accedan a él. Un perfil real, hecho a base de aportar tu valor, crear opinión. Un
perfil perfecto no es “sexy”, no establece lazos. Sencillamente es un perfil perfecto
más. Tu perfil debe estar impregnado de tu marca personal.

Storytelling:Tu madre ¿entiende


tu actividad profesional?
Guillem Recolons - 29 noviembre, 2017

Suelo comentar en mis formaciones que no hay nada más difícil que explicar nuestra
propuesta de valor a nuestra madre, a nuestra hija teenager, y no digamos a un abuelo.

El storytelling o técnica del relato podría ser una buena fórmula. Las personas que no
conocen nuestro ámbito profesional tienen dificultades para ver exactamente qué
hacemos y cómo ayudamos. Contar una historia es lo que puede conectar y explicar
mejor. De acuerdo, pero ¿por dónde empezamos?

Parte 1. Hay un “marrón” que alguien tiene que detectar y resolver


Es es origen de la trama. Aquí creas algo de tensión. Logras la atención de tu madre o
hija teenager. Explica el problema (el marrón) de forma sencilla: “Los niños cada vez
son más obesos, no juegan en la calle como hacía yo” o “curar un cáncer avanzado es
todavía muy difícil”.

118
4. VISIBILIDAD

Imagen: Roberto Nickson on Unsplash

Parte 2. Explica con mayor detalle el por qué del problema


Sin tecnicismos, trata de identificar al culpable de la situación (el villano) y de ampliar
las causas y los efectos del marrón que se ha creado: “A los niños les gustan las frutas
y verduras, pero no las toman porque sus héroes prefieren hamburguesas, galletas,
bollos. La televisión e internet no ayudan, al contrario” o “las administraciones quieren
ahorrar costes y cortan la financiación de los programas de prevención, y al final el coste
es mayor y las consecuencias fatales”.

Parte 3. Explica tu viaje del héroe y lo que encuentra en el camino (customer jour-
ney map)
Ya has identificado el problema y el culpable. Ahora toca iniciar el recorrido para poner
una solución. Un recorrido no exento de obstáculos, en que definirás a los que te van a
ayudar a acabar con el problema, los medios que vas a emplear, los que no podrás
utilizar. Los nuevos enemigos que surgirán: “Hemos de convencer a las familias para que
incluyan 5 piezas diarias de fruta o verdura, y para ello deberemos convencer a las
administraciones para que inviertan en campañas TV en plena crisis” o “necesitamos un
informe concluyente para que los políticos entiendan que crecerá de forma insostenible
nuestra mortalidad y seremos la vergüenza de Europa”.

Parte 4. Prepara un final europeo (infeliz) y uno americano (feliz) para tu historia
Tu madre o tu hija necesitarán entender cuáles son las consecuencias negativas y posi-
tivas de tu trabajo. Ahí está tu principal mérito, tu propuesta de valor, tu forma única
de resolver el problema… o no. El enemigo es poderoso (burocracia, crisis, cambios de
políticos, tecnología…) y no siempre el resultado de tu trabajo es positivo: “La adminis-
tración cree que en este momento la obesidad infantil no es una prioridad, el programa
no tendrá fondos” o “Han entendido las consecuencias para la sanidad pública del

119
4. VISIBILIDAD

aumento de la obesidad y están dispuestos a asignar un pequeño presupuesto, y nos


piden que negociemos con las comunidades autónomas la parte restante”.

Enriquece con metáforas


Busca metáforas que ayuden a tu madre a entender el objetivo, tipo “obesidad infantil
cero” o “la prevención salva vidas y ahorra costes a todos”. Muestra también imágenes
que ayuden a entender. Facilita mucho la comprensión una infografía, unas fotografías
que comparen niños de los años 70 jugando en la calle en grupo y otros en solitario
jugando con una tablet en casa. Utiliza recursos como la comparación “¿recuerdas lo
que le pasó a la hija de Javier, el vecino?”.

Si tu madre lo entiende, has hecho un gran trabajo. Si logras la atención de tu hija


teenager hasta el final, te has ganado el cielo. Feliz relato.

Las 5 C’s de nuestra #marcapersonal en las


redes sociales
Guillem Recolons - 6 abril, 2017

Imagen: Matt Duncan / Unsplash

A menudo me preguntan por la importancia de nuestra marca personal en las redes


sociales. Yo creo que la cuestión se debería formular al revés: ¿Cuál es la relevancia de
las redes sociales en la gestión de nuestra marca personal?

Las redes sociales representan una excelente plataforma de comunica


ción omnicanal para la proyección pública de nuestra marca personal

120
4. VISIBILIDAD

Nunca he buscado un “empaquetado” de letras, acrónimos y cosas por el estilo, pero la


casualidad ha querido que los pasos para gestionar nuestra marca en las redes sigan la
regla de las 5 C’s.

Las 5 C’s de la gestión de nuestra marca personal en las redes sociales

1- Conocer
Las Redes Sociales nos permite saber qué es lo que interesa en nuestro sector de especia-
lidad. Por ejemplo, los grupos de Linkedin o las colmenas de beBee. También Twitter a
través de los hashtags es una excelente plataforma. Nos permiten seguir a las personas o
empresas de referencia, a través de herramientas como Feedly, por ejemplo. Y nos permi-
ten guardar y clasificar esa información a través de herramientas como Pocket o Evernote.

2- Compartir
Podemos compartir contenido propio, con una máxima: mejor poco y bueno. Y pode-
mos compartir contenido ajeno de valor que nos ha llegado a través de la etapa “cono-
cer”. Para ello, herramientas como Buffer o Hootsuite son excelentes para planificar
contenidos a una o dos semanas vista.

3- Conversar
Se refiere al famoso engagement, a interacturar con las personas que hemos definido
como clave en nuestro modelo de negocio: recomendaciones, comentarios, debates. Y
por otro lado se trata de contestar a quien interactue con nosotros, aunque no sea
persona clave, por pura cortesía. Agradecer no mata, y si lo hacemos en la vida real,
¿por qué no hacerlo también en las redes sociales?

4- Conectar
Las tres C’s anteriores, bien gestionadas, nos empezarán a posicionar como especialistas
en nuestra área, y ese (y no antes) es el momento de solicitar contactos a las personas
que en aquel momento sean potenciales clientes, o reclutadores, responsables RR.HH
de empresas… Siempre con mucha educación, con mensajes personalizados y sin avasa-
llar. Se busca calidad, no cantidad. Mejor 100 contactos de valor que 1.000 de bulto.

5- Controlar
Finalmente, necesitamos ir midiendo cuáles de las acciones que llevamos a cabo son
más eficaces y valiosas para los demás, y focalizar al máximo en ellas. Para ello existen
múltiples herramientas: Google Analytics si tienes web o blog. El Social Selling Index de
Linkedin, excelente herramienta de control de nuestra marca personal en esa red. En
Twitter puedes utilizar Twitonomy. Y en Facebook o Instagram (ambas de Zuckerberg)
puedes utilizar su propia estadística de medición.

Parece sencillo. Y lo es. Sólo requiere aprender a planificarlo. Y hacerlo. Y hacerlo. Y


hacerlo.

121
4. VISIBILIDAD

Cómo podemos conocer los contenidos


que nos interesan
Guillem Recolons - 20 abril, 2017

Imagen: Pixabay

Ahora entro de lleno en la etapa “Conocer”, la 1ª “C”. Debo advertir que presupongo
que antes de gestionar nuestra marca en las redes sociales ya hemos trabajado nuestra
área de autoconocimiento y de estrategia personal. No se trata de empezar la casa por
el tejado, y nuestra presencia en redes sociales debe responder a un objetivo claro y
definir dos públicos claros (clientes y prescriptores). Eso nos permitirá saber cuáles son
los medios más afines a estos públicos.

Fuentes de conocimiento
Libros / Ensayos
La forma de encontrar libros sobre la materia que nos interesa es múltiple.

• Si conoces el título, editorial o autor del libro, se trata de ir a un buscador como


Google, Bing, Yahoo, Youtube (sí, lo que lees).
• Si quieres descubrir algo sin conocer ni título, ni autor… buscaremos por tema. Poca
gente conoce el buscador de libros de Google: Se trata de ir al buscador, colocar la
palabra clave y buscar en el submenú libros. Así de sencillo. Por ejemplo, imagine
mos que buscamos “relato histórico” búsqueda libros Google

122
4. VISIBILIDAD

En este caso veremos cómo Google nos detalla un primer listado “sin pulir”. Si vamos al
submenú herramientas veremos cómo podemos afinar la búsqueda por otros criterios,
como tipo de libros (incluye gratuitos), tipo de documentos (libros, ensayos, revistas…),
fechas…
La tendencia, al ser Google la fuente, es que coloque en primer lugar los Google books,
pero eso se puede mejorar con los submenús.

123
4. VISIBILIDAD

• Otra opción si no conocemos autor, título… es acudir al gigante Amazon. Dará menos
resultados pero será muy efectivo para conocer qué títulos son los mejor valorados,
más vendidos…

Artículos de prensa, revistas…


• En este caso el funcionamiento es parecido al caso anterior. Depende de si conoce-
mos datos o sencillamente hacemos una búsqueda por tema.
• Si buscamos el tema en Google, debemos hacer clic en la sección “noticias”, y ahí nos
aparecerá lo relacionado con artículos. En el caso de “relato histórico”, el resultado
sería éste.
• Google Alerts: Es una herramienta gratuita muy práctica que funciona muy bien para
contenidos “oficiales”. En cambio, es nefasta para encontrar contenidos de blogs
personales (asignatura pendiente de Google). La ventaja de Alerts es que sí la
búsqueda es continua nos ahorra el tiempo de buscar y nos envía un correo cada vez
que se publica un contenido.

Artículos de blogs personales o corporativos


Aquí la cosa se complica, pero afortunadamente existen herramientas maravillosas que
nos traen estos contenidos con mucha precisión y a tiempo real.

Tenemos, por un lado, las redes sociales, y aquí tanto los grupos de Linkedin o las colme-
nas de beBee (red profesional obligatoria, por cierto) son excelentes lugares donde
podemos encontrar material fresco, leerlo, recomendarlo, comentarlo y compartirlo. Lo
único que debemos hacer es hacernos miembros de esos grupos o colmenas afines a lo
que nos interesa, y decidir si queremos que nos envíen un correo por cada contenido
nuevo (no es mi opción) o ser nosotros quienes visitemos esos grupos (más vale pocos
y buenos) una vez por semana para ver qué se cuece.

Por otro lado está una herramienta para mí indispensable, Feedly, que nos permite
encontrar los mejores blogs de cada tema (en versión PC o smartphone) y clasificarlos
por subtemas. No nos envía correos (cosa que yo agradezco) sino que cuando queremos
buscar contenidos, abrimos la aplicación y los encontramos todos agrupados.

Por supuesto, también está la opción de suscribirse a cada blog individualmente vía
correo electrónico. Si no tienes sobredosis de correos, es una buena opción.

Vídeos
Google es una gran fuente, ya que como recordamos adquirió YouTube hace unos años.
La forma de buscar puede ser desde el buscador Google + Vídeos (muy completo) o
directamente desde las aplicaciones YouTube, Vimeo… En nuestro caso de relato histó-
rico el resultado sería este.

Infografías
Para encontrar infografías tienes dos opciones, buscarlas en Google o no perder el
tiempo e ir a visitar con urgencia el perfil de Pinterest de Alfredo Vela.
124
4. VISIBILIDAD

Búsqueda por hashtags


Si ya estás en redes sociales, habrás visto que los #hashtags que inicialmente popularizó
Twitter se van imponiendo en el resto de redes. Son especialmente útiles en Twitter,
Google + e Instagram, pero otras redes como Facebook o Linkedin están mejorando la
experiencia en este tipo de búsqueda. El funcionamiento es sencillo: ir al buscador de
cada red y colocar #palabraclave. Por ejemplo, si buscamos en Twitter (quien más desa-
rrollada tiene esta búsqueda) la palabra #relatohistorico nos dará resultados en tweets
de texto, personas, vídeos, noticias, transmisiones (Periscope). Información de gran
valor.

¿Dónde guardar esos contenidos en la nube?


Hay múltiples plataformas para hacerlo, pero las dos que mejor organizado lo tienen
son Pocket o Evernote. Recomiendo este tutorial para Pocket y este otro para Evernote.

Cómo programar y compartir contenidos


en las redes
Guillem Recolons - 27 abril, 2017

Ahora es momento de desarrollar el “Compartir”.

Qué y cuánto compartimos


El qué compartir lo tratamos en la anterior publicación de esta serie, la de conocer las
fuentes de contenidos.

Es interesante seguir la regla de la aportación de valor. En pocas palabras, viene a decir


que deberíamos contar hasta 10 antes de compartir un contenido, propio o ajeno, y
preguntarnos si va ser de utilidad para algunos de los públicos que hemos definido en
nuestro modelo de negocio.

También resulta eficaz aplicar la regla de la calidad. Más vale poco y bueno que mucho
y mediocre. Bombardear las redes sociales puede resultar contraproducente. Hay casos
y casos. Yo no publicaría el mismo post en Linkedin, por ejemplo. Pero Twitter sí permite
la repetición al tener un “timeline” real (lo que vemos en el muro de Twitter sigue un
estricto orden cronológico, cosa que no pasa en otras redes).

Cuándo compartimos
Cada profesional debe establecer su propia periodicidad de publicación. No existe una
regla al respecto. Si te dedicas al marketing digital, es normal ser muy activo en tus
publicaciones, ya que parte de tu prestigio dependerá de ello. Pero si eres miembro del
consejo de un banco, las cosas cambian; aquí valdría con compartir algún contenido al
mes. Entre medio hay una gran variedad de formatos.

125
4. VISIBILIDAD

Desde luego, hoy existen herramientas que nos dicen cuáles son los mejores días y
horas para compartir contenido en función de nuestro historial con cada red social. Este
es un punto especialmente importante, nos hace preguntarnos ¿a qué hora visita con
más frecuencia cada red nuestro público objetivo?

Las herramientas que nos dan pistas sobre mejores días y horas para compartir son
muchas, pero aquí destaco algunas:

• Buffer. En su versión de programación automática buffer decidirá las mejoras horas,


pero no los mejores días. Para Buffer todos los días son laborables.
• Hootsuite. Esta herramienta también programa las mejores horas, y lo hace en
función de la historia propia nuestra. Eso sí, no le gustan los domingos.
• Twitonomy: Exclusiva para Twitter, la herramienta nos da una precisión matemática
sobre mejores días y horas para publicar en base a nuestra historia de las últimas
semanas.
• Klout: Una función que se utiliza poco del medidor de influencia online Klout es la
posibilidad de seleccionar contenidos afines y programar en las mejores horas. Aquí
un ejemplo:

Las mejoras horas para publicar varían además en función de cada red social y cada
modelo de negocio (B2B o B2C). Más información y muy buena sobre este punto en el
blog de José Facchin.

Programar la publicación de contenidos


Una pregunta muy habitual que me hacen asistentes a formaciones o clientes es ¿de

126
4. VISIBILIDAD

dónde sacamos el tiempo para gestionar las redes sociales? Hay fórmulas para programar
(automatizar) la publicación de contenidos a una o dos semanas vista (y más en cuentas
premium). Yo dedico una o dos horas los viernes por la tarde y dejo la semana programa-
da en Linkedin y Twitter. Pero se puede programar en prácticamente todas las redes.

Las herramientas mencionadas anteriormente Buffer, Hootsuite y Klout permiten esta


función. En Buffer es más fácil adjuntar imágenes y utiliza un recortador de enlaces de
forma automática (muy práctico). Hootsuite es muy interesante para programar pero
también para encontrar contenidos buscando hashtags. Klout es muy interesante como
herramienta de programación pero cuesta incluir meciones al autor de cada artículo.

Además, Facebook permite esta función en páginas corporativas dentro de la misma


aplicación. No sugiere las mejores horas pero permite un programación de posts sin
prácticamente límites.

Mencionar al autor y la fuente, siempre!


Las reglas de etiqueta de la vida real tienen su espejo en el ámbito digital de las redes
sociales. Es obligado, bajo pena de prisión, mencionar siempre al autor de contenido y
la fuente en que hemos encontrado el mismo. O al menos una de las dos. No hacerlo es
feo, ya que puede presuponer que un contenido ajeno es propio. Sólo hay una excep-
ción a esta sugerencia: cuando el contenido es nuestro no es necesario mencionar al
autor (pero sí la fuente).

Ojo con etiquetar a todo el mundo cuando compartamos un contenido. Hace pocos
días, Sílvia Saucedo trataba en su blog esta mala costumbre de etiquetar a influencers
en cada publicación. Se puede etiquetar a alguien por alusión, pero no por spam o
costumbre. El libro Marca eres tú de Eva Collado también trata ampliamente el tema del
protocolo digital.

En resumen, podemos compartir contenidos propios, con una máxima: mejor poco y
bueno. Y podemos compartir contenido ajeno de valor que nos ha llegado a través de la
etapa “conocer”.

127
4. VISIBILIDAD

Conversar en la red, o cómo pasar del


“estar” al “ser”
Guillem Recolons - 4 mayo, 2017

Ahora es momento de desarrollar el “Conversar”.

Conversar en la red, la 3ªC de nuestra gestión de marca personal en las redes sociales
Suelo decir que nuestra presencia en las redes no tiene valor si no le damos esencia.
Estar no vale, hay que ser. Estar es un mero trámite, es para que encuentren tu perfil.
Pero poco más sabrán de ti. Tu huella emocional se consigue conversando.

Los mercados son conversaciones. Ahora hemos visto que eso es cierto
La predicción de los visionarios Levine, Locke, Searls y Weinberge se ha cumplido. Ellos
fueron los autores del Manifiesto Cluetrain en 1999, antes de que aparecieran las redes
sociales.

Los mercados son conversaciones porque detrás hay seres humanos, no simples secto-
res demográficos. Si en el capítulo anterior decía que compartir puede posicionarnos
como especialistas, conversar es lo que nos hace personas, seres humanos. La red cola-
borativa ha permitido que los mensajes corporativos tengan al fin feedback, nuestro
feedback. Los mensajes publicitarios ya no son unidireccionales, ya que podemos
contestarlos, compartirlos o criticarlos. Y las empresas lo tienen muy en cuenta, moni-
torizando constantemente la reputación de sus marcas y directivos.

Las conversaciones nos humanizan y nos hacen memorables


Conversar en la red es el complemento de compartir contenidos. Pero a la inversa:
opinamos, recomendamos aquello que nos llama la atención, que nos rechina o de lo
que estamos de acuerdo. Es posible que se creen robots para recomendar entradas en
Facebook o Linkedin o Twitter. Pero ningún robot -de momento- podrá mantener un
chat con nosotros. Todo lo que esté fuera de los cálculos matemáticos y de probabilida-
des es subjetivo, y esa riqueza de la subjetividad es patrimonio humano.

Algo más que cortesía o “netiqueta”


A menudo la conversación la empieza otra persona, que nos coloca un comentario en
algo que hemos creado o compartido. El protocolo dice que si se cumplen las formas, se
debería contestar siempre. Pero yo lo elevo por encima del simple protocolo: se trata de
una cuestión de sentido común y de oportunidades. Me ha pasado muchas veces que a
raíz de un hilo de conversación ha seguido peticiones de contacto de gran valor.

Una cuestión de estilo


Dejemos por un momento de ver las redes sociales como un mal necesario y cambie-
mos el prisma hacia una oportunidad. Una oportunidad de conversar en la red con
personas de ideas afines de cualquier parte del globo, a tiempo real o de forma asíncro-

128
4. VISIBILIDAD

na. Eso, querid@s lector@s, no lo podíamos hacer hace 15 o 20 años. Y además nos
permite imprimir nuestro estilo, nuestro ADN de marca.

Trols > Con ellos mejor olvidarlo


Hay ciertas conversaciones que es mejor evitar. Llamo troll a todo individuo que no se
identifica y utiliza una identidad falsa. Si entramos en los comentarios de cualquier noti-
cia de un diario digital, veremos que el 80% de los comentarios (por cierto, muy airados)
son de perfiles inventados. En Twitter abundan. Yo no sé vosotros, pero conversar en la
red con alguien al que no le veo la cara ni sé su nombre, su relato, no me llena. Un
consejo: no perdáis tiempo. Suelen ser provocadores y siempre, siempre, siempre,
creen estar en posesión de la verdad absoluta; lo mejor es ignorarlos.

La semana que viene hablaré de un aspecto clave de la proyección de nuestra marca


personal en redes sociales: conectar, algo que ya conocemos como networking.

Pasamos a la acción:
es momento de Conectar
Guillem Recolons - 11 mayo, 2017

Nos acercamos a la hora del networking, con la “C” de CONECTAR.

Conectar (Networking), la 4ªC de nuestra gestión de marca personal en las redes


sociales
Ya nos hemos informado sobre los contenidos a través de la 1ª C, hemos creado un posi-
cionamiento con la 2ª C, hemos demostrado que no somos robots con la 3ª C. Estas tres
C’s, bien gestionadas, actúan como foco de marketing de atracción (no empujamos,
atraemos) y nos empezarán a generar imagen referente en nuestra área. Ese (y no
antes) es el momento de solicitar contactos a las personas que en aquel momento sean
potenciales clientes, reclutadores, colaboradores, proveedores, responsables RR.HH de
empresas…

Pregúntate qué puede aportarte cada contacto


Antes de salir “a la caza” del contacto es importante entender que por encima de todo
son personas. Vale la pena contar hasta 10 y preguntarte qué puede aportar cada uno.
Yo lo gestiono de esta manera:
1- Profesionales de los que puedo aprender y a los que vale la pena seguir
de cerca

2- Profesionales a los que puedo aportar valor en un futuro

3- Socios clave que pueden ayudar (será recíproco) a llegar a empresas o


contactos clave

129
4. VISIBILIDAD

4- Potenciales clientes, personas a las que hoy ya podría resolver un problema

Particularidades por redes sociales


Linkedin (también vale para BeBee)
La manera de identificar a los contactos es sencilla:
• Los mejores: Personas que han interactuado con nosotros, compartiendo un conte-
nido nuestro o comentándolo (una recomendación simple es demasiado débil). Ahí
se trata de entrar en los perfiles y ver cuál de las 4 categorías anteriores pertenece
cada uno. Entrar en su perfil y solicitar la conexión con un mensaje personalizado, ya
que tiene más probabilidades de éxito. Los anglosajones llaman a este tipo de
contactos hot prospects, porque han mostrado un interés previo y su predisposición
a aceptar la conexión es mayor.
• Los desconocidos pero interesantes: Fíjate que cuanto compartes un contenido en
Linkedin (propio o ajeno) dispones de una estadística que te aporta estos datos:
• Qué empresas han visualizado más tu contenido: aquí vale la pena entrar
en el perfil de la empresa e identificar al responsable del área que podría
ser tu cliente, colaborador… y contactar
• Qué perfil de personas (a través del cargo de su trabajo actual) han visto el
contenido
• De dónde procede tu audiencia
• De qué fuente procede el contenido
• El peso de audiencia de contactos de 1er nivel (contactos ya reales) o de 2º
nivel (potenciales)
• Los que han visto tu perfil y son contactos de 2º o 3er nivel, es decir, potenciales. En
este caso se trata de evaluar a cuál de los 4 perfiles corresponde y enviar una invita-
ción personalizada que corresponda.

Twitter
En Twitter podemos seguir a quien queramos, pero solo podemos enviar mensaje direc-
to a quien seguimos y nos sigue. La manera de identificar hot prospects en esta red es:
• Los RT o que comparten un contenido directamente desde nuestra red: Si no los
seguimos, vale la pena hacerlo. Los likes son demasiado débiles como para presupo-
ner un interés. Aquí no se lleva el mensaje personalizado, y francamente, no soy
partidario de enviar mensajes directos automatizados. Prefiero personalizar: “Gra-
cias, Juan por seguirme, estoy seguro de que…”
• Los que nos envían mensajes directos no automatizados y que podamos valorar
como interesantes. De hecho ya son contactos, y hemos de valorar si damos un paso
más y pedimos teléfono o correo electrónico (a diferencia de Linkedin, en Twitter no
disponemos del email de nuestros seguidores).
• Listas: Indagar en qué listas nos han incluido, son fuente de posibles contactos. Crear
nosotros listas incluyendo a personas de cada categoría (pueden ser secretas).

130
4. VISIBILIDAD

Facebook
No es cierto que Facebook sea una red exclusivamente personal. Cada vez más se está
llenando de contenido profesional, por lo que la primera decisión a tomar es si nos abri-
mos al networking profesional o no.

Facebook requiere, como Linkedin, contacto mutuo para acceder a los mensajes direc-
tos de Messenger. Si decides compartir contenidos profesionales en esta red, fíjate en
quién comparte, comenta o interactúa y a partir de ahí puedes solicitar contacto en
función de las cuatro categorías mencionadas anteriormente.

Prepara un mensaje personalizado, un Social Media Pitch


Es importante que en aquellas redes que lo permitan (Linkedin y BeBee) personalice-
mos el mensaje. No sólo por aumentar las posibilidades de éxito, también para dejar
claro desde el primer momento qué tipo de relación pueden esperar de nosotros.

En este sentido, te invito a crear cuatro plantillas de mensaje de contacto en base a los
cuatro tipos de relación que hemos mencionado anteriormente. Recordemos que los
del grupo 4 son los que requieren un discurso (social media pitch) mejor pensado y
estructurado. Son el grupo más difícil pero el que antes puede dar conversión. Eso no
significa que una vez aceptado el contacto les bombardeemos con ofertas a las pocas
horas del noviazgo.
Esencial: en cada mensaje solicitando el contacto tener en cuenta el protocolo: idioma
de la persona, tipo de relación (usted o tú), mencionar el nombre o el apellido, dejar
claro el objetivo de la conexión, pedir directamente formar parte de su red y despedirse
formalmente. El que quiera puede adjuntar su teléfono o email junto a la firma. Yo no lo
hago, pero no me parece mal.

Construye agenda
Conectar no es coleccionar. Mejor pocos, enfocados y buenos que muchos y dispersos.
Están para ayudarnos en nuestra estrategia personal (y nosotros en la suya), y por ello
es importante ir creando una agenda por tipos, y acordarnos cuando sea el momento
de pedirles algo. Puede ser invitarles a un evento, a visitar una web, a quedar para
tomar un café, reunión…

Paciencia: Roma no se construyó en un día


Ya tenemos una agenda de valor creada. Hemos de ser pacientes. Al conectar, muchas
personas verán más nuestros contenidos e interacciones, la relación se irá creando poco
a poco. Ahora nos queda algo importante: controlar (o medir), la 5ª y última C de nues-
tra proyección de marca personal en las redes sociales. Te espero en una semana.

131
4. VISIBILIDAD

Cómo CONTROLAR si tu actividad en las


redes funciona
Guillem Recolons - 18 mayo, 2017

No hay forma de saber si lo que hacemos funciona sin medir, sin controlar.

Controlar, la 5ªC de nuestra gestión de marca personal en las redes sociales


¿Cómo saber si todo lo que hacemos en nuestras acciones de marketing personal
funciona? La antigua usanza dice que si entra dinero y clientes, todo va bien (y vicever-
sa, claro). Pero hoy, además de estos indicadores tan reales, disponemos de herramien-
tas que pueden facilitarnos el trabajo de comprobar si los KPI’s que nos fijamos en su
día se está cumpliendo.

Hace algún tiempo escribí un artículo sobre indicadores de progreso en la gestión de tu


marca personal. No me desdigo en absoluto, lo mantengo. Ahí diferenciaba lo que son
los indicadores de bienestar de los de vanidad.

Pero a efectos de las 5C’s de gestión de nuestra marca en las redes sociales, trataré de
ser algo más específico con las herramientas de medición.

Medir la eficacia en Twitter


Twitter es mi debilidad, no voy a negarlo. A pesar de su complejidad y de las muchas
cosas que se pueden medir, las personas tienden a usar una sola vara: el cambio en el
número de seguidores. A mi juicio, desde una perspectiva de personal branding, el
mejor indicador de Twitter es la cantidad de listas en las que nos han incluido, ya que
eso significa que nos están convirtiendo en referentes en una especialidad, uno de los
objetivos de marca personal. Dicho esto, ahí van algunas herramientas para medir inte-
resantes:

Social Bearing: Una sorpresa agradable. No necesitas registrarte y te da información de


mucho valor y muy bien explicada. Es más que un buscador, más completo que Twitter,
para encontrar rápidamente tweets, perfiles afines a tus intereses, seguidores de una
cuenta, datos analíticos, etc.. Por ejemplo, un vistazo a mi cuenta en los últimos días
tiene esta pinta:

132
4. VISIBILIDAD

En la sección @Handle puedes analizar el perfil de cualquier usuario de Twitter, no solo


el tuyo. En la sección Tweets puedes analizar el comportamiento de #hashtags, colocar
palabras o títulos de post y ver quién interactúa. La sección Geo es especialmente para
geolocalizar #hashtags o tweets en una localidad, en un radio de Km y en un tiempo. En
People puedes localizar los perfiles más asociados con una palabra clave. En Followers
puedes ver no sólo quién te sigue, sino, por ejemplo, ordenarlos por número de listas,
una variable clave de influencia. Lo mismo tendrás en Friends, pero de las personas a las
que sigues.

Twitonomy Interesante para conocer muchos datos, pero de un vistazo puedes ver en
cuántas listas te han incluido (a ti o al perfil que coloques). Otro dato a tener en cuenta
es un gráfico sobre cuáles son las mejores horas y días de la semana para publicar en
función de tu historial reciente de los últimos meses.

Twitter analytics. Es el de la casa, muy completo. En la barra superior, te da una primera


idea de tu evolución en 5 parámetros: Tweets, impresiones de tweets, visitas al perfil,
menciones y seguidores. Luego te muestra gráficamente los tweets destacados de los
últimos meses en base a: tweet principal, mención principal, seguidor principal y tweet
con contenido multimedia.

Linkedin: controlar tu evolución en la red


Aunque Twitter sea mi red favorita, sin duda Linkedin es la que me ha traído más clien-
tes y mejores contactos. Para qué negarlo. Es un excelente escenario para la proyección
de nuestra marca personal, tanto por sus posibilidades de networking, su riqueza de
contenidos (grupos Linkedin), la posibilidad de captar talento y de poder seguir de cerca
a líderes y a empresas.

Social Selling Index (SSI). Es la herramienta de herramientas. Permite conocer un índice


de 0 a 100 y ver su evoculción en el tiempo en base a cuatro parámetros:

133
4. VISIBILIDAD

• Establecimiento de marca profesional (25 puntos sobre 100)


• Encontrar a las personas adecuadas 25/100
• Interactúa ofreciendo información 25/100
• Crea relaciones 25/100

Además tiene otra ventaja: Es tuyo y sólo tuyo. Nadie puede acceder a tu SSI (y obvia-
mente tampoco tú puedes ver los de otros.

Otros indicadores: número semanal de solicitudes de contacto entrantes, porcentaje


de visitas a tu perfil, invitaciones a grupos, interacción con tus publicaciones, recomen-
daciones recibidas en un año, validaciones recibidas, tráfico generado hacia tus sitios
web…

¿Se puede medir la eficacia en los perfiles de Facebook?


La respuesta es: poco. Facebook ofrece muchos indicadores para las páginas, pero
apenas el número de amigos para los perfiles personales. Existe, de todas maneras, una
herramienta llamada Wolfram Alpha, que da ciertas magnitudes de un perfil personal.

WolframAlpha Analiza histórico de publicaciones, nube de etiquetas, gráficos por hora-


rio, fotos por interacción, gráficos con información sobre nuestros amigos… En general
es bastante prensa rosa, no es una herramienta que nos permita conocer con detalle
gráficos de la evolución de nuestra eficacia en la red.

Otras redes sociales


No quiero extenderme demasiado con todas las redes, pero ahí van algunas ideas.
• Está claro que YouTube es muy importante, aunque desgraciadamente se utiliza poco
en marketing personal. En YouTube no solo cuentan los subscriptores, también las

134
4. VISIBILIDAD

visitas al canal los likes (y dislikes) y los comentarios. Una herramienta sencilla de
medición es YouTube Analytics.
• En Instagram las herramientas de analítica están pensadas para empresas, la única
forma de saber si nos ha ido bien ahí es a través de los comentarios de cada publica-
ción, los likes, reproducciones de vídeo, y claro, evolución del número de seguidores.
• Para Pinterest os dejo este excelente post de Vilma Núñez con las principales herra-
mientas de análisis.

¿Tienes blog o web? Pues hay muchas formas de medir la eficacia


Aquí hay multitud de herramientas que permiten medir indicadores. Desde los indica-
dores de visitas, tiempo de lectura, procedencia de las visitas y comportamiento hasta
indicadores sobre si el SEO es el adecuado o es mejorable.

Google Analytics. Es la superherramienta de métricas de cualquier web o blog (excepto


los de hosting gratuito). Mide parámetros como:

• Audiencia: visitas nuevas o reincidentes, países, idioma, sistema, edad, sexo,


intereses.
• Adquisición: visitas directas, de busqueda orgánica, de campañas AdWords, de
redes sociales, de campañas email, de otras webs…
• Comportamiento: contenidos más vistos, velocidad del sitio, búsquedas en el
sitio…
• Conversiones: muy práctico en webs ecommerce, mide las visitas que se con-
vierten en dinero

SeoQuake. Se trata de una extensión de Chrome o Firefox que nos da toda la informa-
ción relevante sobre el estado del posicionamiento orgánico de una web.

Semrush. Potentísima herramienta que mide el SEO pero especialmente es interesante


midiendo las palabras clave (Keywords).

Una forma particular y poco ortodoxa de controlar tus resultados


Esta es mía: Tiempo dedicado a la semana (en minutos) dividido por leads = Índice R (de
Recolons) de eficacia de nuestra actividad profesional en internet. Por leads entende-
mos conexiones que pueden materializarse en contratos, fichajes, o el tipo de conver-
sión que cada uno elija.

Con la 5ª C de controlar acaba esta pequeña saga sobre las 5 C’s de nuestra proyección
de marca personal en internet y las redes sociales. Ha sido un verdadero placer,
amig@s.

135
5
Mujeres con marca

136
5. MUJERES CON MARCA

Ella…. transformó su llanto


en más Reinvención
Raquel Gómez Hernández - 9 agosto, 2017

Imagen: Isabel Allende

Reinvención por encima de la angustia y la edad

No soy una celebridad, soy una mujer que vende libros… Vivo en una
casa chiquita con mi perra. No hay glamour, solo trabajo. Y lo que me
ha salvado en la vida es mi capacidad de imaginación…

Así habla la autora Hispanoparlante más leída a nivel mundial y una de las novelistas
más exitosas de Latinoamérica, con un registro de mas de 12 libros escritos, y trabajos
traducidos a más de 30 diferentes idiomas y ventas que superan los 50 millones de
ejemplares que se han adaptado a películas, óperas y hasta ballets.

A propósito de este mes de Agosto , dedicado a Mujeres que dejan Marca, me siento
muy inspirada hablando de la gran escritora Chilena Isabel Allende quien además cum-
plió años el pasado 2 de Agosto y de la cual siento profunda admiración.

A sus 75 abriles esta gran Mujer no deja de sorprender al mundo y a todos los lectores
que hemos seguido su carrera. Isabel Allende es una mujer de quilates. Como ella
misma lo afirma, los acontecimientos más importantes de su vida no están en sus
biografías, por que esos momentos sucedieron en la cámaras secretas de su corazón. Y
es precisamente ese lado humano que quiero resaltar de su historia inspiradora por que
nos deja perplejos su capacidad para levantarse aun de lo peor.

137
5. MUJERES CON MARCA

A Isabel Allende la vida la ha puesto a prueba muchas veces. Como ella afirma sin
tapujos, todo lo aprendido ha sido del esfuerzo, y del dolor empezando por el abando-
no de su padre siendo una niña, sus dos divorcios, y su dolor mas inmenso : la muerte
de su hija Paula hace 25 años. Aun así , Isabel , afirma sin dudar en sus entrevistas , que
de todo lo que le ha sucedido , le ha quedado una lección bonita y su actitud imparable
de energía, solo se detiene para respirar muy hondo y sentir gratitud e ilusión por lo que
planea seguir construyendo cada día .

Releer a Isabel Allende en la historia de su dolor más inmenso, es un ejercicio infinito de


reflexiones que tocan las fibras mas delgadas de nuestro ser.

Hace pocos días, tuve en mis manos una de sus mas recientes entrevistas en las que La
autora recuerda cómo la muerte de su hija Paula por varios años le produjo un senti-
miento profundo de fracaso. Así como lo leen… Una mujer como Isabel, enseñada a
resolver y encontrar salida a los problemas mas grandes, se había sentido desafiada por
la vida, al no poder solucionar lo que para cualquier madre del planeta resulta la causa
de dolor más indescriptible: una enfermedad incurable que termine con la vida del ser
mas amado, un hijo. Una prueba de dolor que no solo la motivó a escribir un libro en
honor a su hija , convertirlo en best-seller y reconocer al mundo con tremenda humil-
dad que lo peor ya le pasó y que después de eso nada puede partirle más su corazón.

La prueba de pruebas también construye. Allende sin alardear de su grandeza, recono-


ce después del dolor y la aceptación de lo inevitable, que el Amor es lo único que final-
mente queda e importa en la vida. Ese que damos con entrega absoluta.

Por encima de sus logros, hoy afirma que lo más significativo en su historia no son sus
libros, sino es el amor que comparte con su familia y gente cercana y por sobre todo las
formas en que trata sin tregua de ayudar cada día a los demás. Tema que ha inquietado
su vida desde siempre .

Su visión romántica de la vida al mejor estilo de sus novelas, su apertura para darle la
bienvenida a lo nuevo, su hábito de crear y de arrullar Milagros aun sin el menor asomo
de prueba y su deseo genuino de continuar plantando, ha sido sin duda su carta salva-
dora para renovar su vitalidad y su fe y querer seguir contando historias nuevas llenas
de ilusión, y hasta dejarse motivar por las mieles del buen amor que ronda su vida y a
quien ha dedicado su más reciente novela : “Más allá del invierno“

Isabel Allende, Una Marca de Mujer con una lección para no olvidar jamás y para recor-
dar que la reinvención siempre es posible por encima del dolor más grande.

El título de su nueva novela se ha inspirado en una cita de Albert Camus que la autora
confiesa haber adoptado:

En medio del invierno descubrí que tengo adentro un verano invencible

138
5. MUJERES CON MARCA

Unas claves y una historia para tu próxima


reinvención profesional
Celestino Martínez - 2 agosto, 2017

Imagen: Pixabay

En el transcurso de tu vida, habrá momentos buenos y momentos malos, momentos en


los que te parecerá que eres invencible y momentos en los que te sentirás derrotado e
inútil. Los momentos en los que te crees invencible no duran mucho, así que deberías
disfrutarlos y saborearlos porque enseguida encontrarás algo que te recordará que
estás subido en una montaña rusa, y que pronto volverás a bajar. Sin embargo, superar
los momentos en los que te sientes derrotado e inútil es mucho más difícil.

El Síndrome de la Reinvención Abrupta


Un clásico de estos momentos duros es el del despido de un trabajo, y no es menos
duro si hablamos de un despido directo o de un despido interior. De un día para otro,
pasas de ser valioso en una organización a sentirte desplazado y a dudar de ti mismo, de
tus conocimientos y de volver a encontrar una ocupación en la que te sientas realizado.
He conocido a muchas personas en esa situación y, la gran mayoría, corren el riesgo de
caer en lo que llamo el Síndrome de la Reinvención Abrupta.

Este peligroso síndrome arrastra a las personas que lo sufren a reinventarse, algo muy
común en esta situación, pero cortando repentinamente con su entorno profesional
anterior y enfocándose en un área generalmente muy alejada de la que ha conocido y
dominado hasta entonces. Por ejemplo, hace unos años conocí a varios excelentes
vendedores intentando transformarse en diseñadores de páginas web o en community
managers. Como era previsible, les fue imposible empezar desde cero en sectores tan

139
5. MUJERES CON MARCA

competidos y volvieron a su ocupación de vendedores “a la vieja usanza”, sin haber


sacado partido de aquella experiencia y con la frustración de volver a un entorno del
que había intentado escapar.

La reinvención profesional no es fácil de gestionar, y las más exitosas suelen venir de la


hibridación de nuevos conocimientos y experiencias anteriores. A mi alrededor tengo
muchos ejemplos de reinvenciones profesionales exitosas, pero he elegido dos de estos
casos por ser los que he vivido más de cerca y porque son bien conocidos.

Casos reales de reinvención exitosa


Eva Collado y Guillem Recolons pueden decir que se han reinventado profesionalmente
de manera exitosa. Eva es una de las expertas en gestión del capital humano más solici-
tadas por empresas de España y Latinoamérica y Guillem es uno de los pioneros y refe-
rentes en personal branding a nivel nacional. Pero como sucede en la mayoría de casos
que eligen el camino de la reinvención profesional, han trabajado muy duro y durante
mucho tiempo para conseguir estos éxitos y han tenido que superar muchos obstáculos
en el camino.

Eva era responsable de desarrollo de recursos humanos en una multinacional de


e-commerce y Guillem era publicitario en una importante agencia de publicidad cuando
se vieron en la encrucijada que supone tomar la decisión de reinventarse profesional-
mente. Para los dos, el camino fácil hubiera sido seguir año tras año haciendo lo mismo
en otras empresas iguales a las que dejaban pero, incluso con buenas ofertas sobre la
mesa, decidieron tomar el camino difícil.

Sin embargo, sabían que tenían que comenzar por adquirir nuevos conocimientos y
potenciar ciertas habilidades así que, una vez definidos sus propios entornos de apren-
dizaje, decidieron perfeccionar sus habilidades digitales, comerciales, de autogestión y
de networking. Como aseguran Eva y Guillem y como demuestran sus trayectorias
profesionales, la suma de experiencia, nuevas competencias y conocimiento de nuevas
tendencias del sector en el que te quieras enfocar son la llave de tu futuro y la clave de
la reinvención profesional.

Unas claves para tu camino


Como te puedes imaginar, este es un proceso largo y que conlleva un grandísimo esfuer-
zo, así que será muy importante que no te precipites y que elijas bien la dirección de la
reinvención y los conocimientos que habrás de sumar para llevarla a cabo. Además,
tienes que tener paciencia porque los resultados no llegan el primer día y una mala
elección puede encasillarte después en un área en la que en realidad no vas a encajar.

Seguramente esto no es lo que quiere escuchar una persona que está pensando en rein-
ventarse profesionalmente. Es difícil pedir paciencia y fe en uno mismo a una persona
que se siente derrotada e inútil, que se ve como una piedra abandonada en un camino.

140
5. MUJERES CON MARCA

Una historia para no olvidar


Por eso quiero contarte una historia. Una historia real que comienza así, con una piedra
abandonada en un camino, una piedra más en un montón de piedras desechadas de
una mina de diamantes en Sudáfrica, una piedra más hasta que Julie, una niña de 9
años, reparó en ella mientras jugaba por la zona.

Julie no tenía mucho más para jugar que aquel montón de piedras. De hecho, no tenía
mucho más en la vida. Sus padres habían muerto, sus hermanos trabajaban como escla-
vos en la mina de diamantes y de ella solo cuidaba su tío discapacitado.

Como sospechó su tío en cuanto Julie le entregó aquella piedra que le había llamado la
atención, lo que había dentro de la roca iba a cambiar sus vidas y también la historia de
la joyería ya que, hasta entonces, nunca se había encontrado un diamante tan grande.
Con un peso de 890 quilates, desde entonces se le conoce como el diamante Incompa-
rable.

Tras varias compras y recompras, el diamante Incomparable en bruto acabó en Nueva


York. Si la historia de su hallazgo había sido curiosa, no lo fue menos la del proceso de
corte, tallado y pulido. Esta delicada tarea le fue encargada a Samuel Black, un reconoci-
do experto en el facetado de diamantes.

Durante los cuatro años en los que estudió la piedra, Black tuvo que tomar varias deci-
siones. La más importante fue la de renunciar a cortar el diamante más grande del
mundo, que habría de superar los 530 quilates del Cullinan I, para evitar el alto riesgo
que presentaba la operación en una piedra de forma tan irregular. Finalmente optó por
cortar una piedra de 407 quilates y otras 14 piedras más pequeñas.

diamante incomparable
Los 890 quilates del Incomparable en bruto, y una vez tallado
con 407 quilates. Fuente: famousdiamonds.tripod.com

141
5. MUJERES CON MARCA

Así y todo, el Incomparable es el cuarto diamante más grande de la historia y el más


grande de los diamantes café. A finales de los 80 salió a subasta por unos 20 millones de
dólares, aunque no encontró comprador y actualmente su valor estaría por encima de
los 55 millones de euros.

Me gustaría que no olvidaras esta historia si estás pensando en una rein-


vención profesional y que pensaras en ella la próxima vez que te sientas
derrotado e inútil. Aunque en ese momento será difícil que creas en ti
mismo, recuerda que hasta el diamante más grande necesita de alguien
que sea capaz de ver su potencial para ayudarle a brillar y de tiempo
para ir puliendo las aristas, así que confía en ti y no te precipites a la hora
de elegir qué quieres ser en el futuro.

142
6
Doc
“Doc” es el apelativo con el que muchos conocíamos
a Enrique Rueda Salgado, humanista,
especialista en Branding, en arte y, sobre todo,
gran persona.

143
6. DOC

A tu mejor versión le sobra


firmar autógrafos
Enrique Rueda - 29 mayo, 2017

Imagen: Wikimedia Commons By Superbass – Own work, CC BY-SA 4.0

¿Qué es un genio?
El Diccionario de la RAE define el genio como «una capacidad mental extraordinaria
para crear o inventar cosas nuevas y admirables». Sin pretender polemizar en lo que
concierne a la definición de la genialidad en el ámbito de las manifestaciones artísti-
cas, sí me gustaría expresar aquí mi opinión al respecto.

Pero hay algo más. La mejor versión. En personas como tú.


Aun siendo consciente de la facilidad y habilidad innata de algunas personas para el
desarrollo de algunas actividades, creo que la genialidad es una consecuencia del
esfuerzo, la dedicación, el trabajo y la constancia, más que el resultado de un pacto
con las musas. En vez de hablar de genialidad, me gusta pensar en la mejor versión de
nosotros mismos, esa que todos tenemos, no solo aquellos seres tocados por la
divinidad. Digamos que esa mejor versión es la genialidad de las personas normales,
que dan lo mejor de sí mismas en base al autoconocimiento para alcanzar la excelen-
cia en aquellas actividades que desarrollan con el consiguiente aporte a la sociedad y
a su propio placer por el objetivo cumplido.

Hope, música y esperanza


Recientemente, gracias a una sorpresa de mi amiga Susana para celebrar mi cumplea-
ños, he tenido la suerte de poder escuchar al violinista Daniel Hope, también en esta
ocasión actuando como director de la Orquesta Sinfónica de Barcelona. Durante la

144
6. DOC

actuación tuve la ocasión de reflexionar y de tratar de entender y profundizar sobre


este tema, y llegué a trazar una fórmula y definición gracias a lo experimentado
durante la velada.

Daniel es un hombre corpulento, y lo más característico en su forma de tocar el violín


es que está totalmente implicado, con todo su cuerpo, que participa en los sonidos
que emite su violín. Desde los dedos de los pies hasta la punta del cabello, puedes
sentir que lo da todo; interpreta inmerso totalmente en su música, lo que le permite
generar una conexión muy especial con el público, que rápidamente detecta esta
honestidad interpretativa y se une a ella.

Podríamos calificar a Daniel como un genio, puesto que ejecuta a la perfección las
piezas del concierto, pero él va mucho más allá: la fórmula que desarrolla se compo-
ne, efectivamente, de una perfecta ejecución instrumental, pero también de una
actitud fabulosa, de una entrega y, sobre todo, de un maravilloso entusiasmo. Daniel
conecta de persona a persona a través de la música, y ahí está su genialidad, en la
fórmula Perfecta ejecución+Actitud+Entusiasmo.

Mejor versión y marca personal, huella emocional


Antes de comenzar la segunda parte, avisaron por megafonía de que Daniel firmaría
los programas de mano al finalizar el concierto. Acabado el evento, me fui entusiasma-
do, con el corazón y el alma cargados de emociones por lo vivido y sin esperar a la
firma de autógrafos. El mejor autógrafo, la mejor huella ya había quedado grabada
en mí, como un recuerdo imborrable de una experiencia maravillosa e inolvidable. En
este concierto aprendí que a tu mejor versión le sobra firmar autógrafos.

145
6. DOC

Todo comienza sonriendo


Enrique Rueda - 25 octubre, 2017

Hay conceptos alrededor del marketing que me cuesta hacer tangibles partiendo tan
solo de su definición. Últimamente ando peleando con el concepto de experiencia de
usuario, situando al cliente en el centro. Y es que a mí no me pilla nunca. Yo creo que
tiene más que ver con el hecho de que yo me muevo, casi siempre, en la periferia, y la
pobre user experience no acaba de darme alcance.

Sin embargo, si examino mi cotidianidad actual, voy viendo algo más de luz. En las
últimas semanas, debido al agravamiento de un proceso médico que me acompaña
desde hace años, mi presencia en el hospital cada vez es más frecuente. Y allí me las
encuentro siempre, con su sonrisa, su actitud y sus respuestas. El equipo de enfermeras
empieza su jornada repartiendo saludos, risas y haciéndome partícipe de la complici-
dad que tienen entre ellas. Son conocedoras de la responsabilidad que ejercen y del
material sensible y difícil con el que trabajan: las personas.

Saben que se necesitan las unas a las otras, y que formar un equipo es algo indispensa-
ble para afrontar los retos que les depara el día. Y es justo esa complicidad natural la
que obra el milagro. Es así como los clientes (los pacientes) nos colocamos directamen-
te en el centro de la user experience. Así de sencillo y de complejo a la vez. Estamos
increíblemente bien atendidos en todo momento, y nos sentimos contentos a pesar de
que somos muchos y hablamos de la dureza de la unidad oncológica.

Este éxito lo he contrastado charlando con otros pacientes que también son conscientes
de lo afortunados que somos. La manera en que estas mujeres se enfrentan a su trabajo
diario es un maravilloso virus que se propaga hasta llegar al resto de puntos de contac-
to, como el personal administrativo y médico.

No debemos olvidar que todo empieza con una sonrisa.


146
6. DOC

Gracias, Cristina, Ali, Tere, Ana, Esther y Carmen. Me olvido de algunas, pero estáis
todas. Gracias.

Enrique Rueda Salgado (1971-2017)

A continuación dejamos algunas notas de los amigos de Enrique Rueda, tristemente


fallecido el 4 de octubre de 2017. Aprovechamos para agradecer a Susana Herman,
amiga del alma de Enrique, que nos haya enviado este texto, el último post de un huma-
nista de cabeza a pies.

Susana
En la vida solo hay que aspirar a ser un eterno aprendiz de todo, es la única manera de
no aburrirse jamás. Y eso es tan cierto que, en los momentos que pasamos juntos,
nunca hubo lugar para el aburrimiento. Gracias por eso, y por tantas otras cosas. Susana
Herman Moyano. @susanaherman

Pablo
Enrique sigue aquí. Y tanto que sigue aquí. Tantas veces hablamos que la marca perso-
nal es la huella que dejamos en los demás; esta vez toma cuerpo, y vida. Enrique no era,
Enrique es. Es vitalidad, es energía, es amistad, es ejemplo, es cercanía, y es pura
pasión. Y eso ya te ha hecho eterno. ¿Verdad que sí, Enrique? Un abrazo, a ritmo de
rock, tu gran pasión que tantas veces compartimos. Una huella gigante, inolvidable, que
huele, que tiene aroma, que te acompaña, y que me gusta acompañar. Seguimos juntos.
Pablo Adán. @PabloAdanMico

147
6. DOC

Celestino
A veces, la vida te deja sin palabras, sobre todo cuando te golpea con la amargura de la
injusticia, cuando te arrebata a alguien como Enrique. Haber conocido a Enrique es una
de las satisfacciones que me ha dado el uso de las redes sociales en estos años. No
tardamos mucho en traspasar lo virtual, con largas y enriquecedoras charlas telefónicas
que, en alguna ocasión, pudieron darse en el mundo físico. Se ha ido Enrique y quedan
conversaciones a medias pero, sobre todo, queda la ausencia que deja la pérdida de un
mentor, una de esas pocas personas personas en las que confías como apoyo de gran-
des decisiones. Pero quedan los recuerdos, y me quedo con el de una estupenda
mañana de domingo en la que disfrutamos de un paseo bilbaíno en el que no faltaron
buenas conversaciones, su característica sensibilidad para el arte, ni esos grandes abra-
zos que regalaba el entrañable hombretón leonés. Lo echaremos mucho de menos.
¡Hasta siempre, Doc! Celestino Martínez @CelestinoMz

Guillem
Echaré mucho de menos tu conversación tranquila, tu energía contagiosa para arrancar
proyectos maravillosos, tu fuerza vital, tu visión sobre el arte. Echaré mucho de menos
esas tertulias en el Café Adonis de tu estimado barrio de Gracia, siempre hablando en
positivo de los conocidos y amigos comunes. No escuché una sola queja salir de tus
labios, a pesar de ese maldito tumor en ese cabezón lleno de bondad. Para ti solo se
trataba de una pequeña molestia a superar. No querías que nadie sintiera compasión,
así que preferiste no contarlo. No es fácil encontrar a personas de tu talla, Enrique,
leonés de pura cepa, grandullón con un corazón tamaño melón, bloguero de los
buenos. Gracias por la gran oportunidad de decirte adiós. Hasta siempre, amigo, la vida
será más pobre si ti, pero te voy a seguir leyendo hasta cansarme. Un abrazo eterno
para una marca eterna. Guillem Recolons @guillemrecolons

Jaume & Enrica


Una persona, persona. Un ser culto y sensible. Un gran hombre, cuya bondad era
enorme y modesta, discreto, sencillo, amigo de sus amigos. Echaremos en falta nuestras
conversaciones de arte. Que el cielo te acoja como lo que eres, un ser puro y amable.
Nunca de olvidaremos, has dejado una huella imborrable en nosotros! Jaume Mañà y
Enrica Bornao. @jaumemanacasals @amelievall

Antonio
Hace muchos años, comenzamos juntos. Tu eras vendedor; yo tuve el honor de ser tu
jefe. Compartimos muchas cosas, Y sobre todo..desde el principio nos hicimos amigos.
Y esa amistad nunca se irá. La amistad es una octava inferior al amor, por tanto, quiero
que sepas que siempre estarás en mi recuerdo y siempre ser tu amigo.
Déjame desde aquí, darte las gracias por haber sido parte de mi historia.
Un abrazo tan fuerte como tu Kike. Allá donde estés.
Antonio Escoriza @antonioescoriza

148
7
Autores

150
6. AUTORES

Laura Chica
Psicóloga y coach, consultora, conferenciante y formadora. Especializada en recursos
humanos, desarrollo del talento y psicología positiva, inteligencia emocional y marca
personal.
Es autora de los libros ¿Quién eres tú? (Alienta, 2013) y Tu futuro es HOY (Alienta 2014,
en coautoría con Francisco Alcaide) y bloguera de referencia en el área de gestión del
talento y el desarrollo personal.
www.laurachica.com | @laura_chica

Guillem Recolons
Socio fundador de Soymimarca. Formo parte del proyecto Ponte en Valor. Ayudo a
humanizar empresas y ayudo a profesionales a crearles conciencia de empresa. Empre-
sas como Tiempo/BBDO, J.W.T., Bassat Ogilvy, Saatchi & Saatchi, Altraforma y
TVLowCost entre otras, han configurado mi ADN Publicitario. Profesor del Posgrado en
Personal Branding (URL / Blanquerna), del Posgrado en Social Media en Tecnocampus
UPF, ponente en el EMBA de IESE, formador en ISDI.
Encuéntralo en las pags. 9-15-21-22-25-28-34-64-97-104-108-113-118-120-122-125-
128-129-132.
www.guillemrecolons.com

Jordi Collell
Socio fundador de Soymimarca / Profesor Asociado en la Facultad de Comunicación
Blanquerna (URL) y Director del Posgrado en Personal Branding en la Facultad de Comu-
nicación Blanquerna (URL) / Economista (UAB). / PDD & MBA (IESE Business School &
The University of Chicago). / Coach titulado (University of Texas, Dallas). Miembro de
AECOP. / Miembro certificado de la International Coach Federation ( Associate Certified
Coach). / 25 años CFO,CEO. Co fundador del Grupo Sintax Logistica.
Encuéntralo en las pags. 19-32-38-52-59-66-101.
www.personalbrandingquemarca.com

Fran Segarra
Personal Brand Manager. Formo parte del proyecto Ponte en Valor. Licenciado en Psico-
logía en la Universidad de Barcelona. Durante la carrera, mis intereses toman un rumbo
hacia la parte de la Psicología Social y de las Organizaciones. En base de mi experiencia
e intereses, me gusta moldear y combinar ideas relacionadas con conceptos de psicolo-
gía, desarrollo personal, marca personal, comunicación, marketing, talento y la gestión
ética de los negocios.
Encuéntralo en las pags. 13-35-43-48-117.
www.fransegarra.com

151
6. AUTORES

Paula Fernández-Ochoa
Socia de +MoreThanLaw. Consultora de Marketing Jurídico y Marca Personal. Miembro
del Comitén de Legálitas LAB e Inkietos. Docente en ISDE, UIC y Blanquerna CiRP. Perso-
nal Planner de Zenks! Ha sido abogada en MAZARS, MALUQUER ADVOCATS y GARRI-
GUES, gerente de Despacho del Grupo LEGÁLITAS y Responsable de Desarrollo de Nego-
cio en ROCA JUNYENT. Lic. Derecho y Diplomada en Estudios Empresariales ICADE, Post-
grado ADE UPF, PDD en IESE y Programa de Dirección de Mkt y Ventas Digital (inDIGITAL)
en ESADE.
Encuéntrala en la pag. 57.
www.morethanlaw.es

Vladimir Estrada
Docente desde 1984 (32 años de carrera). Profesor universitario desde hace 22 años, en
las áreas de Administración, Educación, Psicología Organizacional y Comunicación
Corporativa, a nivel de grado, postgrado y educación continuada. Consultor gerencial,
académico y político. Asesor de Branding Personal. Comunicador. Trabajo como docen-
te para la Universidad ISA (Santiago de los Caballeros), donde imparto desde 2012 la
materia Comportamiento Organizacional. Asesoro y evalúo Trabajos de Grado, Mono-
gráficos, Tesinas y Proyectos hasta el nivel de Maestría, y corrijo textos diversos en el
ámbito organizacional y académico.
Encuéntralo en la pag. 72.
www.medium.com/profesor-estrada

Enrique Rueda (DEP)


Historiador del Arte, blogger y especialista en Branding.
Ha trabajado como crítico de arte, como gestor de equipos y finalmente decidió abrir su
propia consultora de branding DoctorBrand con la que unía y aplicaba todo su bagaje
anterior. Era blogero habitual de Soymimarca.
Encuéntralo en las pags. 144-146.
www.doctorbrand.es

María A. Sánchez
25 años en el mundo de la Imagen Personal. Desarrollé un programa de televisión:
‘Imagen Inteligente’. + 14 años de experiencia en consultoría de Imagen Personal. + 10
años como profesora de en postgrado y máster en áreas de Imagen y Salud y Asesoría
de Imagen en distintas universidades. + 10 años como responsable del área de Asesoría
de Imagen en empresas de formación a altos directivos. Experta para las Cualificaciones
Profesionales en el INCUAL. Ministerio de Educación. Experta para la Reforma Educativa
en la Generalitat Valenciana.
Encuéntrala en la pag. 111.
www.mariaasanchez.com

152
6. AUTORES

Eva Collado Durán


Trabajo e investigo nuevas tendencias en la gestión del capital humano para diseñar e
implementar estrategias que constituyan verdaderas palancas de transformación en los
procesos de cambio, innovando, renovando y digitalizando a personas y organizaciones
a través de las nuevas tecnologías. Formo parte del proyecto Ponte en Valor.
Autora de “Marca eres tú” (Ed. Rosche), un libro sobre marca personal.
Encuéntrala en la pag. 105.
www.evacolladoduran.com

Xavi Roca Torruella


Licenciado en Administración de Empresa y MBA por ESADE. Apasionado por las perso-
nas y el marketing. Actualmente es consultor en Smart Marketing SL especializado en
investigación de mercados y comportamiento del consumidor. Además es profesor
asociado de la Universidad de Lleida. Conferenciante habitual en temas de liderazgo,
marketing y marca personal. Anteriormente ha sido director general en SAGE Eurowin,
Ros Roca SRN y Fira de Lleida.
Encuéntralo en las pags. 99.
www.xaviroca.com

Raquel Gómez Hernández


Conferencista, Coach, Presentadora De TV, Locutora
Speaker internacional ( España, Argentina, Ecuador, Colombia ) Apasionada por el
progreso y desarrollo de Personas en el mundo.
Abogada,Personal brander, Locutora, Autora de cómo vender su Marca Personal.
Encuéntrala en las pags. 69-137.
www.raquelgomezh.com

Celestino Martínez
Consultor, formador, conferenciante y director de retail marketing en Flow The Retail
Partner. Tras acumular una gran experiencia durante más de 20 años en múltiples áreas
del mundo del retail, se ha especializado en las áreas de retail marketing y marketing
experiencial.
Como consultor trabaja con marcas y empresas de distribución de retail y en su faceta
de formador colabora con numerosas universidades, escuelas de negocios e institucio-
nes. También es requerido como conferenciante y maestro de ceremonias tanto por
eventos profesionales como por empresas que trabajan con el sector retail.
Su blog personal obtuvo el Premio Oro al Mejor Blog de Marketing 2012. También escri-
be en publicaciones profesionales de marketing y retail de España y Latinoamérica y es
autor en varios libros.
Encuéntralo en la pag. 139.
http://www.celestinomartinez.com

153
6. AUTORES

Mercedes Romero
Llámame Meme. Coach para el empleo, bloguera en La Nueva Ruta del Empleo y en mi
blog “Hablando de personas”. Colaboradora de radio en el programa #SilviaTeOrienta de
Radio Guadalquivir y responsable del área de Gestión de Personas en Autismo Sevilla.
Optimista, apasionada, tenaz, siempre dispuesta a aprender y a enseñar desde la
honestidad y el respeto.
Encuéntrala en la pag. 61.
www.elblogdemercedesromero.wordpress.com

Yi Min Shum
Asesora De Branding Personal Y Empresarial
Soy autora del libro “Navegando en Aguas Digitales”, Venezolana, de descendiente
chinos, soy asesora, facilitadora y speaker de marketing digital y branding, también soy
bloggger en www.yiminshum.com y colaboro en diferentes portales latinos y españoles.
Encuéntrala en la pag. 40.
www.yiminshum.com

Beatriz Valero
Apasionada del aprendizaje y la relación con las personas, fan de las redes sociales y
proyecto de bloguera, amante de los animales y entusiasta del deporte.
Analista de Talento en Ferrovial Servicios. Anteriormente, especialista en Programas
Formativos en la Universidad Ferrovial y Técnico RR.HH
Encuéntrala en la pag. 45.
www.beatrizvalero.es

Nancy Vázquez
Personal brander, mercadóloga y co-fundadora de Integra Personal Branding
Mi misión es apoyar a los emprendedores a encontrar la esencia de su marca, darle voz
y transformarla en experiencias.
Elige tu camino. Sé tú. Sé auténtico.
Encuéntrala en la pag. 50.
www.integrapersonalbranding.com.mx

154