You are on page 1of 218

DIOS SANA A

SU CUERPO
Comentario Bosquejado
de la Primera Carta a los
Corintios

Edgardo D. Iuorno
DESCUBRA EDICIONES
Paraná, Entre Ríos
2016
DIOS SANA A SU CUERPO

PREFACIO

Este es un comentario bíblico práctico. Va al punto y sin


rodeos. Se divide por perícopas, o unidades temáticas, de
manera que sea más sencillo capturar la idea general de casa
pasaje. Asimismo se añade el propósito de cada sección para que
sea más fácil utilizarla en alguna predicación. Y se comentan
muchas secciones desde diferentes puntos de vista, de manera
que en algunos casos hay más de un comentario para los mismos
textos.
La iglesia de Corinto afrontaba divisiones e
inmoralidades varias que afectaban su vida espiritual y
truncaban su testimonio cristiano. Sin embargo, pese a su
condición lamentable, continuaba siendo el cuerpo de fe al cual
el Señor debía sanar. Los mensajes de Pablo, en consecuencia,
aplican la medicina redentora para cada una de las
enfermedades de la iglesia, y señalan el camino a la plenitud en
Cristo.
La iglesia de Laodicea no está mucho mejor aquella de
Corinto, pero cuenta con los mismos remedios recetados
antaño. Como parte del cuerpo de Cristo, unido a la Cabeza
suprema, estudiar esta carta nos hará ver claramente nuestro
diagnóstico y su bendita solución.

2
DIOS SANA A SU CUERPO

ÍNDICE

Llamados A Ser Santos 7

Una Iglesia Completa Y Rica 10


Esperando Confirmados 13
Cristo Une, No Divide 16
La Cruz Es Locura Y Poder 19
El Valor De La Predicación 22
Cristo Es Poder Y Sabiduría 25
Instrumentos Para La Gloria De Dios 28
Que Ocurre Si Estamos En Cristo 31
La Fe Bien Fundada 34
Maravillas Para Los Que Aman A Dios 37
¿Tenemos La Mente De Cristo? 40
Carnales Y Espirituales 43
Dios Da El Crecimiento 46
Edificio De Dios 49
Cuidemos El Templo 52
Todo Es Nuestro En Cristo 55

3
DIOS SANA A SU CUERPO

Administradores Fieles 58
El Límite Es Lo Escrito 61
Pastores Para Imitar 64
El Reino De Dios Es Poder 67
La Iglesia Y El Pecado Escandaloso 70
La Vida Sin Levadura 73
Gente Para Buscar Y Evitar 76
Cuando Juzgar No Es Pecado 80
De Lo Peor A Lo Mejor 83
Un Cuerpo Para El Señor 86

Mejor Es Casarse Que Quemarse 89


Salva A Tu Cónyuge 92
Sirviendo Cómo Y Donde Esté 95
Solteros Y Casados En Misión 98
¿Me Caso O No Me Caso? 101
Nosotros Somos Para El 104
Ni El Menor Tropiezo 107
Vivir Del Evangelio 110
Necesidad De Predicar 113
4
DIOS SANA A SU CUERPO

Adaptarse Para Salvar 117


Que No Se Pierda El Que Salva 120
Que No Caiga El Que Se Crea Firme 123
Con La Tentación Viene La Salida 126
En La Mesa Del Señor 129
Procurar El Bien Ajeno 131
Más Y Mejores Dirigentes 134
Varones Y Mujeres Unidos En Dios 138
Congregarse Para Lo Mejor 141
Comer Y Beber Para Anunciar 144

Como Se Manifiesta El Espíritu Santo 147


Provecho Para La Iglesia 150
Vivos, Unidos Y Diversos 152
Miembros Sensibles Del Mismo Cuerpo 156
Un Camino Más Excelente 159
Como Es El Amor De Dios 162
Lo Que Perdura Es El Amor 164
La Primacía De La Predicación 167
El Valor De Las Palabras 169
5
DIOS SANA A SU CUERPO

El Espiritu Y El Entendimiento 171


El Marco De Los Dones 174
No Creamos En Vano 177
El Poder De Las Promesas Divinas 180
La Fuerza Del Que Se Esfuerza 182
Testigos De La Resurección 185
Sujetos Hasta Vencer 188
Velar Debidamente 191
Sembrados Para Algo Mejor 194
De Lo Terrenal A Lo Celestial 197

No Trabajamos En Vano 200


Preparemos La Ofrenda 203
Encaminando Misioneros 206
Cuatro Mandatos Esenciales 209
Con Amor Y Consideración 212

6
DIOS SANA A SU CUERPO

LLAMADOS A SER SANTOS


1 Corintios 1:1-3
Propósito: Ser santificados por Dios.

I.INTRODUCCIÓN

 Este es un mundo completamente corrompido. ¿Queda


algún santo todavía? ¿Es posible ser santo en este planeta?

II. LLAMADO POR LA VOLUNTAD DE DIOS

 Lo que podemos ser lo determina nuestra respuesta al


llamado divino.
o La diferencia entre un perseguidor y un apóstol,
entre quien asola y cuida de la iglesia, entre quien
pega coces al aguijón o sufre golpes por el evangelio
la determina únicamente la respuesta al llamado
personal de Jesús a nosotros,
 Que Dios en su misericordia nos llame de a uno habla del
valor que tenemos a la vista del Señor.
 Que Pablo fuera apóstol solo estaba en los planes de Dios. A
nadie sino a Dios mismo podría ocurrírsele que alguien
como Pablo llegara a ser apóstol. Solo la voluntad de Dios
podía pergeñar y lograr algo semejante.

7
DIOS SANA A SU CUERPO

o Esa insondable voluntad, que sana lo corrompido y


llama de donde nadie buscaría es la que guía a los
instrumentos que designa en su cometido redentor.
 Pablo se presenta asociado a Sóstenes. Un ilustre con un
desconocido. Un apóstol con un hermano. Uno que enseña
y otro que aprende. Los llamados deben trabajar de a dos.
Una obra grande como la que se necesitaba en Corinto
requería apoyo divino y humano.

III. LLAMADO A SER SANTO


 La iglesia de Corinto estaba enferma de todo tipo de males,
pero no por ello dejaba de ser la iglesia de Dios allí, quien
representara a Dios en ese lugar.
o Pertenecemos a Dios siempre, no solamente en
nuestros mejores días. Pertenecemos a Dios siempre,
no solo cuando estamos limpios y de pie. Somos de
Dios en las buenas pero también en las malas. La
iglesia es de Dios cuando le da gloria y también es de
Dios cuando le da vergüenza. El que reconoce que es
de Dios siempre, cuando cae se levantará en El.
 En medio de la inmunda corrupción corintia, Dios llamaba
a las personas a ser santos, y a los que respondían a ese
llamado los santificaba uniéndolos a Cristo.
 El llamado a ser santo es el comienzo del proceso de la
santificación, cuando ocurre una especie de separación entre
8
DIOS SANA A SU CUERPO

el mundo y el llamado. Luego Dios en Cristo va


santificando, de manera que la santificación depende de la
unión con Jesús.
 Esté donde esté, la iglesia debe ser santa. En todo lugar Dios
llama y santifica, de modo que la predicación del evangelio
tendrá sus frutos donde sea.
 No hay lugar donde no se pueda predicar, porque en todo
lugar Dios quiere llamar y santificar. Si nos mandaran con
Pablo y Sóstenes a la inmunda Corinto, allí podríamos ser
útiles. De todo lugar Dios llama para su reino.
 La gracia y la paz llegan solo cuando se responde al llamado
divino. El que elude el llamado buscará la paz sin
encontrarla. El que elude el llamado perseguirá bendiciones
que no recibirá. Pero el que es llamado y santificado
encuentra gracia y paz.

IV. CONCLUSIÓN
 Efectivamente Dios llama a ser santo, en todo lugar y a toda
persona. Felices quienes responden a ese bendito llamado y
dejan que Dios haga de ellos lo que no sería posible siendo
quiénes son y estando donde están.
 No te amoldes a lo que eres y a lo que te rodea. Hay algo
mejor y mayor, y Dios te llama personalmente a
experimentarlo.

9
DIOS SANA A SU CUERPO

UNA IGLESIA COMPLETA Y RICA


1 Corintios 1:4-7
Propósito: Utilizar los dones.

I.INTRODUCCIÓN

 La pobreza crece en el mundo, y fallan todas las recetas para


disminuirla. ¿La iglesia también es pobre?

II. UNIDOS A LA GRACIA

 Debemos agradecer a Dios por la iglesia que tenemos, y por


cada uno de sus miembros.
 Cada uno de los miembros del cuerpo de Cristo está allí por
la gracia de Dios.
 Una vez que Dios nos injerta en su cuerpo somos receptores
y canales de la rica gracia que mana incesantemente de Él.
 En virtud de esa gracia somos enriquecidos y desarrollados, y
podemos crecer en palabra y conocimiento.
 Dios hace crecer la iglesia tanto en miembros como
espiritualmente. El crecimiento debe estar orientado hacia la
gracia, el sostén divino de la iglesia.

III. TODOS LOS DONES NECESARIOS


10
DIOS SANA A SU CUERPO

 Cuando Dios hace crecer una iglesia la equipa con todos los
dones necesarios, de modo que nada falte en ningún don.
 Como todo cuerpo sano necesita de todos sus miembros en
su lugar y en funcionamiento, asimismo el cuerpo de la
iglesia.
 Cuando una iglesia se percibe pobre e incompleta es porque
no ha descubierto o alentado el uso de todos sus dones.
Algunos pueden estar ocultos o dormidos, pero esos dones
están porque Dios los ha colocado en su lugar.
 Eso permite que la iglesia camine por sí misma, unida a la
gracia, resolviendo sus propias dificultades y aportando a la
gran misión divina.
 Una iglesia completa y rica se sostiene ella misma y confirma
así que Dios la ha edificado.
 Es un monumento acerca del evangelio, y una demostración
viva de la palabra que recibió y comparte a los demás.

IV. CONCLUSIÓN
 Al ser parte de la iglesia somos parte de un cuerpo que debe
sostenerse, crecer y moverse. Hemos sido unidos a ella para
unirnos a la gracia que actúa en la iglesia y por medio de la
iglesia.
 Fuera de la iglesia la gracia no actúa de la misma manera, ni
seremos desarrollados igualmente sin interactuar con otros
miembros.

11
DIOS SANA A SU CUERPO

 Dale gracias a Dios por su gracia activa en la iglesia, y que tu


gratitud sea efectiva poniendo en acción el don que has
recibido. Ese don está, la iglesia lo necesita, y ese don no
puede faltar.

12
DIOS SANA A SU CUERPO

ESPERANDO CONFIRMADOS
1 Corintios 1:7-9
Propósito: Tener certeza de la salvación.

I.INTRODUCCIÓN

 El horizonte del mundo es sombrío, pero la esperanza


bienaventurada lo ilumina. ¿Estamos seguros de que seremos
salvos en ese día?

II. ¿DE QUE FORMA SE ESPERA A JESÚS?


 La iglesia espera la manifestación de Jesús en el cielo.
o El está junto a nosotros todos los días hasta el fin del
mundo por medio de su Representante, el Espíritu
Santo. Pero el mayor anhelo del cristiano es poder
vivir junto al Salvador cara a cara.
 La espera de ese momento puede ser indolente, temerosa o
anhelante.
o Indolente si pensamos que por ser parte de su
pueblo ya estamos a salvo, guardamos los principios
básicos de su Palabra. De esta manera solo queda
esperar, nada más que eso.
o La otra manera de esperar es llenos de temor, como
si nos enterásemos de nuestra condición de salvados
13
DIOS SANA A SU CUERPO

o perdidos recién al llegar Jesús, o al despertar en la


resurrección que nos corresponda.
o La espera anhelante es aquella que se basa en la
certeza de la salvación. Ya que soy salvo, deseo que
venga cuanto antes!
 Esta última es la espera feliz de la venida de Cristo, pero
para que podamos esperar así necesitamos ser confirmados
por Dios, asegurados en la certeza de la salvación.

III. CONFIRMADOS QUE ESPERAN


 El mensaje de Pablo a la iglesia es que mientras espera a
Jesús el Señor la confirma permanentemente. El no desea
que esperemos en la angustia o en la indolencia, sino que
esperemos en la certeza y el gozo anticipado de la salvación.
 Para eso el testimonio de Jesús debe ser confirmado en
nosotros (v.6). mientras esperamos, hacemos que otros
esperen lo mismo. La indolencia se supera testificando en
palabras y hechos.
 La angustia acerca de nuestra condición delante de Dios
Cristo la resuelve al confirmarnos por medio de la
santificación, la obra diaria y constante del Espíritu en
nuestra vida, que nos hará irreprensibles en el día glorioso
de la aparición de Jesús en el cielo. Esa obra cuando
comienza y transcurre, termina.

14
DIOS SANA A SU CUERPO

 Ya que Dios confirma a los suyos, debemos responder al


llamado diario que nos hace a la comunión con El. Como la
comunión es diaria el llamado también es diario!
 No basta con haber respondido el llamado inicial a seguir a
Jesús. Cada día somos llamados a tener comunión con Jesús,
y cada día tenemos que escuchar y aceptar ese llamado.
 Es por medio de la comunión diaria como Dios obra y
confirma nuestra salvación, y la deja ver a los demás como
testimonio.

IV. CONCLUSIÓN

 Cada día definimos si somos del cielo o de la tierra, si


esperamos que Cristo venga o que no venga.
 Acepta el llamado diario a la comunión con Dios y disfruta
de la certeza de la salvación presente y futura.

15
DIOS SANA A SU CUERPO

CRISTO UNE, NO DIVIDE


1 Corintios 1:10-13
Propósito: Unirse a otros en Jesús.

I.INTRODUCCIÓN

 El mundo está cada vez más fragmentado, y por lo tanto


cada vez más dividido y conflictivo. ¿Cómo puede escapar la
iglesia de esta inercia?

II. UN MISMO IDIOMA, UNA MISMA PIEZA.


 Nuestra oración debe ser por la unidad del cuerpo de la
iglesia. Pero no alcanza solo con orar.
 Para que haya unión debe haber un mismo idioma, de lo
contrario seremos Babel, no Jerusalén.
o Cuando no hablamos un mismo idioma, cuando hay
problemas de comunicación, cuando no nos
escuchamos ni nos explicamos se generan problemas
grandes por razones pequeñas.
o La buena comunicación, en consecuencia, será el
primer factor que unirá a la iglesia.
o Cuando todos entendemos donde vamos y qué se
espera de cada uno, estamos hablando un mismo
idioma y uniéndonos en un mismo camino.
16
DIOS SANA A SU CUERPO

 Las divisiones son ajenas a la naturaleza de la iglesia.


o Siempre que hay división hay uno que gana y otro
que pierde, uno se fortalece en desmedro de otro.
o Pero en la iglesia todos debemos crecer a la par,
ayudándonos mutuamente sin que se desarrolle una
parte más que otra.
o El esfuerzo y la recompensa deben ser compartidos.
Si hay equidad, habrá unidad.
 En definitiva cuerpo es una misma pieza, si se mueve se
mueve todo para el mismo lugar.
 ¿Pero una misma mente y parecer es posible?

III.LA MISMA MENTE Y PARECER


 Si el cuerpo está unido entre sí y a la Cabeza, que es Cristo,
El dirigirá al cuerpo según le parezca.
 El Espíritu de Dios desciende sobre los unidos, no sobre los
peleados. Desciende sobre hermanos, no sobre facciones. Es
dado a los que se aman, no a los que se recelan.
 Mientras no se cumplan las condiciones del Pentecostés, el
parecer será diverso y el espíritu dominante no será el Santo.
 De este modo las pasiones y egos humanos tomarán control,
o descontrol, de la iglesia, tal como en Corinto.
o Allí había paulistas sin que Pablo lo aprobara,
apolistas contra la voluntad de Apolos, pedreanos sin
el apoyo de Pedro y cristianos sin Cristo.
17
DIOS SANA A SU CUERPO

 En consecuencia Pablo apunta a la solución, unirse en Jesús,


porque El une, no divide.
 Solo quien murió por la iglesia, en cuyo nombre hay
bautismo y salvación, es la solución a las divisiones, el gran
unificador, sanador y guiador del cuerpo.
 Nadie que esté cerca de Cristo, en consecuencia, alentará
divisiones sino que acercará a los demás a Jesús para que la
iglesia unida sea bendecida.

IV. CONCLUSIÓN

 Este mundo fragmentado solo creerá que en la iglesia vive


Dios cuando seamos uno en Jesús. No podemos repetir el
mismo paisaje fragmentado y conflictivo de afuera.
Necesitamos orar y velar por la unidad moviéndonos todos
como cuerpo hacia el mismo lugar indicado por la Cabeza
de la iglesia.
 Unámonos en Jesús!

18
DIOS SANA A SU CUERPO

LA CRUZ ES LOCURA Y PODER


1 Corintios 1:14-18
Propósito: Enfocar bien la misión.

I.INTRODUCCIÓN

 La iglesia lucha por salvar pero cada vez es más difícil


bautizar y conservar a las personas en la iglesia. ¿El evangelio
perdió poder, o la iglesia perdió eficacia?

II. PENSANDO LA MISIÓN CORRECTAMENTE


 Cuando somos bautizados no somos hechos discípulos del
predicador que nos ganó sino de Cristo.
o Pablo sabía que al ganar personas no las ganaba para
sí mismo.
o Los que creen que al ganar más son más, o que al
ganar a alguno ese conquistado le pertenece, el tal no
entiende el evangelio.
o El que gana debe enseñar al nuevo hermano sobre su
nuevo y sublime Propietario.
 Lo que queda claro es que Pablo no pensaba de efecto a
causa sino de causa a efecto.

19
DIOS SANA A SU CUERPO

o La causa de la ganancia de almas es la predicación


del evangelio, el efecto es que los amonestados crean,
se bauticen y se salven.
o Es decir que Pablo no se preocupaba por cuantos iba
a bautizar, sino por la cantidad de gente a la que le
iba a predicar.
 Pensar así es pensar la misión correctamente, de causa a
efecto!
 Lamentablemente en nuestras inseguridades humanas
solemos pensar al revés, y al hacerlo nos afanamos más por
el resultado que por la causa de todo: predicar bien y mucho
acerca del verdadero poder redentor: la palabra de la cruz.

III. PREDICANDO CORRECTAMENTE

 Cuando el predicador se levanta no debe estar pensando


cuantos va a ganar sino qué mensaje debe impartir.
 Cristo nos envía a predicar el evangelio de tal manera que
las personas se conviertan y se bauticen. Pero no somos el
Espíritu Santo ni el mensaje, sino solo instrumentos de
ambos.
 Nuestras palabras nunca debieran distraer de la cruz sino
guiar a la cruz. El mensaje no debiera estar tan
condimentado de modo que lo mejor pareciera el
condimento. El condimento no debiera tapar el sabor del
mensaje mismo!
20
DIOS SANA A SU CUERPO

 Las palabras humanas pueden ser sabias y atrayentes, pero la


palabra de la cruz es la que salva. La filosofía y la historia
pueden ser marco, nunca centro.
 Cuando el mensaje es dado como se debe producirá una
división: gozo o rabia, aceptación o rechazo. Podrá parecer
locura o poder, pero nunca pasará indiferente.
 Si el mensaje parece locura será evidencia de que le llegó al
que se pierde, y si llega a ser un poder que cambia el corazón
dispuesto eso resultará en la salvación del que lo recibe.
 Predicar correctamente hace de la cruz el gran catalizador del
mundo: locura y poder que separa salvados de perdidos.

IV. CONCLUSIÓN

 Para ser misioneros eficaces tenemos que enfocar bien la


misión. El evangelio jamás perderá su poder, pero tenemos
que pensarlo y predicarlo correctamente.
 El evangelio no es una excusa para bautizar gente, es el
poder de Dios que salva. El evangelio no es una excusa para
el lucimiento humano, sino un mensaje mucho más grande
que el mejor de los predicadores.
 Pensemos y prediquemos correctamente para que seamos
más eficaces sirviendo a la palabra de la cruz.

21
DIOS SANA A SU CUERPO

EL VALOR DE LA PREDICACIÓN
1 Corintios 1: 19-21.
Propósito: Confiar en el poder de la predicación.

I.INTRODUCCIÓN

 Los predicadores pocas veces gozaron de la estima del


mundo. Ser predicador pareciera poca cosa. Sin embargo la
Biblia pone a la predicación en su lugar correcto.

II. SABIDURÍA TRUNCA


 Dios tiene que destruir la sabiduría y el entendimiento
humanos, porque no son completos ni tienen poder para
salvar a nadie.
 La sabiduría humana, si no alcanza por sí misma a explicar la
profundidad del problema humano, tampoco puede
resolverlo.
 Para que la sabiduría humana sea derribada necesita ser
confrontada por algo mayor y más poderoso: la predicación
acerca de Cristo.
 Para que una persona acepte el evangelio necesita
desencantarse de las demás fórmulas que se ofrecen por el
mundo.

22
DIOS SANA A SU CUERPO

 Esta sabiduría del mundo es enloquecida y trunca una vez


que se conoce la dimensión y las causas del problema
humano, y la notable solución provista por Jesús.
 Ante este panorama el sabio, el escriba y el polemista no
tienen nada que hacer, quedan truncos. Los verdaderos
protagonistas son los predicadores, quienes explican el
problema del pecado y la solución en Cristo!

III. SABIDURÍA Y PREDICACIÓN REDENTORAS

 La sabiduría de Dios es sublime porque condesciende con la


infructuosa búsqueda del hombre y se revela por sí misma.
 El hombre quiere conocer y palpar a un Dios demasiado
inmenso pero no lo logra porque está aislado.
 Además, si pudiera entender por sí mismo la dimensión de
su problema así y todo no podría resolverlo, por lo cual ese
conocimiento le sería más doloroso.
 Pero la sabiduría de Dios no solo que alcanza al hombre
donde está sino que tiene propósitos redentores. Dios
explica y resuelve.
 La sabiduría de Dios es una sabiduría que salva. Dios es
sabio para salvar. Y los medios por los cuales salva aunque
no sean aprobados ni entendidos por la sabiduría humana,
son indiscutibles.
 Para ser salvo, sin embargo es necesario ser creyente. La fe es
la diferencia entre salvado y perdido.
23
DIOS SANA A SU CUERPO

 Precisamente la locura de la predicación es lo que permite


que la gente crea y se salve. Dios no anuncia su gran
salvación por medio de sabios, escribas ni polemistas sino a
través de predicadores.
 Predicar no es filosofar, ni polemizar sino anunciar la
salvación de Dios para el que cree, logrando que el que no
creía llegue a creer y salvarse.
 Los predicadores son los únicos que pueden ver de primera
mano como Dios hace para salvar personas. Ellos ven en
primera fila como obra la salvación de Dios. Ellos son
testigos del poder de la cruz y de la locura redentora que es
la predicación. A nadie sino a los predicadores les es
concedido el privilegio de ver actuar a Dios en sus vidas y en
las de quienes oyen su predicación.

IV. CONCLUSIÓN
 Si el mundo estima mucho o poco a los predicadores no
interesa demasiado, porque cada predicador sabe a qué
Salvador anuncia y lo que su Señor logra mientras predica.
 No es el mundo quien define el valor de la predicación sino
que ella se valida a sí misma con lo que lo realiza. No hay
mayor honor que el de ser un predicador. Sé un apoyo para
quien predica, y no dudes en aceptar el llamado de Dios si te
convoca a predicar.

24
DIOS SANA A SU CUERPO

CRISTO ES PODER Y SABIDURÍA


1 Corintios 1:22-24
Propósito: Centrar el mensaje en Cristo.

I.INTRODUCCIÓN

 Las personas buscan pero no lo que necesitan sino lo que les


parece necesitar. ¿Cómo podemos orientar esa búsqueda?

II. INQUIETUDES A SER RESPONDIDAS

 Según el auditorio serán las inquietudes a ser respondidas.


 Algunas personas quieren ver demostraciones, otras,
razonamientos. Como sea el evangelio responde y supera las
expectativas del ser humano.
 Lógicamente el enemigo hace sus propias demostraciones y
postula sus argumentos de modo que el que busca crea estar
satisfecho.
 No depende exclusivamente de la maravilla demostrada o
del acabado razonamiento. Los dirigentes judíos rechazaron
la misma resurrección de Cristo, y en el Areópago muchos
hicieron lo mismo con la disertación de Pablo.
 Lo que pida o busque la persona no determina el contenido
del evangelio. Lo que vamos a anunciar es lo que Dios hizo,
hace y hará, no lo que las personas anhelen ver o escuchar.
25
DIOS SANA A SU CUERPO

 Si bien tenemos que tomar en cuenta las inquietudes de las


personas a alcanzar, no satisfacemos curiosidades sino que
anunciamos al Salvador.

III. PREDICANDO A CRISTO CRUCIFICADO


 Qué bueno es que toda la iglesia predique lo mismo acerca
de Cristo.
 Jesús crucificado explica el problema humano y su notable
resolución.
 Jesús crucificado coloca a Dios y al hombre en su verdadera
dimensión.
 Jesús crucificado es la señal más grande del evangelio, y el
argumento más poderoso contra las acusaciones a Dios.
 Si las personas no aceptan a Jesús crucificado no tienen
esperanza de salvación. La cruz divide a los salvados de los
que tropiezan y enloquecen.
 Jesús no murió en la cruz para ser reconocido por sus
adversarios sino para salvar a los que tenga fe en su
sacrificio.
 Los que se salven será por Jesús crucificado, no por ver un
milagro o adherir a un razonamiento.
 El llamado al pecador truena en el Calvario. Allí Dios habla
más elocuentemente que nunca. Allí vemos nuestra carga en
los hombros de Jesús, allí encontramos paz para con Dios, y
allí comienza una vida nueva.
26
DIOS SANA A SU CUERPO

 Los que respondan al llamado que nace de la cruz, sean de


donde sean, encontrarán que Jesús supera las inquietudes
que tengan.
 En Jesús hay verdadero poder y sabiduría!

IV. CONCLUSIÓN

 Si logramos que las personas vayan a Jesús crucificado


tendrán la chance de ser llamados por Dios mismo a fin de
que accedan directamente al poder y sabiduría de Dios.
 Si nuestro mensaje no está centrado en Cristo sino en las
inquietudes de la gente no los apelará como debe. Pero un
mensaje bien centrado es elocuente, porque allí son Dios y el
Espíritu quienes llaman, no nosotros mismos.
 No nos dejemos guiar por la audiencia sino por Cristo
mismo, porque Él es el mensaje, el poder y la sabiduría que
necesitamos. Centremos a los demás en El.

27
DIOS SANA A SU CUERPO

INSTRUMENTOS PARA LA GLORIA DE DIOS


1 Corintios 1:25-29.
Propósito: Servir para la gloria de Dios.

I.INTRODUCCIÓN

 La obra de Dios tiene el poder de superarse a sí misma. ¿Qué


condiciones deben darse para que esto ocurra?

II. INSTRUMENTOS INESPERADOS

 Dios no elige como eligen los hombres, porque ve más allá


de lo que ven los hombres.
 Las apariencias no son la realidad completa de las cosas.
Dios ve más allá de las apariencias.
 Para que los hombres propios y ajenos no miren a la obra de
Dios como una obra humana de tantas es que Dios
sorprende con instrumentos inesperados.
 Esos instrumentos a los que nadie elegiría son los que Dios
ennoblece y superan las expectativas y posibilidades
humanas.
 En consecuencia nadie que sea llamado podrá decir no
puedo, ni nadie que haya logrado algo podrá decir yo hice
esto.

28
DIOS SANA A SU CUERPO

 El poder y la sabiduría de Dios se manifiesta en la insensatez


y debilidad humanas.
 El que sea sabio y fuerte en la obra lo será mientras sea de
Dios.
 El gran peligro del obrero siempre no está dado por su
incapacidad sino por la naturaleza y sinceridad de su
vocación misionera.

III. EL CUIDADO DE LA VOCACIÓN MISIONERA

 La vocación misionera debe cuidarse y centrarse de


continuo, de modo que recordemos quienes somos
realmente, Quien obra con, por y a través nuestro, y de
Quien serán los logros y frutos.
 La vocación debe ser tal que tenga siempre en vista la
naturaleza humana y la grandeza y el poder divino.
 Si la vocación se contaminara con afanes y ambiciones
extraños, el poder y la sabiduría de Dios se desconectarán de
su instrumento misionero.
 Debemos recordar que el crecimiento que alcanza el
instrumento y la obra pertenecen a Dios. Al mantener esto
en vista podremos se instrumentos para la gloria de Dios de
manera perdurable.
 El llamado divino, un don inmerecido, hace de nosotros lo
que somos y logra con nosotros lo imposible.

29
DIOS SANA A SU CUERPO

 De este modo Dios deja ver que si obra es suya porque no


hay relación entre sus instrumentos y lo que logra con ellos!
 Así como en la creación Dios hizo lo que es de lo que no
era, en la nueva creación deshace lo que es con lo que no es!
 La nueva creación le dará mayor gloria que la primera.

IV. CONCLUSIÓN
 Al ser elegidos no rechacemos el llamado, pensando que
todo depende de nosotros. Todo esto depende de Dios y El
lo hará.
 Mientras le sirvamos mantengamos una humilde y pura
vocación misionera, de modo que podamos ser sabios y
fuertes en Dios, e instrumentos perdurables que le den
gloria.

30
DIOS SANA A SU CUERPO

QUE OCURRE SI ESTAMOS EN CRISTO


1 Corintios 1:30,31
Propósito: Ir y permanecer con Jesús.

I.INTRODUCCIÓN

 Algunas personas parecieran casos perdidos, irrecuperables y


empedernidos. Sin embargo Dios puede obrar lo imposible
en las personas. ¿Qué puede hacer en nuestras vidas?

II. CONDUCIDOS A CRISTO


 Por Dios estamos en Cristo.
o Que hayamos sido conducidos a Cristo, que seamos
de Cristo y que vivamos es gracias a Dios.
o Es Dios quien elige y conduce personas hacia el
Salvador. La búsqueda no es del hombre hacia Dios,
sino de Dios hacia el hombre.
o Cuando alguien piensa que está buscando es porque
en verdad está siendo buscado por Dios primero.
o Las gracias siempre deben ser elevadas al cielo,
porque gracias a Dios no estamos en tinieblas sino
en la luz preciosa de Jesús.
o Cristo en nuestra vida nos conduce de donde
estamos hacia la redención definitiva.
31
DIOS SANA A SU CUERPO

 La obra de Dios por medio de Cristo en nuestra vida es


permanente, y por lo tanto requiere de permanencia.
o Cristo obra de continuo si vive de continuo en
nosotros.
o El mismo dijo que sin El nada podemos hacer, y
ningún fruto podríamos llevar.
 El gran desafío del cristiano no es la sabiduría, la
justificación ni la santificación sino la permanencia. Todo lo
demás lo obra Cristo en quien permanece, cada cosa a su
tiempo.

III. PERMANECER PARA CAMBIAR


 El que no permanece en Cristo no cambiará jamás.
 Quien permanece en Cristo permite así su obra completa en
el vivir.
o Sabio, para entender lo bueno y lo malo, lo
verdadero de lo engañoso, lo bueno de lo mejor.
o Justificado, porque solo escondido en Cristo puedo
ser perdonado y tratado como El merece, y cuento
con Mediador y Defensor.
o Santo, ya que mientras habito en Cristo soy
transformado a su imagen.
o Redimido, porque los que tienen derecho e
idoneidad para el cielo habitarán con Dios para
siempre.
32
DIOS SANA A SU CUERPO

 Nada ni nadie puede atribuirse mérito por esto. Dios busca,


Dios modela, Dios redime. Nuestra gloria es nuestro Dios.

IV. CONCLUSIÓN

 Cambiar o no cambiar depende de la aceptación de Cristo y


la permanencia en El.
 La educación humana puede pulir y disimular lo que somos,
pero no puede cambiarlo. Solo Cristo nos hace sabios,
justos, santos y redimidos.
 En lugar de renegar de lo que somos o intentar disimularlo
vayamos a Cristo quien produce algo nuevo en los que
permanecen en El.
 Lo mejor que ocurre en este mundo ocurre en Cristo.

33
DIOS SANA A SU CUERPO

LA FE BIEN FUNDADA
1 Corintios 2:1-5
Propósito: Poseer una fe firme.

I.INTRODUCCIÓN

 Jesús declaró que cuando viniese la fe sería un valor escaso.


Pero la fe hpy es más necesaria que nunca! ¿Cómo podemos
tener una fe sólida, bien fundada?

II. QUE DEBE SABER EL QUE PREDICA


 Pablo tenía en claro a que iba donde fuera.
 Tenemos que saber para que Dios nos ha puesto y llamado.
 No podemos ir a tientas ni a la ventura. Tenemos que saber
cuál es nuestra misión y deber particular.
 El testimonio de Dios debe ser dado de la manera más lisa y
llana posible. No necesita ser adornado ni condimentado.
Necesita ser impartido.
 Las palabras excelentes y los fileteos de la sabiduría no
debieran empequeñecer la belleza del evangelio.
 Cuando uno predica el evangelio el cómo puede afectar el
qué.

34
DIOS SANA A SU CUERPO

 Los propósitos del misionero deben ser puros y elevados,


teniendo en cuenta la exaltación de Cristo
 El predicador puede tener una vasta cultura y saber muchas
cosas, pero solamente Jesús crucificado sanará al mundo y a
la iglesia.
 La ciencia de la cruz, la ciencia de la redención, ésta es la
principal de las ciencias humanas. Si el predicador sabe bien
esto, sabe lo que necesita saber.

III. TEMOR, TEMBLOR Y PODER

 Aunque sepamos bien a qué vamos y lo que debemos


predicar, los desafíos de la obra nos superan y muchas veces
nos hacen temblar.
 El temor no es una desventaja en el misionero, más bien es
una condición recordar la vastedad de la obra y las propias
limitaciones.
 La debilidad propia, sin embargo es una condición para que
se vacíe la vasija y la misma pueda ser llenada con el poder
de Dios. Recordemos que lo débil del mundo es lo más
fuerte en Dios.
 Esa debilidad y temor nos hace virar de lo humano a lo
divino, y de la propia fuerza y capacidad a las de Dios.
 Las palabras persuasivas convencen pero no sanan ni
convierten. La sabiduría encanta pero no salva. Pablo se veía

35
DIOS SANA A SU CUERPO

como un instrumento del poder de Dios, no como un


disertante más de tantos.
 Es por el Espíritu Santo y el poder de Dios que la fe
comienza, crece y es fundada.
 La fe vencedora no es humana sino que nace y se sostiene en
Dios, el Autor y Consumador de la fe.
 Si estuviera arraigada en la sabiduría de los hombres sería
perecedera, pero cuando está bien fundada en el poder de
Dios trasciende esta vida y nos lleva con Dios a la
cristalización de lo que creemos acerca de Él.

IV. CONCLUSIÓN
 Necesitamos una fe bien fundada para ser instrumentos del
poder de Dios, que puedan obrar por fe y para la fe de los
demás.
 Miremos y centrémonos en lo esencial, y no miremos lo
poco que somos ni lo vasto que tenemos por delante. El
poder de Dios es suficiente, y se manifiesta mejor en la
debilidad. Que nuestra fe se funde donde deba!

36
DIOS SANA A SU CUERPO

MARAVILLAS PARA LOS QUE AMAN A DIOS


1 Corintios 2:6-11.
Propósito: Estudiar y orar más.

I.INTRODUCCIÓN

 El mundo busca y rebusca nuevas atracciones en busca de


sentido. Pero los que aman reciben lo que nadie ni siquiera
ha podido imaginar: la sabiduría de Dios. ¿De qué manera la
obtenemos?

II. SABIDURÍA PARA LOS MADUROS


 Necesitamos madurar para entender cada vez mejor las cosas
sabias y profundas de Dios.
 Maduramos mientras permanecemos y crecemos en Cristo.
Al vivir con Él empezamos a pensar y a entender las cosas
más parecido a Él.
 La sabiduría de Dios no es humana ni mundana. Dios no
piensa como hombre, porque si no sería criatura antes que
Creador. Además Dios conoce la realidad del mundo sin
pecado, cosa que nosotros aún no.
 La sabiduría de Dios, en consecuencia, nos pone en su
perspectiva y nos saca de este mundo contaminado por el
pecado.
37
DIOS SANA A SU CUERPO

 Este punto de vista puro y verdadero es el que responde


todas las inquietudes humanas. Nadie puede explicar la
realidad como Dios lo hace.
 La sabiduría de Dios es eterna, no temporaria, y es cósmica,
no particular ni nacional.
 Es ni más ni menos que el plan de gobierno de Dios y el
plan de salvación ideado desde siempre para llevar al mundo
a su condición original e ideal.
 Esta sabiduría, sin embargo, debe ser resguardada para los
que la van a valorar y aprovechar.

III. SABIDURÍA PARA LOS ESPIRITUALES

 La sabiduría de Dios es misteriosa para el mundo pero clara


para los preparados por el Espíritu de Dios.
 Tanto como el plan de salvación no fue una improvisación
de apuro, sino un plan eterno diseñado por si alguno caía, la
revelación de ese plan también fue preparada de antemano.
 La Biblia y los hombres de la Biblia fueron provistos por
Dios para anunciar al mundo lo que el Señor iría haciendo
punto por punto.
 Cristo no fue crucificado por los espirituales sino por los
carnales, aquellos que teniendo las Escrituras y su
cumplimiento delante de las narices no lo percibieron.

38
DIOS SANA A SU CUERPO

 Pero lo que nadie imagina es lo que entiende y atesora el


espiritual. Sin ser espiritual el ojo y el oído no podrán
percibir las maravillas reveladas por Dios.
 Los que aman a Dios y son espirituales desean aprender,
entienden, practican y comparten estas maravillas a los que
Dios va preparando para entender.
 El Espíritu de Dios es el que revela, ilumina y capacita al
estudiante y al predicador.
 El amor a Dios, en consecuencia, crecerá mientras crece
nuestro discernimiento acerca de lo que hizo y hace por
nosotros.

IV. CONCLUSIÓN

 Amar a Dios es maravilloso, pero el amor no es estático, sino


que debe crecer por medio del conocimiento que El
desenvuelve delante de nosotros por medio de su Espíritu.
 Necesitamos estudiar y orar más para ser más espirituales y
aprender, practicar y predicar mejor. Las maravillas de Dios
deben ser entendidas y predicadas mientras se hallen
disponibles!

39
DIOS SANA A SU CUERPO

¿TENEMOS LA MENTE DE CRISTO?


1 Corintios 2:12-16
Propósito: Pensar y actuar como Jesús.

I.INTRODUCCIÓN

 Sabemos que cuando uno conoce a Cristo nueva criatura es.


¿En qué se nota esa nueva vida sino en pensar y actuar
imitándolo?
 Es fácil decirlo pero no vivirlo. ¿Cómo se logra esa
identificación tan cercana?

II. GOBERNADOS POR EL ESPÍRITU DE DIOS

 El espíritu del mundo domina a los mundanos, pero los


hijos de Dios recibimos el Espíritu de Dios.
 Que un hijo de Dios sea dominado por el espíritu del
mundo, en consecuencia, es anormal. Lo normal es que un
hijo de Dios sea gobernado por el Espíritu de Dios.
 Cuando el Espíritu de Dios es recibido en la vida somos
capacitados para conocer, valorar y ejercer los abundantes
dones que nos regala Dios.
 Un hijo de Dios, por lo tanto, es una persona espiritual de
acuerdo con la norma bíblica de espiritualidad.

40
DIOS SANA A SU CUERPO

 Al ser espiritual conoce a Dios y gusta de las cosas que le


concede Dios.
 Habla palabras espirituales y sabe diferenciar entre la
humana sabiduría y la doctrina inspirada por Dios.
 Discierne las verdades y las interpreta correctamente.
 Ser un cristiano sin ser espiritual es frustrante y
desalentador.

III. EL HOMBRE NATURAL Y EL HOMBRE ESPIRITUAL

 Al pasar del mundo a Dios se introduce en nuestra


naturaleza pecaminosa una segunda naturaleza, la naturaleza
espiritual. Esta segunda naturaleza, sostenida por el Espíritu
de Dios, se impone a la primera.
 Si así no fuera el hombre natural no percibirá las cosas de
Dios y las menospreciará. Están en una frecuencia que no
sintoniza.
 El hombre espiritual, sin embargo, sí entiende y sí valora,
porque sintoniza lo que Dios le comunica en su Palabra y en
su conciencia del deber.
 El tiene criterio, el juzga, piensa y decide bien, porque Dios
lo guía.
 De esta manera la mente de Cristo obra en nosotros, porque
el Espíritu de Dios nos hace pensar y actuar como Jesús.

41
DIOS SANA A SU CUERPO

 Vemos, en consecuencia, la absoluta dependencia que el hijo


de Dios debe tener del Espíritu Santo para que pueda pensar
y actuar como Cristo en lugar de seguir al mundo.

IV. CONCLUSIÓN
 ¿Tenemos la mente de Cristo? Depende de nuestra
dependencia del Espíritu de Dios. Sin ser espirituales
seremos mundanos, o en el mejor de los casos personas que
quieren a la iglesia sin aportarle espiritualmente, o
ayudándola mundanalmente.
 Solo la mente de Cristo por medio del Espíritu puede hacer
de una persona alguien espiritual con un criterio sabio y
maduro para pensar y actuar parecido a Jesús.
 Parece un desafío enorme lograrlo, pero lo que nos parece
demasiado es posible si recibimos el Espíritu de Dios.
 Oremos hasta que nos lo sea dado abundantemente!

42
DIOS SANA A SU CUERPO

CARNALES Y ESPIRITUALES
1 Corintios 3:1-4
Propósito: Unir y alimentar a la iglesia.

I.INTRODUCCIÓN

 La iglesia está conformada por pecadores y rodeada por


mundanos. ¿De qué manera llega a ser un cuerpo espiritual?

II. HERMANOS ESPIRITUALES Y CARNALES

 Tenemos que saber con quiénes estamos tratando, y saber


cómo tratarlos.
 Los espirituales entienden cosas que los carnales no
entienden.
 Cuanto más infantes en la fe más carnales somos. De
manera que el crecimiento espiritual es un viaje en el cual
cuanto más avanzamos menos carnales y más espirituales
seremos.
 Así como todo niño es egoísta, el inmaduro en la fe lo es.
Cuanto más avanzamos en la vida cristiana se espera que
menos egoístas y más generosos, serviciales y abnegados
seamos.

43
DIOS SANA A SU CUERPO

 Es complicado y frustrante pertenecer a un cuerpo espiritual


y no entender las cosas espirituales. De manera que el
crecimiento espiritual es una gran necesidad.
 Que en la iglesia haya personas más espirituales que otras, y
que algunas sean carnales no quiere decir que no sea posible
la hermandad.
 La hermandad se ve en la comprensión y paciencia que el
espiritual tiene con el carnal, así como en la familia el
hermano mayor ayudará al menor.

III. ALIMENTO DIGERIBLE

 Pablo sabía cómo alimentar a la grey. Para crecer hay que


alimentarse siempre y gradualmente.
 El alimento que no es digerible no alimenta. Según la
capacidad del que recibe es el alimento que necesita.
 Como el bebé pide cuando tiene hambre, debemos estar
atentos a las “demandas nutricionales” de los que crecen en
Cristo.
 El que enseña la Biblia o predica debe saber que es alimento
y que no, dónde está el alimento, cómo prepararlo y cómo
administrarlo y dosificarlo.
 La carnalidad es superada con el alimento puro, y la
espiritualidad es mantenida y fortalecida con vianda selecta.

44
DIOS SANA A SU CUERPO

 Una iglesia en conflicto permanente es una iglesia carnal,


que debe ser alimentada desde las mismas bases del
evangelio.
 Los que miran hombres y se dividen por hombres son
carnales y deben ser ayudados a alcanzar la espiritualidad y
madurez que requiere un cuerpo de fe y servicio abnegado
como lo es la iglesia.

IV. CONCLUSIÓN

 La iglesia necesita permanecer unida aún en la disparidad


que pueda haber entre gente más y menos avanzada en la fe.
En esa unidad, además, cada uno deberá recibir el alimento
necesario para que pueda crecer y madurar.
 El mejor bien que podemos hacerle a nuestra iglesia es el de
unirla y alimentarla, si somos espirituales, y el de recibir
alimento y orientación si estamos de mal talante.
 Dios nos ha traído a su cuerpo para que seamos miembros
fuertes y sanos, no atrofiados ni secos. Recibamos de Él la
ligazón y sustento imprescindibles.

45
DIOS SANA A SU CUERPO

DIOS DA EL CRECIMIENTO
1 Corintios 3: 5-9
Propósito: Ayudar a Dios en el crecimiento de la iglesia.

I.INTRODUCCIÓN

 Pareciera como que en la iglesia más vale el que más almas


gana. ¿Será esto cierto? ¿Cómo crece la iglesia? ¿Qué rol nos
corresponde?

II. QUÉ ES UN MISIONERO


 Necesitamos saber qué es un misionero.
 Un misionero no es un ser superior, ni tiene capacidades
innatas que lo hagan muy diferente de cualquier otra
persona.
 Un misionero es un pecador tan necesitado de la gracia
como los que busca alcanzar.
 Un misionero no puede ser comparado ni competir con otro
misionero porque cada uno es único y original, aunque
hagan lo mismo. En consecuencia la competencia entre
misioneros o las contiendas entre misioneros preferidos
están fuera de lugar.
 Un misionero es un servidor, un medio por el cual las
personas creen en Dios.
46
DIOS SANA A SU CUERPO

 Si un misionero tiene fe generará fe. Y esa fe crecerá según


las capacidades y posibilidades que cada persona tenga.

II. COMO CRECE LA OBRA

 Un misionero debe cooperar con otro. La obra no comienza


ni termina con nosotros. Siempre hay algo antes, y siempre
lo habrá luego. La obra que hagamos, por más esforzada y
eficiente que sea, será incompleta.
 Se necesitan más dones que los nuestros para que la obra
crezca. Uno está para plantar, otro para regar, otro cosechar,
otro para acopiar. El trabajo es de todos y el gozo de la mies
también.
 En todo esto solo somos observadores en primer plano del
milagro del crecimiento que Dios opera cuando están dadas
las condiciones.
 Por más esfuerzo e ingenio que tenga el que planta o el que
riega, el mérito es de Quien hace crecer las cosas, Dios
mismo.
 El que planta y el que riega son necesarios, pero no
imprescindibles. Si no es uno será otro, o aún las piedras
clamarán.
 Tenemos que entender la obra en términos globales y no
fragmentarios. El que planta y el que riega son una misma
cosa. Deben ser parte de un mismo proceso y un mismo

47
DIOS SANA A SU CUERPO

plan. Encimarse y tironear en la misión no aportará nada.


Debemos todos ayudarnos para un mismo objetivo.
 El que planta debe plantar bien, y el que riega debe regar
bien. La parte que nos ha sido encomendada tiene que ser
hecha de la mejor manera, porque es examinada y
recompensada según nuestra labor.

IV. CONCLUSIÓN
 Al plantar o regar recuerda que Dios da el crecimiento.
 Si somos colaboradores de Dios somos lo mismo. No es más
el que planta ni el que riega. Cuidemos y no pisoteemos la
bendita labranza de Dios.
 Ayudémonos mutuamente de modo que Dios pueda hacer
crecer la iglesia como quiere, y la cosecha se pueda
completar.

48
DIOS SANA A SU CUERPO

EDIFICIO DE DIOS
1 Corintios 3:9-15
Propósito: Dar a la iglesia lo mejor de nosotros.

I.INTRODUCCIÓN

 Si la iglesia solo fuera un edificio de mampostería sería


sencillo edificarla. Pero Dios la define como un edificio
espiritual. ¿Cómo se la construye entonces?

II. ARQUITECTOS DE FE
 Para edificar necesitamos de la gracia de Dios. Con ideas y
esfuerzo no alcanza. Lo que consigamos, haciendo lo
máximo de nuestra parte, siempre será según la gracia que
nos sea dada. La gracia es imprescindible.
 Los que reconocen la gracia y piden la gracia la recibirán
paso a paso. Dios nos da su gracia delante de los hombres
para que su obra sea edificada.
 La iglesia necesita de arquitectos. Son personas con una
mirada amplia y estratégica, que reconocen por donde es
mejor avanzar según los tiempos y sazones de cada lugar, y
ven oportunidades donde otros no las perciben.

49
DIOS SANA A SU CUERPO

 Los arquitectos de la iglesia son quienes tienen una dosis


mayor de fe para ver las cosas antes de que sucedan, y ayudar
así a que otros las puedan ver y cristalizar.
 Todo lo que se levanta en la obra ha sido gracias a que Dios
mandó algún arquitecto primero que viera lo que otros aún
no veían. Cuidemos y apoyemos a los arquitectos de fe, y no
nos conformemos nunca con lo que ya tenemos hasta que
vayamos al cielo.

III. CONSTRUYENDO EL EDIFICIO


 El fundamento de la iglesia siempre debe ser el mismo, de
modo que el edificio se sostenga y no se venga abajo.
 Jesucristo debe ser objeto de todo lo que traigamos a la
iglesia. Lo que aportemos es para Él, y va sobre este
fundamento. Lo que edifiquemos será en El, de modo que
sea perdurable.
 Lo que Jesús acepte es material que sirve, lo que rechace
debe ser puesto de lado.
 Cuando edificamos tenemos que ver qué clase de materiales
estamos aportando. No todo lo que encontremos por ahí le
hace bien a la iglesia.
 La música, las ideas, los métodos y los valores que pueden
funcionar en el mundo no necesariamente harán crecer o
beneficiarán a la iglesia. Tenemos que saber que es válido y
que es nocivo para la iglesia.
50
DIOS SANA A SU CUERPO

 Lo precioso es lo que pasa la prueba del fuego, lo que no


sirva después tampoco sirve ahora.
 Un constructor fiel recibirá recompensa porque su obra
perduró, uno negligente aunque sea salvado verá que lo que
dio fue poco y malo. Y realmente es más fácil salvar a uno
fiel que a uno negligente!
 José y Sansón ambos fueron salvos, pero no fueron lo mismo
como siervos.
 Demos lo mejor y no los despojos.

IV. CONCLUSIÓN

 Este edificio debe seguir siendo levantado con aquello que


será probado y aprobado: ni más ni menos que lo mejor de
nuestra parte, por la gracia de Dios.
 La obra no terminó ni alcanza con lo que ya tenemos.
Ensanchemos la mirada y mejoremos los aportes. Nuestra
obra al ser probada y aprobada recibirá recompensa!

51
DIOS SANA A SU CUERPO

CUIDEMOS EL TEMPLO
1 Corintios 3:16,17.
Propósito: Cuidar de la iglesia.

I.INTRODUCCIÓN

 En la era medieval fueron levantadas fastuosas catedrales


que impresionan hasta hoy. Pero un templo santo no es
precisamente un templo majestuoso.
 ¿Qué templo santo debemos cuidar y mantener?

II. UN TEMPLO VIVO

 El templo de Dios en esta tierra está hecho de personas.


Nosotros somos el templo.
 Es más sencillo pensar en las cosas de Dios como si fueran
materiales inanimados, pero el templo de Dios es un templo
vivo.
 Según como anden las personas anda el templo, según la
imagen de las personas será la imagen del templo.
 Por supuesto que hay una relación cercana entre la fe y el
ánimo de la iglesia y el estado de su edificio. Pero Pablo va
más allá, diciendo que nosotros somos individual y
colectivamente el templo de Dios.

52
DIOS SANA A SU CUERPO

 Una persona donde vive el Espíritu de Dios es una


bendición para el templo. Muchas personas espirituales
unidas conforman una iglesia viva y espiritual.
 Asimismo cuando hay muertos entre los vivos, o corazones
fríos entre los tibios, eso representa una carga para el cuerpo
de la iglesia.
 Al unirnos a la iglesia tenemos el deber de cerciorarnos de
que el Espíritu de Dios viva en nuestra vida, porque lo que
hagamos afectará a los demás.

III. UN TEMPLO PROTEGIDO

 Además de mantener al templo vivo necesitamos custodiarlo


y protegerlo.
 El templo vivo de Dios, la iglesia, está bajo continuo ataque
interno y externo por parte del enemigo.
 Aunque debemos velar porque las personas sean edificadas
en la iglesia y que lo malo quede de lado, el principal
Defensor de la iglesia es Dios mismo.
 No es poca cosa destruir el templo de Dios. El que lo
destruye deberá ser destruido.
 Esto es una advertencia para propios y ajenos. Hay un
enemigo que no podrá contra el Dueño del templo. Además
quienes formamos parte de este templo necesitamos saber
qué de bueno estamos haciendo por la iglesia.

53
DIOS SANA A SU CUERPO

 No siempre los ataques al templo son evidentes. La mayoría


son sórdidos y subterráneos. Pero Dios no dejará que su
iglesia sea derribada.

IV. CONCLUSIÓN
 En relación a lo que hacemos todos somos juzgados. El que
construye es premiado, el que destruye es eliminado.
 Mientras el Espíritu de Dios habite en nosotros seremos una
bendición para la iglesia. Si se llegara a enfriar esa comunión
podemos destruir lo mismo o más de lo que edificamos
antes.
 Nuestra única seguridad es cerciorarnos de que Dios habite
por su Espíritu en nosotros para ser piedras vivas y preciosas,
y no piedras de tropiezo.
 Cuidemos de la iglesia cuidando de nuestra comunión con
Dios.

54
DIOS SANA A SU CUERPO

TODO ES NUESTRO EN CRISTO


1 Corintios 3:18-23.
Propósito: Dejar lo que sea por Jesús.

I.INTRODUCCIÓN

 La ambición hace que las personas vayan más allá de donde


deben, en procura de conquistar lo que no tienen. El
cristiano, sin embargo, está llamado a otro tipo de anhelos y
conquistas.

II. DIOS VE MÁS ALLÁ


 No debemos engañarnos sino atender lo que Dios nos
enseña.
 Algunos caminan la fe según lo que les parece mejor. Pero la
vida cristiana no son subjetividades sino realizaciones
concretas preparadas de antemano para que andemos en
ellas.
 Dios conoce bien los anhelos humanos y nos lleva a alcanzar
lo que necesitamos, aunque no sea precisamente lo que un
principio codiciamos.
 No debemos creer nada acerca de nosotros mismos, sino lo
que Dios quiere que creamos.

55
DIOS SANA A SU CUERPO

 La realidad acerca del mundo y de nosotros la define Dios,


no el mundo ni nosotros.
 De este modo lo que nos parezca a nosotros o a los demás es
secundario.
 Dios nos enseña cómo ir más allá, porque El ve más allá.
Nuestra visión debe depender de la suya.
 Hacernos ignorantes. Antes de aprender debemos
desaprender.

III. DIOS NOS LLEVA MÁS ALLÁ


 La Palabra de Dios enseña y corrige, desarraiga y planta. La
buena semilla solo crecerá y dará abundante fruto en el
terreno preparado y limpio.
 El que se crea sabio en el mundo no será sabio según Dios.
Solo el que reconoce las limitaciones de la sabiduría humana
y la vastedad de la sabiduría divina, y la preeminencia de las
ideas de Dios por encima de las ideas de los hombres, éste
llegará a ser sabio. Al tal Dios le puede enseñar y hacer
crecer.
 Cuando las idea humanas compiten con las de Dios se
entenderán las cosas divinas por medio de las lentes
humanas, lo cual es incorrecto.
 Las cavilaciones humanas son igual de caídas que los mismos
hombres. Dios nos quiere elevar pero no podrá si no
soltamos el lastre de nuestras ideas.
56
DIOS SANA A SU CUERPO

 No se puede argumentar ni debatir con Dios, sino oír, creer,


obedecer y compartir. Así El nos lleva más allá.
 Los sabios del mundo no pueden salvar al mundo. A lo
sumo podrán entretener a los perdidos. Más allá de esos
pensamientos hay un vacío que nadie llenará. Crecer en las
ciencias humanas no nos transformará a la imagen de Dios,
ni nos colocará donde Dios planificó.
 Dios declara que todo es de sus hijos por medio de Jesús. El
ve más allá, El nos lleva más allá, El nos da todo lo que
necesitamos.
 En Cristo obtenemos la vida, la iglesia, el mundo, el
descanso, el presente y el futuro. Ninguna mano humana lo
dará, sino la mano divino humana de Jesús.

IV. CONCLUSIÓN

 Dios mandó a Jesús al mundo para hacernos ver más allá, y


para traernos a El de nuevo.
 Ninguna persona puede hacernos ver ni obtener lo que Jesús
muestra y regala. Todo es nuestro en Cristo, solo basta
renunciar a lo que sea por El.
 Que los sabios callen delante de Jesús, que nuestra visión sea
iluminada por El, y que lo que tengamos sea gracias a El.

57
DIOS SANA A SU CUERPO

ADMINISTRADORES FIELES
1 Corintios 4:1-5
Propósito: Ser fiel en lo que desempeño para Dios.

I.INTRODUCCIÓN

 Dios ha dado recursos abundantes, pero en este mundo


parece que nada alcanza. ¡El problema crucial es la
administración pésima que se hace de lo que Dios ha
provisto!
 ¿Cómo podemos, en la iglesia, ser mejores administradores?

II. SIERVOS Y ADMINISTRADORES

 Téngannos por servidores de Cristo


o La imagen que damos ante el mundo no puede ser la
de ejecutivos de una empresa sagrada, sino la de
servidores de Cristo.
o Un empresario no es un siervo. Un siervo vive para
los demás, no para el beneficio propio.
o Al ver a los cristianos el mundo debiera ver a gente
que sirve a Cristo y ama al mundo, no a gente que
pretende trabajar para Cristo al estilo mundano.
o Que todo lo que hagamos sea hecho como para
Cristo, con la humildad se un siervo y por amor a Él.
58
DIOS SANA A SU CUERPO

 Lo que administramos son verdades eternas.


o El evangelio no viene de la iglesia sino de Dios. Es
un tesoro divino confiado a manos humanas. Un
tesoro en vasos de barro.
o Como todo tesoro debe ser invertido para que dé su
ganancia.
o Ser administrador no es solamente ser custodio. El
que administra debe trabajar el tesoro para ganar con
él.
o Lo que hacemos con el tesoro confiado nos interpela
y examina.

III. EXAMINADOS Y APROBADOS

 Dios designa administradores y los examina.


 Lo que cada uno haga será examinado de manera individual.
 Lo que hagan los demás no vale de excusa propia.
 Lo que parezca no siempre será la verdad de las cosas.
 Incluso lo que nos parece bueno o malo no tiene porqué ser
exactamente así. Hay conciencias más sensibles que otras.
 Lo que sí debemos ser es fieles a nuestra conciencia del
deber, de modo que el Señor cuando juzgue a su tiempo nos
apruebe.
 Si en algo quedamos en falta, pero fuimos honestos, la
justificación en Cristo no deja de cubrirnos.

59
DIOS SANA A SU CUERPO

 Cuando estemos en el cielo la obra de cada uno será


manifiesta, y lo que reluce se verá si es oro no lo es.
 Cuando los frutos de nuestro servicio y administración
queden expuestos ante todos, el servicio fiel y amoroso será
vindicado, y lo que fue para el ojo humano será descartado.
 Lo que no se supo se sabrá, y hasta las motivaciones que
impulsaron al siervo quedarán expuestas para honra o
vergüenza.

IV. CONCLUSIÓN

 Al recibir el evangelio somos hechos siervos del Salvador y


administradores de su misteriosa gracia. Que los hombres
vean en nosotros un siervo que ama a Dios y a los demás,
que nosotros veamos alguien fiel a su conciencia, y que Dios
vea intenciones puras, nobles y sinceras.
 Este servicio, aunque no sea perfecto, será aprobado por
Dios acá, ahora y luego allí, arriba.

60
DIOS SANA A SU CUERPO

EL LÍMITE ES LO ESCRITO
1 Corintios 4:6-8
Propósito: Atenerse a lo revelado.

I.INTRODUCCIÓN

 Los vínculos humanos son difíciles, pero son posibles en la


medida que algo mayor a nosotros nos una. La Palabra de
Dios logra esto.

II. VIVIENDO DENTRO DE LO ESCRITO


 El maestro debe aplicar los principios del evangelio a la vida
cotidiana, tal como lo hacía Pablo.
 Los dirigentes deben ser ejemplo de la grey en su trato
humano, y en estar bien centrados.
 Los dirigentes deben ser ejemplo de la grey en no ir más allá
de lo que está escrito.
 El terreno seguro es el revelado. Lo que pasa de lo escrito es
incierto e inseguro.
 Tanto Pablo como Apolos eran compañeros de una misma
misión, y miembros junto a los demás en un solo cuerpo.
Las simpatías o afinidades no eran relevantes.

61
DIOS SANA A SU CUERPO

 El verdadero beneficio del creyente es el de aprovechar lo


mejor de cada dirigente sin que esto lo confunda acerca del
lugar que ocupa el dirigente y Cristo en su propia vida.
 Dentro de los límites de lo escrito estamos seguros y
podemos relacionarnos sana y productivamente.
 Cuando el creyente o el líder se aventura más allá de lo
revelado, o va contra lo revelado, se arriesga en terreno en el
cual Dios ni acompaña ni bendice.
 Más allá de lo escrito se imponen las opiniones y las
pasiones humanas, siempre malas consejeras.

II. EN LO ESCRITO SE OBTIENE TODO

 Dentro de lo escrito está todo lo que necesitamos saber y


obtener.
 Todo lo que necesitamos lo tenemos en el evangelio.
 Todo lo que somos y podemos ser será gracias al evangelio.
 Lo que hemos logrado y lo que podemos lograr es gracias al
evangelio.
 La gloria humana no cabe dentro de lo escrito, porque la
gloria es para el Señor de la gracia quien provee todo don.
 Saciados y ricos, los hombres por los cuales Dios nos entrega
el evangelio llegan a ser meros pasadores de ese don divino.

62
DIOS SANA A SU CUERPO

 Incluso que reinemos no depende de que reine el que nos


haya predicado. Una vez entregado el evangelio, es el
evangelio quien nos lleva hacia Dios junto al Espíritu Santo.
 La verdadera recompensa de quien llevó el mensaje es reinar
junto a los que creyeron gracias a su modesta ayuda.
 Los que entienden el evangelio y predican el evangelio saben
que lo importante es lo escrito, y la vida eterna comienza y se
mantiene dentro de esos parámetros!

IV. CONCLUSIÓN

 Predicadores puede haber muchos pero evangelio hay uno


solo. Si los dirigentes están unidos en lo fundamental, y en
lo escrito, la iglesia se centrará en lo mismo para crecer,
saciarse, enriquecerse y reinar.
 Nunca perdamos de vista lo fundamental, y nunca nos
dejemos mover de la Palabra de Dios. Dentro de lo revelado
estaremos unidos en lo mismo, siguiendo el evangelio hasta
reinar con Cristo.

63
DIOS SANA A SU CUERPO

PASTORES PARA IMITAR


1 Corintios 4:9-16
Propósito: Ser dirigentes imitables.

I.INTRODUCCIÓN

 El modelo de ministerio llega a ser un modelo de iglesia,


porque tal el sacerdote, tal el pueblo. ¿Qué modelo de
ministerio es digno de imitación?

II. UN MINISTERIO DIGNO DE SER EXHIBIDO


 Dios exhibe a los dirigentes
o Ellos deben tener alto perfil.
o Deben ser dignos de exhibición.
o No deben tener nada de lo cual avergonzarse.
o Deben ser la referencia de la iglesia y del mundo.
o El que quiera esconderse, que no sea dirigente. El
dirigente debe dar la cara por Dios, por el mensaje y
por la iglesia.
 El dirigente debe ser modelo de abnegación.
o Debe amar el servicio, y ser humilde en la misión.
o No puede mirar el beneficio ni el costo propio. No
puede escapar de los riesgos necesarios para que el
mensaje corra.
64
DIOS SANA A SU CUERPO

o Pretender mayores ventajas que las que gozó Jesús en


su ministerio deshonra el discipulado.
 El gozo del dirigente no está en lo que el mismo logre para
sí, sino en lo que la grey logrará por su ministerio
o Que la grey sea más prudente, fuerte, y honorable
que el mismo dirigente más allá de los sacrificios que
esto conlleve.
o Es decir que en el modelo de Pablo la congregación
gana más con el pastor que el pastor con la
congregación. Es el modelo de vaciamiento que Jesús
experimentó!
o Un dirigente abnegado por la grey debiera inducir a
la grey a abnegarse por los demás.
o Este es el amor que debe conocer el mundo, el amor
abnegado de Jesús.

III. EL DIRIGENTE A SER IMITADO


 En el modelo paulino de liderazgo el dirigente trabaja hasta
cansarse.
o Nunca devuelve las ofensas, sino que paga bien por
mal.
o Es perseguido pero soporta la prueba
o Ora por el que lo difama
o Parece escoria pero brillará como el oro.
o Se reproduce y multiplica.
65
DIOS SANA A SU CUERPO

 Tales dirigentes se necesitan y deben ser imitados.


 La iglesia no podrá ser laboriosa, perdonadora, perseverante
y productiva sin una clara referencia adelante que pueda
imitar.
 El compromiso del dirigente, en consecuencia, debe total.
Dios lo puso donde todos lo miren y puedan imitar.

IV. CONCLUSIÓN

 Aunque Jesús sea el modelo perfecto necesitamos modelos


humanos a los cuales imitar. Y estos modelos deben
provenir del ministerio.
 Ya no quedan Pablos ni Pedros, pero quedan sus enseñanzas
y el mismo Espíritu que los capacitó y formó puede hacerlo
con quienes son llamados y asumen el alto compromiso que
esto representa.
 No nos escondamos ni pretendamos una iglesia mejor sin
dirigentes mejores. Ofrezcámonos como modelos a Dios, y
pidamos que nos haga referencias claras para una iglesia más
fiel.

66
DIOS SANA A SU CUERPO

EL REINO DE DIOS ES PODER


1 Corintios 4:17-21
Propósito: Ejercer el poder del evangelio.

I.INTRODUCCIÓN

 Las palabras abundan pero faltan demostraciones. Cuando


se predica el evangelio ¿basta con una buena presentación de
la verdad?

II. RECORDANDO EL EVANGELIO


 Pablo de multiplicaba por medio de sus cartas y ayudantes.
 Con los pocos recursos que tenían a mano atendían de la
mejor manera las iglesias lejanas y conflictivas.
 Hoy en día, mucho más cerca y con más facilidades
¿afrontamos o escapamos de los problemas?
 Los que trabajan por el evangelio deben ser fieles en el
Señor, porque Dios solo actúa por medio de los fieles.
 Además, la estatura ética de los misioneros no debe ser
mejor que la de los mundanos, sino mayor aún: “el proceder
en Cristo”.
 Si el mismo maestro no practica el evangelio, ¿cómo podrá
pretender que el evangelio sea aceptado por los demás?

67
DIOS SANA A SU CUERPO

 Pablo enseñaba lo mismo en todas partes y en todas las


iglesias. El evangelio vale lo mismo sea donde sea, porque la
salvación y la vida cristiana deben ser practicadas igual en
cualquier lugar.
 La unidad de la iglesia requiere unidad en fe y práctica. Los
que se apartan de esa línea deben ser reencauzados, aunque
no sea sencillo hacerlo.
 No debe darse por sentado que los que han creído siempre
estarán en el evangelio. Cuando las evidencias demuestran
confusión es necesario predicar de nuevo lo que se creyó y
olvidó.
 El poder del evangelio no cuenta solo para los incrédulos.
También necesita ser experimentado por los más difíciles:
los que se creen salvos.

III. EL PODER DEL EVANGELIO


 Los dirigentes de la iglesia tenían autoridad dada por Dios, y
la ejercían sin que les temblara el pulso.
o Pablo iba con amor y mansedumbre o con vara,
según lo que se necesitara.
o Es falso que la disciplina sea contraria al amor o a la
mansedumbre.
o Si la vara azota inútilmente o corrige depende de
quien la maneja. Debemos ser sabios en el uso de la
disciplina.
68
DIOS SANA A SU CUERPO

 Los que amenazan o corrompen la iglesia no pueden ser


dejados sin control esperando en vano que cambien por sí
mismos.
 El pastor debe cuidar la iglesia y debe vigilar que no se
corrompa el testimonio de la misma.
 Los que ofrecen alternativas deben demostrar el poder de lo
que ofrecen.
 Las palabras abundan, pero se necesitan ver frutos dignos del
evangelio. Por los frutos somos conocidos!
 Los que toman un camino diferente, si han sido iluminados
para ello, deben manifestar el poder del evangelio en eso. De
lo contrario no les ha amanecido.
 El evangelio no se debate: se vive y se demuestra.

IV. CONCLUSIÓN

 Los que viven y predican el evangelio están en condiciones


de ejercer el poder del evangelio. Sus obras darán fruto de la
bendición de Dios, serán una luz donde estén, y sus
oraciones serán contestadas.
 No rebajemos el evangelio al mero nivel de la palabrería sin
sentido. Vivamos y veamos el poder del evangelio!

69
DIOS SANA A SU CUERPO

LA IGLESIA Y EL PECADO ESCANDALOSO


1 Corintios 5:1-5
Propósito: Disciplinar para salvar.

I.INTRODUCCIÓN

 Todos los miembros de la iglesia pecamos, pero hay pecados


que traen escándalo. ¿De qué manera la iglesia debe tratar
este problema?

II. SE OYE UN ESCANDALO


 Lo que se oye de la iglesia es muy importante, porque afecta
su testimonio y su poder en la sociedad.
 Cuando lo que se oye es bueno la predicación es estimulada.
Cuando lo que se oye es malo da excusa para que el perdido
siga perdido, y para que el sincero no se salve.
 Dios espera que el cristiano sea puro, y que su sexualidad sea
vivida tal cual Dios lo enseña, no como lo practica el
mundo.
 Las prácticas sexuales que el mundo aprueba son casi todas.
Pero Dios solo bendice la relación matrimonial natural. Lo
demás es una deformación del plan divino.

70
DIOS SANA A SU CUERPO

 Las pasiones humanas solo pueden ser encauzadas y guiadas


por el Espíritu Santo. De lo contrario el enemigo lleva a las
personas a ser prácticamente animales sin razón.
 Ahora bien, es natural que el mundo fornique. Pero que un
creyente supere la fornicación de un mundano es grave,
escandaloso, y la iglesia no puede esconderse de este
problema. ¿Qué debe hacer la iglesia cuando se oye un
escándalo en ella?

III. LA IGLESIA RESOLVIENDO EL ESCÁNDALO


 Humillarse delante de Dios. El pecado de uno afecta a
todos.
 Somos un cuerpo en todo momento, y un miembro enfermo
lastima a todos. Pero si buscamos a Dios, El sana a su
cuerpo.
 Lamentar el pecado para resolverlo.
 Cuando naturalizamos, justificamos o tapamos el pecado lo
leudamos. Necesitamos lamentar y rechazar lo pecaminoso.
 Quitar de en medio al que pecó es una señal ante la iglesia
misma, el mundo y el mismo implicado.
 La iglesia no puede torcer su rumbo hacia donde disponga el
capricho o la pasión de cualquiera de sus miembros. El
mundo, la iglesia y los que yerran debe saber cuál es el
rumbo de la iglesia, y que la iglesia no se apartará de la
Palabra de Dios.
71
DIOS SANA A SU CUERPO

 La iglesia debe tener criterio para juzgar y decidir. Cuando se


reúne la iglesia Dios dirige esa reunión. El interviene en los
problemas de la iglesia! No estamos solos al lidiar con el
pecado y los pecadores. Su gracia está disponible.
 La intención siempre será salvar. La disciplina verdadera es
redentora. Pero en las pasiones carnales nadie podrá ser
salvo, a menos que someta sus pasiones al control del
Espíritu Santo y los principios bíblicos que la iglesia
sostiene.
 Subestimar el pecado, disimular el pecado y seguir como si
nada ocurriese no salvará al que yerra. La no disciplina es
tan grave como el escándalo a ser disciplinado.

IV.CONCLUSIÓN
 Nadie espera ser disciplinado ni disciplinar a nadie, pero
cuando es necesario hacerlo esto será un ejercicio que
redima al pecador, prevenga a otros hermanos y recupere el
respeto del mundo.
 Cuidemos el testimonio y la grey dando al pecado el nombre
que éste tiene.

72
DIOS SANA A SU CUERPO

LA VIDA SIN LEVADURA


1 Corintios 5:6-8
Propósito: Rechazar el pecado.

I.INTRODUCCIÓN

 Si el pecado es subestimado llega a ser incontrolable. ¿Qué


nos recomienda la Biblia para que no nos afecte por demás?

II. EL PODER DE LA LEVADURA

 En el conflicto con el mal la jactancia debe quedar de lado.


Tenemos que ser humildes sabiendo que nuestra lucha no es
contra carne y sangre. La jactancia, por lo tanto, es mala
consejera.
 Quien subestima el pecado en realidad no conoce qué es el
pecado y los peligros que entraña. Lo que comienza de
manera imperceptible termina afectándolo todo! Por eso
Pablo también compara el pecado con la levadura.
 Así como ocurrió en el cielo, cuando un ser descontento
comenzó a fomentar una rebelión que terminó por expulsar
a un tercio de los ángeles, lo mismo puede pasar en la iglesia.
El pecado leuda, es contagioso, y si se lo menosprecia o
subestima se esparce más rápidamente.

73
DIOS SANA A SU CUERPO

 La levadura, sin embargo, también fue empleada por Cristo


en Mateo 13:33 para explicar el avance del reino de los
cielos.
 El bien y el mal se esparcen, pero de manera diferente. Dios
y el adversario buscan avanzar y conquistar, pero Dios con la
verdad mientras que el enemigo con la mentira.
 ¿En que levadura estamos siendo leudados?
 Para que la nueva levadura actúe, debemos limpiarnos de la
vieja.

III. LIMPIARSE DE LA VIEJA LEVADURA

 Dios nos saca la vieja levadura para que seamos nueva masa
y panes consagrados en su santuario.
 Siendo panes renovados y consagrados podremos acompañar
al Cordero pascual ofrecido en el Calvario.
 El rechazo del pecado no es solamente un rechazo ético. Es
el rechazo de lo que nos separa de Cristo y su salvación.
 Dado que el sacrificio de Cristo ya está hecho, resta que
podamos ser renovados para acompañar sin levadura ese
banquete de la gracia.
 Para que comience el banquete debemos limpiarnos de
maldad y adquirir sinceridad y verdad.
 Si somos nueva masa podremos tratar el pecado con
seriedad, y ver las cosas santas como realmente lo son.

74
DIOS SANA A SU CUERPO

IV. CONCLUSIÓN
 El pecado inunda el mundo, pero la iglesia debe reconocer
qué es pecaminoso y qué es santo, de modo que pueda
rechazar lo malo e ir lo por bueno. Si así no fuera nuestra
vida sería una ofrenda indigna del sacrificio de Cristo.
 Que nuestra vida sea sincera, y nada malo nos leude de a
poco para luego avergonzarnos. Dios limpia la vieja levadura
y prepara nueva masa, de modo que no quedemos fuera de
la gran Pascua celestial!

75
DIOS SANA A SU CUERPO

GENTE PARA BUSCAR Y EVITAR


1 Corintios 5:9-13
Propósito: Evitar la hipocresía.

I.INTRODUCCIÓN

 Cristo y los apóstoles señalaron a la hipocresía como el


cáncer de la iglesia. ¿Qué hacer para evitarla?

II. GENTE PARA EVITAR

 Pablo anhelaba sinceridad y verdad en la iglesia.


 Pero la doble vida de algunos de sus miembros amenazaba
con contagiarlo todo, con mayor razón si el pecado se
soslayaba o subestimaba.
 Por esta razón Pablo buscaba cortar de raíz el problema de la
doble moral, y enseña a quien deben buscar y a quien deben
evitar los cristianos.
 En primer lugar Pablo pide que la iglesia no se junte con
quienes llamándose hermanos practique el pecado
descaradamente.
 En esta categoría señala a los fornicarios, avaros, ladrones,
idólatras, maldicientes o borrachos.
 Evitar a cristianos así, más que un acto de desprecio, es un
acto de bondad. Si de alguna manera este hermano
76
DIOS SANA A SU CUERPO

reaccionará será cuando vea que la iglesia no lo puede


acompañar en ese estilo de vida.
 El estilo de vida del cristiano no está separado con su fe. Es
imposible ser cristiano y tener un estilo de vida mundano. El
estilo de vida mundano trunca la fe.
 Fornicarios, avaros, ladrones, idólatras, maldicientes o
borrachos no deben convivir en la iglesia con gente pura,
honesta, espiritual y temperante, ni llevar a la iglesia a la
hipocresía.
 La iglesia debe tener criterio para juzgar, señalando lo que es
pecado y lo que es santo, lo que es propio y lo que es
indigno.
 Para salvar al hipócrita no debe tolerársele todo.
 La actitud apropiada para el mundano en la iglesia, sin
embargo, no apropiada para el mundano en el mundo.

III.GENTE PARA BUSCAR

 El apóstol aclara que no debemos evitar a los mundanos del


mundo, porque ellos deben recibir el evangelio.
 Cristo no nos pide salir del mundo, sino guardarnos del
mal. Lo mismo señala Pablo.
 La misma gente a la que debemos evitar en la iglesia es la
que se debe salvar fuera de la iglesia!

77
DIOS SANA A SU CUERPO

 A los que están afuera, Dios los juzgará, pero quienes son
parte de la iglesia son parte de un cuerpo, sometidos al
cuerpo, y examinados en él.
 La iglesia necesita rechaza el pecado dentro de sí misma,
pero en relación con la misión los fornicarios, avaros,
ladrones, idólatras, maldicientes o borrachos deben ser
alcanzados por gente pura, honesta, espiritual y temperante.
o En la pureza del cristiano el fornicario ve su pecado.
o En la generosidad del cristiano el avaro ve su falta.
o En la honestidad del cristiano el ladrón es redimido.
o En la lengua plateada del creyente se salva el
blasfemo.
o En la salud del creyente el vicioso ve algo mejor para
su vida.
o En la espiritualidad del cristiano el idólatra verá su
necedad.

IV. CONCLUSIÓN

 Solo una iglesia pura puede ser eficaz en la misión. Si la


iglesia se corrompe, el mundo no verá la diferencia y
quedará sin esperanza.
 Por lo tanto la hipocresía, el pecado disimulado de santidad,
debe ser removido por completo.

78
DIOS SANA A SU CUERPO

 Mientras no salgamos del mundo debemos mantener la


diferencia entre iglesia y mundo. De este modo nuestra
salvación se dejará ver claramente.

79
DIOS SANA A SU CUERPO

CUANDO JUZGAR NO ES PECADO


1 Corintios 6:1-8
Propósito: Resolver problemas dentro de la iglesia.

I.INTRODUCCIÓN

 Se supone que juzgar es un pecado, porque solo Cristo es el


Juez. Sin embargo en ciertas situaciones juzgar no es pecado.
¿Cuándo y cómo es necesario juzgar?

II. LA IGLESIA PUEDE JUZGAR


 Los conflictos son inevitables en un mundo de pecado y
egoísmo. Suele pasar que unos y otros tironeen por asuntos
de influencia, celos o dinero.
 Pablo establece que el primer ámbito de resolución de
conflictos entre hermanos debe ser la iglesia. Si dos no se
ponen de acuerdo, otro hermano puede mediar entre ellos, y
si éste no resolviera el conflicto la iglesia podría hacerlo.
 Quienes no son de la fe resolverían el conflicto aparte de los
principios del evangelio, los cuales son una norma más
elevada que los criterios jurídicos y morales del mundo.
 Si dos santos tiene un conflicto, otros santos pueden
ayudarlos mejor que los incrédulos, y de esta manera la

80
DIOS SANA A SU CUERPO

iglesia no será avergonzada innecesariamente ante los de


afuera.
 El criterio santificado es necesario ahora y en el futuro. Dios
nos pone en situaciones de pensar y decidir. Debemos
hacernos cargo de la iglesia, sin mirar al costado.

III. JUZGAR ABAJO Y JUZGAR ARRIBA


 Si Dios abrirá sus juicios en el cielo para que sean
examinados por sus criaturas, ¿cómo no será posible resolver
ya mismo situaciones menos complejas que no entrañen vida
o muerte eterna?
 En las cosas más sencillas de esta vida, cosas “muy
pequeñas”, Dios nos confía y acompaña al decidir lo mejor
para la iglesia y los hermanos.
 En las cosas de esta vida manifestamos el criterio que se
espera de un mayordomo fiel, heredero de responsabilidades
eternas y celestiales.
 Según la capacidad y la experiencia serán las decisiones que
deba tomar cada hermano o dirigente. Pensar, evaluar y
decidir no es pecado. Juzgar así es necesario!
 El problema de la iglesia, sin embargo, desde aquella
hermandad de Corinto hasta ahora, es el de la escasez de
personas que asuman su responsabilidad en la causa y el
peso de las decisiones.

81
DIOS SANA A SU CUERPO

 Siempre ha sido más sencillo esperar que otro decida y


criticar lo que decida. Pero Pablo pide responsabilidad y
compromiso entre los miembros de la iglesia, resolviendo en
la iglesia los problemas de la iglesia.
 Cuando la iglesia no resuelve los problemas, sino que los
esconde o posterga, estos rebotan fuera de ella y generan
mayor pecado.
 Los que no asuman sus pequeños deberes abajo, ¿serán aptos
para responsabilidades eternas arriba?
 Juzgar no siempre es pecado. A veces es un deber!

IV. CONCLUSIÓN

 Todo problema es una oportunidad para pensar, evaluar,


decidir y juzgar. Así madura la iglesia y gana en experiencia.
Así somos calificados como mayordomos.
 No esperemos que el tiempo acomode los conflictos.
Resolvamos a tiempo los escollos en el camino. Aunque
parezcan inmensos, son pequeños peldaños de crecimiento
en el servicio mayor que nos espera.

82
DIOS SANA A SU CUERPO

DE LO PEOR A LO MEJOR
1 Corintios 6:9-11
Propósito: No volver al pecado.

I.INTRODUCCIÓN

 Para ciertas personas el reino de los cielos es un imposible:


se ven demasiado lejos de una vida santa en un lugar santo.
¿Cuán lejos queda lo peor de lo mejor?

II. NO SE HEREDA LO MEJOR EN LO PEOR


 Pablo deja en claro que los injustos no pueden heredar el
reino de los cielos. Nadie hereda lo mejor en lo peor.
 El que pretenda salvación subestimando su estilo de vida
pecaminoso erra grandemente.
o La impureza no hereda el reino: La fornicación, el
adulterio, la homosexualidad y todo pecado sexual
es contra Dios, no contra otro o uno mismo.
o La idolatría no hereda el reino: la superstición no
equivale a espiritualidad.
o El materialismo no hereda el reino: el que roba,
estafa o acopia de más no piensa en los otros, y el
cielo no es para egoístas.

83
DIOS SANA A SU CUERPO

o El vicio no hereda el reino: el que no tiene dominio


de su cuerpo no puede valorar la creación renovada.
o La maledicencia no hereda el reino: ¿acaso alguno se
imagina insultos en el cielo?
 Es evidente que de una u otra manera, así como somos, no
podremos heredar el reino. En lo peor no se hereda lo
mejor.
 No obstante Dios sabe cómo sacarnos de lo peor para sí
heredar lo mejor.

III. LO QUE FUI, SOY Y SERÉ


 Una vez que Dios empieza a obrar en nuestra vida ve lo que
somos como lo que fuimos, porque nos ve como llegaremos
a ser.
 Aunque su obra no haya terminado la ve como completa
porque Dios lo que comienza lo termina.
 Nosotros debemos vernos a nosotros mismos y a los demás
con esperanza, de lo contrario no creemos en el poder del
evangelio.
 Dios lava, justifica y santifica en Jesús por medio del Espíritu
Santo.
 El gran desafío es permanecer donde el Espíritu actúa,
lavando y santificando a los justificados en Cristo.
 Lo peor queda muy cerca de lo mejor porque el Espíritu de
Dios acerca a los lejanos.
84
DIOS SANA A SU CUERPO

 Esto es una advertencia también: quien se aparta del Espíritu


puede ir de lo mejor a lo peor demasiado rápido. No
podemos confiarnos en nosotros mismos jamás.

IV. CONCLUSIÓN
 Dios hace disponible y cercano lo mejor, porque su Espíritu
se ocupa de lavar y santificar al que crea en Jesús.
 Podemos estar rodeados de los peores morando con el
Espíritu de Dios en lo mejor, lavados y santificados hasta
heredar el reino de los cielos.
 No miremos el cielo como algo lejano sino como algo real y
cercano. Y al creer no volvamos atrás: lo peor está muy cerca
del que se olvida de Jesús.

85
DIOS SANA A SU CUERPO

UN CUERPO PARA EL SEÑOR


1 Corintios 6:12-20
Propósito: Mantener la pureza del cuerpo.

I.INTRODUCCIÓN

 Hoy se ve un gran desprecio del cuerpo: perforaciones,


tatuajes, adornos de todo tipo, ropa escandalosa. ¿Importa el
cuerpo, o solo el “alma”?

II. LO QUE AL CUERPO LE CONVIENE


 Dios nos da un cuerpo, pero el cuerpo no nos pertenece.
 Los que suponen que el cuerpo debe obedecer a cualquiera
de sus caprichos porque son dueños de sus vidas o sus
cuerpos se equivocan.
 No todo lo que parece permisible resulta conveniente. ¿Qué
es lo que realmente le conviene o le hace bien al cuerpo?
 Pablo dice que debemos respetar las funciones naturales del
cuerpo.
 El estómago está hecho para la comida, pero no para
cualquier comida, sino para la comida que le convenga al
cuerpo.

86
DIOS SANA A SU CUERPO

 Cuando una persona se pone al servicio del bienestar del


cuerpo la salud responde mejor que cuando el cuerpo está
esclavizado por los caprichos de la persona.
 Dios sana a su cuerpo sanando cuerpos. Una iglesia de gente
innecesariamente enferma ¿qué clase de servicio puede
prestar al Dador de la vida?
 Ahora bien, la vida no es solo comer, consumir y gratificarse.
El cuerpo necesita más que buen alimento. Una persona
biológicamente sana puede estar espiritualmente enferma.
Necesitamos salvar un cuerpo completo, no solo la parte
tangible del mismo.
 Si algo le conviene al cuerpo, esto es la pureza completa.

III. LA PUREZA DEL CUERPO

 El cuerpo necesita ser mantenido puro, ya que no le


conviene al cuerpo la inmoralidad sexual.
 Cuando el cuerpo es dado a prácticas o pensamientos
inmorales pierde la presencia de Dios, y un cuerpo sin su
Señor no tiene futuro.
 Cristo no vino a redimir nombres y apellidos sino cuerpos.
La vida misma solo existe en un cuerpo! Nuestro cuerpo fue
hecho para el Señor, y el Señor desea habitar en nuestra
mente. Si habitara el pecado, éste la arruinará.
 La presencia del Espíritu Santo en nuestra vida es la garantía
de la resurrección si nos tocara ir al descanso. Aunque
87
DIOS SANA A SU CUERPO

nuestro cuerpo fuera hecho polvo o ceniza, el Espíritu de


Dios que supo morar allí lo resucitará.
 Aún cuando el cuerpo muere que hermoso es pensar que el
Espíritu custodia los restos de lo que fue su morada, hasta el
día de la resurrección.
 Nuestro cuerpo, además, es miembro del cuerpo de Cristo.
Un miembro enfermo no puede hacer bien al cuerpo sano.
El pecado sexual cercena del cuerpo de la fe. Puede
disimularse el pecado, pero hay una separación espiritual.
 No queda otra alternativa sino huir de la inmoralidad para
reforzar nuestra unión con Dios y la iglesia.

IV. CONCLUSIÓN
 El precio pagado por nuestro cuerpo fue demasiado elevado
como para arrastrarlo a cualquier capricho. Es un cuerpo
para el Señor, no para el capricho.
 Mantengamos un cuerpo puro que le dé a Dios el servicio y
la gloria que merece, y hagamos lo que le convenga al
cuerpo, cuidándolo como una casa ajena.

88
DIOS SANA A SU CUERPO

MEJOR ES CASARSE QUE QUEMARSE


1 Corintios 7:1-9
Propósito: Disfrutar la sexualidad conyugal.

I.INTRODUCCIÓN

 Se supone falsamente que la sexualidad no puede ser


plenamente vivida siendo cristiano. Sin embargo fue Dios
quien inventó el sexo, y nos dice cómo funciona mejor.

II. EL DEBER DE COMPLACER


 Somos personas, no ángeles. La sexualidad fue dada por
Dios para los humanos, a los fines de la felicidad y la
reproducción.
 El enemigo ha inundado el mundo de estímulos sexuales
que empujan a las personas a la fornicación, porque sabe
que la fornicación es una perversión de la sexualidad.
 Toda actividad sexual ajena al matrimonio heterosexual y al
uso natural es fornicación. De modo que lo normal en este
mundo parece ser la fornicación, y lo extraño llega a ser el
uso original de la sexualidad!
 El remedio para la fornicación es el matrimonio feliz y la
fidelidad mutua. Cuando el marido y la mujer se complacen

89
DIOS SANA A SU CUERPO

mutuamente, se hacen felices y se defienden contra el


pecado. Hacer feliz al otro es un deber!

III. SU CUERPO ES MI CUERPO


 El cuerpo humano es de Dios en primer lugar, y del cónyuge
en segundo lugar.
 Esto significa que su cuerpo es mi cuerpo. El cuerpo de tu
cónyuge en realidad es el tuyo propio, y viceversa.
 Con el matrimonio, por lo tanto, se concreta una
transferencia de cuerpos: mi cuerpo pasa a ser de ella, y
viceversa.
 Esto implica que la autoridad y el cuidado del cuerpo pasa a
ser del cónyuge, y por lo que haga o que no haga del cuerpo
debo dar explicaciones.
 El matrimonio no es solo sexualidad. La sexualidad no
puede ser adorada, ni la comunión mutua reemplazará a la
comunión con Dios. Hay tiempo para todo lo necesario.
 Lo que declara Pablo es que la sexualidad debe ser continua
y por acuerdo. Nadie debe forzar a nadie, sino que uno vela
por las necesidades del otro.
 No es pecado ser soltero, si será un soltero feliz. Aunque lo
ideal sea el buen matrimonio, el soltero de fe puede ser una
bendición para la causa.
 Pero quien se quema estando solo debe casarse, porque es
mejor casarse que quemarse.
90
DIOS SANA A SU CUERPO

 Nuestras necesidades deben ser suplidas como Dios manda,


porque nuestro cuerpo le pertenece

IV. CONCLUSIÓN

 Dios nos hizo personas sexuales para disfrutar del sexo, no


para fornicar. El sexo es pleno cuando es con amor, fe y
compromiso. Lo demás se convierte en amargo luego de
parecer dulce.
 No te quemes solo ni en la hoguera del enemigo. Cuida tu
matrimonio o forma uno para gloria de Dios.

91
DIOS SANA A SU CUERPO

SALVA A TU CÓNYUGE
1 Corintios 7:10-16
Propósito: Unir al matrimonio en la fe.

I.INTRODUCCIÓN

 Actualmente los felizmente casados son minoría. Si el


matrimonio es una institución divina, ¿qué hace Dios para
salvarla?

II. LA SOLUCIÓN SE ENCUENTRA UNIDOS


 Los que están unidos deben seguir unidos.
 Nunca debe darse la unidad por sentada. Necesitamos unir
lo ya unido de manera continua.
 Los problemas jamás se resuelven con la separación. Una vez
separados, los mismos problemas irresueltos acompañan a
cada divorciado donde vayan, y afectarán sus nuevas
relaciones.
 Nadie corta con un dolor de cabeza quitándose la cabeza, ni
un dolor de rodilla amputándose la pierna. Dado que los
casados son una sola carne, la solución se encuentra estando
unidos, no separados.
 Cuando no queda alternativa la separación resolutiva es una
opción, orientada a la reconciliación.
92
DIOS SANA A SU CUERPO

 Un matrimonio salvado es una familia salvada, y los hijos


podrán comenzar sus vidas con la estabilidad que necesiten.
 ¿Qué sucede, sin embargo, cuando el evangelio va
penetrando en el mundo y ganando a uno de los cónyuges?
Si el evangelio divide, ¿puede a la vez unir un matrimonio?

III. DIOS CONQUISTA MATRIMONIOS

 El interés de Dios no es salvar de a uno por acá o por allá,


sino salvar a todos por medio de sus parientes creyentes.
 El creyente debe ser instrumento de Dios para salvar al
cónyuge no creyente.
 Si por el evangelio se pierde el matrimonio, que no sea el
creyente quien lo decida! Si el evangelio divide, siempre el
creyente procurará unir.
 Un matrimonio mixto no es despreciable para Dios, cuando
el evangelio ha encontrado ya casado a uno de ellos. Sería
diferente comenzar desde cero un matrimonio con alguien
ajeno a la fe.
 Dios puede resolver un problema previo, pero nos aconseja
no iniciar un problema innecesariamente.
 Al obrar Dios en la vida del creyente su esposa/o e hijos
serán influenciados también.

IV. CONCLUSIÓN
93
DIOS SANA A SU CUERPO

 Dios busca redimir familias, y por medio de un creyente


buen convertido su familia puede ser salvada.
 Nada unirá más a un matrimonio que la fe. Unámonos en
Dios y las tormentas pasarán. Si no fuera posible, no seamos
los que rompen lo que Dios unió!

94
DIOS SANA A SU CUERPO

SIRVIENDO CÓMO Y DONDE ESTÉ


1 Corintios 7:17-24
Propósito: Servir a Dios donde esté y como esté.

I.INTRODUCCIÓN

 Los que esperan que el marco de sus vidas cambie


rotundamente una vez que aceptan a Jesús quizás esperen un
imposible. ¿Hasta dónde cambia mi realidad el hecho de
aceptar a Cristo?

II. REALIDAD Y DISCIPULADO


 No todos somos llamados en las mismas condiciones de
vida. Pero Dios reparte su gracia a cada uno según lo que le
está tocando vivir, dándonos algo que hacer por los demás
en esa situación.
 En un mundo imperfecto muchas veces las condiciones de
vida distan de ser las ideales. Sin embargo el evangelio
perfuma y aliviana la realidad que nos toque vivir, sea cual
sea.
o El que es llamado estando solo, quizá lo siga estando.
El que es llamado estando preso, seguirá preso. El
que es llamado en la pobreza, no se volverá rico en
un momento. El que es llamado estando enfermo,
95
DIOS SANA A SU CUERPO

probablemente no sane de inmediato. Pero el solo, el


preso, el pobre o el enfermo al que Dios llame
afronta mejor lo que le toca vivir.
 Dios no nos saca del mundo, sino que nos guarda del mal y
nos hace trascender nuestra realidad por medio del servicio.
 Mientras nuestra realidad no sea pecaminosa, ella no afecta
el discipulado.

III. LA REALIDAD A SER TRANSFORMADA

 Algunos cristianos se convierten en activistas sociales


pretendiendo que la fe debe transformar por completo la
sociedad. Al hacer eso pierden el objetivo de la misión
divina, la cual no es formar un cielo en la tierra sino
preparar personas para un cielo y tierra nueva.
 Nadie debe renunciar a mejorar su estatus y calidad de vida,
pero la vida cristiana no se agota solamente en la obtención
de un mejor pasar a causa de las bendiciones de Dios.
 Algunas personas suponen que si el enfermo no sana, el
preso no sale, el solo no encuentra compañía y el pobre no
enriquece la fe llega a ser vana.
 Pero la búsqueda fundamental del cristiano no es la de
mejorar su propio estatus o el estatus de la sociedad sino la
de ser siervo de Dios donde y como esté, agradeciendo sus
bendiciones sin reprocharle lo que no tiene.

96
DIOS SANA A SU CUERPO

 La clave es permanecer con Dios y en servicio donde estemos


y cómo estemos.
 Lo que el mundo reclame en lo personal o colectivo no es la
norma más excelente a ser alcanzada.

IV. CONCLUSIÓN

 Dios no llama personas ideales en condiciones ideales, sino a


personas trabajadas y cargadas que descansen en El e inviten
a otros a hacer lo mismo. Aspirar a lo ideal en un mundo
imperfecto es una quimera.
 El amor de Dios, sin embargo, nos alcanza e ilumina donde
estemos y cómo estemos, de modo que la luz fluya donde
todo es gris.
 No esperes que todo se te solucione para comenzar a servir.
No pongas una condición imposible, privándote de ayuda de
Dios. Complicado como puedas estar, ofrécete a Dios y el
hará mucho allí mismo donde estés.

97
DIOS SANA A SU CUERPO

SOLTEROS Y CASADOS EN MISIÓN.


1 Corintios 7:25-31
Propósito: Ser fiel estando o no solo.

I.INTRODUCCIÓN

 Estar casado pareciera una tragedia, y estar solo casi lo


mismo. Lo deseable hoy en día parece ser la pareja ocasional:
que dure mientras funcione. ¿Qué es lo mejor para un
cristiano?

II. EN LA OBRA, CASADOS O SOLTEROS


 Pablo al dar su parecer establece criterios para decidir junto
a quien pasar o no pasar la vida.
 Los que son fieles lo serán por la misericordia del Señor.
Dios es quien nos ayuda a ser fieles. Si lo buscamos
podremos eludir la corrupción que inunda el mundo.
Casados o solteros, seamos fieles.
 Pablo suponía que Cristo vendría en sus días y había
decidido consagrarse por completo a la causa d Dios. Una
familia, en este caso, limitaría su tarea.
 El veía la gran necesidad del mundo y de la iglesia y tenía
conciencia de que su deber era el de quedarse solo, para lo
cual Dios lo había capacitado.
98
DIOS SANA A SU CUERPO

 Su situación, sin embargo, no podía ser extensiva a todos. El


matrimonio no es pecado, es el plan de Dios. Pero quienes
piensan que su obra es completamente absorbente y se
sienten capacitados para ser fieles siendo solteros, pueden
hacerlo.
 Como casados o solteros, debemos ser fieles y atender la
obra todo lo que podamos. Aquellos que se olvidan de la
iglesia o de la obra por causa de sus cuidados familiares sí
pecan.

III. QUE NADA NOS DISTRAIGA


 El tiempo es corto, y sea que estemos casados o solteros
debemos atender las necesidades de este tiempo. Antes que
nada somos cristianos.
 Los vínculos, los sentimientos, los pasatiempos y las
posesiones no debieran impedirnos ni limitarnos en lo que
se espera de nosotros.
 Todo esto se pasara, pero el tiempo invertido en atender las
necesidades apremiantes que nos reclaman será
recompensado.
 Nada ni nadie debiera distraernos de la obra que se espera
de nosotros. No podemos pretender el disfrute en un
mundo que perece y se colma de necesidades para las cuales
tenemos una solución.

99
DIOS SANA A SU CUERPO

 No podemos distraernos en pasatiempos, sentimientos,


posesiones o vínculos que retrasen lo que debemos hacer.
 Casados o solteros, seamos misioneros. Que los afanes de
esta vida no nos roben nuestra misión.

100
DIOS SANA A SU CUERPO

¿ME CASO O NO ME CASO?


1 Corintios 7:32-40
Propósito: Decidir bien acerca del casamiento

I.INTRODUCCIÓN

 Sabemos que el matrimonio es una institución sagrada.


¿Todos deben casarse? ¿Alguno no debería hacerlo?

II. CASADO Y SOLTERO NO ES LO MISMO

 Dios quiere que seamos fieles y felices, sea casados o solteros.


 Pablo estaba solo, y recomendaba que los solteros se
consagraran plenamente a la obra de Dios.
 Una persona soltera, además, necesita menos para vivir. En
consecuencia puede cargar con mayores responsabilidades
en la iglesia.
 Una persona casada lógicamente tiene mayores
responsabilidades porque de su cuidado depende la
estabilidad de su matrimonio y el bienestar de su familia.
 Es necesario reconocer las responsabilidades y diferencias
entre la vida de un casado y un soltero. No se puede hacer
vida de soltero estando casado, ni vida de casado estando
soltero.

101
DIOS SANA A SU CUERPO

III. CASADOS Y SOLTEROS: HONESTOS Y EN


COMUNIÓN
 Pablo remarca las diferencias, porque a la hora de decidir si
uno se casará debe asumir responsabilidades y tener en claro
las diferencias. Casado y soltero no es lo mismo.
 Los casados deben cuidar de su familia y agradar a su
cónyuge. Tales familias cristianas serán estables.
 Pablo enseñaba a la iglesia de modo que casados o solteros
decidieran serlo bien informados, preparados para la vida
que les esperaba.
 No solamente remarcó las diferencias sino los principios
comunes a todos.
 Dios quiere en su iglesia casados y solteros que sean
honestos y decentes. El que no será un casado decente debe
quedarse soltero, porque de lo contrario arruinará a su
cónyuge. Quien no sea un soltero decente será un mal
testimonio de la iglesia.
 Sea cual fuera nuestro estado civil no debiera impedir
nuestra comunión con Dios. Al casarse debemos elegir a
quien crea como nosotros. Si quedarse soltero será para
pecar, será mejor casarse bien.

IV. CONCLUSIÓN

102
DIOS SANA A SU CUERPO

 El mundo está lleno de personas irresponsables que se casan


sin saber lo que están haciendo, o de personas solas que
sufren innecesariamente por quedarse así.
 Lo que decidamos debemos hacerlo bien informados y
asumiendo los privilegios y responsabilidades de cada estado.
La vida cambia estando casados, pero quedarse soltero no es
una tragedia si uno está preparado para serlo.

103
DIOS SANA A SU CUERPO

NOSOTROS SOMOS PARA EL


1 Corintios 8:1-6
Propósito: Consagrarnos a Dios.

I.INTRODUCCIÓN

 Los cristianos suelen debatir cosas triviales, pero de lo trivial


pueden surgir profundas lecciones. Tal fue el caso de lo que
enseño Pablo ante el debate de lo sacrificado a los ídolos.

II. LO CONOZCO SI ME RECONOCE


 Todos tenemos conocimiento, pero el conocimiento por sí
mismo no logra nada. El conocimiento debe ir acompañado
por el amor, de lo contrario solo envanecerá, no edificará.
 La pregunta fundamental no es acerca de quién sabe más,
sino acerca de quién edifica más con lo que sabe.
 Cuanto más grande sea el conocimiento mayor la conciencia
de la limitación del propio saber.
 Cuando el conocimiento es real nos hará amar más a Dios.
Es más importante que Dios nos conozca y reconozca que la
cantidad de cosas que conozcamos acerca de Él.
 Muchos le apelarán en aquel día como si le conocieran, pero
Dios dirá “no los conozco”. ¿Me reconoce Dios como suyo?

104
DIOS SANA A SU CUERPO

III. EL QUE CONOCE SE CONSAGRA

 Un ídolo nada es en el mundo, pero todo el mundo tiene


algún ídolo.
 Que lo tenga el que ignora a Dios es de esperar. Pero que
tenga un ídolo el que conoce a Dios, eso es lamentable.
 El cielo y la tierra están llenos de supuestos dioses y señores,
pero los hijos de Dios solo apelan al Dios verdadero, y se
consagrarán a Él.
 Cuando uno conoce a Dios pero no se le consagra en
realidad lo está rechazando. Es peor conocer y no
consagrarse que ignorar e ir tras los ídolos, sacrificándoles
vana ofrenda.
 Hay muchas razones para consagrarnos a Dios.
o Dios es Padre
 No es un ídolo inerte al que calmar con
ofrendas porque tememos su ira. Es un Padre
amoroso que da todo por sus hijos.
o De El proviene todo lo bueno
 Las bendiciones de la vida provienen de
Dios. La ayuda en las pruebas vienen de su
mano. La luz para el camino la envía Dios.
o Nosotros somos para El
 El ser humano, creado por Dios a su imagen,
solo puede estar completo en Dios. Fue

105
DIOS SANA A SU CUERPO

creado para la gloria de Dios, no para la


propia gloria ni para un ídolo hueco.
 Solo consagrándose a Dios el ser humano se
hallará pleno.
o En Jesús existe todo
 Así como Cristo es el Creador también es el
Sustentador. Por medio de Cristo se sostiene
la vida, y el gozo de la misma.

IV. CONCLUSIÓN

 Pablo llevó a la iglesia a pensar en algo más profundo que lo


sacrificado a los ídolos. Lo esencial es saber si yo conozco y
me consagro al Dios verdadero. Yo mismo debo ser una
ofrenda para Dios, un sacrificio vivo.
 No dudes en consagrarte, porque hacerlo es lo más natural
ya que somos para Dios. Todo se redondea al consagrarte.
Hazlo ya mismo.

106
DIOS SANA A SU CUERPO

NI EL MENOR TROPIEZO
1 Corintios 8:7-13
Propósito: Cuidar de la conciencia ajena.

I.INTRODUCCIÓN

 Cristo nos hace libres, pero ¿hasta qué punto llega esa
libertad? ¿Cuán responsables somos dentro de esa libertad?

II. COMPRENDER AL HERMANO MENOR

 En la iglesia somos un cuerpo y lo que hacemos repercute en


los demás.
 Al ser un cuerpo y una familia tenemos que dar
explicaciones por lo que hacemos o evitamos, ya que hay
lazos que nos unen.
 No todos somos igual de maduros ni tenemos el mismo
conocimiento, de modo que los más maduros son
responsables por los menos maduros. El mayor cuida al
menor, y no le pondrá ni el menor tropiezo en el camino.
 Uno de estos asuntos controvertidos en Corinto fue comer o
no comer carne antes ofrecida a los ídolos. ¿Era carne
contaminada por ese ritual o carne como cualquiera, ya que
el ritual era vano? ¿Podía comerse o debía evitarse?

107
DIOS SANA A SU CUERPO

 Este asunto puntual llevó a Pablo nuevamente a explicitar


un principio fundamental: qué hacer o evitar por el bien de
los hermanos.
 Los que salen del mundo necesitan tiempo para
acostumbrarse a las cosas de Dios y formar un criterio
maduro y equilibrado.
 Al salir del mundo cuanto más lejos de lo que puede
arrastrar allí de nuevo, mejor será.
 Cuanto más crecemos más fuerte será nuestra conciencia y el
discernimiento para comprender que es pecado que no lo es.
 Reconocer la frontera entre lo correcto y lo pecaminoso es
fundamental, y en ese proceso el hermano menor necesita
ser comprendido y ayudado por el hermano mayor.

III. LOS LÍMITES DE LA LIBERTAD

 La libertad que Dios nos da para elegir lo correcto debe ser


equilibrada con la influencia que tendrán nuestras
decisiones en la hermandad.
 Si yo empleo mi libertad ajena de la influencia de la misma
en otros, dicha libertad estará mal ejercida.
 Más importante que una decisión particular es el rumbo que
el menor tomará animado o desalentado por el ejemplo de
hermano mayor.
 Lo que se haga de bueno o malo con los menores es
dedicado a Cristo.
108
DIOS SANA A SU CUERPO

 Si se debe renunciar a un privilegio con tal de evitar un


mínimo tropiezo a un menor, esta renuncia es necesaria.

IV. CONCLUSIÓN

 Nuestra propia conciencia no es la única conciencia que


cuidar. En la iglesia todos nos ayudamos y cuidamos, de
modo que la conciencia ajena también debe ser atendida.
 Sin ser gobernados por cada capricho ajeno, los mayores
necesitamos dar el ejemplo a los menores, enseñarles a
decidir, y ayudarlos a caminar y madurar. Por algo somos
una familia de fe!

109
DIOS SANA A SU CUERPO

VIVIR DEL EVANGELIO


1 Corintios 9:1-14
Propósito: Honrar los diezmos.

I.INTRODUCCIÓN

 El diezmo parece ser la peor mala palabra de todas, una


estafa a la fe de la gente. Sin embargo este principio es
sagrado, y debe ser honrado. A cada privilegio le
corresponde un deber.

II. UN MINISTERIO INDISCUTIDO


 El apostolado debe dar evidencias, y así mismo todo
ministerio.
 El ministerio antes y ahora ha sido discutido. Pero Dios deja
en claro quien es quien.
 Debemos tener en claro que somos en la iglesia, para qué
Dios nos ha insertado en su cuerpo.
 Pablo tenía libertades y derechos como los demás apóstoles,
pero no hacía uso de ellos para evitar un argumento en su
contra.
 El llamado a Pablo fue directo, para que no queden dudas
acerca del origen de su ministerio.
 Los conversos de Pablo eran el sello de su labor.
110
DIOS SANA A SU CUERPO

 Que el mundo discuta el ministerio es de esperar. Lo


importante es que la iglesia, que debe sostener el ministerio,
tenga en claro por qué hacerlo.

III. DEFENDER Y SOSTENER


 Pablo al defender el sostén de la iglesia defiende a la iglesia
misma.
 Los que suponen que sin diezmos ni ofrendas la obra
crecería más y el evangelio avanzaría mejor no tienen idea
del sistema que Dios estableció.
 El ministerio está a cargo de personas, y las personas comen.
En consecuencia debe haber provisión para el ministerio.
 Ya lo declaró antes el Señor a Malaquías: “Haya alimento en
mi casa”.
 El ministerio necesita el apoyo de una buena esposa y una
familia. En consecuencia las familias del ministerio deben
ser sostenidas.
 Que el ministro deba quedar sin casarse es una aberración
filosófica contraria al evangelio, surgida luego de la era
apostólica.
 El ministro es un soldado en una guerra. En consecuencia
necesita el respaldo de quien lo ha reclutado.
 Si la iglesia recluta misioneros y quiere que sean buenos
soldados de Cristo debe darles el apoyo necesario.

111
DIOS SANA A SU CUERPO

 El que planta tiene derecho a comer de lo que planta, y el


que cuida del rebaño puede ordeñar ese rebaño.
 En la ley divina están contempladas las necesidades humanas
y de la misión, porque Dios ha dado la ley para que ilumine.
 Si Dios cuida de los bueyes del campo evitando el abuso de
ellos, con más razón lo hará de los que aren su mies.
 El que siembra lo espiritual puede recibir lo material. Al
decir esto se declara el valor de las cosas espirituales.
 Las cosas espirituales, no por ser espirituales dejan de ser sin
valor, o carecen de costo material. Lo espiritual también vale
y cuesta.
 Si el adorador del desierto llevaba su ofrenda y de ella vivía
toda una tribu, se deja en claro que el diezmo siempre fue el
sostén del ministerio.

IV. CONCLUSIÓN
 Vivir del evangelio no es una deshonra, sino un honor. El
que anuncia el evangelio, siembra lo espiritual, cuida la viña,
apacienta el rebaño y es un soldado fiel, tiene derecho a vivir
del evangelio junto a su familia.
 Mientras se pueda comprar y vender, el pueblo de Dios
deberá sostener al ministerio, y el ministerio fiel será
honrado.
 Que la estafa ajena no manche lo sagrado, y podamos
sostener la causa de Dios hasta su venida.
112
DIOS SANA A SU CUERPO

NECESIDAD DE PREDICAR
1 Corintios 9:15-18
Propósito: Predicar de continuo.

I.INTRODUCCIÓN

 La comisión evangélica parece una carga pesada para no


pocas iglesias. ¿Predicar te resulta un deber ingrato o una
necesidad imperiosa?

II. MINSTRO DE SOSTÉN PROPIO


 Aunque Pablo tenía del derecho de ser respaldado por la
iglesia en la predicación del evangelio, renunció a este
derecho porque anhelaba hacer más recibiendo menos.
 El gozo de Pablo era el de predicar el evangelio de manera
continua pero voluntaria, siendo un ministro de sostén
propio.
 El deja en claro que hay lugar para el ministro de sostén
propio tanto como para quien es sostenido por los diezmos
de la iglesia. El se encontraba más cómodo en el sostén
propio, hasta el punto de decir que prefería morir antes que
le quitaran esa condición.
 Un ministro de sostén propio es una mixtura entre laico y
pastor. Predica como un ministro pero se sostiene como un
113
DIOS SANA A SU CUERPO

laico. Jamás debiéramos pensar que el fiel ministerio de


sostén propio sea menos que el ministerio rentado.
 Si Pablo no predicaba por un beneficio económico, ¿por qué
predicaba?

III. UNA NECESIDAD IMPUESTA


 Pablo predicaba porque tenía la necesidad de hacerlo.
 Una necesidad lleva a una acción permanente. Así como
respiramos de continuo, o bebemos, o comemos, o
dormimos, la necesidad de predicar nos lleva a la acción
continua de la predicación del evangelio.
 Nadie puede abstenerse de comer por mucho tiempo, o de
dormir, o de beber. La necesidad se impone. De la misma
manera la necesidad de predicar nos lleva a predicar.
 De un impuesto difícilmente podamos eximirnos. El
impuesto viene y hay que asumirlo. La necesidad de predicar
el evangelio es impuesta. ¿Quién la impone? ¿Dios impone o
nos hace libres?
 El Espíritu Santo nos impone esa necesidad una vez que
habita en nosotros, porque el primer impulso del corazón
regenerado es el de compartir el evangelio.
 Cuando respondemos a esa necesidad impuesta por Dios
queda fuera la jactancia, y los logros son de Dios. ¿Acaso
alguien puede jactarse de beber porque tiene sed, comer por
hambre, o dormir porque tenga sueño?
114
DIOS SANA A SU CUERPO

 Es completamente anti natural refrenar el impulso espiritual


que una persona tenga de predicar el evangelio. ¡Sería tan
cruel como impedir que el somnoliento duerma o que el
sediento beba! Los dirigentes de la iglesia deben crear
oportunidades para que los convertidos prediquen, porque
tienen necesidad de hacerlo.
 Cuando uno responde a una necesidad el premio es
satisfacer esa necesidad. El hambriento se gratifica al comer,
el sediento al beber, el cansado al dormir. Pero lo notable es
que Dios premia al que predica, no solamente haciéndolo
predicar, sino mostrándole los frutos de esa acción.
 Tironear de quienes no tienen voluntad de predicar no tiene
sentido. Aunque la comisión sea encomendada a todos, solo
la cumplirán quienes son impulsados por el Espíritu de
Dios.

IV. CONCLUSIÓN
 Al unirnos a Cristo el Espíritu Santo nos impone una
necesidad que solo se satisface con la continua acción de
predicar el evangelio.
 Es por esta razón que gente ocupada aún predica a otros. Es
por esto que los pastores jubilados siguen predicando. Es por
esta razón que hay miles de ministros de sostén propio.
Predicar es una necesidad impuesta.

115
DIOS SANA A SU CUERPO

 Dios dio el sueño, la sed y el hambre para que la gente


duerma, beba y coma a fin de que no muera. Por esta misma
razón El impone la necesidad de predicar, para que la fe no
muera.
 Ay del que no beba, coma y duerma! Ay del que no
predique el evangelio! Gracias a Dios por esta necesidad. No
la refrenes.

116
DIOS SANA A SU CUERPO

ADAPTARSE PARA SALVAR


1 Corintios 9:19-23
Propósito: Adaptarse al predicar.

I.INTRODUCCIÓN

 Los misioneros buscan la mayor eficacia, y en esa búsqueda


algunos pecan por rebajar el evangelio. ¿Cómo se mantiene
el equilibrio entre fidelidad al mensaje y habilidad para
transmitirlo?

II. LA ADAPTACIÓN SANTA


 El misionero es libre, pero una vez que emprende la misión
pasa a ser voluntariamente siervo del que pretende alcanzar.
 La libertad y la comodidad en la misión deben dejarse de
lado. El yo no puede estar en el centro, sino que el centro es
el perdido, y el lazo el mensaje.
 Pretender eficacia sin sacrificar comodidad y libertad es
imposible. El perdido siempre está lejos del salvado, en un
lugar de difícil acceso. Para alcanzarlo hay que ser siervo de
él.
 El asunto crucial entonces es cómo ser siervo de Cristo sin
dejar de ser siervo del perdido. La clave es la adaptación.

117
DIOS SANA A SU CUERPO

 La adaptación aceptable para el misionero debe ser santa. El


que se adapta para pecar no puede salvar. El que se adapta
para rebajar el evangelio desactiva el poder del evangelio. La
adaptación santa es una condición para salvar.

III. LA ADAPTACIÓN EN FUNCIONAMIENTO


 Pablo explica cómo opera la adaptación santa. Hay que
pensar como el que va a ser alcanzado, y tratar de empatizar
lo máximo posible, permitiendo que el evangelio cautive sus
principales intereses y necesidades.
 Esto implica una transformación de parte del mensajero.
Primero cambiará el, para que después cambie la gente.
Primero se acercará él, de modo que los lejanos queden más
cerca. La rigidez, en consecuencia, es un defecto a la hora de
predicar el evangelio. El que no cambia, no se acerca y no
alcanza a nadie.
 Podemos estar satisfechos y orgullosos de lo que somos y
tenemos, pero eso a la gente no tiene por qué importarle. El
mensaje, por más maravilloso que sea, no puede imponerse.
Debe ser servido a fin de que sea incorporado.
 En medio de las ideas y necesidades variadas hay muchas
oportunidades para el mensaje. El problema no es la
inexpugnabilidad humana, sino la rigidez, el orgullo y la
tendencia a la facilidad del mensajero.

118
DIOS SANA A SU CUERPO

IV. CONCLUSIÓN
 Si una ofrenda de adaptación es hecha, se podrán salvar
algunos. De no ser hecha, no se salvará nadie.
 Si el evangelio no ha obrado en nosotros para llevarnos a la
abnegación, a la humildad y a la flexibilidad quizá no
hayamos entendido demasiado el evangelio.
 Pidamos sabiduría y humildad para adaptarnos a fin de
cautivar con el evangelio. El que es siervo de Cristo también
lo será del perdido.

119
DIOS SANA A SU CUERPO

QUE NO SE PIERDA EL QUE SALVA


1 Corintios 9:24-27
Propósito: Cuidar la propia salvación.

I.INTRODUCCIÓN

 Perderse mientras uno procura salvar a los demás es una


posibilidad inquietante. ¿Cómo alejarse de ese riesgo?

II. CORRER COMO PARA GANAR

 Hay que correr como para ganar, no correr por correr.


 Algunos transitan la vida cristiana a un paso demasiado
cansino y reposado. Cuando hay que correr trotan o
caminan. Pero el que se quiere salvar tiene que correr.
o Correr para obedecer
o Correr para huir de lo malo
o Correr para aprovechar el tiempo
 No podemos ir en andas de otro, necesitamos movernos y
correr la carrera de la fe, porque la salvación es personal.

III. LA DISCIPLINA NO ES LEGALISMO

120
DIOS SANA A SU CUERPO

 Algunos suponen que la disciplina cristiana es legalismo o


salvación por obras. Sin embargo Pablo deja en claro que
para salvarse hay que disciplinarse
 El luchador en mala forma recibirá más golpes que los que
dé, y será derrotado fácilmente.
 Si quienes luchan por una corona sin valor se disciplinan
tanto, ¿qué clase de disciplina merecerá la corona eterna?
 La disciplina es necesaria porque uno mismo es su peor
enemigo. Uno mismo al elegir mal, al eludir sus deberes, al
evitar el esfuerzo, al condescender en lo que no debe.
 Hasta el mejor de los heraldos puede permitirse a sí mismo
lo que admitiría en los demás. Sacar la viga del ojo propio es
más difícil que quitar la paja en el ojo ajeno.
 Jesús dijo a sus discípulos que no se alegren tanto del poder
que tuvieran para someter a los demonios, sino de que sus
propios nombres estuvieran escritos en los cielos.
 Dios quiere que se salve el que predica y el que oye. Que
tragedia sería que el perdido oyó y se salvó, pero el que
predicó no se sometió a su mensaje y se perdió!

IV. CONCLUSIÓN

 Cuando el cristiano corre y se disciplina su fe llega a ser una


fuerza activa, no una ilusión en la perdición.

121
DIOS SANA A SU CUERPO

 Debemos correr como si la salvación fuera el premio que se


lleva el primero que llegue, y debemos disciplinarnos como
si la salvación dependiera de ello.
 La fe que salva da fuerzas para correr y ánimo para
corregirse. Ocuparse en la propia salvación con temor y
temblor, y examinarse a uno mismo es una necesidad en el
camino a la vida eterna. No lo descuidemos.

122
DIOS SANA A SU CUERPO

QUE NO CAIGA EL QUE SE CREA FIRME


1 Corintios 10:1-12
Propósito: No confiarse en uno mismo.

I.INTRODUCCIÓN

 La iglesia quiere salvar pero antes debe ser salva ella misma.
La confianza propia es un peligro, ya que los privilegios
espirituales en sí mismos manifiestan la bondad de Dios, no
una redención incondicional. ¿Cuándo estamos
verdaderamente seguros?

II. LA INMENSA BONDAD DE DIOS HACIA SU PUEBLO


 La iglesia del Nuevo testamento es una continuidad de la
iglesia en el Antiguo Testamento. Dios trata a las personas
siempre de la misma manera. En su trato del pasado y del
presente se deja ver la inmensa paciencia y bondad de Dios
hacia su pueblo.
o Dios cubre a su pueblo
o Dios abre caminos a su pueblo
o Dios bautiza a su pueblo
o Dios alimenta a su pueblo
o Dios da aguas puras a su pueblo

123
DIOS SANA A SU CUERPO

 Un pueblo cubierto, avanzando, bautizado y sustentado, que


ve la inmensa bondad de Dios cada día, debiera ser fiel y
agradecido. Pero eso no pasó antes, y no suele pasar seguido.
 Por lo general las personas interpretamos las bendiciones
como evidencias de nuestra peculiaridad, y en lugar de ser
transformados por ese amor y ser fieles y agradecidos nos
confiamos en que Dios nos tratará así siempre y nos
admitirá como sea en su reino.
 Que Dios sea bueno con nosotros no necesariamente
significa que le estemos agradando, o que estemos salvos.

III. POSTRADOS EN EL DESIERTO


 La mayoría de los cubiertos, caminantes, bautizados y
sustentados por Dios quedaron postrados en el desierto.
Esta es la advertencia más solemne para la iglesia de todos
los tiempos.
 La paciencia y las bendiciones de Dios no admiten el
pecado.
 Pablo explica porqué algunos quedaron por el camino
o La codicia: acumular porque sí.
o La idolatría: Dios no es el primero
o La fornicación: la impureza sexual
o La rebelión: estar en contra porque sí.
o La murmuración: quejarse porque sí

124
DIOS SANA A SU CUERPO

 Nadie que se crea firme lo está si admite alguno de estos


viejos pecados del desierto.
 Los viejos pecados del desierto siguen amenazando al pueblo
de Dios. El enemigo los ha remozado, pero son los mismos
de siempre.
 Aunque Dios nos cubra, nos muestre el camino, nos bautice
y sustente con el mejor alimento y el agua más pura no
puede limpiar el pecado que no se abandona.

IV. CONCLUSIÓN

 La inmensa bondad de Dios en este desierto merece un


pueblo generoso, consagrado, puro, manso y agradecido.
Para estar firme tenemos que estar en El. No nos debe nada
por ser su pueblo. Todo se lo debemos a Él.
 No sabemos cuánto falta para la tierra prometida, pero sí
sabemos cómo cruzar el desierto. Que ninguno de los viejos
pecados nos deje postrados.

125
DIOS SANA A SU CUERPO

CON LA TENTACIÓN VIENE LA SALIDA


1 Corintios 10:13,14
Propósito: Resistir la tentación.

I.INTRODUCCIÓN

 La inmoralidad cada vez avanza más. No pecar pareciera


imposible. ¿Se puede resistir la tentación?

II. NATURALEZA DE LA TENTACIÓN

 La tentación es humana, pero Dios es fiel.


o Similar a como fue tentado Jesús somos tentados
todos.
o El ser humano es tentado según sus fragilidades
humanas.
o Cuando las necesidades apremian, el tentador ofrece
suplirlas aparte de la fe.
o En la hora de la necesidad aparece el enemigo, pero
también aparece Dios, siempre fiel.
 Dios vigila la tentación.
o Cuando somos tentados no estamos abandonados a
lo que disponga el enemigo.
o Dios vigila la tentación para que los suyos no sean
derribados.
126
DIOS SANA A SU CUERPO

o Al ser tentados somos fortalecidos.


 Los pecadores debemos prevenir y superar la tentación. Hay
victoria prometida.

III. VICTORIA EN LA TENTACIÓN


 Con la tentación viene la salida.
o El que se cierra en la tentación no verá la salida.
o Dios recorta una puerta cuando todo parece cerrarse
en nuestra contra.
o La salida que Dios provee glorifica su nombre y
fortalece la fe del tentado.
 Al ser tentados sabemos cuánto podemos soportar.
o No nos conoceríamos plenamente si no supiéramos
en que podemos caer.
o La prueba no cambia al alumno, sino que lo da a
conocer.
o La tentación es necesaria de modo que los que no
han caído tengan evidencia acerca de qué lado
estamos, y cuál es nuestra vocación.
 No debemos meternos en tentación, sino huir de toda
oportunidad de pecar.
 Podemos vivir en el lugar más corrupto de todos, pero
debemos huir antes que ir al encuentro de la idolatría.
 El que previene la tentación será más fuerte al ser tentado.

127
DIOS SANA A SU CUERPO

IV. CONCLUSIÓN
 Que el mundo vaya de mal en peor no necesariamente
significa que sea obligatorio ceder a su inmoralidad. Dios es
fiel, vigila la tentación, y sa salida al tentado.
 Huye de la tentación cuando venga de lejos, y se verá cuál es
tu vocación y elección.

128
DIOS SANA A SU CUERPO

EN LA MESA DEL SEÑOR


1 Corintios 10:16-22
Propósito: Tener comunión verdadera con Dios.

I.INTRODUCCIÓN

 La espiritualidad que se enseña hoy es licuada y vacía, sin


formas concretas ni contenido. ¿Cuál es la comunión que
necesitamos? ¿El rito de comunión que nos enseña sobre
esto?

II. COMUNIÓN CON LA SANGRE Y EL CUERPO DE


CRISTO

 Necesitamos comunión con la sangre de Cristo.


o Cristo murió por nosotros, nunca debemos olvidar
como nos salvamos y cuanto cuesta nuestra
salvación.
o Es un regalo, no es por obras, y lo debemos todo.
 Necesitamos comunión con el cuerpo de Cristo.
o La comunión con Cristo nos lleva a la comunión
con su cuerpo.
o Nadie que esté en armonía con Cristo estará en
conflicto con su cuerpo.

129
DIOS SANA A SU CUERPO

o Al ser salvos todos en Cristo, El nos une a sí mismo y


entre todos.

III. EN SACRIFICIO Y SANTIDAD


 Necesitamos estar cerca del altar del sacrificio.
o La salvación recibida nos llena de amor y un
sentimiento de entrega propia a Dios y a la iglesia.
 Necesitamos una separación definida de lo malo.
o El que es de Cristo sabe bien de donde no es.
Aborrece lo malo y escapa de ello.

IV. CONCLUSIÓN
 La espiritualidad que se enseña hoy no es comunión. La
comunión verdadera es exclusiva, solo con Dios, porque El
es fuerte y celoso.
 La verdadera comunión con Dios une a la iglesia y la lleva a
la santidad y la abnegación de Cristo. Sin Dios, sin la iglesia
y sin servicio no hay espiritualidad que transforme nada de
nadie.
 Hemos sido elegidos para sentarnos en la mesa del Señor,
entre tantos que sin saberlo están sentado en la mesa de los
demonios. Cuidemos de la comunión verdadera con Él, y no
perdamos nuestro lugar en la mesa del Señor!!

130
DIOS SANA A SU CUERPO

PROCURAR EL BIEN AJENO


1 Corintios 10:23-33
Propósito: No poner tropiezo a los demás.

I.INTRODUCCIÓN

 Los que no caminan con Dios buscan excusarse en lo malo


que hacen. ¿Somos responsables por ello? ¿Es problema de
ellos solamente?

II. EL BIEN PROPIO Y EL AJENO


 No todo lo lícito conviene o edifica.
 La libertad cristiana tiene sus límites, porque somos
representantes de un Dios que procura salvar.
 Eso limita las acciones y decisiones del cristiano, no
solamente a lo que no es malo, sino a lo conviene y edifica a
la causa de Dios.
 El cristiano no está solo llamado a evitar lo malo y hacer lo
bueno, sino a construir y edificar la obra de Dios.
 Si la fe solo fuera para el propio bien sería una versión
pasteurizada del egoísmo humano. Pero el cristiano está
dispuesto a perder un bien propio para lo que conviene o
edifica el bien ajeno.

131
DIOS SANA A SU CUERPO

 Este principio es aplicado por Pablo al asunto de lo que se


debía comer en Corinto.

III. LA CONCIENCIA PROPIA Y LA AJENA

 Que el cristiano tenga una conciencia más amplia e


iluminada para distinguir entre lo bueno y lo malo lo hace
responsable respecto de las conciencias entenebrecidas.
 Al conocer la Biblia el hijo de Dios sabe que es ético y qué es
fábula.
 Cuando se pone a prueba la fe, aquello que es lícito debe
evitarse, porque la fe y la salvación ajena son más
importantes que un pequeño derecho personal.
 No debe darse excusa al incrédulo, sino que debe allanarse
su camino a la fe.
 Al hacer esto Dios es glorificado, porque sus hijos ponen su
causa redentora por sobre sí mismos.

IV. CONCLUSIÓN
 La salvación es el mayor bien que el mundo necesita recibir.
Todo lo que la impida debe ser evitado, y todo lo que allane
la senda a ella debe ser aplicado.
 La segunda milla es fatigosa, y la paciencia de los santos es
puesta a prueba a cada paso en este mundo. Pero los que
132
DIOS SANA A SU CUERPO

guardamos los mandamientos de Dios y la fe de Jesús


debemos pedirla y aplicarla a fin de ayudar en la salvación
ajena y glorificar a Dios en cada acto de la vida.
 Que mi yo nunca moleste a la causa redentora!

133
DIOS SANA A SU CUERPO

MÁS Y MEJORES DIRIGENTES


1 Corintios 11:1,2
Propósito: Formar nuevos dirigentes.

I.INTRODUCCIÓN

 El mundo sufre por la anemia de buenos dirigentes a todo


nivel. ¿Qué clase de dirigentes necesita la iglesia? ¿Cómo
debe tratarlos?

II. DIRIGENTES PARA IMITAR


 Necesitamos gente a la que imitar.
o El ser humano imita lo bueno o lo malo, pero
siempre imita.
o Las cosas de la fe y la misión se aprenden por medio
de la Biblia y la emulación de modelos humanos.
o En especial cuando comienza la vida cristiana más
importantes se tornan los buenos ejemplos a los
cuales imitar.
 Necesitamos dirigentes que imiten a Cristo.
o Pablo se hacía cargo de su condición de dirigente, y
define el liderazgo como el ser ejemplo para la iglesia,
un ejemplo que refleje a Cristo.

134
DIOS SANA A SU CUERPO

o Quien sea dirigente debe asumir la responsabilidad


de ser un ejemplo para los demás.
o Para el dirigente cristiano el ejercicio es doble: imitar
a Jesús y hacerse imitar por otros.
 La necesidad de dirigentes es evidente, pero la
responsabilidad es my grande. ¿Quién la asume?
 La iglesia debe sembrar dirigentes si quiere buenos
dirigentes.

III. LA IGLESIA SIEMBRA DIRIGENTES


 Necesitamos hermanos que se acuerden de sus dirigentes.
o Nadie puede dirigir a nadie avanzando y trabajando
solo.
o Los que lo intentan se agotan rápidamente.
o La iglesia debe acordarse de sus dirigentes para que
ellos rindan como tales. Debe cuidarlos y apoyarlos.
Debe orar por ellos y tratarlos como a personas con
las mismas necesidades y fragilidades que tiene
cualquier hermano.
 Necesitamos hermanos que retengan instrucciones.
o Si el dirigente va a dirigir deben seguirse sus
orientaciones.
o No se puede discutir hasta lo indiscutible. A menos
que el dirigente no pida locuras, su indicación debe
respetarse.
135
DIOS SANA A SU CUERPO

o El consenso es una necesidad pero tiene sus límites.


Mejor avanzar tras una indicación sensata que estar
detenidos en la polémica innecesaria.
 Necesitamos que las enseñanzas se mantengan inalterables.
o Pablo confiaba la enseñanza del evangelio en
maestros fieles, y corregía a los que se desviaban de
ello.
o La iglesia no puede re escribir el evangelio sino
predicar el evangelio eterno, tal como lo recibieron
los apóstoles.
o Las disputas teológicas desgastan a los dirigentes y los
quitan del foco misionero. Lo que se recibió debe ser
estudiado y predicado.

IV. CONCLUSIÓN

 La iglesia necesita más y mejores dirigentes que cualquier


institución del mundo porque su causa es más importante.
 Cuando la iglesia trata bien a sus dirigentes, cuidándolos y
apoyándolos, al hacerlo está sembrando dirigentes. Pero si
no lo hace restringe la posibilidad de que más personas se
sumen al necesario liderazgo de la iglesia.
 ¿Que será primero, una dirigencia digna de imitar o una
iglesia que siembre dirigentes? Nada surge sin que se lo
siembre antes. Busquemos a Cristo y el hará de la iglesia un

136
DIOS SANA A SU CUERPO

lugar donde crezcan personas que se animen a dar más de lo


que reciben, tal como lo vivió Jesús.

137
DIOS SANA A SU CUERPO

VARONES Y MUJERES UNIDOS EN DIOS


1 Corintios 11:3-12
Propósito: Complementar los géneros.

I.INTRODUCCIÓN

 La lucha de géneros es una deformación del plan de Dios


que busca el complemento de ellos. La misma lucha de
género amenaza con dividir a la iglesia. ¿Cómo se puede
cumplir el ideal divino?

II. SER CABEZA ES PROTEGER


 Cristo es la cabeza de la iglesia, ni hombre ni mujer alguno.
 En el plan de salvación hay diferentes sumisiones necesarias
para que se avance con la redención: Dios es cabeza de
Cristo, El del varón, el varón de la mujer.
 Ser cabeza de la mujer no es dominarla sino cuidarla como
Cristo a la humanidad y Dios mismo a su Hijo.
 La sumisión ante el que cuida no es la misma que la
sumisión ante el que anula o aplasta.

III. LA APARIENCIA Y LOS VALORES

138
DIOS SANA A SU CUERPO

 La apariencia personal no es solo cuestión de gustos o modas


sino de valores. Al vestirnos estamos glorificando a alguien.
 Si el varón vive y se viste para dar gloria a Dios, y su mujer
para ser la gloria de su marido, queda claro de quien es cada
cual.
 Cuando el hombre se glorifica a sí mismo, o la mujer no se
viste para su marido sino para todo el que la vea, esa
vestimenta revela nuestra pertenencia. Si no tenemos alguien
que nos cuide no puede haber complemento sino lo que
abunda en el mundo: disputa de clases.
 Siempre hubieron distorsiones respecto de la naturaleza y
función de varones y mujeres. El paganismo endiosaba a las
mujeres por sus cultos cargados de sexualidad.
 Pero en la Biblia el varón fue hecho mayordomo del mundo,
por lo cual cuando entra el pecado Dios le pide
explicaciones primer a Adán.
 Cristo recupera lo perdido por el primer Adán y une a
varones y mujeres en un vínculo complementario que refleje
la imagen completa de Dios.
 El varón y la mujer no pueden ser plenos sin el otro. Esto
procede de Dios, éste es el plan de Dios.

IV. CONCLUSIÓN

 En este mundo corrompido, hombres y mujeres luchan por


servirse del otro o dominarlo, no se da el complemento
139
DIOS SANA A SU CUERPO

original. En la iglesia necesitamos entender el cuidado y


compañerismo que el Señor diseñó para que no se infiltren
disputas mundanas entre nosotros. Para Dios la diferencia es
lo que suma.

140
DIOS SANA A SU CUERPO

CONGREGARSE PARA LO MEJOR


1 Corintios 11:13-19
Propósito: Congregarse para crecer.

I.INTRODUCCIÓN

 Gente que se junte según sus intereses nunca va a faltar.


¿Para qué nos juntamos los creyentes? ¿Hacerlo es
imprescindible u optativo?

II. CORREGIR LO MALO


 En la iglesia debe aplicarse el buen juicio.
o No todo lo que debe hacer o decidir la iglesia está
revelado, pero los principios están claros como para
informar el buen juicio.
o Las prácticas de la iglesia deben ser acordes al buen
juicio cristiano, no a lo aceptable culturalmente.
 No vamos a la iglesia para llamar la atención sino para
concentrarnos en Dios, porque El merece toda la atención.
 No vamos a la iglesia para polemizar. No es esa la costumbre
que debe cultivar la iglesia.
 Los dirigentes deben corregir lo malo, no meramente
administrarlo.

141
DIOS SANA A SU CUERPO

III. UNIRSE EN LO MEJOR

 La iglesia debe congregarse, pero congregarse para lo mejor.


 Cuando se está congregando para lo peor es necesario un
cambio, de modo que nadie suponga que no ir al culto es
mejor que ir.
 Un cuerpo no puede estar dividido porque debe funcionar
como un todo.
 Las disensiones, con todo, dejan de manifiesto quienes son
aprobados y quienes no lo son. En la misma iglesia ya se ve
quien anhela más y quién no.
 Si la iglesia me queda grande, ¿el cielo me cabrá bien?

IV. CONCLUSIÓN
 Los creyentes debemos unirnos para lo mejor, ni siquiera
para lo bueno.
 Hay mucha gente buena que se junta para lo bueno, pero los
creyentes buscamos a Jesús, y cumplir su propósito en
nuestras vidas. Eso es lo mejor.
 Congregarse es imprescindible, por lo cual la iglesia debe ser
sanada de inmediato cuando se filtran elementos que
dividen y corrompen.

142
DIOS SANA A SU CUERPO

 Lo que aleje a Cristo de la vida y frustre su propósito


desvirtúa a la iglesia y debe ser prontamente corregido de
modo que la iglesia no desparrame a los que debe juntar.
 El que busca lo mejor, que vaya a la casa de Dios. El que no
busque lo mejor, terminará volcando lo peor y será juzgado
por ello.
 El cielo es para los que entre lo bueno y lo malo eligen lo
bueno, y entre lo bueno y lo mejor, eligen lo mejor.
Congreguémonos para crecer.

143
DIOS SANA A SU CUERPO

COMER Y BEBER PARA ANUNCIAR


1 Corintios 11:20-34
Propósito: Respetar lo sagrado.

I.INTRODUCCIÓN

 Las ceremonias de la iglesia no son vacías, sino que tienen


un notable sentido espiritual. ¿Cómo participar de ellas
dignamente?

II. ENDEREZANDO LO DISTORSIONADO


 Pan y jugo de uva no necesariamente son la santa cena.
 La santa cena debe unir a la iglesia, no satisfacer el egoísmo
de nadie.
 La iglesia no puede satisfacer las necesidades de la propia
casa.
 Menospreciar a la iglesia y avergonzar a los demás no es el
sentido de ninguna ceremonia.
 Debemos discernir lo sagrado para estar en condiciones de
respetarlo.
 Cuando se distorsiona una ceremonia se contamina la fe. Lo
que recibimos del Señor es lo que tenemos que enseñar y
practicar.

144
DIOS SANA A SU CUERPO

 El pan es el cuerpo partido


 La copa es el nuevo pacto hecho en la sangre de Jesús
 Las ceremonias bien centradas son las que nos recuerdan a
Jesús.

III. EXAMEN Y TESTIFICACIÓN


 Todas las ceremonias de la Biblia tienen un sentido de
testificación.
 Al participar de la santa cena se anuncia la muerte del Señor
periódicamente hasta su venida.
 Además es una oportunidad de fortalecer lo débil, sanar lo
enfermo y despabilar al que duerme.
 Sin un examen personal la ceremonia que nos recuerda la
salvación termina resultando un motivo de juicio.
 El que se prueba y reflexiona, come y bebe como debe,
anunciando la salvación en Jesús.

IV. CONCLUSIÓN

 Necesitamos discernir lo sagrado para respetarlo, y examinar


nuestro corazón de modo que podamos hacer memoria de
Cristo en las ceremonias que instauró.

145
DIOS SANA A SU CUERPO

 Estas ceremonias anuncian el plan de salvación, y si los


salvados no entienden lo sagrado, ¿quién lo entenderá
mejor?
 Respetemos y anunciemos lo sagrado como se debe.

146
DIOS SANA A SU CUERPO

COMO SE MANIFIESTA EL ESPÍRITU SANTO


1 Corintios 12:1-6
Propósito: Recibir al Espíritu Santo en la vida.

I.INTRODUCCIÓN

 Algo mueve a las personas a hacer lo que hacen, sea bueno o


malo. Los sentimientos, la pasión, la convicción, sin
embargo, no pueden lograrlo todo.
 En el reino de los cielos lo que vale es suscitado por el
Espíritu de Dios. El se manifiesta, porque está en el mundo
como Representante de Jesús.

II. MANIFESTACIONES EXTERNAS

 El Espíritu se manifiesta en dirigir a las personas


o Sin el Espíritu seríamos llevados de acá para allá
como quienes son dominados por cualquiera.
o Cuando una persona se acerca a Dios y a la iglesia es
porque el Espíritu la ha guiado hacia allí.
o Nadie puede ir en pos de Jesús si no le fuere dado
del Padre.
 El Espíritu se manifiesta en exaltar a Jesús.

147
DIOS SANA A SU CUERPO

o Cuando alguien enseña lo correcto sobre Jesús, y lo


exalta, es porque el Espíritu lo está glorificando, tal
como prometió Jesús.
 Una vez que las personas encuentran y adoran a Jesús, son
capturadas para El y su causa. Es así como reciben el Espíritu
Santo en el corazón.

III. MANIFESTACIONES INTERNAS


 El Espíritu se manifiesta en dones
o Los dones espirituales están allí pero son
frecuentemente ignorados. Están allí pero no son
descubiertos o utilizados.
o Las capacidades naturales son pulidas, y surgen
nuevas capacidades para servir.
 El Espíritu se manifiesta en la diversidad
o La iglesia es un cuerpo y ese cuerpo es movido en
cada uno de sus diferentes miembros por el mismo
Espíritu de vida.
o No es menos espiritual el miembro humilde que el
más visible. Son todos diversos, pero todos igual de
valiosos y necesarios.
 El Espíritu se manifiesta en el servicio
o Los dones son para un ministerio, son para el
servicio.

148
DIOS SANA A SU CUERPO

o La iglesia no es una vitrina de hermosos dones sino


un cuerpo que se mueve y trabaja. Si hay dones tiene
que haber ministerio.
 El Espíritu se manifiesta en las obras.
o Cuando la iglesia trabaja, la iglesia manifiesta la
presencia del Espíritu de Dios en su medio.
o La fe de la iglesia se ve en las obras, y esas obras son
producidas por el Espíritu de Dios.

IV. CONCLUSIÓN
 El Espíritu está en el mundo. Si no estamos huérfanos es
porque Jesús cumplió su promesa de mandar al mundo al
Espíritu Santo, el cual guía a las personas a Él, exalta a
Cristo, y da diversos dones para un ministerio sostenido y
productivo.
 ¿Has recibido al Espíritu Santo, o aún te lleva cualquier
viento de acá para allá?

149
DIOS SANA A SU CUERPO

PROVECHO PARA LA IGLESIA


1 Corintios 12:7-11
Propósito: Buscar el provecho de la iglesia.

I.INTRODUCCIÓN

 Lo que motiva las acciones es el beneficio que traigan. En


cuanto a los dones, son dados para el provecho de la iglesia,
no el provecho personal.
 ¿Cómo podemos utilizar bien los dones recibidos?

II. DONES GENEROSOS Y ABNEGADOS

 En cada uno de los hijos de Dios debe manifestarse el


Espíritu Santo.
 El Espíritu se manifiesta en frutos y dones. Frutos del
carácter, y dones del servicio.
 Si el Espíritu se manifiesta no será de manera egoísta sino
generosa y abnegada. Los dones que se enfocan en el propio
deleite y provecho están mal orientados.
 La sabiduría provechosa es la que procura hacer crecer al
hermano, no pavonear al maestro.
 El conocimiento provechoso es el que informa decisiones
correctas, y el que soluciona dificultades del camino.

150
DIOS SANA A SU CUERPO

 La fe de provecho es la que se contagia, de modo que la


iglesia vaya de donde está a donde puede llegar.
 La sanidad provechosa es la que previene el mal o lo alivia
según las leyes sabias del Creador.
 Los milagros de provecho son los que producen bendiciones
permanentes, no pasajeras.
 La profecía que da provecho es la que desarticula los
engaños del enemigo, no la que calma la mera curiosidad.
 El discernimiento de provecho es el que nos aleja de lo malo
y nos acerca a lo bueno.
 Las lenguas de provecho son las que traducen el evangelio a
cada individuo en los términos que entienda.

III. CONCLUSIÓN
 Si el Espíritu reparte es para que se siga repartiendo. Lo que
da provecho a los demás es lo que viene de Dios. Así como
con los panes multiplicados, Cristo da para esparcir.
 En el provecho de la iglesia está la consumación de nuestros
dones. Y en el provecho de los demás se forja mi propio
provecho personal.
 No busquemos el beneficio propio antes que el ajeno.
Ambos vienen de Dios de la misma manera, y por medio de
los dones. Lo que pidamos a Dios, El lo mandará en las
manos de un hermano.

151
DIOS SANA A SU CUERPO

VIVOS, UNIDOS Y DIVERSOS


1 Corintios 12:12-21
Propósito: Convivir mejor con los demás en la iglesia.

I.INTRODUCCIÓN

 ¿Cómo puede una gran cantidad de personas diferentes


ponerse de acuerdo en lo básico? ¿Es solo cuestión de
consensos? ¿Solo depende del compromiso personal con una
causa?
 Dios ciñe a la iglesia de un modo tal que quede siempre
unida aunque sea diversa.

II. MIEMBROS DE UN CUERPO

 El cuerpo es uno porque Cristo es uno.


 Hay un solo Señor para una sola iglesia.
 Los que pretenden dividir la iglesia pondrían otro Salvador a
su gusto si pudieran.
 Los miembros son parte del cuerpo, no son cuerpos en sí
mismos.
 El bien general dirige a los miembros y los somete al cuerpo.
Aquello que es bueno para el cuerpo termina siendo lo
mejor para cada uno de sus miembros.

152
DIOS SANA A SU CUERPO

 Podemos proceder de los más variados orígenes y estar en


diferentes situaciones, pero somos un cuerpo.

III. EL ESPÍRITU EN EL CUERPO

 Todo lo que se une en este mundo de puede separar, desde


una sociedad hasta una familia. Sin embargo la iglesia
permanece unida y no fragmentada en muchas partes por el
poder del Espíritu Santo.
 Lo que nos mantiene unidos no es el acuerdo que
alcancemos sino el Espíritu Santo.
 La unidad es un milagro de Dios. El pecado lo fragmenta
todo, pero Dios que reúne es más fuerte que el enemigo
quien desparrama.
 Un mismo Espíritu nos bautiza, dando origen a nuestra fe.
 Un mismo Espíritu nos sustenta dando permanencia y vida
a nuestra fe.
 Solo los miembros vivos y sanos pueden hacer bien a un
cuerpo. Un miembro muerto en un cuerpo vivo lo termina
infectando y enfermando.
 Sin el Espíritu no podemos existir, movernos ni ser en Dios
absolutamente nada.

III. VARIEDAD Y UNIDAD

153
DIOS SANA A SU CUERPO

 El cuerpo necesita variedad. La vida del cuerpo está en su


acción diversa pero concentrada.
 Cada miembro debe estar agradecido de ser quien es. Dios
nos ha creado y nos ha dotado, de modo que lo que somos
es por El y no agradecerlo es un insulto al amor creador y a
la generosidad divina.
 Cada miembro debiera ocuparse de aquello donde Dios lo
puso. Nuestros dones son necesarios, y sin ellos el cuerpo no
logra lo mismo.
 Los logros de un miembro son del cuerpo y para el cuerpo,
no para sí mismos. Rebajar o enaltecer un miembro no es
correcto.
 El cuerpo necesita del miembro y viceversa. La iglesia crece si
crecen sus miembros, y donde el cuerpo está bien los nuevos
miembros crecerán mejor.

IV. CONCLUSIÓN

 Dios es bueno al darnos algo que hacer para su gloria, y un


lugar en su bendito cuerpo. No hay mejor Salvador que Jesús
ni mejor cuerpo que su iglesia: viva, unida y diversa. El que
está vivo y sirviendo podrá convivir mejor con los demás que
quien está quieto y moribundo.
 Tu don es un regalo para la iglesia tanto como la iglesia es el
regalo que Jesús, su Cabeza, te ha otorgado.
 Bebe del Espíritu y combina tu talento con el de los demás.
154
DIOS SANA A SU CUERPO

 En el cuerpo está tu vida!

155
DIOS SANA A SU CUERPO

MIEMBROS SENSIBLES DEL MISMO CUERPO


1 Corintios 12:22-27
Propósito: Sentir lo mismo que el hermano.

I.INTRODUCCIÓN

 Algunos suponen que la unidad de la iglesia se manifiesta en


pensar lo mismo. Sin embargo llama la atención que Pablo
señale que la unidad se nota cuando los miembros sientan
todos lo mismo. ¿Cómo se llega a esta instancia
imprescindible?

II. SENTIR Y HACER LO QUE CRISTO PIENSA


 Es lógico que en un cuerpo la cabeza piense y los miembros
sientan.
 Si Cristo es la cabeza lo que importa es lo que piense El, lo
cual ya fue declarado por sus profetas.
 El problema surge cuando procuramos pensar lo mismo en
vez de sentir lo mismo. ¿Qué debemos sentir y hacer?
 Estimar a cada miembro
o En el cuerpo no hay miembros de relleno. Cada
miembro es necesario, y su función es
irreemplazable.

156
DIOS SANA A SU CUERPO

o Cada persona de la iglesia debiera percibir la alta


estima de sus hermanos.
 Cuidar a cada miembro
o La estima lleva al cuidado sincero. Cuando un
miembro está mal o no aparece por la iglesia debe ser
atendido.
o Esas pequeñas filtraciones y descuidos son los que
generan grandes pérdidas al cuerpo de fe.
 Tratar con delicadeza a todos
o En la iglesia conviven personas más y menos
sensibles. Algunos incluso son rudos para hablar
pero sensibles para oír. Lo más seguro, en
consecuencia, es tratar delicadamente a todos.
 Reconocer al menos visible
o Hay miembros que hacen mucho de manera poco
percibida o casi invisible. Los tales merecen tanto
reconocimiento como el más visible.
 Preocuparnos unos por otros
o Como en toda familia, lo que le pase a un hermano
nos debe afectar, porque somos guardas del
hermano.
o Las preocupaciones de la iglesia se añaden a las
propias y domésticas, pero son preocupaciones santas
y quien las atiende es fortalecido y recompensado.
 Padecer con el que padece

157
DIOS SANA A SU CUERPO

o La iglesia no tiene solución para todos los problemas


de sus miembros. Cuando no hay solución para estos
problemas y solo queda padecer, ese padecimiento se
aliviana al compartirlo.
 Gozar con el que goza
o Cuando algún miembro logra algo bueno esta alegría
es de todos. No debemos vivir para rumiar
problemas, sino también buscar gozar con el que se
goza.

III. CONCLUSIÓN
 El cuerpo de Cristo es tal cuando cada miembro es sensible a
los demás miembros.
 No es necesario que pensemos lo mismo pero sí es
imprescindible que seamos sensibles y activos en cuidarnos
mutuamente.
 Si lo hacemos el cuerpo pondrá emoción y obras de amor al
pensamiento de Cristo.
 No seamos cabeza, seamos cuerpo!

158
DIOS SANA A SU CUERPO

UN CAMINO MÁS EXCELENTE


1 Corintios 12:28-13:3
Propósito: Servir con amor.

I.INTRODUCCIÓN

 La iglesia está llena de dones pero cada vez se trabaja menos.


¿Qué nos está faltando para estar más cerca del potencial
que tenemos?

II. UNA IGLESIA BIEN EQUIPADA


 Dios manda siervos a la iglesia, equipándola para todo lo
que le haga falta emprender.
 Dios manda apóstoles, que comienzan la iglesia
 Dios manda profetas, que marcan el camino
 Dios manda evangelistas, que capturan pecadores para
Cristo
 Dios manda pastores que enseñen, para que la iglesia
madure
 Dios hace milagros, para que le demos gloria.
 Dios manda gente que sana, porque es el Médico divino.
 Dios manda gente que ayuda, porque a los pobres siempre
los tendremos cerca.

159
DIOS SANA A SU CUERPO

 Dios manda administradores, para que rindan mejor los


tesoros del reino.
 Dios manda gente que sabe idiomas, para que su Palabra se
entienda y se traduzca.
 Procurar los dones mejores no es un pecado. Debemos
crecer en dones, crecer en capacidades, usando bien las que
tenemos.
 El que recibió dos puede recibir otros dos.
 Las capacidades, sin embargo, por sí mismas no se activan.
El que desea que su don rinda y sea continuo debe ir por un
camino más excelente que el de la confianza propia.

III. EL CAMINO EXCELENTE DEL AMOR


 Las mejores capacidades sin amor no sirven de mucho. Son
ruidos o tintineos sin sentido.
 Lo que somos no es lo que hacemos. Lo que somos se ve en
el amor que le ponemos al ministerio que Dios y la iglesia
nos ha concedido.
 Los mayores sacrificios para la iglesia sin amor terminan
siendo inútiles.
 Para que Dios pueda obrar por medio de un profeta,
evangelista, pastor, sanador, benefactor, administrador o
erudito éste debe rebosar del amor de Jesús en su vida.

160
DIOS SANA A SU CUERPO

 La historia está llena de personas capaces que terminaron


naufragando o al final borraron todo lo bueno que habían
hecho.
 Judas fue apóstol, Balaam fue profeta, Demas volvió al
mundo, Ananías dio parte de su heredad, etc.
 Cuando no hay amor tarde o temprano surge el yo y así se lo
arruina todo.
 Cuando hay amor el servicio es humilde, continuo y fiel.
Esos dones son fructíferos en el tiempo!

IV. CONCLUSIÓN

 El camino excelente del amor lleva a la iglesia más cerca de


su potencial. Las capacidades por sí mismas, o la confianza
propia en los talentos son de corta duración. Todo es
sostenido y activado por el amor.
 ¿Estás transitando el camino más excelente?

161
DIOS SANA A SU CUERPO

COMO ES EL AMOR DE DIOS


1 Corintios 13:4-8
Propósito: Amar como Dios ama

I.INTRODUCCIÓN

 Este mundo está sediento de amor, ya que lo que supone ser


amor termina siendo un chasco. ¿Cómo es el amor de Dios
que debemos imitar?
 Del amor de Dios surge un ramillete de valores que la iglesia
necesita y el mundo ignora.

II.EL AMOR EN LOS VÍNCULOS

 El amor de Dios es sufrido. Jesús sufrió por amor.


 El amor de Dios es benigno, Jesús fue bueno porque amó.
 El amor de Dios no envidia, sino que busca para los demás
cosas mejores que para uno mismo.
 El amor de Dios es humilde, Jesús vino como servidor.
 El amor de Dios es generoso, no se centra en sí mismo.
 El amor de Dios no es irascible, perdona al ofensor.
 El amor de Dios no se deleita en el pecado propio ni ajeno.

162
DIOS SANA A SU CUERPO

III. EL AMOR EN LA VIDA CRISTIANA


 El amor de Dios se deleita en la verdad, rechazando la
mentira.
 El amor de Dios genera fe.
 El amor de Dios espera lo mejor.
 El amor de Dios soporta la prueba.
 El amor de Dios es eterno, nunca se agota.
 Los dones cumplen su cometido en favor de la misión hasta
que ella culmine, pero el amor es anterior y posterior, por
eso es mayor que los dones.

IV. CONCLUSIÓN
 El amor de Dios es lo que todavía sostiene a la iglesia e
impide que este mundo se autodestruya.
 La iglesia es el mejor medio por el cual se puede manifestar
el amor de Dios. Si la iglesia no lo vive, ¿quién lo
ejemplificará?
 Necesitamos más amor en nuestros vínculos humanos y en
la carrera de la fe. Si se agotara el amor, quedaríamos
aislados y a medio camino.
 Miremos a Dios, porque El es amor. Que su naturaleza
permee la nuestra para amar como El ama. Su amor es el
verdadero amor.

163
DIOS SANA A SU CUERPO

LO QUE PERDURA ES EL AMOR


1 Reyes 13:8-13
Propósito: No descuidar el amor fraternal.

I.INTRODUCCIÓN

 La iglesia está llena de dones, pero esos dones no reemplazan


al amor. ¿Cómo debe salvaguardarse el amor fraternal?

II. EL CARÁCTER Y LOS DONES

 Al amor nunca deja de ser, porque es la esencia del carácter


de Dios. Sin amor todo sería caos.
 El conocimiento y los dones no son mejores ni mayores al
amor. Todo esto sin amor es un ruido sin sentido, un
címbalo que retiñe. Si solo fuera por los dones Judas hubiera
sido el mejor de los apóstoles.
 Dios ha dado las profecías, las lenguas y el conocimiento a la
iglesia para que crezca en la fe, no para que los cultive más
que el amor. Una iglesia erudita que no ama no puede
ayudar en la salvación de nadie.
 Los dones son para esta vida, pero el amor va desde ahora a
la eternidad. El carácter de Dios es amor, y un carácter
similar lo formamos aquí para llevárnoslo al cielo.

164
DIOS SANA A SU CUERPO

 Debemos madurar y crecer para desarrollarnos mejor en el


amor fraternal.

III. CRECIENDO EN EL AMOR FRATERNAL

 Una iglesia que madura es una iglesia que crece en amor, no


solo en conocimiento y eficiencia.
 Solemos hacer mayor hincapié en el saber más y trabajar
mejor, más que en el desarrollo del carácter de Cristo. ¿Será
porque lo primero parece más sencillo?
 Sin embargo el poder de Jesús está en el carácter de Jesús. El
poder del amor es el gran poder de la iglesia, que activa su
conocimiento y eficiencia.
 Así como los niños son egoístas y solo se aman a sí mismos,
pero al crecer van madurando en generosidad y altruismo,
cada cristiano debe ir desde el egoísmo al altruismo.
 Aunque veamos oscuramente el amor de Dios, debemos
desarrollarlo lo más fielmente posible de modo que
podamos ver cara a cara al Señor.

IV. CONCLUSIÓN
 De todo lo que perdura, lo primero es el amor. No debemos
descuidar el desarrollo de un carácter amoroso como el de

165
DIOS SANA A SU CUERPO

Jesús, sino que necesitamos crecer en El para ser cada día


menos egoístas y más altruistas.
 El conocimiento y la eficiencia por sí mismos tienen sus
limitaciones. Pero el amor derriba todas las barreras y tiende
todos los puentes. ¿Cuánto amor hay en mí?

166
DIOS SANA A SU CUERPO

LA PRIMACÍA DE LA PREDICACIÓN
1 Corintios 14:1-5
Propósito: Priorizar la predicación del mensaje.

I.INTRODUCCIÓN

 Aunque los dones se reciben, también se procuran. ¿Cómo


se los obtiene, y qué procurar con ellos?

II. DONES ENCAUZADOS

 Seguir el amor nos lleva a seguir el servicio. Nadie que ama


se queda inactivo habiendo tantas necesidades en la iglesia y
el mundo.
 Como lo enseña la parábola de los talentos, al que recibe y
emplea los dones se le otorga más. Procurar es poner en
acción lo que ya tenemos.
 Todos los dones son necesarios, pero predicar es el don que
expande la iglesia y daña al enemigo.
 Los dones no deben distorsionarse de su propósito original a
otro poco útil. Cuando un don no está siendo bien
encauzado será perjuicio más que beneficio.
 La iglesia y el mundo están sedientos de dones generosos y
bien direccionados. Dios tiene mucho para dar, pero se
requieren dones dispuestos.
167
DIOS SANA A SU CUERPO

III. PREDICAR ES IMPRESCINDIBLE


 Los hombres necesitan que se les hable de manera clara y
directa, o que se le hable a Dios respecto de ellos.
 Predicar es hablar a los hombres con amor acerca de lo que
Dios tiene para ellos.
o Edificarlos, para que crezcan
o Exhortarlos, para que cambien.
o Consolarlos, para que no desmayen.
 Se necesitan personas que hablen claro para que los demás
entiendan y crezcan, cambien y se animen.
 Al hacerlo no solo será edificado el predicador sino toda la
iglesia, y el don entonces rendirá mucho más.
 Hay dones infrecuentes que tienen su importancia, pero la
predicación tiene primacía, y deben formarse predicadores
de modo que en la iglesia no escasee lo más necesario.

IV. CONCLUSIÓN

 La iglesia no puede ser un cuerpo mudo, sino que debe


predicarse a sí misma y al mundo, y tener cantidad y
variedad de predicadores.
 La necesidad de predicadores en Corinto ayer es la misma
que tenemos donde sea hoy. No temas comenzar a predicar
o enseñarlo si ya lo sabes hacer. El que predica le pone voz a
todo el cuerpo!
168
DIOS SANA A SU CUERPO

EL VALOR DE LAS PALABRAS


1 Corintios 14:6-12
Propósito: Enseñar para que se entienda.

I.INTRODUCCIÓN

 En la iglesia se enseña mucho y se aprende poco. ¿Falla el


método o el alumnado? ¿Cómo podemos aprender mejor?

II. PALABRAS AL AIRE

 La iglesia no es una galería de dones sino un hogar donde


crecen los hijos de Dios.
 Lo provechoso en la enseñanza es lo vinculado a la
revelación, al conocimiento, a la profecía y a la doctrina. Ése
es el alimento.
 Hablar por hablar, como para llenar el silencio, de nada vale
a los fines de la iglesia.
 La trompeta debe dar un sonido certero para que las
personas se preparen para la batalla de cada día y la del fin.
 La palabra debe ser bien comprensible. Desde el menor
hasta el mayor tienen derecho a entender.
 Las palabras pueden flotar por el aire sin ton ni son o
pueden enseñar y amonestar para las grandes luchas de la

169
DIOS SANA A SU CUERPO

vida. La diferencia está en reconocer el gran valor de las


palabras.

III. ENSEÑANDO CON SIGNIFICADO


 Cada idioma tiene su significado, y debemos hacer buen uso
del idioma en el cual nos comunicamos.
 La iglesia no puede ser una Babel donde el que hable no
considere al que oye, ni el que oye entienda al que habla. Si
eso ocurriera nadie aprenderá absolutamente nada.
 Quienes tienen dones para comunicar deben vigilar el
provecho que está resultando para la iglesia de ese don.
 Procurar un don para exhibirlo sin provecho para los demás
es un pecado.

IV. CONCLUSIÓN

 El valor de las palabras es el de construir o truncar la fe, ni


más ni menos que ello.
 Tal como enseñaba el gran Maestro debemos seguir
enseñando. Hay que edificar una iglesia con palabras
valiosas. Las palabras que no se entienden truncan la
edificación de la iglesia como lo fue Babel.
 Al abrir la boca debe ser relevante lo que habremos de decir,
de modo que se marque una diferencia en el oyente.
170
DIOS SANA A SU CUERPO

EL ESPIRITU Y EL ENTENDIMIENTO
1 Corintios 14:13-25
Propósito: Priorizar la formación espiritual.

I.INTRODUCCIÓN

 La iglesia es un cuerpo espiritual, pero las cosas del espíritu


no se pueden separar del buen entendimiento. ¿De qué
manera armonizarlas?

II. TODOS INCLUIDOS PARA APRENDER


 En la iglesia todo debe ser traducido de modo que todos lo
entiendan.
 El entendimiento debe tener fruto porque no solo se vive de
sentimientos en la vida cristiana.
 Todos los ejercicios espirituales, como orar o cantar, deben
ser hechos en el espíritu tanto como en el entendimiento.
 El simple oyente tiene la misma importancia que el que
dirige la reunión.
 Lo que me agrada no es la regla para el culto, sino lo que
edificará a todos.
 Si la reunión no incluye a todos no cumple su cometido.

171
DIOS SANA A SU CUERPO

 Lo que uno sepa no es lo más importante, sino lo que tenga


de bueno para enseñar.

III. QUE ENTIENDA EL MUNDO Y LA IGLESIA

 La ingenuidad no puede determinar la vida de la iglesia, sino


la madurez cristiana que consiste en aplicar el buen juicio a
la iglesia, haciendo lo que beneficia a todos y evitando lo
que no edifica.
 La iglesia une dos mundos con el evangelio. En
consecuencia la iglesia necesita diferenciar la manera de
hablar al incrédulo de los modos que son afines al creyente.
 Los incrédulos necesitan señales, demostraciones que los
alienten a empezar a creer. En cambio los que han creído
necesitan ser exhortados de modo que la fe que tienen obre
los frutos correspondientes.
 El mundo no puede ser abordado como si fuera la iglesia, y
la iglesia no debe cerrarse de modo que el mundano que la
visite se sienta excluido.
 Por el contrario, cuando el entendimiento prima por sobre
lo demás la iglesia cumplirá mejor con su misión lo cual dará
mayor gloria a Dios que el mero éxtasis emocional.

IV. CONCLUSIÓN

172
DIOS SANA A SU CUERPO

 La iglesia de Dios debe usar el mejor criterio al enseñar a


propios y ajenos y encaminarlos así en la senda correcta de la
fe. El espectáculo no es lo principal, lo principal es edificar
la iglesia y convertir al mundo.
 No busquemos entretenimiento sino crecimiento. A eso
aspiramos los llamados al mundo nuevo.

173
DIOS SANA A SU CUERPO

EL MARCO DE LOS DONES


1 Corintios 14:26-40
Propósito: Trabajar unidos y ordenados.

I.INTRODUCCIÓN

 La iglesia ha recibido dones pero estos dones deben trabajar


en armonía. Todo esto necesita ser moderado y ordenado ya
que ningún caos es santo
 ¿Cuál es el marco por medio del cual habrá orden y unidad?

II. EL MARCO PARA LOS DONES

 Dios estableció principios por los cuales los dones son


validados y coordinados.
 Edificación
o El texto comienza planteando qué llevamos de bueno
a la iglesia para compartir.
o Cada uno está en condiciones de llevar algo porque
todos tenemos dones. ¿Que no debiera faltar en la
iglesia?
 Canciones
 Doctrina
 Profecía
 Traducción
174
DIOS SANA A SU CUERPO

 La buena música eleva, la doctrina forma, la


predicación exhorta y la traducción aclara.
 Lo decoroso es lo apropiado. La música, la enseñanza y la
predicación deben ser de la mayor dignidad posible.
 Orden
o Si no puede haber orden deben haber silencio: es
mejor callar que agitar
o Hasta los profetas deben ser examinados para ver si
son verdaderos. Nada ni nadie es dado por sentado.
La verdadera revelación es congruente y pasa la
prueba.
o El orden permite mejor participación aprendizaje y
exhortación
o Dios es Dios de paz y orden y sus profetas y
dirigentes no agitaran sino que coordinaran y
ordenaran.
 Decoro
o Con respecto al pedido de silencio a las mujeres se
aprecia que había algún tipo de desorden o falta de
decoro. el tema del orden y el decoro ya viene desde
el v.23.
 Sujeción
o Así como los profetas se sujetan mutuamente
también las esposas a sus maridos.

175
DIOS SANA A SU CUERPO

IV. CONCLUSIÓN
 La iglesia es un cuerpo y nadie puede hacer lo que se le
antoja sino todo en coordinación y unión. Todos sujetos a
todos.
 La edificación, el orden, el decoro y la sujeción no están
reñidos con los dones sino que son su marco necesario.
Jerusalén no es Babilonia, no es confusión.
 Que los dones surjan y sean aprovechados y encauzados de
modo que la iglesia pueda ser cada vez más enriquecida.
Nada nos falta en ningún don!

176
DIOS SANA A SU CUERPO

NO CREAMOS EN VANO
1 Corintios 15:1,2
Propósito: Perseverar en la fe.

I.INTRODUCCIÓN

 El evangelio son las buenas nuevas de Dios al hombre, las


cuales deben ser creídas. Sin embargo creer hoy no asegura
creer mañana. ¿Cómo se mantiene la fe?

II. PREDICAR PARA QUE CREAN


 El evangelio se predica para que la gente crea.
 No se predica para cumplir, ni para figurar, ni para acumular
méritos. Pablo predicaba para que la gente crea con fe
completa.
 Nadie puede creer sin la Palabra, y la Palabra llega por
medio de la predicación.
 Si el predicador pone su meta en que la gente crea él mismo
será obligado a creer y a demostrarlo. La fe genera fe, y la
convicción convence.
 No puede haber dudas en el predicador acerca de quién lo
puso a predicar ni acerca de lo que predica. Si quiere poder
necesita fe.

177
DIOS SANA A SU CUERPO

 Muchos predicadores suponen que la gente debe responder


asistiendo a la iglesia o pidiendo el bautismo. Sin embargo
algunos harán esto sin haber empezado siquiera a creer!
 Si la vida cristiana ha de tener fundamento y futuro, deberá
empezar con fe.

III. CREER PARA PERMANECER

 Cuando la gente cree al evangelio lo recibe.


o Esto produce cambios en la vida, porque el evangelio
lo ocupa todo, empujando hacia afuera lo que no
condice con sus enseñanzas.
 Cuando la gente cree al evangelio persevera.
o El tiempo pasa y el que creyó sigue estando y no se
va. Tiene problemas pero sigue. Sufre pero sigue. No
todo le agrada en la iglesia, pero sigue. Nadie lo saca,
porque creyó y persevera.
 Cuando la gente cree al evangelio retiene la Palabra de Dios
y da frutos.
o La fe se mantiene cuando la Palabra de Dios está
bien cerca y no se aleja de la vida.
o No alcanza con lo que uno sepa, aunque sea mucho.
La Palabra es el salvavidas, y no se puede soltar. Hay
que retenerla, porque la fe la necesita.

178
DIOS SANA A SU CUERPO

IV. CONCLUSIÓN
 Ser salvo, en consecuencia, es permanecer creyendo. La fe es
dinámica, y debe mantenerse viva y en crecimiento. De lo
contrario haber creído en algún momento será en vano.
 Si hemos creído ayer y no hoy, ayer creímos en vano.
Necesitamos perseverar en la fe y en la Biblia cada día,
porque así nos mantenemos en el Salvador.
 Los que predicamos, prediquemos para que la gente crea.
Los que hemos creído, retengamos la Palabra para que la fe
no sea un recuerdo vano del ayer.

179
DIOS SANA A SU CUERPO

EL PODER DE LAS PROMESAS DIVINAS


1 Corintios 15:3-8
Propósito: Confiar en las promesas de Dios.

I.INTRODUCCIÓN

 La palabra promesa casi se ha convertido en sinónimo de


incumplimiento. ¿Podemos creer en las promesas de Dios
ante tantos chascos que sufrimos día a día? ¿Qué poder hay
en las promesas divinas?

II. RECIBIR Y ENSEÑAR


 Lo que recibimos debe ser enseñado. El que recibe el
evangelio es habilitado para enseñar el evangelio.
 Cristo murió por nuestros pecados. Eso es lo que primero
debemos enseñar o aprender. Somos pecadores, pero en
Cristo hay salvación.
 La vida de Cristo fue conforme a las Escrituras. Nuestra vida
¿a que se conforma?
 Cuando nuestra vida se conforma a las Escrituras ellas llegan
a ser reales en nuestra vida y lo que dicen lo tomamos como
verdadero.

180
DIOS SANA A SU CUERPO

III. PROMESAS QUE SON CERTEZAS


 Cristo cumple lo que su Palabra promete.
 Prometió morir y cumplió.
 Prometió resucitar y cumplió.
 Si prometió volver, también cumplirá.
 Cristo murió para pagar por nuestros pecados
 Cristo resucitó para perdonarnos esos pecados.
 Cristo volverá para sacarnos de este mundo de pecado.
 Lo que el Señor ha cumplido de sus promesas transforman
las promesas aun no cumplidas en certezas.
 Por eso creemos aun sin haberlo visto. Por eso hubo más
discípulos que los más de 500 que lo vieron resucitado.

IV. CONCLUSIÓN
 Si creemos a las promesas divinas ellas nos darán valor y
vigor personal, y habremos de predicarlas con plena certeza.
Hay una relación muy estrecha entre la fe y el poder en la
predicación del evangelio!
 Cristo debe seguir apareciendo a las personas, y lo hará
mientras se enseñe el evangelio, generando fe y certeza según
lo que prometió.
 Cuando eso ocurra hasta los perseguidores de la causa
llegarán a ser sus mayores defensores.

181
DIOS SANA A SU CUERPO

LA FUERZA DEL QUE SE ESFUERZA


1 Corintios 15:9-11.
Propósito: Ser humildes y agradecidos.

I.INTRODUCCIÓN

 ¿Cuál es la diferencia entre una persona que asole a la iglesia


y otra que la bendiga? La diferencia la ejemplifica Pablo, que
fue ambas cosas.

II. REFUERZOS INESPERADOS


 Ser el más pequeño, pero ser apóstol.
 El que en la iglesia se crea el mayor no será nada. Mientras
seamos discípulos y siervos, eso ya es suficiente honor.
 Un pasado indigno perdonado y olvidado.
 Dios no mira lo que las personas han sido sino que desde la
gracia en adelante. De alguna manera la gracia es el punto
cero de la vida. Una vez que se acepta la gracia, comienza el
camino.
 La iglesia puede ser perseguida pero no será destruida.
 La gracia de Dios puede convertir perseguidores en
predicadores.

182
DIOS SANA A SU CUERPO

 Hay enemigos sinceramente equivocados, que luego de


iluminados llegarán a ser baluartes del mensaje.
 Por su gracia Dios refuerza a la iglesia de manera
permanente. De manera notable e inesperada, Dios puede
sacar al enemigo sus mejores soldados y potenciarlos.
 Su gracia es la clave, y la fuerza del que se esfuerza.

III. LA GRACIA Y EL ESFUERZO

 La gracia de Dios es concedida como un depósito de


transformación y confianza, nos acompaña en toda la carrera
cristiana y nos lleva muy lejos si la aprovechamos y
honramos.
 Con la gracia sola no basta. Esa gracia nos abre puertas y
debemos trabajar duro para seguir el tranco de la gracia.
 El que trabaja duro no trabaja solo, sino que es un
instrumento de la gracia que capacita y fortalece al que
quiere trabajar.
 De esta manera la gracia puede ser definida como la fuerza
del que se esfuerza. Dios renueva las fuerzas del que obra
juntamente con Él, y le abre puertas y oportunidades
permanentemente para que avance en su nombre.
 Lo que uno sea, es por la gracia. Lo que uno logre, es por la
gracia. No hay espacio para el orgullo. El que entiende la
gracia será humilde y agradecido siempre.

183
DIOS SANA A SU CUERPO

 Cuando uno reconoce lo que sería sin la gracia, y en que se


ha convertido por la gracia, esta convicción lo lleva a dar lo
máximo de manera constante, porque es deudor eterno de la
notable gracia de Dios.

IV. CONCLUSIÓN
 La gracia de Dios es vertida sobre todos, pero no en todos da
el mismo fruto. ¿La gracia de Dios ha sido vana contigo?
¿Estás yendo al paso de la gracia, o desaprovechándola?
 Con humildad y gratitud hagamos de ella la fuerza de la vida
cristiana, y el poder del esfuerzo continuo.

184
DIOS SANA A SU CUERPO

TESTIGOS DE LA RESURECCIÓN
1 Corintios 15:12-23
Propósito: Predicar con convicción.

I.INTRODUCCIÓN

 El enemigo ha logrado que los mismos cristianos sean los


primeros en desacreditar a la Biblia. ¿Cómo podemos ser
testigos convencidos del evangelio de Dios?

II. EL VENENO DE LA DUDA


 Es grave cuando algunos en la iglesia no creen lo que se está
predicando. El que no lo cree no lo va a predicar, y va a
sembrar dudas entre sus hermanos.
 Lo más honesto en ese caso es confesar las dudas para que le
ayuden a resolverlas, y si ellas no pueden ser resueltas salir
de la iglesia para predicar lo que crea y fundar otra iglesia.
 Una duda queda en evidencia cuando tal razonamiento es
estirado, y precisamente eso hace Pablo.
 Si no hubiera resurrección, Cristo no resucitó, vana sería la
fe y la predicación, y la iglesia entera una patraña.
 El enemigo intenta por todos los medios sembrar dudas pero
el propósito siempre es detener o aletargar la predicación del
evangelio.
185
DIOS SANA A SU CUERPO

 En consecuencia todas las disputas teológicas son disputas


misioneras. ¿Seguimos predicando con fe o no? ¿Seguiremos
luchando por este mensaje o no?
 Solo la gente de fe es la gente que predica y gana almas para
Cristo. Nadie es fuerte en las dudas.
 El mundo tiene suficientes dudas, no necesita más. La iglesia
está llamada a testificar, predicar y hacer que crea el que no
creía. Los que no cuadren en esto son del mundo aunque
entren a la iglesia.
 El perdón de los pecados depende de que el evangelio sea lo
que dice ser. Modificar o ajustar el evangelio vacía el poder
del mensaje. Cuando la fe deja de ser fe volvemos a
hundirnos en nuestros pecados, no hay esperanza más allá
de la muerte y somos hechos miserables.
 Precisamente eso busca el enemigo: una iglesia llena de
dudas, sin poder, que no predique, miserable y sin perdón.
La duda es un veneno que mata lentamente.
 Pero el mensaje es luz, y Pablo deja ver el poder de la
resurrección y de la fe.

III. EL PODER DE LA RESURRECCIÓN Y DE LA FE

 Cristo ha resucitado. Crease o no el resucitó. Y la mentira


por la cual pagaron soborno los asesinos de Cristo no es más
fuerte que la buena nueva de Cristo vivo.

186
DIOS SANA A SU CUERPO

 Al resucitar Jesús arrancó de la muerte a sus primicias,


siendo el mismo el principal resucitado de la historia. Ya
había habido algunos antes, pero el resucitado principal es
Cristo.
 El se metió dentro de la muerte para terminar con la muerte.
El abrió la puerta a la vida así como Adán a la muerte.
 En Cristo todos son vivificados. La fe en El transforma la
vida y la muerte en otra cosa. Los que son de Cristo tienen
razones para esperar y predicar con fe acerca de su venida.
 Nada ni nadie nos debe mover de Jesús, del mensaje, de la
fe, de la predicación. No se puede mejorar el evangelio, solo
se lo puede admirar y predicar.

IV. CONCLUSIÓN

 Las puertas de la muerte no podrán contra la iglesia. Por la


misma puerta donde Adán hizo entrar la muerte Jesús trajo
la resurrección. Crezcamos en fe y en poder para predicar.
 Si navegamos en un mundo de dudas, no dejemos que ellas
nos salpiquen. Hay muchos a quienes predicar, hacer creer y
ofrecer la salvación en Cristo.

187
DIOS SANA A SU CUERPO

SUJETOS HASTA VENCER


1 Corintios 15:23-28
Propósito: Mantenerse unidos a Cristo y la iglesia.

I.INTRODUCCIÓN

 Hay muchas fuerzas que pugnan por fragmentar la iglesia.


¿Qué poder es el que nos mantiene unidos?

II. REINAR PARA SUJETAR

 Dios está en un plan ordenado de redención. Todo avanza


por etapas y cumplimientos hasta la consumación final. Los
que son de Cristo irán con El en su venida.
 El reino será entregado a Dios, pero antes hay que sojuzgar a
las fuerzas y poderes que batallan contra su reino.
 Estas fuerzas son las que alejan a las personas de la salvación,
y las que pugnan por dividir la iglesia.
 Todo debe quedar debajo de sus pies. El debe estar por
sobre todo y todos.
 La muerte que impera y destruye todo a su paso será el
último enemigo a ser vencido.
 Si Cristo reina sujeta. Lo que no esté sujeto a Él será
suprimido.

188
DIOS SANA A SU CUERPO

 Al obtener el reinado del mundo en la cruz, Jesús obtuvo el


derecho de sujetar el cielo a la tierra nuevamente.

III. SUJECIÓN DE CIELO A TIERRA

 Cristo vino a sujetarnos, y cuando eso pase se sujetará a Dios


junto a los suyos.
 Esto puede ser comparado a quien amarra a otra persona
para que descienda a una honda fosa y pueda atar a los que
han caído allí a fin de sacarlos.
 Cristo a todos a sí mismo. La soga del Espíritu ata al pecador
a Jesús, y cuando todos estén atados Dios nos sacará para
que todo sea como al comienzo, Dios todo en todos.
 Lo que nos mantiene unidos es Cristo por medio de su
Espíritu. El plan de salvación es un plan de sujeción. Dios
sujeta para salvar, y los que se dejan atar colaboran con la
redención.

IV. CONCLUSIÓN

 No hay varias sogas para varias personas, sino una sola para
una misma condición de perdición. Los que quieran salir y
vencer deben estar sujetos unos a otros y a Dios de modo
que el Espíritu sujete a los sueltos.

189
DIOS SANA A SU CUERPO

 No nos zafemos del lazo que nos une, porque la sujeción es


lo que nos hace miembros del cuerpo del cual Cristo es
Cabeza y Redentor.

190
DIOS SANA A SU CUERPO

VELAR DEBIDAMENTE
1 Corintios 15:29-34
Propósito: Luchar por la esperanza que tenemos.

I.INTRODUCCIÓN

 Los que no tienen esperanza de algo por lo general no


luchan. Si tenemos una gloriosa esperanza, ¿cómo tenemos
que luchar por ella?

II. LOS MUERTOS SIGUEN INFLUYENDO


 Las obras de los muertos con ellas siguen.
 Los frutos de una vida unida a Cristo superan la propia
existencia.
 Dios sigue dando vida por medio de la influencia de sus
hijos aunque algunos descansen ya.
 La alegría de los que resuciten será conocer a los que
alcanzaron por medio de su influencia aún luego de fallecer.
Y la alegría de los salvados será conocer a quienes amaron
sin conocer.
 La esperanza no muere nunca. Los que niegan la
resurrección niegan la bendita esperanza.
 Pero si la esperanza es tal como se la describe en la Biblia
vale la pena luchar y arriesgarse por ella.
191
DIOS SANA A SU CUERPO

III. MORIR Y RENACER CADA DÍA


 Para que la esperanza no se esfume, y quede solo en el sueño
trunco de la resurrección, cada día debemos morir y
resucitar.
 Debemos morir cada día al yo para renacer diariamente en
Cristo.
 La vida cristiana son desafíos presentes no solamente
anhelos futuros.
 Pero aunque nuestra mirada esté en el futuro, nuestra lucha
es presente y ardua.
 Hay fieras que vencer y tentaciones que superar. Los que no
tienen esperanza son presa del enemigo y viven para el hoy
sin importarles el mañana.
 Sin embargo el cristiano diariamente renacido en Cristo
afronta los desafíos presentes porque tiene una esperanza
suprema. (1 Juan 3:3)
 Velar debidamente requiere creer lo correcto y obrar en
consecuencia.
 Debemos conocer a Dios cada día un poco más, porque los
que no le conocen no serán parte de su reino.

IV. CONCLUSIÓN

 El enemigo intenta hacer vaga y difusa nuestra esperanza de


modo que no velemos debidamente, que no luchemos ni
abandonemos el yo ni crezcamos en Cristo a diario.

192
DIOS SANA A SU CUERPO

 Sigamos el ejemplo de quienes murieron con y por la


esperanza y cuyas obras aún influyen a otros.
 La esperanza futura se disputa con nuestras decisiones
presentes. Velemos debidamente!

193
DIOS SANA A SU CUERPO

SEMBRADOS PARA ALGO MEJOR


1 Corintios 15:35-39.
Propósito: Ser más saludables.

I.INTRODUCCIÓN

 Las personas quieren buscan la eternidad sin pensar en qué


consiste eso. ¿Hay alguna manera de prepararse antes?

II. MORIR ES SER SEMBRADO

 La Biblia responde nuestras principales inquietudes.


 La resurrección se da por sentada. No se procura
demostrarla, se la acepte o se la rechace habrá resurrección.
 No hay vida sin un cuerpo. Que haya vida fuera del cuerpo
es una idea extraña a la Palabra de Dios.
 Nuestro cuerpo presente será similar pero no idéntico al de
la resurrección.
 Pero lo que somos ha sido creado por Dios, pese a la
mancha del pecado. Y Pablo dice que lo que somos será
semilla de lo que seremos luego.
 Morir no es la peor de las tragedias. La peor de las tragedias
es vivir y morir como perdido. Vivir sin amar la vida y a los
vivos.

194
DIOS SANA A SU CUERPO

 Pablo dice que morir es como ser sembrado. El que siembra


deposita en la tierra su semilla y espera hasta que renazca de
una manera diferente y mejor.
 Asimismo Dios a los suyos los llama al descanso
sembrándolos para algo mejor. El sabe quiénes son, sabe
donde están, y como el buen labrador espera y vigila la
semilla hasta que ésta renazca y la coseche.

III. LA SEMILLA DE ALGO MEJOR

 Nuestro cuerpo es una semilla. La semilla desnuda es lo que


cuenta, y lo que Dios siembra hasta que renazca.
 Se siembra de a una, Dios salva a todos de a uno. Lo que
tengamos no cuenta, lo que hayamos logrado no cuenta.
Somos sembrados como un grano desnudo, porque nada
trajimos y nada nos llevaremos. Lo que vale es lo que somos
en Cristo.
 Mientras tanto, ya que hemos recibido el cuerpo como un
regalo valioso debemos cuidarlo como tal. El cuerpo vale
tanto como el alma, porque el cuerpo y el alma están unidos!
Sin cuerpo no hay alma.
 Nuestra carne no es la de una bestia, no debemos tratarnos
como bestias. Tenemos carne de ser humano, no de bestia,
ave o pez. Pero algunas personas cuidan de sus mascotas más
que de sí mismas, lo cual es un pecado.

195
DIOS SANA A SU CUERPO

IV. CONCLUSIÓN
 Al cuidar nuestra vida estamos cuidando la semilla de algo
mejor. Si amamos y cuidamos a los demás como a uno
mismo estamos amando la vida, anticipo de una vida mejor
y mayor.
 Si no cuidamos lo que tenemos ahora, ¿cómo se nos confiará
algo mayor? ¿Si descuidamos la semilla, que se cosechará
luego?
 Ofrezcamos a Dios nuestro cuerpo, que es nuestra vida, de
una manera lo más perfecta posible. Si vivimos como El
manda y para su gloria, cuidando esta semilla tan valiosa,
Dios suplirá lo que nos falta y sembrará para algo mejor.

196
DIOS SANA A SU CUERPO

DE LO TERRENAL A LO CELESTIAL
1 Corintios 15:40-50
Propósito: Ser modelados por Cristo.

I.INTRODUCCIÓN

 La resurrección es la gran esperanza de los cristianos, pero el


proceso de regeneración comienza ahora. ¿Qué obra hace
Cristo ya mismo?

II. BRILLAR TODO LO POSIBLE


 Los cuerpos terrenales no son como los celestiales. Ambos
cuerpos son hermosos porque Dios los ha creado, pero no
son lo mismo.
 El Creador del cuerpo terrenal es el que puede llevar lo
terrenal a lo celestial. Y la transformación del carácter
antecede a la transformación corporal.
 El cielo tachonado de astros nos habla del resplandor de
Dios que presta su gloria a su creación.
 La diferencia de brillo ha sido designada por Dios. No
importa cuánto se alumbre, sino alumbrar todo lo que Dios
me permita alumbrar.
 En la resurrección de los muertos los que hayan hecho buen
uso de sus dones terrenales recibirán mayores dones
197
DIOS SANA A SU CUERPO

celestiales. Y la luz que haya brillado será aumentada como


estrellas a perpetua eternidad.

III. LA TRANSICIÓN TERRESTRE-CELESTE


 El plan de salvación provee la transición terrestre-celeste.
 De corrupción a incorrupción
 De deshonra a gloria
 De debilidad a poder
 De lo animal a lo espiritual
 De Adán a Cristo
 De una imagen a otra
 La carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios. No
podemos ser llevados al cielo por Adán, sino por Cristo.
 La imagen que nos sea grabada determina las posibilidades
que tengamos.
 Si somos del cielo el Señor del cielo nos sacará de lo terrenal
a lo celestial.

IV. CONCLUSIÓN
 La resurrección es el broche de oro de la restauración que
Cristo obra en el creyente desde que empieza a creer en El,
modelándolo a su imagen y haciéndolo brillar para su gloria.

198
DIOS SANA A SU CUERPO

Cooperemos con esta obra paulatina y diaria, porque en El


alcanzamos lo mejor en esta vida y la venidera.

199
DIOS SANA A SU CUERPO

NO TRABAJAMOS EN VANO
1 Corintios 15:51-58.
Propósito: Crecer siempre en la obra de Dios.

I.INTRODUCCIÓN

 La mies es mucha, los obreros pocos, y las fuerzas suelen


decaer. Sin embargo Pablo anima a la iglesia mostrando para
que se esfuerza.

II. HACIA LA TRANSFORMACIÓN


 La iglesia avanza hacia la transformación.
 No todo es malo y triste en el futuro. Cada día estamos más
cerca del fin de la muerte y la transformación.
 Aunque ha sido largo el proceso de degradación, la
transformación será en un instante.
 Lo que el enemigo arruinó más de seis mil años será
recreado en un instante.
 La muerte es un pestañar, y la transformación de los vivos en
la parusía también.
 Los terrores de una vida sin Dios no existen para el que vive
junto al Salvador de cara a la esperanza suprema.

200
DIOS SANA A SU CUERPO

 La trompeta final evidentemente no es la primera. Dios ha


hecho sonar la trompeta desde siempre, por medio de
profetas, apóstoles y predicadores fieles.
 Si la trompeta tiene un sonido certero, nadie tendrá excusa a
la final trompeta.
 Lo que falta es que Dios nos vista de nuevo. El pecado
desnudó y corrompió al hombre, pero Dios lo vestirá de
nuevo con la gloria que perdió.
 La copa de la muerte fue sorbida por Jesús en el Calvario.
Cuando Cristo regrese la muerte desaparecerá para siempre.
 En este tiempo se define si bebemos de la copa ya sorbida o
dejamos que Cristo sorba por nosotros.

III. ENSEÑAR LA LEY, EL PECADO, Y SU REMEDIO


 Dios ataca el problema de la muerte desde su raíz, que es el
pecado, y la iglesia que batalla contra el pecado debe saber
con que enfrentar esa lucha.
 La muerte viene por medio del pecado; Dios ratifica esto. El
problema es que el ser humano no comprende bien que es
pecado y como éste trae la muerte, a menos que conozca la
ley.
 La iglesia debe enseñar la ley, que es pecado y que es lo
justo, y señalar al Salvador de modo que El libre al ser
humano del pecado y sus consecuencias.

201
DIOS SANA A SU CUERPO

 Esta ardua tarea cuenta con la ayuda del cielo. Dios nos
ayuda a perseverar, a crecer, y pronto nos hará ver los frutos
de la predicación fiel.

IV. CONCLUSIÓN
 Cristo no ha muerto en vano, y la iglesia tampoco trabaja en
vano. Alentados por la esperanza y el fruto prometido
crezcamos en la obra de Dios. La trompeta debe sonar cada
vez más y mejor.

202
DIOS SANA A SU CUERPO

PREPAREMOS LA OFRENDA
1 Corintios 16:1-4
Propósito: Ofrendar sistemáticamente.

I.INTRODUCCIÓN

 Los diezmos aumentan pero las ofrendas no aumentan lo


mismo, o incluso bajan. ¿Son las ofrendas prescindibles?
¿Son menos importantes?

II. UNIDOS POR LA OFRENDA


 Hay diferentes tipos de ofrenda. En el santuario había una
variedad de tipos y destinos para éstas.
 En la iglesia cristiana también había diferentes tipos de
donativos, y en este caso Pablo promueve una ofrenda para
ayudar a los hermanos pobres de Jerusalén.
 Las ofrendas no solamente suplen una carencia material sino
que unen a las iglesias en un mismo propósito y lazo
espiritual. Corinto, Galacia y Jerusalén se abrazaban a la
distancia dando o recibiendo la misma ofrenda.
 Dado que el dinero es vida, porque obtener dinero requiere
tiempo, al ofrendar estamos dando parte de nuestra misma
vida.

203
DIOS SANA A SU CUERPO

III. PRIMERO Y APARTE


 Debemos recordar que lo primero es para Dios, tanto al
diezmar u ofrendar.
 La ofrenda debe prepararse, dejándola aparte. No se ofrenda
cuando sobra, sino que se gasta lo que no se ofrenda.
 Las ofrendas deben acompañar nuestra prosperidad. Dios
primero bendice, y luego recibe nuestras ofrendas. La
bendición de Dios permite que le ofrendemos.
 La administración de las ofrendas debe ser trasparente de
modo que la confianza no se resienta.
 Las ofrendas deben anticipar la necesidad, nunca correr
detrás de ella. No ponemos cuando se necesita, sino antes de
que se necesite, por conducta permanente. El Señor pide
que haya alimento en su casa, de modo que la iglesia debe
tener más de lo que necesite.
 En las ofrendas se advierte la vitalidad de la iglesia. Según las
ofrendas será el amor y el compromiso.

IV. CONCLUSIÓN

 Las ofrendas no son menos importantes que los diezmos,


porque expresan nuestro interés en la obra cercana y lejana,
refuerzan lazos y vierten nuestra vida con ese don.

204
DIOS SANA A SU CUERPO

 Preparemos la mejor ofrenda cada semana, de modo que la


casa de Dios tenga medios para la mejor obra posible. Dios
nos bendice para que ofrendemos siempre y bien.

205
DIOS SANA A SU CUERPO

ENCAMINANDO MISIONEROS
1 Corintios 16:5-12
Propósito: Apoyar a los misioneros.

I.INTRODUCCIÓN

 La iglesia se encarga de una obra cercana y lejana. ¿Cómo


mantener el equilibrio entre ambas responsabilidades?

II. RECIBIENDO Y ENCAMINANDO

 Corinto era parte de un todo. La iglesia local es una parte de


la iglesia mundial, y debe estar interesada no solamente en
sus contornos sino en lo que ocurre más allá.
 Pablo tenía mucho que ver y atender, y lo que no hacía en
persona lo dirigía por carta, aunque su anhelo era siempre
quedarse el mayor tiempo posible en las iglesias.
 En ese vaivén la iglesia participaba encaminando y apoyando
a los misioneros itinerantes: Pablo, Timoteo, Apolos, o el
que fuera.
 Por encaminar se entendía el hecho de proveer los medios
para seguir viajando, recuperar a los cansados y heridos
predicadores, y dar aliento para lo que les esperaba por
delante.

206
DIOS SANA A SU CUERPO

 En algunos lugares se iba abriendo una puerta, aunque no


sin conflicto, mientras que en otros destinos el Espíritu
Santo no permitía avanzar inmediatamente.
 La iglesia debía estar siempre lista para recibir y aprovechar
la visita del misionero que pasara, agradecida del aporte que
este mensajero hiciera.

III. UNA PLATAFORMA PARA EL CRECIMIENTO


 Pablo conocía Corinto y advertía que al llegar Timoteo la
iglesia no lo menospreciara ni combatiera, ya que compartía
la misma misión de Pablo.
 Si la iglesia menosprecia o erosiona a sus misioneros, ¿qué
fuerza tendrá, o cómo surgirán nuevos valores?
 La iglesia debe ser una verdadera base misionera y una
plataforma para el crecimiento, no un escollo para la misión
o un sitio que los predicadores anhelen eludir.
 Pablo anhelaba que Corinto se sumara a la plena comunión
con todos los dirigentes y hermanos de las demás iglesias, y
fuera un sitio en el cual se encaminara debidamente a los
misioneros.
 En el vaivén de hombres guiados por el Espíritu Santo la
iglesia, en contacto con diferentes personalidades y dones,
era edificada y adquiría mayor riqueza y plenitud.

207
DIOS SANA A SU CUERPO

IV. CONCLUSIÓN
 Dios nos llama a ser una iglesia a la cual los misioneros
anhelen ir para quedarse, y al seguir viaje hacerlo
fortalecidos, no eludir o pasar de largo una amarga estadía.
 Recibamos y encaminemos a los mensajeros de Dios con
amor y respeto, de modo que la obra obtenga fuerza y
aliento creciente. Una parte hace al todo!

208
DIOS SANA A SU CUERPO

CUATRO MANDATOS ESENCIALES


1 Corintios 16:13
Propósito: Ser cristianos maduros.

I.INTRODUCCIÓN

 Al terminar una carta se van colocando los encargos


fundamentales, y eso hace Pablo al concluir su primera carta
a los corintios. ¿Cuáles son esos mandatos y porqué son tan
importantes?

II. MANDATOS PASIVOS


 Velar
o Tenemos que vigilar y estar alertas para saber cuáles
son los tiempos que vivimos de modo que no nos
durmamos.
o La tibieza y el sueño son el problema de los que han
creído hace ya un tiempo. La fe puede perder
temperatura, y comenzamos a distraernos por lo que
el mundo ofrece o el enemigo susurra.
o El cristiano que vela es el que ora. Eso mando Jesús a
los que velaban con El.
 Estar firmes en la fe
o Refiere frecuentemente a la permanencia en la fe.
209
DIOS SANA A SU CUERPO

o Nada ni nadie nos debe sacar de la iglesia, porque la


salvación se reguarda mejor en comunión y servicio.
o No hay ámbito mejor en el mundo que la iglesia,
aunque fuera como la convulsionada iglesia de
Corinto. El mundo no es opción, el único refugio es
la casa de Dios.
 Los encargos pasivos sin embargo no son los únicos a tener
en cuenta. Velar y permanecer nos mantienen salvos, pero el
cristiano también debe extender la salvación al mundo.

III. MANDATOS ACTIVOS


 Portarse varonilmente
o Dios busca desarrollar una iglesia de personas fuertes
y maduras en El.
o La iglesia necesita personas que asuman
responsabilidades y pongan la cara por el Señor.
o Los que tienen edad de adultos no pueden
comportarse como niños en la fe, dependientes en
todo. Necesitan ser columnas en la iglesia y en la
obra.
 Esforzarse, o fortalecerse.
o El fortalecimiento es gradual, y va de la mano del
crecimiento. Como sucedió con el niño y joven Jesús
debe suceder con sus hijos.

210
DIOS SANA A SU CUERPO

o Al crecer en la gracia crecemos en fuerza espiritual, y


de esa manera se desarrolla una fe que no sea
vacilante ni sacudida.

IV. CONCLUSIÓN
 Por la gracia de Dios una iglesia débil y enfermiza puede
llegar a ser fuerte y estable, resistente y vencedora. Dejemos
lo que debilita y busquemos lo que nos edifique, de modo
que seamos parte de un pueblo listo para la venida del
Señor.

211
DIOS SANA A SU CUERPO

CON AMOR Y CONSIDERACIÓN


1 Corintios 16:14-24
Propósito: Tratar con delicadeza a los hermanos y dirigentes.

I.INTRODUCCIÓN

 La iglesia necesita subir la temperatura. Necesita ser más


cálida con los demás y ferviente en su devoción. ¿De qué
manera practicar este ideal?

II. TODO HECHO CON AMOR


 En la iglesia y en la vida, lo que hagamos debe ser hecho con
amor, porque somos cristianos toda la vida todo el tiempo.
 Si se cocina, si se lava, si se disciplina a los hijos, si se
reclama algo, al trabajar, el cristiano no puede prescindir
nunca del amor. Esta es la gran diferencia entre quienes han
recibido el amor de Dios y los que no lo conocen todavía.
 El amor en la vida convence al mundo acerca de nuestra fe.
El amor en la iglesia conserva a los que están en la fe. Todo
debe ser permeado por el amor. La iglesia en la cual no se
percibe el amor no puede marcar una diferencia por más
iluminada que se halle.
 La familia de Estéfanas era un buen ejemplo acerca del amor
de Dios residiendo en un hogar.
212
DIOS SANA A SU CUERPO

 Ellos fueron los primeros conversos de Acaya y decidieron


dedicarse a servir a la iglesia que comenzó con ellos.
 Cuando el amor de Dios cautiva una familia, esa llega a ser
una familia de misioneros.
 Cuanto se añoran y necesitan más familias sólidas y
amorosas que sean columnas para sus iglesias locales y
proyecten obreros más allá!
 Mantenerse unidos a los buenos ejemplos y modelos de
cristianos amorosos y serviciales, a las personas dignas de
imitar, hace que ese tenor comience a cundir en la iglesia.

III. CONFORTADOS MUTUAMENTE

 Pablo deja ver su humanidad y necesidad de amistad y


ánimo.
 Los hermanos de Corinto que lo visitaron fueron una
muestra del aprecio de la iglesia. El hecho de que debatiera y
confrontara con los errores no significaba falta de amor
fraternal para con ellos.
 La iglesia debe reconocer a los que luchan y llevan cargas
más pesadas, representando a todos delante del mundo o en
medio de severos conflictos.
 Los lazos de afecto entre iglesias cercanas y lejanas deben
cultivarse y estrecharse, de modo que nadie llegue a pensar
como Elías que es el último fiel en el planeta.

213
DIOS SANA A SU CUERPO

 El amor a Jesús es la mayor bendición y ese amor rebalsará


hacia los demás.
 No hay peor maldición que la de estar tan cerca de la fuente
del amor e impedir que ese amor influya la vida entera,
dentro y fuera de la iglesia!

IV. CONCLUSIÒN

 Dios sana a su cuerpo de manera que ese cuerpo vivo tenga


la temperatura del amor del cielo en la gélida tierra.
 Busquemos ese amor para que en todo lo que vivamos
quede en claro que amamos como Cristo amó.

214
DIOS SANA A SU CUERPO

TÍTULOS DE LIBROS DESCUBRA EDICIONES


1. Abraza La Misión
2. Hazañas Del Espíritu Santo
3. Corte Con El Cigarrillo
4. Dios En La Realidad Humana
5. Maravillosa Salvación
6. Así Dice El Señor: El Don de Profecía en las Escrituras
7. Adventismo En Debate
8. Dilemas Eticos Contemporáneos
9. Más Sublime Que Los Cielos: Estudios Exegéticos y
Teológicos Sobre la Carta a los Hebreos
10. Teología Hoy: Antología de Materiales, Investigaciones y
Monografías Sobre Problemas Teológicos Candentes
11. Fe Viviente: Comentario Bosquejado de Romanos
12. Descubra Romanos
13. Descubra Jeremías
14. Este Es El Camino: Comentario Bosquejado de Jeremías
15. Profeta Del Evangelio: Comentario Bosquejado de Isaías
16. El Precio De La Profecía: Conflictos Pasados y Presentes en
Relación al Historicismo
17. Asalto A La Fortaleza: La Dinámica Evangelizadora
Adventista a Inicios de los 60
18. Para Que El Mundo Conozca: Avances Adventistas en 1970
19. Cruzada A Mitad De Siglo: El Desarrollo del Adventismo
Sudamericano a Inicios de los Añ 50
20. Adventismo NN: El Impacto de las Nuevas Tendencias de
Interpretación Profética en la IASD
21. Reunir O Desparramar: Ministerios de Apoyo y Ministerios
Independientes en la IASD

215
DIOS SANA A SU CUERPO

22. La Mies Es Mucha: Conceptos Inspirados Para Ganar Más


Almas
23. La Soga Y La Plomada: Comentario Bosquejado de Oseas y
Amós
24. Fondos Para Servir: El Arte de Pedir Para Dar, y las
Posibilidades de la Recolección Adventista
25. Gente De La Palabra: Luchas, Victorias y Milagros de la
Evangelización Pública Adventista
26. Portavoces Del Mensaje: Hombres Decisivos en el
Evangelismo Público Adventista
27. Mensajeros De Valor: El Intrépido Colportaje Adventista de
Inicios de los 60
28. Noventa Días de Poder: El Apogeo del Evangelismo Público
Adventista
29. Todo Un Mundo por Ganar: El Perfil del Ministerio
Adventista en los Inicios de la Obra en Sudamérica
30. Pagados y Contados: Comentario Bosquejado del Libro de
los Números
31. El Mesías en Acción: Comentario Bosquejado del Evangelio
de Marcos 1:1 a 4:29
32. Construyendo el Reino: Comentario Bosquejado del
Evangelio de Marcos 4:30 a 9:41
33. El Hombre A Quien Dios No Quiso Ayudar: Comentario
Bosquejado de Marcos 9:42 a 16:20
34. Encrucijadas en la Biblia: Pasajes Bíblicos Complejos
Enfocados Por Diferentes Métodos Hermenéuticos
Contemporáneos
35. La Palabra Permanece: Revelación, Inspiración y Doctrina
de la Escritura

216
DIOS SANA A SU CUERPO

36. Un Pueblo, un Libro, un Mensaje: Sermones Que Exaltan la


Vigencia y el Poder de la Palabra de Dios
37. Con Dios a la Conquista: Comentario Bosquejado del libro
de Josué
38. Corazón de Fuego: La Historia del Pastor Daniel Belvedere
39. El Pueblo del Pacto: Hechos Destacados en la Historia de
Israel
40. Inquirir Para Cumplir: Antología de Estudios Exegéticos del
Antiguo Testamento
41. Del Texto al Púlpito: Ejercicios Exegéticos Para Una Mejor
Homilética
42. Misión Diversa: La Obra Adventista En Argentina A
Mediados De Los Ochenta
43. Jesús Todo Lo Llena en Todos: Comentario Bosquejado de
la Carta a los Efesios
44. El Trono Es Del Señor: Comentario Bosquejado Del Primer
Libro De Los Reyes
45. Heraldo de la Felicidad: La Historia Del Pastor Francisco
Scarcella
46. Dios Sana A Su Cuerpo: Comentario Bosquejado De La
Primera Carta A Los Corintios
47. Él Viene Con Las Nubes: Estudios Exegéticos Y Teológicos
Sobre El Apocalipsis
48. Rumbo A Un Mundo Nuevo: Estudios Exegéticos Y
Teológicos Sobre El Apocalipsis
49. La Palabra Bien Trazada: Estudios Exegéticos del Nuevo
Testamento.
50. El Espíritu Escudriña: Estudios Exegéticos Del Nuevo
Testamento
51. Las Arras del Espíritu: Comentario Bosquejado De La
217
DIOS SANA A SU CUERPO

Segunda Carta A Los Corintios


52. Predicando En El Aire: Pioneros De La Radiofonía
Adventista En Sudamérica y el Mundo.

218